Ser testigo de civil de una pareja separada

Un espacio para compartir experiencias, opiniones y consejos acerca de la vida matrimonial y familiar: relaciones conyugales, fidelidad, comunicación en la pareja, paternidad responsable, la educación de los hijos, el enriquecimiento mutuo en la convivencia y las amenazas y riesgos a las que se enfrenta la familia, como institución, en nuestros días. No es un lugar de consultoría matrimonial, sino un lugar para compartir temas y opiniones de manera pública

Moderadores: siempremaria, Catholic.net, enrique_ellena, Moderadores Animadores

Ser testigo de civil de una pareja separada

Notapor mercedesmora » Sab May 14, 2016 8:54 pm

Hola: mi padre, casado por Iglesia y divorciado, se volvio a casar por civil, de este nuevo enlace yo.fui.una de los testigos ante la ley. Hoy en dia, esto me tortura pensando que avale con mi.firma un pecado contra Dios (aunque halla sido frente a la ley de los hombres). Quisiera saber si.esto es asi, si.constituye pecado y si merece la excomunion.
Muchas gracias por sus respuestas.
mercedesmora
 
Mensajes: 11
Registrado: Sab May 14, 2016 8:38 pm

Re: Ser testigo de civil de una pareja separada

Notapor enrique_ellena » Dom May 15, 2016 4:45 pm

Hola Mercedes: quien cometido el pecado fue tu Padre, quien si sigue en esa unión vive en estado de pecado grave. Eso es todo, tu intervención ante la ley civil es solo un hecho que al ignorar sus consecuencias lo hace involuntario, quien no conoce que lo que está haciendo es pecado el mismo no aparece. Una de las condiciones para que sea pecado grave es, saber que es `pecado y llevarlo a cabo con la voluntad propia y con consentimiento de que esta yendo contra lo que Dios manda.
La mejor solución es rezar pidiéndole al Señor que por su inmensa misericordia ilumine y tenga piedad de tu Padre.
ImagenAquí estoy Señor para hacer tu voluntad
enriqueellena@yahoo.com
Avatar de Usuario
enrique_ellena
Responsable de Foro
 
Mensajes: 414
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Córdoba - Argentina

Re: Ser testigo de civil de una pareja separada

Notapor mercedesmora » Dom May 15, 2016 9:58 pm

Yo sabia que no estaba bien lo que estaba haciendo, pero no podia dar marcha atras, desde ese dia me pesa en el alma y no dejo de pensar que me corresponde la excomunion.

Gracias por sus palabras.
mercedesmora
 
Mensajes: 11
Registrado: Sab May 14, 2016 8:38 pm

Re: Ser testigo de civil de una pareja separada

Notapor eduarod » Lun May 16, 2016 12:51 am

Estimada en Cristo mercedesmora:

Tranquila: definitivamente NO has incurrido en ninguna falta que merezca la excomunión; es más, ni siquiera tu papá incurrió en una falta que merezca la excomunión.

Ciertamente romper intencionalmente un matrimonio legítimo y contraer nupcias con una tercera persona es un hecho objetivamente malo, que constituye el pecado de adulterio el cual es materia grave; y, en la medida en que se realiza de manera consciente y culpable, es un pecado mortal por parte de quienes lo realizan.
Sin embargo, del pecado mortal convencional a la excomunión todavía hay bastante distancia. Y la Iglesia NO excomulga a las personas que viven en el pecado de adulterio salvo ciertas excepciones que nada tienen que ver con el caso de tu padre (p.ej. si puede incurrir en excomunión un sacerdote que peca contra el 6to mandamiento y después trata de absolver a su cómplice respecto a dicho pecado, en tal caso no solo es inválida la absolución, sino el sacerdote que hace esto incurre en excomunión).
Por el contrario, la Iglesia (el Papa Francisco) recientemente emitió la Exhortación Apostólica post-sinodal Amoris Laetitia donde, lejos de excomulgar a los divorciados que se han vuelto a casar, se les invita a participar tanto como les sea posible de la vida de la Iglesia para que en ella puedan llegar a encontrar un camino de arrepentimiento y/o solución a su situación irregular. E incluso se ha reconocido que se debe hacer con mucho cuidado el discernimiento, porque existen casos muy particulares donde alguna de las personas que se ven involucradas en una situación así pudiera no ser del todo culpable de la situación objetivamente equivocada, de tal suerte que pudiera llegar a ocurrir que algunas personas que participaran en una unión de esta naturaleza pudiesen en verdad no estar ni siquiera en pecado grave. Pero, nuevamente, esos son casos muy especiales respecto a los cuales el Papa prescribe proceder con mucha prudencia y discernimiento. Y, aunque por supuesto que no puedo juzgar lo que no conozco en detalle, con lo poco que describes parece bastante difícil que el caso de tu padre pudiera enmarcarse como una de estas raras situaciones.
La realidad es que, en la generalidad de los casos, los divorciados vueltos a casar viven en una situación de pecado, la que ciertamente es muy importante reconocer y superar, pero la Iglesia invita a los que viven directamente esta situación a reconocerla y superarla DENTRO de la Iglesia y NO fuera de Ella.

Ahora bien, si quienes viven cotidianamente esta situación objetiva de pecado son invitados a PERMANECER dentro de la Iglesia, e incluso en casos muy particulares se reconoce que podrían ni siquiera estar en pecado mortal; pues entonces con mucha mayor razón los que simplemente participaron de un modo u otro en la ceremonia de la unión civil, dependiendo de cómo, porqué y con qué actitud participaron, difícilmente estarán siquiera en pecado grave, muchísimo menos estarán en excomunión (NO existe excomunión por ese motivo).
Ahora bien, he señalado el cómo, porqué y con qué actitud participaron porque eso SI puede ser muy determinante en la culpabilidad y, por consecuencia, en la posibilidad de haber incurrido en un pecado o no, e incluso en la posibilidad de haber incurrido en pecado mortal (insisto, NO en excomunión).
Llevando los casos al extremo, supongamos que un hijo por alguna razón se enoja con uno de sus padres y entonces convence al otro de que se divorcie del primero, a la vez que le incita a conocer a otra persona y a "casarse" con ella, siendo por ello el primero que está dispuesto a conseguir al juez, organizar la boda civil y fungir como testigo en ella. Pues en tal caso es evidente que el tal hijo SI es culpable de una participación consciente, deliberada y directa en el rompimiento de la legítima unión de sus padres y en la incitación al pecado de adulterio en el que incurre el padre que se une a una tercera persona.
Pero, llendo al otro extremo, si un hijo de ninguna manera estuvo en nada de acuerdo en las diferencias y el rompimiento de sus padres, sino, antes bien, hizo lo poco o mucho que estuviera en su poder y alcance para intentar fomentar entre ellos la comprensión y reconciliación, aunque no hubiera tenido éxito en ello; y a la vez de ningún modo está de acuerdo en que sus padres se unan a terceras personas, sino antes bien, vive en la esperanza de que la legítima unión de sus padres, por la Gracia de Dios, pueda llegar algún día a reconstituirse por difícil que en un momento dado eso parezca. Y ocurre, sin embargo, que a tal hijo, su familia por diversos medios (chantajes, presiones, amenazas, etc.) prácticamente lo obliga a participar en la ceremonia civil que dicho hijo de ningún modo respalda o apoya, sino más bien llora y sufre, Y, por lo mismo, no consciente, sino más bien detesta su propia participación en la ceremonia; pero, digamos, que no por respetos humanos, sino porque legítimamente cree que si se sigue oponiendo activamente a las presiones y chantajes de la familia eso no logrará sino fomentar más el odio y la división intrafamiliar; y en tal contexto, odiando su participación en la ceremonia, de todas formas accede a ella para intentar frenar la espiral de odio y división en la familia. Pues entonces es evidente que este hijo no tiene más culpa en este asunto que la que pudiera tener el cajero de un banco que le entrega el dinero a un asaltante que le apunta con una pistola. Uno es culpable de lo que QUIERE hacer, y NO de lo que es OBLIGADO a hacer. Y no se necesita para ser obligado que a uno le apunten con una pistola, sino, simplemente, situaciones como la descrita donde no acceder causaría más divisiones y odio, pueden realmente funcionar como factores que limiten o anulen la voluntad y la libertad de la persona de manera tan real y eficaz como la pistola.
Sinceramente no sé respecto a estos escenarios cómo haya sido tu situación personal, por lo que describes daría la impresión que se parece más al segundo escenario que al primero, de donde se seguiría que tu responsabilidad muy probablemente fue muchísimo menor de lo que piensas.

En cualquier caso te recomiendo seguir estas dos sencillas consideraciones:
1. Ser testigo del matrimonio civil en realidad, de suyo, NO ES querer o fomentar ese acto (por supuesto que, en condiciones normales, se eligen testigos que SI queiren y fomentan el acto, pero ya vimos que eso no necesariamente es el caso); sino, incluso desde el punto de vista de la ley, al firmar uno como testigo uno simplemente está dando fe de que el acto ocurrió, y NO de que uno está de acuerdo o que uno lo respalda. La culpabilidad y el pecado estarían en la intención subjetiva de QUERER y RESPALDAR el acto y NO en el mero hecho de testificar con tu firma que el acto de hecho ocurrió. Esto último, que fue lo que objetivamente hiciste, simplemente señala que dices que es verdad que se celebró la ceremonia civil. En otras palabras, tu responsabilidad, objetivamente hablando, es exactamente la misma que tendrías si un juez te citara en un juicio de demanda y te preguntara: "¿estuvo usted presente en la ceremonia por la cual el señor N. contrajo matrimonio civil con la señora N. y puede confirmar que la intención de esos señores era contraer matrimonio y que hubo un juez con la potestad adecuada que llevó a cabo la ceremonia?" Y entonces tú simplemente dices: "si señor juez, todo eso pasó como usted lo describe". ESA, y no otra, es tu responsabilidad REAL como testigo, porque esa, y no otra, es tu función al firmar las actas: decirle a la sociedad que tú estuviste ahí y que lo que pasó es realmente lo que dice el acta. Así, ¡nadie te va a culpar de pecado ni mucho menos te va a excomulgar por simplemente reconocer la verdad de lo que objetivamente ocurrió en esa ceremonia! Otra cosa sería, insisto, si en ese momento tú SI QUERÍAS y/o APOYABAS lo que tu papá estaba haciendo. Pero entiendo que NO era el caso.

2. Si, pese a lo anterior, aún te quedan dudas o intranquilidades, pues corta por lo sano y aproxímate al Sacramento de la Reconciliación, exponiéndole al sacerdote lo que objetivamente ocurrió, cuáles eran tus ideas y sentimientos reales al respecto y porqué accediste a participar en la ceremonia. Lo peor que puede ocurrir es que el sacerdote determine que SI hubo algún grado de participación voluntaria o responsabilidad de tu parte, de lo cual claramente pareces estar arrepentida, y entonces simplemente te dé la absolución y punto. Igualmente puede ocurrir, como me parece que es el caso, que el sacerdote te diga que no tuviste responsabilidad real, y que te quedes tranquila, porque te viste más bien forzada a hacer algo que no querías. Pero, claramente, independientemente de que ocurra una cosa u otra, del Sacramento saldrás con la conciencia tranquila.

No sé, quizá se te haya venido a la cabeza que si Santo Tomás Moro se entregó a la muerte antes que darle por su lado a Enrique VIII en su ilegítimo intento de divorcio y nuevas nupcias, tú debiste al menos negarte a participar como testigo en la ceremonia civil. Pero toma en cuenta que en el caso de Santo Tomás Moro había muchísimo más en juego que darle por su lado o no (realmente o en apariencia) al capricho de un pariente o amigo, sino en ello se implicaba convalidar o no la pretensión del Rey de auto-nombrarse como cabeza de la Iglesia Anglicana negando en ello mismo la Autoridad del Papa y constituyendo así un cisma formal por el cual la Iglesia de Inglaterra se separaba de la Iglesia Católica. Se trataba de un asunto de implicaciones políticas y religiosas monumentales, y no meramente de echarle en cara a un pariente o amigo que era un adúltero pecador.
Si, puede ser que, pese a todo, le hubieras podido dejar más claro a tu padre tu desacuerdo respecto a sus acciones si no hubieses accedido a participar en la ceremonia, pero también toma en cuenta que en verdad es posible que no estuvieras actuando en un ambiente de verdadera libertad para tomar tus decisiones, sino es muy posible que estuvieras actuando en un ambiente de coacciones que poco o ningún espacio te dejaba para decidir y actuar por tu propia cuenta.
eduarod
 
Mensajes: 1802
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Ser testigo de civil de una pareja separada

Notapor eduarod » Lun May 16, 2016 12:52 am

Que Dios te bendiga.
eduarod
 
Mensajes: 1802
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Ser testigo de civil de una pareja separada

Notapor mercedesmora » Lun May 16, 2016 1:04 am

Muchisimas gracias por ambas explicaciones, me dejan mas tranquila y voy a orar para que la situacion de mi padre se resuelva hacia la Gracia de Dios.
Dios los bendiga
mercedesmora
 
Mensajes: 11
Registrado: Sab May 14, 2016 8:38 pm


Volver a Familias católicas - San José Manyanet y Vives

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Yahoo [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |