Pedí a Dios que me de señales si le llegaban mis oraciones

Un espacio para compartir materiales que pueden resultar de interés y alimento espiritual para otros católicos: anécdotas con mensaje, parábolas, poemas, reflexiones, oraciones, etc. También para hablar de cosas tranquilas de la vida diaria: la comida, el fútbol, el clima... o lo que sea, que cumpla con las reglas del foro y que no corresponda a otro subforo

Moderadores: Catholic.net, florecillas, Moderadores Animadores

Pedí a Dios que me de señales si le llegaban mis oraciones

Notapor francesco13 » Vie Abr 10, 2015 9:00 pm

Hola, es la primera vez que escribo en este Foro y quise comentar algo que sucedidó el año pasado. Cuando tenia 20 años. Empecé a interiorizarme, solo, sin que alguien me lo dijera, el como rezar el Santo Rosario. Resulta que después de leer mucho, me lancé y aprendí a rezarlo solo, no de memoria, leyendo, pero con mucho entusiasmo. También me interioricé en la Coronilla de la Divina Misericordia, en especial por que mi madre me lo recomendó, de todas formas, sabía muy bien que la más poderosa era rezar el Santo Rosario. Resulta ser que al finalizar, después de cada oración le pedía a nuestro señor que me de señales de que esas oraciones no eran en vano y que me de señales si esas oraciones que realizaba le llegaban a él me demostrase. Resultó que durante esos días después de rezar la coronilla - siempre rezaba a las 3 de la tarde - a la noche siempre cuando duermo, apago la televisión como es común y guardo el control electronico en mi cajon de mesa de luz, como así también apagaba la luz del velador de la mesita de luz. Varios días seguidos cuando me levantaba durante la mañana encontraba prendida la luz de mi mesita de luz, habia otros días en los que encontraba prendida mi televisión (a veces encontraba mi control remoto en mi cama cuando era común que yo la guarde en el cajón de luz). El año pasado mi fe quedó resentida, porque después de mucho rezar, entre los pedidos que hice era el que me ayudara en mis estudios, uno de mis pedidos más imporante, fué uno de los fracasos academicos por que no conocí ningun colega que le haya ido tan mal como a mí, dejé de rezar completamente todo tipo de oración. Pasaron al menos 6 meses hasta hoy, en el cual se me pasó el enojo y amagué con rezarle, entre otras cosas le habia pedido que me mostrarar alguna prueba de que las oraciones no son en vano, esta vez no paso lo de la luz y de la televisión, simplemente me vino a la cabeza algo que me habia olvidado completamente - me habia olvidado lo que muchas veces anteriormente me habia ocurrido con la luz y la televisión -. Quiero aclarar que lo de la luz y televisión nunca más sucedió. Antes de rezar nunca habia ocurrido. En ese lapso que a Dios le pedí esas pruebas, aproximadamente ocurrió unas 6 o 7 veces esta situación (de que las televisión o la luz se prendía).
¿Ustedes que piensan fué obra de Dios o es solo sugestión? Gracias.
francesco13
 
Mensajes: 5
Registrado: Vie Abr 10, 2015 7:31 pm

Re: Pedí a Dios que me de señales si le llegaban mis oracion

Notapor Angy_29 » Vie Abr 17, 2015 10:12 am

francesco13 escribió: dejé de rezar completamente todo tipo de oración.

Estimado hermano en Cristo:
Yo puedo decirte desde mi experiencia, que las pruebas no son necesarias para que estés convencido de que Dios te escucha.
Lo que me llamó mucho la atención y que es algo muy común, es donde dices que a pesar de rezar te fué muy mal:
francesco13 escribió: El año pasado mi fe quedó resentida, porque después de mucho rezar, entre los pedidos que hice era el que me ayudara en mis estudios, uno de mis pedidos más imporante, fué uno de los fracasos academicos por que no conocí ningun colega que le haya ido tan mal como a mí, dejé de rezar completamente todo tipo de oración.

Aquí podríamos hacer revisión y pensar lo siguiente:

¿Pusiste todo tu empeño en los estudios?, porque si bien Dios nos ayuda siempre, es necesario que también nosotros nos pongamos las pilas y demos lo mejor de nosotros para lograr algo.
¿Has visto que un campesino se ponga a rezar pidiéndole a Dios que le dé el sustento, y se quede en casa sin hacer nada confiando en su oración?, ¡esto es una irresponsabilidad!, porque como dice San Pablo, "el que no trabaje que no coma".
De la misma forma ocurre con los estudios, sí, hay que rogar a Dios, pero también estudiar mucho.

Y de ahí se derivan las consecuencias siguientes, el enfado contra Dios, y el desquite porque no me concedió lo que le pedí, pero "todo redunda en bien de los que aman a Dios". Algo bueno sucedió de ese hecho.

El Señor te escucha, y no necesitas obtener pruebas de ello, pues "dichosos los que creen sin haber visto".
Ánimo entonces y sigamos firmes en la brecha.

Dios te bendiga.
"Oh mi Amado de tu fuente, déjame seguir bebiendo"

ImagenImagen
Avatar de Usuario
Angy_29
 
Mensajes: 3960
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Pedí a Dios que me de señales si le llegaban mis oracion

Notapor eduarod » Vie Abr 17, 2015 11:05 pm

Estimado en Cristo francesco13:

¡Bienvenido al foro!

Lo de las luces y la tv suena más como que en esa época estabas más cansado por algún motivo y con alguna frecuencia caías rendido olvidando apagar la luz o la tv. Particularmente si encontrabas el control en otro lado y no donde lo guardas, lo raro no sería "encontrar el control movido del cajón", sino más bien encontrar la tv prendida y el control bien guardado, pero aún así no podrías descartar que, en tu cansancio, hubieras seguido la rutina de guardar el control sin llegar a apagar la tv.
En fin, en general no son esas el tipo de señales que Dios suele darnos de que Él está con nosotros y Escucha nuestra oración.
No, las señales suelen ser más bien de orden espiritual, señales tales como sentir paz al hacer la oración. Y, en cambio, si es MUY común que una persona cansada de pronto se despierte encontrando situaciones distintas a lo ordinario aún cuando, por la costumbre, pudiera casi jurar que en esa ocasión había también seguido la rutina ordinaria.

Por otra parte y respecto al "resultado", particularmente a ese caso que señalas de aparente fracaso total, hay varios puntos:
1. El que ya te mencionó la hermana Angy_29 de que, particularmente en lo que es nuestra responsabilidad, no podemos conformarnos con orar, sino hay que poner también la parte que nos toca a nosotros.
2. Y aunque quizá puedas pensar que tú pusiste mucho esfuerzo, de modo que "si pusiste tu parte", es preciso entender que ese esfuerzo NO necesariamente estaba bien enfocado. Por ponerte un ejemplo obvio: supón que alguien lleva a un enfermo grave al hospital en un auto y encuentra la carretera bloqueada por una gran roca, pero en vez de buscar la manera de solicitar ayuda a los servicios de emergencia (ya sea para que removiesen la roca con una grua o que mandaran un helicóptero o ambulancia para recoger al enfermo), o de tratar de tomar otra ruta; el conductor del auto se baja del mismo, ora fuertemente a Dios que le de fuerzas y trata entonces de mover la roca con esa fuerza extraordinaria que ha pedido obtener. Al pasar un largo rato en el que no adquiere la fuerza de Superman, y, por consiguiente, no logra mover la roca, el enfermo grave acaba muriendo. Quizá esta persona pudiera entonces enojarse pensando que su oración ha sido inútil, clamando que estuvo horas haciendo cuanto esfuerzo pudo por mover la roca, por lo que "no dejó de hacer lo suyo". Pero es obvio que, si no ocurrió el milagro de que recibiera una fuerza extraordinaria en los primeros quince segundos, lo que está persona debió haber entendido es que Dios le iba a ayudar por medios mucho más ordinarios que ese.
Y entonces, en vez de enojarse porque "Dios no le ayudó" esta persona debería darse cuenta de que lo que Dios Quiere, como el Padre Bueno y Providente que Él Es, es que sus hijos sean mejores, creciendo en el amor y la inteligencia, y aprendan a hacer uso de los recursos que Él ha puesto a su disposición.
Así, esta persona debe aprender que no es suficiente hacer "cualquier esfuerzo", sino que debe usar también su inteligencia al servicio del amor para con ella intentar caminos de solución más ordinarios, en los que, ciertamente, Dios bien puede "echarle una mano" (p.ej. pondiendo en su camino una persona con un teléfono móvil para hablarle a los servicios de emergencia donde no parecía posible encontrar a nadie).
En ese contexto, es muy posible que lo que Dios Quiere de ti NO ES ayudarte simplemente a pasar un examen o un curso si no tienes las técnicas adecuadas de estudio y aprendizaje que es lo que de verdad importa, porque se supone que estudias para tener los conocimientos propios de una especialidad que posteriormente requerirás y te servirán para ayudar a los demás. Si no tienes los conocimientos y simplemente apruebas "por Obra y Gracia de Dios" ¿qué conocimientos adquiriste o cómo ayudaras entonces a alguien con eso que no sabes?
De este modo es muy posible que lo que Dios Quiera de ti es que busques la manera de mejorar esas técnicas de estudio y aprendizaje, y entonces, cuando entiendas que eso y NO "mover la roca gigante con las manos" es lo que tienes que buscar, y comiences a hacer esfuerzos en esa dirección, quizá encuentres que Él pondrá en tu camino a personas buenas y sensatas que te ayudarán en eso.
3. A veces simplemente no es nada de lo anterior, sino que Dios Quiere que recorramos un camino del que obtendremos beneficios mayores que de una solución aparentemente fácil. El caso más importante de este tipo es nada menos que el de Nuestro Señor. Recordemos cómo San Pablo nos habla de que "Oró con fuertes voces a Quien Podía Librarlo de la muerte y Fue Escuchado por Su Piedad" (hablando, obviamente, de cuando Cristo Oró al Padre para que, si era posible, no tuviese que Beber el Cáliz de Su Pasión). Pero entonces el tema parece sorprendente: ¿cómo que SI fue escuchado por Su Piedad si, al final, Murió en la Cruz? ¿o no? pues claro que se Entregó por nosotros en la Cruz, ¿entonces dónde fue Escuchado si Murió a pesar de haber Orado para ser librado? Bueno, pues es ahí dónde más claramente entendemos que el ser Escuchados por Dios NO necesariamente significa que las cosas ocurrirán como esperamos o queremos.
NO quiere decir que no podamos pedir lo que esperamos o queremos, ¡Cristo Mismo lo hizo! Sino lo que quiere decir es que lo pidamos con la CONFIANZA de que SI ES POSIBLE, entonces SI lo obtendremos, pero que REALMENTE existe la posibilidad alterna de que NO SEA POSIBLE, esto debido a que el camino que Dios Quiere que recorramos conlleva un beneficio MAYOR para nosotros mismos y para los demás. En el caso de Cristo está claro que ese Camino de la Pasión conllevaba el beneficio mayor, ni más ni menos, que de NUESTRA REDENCIÓN, por eso Cristo Dice también "Que no se haga Mi Voluntad, sino la Tuya". Porque Él Sabe que en realidad lo mejor NO ES que Él NO Padeciera, sino Sabe que lo mejor es lo que el Padre ha Dispuesto en Su Designio Salvífico en nuestro favor.
Por consiguiente, y a pesar de que SI es Escuchado, aún así Cristo NO ES librado de la Muerte, sino que Padece y es Crucificado para el bien de todos.
Pero OJO, no pensemos que entonces, para todos los fines prácticos, esa Escucha en realidad es un "escucha" inútil que no tiene realidad ni sentido. Porque Cristo en verdad que NO se queda sin Respuesta del Padre, sino que la Respuesta del Padre es la RESURRECCIÓN que ahora con tanto gozo celebramos. Y así, por haberse sometido, por haber Obedecido y Confiado en el Padre hasta la muerte, ahora Cristo ha VENCIDO a la Muerte, sobre la que ahora tiene un DOMINIO ABSOLUTO y la que, por tanto, ahora YA NO REINA ni sobre Él Mismo, ni tampoco sobre los que nos acogemos a Su Redención.
Si te fijas, incluso los puntos 1 y 2 pueden considerarse casos particular de estos principios generales: Dios Permite la "muerte" de tus malos resultados académicos para que tengas la "resurrección" de entender que tienes que esforzarte suficientemente (en el punto 1) o la "resurrección" de que debes entender cómo enfocar mejor tus esfuerzos para que tu aprendizaje sea real y efectivo (en el punto 2). Pero este punto 3 es más general y abarca cualquier otra posibilidad, posibilidades tales, por ejemplo, como la de que Dios NO te hubiese llamado a servirle en aquello que estas estudiando, sino a lo mejor Quiere que le sirvas en algo muy distinto, algo en lo que podrás dar más amor y en lo que en realidad acabarás siendo mucho más feliz por muy difícil o improbable que te pudiera parecer ahora.

Así pues, más que fijarte en luces o televisiones, fíjate más bien en otro tipo de signos que Dios Podría estar poniendo en tu vida para ayudarte a entender que debes esforzarte más, que debes orientar mejor tus esfuerzos, o tal vez que debes entender que el camino que debes seguir es muy distinto al que ahora estás siguiendo. Yo no te puedo decir cuál de esas es la opción correcta para tu caso, o si siquiera alguna de ellas lo es, lo importante es precisamente que busques indicaciones en tu vida de cuál puede ser la Voluntad de Dios. Y es que ten en cuenta que tu Padre Bueno NO te va a ayudar a perderte por un camino francamente equivocado, sino va a tratar de ayudarte a que te des cuenta de cuál es el camino correcto para que lo puedas recorrer. No siempre es fácil esa búsqueda, a veces implica mucho dolor en el sentido de que debemos despegarnos y des-aferrarnos de aquello en lo que habíamos puesto algún tipo de esperanza, lo cual nos suele llenar de incertidumbre y temor. Pero por eso es importante, ante todo, confiar en Él y NO dar por supuesto nada, ni siquiera dar por supuesto que tenemos que abandonar radicalmente lo que hacíamos, pues tal vez lo único que Dios Quiere es un pequeño ajuste que hará una gran diferencia. Lo importante entonces es más bien eso: no presuponer NADA, sino quedar ABIERTOS a que sea Dios Mismo Quien, por diferentes medios y signos, nos Manifieste Su Voluntad. Y en ello no te preocupes teniendo el temor de que tal vez no reconozcas el signo correcto, Dios nos conoce MUY bien y Sabe cómo hacernos entender las cosas. Lo ÚNICO que necesitas entonces es estar abierto en humildad y NO aferrarte a pre-suponer y pre-definir "cuál TIENE que ser la respuesta". Conforme Dios te De los signos, Él Mismo te dará la Gracia para reconocerlos y seguirlos, siempre y cuando, insisto, permanezcas abierto en humildad.

Que Dios te bendiga en la alegría de la Resurrección del Señor.
eduarod
 
Mensajes: 1802
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Pedí a Dios que me de señales si le llegaban mis oracion

Notapor francesco13 » Mié May 13, 2015 8:08 pm

eduarod escribió:Estimado en Cristo francesco13:

¡Bienvenido al foro!

Lo de las luces y la tv suena más como que en esa época estabas más cansado por algún motivo y con alguna frecuencia caías rendido olvidando apagar la luz o la tv. Particularmente si encontrabas el control en otro lado y no donde lo guardas, lo raro no sería "encontrar el control movido del cajón", sino más bien encontrar la tv prendida y el control bien guardado, pero aún así no podrías descartar que, en tu cansancio, hubieras seguido la rutina de guardar el control sin llegar a apagar la tv.
En fin, en general no son esas el tipo de señales que Dios suele darnos de que Él está con nosotros y Escucha nuestra oración.
No, las señales suelen ser más bien de orden espiritual, señales tales como sentir paz al hacer la oración. Y, en cambio, si es MUY común que una persona cansada de pronto se despierte encontrando situaciones distintas a lo ordinario aún cuando, por la costumbre, pudiera casi jurar que en esa ocasión había también seguido la rutina ordinaria.

Por otra parte y respecto al "resultado", particularmente a ese caso que señalas de aparente fracaso total, hay varios puntos:
1. El que ya te mencionó la hermana Angy_29 de que, particularmente en lo que es nuestra responsabilidad, no podemos conformarnos con orar, sino hay que poner también la parte que nos toca a nosotros.
2. Y aunque quizá puedas pensar que tú pusiste mucho esfuerzo, de modo que "si pusiste tu parte", es preciso entender que ese esfuerzo NO necesariamente estaba bien enfocado. Por ponerte un ejemplo obvio: supón que alguien lleva a un enfermo grave al hospital en un auto y encuentra la carretera bloqueada por una gran roca, pero en vez de buscar la manera de solicitar ayuda a los servicios de emergencia (ya sea para que removiesen la roca con una grua o que mandaran un helicóptero o ambulancia para recoger al enfermo), o de tratar de tomar otra ruta; el conductor del auto se baja del mismo, ora fuertemente a Dios que le de fuerzas y trata entonces de mover la roca con esa fuerza extraordinaria que ha pedido obtener. Al pasar un largo rato en el que no adquiere la fuerza de Superman, y, por consiguiente, no logra mover la roca, el enfermo grave acaba muriendo. Quizá esta persona pudiera entonces enojarse pensando que su oración ha sido inútil, clamando que estuvo horas haciendo cuanto esfuerzo pudo por mover la roca, por lo que "no dejó de hacer lo suyo". Pero es obvio que, si no ocurrió el milagro de que recibiera una fuerza extraordinaria en los primeros quince segundos, lo que está persona debió haber entendido es que Dios le iba a ayudar por medios mucho más ordinarios que ese.
Y entonces, en vez de enojarse porque "Dios no le ayudó" esta persona debería darse cuenta de que lo que Dios Quiere, como el Padre Bueno y Providente que Él Es, es que sus hijos sean mejores, creciendo en el amor y la inteligencia, y aprendan a hacer uso de los recursos que Él ha puesto a su disposición.
Así, esta persona debe aprender que no es suficiente hacer "cualquier esfuerzo", sino que debe usar también su inteligencia al servicio del amor para con ella intentar caminos de solución más ordinarios, en los que, ciertamente, Dios bien puede "echarle una mano" (p.ej. pondiendo en su camino una persona con un teléfono móvil para hablarle a los servicios de emergencia donde no parecía posible encontrar a nadie).
En ese contexto, es muy posible que lo que Dios Quiere de ti NO ES ayudarte simplemente a pasar un examen o un curso si no tienes las técnicas adecuadas de estudio y aprendizaje que es lo que de verdad importa, porque se supone que estudias para tener los conocimientos propios de una especialidad que posteriormente requerirás y te servirán para ayudar a los demás. Si no tienes los conocimientos y simplemente apruebas "por Obra y Gracia de Dios" ¿qué conocimientos adquiriste o cómo ayudaras entonces a alguien con eso que no sabes?
De este modo es muy posible que lo que Dios Quiera de ti es que busques la manera de mejorar esas técnicas de estudio y aprendizaje, y entonces, cuando entiendas que eso y NO "mover la roca gigante con las manos" es lo que tienes que buscar, y comiences a hacer esfuerzos en esa dirección, quizá encuentres que Él pondrá en tu camino a personas buenas y sensatas que te ayudarán en eso.
3. A veces simplemente no es nada de lo anterior, sino que Dios Quiere que recorramos un camino del que obtendremos beneficios mayores que de una solución aparentemente fácil. El caso más importante de este tipo es nada menos que el de Nuestro Señor. Recordemos cómo San Pablo nos habla de que "Oró con fuertes voces a Quien Podía Librarlo de la muerte y Fue Escuchado por Su Piedad" (hablando, obviamente, de cuando Cristo Oró al Padre para que, si era posible, no tuviese que Beber el Cáliz de Su Pasión). Pero entonces el tema parece sorprendente: ¿cómo que SI fue escuchado por Su Piedad si, al final, Murió en la Cruz? ¿o no? pues claro que se Entregó por nosotros en la Cruz, ¿entonces dónde fue Escuchado si Murió a pesar de haber Orado para ser librado? Bueno, pues es ahí dónde más claramente entendemos que el ser Escuchados por Dios NO necesariamente significa que las cosas ocurrirán como esperamos o queremos.
NO quiere decir que no podamos pedir lo que esperamos o queremos, ¡Cristo Mismo lo hizo! Sino lo que quiere decir es que lo pidamos con la CONFIANZA de que SI ES POSIBLE, entonces SI lo obtendremos, pero que REALMENTE existe la posibilidad alterna de que NO SEA POSIBLE, esto debido a que el camino que Dios Quiere que recorramos conlleva un beneficio MAYOR para nosotros mismos y para los demás. En el caso de Cristo está claro que ese Camino de la Pasión conllevaba el beneficio mayor, ni más ni menos, que de NUESTRA REDENCIÓN, por eso Cristo Dice también "Que no se haga Mi Voluntad, sino la Tuya". Porque Él Sabe que en realidad lo mejor NO ES que Él NO Padeciera, sino Sabe que lo mejor es lo que el Padre ha Dispuesto en Su Designio Salvífico en nuestro favor.
Por consiguiente, y a pesar de que SI es Escuchado, aún así Cristo NO ES librado de la Muerte, sino que Padece y es Crucificado para el bien de todos.
Pero OJO, no pensemos que entonces, para todos los fines prácticos, esa Escucha en realidad es un "escucha" inútil que no tiene realidad ni sentido. Porque Cristo en verdad que NO se queda sin Respuesta del Padre, sino que la Respuesta del Padre es la RESURRECCIÓN que ahora con tanto gozo celebramos. Y así, por haberse sometido, por haber Obedecido y Confiado en el Padre hasta la muerte, ahora Cristo ha VENCIDO a la Muerte, sobre la que ahora tiene un DOMINIO ABSOLUTO y la que, por tanto, ahora YA NO REINA ni sobre Él Mismo, ni tampoco sobre los que nos acogemos a Su Redención.
Si te fijas, incluso los puntos 1 y 2 pueden considerarse casos particular de estos principios generales: Dios Permite la "muerte" de tus malos resultados académicos para que tengas la "resurrección" de entender que tienes que esforzarte suficientemente (en el punto 1) o la "resurrección" de que debes entender cómo enfocar mejor tus esfuerzos para que tu aprendizaje sea real y efectivo (en el punto 2). Pero este punto 3 es más general y abarca cualquier otra posibilidad, posibilidades tales, por ejemplo, como la de que Dios NO te hubiese llamado a servirle en aquello que estas estudiando, sino a lo mejor Quiere que le sirvas en algo muy distinto, algo en lo que podrás dar más amor y en lo que en realidad acabarás siendo mucho más feliz por muy difícil o improbable que te pudiera parecer ahora.

Así pues, más que fijarte en luces o televisiones, fíjate más bien en otro tipo de signos que Dios Podría estar poniendo en tu vida para ayudarte a entender que debes esforzarte más, que debes orientar mejor tus esfuerzos, o tal vez que debes entender que el camino que debes seguir es muy distinto al que ahora estás siguiendo. Yo no te puedo decir cuál de esas es la opción correcta para tu caso, o si siquiera alguna de ellas lo es, lo importante es precisamente que busques indicaciones en tu vida de cuál puede ser la Voluntad de Dios. Y es que ten en cuenta que tu Padre Bueno NO te va a ayudar a perderte por un camino francamente equivocado, sino va a tratar de ayudarte a que te des cuenta de cuál es el camino correcto para que lo puedas recorrer. No siempre es fácil esa búsqueda, a veces implica mucho dolor en el sentido de que debemos despegarnos y des-aferrarnos de aquello en lo que habíamos puesto algún tipo de esperanza, lo cual nos suele llenar de incertidumbre y temor. Pero por eso es importante, ante todo, confiar en Él y NO dar por supuesto nada, ni siquiera dar por supuesto que tenemos que abandonar radicalmente lo que hacíamos, pues tal vez lo único que Dios Quiere es un pequeño ajuste que hará una gran diferencia. Lo importante entonces es más bien eso: no presuponer NADA, sino quedar ABIERTOS a que sea Dios Mismo Quien, por diferentes medios y signos, nos Manifieste Su Voluntad. Y en ello no te preocupes teniendo el temor de que tal vez no reconozcas el signo correcto, Dios nos conoce MUY bien y Sabe cómo hacernos entender las cosas. Lo ÚNICO que necesitas entonces es estar abierto en humildad y NO aferrarte a pre-suponer y pre-definir "cuál TIENE que ser la respuesta". Conforme Dios te De los signos, Él Mismo te dará la Gracia para reconocerlos y seguirlos, siempre y cuando, insisto, permanezcas abierto en humildad.

Que Dios te bendiga en la alegría de la Resurrección del Señor.


Gracias por tan enriquecedoras palabras...
francesco13
 
Mensajes: 5
Registrado: Vie Abr 10, 2015 7:31 pm

Re: Pedí a Dios que me de señales si le llegaban mis oracion

Notapor francesco13 » Mié May 13, 2015 8:09 pm

Angy_29 escribió:
francesco13 escribió: dejé de rezar completamente todo tipo de oración.

Estimado hermano en Cristo:
Yo puedo decirte desde mi experiencia, que las pruebas no son necesarias para que estés convencido de que Dios te escucha.
Lo que me llamó mucho la atención y que es algo muy común, es donde dices que a pesar de rezar te fué muy mal:
francesco13 escribió: El año pasado mi fe quedó resentida, porque después de mucho rezar, entre los pedidos que hice era el que me ayudara en mis estudios, uno de mis pedidos más imporante, fué uno de los fracasos academicos por que no conocí ningun colega que le haya ido tan mal como a mí, dejé de rezar completamente todo tipo de oración.

Aquí podríamos hacer revisión y pensar lo siguiente:

¿Pusiste todo tu empeño en los estudios?, porque si bien Dios nos ayuda siempre, es necesario que también nosotros nos pongamos las pilas y demos lo mejor de nosotros para lograr algo.
¿Has visto que un campesino se ponga a rezar pidiéndole a Dios que le dé el sustento, y se quede en casa sin hacer nada confiando en su oración?, ¡esto es una irresponsabilidad!, porque como dice San Pablo, "el que no trabaje que no coma".
De la misma forma ocurre con los estudios, sí, hay que rogar a Dios, pero también estudiar mucho.

Y de ahí se derivan las consecuencias siguientes, el enfado contra Dios, y el desquite porque no me concedió lo que le pedí, pero "todo redunda en bien de los que aman a Dios". Algo bueno sucedió de ese hecho.

El Señor te escucha, y no necesitas obtener pruebas de ello, pues "dichosos los que creen sin haber visto".
Ánimo entonces y sigamos firmes en la brecha.

Dios te bendiga.


Gracias por tan enriquecedoras palabras...
francesco13
 
Mensajes: 5
Registrado: Vie Abr 10, 2015 7:31 pm


Volver a Relax - Reflexiones personales y Temas ligeros - San Felipe Neri

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: No hay usuarios registrados visitando el Foro

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron