UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Un espacio para compartir experiencias, opiniones y consejos acerca de la vida matrimonial y familiar: relaciones conyugales, fidelidad, comunicación en la pareja, paternidad responsable, la educación de los hijos, el enriquecimiento mutuo en la convivencia y las amenazas y riesgos a las que se enfrenta la familia, como institución, en nuestros días. No es un lugar de consultoría matrimonial, sino un lugar para compartir temas y opiniones de manera pública

Moderadores: siempremaria, Catholic.net, enrique_ellena, Moderadores Animadores

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Mar Oct 02, 2012 11:09 am

Imagen

Hola,chicos del foro:

Festejando a los Santos Angeles custodios, realicé éste video que espero sirva para aumentar nuestra fé

http://youtu.be/GPtlqBALebM

Dios Todopoderoso y Eterno, Uno en Tres Personas! Antes de conjurar a los Santos Ángeles, tus servidores y de llamarlos en nuestro socorro, nos postramos delante de Ti y Te adoramos, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Bendito y alabado seas por toda la eternidad. Que todos los Ángeles y los hombres que has creado te adoren, te amen y te Sirvan, Dios Santo, Dios Fuerte, Dios Inmortal!

¡Y Tú, María, Reina de los ángeles, medianera de todas las gracias, todopoderosa en tu oración, recibe bondadosamente la oración que les dirigimos a tus servidores, y hazla llegar hasta el Trono del Altísimo para que obtengamos gracia, salvación y auxilio! AMEN.


¡Ángeles grandes y Santos, Dios los envía para protegernos y ayudarnos!

Los conjuramos, en el nombre de Dios Uno en Tres Personas,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de la Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos, en el nombre todopoderoso de Jesús,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por todas las heridas de Nuestro Señor Jesucristo,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por todas las torturas de Nuestro Señor Jesucristo,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por la Santa Palabra de Dios,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por el Corazón de Nuestro Señor Jesucristo,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre del amor de Dios por nosotros tan pobres,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de la fidelidad de Dios para con nosotros tan pobres,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de la misericordia de Dios para con nosotros tan pobres,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de María Reina del Cielo y de la tierra,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de María vuestra Reina y Soberana,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos en nombre de María, Madre de Dios y Madre nuestra,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por su propia felicidad,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por su propia fidelidad,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos por su fuerza combativa por el Reino de Dios,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Los conjuramos, ¡cúbrannos con sus escudos!
Los conjuramos, ¡protéjannos con sus espadas!
Los conjuramos, ¡ilumínennos con su luz!
Los conjuramos, ¡abríguennos bajo el manto de María!
Los conjuramos, ¡enciérrennos en el Corazón de María!
Los conjuramos, ¡deposítennos en las manos de María!
Los conjuramos, ¡muéstrennos el camino hacia la puerta de la vida: el Corazón abierto de Nuestro Señor!
Los conjuramos, ¡condúzcannos seguros hacia la casa del Padre Celestial!

Todos los Coros de los Espíritus bienaventurados,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Ángeles de la vida,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Ángeles de la fuerza de la palabra de Dios,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Ángeles de la caridad,
¡Vuelen en nuestro socorro!

Ángeles que Dios nos atribuye especialmente, como compañeros,
¡Vuelen en nuestro socorro!

¡Vuelen en nuestro socorro, los conjuramos!
Porque hemos recibido en herencia la Sangre de Nuestro Señor y Rey.

¡Vuelen en nuestro socorro, los conjuramos!
Porque hemos recibido en herencia el Corazón de Nuestro Señor y Rey.

¡Vuelen en nuestro socorro, los conjuramos!
Porque hemos recibido en herencia el Corazón Inmaculado de María la Virgen Purísima y vuestra Reina.

¡Vuelen en nuestro socorro, los conjuramos!
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Mié Oct 03, 2012 7:37 pm

Imagen


Les comparto otro cuento que no es cuento. La vida de San Francisco de Asis

Espero les guste y sirva
http://youtu.be/uC9lxFv9RKM
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Vie Oct 26, 2012 11:49 am

Imagen
Pido al Espíritu santo inspiración para compartir por medio de un cuento valores familiares.
Amén
Había una vez una pequeña niña que vivía en una casa muy bonita, con árboles y un alegre porche con macetas llenas de flores hermosas.
Tenían un gran terreno donde había gallinas, borregos. Y en él era feliz.
Los vecinos eran amables, el tendero le regalaba de vez en cuando un dulcesito, todos eran muy lindos con ella.

Un día, su tranquilo mundo cambió. Tuvieron que cambiarse por cuestiones que ella no entendía.
Llegaron a una colonia mucho más bonita, con grandes casas, pero donde no era tratada con tanto cariño.

Culpaba a su madre por haberla llevado a ése sitio. Se volvió desobediente, nada de lo que su mamá le decía le parecía bien.
Y empezó a hacer lo posible por molestarla.
Y empezó también su sufrimiento porque mientras más hacía por molestar a su madre, más mal iba su camino.

Uno y otro desprecio sufrió su mamá de parte de ella.
Cada noche su madre oraba pidiendo iluminara el entendimiento de su hija, pero Dios parecía no escucharla.

Trató todos los medios para hacerla entender, pero no encontró ninguno que fuera efectivo. Ni golpes, ni mimos, ni paseos, ni regalos sirvieron para hacer reflexionar a su hija.

Ella seguía orando, pidiendo luz sobre su hija. Y Dios parecía no escucharla.

Pasó el tiempo, la niña creció, se convirtió en una mujer. Se casó, tuvo hijos y seguía sin aceptar a su mamá, seguía despreciándola.
Sólo mucho tiempo después, cuando ella misma sufrió lo que su madre había sufrido pudo por fin entenderla.

También ella dejó una casa hermosa, también ella dejó lo que para muchos era una buena vida por las mismas razones que lo hizo su madre.
Por fin la luz se hizo dentro de ella, por fin pudo entender lo que su madre intentó decirle de pequeña.

Así sucede muchas veces cuando se apega uno a los bienes materiales y por ellos desprecia a quien nos ama.
Dios nos dice "honrarás a tu padre y madre".
Ello implica no juzgar sus actos porque ellos tienen sus razones para hacerlo. Tal vez no sean las que uno desea, ni las que uno cree, pero siempre son guiadas por el amor a nosotros sus hijos.

Que tengan dulces sueños.
Imagen
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Jue Ene 10, 2013 9:34 pm

Imagen
Paz y bien:

Pido al Espíritu santo me inspire un cuento con valores que sirva para integrar a la familia. Amén.

Rosita era una niña feliz. Tenía una bonita familia a la que amaba.
Un día la situación económica cambió drásticamente. Su mundo infantil se deshizo como una pompa de jabón que sucumbe finalmente.

Día a día todo empeoraba. Su familia pasaba por momentos muy difíciles, todos estaban de mal humor. Su padre salía mucho de casa, su madre trataba de sobrellevar la situación con la determinación que la caracterizaba.
Su madre podía resolver todo con una sonrisa en la cara, con un gesto, con un grito.
Ella todo lo podía y todo lo conseguía.

Un día su madre enfermó gravemente. Nadie atinaba a saber lo que causaba su enfermedad. Ningún doctor lograba curarla.
Su madre empeoraba cada día ante sus ojos infantiles atemorizados. Su mundo se llenó de sombras.
Su padre no alcanzaba a sobreponerse a la enfermedad de su esposa y todo iba mal a los ojos de Rosita.

Finalmente, Rosita también enfermó.
Estaba tan enferma que sus familiares pensaban que iba a morir. Ella misma sentía que muerta estaría mejor.
Sentía que con su ausencia podía ayudar mejor a su familia que con su presencia. Los amaba tanto que sentía ésa era la solución ideal.

Su enfermedad aumentaba cada día, ni sus padres ni los doctores sabían lo que le sucedía.

Así que la casa antes tan alegre se llenó de tristeza con las dos enfermas. La madre no mostraba signos de recuperación y Rosita empeoraba también.

Un día, en que se quedaron las dos sólas, la madre se acercó a la pequeñta pensando que dormía. La besó en la frente diciéndole en voz baja:

"Pronto todo va a solucionarse, mi nena. Cuando yo no esté, todo estará mejor. Las cosas se solucionarán. A tu papá le ayudarán tus abuelitos y tus tíos y saldrán adelante. Le pido tanto a Dios por ustedes, le pido tanto a Dios porque los saque de aquí y los lleve a donde puedan ayudarlos"

Rosita no dormía y escuchó las palabras de su madre. Aún siendo una niña, se dió cuenta que su madre estaba enferma para salvarlos a su padre y sus hermanos.
Entonces rogó a Dios por la salud de su mamá, pidió con todo su corazón que su madre se curara, no importaba lo pobre que estuvieran, ni que tuvieran tantas estrecheces económicas, ni que vivieran apretados en un sólo cuarto como vivían.

Nada de éso importaba. Entonces deseó con todo su corazón estar ella también sana para auxiliar a su mamá. Podría trabajar, podría ayudar en las labores de casa.
Se dió cuenta que su madre estaba preocupada porque ella y sus hermanos habían pasado el tiempo quejándose de la mala situación, extrañando las comodidades que antes tenían, comparando su situación actual con la que habían tenido anteriormente.

Sintió que éso era lo que tenía tan enferma a su mamá. Se prometió a sí misma no volver a quejarse por la mala situación económica, le bastaba tener a sus padres y a sus hermanos a su lado para ser feliz. Se dió cuenta que ni todo el dinero del mundo, ni todos los juguetes, ni todas las comodidades podían sustituir a su familia.

Rosita empezó a mejorar. A los pocos días se levantó, se acercó a su madre, abrazándola fuertemente le dijo que la quería mucho, que deseaba verla sana como antes.

Un ángel escuchó la oración tan ferviente de Rosita y presentándose a la mamá le hizo saber que sus hijos la amaban, que su esposo la necesitaba. Se abrió paso en la mente nublada de la madre de Rosita hasta lograr derrumbar las telarañas que amenazaban con envolverla.

Asi es el corazón de una madre, capaz del mayor sacrificio si es en bien de sus hijos. Asi es el corazón de una madre, capaz de sanar ante la sola mención de las necesidades de sus hijos.

Poco a poco, las cosas fueron mejorando. Rosita y sus hermanos crecieron. Su madre fué recuperándose y aunque nunca las cosas volvieron a ser las mismas de antes, el amor entre ellos logró sobreponerse a las dificultades.

Imagen
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Lun Ene 14, 2013 6:00 pm

Imagen

Paz y bien, chicos y chicas:

Comparto un pequeño mensaje sobre Jesús que Maru compartió en Facebook.

LAS HUELLAS EN LA ARENA

Una noche en sueños vi que con Jesús caminaba junto a la orilla del mar bajo una luna plateada.

Soñé que veía en los cielos mi vida representada en una seria de escenas que en silencio contemplaba.

Dos pares de firmes huellas en la arena iban quedando mientras con Jesús andaba
como amigos conversando.

Miraba atento esas huellas reflejadas en el cielo pero algo extraño observé y sentí gran desconsuelo.

Observé que algunas veces al reparar en las huellas en vez de ver los dos pares, veía sólo un par de ellas.

Y observaba también yo que aquel sólo par de huellas se advertía mayormente en mis noches sin estrellas.

En las horas de mi vida llenas de angustia y tristeza cuando el alma necesita más consuelo y fortaleza.

Pregunte triste a Jesús: “¡Señor, Tú no has prometido que en mis horas de aflicción siempre andarías conmigo…? Pero noto con tristeza que en medio de mis querellas cuando más siento el sufrir veo sólo un par de huellas.

¿Dónde están las otras dos que indican Tu compañía cuando la tormenta azota sin piedad la vida mía?

Y, Jesús me contestó con ternura y comprensión: "Escucha bien, hijo mío, comprendo tu confusión. Siempre te amé y te amaré, y en tus horas de dolor siempre a tu lado estaré para mostrarte Mi Amor.
Mas si ves solo dos huellas en la arena al caminar, y no ves las otras dos que se debieran notar, es que en tu hora afligida, cuando flaquean tus pasos, no hay huellas de tus pisadas........

porque te llevo en Mis brazos".

Imagen
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Mié May 22, 2013 5:53 pm

Imagen
Paz y bien.

Hace tiempo que no escribo un cuento y me gustaría pedir al Espíritu santo su inspiración para hacerlo.

Hace tiempo, habitaba una casa pequeña una familia pequeña.

Una casa que fué el sueño de una familia para formar en ella un hogar.
Fué recibida vacía y al recorrer sus paredes desnudas, el matrimonio formado por Ant y por Li veían en ella dos cosas diferentes:

El veía un lugar espacioso, cómodo, donde sus hijos y su mujer contarían con el lugar suficiente para vivir a gusto. Hasta ése momento, habían vivido por 8 años en cuartos o viviendas incómodas.
Ella veía su casa, imaginando cómo sería cubiertas sus ventanas con bonitas cortinas, sus desnudas paredes con los retratos de sus hijos y con paisajes hermosos.

Recorrían cada rincón pensando cada uno en que era justo lo que habían soñado.

Ella se dedicó a hacer de ésa casa un verdadero hogar, es decir, un lugar cálido y cómodo en donde pudiera sentirse a gusto su familia.
Cosió cortinas, tejió carpetas, sembró flores y plantas para que embellecieran su casa.
Pintó y pegó papel tapiz para cubrir las paredes.
Cada mañana al bajar las escaleras y contemplar su casa, respiraba sintiéndose satisfecha del trabajo realizado.

Cada día contemplaba a sus hijos regresar de la escuela, cansados y veía cómo su hogar les ofrecía refugio.

Pero no todo dura en ésta vida. Y empezaron las dificultades. A medida que ellas iban creciendo, el espacio para la familia iba disminuyendo.

La casa se convirtió en lugar de trabajo, pues los ingresos iban disminuyendo y los hijos creciendo. Se acondicionó un pequeño negocio y dejó de ser un hogar.
Con ello, se perdió poco a poco la comunicación, empezaron los problemas y disgustos. Fueron creciendo hasta que el alcohol que desde siempre había estado agazapado, hizo su entrada triunfal.

Al cabo de un tiempo, el padre perdió su trabajo y la cosa empeoró. El negocio creció más hasta abarcar casi toda la casa. La familia quedó reducida a un espacio tan pequeño como grande era la separación entre ellos.

Finalmente, la casa, ésa casa que fué un sueño largamente acariciado, terminó por ser vendida. Y la familia emigró a un lugar lejano.

El alcohol permaneció acechando, escondido en las maletas en las cuales llevaban tan sólo unas pocas pertenencias y muchas esperanzas.

Al llegar a ése lugar, empezó de nuevo la formación de un hogar, de nuevo en cuartitos pequeños, de nuevo a rentar.
El alcohol se instaló en un asiento y no se quería alejar. Se sentía cómo en ése sitio e invitó a sus amigos a entrar:
Aceptaron la ira, que llegó acompañada de la inconformidad.
Pronto apareció el desencanto, del brazo de la soledad.
Finalmente llegó la muerte reclamando su lugar.

Un pequeño ángel estuvo siempre presente en cada uno de los momentos de ése hogar. Corría de un lado a otro, tratando de encontrar el modo de evitar que la desolación se abatiera sobre los que a su cargo estaban.
No pudo evitar que el alcohol entrara, tampoco la ira, ni la inconformidad. El desencanto y la soledad pasaron a su lado burlándose de su pequeñez.

Cuando vió a la muerte cercana, acudió a la Virgen que veía lejana para que ayudara a su mamá. La Virgen como siempre amable y diligente, intercedió ante su Hijo para que salvara ése hogar.

Fué así como de nuevo venció la Vida a la muerte. Quien dude de la existencia de los ángeles, de la protección de la Virgen, de la existencia de Jesús sólo pregunte a la que escribe quien lo podrá constatar.

Como un agradecimiento a Dios por el auxilio y su presencia siempre en mi vida y en la de los que amo.

GRACIAS!!!
Imagen Imagen Imagen
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Mié May 22, 2013 5:55 pm

scarlett* escribió:Imagen
Paz y bien.

Hace tiempo que no escribo un cuento y me gustaría pedir al Espíritu santo su inspiración para hacerlo.

Hace tiempo, habitaba una casa pequeña una familia pequeña.

Una casa que fué el sueño de una familia para formar en ella un hogar.
Fué recibida vacía y al recorrer sus paredes desnudas, el matrimonio formado por Ant y por Li veían en ella dos cosas diferentes:

El veía un lugar espacioso, cómodo, donde sus hijos y su mujer contarían con el lugar suficiente para vivir a gusto. Hasta ése momento, habían vivido por 8 años en cuartos o viviendas incómodas.
Ella veía su casa, imaginando cómo sería cubiertas sus ventanas con bonitas cortinas, sus desnudas paredes con los retratos de sus hijos y con paisajes hermosos.

Recorrían cada rincón pensando cada uno en que era justo lo que habían soñado.

Ella se dedicó a hacer de ésa casa un verdadero hogar, es decir, un lugar cálido y cómodo en donde pudiera sentirse a gusto su familia.
Cosió cortinas, tejió carpetas, sembró flores y plantas para que embellecieran su casa.
Pintó y pegó papel tapiz para cubrir las paredes.
Cada mañana al bajar las escaleras y contemplar su casa, respiraba sintiéndose satisfecha del trabajo realizado.

Cada día contemplaba a sus hijos regresar de la escuela, cansados y veía cómo su hogar les ofrecía refugio.

Pero no todo dura en ésta vida. Y empezaron las dificultades. A medida que ellas iban creciendo, el espacio para la familia iba disminuyendo.

La casa se convirtió en lugar de trabajo, pues los ingresos iban disminuyendo y los hijos creciendo. Se acondicionó un pequeño negocio y dejó de ser un hogar.
Con ello, se perdió poco a poco la comunicación, empezaron los problemas y disgustos. Fueron creciendo hasta que el alcohol que desde siempre había estado agazapado, hizo su entrada triunfal.

Al cabo de un tiempo, el padre perdió su trabajo y la cosa empeoró. El negocio creció más hasta abarcar casi toda la casa. La familia quedó reducida a un espacio tan pequeño como grande era la separación entre ellos.

Finalmente, la casa, ésa casa que fué un sueño largamente acariciado, terminó por ser vendida. Y la familia emigró a un lugar lejano.

El alcohol permaneció acechando, escondido en las maletas en las cuales llevaban tan sólo unas pocas pertenencias y muchas esperanzas.

Al llegar a ése lugar, empezó de nuevo la formación de un hogar, de nuevo en cuartitos pequeños, de nuevo a rentar.
El alcohol se instaló en un asiento y no se quería alejar. Se sentía cómo en ése sitio e invitó a sus amigos a entrar:
Aceptaron la ira, que llegó acompañada de la inconformidad.
Pronto apareció el desencanto, del brazo de la soledad.
Finalmente llegó la muerte reclamando su lugar.

Un pequeño ángel estuvo siempre presente en cada uno de los momentos de ése hogar. Corría de un lado a otro, tratando de encontrar el modo de evitar que la desolación se abatiera sobre los que a su cargo estaban.
No pudo evitar que el alcohol entrara, tampoco la ira, ni la inconformidad. El desencanto y la soledad pasaron a su lado burlándose de su pequeñez.

Cuando vió a la muerte cercana, acudió a la Virgen que veía lejana para que ayudara a ésa familia. La Virgen como siempre amable y diligente, intercedió ante su Hijo para que salvara ése hogar.

Fué así como de nuevo venció la Vida a la muerte. Quien dude de la existencia de los ángeles, de la protección de la Virgen, de la existencia de Jesús sólo pregunte a la que escribe quien lo podrá constatar.

Como un agradecimiento a Dios por el auxilio y su presencia siempre en mi vida y en la de los que amo.

GRACIAS!!!
Imagen Imagen Imagen
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Mié May 22, 2013 5:55 pm

Imagen
Paz y bien.

Hace tiempo que no escribo un cuento y me gustaría pedir al Espíritu santo su inspiración para hacerlo.

Hace tiempo, habitaba una casa pequeña una familia pequeña.

Una casa que fué el sueño de una familia para formar en ella un hogar.
Fué recibida vacía y al recorrer sus paredes desnudas, el matrimonio formado por Ant y por Li veían en ella dos cosas diferentes:

El veía un lugar espacioso, cómodo, donde sus hijos y su mujer contarían con el lugar suficiente para vivir a gusto. Hasta ése momento, habían vivido por 8 años en cuartos o viviendas incómodas.
Ella veía su casa, imaginando cómo sería cubiertas sus ventanas con bonitas cortinas, sus desnudas paredes con los retratos de sus hijos y con paisajes hermosos.

Recorrían cada rincón pensando cada uno en que era justo lo que habían soñado.

Ella se dedicó a hacer de ésa casa un verdadero hogar, es decir, un lugar cálido y cómodo en donde pudiera sentirse a gusto su familia.
Cosió cortinas, tejió carpetas, sembró flores y plantas para que embellecieran su casa.
Pintó y pegó papel tapiz para cubrir las paredes.
Cada mañana al bajar las escaleras y contemplar su casa, respiraba sintiéndose satisfecha del trabajo realizado.

Cada día contemplaba a sus hijos regresar de la escuela, cansados y veía cómo su hogar les ofrecía refugio.

Pero no todo dura en ésta vida. Y empezaron las dificultades. A medida que ellas iban creciendo, el espacio para la familia iba disminuyendo.

La casa se convirtió en lugar de trabajo, pues los ingresos iban disminuyendo y los hijos creciendo. Se acondicionó un pequeño negocio y dejó de ser un hogar.
Con ello, se perdió poco a poco la comunicación, empezaron los problemas y disgustos. Fueron creciendo hasta que el alcohol que desde siempre había estado agazapado, hizo su entrada triunfal.

Al cabo de un tiempo, el padre perdió su trabajo y la cosa empeoró. El negocio creció más hasta abarcar casi toda la casa. La familia quedó reducida a un espacio tan pequeño como grande era la separación entre ellos.

Finalmente, la casa, ésa casa que fué un sueño largamente acariciado, terminó por ser vendida. Y la familia emigró a un lugar lejano.

El alcohol permaneció acechando, escondido en las maletas en las cuales llevaban tan sólo unas pocas pertenencias y muchas esperanzas.

Al llegar a ése lugar, empezó de nuevo la formación de un hogar, de nuevo en cuartitos pequeños, de nuevo a rentar.
El alcohol se instaló en un asiento y no se quería alejar. Se sentía cómo en ése sitio e invitó a sus amigos a entrar:
Aceptaron la ira, que llegó acompañada de la inconformidad.
Pronto apareció el desencanto, del brazo de la soledad.
Finalmente llegó la muerte reclamando su lugar.

Un pequeño ángel estuvo siempre presente en cada uno de los momentos de ése hogar. Corría de un lado a otro, tratando de encontrar el modo de evitar que la desolación se abatiera sobre los que a su cargo estaban.
No pudo evitar que el alcohol entrara, tampoco la ira, ni la inconformidad. El desencanto y la soledad pasaron a su lado burlándose de su pequeñez.

Cuando vió a la muerte cercana, acudió a la Virgen que veía lejana para que ayudara a ésa familia. La Virgen como siempre amable y diligente, intercedió ante su Hijo para que salvara ése hogar.

Fué así como de nuevo venció la Vida a la muerte. Quien dude de la existencia de los ángeles, de la protección de la Virgen, de la existencia de Jesús sólo pregunte a la que escribe quien lo podrá constatar.

Como un agradecimiento a Dios por el auxilio y su presencia siempre en mi vida y en la de los que amo.

GRACIAS!!!
Imagen Imagen Imagen
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Jue Feb 06, 2014 9:43 pm

Imagen
Paz y bien.

Hace tiempo que no escribo un cuento y me gustaría pedir al Espíritu santo su inspiración para hacerlo.

Imagen

Cierto día una muchacha acompañó a su amiguita a ver a su madre. Era día de exámen y salieron temprano al terminarlo. Su amiguita deseaba ver a su mamá, así que decidieron hacerlo. Subieron a un camión, bajron de él y caminaron algunas calle, tomaron el metro; bajaron para tomar otro camión que las llevó finalmente a una colonia de los alrededores.

Era una casa de dos pisos, con muebles y adornos bonitos. Era una casa grande.... pero vacía. Tan vacía como aquella a quien buscaban, quien no estaba.
Esperaron por un buen rato. Recorrieron las distintas habitaciones: una gran sala, un comedor grande, una cocina amplia, baños con azulejos, corredores con sol y plantas.

Finalmente, decidieron irse pues no llegó su madre.

Tomaron otro camión para ir con una tía que las recibió en su pequeño negocio, les ofreció unos dulces.... y nadamás.

Ya era el tiempo de regresar a casa y despidiéndose de su amiga, tomó un autobús que le pareció conocido. Su mente iba choqueada con los acontecimientos, percibía el dolor de su amiga como si fuera el suyo propio. Ella misma había visto a su madre alejarse y no regresar.

Su amiga vivía en una pequeña casa compuesta de dos recámaras, una estancia que era sala, comedor y cocina, situada en una vecindad dentro de una colonia popular. En nada parecida a la casa que acababan de visitar, ni al negocio que acababan de ir.

Percibía también el deseo de su amiga de ser recibida en ésas casas, de buscar refugio... pero también sabía que éso no sería nunca realidad. Sabía que su amiga anhelaba lujos que su pobre padre no podía ofrecerle. Sabía que su amiga estaba entre la espada de la ambición de una vida a la que no era invitada y la pared del amor a su padre y sus hermanos.

Entre sus cavilaciones internas, alcanzó a percibir que el camión en el que iba, tomaba el rumbo contrario a su casa. A pesar de darse cuenta, no se atrevió a bajarse pues no llevaba más dinero para el regreso.
Veía calles y calles pasar sin reconocer nada.
Esperaba finalmente ver algo conocido para poder orientarse y regresar a casa.

Así, entre sus dudas e incertidumbres, llegó al fin del recorrido del camión. El chofer le dijo que habían llegado. Ella pensó pedirle que la regresara, pues no tenía dinero. Pero no se atrevió.
Se bajó, caminó, recorriendo el camino por el que el camión había venido. Pensó en regresar caminando hasta el punto que conocía....Era tarde y su madre pronto llegaría... Empezó finalmente a llorar.

Una persona se le acercó a preguntar porqué lloraba, seguramente extrañada de ver a una niña de primero de secundaria delgada y con dejo de abandonada, llorar a media calle. Entre sollozos, explicó que no tenía dinero para regresar a casa.
La mujer compadecida, le dió diez centavos para el regreso... y con ellos, tomó el autobús rumbo a su hogar.

Ella, al igual que su amiga, había soñado con una vida distinta a la que vivía, dado el abandono de su madre.

Ella también había soñado en ser recibida por personas distintas. A diferencia de su amiga, ella no tenía una imágen de su madre a la que no recordaba. En su corazón había esperado siempre su regreso, que un día apareciera para llevarla con ella.

Ahora sabía que éso no sucedería. Ahora sabía que su madre no regresar!a a un hogar pobre como el suyo.
Ahora sabía que su madre vivía en una casa como la de la mamá de su amiga.

Al tomar el camión de regreso, con los diez centavos que le regalaron, tomó también el camino de regreso a los brazos de quien había dado siempre todo por ella. Al camino del amor incondicional, del amor que no es engendrado en un vientre, pero sí en el corazón.

A la memoria de mi abuelita, que en Gloria de Dios esté y que pronto cumpliría años.
Un beso y un abrazo. Seguramente estaremos juntas el día que Dios decida que es hora de regresar a casa.

Para todos ésos niños y niñas que han visto partir a alguno de sus padres y no han visto su regreso: Yo terminé por descubrir que Dios trajo a mi vida a quien realmente me amaba aún antes de mi nacimiento, que Dios puso en mi camino a la persona ideal para cuidar de mí.
Los ángeles existen. Toman formas de mujer o de hombre y cuidan de todos los niños.

Dulces sueños
Imagen
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Mar Ago 05, 2014 3:46 pm

Paz y bien.

Hace tiempo que no escribo un cuento y me gustaría pedir al Espíritu santo su inspiración para hacerlo.

LAS CARICIAS DE DIOS
Autor:
Periquin pericón

Hola:

Soy un pequeño huevo. Mi mami me mantiene calientito. Mi mami y mi papi han construido un nido en lo alto de un árbol para mí y mis hermanitos.

Dentro de mi huevo, Dios me habla, me dice que mis alas se llenaran de plumas y serán tan fuertes que podrán sostener el peso de mi cuerpo..

-¿Para qué necesito yo tener dos alas fuertes?-le pregunto entonces a Dios.
-Para que vueles por los aires.

-Ah, los aires ¿qué son, Dios?
- Una caricia que he dado al mundo para demostrarle a mis criaturas cuánto las amo.

-Y con mis alas podré volar entre tus caricias'

-Si. Y ¿sabes, periquín? Tú eres parte de mi plan. Tengo reservada para tí una gran misión. Y para ello, necesito que tengas alas fuertes.

-Eso suena super!!!
-Y... ¿cuál es ésa misión?-pregunto, cayendo en la cuenta de que aún no me lo ha explicado Dios.

LEER COMPLETO http://lavoluntaddediosenmivida.blogspot.mx/2014/08/las-caricias-de-dios.html
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Mar Ago 05, 2014 3:49 pm

Imagen

Paz y bien.

Hace tiempo que no escribo un cuento y me gustaría pedir al Espíritu santo su inspiración para hacerlo.

LAS CARICIAS DE DIOS
Autor:
Periquin pericón
Imagen
Hola:

Soy un pequeño huevo. Mi mami me mantiene calientito. Mi mami y mi papi han construido un nido en lo alto de un árbol para mí y mis hermanitos.

Dentro de mi huevo, Dios me habla, me dice que mis alas se llenaran de plumas y serán tan fuertes que podrán sostener el peso de mi cuerpo..

-¿Para qué necesito yo tener dos alas fuertes?-le pregunto entonces a Dios.
-Para que vueles por los aires.

-Ah, los aires ¿qué son, Dios?
- Una caricia que he dado al mundo para demostrarle a mis criaturas cuánto las amo.

-Y con mis alas podré volar entre tus caricias'

-Si. Y ¿sabes, periquín? Tú eres parte de mi plan. Tengo reservada para tí una gran misión. Y para ello, necesito que tengas alas fuertes.

-Eso suena super!!!
-Y... ¿cuál es ésa misión?-pregunto, cayendo en la cuenta de que aún no me lo ha explicado Dios.

LEER COMPLETO http://lavoluntaddediosenmivida.blogspot.mx/2014/08/las-caricias-de-dios.html
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Mar Ago 19, 2014 11:48 am

Imagen
Paz y bien.

Cuando uno está lejos de aquello que ha conocido siempre, cuando uno está lejos de todo aquello que alguien más creó o realizó y se encuentra sólo ante la inmensidad de un lugar donde no hay nada, donde no existen árboles, ni flores, ni ríos, se da cuenta de dos cosas: primero el inmenso amor de Dios creador y segunda: que nadie va a hacer aquello que no hagamos nosotros mismos con nuestras propias manos.

Eso me motivó para escribir éste pequeño cuento. Espero les guste.


UN AMOR CENTELLEANTE

Erase que se era.... allá en los primeros tiempos, allá cuando Dios decidió plasmar aquello que venía pensando tenía rato ya. Allá cuando el mundo olía a nuevo, cuando los ríos estaban recién hechecitos, las flores se sentían y veían bellísimas con sus colores y aromas; cuando los árboles lucían orgullosos sus verdes crestas y poderosas ramas; cuando los primeros animales jugaban entre las colinas y montes como modernos skaters, deslizándose entre sus curvas y realizando piruetas, que Dios creó al hombre.

Imagino la maravilla que sus ojos contemplaron: un mundo reluciente y rechinante de limpio, de nuevo. Un mundo lleno de aventuras diarias, lleno de amigos dóciles y amables.

El hombre jugaba, corría, disfrutaba saltando de rama en rama, comiendo deliciosos frutos, viendo el firmamento, que en ése tiempo, debió ser impactante, pues se veía en un cielo claro, sin smog. Casi casi podía tocar con sus manos las estrellas, las nubes de tan límpido que era el aire. Fué el tiempo en que el hombre nombró a las distintas estrellas, poniéndoles el nombre de sus amigos tal y como hacemos en la actualidad en que buscamos regalar a los que amamos algo que sea significativo.
LEER COMPLETO http://puntadasdecuento.blogspot.mx/2014/08/un-amor-centelleante.html
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor scarlett* » Jue Nov 20, 2014 10:43 pm

Imagen
Paz y bien.

El día de hoy escuché y ví a la Sra. Lucrecia en EWTN. Por primera vez escuché su voz, ví el lugar en donde laboran, a algunos de sus colaboradores. Y me emocionó.

Estos foros han sido para mí algo muy importante. Me han salvado la vida, me han ayudado a reconstruir mi familia, me han sostenido.
Y éso no sería posible sin alquien como la Sra. Lucrecia, quien en el año 2000 inició Catholic.net en español junto con varios colaboradores.

En el tiempo que yo tengo por éstos foros, he visto cómo han ido creciendo. He visto cómo ha ido transformándose éste portal.

Y me dí cuenta que no he agradecido nunca a la sra. Lucrecia su labor. Quiero hacerlo ahora, pidiendo al Esíritu santo su inspiración para escribr un pequeño cuento dedicado a Catholic.net y a la sra. Lucrecia en especial.

Muchas gracias!!!!




Erase que se era.... En una ciudad acelerada según unos, una ciudad "comehombres" según otros, existía un pequeño tejado.
En ése pequeño tejado, había un pequeño nido.
En ése pequeño nido, reposaba un pequeño huevo.

Unos ojos infantiles lo encontraron en alguna de las muchas aventuras que emprendía diariamente una pequeña niña.
Le sorprendió encontrar "basura" en un lugar tan limpio como era el tejado.
Y es que debes saber que los nidos de golondrinas pueden parecer bolas de basura. La pequeña decidió que la basura no podía estar en el lugar que ella más disfrutaba, que seguramente a la directora no le gustaría si supiera de su existencia. Además afeaba el sitio donde daba "clases" a varias chiquillas, más pequeñas aún que ella .

Armada de una escoba, se dirigió a limpiar. En ése momento, se sorprendió al ver a un pajarito volar hacia la basura y meterse en ella.
Ya no podía quitarla, no podía dañar al pajarito.

Desde ése día se dedicó a observar al pajarito. Vió cómo salía del nido (ahora sabía que era un nido. Lo había leído en un libro) La golondrina (ahora sabía que era una golondrina) volaba fuera y regresaba llevando en su pido alguna varita para reforzar su nido... o un pequeño gusano. Y después permanecía en el nido.

Un día encontró un cascarón de huevo en el suelo y supo que la golondrina había tenido un hijito.

Todos los días la niña corría al pasillo donde estaba el tejado, esperando conocer a la pequeña golondrina.
Tardaba demasiado!!!!

Finalmente, la vió. Era tan pequeñito e indefenso. No tenía plumas

Qué feo!!! -pensó. Cómo no va a estar feo si vive entre tanta basura.

Vió cómo la mamá golondrina volaba diariamente fuera del nido y regresaba a alimentar a su pequeño.

Un día, al llegar al pasillo, vió al pajarito en el suelo.

La mamá golondrina revoloteaba alrededor, pero no podía levantarlo.
La niña se asustó, pensó que el pajarillo estaba muerto. Lo tomó para darle calor entre sus manos. Y corrió a pedir ayuda a sus compañeras porque ella era muy pequeña y el tejado muy alto.

Unas gritaban asustadas: se va a morir
Otras, trataban de subir a la reja cercana para alcanzar el nido.
A una se le ocurrió poner al pajarito en una escoba y con ella, colocarlo en su nido.

En fin...todas daban su opinión, pero nada funcionó.

De pronto, llevando una escalera, se presentó la directora del internado en el que vivían las niñas.

Al dirigirse al estudio a supervisar las tareas, como siempre lo hacía, había escuchado el revuelo infantil.
De un vistazo se dió cuenta del motivo.

Una de las niñas, la más valiente de todas, subió a la escalera y colocó al pequeñuelo en su nido. La mamá golondrina inmediatamente entró en él, para estar junto a su hijo.

La directora las invitó a retirarse para dejar que la golondrina y su hijo estuvieran tranquilas.
Ya en el estudio, les explicó acerca de las golondrinas, de cómo hacían sus nidos, de cómo cuidaban de sus polluelos (así dijo que se llamaban sus hijitos) y les expicó que tanto la madre como sus polluelos, necesitaban estar en un ambiente tranquilo, que seguramente el alboroto de las niñas que trataban de ver siempre lo que sucedía con el pajarito, puso nerviosa a la mamá y trató de llevarse a su hijo a un lugar más tranquilo.
Y seguramente, se cayó de su pico.

La niña se sintió un poco culpable. Ella pensaba que ayudaba a la mamá golondrina a cuidar de su hijo.... y ahora se daba cuenta que estaba equivocada.

Pensó que debió preguntar a la directora antes acerca del nido, pero.... la directora era muy fría en su trato personal con las niñas.

La pequeña la quería mucho, todos sus esfuerzos estaban dirigidos a serle agradable. A ayudarla. Era una manera de agradecer todo lo que veía se esforzaba por atenderlas, para enseñarlas, para cuidarlas.

Y se dió cuenta también de que no era necesario decir mucho, que ella sabía siempre lo que sucedía.
Y tenía una solución para todos los problemas.
Eso era consolador. Y le brindaba seguridad.

Esa noche, antes de dormir, agradeció a Dios por la fortuna que tenía de estar en ése lugar, le pidió que la golondrina no se fuera de su nido y que el pequeño se salvara.

En el cielo, un ángel tomaba nota de sus oraciones dispuesto a pasarlo a Jesús en cuanto tuviera un chancesito ;) ;)

Dulces sueños.
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: UN CUENTO PARA CADA NOCHE

Notapor Luciana Belén » Dom Nov 23, 2014 8:56 pm

Qué lindos cuentos! Hoy leí el último que trata sobre la golondrina...pero ya seguiré con los siguientes...sospecho que a mi hija de 4 años le van a interesar mucho. Mil gracias!


Luciana Belén.
Luciana Belén
Moderador Global
 
Mensajes: 497
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Buenos Aires. Argentina

Anterior

Volver a Familias católicas - San José Manyanet y Vives

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Yahoo [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |