Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Un lugar para encontrarte y dialogar con otros jóvenes que tienen los mismos valores cristianos que tú. Comparte dudas, experiencias y temas de interés

Moderadores: Catholic.net, Christophorus, Moderadores Animadores

Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Mar Abr 12, 2011 9:06 pm

Aquí les presentamos a tres excelentes alumnos de San Juan Bosco: Miguel Magone, Francisco Besuco y Santo Domingo Savio, sus vidas son todo un ejemplo a seguir; anímemonos con éstos testimonios a seguir adelante en el camino del Señor.

Les pongo la biografía que tengo ahora de dos de ellos, posteriormente Luciana pondrá la restante de Domingo Savio, el cual es el patrono de los jóvenes :)

Como testimonio personal quiero agregar que estos muchachos han influido en mí, desde la adolescencia; y gran parte de lo que soy, mis pensamientos, mi forma de ver la vida; se lo debo a mi queridisimo San Juan Bosco, por cuya intercesión Dios ha sido tan misericordioso conmigo.

San Juan Bosco, maestro de la juventud ruega por nosotros.
Santo Domingo Savio, patrono de los jóvenes, ruega por nosotros.
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Mar Abr 12, 2011 9:13 pm

MIGUEL MAGONE

En 1857 Don Bosco se encuentra en una estación de tren con un grupo de jóvenes callejeros que hacen un alboroto infernal. Se les acerca, pero ellos huyen llenos de temor. El único que no huye es el capitán “Padre, con qué derecho viene usted a dañarnos nuestras diversiones?
-NO, yo no vengo a dañarles sus juegos, yo vengo a que me dejen participar en sus sanas diversiones.
Los jóvenes se fueron acercando, y viendo que Don Bosco era un hombre de una simpatía avasalladora le escucharon con gusto. El les habló de su alma, del cielo, de Dios… como lo hacía siempre, y luego preguntó al jefe de la pandilla.

-¿Cómo te llamas?
-Miguel Magone
-¿Tu papá?
-No lo conocí
-¿Tu mamá?
-Lava ropa, pero la pobre sufre mucho, porque yo le hago la vida insoportable.
-¿Has ido a la escuela?
-Si, pero me expulsaron
-¿Y si yo te doy una beca en mi colegio?
-Con gusto voy, si usted aguanta mi malgenio

Y Don Bosco se lo llevó a su oratorio. Al principio era un sufrimiento para todos. Grosero en su vocabulario, peleador, desaplicado, no le gustaba rezar…se aburría en la Misa y en las clases…

Pero Don Bosco era un educador estupendo. Comisionó a varios jóvenes de los más buenos para que se le hicieran amigos y lo corrigieran con bondad y le enseñaran a ser bueno. Luego le dio la medalla de la Virgen, recomendándole que la besara con cariño siquiera una vez al día, en señal de gratitud con la Madre del cielo. Le dio una estampita de María Santísima para que la colocara en su pupitre y le dijera: “Oh María, Trono de la sabiduría: enséñame a estudiar”. Le recomendó que muchas veces durante el día dijera pequeñas oraciones a Nuestra Señora.

Y al cabo de unos meses, Magone era otro. Inconocible. Lloraba profundamente sus faltas pasadas. Empezó a estudiar, a comulgar, y a ser buen amigo de todos. Al hacer por votación la elección del “Mejor compañero del año”, los 800 alumnos eligieron a Miguel Magone como el más amable de todos. Pero su salud, quizá a causa de tantas hambres y fríos sufridos en su vida de gamín, empezó a decaer. Y una pulmonía fulminante, lo puso a la orilla del sepulcro.

El 19 de enero de 1859 Miguel Magone estaba agonizante. Don Bosco –padre cariñoso como siempre- estaba a su lado consolándolo y animándolo. El joven se confesó y comulgó con inmenso fervor. Y empezó a recitar las oraciones de los moribundos.

Don Bosco, sabiendo que todos los alumnos del colegio estaban en el teatro para una academia en honor de San José (el santo de ese día) le dijo: -Miguel, tengo que ir al teatro a decirles unas palabras a tus compañeros reunidos para la fiesta de San José. Quizás para cuando yo esté de vuelta ya tu hayas partido para la eternidad. ¿Que les digo a los alumnos? Dime: ¿que es lo que más te consuela en esta hora final de tu vida?

Magone se quedó un momento en silencio y luego respondió: -Don Bosco, Don Bosco, dígales a todos mis compañeros que lo que más me consuela en el momento de mi muerte es HABER COMULGADO MUCHAS VECES Y HABER REZADO MUCHO A LA SANTÍSIMA VIRGEN, MADRE DE DIOS.

Poco después inclinó la cabeza, y con un aire de tranquilidad y de paz, murió (El santo decía después: la muerte de Magone, fue un “sueño de dicha que llevó su alma a la eternidad feliz”)
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Mar Abr 12, 2011 9:29 pm

FRANCISCO BESUCO

Era un muchachito muy pobre que vivía en una vereda de altas y frías montañas de Italia. Su párroco le prestó las bellísimas biografías de Domingo Savio y Miguel Magone, escritas por San Juan Bosco, y el jovencito se entusiasmó enormemente por la santidad. Su más grande deseo era poder ir a estudiar al colegio de Don Bosco. Pero su familia era totalmente pobre. Un día después de haber comulgado y de haber rezado mucho a la santísima Virgen para que le concediera la gracia de poder ir estudiar al oratorio de Turín, oyó una voz que le decía: “Ánimo Francisco: tu buen deseo será satisfecho”. Esto le dio más valor; rogó, buscó amigos que le ayudaran y el 2 de agosto de 1863 entraba como alumno interno a la Obra de Don Bosco en Turín.

Besuco tenía todas las virtudes menos una. Por ser de tierra muy fría y nublada, no era lo suficientemente alegre. Y Don Bosco se propuso hacerlo adquirir la alegría. “Tristeza y melancolía, fuera de la casa mía”, decía el gran educador. Y añadía, repitiéndolo muchas veces, el consejo de la Sagrada Biblia: Estad siempre alegres. Dadle al Señor el gustazo de estar siempre alegres”

Pronto adquirió Besuco las tres grandes pasiones que don Bosco inculcaba a sus alumnos: un gran amor por la Sagrada Eucaristía. Un amor inmenso a María Auxiliadora y una alegría desbordante que hiciera felices a los demás compañeros.

Francisco deseaba mucho hacer ayunos y penitencias, pero Don Bosco se lo prohibió porque le hacían daño para su salud. En cambio le enseño a hacer unas penitencias muy provechosas.

Así le habló: “Hay grandes modos de hacer penitencia: sufrir con mucha paciencia lo que se padece por necesidad. Hacer oficios humildes en la casa. Hacer favores a todos los compañeros, aunque sean antipáticos. La mejor penitencia consiste en hacer, no lo que nos gusta a nosotros sino lo que agrada al Señor. LA MEJOR PENITENCIA ES LA OBEDIENCIA. Una gran penitencia es cumplir bien con los deberes de cada día, tener una gran bondad con todos y darles avisos y buenos consejos. Esto le dará más gusto a nuestro Señor que cualquier ayuno o sacrificio

Pronto el joven Francisco llegó a ser el mejor alumno de todo el gran colegio, y tan estimado como lo habían sido antes D. Savio y M. Magone.

Pero un día friísimo de invierno cometió un grave error. Salió acalorado de una pieza, al patio helado, y adquirió una pulmonía fulminante. Poco después estaba moribundo.

Corrió Don Bosco a su lecho de agonizante a confortarlo. Muchos de sus compañeros estaban a su lado también. De pronto Besuco se sentó en su cama, abrió los brazos como para saludar a una persona muy importante, y su rostro enrojeció intensamente. Luego Don Bosco y todos los jóvenes presentes vieron que su cara se volvía brillante, muy brillante, como nunca ellos habían visto algo semejante. Y sonriente, y mirando hacia arriba empezó a cantar: “Load a maría, la Reina del Cielo, del hombre consuelo, de Dios alegría”

Quiso levantarse y ponerse de pie sobre su lecho para saludar a alguien que veía venir hacia él, pero su debilidad no se lo permitió, y cayendo otra vez acostado en su cama de moribundo, empezó a cantar de nuevo: “Oh Jesús: de amor horno encendido, quién pudiera no haberte ofendido”

Don Bosco se volvió hacia los jóvenes que miraban y oían estupefactos y extasiados, y les dijo: “Yo creo que nuestro Francisco ha recibido en este momento una gracia extraordinaria de Nuestro Señor y de su Santísima Madre, de quién el fue tan devoto durante toda su vida. Probablemente nuestra señora ha venido a invitar a su alma para llevársela al cielo"

El jovencito siguió cantando como si tuviera frente así a un gran personaje; después se calló cruzo sus manos junto al pecho y el resplandor maravilloso que tenía su rostro fue desapareciendo hasta quedar otra vez como antes. Poco después se despidió de su gran maestro Don Bosco con una mirada de noble gratitud y expiró serenamente.

Fuente:
Eliécer Salesman. "Don Bosco y la Virgen y los famosos sueños del santo". Bogotá, Colombia pp. 94-102
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Ariel » Mar Abr 12, 2011 9:30 pm

Angy, hermoso tema. Me alegra que lo hayas iniciado y publicado. :D

Bendiciones.
Avatar de Usuario
Ariel
Moderador Animador
 
Mensajes: 863
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Argentina

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Rafael de Maria » Mié Abr 13, 2011 3:37 am

Igualmente, Angy gracias. :D
ImagenImagenImagen
Guíame, luz bondadosa/la noche es densa/solo un paso, aquí y ahora...
Avatar de Usuario
Rafael de Maria
 
Mensajes: 597
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor angelita22 » Mié Abr 13, 2011 12:39 pm

y es que al final de los tiempos, solo se entrara al cielo siendo santo!!
Imagen
Angelita22
angelita22
 
Mensajes: 565
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: cerca de tu corazon

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Mié Abr 13, 2011 2:27 pm

De nada, chiquillos y chiquillas.

Esperemos que sea de mucha utilidad para los jóvenes que vengan a visitar, y a participar también.
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor otsugua_raséc » Dom Abr 17, 2011 7:21 pm

¡Muchas gracias Angy!

Que buenos testimonios y ejemplos de vida.

¡Bendiciones!

:D
Imagen Imagen
Avatar de Usuario
otsugua_raséc
 
Mensajes: 226
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor angelita22 » Lun Abr 18, 2011 9:32 am

hola, que hay de nuevo por aqui?
Imagen
Angelita22
angelita22
 
Mensajes: 565
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: cerca de tu corazon

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor bouscka » Mar May 03, 2011 11:53 pm

Que bonito leer estas biografías, gracias por compartirlas!!!

Que Dios te bendiga
bouscka
 
Mensajes: 15
Registrado: Jue Nov 11, 2010 11:32 pm

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Mié May 04, 2011 12:14 am

De nada :lol:

Seguimos esperando la de Domingo Savio.
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor rober 120 » Jue Jul 14, 2011 4:47 pm

Unos testimonios preciosos.
¡Sigamos su ejemplo! :D
"Introibo ad altare Dei.
Ad Deum qui laetificat juventutem meam."


"Me acercaré al Altar de Dios.
Del Dios que alegra mi juventud."
rober 120
 
Mensajes: 117
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Vie Jul 15, 2011 1:57 am

Si Rober, hermosos testimonios.

Ojalá venga pronto la de Domingo Savio.

Bendiciones.
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Vie Jul 20, 2012 1:24 am

Subo el tema, para que nuestros nuevos jóvenes se animen con éstos grandes ejemplos.
Bendiciones.
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor angelita22 » Dom Jul 22, 2012 11:59 am

casi siempre reflexiono sobre la santidad, y me digo... si se puede, la realidad es que es algo dificl, es una lucha de diario y de cada minuto.
pero por sobre todo es tener presente la presencia de Dios cada momento de nuestra vida.
Imagen
Angelita22
angelita22
 
Mensajes: 565
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: cerca de tu corazon

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor angelicusST » Mar Jul 24, 2012 3:18 pm

¡Qué hermoso, gracias!
Imagen
Avatar de Usuario
angelicusST
 
Mensajes: 645
Registrado: Mar May 17, 2011 10:49 pm
Ubicación: Colombia

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor angelita22 » Dom Jul 29, 2012 12:10 pm

el comienzo de la santidad es la voluntad del Padre con humildad.
Imagen
Angelita22
angelita22
 
Mensajes: 565
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: cerca de tu corazon

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Dom Jul 29, 2012 7:12 pm

Y la humildad Aidita, qué fácil se escribe; leyendo a los grandes doctores de la iglesia, como San Francisco de Sales, lo que venía considerando como humildad, me he percatado de que es pura vanidad.
Aunque la montaña de la santidad se vea tan alta, Jesús ha prometido que todo lo que pidamos en su nombre, nos lo concederá, y así caminamos, con confianza en su Palabra.
Que el Señor nos conceda la gracia de tener la verdadera humildad. Amén.
Bendiciones.
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor angelita22 » Jue Ago 09, 2012 9:27 pm

es de mucho provecho hacer lecturas espirituales, fijate que yo estoy leyendo tambien a San Francisco de sales, y como tu angy, me estoy percatando de que el orgullo en las personas es tan fuerte, que eso hace que la humildad este lejos de nosotros.
Imagen
Angelita22
angelita22
 
Mensajes: 565
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: cerca de tu corazon

Re: Ellos fueron santos, nosotros también podemos :)

Notapor Angy_29 » Mar Jul 29, 2014 2:49 pm

Aquí coloco una breve biografía de Santo Domingo Savio, está en el sitio de EWTN.
Imagen

Domingo significa: El que está consagrado al Señor.

Entre los miles de alumnos que tuvo el gran educador San Juan Bosco, el más famoso fue Santo Domingo Savio, joven estudiante que murió cuando apenas le faltaban tres semanas para cumplir sus 15 años.

Santo Domingo SavioNació Domingo Savio en Riva de Chieri (Italia) el 2 de abril de 1842.
Era el mayor entre cinco hijos de Ángel Savio, un mecánico muy pobre, y de Brígida, una sencilla mujer que ayudaba a la economía familiar haciendo costuras para sus vecinas.
Desde muy pequeñín le agradaba mucho ayudar a la Santa Misa como acólito, y cuando llegaba al templo muy de mañana y se encontraba cerrada la puerta, se quedaba allí de rodillas adorando a Jesús Eucaristía, mientras llegaba el sacristán a abrir.
El día anterior a su primera confesión fue donde la mamá y le pidió perdón por todos los disgustos que le había proporcionado con sus defectos infantiles. El día de su primera comunión redactó el famoso propósito que dice: "Prefiero morir antes que pecar".

A los 12 años se encontró por primera vez con San Juan Bosco y le pidió que lo admitiera gratuitamente en el colegio que el santo tenía para niños pobres. Don Bosco para probar que tan buena memoria tenía le dio un libro y le dijo que se aprendiera un capítulo. Poco tiempo después llegó Domingo Savio y le recitó de memoria todo aquel capítulo. Y fue aceptado. Al recibir tan bella noticia le dijo a su gran educador: "Ud. será el sastre. Yo seré el paño. Y haremos un buen traje de santidad para obsequiárselo a Nuestro Señor". Esto se cumplió admirablemente.

Un día le dijo a su santo confesor que cuando iba a bañarse a un pozo en especial, allá escuchaba malas conversaciones. El sacerdote le dijo que no podía volver a bañarse ahí. Domingo obedeció aunque esto le costaba un gran sacrificio, pues hacía mucho calor y en su casa no había baño de ducha. Y San Juan Bosco añade al narrar este hecho: "Si este jovencito hubiera seguido yendo a aquel sitio no habría llegado a ser santo". Pero la obediencia lo salvó.

Cierto día dos compañeros se desafiaron a pelear a pedradas. Domingo Savio trató de apaciguarlos pero no le fue posible. Entonces cuando los dos peleadores estaban listos para lanzarse las primeras piedras, Domingo se colocó en medio de los dos con un crucifijo en las manos y les dijo: "Antes de lanzarse las pedradas digan: <<Jesús murió perdonando a los que lo crucificaron y yo no quiero perdonar a los que me ofenden>>". Los dos enemigos se dieron la mano, hicieron las paces, y no se realizó la tal pelea. Por muchos años recordaban con admiración este modo de obrar de su amiguito santo.

EucaristíaCada día Domingo iba a visitar al Santísimo Sacramento en el templo, y en la santa Misa después de comulgar se quedaba como en éxtasis hablando con Nuestro Señor. Un día no fue a desayunar ni a almorzar, lo buscaron por toda la casa y lo encontraron en la iglesia, como suspendido en éxtasis. No se había dado cuenta de que ya habían pasado varias horas. Tanto le emocionaba la visita de Jesucristo en la Santa Hostia.
Por tres años se ganó el Premio de Compañerismo, por votación popular entre todos los 800 alumnos. Los compañeros se admiraban de verlo siempre tan alegre, tan amable, y tan servicial con todos. El repetía: "Nosotros demostramos la santidad, estando siempre alegres".

Con los mejores alumnos del colegio fundó una asociación llamada "Compañía de la Inmaculada" para animarse unos a otros a cumplir mejor sus deberes y a dedicarse con más fervor al apostolado. Y es curioso que de los 18 jóvenes con los cuales dos años después fundó San Juan Bosco la Comunidad Salesiana, 11 eran de la asociación fundada por Domingo Savio.
En un sueño - visión, supo que Inglaterra iba a dar pronto un gran paso hacia el catolicismo. Y esto sucedió varios años después al convertirse el futuro cardenal Newman y varios grandes hombres ingleses al catolicismo. Otro día supo por inspiración que debajo de una escalera en una casa lejana se estaba muriendo una persona y que necesitaba los últimos sacramentos. El sacerdote fue allá y le ayudó a bien morir.
Al corregir a un joven que decía malas palabras, el otro le dio un bofetón. Domingo se enrojeció y le dijo: "Te podía pegar yo también porque tengo más fuerza que tú. Pero te perdono, con tal de que no vuelvas a decir lo que no conviene decir". El otro se corrigió y en adelante fue su amigo.

Un día hubo un grave desorden en clase. Domingo no participó en él, pero al llegar el profesor, los alumnos más indisciplinados le echaron la culpa de todo. El profesor lo regañó fuertemente y lo castigó. Domingo no dijo ni una verdad, el profesor le preguntó por qué no se había defendido y él respondió: "Es que Nuestro Señor tampoco se defendió cuando lo acusaron injustamente. Y además a los promotores del desorden sí los podían expulsar si sabían que eran ellos, porque ya han cometido faltas. En cambio a mí, como era la primera falta que me castigaban, podía estar seguro de que no me expulsarían". Muchos años después el profesor y los alumnos recordaban todavía con admiración tanta fortaleza en un niño de salud tan débil.

La madre de San Juan Bosco, mamá Margarita, le decía un día a su hijo: "Entre tus alumnos tienes muchos que son maravillosamente buenos. Pero ninguno iguala en virtud y en santidad a Domingo Savio. Nadie tan alegre y tan piadoso como él, y ninguno tan dispuesto siempre a ayudar a todos y en todo".
San Juan Bosco era el santo de la alegría. Nadie lo veía triste jamás, aunque su salud era muy deficiente y sus problemas enormes. Pero un día los alumnos lo vieron extraordinariamente serio. ¿Qué pasaba? Era que se alejaba de su colegio el más amado y santo de todos sus alumnos: Domingo Savio. Los médicos habían dicho que estaba tosiendo demasiado y que se encontraba demasiado débil para seguir estudiando, y que tenía que irse por unas semanas a descansar en su pueblo. Cada mes, en el Retiro Mensual se rezaba un Padrenuestro por aquel que habría de morir primero. Domingo les dijo a los compañeros: "el Padrenuestro de este mes será por mí". Nadie se imaginaba que iba a ser así, y así fue. Cuando Dominguito se despidió de su santo educador que en sólo tres años de bachillerato lo había llevado a tan grande santidad, los alumnos que lo rodeaban comentaban: "Miren, parece que Don Bosco va a llorar". - Casi que se podía repetir aquel día lo que la gente decía de Jesús y un amigo suyo: "¡Mirad, cómo lo amaba!".
Domingo Savio estaba preparado para partir hacia la eternidad. Los médicos y especialistas que San Juan Bosco contrató para que lo examinaran comentaban: "El alma de este muchacho tiene unos deseos tan grandes de irse a donde Dios, que el débil cuerpo ya no es capaz de contenerla más. Este jovencito muere de amor, de amor a Dios". Y así fue.

El 9 de marzo de 1857, cuando estaba para cumplir los 15 años, y cursaba el grado 8º. De bachillerato, Domingo, después de confesarse y comulgar y recibir la Unción de los enfermos, sintió que se iba hacia la eternidad. Llamó a su papacito a que le rezara oraciones del devocionario junto a su cama (la mamacita no se sintió con fuerzas de acompañarlo en su agonía y su fue a llorar a una habitación cercana). Y a eso de las 9 de la noche exclamó: "Papá, papá, qué cosas tan hermosas veo" y con una sonrisa angelical expiró dulcemente.

A los ocho días su papacito sintió en sueños que Domingo se le aparecía para decirle muy contento que se había salvado. Y unos años después se le apareció a San Juan Bosco, rodeado de muchos jóvenes más que están en el cielo. Venía hermosísimo y lleno de alegría. Y le dijo: "Lo que más me consoló a la hora de la muerte fue la presencia de la Santísima Virgen María. Recomiéndele a todos que le recen mucho y con gran fervor. Y dígales a los jóvenes que los espero en el Paraíso".


Domingo Savio, ¡Quiero ser como tú!
"Jesús, José y María, os amo, salvad almas; proteged a los bebés por nacer"
https://www.facebook.com/40diasporlavid ... ts&fref=ts
Imagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3581
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Siguiente

Volver a Jóvenes católicos - San Juan Bosco

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Cesaraug, Google [Bot], Yahoo [Bot]