Sesión 8. Curso Santuarios Marianos. 20 febrero 2012

Con este curso, se pretende realizar un viaje virtual por los santuarios marianos más importantes del catolicismo en base a un itinerario espiritual caracterizado por la devoción a María, así como conocer los diversos aspectos culturales, tradicionales y religiosos de la devoción a la Virgen.

Fecha de inicio del curso: 2 de enero de 2012

Fecha de finalización del curso: 2 de abril de 2012

Periodicidad de envió de las lecciones: semanal

Moderadores: Catholic.net, Gustavo d Apice, Ignacio S, hini, Moderadores Animadores

Re: Sesión 8. Curso Santuarios Marianos. 20 febrero 2012

Notapor J Julio Villarreal M » Dom Feb 19, 2012 7:06 pm

“NUESTRA SEÑORA DE EUROPA”, GIBRALTAR.


Imagen


“NUESTRA SEÑORA DE EUROPA”

Debido a su situación geográfica, el peñón ha pasado por varios propietarios desde más de un milenio, la imagen ha sufrido siglos de exilio y su santuario varias veces destruido. En 1462 se le construye la primera capilla. Su fiesta se realiza el 5 de mayo coincidiendo con el día de Europa. En 1979 Juan Pablo II la coronó como patrona de Gibraltar...

Nuestra Señora de Europa y patrona de Gibraltar es una talla en madera de aproximadamente dos pies de alto. Es una maravillosa talla policromada que data d siglos XV y XVI. Su residencia está localizada al sur del Peñón, este lugar santo fue originariamente una mezquita y convertido en una capilla por los Españoles en 1462 para honrar a Nuestra Señora de Europa. La luz que se mantenía en la torre sobre la capilla fue el Faro de Gibraltar original. Aunque el lugar santo fuera saqueado una y otra vez por los piratas, su tesoro más valioso - la estatua de siglo XV de la Virgen y Niño - todavía se encuentra allí hasta el día de hoy.

LOS MUSULMANES
La Península Ibérica fue invadida y ocupada por los árabes que llegaron desde África. Las primeras agrupaciones árabes entraron en el año 710 para inspeccionar el terreno. Tarik Abu-Zara arribó a la parte más meridional de Europa, y esta zona fue llamada Tarifa en su honor. En abril del año 711, miles de hombres bajo el mando de Tarik ibn Zellad, se alzaron en las cercanías de La Roca y la renombraron Jebel-Tarik, montaña de Tarik. Entre los años 742 y 1300 ya habían construido lo que en la actualidad se conoce como Castillo Árabe. En el punto más meridional de La Roca, junto al mar, edificaron una mezquita, un lugar de culto y rezo islámico. Permanecieron en Gibraltar hasta 1309, año en el que los árabes fueron expulsados de Europa. Existen pruebas históricas que corroboran la creencia de que la mezquita fue construida antes de 1309. Se sabe que ya en aquella fecha, durante una breve ocupación española del lugar (1309-1333), la mezquita fue utilizada como templo cristiano. En 1333 Gibraltar fue ocupado de nuevo por los árabes, donde permanecieron hasta 1462, fecha en la que fueron expulsados.

LA PRIMERA CAPILLA
El 20 de agosto de 1462, en la festividad de San Bernardo de Claraval, los españoles reconquistaron el dominio de Gibraltar bajo el mando de Don Rodrigo Ponce de León, expulsando a los árabes definitivamente. Cuando encontraron esta pequeña mezquita, pronto la convirtieron en Lugar Santo Cristiano en honor de Nuestra Señora de Europa, con la intención de consagrar el continente entero desde un centro de culto y rezo del sur del continente europeo. Los españoles edificaron una gran capilla perpendicular a la pared este de la mezquita, convirtiéndose así en el Santuario de Nuestra Señora de Europa. Se instaló una estatua de la Virgen con el Niño en el lugar. Era bastante pequeña, sólo dos pies de altura, estaba tallada en madera policromada en color rojo, azul y dorado. Se encuentra sentada y porta al niño en sus brazos. Ambos están coronados, y la Virgen sostiene en su mano derecha un cetro con tres flores que simbolizan el Amor, la Verdad y la Justicia. En dos siglos, este Santuario adquirió fama y popularidad. Los barcos que surcaban el Estrecho rendían tributo a la Virgen, y los marineros a menudo le llevaban ofrendas. El lugar se acondicionó para que una luz de aceite iluminara constantemente la imagen y la torre. Allí se pueden leer concesiones y agradecimientos de las personas que invocaron su nombre. Gibraltar sufrió numerosas incursiones de piratas turcos durante estos años.

El incidente más conocido tuvo lugar el 10 de septiembre de 1540. El corsario turco Hali Hamat, uno de los capitanes de Barbarroja, dirigido por un renegado italiano llamado Caramanli, saqueó el Santuario, llevándose todos los objetos de valor que encontró en el mismo. Además, los piratas bajaron a la ciudad y apresaron a numerosas personas; también trataron de entrar en la Catedral, que fue defendida por el sacerdote Francisco Saavedra. Los piratas zarparon de Gibraltar con los tesoros, pero fueron interceptados por la flota española bajo el mando de Benardino Mendoza, que derrotó a los turcos cerca de Cartagena. Caramanli murió en esta batalla. Tras este incidente, un ermitaño que vivía en el Santuario, escribió al rey de España, Carlos V, pidiéndole que tomara alguna medida para proteger la ermita. Carlos V no atendió la solicitud, pero su hijo, Felipe II, construyó altos muros de protección alrededor de la ermita. Por ello, este Lugar Santo fue utilizado como refugio cuando había problemas en la ciudad. Portillo, historiador español del siglo XVII, evidenció en sus libros la belleza y riqueza que emanaba el Santuario, así como los muchos milagros que allí ocurrieron. El padre Jerónimo de la Concepción, que escribió un libro sobre Nuestra Señora de Europa, también menciona en el mismo los milagros que se le atribuyen.

En 1568, Giovanni Andrea Doria, hijo del famoso navegante genovés ofrendó una hermosa lámpara de plata al Santuario. Tras vencer en la batalla de Lepanto, don Juan de Austria, hermano de Felipe II, también hizo llegar dos lámparas de plata al lugar. La pequeña edificación figura en una pintura de don Luis Bravo, quien llegó a Gibraltar en 1627 para preparar un informe a las Cortes españolas sobre las fortificaciones y edificios existentes en la ciudad.

LA INVASIÓN INGLESA
El 4 de agosto de 1704, Gibraltar fue tomado por la flota británica al mando del Almirante Rooke. El Santuario fue despojado de todos los objetos de valor por parte de los marineros. La estatua de la Virgen y el Niño fue mutilada y arrojada bajo las rocas del mar, pero al estar tallada en madera, ésta flotó. Sus restos fueron hallados por un pescador que hizo entrega de los mismos a Juan Romero de Figueroa, el sacerdote responsable de la Catedral. Este sacerdote llevó los restos de la estatua a Algeciras para ponerlos a salvo. El Santuario dejó de ser un lugar para la oración. Durante el Gran Asedio de 1779-1783 fue dañado, y como consecuencia, la extensión española demolida. Los gibraltareños ansiaban el retorno de la estatua a su lugar de origen, por lo que se fabricó una réplica que fue decorada por el pueblo con toda clase de joyas preciosas. La estatua fue trasladada a la Catedral. En ella pueden apreciarse los diminutos agujeros alrededor del cuello de Nuestra Señora que albergaban las gemas preciosas. Se organizó formalmente un grupo de devotos de Nuestra Señora de Europa. Sus principales objetivos eran potenciar la adoración y devoción por la Virgen, la organización de peregrinaciones al lugar, y el cuidado de los pobres. Este grupo conseguía los fondos necesarios para costear los entierros cristianos a quien no disponía de patrimonio para pagárselos. En 1779, en el incendio de la Catedral durante el Gran Asedio, la estatua fue llevada por el padre Mesa a Windmill Hill Flats, lugar donde la gente acudió a refugiarse.

La imagen fue recibida con grandes signos de alegría. Se guardó en una pequeña capilla hasta que finalizó el Gran Asedio, momento en el que fue devuelta al altar principal de la Catedral, donde permaneció hasta 1932, momento en que fue trasladada a la sacristía. La imagen volvió a ver la luz cuarenta años más tarde, en 1973, cuando presidió el altar del hangar de las Fuerzas Aéreas Británicas, acto en que Monseñor Rapallo fue ordenado Obispo. Mientras tanto, la estatua original de Nuestra Señora de Europa, permaneció en Algeciras hasta mayo de 1864, cuando el Obispo Scandella, con la ayuda del Papa Pío IX, recibió el permiso para retornar la imagen a Gibraltar. El día que la devolvieron, el ejército presenció la procesión desde Waterport hasta el convento franciscano, frente a Government House (el Parlamento). Una copia de la estatua quedó en Algeciras. Durante el Primer Concilio Vaticano, el Obispo Scandella consiguió que el Papa se interesara por el Santuario de Nuestra Señora de Europa, quien se ofreció para ayudar a construir una capilla temporal que fue finalizada en mayo de 1866. Se alzó en lo que es ahora Mount Alvernia (la residencia de ancianos), en la carretera de St. Bernard. El Papa donó el mármol para la construcción del altar. El frontal del altar representaba los escudos de armas del Papa Pío IX y del Obispo Scandella conjuntamente con un monograma de Nuestra Señora de Europa.

NUESTRA SEÑORA DE EUROPA EN ALGECIRAS
La Capilla de Nuestra Señora de Europa de Algeciras conocida popularmente como Capillita de Europa está situada en la Plaza Alta, fue construida como hoy la conocemos en 1769 debido a que quedó muy afectada por el terremoto de 1755. En el lugar que ocupa existía anteriormente otra capilla consagrada en su origen a San Bernardo y construida en el cortijo de los Gálvez en 1690. En 1704, tras la toma de Gibraltar por los británicos, los gibraltareños huidos construyeron sus casas entorno a la capilla, en principio eran edificios provisionales pues se confiaba en que el Peñón se recuperaría pronto pero con el paso del tiempo pasó a ser el germen de la futura nueva ciudad, en la ermita se colocó la imagen de Nuestra Señora de Europa, venerada en Gibraltar, que se reconstruyó de la profanación de la Capilla de Europa gibraltareña tras el expolio de las tropas anglo-holandesas así pasó a llamarse de la Virgen de Europa, la imagen original se devolvió a Gibraltar en 1864 y la actual es copia de 1949.

EN EL SIGLO XX
Durante la guerra en 1939, la imagen fue llevada a la Catedral para salvaguardarla. Mientras tanto, el Santuario fue utilizado como almacén de aceite y cajas de embalar para el ejército. En 1910, E.R. Kenyon describió el Santuario en uno de sus libros sobre Gibraltar como “un feo y pequeño edificio que se alza entre los cuarteles del ejército”. La columna de castigo que se encuentra fuera de sus dependencias data de este periodo. Existen evidencias de que en 1928 fue utilizado como biblioteca para las guarniciones que se encontraban en Gibraltar. En 1939, durante la II Guerra Mundial, se convirtió de nuevo en almacén. Durante el Año Mariano en 1954, en la tarde del domingo, 15 de agosto, la imagen de Nuestra Señora fue trasladada en procesión alumbrada por antorchas de la Catedral a la iglesia de St. Joseph, la más cercana al Santuario. Hacia 1959, las autoridades militares no le daban ninguna utilidad al edificio, por lo que se decidió su demolición. Sin embargo, ésta no se realizó, y fue declarado monumento antiguo, con su consiguiente conservación. Desde entonces y en adelante, las autoridades eclesiásticas promovieron la devoción por Nuestra Señora de Europa, y lo prepararon todo para volver a instalar la estatua en el lugar. Las llaves del edificio, que se encontraba en bastante mal estado, fueron entregadas al Obispo Healy en una ceremonia privada el 17 de octubre de 1961. Los trabajos de restauración comenzaron en 1962. El 28 de septiembre de este mismo año, el Obispo Healy celebró la primera misa en el lugar tras 258 años. Fue en vísperas de su viaje a Roma para asistir al Segundo Concilio Vaticano. El primer bautizo tuvo lugar en noviembre de 1966, y la primera boda oficiada allí, en julio de 1976. El 7 de octubre de 1968 tuvo lugar el gran momento en el que el Obispo Healy hizo trasladar la imagen de Nuestra Señora de Europa al Santuario. Fue llevada en procesión pública desde la iglesia de St. Joseph. A lo largo del año 1973 se realizaron las obras de remodelación. Se amplió la capilla, el nuevo altar, y se realizó un nuevo pedestal para la imagen fabricado en mármol original donado por el Papa Pío IX. Cuando se estaba construyendo la entrada al pabellón, los trabajadores descubrieron que entre dos contrafuertes había existido otra entrada. Se trataba de la entrada original al Santuario, situada al pie de la torre. Durante los trabajos de restauración, la imagen fue trasladada a Mount Alvernia, donde permaneció hasta el 14 de febrero de 1974. Para alegría de los gibraltareños, en el preámbulo de la nueva Constitución, se declaraba que Gibraltar nunca sería entregado a España o a cualquier otra nación sin consentimiento del Parlamento, y ello fue hecho público durante la festividad de Nuestra Señora de Europa, el 30 de mayo de 1969. Durante este mismo año, Sr J. Imossi escribió y compuso un himno a Nuestra Señora de Europa. En 1979, el Papa Juan Pablo II concedió a Nuestra Señora de Europa oficialmente el título de Patrona de Gibraltar, a la vez que se trasladó su festividad al 5 de mayo, coincidiendo así con el día de Europa. El Santuario fue consagrado por el Obispo Rapallo el 5 de octubre de 1980. Para celebrarlo se emitió un sello conmemorativo

Festividad el 05 de mayo.


J. J. V. M.
“Que NUESTRA SEÑORA DE EUROPA, nos unifique e ilumine a nuestros gobernantes para crecer en su fe, y encuentren las formulas de resolver los problemas”.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 8. Curso Santuarios Marianos. 20 febrero 2012

Notapor J Julio Villarreal M » Dom Feb 19, 2012 7:23 pm

“Virgen de Fátima”, Portugal


Imagen

“Virgen de Fátima”

Fátima señala el inicio de una intervención más cercana de María en estos tiempos, y la cercanía del retorno de Jesús en Gloria.

La Virgen María realiza revelaciones sobre castigos divinos que caerán sobre la humanidad si ésta no se arrepiente y convierte, y anuncia el triunfo final del Inmaculado Corazón de María. El 13 de octubre de 1917, en su última aparición, setenta mil testigos presencian un hecho conocido a partir de allí como “el milagro del sol”…

No puede entenderse Fátima si no se la interpreta como la materialización de lo anunciado en el libro del Apocalipsis, capítulo 12, escrito por San Juan Evangelista, allí se anuncia que “en ese tiempo una gran señal aparecerá en el cielo: Una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre Su cabeza. Está por dar a luz.”


FATIMA Y COVA DE IRIA
En 1917, en el momento de las apariciones, Fátima era una ciudad desconocida de 2.500 habitantes, situada a 800 metros de altura y a 130 kilómetros al norte de Lisboa, casi en el centro de Portugal. Hoy Fátima es famosa en todo el mundo y su santuario lo visitan innumerables devotos.
Cova de Iria era un paraje despoblado cuando se apareció la Virgen a los tres niños. Cova de Iria se sitúa a unos tres kilómetros de Fátima y de Aljustrel. Ya durante los seis meses que duraron las apariciones Cova de Iria se convirtió en la meta de muchas peregrinaciones y comenzaron a fluir multitudes. Ahí se erigió la capilla de las apariciones, se dispuso una explanada y se construyó una basílica. Alrededor de estas edificaciones ha surgido una población amplia, se han instalado varias comunidades de religiosos y se han levantado hoteles y tiendas. Actualmente es una ciudad cosmopolita y se escuchan todos los idiomas por sus calles.
Allí, la Virgen se manifestó a niños de corta edad: Lucía, de diez años; Francisco, su primo, de nueve años, un jovencito tranquilo y reflexivo, y Jacinta, hermana menor de Francisco, muy vivaz y afectuosa. Tres niños campesinos muy normales, que no sabían ni leer ni escribir, acostumbrados a llevar a pastar a las ovejas todos los días. Niños buenos, equilibrados, serenos, valientes, con familias atentas. Los tres habían recibido en casa una primera instrucción religiosa, pero sólo Lucía había hecho ya la primera comunión.
Los tres pastorcitos, después de haber sido preparados por el ángel de Portugal, reciben la visita de la Madre del Cielo, María Santísima, quien se da a conocer como la Virgen del Rosario y les muestra su Inmaculado Corazón.

PORTUGAL Y EL MUNDO EN 1917
En 1917, Portugal estaba al borde del totalitarismo después de la revolución de 1910. La revolución había decretado una aguda separación de la Iglesia y el estado, la propiedad de la iglesia había sido confiscada, y se había ordenado la disolución de las congregaciones religiosas. Las clases pensantes y gobernantes eran antireligiosas y decisivamente anticlericales.
La teoría gobernante estaba basada en que las creencias religiosas tradicionales eran puramente supersticiones y así lo indicaban en los semanarios y diarios que ellos imprimían. Aún las áreas rurales normalmente inmunes a las novedades intelectuales de los centros cosmopolitas, fueron afectadas por el cierre de las iglesias y una cautelosa advertencia contra cualquier expresión externa de creencias religiosas. A pesar de esto, una sólida fe religiosa tomó raíz en los sencillos campesinos de las partes rurales del país.
1917 también es un momento muy especial para la humanidad. Gran parte del mundo civilizado sufre la primera guerra mundial, mientras el comunismo realiza su primer gran conquista práctica: alcanza el poder en Rusia a partir del éxito de la revolución bolchevique. Si se analiza una vez más Apocalipsis 12, allí también veremos el anuncio de otra señal en la tierra: la llegada de un “gran dragón rojo, que tratará de devorar a su Hijo en cuanto la Mujer diera a luz”.
En varias apariciones María ha aclarado que el dragón rojo es una representación Bíblica del comunismo ateo, que arrastra a millones de almas a la negación de Dios, e intenta poner a la humanidad de espaldas a Jesús, en los momentos previos a su retorno en Gloria.
El año 1917 marca entonces un año muy especial por el doble acontecimiento: la venida de la Mujer vestida del Sol, en Fátima, y la llegada del dragón rojo al mundo, con el comunismo tomando el control de una de las mayores naciones de la tierra.

CRONOLOGÍA RESUMIDA DE FÁTIMA
13 de mayo de 1917 – Primera aparición de las 6 apariciones de la Virgen a los tres pastorcitos en Fátima.
13 de octubre de 1917 – Ultima aparición de la Virgen a los tres pastorcitos y milagro del sol.
28 de abril de 1919 – Se inicia la construcción de la Capillita de las Apariciones.
13 de octubre de 1921 – Se permite por primera vez celebrar la Santa Misa.
13 de octubre de 1930 – El obispo de Leira declara dignas de fe las apariciones y autoriza el culto de Nuestra Señora de Fátima.
13 de mayo de 1931 – Primera consagración de Portugal al Inmaculado Corazón de María, hecha por el Episcopado Portugués, siguiendo el mensaje de Fátima.
31 de octubre de 1942 – Pío XII, hablando en portugués por la radio, consagra el mundo al Inmaculado Corazón de María, haciendo mención velada de Rusia, según pedido por Nuestra Señora.
13 de mayo de 1967 – El Santo Padre Pablo VI viaja a Fátima en el cincuentenario de la primera aparición para pedir la paz del mundo y la unidad de la Iglesia.
13 de mayo de 1982 – El Santo Padre Juan Pablo II viaja a Fátima como peregrino para agradecer el haber salido bien del brutal atentado sufrido exactamente un año antes en la plaza de San Pedro y de rodillas consagra la Iglesia, los hombres y los pueblos, al Inmaculado Corazón de María, haciendo veladamente mención de Rusia.
25 de marzo de 1984 – En la Plaza de San Pedro, delante de la Imagen de la Virgen, Juan Pablo II consagra una vez más el mundo al Inmaculado Corazón de María, en unión con todos los obispos del mundo que previamente habían sido notificados para que se uniesen con Su Santidad en esta consagración. Mas tarde Lucía confirma que esta consagración satisface la petición hecha por la Virgen.
13 de mayo de 2000 – El Santo Padre Juan Pablo II, en su tercera visita a Fátima y ante mas de 1 millón de peregrinos, beatifica a Francisco y Jacinta y se revela la tercera parte del “secreto de Fátima”. Un momento histórico de gran trascendencia. El Papa confirma una vez mas la importancia de los mensajes y de la santidad heroica de los niños videntes. Los presenta como importantísimo ejemplo oración, amor y penitencia. Reconoce la trascendencia los mensajes que la Virgen les comunicó.

RESUMEN DE MENSAJES DE LA VIRGEN DE FÁTIMA
Las frases siguientes son los conceptos centrales de cada aparición.
“Orad, orad mucho y haced sacrificios por los pecadores. Son muchas almas que van al infierno porque no hay quien se sacrifique y ruegue por ellas” (19 de agosto de 1917)
“Es necesario que se enmienden, que pidan perdón de sus pecados… ¡No ofendan más a Nuestro Señor, que está ya muy ofendido!” (13 de octubre de 1917)
“Para salvar a los pecadores, el Señor quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón” (13 de julio de 1917)
“A quien abrazare la devoción a mi Inmaculado Corazón, prometo la salvación” (13 de junio de 1917)
“Vendré a pedir la consagración del mundo a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora en los primeros sábados de mes” (13 de junio de 1917)

LAS CLAVES PARA COMPRENDER FATIMA
A lo largo de las seis apariciones, nuestra Amadísima Madre Celestial fue entregando una serie de mensajes que cambian el curso de nuestro entendimiento sobre el mundo en que vivimos. Ante todo hubo varias advertencias al creciente apego al pecado y a la negación de Dios en el mundo moderno.
María advierte sobre la necesidad de orar el Santo Rosario, pedir perdón por los pecados del mundo y orar por la Paz. Nuestra Madre anuncia el fin inminente de la primera guerra mundial, pero advierte que en caso de no convertirse, el mundo enfrentaría pronto una guerra peor aún (fue la Segunda Guerra Mundial, que se inició en 1939).
María les muestra el infierno a los tres niños, que ante el horror miraron a la Virgen con sus rostros demudados. Nuestra Madre Celestial les dijo que para evitar que mucha gente pierda su alma y fuera allí, Dios quería instaurar la devoción al Corazón Inmaculado de María, ya que a través de la misma se podrán salvar a muchas almas (primera parte del mensaje).
También advierte sobre el peligro del comunismo ateo, y pide la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María, como freno a la difusión del error por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia.
María anuncia mucho sufrimiento al Papa y a la Iglesia. Finalmente, la Virgen realiza una advertencia: si los hombres no se convierten y arrepienten, ya no podrá detenerse el castigo de Dios a tanta ofensa y traición a su amor. Un gran castigo se abatirá sobre la humanidad, varias naciones serán aniquiladas, habrá guerra, hambre y persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre (segunda parte del mensaje).

LA MEDIACIÓN UNIVERSAL DE MARÍA SANTÍSIMA
Para entender el conjunto de visiones y comunicaciones con que Lucía, Francisco y Jacinta fueron favorecidos, hay que tener en cuenta, ante todo, la doctrina católica sobre la comunión de los santos. Las oraciones y méritos de una persona pueden beneficiar a otra. De este modo, es lógico que las oraciones, los sacrificios y el holocausto de la propia vida ofrecidos por los tres niños, máxime después de beneficiados espiritualmente por las apariciones de la Reina de todos los Santos, pueden aprovechar a un gran número de almas e incluso a naciones enteras.
Nuestra Señora vino, pues, a solicitar oraciones y sacrificios a los tres. A Jacinta y Francisco les pidió también el holocausto de la vida, ofreciéndose como víctimas expiatorias por los pecados de los hombres. A Lucía le pidió que se quedara en este mundo para el cumplimiento de una misión de difusión.

NUESTRA SEÑORA NO HABLÓ SOLO PARA PORTUGAL, SINO PARA EL MUNDO ENTERO
Otra noción para la comprensión de los acontecimientos de Fátima es la de la mediación universal de María Santísima. Ella actúa como Medianera suprema y necesaria -por libre voluntad de Dios- entre el Redentor ofendido y la humanidad pecadora.
Por otro lado, es Medianera siempre oída y, como tal, ejerce una verdadera dirección sobre los acontecimientos. Es Medianera regia, que será glorificada con la victoria de su Corazón maternal, que será la más alta expresión de la victoria del propio Dios.
Hablando a los pequeños pastores, nuestra Señora quiso hablar al mundo entero, exhortando a todos los hombres a la oración, a la penitencia y a la enmienda de vida. De modo especial habló al Papa y a la Sagrada Jerarquía, pidiéndoles la consagración de Rusia a su Corazón Purísimo.

LA SITUACIÓN ALTAMENTE CALAMITOSA DEL MUNDO EN NUESTROS DÍAS
La Madre de Dios hizo estos pedidos en vista de la situación religiosa en que se encontraba el mundo en la época de las apariciones, es decir, en 1917.
Nuestra Señora señaló dicha situación como altamente calamitosa. La impiedad y la impureza habían dominado la tierra a tal punto que para castigar a los hombres había estallado una verdadera hecatombe, que fue la Primera Guerra Mundial. Esa conflagración terminaría en breve y los pecadores tendrían tiempo para corregirse, atendiendo el pedido de Fátima.
Si ese pedido fuese oído, la humanidad conocería la paz. En caso de que no fuese oído, vendría otra guerra aun más terrible.
Y, en caso de que el mundo continuase sordo a la voz de su Reina, una suprema hecatombe de raíz ideológica y de proporción universal, implicando una grave persecución religiosa, afligiría a todos los hombres, trayendo grandes sufrimientos para el Romano Pontífice: Rusia esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y personas contra la Iglesia. El Santo Padre tendrá mucho que sufrir.

DESPUÉS DE UNA SUPREMA HECATOMBE VENDRÁ EL REINO
Quebrada así, a lo largo de toda una cadena de calamidades, la dura cerviz de la humanidad contemporánea, habrá una gran conversión de almas. Esa conversión será específicamente una victoria del Corazón Purísimo de la Madre de Dios: «Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará… ». Será el reinado de María sobre los hombres.
Con la intención de incitar más eficazmente a la humanidad a acoger ese mensaje, Nuestra Señora hizo ver a sus tres confidentes las almas condenadas al infierno; cuadro trágico descrito por ellos de modo admirable, y apropiado para reconducir a la virtud a los pecadores endurecidos. Esa visión lúgubre muestra bien como se equivocan profundamente quienes afirman que es inadecuada para los hombres de este siglo la meditación sobre los tormentos eternos.

PRUEBAS DE LA AUTENTICIDAD DEL MENSAJE DE FÁTIMA
Con el fin de probar la realidad de las apariciones, y por lo tanto la autenticidad del mensaje, la Virgen dispuso tres tipos de acontecimientos:
La afluencia de una gran número de espectadores en el momento en que Ella hablaba a los videntes. Aunque sólo ellos fuesen los destinatarios inmediatos del mensaje, los circunstantes, haciendo uso de la penetración psicológica común, podían cerciorarse de que los tres niños no mentían ni eran objeto de una ilusión al afirmar que estaban en contacto con Nuestra Señora, sino que realmente oían y hablaban con un ser invisible para los demás.
El prodigio de las transformaciones cromáticas y de los movimientos del sol. Ese prodigio se hizo ver en una zona mucho mayor que el lugar de las apariciones, a punto de no poder ser explicado por un fenómeno de sugestión colectiva (sumamente difícil de ocurrir, dicho sea de paso, con las 50 a 70 mil personas que se hallaban en Cova da Iría)
Se confirmó la profecía de que poco después de las apariciones de Fátima la Primera Guerra Mundial acabaría; como se confirmó también la profecía de que, no enmendándose la humanidad, otra guerra mundial estallaría. La luz extraordinaria que iluminó los cielos de Europa antes de la segunda conflagración fue un hecho observado en varios países y universalmente conocido. La Señora había prevenido a los videntes de que esa sería la señal del castigo inminente. Y el castigo vino enseguida.
La previsión del castigo supremo, que es la difusión del comunismo, comenzó a realizarse poco después de las apariciones. Es importante notar que la Santísima Virgen anunció que Rusia esparciría sus errores por el mundo. Pero cuando esa profecía fue hecha -13 de julio de 1917-, la expresión era más o menos ininteligible.
En efecto, el zarismo apenas acababa de caer, siendo substituido por el régimen burgués de Kerensky, y no se podía saber cuáles serían esos errores rusos, pues es evidente que no se trataba de la difusión de la religión greco-cismática, momificada y privada de toda fuerza de expansión. De este modo, la ascensión de los marxistas al poder en la infeliz Rusia, en el mes de noviembre de 1917, fue, sin duda alguna, el elocuente comienzo de la confirmación de la profecía.
Enseguida, el Partido Comunista ruso inició la propagación mundial de sus errores, lo que acentuó todavía más la coincidencia entre lo que la Virgen había anunciado y el curso de los acontecimientos.
Después de la Segunda Guerra Mundial, la expansión comunista se acentuó mucho más aún, porque numerosas naciones, subyugadas mediante el fraude y la fuerza, cayeron bajo el dominio soviético. Rusia se convirtió así en un peligro mundial.

APARICIONES APROBADAS POR LA IGLESIA
La Iglesia Católica ha aprobado oficialmente las apariciones de Fátima ya desde 1930. Cinco Papas han reconocido públicamente su aprobación y creencia, y varios han visitado Fátima en peregrinación solemne.
Juan Pablo II atribuyó públicamente a Nuestra Señora de Fátima el haberle salvado del atentado sufrido el 13 de mayo 1981. Al año siguiente, estando él en Fátima, declaró: “el Mensaje de Fátima es más relevante y más urgente hoy, que cuando Nuestra Señora se apareció por primera vez.”
La creencia en las apariciones y en el Mensaje de Fátima es hoy en día sinónimo de una adhesión ortodoxa a las doctrinas, ritos, prácticas y enseñanzas tradicionales de la Iglesia Católica Romana.
Aunque muy severo en sus advertencias y avisos de los terribles castigos que pudieran venir a la humanidad, por sus pecados y la desobediencia de los hombres, el de Fátima es un mensaje de afirmación de la vida, de fomento de la fe, de paz y de esperanza para todos los Católicos; y todos aquéllos otros de buena voluntad.

EL SANTUARIO DE COVA DA IRÍA
El Santuario de Fátima, localizado en la Cova da Iria, freguesía de Fátima (Portugal) es uno de los más importantes santuarios marianos del mundo. El santuario está situado a 25 km de Leiria y a 120 km de Lisboa.
El Santuario está compuesto principalmente por la Capilla de las Apariciones, Recinto de Oración, Basílica de Nuestra Señora del Rosario, Casa de Retiro de Nuestra Señora del Carmen y Rectorado, Casa de Retiro de Nuestra Señora de los Dolores y Albergue para enfermos, Plaza Pío XII, Centro Pastoral Pablo VI y la nueva iglesia de la Santísima Trinidad.
La Azinheira Grande era la encina más grande de la Cova da Iria en 1917 y, por eso, también es parte de la historia de las apariciones. Junto a ella, esperaban los pastorcitos a que apareciera la Virgen.
La Cruz Alta tiene 27 m de altura.
Un módulo de hormigón del muro de Berlín recuerda la intervención de Dios, prometida en Fátima, en la caída del comunismo.
El Presépio es una escena del nacimiento de Jesús, cuyo autor es el escultor José Aurélio y está situado junto al Rectorado.
La Basílica de Nuestra Señora del Rosario, comenzó a ser construida en 1928, en estilo neo-barroco consagrándose el 7 de octubre de 1953. La torre tiene 65 m de altura, estando rematada por una corona de bronce de 7000 kg, encimada por una cruz, iluminada durante la noche.
El día 13 de mayo de 1958, fue inaugurada una gran estatua del Inmaculado Corazón de María. En junio de 1959 fue colocada en el nicho de la fachada de la Basílica.
Las tumbas de los hermanos Francisco y Jacinta Marto, se encuetran respectivamente en el extremo derecho e izquierdo del transunto.
La Capilla de las Apariciones es el verdadero corazón del Santuario. Fue el primer edificio construido en Cova de Iria, y precisamente en el lugar de las apariciones de Nuestra Señora. El local está marcado par la columna de mármol sobre la cual está colocada la Imagen de la Virgen. Convergen por aquí los más de cuatro millones de peregrinos que visitan anualmente este Santuario.
La construcción de la capilla fue como respuesta a la petición de Nuestra Señora: “Quiero que hagan aquí una capilla en mi honor”. Fue construida en el local de las apariciones en 1919, del 28 de abril al 15 de junio. La primera Misa allí fue celebrada el día 13 de octubre de 1921. Siendo dinamitada el 6 de marzo de 1922, fue reconstruida en ese mismo año.

Festividad 13 de febrero.


J. J. V. M.
“Virgen de Fátima, incrementa la devoción del inmaculado corazón“.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor J Julio Villarreal M » Dom Feb 19, 2012 7:35 pm

“Virgen de Fátima”, Portugal


Imagen

“Virgen de Fátima”

Fátima señala el inicio de una intervención más cercana de María en estos tiempos, y la cercanía del retorno de Jesús en Gloria.

La Virgen María realiza revelaciones sobre castigos divinos que caerán sobre la humanidad si ésta no se arrepiente y convierte, y anuncia el triunfo final del Inmaculado Corazón de María. El 13 de octubre de 1917, en su última aparición, setenta mil testigos presencian un hecho conocido a partir de allí como “el milagro del sol”…

No puede entenderse Fátima si no se la interpreta como la materialización de lo anunciado en el libro del Apocalipsis, capítulo 12, escrito por San Juan Evangelista, allí se anuncia que “en ese tiempo una gran señal aparecerá en el cielo: Una Mujer, vestida del sol, con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas sobre Su cabeza. Está por dar a luz.”


FATIMA Y COVA DE IRIA
En 1917, en el momento de las apariciones, Fátima era una ciudad desconocida de 2.500 habitantes, situada a 800 metros de altura y a 130 kilómetros al norte de Lisboa, casi en el centro de Portugal. Hoy Fátima es famosa en todo el mundo y su santuario lo visitan innumerables devotos.
Cova de Iria era un paraje despoblado cuando se apareció la Virgen a los tres niños. Cova de Iria se sitúa a unos tres kilómetros de Fátima y de Aljustrel. Ya durante los seis meses que duraron las apariciones Cova de Iria se convirtió en la meta de muchas peregrinaciones y comenzaron a fluir multitudes. Ahí se erigió la capilla de las apariciones, se dispuso una explanada y se construyó una basílica. Alrededor de estas edificaciones ha surgido una población amplia, se han instalado varias comunidades de religiosos y se han levantado hoteles y tiendas. Actualmente es una ciudad cosmopolita y se escuchan todos los idiomas por sus calles.
Allí, la Virgen se manifestó a niños de corta edad: Lucía, de diez años; Francisco, su primo, de nueve años, un jovencito tranquilo y reflexivo, y Jacinta, hermana menor de Francisco, muy vivaz y afectuosa. Tres niños campesinos muy normales, que no sabían ni leer ni escribir, acostumbrados a llevar a pastar a las ovejas todos los días. Niños buenos, equilibrados, serenos, valientes, con familias atentas. Los tres habían recibido en casa una primera instrucción religiosa, pero sólo Lucía había hecho ya la primera comunión.
Los tres pastorcitos, después de haber sido preparados por el ángel de Portugal, reciben la visita de la Madre del Cielo, María Santísima, quien se da a conocer como la Virgen del Rosario y les muestra su Inmaculado Corazón.

PORTUGAL Y EL MUNDO EN 1917
En 1917, Portugal estaba al borde del totalitarismo después de la revolución de 1910. La revolución había decretado una aguda separación de la Iglesia y el estado, la propiedad de la iglesia había sido confiscada, y se había ordenado la disolución de las congregaciones religiosas. Las clases pensantes y gobernantes eran antireligiosas y decisivamente anticlericales.
La teoría gobernante estaba basada en que las creencias religiosas tradicionales eran puramente supersticiones y así lo indicaban en los semanarios y diarios que ellos imprimían. Aún las áreas rurales normalmente inmunes a las novedades intelectuales de los centros cosmopolitas, fueron afectadas por el cierre de las iglesias y una cautelosa advertencia contra cualquier expresión externa de creencias religiosas. A pesar de esto, una sólida fe religiosa tomó raíz en los sencillos campesinos de las partes rurales del país.
1917 también es un momento muy especial para la humanidad. Gran parte del mundo civilizado sufre la primera guerra mundial, mientras el comunismo realiza su primer gran conquista práctica: alcanza el poder en Rusia a partir del éxito de la revolución bolchevique. Si se analiza una vez más Apocalipsis 12, allí también veremos el anuncio de otra señal en la tierra: la llegada de un “gran dragón rojo, que tratará de devorar a su Hijo en cuanto la Mujer diera a luz”.
En varias apariciones María ha aclarado que el dragón rojo es una representación Bíblica del comunismo ateo, que arrastra a millones de almas a la negación de Dios, e intenta poner a la humanidad de espaldas a Jesús, en los momentos previos a su retorno en Gloria.
El año 1917 marca entonces un año muy especial por el doble acontecimiento: la venida de la Mujer vestida del Sol, en Fátima, y la llegada del dragón rojo al mundo, con el comunismo tomando el control de una de las mayores naciones de la tierra.

CRONOLOGÍA RESUMIDA DE FÁTIMA
13 de mayo de 1917 – Primera aparición de las 6 apariciones de la Virgen a los tres pastorcitos en Fátima.
13 de octubre de 1917 – Ultima aparición de la Virgen a los tres pastorcitos y milagro del sol.
28 de abril de 1919 – Se inicia la construcción de la Capillita de las Apariciones.
13 de octubre de 1921 – Se permite por primera vez celebrar la Santa Misa.
13 de octubre de 1930 – El obispo de Leira declara dignas de fe las apariciones y autoriza el culto de Nuestra Señora de Fátima.
13 de mayo de 1931 – Primera consagración de Portugal al Inmaculado Corazón de María, hecha por el Episcopado Portugués, siguiendo el mensaje de Fátima.
31 de octubre de 1942 – Pío XII, hablando en portugués por la radio, consagra el mundo al Inmaculado Corazón de María, haciendo mención velada de Rusia, según pedido por Nuestra Señora.
13 de mayo de 1967 – El Santo Padre Pablo VI viaja a Fátima en el cincuentenario de la primera aparición para pedir la paz del mundo y la unidad de la Iglesia.
13 de mayo de 1982 – El Santo Padre Juan Pablo II viaja a Fátima como peregrino para agradecer el haber salido bien del brutal atentado sufrido exactamente un año antes en la plaza de San Pedro y de rodillas consagra la Iglesia, los hombres y los pueblos, al Inmaculado Corazón de María, haciendo veladamente mención de Rusia.
25 de marzo de 1984 – En la Plaza de San Pedro, delante de la Imagen de la Virgen, Juan Pablo II consagra una vez más el mundo al Inmaculado Corazón de María, en unión con todos los obispos del mundo que previamente habían sido notificados para que se uniesen con Su Santidad en esta consagración. Mas tarde Lucía confirma que esta consagración satisface la petición hecha por la Virgen.
13 de mayo de 2000 – El Santo Padre Juan Pablo II, en su tercera visita a Fátima y ante mas de 1 millón de peregrinos, beatifica a Francisco y Jacinta y se revela la tercera parte del “secreto de Fátima”. Un momento histórico de gran trascendencia. El Papa confirma una vez mas la importancia de los mensajes y de la santidad heroica de los niños videntes. Los presenta como importantísimo ejemplo oración, amor y penitencia. Reconoce la trascendencia los mensajes que la Virgen les comunicó.

RESUMEN DE MENSAJES DE LA VIRGEN DE FÁTIMA
Las frases siguientes son los conceptos centrales de cada aparición.
“Orad, orad mucho y haced sacrificios por los pecadores. Son muchas almas que van al infierno porque no hay quien se sacrifique y ruegue por ellas” (19 de agosto de 1917)
“Es necesario que se enmienden, que pidan perdón de sus pecados… ¡No ofendan más a Nuestro Señor, que está ya muy ofendido!” (13 de octubre de 1917)
“Para salvar a los pecadores, el Señor quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón” (13 de julio de 1917)
“A quien abrazare la devoción a mi Inmaculado Corazón, prometo la salvación” (13 de junio de 1917)
“Vendré a pedir la consagración del mundo a mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora en los primeros sábados de mes” (13 de junio de 1917)

LAS CLAVES PARA COMPRENDER FATIMA
A lo largo de las seis apariciones, nuestra Amadísima Madre Celestial fue entregando una serie de mensajes que cambian el curso de nuestro entendimiento sobre el mundo en que vivimos. Ante todo hubo varias advertencias al creciente apego al pecado y a la negación de Dios en el mundo moderno.
María advierte sobre la necesidad de orar el Santo Rosario, pedir perdón por los pecados del mundo y orar por la Paz. Nuestra Madre anuncia el fin inminente de la primera guerra mundial, pero advierte que en caso de no convertirse, el mundo enfrentaría pronto una guerra peor aún (fue la Segunda Guerra Mundial, que se inició en 1939).
María les muestra el infierno a los tres niños, que ante el horror miraron a la Virgen con sus rostros demudados. Nuestra Madre Celestial les dijo que para evitar que mucha gente pierda su alma y fuera allí, Dios quería instaurar la devoción al Corazón Inmaculado de María, ya que a través de la misma se podrán salvar a muchas almas (primera parte del mensaje).
También advierte sobre el peligro del comunismo ateo, y pide la Consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María, como freno a la difusión del error por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia.
María anuncia mucho sufrimiento al Papa y a la Iglesia. Finalmente, la Virgen realiza una advertencia: si los hombres no se convierten y arrepienten, ya no podrá detenerse el castigo de Dios a tanta ofensa y traición a su amor. Un gran castigo se abatirá sobre la humanidad, varias naciones serán aniquiladas, habrá guerra, hambre y persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre (segunda parte del mensaje).

LA MEDIACIÓN UNIVERSAL DE MARÍA SANTÍSIMA
Para entender el conjunto de visiones y comunicaciones con que Lucía, Francisco y Jacinta fueron favorecidos, hay que tener en cuenta, ante todo, la doctrina católica sobre la comunión de los santos. Las oraciones y méritos de una persona pueden beneficiar a otra. De este modo, es lógico que las oraciones, los sacrificios y el holocausto de la propia vida ofrecidos por los tres niños, máxime después de beneficiados espiritualmente por las apariciones de la Reina de todos los Santos, pueden aprovechar a un gran número de almas e incluso a naciones enteras.
Nuestra Señora vino, pues, a solicitar oraciones y sacrificios a los tres. A Jacinta y Francisco les pidió también el holocausto de la vida, ofreciéndose como víctimas expiatorias por los pecados de los hombres. A Lucía le pidió que se quedara en este mundo para el cumplimiento de una misión de difusión.

NUESTRA SEÑORA NO HABLÓ SOLO PARA PORTUGAL, SINO PARA EL MUNDO ENTERO
Otra noción para la comprensión de los acontecimientos de Fátima es la de la mediación universal de María Santísima. Ella actúa como Medianera suprema y necesaria -por libre voluntad de Dios- entre el Redentor ofendido y la humanidad pecadora.
Por otro lado, es Medianera siempre oída y, como tal, ejerce una verdadera dirección sobre los acontecimientos. Es Medianera regia, que será glorificada con la victoria de su Corazón maternal, que será la más alta expresión de la victoria del propio Dios.
Hablando a los pequeños pastores, nuestra Señora quiso hablar al mundo entero, exhortando a todos los hombres a la oración, a la penitencia y a la enmienda de vida. De modo especial habló al Papa y a la Sagrada Jerarquía, pidiéndoles la consagración de Rusia a su Corazón Purísimo.

LA SITUACIÓN ALTAMENTE CALAMITOSA DEL MUNDO EN NUESTROS DÍAS
La Madre de Dios hizo estos pedidos en vista de la situación religiosa en que se encontraba el mundo en la época de las apariciones, es decir, en 1917.
Nuestra Señora señaló dicha situación como altamente calamitosa. La impiedad y la impureza habían dominado la tierra a tal punto que para castigar a los hombres había estallado una verdadera hecatombe, que fue la Primera Guerra Mundial. Esa conflagración terminaría en breve y los pecadores tendrían tiempo para corregirse, atendiendo el pedido de Fátima.
Si ese pedido fuese oído, la humanidad conocería la paz. En caso de que no fuese oído, vendría otra guerra aun más terrible.
Y, en caso de que el mundo continuase sordo a la voz de su Reina, una suprema hecatombe de raíz ideológica y de proporción universal, implicando una grave persecución religiosa, afligiría a todos los hombres, trayendo grandes sufrimientos para el Romano Pontífice: Rusia esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y personas contra la Iglesia. El Santo Padre tendrá mucho que sufrir.

DESPUÉS DE UNA SUPREMA HECATOMBE VENDRÁ EL REINO
Quebrada así, a lo largo de toda una cadena de calamidades, la dura cerviz de la humanidad contemporánea, habrá una gran conversión de almas. Esa conversión será específicamente una victoria del Corazón Purísimo de la Madre de Dios: «Por fin mi Inmaculado Corazón triunfará… ». Será el reinado de María sobre los hombres.
Con la intención de incitar más eficazmente a la humanidad a acoger ese mensaje, Nuestra Señora hizo ver a sus tres confidentes las almas condenadas al infierno; cuadro trágico descrito por ellos de modo admirable, y apropiado para reconducir a la virtud a los pecadores endurecidos. Esa visión lúgubre muestra bien como se equivocan profundamente quienes afirman que es inadecuada para los hombres de este siglo la meditación sobre los tormentos eternos.

PRUEBAS DE LA AUTENTICIDAD DEL MENSAJE DE FÁTIMA
Con el fin de probar la realidad de las apariciones, y por lo tanto la autenticidad del mensaje, la Virgen dispuso tres tipos de acontecimientos:
La afluencia de una gran número de espectadores en el momento en que Ella hablaba a los videntes. Aunque sólo ellos fuesen los destinatarios inmediatos del mensaje, los circunstantes, haciendo uso de la penetración psicológica común, podían cerciorarse de que los tres niños no mentían ni eran objeto de una ilusión al afirmar que estaban en contacto con Nuestra Señora, sino que realmente oían y hablaban con un ser invisible para los demás.
El prodigio de las transformaciones cromáticas y de los movimientos del sol. Ese prodigio se hizo ver en una zona mucho mayor que el lugar de las apariciones, a punto de no poder ser explicado por un fenómeno de sugestión colectiva (sumamente difícil de ocurrir, dicho sea de paso, con las 50 a 70 mil personas que se hallaban en Cova da Iría)
Se confirmó la profecía de que poco después de las apariciones de Fátima la Primera Guerra Mundial acabaría; como se confirmó también la profecía de que, no enmendándose la humanidad, otra guerra mundial estallaría. La luz extraordinaria que iluminó los cielos de Europa antes de la segunda conflagración fue un hecho observado en varios países y universalmente conocido. La Señora había prevenido a los videntes de que esa sería la señal del castigo inminente. Y el castigo vino enseguida.
La previsión del castigo supremo, que es la difusión del comunismo, comenzó a realizarse poco después de las apariciones. Es importante notar que la Santísima Virgen anunció que Rusia esparciría sus errores por el mundo. Pero cuando esa profecía fue hecha -13 de julio de 1917-, la expresión era más o menos ininteligible.
En efecto, el zarismo apenas acababa de caer, siendo substituido por el régimen burgués de Kerensky, y no se podía saber cuáles serían esos errores rusos, pues es evidente que no se trataba de la difusión de la religión greco-cismática, momificada y privada de toda fuerza de expansión. De este modo, la ascensión de los marxistas al poder en la infeliz Rusia, en el mes de noviembre de 1917, fue, sin duda alguna, el elocuente comienzo de la confirmación de la profecía.
Enseguida, el Partido Comunista ruso inició la propagación mundial de sus errores, lo que acentuó todavía más la coincidencia entre lo que la Virgen había anunciado y el curso de los acontecimientos.
Después de la Segunda Guerra Mundial, la expansión comunista se acentuó mucho más aún, porque numerosas naciones, subyugadas mediante el fraude y la fuerza, cayeron bajo el dominio soviético. Rusia se convirtió así en un peligro mundial.

APARICIONES APROBADAS POR LA IGLESIA
La Iglesia Católica ha aprobado oficialmente las apariciones de Fátima ya desde 1930. Cinco Papas han reconocido públicamente su aprobación y creencia, y varios han visitado Fátima en peregrinación solemne.
Juan Pablo II atribuyó públicamente a Nuestra Señora de Fátima el haberle salvado del atentado sufrido el 13 de mayo 1981. Al año siguiente, estando él en Fátima, declaró: “el Mensaje de Fátima es más relevante y más urgente hoy, que cuando Nuestra Señora se apareció por primera vez.”
La creencia en las apariciones y en el Mensaje de Fátima es hoy en día sinónimo de una adhesión ortodoxa a las doctrinas, ritos, prácticas y enseñanzas tradicionales de la Iglesia Católica Romana.
Aunque muy severo en sus advertencias y avisos de los terribles castigos que pudieran venir a la humanidad, por sus pecados y la desobediencia de los hombres, el de Fátima es un mensaje de afirmación de la vida, de fomento de la fe, de paz y de esperanza para todos los Católicos; y todos aquéllos otros de buena voluntad.

EL SANTUARIO DE COVA DA IRÍA
El Santuario de Fátima, localizado en la Cova da Iria, freguesía de Fátima (Portugal) es uno de los más importantes santuarios marianos del mundo. El santuario está situado a 25 km de Leiria y a 120 km de Lisboa.
El Santuario está compuesto principalmente por la Capilla de las Apariciones, Recinto de Oración, Basílica de Nuestra Señora del Rosario, Casa de Retiro de Nuestra Señora del Carmen y Rectorado, Casa de Retiro de Nuestra Señora de los Dolores y Albergue para enfermos, Plaza Pío XII, Centro Pastoral Pablo VI y la nueva iglesia de la Santísima Trinidad.
La Azinheira Grande era la encina más grande de la Cova da Iria en 1917 y, por eso, también es parte de la historia de las apariciones. Junto a ella, esperaban los pastorcitos a que apareciera la Virgen.
La Cruz Alta tiene 27 m de altura.
Un módulo de hormigón del muro de Berlín recuerda la intervención de Dios, prometida en Fátima, en la caída del comunismo.
El Presépio es una escena del nacimiento de Jesús, cuyo autor es el escultor José Aurélio y está situado junto al Rectorado.
La Basílica de Nuestra Señora del Rosario, comenzó a ser construida en 1928, en estilo neo-barroco consagrándose el 7 de octubre de 1953. La torre tiene 65 m de altura, estando rematada por una corona de bronce de 7000 kg, encimada por una cruz, iluminada durante la noche.
El día 13 de mayo de 1958, fue inaugurada una gran estatua del Inmaculado Corazón de María. En junio de 1959 fue colocada en el nicho de la fachada de la Basílica.
Las tumbas de los hermanos Francisco y Jacinta Marto, se encuetran respectivamente en el extremo derecho e izquierdo del transunto.
La Capilla de las Apariciones es el verdadero corazón del Santuario. Fue el primer edificio construido en Cova de Iria, y precisamente en el lugar de las apariciones de Nuestra Señora. El local está marcado par la columna de mármol sobre la cual está colocada la Imagen de la Virgen. Convergen por aquí los más de cuatro millones de peregrinos que visitan anualmente este Santuario.
La construcción de la capilla fue como respuesta a la petición de Nuestra Señora: “Quiero que hagan aquí una capilla en mi honor”. Fue construida en el local de las apariciones en 1919, del 28 de abril al 15 de junio. La primera Misa allí fue celebrada el día 13 de octubre de 1921. Siendo dinamitada el 6 de marzo de 1922, fue reconstruida en ese mismo año.

Festividad 13 de febrero.


J. J. V. M.
“Virgen de Fátima, incrementa la devoción del inmaculado corazón“.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor J Julio Villarreal M » Dom Feb 19, 2012 7:39 pm

“NUESTRA SEÑORA DE EUROPA”, GIBRALTAR.


Imagen


“NUESTRA SEÑORA DE EUROPA”

Debido a su situación geográfica, el peñón ha pasado por varios propietarios desde más de un milenio, la imagen ha sufrido siglos de exilio y su santuario varias veces destruido. En 1462 se le construye la primera capilla. Su fiesta se realiza el 5 de mayo coincidiendo con el día de Europa. En 1979 Juan Pablo II la coronó como patrona de Gibraltar...

Nuestra Señora de Europa y patrona de Gibraltar es una talla en madera de aproximadamente dos pies de alto. Es una maravillosa talla policromada que data d siglos XV y XVI. Su residencia está localizada al sur del Peñón, este lugar santo fue originariamente una mezquita y convertido en una capilla por los Españoles en 1462 para honrar a Nuestra Señora de Europa. La luz que se mantenía en la torre sobre la capilla fue el Faro de Gibraltar original. Aunque el lugar santo fuera saqueado una y otra vez por los piratas, su tesoro más valioso - la estatua de siglo XV de la Virgen y Niño - todavía se encuentra allí hasta el día de hoy.

LOS MUSULMANES
La Península Ibérica fue invadida y ocupada por los árabes que llegaron desde África. Las primeras agrupaciones árabes entraron en el año 710 para inspeccionar el terreno. Tarik Abu-Zara arribó a la parte más meridional de Europa, y esta zona fue llamada Tarifa en su honor. En abril del año 711, miles de hombres bajo el mando de Tarik ibn Zellad, se alzaron en las cercanías de La Roca y la renombraron Jebel-Tarik, montaña de Tarik. Entre los años 742 y 1300 ya habían construido lo que en la actualidad se conoce como Castillo Árabe. En el punto más meridional de La Roca, junto al mar, edificaron una mezquita, un lugar de culto y rezo islámico. Permanecieron en Gibraltar hasta 1309, año en el que los árabes fueron expulsados de Europa. Existen pruebas históricas que corroboran la creencia de que la mezquita fue construida antes de 1309. Se sabe que ya en aquella fecha, durante una breve ocupación española del lugar (1309-1333), la mezquita fue utilizada como templo cristiano. En 1333 Gibraltar fue ocupado de nuevo por los árabes, donde permanecieron hasta 1462, fecha en la que fueron expulsados.

LA PRIMERA CAPILLA
El 20 de agosto de 1462, en la festividad de San Bernardo de Claraval, los españoles reconquistaron el dominio de Gibraltar bajo el mando de Don Rodrigo Ponce de León, expulsando a los árabes definitivamente. Cuando encontraron esta pequeña mezquita, pronto la convirtieron en Lugar Santo Cristiano en honor de Nuestra Señora de Europa, con la intención de consagrar el continente entero desde un centro de culto y rezo del sur del continente europeo. Los españoles edificaron una gran capilla perpendicular a la pared este de la mezquita, convirtiéndose así en el Santuario de Nuestra Señora de Europa. Se instaló una estatua de la Virgen con el Niño en el lugar. Era bastante pequeña, sólo dos pies de altura, estaba tallada en madera policromada en color rojo, azul y dorado. Se encuentra sentada y porta al niño en sus brazos. Ambos están coronados, y la Virgen sostiene en su mano derecha un cetro con tres flores que simbolizan el Amor, la Verdad y la Justicia. En dos siglos, este Santuario adquirió fama y popularidad. Los barcos que surcaban el Estrecho rendían tributo a la Virgen, y los marineros a menudo le llevaban ofrendas. El lugar se acondicionó para que una luz de aceite iluminara constantemente la imagen y la torre. Allí se pueden leer concesiones y agradecimientos de las personas que invocaron su nombre. Gibraltar sufrió numerosas incursiones de piratas turcos durante estos años.

El incidente más conocido tuvo lugar el 10 de septiembre de 1540. El corsario turco Hali Hamat, uno de los capitanes de Barbarroja, dirigido por un renegado italiano llamado Caramanli, saqueó el Santuario, llevándose todos los objetos de valor que encontró en el mismo. Además, los piratas bajaron a la ciudad y apresaron a numerosas personas; también trataron de entrar en la Catedral, que fue defendida por el sacerdote Francisco Saavedra. Los piratas zarparon de Gibraltar con los tesoros, pero fueron interceptados por la flota española bajo el mando de Benardino Mendoza, que derrotó a los turcos cerca de Cartagena. Caramanli murió en esta batalla. Tras este incidente, un ermitaño que vivía en el Santuario, escribió al rey de España, Carlos V, pidiéndole que tomara alguna medida para proteger la ermita. Carlos V no atendió la solicitud, pero su hijo, Felipe II, construyó altos muros de protección alrededor de la ermita. Por ello, este Lugar Santo fue utilizado como refugio cuando había problemas en la ciudad. Portillo, historiador español del siglo XVII, evidenció en sus libros la belleza y riqueza que emanaba el Santuario, así como los muchos milagros que allí ocurrieron. El padre Jerónimo de la Concepción, que escribió un libro sobre Nuestra Señora de Europa, también menciona en el mismo los milagros que se le atribuyen.

En 1568, Giovanni Andrea Doria, hijo del famoso navegante genovés ofrendó una hermosa lámpara de plata al Santuario. Tras vencer en la batalla de Lepanto, don Juan de Austria, hermano de Felipe II, también hizo llegar dos lámparas de plata al lugar. La pequeña edificación figura en una pintura de don Luis Bravo, quien llegó a Gibraltar en 1627 para preparar un informe a las Cortes españolas sobre las fortificaciones y edificios existentes en la ciudad.

LA INVASIÓN INGLESA
El 4 de agosto de 1704, Gibraltar fue tomado por la flota británica al mando del Almirante Rooke. El Santuario fue despojado de todos los objetos de valor por parte de los marineros. La estatua de la Virgen y el Niño fue mutilada y arrojada bajo las rocas del mar, pero al estar tallada en madera, ésta flotó. Sus restos fueron hallados por un pescador que hizo entrega de los mismos a Juan Romero de Figueroa, el sacerdote responsable de la Catedral. Este sacerdote llevó los restos de la estatua a Algeciras para ponerlos a salvo. El Santuario dejó de ser un lugar para la oración. Durante el Gran Asedio de 1779-1783 fue dañado, y como consecuencia, la extensión española demolida. Los gibraltareños ansiaban el retorno de la estatua a su lugar de origen, por lo que se fabricó una réplica que fue decorada por el pueblo con toda clase de joyas preciosas. La estatua fue trasladada a la Catedral. En ella pueden apreciarse los diminutos agujeros alrededor del cuello de Nuestra Señora que albergaban las gemas preciosas. Se organizó formalmente un grupo de devotos de Nuestra Señora de Europa. Sus principales objetivos eran potenciar la adoración y devoción por la Virgen, la organización de peregrinaciones al lugar, y el cuidado de los pobres. Este grupo conseguía los fondos necesarios para costear los entierros cristianos a quien no disponía de patrimonio para pagárselos. En 1779, en el incendio de la Catedral durante el Gran Asedio, la estatua fue llevada por el padre Mesa a Windmill Hill Flats, lugar donde la gente acudió a refugiarse.

La imagen fue recibida con grandes signos de alegría. Se guardó en una pequeña capilla hasta que finalizó el Gran Asedio, momento en el que fue devuelta al altar principal de la Catedral, donde permaneció hasta 1932, momento en que fue trasladada a la sacristía. La imagen volvió a ver la luz cuarenta años más tarde, en 1973, cuando presidió el altar del hangar de las Fuerzas Aéreas Británicas, acto en que Monseñor Rapallo fue ordenado Obispo. Mientras tanto, la estatua original de Nuestra Señora de Europa, permaneció en Algeciras hasta mayo de 1864, cuando el Obispo Scandella, con la ayuda del Papa Pío IX, recibió el permiso para retornar la imagen a Gibraltar. El día que la devolvieron, el ejército presenció la procesión desde Waterport hasta el convento franciscano, frente a Government House (el Parlamento). Una copia de la estatua quedó en Algeciras. Durante el Primer Concilio Vaticano, el Obispo Scandella consiguió que el Papa se interesara por el Santuario de Nuestra Señora de Europa, quien se ofreció para ayudar a construir una capilla temporal que fue finalizada en mayo de 1866. Se alzó en lo que es ahora Mount Alvernia (la residencia de ancianos), en la carretera de St. Bernard. El Papa donó el mármol para la construcción del altar. El frontal del altar representaba los escudos de armas del Papa Pío IX y del Obispo Scandella conjuntamente con un monograma de Nuestra Señora de Europa.

NUESTRA SEÑORA DE EUROPA EN ALGECIRAS
La Capilla de Nuestra Señora de Europa de Algeciras conocida popularmente como Capillita de Europa está situada en la Plaza Alta, fue construida como hoy la conocemos en 1769 debido a que quedó muy afectada por el terremoto de 1755. En el lugar que ocupa existía anteriormente otra capilla consagrada en su origen a San Bernardo y construida en el cortijo de los Gálvez en 1690. En 1704, tras la toma de Gibraltar por los británicos, los gibraltareños huidos construyeron sus casas entorno a la capilla, en principio eran edificios provisionales pues se confiaba en que el Peñón se recuperaría pronto pero con el paso del tiempo pasó a ser el germen de la futura nueva ciudad, en la ermita se colocó la imagen de Nuestra Señora de Europa, venerada en Gibraltar, que se reconstruyó de la profanación de la Capilla de Europa gibraltareña tras el expolio de las tropas anglo-holandesas así pasó a llamarse de la Virgen de Europa, la imagen original se devolvió a Gibraltar en 1864 y la actual es copia de 1949.

EN EL SIGLO XX
Durante la guerra en 1939, la imagen fue llevada a la Catedral para salvaguardarla. Mientras tanto, el Santuario fue utilizado como almacén de aceite y cajas de embalar para el ejército. En 1910, E.R. Kenyon describió el Santuario en uno de sus libros sobre Gibraltar como “un feo y pequeño edificio que se alza entre los cuarteles del ejército”. La columna de castigo que se encuentra fuera de sus dependencias data de este periodo. Existen evidencias de que en 1928 fue utilizado como biblioteca para las guarniciones que se encontraban en Gibraltar. En 1939, durante la II Guerra Mundial, se convirtió de nuevo en almacén. Durante el Año Mariano en 1954, en la tarde del domingo, 15 de agosto, la imagen de Nuestra Señora fue trasladada en procesión alumbrada por antorchas de la Catedral a la iglesia de St. Joseph, la más cercana al Santuario. Hacia 1959, las autoridades militares no le daban ninguna utilidad al edificio, por lo que se decidió su demolición. Sin embargo, ésta no se realizó, y fue declarado monumento antiguo, con su consiguiente conservación. Desde entonces y en adelante, las autoridades eclesiásticas promovieron la devoción por Nuestra Señora de Europa, y lo prepararon todo para volver a instalar la estatua en el lugar. Las llaves del edificio, que se encontraba en bastante mal estado, fueron entregadas al Obispo Healy en una ceremonia privada el 17 de octubre de 1961. Los trabajos de restauración comenzaron en 1962. El 28 de septiembre de este mismo año, el Obispo Healy celebró la primera misa en el lugar tras 258 años. Fue en vísperas de su viaje a Roma para asistir al Segundo Concilio Vaticano. El primer bautizo tuvo lugar en noviembre de 1966, y la primera boda oficiada allí, en julio de 1976. El 7 de octubre de 1968 tuvo lugar el gran momento en el que el Obispo Healy hizo trasladar la imagen de Nuestra Señora de Europa al Santuario. Fue llevada en procesión pública desde la iglesia de St. Joseph. A lo largo del año 1973 se realizaron las obras de remodelación. Se amplió la capilla, el nuevo altar, y se realizó un nuevo pedestal para la imagen fabricado en mármol original donado por el Papa Pío IX. Cuando se estaba construyendo la entrada al pabellón, los trabajadores descubrieron que entre dos contrafuertes había existido otra entrada. Se trataba de la entrada original al Santuario, situada al pie de la torre. Durante los trabajos de restauración, la imagen fue trasladada a Mount Alvernia, donde permaneció hasta el 14 de febrero de 1974. Para alegría de los gibraltareños, en el preámbulo de la nueva Constitución, se declaraba que Gibraltar nunca sería entregado a España o a cualquier otra nación sin consentimiento del Parlamento, y ello fue hecho público durante la festividad de Nuestra Señora de Europa, el 30 de mayo de 1969. Durante este mismo año, Sr J. Imossi escribió y compuso un himno a Nuestra Señora de Europa. En 1979, el Papa Juan Pablo II concedió a Nuestra Señora de Europa oficialmente el título de Patrona de Gibraltar, a la vez que se trasladó su festividad al 5 de mayo, coincidiendo así con el día de Europa. El Santuario fue consagrado por el Obispo Rapallo el 5 de octubre de 1980. Para celebrarlo se emitió un sello conmemorativo

Festividad el 05 de mayo.


J. J. V. M.
“Que NUESTRA SEÑORA DE EUROPA, nos unifique e ilumine a nuestros gobernantes para crecer en su fe, y encuentren las formulas de resolver los problemas”.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor Christian Bernabe » Dom Feb 19, 2012 7:40 pm

ALCOBAÇA. MONASTERIO DE SANTA MARIA

Los ríos Alcoa y Baça y su confluencia determinaron el origen del nombre de esta ciudad. En ella se encuentra una Abadía cisterciense de las mas bellas del mundo.

El primer Rey de Portugal, Alfonso Enriquez prometió , en 1.147, fundar un monasterio abadía si conseguía tomar Santarem; la entregó, en 1.153 a los Cirtercienses. La Iglesia termino de construirse en 1.253.

Esta Abadía está ligada a una historia de amor. Doña Constanza de Castilla, casada con Don Pedro de Portugal, tenia en su corte una doma de honor: Doña Inés de Castro, de quien se enamoró Don Pedro. A la muerte de Doña Constanza, Doña Inés se reunió con Don Pedro en Coimbra pero fue asesinada el 7 de enero de 1.355. Esta muerte no la evito el Rey Alfonso IV pues tenia problemas con los Reyes de Castilla por cuanto había sucedido. Mas a la muerte de Alfonso IV, Don Pedro se alzó en armas perdiendo una batalla en Oporto. Dos años después, era coronado Rey y entonces realizó un ajuste de cuentas con todos los nobles, anunció que estaba casado con Doña Inés de Castro , de forma secreta, , ordenó exhumar el cadáver de Doña Inés, coronándola, y muerta y descompuesta como estaba, obligó a todos los nobles a besar su mano y tras ello organizó un cortejo a la Abadía de Alcobaça.

Esta historia de amor fue motivo de inspiración para la obra de Henry de Montherlant , La reina muerta, escrita en 1.942, si bien, el tema había sido abordado también por Camoens en Os Lusiadas y por Ferreira en su tragedia Castro .
Christian Bernabe
 
Mensajes: 35
Registrado: Lun Ene 02, 2012 7:25 am

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor Christian Bernabe » Dom Feb 19, 2012 7:47 pm

EL MILAGRO DE NUESTRA SEÑORA DE NAZARÉ PORTUGAL
El 22 de mayo de 1180 D. Fuas salió con algunos compañeros a una partida de caza, el venado que perseguía se tiró a un acantilado y su caballo iba a hacer lo mismo cuando imploró a María y ésta apareció y lo salvó.

Estos sucedió en la actual villa de Nazaré localizada en el distrito de Leiria, región Centro y subregión del Oeste, con cerca de 14 mil habitantes, y que según las crónicas sus orígenes se remontan como villa de pescadores en 1643 por lo que desarrolló esta actividad pesquera.


Nazaré se destasca por las diversas edificaciones religiosas, como el Santuario de Nuestra Señora de Nazaré, edificado en el siglo XIV por orden del Rey D. Fernando, teniendo como finalidad acoger al gran numero de peregrinos.

Villa típica de Portugal. Nazaré tiene, así como el país a la cual pertenece, el rostro vuelto hacia el mar, recibiendo de frente el viento fresco y desafiante del bravo océano. Es muy conocida la historia del pueblo luso, y se sabe que él no acostumbra retroceder delante de este tipo de desafíos.


EL HÉROE DON FUAS ROUPINHO

En el distante siglo XII, Portugal ya era nación soberana, sin embargo, escaramuzas y combates terrestres eran frecuentes. Además, los navíos moros aún eran señores de la costa, y esto constituía un gran peligro para todos. El rey Don Alfonso Enríquez, preocupado en alejar esa amenaza que pesaba sobre sus súbditos, llamó a un vasallo de confianza, el alcalde mayor de Porto de Mos, y lo hizo comandante de las pocas naves de guerra que entonces tenía Portugal.

Para muchos, pareció una temeridad que la flotilla cristiana enfrentase a los experimentados marineros y corsarios árabes. Sin embargo, la Providencia cuidó a los lusos, y la escuadra mora sufrió clamorosa derrota a lo largo del Cabo Espichel. Era la primera victoria de la marina portuguesa y su comandante Don Fuas Roupinho pasó a la historia. Sin embargo, su nombre sería recordado por las generaciones posteriores, no tanto por el combate marítimo, sino por haber sido objeto de un favor celeste, un verdadero milagro operado en nombre de María Santísima.


MARÍA SALVA A DON FUAS

Tiempo después de la batalla naval, Don Fuas se encontraba en la región de Nazaré, área costera distante poco más de 100 kilómetros de Lisboa, repleta de altos despeñaderos, de donde se visualiza un fabuloso mar azul. Era una mañana de septiembre de 1182, y estando la región en paz, el impetuoso caballero se dedicaba a una de sus actividades predilectas: la caza. Una pesada neblina cubría los campos y el litoral, y cuando el cazador ya estaba presto a desistir de la empresa debido a la falta de visibilidad, vio el bulto de un gran ciervo corriendo en la bruma e inmediatamente salió a alcanzarlo.

La neblina hacía muy difícil la persecución, rocas y árboles surgían, por así decir, de la nada, iban por terrenos desconocidos, pero el tenaz Don Fuas no desistía.

Súbitamente, el ciervo dio un gran salto, y el caballo, que lo iba siguiendo, se disponía a hacer igual movimiento.

En ese momento el caballero se percato, con espanto, que el ciervo se lanzaba de uno de los peñascos costeros, entrando en el abismo para perecer en el choque con las rocas marinas, y su caballo iba hacer lo mismo… ¡Demasiado tarde para retroceder! En pocos segundos, el propio perseguidor tendría el mismo trágico destino. No había escapatoria.

Sintiéndose perdido, de su afligido pecho brotó un clamor de súplica a la única que podría socorrerlo en tal situación: “¡Señora Salvadme!”

Entonces apareció milagrosamente en el aire, bondadosa y sonriente la Virgen María, con su Divino Hijo en los brazos. A un ligero gesto suyo, las patas traseras del caballo se pegaron a la piedra, salvando la vida del caballo y de su jinete. Del mismo modo, tan inesperado como apareció, desapareció.

De rodillas en el suelo y lleno de emoción, Don Fuas Roupinho prometió construir en ese lugar una capilla en honra a quien milagrosamente lo salvó: Nuestra Señora de Nazaré. Y así lo hizo. El milagro marcó tan profundamente las almas que incluso el poeta Camões, en su inmortal obra “Las Lusiadas”, hace referencia a él.


RECUERDO INDELEBLE DE LA BONDAD DE MARÍA

El Pequeño oratorio quedó conocido con el nombre de Capilla de la Memoria, y esta devoción se propagó rápidamente.

Casi doscientos años después, en 1377, el rey Don Fernando la hizo ampliar y elevar a la condición de Matriz. La intercesión de Nuestra Señora de Nazaré, tan apropiada a los hombres en situación de peligro y de imprevistos, se tornó apreciada sobre todo por los grandes navegantes que de Portugal se lanzaban a la conquista de los océanos. Hombres como Vasco da Gama, al partir en su primer viaje a la India, y Pedro Álvarez Cabral, en la expedición que descubriría el Brasil, no se atrevieron a lanzarse en el mar sin antes ir en peregrinación a Nuestra Señora de Nazaré.

En fin, no deja de tener interés lo que refieren algunos antiguos comentaristas. En el entender de ellos, el ciervo que atrajo a Don Fuas Roupinho, habría sido un demonio bajo la forma de animal. La interpretación tiene sentido.

Con su operación naval, que expulsó a los corsarios de aquellas costas, el valiente caballero trajo paz para todos. Y el espíritu maligno, enemigo de la paz, intentó vengarse de él, precipitándolo en el terrible despeñadero. De eso lo libró su devoción a la Madre de Dios.

Hasta los días de hoy la tradición señala una de las rocas de los Montes Pederneiras, la cual proyecta sobre el abismo las marcas atribuidas a la herradura del caballo de don Fuas. Sin embargo, más que marcar una piedra, el milagro deja grabado en los corazones cristianos, de modo indeleble, cuán valiosa y eficaz es la devoción a tan bondadosa Madre y Señora, María Santísima.
Christian Bernabe
 
Mensajes: 35
Registrado: Lun Ene 02, 2012 7:25 am

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor J Julio Villarreal M » Dom Feb 19, 2012 7:52 pm

“Nuestra Señora de Cárquere”, Portugal

Su tutor Egas Moniz recibió la visita de la Virgen quien le informó donde estaba escondida de los moros una imagen suya, le pidió que levantara un templo en su honor y que llevara a curar al niño sentándolo en el altar en una vigilia nocturna.
Todo esto se cumplió como le dijo la Virgen.
Cárquere es una antiquísima parroquia situada en la región de Viseu, mas o menos a 10 kilómetros de Resende.
En el local donde hoy se yergue la iglesia hubo anteriormente un templo dedicado a una divinidad romana, una mezquita, una ermita y un convento.
Se cuenta que en el tiempo de la invasión árabe, cuando el Rey Rodrigo perdió España en manos de los Moros, ya se veneraba a Nuestra Señora en una pequeña ermita que existía en el local.
Una vez que los moros entraron a la zona, los cristianos trataron de esconder los objetos sagrados para que no fueran profanados.
Así en un viejísimo roble hueco (según una tradición) o en un agujero en la tierra (según otra tradición) escondieron la imagen venerada de Nuestra Señora de Cárquere, en una caja con reliquias.
EL HALLAZGO DE LA IMAGEN Y EL REY
Pasó el tiempo y los objetos fueron olvidados. Muchos años después nació Alfonso Henrique, que abría de ser el primer rey de Portugal. Con gran disgusto para D. Henrique y D. Teresa porque el niño nació sin poder mover las piernas, de la rodilla para abajo.
Como era usual en esa época, las criaturas de alta posición social eran entregadas a tutores que los educaban y muchas veces los acompañaban toda la vida. Alfonso Henrique tuvo como tutor a Egas Moniz, caballero de una de las más antiguas e importantes familias del Condado Portucalense.
Según la tradición, Alfonso Henrique era un niño muy pequeño y Egas Monis tuvo un sueño. En ese sueño se le apareció Nuestra Señora y le pidió que se dirigiera a Cárquere y cavara en un determinado lugar. Allí encontraría los restos de una ermita que fuera dedicada a una imagen suya. Debería mandar a construir en el mismo lugar, una nueva iglesia y colocar sobre el altar al niño enfermo, pasando la noche en vigilia.
Egas Moniz ejecutó la orden de Nuestra Señora tal como le fue pedida en su sueño. Así que encontró la imagen, contó todo al conde D. Henrique y construyó la iglesia.
Tenía 5 años Alfonso Henrique cuando la construcción fue terminada. Egas Moniz partió entonces para Cárquere con el niño acompañado por la reina D. Teresa, y lo puso sobre el altar como le mandó Nuestra Señora.
Al entrar en la capilla, natural o misteriosamente toda la comitiva se adormeció; solo el niño se mantuvo despierto. A cierta altura el se dio cuenta que una de las velas del altar se inclinaba peligrosamente. Por fin se cayo y comenzó a incendiar todo. Fue entonces que el niño trepó hasta el altar y apagó el fuego. Después, saltando de placer despertó a su madre y a toda la comitiva y luego rindieron gracias a Nuestra Señora por el milagro concedido.
También cuenta la leyenda que un día, no se sabe si antes o después de este milagro, Alfonso fue rodeado por el fuego, sin asustarse el niño contempló el fuego y éste se extinguió solo.
El conde D. Henrique, agradecido a Nuestra Señora de Cárquere por haberle devuelto la salud y la perfección a su primogénito, mando acrecentar la iglesia, hacer un convento y donarlo a los clérigos de San Agustín.
A partir de entonces le fue posible a Egas Moniz educar a su pupilo y adiestrarlo en el manejo de las armas, de modo de transformarlo en un gran guerrero, que vino a ser el primer Rey de Portugal.
IMAGEN E IGLESIA
Santa María de Cárquere es una minúscula e preciosísima escultura en marfil, de 29 mm de altura y 14 de base, cuyas formas y expresiones denuncian un trabajo de mucha antiguidad. La escultura representa a una Señora con un niño sentado sobre la rodilla esquierda, de corona denticulada. El niño tiene un libro en la mano izquierda y bendice con la derecha.
Tal vez, esta imagen vista y adorada por reyes, nobles y todo el pueblo en siglos remotos, fuera llevada como un talismán en un minusculo relicario de plata para defenderse en medio de las refriegas contra los moros.
La actual iglesia de Cárquere, que tiene una capilla gótica y cuerpo casi todo manuelino, tiene tres grandes estructuras con signo románico indiscutible: el Conventinho, el campanario que abunda en siglas, y la capilla funeraria que de los Señores de Resende, descendientes de Egas Moniz de Ribadouro y sus sucesores en la posesión de la famosa Honra del mismo nombre. Esta última, fría y arcaica, tiene en su interior cuatro gabinetes tumulares de granito, trapezoidales, con las armas de los “Resendes” talladas.

Festividad 30 de Agosto


J. J. V. M.
“Nuestra Señora de Cárquere, cuida a tus hijos”.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor semijuandedios » Dom Feb 19, 2012 11:23 pm

Desde niño, creci con la imagen de la virgen de Fatima y de Guadalupe pues al ser mexicano la guadalupana es la que siempre tenemos en nuestra cabecera, pero en mi Parroquia esta bajo el patrocinio de Nuestra Señora de Fatima, cosa curiosa profeso un gran amor a esta devocion y como mencionaron en sus aparaciones era el 13 de cada mes por 6 meses
13 de Mayo 1917
13 de Junio 1917
13 de Julio 1917
19 de Agosto de 1917, porque no se aparecio el 13 sino seis dias despues
13 de septiembre 1917
13 de Octubre 1917
El dato esta en que mi cumpleaños es el 19 de Agosto desde ahi, ahora entiendo ese amor y esa cercania hacia esta advocacion, si bien los misterios de nuestra señora de Fatima son algo que trajo al mundo a cambiar.
La oracion que les enseño a los niños despues de cada misterio del rosario, es algo que tenemos como legado de que es necesario el rezo del santo rosario, dice un canto:

Viva Maria
viva el rosario
viva santo Domingo
que lo ha fundado.

pero sin duda el mas hermoso y creo que no me dejaran mentir es:

El 13 de mayo la virgen maria
bajo de los cielos a cova de iria

AVE AVE AVE MARIA (2)

Su rostro mostraba dulce y apenado
sus manos juntaba mostrando un rosario

AVE.....

Vestida de blanco mas bella que el sol
con dulces palabras la virgen hablo

AVE...

A tres pastorcitos la Madre de Dios
descubre el misterio de su corazon

AVE....

Haced penitencia y haced oracion
por los pecadores implorad perdon

AVE....

Rezar por el Papa, rezar por la Iglesia
por los pecadores hacer penitencia

AVE....

Falta mas, que hermoso es poder escuchar este canto al ver los prodigios que la Madre de Dios realizo. bendiciones y leer sobre esta advocacion es lo mas bonito.
Bendiciones y ha seguir nutriendonos
"La caridad no entra al cielo, hasta que la humildad le abra las puertas"

AFECTISIMO EN CRISTO Y MARIA

Sem Juan de Dios Castillo Encinas
Avatar de Usuario
semijuandedios
 
Mensajes: 46
Registrado: Jue Dic 29, 2011 12:56 pm
Ubicación: Hermosillo, Sonora, Mexico

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor alnuze » Dom Feb 19, 2012 11:52 pm

A manera de ampliacion:

NUESTRA SEÑORA DE FATIMA

Imagen

En Fátima las peticiones de la Virgen han sido atendidas: ya en 1919 fue erigida por el pueblo una primera modesta capilla.

En 1922 se abrió el proceso canónico de las apariciones y el 13 de octubre se hizo pública la sentencia de los juicios encargados de valorar los hechos: "Las manifestaciones ocurridas en Cova da Iria son dignas de fe y, en consecuencia, se permite el culto público a la Virgen de Fátima".

También los papas, de Pío XII a Juan Pablo II, estimaron mucho a Fátima y su mensaje. Movido por una carta de sor Lucía,

Pío XII consagraba el mundo al Corazón Inmaculado de María el 31 de octubre de 1942. Pablo VI hizo referencia explícita a Fátima con ocasión de la clausura de la tercera sesión del Concilio Vaticano II. Juan Pablo II fue personalmente a Fátima el 12 de mayo de 1982: en su discurso agradeció a la Madre de Dios por su protección justamente un año antes, cuando se atentó contra su vida en la plaza de San Pedro.

Con el tiempo, se han construido en Fátima una grandiosa basílica, un hospital y una casa para ejercicios espirituales. Junto a Lourdes, Fátima es uno de los santuarios marianos más importantes y visitados del mundo.
Avatar de Usuario
alnuze
 
Mensajes: 112
Registrado: Vie Dic 30, 2011 5:49 pm
Ubicación: Mexico, Distrito Federal

Re: Sesión 8. Curso Santuarios Marianos. 20 febrero 2012

Notapor alnuze » Dom Feb 19, 2012 11:53 pm

A manera de ampliacion:

NUESTRA SEÑORA DE FATIMA

Imagen

En Fátima las peticiones de la Virgen han sido atendidas: ya en 1919 fue erigida por el pueblo una primera modesta capilla.

En 1922 se abrió el proceso canónico de las apariciones y el 13 de octubre se hizo pública la sentencia de los juicios encargados de valorar los hechos: "Las manifestaciones ocurridas en Cova da Iria son dignas de fe y, en consecuencia, se permite el culto público a la Virgen de Fátima".

También los papas, de Pío XII a Juan Pablo II, estimaron mucho a Fátima y su mensaje. Movido por una carta de sor Lucía,

Pío XII consagraba el mundo al Corazón Inmaculado de María el 31 de octubre de 1942. Pablo VI hizo referencia explícita a Fátima con ocasión de la clausura de la tercera sesión del Concilio Vaticano II. Juan Pablo II fue personalmente a Fátima el 12 de mayo de 1982: en su discurso agradeció a la Madre de Dios por su protección justamente un año antes, cuando se atentó contra su vida en la plaza de San Pedro.

Con el tiempo, se han construido en Fátima una grandiosa basílica, un hospital y una casa para ejercicios espirituales. Junto a Lourdes, Fátima es uno de los santuarios marianos más importantes y visitados del mundo.
Avatar de Usuario
alnuze
 
Mensajes: 112
Registrado: Vie Dic 30, 2011 5:49 pm
Ubicación: Mexico, Distrito Federal

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor J Julio Villarreal M » Lun Feb 20, 2012 1:30 am

.

“Nuestra Señora de la Concepción de la Escalera”, Portugal y Brasil.


Imagen


“Nuestra Señora de la Concepción de la Escalera”

Nuestra Señora de la Concepción de la Escalera, es una antigua devoción mariana popular de Portugal vinculada al mar y que hechó raices en Brasil.
Su devoción es anterior al siglo XII y su nombre se debe a los 31 esacalones que se debían subir hasta la capilla que contenía la imagen.
No es de extrañar que por la acentuada tradición marítima de Portugal, haya sido la devoción de los marineros de Lisboa, una de las más populares en el país, y por esa razón, una de los primeros en implantarse en el Brasil.

La tradición de este título es anterior a la conquista de Lisboa. La llamaron primero de Corredoura, nombre de la antiquísima ermita gótica al norte del Rocío, y luego en el reinado de D. Afonso II, Nuestra Señora de la Concepción de la Escalera, en forma abreviada, Nuestra Señora de la Escalera.
Edificado el convento de Santo Domingo, en el reinado de D. Sancho II, la ermita quedó junto a la nueva iglesia.

EL ORIGEN DEL NOMBRE
Cualquier persona con cultura básica sabe la gran importancia que tuvieron la navegación y los descubrimientos portugueses en el XV y XVI, y el hecho de que fueron los marineros lusos que incorporaron por mar varios continentes. Y esto fue a través de épicos viajes a bordo de buques, en comparación con el día de hoy, frágiles como cáscaras de nuez.
El coraje no faltó a los navegantes de la época. Tampoco no faltó la fe y la fuerza para correr todos los riesgos. Y esta fe de los marineros lusos encontraba una expresión encantadora en la devoción a Nuestra Señora de la Concepción de la Escalera en la ciudad de Lisboa.
La imagen original de la Virgen -que más tarde se conoció como esa advocación- es muy antigua, anterior a la reconquista de la ciudad a los moros en 1147. Ella estaba en una capilla situada en las orillas del río Tajo. Al partir, los marineros le encomendaban su trabajo, y agradecian su protección al regreso.

Como la margen del río está elevada, tenían que subir o bajar los 31 peldaños que separan la capilla del río. Por lo tanto, a medida que pasa el tiempo, la imagen de Nuestra Señora de la Concepción comenzó a ser llamada de la Concepción de la Escalera, para diferenciarla de otras imágenes de Nuestra Señora de la Concepción (devoción muy extendida en Portugal). A partir de este hecho, la imagen llegó a ser conocida como Nuestra Señora de la Concepción de la Escalera.

Dada la importancia que la vida ligada al mar tenía para el pueblo portugues en ese momento, es comprensible que esta imagen fue de las más veneradas. De dónde se explica que cada vez que se decidía llevar a cabo las procesiones para celebrar tal o cual victoria, o pedir protección en contra de este o aquel flagelo, eran las procesiones de la Capilla de Nuestra Señora de la Escalera de las más populares.
Con el tiempo, comenzaron a llegar a la capilla personas de lugares distantes para cumplir promesas y votos, y agradecer los favores recibidos. En una determinada época se realizaba una procesión con antorchas, posiblemente en la noche, bajando por el río para llegar a la capilla dedicada a Nuestra Señora de la Escalera.

LA VICTORIA DE ALJUBARROTA REFUERZA LA DEVOCIÓN
La procesión más importante era la que conmemoraba la victoria de los portugueses en Aljubarrota, en el año 1385.
Las tropas portuguesas, dirigidas por el Venerable Nun’Alvares Pereira, lucharon no sólo para defender la independencia del país, sino sobre todo para no caer en el cisma que amenazaba con dividir al cristianismo ya que el rey de Castilla en ese momento apoyaba a un antipapa.
Después de librar la lucha en condiciones de inferioridad numérica, los portugueses obtuvieron una victoria memorable.

Al tener noticias del triunfo, el pueblo acudió en masa a diversos templos del país y uno de los más populares fue el de Nuestra Señora de la Escalera, donde personas de todas las clases sociales acudieron a dar gracias a Nuestra Señora por la excelente protección. Que hayan sido de todas las clases sociales no es de extrañar, porque a la marina se dedicaban representantes de todos los segmentos sociales de la época. Desde la más alta nobleza que comandaba el ejército destinado a África o Asia, hasta los mas humildes servidores.

LA DEVOCIÓN SE EXPANDE A BAHÍA Y SAO PAULO
Con los descubrimientos marítimos que se estaban realizando, la fe católica se estaba expandiendo. Por lo tanto, al dominar nuevos territorios, una de las primeras preocupaciones de los portugueses, era la de enseñar las verdades de la fe a los habitantes del lugar. Y nada mejor para la consolidación de un alma en el camino de la verdadera religión que se le enseñe a amar y confiar en aquella que es la Madre de Dios, y por lo tanto, nuestra abogada.

Como dos de los primeros sitios a ser colonizados en nuestro país fueron la Bahía de Todos los Santos, y zonas cercanas a la costa de Sao Paulo, es comprensible que ahí se encuentren las dos primeras capillas dedicadas a Nuestra Señora de la Escalera.
La existente en Bahía presenta una característica muy antigua relacionada a la época de la esclavitud: los esclavos, cuando aún no eran bautizados, no podían estar dentro de la iglesia y permanecian en el porche junto a la entrada. Es por eso que el pequeño templo tiene un amplio porche.

La otra capilla se situaba en una villa llamada Escalera, un nombre proveniente de la propia advocación mariana. Esta capilla esta situada cerca de Guararema, ciudad a 80 kilómetros de la capital paulista. Debido a su proximidad con el río Paraíba, este pueblo era frecuentado por los pescadores y viajeros que navegban rumbo a Río de Janeiro.
Cuando pasó por allá en 1717, el conde de Assumar, gobernador de Sao Paulo, Escalera era un pueblo que ya tenía su propia Cámara Municipal. Pero el pequeño nucleo no prosperó, y con su decadencia fue también disminuyendo la devoción mariana que le dio origen.

DOS TERREMOTOS Y EL DETERIORO DE LA DEVOCIÓN
La devociones marianas no son, como regla general, un hecho artificial, ocasionado por algún interés humano. Ellas florecen naturalmente cuando la Virgen distribuye sus gracias, valiendose por ejemplo, de una imagen de cualquier advocación particular. Y si el pueblo es verdaderamente piadoso, acostumbra a corresponder a estas gracias, y se extiende naturalmente la devoción aquella que lo sostiene en las duras luchas de la vida.
Pero cuando la población decae en el fervor y ya no invoca mas a la Santísima Virgen, las devociones ligadas a alguna capilla o una imagen también decaen. Las personas ya no frecuentan el lugar, y se van olvidando de las gracias recibidas. En estas condiciones, no es raro que Nuestra Señora opere un prodigio, a fin de reconstruir la antigua devoción. Pero, por desgracia, los hombres no siempre corresponden a la nueva manifestación de bondad maternal.

Eso fue lo que ocurrió con la imagen de Nuestra Señora de la Escalera en Portugal. En 1531 un terremoto destruyó la capilla, que fue reconstruida. Pero como la devoción continuaba disminuyendo gradualmente, permitió Nuestra Señora un nuevo terremoto en Lisboa, más terrible que el anterior, y destruyó el pequeño templo en 1755. En ambos casos, los edificios que albergaba a la imagen fueron destruidos, salvandose milagrosamente, entre las ruinas, tanto la imagen mariana como el altar donde estaba.

La decadencia del culto a la Virgen bajo esta advocación había llegado a tal punto que la capilla de la Escalera no fue mas reconstruida. Por lo tanto, la imagen original fue llevada a la iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes de Lisboa, donde se encuentra hoy. Parecía un triste final de una advocación mariana antes tan difundida.

RENACIMIENTO PROMETEDOR
Sin embargo, la devoción no murió. Echó raíces en Brasil surgiendo varias capillas dedicadas a ella, como la que fue construida en el pueblo de la Escalera, o la ya referida del estado de São Paulo, y años atrás en Curitiba, en el barrio de Nuevo Mundo.
En el caso de la advocación de Gararema se puede ver fácilmente como los hermanos del Monte Carmelo, en la tarea de pacificar y convertir a los indios de la región, utilizaron de forma inteligente la costumbre indígena asociandola a una advocación conocida en Portugal como Nuestra Señora de la Escalera.

Los indios que habitaban la región al este de Mogi das Cruzes, donde más tarde se estableció la ciudad de Guararema, practicaban el ritual solemne para la sepultura de sus muertos. Y, siguiendo la vieja leyenda aprendida de sus antepasados levantaban una gran escalera al pie de la tumbas para que los muertos pudieran alcanzar el cielo sin dificultad.

Presentando una imagen de Nuestra Señora con una escalera en sus manos, los indios aceptaron plenamente a los frailes y a la imagen. La paz no dio ningún problema, y los religiosos construyeron una iglesia local grande.

Festividad: 21 de Noviembre.


J. J. V. M.
“Nuestra Señora de la Concepción de la Escalera,.ayúdanos en todos nuestros viajes”.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor J Julio Villarreal M » Lun Feb 20, 2012 1:34 am

.
“Nuestra Señora del Buen Suceso de Cacilhas”, Portugal.


Imagen


“Nuestra Señora del Buen Suceso de Cacilhas”

Esta devoción nació en Portugal en el siglo XV, cuando se la invocaba para obtener una “buena muerte”, porque ese era la “mayor gracia” que un cristiano podía desear.
Pero su gran devoción se debe al gran terremoto del 1º de noviembre de 1755, que asoló Lisboa, y desbordó el río Tajo hasta la carretera a Cacilhas. Pero las aguas se retiraron después de que la gente oraba ante la imagen de Nuestra Señora.
Desde entonces, una celebración anual honra a la patrona local, Nuestra Señora del Buen Suceso con una procesión el día de Todos los Santos, 1º de noviembre.

Cacilhas es un condado Portugués de la comuna de Almada. Ubicado en las orillas del río Tajo, frente a la ciudad de Lisboa. Representa un importante cruce de caminos para el transporte de la región
El gran terremoto del 1º noviembre de 1755 destruyó las capillas medievales y marcó mucho a la tradición local, a través del milagro mediante el cual barquero recogiendo la imagen de la Virgen María fue al encuentro de las aguas que amenazaban con inundar el pueblo haciéndoles retirar.
El milagro aparece descrito en un documento insertado en el libro de compromiso de la Hermandad de Nuestra Señora del Buen Suceso.

Un habitante de Cacilhas, por temor a que el río invadiese su casa, tomó a su esposa y su hijo recién nacido a un lugar seguro.
De regreso para salvar a los otros dos hijos, vio que la casa había sido tragada por las olas.
En su desesperación, corrió a la Iglesia de Nuestra Señora del Buen Suceso. Al ver que el edificio se había derrumbado, clamó por misericordia.
Intacto, la Virgen estaba en un nicho. El hombre tomó la imagen y se la llevó al río, con la esperanza de salvar a sus dos hijos de la furia de las aguas. Fue entonces que el río se calmó y se retiró la marea.

Hasta que la reconstrucción de la Iglesia de Nuestra Señora del Buen Suceso se completó, la imagen del santo fue venerada en una tienda de campaña.
Antonio Ferreira de Gouveia, ex párroco de Cacilhas, publicó en 1979 en su libro “El Pueblo de Cacilhas y la Señora del Buen Suceso – Subsidios para la Historia de Cacilhas” que algunos hombres revoltosos, por 1910, querían destruir la imagen de la patrona, pero los pescadores les impidieron permaneciendo en guardia en la iglesia de día y de noche, con los remos en sus manos.
La imagen de la Virgen existe hoy en día en la iglesia, reconstruida después del terremoto, no es primitiva, construida en arcilla primitiva. Pero incluso hoy en día, los creyentes le atribuyen el milagro de haber salvado Cacilhas de la devastación de agua.

LA PROCESION DEL 1º DE NOVIEMBRE
Muchos cientos de fieles esperan al 1º de noviembre en las calles de Cacilhas, para ver la procesión en honor de Nuestra Señora del Buen Suceso, una tradición que se lleva a cabo hace más de 250 años en el Día de Todos los Santos.
Desde 1756 la procesión se celebró el 1º de noviembre como una señal de agradecimiento a la patrona de la ciudad por el milagro que ha impedido que Cacilhas fuese totalmente arrasada por el río Tajo, durante el terremoto seguido de maremoto que asoló Lisboa el 1º noviembre de 1755.
La imagen de la Virgen sale de la Iglesia de Nuestra Señora del Buen Suceso y recorre las principales calles del barrio antes de ser llevada a la costa, donde, se coloca de frente a Lisboa y se realiza el ritual de bendición.
A continuación se encaminan a la Plaza de Cacilhas, donde suelen concentrarse la mayoría de los personas, poniendo fin a la procesión con el retorno de la imagen al altar mayor de la iglesia.
La Hermandad de Nuestra Señora del Buen Suceso, una congregación de fieles fundada en 1734, organiza ventanas y balcones adornados con banderas blancas, y cohetes para señalar el comienzo de los festejos y una fanfarria para abrir la procesión. En una pequeño kermese se venden boletos de la rifa para recaudar fondos para las obras de mantenimiento anual de la iglesia.

Originalmente venerada por los pescadores Cacilhas que pedian protección al salir para la faena en el Tajo, la imagen es hoy respetada por los fieles de todas las edades y profesiones.
La procesión en honor de Nuestra Señora del Buen Suceso ya se celebraba en 1734, el 8 de septiembre, día de la Fiesta Natividad de Nuestra Señora. Pero la fecha se cambió al 1 de noviembre en 1756, después de los trágicos acontecimientos que ocurrieron el año anterior.
Después de eso, sólo un año, casi inmediatamente después de la implantación de la República en 1910, la procesión no salió a la calle debido al clima de persecución religiosa.

LA IGLESIA
El milagro se celebra cada año con una procesión que sale de la actual iglesia de Cacilhas (con la invocación de Nuestra Señora del Buen Suceso), la cual reconstruida en 1759. La población de Cacilhas, la gran mayoría relacionados con el transporte fluvial entre las dos orillas del Tejo y a la construcción naval, costeó esta obra.
La Iglesia de Nuestra Señora del Buen Suceso de Cacilhas guarda la imagen de la Virgen que, según la tradición, ha impedido que las aguas del río Tajo, que formó un tsunami durante el terremoto de 1755 destruyendo el pueblo de Cacilhas.
La fachada es típica de la época de la reconstrucción después del terremoto. Son de destacar, los relojes de sol que existen en la torre y son sin duda los más bellos ejemplos de la región.
También los azulejos blancos y azules con curiosas representaciones de emblemas alusivos a la Virgen, que están colocados en el pasillo que comunica la sacristía con el púlpito, teniendo por fecha 1718.

Al entrar en la sacristía son de admirar los dos cofres de madera neoclásicos hermosos y únicos, del siglo XVIII, que guardan los ornamentos de la litúrgica.
En el cuerpo de la iglesia se encuentra una decoración de azulejos y baldosas. Además, el visitante que recorra pacientemente sus capillas, verá cómo este arte, tan portugués, inunda de color las paredes del templo con un diseño figurativo que en algunos casos, es de autoría de grandes maestros. Fueron, en este caso, realizados en el post-terremoto, tanto en las paredes laterales como los de la capilla mayor.
Las tallas en el altar y los altares laterales son de estilo neoclásico. En el altar, una talla mucho más antigua que la propia iglesia, Nuestra Señora del Rosario.
Además de esto, otras buenas piezas de la escultura: San Antonio, San Lázaro, San Juan Bautista, Santa Lucia, entre otros.
Al salir, podemos ver la tumba del reformador de la iglesia, al pie de la escalinata del portal. Data de 1770 y su nombre es Francisco Luis da Silva.

LA LLEGADA A BRASIL
Alrededor de 1637, llegó a Río de Janeiro, el padre Miguel Costa, un ferviente devoto de la Virgen del Buen Suceso, que trajo una copia de la imagen que fue colocada en la capilla de la Santa Casa de Misericordia en Río de Janeiro, a partir de su servicio en suelo brasileño. Dos años después (11/9/1639), la Virgen del Buen Suceso fue entronizada en la iglesia dedicada a ella, y muchas curas han sido operadas por ella. En la ceremonia de apertura, el 11 de septiembre, con el Santísimo Sacramento expuesto, tres sacerdotes dijeron que vieron en la Sagrada Hostia la imagen de María.
A finales del siglo XVII había en Pindamonhagaba, el actual estado de Sao Paulo, una pequeña iglesia dedicada a Nuestra Señora del Buen Suceso. Entre sus devotos estaba el Padre Juan Faria Fialho, que reconstruyó y enriqueció el templo.

Algunos años más tarde, el abate Faria participó en uno de la primeras colonizaciones en el interior de Cataguas (Minas Gerais era anteriormente conocida como “Campo de Cataguas” debido a la tribu indígena que habitaba en su interior). Él descubrió ricos depósitos de oro a los pies de Itacolomi, donde se ubica el barrio de la ciudad de Ouro Preto que tomó su nombre. Basándose en la protección de la Virgen del Buen Suceso, el sacerdote pionero llevó una imagen de la Santa, en su audaz expedición y, después de su éxito, en agradecimiento a la Madre de Dios, erigió una pequeña capilla a para su devoción junto a las venas auríferas.

Después de la retirada del Padre Faria de Vila Rica, gran escándalo sacudió a la capilla, que fue interdictada por el asesinato de un sacerdote en la iglesia, mientras celebraba la misa
Los fieles construirán otro templo dedicado a su patrona, hoy conocida como la “Capilla del abate Faria.” Debido al éxito de los “emblemáticos” del abate Faria, la Señora del Buen Suceso paso a ser también invocada como la protectora de los bienes terrenales, aunque sin perder su antiguo carácter protector.
El culto se extendió por el Valle del Paraíba y en la región de Minas Gerais, donde los santuarios más famosos se encuentran en las ciudades de Caeté, Bom Sucesso, Minas Novas.
En 1740 era párroco en la iglesia de Vila Nova da Rainha (hoy Caeté) el padre Henrique Pereira, pastor bueno y celoso por el bien de sus ovejas. En esa época era costumbre que las familias se presentasen en la iglesia a confesar y luego recibieran una nota del sacerdote. Esta nota ha sido llamado “escrito de alivio” con el que podían recibir los sacramentos.
Una vez que un cabeza de familia muy rígido llevó a una de sus hijas a la iglesia con el fin de ser confesada por el sacerdote de la parroquia. Y confesó un pecado que el sacerdote se negó a absolver, la niña, temiendo el castigo que su padre le infligiría si no la viese en la comunión, comenzó a gritar, diciendo: “El vicario me esta abusando en el confesionario! Padre, ayúdame!”. El pueblo se amotinó en la iglesia y el sacerdote fue detenido, esposado y enviado a Lisboa, por su presunto crimen que era una cuestión del Santo Oficio.

Teniendo en cuenta la sugerencia de un amigo, el Padre Enrique recurrió a la protección de la Virgen del Buen Suceso, con la promesa que le construiría un templo magnífico en Vila Nova da Rainha, si la verdad se descubriera sin revelar el secreto de la confesión. Por coincidencia, el mismo día la niña se enfermó y decidió confesar a otro sacerdote los hechos. El sacerdote obligó a la joven a hacer una confesión pública ante las autoridades y poco después murió. Comunicado a la Reina María, el P. Pereira fue liberado y recibió treinta mil cruzados para iniciar la construcción de la iglesia dedicada a Nuestra Señora del Buen Suceso.

Nadie sabe a ciencia cierta cuando se comenzó a construir la magnífica iglesia de Caeté, toda en piedra blanca y azul, uno de los templos más hermosos de Minas Gerais, atribuido al arquitecto Bracarena. Diogo de Vasconcelos, afirma que es una obra maestra de la época y sitúa su inauguración en 1765, sin embargo, el frontispicio de la iglesia lleva la fecha de 1757.

Festividad: 01 de Noviembre.


J. J. V. M.
“Nuestra Señora del Buen Suceso de Cacilhas, acuérdate y ayúdanos en la buena muerte“.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor anacris2010 » Lun Feb 20, 2012 2:46 am

Santuario de Nuestra Señora de Nazaré

El distrito de Lieira en Portugal alberga al poblado de pescadores denominado Nazare, que a su vez, es lugar del tradicional Santuario de Nuestra Señora de Nazaré, tal vez, el mas antiguo de Portugal. La Virgen, en la imagen fabricada en madera, es negra y se presenta amamantando al niño; realizada en el año 711 y traída desde la ciudad de Mérida.

En realidad, en Nazaré hay tres santuarios dedicados a Nuestra Señora de Nazaré; el primero de ellos se encuentra en una gruta ubicada a 10 metros de la playa y es el lugar que recibió a la imagen traida por un monje romano desde la ciudad citada de Mérida; en 1182 un noble acaudalado de nombre Fuas Ropinho, hizo construir sobre la roca, muy cerca de la gruta, una iglesia - Templo de la Memoria- que albergó a la imagen hasta 1377, fecha en la que la imagen fue trasladada al Santuario actual, edificado por orden del Rey Don Fernando. En el siglo XVII este fue reconstruido y en el s. XVIII recibió añadiduras. Es una iglesia de peregrinación, con un marcado volumen y espaciado manierista, con portales y columnas barrocas en su exterior.

Cuenta la leyenda que el 22 de mayo de 1180 D. Fuas salió con algunos compañeros a una partida de caza, cuando el venado que perseguía se tiró a un acantilado; su caballo iba a hacer lo mismo, cuando imploró a María y ésta apareció y lo salvó, todo lo cual sucedio en la actual villa de Nazaré.

En el distante siglo XII, Portugal ya era nación soberana, sin embargo, escaramuzas y combates terrestres eran frecuentes. Además, los navíos moros aún eran señores de la costa, y esto constituía un gran peligro para todos. El rey Don Alfonso Enríquez, preocupado en alejar esa amenaza que pesaba sobre sus súbditos, llamó a un vasallo de confianza, el alcalde mayor de Porto de Mos, y lo hizo comandante de las pocas naves de guerra que entonces tenía Portugal.
Para muchos, pareció una temeridad que la flotilla cristiana enfrentase a los experimentados marineros y corsarios árabes. Sin embargo, la Providencia cuidó a los lusos, y la escuadra mora sufrió clamorosa derrota a lo largo del Cabo Espichel. Era la primera victoria de la marina portuguesa y su comandante Don Fuas Roupinho pasó a la historia. Sin embargo, su nombre sería recordado por las generaciones posteriores, no tanto por el combate marítimo, sino por haber sido objeto de un favor celeste, un verdadero milagro operado en nombre de María Santísima.

Tiempo después de la batalla naval, Don Fuas se encontraba en la región de Nazaré, área costera distante poco más de 100 kilómetros de Lisboa, repleta de altos despeñaderos, de donde se visualiza un fabuloso mar azul. Era una mañana de septiembre de 1182, y estando la región en paz, el impetuoso caballero se dedicaba a una de sus actividades predilectas: la caza. Una pesada neblina cubría los campos y el litoral, y cuando el cazador ya estaba presto a desistir de la empresa debido a la falta de visibilidad, vio el bulto de un gran ciervo corriendo en la bruma e inmediatamente salió a alcanzarlo.
La neblina hacía muy difícil la persecución, rocas y árboles surgían, por así decir, de la nada, iban por terrenos desconocidos, pero el tenaz Don Fuas no desistía.

Súbitamente, el ciervo dio un gran salto, y el caballo, que lo iba siguiendo, se disponía a hacer igual movimiento.

En ese momento el caballero se percato, con espanto, que el ciervo se lanzaba de uno de los peñascos costeros, entrando en el abismo para perecer en el choque con las rocas marinas, y su caballo iba hacer lo mismo… ¡Demasiado tarde para retroceder! En pocos segundos, el propio perseguidor tendría el mismo trágico destino. No había escapatoria.
Sintiéndose perdido, de su afligido pecho brotó un clamor de súplica a la única que podría socorrerlo en tal situación: “¡Señora Salvadme!”

Entonces apareció milagrosamente en el aire, bondadosa y sonriente la Virgen María, con su Divino Hijo en los brazos. A un ligero gesto suyo, las patas traseras del caballo se pegaron a la piedra, salvando la vida del caballo y de su jinete. Del mismo modo, tan inesperado como apareció, desapareció.

De rodillas en el suelo y lleno de emoción, Don Fuas Roupinho prometió construir en ese lugar una capilla en honra a quien milagrosamente lo salvó: Nuestra Señora de Nazaré. Y así lo hizo.
anacris2010
 
Mensajes: 30
Registrado: Mié Feb 10, 2010 10:42 am

Re: Sesión 8. Curso Santuarios Marianos. 20 febrero 2012

Notapor isadelscj » Lun Feb 20, 2012 4:41 am

Queridos compañeros de curso:

Coincidiendo con el estudio de los Santuarios Marianos en Portugal, hoy 20 de febrero (aniversario de la muerte de la pequeña Jacinta) se celebra la festividad de los dos pastorcillos Beatos Jacinta y Francisco.

Os invito a participar de la retansmisiones desde la Capelinha en el siguiente link:
http://www.santuario-fatima.pt/portal/i ... p?id=14924

Virgen de Fátima, ruega por nosotros.
isadelscj
 
Mensajes: 307
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: España

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor isadelscj » Lun Feb 20, 2012 9:37 am

NUESTRA SEÑORA DE SAMEIRO
Espinho, Braga, Portugal.


El 14 de junio de 1637, el entonces Arzobispo de Braga juró solemnemente defender el privilegio de la Inmaculada Concepción de la Virgen Nuestra Señora, más de doscientos años antes de la iglesia define su dogma.

El mismo día y mes de 1863, fue bendecido el monumento en honor de María Inmaculada, Sameiro en la parte superior de la colina que domina la ciudad.

En agosto de 1880 se bendijo una capilla al lado del monumento, para albergar la imagen. El actual templo, se puso en marcha diez años más tarde y fue elevada a la categoría de Basílica por S.S. el Papa Pablo VI .

El final del siglo XIX hasta el primer cuarto del siglo XX, Sameiro aparece como el "centro de convergencia de la orientación y el apoyo de todas las fuerzas católicas de la nación contra la indiferencia, la que impera el liberalismo y la persecución religiosa".

Apreciado por muchos Papas, desde Pío IX, el santuario fue visitado en 1982 por S.S. el Papa Juan Pablo II.

La fiesta de Nuestra Señora de Sameiro se fijó el 12 de junio, día en el que S. Pío X oficialmente coronada la imagen de Nuestra Señora.

Os dejo el enlace de un video del Santuario:
http://www.youtube.com/watch?v=JN8CpLFV ... re=related
isadelscj
 
Mensajes: 307
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: España

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor isadelscj » Lun Feb 20, 2012 10:41 am

Os dejo unas notas esquemáticas de los lugares que podeis visitar en el SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA:
En torno a una extensa explanada se levantan en sus cuatro frentes

- 1.Basílica de Nuestra Señora del Rosario.
(Iglesia de 1953 y elevada a Basílica en 1954). Alberga las tumbas de Jacinta y Lucía a un lado y de Francisco al otro.

- 2. Capelinha.
Levantada en el lugar en que se aparecía Nuestra Señora sobre una encina. Desde aquí parte cada noche la procesión de velas tras el rezo del Santo Rosario.

- 3.Basílica de la Santísima Trinidad.
Subterránea y de enormes proporciones. Además de la principal, alberga tambien las Capillas de Adoración al Santísimo Sacramento, del Cristo Muerto, del Cristo Resucitado, y del Sagrado Corazón de Jesús (confesiones en diversas lenguas)

- 4.Exposición Permanente.
Aquí podreis admirar entre muchos objetos, la Corona de la Virgen con la bala que atravesó el vientre de Juan Pablo II, y un enorme rosario hecho con trozos del desaparecido Muro de Berlín.

- Encina.
Del tiempo de las Apariciones, está situada junto a la Capelinha lugar en que se apareció Nuestra Señora.

- Monumento al Sagrado Corazón de Jesús.
Situado en el centro de la explanada.

- Camino de los Pastorcillos.
Los niños caminaban cada día dos kms desde su aldea de Aljustrel hasta Cova de Iría. Desde la Glorieta sur se inicia el llamado Camino de los Pastorcillos con el viacrucis. Entre las estaciones 8ª y 9ª en un lugar llamado "Valinhos" hay un Monumento con la Virgen que señala el lugar de la 4ª aparición el 19 de agosto de 1917. Cercana a la estación 11ª está "Loca do Cabezo", lugar de las apariciones 1ª y 3ª del Ángel. Culmina el Viacrucis en una explanada presidida por una Capilla levantada por el pueblo húngaro, con un Calvario en alto y mirador.

- Aljustrel
Se puede ir por en vehículo por carretera o a pie continuando de frente desde la estación 8ª del Viacrucis.
Imprescindible es visitar las Casas de Jacinta y Francisco y la Casa de Lucía (ésta con el pozo en que se apareció por 2ª vez el Ángel)

- Iglesia Parroquial
Pila bautismal de los pastorcillos.

Existen varios Museos referidos a las Apariciones de Nuestra Señora de Fátima como el Museo de Cera, y el Museo de las Apariciones. También muy recomendable es el Museo de la Vida de Cristo.

Un cordial saludo.
isadelscj
 
Mensajes: 307
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: España

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor isadelscj » Lun Feb 20, 2012 11:00 am

Y para no ser simples turistas sino buenos peregrinos en Fátima: Santa Misa, Adoración al Santísimo Sacramento, Viacrucis en el camino de los Pastorcillos, rezo del santo Rosario y Procesión nocturna con velas.

Un cordial saludo y ... feliz viaje.
isadelscj
 
Mensajes: 307
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: España

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor SERGIO CHAVEZ » Lun Feb 20, 2012 11:36 am

Mejor dejamos que el Sr. Villareal desarrolle el tema........ :?
SERGIO CHAVEZ
 
Mensajes: 75
Registrado: Jue Mar 24, 2011 11:01 am

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor SERGIO CHAVEZ » Lun Feb 20, 2012 1:28 pm

NUESTRA SEÑORA DE CÁRQUERE, PORTUGAL
( 30 DE AGOSTO)
El culto a Nuestra Señora de Cárquere es más antiguo que la nacionalidad. Es conocido como “el milagro de Cárquere” la sanación del niño Alfonso Henrique, que habría de ser el primer rey de Portugal. Su tutor Egas Moniz recibió la visita de la Virgen quien le informó donde estaba escondida de los moros una imagen suya, le pidió que levantara un templo en su honor y que llevara a curar al niño sentándolo en el altar en una vigilia nocturna. Todo esto se cumplió como le dijo la Virgen.
Cárquere es una antiquísima parroquia situada en la región de Viseu, mas o menos a 10 kilómetros de Resende. En el local donde hoy se yergue la iglesia hubo anteriormente un templo dedicado a una divinidad romana, una mezquita, una ermita y un convento. Se cuenta que en el tiempo de la invasión árabe, cuando el Rey Rodrigo perdió España en manos de los Moros, ya se veneraba a Nuestra Señora en una pequeña ermita que existía en el local. Una vez que los moros entraron a la zona, los cristianos trataron de esconder los objetos sagrados para que no fueran profanados. Así en un viejísimo roble hueco (según una tradición) o en un agujero en la tierra (según otra tradición) escondieron la imagen venerada de Nuestra Señora de Cárquere, en una caja con reliquias.
EL HALLAZGO DE LA IMAGEN Y EL REY
Pasó el tiempo y los objetos fueron olvidados. Muchos años después nació Alfonso Henrique, que abría de ser el primer rey de Portugal. Con gran disgusto para D. Henrique y D. Teresa porque el niño nació sin poder mover las piernas, de la rodilla para abajo. Como era usual en esa época, las criaturas de alta posición social eran entregadas a tutores que los educaban y muchas veces los acompañaban toda la vida. Alfonso Henrique tuvo como tutor a Egas Moniz, caballero de una de las más antiguas e importantes familias del Condado Portucalense. Según la tradición, Alfonso Henrique era un niño muy pequeño y Egas Monis tuvo un sueño. En ese sueño se le apareció Nuestra Señora y le pidió que se dirigiera a Cárquere y cavara en un determinado lugar. Allí encontraría los restos de una ermita que fuera dedicada a una imagen suya. Debería mandar a construir en el mismo lugar, una nueva iglesia y colocar sobre el altar al niño enfermo, pasando la noche en vigilia. Egas Moniz ejecutó la orden de Nuestra Señora tal como le fue pedida en su sueño. Así que encontró la imagen, contó todo al conde D. Henrique y construyó la iglesia. Tenía 5 años Alfonso Henrique cuando la construcción fue terminada. Egas Moniz partió entonces para Cárquere con el niño acompañado por la reina D. Teresa, y lo puso sobre el altar como le mandó Nuestra Señora. Al entrar en la capilla, natural o misteriosamente toda la comitiva se adormeció; solo el niño se mantuvo despierto. A cierta altura el se dio cuenta que una de las velas del altar se inclinaba peligrosamente. Por fin se cayo y comenzó a incendiar todo. Fue entonces que el niño trepó hasta el altar y apagó el fuego. Después, saltando de placer despertó a su madre y a toda la comitiva y luego rindieron gracias a Nuestra Señora por el milagro concedido. También cuenta la leyenda que un día, no se sabe si antes o después de este milagro, Alfonso fue rodeado por el fuego, sin asustarse el niño contempló el fuego y éste se extinguió solo. El conde D. Henrique, agradecido a Nuestra Señora de Cárquere por haberle devuelto la salud y la perfección a su primogénito, mando acrecentar la iglesia, hacer un convento y donarlo a los clérigos de San Agustín. A partir de entonces le fue posible a Egas Moniz educar a su pupilo y adiestrarlo en el manejo de las armas, de modo de transformarlo en un gran guerrero, que vino a ser el primer Rey de Portugal.
IMAGEN E IGLESIA
Santa María de Cárquere es una minúscula e preciosísima escultura en marfil, de 29 mm de altura y 14 de base, cuyas formas y expresiones denuncian un trabajo de mucha antiguidad. La escultura representa a una Señora con un niño sentado sobre la rodilla esquierda, de corona denticulada. El niño tiene un libro en la mano izquierda y bendice con la derecha. Tal vez, esta imagen vista y adorada por reyes, nobles y todo el pueblo en siglos remotos, fuera llevada como un talismán en un minusculo relicario de plata para defenderse en medio de las refriegas contra los moros. La actual iglesia de Cárquere, que tiene una capilla gótica y cuerpo casi todo manuelino, tiene tres grandes estructuras con signo románico indiscutible: el Conventinho, el campanario que abunda en siglas, y la capilla funeraria que de los Señores de Resende, descendientes de Egas Moniz de Ribadouro y sus sucesores en la posesión de la famosa Honra del mismo nombre. Esta última, fría y arcaica, tiene en su interior cuatro gabinetes tumulares de granito, trapezoidales, con las armas de los "Resendes" talladas.

Virgen Santisima cubrenos con tu manto
SERGIO CHAVEZ
 
Mensajes: 75
Registrado: Jue Mar 24, 2011 11:01 am

Re: Sesión 8. Actividad virtual: Recorrido mariano por Portugal

Notapor isadelscj » Lun Feb 20, 2012 2:36 pm

SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DEL CABO ESPICHEL
Cabo Espichel, Sesimbra, Portugal.


Construido en 1701, es un edificio de estilo barroco, cuyo diseño se atribuye al arquitecto portugués João Antunes. En el interior destaca el retablo del altar mayor de estilo barroco que guarda la imagen de Nuestra Señora del Cabo. Junto a él hay una tribuna destinada a las visitas reales. La sacristía alberga pinturas del Maestro de Lourinhã del siglo XVI, que representan a Santiago y San Antonio. La iglesia está flanqueada por un conjunto de dependencias monásticas que se utilizaron para dar cobijo a los peregrinos que llegaban.

A pocos metros del santuario todavía existe la Capilla de la Memoria del siglo XV, anterior al santuario. El interior es de paneles de azulejos del siglo XVIII que nos relata la leyenda de la Virgen del Cabo según la cual Nuestra Señora se apareció en 1410 a dos ancianos en este lugar.

El Cabo Espichel es un lugar de excepcional belleza, que fue aprovechado largo tiempo para la defensa del territorio.
isadelscj
 
Mensajes: 307
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: España

Siguiente

Volver a Curso: Santuarios Marianos

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], tolikkk

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |