9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Aula virtual para comentar y discutir los temas semanales del Curso de Promoción Vocacional. El futuro de la Iglesia y de las Congregaciones depende de las vocaciones.

Moderadores: Catholic.net, gache, Moderadores Animadores

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Irma Perdomo » Dom Dic 05, 2010 10:04 pm

1. Para poder construir una cultura vocacional, ¿qué actitudes hay que afrontar?
a) El derrotismo: No podemos hacer nada.
b) El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...
c) La excusa: Ya tenemos un (equipo) encargado
d) La edad: Eso es cosa de las más jóvenes; a mi edad...
e) Es la hora de los laicos.

2. Explica brevemente los elementos para la construcción de la cultura vocacional
a) La centralidad de Jesucristo: la vocación nace, crece, se discierne y se consolida en el encuentro profundo con Dios. Así pues, una cultura vocacional debe propiciar, por distintos caminos, que el encuentro con Dios sea lo más continuado, afectivo, gustoso, auténtico, radical, transformante, totalizador y profundo posible.
b) La figura de María: María, como figura de la fe de los creyentes, constituye el modelo de discípulo, el arquetipo por antonomasia del joven con vocación.
c) La experiencia fuerte de Dios: ayuda a acompañar, guiar y suscitar el encuentro directo con el Dios transcendente, con el misterio absoluto. Centra a la persona en su búsqueda y lo dispone a la escucha de la voluntad de Dios.
d) Sentido de Iglesia: la inserción en un cuerpo eclesial que la cultiva, la facilita y la promueve, repercute significativamente en las vocaciones.
e) Vivencia comunitaria de la fe: es uno de los factores que más ayudan, pues ella reúnen a su alrededor, a aquellos cristianos que quieren hacer de Jesucristo el centro de su vida. De ahí que el elemento comunitario: compartir la fe, rezar juntos, celebrarla juntos, formarse juntos, discernir juntos… sea un factor central de la cultura vocacional.
f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas: Cada una de ellas refleja la excelencia de la vida cristiana, y en todas ellas se puede vivir la santidad y la perfección, la plenitud de la vida cristiana. La pastoral vocacional no puede considerarse una pastoral anti-laical. Esto no quita que tanto el ministerio ordenado como la vida consagrada representen dentro de la Iglesia dos formas excelentes de vida cristiana, que toda comunidad cristiana debería estar empeñada en promover.
Irma Perdomo
 
Mensajes: 9
Registrado: Jue Oct 07, 2010 2:59 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor luis guillermo » Lun Dic 06, 2010 9:57 am

1. Para poder construir una cultura vocacional, ¿qué actitudes hay que afrontar?
Debemos centrarnos en la actitud de la esperanza. Ese es el secreto de la vida cristiana. Debemos Orar, perseverar en nuestro trabajo apostólico y seguir confiando den el Señor.
Debemos enfrentar ciertas herejías que obstaculizan la promoción de una cultura vocacional, como son:
a) El derrotismo, según el cual, no podemos hacer nada.
b)El abatimiento. Debemos promocionar la cultura vocacional con entusiasmo y mayor energía.
c)La excusa, ya hay gente que se dedique a eso.
d)La edad, eso es tarea para los más jóvenes. Si bien es importante la actitud de los jóvenes , los adúltos no debemos bajar la guardia, para estar alerta y acompañar a los jóvenes en su búsqueda espiritual.
e)Es hora de los laicos. Si bien es muy importante y fructídera la acción del laicado, es muy importante la consagración a la vida religiosa, presbiteriado, vida de claustro al servicio de Dios.


2. Explica brevemente los elementos para la construcción de la cultura vocacional
a)La centralidad de Jesucristo. Nuestro esfuerzo debe ser total , pero tener siempre presente que finalmente Jesús es quien decide, es quien llama. Así que no podemos tampoco forzar las cosas.
b)La figura de María. Que mayor ejemplo de vida cristiana para promocionar una cultura vocacional que María. Quien estuvo al pie de la cruz, su paciencia inagotable, su coraje, su disposición y entrega total a Dios.
c)La experiencia fuerte de Dios. Presentar un Dios vivencial, y un Dios de doctrinas aparentemente caducas que no tengan relación con nuestras vidas. Cristo vivo es una experiencia profunda de encuentro , por eso nuestro entusiasmo, nuestra fe, nuestra propia vivencia con Cristo debe ser auténtica, viva.
d)Sentido de la Iglesia. Si bien siempre hay problemas, no debemos tener problemas en reconocer una Iglesia también pecadora, y es importante que los pastores den buen ejemplo y se promueva una sana convivencia entre sus miembros.
e)vivencia comunitaria de la fe. Es importante rezar juntos, compartir nuestra fe , nuestro apostolado para crecer juntos en la fe y que florezcan así las vocaciones.
f)Aprecio por la vocaciones sacerdotales y consagradas. No se trata de una guerra entre las vocaciones, pero es importante definir entre los carismas para que el aspirante pueda tener el abanico de posibilidades al escoger en su vida consagrada a que orden ó que función dentro de la Iglesia está llamado a realizar.
Luis Guillermo
Coaching de vida
Salud Fisica y Emocional
luis guillermo
 
Mensajes: 40
Registrado: Mar Oct 13, 2009 8:42 pm
Ubicación: lima peru

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Yessenia Toribio » Lun Dic 06, 2010 3:18 pm

1.Para poder construir una cultura vocacional que actitudes hay que afrontar?
a)El derrotismo: El sentir que no se puede hacer nada porque todo depende d Dios. El dejarle todo a Dios no es una buena actitud.
b)Abatimiento: Creer que ya hemos hecho lo que podíamos. Debemos mantener siempre una postura de estar siempre dispuesto a dar más.
c)Excusa: El decir que hay un equipo encargado. Este trabajo no es sólo de unos cuantos sino de toda la congregación.
d)Edad: Todos independientemente de nuestra edad colaboramos e influimos en la vocación de una joven.
e)Es tiempo de los laicos: El pensar que el tiempo de los consagrados ya ha pasado. Debemos analizar que cada quien tiene su trabajo.
2.Explica brevemente los elementos para la construcción de la cultura vocacional
a)La centralidad de Jesucristo: Jesús es gozo, es esperanza y en este anuncio vocacional es necesario anunciar a Cristo con entusiasmo, gozo y dinamismo.
b)La figura de María: María es la mujer que dio un sí por excelencia, es decir entonces que se convierte en un modelo a seguir para cualquier joven en el proceso vocacional.
c)La experiencia fuerte de Dios: Es necesario tener y propiciar un encuentro personal con el Señor, ya que quien se encuentra cara a cara con el Maestro es imposible que permanezca igual.
d)Sentido de Iglesia: Sentir que pertenecemos a una misma Iglesia donde Dios nos llama a unirnos, formarnos y anunciar la buena nueva.
e)Vivencia comunitaria de la fe: Vivir en comunidad significa dejarse amar por el otro, tener lo poco que tenemos en común, compartir lo que sabemos y de esta manera mejorar en nuestra formación. Vivir en comunidad la liturgia y la oración.
f)Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas:
Es valorar, amar y cuidar los diferentes carismas que Dios regala a su Iglesia a través de las diferentes comunidades. Porque todas son parte del gran tesoro de la Iglesia.
Yessenia Toribio
 
Mensajes: 12
Registrado: Dom Oct 03, 2010 5:41 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor erendirita » Lun Dic 06, 2010 4:39 pm

SALUDOS FRATERNOS EN CRISTO, DESDE TIJUANA!!

1)PARA PODER CONSTRUIR UNA VOCACIONAL, QUE ACTITUDES HAY QUE AFRONTAR?
A) derrotismo.- pensar que no podemos hacer nada que las vocaciones son un don de espíritu Santo y solo podemos esperar que el las mande.
B) abatimiento.- hacemos lo que podemos todo lo que hemos hecho no da resultado.
C) la excusa.- dejar a la pastoral vocacional la responsabilidad de trabajar por las vocaciones, no aceptar que como miembro de una comunidad también debo aportar algo por las vocaciones.
D) la edad.- creer que solo a los jóvenes compete la promoción vocacional.
E) la hora de los laicos.- pensar que es el tiempo en el que solo los laicos deben brillar y que Dios ya no se manifiesta en la vida consagrada
2) EXPLICA BREVEMENTE LOS ELEMENTOS PARA LA CONSTRUCCION DE LA CULTURA VOCACIONAL
a)LA CENTRALIDAD DE JESUCRISTO.- empaparnos del Evangelio de Cristo, saber que trabajamos por Él y para El enamorarnos completamente de su Buena Nueva , tiene que existir la convicción del mensaje que estamos llevando. Jesucristo tiene que ser el centro de todo debemos girar alrededor de Cristo y su Evangelio.
b)FIGURA DE MARIA.- María debe ser el modelo perfecto a seguir de todo cristiano ya que en ella la Santísima Trinidad hizo su templo, dejarnos guiar por María y seguir su consejo “hagan todo lo que él les diga”.
c)LA EXPERIENCIA FUERTE DE DIOS.- Conocer íntimamente a Dios y considerarlo como el padre amoroso que es, creer firmemente que siempre está esperando al hijo prodigo para llenarlo de besos y devolverle todo lo que era suyo, quitarnos la imagen de un Dios castigador.
d)SENTIDO DE IGLESIA.- Cristo vino a fundar su Iglesia querer seguir a Cristo y despreciar a su esposa la Iglesia sería algo absurdo, el la amo tanto que murió por ella a ese grado debemos de amarla también nosotros, creer firmemente en todo lo que la Iglesia por medio de sus siervos el papa, obispos y sacerdotes nos proponen.
e)VIVENCIA COMUNITARIA DE LA FE.- “Sean uno como mi padre y yo” “padre que sean uno para que el mundo crea que tú me has enviado”. Nuestra vida fraterna en comunidad es el primer testimonio de vida para atraer a las vocaciones.
f)APRECIO POR LA VOCACIONES SACERDOTALES Y CONSAGRADAS.-
Apreciar y valorar las vocaciones, tal vez para muchos ya no sean importantes ni necesarias, pero son las que sostienen nuestra Iglesia. Debemos crear una cultura en la que sea considerado una bendición el dar fruto y ese fruto debe ser las vocaciones de nuestra familia, comunidad, parroquia etc.

DIOS LES BENDIGA INMENSAMENTE!
erendirita
 
Mensajes: 8
Registrado: Jue Oct 07, 2010 2:32 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Marilena » Lun Dic 06, 2010 5:44 pm

1- PARA PODER CONSTRUIR UNA CULTURA VOCACIONAL. ¿QUÉ ACTITUDES HAY QUE AFRONTAR.

*- El DERROTISMO: No podemos hacer nada.
*- EL ABATIMIENTO: Hacemos lo que podemos y en realidad no es nada lo que hacemos.
*- LA EXCUSA: Ya tenemos un equipo encargado.
*- LA EDAD: Eso es cosa de las más jóvenes; a mi edad ya no hago nada.
*- ES LA HORA DE LOS LAICOS.


2- EXPLICA BREVEMENTE LOS ELEMENTOS PARA LA CONSTRICCIÓN DE LA CULTURA VOCACIONAL.
a) LA CENTRALIDAD DE JESUCRISTO:Debemos propiciar, por distintos caminos, que el encuentro con Dios sea lo más continuado,afectivo, gustoso, auténtico, radical, transformante, totalizador y profundo posible.

b) LA FIGURA DE MARÍA: María como figura de la fe de los creyentes, constituye el modelo de discípulo, el arquetipo por antonomacia del jóven con vocación.

c) LA EXPERIENCIA FUERTE DE DIOS: Muchos reconocen que nuestro tiempo y nuestra cultura están habatidos por un anhelo de experiencia espiritual, aunque a aveces esté buscando fuera de la Iglesia. Los grupos religiosos que crecen son aquellos que consiguen articular y ofrecer una experiencia fuerte de Dios, que aciertan a acompañar, guiar y suscitar el encuentro directo con el Dios transcendente, con el misterio absoluto.

d) SENTIDO DE LA IGLESIA: La inserción en un cuerpo eclesial que la cultiva, la facilita y la promueve, repercute significativamente en las vocaciones.

e) VIVENCIA COMUNITARIA DE LA FE: Las personas que piensan en una posible vocación a la vida consagrada van buscando una espiritualidad profunda y una vida comunitaria auténtica.

f) APRECIO POR LAS VOCACIONES SACERDOTALES Y CONSAGRADAS: Difícilmente se va a realizar bien o se va a proponer bien la elección de vida si no se aprecia las diversas vocaciones en el interior de la Iglesia. No se trata una guerra entre las diversas vocaciones. Cada una de ellas refleja la excelencia de la vida cristiana, y en todas ellas se puede vivir la santidad y la perfección, la plenitud de la vida cristiana. Ahora bien, como reacción a una insistencia desproporcionada sobre el valor del ministerio ordenado y de la vida consagrada, se ha pasado en algunos ambientes bien a ignorar la cuestión de la elección de vida o bien incluso a considerar, tácitamente, que el laicado es una forma de vida superior o más actual.


Muchas gracias.
Sor Ángela María.
Marilena
 
Mensajes: 8
Registrado: Vie Oct 01, 2010 8:26 am

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Sor Maria Alveo » Lun Dic 06, 2010 10:44 pm

1. Para poder construir una cultura vocacional, ¿qué actitudes hay que afrontar?
a) El derrotismo: no hay nada que podamos hacer.
b) El abatimiento: se hace lo que se puede. cero stress
c) La excusa: Ya tenemos un equipo encargado. Es absurdo pensar así. Es la comunidad entera la que atrae o repele las vocaciones.
d) La edad: area de los más jóvenese)
e). la hora de los laicos: ha que dar participacion.

2- EXPLICA BREVEMENTE LOS ELEMENTOS PARA LA CONSTRICCIÓN DE LA CULTURA VOCACIONAL.
a)La centralidad de Jesucristo. tener siempre presente que finalmente Jesús es quien decide, es quien llama. Así que no podemos tampoco forzar las cosas.

b)La figura de María. Que mayor ejemplo que quien estuvo al pie de la cruz, su paciencia inagotable, su coraje, su disposición y entrega total a Dios.

c)La experiencia fuerte de Dios. Presentar un Dios vivencial, y un Dios de doctrinas aparentemente caducas que no tengan relación con nuestras vidas. Cristo vivo es una experiencia profunda de encuentro.

d)Sentido de la Iglesia. no debemos tener problemas en reconocer una Iglesia también pecadora, y es importante que los pastores den buen ejemplo y se promueva una sana convivencia entre sus miembros.e)vivencia comunitaria de la fe. Es importante rezar juntos, compartir nuestra fe , nuestro apostolado para crecer juntos en la fe y que florezcan así las vocaciones.

e). Vivencia de Fe: Nuestra vida fraterna en comunidad es el primer testimonio de vida para atraer a las vocaciones.
Debemos crear una cultura en la que sea considerado una bendición el dar fruto y ese fruto debe ser las vocaciones de nuestra familia, comunidad, parroquia, la mies es mucha y los trabajadores son muy pocos.


f)Aprecio por la vocaciones sacerdotales y consagradas. No se trata de una guerra entre las vocaciones, pero es importante definir entre los carismas para que el aspirante pueda tener el abanico de posibilidades al escoger en su vida consagrada a que orden ó que función dentro de la Iglesia está llamado a realizar.
Sor Maria Alveo
 
Mensajes: 11
Registrado: Vie Oct 08, 2010 6:53 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Mlool » Lun Dic 06, 2010 11:48 pm

1. Para poder construir una cultura vocacional, ¿qué actitudes hay que afrontar?
El derrotismo, el abatimiento, la excusa y la edad.
En la actualidad estos afrontar muchos obstáculos en lo que hay que trabajar y espesando uno mismo como promotor vocacional.

a) El derrotismo: No podemos hacer nada.
Algunos opinan que puesto que las vocaciones son un don del Espíritu Santo, no cabe sino esperar pasivamente las vocaciones que al Espíritu le plazca enviar. Si Dios quiere, ya enviará vocaciones...En absoluto ponemos en tela de juicio que las vocaciones sean don de Dios y sólo de Dios; pero sería malentender la confianza en Dios no cooperar con El.

b) El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...
Es una versión más sutil de la herejía anterior y consiste en creer que hacemos todo lo que podemos: ya dedicamos energías a la pastoral juvenil, a ejercicios para jóvenes, a experiencias de verano.


c) La excusa: Ya tenemos un (equipo) encargado.
La animación de vocaciones no es asunto exclusivo de un delegado ni de un equipo, ni siquiera de los que están en la pastoral juvenil, sino de toda la congregación. Es la comunidad entera y la congregación en su totalidad la que atrae o repele las vocaciones. El promotor vocacional es como la comadrona y la comunidad como la embarazada; si la comunidad no es fértil, la comadrona no puede hacer nada.


d) La edad: Eso es cosa de las más jóvenes; a mi edad...
Con frecuencia se oye que la promoción vocacional compete a los jóvenes y que a partir de cierta edad ya no se puede contribuir más que con la oración. Esto no es totalmente verdad. Es verdad que las jóvenes pueden aportar más cercanía y espontaneidad pero las encuestas realizadas entre religiosos que han entrado en los últimos años demuestran que para muchos, el contacto con religiosos/as adultos que vivían la plenitud del trabajo apostólico, fue determinante. Hay ejemplos de sacerdotes y religiosas mayores que envían jóvenes al noviciado. ¿No puede funcionar la edad como una disculpa fácil?

e) Es la hora de los laicos.
A veces se oye que no está bien insistir en las vocaciones de especial consagración, sacerdocio y vida consagrada. Su tiempo y su protagonismo en la Iglesia sería cosa del pasado. El siglo XXI será y habría de ser el siglo del laicado. Los religiosos y sacerdotes deberíamos reconocerlo y preparar el camino a los laicos, cediéndoles nuestro puesto.

Gracias por su Ayuda en este proyecto y que Dios lo Lleve a Feliz Termino
un Saludo Cordial desde Guatemala
Mlool
 
Mensajes: 14
Registrado: Lun Sep 06, 2010 9:33 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor VERO MTZ » Mar Dic 07, 2010 3:23 am

1.-Para poder construir una cultura vocacional ¿que actitudes hay que afrontar?
a) el derrotismo: resignarnos a las situaciones en donde se ve un aire de negación
convatir con estusiasmo y creatividad llegando a todas las edades.
b) el abatimiento: conformarse con lo que se ha realizado, sinembargo tomar todas
las erramientas necesarias para poder llamar la atencion de los interesados.
c) la excusa: es cosa solo de los encargados, como mienbros de la iglesia tener }el interes por formar a nuevas generaciones para el servicio de Dios.
d) edad:es cosa de jovenes...el llamado es para todos no importa si se es ya mayor
e)es hora de los laicos: servicio de la edificación de la iglesia y el cumplimiento de su misión.
2.- Explica brevemente los elementos para la construcción de la cultura vocacional
a) La centralidad de Jesucristo: es un encuentro profundo con Dios, con una fe firme.
b) La figura de maria: Maria Santisima es un ejemplo vivo de fé, de entrega y obediencia infinita.
c) La experiencia fuente de de Dios: en la liturgia, una celebración de fé donde recrea y alimenta
d) Sentido de iglesia: el sentido depertenencia es fundamental, mostrar una pertenencia eclesial
gosoza y agradecida.
e) Vivencia cominitaria de la fé: comunidades que se reunen y hacen a Jesucisto el centro de su vida
comparten fé, rezan juntos, celebran juntos se forman juntos, hacen una verdadera fraternidad.
f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas: en nuevos movimientos la existencia
d e vocaciones, se alegran y se entiende como una bendición de Dios, se reza para que el
Espiritu Santo saga mandando vocaciones.
VERO MTZ
 
Mensajes: 10
Registrado: Mié Sep 29, 2010 3:28 am

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor querubin77 » Mar Dic 07, 2010 2:19 pm

ACTITUDES QUE HAY QUE AFRONTAR
1.- Herejías
a) El derrotismo: no podemos hacer nada
b) El abatimiento: Hacemos lo que podemos y nada...
los grupos con mas vocaciones son los que mas energías invierten.
c) La excusa: Ya tenemos un encargado. La animación vocacional es trabajo de todos los miembros de la parroquia.
d) La edad: Se piensa que es cosa solo para jóvenes.
e) Es la hora de los laicos:

2.- Elementos para la construcción de una cultura vocacional
a) Centralidad en Jesucristo: Se debe propiciar una fuerte experiencia de Dios, un encuentro que habra los ojos y resucite los corazones abatidos, las comunidades que mas vocaciones producen son las que predican un Cristo vivo, que preswentan la Fé como única acción posible, que contienen como elementos de la predicación el testimonio y el gozo.

b) La figura de María: El acompañmiento constente de María es una forma de ir aprendiendo de ella esas actitudes tan suyas que ayudan a dar la respuesta positiva a Dios.

c) La experiencia fuerte de Dios: Los grupos religiosos que crecen son los que logran llevar a los asistentes a una fuerte experiencia de Dios, los que ofrecen una celebración de fe que recrea y alimenta no algo sin experiencia espiritual.

d) Sentido de Iglesia: El sentir con la Iglesia, el amarla como Cristo la amó, no cegandonos a sus defectos pero sí evitando conductas autodestructivas como la crítica a nuestros pastores, mas bien manifestar que si Cristo es fiel a su Iglesia (porque así lo prometió) nosotros debemos ser fieles a Cristo y estar de pie junto a El, junto con su Iglesia.

e) Vivencia comunitaria de fe: Deben estar presentes y bien articuladas las siguientes dimensiones: La liturgia orante y sacramental de encuentro personal y comunitario con el misterio; el aspecto misional, catequético, de anuncio, propagación e instrucción de la fe; la diaconía o servicio fraterno de toda varfiedad de atención a los pobres, abandonados o despreciados y la vivencia de la fe en armonía eclesial.

f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas: La pastoral vocacional no puede orientarse solo hacia la cosecha de sacerdotes, no puede ser una pastoral anti-laical, no todos pueden ser cabeza, somos cuerpo con diferentes funciones en cada uno de sus miembros, debemos ayudar a que cada persona se identifique como una parte de este cuerpo místico de Cristo y asimismo llevarlos a dar una respuesta positiva.
querubin77
 
Mensajes: 16
Registrado: Sab Oct 09, 2010 11:50 am

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor LUPITA NAVARRO » Mié Dic 08, 2010 5:07 pm

1.- PARA PODER CONSTRUIR UNA CULTURA VOCACIONAL, ¿QUE ACTITUDES HAY QUE AFRONTAR?
R=
Dejemonos de pretextos y pongamonos en acción
1.- El derrotismo.
2.- El abatimiento.
3.- la excusa.
4.- La edad.
5.- Es hora de los laicos

2.- EXPLICA BREVEMENTE LOS ELEMENTOS PARA LA CONSTRUCCION DE LA CULTURA VOCACIONAL
R=
1.- LA CENTRALIDAD DE JESUCRISTO.- Nacida del amor para el amor.
2.- LA FIGURA DE MARIA.- Un autentico FIAT a ejemplo de María.
3.- LA EXPERIENCIA FUERTE DE DIOS.- Quien ah encontrado a Dios no puede callar.
4.- SENTIDO DE IGLESIA.- La Iglesia en su centralidad en el plan salvifico y unificado en todos los grupos.
5.- VIVENCIA COMUNITARIA DE FE.-en busca de una espiritualidad profunda y una vida comunitaria auténtica.
6.- APRECIO POR LAS VOCACIONES SACERDOTALES Y CONSAGRADAS.- Si no se aprecian las diversas vocaciones en el interior de la Iglesia, dificilmente se va a proponer bien una buena elección de vida.
    ¡Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé! Y tú estabas dentro de mí y yo afuera, Y así por fuera te buscaba; deforme como era, Me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste.

    Tú estabas conmigo, más yo no estaba contigo.
LUPITA NAVARRO
 
Mensajes: 10
Registrado: Mar Oct 26, 2010 3:18 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Mairim » Mié Dic 08, 2010 11:24 pm

1. ACTITUDES QUE AFRONTAR PARA CONSTRUIR UNA CULTURA VOCACIONAL.
Por principio de cuentas esta Pastoral nos exige tener como actitud vital la oración del salmista... crea en mi Señor un corazón puro. El objetivo de toda pastoral es suscitar la experiencia de Jesús para responder a su llamada con nuestra vida.

Es necesario situarnos ante el desafío de la pastoral vocacional sin temores ni angustias y sin prisas por acelerar los procesos personales. En la pastoral vocacional tenemos que situarnos en el terreno del Espíritu y de la esperanza. Es el Espíritu de Dios el que nos mueve a esperar una realidad nueva a pesar de las apariencias contrarias. La esperanza es el secreto de la vida cristiana y el respiro absolutamente necesario en la misión de la Iglesia y, en particular, en la pastoral vocacional. La esperanza pide que hagamos espacio al misterio del Señor resucitado que nos dice: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”(Mt 28,20).

La prioridad de la pastoral vocacional tiene su raíz en la urgencia de escuchar al Espíritu de la vida, al Espíritu de Jesús, que nos sigue invitando y dando señales para que seamos testigos vivos de su presencia a través de nuestra misión, de nuestra oración y de nuestra vida comunitaria, y así seamos transparentes mediaciones para otros en su seguimiento. Los que trabajan en la animación vocacional con sus actividades, acompañamientos y discernimientos tienen que ser hombres y mujeres que “esperan”. Sus actuaciones se dirigen hacia el futuro, hacia algo que todavía no es, intentando descifrar una vida solo germinal que se desarrollará más adelante.


Nuestra animación vocacional tendría que estar abierta a la colaboración con toda la iglesia, con los laicos y otras familias religiosas, deseosos todos de provocar en los jóvenes la experiencia de Jesús. En este ambiente dejamos al Espíritu del Señor que oriente los discernimientos de los jóvenes hacia el estado de vida que sea el más indicado para seguirle, vida laical, presbiterado o vida religiosa.

2. Elementos necesarios para crear una cultura vocacional:
la rectitud de intención. Lo que está en juego es el plan de Dios para cada persona. Se trata de acoger y favorecer la libertad de Dios que llama a quien El quiere y de favorecer la libertad de los jóvenes en la respuesta a su llamada. La situación de muchas congregaciones nos obliga a actuar diligentemente para que no se pierda el don de Dios (1Tim.4,14; 2Tim.1,6) y antes de construir una cultura vocacional tenemos que afrontar algunas actitudes que nos lo impiden y nos bloquean.

a) El derrotismo
b) El abatimiento
c) La excusa
d) La edad
e) Es la hora de los laicos.

2.- Elementos para la construcción de una cultura vocacional
Voy a señalar seis elementos que me parecen significativos de cara a la cultura vocacional: La centralidad de Jesucristo, la figura de la Virgen, la experiencia fuerte de Dios, la importancia de la Iglesia, de la vivencia comunitaria de la fe y el aprecio de las diversas vocaciones eclesiales. Los tres primeros tienen más que ver con la experiencia de Dios, mientras que los tres siguientes se refieren más a la experiencia eclesial y al ambiente grupal que genera y facilita dicha experiencia de fe.

a) La centralidad de Jesucristo
Nadie puede dudar de que la vocación nace, crece, se discierne y se consolida en el encuentro profundo con Dios. Así pues, una cultura vocacional debe propiciar, por distintos caminos, que el encuentro con Dios sea lo más continuado, afectivo, gustoso, auténtico, radical, transformante, totalizador y profundo posible.

Al pasar a este terreno entramos en un campo mucho más polémico, donde las diferencias entre los distintos grupos eclesiales comportan una fuerte carga emocional e ideológica.

Resulta casi imposible, a pesar de la gracia, que se den vocaciones eclesiales en medios donde se muestra una cierta desafección a la Iglesia. A pesar de las razones del malestar de muchos cristianos con la Iglesia, parece claro que las vocaciones solamente florecerán en aquellos grupos en los que, sin cerrar los ojos al pecado eclesial, se viva un fuerte sentido eclesial, radicado en la alegría de la pertenencia a la Iglesia, el deseo de servirla y el reconocimiento de su puesto singular en la economía de la salvación querida por Jesucristo.

Una de las características de los nuevos movimientos consiste en este sentir eclesial y en estar en sintonía con el Papa. Leen sus documentos, secundan sus iniciativas con entusiasmo y convicción.


En cualquier grupo social, el aprecio de sus dirigentes, la comunión con ellos, la convicción de gozar de una buena dirección, resulta uno de los elementos determinantes para una pertenencia tranquila, pacífica y satisfecha. También es uno de los puntos de apoyo o de inconveniente. Un escándalo grave por parte de algún directivo o la división manifiesta entre ellos, repercute negativamente en las posibilidades de conseguir nuevos miembros o de captar simpatizantes

La jerarquía, el Papa y los obispos, ocupan un ministerio singular dentro de la comunidad cristiana. El sentir con la Iglesia y una eclesiología sana pasa por el aprecio y la estima de nuestros pastores. Esto no implica una ceguera ante sus defectos, ante su poco aprecio por la vida consagrada e incluso su débil insistencia en otro tipo de imágenes eclesiales centrales en el concilio Vaticano II, como Iglesia Pueblo de Dios o Iglesia comunión. Pero algunas maneras de hablar acerca de nuestros pastores son autodestructivas de nuestro propio ser eclesial. Tenemos que conseguir transmitir una vivencia del misterio de la Iglesia, de su centralidad en el plan de salvación, de algunos de sus aspectos teológicos,-madre de los creyentes, esposa de Cristo, templo del Espíritu Santo-, de tal modo que mostremos una pertenencia eclesial gozosa y agradecida, si queremos crear un campo de cultivo propicio donde las vocaciones eclesiales puedan crecer. Para una fe madura no debería resultar un problema descubrir una Iglesia pecadora, necesitada de reforma en mucha de sus instancias. La Iglesia no se identifica con el Reino de Dios (LG5); pero si nos alejamos de ella corremos el peligro de terminar más lejos y apartados del reino, del que ella es germen y al que está íntimamente ligada (LG3;13).

e) Vivencia comunitaria de la fe
Las personas que piensan en una posible vocación a la vida consagrada van buscando una espiritualidad profunda y una vida comunitaria auténtica. El individualismo corre el peligro de rebajar la dimensión corporativa del seguimiento en la vida consagrada. Mientras no superemos la crisis de individualismo y de obediencia en la vida religiosa difícilmente podemos soñar con que quienes nos rodean se sientan atraídos por nuestro modo de vida. Para un proyecto individual, por muy santo que sea, no es necesario unirse a ningún grupo.

Desde un punto de vista de la cultura vocacional, la vivencia y la expresión comunitaria de la fe es uno de los factores que más ayudan. Son las comunidades vigorosas las que reúnen a su alrededor, a aquellos cristianos que quieren hacer de Jesucristo el centro de su vida. De ahí que el elemento comunitario: compartir la fe, rezar juntos, celebrarla juntos, formarse juntos, discernir juntos..sea un factor central de la cultura vocacional.

En una vivencia comunitaria de la fe deben estar presentes y bien articuladas las siguientes dimensiones: La liturgia o aspecto celebrativo, orante y sacramental, de encuentro personal y comunitario con el misterio; el aspecto misionero, testimonial, catequético, de anuncio, propagación e instrucción en la fe; la diaconía o dimensión de servicio fraterno en toda la variedad de atención a los pobres, abandonados o despreciados; y la koinonía o vivencia de la fe en armonía eclesial. Las comunidades que consiguen articular estas dimensiones de la fe, representan el lugar propicio para el florecimiento de las vocaciones.

f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas
Aquí tocamos uno de los temas más candentes y discutidos en la crisis de la pastoral vocacional. Si antes del concilio se realizaba una pastoral vocacional decidida, con sus fallos y exageraciones, el tiempo posterior llevó a un abandono de la pastoral vocacional. Todavía se da una resistencia a la misma. Como reflejo de esa crisis, abunda más la preocupación por las vocaciones que los planes precisos y experimentados de pastoral vocacional. El Congreso sobre las vocaciones en Europa, en su documento Nuevas vocaciones para la nueva Europa, propone articular toda la pastoral en clave vocacional.

Difícilmente se va a realizar bien o se va a proponer bien la elección de vida si no se aprecian las diversas vocaciones en el interior de la iglesia. No se trata de una guerra entre las diversas vocaciones. Cada una de ellas refleja la excelencia de la vida cristiana, y en todas ellas se puede vivir la santidad y la perfección, la plenitud de la vida cristiana. Ahora bien, como reacción a una insistencia desproporcionada sobre el valor del ministerio ordenado y de la vida consagrada, se ha pasado en algunos ambientes bien a ignorar la cuestión de la elección de vida o bien incluso a considerar, tácitamente, que el laicado es una forma de vida superior o más actual.

La reacción en contra de una Iglesia excesivamente clerical parece positiva. La pastoral vocacional no puede considerarse una pastoral anti-laical. Esto no quita que tanto el ministerio ordenado como la vida consagrada representen dentro de la Iglesia dos formas excelentes de vida cristiana, que toda comunidad cristiana debería estar empeñada en promover.

En muchos de los nuevos movimientos se celebra vivamente la existencia de vocaciones en su seno, se aprecian las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, las familias se alegran de que broten en su seno, lo entienden como una enorme bendición de Dios, en estas comunidades se reza por estas vocaciones, se presenta su belleza, se vive su atractivo por parte de todos los miembros, ya sean llamados o no. Tales comunidades constituyen un caldo de cultivo propicio para las vocaciones.

Soy consciente que estos seis elementos teológicos presentados para crear una cultura vocacional no bastan. Seguramente hay otros aspectos que inciden en este tema tan complejo. Ciertamente, existen al menos otros elementos, antropológicos (maduración de la persona: capacidad de silencio y soledad, resistencia ante las dificultades, mayor o menor fuerza de voluntad en las toma de decisiones, compromisos a largo plazo, autonomía...; desarrollo afectivo-sexual, acompañamiento, etc.) y sociológicos (ambiente familiar, fuerte incidencia en la identidad personal de la familia, el dinero y la profesión, cultura del presentismo, horizonte débil de valores, etc.) que afectan especialmente a la pastoral vocacional. No es posible tratarlo todos aquí.

Un tercer apartado de nuestra exposición es el que anunciaba al inicio como orientaciones operativas en la pastoral vocacional. Tampoco quiero ser exhaustivo en esto, pero indicaré las que creo más importantes.
Mairim
 
Mensajes: 16
Registrado: Mar Oct 05, 2010 10:40 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Mairim » Mié Dic 08, 2010 11:24 pm

1. ACTITUDES QUE AFRONTAR PARA CONSTRUIR UNA CULTURA VOCACIONAL.
Por principio de cuentas esta Pastoral nos exige tener como actitud vital la oración del salmista... crea en mi Señor un corazón puro. El objetivo de toda pastoral es suscitar la experiencia de Jesús para responder a su llamada con nuestra vida.

Es necesario situarnos ante el desafío de la pastoral vocacional sin temores ni angustias y sin prisas por acelerar los procesos personales. En la pastoral vocacional tenemos que situarnos en el terreno del Espíritu y de la esperanza. Es el Espíritu de Dios el que nos mueve a esperar una realidad nueva a pesar de las apariencias contrarias. La esperanza es el secreto de la vida cristiana y el respiro absolutamente necesario en la misión de la Iglesia y, en particular, en la pastoral vocacional. La esperanza pide que hagamos espacio al misterio del Señor resucitado que nos dice: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”(Mt 28,20).

La prioridad de la pastoral vocacional tiene su raíz en la urgencia de escuchar al Espíritu de la vida, al Espíritu de Jesús, que nos sigue invitando y dando señales para que seamos testigos vivos de su presencia a través de nuestra misión, de nuestra oración y de nuestra vida comunitaria, y así seamos transparentes mediaciones para otros en su seguimiento. Los que trabajan en la animación vocacional con sus actividades, acompañamientos y discernimientos tienen que ser hombres y mujeres que “esperan”. Sus actuaciones se dirigen hacia el futuro, hacia algo que todavía no es, intentando descifrar una vida solo germinal que se desarrollará más adelante.


Nuestra animación vocacional tendría que estar abierta a la colaboración con toda la iglesia, con los laicos y otras familias religiosas, deseosos todos de provocar en los jóvenes la experiencia de Jesús. En este ambiente dejamos al Espíritu del Señor que oriente los discernimientos de los jóvenes hacia el estado de vida que sea el más indicado para seguirle, vida laical, presbiterado o vida religiosa.

2. Elementos necesarios para crear una cultura vocacional:
la rectitud de intención. Lo que está en juego es el plan de Dios para cada persona. Se trata de acoger y favorecer la libertad de Dios que llama a quien El quiere y de favorecer la libertad de los jóvenes en la respuesta a su llamada. La situación de muchas congregaciones nos obliga a actuar diligentemente para que no se pierda el don de Dios (1Tim.4,14; 2Tim.1,6) y antes de construir una cultura vocacional tenemos que afrontar algunas actitudes que nos lo impiden y nos bloquean.

a) El derrotismo
b) El abatimiento
c) La excusa
d) La edad
e) Es la hora de los laicos.

2.- Elementos para la construcción de una cultura vocacional
Voy a señalar seis elementos que me parecen significativos de cara a la cultura vocacional: La centralidad de Jesucristo, la figura de la Virgen, la experiencia fuerte de Dios, la importancia de la Iglesia, de la vivencia comunitaria de la fe y el aprecio de las diversas vocaciones eclesiales. Los tres primeros tienen más que ver con la experiencia de Dios, mientras que los tres siguientes se refieren más a la experiencia eclesial y al ambiente grupal que genera y facilita dicha experiencia de fe.

a) La centralidad de Jesucristo
Nadie puede dudar de que la vocación nace, crece, se discierne y se consolida en el encuentro profundo con Dios. Así pues, una cultura vocacional debe propiciar, por distintos caminos, que el encuentro con Dios sea lo más continuado, afectivo, gustoso, auténtico, radical, transformante, totalizador y profundo posible.

Al pasar a este terreno entramos en un campo mucho más polémico, donde las diferencias entre los distintos grupos eclesiales comportan una fuerte carga emocional e ideológica.

Resulta casi imposible, a pesar de la gracia, que se den vocaciones eclesiales en medios donde se muestra una cierta desafección a la Iglesia. A pesar de las razones del malestar de muchos cristianos con la Iglesia, parece claro que las vocaciones solamente florecerán en aquellos grupos en los que, sin cerrar los ojos al pecado eclesial, se viva un fuerte sentido eclesial, radicado en la alegría de la pertenencia a la Iglesia, el deseo de servirla y el reconocimiento de su puesto singular en la economía de la salvación querida por Jesucristo.

Una de las características de los nuevos movimientos consiste en este sentir eclesial y en estar en sintonía con el Papa. Leen sus documentos, secundan sus iniciativas con entusiasmo y convicción.


En cualquier grupo social, el aprecio de sus dirigentes, la comunión con ellos, la convicción de gozar de una buena dirección, resulta uno de los elementos determinantes para una pertenencia tranquila, pacífica y satisfecha. También es uno de los puntos de apoyo o de inconveniente. Un escándalo grave por parte de algún directivo o la división manifiesta entre ellos, repercute negativamente en las posibilidades de conseguir nuevos miembros o de captar simpatizantes

La jerarquía, el Papa y los obispos, ocupan un ministerio singular dentro de la comunidad cristiana. El sentir con la Iglesia y una eclesiología sana pasa por el aprecio y la estima de nuestros pastores. Esto no implica una ceguera ante sus defectos, ante su poco aprecio por la vida consagrada e incluso su débil insistencia en otro tipo de imágenes eclesiales centrales en el concilio Vaticano II, como Iglesia Pueblo de Dios o Iglesia comunión. Pero algunas maneras de hablar acerca de nuestros pastores son autodestructivas de nuestro propio ser eclesial. Tenemos que conseguir transmitir una vivencia del misterio de la Iglesia, de su centralidad en el plan de salvación, de algunos de sus aspectos teológicos,-madre de los creyentes, esposa de Cristo, templo del Espíritu Santo-, de tal modo que mostremos una pertenencia eclesial gozosa y agradecida, si queremos crear un campo de cultivo propicio donde las vocaciones eclesiales puedan crecer. Para una fe madura no debería resultar un problema descubrir una Iglesia pecadora, necesitada de reforma en mucha de sus instancias. La Iglesia no se identifica con el Reino de Dios (LG5); pero si nos alejamos de ella corremos el peligro de terminar más lejos y apartados del reino, del que ella es germen y al que está íntimamente ligada (LG3;13).

e) Vivencia comunitaria de la fe
Las personas que piensan en una posible vocación a la vida consagrada van buscando una espiritualidad profunda y una vida comunitaria auténtica. El individualismo corre el peligro de rebajar la dimensión corporativa del seguimiento en la vida consagrada. Mientras no superemos la crisis de individualismo y de obediencia en la vida religiosa difícilmente podemos soñar con que quienes nos rodean se sientan atraídos por nuestro modo de vida. Para un proyecto individual, por muy santo que sea, no es necesario unirse a ningún grupo.

Desde un punto de vista de la cultura vocacional, la vivencia y la expresión comunitaria de la fe es uno de los factores que más ayudan. Son las comunidades vigorosas las que reúnen a su alrededor, a aquellos cristianos que quieren hacer de Jesucristo el centro de su vida. De ahí que el elemento comunitario: compartir la fe, rezar juntos, celebrarla juntos, formarse juntos, discernir juntos..sea un factor central de la cultura vocacional.

En una vivencia comunitaria de la fe deben estar presentes y bien articuladas las siguientes dimensiones: La liturgia o aspecto celebrativo, orante y sacramental, de encuentro personal y comunitario con el misterio; el aspecto misionero, testimonial, catequético, de anuncio, propagación e instrucción en la fe; la diaconía o dimensión de servicio fraterno en toda la variedad de atención a los pobres, abandonados o despreciados; y la koinonía o vivencia de la fe en armonía eclesial. Las comunidades que consiguen articular estas dimensiones de la fe, representan el lugar propicio para el florecimiento de las vocaciones.

f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas
Aquí tocamos uno de los temas más candentes y discutidos en la crisis de la pastoral vocacional. Si antes del concilio se realizaba una pastoral vocacional decidida, con sus fallos y exageraciones, el tiempo posterior llevó a un abandono de la pastoral vocacional. Todavía se da una resistencia a la misma. Como reflejo de esa crisis, abunda más la preocupación por las vocaciones que los planes precisos y experimentados de pastoral vocacional. El Congreso sobre las vocaciones en Europa, en su documento Nuevas vocaciones para la nueva Europa, propone articular toda la pastoral en clave vocacional.

Difícilmente se va a realizar bien o se va a proponer bien la elección de vida si no se aprecian las diversas vocaciones en el interior de la iglesia. No se trata de una guerra entre las diversas vocaciones. Cada una de ellas refleja la excelencia de la vida cristiana, y en todas ellas se puede vivir la santidad y la perfección, la plenitud de la vida cristiana. Ahora bien, como reacción a una insistencia desproporcionada sobre el valor del ministerio ordenado y de la vida consagrada, se ha pasado en algunos ambientes bien a ignorar la cuestión de la elección de vida o bien incluso a considerar, tácitamente, que el laicado es una forma de vida superior o más actual.

La reacción en contra de una Iglesia excesivamente clerical parece positiva. La pastoral vocacional no puede considerarse una pastoral anti-laical. Esto no quita que tanto el ministerio ordenado como la vida consagrada representen dentro de la Iglesia dos formas excelentes de vida cristiana, que toda comunidad cristiana debería estar empeñada en promover.

En muchos de los nuevos movimientos se celebra vivamente la existencia de vocaciones en su seno, se aprecian las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, las familias se alegran de que broten en su seno, lo entienden como una enorme bendición de Dios, en estas comunidades se reza por estas vocaciones, se presenta su belleza, se vive su atractivo por parte de todos los miembros, ya sean llamados o no. Tales comunidades constituyen un caldo de cultivo propicio para las vocaciones.

Soy consciente que estos seis elementos teológicos presentados para crear una cultura vocacional no bastan. Seguramente hay otros aspectos que inciden en este tema tan complejo. Ciertamente, existen al menos otros elementos, antropológicos (maduración de la persona: capacidad de silencio y soledad, resistencia ante las dificultades, mayor o menor fuerza de voluntad en las toma de decisiones, compromisos a largo plazo, autonomía...; desarrollo afectivo-sexual, acompañamiento, etc.) y sociológicos (ambiente familiar, fuerte incidencia en la identidad personal de la familia, el dinero y la profesión, cultura del presentismo, horizonte débil de valores, etc.) que afectan especialmente a la pastoral vocacional. No es posible tratarlo todos aquí.

Un tercer apartado de nuestra exposición es el que anunciaba al inicio como orientaciones operativas en la pastoral vocacional. Tampoco quiero ser exhaustivo en esto, pero indicaré las que creo más importantes.
Mairim
 
Mensajes: 16
Registrado: Mar Oct 05, 2010 10:40 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Jorge L Lopez Pabon » Jue Dic 09, 2010 7:55 am

Participación en el Foro
1. Para poder construir una cultura vocacional, ¿qué actitudes hay que afrontar?
a) El derrotismo: No podemos hacer nada, b) El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin
embargo..., c) La excusa: Ya tenemos un (equipo) encargado, d) La edad: Eso es cosa de las más
jóvenes; a mi edad... y e) Es la hora de los laicos.

2. Explica brevemente los elementos para la construcción de la cultura vocacional
a) La centralidad de Jesucristo - el encuentro con Dios sea lo más continuado, afectivo, gustoso,
auténtico, radical, transformante, totalizador y profundo posible,
b) La figura de María - María, como figura de la fe de los creyentes, constituye el modelo de discípulo,
el arquetipo por antonomasia del joven con vocación. Es una forma de ir aprendiendo de ella esas
actitudes tan suyas y tan propias del creyente: la humildad, la alabanza de la grandeza de Dios, el
reconocimiento de la obra que Dios hace en nosotros, la confianza desproporcionada en Dios y la
esperanza en el cumplimiento de sus promesas, el cultivo de la oración, la aceptación de la cruz y de
los reveses de la vida, la perseverancia en el camino de la fe a pesar de las oscuridades, el gozo por la
preferencia de Dios por los humildes, la lectura creyente de la propia historia y, evidentemente, la
respuesta positiva a la llamada de Dios,
c) La experiencia fuerte de Dios - acompañar, guiar y suscitar el encuentro directo con el Dios
transcendente, con el misterio absoluto,
d) Sentido de Iglesia – Nosotros que somos la Iglesia no se identifica con el Reino de Dios; pero si nos
alejamos de ella corremos el peligro de terminar más lejos y apartados del reino, del que ella es
germen y al que está íntimamente ligada.
e) Vivencia comunitaria de la fe - las comunidades vigorosas son las que reúnen a su
alrededor, a aquellos cristianos que quieren hacer de Jesucristo el centro de su vida. De ahí que el
elemento comunitario: compartir la fe, rezar juntos, celebrarla juntos, formarse juntos, discernir
juntos..sea un factor central de la cultura vocacional
f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas - toda comunidad cristiana debería estar
empeñada en promover las vocaciones sacerdotales y consagradas. Hay que celebrar con gozo y
alegría la existencia de vocaciones en su seno. Las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada
son una enorme bendición de Dios. En estas comunidades se reza por estas vocaciones, se presenta su
belleza, se vive su atractivo por parte de todos los miembros, ya sean llamados o no. Tales
comunidades constituyen un caldo de cultivo propicio para las vocaciones.
Jorge L Lopez Pabon
 
Mensajes: 20
Registrado: Mar Oct 05, 2010 12:27 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Ana » Jue Dic 09, 2010 8:12 pm

1. Para poder construir una cultura vocacional, ¿qué actitudes hay que afrontar?
De valentía, de mucha sensibilidad y fuerza para poder salir al encuentro hacia los demás, de no tener miedo de dar a conocer el amor a Jesucristo, que la vida sacerdotal y consagrada tiene una misión muy grande en la tierra que hay muy pocos y la mies es mucha, que esta cultura de promoción vocacional no es de jóvenes para jóvenes solamente, es de familias para familias, de iglesia para iglesia.
2. Explica brevemente los elementos para la construcción de la cultura vocacional

a) La centralidad de Jesucristo
Nadie puede dudar de que la vocación nace, crece, se discierne y se consolida en el encuentro profundo con Dios. Así pues, una cultura vocacional debe propiciar, por distintos caminos, que el encuentro con Dios sea lo más continuado, afectivo, gustoso, auténtico, radical, transformante, totalizador y profundo posible.
El aspecto que más llama la atención de los nuevos movimientos es la predicación descarada y entusiasta de Jesucristo. La cultura en la que vivimos no es fácil y si bien no es reacia a todo lo religioso, encuentra dificultades casi connaturales hacia la Iglesia y al mensaje que la Iglesia propone. Ante ello caben diversas alternativas.
b)La figura de María
Siempre que se habla del tema vocacional, se termina por mencionar la figura de Nuestra Señora, la Virgen María, como uno de los factores clave en el proceso de elección y de discernimiento vocacional. María, como figura de la fe de los creyentes, constituye el modelo de discípulo, el arquetipo por antonomasia del joven con vocación
c) La experiencia fuerte de Dios
Muchos reconocen que nuestro tiempo y nuestra cultura están habitados por un anhelo de experiencia espiritual, aunque a veces esté buscado fuera de la Iglesia. Los grupos religiosos que crecen son aquellos que consiguen articular y ofrecer una experiencia fuerte de Dios, que aciertan a acompañar, guiar y suscitar el encuentro directo con el Dios transcendente, con el misterio absoluto. La imagen de nuestra Iglesia, tristemente, está mucho más marcada por la insistencia en la doctrina y en las prohibiciones, sobre todo, en materia de moral económica, social y sexual.. No se percibe a la Iglesia proponiendo un Dios amable, como el que hemos encontrado los creyentes en el Padre de Nuestro Señor Jesucristo; no acertamos a invitar a hacer la experiencia fabulosa de encontrarse con Jesucristo. Una Iglesia así tiene pocas posibilidades de ser fecunda.
d) Sentido de Iglesia
Aunque la experiencia de fe constituya un factor fundamental en la cultura vocacional, no cabe duda de que la inserción en un cuerpo eclesial que la cultiva, la facilita y la promueve, repercute significativamente en las vocaciones. ¿Qué sucede en determinados grupos religiosos para que en ellos las vocaciones florezcan con mayor abundancia? ¿Qué formas sociales-eclesiales de vivir la fe resultan estimulantes para la vocación?

e) Vivencia comunitaria de la fe
Las personas que piensan en una posible vocación a la vida consagrada van buscando una espiritualidad profunda y una vida comunitaria auténtica. El individualismo corre el peligro de rebajar la dimensión corporativa del seguimiento en la vida consagrada. Mientras no superemos la crisis de individualismo y de obediencia en la vida religiosa difícilmente podemos soñar con que quienes nos rodean se sientan atraídos por nuestro modo de vida. Para un proyecto individual, por muy santo que sea, no es necesario unirse a ningún grupo.

f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas
Aquí tocamos uno de los temas más candentes y discutidos en la crisis de la pastoral vocacional. Si antes del concilio se realizaba una pastoral vocacional decidida, con sus fallos y exageraciones, el tiempo posterior llevó a un abandono de la pastoral vocacional. Todavía se da una resistencia a la misma. Como reflejo de esa crisis, abunda más la preocupación por las vocaciones que los planes precisos y experimentados de pastoral vocacional. El Congreso sobre las vocaciones en Europa, en su documento Nuevas vocaciones para la nueva Europa, propone articular toda la pastoral en clave vocacional.
Ana
 
Mensajes: 37
Registrado: Sab Ago 22, 2009 10:22 am

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Silvia Lizett Nuyens » Jue Dic 09, 2010 9:10 pm

1- PARA PORDER CONSTRUIR UNA CULTURA VOCACIONAL. ¿Qué ACTITUDES HAY QUE AFRONTAR?
a) El derrotismo: el pensar que no podemos hacer nada
b) El abatimiento: hacemos lo que podemos…
c) La excusa: ya tenemos un equipo o persona encargada…
d) La edad: el pensar que solo los más jóvenes pueden hacer algo…
e) Es hora de los laicos: es absurdo pensar que ya ha pasado el tiempo para la vida consagrada y que pertenece al pasado, hay que trabajar con todas las ganas para construir una CV.
2- EXPLICA BREVEMENTE LOS ELEMENTOS PARA LA CONSTRUCCION DE LA CULTURA VOCACIONAL:
a) La centralidad de Jesucristo: nadie puede dudar de que la Vocación nace, crece, se discierne y se consolida en el encuentro profundo con Dios. Una cultura Vocacional debe propiciar, por distintos caminos, que el encuentro con Dios sea lo más continuado, afectivo, gustoso, autentico, radical, transformante, totalizador y más profundo posible.
b) La figura de María: Siempre que se habla del tema vocacional, se termina por mencionar la figura de Nuestra Señora, la Virgen María, como uno de los factores clave en el proceso de elección y de discernimiento vocacional. María como figura de la Fe de los creyentes, constituye el modelo de discípulo, el arquetipo por antonomasia del joven con vocación.
c) La experiencia fuerte de Dios: Las personas y los grupos religiosos crecen cuando experimentan fuertemente la presencia de Dios, siendo esta presencia la que nos hace vivir la Liturgia, recrearnos, alimentarnos y gozarnos en su plenitud. La experiencia fuerte de Dios nos hace ver, sentir y salir en busca de más vocaciones.
d) Sentido de la Iglesia: cuando hablamos del sentido de la iglesia hablamos de la aceptación de nuestra Iglesia tal como es, con sus diferencias entre los distintos grupos eclesiales; viviéndola con alegría, con el deseo de servirla y reconociendo que es la Iglesia fundada por el mismo Jesús. Es en el aprecio de sus dirigentes, la comunión con ella, la convicción de gozar de una buena dirección, lo cual resulta uno de los elementos determinantes para una pertenencia tranquila, pacífica y satisfecha; es así como se puede crear un campo de cultivo propicio donde las vocaciones eclesiales puedan crecer.
e) Vivencia comunitaria de la fe: las personas que piensan en una posible vocación a la vida consagrada van buscando una espiritualidad profunda y una vida comunitaria autentica. El individualismo corre el peligro de rebajar la dimensión corporativa del seguimiento en la vida consagrada. Mientras no superemos la crisis del individualismo y de obediencia en la vida religiosa, difícilmente podemos soñar con que quienes nos rodean se sientan atraídos por nuestro modo de vida. La vivencia y la expresión comunitaria de la fe es uno de los factores que más ayudan a la cultura vocacional.
f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas: difícilmente se va a realizar bien o se va a proponer bien la elección de vida si no se aprecian las diversas vocaciones en el interior de la iglesia. No se trata de una guerra entre las diversas vocaciones. Cada una de ellas refleja la excelencia de la vida cristiana, y en todas ellas se puede vivir la santidad y la perfección, la plenitud de la vida cristiana.

SILVIA L. NUYENS
BENDITO SEA DIOS!!!
Silvia Lizett Nuyens
 
Mensajes: 10
Registrado: Lun Oct 11, 2010 10:56 am

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor M DEL PILAR » Jue Dic 09, 2010 9:29 pm

1. Para poder construir una cultura vocacional, ¿qué actitudes hay que afrontar?
a) El derrotismo: No podemos hacer nada.

Algunos opinan que puesto que las vocaciones son un don del Espíritu Santo, no cabe sino esperar pasivamente las vocaciones que al Espíritu le plazca enviar. Si Dios quiere, ya enviará vocaciones...En absoluto ponemos en tela de juicio que las vocaciones sean don de Dios y sólo de Dios; pero sería malentender la confianza en Dios no cooperar con El.

b) El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...

Es una versión más sutil de la herejía anterior y consiste en creer que hacemos todo lo que podemos: ya dedicamos energías a la pastoral juvenil, a ejercicios para jóvenes, a experiencias de verano.

c) La excusa: Ya tenemos un (equipo) encargado.

La animación de vocaciones no es asunto exclusivo de un delegado ni de un equipo, ni siquiera de los que están en la pastoral juvenil, sino de toda la congregación. Es la comunidad entera y la congregación en su totalidad la que atrae o repele las vocaciones. El promotor vocacional es como la comadrona y la comunidad como la embarazada; si la comunidad no es fértil, la comadrona no puede hacer nada.

d) La edad: Eso es cosa de las más jóvenes; a mi edad...

Con frecuencia se oye que la promoción vocacional compete a los jóvenes y que a partir de cierta edad ya no se puede contribuir más que con la oración


A veces se oye que no está bien insistir en las vocaciones de especial consagración, sacerdocio y vida consagrada

2. Explica brevemente los elementos para la construcción de la cultura vocacional
Son seis elementos que me parecen significativos de cara a la cultura vocacional. No parece ninguna novedad, puesto que en la bibliografía y en las conversaciones sobre estos temas se vuelve casi siempre sobre los mismos motivos: la centralidad de Jesucristo, la figura de la Virgen, la experiencia fuerte de Dios, la importancia de la Iglesia, de la vivencia comunitaria de la fe y el aprecio de las diversas vocaciones eclesiales. Los tres primeros tienen más que ver con la experiencia de Dios, mientras que los tres siguientes se refieren más a la experiencia eclesial y al ambiente grupal que genera y facilita dicha experiencia de fe.
M DEL PILAR
 
Mensajes: 8
Registrado: Mar Sep 14, 2010 6:15 pm

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor jose de jesus » Jue Dic 09, 2010 9:37 pm

gracias por el correo
jose de jesus
 
Mensajes: 15
Registrado: Sab Oct 03, 2009 8:26 am

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor Antonio Jose » Vie Dic 10, 2010 6:37 am

1.Para poder construir una cultura vocacional, ¿qué actitudes hay que afrontar?
Para poder construir una cultura vocacional es muy necesario afrontar toda una serie de elementos asumidos por nuestra cultura y vida eclesial que son erroneos:
a)El derrotismo: No podemos hacer nada.
b)El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...
c)La excusa: Ya tenemos un (equipo) encargado.
d)La edad: Eso es cosa de las más jóvenes; a mi edad...
e)Es la hora de los laicos. No podemos concebir una pugna entre las diversas vocaciones, ni considerar que la valorización del laicado ha de ser en detrimento del valor, la necesidad y la identidad de los otros carismas.

2.Explica brevemente los elementos para la construcción de la cultura vocacional.

a)LA CENTRALIDAD DE JESUCRISTO:
La cultura vocacional ha de tener siempre la persona de Jesucristo como centro de la misma. Él, siendo quien llama debe ser el motor primero que anime y conduzca a la persona que es llamada. El fruto de esta centralidad será el gozo, entusiasmo que demuestren los llamados, sólo Cristo es la fuente de la plenitud dentro de la persona vocacionada.
b)LA FIGURA DE MARÍA:
María es la primera modelo que nos induce a motivar nuestra llamada. En ella puede todo llamado centrar su misión: una persona sencilla, que escucha y que obedece y está dispuesta a cumplir con la misión sin importar las consecuencias.
El sí de maría es fuente de otros sies que se pueden dar a Dios, ya que ella es el ejmplo y el modelo a seguir.
c)LA EXPERIENCIA FUERTE DE DIOS:
Hoy más que nunca el mundo se aleja de Dios y por lo mismo se van perdiendo en este ámbito de lejanía. La persona que siente y descubre su lvocacion debe tener un encuentro profundo con Dios, pues sólo a partir de este encuentro el hombre podrá responder a su misión, de lo contrario se perderá.
No se trata de una respuesta racional a Dios o un descubrimiento desde la razon, sino desde la experiencia fuerte de la unión con Él.
d)SENTIDO DE IGLESIA:
La vocacion nace, crece y se desarrolla en el seno de la comunidad cristiana, de la Iglesia. Sólo dentro de esta comunidad es donde la persona descubre y discierne con mayor facilidad su vocación. La comunidad ayuda y orienta sobre la llamada de cada uno, no podemos olvidar que en esta comunidad eclesial se encuentra vivamente el Espíritu de Dios, que fue el mismo que orientó a Jesucristo en su caminar por este mundo, de igual forma, este mismo Espíritu, presente en la comunidad eclesial, podrá guiar y acompañar en su discernimiento a cada uno de los miembros que son llamados.
e)VIVENCIA COMUNITARIA DE LA FE:
La fe vivida en comunidad ayuda en el discernimiento y descubrimiento de la vocación personal. Los cristianos que verdaderamente van viviendo su fe son los que motivan y ayudan en este discernimiento y en esta cultura de la vocación, son los cristianos que forman pilares para este acompañamiento y discernimiento de la vocación en la fe.
f)APRECIO POR LAS VOCACIONES SACERDOTALES Y CONSAGRADAS:
Hay que saber apreciar y valorar todo tipo de vocaciones, en especial las sacerdotales y consagradas. Este tipo de vocaciones, desde la vivencia de sus carismas van ayudando y colaborando de forma más comprometida en el discernimiento y descubrimiento de las vocaciones, son ellos, como parte de la comunidad eclesial, las que pueden orientar con mayor facilidad las demás vocaciones.
Esto no significa despreciar la vocacion laical al servicio, al matrimonio, a la familia, a la educacion de los hijos, al cambio y transformacion de las realidades temporales, no, sino que significa valorar cada una de las llamadas de Dios y trabajar por ellas con suma importancia. No se pueden menospreciar unas por valorar otras, sino trabajar en comun por el desarrollo de todas ellas, por el bien del cuerpo de Cristo-
Antonio Jose
 
Mensajes: 26
Registrado: Mié Sep 29, 2010 6:39 am

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor madre camila1880 » Vie Dic 10, 2010 3:35 pm

1.Actitudes a afrontar EL DERROTISMO: Hay una version secularizada de esta herejia, segun la cual con los jovenes de la actual sociedad de consumo del occidente postcristiano y poseclesila no podemos hacer nada". Es cierto que la situacion sociocultural actual no juega en favor de la animacion vocacional pero no podemos engañarnos : los jovenes tienen muchos valores y hay posibilidad de engacharse con ellos.
EL ABATIMIENTO:consiste en creer que hacemos todo lo que podemos...Los grupos con mas vocaciones son los que mas energias invierten y los que estan mas convencidos de que deberia hacer mas.
LA EXCUSA: la animacion de vocaciones no es asunto exclusivo de un delegado ni de un equipo. Es la comunidad entera y la congregacion en su totalidad la que atrae o repele las vocaciones.
LA EDAD: con frecuencia se oye que la promocion vocacional compete a los jovenes y que a partir de cierta edad ya no se puede contribuir mas que con la oracion. Hay ejemplo de sacerdotes y religiosas mayores que envian jovenes al noviciado.
ES LA HORA DE LOS LAICOS: No podemos concebir una pugna entre las diversas vocaciones, ni considerar que la valorizacion del laicado ha de ser en detrimento del valor, la necesidad y la identidad de los otros carismas.
2. Elementos para la construccion de una cultura vocacional.
***La centralidad de Jesucristo : nadie puede dudar de que la vocacion nace, crece se discierne y se consolida en el encuentro profundo con Dios. Asi pues, una cultura vocacional debe propiciar, por distintos caminos que el el encuentro con Dios sea lo mas continuado, afectivo, gustoso, autentico, radical, transformante, totalizador y profundo posible.
El aspecto que mas llama la atencion de los nuevos moviemientos es la predicacion descarada y entusiasta de Jesucristo.
Diversas alternativas:Una opcion puede ser la de la paciencia dialognate: no impone nada. Resulta necesario un tacto especial para ser un buen evangelizador y animador vocacional.Otra opcion consiste en presentar, sin tapujos ni miedo ni verguenza alguna , la propia fe como la mejor opcion posible. No podemos presentar nuestra fe sin alegria. El entusiamos y el gozo se tienen que convertir en elemento intrinseco del anuncio misionero de Jesucristo.. Es imposible que nuestra animacion alcance a algunos , si no confiamos en la fuerza de lo que anunciamos, la Palabra de Dios.
***La figura de Maria
Siempre que se habla del tema vocacional se termina por mencionar la figura de Nuestra Señora, la Virgen Maria.
El acompañamiento constante de Maria en nuestros procesos de discernimiento es una forma de ir aprendiendo de ella esas actitudes tan suyas y tan propias del creyente: la humildad, la alabanza de la grandeza de Dios, el reconocimiento de la obra que Dios hace en nosotros, la confianza desproporcionada en Dios y la esperanza en el cumplimiento de sus promesas, el cultivo de la oracion, la aceptacion de la cruz y de los reveses de la vida...la respuesta positiva a la llamada de Dios.
***La experiencia de Dios
La imagen de nuestra Iglesia esta mucho mas marcada por la insistencia en la doctrina y en las prohibiciones. No se persibe a la Iglesia proponiendo un Dios amable, , no acertamos a invitar a hacer la experiencia de encontrarse con Jesucristo.
***SEntido de Iglesia
Aunque la experiencia de la fe constituya un factor fundamental en la cultura vocacional, no cabe duda de que la insercion en un cuerpo exclesial que la cultiva, la facilita y la promueve, repercute significativamente en las vocaciones. Tenemos que conseguir transmitir una vivencia del misterio de la Iglesia, de su centralidad en el plan de salvacion, de algunos aspectos teologicos-madre de los creyentes un campo de cultivo propicio donde las vocaciones eclesiales pueden crecer.
***Vivencia comunitaria de la fe
Las personas que piensan en una posible vocacion a la vida consagrada van buscando una espiritualidad profunda y una vida comunitaria autentica. De un punto de vista de la cultura vocacional, la vivencia y la expresion comunitaria de la fe es uno de los factores que mas ayudan . De ahi que el elemento comunitario: compartir la fe, rezar juntos, celebrarla juntos ,formarse juntos , discernir juntos sea un factor central de la cultura vocacional.
***Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas.
El congreso sobre las vocaciones en Europa, propone articular todas las pastoral en clave vocacional. Dificilmente se va a realizar bien o se va a proponer bien la eleccion de una vida si no se aprecian las diversas vocaciones en el interio de la Iglesia. Cada una de ella refleja la excelencia de la vida cristiana, y en todas ellas se puede vivir la santidad y la perfeccion, la prenitud de la vida cristiana..
Camila
madre camila1880
 
Mensajes: 12
Registrado: Mié Sep 22, 2010 6:46 am

Re: 9. Prioridad de la PV: Herejías y Elementos para la construc

Notapor alvarezcruz » Sab Dic 11, 2010 6:15 am

1.- Actitudes para poder construir una cultura vocacional:
a) El derrotismo: No podemos hacer nada.
b) El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...
c) La excusa: Ya tenemos un (equipo) encargado.
d) La edad: Eso es cosa de los más jóvenes; a mi edad...
e) Es la hora de los laicos

2.- Elementos para la construcción de la cultura vocacional
a) La centralidad de Jesucristo: El entusiasmo y el gozo se tienen que convertir en elementos intrínsecos del anuncio misionero de Jesucristo. No podemos presentar nuestra fe sin un convencimiento firme y esperanzado de que llevamos la buena noticia que los jóvenes están anhelando escuchar. Es imposible que nuestra animación vocacional alcance a alguno, si no confiamos en la fuerza de lo que anunciamos, la Palabra de Dios capaz de transformar a los oyentes (1Te 2,13). Por último, la animación vocacional deberá ir acompañada de signos de vida verdadera.
b) La figura de María: El acompañamiento constante de María en nuestros procesos de discernimiento es una forma de ir aprendiendo de ella esas actitudes tan suyas y tan propias del creyente: la humildad, la alabanza de la grandeza de Dios, el reconocimiento de la obra que Dios hace en nosotros, la confianza desproporcionada en Dios y la esperanza en el cumplimiento de sus promesas, el cultivo de la oración, la aceptación de la cruz y de los reveses de la vida, la perseverancia en el camino de la fe a pesar de las oscuridades, el gozo por la preferencia de Dios por los humildes, la lectura creyente de la propia historia y, evidentemente, la respuesta positiva a la llamada de Dios.
c) La experiencia fuerte de Dios: Los nuevos movimientos, en general, han acertado a configurar una auténtica experiencia de Dios. En muchos de ellos la liturgia resulta una celebración de la fe, que la recrea y alimenta, no un acto aburrido y sin experiencia espiritual.
d) Sentido de Iglesia: Las vocaciones solamente florecerán en aquellos grupos en los que, sin cerrar los ojos al pecado eclesial, se viva un fuerte sentido eclesial, radicado en la alegría de la pertenencia a la Iglesia, el deseo de servirla y el reconocimiento de su puesto singular en la economía de la salvación querida por Jesucristo.
e) Vivencia comunitaria de la fe: Desde un punto de vista de la cultura vocacional, la vivencia y la expresión comunitaria de la fe es uno de los factores que más ayudan. Son las comunidades vigorosas las que reúnen a su alrededor, a aquellos cristianos que quieren hacer de Jesucristo el centro de su vida.
f) Aprecio por las vocaciones sacerdotales y consagradas: La pastoral vocacional no puede considerarse una pastoral anti-laical. Esto no quita que tanto el ministerio ordenado como la vida consagrada representen dentro de la Iglesia dos formas excelentes de vida cristiana, que toda comunidad cristiana debería estar empeñada en promover.
alvarezcruz
 
Mensajes: 10
Registrado: Lun Oct 04, 2010 2:31 pm

AnteriorSiguiente

Volver a Curso: Promoción vocacional

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |