cualidad de hijo de DIOS

La Teología es la ciencia de Dios en cuanto Dios, conocida a partir de la revelación. La Teología es y debe seguir siendo la humilde sierva de la Palabra de Dios. Al ser un servicio, la Teología tiene que ejercer su tarea en comunión con el Magisterio. En las materias difíciles entre las que se mueve es compatible que haya cierta diversidad de opiniones, no graves, en el marco de la unidad de la fe y la fidelidad al Magisterio, ya que la historia demuestra que siempre ha habido lugar en la Iglesia para una gran diversidad de teólogos y de teologías. La fe es una, sí, pero ¡qué diferencia existe entre las teologías de Justino, Cipriano, Orígenes, San Agustín o Santo Tomás de Aquino! Esta diversidad también trae ventajas para la Iglesia y ha sido fuente de progreso teológico. Por ello este es un espacio de discusión sobre temas opinables de la teología, pero estrictamente dedicado a lo que se opina en las diversas escuelas para exponer y defender una u otra posición y dar de esta forma una visión de conjunto, recordando que no hay verdadera Teología sin Magisterio y sin fe

Moderadores: raulalonso, Catholic.net, mayra novelo, Moderadores Animadores

cualidad de hijo de DIOS

Notapor albertochico » Vie Feb 14, 2014 12:57 pm

Tengo una duda teológica:
Si nosotros al ser Bautizados nos insertamos en la divinidad trinitaria y nos convertimos en hijos de Dios por adopción, Los no Bautizados no son hijos de Dios y tampoco pueden salvarse si no se bautizan? Gracias.
albertochico
 
Mensajes: 10
Registrado: Mié Feb 12, 2014 5:16 am

Re: cualidad de hijo de DIOS

Notapor IvanEstoico » Vie Feb 14, 2014 5:08 pm

Querido hermano en Cristo.

albertochico escribió:Tengo una duda teológica:
Si nosotros al ser Bautizados nos insertamos en la divinidad trinitaria y nos convertimos en hijos de Dios por adopción, Los no Bautizados no son hijos de Dios y tampoco pueden salvarse si no se bautizan? Gracias.

Querido Alberto efectivamente nosotros los bautizados somos hijos en el Hijo, el Verbo Santisimo asumio nuestra naturaleza humana para hacernos participes de su divinidad. Mediante la gracia nosotros acogemos la verdad revelada por Dios Uno y Trino y nos justificamos en el bautismo, ahora bien con respecto a la salvacion es muy conveniente traer a sazon nuestro Catecismo:
"Fuera de la Iglesia no hay salvación"

846 ¿Cómo entender esta afirmación tantas veces repetida por los Padres de la Iglesia? Formulada de modo positivo significa que toda salvación viene de Cristo-Cabeza por la Iglesia que es su Cuerpo:

El santo Sínodo [...] «basado en la sagrada Escritura y en la Tradición, enseña que esta Iglesia peregrina es necesaria para la salvación. Cristo, en efecto, es el único Mediador y camino de salvación que se nos hace presente en su Cuerpo, en la Iglesia. Él, al inculcar con palabras, bien explícitas, la necesidad de la fe y del bautismo, confirmó al mismo tiempo la necesidad de la Iglesia, en la que entran los hombres por el Bautismo como por una puerta. Por eso, no podrían salvarse los que sabiendo que Dios fundó, por medio de Jesucristo, la Iglesia católica como necesaria para la salvación, sin embargo, no hubiesen querido entrar o perseverar en ella» (LG 14).

847 Esta afirmación no se refiere a los que, sin culpa suya, no conocen a Cristo y a su Iglesia:

«Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia, pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna (LG 16; cf DS 3866-3872).

848 «Aunque Dios, por caminos conocidos sólo por Él, puede llevar a la fe, "sin la que es imposible agradarle" (Hb 11, 6), a los hombres que ignoran el Evangelio sin culpa propia, corresponde, sin embargo, a la Iglesia la necesidad y, al mismo tiempo, el derecho sagrado de evangelizar» (AG 7).


Que Dios te bendiga.
El mismo Verbo Dios era,
que el principio se decía;
Él moraba en el principio,
y principio no tenía...
IvanEstoico
 
Mensajes: 764
Registrado: Dom Oct 14, 2012 5:18 pm
Ubicación: En el camino en pos del Amado, que por la Iglesia es iluminado.

Re: cualidad de hijo de DIOS

Notapor eduarod » Lun Feb 17, 2014 3:07 am

albertochico escribió:Tengo una duda teológica:
Si nosotros al ser Bautizados nos insertamos en la divinidad trinitaria y nos convertimos en hijos de Dios por adopción, Los no Bautizados no son hijos de Dios y tampoco pueden salvarse si no se bautizan? Gracias.

Estimado en Cristo ablertochico:

Este es un tema que históricamente se ha prestado a diversas y graves confusiones.
La confusión más importante viene de aquellos que conocen y malinterpretan esta Definición Dogmática de la Santa Iglesia:
CAN. V. Si alguno dijere, que el Bautismo es arbitrario, esto es, no preciso para conseguir la salvación; sea excomulgado.
Cánones sobre el Bautismo
Concilio de Trento

Es evidente entonces que el Bautismo SI es necesario para conseguir la salvación.
La confusión y el error de interpretación es a veces motivado por este otro Dogma de Fe igualmente mal interpretado:
CAN. II. Si alguno dijere, que el agua verdadera y natural no es necesaria para el sacramento del Bautismo, y por este motivo torciere a algún sentido metafórico aquellas palabras de nuestro Señor Jesucristo: Quien no renaciere del agua, y del Espíritu Santo; sea excomulgado.

Combinando estos dos Dogmas con alguna frecuencia en la historia se ha torcido el sentido de ambos para querer interpetar de ellos que solo aquellas personas que han sido Bautizadas mediante la administración de ese Sacramento en la Iglesia pueden salvarse. En consecuencia, TODA persona -erroneamente se pretende- que NO hubiese sido Bautizada Sacramentalmente en la Iglesia NO PODRÍA salvarse en lo absoluto.
Incluso hay algunos que llegan tan lejos en estos errores de interpretación, que tienen el atrevimiento de afirmar que las afirmaciones del Catecismo que ha citado el hermano IvanEstoico son "heréticas" y, por consiguiente, vendrían a ser "pruebas" de que la Iglesia actual "está corrupta" y "no se puede confiar en sus enseñanzas".
Pero todos esos errores interpretativos, y las conclusiones aberrantes subsiguientes, surgen de simplemente no leer bien.
Porque cualquiera que lea bien notará una diferencia importantísima entre ambos Dogmas:
En el Canon II se habla del SACRAMENTO del Bautismo, mientras que en el Canon V NUNCA aparece la palabra "Sacramento".
Y es que, en realidad, la Gracia del Bautismo SI se puede llegar a recibir por medios alternos al propio Sacramento.
Ciertamente el Sacramento es el ÚNICO modo ordinario y seguro que conocemos por el cual se puede GARANTIZAR que la persona ha recibido esa Gracia Bautismal. Por eso es que es necesario NO minimizar ni mucho menos menospreciar la importancia y urgencia de administrar a cuantas personas sea posible ese Sacramento, sobre todo a los niños pequeños que nacen de padres cristianos, pues es verdad que a veces los padres posponen irresponsablemente la administración del Bautismo por causas mundanas como puede ser la capacidad de organizar una buena fiesta para el festejo.
Pero que el Sacramento sea la única manera de GARANTIZAR que la persona reciba esa Gracia, y que sin agua no pueda haber verdadero Sacramento como lo enseñan los cánones citados; de ningún modo significa que esta sea la ÚNICA manera de recibir la Gracia Bautismal.
Por el contrario, el propio Concilio de Trento habría entrado en contradicción consigo mismo si hubiese afirmado tal cosa, pues, por ejemplo, claramente señala en otro de sus cánones que:
CAN. IV. Si alguno dijere, que los Sacramentos de la nueva ley no son necesarios, sino superfluos para salvarse; y que los hombres sin ellos, o sin el deseo de ellos, alcanzan de Dios por sola la fe, la gracia de la justificación; bien que no todos sean necesarios a cada particular; sea excomulgado.
Cánones de los Sacramentos en común
Concilio de Trento

Donde es claro que la Gracia de la Justificación puede alcanzarse NO SOLO por la administración propiamente dicha del Sacramento, sino TAMBIÉN es posible llegar a alcanzarla por el solo DESEO del Sacramento. Por ejemplo, en el caso del Bautismo, la Iglesia tradicionalmente ha reconocido la existencia del "Bautismo de Deseo" que es aquel que reciben, de manera NO SACRAMENTAL aquellos catecúmenos que, habiendo deseado el Bautismo y estando en la preparación propia para ello (la que en un adulto puede durar más de un año), por alguna circunstancia desafortunada llegan a morir ANTES de poder realizar ese deseo que claramente tenían de ser Bautizados. La Iglesia reconoce abiertamente que estas personas reciben la Gracia Bautismal por el DESEO que tenían del Sacramento, más es claro que eso NO ocurre por medio del Sacramento mismo, pues este nunca se llegó a celebrar en realidad (el Sacramento es el Signo sensible, para fines prácticos podríamos decir que es el rito o ceremonia del Bautismo).
Por eso, si el propio Concilio que afirma con fuerza infalible y dogmática que el Bautismo es absolutamente necesario para la Salavación, al mismo tiempo admite la posibilidad de formas extra-sacramentales de recibir la Gracia del Sacramento, pues es evidente entonces que esa insensata creencia de que solo se pueden salvar aquellos que hayan sido formal y sacramentalmente bautizados en la Iglesia no es sino un grave error.

Ahora bien, sobre la necesidad del Bautismo (preciso es insistir: NO necesariamente del Sacramento como tal, sino de la Gracia propia del mismo) el asunto queda muy claro si consideramos qué es lo que hace el Bautismo:
Nos limpia del pecado, nos otorga la Fe, nos hace Hijos de Dios, etc.
Entonces es completamente evidente que si el Bautismo es el que hace eso, entonces NADIE puede quedar limpio del pecado, tener el Don de la Fe o ser VERDADERO Hijo de Dios, si NO ha recibido la Gracia Bautismal. O, dicho de una manera más clara: el solo hecho de ser Hijo de Dios, o haber quedado limpio del pecado, de tal suerte que puede uno salvarse es señal de que uno YA recibió la Gracia Bautismal. Claro, no hay una etiqueta externa que diga, por ejemplo, cuando muere alguien, si esta persona recibió o no la Gracia Bautismal; y en cambio SI hay un Acta Bautsimal cuando la persona recibe el Sacramento. En otras palabras, el Sacramento es tangible y produce seguridad y certeza, las formas extraordinarias de recibir la Gracia NO son tangibles y, por consiguiente, es muy difícil saber si la Gracia se recibió o no; al punto de que, en muchas ocasiones, tan solo Dios Sabe si la Él Otorgó la Gracia en cuestión o no. Eso es justamente lo que hacen los Sacramentos por nosotros, y es la razón por la que Dios, sabiendo lo importante que es para nosotros tener algún tipo de certeza, los instituyó: para que si nosotros expresamente buscamos el Don de la Gracia que Él nos da, podamos entonces tener alguna certeza de que la hemos recibido en tanto sigamos ese sabio consejo que la Santísima Virgen dio a aquellos sirvientes en las bodas de Caná: "hagan lo que Él les diga". Entonces, si nosotros hacemos lo que Cristo nos dijo que hicieramos para obtener la Gracia, es decir, si en Comunión con la Iglesia llevamos a cabo el Signo Sacramental queriendo hacer por medio del mismo lo que hace la Iglesia, lo que incluye hacerlo mediante un ministro apto para ello, entonces podemos tener una fuerte seguridad de que en verdad el Sacramento se ha producido y la Gracia ha sido concedida.

Ahora bien, ¿qué pasa si una persona, por su situación particular no sabe qué es lo que Dios quiere que haga para obtener la Gracia?, entonces Él, en su Infinita Misericordia, puede compadecerse de nosotros y darnos de todas formas aquello que necesitabamos pero no sabíamos pedir, la Escritura es clara en ello:
El servidor que, conociendo la voluntad de su señor, no tuvo las cosas preparadas y no obró conforme a lo que él había dispuesto, recibirá un castigo severo.
Pero aquel que sin saberlo, se hizo también culpable, será castigado menos severamente. Al que se le dio mucho, se le pedirá mucho; y al que se le confió mucho, se le reclamará mucho más.
San Lucas 12, 47-48
Igualmente, el mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero es Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables.
Romanos 8, 26

Notemos, sin embargo, que el Evangelio NO DICE que el ignorante no será castigado en lo absoluto, y en realidad eso no es injusticia, sino que recordemos que la Voluntad de Dios lo que hace es orientarnos a hacer aquello que es bueno para nosotros mismos y que en realidad Dios ha inscrito los aspectos más importantes de esa Ley en nuestro corazón; de tal suerte que TODOS, si fueramos realmente profundamente honestos con nosotros mismos, y no nos dejaramos llevar por nuestras pasiones o ideas humanas pre-concebidas (ya sea originadas por nosotros mismos o enseñadas por terceros), podríamos encontrar en lo profundo de nuestro propio ser aquello que es bueno para nosotros y que, por lo mismo, es lo que Dios Quiere que hagamos. Por consiguiente, cuando mal orientados por enseñanzas ajenas a la Voluntad de Dios (p.ej. por tradiciones de un pueblo no cristiano al que pudieramos pertenecer) llegamos a actuar contra esa Voluntad inscrita en nuestro corazón; aún cuando esto se haga en plena ignorancia y con un grado mínimo o nulo de culpa personal; de todas formas al actuar en contra de ese orden natural hacemos cosas que son objetivamente malas para nosotros y no deja de haber en todo ello, aunque se nos haya hecho creer que eso es lo correcto, un acto por el que ignoramos esa Ley profundamente inscrita en nuestro propio ser. Por eso es que no hay injusticia en que Dios castigue de manera relativamente leve también esas trasgresiones, pero ese castigo leve, evidentemente, NO se puede traducir en una condenación Eterna, porque entonces es obvio que el castigo ya no sería menos severo. Y esto nos es confirmado por lo que Enseña el Catecismo, donde vemos que se puede tener Esperanza en la Salvación Eterna aún de personas que NO han sido formalmente Bautizadas mediante el Sacramento.
Sin embargo, una vez más es necesario insistir en que eso NO significa que esas personas NO reciban la Gracia del Bautismo aunque sea de una manera NO sacramental. Porque si no hubieran recibido el Bautismo no habrían sido limpiadas de sus pecados, y es obvio entonces que permaneciendo en pecado SI ES IMPOSIBLE Salvarse, porque no se puede estar con Dios y contra Dios al mismo tiempo, que es lo que en realidad implica la Verdad Dogmática definida por el Concilio de Trento; la cual también implica que la Salvación es necesariamente un Acto de la Gracia de Dios y NO algo que el ser humano pueda alcanzar únicamente por sus propios méritos o esfuerzos. Es decir, nosotros no nos podemos limpiar a nosotros mismos de nuestro pecado, sino podemos ser limpiados tan solo por la Gracia de Dios, pero si alguien ha recibido esa Gracia aunque sea de manera no-sacramental, y por consiguiente ha quedado limpia de su pecado, entonces está claro que ha recibido la Gracia del Bautismo y, por consiguiente, esa persona NO se salva SIN Bautismo, sino se salva Bautizada.

Que Dios te bendiga.
eduarod
 
Mensajes: 1802
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: cualidad de hijo de DIOS

Notapor Tiger Lee » Jue Oct 23, 2014 4:20 am

Querido Alberto efectivamente nosotros los bautizados somos hijos en el Hijo, el Verbo Santisimo asumio nuestra naturaleza humana para hacernos participes de su divinidad. Mediante la gracia nosotros acogemos la verdad revelada por Dios Uno y Trino y nos justificamos en el bautismo, ahora bien con respecto a la salvacion es muy conveniente traer a sazon nuestro Catecismo:


Igualmente, el mismo Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero es Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables.
Max
Tiger Lee
 
Mensajes: 1
Registrado: Jue Oct 23, 2014 3:38 am


Volver a Controversias teológicas - San Agustín de Hipona

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |