¿Por qué una persona homosexual no puede ser consagrada?

Si tienes inquietudes por la vida religiosa o consagrada... Si eres sacerdote, religioso/a, seminarista, novicia, y te gusta acompañar a otros en su discernimiento vocacional... Si fuiste religioso (a) y después descubriste que no era tu vocación... Si necesitas ayuda para discernir tu vocación o quieres ayudar a otros, este espacio es para ti

Moderadores: Catholic.net, Moderadores Animadores

¿Por qué una persona homosexual no puede ser consagrada?

Notapor Daniel Pestonit » Mié Oct 15, 2014 5:18 pm

Saludos a todos, queridos hermanos y hermanas en Cristo:

Soy nuevo en este foro, y en concreto me registré en él para saber qué piensan los católicos de distintas partes del mundo sobre esta cuestión y por si alguien pudiera facilitarme una respuesta que aclare esta duda mía.

Antes de nada me gustaría señalar que soy un hombre homosexual, y que esta pregunta la planteo a razón de muchas inquietudes personales hacia la vida consagrada que he experimentado desde hace casi un año. El caso es que me he sorprendido bastante al averiguar que el Magisterio en realidad rechaza a personas de esta condición a esta forma de vida. Por supuesto yo no soy quien para cuestionar la autoridad del Magisterio. Si la Teología se ha pronunciado sobre este tema entonces es una verdad que no se puede discutir, y menos criticar. Además ya lo tengo asumido. Después de todo la Iglesia lo único que quiere es lo mejor para mí.

Sin embargo no consigo entender por qué esta carencia afectiva debería suponer un problema para ejercer el ministerio sacerdotal de una manera virtuosa y entregada, o para dedicarse plenamente a la contemplación religiosa en un monasterio.

De hecho es precisamente está última realidad la que precisamente cautiva constantemente mis pensamientos. Llevo meses fantaseando con esta vida mística en la que uno se aleja del mundo para buscar a Dios en la soledad y el silencio del desierto. Es una imagen con la que no dejo de soñar.

¿Por qué entonces me han vedado este camino? ¿No puedo acaso profundizar de la misma manera en la consecución de las virtudes y santificarme al igual que una persona heterosexual? ¿No estoy yo llamado de la misma manera a la castidad y a la pureza? ¿Qué otro impedimento puede suponerme mi condición de homosexual que fuese la vocación al matrimonio?

Esas son las preguntas que se me presentan, y me sentiría enormemente agradecido si un alma caritativa pudiese darme una buena explicación para hacerme comprender.

Por otra parte, ¿yo acaso no podría retirarme lejos del mundo por cuenta propia a la soledad de un bosque, construir allí mi propia ermita, y vivir en ella adorando a Dios hasta que mis días se acaben? Como los antiguos anacoretas, mucho antes de que se fundasen las primeras órdenes monásticas y se construyeran los primeros cenobios. Siempre podría abandonar mi ermita todas las semanas, el día del domingo así como los días de precepto, para asistir a la Santa Misa en el pueblo más cercano, ¿no es así? O también podría solicitar una excedencia que me permitiera permanecer en mi ermita durante más tiempo. ¿Cómo verían esta posibilidad?

Gracias de antemano por su atención.
Daniel Pestonit
 
Mensajes: 5
Registrado: Mié Oct 15, 2014 4:19 pm

Re: ¿Por qué una persona homosexual no puede ser consagrada?

Notapor IvanEstoico » Mié Oct 15, 2014 11:14 pm

Querido hermano en Cristo.

Mira, la Iglesia nos dice:
A la luz de tales enseñanzas este Dicasterio, de acuerdo con la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, cree necesario afirmar con claridad que la Iglesia, respetando profundamente a las personas en cuestión,[9] no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay.[10]

Dichas personas se encuentran, efectivamente, en una situación que obstaculiza gravemente una correcta relación con hombres y mujeres. De ningún modo pueden ignorarse las consecuencias negativas que se pueden derivar de la Ordenación de personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas.

Si se tratase, en cambio, de tendencias homosexuales que fuesen sólo la expresión de un problema transitorio, como, por ejemplo, el de una adolescencia todavía no terminada, ésas deberán ser claramente superadas al menos tres años antes de la Ordenación diaconal.
INSTRUCCIÓN SOBRE LOS CRITERIOS DE DISCERNIMIENTO VOCACIONAL EN RELACIÓN CON LAS PERSONAS DE TENDENCIAS HOMOSEXUALES..., CONGREGACIÓN PARA LA EDUCACIÓN CATÓLICA

Si la deseas leer completa (es muy corta):
http://www.vatican.va/roman_curia/congr ... ne_sp.html
Te puede ayudar mucho.

Que Dios te bendiga querido Daniel y que Nuestra Santísima Madre interceda por ti.
El mismo Verbo Dios era,
que el principio se decía;
Él moraba en el principio,
y principio no tenía...
IvanEstoico
 
Mensajes: 764
Registrado: Dom Oct 14, 2012 5:18 pm
Ubicación: En el camino en pos del Amado, que por la Iglesia es iluminado.

Re: ¿Por qué una persona homosexual no puede ser consagrada?

Notapor Daniel Pestonit » Jue Oct 16, 2014 9:56 am

Hola de nuevo y muchas gracias por tu respuesta IvanEstoico.

Lo cierto es que el enlace que me indicas ya lo había visitado antes. De hecho fue en esa lectura donde me quedó claro que una persona con tendencias homosexuales no podía acceder a la vida consagrada de ninguna manera. Algo que, reitero, acepto de corazón y sin discutir.

Sin embargo no me queda claro el por qué. Las palabras del Magisterio hacen alusión a la idoneidad y madurez afectiva como cualidades necesarias para ejercer el ministerio sacerdotal o cualquier otra forma de vida consagrada, ¿pero cuál es la razón?

Quizás puedo entender que se le pongan trabas a esta condición para ordenarse sacerdote. Un cura de almas tiene que saber relacionarse correctamente tanto con los hombres como con las mujeres de una comunidad para llevar a cabo su deber lo mejor posible. Yo concretamente - no sé otros hombres con tendencias homosexuales - tengo dificultades a la hora de relacionarme sobretodo con otros hombres. No es que sea amanerado, ni mucho menos, pero siempre me he sentido más cómodo entre mujeres siendo en general mi afinidad con ellas mucho mayor. Así que reconozco que esto sí podría acarrearle problemas a una persona como yo a la hora de dirigir una parroquia.

Pero el caso es que esta última situación no es a la que aspiro, ni de lejos me veo yo como sacerdote. Yo, como ya he dicho, lo que en realidad me cautiva es la idea de alejarme del mundo para alcanzar un vínculo y una unión más plena y perfecta con Dios, encontrando así en la soledad y en el silencio a los dos mejores amigos que ayudan a uno a llegar hasta Él. De esta manera, ¿qué impedimento podrían acarrearme mis carencias afectivas si apenas voy a relacionarme con las demás personas al pasar casi todo el día encerrado en mi celda?

Es la razón lo único que me gustaría saber, para entenderlo, no pido más. Y si esto no podría serme explicado, pues lo aceptaré, sin más. No en vano estamos llamados todos a obedecer y a acatar las palabras del Magisterio sin discutir. La verdad es a veces incomprensible para nuestro limitado intelecto humano. Pero al menos que me digan que no puedo entenderlo, si es así; y me iré tranquilo.

Después de todo ya he encontrado una solución a mis inquietudes. Probablemente algún día termine construyéndome alguna cabaña humilde y aislada en una montaña o en un lugar de difícil acceso y poco transitado; y así pasaré allí mis días, purgando mi alma con oración, ayuno y trabajo, así hasta que el Señor me lleve.
Daniel Pestonit
 
Mensajes: 5
Registrado: Mié Oct 15, 2014 4:19 pm

Re: ¿Por qué una persona homosexual no puede ser consagrada?

Notapor Jesus2 » Lun Oct 19, 2015 4:43 pm

Buenas noches. Yo te hubiera respondido con la misma respuesta que Iván que es lo que dice el magisterio de la iglesia. De todas formas, si es lo que el Señor te pide, adelante! Te animo a que te entregues a Él, porque si es lo que de verdad te está espera de ti, saldrá adelante.
Para lo que necesites, un servidor.
Un saludo
Jesus2
 
Mensajes: 2
Registrado: Lun Oct 19, 2015 4:26 pm

Re: ¿Por qué una persona homosexual no puede ser consagrada?

Notapor eduarod » Mié Oct 21, 2015 1:20 am

Estimado en Cristo Daniel:

Creo que comprendes más o menos bien las causas que impiden a una persona con la tendencia homosexual el vivir la paternidad espiritual propia del sacerdocio ministerial.
Sin embargo, parece claro que no comprendes qué puede tener que ver la tendencia con la posibilidad de abrazar la vida religiosa.
Al respecto, lo más importante es notar que la vida religiosa incluye, como uno de sus elementos fundamentales, la vivencia profunda y libre de los consejos evangélicos: pobreza, castidad y obediencia.
Así, respecto a la castidad NO se trata de una condición, digamos, accidental, como podría ocurrir con una soltería de quien nunca encontró a "la pareja ideal"; sino se trata de una condición expresa y libremente elegida para ser vivida de una manera y con un fruto concreto.
Eso es una muy buena parte del problema, porque en verdad cuando el homosexual católico se ve en la necesidad "impuesta externamente" (como opuesta a libre elección) de vivir el celibato, se ve en la tentación de entonces elegir la vida religiosa, que de suyo incluye aquello que tal persona se siente obligada a vivir de cualquier manera, como una manera "más completa" o "con más sentido" de vivir esa condición. Expresado así hasta parece algo correcto, pero si lo expresamos de manera alterna se puede ver de manera mucho más evidente el error implicado: la persona homosexual cree poder refugiarse en la vida consagrada para vivir y dar mayor sentido a aquello que se siente obligada a vivir.
Y es que lo primero que destaca en esto es la "resignación" con la que se acepta la condición y "se trata de sacarle jugo" a la condición. Pero tal resignación NO ES la libre elección EN FAVOR DEL EVANGELIO que la vida religiosa auténticamente implica y REQUIERE. No se quiere decir con ello que, por no ser completamente libre, el homosexual que optara por la vida religiosa lo haría entonces de una manera falsa que comprometiera la posibilidad de cumplir con las exigencias del celibato. No, ese NO ES el punto. El punto es que no es lo mismo vivir algo como obligado a hacerlo, que vivirlo libremente elegido POR AMOR.
Para ponerlo más claro: es como si una mujer desea fervientemente casarse y tener hijos pero, pasa el tiempo, pasa su edad fértil y nunca logra encontrar al hombre adecuado y termina por no ser -al menos desde el punto de vista humano- realizable su sueño de casarse y tener hijos. Y entonces esa mujer, desilusionada de no haber podido realizar ese sueño y auténticamente resignada (tal vez incluso sin amargura) a vivir una soltería que no buscaba ni quería, pero que se ve ahora obligada a vivir, pensara que, ya que no se casó, pues mejor "aprovecha" para optar por algo "más perfecto" e intenta entonces ingresar a un instituto de vida consagrada. En este caso en realidad tampoco la castidad se viviría como una entrega libremente elegida por amor, por lo que esa mujer TAMPOCO sería una adecuada candidata para la vida consagrada.

Por otra parte, los documentos de la Iglesia claramente hablan de la posibilidad de ser admitido si se ha superado la tendencia por más de 3 años.
No solo se entiende, sino se dice explícitamente que se trataría en tal caso de una tendencia producto de una inmadurez afectiva, por ejemplo, una adolescencia turbulenta no terminada, lo que habría dado lugar a la tendencia, de modo que, superada esa condición, habría sido superada la tendencia y la admisión sería posible.
El punto aquí consiste en entender la posibilidad de que la inmadurez afectiva no sea meramente producto de una "confusión de juventud"; sino sea causada precisamente por una inclinación anómala (la tendencia homosexual misma) que derive en dar una importancia exagerada y desproporcionada a la atracción física o aspectos semejantes. Esta tendencia en realidad ha demostrado centrar exageradamente a la persona en la propia tendencia, de manera que la persona NO se define a sí misma desde lo más profundo de su identidad y realidad como el ser humano (hombre o mujer) que es; sino se define y entiende a sí misma desde tal tendencia. Digamos que, como se siente diferente, en vez de ver lo que más profundamente es, la persona se identifica a sí misma y se entiende ella misma primariamente desde esa diferencia que en si misma percibe.
Esto viene a ser tal y como si un manco de nacimiento, en vez de identificarse primariamente como un ser humano con un problema, se identificara ante todo y por sobre todo como "un manco".
Podemos percibir con relativa facilidad el error que constituye que el manco se identifique como manco antes que como persona. Pero la realidad es que la mayor parte de la gente -incluyendo los mancos- que sufre una diferencia anómala, SI tiende a identificarse a partir de esa diferencia la que de manera efectiva pasa a ocupar un sitio central en su vida.
Y esa es la desviación afectiva que, por lo general, afecta a las personas de tendencia homosexual.
Por supuesto que el identificarse como persona antes que como manco no hará que al manco le crezca una mano, justo como es muy posible que a muchas personas de tendencia homosexual el identificarse como personas antes que como homosexuales NO hará que mágicamente sus atracciones, afinidades y pasiones cambien a algo "más normal". El punto no es ese, sino el punto es que si se le da ese lugar central a esa diferencia, la diferencia entonces pasa a definir y condicionar a la persona, impidiéndole muchas cosas. En cambio, si la diferencia se asume en su realidad y alcance objetivos, entonces se llega a percibir como el elemento accidental que realmente es y que NO DEFINE la naturaleza profunda de la persona.
Si la persona de tendencia homosexual logra eso, entonces con ello logrará auténticamente trascender esas limitaciones naturales que su condición tiende a generar; y podrá adquirir una AUTÉNTICA afectividad ordenada que le capacite a realmente amar de manera conforme a los consejos evangélicos. NO es que esa persona se pueda identificar entonces como "heterosexual" por haber cambiado sus inclinaciones. Sino que esas inclinaciones se han vuelto mucho menos importantes al punto de ya no poder afectar o condicionar su afectividad en ningún sentido. Sería de algún modo entonces ya también erróneo hablar de esa persona como un "homosexual", porque en verdad su afectividad YA NO estaría centrada en esa afinidad o atracción por personas de su propio sexo (o, para el caso, tampoco por las del otro sexo), sino su afectividad estaría COMPLETAMENTE centrada en esa entrega de su propio ser hacia los demás en el Amor de Cristo.
Lograr esto último de manera perfecta es casi imposible, y, por consiguiente, es muy posible que incluso avances significativos en ello serían insuficientes para permitir la admisión al sacerdocio ministerial; y, sin embargo, SI podrían ser suficientes para permitir algún nivel de admisión a un instituto de vida consagrada.

A la luz de lo anterior, ese deseo que manifiestas de apartarte del mundo puede ser en verdad un signo de esa afectividad desordenada de la que venimos hablando. En tu caso se debería al menos sospechar que ese deseo este profundamente motivado por una tendencia a querer huir de un mundo en el que no crees poderte sentir como un "miembro normal". Si te fijas existe una cierta oposición natural entre ese vivir aislado y esa afectividad ordenada en función de entregarse continuamente a los demás en el Amor de Cristo. De hecho esa es una tentación natural en la vida retirada de la que se deben cuidar mucho aquellos que optan por este tipo de vida. Al respecto siempre viene muy al caso recordar cómo Santa Teresita llegó a ser patrona de los misioneros encerrada en su convento.
La vida cristiana en el retiro NUNCA debe excluir la entrega a los demás en el Amor de Cristo; pero, en cambio, la vida en el retiro, SI puede servir como pretexto para aislarse y apartarse de los demás para alguien que puede tener algún motivo o tendencia a hacerlo. Por lo que precisamente NO se puede favorecer e incluso se debe impedir que alguien que tenga esa tendencia o motivo opte por ese estilo de vida, porque la tentación de vivirla en un contexto incorrecto sería demasiado grande y lo más probable es que se acabe perjudicando a la persona en vez de ayudarle a vivir una vida más santa y perfecta.

Espero que estas reflexiones te sean de ayuda.


Que Dios te bendiga.
eduarod
 
Mensajes: 1802
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: ¿Por qué una persona homosexual no puede ser consagrada?

Notapor MonteroJ » Jue Nov 12, 2015 1:56 pm

Dios te bendiga...

Primero que nada; ¿Estás seguro de que esa es tu verdadera orientación? Muchas veces es el engaño del malvado el que hace pensar así. ¿Haz pensado que Dios puede ayudarte a superar aquello que te incomoda? En mi humilde y pobre opinión, deberías profundizar si realmente sientes eso.
MonteroJ
 
Mensajes: 9
Registrado: Mié Nov 11, 2015 1:38 pm


Volver a Vocaciones sacerdotales y religiosas - Santo Cura de Ars

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |