Sesión 5. Curso Santuarios Marianos. 30 enero 2012

Con este curso, se pretende realizar un viaje virtual por los santuarios marianos más importantes del catolicismo en base a un itinerario espiritual caracterizado por la devoción a María, así como conocer los diversos aspectos culturales, tradicionales y religiosos de la devoción a la Virgen.

Fecha de inicio del curso: 2 de enero de 2012

Fecha de finalización del curso: 2 de abril de 2012

Periodicidad de envió de las lecciones: semanal

Moderadores: Catholic.net, Gustavo d Apice, Ignacio S, hini, Moderadores Animadores

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor J Julio Villarreal M » Mar Ene 31, 2012 1:38 am

NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ
Advocación venerada en El Salvador


Imagen


NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ


En el año de 1682 unos mercaderes encontraron en la orilla del Mar del Sur salvadoreño una caja abandonada; Estaba tan bien sellada que no pudieron abrirla con sus herramientas. Seguros de que contenía algún objeto valioso, ataron la caja sobre el lomo de su burra y la llevaron a la ciudad de San Miguel. Esperaban poder allí encontrar como poder abrirla. Llegaron a la ciudad el 21 de noviembre. Con la intención de asegurar la propiedad del posible tesoro, se dirigieron primero a las autoridades del lugar para dar cuenta del hallazgo; cuando al pasar por delante de la iglesia parroquial, hoy Catedral, la burra se echó en tierra sin que nadie pudiese moverla de ahí. Entonces, sin esfuerzo alguno lograron abrir la caja y descubrieron que el tesoro que contenía era una hermosa imagen de Nuestra Señora con el Niño en brazos.

El origen de la imagen permanece en el misterio, pues nunca se pudo conocer qué destino tenía aquella caja, ni cómo llegó a las playas del Salvador. Se cuenta que al arribar la imagen había una cruenta lucha entre los habitantes de la región y al correr la voz del maravilloso hallazgo, todos depusieron las armas e inmediatamente cesaron las hostilidades; también se refiere que en las luchas fratricidas del 1833, el bando triunfador, en vez de tomar represalias, como se esperaba, hizo colocar la bendita imagen en el atrio de la parroquia y a los pies de María se juró solemnemente no guardar rencores y borrar el odio de los corazones para que la paz germinara en fraternidad y reconciliación. Ciertamente un milagro maravilloso. Por esto dieron a la imagen el hermoso título de “Nuestra Señora de la Paz”, cuya fiesta litúrgica se celebra el 21 de noviembre, en recuerdo de su llegada a la ciudad de San Miguel.

La imagen de Nuestra Señora de la Paz es tallada en madera vestida. Lleva bordado al frente de la falda de su blanco traje, el escudo nacional de la República del Salvador. La imagen lleva en su mano derecha una palma de oro en recuerdo de la erupción del volcán Chaparrastique, que amenazó con hundir a la ciudad en un mar de lava ardiente. Los atemorizados habitantes de San Miguel colocaron la imagen de Nuestra Señora de la Paz en la puerta principal de la Catedral y en ese mismo momento la fuerte corriente de lava cambió de dirección, apartándose de la ciudad. En el punto exacto donde la lava torció el rumbo hay un pueblo que se llama "Milagro de la Paz". Esto sucedió el 21 de septiembre de 1787 y ese día todos vieron en el azul del cielo que el humo que salía del volcán formaba una palma. Viendo en esto una señal del amparo de la Virgen, el pueblo decidió colocarle en la mano una palma de oro, semejante a la que habían contemplado en el cielo.

 Benedicto XV concedió la coronación canónica de la imagen, que se efectuó el 21 de noviembre de 1921.

 El nuevo templo dedicado a Nuestra Señora de la Paz fue terminado en 1953.

 Fiesta: 21 de Noviembre, Presentación de la Virgen María.


J. J. V. M.
“Nuestra Señora de la Paz, ruega por nosotros”.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor Jose Gimeno » Mar Ene 31, 2012 8:28 am

ANTILLAS MAYORES – ANTILLAS MENORES

HAÍTI (Antillas Mayores)

Haití, oficialmente República de Haití (francés République d'Haïti, creole haitiano Repiblik d’Ayiti), es un país de las Antillas, situado en la parte occidental de la isla La Española y que limita al norte con el océano Atlántico, al sur y oeste con el mar Caribe o de las Antillas y al este con la República Dominicana. A su Oeste se encuentra la República de Cuba. Su territorio comprende igualmente la isla de la Gonâve, la isla de la Tortuga, el archipiélago de las islas Cayemites y la isla de Vaches así como otros diversos islotes de sus aguas territoriales.

SANTUARIO NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO PATRONA DE HAÍTI Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Patrona de HAÍTI (Antillas Mayores)
La Virgen del Perpetuo Socorro es la Patrona de Haití. La datación del icono es difícil de precisar. Unos los sitúan entre siglos X y XI, y otros a comienzos del siglo XV. Su festividad se celebra el 27 de junio.

FOTO DE LA VIRGEN Y ORACIÓN

http://cofrades.pasionensevilla.tv/prof ... l-perpetuo

HISTORIA
Según una tablilla colocada antiguamente al lado del icono con un resumen histórico de la imagen, la cuna de este cuadro fue en la isla de Creta, en el mar Egeo. Un mercader sustrae el icono de una iglesia, lo esconde entre su equipaje y se embarca rumbo a otras tierras. Durante la travesía sobreviene una gran tempestad y los pasajeros se encomiendan a Dios y a la Virgen. La leyenda cuenta que el mar recuperó su calma y el pasaje arribó a puerto seguro.
Poco después el mercader llega a Roma con el cuadro y, tras algunas resistencias de la familia, el icono pasa a ocupar un lugar preferente en la iglesia de San Mateo, regentada por los Agustinos. Estamos en torno al año 1499, en tiempos del papa Alejandro VI. La iglesia de San Mateo era un templo menor entre las grandes basílicas de San Juan de Letrán y Santa María la Mayor. Allí permanece la imagen del Perpetuo Socorro durante trescientos años. Los escritores de la época hablan maravillas de esta advocación mariana: es la imagen milagrosa por excelencia. El siglo XVII parece ser el más intenso en la devoción y culto a la madre del Perpetuo Socorro.
Pero en febrero de 1798, con la invasión de Napoleón, sus tropas se apoderan de Italia y en Roma demuelen más de treinta iglesias de la ciudad, entre ellas la vieja San Mateo. Los religiosos agustinos salvan el cuadro milagroso y se lo llevan consigo. El icono entra en fase de olvido por más de 88 años.
Centenares de miles de iconos de Perpetuo Socorro se esparcen por las iglesias, casas y carreteras del mundo. Sus mejores propagadores son los misioneros y las misiones populares, y los redentoristas son una congregación misionera. Con ellos María llegará a todas partes abriendo caminos al Redentor. Ella es la primera misionera. Así se cumple aquella frase de Pío IX a los Redentoristas en la audiencia al Superior General P.Maurón en 11 de diciembre de 1865: "Dadla a conocer a todo el mundo".
En Haití
Teniendo esta advocación mariana como patrona de su congregación, los Padres Redentoristas la llevaron a sus misiones en Haití. Allí se le edificó un santuario en Béle-Aire, cerca de Puerto Príncipe, la capital de Haití.
En 1883 una terrible epidemia de viruela azotaba el país. Los devotos acudieron a la Virgen del Perpetuo Socorro y le hicieron una novena. La epidemia cesó milagrosamente y se decidió nombrarla patrona del país.
En 1993 se celebró con gran regocijo el centenario del milagro y del nombramiento de la Virgen como patrona de Haíti. El Papa Juan Pablo II visitó Haití para esta celebración y puso al país bajo el amparo de la Virgen del Perpetuo Socorro.
Los Haitianos también tienen gran devoción a la Virgen de la Asunción.
Nuestra Señora del Perpetuo Socorro Patrona y Madre de Haití, acoge bajo tu manto a todo tu pueblo sufriente.
Recemos todos a María Santísima que bajo su advocación de Perpetuo Socorro, de la protección y el consuelo a todo sus hijos de Haití que sufren por los estragos del terremoto.
Pues del Perpetuo Socorro Tierna Madre te aclamamos, Haz, ¡oh Madre!, que sintamos Tu perpetua protección.
¡Santísima Virgen María, que para inspirarme confianza habéis querido llamaros Madre del Perpetuo Socorro! Yo os suplico me socorráis en todo tiempo y en todo lugar; en mis tentaciones, después de mis caídas, en mis dificultades, en todas las miserias de la vida y, sobre todo, en el trance de la muerte. Concédeme, ¡oh amorosa Madre!, el pensamiento y la costumbre de recurrir siempre a Vos; porque estoy cierto de que, si soy fiel en invocaros, Vos seréis fiel en socorrerme. Alcanzadme, pues, la gracia de acudir a Vos sin cesar con la confianza de un hijo, a fin de que obtenga vuestro perpetuo socorro y la perseverancia final. Bendecidme y rogad por mí ahora y en la hora de mi muerte. Así sea.
¡Oh Madre del Perpetuo Socorro! Rogad a Jesús por mí, y salvadme.
¡Oh Madre del Perpetuo Socorro!, en cuyos brazos el mismo Niño Jesús parece buscar seguro refugio; ya que ese mismo Dios hecho Hijo tuyo como tierna Madre lo estrechas contra tu pecho y sujetas sus manos con tu diestra, no permitas, Señora, que ese mismo Jesús ofendido por nuestras culpas, descargue sobre el mundo el brazo de su irritada justicia; sé tú nuestra poderosa Medianera y Abogada, y detenga tu maternal socorro los castigos que hemos merecido. En especial, Madre mía, concédeme la gracia que te pido.
Santísima y siempre pura Virgen María, Madre de Jesucristo, Reina del mundo y Señora de todo lo creado; que a ninguno abandonas, a ninguno desprecias ni dejas desconsolado a quien recurre a Ti con corazón humilde y puro. No me deseches por mis gravísimos e innumerables pecados, no me abandones por mis muchas iniquidades, ni por la dureza e inmundicia de mi corazón me prives de tu gracia y de tu amor, pues soy tu hijo. Escucha a este pecador que confía en tu misericordia y piedad: socórreme, piadosísima Madre del Perpetuo Socorro, de tu querido Hijo, omnipotente Dios y Señor nuestro Jesucristo, la indulgencia y la remisión de todos mis pecados y la gracia de tu amor y temor, la salud y la castidad y el verme libre de todos los peligros de alma y cuerpo. En los últimos momentos de mi vida, sé mi piadosa auxiliadora y libra mi alma de las eternas penas y de todo mal, así como las almas de mis padres, familiares, amigos y bienhechores, y las de todos los fieles vivos y difuntos, con el auxilio de Aquel que por espacio de nueve meses llevaste en tu purísimo seno y con tus manos reclinaste en el pesebre, tu Hijo y Señor nuestro Jesucristo, que es bendito por los siglos de los siglos. Amén.
Oh Madre del Perpetuo Socorro, concédeme la gracia de que pueda siempre invocar tu bellísimo nombre ya que él es el Socorro del que vive y Esperanza del que muere. Ah María dulcísima, María de los pequeños y olvidados, haz que tu nombre sea de hoy en adelante el aliento de mi vida. Cada vez que te llame, Madre mía, apresúrate a socorrerme, pues, en todas mi tentaciones, y en todas mis necesidades propongo no dejar de invocarte diciendo y repitiendo: María, María, Madre Mía.
Oh qué consuelo, qué dulzura, qué confianza, qué ternura siente todo mi ser con sólo repetir tu nombre y pensar en ti, Madre Mía. Bendigo y doy gracias a Dios que te ha dado para bien nuestro ese nombre tan dulce, tan amable y bello. Mas no me contento con pronunciar tu bendito nombre, quiero pronunciarlo con amor, quiero que el amor me recuerde que siempre debo acudir a ti, Madre del Perpetuo Socorro.
NUESTRA SEÑORA DEL PERPETUO SOCORRO, MADRE DE HAITÍ...RUEGA POR NOSOTROS!

FOTOS IMPRESIONANTES
http://josancaballero.wordpress.com/201 ... -de-haiti/





[color=#0000BF]TRINIDAD Y TOBAGO (Antillas Menores)[/color]

SANTUARIO NUESTRA SEÑORA DIVINA PASTORA o Virgen de Sipária

Patrona de Trinidad y Tobago, su festividad se celebra el segundo domingo después de la Pascua.
La milagrosa Virgen de Sipária, en una pequeña aldea en la isla de Trinidad, tiene el título de Nuestra Señora Divina Pastora.
Cuenta la tradición que esta imagen fue traída a Trinidad por los españoles en el viaje de Cristóbal Colón, el 31 de Julio de 1498. Los indios la encontraron en la maleza, y ahí construyeron una pequeña capilla. Más tarde hubo varias tentativas de llevarla para Oropenche, pero la Virgen manifestaba su deseo de continuar ahí. Entonces, en el mismo lugar donde fue encontrada se construyó su Santuario.
La fiesta de la Virgen de Sipária es celebrada el segundo Domingo después de la Pascua, cuando se lee el evangelio del Buen Pastor.
A su santuario acuden peregrinos de todas las Antillas, del Brasil y de Venezuela, los cuales presencian muchos prodigios, por eso su devoción crece y la Virgen es conocida como la Lourdes de las islas de Trinidad y Tobago.

FOTOS E HISTORIA

http://www.arcangelgabriel.com/images/m ... tobago.htm

http://www.advocaciones.org/ame/trinidad_y_tobago.htm
El Señor es mi pastor, nada me falta.
Avatar de Usuario
Jose Gimeno
 
Mensajes: 89
Registrado: Mar Ene 10, 2012 4:46 am

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor J Julio Villarreal M » Mar Ene 31, 2012 9:05 am

Nuestra Señora de Suyapa
Patrona de Honduras


Imagen


Nuestra Señora de Suyapa

La diminuta imagen de Nuestra Señora de la Concepción de Suyapa fue hallada un sábado del mes de febrero, por Alejandro Colindres, un joven y humilde labrador y por un niño de 8 años llamado Jorge Martínez, quienes regresaban a la aldea de Suyapa, cansados de trabajar todo el día en la cosecha del maíz.

Ya llevaban la mitad de la jornada cuando les anocheció. Habían llegado a la quebrada del Piligüín un buen lugar para pernoctar. Allí se acostaron en el duro suelo. Enseguida Alejandro sintió que un objeto, al parecer una piedra, le impedía acomodar la espalda. A oscuras lo tomó del suelo y lo arrojó lejos.

Curiosamente al recostarse nuevamente sintió aquella molestia en el mismo lugar y esta vez no lo tiró sino que, intrigado por lo acontecido, lo guardó en su mochila. A la luz del amanecer descubrió sorprendido que el misterioso objeto era una pequeña imagen de Nuestra Señora tallada en madera de cedro.

Nuestra Señora de Suyapa mide apenas 6 centímetros y medio; obra muy antigua posiblemente trabajada con devoción por algún artista aficionado. En su mirada angelical se refleja la nobleza de la raza indígena. Es morena, de rostro ovalado, mejillas redondeadas, y su lacia cabellera le llega hasta los hombros. La imagencita tiene sus diminutas manos unidas en actitud de oración. El color original de su vestidura es el rosa pálido, que apenas se deja ver por estar totalmente cubierto por un manto oscuro tachonado de estrellas doradas y adornado con valiosas alhajas. Colocado al frente de la imagen, un resplandor de plata sobredorada la enmarca. Es una cosa peculiar, pues tanto el resplandor, como la aureola, suelen verse habitualmente en el respaldo de las imágenes. El resplandor está formado por dos aros cerrados en forma de número ocho del que salen los rayos que rodean a la Virgen. El aro superior está nimbado por doce estrellas de plata. El conjunto nos recuerda a la mujer vestida de sol que aparece en el Apocalipsis. De plata sólida es la esfera que sirve de apoyo a la imagen que tanto venera el pueblo hondureño.

• En 1925 Pío XII declaró a Nuestra Señora de Suyapa Patrona de la República de Honduras.
• El 3 de febrero como el día de la celebración patronal, con misa y oficio propios.
• El primer milagro notable, atestiguado notarialmente, ocurrió en el año de 1796.
• La primera ermita se bendijo en el 1780.
• El templo actual, de enormes proporciones, capaz de albergar a las multitudes que peregrinan a Suyapa, recibió la visita de Juan Pablo II en 1983.

En el país de los pobres, este Santuario de Santa María de Suyapa se encuentra enclavado en una de las zonas más humildes de la ciudad.

http://www.virgendesuyapa.hn/

J. J. V. M.
“Que Nuestra Señora de Suyapa, nos acompañe y ayude en nuestros problemas”.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor blancamar22 » Mar Ene 31, 2012 9:07 am

Desde Honduras viene la Virgen de Suyapa que ademas es su fiesta esta semana !!!

Comento solo del Sitioi oficial http://www.virgendesuyapa.hn/
Ademas cuando visite Honduras en el Aeropuerto la tienen recibiendo y guardando a todos los viajeros

La Virgen los cubra con su manto

Blanca
blancamar22
 
Mensajes: 15
Registrado: Jue Feb 18, 2010 9:01 am

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor J Julio Villarreal M » Mar Ene 31, 2012 9:16 am

NUESTRA SEÑORA DE CONCEPCIÓN

VENERADA EN EL VIEJO

PATRONA NACIONAL DE NICARAGUA


Imagen


NUESTRA SEÑORA DE CONCEPCIÓN

El pueblo Nicaragüense se caracteriza por su gran devoción a su patrona, "La Inmaculada Concepción" o, como se le llaman popularmente con gran cariño, "La Purísima". La celebran con enorme alegría el día de su fiesta, el 8 de diciembre, y la invocan con singular estima todo el año.

Aunque otras representaciones de La Inmaculada, por ejemplo la de Murillo, son quizás mas conocidas en Nicaragua, la patrona oficial es la que se venera en el Santuario nacional de Nuestra Señora de la Concepción de El Viejo. El Viejo siendo el nombre del pueblo cercano a Chinandega y al famoso volcán San Cristóbal. La Virgen que allí se venera tiene una distinguida y providencial historia que manifiesta el amor de Dios y de la Virgen por el pueblo Nicaragüense.

Historia:
Para el siglo XVI el pueblo contaba de once barrios con otras tantas ermitas y un convento de misioneros Franciscanos. Lo habitaban muchos indios "ladinos" es decir, que hablaban español y se vestían con ropas a modo castellano. También había en el pueblo varios mesones, o tambos, que servían de albergue a los españoles pobres y recién llegados mientras esperaban su pasaje para el Perú.

Embarcaban en el puerto del Realejo, que era el puerto de comercio con el Perú y Guatemala. Hay varios documentos históricos, guardados en el archivo parroquial de dicha ciudad, que dan testimonio cierto del origen y la antigüedad de la imagen de María Inmaculada.

Uno de estos documentos es el testimonio que el Obispo de Nicaragua Monseñor Simeón Pereira y Castellón mandó a sacar del archivo de la parroquia el 20 de noviembre, de 1903. Se trata de una declaración hecha por el Obispo de Nicaragua Monseñor Juan de Roxas y Ansa, del Sacro Real y Militar Orden de Nuestra Señora de las Mercedes quien a petición del Provincial y del Procurador General, Reverendo Padre Francisco de Llarduz dio una carta de su predecesor en el Obispado, Monseñor Alonso Bravo De Lagunas, quien había hecho una declaración relacionada a la Virgen de la Concepción del Viejo.

Un extracto de la carta dice: "Y es verdad que nos consta por la cual a todas las personas que la presente vieren, hacemos saber que el año pasado de 1672, por el mes de diciembre, hallándonos en el convento de N. Señora de la Concepción del pueblo del Viejo, llenados de nuestra devoción, quisimos saber el origen de dicha Santísima imagen de Nuestra Señora del Viejo, y queriendo el Reverendo Padre Provincial dar gusto a nuestros buenos deseos puso en nuestras manos un libro antiguo en el cual estaba una información hecha y autorizada por el ilustrísimo y reverendísimo Señor Maestro Don. Benito Rodríguez de Baltodano el 5 de enero, de 1626 y en ella constaba que dicha imagen la había traído un hermano de la bienaventurada Santa Teresa de Jesús y este les hizo la gracia y donación a los religiosos de San Francisco de aquel convento, en el que murió, y se enterró y allí afirman los testigos bajo juramento, unos que le habían oído decir, y otros, que lo habían leído en el mismo instrumento (documento), en el cual dice haber declarado bienhechor a los Religiosos que aquella imagen era de su hermana".

Otro documento que se puede consultar para verificar el origen de la imagen y del nombre y devoción es la que apareció en el diario oficial de Nicaragua para el año 1875 "La Gaceta", en el número 32 correspondiente al 5 de junio, de 1875.

Este documento es la Visita Apostólica, Topográfica, Histórica y Estadística de todos los pueblos de Nicaragua y Costa Rica, hecha en 1751 por el Ilustrísimo señor Don Pedro Agustín Morel de Santa Cruz, Obispo de la Diócesis, la cual fue elevada al conocimiento de Rey Fernando VI, el 8 de septiembre, de 1752.

Este documento dice así:
"El 24 de junio, de 1751, pasé al pueblo del Viejo, distante una legua de Chinandega: tiene su asiento en un llano alegre, pero lleno de árboles frutales y de algún monte bajo, compónense de españoles, ladinos e indios....
...La Iglesia consta de tres naves, capilla mayor y sacristía muy capaz, de cal y piedras, de teja, tiene su alto sano, con cuatro gradas de ladrillos que cogen el frente y costado izquierdo: tres campanas en sus palos, y techo de paja, porque la torre se cayó con un temblor; seis altares decentes: en el mayor está colocada la Patrona que es la Concepción; el título que comúnmente le dan, es Nuestra Señora del Viejo, esta denominación se originó de que un venerable anciano hermano de Santa Teresa de Jesús, llegó a este pueblo trayendo en su compañía a la referida imagen: habiendo fallecido en él la dejó a la misma Iglesia donde fue colocada, por haber sido pues, un viejo el donante, se le tributó este renombre a la Imagen, a la Iglesia y al pueblo: consta así por tradición de los mayores y también por una certificación que he visto, dada por el ministro don . Juan de Rojas, Obispo que fue de esta Diócesis.

Su estatura es de mas o menos una vara, las manos y rostro trigueño, sin perfección particular que sobresalga, pero tan milagrosa que su nombre se ha tendido por todas estas Provincias y sus habitantes no cesan de venir a visitarla para su consuelo y alivio, en efecto nuestra Señora del Viejo, es el refugio de todas las necesidades y la devoción que le profesan tan particular que no hay alguno que deje de venir aun de partes muy remotas a verla y obsequiarla con limosnas.

Asegurase haber sido tan copiosas que el templo pudiera estar fabricado de palta, sea lo que fuere, lo que puedo testificar es que un trono primoroso y elevado de madera tallada y dorada sobre cuatro columnas abriga en su centro a otro pequeño con su vidriera, por delante y sus andas de plata en que está la Señora. Un círculo que la rodea por fuera y una media luna que tiene a los pies son del mismo metal, el vestido es de tela muy rica, sembrado todo de oro, perlas y diferentes piedras preciosas y gran número de estas sirven de realce a la corona, que es de oro delicadamente trabajado, hallase en fin de pies a cabeza tan llena de alhajas y primores que puede competir con otra cualquiera de las más adornadas del orbe..."

Vemos como ambos relatos se corresponden e incluso uno cita al otro, dando el testimonio de que la Virgen del Viejo fue un regalo de Santa Teresa de Jesús a su hermano quien partió hacia las Indias.
Otros dos relatos más, dan un sentido más amplio del origen de la imagen y devoción en el pueblo Nicaragüense, especialmente entre los indios y los marineros.
Dice la tradición:

"En el puerto del Realejo, distante doce leguas de la Ciudad de León, es muy celebrada una imagen de nuestra Señora llamada del Viejo, por lo que ahorra diré: Un cierto Viejo Ermitaño se había embarcado en dicho puerto para el Perú, llevando consigo una imagen de la Santísima Virgen. Llegó el día de hacerse a la vela, y levantadas las anclas, y soplando bien el viento, no pudo menearse la fragata y estando todavía inmóvil, como si la hubieran allí clavado. Los marineros extrañados de la detención no esperada, hicieron muchas diligencias. Y viendo que todas eran en vano atribuyeron a especial disposición de Dios el inopinado suceso, que por alguna causa oculta así lo disponía. Comenzaron a sospechar si habría allí algún hombre excomulgado o que hubiese cometido tales delitos, que no quisiese el cielo, que el navío, en que había muchos inocentes lo llevase. Y como no pudiesen averiguar cosa alguna, dieron tras el pobre Viejo creyendo, o sospechando, que era el Jonás de aquel navío, y que debajo de aquel hábito y el traje de ermitaño encubría alguna o algunas maldades muy graves, que hubiese cometido.

Y como a Jonás los marineros de Jope, empezaron a conjurarle, que dijera quien era, y que pecados había cometido, por los cuales les enviaba Dios aquel contratiempo, que era más que tormenta en el mismo puerto. Y poco faltó para que como a Jonás lo arrojasen en el mar.

El Ermitaño, que era un buen hombre, y de loables costumbres les respondió que aunque había sido un gran pecador, al presente no reconocía en si delito alguno, por el cual Dios a él y a ellos los castigase. Pero que el Señor le daba a entender que la causa de la detención era, que aquella sagrada imagen, que llevaba consigo no quería dejar aquel puerto, y que por lo tanto lo echasen con su imagen a tierra, y que esperaba que la Gran Señora del Realejo les asistiría dándoles feliz navegación.

Los marineros se sosegaron y habiendo echado en tierra con su imagen, al momento el navío comenzó a moverse. Pero antes saltaron en tierra con el Viejo el Capitán, y otros, e hicieron votos a la Virgen, que si los llevaba con felicidad, a la vuelta le costearían un altar, que fuese venerada, y en adelante la tendrían en aquel mar del Sur por Estrella del Norte de todos sus viajes.

Volviéronse a embarcar dejando al Viejo con su imagen, y tuvieron felicísimo viaje. Y corriendo la fama del prodigio, así los dichos navegantes, como los que después ahora han trajinado aquel mar, le han tenido por su Patrona, y han experimentado singulares providencias y favores".

Un testimonio de la intercesión de la Virgen de la Concepción del Viejo es lo que le pasó a un barco con su tripulación, en el puerto del Realejo.

"Estaba el barco en el puerto, dando fondo con cuatro anclas; pero al despertarse el capitán un cuarto para el alba, se dio cuenta de que su navío había agarrado mucho trecho, y como si no hubiera ancla alguna iba para fuera con el ímpetu de la corriente, que allí suele ser muy impetuosa. Llamó a la gente, que dormía, pero viendo que ya estaban cerca de unas peñas en donde era cierto el peligro de hacerse pedazos el navío, y perecer toda la gente, todo era gritos y confusión, como suele suceder en semejantes ocasiones. Acordose el capitán de la Virgen del Viejo, y exhortó a todos que la invocasen y prometiesen visitarle en su Santuario y ofrecerle cada uno lo que pudiese, si los libraba, y confesar y comulgar que es la ofrenda mas agradable a la Señora.

Así lo hicieron, y tomando un rezón, porque no tenían ya mas amarras, en nombre de la Virgen lo arrojaron al mar. Y siendo así que ni a detener una lancha fuera bastante, al punto se detuvo el navío, hasta que empezó a crecer el agua y pudo entrar en el puerto y asegurarse. Reconocieron con esto la singular providencia de la Señora, saltaron en tierra y fueron a pie y descalzos a su Santuario a darle las gracias y a cumplir sus promesas, ofreciendo una buena limosna, que juntaron entre todos."
El último testimonio que tenemos es el que redactaron unos Misioneros Carmelitas Descalzos que el 3 de septiembre, de 1786 partieron hacia el Perú en la primera expedición hacia estas tierras.

Los padres desembarcaron en el puerto de Caballos de Honduras, en la costa atlántica, de donde el 1 de febrero, de 1788 pasaron, atravesando toda la República de Honduras, al puerto del Realejo, en la costa del Pacífico donde llegaron en el mes de abril. Viajaron un poco tierra adentro al pueblo del Viejo donde se hospedaron en dos ranchos. En Nicaragua se les juntaron cuatro religiosos más que venían de la provincia de Méjico.

Durante la permanencia de estos padres en el Viejo, recogieron de labios de los habitantes de la región la misma tradición de la Inmaculada, tomada del Archivo de la parroquia.

El cronista del viaje, Padre Miguel de la Madre de Dios lo narra de esta forma:
"Tendría este pueblo hasta quinientas casas o chozas de indios y algunos españoles. LA doctrina era de Franciscanos, y en su Iglesia, a que acudíamos a decir misa todos los días y a confesar españoles e indios, se venera una milagrosísima imagen de Nuestra Señora en el altar mayor. Su título es de la Asunción y el de Nuestra Señora del Viejo, el que no sólo seda a conocer y venerar en todas aquellas provincias, y aún en las más remotas del Perú; porque a todas vuela la fama de sus maravillas.

...Pregunté por le origen de esta santa imagen, y me dijeron que era tradición muy antigua en este pueblo y los circunvecinos, que esta santa imagen era dádiva graciosa de Nuestra Santa Madre Teresa, que en la Encarnación de Avila hizo a un caballero de los Cepedas, tío o hermano suyo, al tiempo de despedirse de la Santa para pasar a la Indias con el oficio de Gobernador de esta Provincia, encargándole mucho la estimase y venerase por prenda del cielo, y amparo el más seguro en sus navegaciones y trabajos. Así lo hizo el buen Caballero, que siempre la trajo en sus peregrinaciones, mar y tierra, con singular devoción y veneración cordialísima, a que la santísima imagen correspondió agradecida mostrándose madre benignísima en grandes peligros de cuerpo y alma, hasta que llegó a este pueblo donde residía de ordinario ejerciendo su oficio, y que continuó sus misericordia la Soberana Reina con muchos españoles, y particularmente con los indios de esta tierras que acudían en todas sus tribulaciones al Oratorio de la casa de su Gobernador, donde él siempre tenía colocada en mucha decencia.

Acabado ya el tiempo de su gobierno y promovido a otro del Perú, trató de embarcarse en el puerto del Realejo con el Mariano tesoro que acompañaron los pueblos de esta comarca; y éste en especial hasta el puerto, instándole al caballero con devotas súplicas y tiernísimas lágrimas, no privase de tan celestial Patrona a aquella tierra; que ellos harían desde luego voto de fabricarle un decente templo donde fuese adorada de todos. Pero no condescendiendo con sus ruegos el Gobernador, por no desapropiarse de tan soberano patrocinio, embarcó la santa imagen y con ella se hizo luego a la vela en el navío que le esperaba; y habiendo navegado con viento en popa hasta medio día, hubo de arribar por la tarde con el contrario por la proa al mismo puerto. Sucedióle otras tres veces en los días siguientes el mismo contratiempo; y no hallando los experimentados pilotos causas naturales de tan adversos efectos, convinieron con los pasajeros que lo que los detenía era la Santa Imagen, que era traída de nuevo a tierra por los clamores y lágrimas de aquella devota gente, que perseverando fervorosa en el Realejo, había negociado la posesión de la divina prenda del cielo, a que no podía sin temeridad y arriesgo de todos retirarse; con que el piadoso católico Caballero hubo de posponer su consuelo particular al común de tantos pueblos que llevaron en procesión con muchas danzas y solemnes regocijos la imagen santísima al pueblo, donde hoy está, que por ser el Caballero que la dio ya anciano, se llamó Nuestra Señora del Viejo." (Tomado del libro "Vírgenes Conquistadoras que Santa Teresa envió a las Américas" de Fray Severino de Santa Teresa O.C.D.)
Hemos tratado de mantener el lenguaje usado en la época con el fin de que el lector pueda apreciar como, desde los primeros testimonios, todos coinciden y se apoyan uno al otro. Pudiésemos afirmar que Nuestra Señora del Viejo es la imagen que Santa Teresa de Jesús regaló a su hermano cuando partía hacia las Indias, y ver en ésto un signo providencial de Dios que utilizó esta imagen para derramar sobre los pueblos gracias abundantes por intercesión de la Santísima Virgen María.

Nuestros corazones, al leer los relatos de aquellos primeros testigos, se han de llenar de un profundo amor hacia la Santísima Virgen , que como Madre vela siempre por todos sus hijos, españoles o indios; ricos y pobres; todos somos hijos de la Santísima Virgen María.

Con el pueblo Nicaragüense cantemos a nuestra Madre del Cielo diciendo:

"Dulces himnos cantando a María, vencedora del fiero dragón, saludemos al plácido día de su hermosa y feliz Concepción".


J. J. V .M.
“Que Nuestra Señora de la Concepción, guarde y cuide a su pueblo devoto”.
Inmaculada Concepción de María, Virgen Purísima, Ruega por Nosotros.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor JUAN JOSE PELLEGRINI » Mar Ene 31, 2012 9:42 am

Santa María de la Antigua. PANAMÁ.

Patrona de Panamá, su festividad se celebra el 15 de agosto.

Santa María de la Antigua Patrona de la República de Panamá, el actual Arzobispo Metropolitano de Panamá, Mons. José Dimas Cedeño Delgado, ha investigado y promovido a Santa María de la Antigua como Patrona de la Catedral y de la Diócesis de Panamá.

La imagen de la Santísima Virgen María se encontraba en una capilla lateral de la Catedral de Sevilla - España. Esta Catedral fue construida en el siglo XIV, pero se conservó solamente la pared en donde estaba la imagen, y se le llamó Santa María de la Antigua (es decir de la Antigua Catedral).

En honor a esta advocación Martín Fernández de Enciso y Vasco Núñez de Balboa fundaron en 1510 la ciudad de Santa María de la Antigua de Darién, cumpliendo una promesa pues ganaron la batalla, y dedicaron a María la casa del Cacique Cémaco; ésta fue la primera capilla dedicada a María en Tierra Firme, nombre con que se denominó a las tierras del continente americano más próximas al mar Caribe.

La ciudad de Santa María de la Antigua fue sede de la primera Diócesis en Tierra Firme creada por el Papa León X con bula del 9 de setiembre de 1513.

El 15 de agosto de 1519, Pedrarias Dávila, fundó la ciudad de Panamá, la cual se desarrolló como centro naviero y comercial. En 1524 el segundo Obispo Fray Vicente Peraza traslada la sede de esta Diócesis a la recién fundada ciudad de Panamá. La ciudad fue destruida por el corsario galés Henry John Morgan en 1671, pero los españoles trasladaron la ciudad tres años después a unos 8 km. al oeste del lugar donde se fundó.

Santa María de la Antigua es un lienzo de la Asunción de la Virgen. Esta pintura, se ofrece a la veneración de los fieles en el templo de Chiriví en Tunja, santuario muy visitado y enclavado en la cercanía del río Turine. El cuadro que mide un metro ochenta de alto por ochenta centímetros de ancho, representa a la Virgen con el Niño en los brazos. Ambas figuras llevan sobrepuestas sendas coronas imperiales de plata sobredorada.

En el marco del Congreso Eucarístico Nacional y en pleno Año Jubilar 2000, Santa María de la Antigua fue proclamada Patrona de Panamá y en una solemne ceremonia, tuvo lugar también la consagración del país al Inmaculado Corazón de María. La celebración fue presidida por el Arzobispo de Panamá, Monseñor José Dimas Cedeño, quien estuvo acompañado por el Arzobispo de Sevilla, Monseñor Carlos Amigo Vallejo y por los Obispos integrantes de la Conferencia Episcopal Panameña.
JUAN JOSE PELLEGRINI
 
Mensajes: 78
Registrado: Sab Ene 07, 2012 10:29 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor JUAN JOSE PELLEGRINI » Mar Ene 31, 2012 9:44 am

Nuestra Señora Divina Pastor- TRINIDAD Y TOBAGO.

Patrona de Trinidad y Tobago, su festividad se celebra el segundo domingo después de la Pascua.

La milagrosa Virgen de Sipária, una pequeña aldea en la isla de Trinidad, tiene el título de Nuestra Señora Divina Pastora.

Cuenta la tradición que esta imagen fue traída a Trinidad por los españoles en el viaje de Cristóbal Colón, el 31 de Julio de 1498. Los indios la encontraron en la maleza, y ahí construyeron una pequeña capilla. Más tarde hubo varias tentativas de llevarla para Oropenche, pero la Virgen manifestaba su deseo de continuar ahí. Entonces, en el mismo lugar donde fue encontrada se construyó su santuario.

La fiesta de la Virgen de Sipária es celebrada el segundo Domingo después de la Pascua, cuando se lee el evangelio del Buen Pastor.

A su santuario acuden peregrinos de todas las Antillas, del Brasil y de Venezuela, los cuales presencian muchos prodigios, por eso su devoción crece y la Virgen es conocida como la Lourdes de las islas de Trinidad y Tobago.
JUAN JOSE PELLEGRINI
 
Mensajes: 78
Registrado: Sab Ene 07, 2012 10:29 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor JUAN JOSE PELLEGRINI » Mar Ene 31, 2012 9:47 am

Inmaculada Concepción de El Viejo. NICARAGUA.

Patrona de Nicaragua, su festividad se celebra el 8 de diciembre.

Muy cerca de la costa del Pacífico, se encuentra enclavado el pequeño poblado de "El Viejo", agrupado en torno a una misión franciscana de los primeros tiempos coloniales. En este pueblo del extremo occidental de Nicaragua se encuentra el Santuario de Nuestra Señora bajo el título de la Inmaculada Concepción de El Viejo.

Aunque no hay total evidencia histórica de ello, la imagen que allí se venera desde el siglo XVI, se dice fue traída a América por un familiar de Santa Teresa de Avila, de apellido "Cepeda". Algunos incluso han llegado a afirmar que éste era el propio hermano de la santa, Rodrigo de Cepeda y Ahumada, pero esto no ha sido probado.

Cuenta la tradición que Santa Teresa de Jesús regaló esta imagen a su pariente, quien la llevaba siempre consigo a todas partes. Con ella llegó a Centroamérica, desembarcando por el puerto del Realejo, entonces el puerto más importante de Nicaragua. Al poco tiempo se trasladó a la misión franciscana en busca de un clima más sano. Una habitación de su casa se convirtió en oratorio donde los vecinos del lugar acudían atraídos por la hermosa expresión del rostro de la Virgen Inmaculada. Cuando Cepeda recibió órdenes de trasladarse al Perú, trató de llevar consigo la imagen de la Inmaculada, pero la partida se aplazaba una y otra vez debido a la inclemencia del tiempo, él vio en esto un signo de que era voluntad de Dios el que renunciara a su tan querida imagen, para dejarla entre aquellas gentes que tan rápidamente habían aprendido a quererla como cosa suya. La Virgen se quedó en Nicaragua para siempre.

La imagen de Nuestra Señora de El Viejo, nombre que alude a la edad del pariente de la Santa, es una hermosa talla de la Inmaculada labrada en madera. Mide aproximadamente unas 33 pulgadas y está adornada por hermosas vestiduras que le son cambiadas con mucha frecuencia. La mirada de su dulce y hermoso rostro de color moreno, se dirige modestamente hacia el suelo. Las manos se unen sobre el pecho como si intercediera por su pueblo.

La talla, que se guarda en un tabernáculo de plata que la protege, suele estar velada por una cortina que se descorre cuando los fieles acuden a venerarla. Un detalle singular es que el santuario posee una valiosa colección de objetos de plata de diversa índole, regalados por diversos favores recibidos.

Cada 6 de diciembre estos objetos son sacados a la plaza pública donde el pueblo acude para limpiar y pulir toda la plata; cosa que se repite año tras año sin que se pierda ni una sola de estas valiosas piezas del tesoro de la Virgen. Esta ceremonia popular se conoce como la "Lavada de la Plata". Para los nicaragüenses la devoción por la Inmaculada Concepción es algo muy querido y de honda raíz popular. La tradicional imagen de la Inmaculada está siempre presente en todos los hogares y templos católicos.

La fiesta del 8 de diciembre es todo un acontecimiento nacional. La víspera tiene lugar la famosa "Gritería". En todas las casas, las familias levantan vistosos altares, que habitualmente pueden ser apreciados desde el exterior. Los vecinos se asoman a las puertas gritando: «¿Quién causa nuestra alegría?», a lo que se responde: «¡La Concepción de María! »; los visitantes son agasajados con dulces y comidas típicas. Es ocasión de grandes festejos, con música, cantos y bailes en toda la nación, que espera así la llegada del día de su patrona.
JUAN JOSE PELLEGRINI
 
Mensajes: 78
Registrado: Sab Ene 07, 2012 10:29 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor JUAN JOSE PELLEGRINI » Mar Ene 31, 2012 9:49 am

Nuestra Señora de Suyapa. HONDURAS.

Patrona de Honduras, su festividad se celebra el 3 de febrero.

Hacia el Sudeste de la ciudad de Tegucigalpa, a unos ocho kilómetros de dicha capital, se encuentra la aldea de Suyapa, derivación del nombre indígena "coyapa", que significa "en el agua de las palmeras".

En 1590, recién fundada la población del Real de Minas de San Miguel de Tegucigalpa, que es hoy la capital de Honduras, Carlos Ferrufino se presentó ante don Francisco Romero, lugarteniente del gobernador de la provincia de Honduras, y le pidió que, en nombre de Su Majestad, se le otorgasen unas tierras para cultivo y ganado, en un terreno llamado antiguamente "Supelecapa", y hoy, "Hato de Enmedio", contiguo a la finca "El Trapiche", en donde se encuentra enclavada la aldea de Suyapa desde su establecimiento.

Don Rafael Moreno Guillén, escribe: «La señora Isabel Colindres era vecina de Suyapa y madre de numerosa familia. Despachaba a trabajar a sus hijos en las tierras de las montañas del Piligüín, en donde preparaban extensas milpas. Un día bajaban de su trabajo dos hijos de la señora Colindres, sorprendiéndoles la noche a media jornada, por lo que dispusieron pernoctar en un lugar que se llama "Quebrada de Pilingüín" y que, a la sazón, no tenía agua. La noche era muy oscura y los jóvenes se acomodaron para dormir mientras llegaban los primeros rayos del alba. Uno de los jóvenes labradores sintió que un pequeño objeto le molestaba el costado por donde descansaba y, creyendo que era algún fragmento de raíz o alguna piedrecilla, lo tiró lejos de sí. Tan pronto como intentó dormirse sintió otra vez el mismo estorbo y, palpándolo, advirtió que era el mismo objeto que hacía poco había repudiado, por lo que se conformó con echarlo en su mochila. Al despuntar la aurora, los jóvenes prosiguieron camino a casa de su madre. ¡Y cuál no sería el asombro de todos ellos al ver que el inoportuno objeto era una pequeña escultura en madera de la Santísima Virgen María! Isabel Colindres, requerida por la Curia Eclesiástica de Comayagua (antigua capital de Honduras y sede del obispado) hizo una declaración jurada de ese hecho, a mediados de 1796. En la casa de los Colindres comenzó este hermoso culto: primero se colocó la imagen de la Virgen en una mesa, rodeándola de flores, después, se la trasladó a un camarín, donde fue venerada por más de 20 años».

La imagen de Nuestra Señora de Suyapa es una pequeña escultura hecha de madera de cedro, que mide seis centímetros y medio de alto. Su talla es antigua y parece que fue trabajada por algún aficionado devoto de la Virgen. De tez morena, su rostro es agraciado, oval, de mejillas redondas; fina y recta nariz, y la boca pequeña; en los ojos, se adivina algo de la raza indígena. Tocada la augusta cabecita con una corona, la cabellera lacia le cae, partida en dos, a ambos lados de la frente, hasta los hombros. Las manos diminutas, sin entrelazarse, se juntan suavemente sobre el pecho, en actitud de oración. El ropaje pintado en la propia efigie es una túnica de color rosado, que apenas asoma por el pecho, pues está cubierta con un manto oscuro adornado con estrellas doradas. Circundan toda la imagen unos rayos de plata sobredorada, engastados en piedras, que se cierran en forma de número ocho, y en el extremo de los rayos superiores, doce estrellas nimban la cabeza de la imagen.

El 28 de noviembre de 1777, el Cabildo Eclesiástico de Comayagua dio licencia a don José de Zelaya, «para labrar y edificar en su hacienda, sita en el valle de Suyapa, una capilla para celebrar en ella la Santa Misa». La bendición de esta ermita, y la primera misa, se efectuaron en 1780, año en que fue edificada.

En 1925 Pío XII la declaró a Nuestra Señora de Suyapa Patrona de la República de Honduras y se escogió el 3 de febrero como el día de su fiesta.

En el año 1954, un año esencialmente mariano, el tercer Arzobispo de Tegucigalpa, Monseñor José de la Cruz Turcios y Barahona, puso la primera piedra del que llegaría a ser uno de los santuarios más grandes de Centro América, y que espera su futura constitución como Santuario y Basílica Nacional.

El actual Santuario de Suyapa tiene 93 metros de longitud, 43 metros de altura en sus torres y 46 metros en la cúpula. El diámetro de ésta es de 11.50 metros. Y la anchura de la nave central es de 13.50 metros.

Como dijo muy bien el Papa Juan Pablo II en la Eucaristía que celebró en Suyapa, el 8 de marzo de 1983: «Un mismo nombre, María, modulado con diversas advocaciones, invocado con las mismas oraciones, pronunciado con idéntico amor... Aquí, el nombre de la Virgen de Suyapa tiene sabor de misericordia por parte de María y de reconocimiento de sus favores por parte del pueblo».
JUAN JOSE PELLEGRINI
 
Mensajes: 78
Registrado: Sab Ene 07, 2012 10:29 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor Jose Gimeno » Mar Ene 31, 2012 10:13 am

[size=150]BELICE[/size]

La historia de la imagen de la Virgen María, que se encuentra en el Santuario dedicado a Ella en Belice, se remonta al paso del huracán Hattie en 1961.

Los Obispos de Belice han estado trabajando para tener un santuario para la Virgen María, un lugar para que los fieles puedan venir a visitar a Virgen María.

El Santuario de la Virgen María, se encuentra sobre la zona frente a la playa. La estatua original de la Virgen se encontraba sobre una tumba del cementerio San Pedro. Después de aproximadamente unos cincuenta años, la estatua fue derribada y dada por perdida durante el huracán Hattie en 1961. Muchos temieron que la estatua se hubiera perdido pero un día fue encontrada en una playa cerca del cementerio.

La estatua se encontró a unos 300 mt. de su lugar original, completa e intacta. Fue colocada nuevamente la tumba a la que pertenecía, varias décadas después fue retirada para ocupar un lugar especial en el Santuario de la Virgen María.

FOTO

http://www.advocaciones.org/ame/belice.htm
El Señor es mi pastor, nada me falta.
Avatar de Usuario
Jose Gimeno
 
Mensajes: 89
Registrado: Mar Ene 10, 2012 4:46 am

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor J Julio Villarreal M » Mar Ene 31, 2012 10:34 am

“SANTA MARÍA LA ANTIGUA”

Patrona de Panamá


Imagen


Santa María la Antigua


Panamá venera con mucho cariño además otras advocaciones marianas:
• -Nuestra Señora de la Inmaculada y Limpia Concepción
• -Nuestra Señora de la Asunción.
• -Nuestra Señora de las Mercedes

La imagen de la Santísima Virgen María se encontraba en una capilla lateral de la Catedral de Sevilla, España. Dicha catedral fue reconstruida en el siglo XIV, conservándose la imagen. Así vino a llamársele Santa María de la Antigua (es decir, de la Antigua Catedral).

Santa María La Antigua fue la primera advocación llegada al Istmo de Panamá en 1510 y establecida primero en un poblado de Darién. Esto ocurrió cuando ese año llegaron Vasco Núñez de Balboa y el Bachiller Martín Fernández de Enciso. Le habían prometido a la Virgen María ponerle su nombre a un poblado si salían con vida de una feroz batalla que tuvieron con los nativos. Así fue que, tras la victoria, al poblado del cacique Cémaco le pusieron el nombre de Santa María La Antigua.

El 9 de septiembre de 1513, el Papa León X crea la primera diócesis en Tierra Firme en Santa María la Antigua y la capilla de la Virgen es elevada al rango de catedral. Esta nueva diócesis era sufragánea de la Arquidiócesis de Sevilla.

El 15 de agosto del 1519 se funda la Ciudad de Panamá y se honra a Nuestra Señora del Verano o de la Asunción. Pero en 1524 la diócesis de Santa María la Antigua se trasladó a la recién fundada ciudad de Panamá. La advocación también se traslada y Santa María la Antigua pasa a ser, por continuidad eclesiástica, la titular de la capital de Panamá y patrona del Reino de Tierra Firme del Sur de Castilla del Oro, Panamá. Al principio todo el país era una sola diócesis. Hoy día (año 2000) Panamá cuenta con ocho diócesis.

Hace unos años, se quitó de la Catedral Metropolitana el óleo de escuela quiteña dedicado a la Asunción, y fue sustituido por uno de La Antigua.

El cuadro de Nuestra Señora de las Mercedes, de medio cuerpo, fue traído a Panamá en el siglo XVII. Se cuenta que cuando el pirata Henry Morgan asaltó e incendió la ciudad en 1671, el cuadro permaneció intacto, a pesar de que casi toda la población fue destruida. En 1990 los encargados de esa parroquia lo quitaron y cerraron la capilla (el primer edificio de piedra construido en la nueva Panamá y en donde primero se ofició misa) para "restaurarlo". La cosa es que no se sabe el paradero del óleo salvado del incendio de la vieja Panamá y aparte, nadie sabe el paradero del ajuar que llevaba en orejas, anillo y collar ni la corona de oro y el camafeo.

El día 8 de diciembre, solemnidad de la Virgen Inmaculada, declarado oficialmente feriado nacional, Panamá se viste de fiesta para celebrar la gran gozo la Inmaculada Concepción de María, que coincide en Panamá con el "Día de las Madres".
Otras devociones importantes son:
• "La Virgen Hallada", una imagen de piedra de Nuestra Señora del Carmen que se venera en Montijo;
• "Nuestra Señora de Tarivá", una pintura del 1571 que convoca a sus fieles en la villa del mismo nombre;
• "Nuestra Señora de Sopetrán" otro lienzo famoso de mucha devoción cuyo culto en Villa de Hita data de 1615;
• "Nuestra Señora de Hool"
• "Virgen de Penonomé".


J. J. V. M.
“Que la Santa María la Antigua, nos ilumine por el camino de su querido hijo”.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor Elizabeth Pesantez » Mar Ene 31, 2012 10:38 am

BUENOS DIAS A TODOS, HOLA HINI...
GRACIAS POR ESTE NUEVO ENCUENTRO, QUE DIOS LES BENDIGA.

GUATEMALA: Recorriendo con Ella el Continente Americano, de México, Ella nos trae a Guatemala. Los misioneros que evangelizaron estas tierras fueron dominicos, se establecieron aquí alrededor de 1529. Ellos, hijos de Santo Domingo de Guzmán, enseñaron junto con el anuncio del Evangelio, el rezo del Santo Rosario, que hoy nuestra Madre nos insiste en rezarlo completo cada día. (Para el Señor no hay casualidades). En 1550, los dominicos comienzan a establecer unas casas de recogimiento llamadas Casas del Rosario, que posteriormente desaparecen, permaneciendo sólo la de la capital, que después se llamó Beaterio de Indias.
El primero de noviembre de 1559 se funda en La Antigua la primera Cofradía del Rosario que hubo en Centroamérica. Ese día el Obispo de la ciudad, subió al púlpito en la Catedral y exhortó al pueblo a la devoción del Santísimo Rosario y estableció la Cofradía del Rosario en la Iglesia y Convento de Santo Domingo. Se acordó, también, hacer todos los años una procesión del Rosario, desde la Catedral a Santo Domingo, el día de la Anunciación. Escogieron este día por celebrarse en el primer misterio gozoso del rosario, y no estar instituida aún la fiesta del Rosario. La devoción a la Virgen del Rosario se propagó, entonces, desde la capital a toda la República.
El primero de abril de 1573, el Papa Gregorio XIII, instituyó el primer domingo de octubre para celebrar la fiesta del Rosario, por haberse obtenido ese día la victoria de la Batalla de Lepanto, gracias a la intercesión de la Virgen.
La Virgen del Rosario fue elegida patrona y abogada por el Cabildo de la ciudad de La Antigua, el 19 de febrero de 1651, a consecuencia del terrible terremoto de Santa Marta, que asoló la ciudad el día anterior. Cuando se trasladó la capital a la Nueva Guatemala, se trasladó allí la imagen de Nuestra Señora del Rosario a la nueva iglesia de Santo Domingo. Esta imagen fue hecha toda de plata, incluyendo el vestido y la peana, mide cerca de dos metros y lleva en sus brazos al niño dormido. No se conoce a los artistas que participaron en su creación, ni se puede precisar el año en que fue construida, únicamente se sabe que estaba terminada en el mes de diciembre de 1592.
En el mes de enero de 1934, por decreto del Santo Padre Pío XI, fue coronada solemnemente la imagen de Nuestra Señora del Rosario en el atrio de la Catedral. La iglesia y Convento de Santo Domingo en Guatemala es el lugar de Nuestra Señora del Rosario. La iglesia actual es la tercera levantada por los dominicos. Actualmente, la festividad del mes de octubre, que se dedica por entero a la Virgen del Rosario, tanto en la capital como en el interior del país es una de las fiestas religiosas y populares más importantes de la vida cristiana en Guatemala, junto con las continuas peregrinaciones a su santuario.

EL SALVADOR: Si vamos al país hermano de El Salvador nos encontramos que la mayor parte de los templos están dedicados a María Santísima, hay dos en especial que es importante mencionar como verdaderos Santuarios Marianos:
El de Nuestra Señora de la Paz, situado en la ciudad de San Miguel, en el oriente de la República, en donde se venera la imagen que se coronó canónicamente el 21 de noviembre de 1921. Recordando esta fecha, en la que también en 1966, Pablo VI la nombró Patrona Nacional de la República de San Miguel en que todo el pueblo salvadoreño se vuelca a honrar a su patrona. El de Nuestra Señora de Guadalupe, que es muy venerada en El Salvador, como en toda Centroamérica. En la Ceiba se erigió un templo en su honor, al cual acuden peregrinaciones de todo el país. Se ha convertido en una verdadera tradición desde hace muchísimos años, el celebrar el día de los indios, como se le ha dado por llamar a esta fiesta que tiene lugar el 11 y 12 de diciembre, la víspera y el día en que se conmemora el aniversario de la aparición de Nuestra Señora de Guadalupe a San Juan Diego.
Es una fiesta en donde se demuestra la sencillez del amor de nuestro pueblo por María Santísima, en que se disfrazan los niños de indios, con trajes sencillos de manta, el bigote y las patillas, maquillados con carbón y corcho quemado y las niñas con preciosos trajes de india salvadoreña o mexicana que van en peregrinación al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, en las afueras de la ciudad de San Salvador.
Son miles de personas que en estos dos días vienen a rendirle tributo a María Reina de América. Llegan en carro, en bus, a pie y hasta en carretas adornadas típicamente. Todos llegan a participar en la procesión dedicada a Nuestra Señora, a pedir su intercesión, a demostrarle su amor. Hay feria, comidas típicas, mariachis, cohetes. Hay alegría, hay fiesta porque María de Guadalupe nos ha visitado.

HONDURAS: Al lado de El Salvador está nuestro país hermano Honduras. Allí nos encontramos con Nuestra Señora de Suyapa, en la aldea de Suyapa al sureste de Tegucigalpa, a 8 Km. de la Capital. Suyapa significa “en el agua de las Palmeras.” Un sábado del mes de febrero de 1747, un joven labrador llamado Alejandro Colindres y un niño de 8 años, Lorenzo Martínez, al hacérseles de noche en el campo, decidieron dormir a la intemperie, en ese momento, Alejandro encontró, en el duro suelo que le servía de lecho, una pequeña imagen de la Inmaculada Concepción. De esta sencilla y simple manera, fue hallada por manos humildes y buenas Nuestra Señora de la Concepción de Suyapa.
Esta imagen fue venerada primero en casa de los Colindres, colocándola en una mesa adornada con flores, después se la traslado a un camerín, donde fue venerada por más de veinte años.
La imagen está hecha de madera de cedro y mide seis centímetros y medio de alto. El Papa Pío XII en 1539 declaró a la Virgen de Suyapa Patrona de Honduras. Se celebra su fiesta el 2 de febrero. Es venerada, nuestra Madre, en uno de los Santuarios más grandes de América.

NICARAGUA: La gran devoción mariana de Nicaragua es la Purísima Concepción. Sus fiestas se celebran entre el 28 de noviembre y el 7 de diciembre, este último día ocurre la famosa gritería, en la que numerosas familias le ponen un altar en sus respectivas casas y los amigos y vecinos van pasando por estas casas gritando: “¿Quién causa tanta alegría?” y los demás contestan: “La Concepción de Maria”. Hay diversas expresiones populares de esta fe en la Inmaculada como las novenas, las ramadas granadinas (en Granada), las romerías de El Viejo, los bailes de Yegüita y los bailes de Gigantonas y Pepes (muñecos), en la ciudad de León.
Esta advocación es venerada en Granada, El Viejo y León principalmente. La imagen de El Viejo fue enviada por Santa Teresa de Jesús con su hermano Rodrigo a Nicaragua.

COSTA RICA: Al amanecer del 2 de agosto de 1635 probablemente, Juan Pereira salió a recoger leña y se encontró por el camino sobre una piedra una imagen de la Virgen María con el niño en los brazos. Emocionada la llevó a su casa y la guardó en un cofre. Al día siguiente y el tercer día le ocurrió lo mismo, encontró la imagen en el mismo sitio. En casa vio que el cofre estaba vacío por tercera vez. Fue a contarle a un cura lo ocurrido, quien guardo la imagen de piedra en una caja para cuando tuviera tiempo, pero la Virgen seguía apareciendo sobre la misma piedra.
Entonces acompañado de otros sacerdotes comprendió el párroco que la Virgen quería un templo allí mismo donde deseaba ser la “Reina de los Ángeles” y de todos los costarricenses. La imagen se hizo presente en forma silenciosa el 2 de agosto, por eso es llamada Nuestra Señora de los Ángeles, pues ese es el día de los Ángeles Custodios. Es la patrona principal de Costa Rica y se venera en el Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles en Cartago.

PANAMÁ: La primera ciudad panameña sede de un obispado, fue la Antigua de Darien. Allí se veneró la bella imagen de Nuestra Señora de la Asunción de Murillo como patrona y se levantó el primer templo construido en “tierra firme”, de allí el nombre de Santa María de “la Antigua.”
Mucho antes de 1681 parece que los misioneros franciscanos la trajeron a Panamá. A lo largo y ancho de nuestro continente vamos descubriendo a la Virgen que se va haciendo presente en todos los lugares grandes y pequeños y se van sembrando de santuarios marianos las tierras del nuevo mundo, así como ahora se van multiplicando las apariciones de Nuestra Señora en el mundo entero.
Elizabeth Pesantez
 
Mensajes: 42
Registrado: Lun Ene 02, 2012 6:15 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor Jose Gimeno » Mar Ene 31, 2012 11:23 am

HONDURAS

SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE SUYAPA, HONDURAS (diminuta imagen de Nuestra Señora de la Concepción)

MUCHÍSIMAS FOTOS EN 3D
http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=1229503

GALERIA DE IMÁGENES
http://www.virgendesuyapa.hn/index.php? ... s&Itemid=7

HISTORIA DEL HALLAZGO DE LA IMAGEN
En el mes de febrero, los católicos conmemoramos 265 años del hallazgo de la Virgen de Suyapa, Patrona de Honduras, acontecimiento histórico que nos legaron: Alejandro Colindres y su acompañante, el niño Lorenzo Martínez, en el caserío de El Piligüín jurisdicción de la Villa de San Miguel de Tegucigalpa. El historiador Juan B. Valladares R., en sus investigaciones que le permitieron escribir en 1946 en el libro sobre este suceso religioso, logró establecer que la pequeña imagen de la Inmaculada Concepción de Suyapa fue encontrada en una despejada noche de un sábado del mes de febrero de 1747; en un sitio boscoso de pinos mientras el joven Alejandro Colindres y el niño Lorenzo Martínez, decidieron pernoctar allí en ese lugar después de las fatigosas tareas en un sitio de la montaña de El Piligüín y cuando se dirigían a su lugar de domicilio, la aldea de Suyapa de donde eran originarios.
En la oscuridad de la noche, Alejandro Colindres no se percató de la imagen tallada en madera oscura y que en repetidas veces le ocasionaba molestias al disponerse a colocar su cabeza sobre el yagual que los labriegos antes terciaban alrededor de su cintura para múltiples usos y que en casos de esta naturaleza utilizaban como almohada. Lo que él consideró esa noche como un estorbo para poder dormir, lo guardó en su alforja y a la mañana siguiente se la entregó a su madre Ana Caraballo y a su hermana Isabel Colindres.
El relato que hizo Alejandro del hallazgo se consideró como una revelación milagrosa como la que había experimentado en el Tepeyac mexicano el indígena Juan Diego con la Virgen de Guadalupe y en la aldea circuló la noticia como la portentosa bendición de Dios a los habitantes del poblado y nativos que trabajaban la tierra y servían en las estancias próximas donde se criaban ovejas y ganado vacuno.
Pequeña, de apenas seis y medio centímetros de alto, la imagen de la Inmaculada Concepción de María, tallada en madera de cedro, cabía en la mano del niño Lorenzo. Su rostro ovalado con facciones de una mujer indígena, con ojos grandes, boca diminuta contrastando con su nariz respingada, se enmarcan en una larga cabellera negra que cae hasta los hombros a la altura de la capa azul oscuro tachonada de diminutas estrellas doradas, saliendo en la parte frontal sus pequeñas manos entrelazadas en acción de oración.
Isabel Colindres se encargó de cuidar la pequeña imagen de la Inmaculada Concepción en su casa de habitación lugar al que acudían muchas personas a orar y a pedirle a la Virgen que curara sus padecimientos y su intersección ante Dios para aliviar sus penas. Muchos fueron los que recibieron las bienaventuranzas de Santa María de Suyapa y pronto sus acciones milagrosas se divulgaron por la comarca incluyendo a los vecinos del Real de Minas lo que motivó a Isabel Colindres para destinar en su hogar una pieza más amplia donde se levantó un pequeño altar que siempre permanecía adornada con fragantes flores e iluminado con velas de cera de castilla.
El gran milagro de la Virgen de Suyapa surge cuando el capitán Joseph de Celaya, mayordomo de la hacienda San José de El Trapiche, padeciendo del entonces llamado "mal de piedras" (cálculos en la vejiga) manda a que le lleven a su lecho a la milagrosa imagen ya que los brebajes y los medicamentos que le aplicaban no le representaban mejoría alguna. Desesperado por los intensos dolores, el Capitán de Celaya le prometió a la Virgen que si lo curaba de aquel tormento que sufría, le construiría una ermita en la aldea y a sufragar misas en su honor durante todo el año. Al siguiente día de la visita de la Virgen a El Trapiche, el señor Celaya expulsó las piedras que le martirizaban y aquel milagro se divulgó entre los vecinos del lugar, entre los pobladores del Real de Minas de Tegucigalpa y el prodigio fue revelado en detalles a las autoridades eclesiásticas de Honduras.

VIRGEN DE SUYAPA
SU IMAGEN
http://www.virgendesuyapa.hn/index.php? ... 1&Itemid=2

La imagen de Nuestra Señora de Suyapa ,es una pequeña escultura hecha de madera de cedro que mide seis centímetros y medio de alto. Su talla es antigua y parece que fue trabajada por algún devoto de la Virgen.
Es de tez morena, su rostro es agraciado, oval de mejillas redondas; es fina y recta la nariz, su boca pequeña; en sus ojos misericordiosos se vislumbra que perpetuamente esta mirando a los desterrados hijos de Eva, en su tez morena esta representada nuestra raza indígena.
Partida en dos, tocada la augusta cabecita con una corona, su lacia cabellera le cae a ambos lados de la frente hasta los hombros. Las manos diminutas, sin entrelazarse, suavemente se juntan sobre el pecho .El ropaje pintado en la propia efigie es una túnica de color rosado que apenas asoma por el pecho, pues esta recubierta de un manto oscuro adornado con doce estrellas doradas.
Circundan toda la imagen con los rayos de plata sobredorada, engastados con piedras, que se cierran en forma de numero ocho, y en el extremo de los rayos superiores , doce estrellas nimban la cabeza de la imagen.

EL PRIMER MILAGRO
El capitán de Granaderos don José de Zelaya y Midence , Regidor Perpetuo del Noble Ayuntamiento de la Real Villa de Tegucigalpa y Alcalde Provincial de la Santa Hermandad ,descendiente de los mas antiguos pobladores y conquistadores , nació en Tegucigalpa en 1729.
Siendo todavía joven , llevaba una existencia penosa aquejado por los cálculos renales. Brebajes , sangrias y sinapismos que le hicieron sufrir los curanderos no aliviaron sus padecimientos.
Llego así el año 1768. Sabedora Isabel María Colindres de la enfermedad que atormentaba al señor Zelaya, le envío recado haciéndole presente que ella tenia una Imagencita de la que es salud de los enfermos , y el afligido señor mando a un mozo por la Celestial Médica. Al llegar . el enfermo le pidió , fervoroso y contrito , la reparación de su quebrantada salud , prometiéndole en reconocimiento del favor divino que pedía , levantar , a costa de el , una Ermita para la mayor gloria y culto de la Madre de Dios. Así lo relata don Jacobo Galindo.
“Habiéndose enfermado gravemente el señor Zelaya dueño de la hacienda el Trapiche , que dista un cuarto de legua de la aldea , sus amigos y personas cercanas , compadecidas de su penosa situación , le rogaban a fin de que pidiera a la Virgen de Suyapa, para que en concepción de medica celestial, las arenas de la vejiga, que lo mantenían en la mas dolorosa desesperación. A muchas instancias accedió a las indicaciones , suplico e hizo venir en una especie de procesión a casa del enfermo la Imagen. Al entregarla le dijo la señora Colindres:
“Vaya prenda querida , niñita mía, a darle la salud al niño y vuélvase luego porque ya no podre vivir sola “.
Al llegar la imagen al lugar de su destino, el enfermo la recibió y postrado de hinojos ante ella , le pidió su salud con el fervor de un verdadero cristiano , prometiéndole en agradecimiento construirle una ermita en su aldea. No pasaron tres días sin que el hecho milagroso se verificara con asombro de todos sus devotos.
El señor Zelaya arrojo por la vía urinaria tres piedras que eran el tormento de su vida “.Este primer milagro notorio, esta atestiguado por José Miguel flores en 1796.

ARQUITECTURA DEL SANTUARIO
El estilo del Santuario de Suyapa es moderno, pintado en su totalidad de color blanco. Su diseño es en Cruz latina. Gracias a las dimensiones es capaz de albergar a las multitudes que peregrinan hacia Suyapa. Dicho Santuario tiene 93 metros de longitud, 43 metros de altura en sus torres y 46 metros en la cúpula. El diámetro de ésta es de 11.50 metros. Y la anchura de la nave central es de 13.50 metros.
Comprendidas así: la fachada muestra tres puertas principales, custodiadas con dos torres y dos campanarios a los lados; al acceder al atrio, se puede notar la nave central principal que eleva las ojivas y el techo cilíndrico, sostenidas por columnas. El altar principal de adoración se encuentra en el fondo de la nave, bajo la cúpula. Los vitrales exaltan el ascenso de la Morenita de Suyapa.

LA FE INCONDICIONAL DE VIRGEN MARÍA
El Papa Pío XI en Roma un 25 de abril del año 1925, concedió oficio y misa propia para celebrar el día 3 de febrero, a peticón del Arzobispo de Tegucigalpa Monseñor Agustín Hombach. Desde su hallazgo en 1747 hasta 1924 la festividad de Suyapa se celebraba el día de la Virgen de la Candelaria el 2 de febrero con la luces que es la fiesta de la Presentación del Señor en el Templo.
Su Santidad el Papa Benedicto XVI, desde el comienzo de su ministerio como Sucesor de Pedro, ha recordado la exigencia de redescubrir el camino de la fe; para iluminar de manera cada vez más clara la alegría y el entusiasmo renovado del encuentro con Cristo (Cfr.2).
«La puerta de la fe» (Cfr. Hch. 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma (Cfr. 1).
Durante este tiempo de la novena a Nuestra Señora de Suyapa, Patrona de Honduras, tendremos la mirada fija en Jesucristo, «que inició y completa nuestra fe»(Hb. 12, 2): en Él encuentra su cumplimiento todo afán y todo anhelo del corazón humano. La alegría del amor, la respuesta al drama del sufrimiento y el dolor humano, la fuerza del perdón ante la ofensa recibida y la victoria de la vida ante el vacío del sentido de la vida, todo tiene su cumplimiento en el misterio de su Encarnación, de su hacerse hombre, de su compartir con nosotros la debilidad humana; para transformarla con el poder de su Resurrección (Cfr. 13).
Por la fe, la Virgen María acogió la Palabra del Ángel y creyó en el anuncio de que sería la Madre de Dios en la obediencia de su entrega (Cfr. DA. 266;Lc. 1, 38). En la visita a su prima Isabel entonó su cántico de alabanza al Omnipotente por las maravillas que hace en quienes se encomiendan a Él (Cfr. Lc 1, 46-55). Con gozo y temblor dio a luz a su único Hijo, manteniendo intacta su virginidad (Cfr. Lc. 2, 6-7). Confiada en su esposo José, llevó a Jesús a Egipto para salvarlo de la persecución de Herodes (Cfr. Mt. 2, 13-15). Con la misma fe siguió al Señor en su predicación y permaneció con él hasta el Calvario (Cfr. Jn. 19, 25-27). Con fe, la Virgen María saboreó los frutos de la resurrección de Jesús y, guardando todos los recuerdos en su corazón (cf. Lc 2, 19.51), los transmitió a los Doce Apóstoles, reunidos con Ella en el Cenáculo, para recibir el Espíritu Santo (Cfr. Hch 1, 14; 2, 1-4).
También a nosotros que venimos como peregrinos a este Santuario, Ella brinda abrigo y da protección a sus hijos e hijas que vienen al encuentro de su Hijo.
[b](PORTA FIDEI, Papa Benedicto XVI, Año Santo de la Fe, año 2012 - 2013).[/b]
El Señor es mi pastor, nada me falta.
Avatar de Usuario
Jose Gimeno
 
Mensajes: 89
Registrado: Mar Ene 10, 2012 4:46 am

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor JUAN JOSE PELLEGRINI » Mar Ene 31, 2012 11:48 am

SANTUARIO VIRGEN DE SCHOENSTATT * PANAMA
http://www.schoenstatt.org/es/news/2014 ... Panama.htm
JUAN JOSE PELLEGRINI
 
Mensajes: 78
Registrado: Sab Ene 07, 2012 10:29 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor JUAN JOSE PELLEGRINI » Mar Ene 31, 2012 11:54 am

SANTUARIO VIRGEN MARIA DE SCHOENSTATT * NICARAGUA
http://www.schoenstatt.org/es/news/1814 ... aragua.htm
JUAN JOSE PELLEGRINI
 
Mensajes: 78
Registrado: Sab Ene 07, 2012 10:29 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor JUAN JOSE PELLEGRINI » Mar Ene 31, 2012 12:10 pm

SANTUARIO VIRGEN MARIA DE SCHOENSTATT * COSTA RICA
HISTORIA: http://www.schoenstatt-costarica.com/in ... &Itemid=12
VIRGEN PEREGRINA: http://www.schoenstatt-costarica.com/in ... &Itemid=18
JUAN JOSE PELLEGRINI
 
Mensajes: 78
Registrado: Sab Ene 07, 2012 10:29 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor Jose Gimeno » Mar Ene 31, 2012 12:22 pm

EL SALVADOR

SANTUARIO NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ
http://www.youtube.com/watch?v=Y3M_oIbF818

IMAGEN:
http://1.bp.blogspot.com/-wvaIJfp6Ly8/T ... 54x537.jpg

VIDEO DE LA PROCESIÓN
http://www.youtube.com/watch?v=6cd02N1fUQQ

HIMNO
http://www.youtube.com/watch?v=XmljJe-x4GE

Las actuales tierras del Golfo de Fonseca y lo que hoy es de la República de El Salvador fueron descubiertas en el tercer viaje de Cristóbal Colón, por Andrés Niño, piloto mayor de la expedición del Capitán Gil González de Ávila, en el año de 1522. Y conquistadas por Pedro de Alvarado, el año de 1524. La ciudad de San Miguel, que los poetas califican como la Perla Oriental, fue fundada en 1530 por el capitán Luis Moscoso. Y tiene el privilegio de venerar en su catedral a la Virgen de la Paz, que los salvadoreños miran con amor y veneración, y constituye el tesoro más preciado de su tradición cristiana.
En el año 1682 unos mercaderes vieron una caja de madera flotando en el mar, y decidieron trasladarla a la ciudad de San Miguel. Cuando la burra llegó frente a la Catedral, se negó a seguir, abrieron la caja y apareció una bella Imagen de la Virgen María con el Niño Jesús en sus brazos. El efecto inmediato fue que cesaron las hostilidades entre grupos de la región y por eso se le puso el nombre Nuestra Señora de la Paz.

HISTORIA DEL HALLAZGO
Corría el año 1682, y unos mercaderes en las riberas del Mar del Sur (Océano Pacifico), vieron en la playa una caja de madera que había sido posiblemente arrojada por la fuerza de las aguas. Los mercaderes trataron de abrirla para ver su contenido pero no pudieron. Solicitaron de un vecino inmediato que les prestase una burrita que estaba asida a un árbol para conducir la caja a la Ciudad de San Miguel. El 21 de Noviembre del citado año llegaron a San Miguel. Los conductores de la pesada carga habían dispuesto dar cuenta a las autoridades, pero se dio el caso de que la burrita, con la “preciosa carga”, se echó en tierra en plena plaza pública frente a la antigua Iglesia parroquial, donde hoy se levanta la Catedral Migueleña. Se procedió a abrir la caja. Después de retirar algunas envolturas, con gran sorpresa se dejo ver el rostro resplandeciente de una bella Imagen de la Virgen María con el Niño Jesús en sus brazos.
Se cuenta que al arribar la imagen había una cruenta lucha entre los habitantes de la región y al correr la voz del maravilloso hallazgo, todos depusieron las armas e inmediatamente cesaron las hostilidades. Y para perpetuar aquel acontecimiento de gran trascendencia, se dio a la Imagen la advocación de “VIRGEN DE LA PAZ”. También se refiere que la intercesión de la Virgen fue determinante para la pacificación del país, agitado por las luchas entre nonualcos y migueleños en enero de 1833. Estos últimos fueron derrotados por el coronel Benítez, quien junto a sus tropas entró en la ciudad San Miguel. Queriendo dar testimonio de su benevolencia hacia los migueleños y sustentar la paz sobre una base sólida, mandó sacar del atrio de la iglesia parroquial la venerada imagen de Nuestra Señora de la Paz. Luego de alinear sus tropas en torno a la imagen, se postró ante ésta y colocó su espada a los pies de la Virgen, tomándola por testigo. El coronel Benítez volvió a tomar su espada y después de haberle rendido homenaje a la Virgen la regresó a su Santuario. Con ocasión del Congreso Eucarístico Nacional en 1942, SS Pío XII dirigiéndose al pueblo salvadoreño, exclamó “que Nuestra Señora de la Paz os coloque a todos bajo el amparo del simbólico ramo en su Iglesia de San Miguel alza en su mano derecha y cuyo nombre amaríamos ver proyectado sobre el mundo entero”.

EN QUE LUGAR EXACTO ENCONTRARON LA CAJA
Existe polémica respecto del lugar en que se encontró la caja conteniendo la imagen. El único historiador que define un lugar específico es Jorge Lardé y Larín, quien al narrar las luchas entre los milicianos de San Miguel apoyados por los pueblos insulares, contra los Piratas ingleses que se habían instalado en el Golfo de Fonseca en el año de 1682, nos dice: los piratas "en su retirada dejaron abandonada en el extinguido pueblo y puerto de Amapala, cerca de punta Chiquirín y frente a la isla de Zacatillo o Punta Zacate, la imagen de una Virgen, la de Nuestra Señora de la Paz, que en solemne procesión fue trasladada a la ciudad de San Miguel y jurada como milagrosa patrona por su fanático vecindario". Existe también una teoría, según algunos testimonios, defendida por el Pbro. Baltasar Garay e insinuada por algunos historiadores. Tal teoría afirma que la caja donde estaba la imagen era conducida desde el Golfo de Fonseca por los antiguos habitantes de la Isla de Meanguera, quienes venían huyendo de los piratas y deseaban instalarse en un lugar seguro de las tierras del norte, donde posteriormente se ubicaron. Estos son los que dieron origen al pueblo de Meanguera, Morazán, quienes en su peregrinación hacia el norte, al pasar por San Miguel no pudieron sacar un paso más a la burrita, obligándose a bajarle la misteriosa y pesada caja en la plaza central. En este caso los que trajeron la Virgen no serían ni siquiera mercaderes, sino indígenas que llevaban aquella caja como botín de guerra rescatado del barco pirata o como propiedad de su comunidad, después de haberla encontrado en la playa. En cualquiera de los casos anteriores es razonable pensar que la famosa caja sellada conducida a lomo del burro, se llevara para entregar a las autoridades locales, concretamente a la alcaldía, curato o convento de la pequeña ciudad de San Miguel de la Frontera. Y que el hecho de que la burrita se negó a seguir caminando cuando llegó frente a la catedral, es común a todos los relatos y significativo desde el punto de vista religioso.

LA IMAGEN
Sin mayores dudas podemos afirmar que su origen es europeo. Posiblemente se haya traído de España, como la mayoría de las imágenes de ese tiempo. De hecho los rasgos de su escultura coinciden mucho con los de las demás imágenes españolas. Fuera de lo anterior no podemos confirmar nada. La imagen de Nuestra Señora de la Paz es de regular tamaño. Tallada en madera y vestida con ropajes, lleva bordado al frente de la falda de su blanco traje el escudo nacional de la República del Salvador. La imagen lleva en su mano derecha una palma de oro en recuerdo de la erupción del volcán Chaparrastique, que amenazó con hundir a la ciudad en un mar de lava ardiente. En la parte central, al pie de uno de los cuatro Escudos que la circundan, se destaca rodeada de brillantes, una esmeralda. En el artístico conjunto figuran cuatro Escudos con esmaltes a colores: el Papal, el de El Salvador, el del Obispado de Mons. Dueñas y el de la ciudad de San Miguel. La imagen tuvo que restaurarse luego del rayo que cayó sobre su camarín en 1903. El jueves 25 de junio de 1903, entre cinco y seis de la tarde, un estruendo conmovió a la ciudad de San Miguel. Un rayo fulminó sobre la cúpula de la Iglesia de San Francisco, templo santuario de nuestra Patrona e iglesia parroquial. La chispa sólo produjo incendio que comenzó en el camarín de la Virgen, quemando las vestiduras de la Imagen, ennegreciendo y ampollando el retoque, sin dañar las perfecciones escultóricas. Con el fin de la restauración, se la llevó en procesión de desagravio de la Iglesia parroquial a la de Santo Domingo, llevando la Imagen y el Niño cubiertos el rostro, en medio de una manifestación impresionante. El trabajo lo hizo el escultor en la sacristía de este último templo. Después de casi tres meses, fueron entregadas las imágenes, siendo conducidas en solemne procesión a la Iglesia parroquial, en recorrido por céntricas calles, entre delirante entusiasmo, estallido de petardos y músicas marciales. La Corona de la Virgen es obra de arte de orfebrería llevada a cabo por los migueleños D. Leonidas Vargas, padre, y su hijo Leopoldo. Solo luce la Corona Real el 21 de noviembre en la Catedral y en la concurridísima Procesión de ese día. Tanto la corona de la Virgen como la palma y corona del Niño, fueron hechas en oro puro de 28 quilates. La corona que la Imagen tiene en tiempo normal fue hecha en México y constituye un obsequio en reconocimiento por gracias recibidas.

PROTECCIÓN MILAGROSA
El 21 de septiembre de 1787, -105 años después del hallazgo- el volcán Chaparrastique entre grandes y espantosos temblores de tierra y tempestuosas tormentas, hizo una de sus más formidables erupciones. La lava ardiente casi llegaba a la Ciudad, amenazando su inminente destrucción. Angustiados los vecinos, se congregaron en la plaza principal, junto a las autoridades locales, sacerdotes y religiosos franciscanos y mercedarios, quienes infundían confianza al afligido pueblo, exhortándolo a pedir a Dios misericordia con arrepentimiento de los pecados y a invocar la protección maternal de la Virgen de la Paz. Decidieron en clamor unánime sacar la imagen de Nuestra Señora de la Paz a la puerta principal de la antigua Iglesia parroquial. Y colocada que fue frente a las fuerzas volcánicas, al aparecer la sagrada Imagen, al grito de “Sálvanos Reina de la Paz”, la lava inmediatamente tomó otro rumbo buscando al sur de la Ciudad.Refiérese históricamente que después de efectuarse el portentoso milagro que se acaba de relatar, en el límpido cielo se dejó ver con toda la claridad una bellísima palma formada por blancas nubes, cuyo pie fue a posarse en el inmenso cráter del turbulento volcán. Tan admirados quedaron quienes vieron aquella magnífica señal, que el pueblo optó por colocar en la diestra de la Sagrada Imagen, una palma de oro en conmemoración de aquel acontecimiento que la tradición se ha encargado de hacer prevalecer como algo notable, asombroso y único en estas latitudes. La Corporación Municipal, con distinguidos vecinos de la Ciudad, religiosos franciscanos y mercedarios, en nombre del pueblo agradecido formularon y juraron estos votos a su Patrona: 1º. Celebrar a perpetuidad, todos los años, la conmemoración del portentoso milagro; 2º. La víspera del 21 de septiembre ayuno de todo el pueblo, rigurosos, hasta los niños de pecho, en señal de penitencia y mortificación voluntarias.

EL TEMPLO
El 21 de noviembre de 1862 el Capitán General Gerardo Barrios, natural del departamento de San Miguel, colocó la primera piedra de la actual Catedral, santuario que guarda a la Patrona de la Nación.Por fin el 21 de noviembre de 1962, justamente cien años después, se abrió el templo, orgullo de los migueleños, siendo Obispo de la Ciudad Mons. Miguel Ángel Machado. La imagen se trasladó desde su primer templo –la Iglesia de San Francisco- y se colocó en un altar de mármol de Carrara, luciendo la Virgen de la Paz toda su belleza escultórica y toda su Realeza de Madre de Cristo. Numerosos vitrales con bellos paisajes bíblicos realzan su belleza. En la parte exterior lucen en mármol las estatuas del Capitán D. Luis Moscoso, fundador de la ciudad y la del Capitán General Gerardo Barrios, iniciador de los trabajos de la Catedral.

CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE LA PAZ
Por privilegio del Papa Benedicto XV, la sagrada imagen de Nuestra Señora de la Paz fue coronada el 21 de noviembre de 1921: una fecha histórica, que llenó de entusiasmo y de fervor mariano a todos los salvadoreños. El primer Obispo de San Miguel, Mons. Dueñas y Argumedo –yacente en la cripta del Santuario- obtuvo de S.S. Benedicto XV la Coronación Canónica de la Virgen de la Paz. La ceremonia tuvo lugar en el parque frente a la Catedral. Se efectuó después de la Misa Pontifical oficiada por Mons. Dueñas. En memoria de este acontecimiento se celebra cada aniversario con solemnes festejos eucarísticos y grandiosa Procesión, llevando en oración triunfal la Santa Imagen con gran devoción y entusiasmo. También desde entonces quedo establecida la “Romería de Peregrinos” en honor a la Reina de la Paz. El 25 de abril de 1953, el Papa Pío XII proclamó a Nuestra Señora de la Paz Patrona de El Salvador.

ORACION DE INTERCESION A LA VIRGEN DE LA PAZ
Señor Jesucristo que dijiste a tus Apóstoles mi paz os dejo, mi paz os doy, no atiendas a nuestros pecados, sino a la fe de tu Iglesia y a la poderosa intercesión de nuestra Madre la Santísima Virgen de la Paz. Por ella te pedimos, Señor, la paz de nuestras almas perdonando nuestras culpas y dándonos la gracia de no volver a cometerlas. Para que, puestas en paz con Dios nuestras conciencias merezcamos obtener los favores que pedimos en este triduo por la valiosa intercesión de tu Santísima Madre de la Paz. Amén.

EL ORIGEN DE ESTA DEVOCIÓN SE REMONTA AL SIGLO VII
El 18 de diciembre del año 645, pasada la medianoche, terminado el IX Concilio de Toledo, su arzobispo Ildefonso (luego declarado santo), ferviente devoto de la Virgen María, en compañía de algunos colaboradores, se dirigió a la Catedral para cantar los maitines (oraciones que se realizaban hacia las 3 de la noche). Al entrar, se produjo en el altar un resplandor fuerte e irresistible a los ojos corporales. Los acompañantes del arzobispo huyeron asustados, pero él avanzó resueltamente y vio a la Santísima Virgen, que había descendido del cielo y estaba sentada en su cátedra episcopal. La Madre de Dios habló con dulces palabras a su fiel servidor y promotor de la fe en su inmaculada concepción, le entregó una casulla, que se conserva allí, y después desapareció. Por este particular beneficio, a su muerte ocurrida el 23 de enero de 667, la Iglesia de Toledo decretó que el 24 de enero se celebrase solemnemente en todo el arzobispado, el memorable descenso de la Virgen María a la Iglesia Catedral.Sin embargo, el nombre y la advocación de Nuestra Señora de la Paz le es dado a fines del siglo XI, a raíz de un singular acontecimiento histórico. En efecto, en el año 1085, Alfonso VI, llamado el Bravo, rey de Asturias y León (España), reconquistó la ciudad de Toledo tomada por los moros (musulmanes). Una de las condiciones estipuladas en el Tratado de Paz, fue que el Templo principal de la ciudad quedase para los moriscos (moros que permanecieron en España después de la Reconquista) como mezquita (lugar de culto y oración de los moros). El rey Alfonso firmó el Tratado y enseguida se ausentó de Toledo, dejando a su esposa, la reina Constanza, como gobernadora de la plaza. Pero los cristianos consideraron cosa indigna que, si nuevamente eran dueños de la ciudad, no lo fuesen de la Iglesia Metropolitana consagrada a la Santísima Virgen. En consecuencia, fueron a presentar sus quejas ante el arzobispo Rodrigo y ante la reina Constanza, quienes compartieron su horror de que la Catedral sirviese para los cultos a Mahoma (máximo profeta de los musulmanes) y apoyaron sus peticiones. Alentados por aquella tácita autorización, los cristianos trataron de apoderarse de la Catedral con gente armada, sin tener en cuenta el compromiso del rey ni el peligro a que se exponían en aquella ciudad donde era mayor el número de infieles. Los moros, ante el ataque, tomaron las armas y, juzgando que el rey quebrantaba el Tratado, se lanzaron contra los cristianos para vengar la injuria. El combate se entabló frente a la Catedral y no cesó hasta que la reina y el arzobispo se presentaron en el campo de batalla para aclarar que el ataque se había lanzado sin saberlo el rey. Enseguida, los moros enviaron embajadores al rey para denunciar el atentado, y Alfonso volvió rápidamente a Toledo, con el firme propósito de hacer un escarmiento a la reina, el arzobispo y los cristianos por haber quebrantado su real palabra. Cuando los cristianos de la ciudad tuvieron noticia del enojo del rey, salieron a su encuentro en procesión, encabezada por el arzobispo, la reina y su hija única. Pero ni las súplicas de aquellos personajes, ni los ruegos del pueblo para que los perdonase, atento al motivo que los animó al ataque y que no era otro que el de tributar culto al verdadero Dios en la gran iglesia de Toledo, consiguieron que el monarca accediese a faltar a su honor y a la palabra que había empeñado. Don Alfonso anunció a los solicitantes que la Catedral quedaría en poder de los infieles, como lo había prometido.Pero en ese momento se produjo un acontecimiento extraordinario, que todos tomaron como una señal de que Dios había escuchado sus plegarias. Los moros consideraron el peligro a que se exponían si mantenían el culto a Mahoma en la Iglesia principal de aquella ciudad cristiana y enviaron al encuentro del rey una comitiva de sus jefes. Los embajadores salieron de Toledo y, postrados ante Don Alfonso, le suplicaron que perdonase a los cristianos y prometieron devolverle la Catedral. Grande fue el regocijo del rey y el de su pueblo, que vieron en aquella solución inesperada una obra de la Divina Providencia. El monarca ordenó, con el beneplácito del arzobispo y de todos los fieles que, al día siguiente, justo un 24 de enero, se tomase posesión de la Catedral y se hiciesen festividades especiales en honor de la Virgen María de la Iglesia Metropolitana, a la que, por haber restablecido la paz en la fecha de su fiesta, se la veneraría en adelante con el nombre de Nuestra Señora de la Paz. Y desde aquel 24 de enero de 1085 hasta hoy, se realizan en Toledo magníficas celebraciones y espléndidas procesiones en su honor.
El Señor es mi pastor, nada me falta.
Avatar de Usuario
Jose Gimeno
 
Mensajes: 89
Registrado: Mar Ene 10, 2012 4:46 am

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor Jose Gimeno » Mar Ene 31, 2012 1:16 pm

REPUBLICA DOMINICANA (Antillas Mayores)

BASILICA NUESTRA SEÑORA DE ALTAGRACIA, HIGÜEY
LA BASILICA
http://www.youtube.com/watch?v=-meSTYZsgBE
PROCESIÓN
http://www.youtube.com/watch?v=4Vuynw1E9Vc
IMAGEN
http://www.aciprensa.com/Maria/images/altagracia.jpg

La Virgen de la Altagracia o Virgen de la Altagracia es una advocación católica y considerada como la madre protectora y espiritual del pueblo dominicano. Su fiesta patronal es el 21 de enero, fecha que es un día festivo en el país, y muchos fieles devotantes de la virgen van desde todo el territorio dominicano hasta su templo en Higüey a rendirle culto

BASILICA DE HIGÜEY
La Basílica de Higüey (nombre oficial: Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia) se encuentra ubicada en la ciudad de Salvaleón de Higüey, en la República Dominicana, siendo esta catedral epónima de la provincia de La Altagracia.
La advocación procede posiblemente del pueblo español de Garrovillas de Alconétar (Cáceres), aunque se apunta también el de Siruela (Badajoz). Ambas poblaciones tienen a la Virgen de Altagracia como patrona y sendas ermitas dedicadas a ella. Otro dato que apunta a la región extremeña es que Nicolás de Ovando nació en Brozas (distante 10 kilómetros de Garrovillas) y además ejerció el cargo de Comendador de Lares (distante 11 kilómetros de Siruela) antes de llegar a La Española como Gobernador de las Indias en el año 1502.
La Basílica de Higüey (nombre oficial: Basílica de Nuestra Señora de la Altagracia) se encuentra ubicada en la ciudad de Salvaleón de Higüey, en la República Dominicana, siendo esta catedral epónima de la provincia de La Altagracia.

HISTORIA DE LA BASÍLICA
La obra de la Basílica de Higüey o de Nuestra Señora de la Altagracia, fue construida por los arquitectos franceses André-Jacques Dunoyer de Segonzac y Pierre Dupré, los cuales fueron elegidos a través de un concurso internacional anunciado en 1947, pero se llevó a cabo en 1949, en la cual fue elegida la propuesta de los arquitectos ya mencionados.
La Basílica fue construida para reemplazar un antiguo santuario, en donde apareció La Altagracia, el cual data de 1572. La Basílica se comenzó a construir en 1954, por órdenes del primer Obispo de Higüey, Monseñor Juan Félix Pepén, la cual duró 17 años para su construcción.
El 21 de enero de 1971 es inaugurada la actual Basílica de Higüey o de Nuestra Señora de La Altagracia a cargo del entonces Presidente Dr. Joaquín Balaguer. El 12 de octubre del mismo año, es declarada como Monumento Dominicano, y el 17 de octubre del mismo año el Papa Pablo VI la declara como Basílica Menor. dos años después, el 15 de agosto de 1973, es declarada como Diócesis de Salvaleón de Higüey.
La Basílica fue construida en el centro de la ciudad, con una estructura en forma de cruz latina, la puerta principal está hecha de bronce con un baño de oro de 24 kilates, además tiene un campanario de 45 campanas hechas de bronce cada una.
Desde Roma, fue bendecida la Basílica por el mismo Papa Juan Pablo II y el 12 de octubre de 1992, en su segunda visita al país, el Papa Juan Pablo II coronó personalmente a la imagen de La Altagracia con una diadema de plata sobredorada, y también aprovecha la oportunidad para bendecir personalmente la Basílica y a todo el pueblo de República Dominicana.
Hoy en día, es uno de los santuarios o templos religiosos del país y de Latinoamérica más visitado, no solo por los habitantes del país, sino también por muchos extranjeros. En la Basílica se encuentra la imagen de La Altagracia, la cual fue la primera evangelizadora de América y el Nuevo Mundo.

HISTORIA DE LA IMAGEN
Existen varias versiones sobre el origen y la llegada de Nuestra Señora de la Altagracia a la República Dominicana y el porqué de su veneración en el país. Esta devoción se inició en el país durante el período colonial, cuando los viajes Cristóbal Colón, aunque también fue paseada por otras regiones del mundo.
Versión 1
Algunos historiadores y párrocos de la Iglesia Católica mencionan que a partir del 12 de mayo de 1502 es llevado a cabo una parroquia en la Villa de Salvaleón de Higüey, bajo las órdenes del obispo de Santo Domingo García Padilla, ya que en esa época habían llegado a Higüey los hermanos Trejo: Alonso y Antonio, quienes habrían traído la imagen de la Virgen de la Altagracia al país; éstos provenían de Plasencia, localidad de la Comunidad Autónoma Extremadura, España; fue en Extremadura en la localidad de Siruela donde la virgen se le apareció a un agricultor sobre un árbol de ahí su nombre -la más Alta Gracia venida de los cielos-. Es también venerada en Garrovillas de Alconétar, otra localidad extremeña, donde la leyenda cuenta que la santísima virgen se le apareció a una niña sobre una gran piedra. Los Hermanos Trejo fueron los primeros en fundar un trapiche para producir azúcar, que tiempo después daría paso a los famosos ingenios azucareros de la República Dominicana. Los Trejos se mudaron en la villa de Higüey, y de inmediato regalaron la imagen de la Virgen de la Altagracia, para que toda la comunidad la venerara.
Versión 2
Otra versión es la del canónigo Luís Gerónimo de Alcocer, quién escribió acerca de la llega de la Virgen a la colonia. En su relación de 1650, De Alcocer dice lo siguiente:

“La imagen miraculosa de nuestra Señora de Altagracia está en la villa de Higüey, como treinta leguas de la Ciudad de Santo Domingo; son innumerables las misericordias que Dios Nuestro Señor a obrado y cada día obra con los que se encomiendan a su Santa imagen: consta que la trajeron a esta isla dos hidalgos naturales de Placencia en Extremadura, nombrados Alonso y Antonio de Trejo que fueron de los primeros pobladores de esta isla, personas nobles como consta de una cédula del Rey Don Felipe Primero, año de 1506, en que encomienda al Gobernador de esta isla que los acomode y aproveche en ella, y habiendo experimentado algunos milagros que había hecho con ellos la pusieron para mayor veneración en la iglesia parroquial de Higüey, adonde eran vecinos y tenían haciendas. Parece que no quiere Dios Nuestro Señor que salga de aquella villa, porque a los principios embiaron por ella el Arzobispo y cabildo de la Cathedral y se desapareció de un arca adonde la traian cerrada con veneración y cuidado y el mesmo tiempo se apareció en su iglesia de Higüey adonde solía estar; está pintada en un lienzo muy delgado de media vara de largo y la pintura es del nacimiento y está Nuestra Señora con el Niño Jesús delante y San Joseph a sus espaldas. Y con haber tanto tiempo tiene muy vivos los colores y la pintura como fresca; van en romería a esta santa imagen de Nuestra Señora de Altagracia de toda isla y de las partes de las Indias que están más cerca y cada día se ven muchos milagros que por ser tantos ya no se averiguan ni escriben, algunos en señal de agradecimiento, los hacen pintar en las paredes y otras parte de la iglesia y con ser los menos ya no hay lugar para más; son muchas las limosnas que se hacen a esta santa iglesia y así está bien proveída de ornamentos y tiene muchas lámparas de plata delante de su santa imagen”. Canónigo Luís Gerónimo de Alcócer (relación del año de 1650).
Otras versiones
Algunos historiadores dicen que la fiesta oficial de Nuestra Señora de la Altagracia es el 21 de enero porque para esa fecha se llevó a cabo la Batalla de la Sabana Real en la parte Este de la isla de Santo Domingo, donde el ejército español, encabezado por Antonio Miniel derrotó al ejército francés el 21 de enero de 1691. También hay una versión que dice que los españoles le pidieron a la Virgen de la Altagracia que les ayudara a ganar la batalla, entonces estos ganaron y el 21 de enero realizaron una gran fiesta religiosa con motivo de veneración a la Altagracia, aunque su fiesta debería ser el 15 de agosto, debido a que en dicha fecha fue llevada la imagen de la Altagracia a la colonia.

FESTIVIDAD
La fecha del 21 de enero fue declarada como fiesta oficial religiosa por el poder eclesiástico de la Iglesia Católica, según una carta del arzobispo Isidoro Rodríguez Lorenzo, quién daba a conocer en 1692 como portavoz de la iglesia por primera vez la designación de una fecha como fiesta religiosa ante la autoridad eclesiástica aprobando como buena y válida la fiesta el 21 de enero. Aunque fue en la gestión de Monseñor Arturo de Meriño, arzobispo de Santo Domingo que se pedió a la Santa Sede la concesión de Oficio Divino y Misa Propia para el día de la Virgen de la Altagracia suplicando, además, que fuese como festividad de precepto el 21 de enero, ya que el 15 de agosto no se podía debido a que la Iglesia celebraba en esa fecha el Misterio de la Asunción de la Virgen de los Cielos.
En la República Dominicana fue aprobado por ley la declaración oficial del 21 de enero como no laborable, de fiesta nacional y religiosa en todo el territorio del país. Esto fue ejecutado durante el gobierno de Horacio Vásquez, quien era devoto de esta Virgen.

HONORES
Nuestra Señora de la Altagracia ha tenido el privilegio especial de haber sido coronada dos veces por las máximas autoridades de la Iglesia Católica, el Papa Pío XI y Juan Pablo II. Su primera coronación fue el 15 de agosto de 1922, cuando el pontífice Papa Pío XI se encontraba en la República Dominicana. Durante la primera visita del Papa Juan Pablo II el 25 de enero de 1979 bendijo el Santuario de la Altagracia (hoy Basílica de Higüey) y el 12 de octubre de 1992 en su segunda visita al país, el Papa Juan Pablo II coronó personalmente a la imagen de la Virgen de la Altagracia con una diadema de plata sobredorada.

LEYENDAS Y MITOS
Existen diversos testimonios y leyendas acerca del origen de la Virgen de la Altagracia en la República Dominicana, uno de los testimonios más recientes es la publicación del libro de John Fleury, el cual tiene como nombre "Historia de Nuestra Señora, la Virgen de la Altagracia"; en este libro se afirma que las creencias o fe hacia la Virgen de la Altagracia no debe ser asentada en mitos y supersticiones, sino sobre hechos y datos que han sido comprobados por la Iglesia Católica.
Monseñor Juan Pepén en su libro "Dónde floreció el naranjo", cita el testimonio de Juan Elías Moscoso en 1907 que habla de un colonizador español que vivió hace más de tres siglos en la Villa de Higüey y se dedicaba a vender ganado, por lo que viajaba constantemente a la ciudad de Santo Domingo. Según Juan Pepén en su libro "El Padre", en unos de sus viajes a Santo Domingo, sus dos hijas le pidieron un encargo: su hija mayor le pidió que le comprara vestidos, cintas, encajes y otros accesorios femeninos; encambio la hija menor solo le pidió que le llevara la imagen de la Virgen de la Altagracia, ya que ella la había visto en sueños. Para todos fue extraño, ya que nadie había escuchado hablar de tal Virgen. Cuando el padre de las niñas llega de regreso con los regalos de la hija mayor, le dio pena no haber conseguido la Virgen de la Altagracia para la Niña, a pesar de que la buscó por todos lados, pero no la encontró, incluso fue y preguntó a los Canónigos del Cabildo y al mismo Arzobispo, quienes le contestaron que no existía tal advocación.
Al pasar por la localidad Los Dos Ríos, se quedó a pasar la noche en la casa de un viejo amigo. Mientras cenaba con la familia, refirió el caso de la Virgen desconocida, manifestando el sentimiento de aparecerse en su casa sin llevar el encargo que le había hecho su hija predilecta.
Esa misma noche, un viejo que iba de paso, pidió posada en la casa, entonces, el padre de La Niña, estaba hablando de la Virgen, y el viejo dijo que él la tenía consigo, entonces el viejo sacó de su paquete el pergamino de la pintura de la Altagracia, y el viejo le dio la pintura de una preciosa imagen que era la de María adorando a un recién nacido que estaba en sus pies en una cuna. El padre de la Niña, fue a buscar al viejo al llegar el día, pero lo más extraño fue que el viejo jamás volvió a aparecer.
Al llegar el hombre a la casa de sus hijas, le dio los respectivos regalos a sus hijas, y La Niña al pie del naranjo que aún se conserva a pesar de los siglos, mostró a los habitantes de la zona el día 21 de enero, su soñada imagen y, desde ese momento, quedó establecido el venerado culto de la Virgen de la Altagracia, confundida en sus principios con el nombre de la "Virgen de la Niña".
Juan Pepén, también cuenta que La Niña recibió a su padre en el mismo lugar donde hoy se encuentra el antiguo santuario de Higüey y que allí, un 21 de enero, al pie de un naranjo mostró a quienes se encontraban presentes la imagen, estableciendo ese día el venerado culto de la Virgen de Altagracia.

LA IMAGEN DE LA VIRGEN DE ALTAGRACIA
La imagen de Nuestra Señora de la Altagracia representa la escena del Nacimiento de Jesús en el Pesebre de Belén, donde se destaca la maternidad de la Virgen.
Lo primero que llama la atención, de quien la observa, es la figura de María en actitud de adoración: con sus manos unidas en forma de arco. Sobre su pecho se distingue una especie de rayo blanco (en forma de triángulo), expresión del nacimiento virginal de Jesús y que sube desde el pesebre, donde duerme el niño, hasta casi los hombros de la Madre.
El rostro de María se muestra sereno, con los ojos bajos, sin indicar ni seriedad ni tristeza, sino más bien alegría y paz, en una actitud de meditación. Su cabeza está cubierta con un velo azul oscuro que le llega hasta los hombros y con una corona de perlas, símbolo de su condición de Reina, por ser la Madre del Rey y alrededor doce estrellas, que representan a la Iglesia, fundada sobre los Doce Apóstoles. Detrás se destaca una gran estrella, la misma que acompañó a los Magos, para darles a conocer al Salvador. Su manto está salpicado de dieciséis pequeñas estrellas.
Delante de la Madre se encuentra el Niño Jesús, desnudo, dormido sobre pajas y bien detrás está San José, vestido con una capa roja y una vela en su mano izquierda.

CULTO ALTAGRACIANO
La veneración y advocación del pueblo dominicana a Nuestra Señora de la Altagracia, madre protectora y espiritual de la República Dominicana, no es algo de estos días. Según el historiador Alejandro Paulino Ramos, el culto altagraciano se puede decir que inició a mediados del siglo XVI en esta isla, tanto en el área de la capital como en la villa de Higüey.
El historiador resalta el hecho de que el día principal de su culto era, en ese momento, el 15 de agosto, debido a que en dicha fecha, fue traída la imagen de la Altagracia a la isla y que el mismo se debía celebrar en la ciudad del Este porque, de acuerdo con las tradiciones, era el lugar donde Dios quería que ella estuviera, aunque otros afirman que fue el lugar donde los Hermanos Trejos, se alojaron desde su llegada a la isla.
El culto altagraciano se inicia en Higüey y se fue extendiendo al paso de los años hasta convertirse en un culto nacional, y formar parte de la identidad de los dominicanos y la principal peregrinación del pueblo. Según los historiadores, la explicación más socorrida a los inicios del culto altagraciano, se puede decir que empieza a partir de la Batalla de la Sabana Real o de la Limonade, la cual ocurrió un 21 de enero del 1691 y se desarrolló próximo a la llanura del guarico, y que fue a partir de ahí cuando el culto altagraciano empezó a ser parte de la cultura religiosa de toda la región Este, no solamente en la Villa de Higüey.
Desde mediados de ese siglo, los franceses se habían apoderado de la isla la Tortuga y de los territorios de la “Isla Grande”, como los franceses le llamaban. Con el tiempo y debido a la imposibilidad de España controlar esos territorios, los ingleses primero en 1655 y los franceses desde 1689 se habían decidido por el control total de Santo Domingo, apoderándose de Santiago y otros territorios, provocando que el gobernador y capitán Gral. Ignacio Caro organizara una columna al mando de Francisco Segura y Sandoval.
Se hicieron los preparativos militares en la Sabana Real, y utilizando el factor sorpresa, los españoles-dominicanos vencieron a los franceses, entonces estando los españoles en desventajas, y siendo la mayoría de los que formaban las milicias provenientes de la zona de El Seybo e Higüey, estuvo presente la fe que profesaban en la Virgen de la Altagracia, pues ellos eran practicantes del culto altagraciano.
En tal sentido, antes de entrar en el combate que se inició temprano en la mañana, los españoles-dominicanos imploraron la ayudad de la Virgen de las Mercedes y la protección de la Señora de la Alta Gracia, para que por su gracia los ayudara a salir victoriosos, es por eso que se cree que el culto y la devoción nacional del pueblo dominicano a la Altagracia inicia con dicha batalla. Entonces con este triunfo se inicia formalmente la veneración y culto a la Altagracia, en señal de homenaje y agradecimiento, ya que sus peticiones fueron cumplidas.

DATOS CURIOSOS RELACIONADO CON LA VIRGEN DE ALTAGRACIA
Desde los orígenes de la Altagracia, hay una serie de datos curiosos, que quizás muchas personas desconocían; algunos de estos daos son:
- 3 de cada 10 mujeres en República Dominicana lleva el nombre de Altagracia, e incluso, anteriormente si una persona (ya sea varón o hembra) nacía sábado, se le ponía el nombre de Altagracia o si nacía en cualquier fecha de enero.
- Según un estudio, revela que casi aproximadamente un 30% de la población dominicana visita cada año, durante el mes de Enero y en fecha de Cuaresma, Semana Santa, Corpus Christi y otras fechas de actividad religiosa, visitan el santuario de la Altagracia, el cual se encuentra en la ciudad de Salvaleón de Higüey.
- El nombre de "Altagracia", fue dado porque lleva la gracia más alta, jamás otorgada a un ser humano, la cual es la de ser la Madre del hijo de Dios.
-El cuadro de Nuestra Señora de la Altagracia es un ícono. No hay un elemento, un color ni una relación que no tenga su significado. También es un de los pocos cuadros alrededor del mundo que está estampado en oro puro.
- También en el cuadro hay 62 distintos símbolos, el cual se puede dar a resaltar de la siguiente manera:
- La imagen de Nuestra Señora de la Altagracia representa la escena del Nacimiento de Jesús en el Pesebre de Belén, donde se destaca la maternidad de la Virgen.
- En el cuadro se encuentra la Estrella de Belén o Estrella de la Navidad, la cual tiene ocho puntas y simboliza el cielo y tiene dos rayos extendiéndose hacia el pesebre, en el cual Dios está bendiciendo a su Hijo Jesús.
- Por encima de la Virgen hay doce estrellas, la cual representan las tribus de Israel y, a la vez, los 12 Apóstoles de Jesús.
- Alrededor de María hay un resplandor, el cual puede ser encontrado con más detalle en Apocalipsis 12:1.
- La Altagracia lleva una corona en su cabeza por ser la Reina del Cielo, y un velo sobre la cabeza porque está casada con José.
- La Altagracia está vestida de rojo, blanco y azul, el rojo, según los expertos, lo lleva porque es un ser humano pulcro, el blanco por ser una mujer sin pecado concebida y el manto azul porque "el poder del Altísimo vendrá sobre ti" y porque ella es la reina de los cielos.
- De tras de ella está su esposo San José, el cual está vestido al revés. Tiene el azul de su santidad escondido bajo un manto rojo por ser de este mundo, y lleva una vela para dar luz a su esposa, y a las necesidades materiales de las cuales es patrono.
- El niño Jesús está durmiendo sobre un pesebre que es, a la vez, un altar.
- Atrás hay una columna, señal de que estamos en un templo. La cueva es un templo porque allí habita Dios mismo: el niño Jesús.
- En zapopan, Jalisco, Mexico. se encuentra la única capilla en Mexico dedicada a Nuestra Señora De Altagracia
El Señor es mi pastor, nada me falta.
Avatar de Usuario
Jose Gimeno
 
Mensajes: 89
Registrado: Mar Ene 10, 2012 4:46 am

Re: Sesión 5. Curso Santuarios Marianos. 30 enero 2012

Notapor MERY9 » Mar Ene 31, 2012 1:38 pm

Patrona de Centroamérica
Nuestra señora de los Ángeles Patrona de Costa Rica y Protectora de América

Nuestra Señora de los Ángeles es uno de los nombres que se dan a la Virgen María. La Virgen de los Ángeles fue declarada patrona de los católicos de Costa Rica y protectora de los católicos de las Américas por el papa Juan Pablo II.
La Fiesta de Nuestra Señora de los Ángeles se celebra en Costa Rica a raíz del hallazgo en 1636 de una pequeña estatua de la Virgen María con su hijo. La veneración de esta imagen está dentro de la corriente de "mariología" de la Iglesia Católica Romana.
Actualmente Nuestra Señora de los Ángeles se venera en su Santuario ubicado en Cartago, sin embargo no es el único lugar donde los fieles le rinden el debido honor.
Imagen

Uploaded with ImageShack.us
MERY9
 
Mensajes: 151
Registrado: Vie Ene 13, 2012 11:06 pm

Re: Sesión 5-Act virtual: Recorrido mariano Centroamérica/Caribe

Notapor algarra » Mar Ene 31, 2012 1:43 pm

Hola compañeros de viaje, aquí le envio algunas de las advocaciones Marianas que encontre en el teritorio de Centroamérica y Caribe. Espero que sirvan para enriquecer las encontradas por ustedes.
Que Dios los bendiga. Alejandra


Nuestra Señora de la Paz
Patrona de El Salvador, su festividad se celebra el 8 de diciembre.

Según cuenta la tradición, corría el año de 1682 cuando unos mercaderes encontraron en la villa del Mar del Sur salvadoreño una caja abandonada; tan bien sellada que no pudieron abrirla con sus herramientas. Seguros de que contenía algún objeto valioso, se trasladaron a la ciudad de San Miguel, donde había más posibilidades de abrirla. Ataron la caja a lomo de burra y emprendieron el largo y peligroso camino hasta llegar a la ciudad el 21 de noviembre. Con la intención de asegurar la propiedad del posible tesoro, se dirigieron primero a las autoridades del lugar para dar cuenta del hallazgo; cuando al pasar por delante de la iglesia parroquial, hoy Catedral, la burra se echó en tierra decidida a no moverse de ahí. Sin esfuerzo alguno lograron abrir la caja que contenía una hermosa imagen de Nuestra Señora con el Niño en los brazos.

El origen de la imagen permanece en el misterio y la leyenda, pues nunca se pudo conocer qué destino tenía aquella caja, ni cómo llegó a las playas de El Salvador.

Se cuenta que al arribar la imagen había una cruenta lucha entre los habitantes de la región y al correr la voz del maravilloso hallazgo, todos depusieron las armas e inmediatamente cesaron las hostilidades; también se refiere que la intercesión de la Virgen fue determinante para la pacificación del país, agitado por las luchas entre nonualcos y migueleños en enero de 1833.

Estos últimos fueron derrotados por el coronel Benítez, quien junto a sus tropas entró en la ciudad San Miguel. Queriendo dar testimonio de su benevolencia hacia los migueleños y sustentar la paz sobre una base sólida, mandó sacar del atrio de la iglesia parroquial la venerada imagen de Nuestra Señora de la Paz.

Luego de alinear sus tropas en torno a la imagen, se postró ante ésta y colocó su espada a los pies de la Virgen, tomándola por testigo. El coronel Benítez volvió a tomar su espada y después de haberle rendido homenaje a la Virgen la regresó a su Santuario.

Por esto dieron a la imagen el hermoso título de Nuestra Señora de la Paz, cuya fiesta litúrgica se celebra el 21 de noviembre, en recuerdo de su llegada a la ciudad de San Miguel.

La imagen de Nuestra Señora de la Paz es de regular tamaño. Tallada en madera y vestida con ropajes, lleva bordado al frente de la falda de su blanco traje, el escudo nacional de la República del Salvador. La imagen lleva en su mano derecha una palma de oro en recuerdo de la erupción del volcán Chaparrastique, que amenazó con hundir a la ciudad en un mar de lava ardiente. Los atemorizados habitantes de San Miguel colocaron la imagen de Nuestra Señora de la Paz en la puerta principal de la Catedral y en ese mismo momento la fuerte corriente de lava cambió de dirección, apartándose de la ciudad. En el punto exacto donde la lava torció el rumbo hay un pueblo que se llama "Milagro de la Paz". Esto sucedió el 21 de septiembre de 1787 y ese día todos vieron en el azul del cielo que el humo que salía del volcán formaba una palma. Viendo en esto una señal del amparo de la Virgen, el pueblo decidió colocarle en la mano una palma de oro, semejante a la que habían contemplado en el cielo. Benedicto XV concedió la coronación canónica de la imagen, que se efectuó el 21 de noviembre de 1921. El orfebre que confeccionó la corona de la Virgen empleó 650 gramos de oro y muchas piedras preciosas, entre las que resalta una gran esmeralda rodeada de brillantes. El nuevo templo dedicado a Nuestra Señora de la Paz fue terminado en 1953.



Virgen de Fátima
Patrona de Guyana y Surinam, su festividad se celebra el 13 de mayo.

Venerada con fervor en el mundo entero, la Virgen de Fátima oficialmente es la patrona de dos países pequeños de la América del Sur: Guyana y Surinam.

La emocionante historia de su aparición a los tres pastores en la aldea de Leiria, región de Fátima, Portugal, propagó su devoción muy rápidamente por el mundo.

Primero, hubo tres apariciones de un ángel que se identificó como el Ángel de la Paz, y preparo a los niños para las grandes revelaciones. El 13 de Mayo de 1917, en un día claro, los tres niños, Lucia, Jacinto y Francisca, estaban pastoreando en las colinas, cuando sobre un pequeño roble, surge una luminosidad después de un relámpago, y una figura «de una Señora vestida de blanco, más brillante que el sol, reluciendo más clara e intensa que un vaso de cristal lleno de agua cristalina, atravesado por los rayos de sol más ardientes».

Ella se dirige a los niños y les pide que recen el rosario todos los días por la paz del mundo, que pidan por la conversión de los pecadores, y por el fin de la guerra. Las apariciones continúan, y la Virgen siempre repite que se ore por la paz y por la conversión de los pecadores y que se rece el rosario diariamente.

Con el pasar de los días el pueblo acudió al lugar y presenció la aparición de una nube blanca sobre el roble, mientras los niños rezaban el rosario, Lucia conversaba en voz alta. La Virgen regresó muchas veces, hablo mucho, y reveló terribles acontecimientos, que podrían acontecer si el pueblo no se convirtiese y rezase el rosario.

Estas profecías realmente se concretizaron: la desintegración del comunismo, las aberraciones morales de nuestra época. La última profecía, cercada de misterio por tantos años, fue revelada recientemente por el Papa Juan Pablo II, que se refiere al atentado que él mismo sufrió en 1980. Hoy en día, el nombre Fátima es sinónimo de la Virgen, en muchos lugares. Talvez es el lugar que tiene más peregrinaciones en el mundo, después de la Tierra Santa. En Fátima los milagros ocurren. Y siempre con la misma intensidad del tiempo de Lucia, Jacinto y Francisco.


Perpetuo Socorro
Patrona de Haití, su festividad se celebra el 27 de junio.

El icono de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro es anterior al descubrimiento de América.

Haití con Santo Domingo son parte de una gran isla del Caribe conocida como La Española, nombre dado por Cristobal Colón el 6 de diciembre de 1492.
En 1877, a diez años de que el cuadro con la imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro fuera restaurado y conservado en la Iglesia de Alfonso San en Roma, una señora haitiana, la Sra. Desjardins, visitó el lugar y solicitó una copia del icono milagroso. Cuando ella volvió a su casa a Haití ella dio el cuadro a un sacerdote jóven, el Padre Francisco Kersuzan, quien luego fue Obispo de Port-au-Prince.

En 1882, durante una sequía severa, una epidemia de viruela se estalló en Port-au-Prince. Miles morían. En el pico de la epidemia, el Padre Kersuzan pidió al Arzobispo permitirle colocar el cuadro de la Virgen sobre el altar de la Iglesia de Santa Francisca de Assisi. El 5 de febrero de 1882 el cuadro de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro fue llevado por las calles en la procesión. Antes de regresar a altar el Padre Kersuzan pidió al Arzobispo bendecir la ciudad con el cuadro.

El Arzobispo sostuvo el cuadro de Nuestra Madre del Perpetuo Socorro por encima de la muchedumbre que se arrodilla e hizo el signo de la cruz sobre ellos así solemnemente bendijo la ciudad, la diócesis y la nación. En aquel momento, comenzó a llover y los estragos de la epidemia de viruela disminuyeron. Después de aquel tiempo, la gente agradecida de Haití ha tenido una devoción muy profunda y sensible a Nuestra Madre del Perpetuo socorro. Así el 8 de diciembre de 1942, a petición del Presidente Elie Lescot, los obispos de las cinco diócesis de Haití reunidos en Port-au-Prince solemnemente dedicaron la nación a Nuestra Madre del Perpetuo Socorro.

En 1993, se celebró con gran regocijo el centenario del milagro y el nombramiento de la Virgen como patrona. El Papa Juan Pablo II visitó Haití para esta celebración y puso al país bajo el amparo de la Virgen del Perpetuo Socorro.
En el cuadro, El Niño Jesús observa dos ángeles que le muestran los instrumentos de su futura pasión. Se agarra fuerte con las dos manos de su Madre Santísima quien lo sostiene en sus brazos. El cuadro nos recuerda la maternidad divina de la Virgen y su cuidado por Jesús desde su concepción hasta su muerte.


Nuestra Señora de Suyapa
Patrona de Honduras, su festividad se celebra el 3 de febrero.

Hacia el Sudeste de la ciudad de Tegucigalpa, a unos ocho kilómetros de dicha capital, se encuentra la aldea de Suyapa, derivación del nombre indígena "coyapa", que significa "en el agua de las palmeras".

En 1590, recién fundada la población del Real de Minas de San Miguel de Tegucigalpa, que es hoy la capital de Honduras, Carlos Ferrufino se presentó ante don Francisco Romero, lugarteniente del gobernador de la provincia de Honduras, y le pidió que, en nombre de Su Majestad, se le otorgasen unas tierras para cultivo y ganado, en un terreno llamado antiguamente "Supelecapa", y hoy, "Hato de Enmedio", contiguo a la finca "El Trapiche", en donde se encuentra enclavada la aldea de Suyapa desde su establecimiento.

Don Rafael Moreno Guillén, escribe: «La señora Isabel Colindres era vecina de Suyapa y madre de numerosa familia. Despachaba a trabajar a sus hijos en las tierras de las montañas del Piligüín, en donde preparaban extensas milpas. Un día bajaban de su trabajo dos hijos de la señora Colindres, sorpendiéndoles la noche a media jornada, por lo que dispusieron pernoctar en un lugar que se llama "Quebrada de Pilingüín" y que, a la sazón, no tenía agua. La noche era muy oscura y los jóvenes se acomodaron para dormir mientras llegaban los primeros rayos del alba. Uno de los jóvenes labradores sintió que un pequeño objeto le molestaba el costado por donde descansaba y, creyendo que era algún fragmento de raíz o alguna piedrecilla, lo tiró lejos de sí. Tan pronto como intentó dormirse sintió otra vez el mismo estorbo y, palpándolo, advirtió que era el mismo objeto que hacía poco había repudiado, por lo que se conformó con echarlo en su mochila. Al despuntar la aurora, los jóvenes prosiguieron camino a casa de su madre. ¡Y cuál no sería el asombro de todos ellos al ver que el inoportuno objeto era una pequeña escultura en madera de la Santísima Virgen María! Isabel Colindres, requerida por la Curia Eclesiástica de Comayagua (antigua capital de Honduras y sede del obispado) hizo una declaración jurada de ese hecho, a mediados de 1796. En la casa de los Colindres comenzó este hermoso culto: primero se colocó la imagen de la Virgen en una mesa, rodeándola de flores, después, se la trasladó a un camarín, donde fue venerada por más de 20 años».

La imagen de Nuestra Señora de Suyapa es una pequeña escultura hecha de madera de cedro, que mide seis centímetros y medio de alto. Su talla es antigua y parece que fue trabajada por algún aficionado devoto de la Virgen. De tez morena, su rostro es agraciado, oval, de mejillas redondas; fina y recta nariz, y la boca pequeña; en los ojos, se adivina algo de la raza indígena. Tocada la augusta cabecita con una corona, la cabellera lacia le cae, partida en dos, a ambos lados de la frente, hasta los hombros. Las manos diminutas, sin entrelazarse, se juntan suavemente sobre el pecho, en actitud de oración. El ropaje pintado en la propia efigie es una túnica de color rosado, que apenas asoma por el pecho, pues está cubierta con un manto oscuro adornado con estrellas doradas. Circundan toda la imagen unos rayos de plata sobredorada, engastados en piedras, que se cierran en forma de número ocho, y en el extremo de los rayos superiores, doce estrellas nimban la cabeza de la imagen.

El 28 de noviembre de 1777, el Cabildo Eclesiástico de Comayagua dio licencia a don José de Zelaya, "para labrar y edificar en su hacienda, sita en el valle de Suyapa, una capilla para celebrar en ella la Santa Misa".

La bendición de esta ermita, y la primera misa, se efectuaron en 1780, año en que fue edificada.

En 1925 Pío XII la declaró a Nuestra Señora de Suyapa Patrona de la República de Honduras y se escogió el 3 de febrero como el día de su fiesta.

En el año 1954, un año esencialmente mariano, el tercer Arzobispo de Tegucigalpa, Monseñor José de la Cruz Turcios y Barahona, puso la primera piedra del que llegaría a ser uno de los santuarios más grandes de Centro América, y que espera su futura constitución como Santuario y Basílica Nacional.

El actual Santuario de Suyapa tiene 93 metros de longitud, 43 metros de altura en sus torres y 46 metros en la cúpula. El diámetro de ésta es de 11.50 metros. Y la anchura de la nave central es de 13.50 metros.

Como dijo muy bien el Papa Juan Pablo II en la Eucaristía que celebró en Suyapa, el 8 de marzo de 1983: «Un mismo nombre, María, modulado con diversas advocaciones, invocado con las mismas oraciones, pronunciado con idéntico amor... Aquí, el nombre de la Virgen de Suyapa tiene sabor de misericordia por parte de María y de reconocimiento de sus favores por parte del pueblo».


Virgen de Salete
Patrona de las Islas Antillas, su festividad se celebra el 19 de setiembre.

La devoción a la Virgen de Salete fue llevada a Dominica, una pequeña isla de las Pequeñas Antillas, entre Martinica y Guadalupe que en aquella época estaba bajo el dominio francés.

Su historia

La Virgen de Salete apareció en la pequeña villa de Salete, en los Alpes franceses, a dos jóvenes pastores, Melânia y Maximino, el 19 de Septiembre de 1846. Surgió en una bola de fuego «que parecía un sol caído en la tierra». Los dos pequeños pastores, deslumbrados y paralizados, la Virgen con fisonomía triste, dio mensajes para que ellos transmitiesen a los otros. Recomendó mucha oración, más espiritualidad, sumisión a la voluntad divina.

Al final, la Virgen recomendó a los dos pastores que llevasen su mensaje a todos, y se fue elevando «en un rayo de luz que llegaba hasta el cielo». Este fenómeno fue estudiado minuciosamente por la iglesia, dando, después de unos años, la aparición como «autentica, indudable y cierta», por el Obispo de Grenoble, Don Felisberto de Bruillard.
Inmaculada Concepción de El Viejo
Patrona de Nicaragua, su festividad se celebra el 8 de diciembre.

Muy cerca de la costa del Pacífico, se encuentra enclavado el pequeño poblado de "El Viejo", agrupado en torno a una misión franciscana de los primeros tiempos coloniales. En este pueblo del extremo occidental de Nicaragua se encuentra el Santuario de Nuestra Señora bajo el título de la Inmaculada Concepción de El Viejo.

Aunque no hay total evidencia histórica de ello, la imagen que allí se venera desde el siglo XVI, se dice fue traída a América por un familiar de Santa Teresa de Avila, de apellido "Cepeda". Algunos incluso han llegado a afirmar que éste era el propio hermano de la santa, Rodrigo de Cepeda y Ahumada, pero esto no ha sido probado.

Cuenta la tradición que Santa Teresa de Jesús regaló esta imagen a su pariente, quien la llevaba siempre consigo a todas partes. Con ella llegó a Centroamérica, desembarcando por el puerto del Realejo, entonces el puerto más importante de Nicaragua. Al poco tiempo se trasladó a la misión franciscana en busca de un clima más sano. Una habitación de su casa se convirtió en oratorio donde los vecinos del lugar acudían atraídos por la hermosa expresión del rostro de la Virgen Inmaculada. Cuando Cepeda recibió órdenes de trasladarse al Perú, trató de llevar consigo la imagen de la Inmaculada, pero la partida se aplazaba una y otra vez debido a la inclemencia del tiempo, él vio en esto un signo de que era voluntad de Dios el que renunciara a su tan querida imagen, para dejarla entre aquellas gentes que tan rápidamente habían aprendido a quererla como cosa suya. La Virgen se quedó en Nicaragua para siempre.

La imagen de Nuestra Señora de El Viejo, nombre que alude a la edad del pariente de la Santa, es una hermosa talla de la Inmaculada labrada en madera. Mide aproximadamente unas 33 pulgadas y está adornada por hermosas vestiduras que le son cambiadas con mucha frecuencia. La mirada de su dulce y hermoso rostro de color moreno, se dirige modestamente hacia el suelo. Las manos se unen sobre el pecho como si intercediera por su pueblo.

La talla, que se guarda en un tabernáculo de plata que la protege, suele estar velada por una cortina que se descorre cuando los fieles acuden a venerarla. Un detalle singular es que el santuario posee una valiosa colección de objetos de plata de diversa índole, regalados por diversos favores recibidos.

Cada 6 de diciembre estos objetos son sacados a la plaza pública donde el pueblo acude para limpiar y pulir toda la plata; cosa que se repite año tras año sin que se pierda ni una sola de estas valiosas piezas del tesoro de la Virgen. Esta ceremonia popular se conoce como la "Lavada de la Plata". Para los nicaragüenses la devoción por la Inmaculada Concepción es algo muy querido y de honda raíz popular. La tradicional imagen de la Inmaculada está siempre presente en todos los hogares y templos católicos.

La fiesta del 8 de diciembre es todo un acontecimiento nacional. La víspera tiene lugar la famosa "Gritería". En todas las casas, las familias levantan vistosos altares, que habitualmente pueden ser apreciados desde el exterior. Los vecinos se asoman a las puertas gritando: «¿Quién causa nuestra alegría?», a lo que se responde: «¡La Concepción de María!»; los visitantes son agasajados con dulces y comidas típicas. Es ocasión de grandes festejos, con música, cantos y bailes en toda la nación, que espera así la llegada del día de su patrona.


Santa María de la Antigua
Patrona de Panamá, su festividad se celebra el 5 de agosto.

Aunque la Iglesia no ha proclamado oficialmente a Santa María de la Antigua como Patrona de la República de Panamá, el actual Arzobispo Metropolitano de Panamá, Mons. José Dimas Cedeño Delgado, ha investigado y promovido a Santa María de la Antigua como Patrona de la Catedral y de la Diócesis de Panamá.

La imagen de la Santísima Virgen María se encontraba en una capilla lateral de la Catedral de Sevilla - España. Esta Catedral fue construida en el siglo XIV, pero se conservó solamente la pared en donde estaba la imagen, y se le llamó Santa María de la Antigua (es decir de la Antigua Catedral).

En honor a esta advocación Martín Fernández de Enciso y Vasco Núñez de Balboa fundaron en 1510 la ciudad de Santa María de la Antigua de Darién, cumpliendo una promesa pues ganaron la batalla, y dedicaron a María la casa del Cacique Cémaco; ésta fue la primera capilla dedicada a María en Tierra Firme, nombre con que se denominó a las tierras del continente americano más próximas al mar Caribe.

La ciudad de Santa María de la Antigua fue sede de la primera Diócesis en Tierra Firme creada por el Papa León X con bula del 9 de setiembre de 1513.

El 15 de agosto de 1519, Pedrarias Dávila, fundó la ciudad de Panamá, la cual se desarrolló como centro naviero y comercial. En 1524 el segundo Obispo Fray Vicente Peraza traslada la sede de esta Diócesis a la recién fundada ciudad de Panamá. La ciudad fue destruida por el corsario galés Henry John Morgan en 1671, pero los españoles trasladaron la ciudad tres años después a unos 8 km al oeste del lugar donde se fundó.

Nuestra Señora de la Antigua es un lienzo de la Asunción de la Virgen. Esta pintura, se ofrece a la veneración de los fieles en el templo de Chiriví en Tunja, santuario muy visitado y enclavado en la cercanía del río Turine. El cuadro que mide un metro ochenta de alto por ochenta centímetros de ancho, representa a la Virgen con el Niño en los brazos. Ambas figuras llevan sobrepuestas sendas coronas imperiales de plata sobredorada.
algarra
 
Mensajes: 62
Registrado: Mar Ene 17, 2012 10:07 pm

AnteriorSiguiente

Volver a Curso: Santuarios Marianos

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron