Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Curso que tratará de ayudar a quienes quieren proseguir los eslabones de una cadena de amor iniciada entre Dios y el Fundador y ser protagonista de una etapa más de la historia de tu Congregación

Fecha: 16 de enero al 26 de marzo del 2012

Moderadores: Catholic.net, gache, marcela lombard, Moderadores Animadores

Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor gache » Lun Ene 30, 2012 3:06 pm

A) Naturaleza

La pastoral vocacional significa el conjunto de actividades espirituales y apostólicas, desarrolladas para que cada uno de los hombres y mujeres llamados por Dios pueda descubrir y madurar con la ayuda de Dios la propia vocación específica dentro de la Iglesia, según un carisma dado por Dios a una Congregación.

En todas las Congregaciones tiene que formarse como una “cultura” vocacional, donde todos los religiosos y religiosas sientan este deber como propio, urgente, necesario e intransferible: todos debemos trabajar por contactar, cultivar y concretar vocaciones para la propia congregación religiosa.

Por tanto, la pastoral vocacional, como parte integrante de la vida de la Iglesia, es una de sus preocupaciones fundamentales. Constituye una prioridad pastoral. Un generoso empeño ha de ser puesto, sobre todo a través de una oración insistente al Señor de la mies (cf. Mt 9,38), en la promoción de las vocaciones al sacerdocio y de especial consagración. Se trata de un problema de grande importancia para la vida de la Iglesia en todo el mundo.

La Iglesia nace de la acción evangelizadora de Jesús y los apóstoles, y es enviada a continuar esta misión. Se sabe depositaria de la Buena Noticia que debe ser anunciada, y ella misma envía evangelizadores a cumplir este encargo en medio del mundo. La evangelización pretende generar cristianos adultos que han experimentado el amor de Dios, que viven según Dios, y que por tanto, se plantean su vida como respuesta y testimonio de la fe. Por ello podemos decir que toda la pastoral de la Iglesia es pastoral vocacional, ya que la tarea evangelizadora de la Iglesia está llamada a hacer descubrir a cada creyente su misión, su vocación.


B) Quién está llamado a la pastoral vocacional

La pastoral vocacional es una tarea de todos los miembros de la Iglesia. Esto supone y exige concientizar a toda la comunidad en una cultura y espiritualidad del trabajo vocacional como explicaremos más tarde. Debemos pasar de una actitud de espera “a que vengan las vocaciones” a una pastoral de propuesta directa, de invitación y de llamamiento personal.

Por tanto, la responsabilidad es de toda la Iglesia. Todos debemos ser mediadores de la propuesta vocacional. Los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y consagradas tienen, sí, un lugar especial en esta mediación. Pero no se agota en ellos. Por fuerza de su fe, el discípulo de Jesús debe tomar sobre sí la vocación de otro. Todos: padres de familia, catequistas, educadores, profesores, especialmente los profesores de educación moral y religiosa católica, movimientos, parroquias, diócesis, etc.

C) Finalidad de la pastoral vocacional

La finalidad de la pastoral o promoción vocacional es un servicio a la persona para que sepa discernir el proyecto que Dios tiene desde toda la eternidad para dicha persona, para la edificación de la comunidad. En otras palabras, es ayudar al nacimiento, crecimiento y discernimiento del llamado de Dios para cada uno con el fin único de servir más y mejor al mundo, que tanto necesita de la verdad de Cristo.

Debemos tener esta certeza: toda persona tiene un don y una llamada de Dios específica en espera de ser descubierta. La pastoral vocacional ayuda a descubrir este plan de Dios y acompaña a la persona para que llegue a su plenitud vocacional soñada por Dios desde siempre.

D) Medios para la pastoral vocacional

La pastoral vocacional hemos de realizarla mediante los instrumentos válidos en toda pastoral: la predicación directa y clara del mensaje; la catequesis sistemática y fiel; el testimonio alegre y sincero; y sobre todo, la oración confiada al Padre por su Hijo en el Espíritu y a María, modelo de toda vocación.

Hemos de poner especial hincapié, primero, en la oración, porque del encuentro con Cristo es de donde nace la predicación, la catequesis y el testimonio eficaz, y es el mismo Cristo el que llama al corazón del joven para hacerlo participe de la vocación sacerdotal o consagrada al servicio de la Iglesia y de toda la humanidad.

Toda la Iglesia debe acoger cada día la invitación persuasiva y exigente de Jesús, que nos pide que “roguemos al dueño de la mies que envíe obreros a su mies” (Mt. 9, 3-8). Obedeciendo al mandato de Cristo, la Iglesia hace, antes que nada, una humilde profesión de fe, pues al rogar por las vocaciones (mientras toma conciencia de su gran urgencia para su vida y misión) reconoce que son un don de Dios y como tal, hay que pedirlo con súplica incesante y confiada. Esta oración, que empeña no sólo a individuos sino también a todas las comunidades eclesiales, es la base de toda pastoral vocacional y es camino para el discernimiento vocacional. Promover, pues, la vocación es facilitar el diálogo entre Dios y los jóvenes. La Palabra debe ser escuchada en todo encuentro vocacional. Es la oración ese diálogo que puede llevarnos a vivir una vocación, y de modo especial la oración centrada en la escucha de la Palabra.

Es necesaria, también, una predicación directa sobre el misterio de la vocación en la Iglesia, sobre el valor del sacerdocio, de la vocación religiosa, y de la vocación laical; sobre su urgente necesidad para el pueblo de Dios. Una catequesis orgánica y difundida a todos los niveles en la Iglesia, además de disipar dudas y contrastar ideas desviadas sobre las vocaciones, y en especial sobre las vocación sacerdotal y religiosa, abre los corazones de los creyentes a la espera del don y crea condiciones favorables para el nacimiento de nuevas vocaciones. Ha llegado el tiempo de hablar valientemente de las vocaciones de especial consagración, como de un valor inestimable y una forma espléndida y privilegiada de vida cristiana y de realización personal.

Otro medio importante: el propio testimonio de vida. Ya sabemos que un ejemplo vale más que mil palabras, pues “las palabras convencen, pero los ejemplos arrastran”. Este trabajo debería ser confiado especialmente a personas capaces de transmitir con el entusiasmo y el ejemplo de su vida, el amor a Jesús.

Guías capacitados y expertos son otro medio en la pastoral vocacional. Acompañarán a los jóvenes por medio de una relación personal de amistad e, si es posible, de dirección y orientación espiritual, para ayudarles a identificar los signos del llamado de Dios y a buscar la fuerza para corresponder con la gracia de los sacramentos y con una vida de oración profunda. Ayudarán a orientar a los jóvenes sobre el camino a seguir y el grado de entrega que pide Dios a cada uno, considerando las cualidades y aptitudes que les llevarán a realizarse humana y espiritualmente y a ver cuál es el camino que Dios quiere para cada uno.


E) A modo de resumen

Por tanto nuestra labor es fundamental en esta pastoral y podemos seguir las siguientes líneas:

Orar convencidos de la necesidad y del gran don que supone para la Iglesia el contar con muchas y selectas vocaciones. Para ello hay que saber orar y enseñar a hacerlo.

Vivir conscientemente y con alegría la vocación propia, siendo cada día más fiel a la llamada de Dios, y con conciencia de ser testimonio para los demás.

Ayudará mucho plantear los interrogantes vitales ¿quién soy? ¿qué sentido tiene mi vida? ¿cuál es mi misión? Conscientes de que cada uno tiene una vocación en la Iglesia y contribuye positivamente a que cada joven se plantee cuál es su misión y su vocación. Cuando no domina el tema se ha de poner en contacto al joven con alguien con más experiencia (sacerdote, religioso/a).

Trabajar apostólicamente para ir creando en nuestras comunidades un ambiente propicio y una cultura vocacional.

Formar grupos de catequesis de adolescentes y jóvenes con una marcada orientación vocacional.

Invitar a niños y adolescentes a participar en las actividades que se organizan con ese fin vocacional. Fomentar las experiencias de voluntariado como “pastoral de servicio” gratuito, especialmente a los más pobres y necesitados, educando para el valor del sacrificio, de la donación incondicional y gratuita, para el empeño desinteresado y para aceptar la invitación a “perder la vida”. De este modo el voluntariado se convertirá en camino de compromisos progresivos que pueden llevar a decisiones definitivas, incluso a una vocación de especial consagración.

Construir y hacer participar al mayor número posible de laicos de una Red de intercesores y comprometerlos a rezar un día a la semana un rato por las vocaciones.

Colaborar económicamente con el Seminario y con las casas de formación de religiosas, en la medida de las posibilidades, para que no se pierdan las vocaciones por falta de dinero.

F) Dificultades para el desarrollo de la cultura vocacional


Muchos de los intentos por impulsar un clima favorable a la pastoral vocacional quedan abortados con frecuencia por planteamientos teóricos, a veces implícitos pero siempre muy activos, que hacen nulo el anuncio del sentido fuerte de la vida como “vocación”. Citamos entre otros estos que nos parecen más difundidos.

La cultura antivocacional18 dominante que propone un modelo de “persona sin vocación”, esto es, una óptica que al proyectar el futuro se limita a las propias ideas y gustos, en función de intereses estrictamente individualistas y económicos, sin apertura al misterio y a la trascendencia y con escaso sentido de responsabilidad respecto a la vida propia y ajena.

Los tres grandes males culturales que dañan la vitalidad y credibilidad de la Iglesia y de la vida consagrada: el mal de comunicación (que la hace incapaz de transmitir especialmente a los jóvenes el evangelio de la vocación); el mal de comunión(por no acabar de resolver nuestros problemas de relación y de participación); el mal de identidad (por no haber encontrado aún el nuevo rostro de la vida cristiana y religiosa).

Las ideas pobres sobre la vocación, que la centran o polarizan en la vocación clerical (o de especial consagración) y masculina, con la consiguiente infravaloración de otras vocaciones, o que la reducen a un asunto privado al que sólo se permite el acceso a Dios y a la propia conciencia, ignorando que la respuesta vocacional exige un ambiente favorable y mediaciones humanas que explícitamente propongan, acompañen, exijan e iluminen.

La cultura de la indecisión que debilita en los más jóvenes su valentía para hacer opciones de vida e impide que su fe se traduzca cotidianamente en elecciones de vida de manera que sean capaces de superar la falta se seguridad, de tomar decisiones que no estén condicionadas, frenadas o inhibidas por el miedo al mañana, por el temor de no cumplirlas, por las dudas sobre la propia capacidad, por la desconfianza en el otro, por el escepticismo sobre los propios sentimientos, por la incapacidad de elegir el uso de su tiempo libre, de las relaciones y amistades que han de cultivar, del comportamiento que deben manifestar con los otros...

La creencia errónea de que la pastoral vocacional es tarea exclusiva de unos pocos encargados. El formidable olvido de que la titularidad vocacional concierne a toda la comunidad cristiana, a todo creyente, provoca que las vocaciones se consideren hechos extraordinarios y no el fin natural del camino de fe. No se comprende que las vocaciones deberían ser fenómenos “normales” sea en el ámbito familiar, como parroquial sea también el ámbito de los movimientos e instituciones. La vocación es componente normal de la vida (dejarse llamar es signo de madurez y de libertad interior). Dichas vocaciones son la expresión-traducción de la fe en los proyectos personales de vida según la llamada particular de cada uno: a la vida matrimonial, a una profesión concreta, al sacerdocio, a la vida misionera, a una profesión concreta, al compromiso creyente en la política, a la consagración a Dios...

La “orfandad educativa” en la que se hallan muchos de nuestros jóvenes provocada por la falta de auténticos educadores de la fe y por el descuido pastoral de la atención personalizada. El acompañamiento personalizado no se erige entre las cosas más importantes de nuestra acción evangelizadora, no existe conciencia de su importancia, y por ello no se le dedica ni el tiempo y las energías suficientes, ni se facilita la disponibilidad para la acogida y la escucha, ni valentía para responsabilizarse del otro, acompañándole con comprensión y exigencia. “¡Cuántos abortos vocacionales a causa de este vacío educativo!”19.

La impotencia ante tantos obstáculos que ponen las familias, la sociedad, la cultura actual a los candidatos. Los procesos vocacionales no producen la energía evangélica suficiente para plantarles cara. Y de esa manera, con frecuencia, ceden ante la presión ambiental, desarmados y desvitalizados, sin oponer resistencia, sin extraer de la experiencia de encuentro con el Señor de la llamada la necesaria capacidad de abnegación, de renuncia y de esfuerzo.

La falsa interpretación de que es la “hora de los laicos” y que los consagrados estamos de sobra. Se empobrece así la Iglesia, con un reduccionismo vocacional de tendencia laical inversa a la clerical que hemos padecido secularmente. Es incapaz de generar una Iglesia constituida verdaderamente por todo el Pueblo de Dios, con vocaciones diversas, diferenciadas y complementarias. Una Iglesia sin carismas ni ministerios para la comunión y la misión no es la Iglesia pensada por Jesús y alentada por el Espíritu.

La convicción equivocada de que no se puede invitar a alguien a compartir nuestra vida cuando se encontrará con comunidades mediocres y con algunos religiosos o religiosas de poco espíritu. Es una especie de puritanismo que suele estar unido a frustraciones, desencanto, pesimismo, parálisis apostólica y desaliento ante el futuro. A veces con la dificultad de que quienes padecen esas situaciones, se erigen en protagonistas. Así no se engendra vida.

El padre Adrián López Galindo, s.j. anota estas otras dificultades que él llama de herejías a combatir para poder llevar adelante esta cultura vocacional.

La situación de muchas congregaciones nos obliga a actuar diligentemente para que no se pierda el don de Dios (1Tim 4,14; 2Tim 1,6) y antes de construir una cultura vocacional tenemos que afrontar algunas actitudes que nos lo impiden y nos bloquean.

a) El derrotismo: No podemos hacer nada
Algunos opinan que puesto que las vocaciones son un don del Espíritu Santo, no cabe sino esperar pasivamente las vocaciones que al Espíritu le plazca enviar. Si Dios quiere, ya enviará vocaciones...En absoluto ponemos en tela de juicio que las vocaciones sean don de Dios y sólo de Dios; pero sería malentender la confianza en Dios no cooperar con El.

Hay una versión secularizada de esta herejía, según la cual, con los jóvenes de la actual sociedad de consumo del occidente postcristiano y posteclesial “no podemos hacer nada”. Es cierto que la situación sociocultural actual no juega a favor de la animación vocacional, pero no podemos engañarnos: los jóvenes de hoy tienen muchos valores y hay posibilidad de enganchar con ellos (Cfr. J..García Roca. Constelaciones de los jóvenes. Síntomas, oportunidades, eclipses. Cuadernos “Cristianisme i justicia, nº 62, Barcelona 1994; Jose Maria Rodríguez Olaizola, s.j. 2008).

En todo caso, la resignación no parece que ofrezca demasiados alicientes. El comprobar que otros aciertan a crear una “ecología vocacional” en su entorno pone en entredicho esta afirmación. Podemos ser instrumentos de la gracia y colaboradores de la libertad humana, sin que podamos ni debamos suplantar ni la una ni la otra.

Todos conocemos el caso típico del chico tímido que no consigue ligar con la chica de la que está enamorado (la cual, a su vez, está enamorada de él) porque no se atreve a hablarle y menos aún a decírselo. A veces consideramos impropiamente la animación vocacional como un atentado contra la libertad individual. A otros, les da vergüenza presentarse como religiosos y religiosas felices y realizados.

El que no espabila, no “liga”, como tampoco lo hace el que se queda en casa estudiando o acompañando a sus padres y no acude adonde van las chicas de su edad. ¿No será que en el terreno vocacional “ligamos” por debajo de nuestras posibilidades porque “nos da corte declararnos” y nos sentimos fuera de lugar en las “movidas” que atraen a los jóvenes?

b) El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...

Es una versión más sutil de la herejía anterior y consiste en creer que hacemos todo lo que podemos: ya dedicamos energías a la pastoral juvenil, a ejercicios para jóvenes, a experiencias de verano.

Curiosamente, los grupos con más vocaciones son los que más energías invierten y los que están más convencidos de que deberíamos hacer más, en cantidad y calidad: Mejorar sus ofertas pastorales y adaptarlas; implicar en ellas a más gente; evaluarlas a fondo y regularmente; mantener en formación continua a quienes las dirigen; hacer más equipo entre los miembros de la congregación; ampliar el espectro de publicaciones y materiales de orientación vocacional, elaborando algunos para cada edad específica…

c) La excusa: Ya tenemos una persona o un equipo encargado

La animación de vocaciones no es asunto exclusivo de un delegado ni de un equipo, ni siquiera de los que están en la pastoral juvenil, sino de toda la congregación. Es la comunidad entera y la congregación en su totalidad la que atrae o repele las vocaciones. El promotor vocacional es como la comadrona y la comunidad como la embarazada; si la comunidad no es fértil, la comadrona no puede hacer nada.

Esto no impide que pueda y deba existir un encargado de la animación vocacional, con una labor específica, ni que no se requieran contactos individuales con personas que puedan ser modelos significativos de identificación.

Hay gran diferencia cuando un carisma es refrendado por una comunidad donde todos “tiran para el mismo lado” o cuando topa con actitudes de indiferencia y resignación. Esta batalla no se gana con francotiradores sino con la participación de todos en una estrategia de conjunto. Cada individuo, cada obra y cada comunidad tienen que hacer una aportación específica.

d) La edad: Eso es cosa de las más jóvenes; a mi edad...

Con frecuencia se oye que la promoción vocacional compete a los jóvenes y que a partir de cierta edad ya no se puede contribuir más que con la oración. Esto no es totalmente verdad. Es verdad que las jóvenes pueden aportar más cercanía y espontaneidad pero las encuestas realizadas entre religiosos que han entrado en los últimos años demuestran que para muchos, el contacto con religiosos/as adultos que vivían la plenitud del trabajo apostólico, fue determinante. Hay ejemplos de sacerdotes y religiosas mayores que envían jóvenes al noviciado. ¿No puede funcionar la edad como una disculpa fácil?

e) Es la hora de los laicos

A veces se oye que no está bien insistir en las vocaciones de especial consagración, sacerdocio y vida consagrada. Su tiempo y su protagonismo en la Iglesia sería cosa del pasado. El siglo XXI será y habría de ser el siglo del laicado. Los religiosos y sacerdotes deberíamos reconocerlo y preparar el camino a los laicos, cediéndoles nuestro puesto.

El tema es muy complejo. No cabe duda que una eclesiología actual saluda con entusiasmo la mayoría de edad del laicado, en cuyo logro efectivo nos faltan muchos pasos. Sin embargo, la misma eclesiología del concilio valora sobremanera toda la diversidad de carismas y ministerios en la Iglesia, al servicio de la edificación de la misma y para el cumplimiento de su misión. Juan Pablo ha resaltado tanto el laicado (Christifideles laici) como el ministerio ordenado (Pastores dabo vobis) y la vida consagrada (Vita consecrata). No podemos concebir una pugna entre las diversas vocaciones, ni considerar que la valorización del laicado ha de ser en detrimento del valor, la necesidad y la identidad de los otros carismas.

Me pareció hermoso este artículo que encontré en la internet20 sobre este tema. Lo reproduzco tal cual.


ALGUNOS DESAFÍOS DE LA PASTORAL VOCACIONAL
Robinson González Herrera SDV (Religioso Vocacionista)


El trabajo vocacional hoy exige de hombre y mujeres que perteneciente a una comunidad tengan espíritu de agiornamento y sepan lanzar las redes en nombre de Jesús, pastor supremo ya en la disponibilidad del hombre que responde al llamado y compromete toda su vida al seguimiento de Jesús. La respuesta es personal, libre, consciente, responsable y tiene como fundamento una profunda inspiración y experiencia de fe. La persona responde dentro de una situación histórica concreta. Y crece en una comunidad que camina tras la huellas del maestro a través de lo enseñado por el fundador y lo vivido en comunidad.

Dos son los factores en que el trabajo vocacional se está viendo afectado y es el papel del promotor vocacional y el vocacionado, éstos están atravesados por algunos desafíos que presenta el mundo de hoy y del cual ellos están envueltos, por eso se hace necesario profundizar en algunos de ellos con el fin de crear conciencia a aquellos que hoy trabajan por y para las vocaciones para que puedan realizar la misión de pescar al estilo de Jesucristo buen Pastor, Maestro y promotor vocacional por excelencia. Teniendo en claro en que todos en la vida podemos ser tanto promotores como vocacionados.

1. Individualismo exacerbado: el mundo de hoy está cada vez más incentivado al individualismo. Mostrando que el sujeto no debe hacer las cosas con otras personas. El debe pensar solamente en él mismo y nada más. Existe la tentación cada vez más de la privatización, de reducir todo en el ámbito de lo privado, sin la obligación de prestar cuentas a los demás seres humanos. Se llega también a la privatización de la fe y lo más cuestionante hoy la privatización de la vocación, del ejercicio de la misión.

2. Arrogancia y eficiencia: el individualismo al ser un sistema que trabaja por la exclusión, lucha, como vimos antes, por la sobrevivencia de los más “fuertes”, de los más “eficientes”, estos dos conceptos encerrados en unas comillas grandes, pues se cree que ser fuerte es sobrepasar por encima del otro y acaparar todo para mí, y ser eficiente es quererlo hacer todo volviéndonos autosuficientes. Se promueve así el carrerismo y la adulación, cuyos métodos son la transgresión, la violación de todo lo posible, desde que eso facilite la llegada al tope de uno, entonces aquellos que no están en condiciones de correr o competir son eliminados, sin importar su ser, sus ideales y propósitos.

3. La concurrencia: esto es lo que se conoce más común con el movimiento de masas, para algunos la concurrencia debe ser el motor de la sociedad porque solo ella genera el aumento de la eficiencia, en este clima no ay espacio para la solidaridad, aquí prima la cantidad y no la calidad.


4. Sensación de impotencia: delante de la crueldad del sistema las personas y los grupos sociales van teniendo la sensación de la impotencia, o sea, de que no es posible hacer nada más, mismo porque no es posible mudar más nada. Se comienza a no acreditar en más nada y en más nadie. Todo esfuerzo emprendido por alguien o por algún grupo es considerado inútil, no vale la pena luchar.

5. Irresponsabilidad colectiva: por estas razones se va estableciendo un sentimiento de irresponsabilidad colectiva, donde nadie se siente más responsable por nada, hay despreciado en las instituciones y en la personas públicas.

Es importante entonces preguntarnos como estamos manejando nuestra pastoral vocacional y más teniendo en cuenta que el ser humano de hoy anda desubicado, buscando siempre alguien que le muestra un camino seguro que realice con él un discernimiento que lo lleve a la felicidad.

Traigo a colación los apuntes que pude extraer en clase de Teología de la comunidad cuando hablábamos con el docente Fray John Jairo Molina del tema de la refundación, de ello apuntábamos precisamente que la pastoral vocacional esta siendo afectada por la crisis que padecen muchas comunidades religiosas, ya que muchas han perdido la etapa del enamoramiento, del encanto pasaron al desencanto y por ende se debe luchar por un re-encanto, solo en la medida en que los que ya somos consagrados volvamos a la esencia del carisma, fijemos la mirada en la misión que nos legó el fundador, la pastoral podrá ser realizada mas que de la palabra desde el testimonio.

El motivo principal es que «refundar» significa ante todo. «Volver seriamente a los fundamentos de la vida consagrada y a la raíz originaria y esencial de la misma…para vivir el carisma de modo significativo en los nuevos contextos culturales en los que vivimos y actuamos. Y siempre, como cimiento de la vida consagrada, tenemos una experiencia del fundador o de la fundadora que sella y caracteriza la vida de sus seguidores en el tiempo y en el espacio. Es un ser consciente de tres palabras que se hacen vida en la vida Consagrada:

“Encanto”, “des-encanto” y “re-encanto”

La palabra “encanto” se refiere a todo aquello que produce alegría contagiosa, fuerte atractivo, suave frescor y estimulante optimismo. Aquello que despierta gracia y simpatía, imaginación y fantasía. Por su naturaleza, hace brotar fuerza, entusiasmo e ilusión. Somos muchos los que entramos en la VIDA CONSAGRADA porque la VIDA CONSAGRADA nos encantó. Vimos a la VIDA CONSAGRADA como una realidad de la vida cristiana que te dejaba con grandes deseos, con fuertes propuestas y con un gran empeño en la generosidad y la santidad.

Por oposición a “encanto”, hablamos de “des-encanto”. Es todo aquello que produce frustración, monotonía, desilusión y de pérdida de algo significativo. Lleva a la tumba las grandes y sanas ilusiones. Puede producir hasta amargura. Quien está o se siente de alguna forma afectado por él desencanto, adopta una actitud de “dejar pasar”, hasta poner en manos de otro decisiones que se deben tomar personalmente. El “des-encanto” produce fastidio, cansancio, es como la tumba de las ilusiones y lleva en ocasiones al arrepentimiento por la opción que un día se hizo. La persona desencantada pierde norte y la admiración que tenía y ponía en la VIDA CONSAGRADA. Siembra desánimo en torno. Deja el camino emprendido y desde luego no motiva a que otros asuman el que ella vive aburridamente.

Pero lo perdido se puede encontrar y recuperar. El desencanto puede desaparecer y superarse. Es posible devolverlo a las personas, las instituciones, la Iglesia, la VIDA CONSAGRADA. Para ello hay que retornar al amor primero. Se precisa reavivar el fuego de la fe, de la esperanza y de la caridad. Algunos aspectos que pueden contribuir a que la VIDA CONSAGRADA recupere su “encanto”, para que sea “anuncio de un modo de vivir alternativo para el mundo y la cultura dominante”, pues La VIDA CONSAGRADA ha dejado de ser una forma de vida cristiana alternativa. No acierta, tampoco, a ofrecer una alternativa válida en la concepción y puesta en marcha de una sociedad post-secularizada que podría estar a las puertas. Si diera con ella nos pasaría como a la persona que “encontró un tesoro en un campo, que, al encontrarlo vuelve a esconderlo y por la alegría que le da, vende todo lo que tiene y compra aquel campo” (Mt 13, 44). Cuando hacemos eso nos convertimos en una profecía viva de la esperanza que anima y estimula el paso, al sentir que nuestro corazón arde mientras el Espíritu nos va hablando por el camino (Lc. 24, 32).

¿Qué se puede refundar?

I. Primero hay que hacer una revisión de:

1. Examen de la situación social, eclesial, de vida consagrada.
2. Regresar a las fuentes.
3. Reformulación de los aspectos fundamentales del carisma y de la espiritualidad.
4. Esfuerzos de inculturación.
5. Aceptación de la unidad en la diversidad.

II. Analizar modos de vida de:

1. Relaciones comunitarias, provinciales y a nivel general.
2. Cursos de formación permanente sobre el carisma y espiritualidad.
3. Creación de Institutos de espiritualidad. Espiritualidad encarnada, liberadora e inculturalizada.
4. Reuniones periódicas con los Provinciales (cada dos años).
5. Congresos internacionales sobre diversos aspectos del carisma y de la espiritualidad.

En torno a la VIDA CONSAGRADA hoy no falta empeño, sacrificio, búsqueda. En las últimas décadas se ha sembrado mucho y se ha recogido poco. Por eso es urgente “discernir lo que el Espíritu de Dios está haciendo surgir entre nosotros para responder a los desafíos de nuestro tiempo y construir el Reino de Dios”, reforzar esa novedad y convertirla en punto de partida de etapa nueva. En otras palabras, se necesita sembrar esperanza, poner pasión y reforzar los signos claros de vitalidad.

La vida consagrada puede ofrecer a la pastoral vocacional de hoy:
El “frescor” de la centralidad de Jesús
El “atractivo” de la espiritualidad
La “fuerza” de la misión
El “grito desgarrador “del humanismo
La frescura del agua pura de las fuentes: Palabra de Dios y carisma de los Fundadores/as
La propuesta de encuentros que transforman: Hemos ido a beber al mismo pozo
El lenguaje del agua cantarina: mana y corre
El servicio a los pobres, para llegar al corazón del evangelio de la verdadera vida

Estas serían las virtudes:

La lucidez,la que procede de la profundidad que da el discernimiento evangélico y de la autenticidad que trae la verdad que nos pide ser transparentes y sinceros.
La hospitalidad: y la gratuidad propia del que acoge y al acoger se da y deja con alegría y un estimulante optimismo al que está cerca y al que está lejos.
La mansedumbre que lleva a la no violencia y pide tolerancia y diálogo.
La libertad de espíritu que nos da una energía especial en el hacer.
La audacia y la capacidad creadora que evita el que nos repitamos y lleva a aportar la gracia de lo nuevo y la fuerza para soñar y para realizar los sueños; para ser pionero
La simplicidad que valoriza los recursos pobres y pequeños
La fidelidad que nos lleva del río a la fuente de donde brota el agua pura y cristalina. La contemplación que me lleva a adorar, amar y servir

Para esto es necesario, además de lo anterior, profundizar en dos factores más que influyen en la pastoral vocacional y son: las características que presenta el joven globalizado de hoy y estudiar algunos factores que pueden ayudar para el éxito de un buena pastoral vocacional. Es preciso, por tanto, ante este panorama, reactivar nuestro compromiso vocacional desde nuevas actitudes, en concreto; (actitudes que logré extraer de un curso de pastoral ofrecido por los hermanos claretianos):

TALANTE TESTIMONIAL: No se trata de hacer una PASTORAL VOCACIONAL de emergencia sino una pastoral que sea expresión normal y continuada de la maternidad de la Iglesia.
COMPROMISO CORAL. No debe ser llevada sólo por algunos sino que está llamada a ser asumida como tarea de todos, aun cuando solamente unos cuantos estén dedicados de modo expreso a suscitar y acompañar de cerca a los llamados. O crecemos juntos en una Iglesia comunión o no crece ninguno.
UNIVERSAL Y CARISMÁTICA. No se trata de plantear la vocación sólo a los cercanos (los que están en nuestros grupos) sino que se dirige a todos, porque el Señor puede llamar donde menos imaginamos. La PASTORAL VOCACIONAL es categoría unificadora, que ha de hacerse presente en toda la pastoral. La cruza transversalmente y la orienta. Existe un flujo permanente entre la pastoral general, que debe confluir en la animación vocacional para favorecer la opción vocacional y la PASTORAL VOCACIONAL que, a su vez, debe permanecer abierta a otras dimensiones, insertándose en ellas.
PERSONALIZADA. Hay que desterrar el mero reclutamiento, porque se trata de una pastoral que acompañe a las personas con cercanía y profundo respeto.

Termino esta reflexión con unas palabras de Elza Ribeiro, que encontré en la revista de la CLAR:

“Se fiel, hasta la muerte, a la vocación que fuiste llamado.
Ocupa tu lugar en la Iglesia con el cariño y la ternura de hijo. El ardor de los Apóstoles, la audacia de los profetas, la fuerza de los mártires, la pasión por el Reino, la alegría del Espíritu, el celo de los fundadores, la santidad a la que te invitó.
Abre los ojos y el corazón atenta a la realidad, perspicaz para leer los signos de los tiempos o sensible a la vida, sobre todo a la vida disminuida, desprotegida, pisoteada, acogedora del Espíritu y dócil a la palabra.
Alimenta en ti el amor, fuente que genera, dinamiza y potencializa la vida querida por el Padre para toda Criatura”.


NOTAS
18 Cf. NVNE 11c
19 NVNE 35a
20
Site: http://www.funlam.


Participación en el Foro
1. ¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?
2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?
3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)
4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque
5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión II. Analizar modos de vida

Bibliografía recomendada/ artículos de apoyo :
- Una cultura vocacional : http://es.catholic.net/vocaciones/639/2 ... p?id=18758
Mensaje del Santo Padre con ocasión de la XXX Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, 1993

- Nuevas vocaciones para una nueva Europa: http://es.catholic.net/religiosas/806/2 ... p?id=29615
La nueva evangelización debe reanunciar el sentido fuerte de la vida como "vocación".

- Carta del Papa Benedicto XVI en el congreso europeo de Pastoral Vocacional: http://www.es.catholic.net/religiosas/8 ... p?id=47993
Carta del Papa Benedicto XVI a los participantes en el congreso europeo de pastoral vocacional el pasado 4 de julio en el Vaticano.
Avatar de Usuario
gache
Moderador Staff
 
Mensajes: 403
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor Verbum01 » Mié Feb 01, 2012 4:21 am

Saludos desde la Fraternidad Misionera Verbum Dei de Madrid.

1. ¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?
La pastoral vocacional es una tarea de todos los miembros de la Iglesia. Todos debemos ser mediadores de la propuesta vocacional. Los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y consagradas tienen, sí, un lugar especial en esta mediación.

2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?
La finalidad de la pastoral o promoción vocacional es un servicio a la persona para que sepa discernir el proyecto que Dios tiene desde toda la eternidad para dicha persona, para la edificación de la comunidad. En otras palabras, es ayudar al nacimiento, crecimiento y discernimiento del llamado de Dios para cada uno con el fin único de servir más y mejor al mundo, que tanto necesita de la verdad de Cristo.

3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)

ORACÓN: Como Verbum Dei, comprendemos la oración como un diálogo íntimo con la Palabra, este aspecto que desarrollamos en el número 10 de nuestras Constituciones : “Orar la Palabra, asimilándola hasta hacerla vida propia, transformándonos en ella y enseñándola así a los demás, para que la oren, la vivan y la enseñen vivencialmente a otros”. Esta dimensión esencial del carisma ofrece una respuesta a la sed de espiritualidad y de búsqueda de experiencia “espiritual” tan propia de nuestro tiempo.

PREDICACIÓN DIRECTA: Como Fraternidad deseamos que el anuncio sea comunicación de lo que hemos contemplado: “Como Jesús, a quien seguimos lo más de cerca posible, no desempeñaremos una misión por cuenta propia, sino la que Él nos confía y como Él nos indica . Hablamos, no ideas ni palabras propias, sino las que el Padre, en Jesucristo, y por el Espíritu, nos dice y como Él nos habla. Transmitimos lo que, por Cristo, con Él y en Él, hemos contemplado. Comunicamos, proclamamos y contagiamos, lo que de Él hemos oído, experimentado, visto, gustado y conocido acerca de la Palabra de Vida”.
En esta perspectiva, Juan Pablo II dice: «Alimentarnos de la Palabra para ser “servidores de la Palabra” en el compromiso de la evangelización, es indudablemente una prioridad para la Iglesia al comienzo del nuevo milenio» .

TESTIMONIO: Conscientes que el mundo de hoy, necesita evangelizadores que hablen de Dios, a quien ellos conocen y les es familiar, la Fraternidad, junto con la Familia Misionera Verbum Dei buscamos que nuestra predicación vaya precedida y acompañada de un testimonio de vida que haga creíble y confirme la fe que anunciamos. Nuestro primer testimonio consiste en presentar la existencia de un Dios personal, que cautiva, seduce y transforma nuestra existencia según el poder de su Palabra. Es, también, el testimonio de la fraternidad universal que nace del encuentro con el Dios Uno y Trino, quien nos introduce en su mismo ser familiar; es el testimonio de alegría de una vida según las bienaventuranzas y los consejos evangélicos; es, por último, testimonio de que “hay más alegría en dar que en recibir”, y del fuego y urgencia misionera que nace del contacto con el Dios vivo.

GUÍAS: Puesto que el Verbum Dei se constituye como un carisma específico por el peculiar peso que da en su vida y misión a la Palabra de Dios, formamos a los jovenes a orar con la palabra de Dios: leerla, meditarla, asimilarla, vivirla, anunciarla y enseñarla a vivir y anunciar.
El ministerio de la Palabra en el Verbum Dei está orientado a la perseverancia de las personas: acompaña la evolución de esa Palabra en la persona amparándola, transformándola, encaminándola y proyectándola en actividades apostólicas.
La formación de “apóstoles”, de personas capacitadas para desarrollar la misión con el máximo de dedicación y de entrega, personas fieles y felices, “capaces de instruir a otros” es el objetivo de nuestro servicio de la Palabra.

4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque.
4.1. La cultura de la indecisión que debilita en los más jóvenes su valentía para hacer opciones de vida e impide que su fe se traduzca cotidianamente en elecciones de vida de manera que sean capaces de superar la falta de seguridad, de tomar decisiones que no estén condicionadas, frenadas o inhibidas por el miedo al mañana, por el temor de no cumplirlas, por las dudas sobre la propia capacidad, por la desconfianza en el otro, por el escepticismo sobre los propios sentimientos, por la incapacidad de elegir el uso de su tiempo libre, de las relaciones y amistades que han de cultivar, del comportamiento que deben manifestar con los otros
4.2. La impotencia ante tantos obstáculos que ponen las familias, la sociedad, la cultura actual a los candidatos. En mi continente (África) por ejemplo, la vida consagrada es algo que mucha gente no entiende todavía.
4.3. La carencia de vocaciones en Europa. Actualmente las vocaciones nos vienen solo de África, Asia y América del Sur. ¡La verdad es que no sé exactamente que pasa ¡

5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión II. Analizar modos de vida

En mi Comunidad, estamos todavía en la etapa fundacional y estamos viendo como plasmar el carisma del fundador en la sociedad actual y en cada cultura. Los Congresos internacionales sobre diversos aspectos del carisma y de la espiritualidad se hacen normalmente.

Un abrazo a todos,
Atango.
Verbum01
 
Mensajes: 13
Registrado: Lun Ene 16, 2012 12:07 pm

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor cdearrascaeta » Mié Feb 01, 2012 10:25 am

Participación en el Foro
1. ¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?
El llamado a realizar la Pastoral Vocacional es para todos los integrantes de la comunidad. Todos y cada uno de nosotros tenemos el llamado de Cristo y debemos ser sus discípulos en el proceso de evangelización. El llamado de la Pastoral no es exclusivo de los obispos, sacerdotes, religiosos o consagrados sino que todos los integrantes de la Iglesia hemos sido llamados para a traves de la evangelización y como parte del proceso, domar sobre si la vocación de otro. Luego de descubrir nuestra vocación debemos volcarnos hacia los demás, sin importar las edades, ya sean niños, jóvenes, adolescentes, adultos o mayores.

2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?
La Pastoral tiene como finalidad principal el brindar un servicio para ayudar a los demás a descubrir y discenir el proyecto que Nuestro Padre tiene sobre nosotros, es ayudarlo a que logre esa comunicación con Cristo Jesus y pueda escuchar el verdadero llamado de Dios Padre para con su Misión. Todos tenemos un don, esta en nosotros, con la ayuda de la Pastoral el identificarlo, conocerlo, estudiarlo, explotarlo y diseminarlo, tal cual la voluntad del Creador.

3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)

Oración: Grupos de oración, lectura y análisis de la Biblia, estudios de lectio, días especiales para analizar el evangelio del próximo domingo, participación de la misa radial y programas radiales cristianos.
Predicación directa: Catequesis para niños desde los 7 años de edad hasta los 12 años luego de lo cual pasan a catequesis de jóvenes y adolescentes. Faltaría organizar y planificar catequesis para padres, apuntando a padres con hijos menores y otra para padres de hijos jóvenes y adolescentes. En Catedral se ha organizado una catequesis del discipulado, que será muy prometedora.
Testimonio: Testimonio de cada uno de los integrantes de la comunidad.
Guías:… Estamos en el debe con ello.

4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque
Creo que es fundamental realizar una autocritica por parte de la comunidad de las actividades realizadas en post de la cultura vocacional para asi poder identificar las fortalezas y las debilidades con las que contamos. Solo a partir de allí podremos, objetivamente, poder comenzar a desarrollar una cultura vocacional o mejorar la existente.
1. Mejor organización y realización de proyectos de trabajo a corto, mediano y largo plazo. LA única forma de transitar un camino claro es saber hacia donde vamos. Así cuando organicemos nuestras catequesis y programas de trabajo tendremos bien claro que hacer, como hacerlo y cuando hacerlo, y ello será independientemente de la persona que este al frente.
2. Promoción y publicidad de las tareas realizadas. Muchas veces no es que no hagamos nada o que no sea suficiente sino que no sabemos promocionar nuestras actividades, no para sacar provecho de ellas sino para entusiasmar a otros y poder captar mas vocaciones.
3. Identificacion de “cabezas de grupos”, ya sea en pastoral vocacional para adultos, mayores, jóvenes o niños. De esta forma, con esas “cabezas de grupos” puedan trabajar con los demás integrantes de esos grupos pero teniendo alguien de referencia.

Vemos que a nivel de niños hay un alto poder de captación y de niños que concurren a las catequesis, en las distintas edades. SE ha incrementado la presencia de niños varones sobre las mujeres. Cuando se produce el pasaje a jóvenes y adolescentes, ese numero se reduce sensiblemente, lo cual es un aspecto a trabajar. Luego a nivel de adultos de entre 25 y 40 años tenemos un bache donde son padres pero falta organizar actividades para ellos, y luego si pasamos a grupos de estudios donde suelen participar personas mayores a los 40 años. Esa es una falla muy importante.
5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar:
Releere el articulo para pode expresarme con mejor detalle
cdearrascaeta
 
Mensajes: 8
Registrado: Sab Ene 07, 2012 3:37 pm

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor Silviamaria » Mié Feb 01, 2012 11:50 am

Buenos días, envío mis respuestas.

1. ¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?
Todos estamos llamados a realizar la tarea de pastoral vocacional, desde el sitio que nos encontremos, claro que es tarea especial de obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y personas dedicadas a la vida consagrada; pero no se limita solo a ellos.

2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?
Ayudar al nacimiento, crecimiento y discernimiento del llamado de Dios para cada uno con el fin único de servir más y mejor al mundo, que tanto necesita de la verdad de Cristo. Todos tenemos un don y una llamada de Dios, solo falta ser descubierta y la pastoral vocacional ayuda a descubrir ese plan de Dios y acompaña a la persona para que llegue a su plenitud vocacional soñada por Dios desde siempre.

3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)
Oración.- Es grande la necesidad de orar en todas las parroquias por lo que deben aumentar los grupos de oración y los encargados difundir a la comunidad como hacerlo. Con la oración bien dirigida se lograrían más vocaciones. En mi parroquia si hay grupos de oración de jóvenes y adultos pero nunca es suficiente, somos una población muy numerosa pero gracias a Dios si hay jóvenes que han salido para la vida consagrada y ya colaboran en otras parroquias. Luego del rosario y en las demás oraciones comunitarias que se llevan a cabo siempre se reza por las vocaciones sacerdotales, consagradas y laicas.
Predicación directa.- La comunidad desea que la prédica de los consagrados a Dios sea no solo de ideas, palabras sino de testimonio de vida, que nos contagien con el entusiasmo y el reflejo de su entrega a Dios, que veamos que son fieles servidores de la Iglesia y evangelizadores comprometidos con la promesa hecha a Dios.
Testimonio.- Los laicos siempre deseamos que los consagrados den testimonio de su entrega a Dios, el mundo actual requiere de mucha demostración, la gente observa mucho y ve para creer. En mi parroquia hay algunos sacerdotes pero no todos demuestran que sienten o viven lo que manifiestan en el sermón (hay de todo en la viña del Señor). A otros en cambio da gusto escucharlos porque viven lo que manifiestan, el tiempo se hace corto cuando ellos hablan.Por eso hay que rezar mucho para que haya sacerdotes santos.
Guías.- En mi parroquia están organizados los grupos de catequesis y de oración por edades, las colonias vacacionales, en todo momento hay actividad pastoral: diaria, semanal, mensual, cursos variados. Las autoridades son muy activas, hay ayuda social para pobres y ancianos. Centro médico económico, colaboración con enfermos para ayuda espiritual y económica. Los laicos también están presentes en las actividades rutinarias de la parroquia, hay grupos de varones y damas (niños, jóvenes y adultos). Es una parroquia bien estructurada y con un guía espiritual excelente.

4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque
La cultura de la indecisión, porque hay jóvenes que tienen aptitudes para la vida consagrada pero no tienen la seguridad de sus actos, esa indecisión los lleva a tomar caminos diferentes.
La creencia errónea, les han manifestado que la vida consagrada los privará de satisfacer sus necesidades de conocimiento profesional, los aislará de sus familiares.
La impotencia , muchos jóvenes tienen padres que se oponen a sus deseos de ingresar a la vida consagrada y terminan cediendo a los requerimientos de la familia. En la parroquia se han presentado estos casos, el párroco lo ha mencionado, y ha pedido que recemos mucho para que se tomen las decisiones acertadas, que los jóvenes encuentren el valor suficiente para no renunciar al llamado de Dios.

5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión II. Analizar modos de vida.
Como laica, expondré lo que observo en mi parroquia:
I. Primero hay que hacer una revisión, cada día es necesario retroalimentarse y en mi parroquia no es que se ha descuidado pero por más que las autoridades estén pendientes de la situación siempre hay asuntos pendientes que requieren revisión, eso es normal en toda organización.
II. Analizar modos de vida, se toman en cuenta aspectos relacionados con cursos de formación, actualmente se están mejorando los sitios de reuniones porque resultan muy pequeños para la cantidad de fieles, las reuniones con las otras autoridades se dan porque se conoce por el párroco las disposiciones y recomendaciones de los Obispos. No podría expresar detalles porque no los conozco.

Nota: espero que no esté muy errada en mi apreciación, es un tema muy profundo y que me ha permitido reflexionar
cada contestación. Estoy contenta de haber iniciado este curso porque me lleva a mucha concentración. Muchos saludos a todos. :D :D
Silviamaria
 
Mensajes: 439
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:32 pm

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor mariaines » Mié Feb 01, 2012 1:58 pm

1. ¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?
Todoslos miembros de la Iglesia están llamados a realizar la pastoral vocacional.

2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?
La finalidad de la pastoral o promoción vocacional es un servicio a la persona para que sepa discernir el proyecto que Dios tiene desde toda la eternidad para dicha persona, para la edificación de la comunidad. En otras palabras, es ayudar al nacimiento, crecimiento y discernimiento del llamado de Dios para cada uno con el fin único de servir más y mejor al mundo, que tanto necesita de la verdad de Cristo.

3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)
Oracion: se reza por las vocaciones los primeros jueves de cada mes
Predicacion directa: especialmente en ocasion de alguna ordenacion o profesion se realiza una predicacion mas directa sobre le tema o tambien en ocacin de la joranda Mundial de oracion por las vocaciones
Testimonios: en ocasion de la presencia de sacerdotes o religiosas/os provenitenes de otros continentes o en las mismas situaciones antedichas o en ocasion de la expocarisma
Guias: si los hay, sacerdotes o religiosas que acompañan a las jovenes

4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque
La cultura de la indecision porque los jovenes de nuestra ciudad son indecisos porque tiene la psoibilidad de probar todo.
La creencia erronea de que la pastoral es de algunos: solo los sacerdotes o las religiosas lo tienen que hacer, por desconociminto o por comodidad se da esta dificultad.
LA impotencia ante tantos obstaculos: especialmente de los amigos y las familias.

5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión II. Analizar modos de vida
Considero importante replantearnos los cinco puntos:
1. Examen de la situación social, eclesial, de vida consagrada.
2. Regresar a las fuentes.
3. Reformulación de los aspectos fundamentales del carisma y de la espiritualidad.
4. Esfuerzos de inculturación.
5. Aceptación de la unidad en la diversidad
en cada comunidad y despues ver que es lo que podemos hacer. Considero importante que el coordinador de la pastoral vocacional visite las comunidades o se envie una guia a las comunidades ayudando a reflexionar y en base a lo que se exponga en ella se realicen encuentro, asambleas, etc.
mariaines
 
Mensajes: 518
Registrado: Dom Ene 31, 2010 9:58 am

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor jguerras100 » Mié Feb 01, 2012 4:08 pm

1. ¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?
La pastoral vocacional es una tarea de todos los miembros de la Iglesia. Por tanto, la responsabilidad es de toda la Iglesia. Todos debemos ser mediadores de la propuesta vocacional. Los obispos, sacerdotes, diáconos, religiosos y consagradas tienen, sí, un lugar especial en esta mediación. Pero no se agota en ellos. Por fuerza de su fe, el discípulo de Jesús debe tomar sobre sí la vocación de otro. Todos: padres de familia, catequistas, educadores, profesores, especialmente los profesores de educación moral y religiosa católica, movimientos, parroquias, diócesis, etc.


2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?
La finalidad de la pastoral o promoción vocacional es un servicio a la persona para que sepa discernir el proyecto que Dios tiene desde toda la eternidad para dicha persona, para la edificación de la comunidad. En otras palabras, es ayudar al nacimiento, crecimiento y discernimiento del llamado de Dios para cada uno con el fin único de servir más y mejor al mundo, que tanto necesita de la verdad de Cristo.


3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)

La pastoral vocacional hemos de realizarla mediante los instrumentos válidos en toda pastoral:

La predicación directa y clara del mensaje; Ser claros, precisos y directos de lo que significa la responsabilidad de estar predicando la Buena Nueva y hacer énfasis de lo crucial que es para el poder recoger frutos, sembrar en los corazones el deseo ardiente de descubrir su llamado personal de Dios como una respuesta meditada en su Palabra y por medio de su Espíritu Santo.

La catequesis sistemática y fiel; Hacer más que gente educada para liturgias, gente comprometida con el mensaje de salvación y evangelizar y de esa manera ser evangelizado, además de comportarse igual en el templo y fuera de el al recordar que somos templo del Espíritu Santo.

El testimonio alegre y sincero; Ser Luz y Sal verdaderos testigos de Cristo con una manera misericordiosa, alegre y fiel, de una vida cristiana.

y sobre todo, la oración confiada al Padre por su Hijo en el Espíritu y a María, modelo de toda vocación.
La oración deberá ser rica en acciones, en gentilezas, en agradecimientos y en hablar a Dios de los hombres para poder posteriormente hablarle a los hombres acerca de Dios y convertirse en verdaderos profetas de Dios por medio de una oración que transforme primeramente a los agentes para que puedan ser reales liberadores porque son libres por Cristo primeramente.


4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque


La cultura antivocacional definitivamente estoy inmerso en una sociedad mexicana al estilo consumista y “exitosa” que desprecia todo aquello que no trae “riqueza y dominio”.

Los tres grandes males
mal de comunicación (que la hace incapaz de transmitir especialmente a los jóvenes el evangelio de la vocación); Actualmente se están hablando de una forma que no es posible llegar a un entendimiento real y eficaz, debido a que o se exagera para llegar a un lenguaje no evangélico so pretexto de alcanzar a los jóvenes, o por el contrario se habla como si estuviera en un foro teológico y no se entiende por la mayoría. Se mundaniza el Evangelio.

el mal de comunión(por no acabar de resolver nuestros problemas de relación y de participación);
Es imposible que un joven pueda comprender como alguien que se supone que esta con Dios esta con problemas mentales, psicológicos, o de integración comunitaria o personal, etc

el mal de identidad (por no haber encontrado aún el nuevo rostro de la vida cristiana y religiosa).
Además no tener una idea clara de la espiritualidad a la que se pertenece y no poder transmitirla adecuadamente en base a la Palabra de Dios es caótico. Por ejemplo si es Paz y Bien y se muestra comúnmente enojado o ansioso es contraproducente.

Las ideas pobres sobre la vocación, que la centran o polarizan en la vocación clerical (o de especial consagración) y masculina, con la consiguiente infravaloración de otras vocaciones, o que la reducen a un asunto privado al que sólo se permite el acceso a Dios y a la propia conciencia, ignorando que la respuesta vocacional exige un ambiente favorable y mediaciones humanas que explícitamente propongan, acompañen, exijan e iluminen.


La “orfandad educativa” en la que se hallan muchos de nuestros jóvenes provocada por la falta de auténticos educadores de la fe y por el descuido pastoral de la atención personalizada.

La impotencia ante tantos obstáculos que ponen las familias, la sociedad, la cultura actual a los candidatos. Los procesos vocacionales no producen la energía evangélica suficiente para plantarles cara. Y de esa manera, con frecuencia, ceden ante la presión ambiental, desarmados y desvitalizados, sin oponer resistencia, sin extraer de la experiencia de encuentro con el Señor de la llamada la necesaria capacidad de abnegación, de renuncia y de esfuerzo.

La falsa interpretación de que es la “hora de los laicos” y que los consagrados estamos de sobra. Se empobrece así la Iglesia, con un reduccionismo vocacional de tendencia laical inversa a la clerical que hemos padecido secularmente. Es incapaz de generar una Iglesia constituida verdaderamente por todo el Pueblo de Dios, con vocaciones diversas, diferenciadas y complementarias. Una Iglesia sin carismas ni ministerios para la comunión y la misión no es la Iglesia pensada por Jesús y alentada por el Espíritu.

La convicción equivocada de que no se puede invitar a alguien a compartir nuestra vida cuando se encontrará con comunidades mediocres y con algunos religiosos o religiosas de poco espíritu.



5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión II. Analizar modos de vida

I. Primero hay que hacer una revisión de:

1. Examen de la situación social, eclesial, de vida consagrada.
2. Regresar a las fuentes.
3. Reformulación de los aspectos fundamentales del carisma y de la espiritualidad.
4. Esfuerzos de inculturación.
5. Aceptación de la unidad en la diversidad.

Es increíble pero cierto que donde no existe a unidad es básicamente en las comunidades, pues habitan juntos pero sin estar unidos en un mismo espíritu, por o cual es necesario volver a las fuentes y no tomar de los charcos al querer impulsar con medios carnales lo que es del espíritu.

II. Analizar modos de vida de:

1. Relaciones comunitarias, provinciales y a nivel general.
2. Cursos de formación permanente sobre el carisma y espiritualidad.
3. Creación de Institutos de espiritualidad. Espiritualidad encarnada, liberadora e inculturalizada.
4. Reuniones periódicas con los Provinciales (cada dos años).
5. Congresos internacionales sobre diversos aspectos del carisma y de la espiritualidad.

Casi todo se cumple, cumplimiento o sea cumplí- y- miento, o sea se hace en teoría y por obligación y no se está renovando el interior de la persona, sino solo se decora con títulos y personajes que están dispuestos a meter ideas ajenas como el liderazgo y los aspectos que en el mundo actualmente están fracasando en lo económico, en lo prospero, en lo social, etc.
jguerras100
 
Mensajes: 33
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor marcazzan15 » Mié Feb 01, 2012 11:09 pm

1) Todos estamos llamados a realizar la promoción vocacional,jóvenes y mayores,cada consagrado en su trabajo, en la comunidad y fuera de ella.Personalmente, es compartir,con gozo el Don de la vocación que he recibido de Dios.
2 ) La finalidad de la promoción vocacional es descubrir en las jóvenes el llamado que Dios hace. Acompañar para que la jóven realice el Sueño de Dios y que se sienta feliz y realizada en el seguimiento a la Persona de Jesús.
3) En mi comunidad comenzaría con la oración, como encuentro personal con Jesús,con su Palabra, que llama ilumina y fortalece.
Con el testimonio de vida gozoso, entusiasta y servicial. Teniendo la serena audacia de proponer a las jóvenes la belleza de una vida entregada a Dios y al servicio de los más necesitados.
hacerse amiga de las jóvenes,para poder acompañarlas, descubriendo con fe las pistas del llamado de Dios, hacer que hagan experiencia de Dios vivo, en su vida por medio de la Palabra y los Sacramentos.
4) El individualismo, el arrivismo, el comodismo, la cultura permisivista.
En el ambiente donde estoy la mayor dificultad es el apego a la familia, las jóvenes no tienen el valor de dejar a la familia, además los papás, quieren de las hijas nietos.
En mi comunidad a veces falta el tiempo para hacer la promoción vocacional,porque estamos todas con mucho trabajo.
5) Refundar.Hay que volver a la fuente,a la Persona de Jesús,su Palabra viva y actuante, volver a la RAIZ del CARISMA, en mi caso al carisma del AMOR, hacerlo vida, concretizarlo en la cultura donde vivo, con el brillo del Fundador difundir el Amor de Cristo en el mundo, con la certeza de una nueva primavera vocacional.
El encanto y el re-encanto son dos modos de vida que atraen a las jóvenes, porque hay entrega gozosa, al Amor de los Amores , hay pasión por el REINO y entusiasmo en el servicio fiel al estilo de la Virgen María.
También la promoción comunitaria, arrastra a las jóvenes, teniendo en cuenta que el llamado de Dios es univensal:
" Llamó a los que Él quiso"
La respuesta de la jóven será siempre libre y personal ,para su felicidad y para hacer felices a los demás.
marcazzan15
 
Mensajes: 10
Registrado: Mié Ene 25, 2012 3:42 pm

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor alvin1907 » Jue Feb 02, 2012 9:59 am

1. ¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?
La pastoral vocacional en un compromiso q deben afrontar todos los miembros de la Iglesia. Todos y cada uno de nosotros estamos llamado a realizar este servicio

2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?
La finalidad de la pastoral vocacional es ayudar a todos para que sepan discernir cual es la mision que se nos encomendo en el camino del Padre

3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)

ORACÓN: el orar es el hablar con Dios.

PREDICACIÓN DIRECTA: A mi criterio, es predicar con nuestra propia vida y asi ser "creyentes creibles"
Juan Pablo II dice: «Alimentarnos de la Palabra para ser “servidores de la Palabra” en el compromiso de la evangelización, es indudablemente una prioridad para la Iglesia al comienzo del nuevo milenio» .

TESTIMONIO: el dar testimonios es ser testigos firmes de nuestra fe y seguir dando este mensaje a todos los demas. es anunciar a Dios como nuestro Padre Creador

GUÍAS: ser guia es ser promotor de la Pastoral, es ser motivador y animador para con las persona de su comunidad

4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque.
primero que nada el miedo al "que diran". a veces es como si les diera vergüenza decir q se sienten llamados ya sea a ser guias o simplemente ayudar en las distintas tareas de la comunidad.
en segundo lugar creo q se mal interpreta la palabra "vocacion" entonces no la quieren ni escuchar. esto causa alguna clase de conmocion y se cierran al tema

5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión
II. Analizar modos de vida

Debo mencionar que en mi comunidad recien se esta comensando a sacar de las personas el temor a hablar de la Pastoral Vocacional e intentar q se arme un grupo de dicha pastoral :)
alvin1907
 
Mensajes: 6
Registrado: Mié Ene 18, 2012 9:56 am

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor danade » Jue Feb 02, 2012 1:33 pm

Hola, antes de responder las preguntas propuestas quería remarcar algunas cosas del texto principal. En general, me pareció bastante positivo todo el material de esta 3ra sesión.
En particular me gustó la insistencia en que todos debemos participar de la pastoral vocacional y que hay que pasar de una pastoral de espera a una pastoral de propuesta.
También quiero resaltar positivamente el párrafo sobre la finalidad de la PV: "Debemos tener esta certeza: toda persona tiene un don y una llamada de Dios específica en espera de ser descubierta. La pastoral vocacional ayuda a descubrir este plan de Dios y acompaña a la persona para que llegue a su plenitud vocacional soñada por Dios desde siempre". Creo que esto es importantísimo y no se debe olvidar. Como dice en otra parte del texto, muchas veces se entendió y lamentablemente se entiende todavía, la PV solamente como búsqueda o pesca de vocaciones sacerdotales o religiosas. Eso es un grave error de concepto y además produce un alejamiento en los jóvenes que de entrada sienten miedo de que los quieran atrapar para alguna de esas vocaciones.
Por último, entre lo positivo, quiero resaltar también los medios propuestos y hacer hincapié en fomentar retiros y encuentros de reflexión propiamente vocacionales. En Argentina, conocemos una propuesta llamada Proyecto de Vida, elaborada en principio por los Operarios Diocesanos y usada y adaptada en distintas diócesis. También se han hecho adaptaciones del Grupo Samuel, itinerario pensado y realizado por el Card. Martini en Milán. Una cosa a tener muy en cuenta es la utilización, según las posibilidades, de medios audiovisuales y tecnológicos de acuerdo a los jóvenes de hoy.
También encontré un par de puntos, a mi entender, negativos, a saber: en el primer párrafo después de decir que la PV es el conjunto de actividades tendientes a ayudar a descubrir la vocación específica de cada persona (lo cual me parece muy bien) se agrega: "según un carisma dado por Dios a una Congregación" (a lo cual no le encuentro sentido).
Y un segundo punto que me pareció de una actitud un tanto sectaria es el párrafo siguiente: "En todas las Congregaciones tiene que formarse como una “cultura” vocacional, donde todos los religiosos y religiosas sientan este deber como propio, urgente, necesario e intransferible: todos debemos trabajar por contactar, cultivar y concretar vocaciones para la propia congregación religiosa". Entiendo que cada Congregación se preocupe de las propias vocaciones pero me parece que se debe trabajar para la Iglesia en general, para que cada uno encuentre su vocación específica y si en lugar de ser en mi congregación es en la enfrente o en la de al lado, bienvenida sea, y si es sacerdote en lugar de religioso o es laico en lugar de consagrado, bienvenido sea! Hay que entender de una vez por todas que hay que trabajar para que cada persona encuentre su vocación y si creemos que Dios sigue llamando para cada una de las vocaciones, entonces no hay necesidad de querer juntar harina para el propio costal porque esta vendrá por añadidura.
Gracias por este espacio de opinión.
danade
 
Mensajes: 9
Registrado: Mié Ene 11, 2012 11:02 am

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor GERARDO26_85 » Jue Feb 02, 2012 9:54 pm

1. ¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?

La pastoral vocacional en un compromiso q deben afrontar todos los miembros de la Iglesia. Todos y cada uno de nosotros estamos llamado a realizar este servicio

2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?
La finalidad de la pastoral vocacional es ayudar a todos para que sepan discernir y escuchar la voluntad de Dios, en la misión individual que a cada uno nos ha asignado.

3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)

ORACIÓN: el orar es el hablar con Dios, es hablar con palabras de amor al que es el AMOR.

PREDICACIÓN DIRECTA: Dar testimonio de nuestra propia vida y asi ser Cristianos no de palabra si no de obra.

TESTIMONIO: el dar testimonios es ser testigos firmes de nuestra fe y seguir dando este mensaje a todos los demas. es anunciar a Dios como nuestro Padre Creador, y anunciar su obra salvífica.

GUÍAS: ser guia es ser promotor de la Pastoral, es ser el tutor de la vida pastoral de la comunidad adentrarse en las acciones concretas que deriven de dicha participación.

4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque.
Miedo a adrentarse en algo nuevo y ayudar a los demás en algo que quiza no comprendan, verguenza de dar testimonio de santidad ya que hoy en dia pareciera ser que ser catolico comprometido es razon para esconderse, incertidumbre de que tu labor no de frutos, desánimo al no encontrar la respuesta esperada.

5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión
II. Analizar modos de vida
GERARDO26_85
 
Mensajes: 4
Registrado: Mié Feb 01, 2012 4:50 pm

Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos: PV

Notapor OmiManuel » Vie Feb 03, 2012 3:35 am

La Pastoral vocacional: su dinamicidad en el creyente y más aún en los consagrados:


Quiero partir de este presupuesto expuesto en la sesión tercera: "tiene que formarse como una “cultura” vocacional", esto insmiscuye a todos los bautizados y en concreto a los consagrados no tan sólo como un deber, sino como parte de la respuesta-compromiso, es decir, por la respuesta libre que se ha dado a Jesus el cual es el autor de la llamada, y por ende, todos nosotros estamos invitados a acompañar y guiar a los jovenes para discernir y buscar la voluntad de Dios en sus vidas.

Creo que sin un adecuada formación en la -PV- no se llegara lejos, por ello, es imprescindible una actualizacion constante para reconocer los signos. Considero dos medios fundamentales para afrontar la realidad vocacional, y no es que los aqui expuestos sean menos, pero teniendo como base la ORACION y el TESTIMONIO, lo demás se dara por añadidura, y me ayuda para profundizar en torno a la oración unas palabras de Fray Luis de Granada "Creciendo el uso de la Oración crecerá también las riquezas de la gracia y por consiguiente, toda virtud y perfeccion" y San Juan Crisóstomo, De Anna, sermón 4, 5 dice: "Nada vale como la oración: hace posible lo que es imposible, fácil lo que es difícil..."

En mi comunidad percibo el descuido siguiente: "El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...", se esta trabajando ciertamente en la pastoral vocacional, eso no se duda, pero como no se ven resultados alentadores... el contexto cultural -frontera-tijuana, Mexico-Estados Unidos- es desafiante, porque lo jovenes estan bombardeados en muchos sentidos por el individualismo-consumismo exacerbado. En conclusión la formación vocacional requiere actualizacion y una revision de cómo se esta trabajando en el área vocacional.

2Alabado sea Jesucristo y Maria Inmaculada"




)
4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque
5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión II. Analizar modos de vid
OmiManuel
 
Mensajes: 8
Registrado: Jue Ene 12, 2012 6:54 pm

Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos: PV

Notapor OmiManuel » Vie Feb 03, 2012 3:43 am

La Pastoral vocacional: su dinamicidad en el creyente y más aún en los consagrados:


Quiero partir de este presupuesto expuesto en la sesión tercera: "tiene que formarse como una “cultura” vocacional", esto insmiscuye a todos los bautizados y en concreto a los consagrados no tan sólo como un deber, sino como parte de la respuesta-compromiso, es decir, por la respuesta libre que se ha dado a Jesus el cual es el autor de la llamada, y por ende, todos nosotros estamos invitados a acompañar y guiar a los jovenes para discernir y buscar la voluntad de Dios en sus vidas.

Creo que sin un adecuada formación en la -PV- no se llegara lejos, por ello, es imprescindible una actualizacion constante para reconocer los signos. Considero dos medios fundamentales para afrontar la realidad vocacional, y no es que los aqui expuestos sean menos, pero teniendo como base la ORACION y el TESTIMONIO, lo demás se dara por añadidura, y me ayuda para profundizar en torno a la oración unas palabras de Fray Luis de Granada "Creciendo el uso de la Oración crecerá también las riquezas de la gracia y por consiguiente, toda virtud y perfeccion" y San Juan Crisóstomo, De Anna, sermón 4, 5 dice: "Nada vale como la oración: hace posible lo que es imposible, fácil lo que es difícil..."

En mi comunidad percibo el descuido siguiente: "El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...", se esta trabajando ciertamente en la pastoral vocacional, eso no se duda, pero como no se ven resultados alentadores... el contexto cultural -frontera-tijuana, Mexico-Estados Unidos- es desafiante, porque lo jovenes estan bombardeados en muchos sentidos por el individualismo-consumismo exacerbado. En conclusión la formación vocacional requiere actualizacion y una revision de cómo se esta trabajando en el área vocacional.

2Alabado sea Jesucristo y Maria Inmaculada"
OmiManuel
 
Mensajes: 8
Registrado: Jue Ene 12, 2012 6:54 pm

Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos: PV

Notapor OmiManuel » Vie Feb 03, 2012 3:44 am

La Pastoral vocacional: su dinamicidad en el creyente y más aún en los consagrados:


Quiero partir de este presupuesto expuesto en la sesión tercera: "tiene que formarse como una “cultura” vocacional", esto insmiscuye a todos los bautizados y en concreto a los consagrados no tan sólo como un deber, sino como parte de la respuesta-compromiso, es decir, por la respuesta libre que se ha dado a Jesus el cual es el autor de la llamada, y por ende, todos nosotros estamos invitados a acompañar y guiar a los jovenes para discernir y buscar la voluntad de Dios en sus vidas.

Creo que sin un adecuada formación en la -PV- no se llegara lejos, por ello, es imprescindible una actualizacion constante para reconocer los signos. Considero dos medios fundamentales para afrontar la realidad vocacional, y no es que los aqui expuestos sean menos, pero teniendo como base la ORACION y el TESTIMONIO, lo demás se dara por añadidura, y me ayuda para profundizar en torno a la oración unas palabras de Fray Luis de Granada "Creciendo el uso de la Oración crecerá también las riquezas de la gracia y por consiguiente, toda virtud y perfeccion" y San Juan Crisóstomo, De Anna, sermón 4, 5 dice: "Nada vale como la oración: hace posible lo que es imposible, fácil lo que es difícil..."

En mi comunidad percibo el descuido siguiente: "El abatimiento: Hacemos lo que podemos y, sin embargo...", se esta trabajando ciertamente en la pastoral vocacional, eso no se duda, pero como no se ven resultados alentadores... el contexto cultural -frontera-tijuana, Mexico-Estados Unidos- es desafiante, porque lo jovenes estan bombardeados en muchos sentidos por el individualismo-consumismo exacerbado. En conclusión la formación vocacional requiere actualizacion y una revision de cómo se esta trabajando en el área vocacional.

2Alabado sea Jesucristo y Maria Inmaculada"
OmiManuel
 
Mensajes: 8
Registrado: Jue Ene 12, 2012 6:54 pm

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor danade » Vie Feb 03, 2012 3:38 pm

Hola, más arriba publiqué otro párrafo que si bien no contestaba explícitamente las preguntas, sí lo hacía al menos implícitamente con la 1 y la 2. trataré de contestar aquí las restantes.
3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)
En mi diócesis la oración por las vocaciones ha pasado por distitntas etapas según el obispo. Hubo quién la impulsó bastante y algún otro que sin restarle importancia en teoría, sin embargo no la fomentó de la misma manera. También varía mucho de acuerdo al sacerdote de cada parroquia. Vale decir también que, con motivo de la Jornada Mundial de oración por las vocaciones, se han impulsado distitnas iniciativas de comprometer a las personas a rezar de una manera particular: convirtíéndose en intercesoras por algún seminarista, sacerdote, religiosa/o y diácono permanente. También se han promovido encuentros de oración vocacional con los propios jóvenes.
La predicación directa del tema vocacional, como en el punto anterior depende de cada sacerdote. Sí se ha impulsado la PV diocesana promoviendo mucho más sus actividades. En algunos Colegios se ha incluido un poco más el tema en la catequesis, pero, a mi entender, falta bastante. Pero como insisto siempre lo que falta no es hablar de las vocaciones sacerdotal o religiosa exclusivamente, lo que falta es hablar de la vida como vocación; creo que eso es crear cultura vocacional.
Testimonio: hay quienes viven su vocación gozosamente y por eso contagian y hay quienes no. Y hay también quienes no se saben vocacionados. Creo que los testimonios son importantísimos, sirven de referencia. También son importantes como metodología en los retiros o encuentros vocacionales. A los jóvenes les atrae mucho escuchar testimonios de vida en un panel con diversidad de vocaciones.
Guías: hacen falta más y que sepan acompañar y guiar pero no imponer ni llevar para el lado que ellos quieren, más bien deberían tener la sabiduría para que el guiado pudiera escuchar la voz del Señor, la voz del Espíritu.
4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque
Lo primero que veo al respecto es que las personas no se sienten vocacionados, es decir, no viven su existencia como proveniente de Dios; no perciben el misterio amoroso y la trascendencia de su vida. Esto es lo que hay que lograr cambiar. Una dificultad seguramente es la cultura actual en la que justamente falta la idea de misterio y trascendencia. Y donde muchas veces el criterio es el de utilidad y eficiencia. También es una dificultad el hecho de que no todos los miembros de la Iglesia y de las comunidades particulares sientan interés por el tema.
5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión II. Analizar modos de vida
No pertenezco a una congregación, yo hablo desde una diócesis y desde una comunidad parroquial. Lo que habría que revisar y reencontrar es la convicción de la propia llamada, es decir, del hecho de sentirse llamados por Dios. Creo que sólo desde esa conciencia se les puede ayudar a otros a descubrir eso mismo. Un segundo momento es revisar cómo se está viviendo ese llamado que logramos reconcientizar. Desde allí cada miembro de la comunidad verá si está viviendo plenamente su vocación y si, en consecuencia, es también un buen testimonio para los demás.
Gracias por este espacio para opinar y compartir. Tal vez, nos está faltando debate entre los que participamos, ceo que podría ser muy enriquecedor. Saludos y bendiciones.
danade
 
Mensajes: 9
Registrado: Mié Ene 11, 2012 11:02 am

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor jl023cl » Sab Feb 04, 2012 1:35 am

1.- La Pastoral Vocacional es una tarea de todos los miembros de la iglesia, comunidad, grupos, guías, profesores.

2.- la Finalidad de la Pastoral Vocacional es un servicio a las personas para que estas descubran el proyecto que Dios tiene para su vida desde toda la eternidad.

3.-La Pastoral Vocacional se realiza mediante instrumentos válidos como:
3.1.- La predicación directa y clara del mensaje, debemos ser claros y precisos en la comunicación de las Buenas Nuevas a todos los participantes en la comunidad y buscar a los que se han alejado o no la conocen.
3.2.- La catequesis debe ser sistemática y fiel, para así lograr que las personas se comprometan con el mensaje de salvación.
3.3.- El testimonio debe ser alegre y sincero debemos ser verdaderos testigos de Cristo en nuestra vida en la Iglesia como fuera de ella, pues siempre seremos un referente.
3.4.- La Oración debe ser confiada al Padre, por su Hijo, pedir el Espíritu Santo pues en nuestra comunidad deberían aumentar los grupos de oración.

4.-dificultades:
4.1.- La cultura de la indesición.- los jóvenes no aceptan dedicar su vida a cristo por temor al fracaso
4.2.- la creencia errónea de que al servir a Dios debes alejarte de tus familiares.
4.3.- La impotecia.- porque muchos jóvenes deben luchar contra padres que se oponen a su ingreso al servicio religioso, porque socialmente no es muy bien mirado ese actuar o esa forma de vida.

Según Robinson González Herrera SDV:
1.- Hay que hacer una revisión de:
1.1.- la situación social y eclesiástica de la vida en comunidad
1.2.-Regresar a las fuentes.
1.3.-Reformulación de los aspectos fundamentales del carisma y de la espiritualidad
1.4.-Los esfuerzos de la inculturización
1.5.- Aceptación de la unidad en la diversidad.
en mi comunidad se nota la individualidad, por lo que es necesario volver a la fuente para implementar con medios humanos lo que es del espíritu.
2.- Hay que analizar modos de vida de:
2.1.- Las relaciones comunitarias.
2.2.- Cursos de formación permanente sobre el carisma y la espiritualidad.
2.3.- Reuniones periódicas con los provinciales.
2.4.- Congresos Internacionales.
en mi comunidad casi todo se hace o se ha hecho ya, pero no se nota la renovación interior de la persona, se fomenta el individualismo. Me gustaría volver a reencantarme con la comunidad.
jl023cl
 
Mensajes: 8
Registrado: Mar Ene 10, 2012 11:20 am

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor milagros del valle » Sab Feb 04, 2012 3:14 pm

1. Es compromiso de todos, pero para trabajarla tiene que ser una persona capaz de traspazar barreras con su testimoniar de vida, siendo ella misma portadora de la alegria y seguridad de que trabajar por el reino de los cielos vale la pena, no podemos enviar a cualquiera que se nos atraviese.trabajar sin vacilar.
2. es armar hombres y mujeres dispuestas a amar con pasion a Dios y trabajar por el y para el a traves de nuestros hermanos.
3. desde el año pasado nos hemos oragnizado de manera que cada comunidad tiene una animadora vocacional, y esta se organiza con ayuda de su comunidad a cultivar jovenes desde alli,luego cada 7meses nos reunimos todas las comunidades y realizamos globalmente un encuentro con las jovenes que le estamos haciendo segimiento.las hermanas mayores que estan impedidas fisicamente nos ayudan a traves de la oracion.
4.La epoca actual no ayuda porque cada vez los jovenes son inducidos y llevados por la moda, el consumismo, grupos y religiones que son envueltos de manera ignorantes, todo se va filtrando poco apoco y el joven va sufriendo cambios que muchos ellos acban por decir: para que la religion para que un Dios.
5.Evidentemente, ante cualquier situacion dificil hay que realizar una revision y encontrar el problema o la solucion, mas no debemos desanimarnos ni tampoco parar el trabajo, continuar y reforzar lo emprendido.cada cultura es diferente y cada joven tambien, tiene su propia historia y sus antecedentes tanto social como personal, es un trabajo arduo que requiere dedicacion, paciencia y amor.
milagros del valle
 
Mensajes: 3
Registrado: Sab Ene 14, 2012 10:43 am

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor aluka-67 » Sab Feb 04, 2012 3:16 pm

1- ¿quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?
Todos los miembros de la Iglesia, no solamente los consagrados; TODOS.

2-¿cuál es la finalidad de la Pastoral vocacional?
Es permitirle discernir a cada persona el proyecto que Dios tiene para ella. Es descubrir el don que Dios nos da para cumplir en beneficio de la comunidad.

3- Medios de la Pastoral vocacional:
Oración: es fundamental fomentar la oración, la participación en los grupos, ya sean de oración, de lectura del Evangelio, juveniles.
La predicación directa en las homilías, en las catequesis, grupos que existan en cada parroquia; que hagan cuestionarse sobre la vocación de cada uno.
Testimonio: todos sabemos a ciencia cierta que se contagia con nuestra vida, nuestro testimonio; más que con las palabras que podamos pronunciar.
Guía: una buena coordinación entre "pastor" y "colaboradores directos", dispuestos a ayudar a las personas a salvar las dudas que puedan llegar a tener, para después sí, ofrecerles un guía espiritual que los acompañe.

4- Dificultades que se pueden presentar:
Hay muchos jóvenes que sienten el llamado, pero también es cierto que tienen mucho temor: a lo que dirán (familiares, amigos, sociedad); a que deben dejar de lado sus proyectos, sentimientos, amistades, que la elección es muy "sacrificada" y piensan que no van a poder.

5- La Iglesia de hoy, debe seguir "aggiornandose" al mundo de hoy, sin descuidar los orígenes, debemos volver a ellos. Para mí es fundamental insistir en la lectura y meditación de la Palabra, dejar que Ella vaya entrando de a poquito en nuestro corazón, que vayamos caminando con Ella, y así vamos a poder ir analizando nuestros modos de vida, para ir modificandolos según los planes de Dios.
aluka-67
 
Mensajes: 16
Registrado: Dom Ene 15, 2012 10:44 am

Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor Luz Marina Rojas » Sab Feb 04, 2012 11:12 pm

1.¿Quién está llamado a realizar la Pastoral vocacional?

Es la tarea de todos los miembros de la Iglesia. Los educadores, padres de familia, diócesis, movimientos parroquiales, ministros ordenados, religiosos, laicos, profesores catequistas entre otros.
En resumen, todos los cristianos estamos llamados a ello.

2. ¿Cuál es la finalidad de la Pastoral Vocacional?

Ayudar al nacimiento, crecimiento y discernimiento de vocaciones según el llamado de Dios a cada uno.

3. De acuerdo a los medios para la Pastoral Vocacional, ¿cómo se aplicarían a tu comunidad? Menciona un aspecto de cada uno (oración, predicación directa, testimonio, guías)

Oración: en nuestra comunidad, todos los días hacemos una la oración a San José por las vocaciones, cada semana hay una hora de adoración eucarística por las vocaciones sacerdotales y religiosas.
Predicación directa: se visitan parroquias, y con la autorización del párroco se habla de la vocación religiosa, motivando las jóvenes a que si están interesadas se pueden acercar, e iniciar un acompañamiento.
Se utiliza material didáctico como folletos, estampas, brazaletes y se cuenta con una guía de acompañamiento para las jóvenes interesadas, que contiene fichas de trabajo.
La guía de la promotora contiene un plan de trabajo anual con retiros y actividades de promoción y acompañamiento.
En la formación permanente de nuestra comunidad se subraya y se pone de relieve la importancia de vivir en amor con Jesús, siendo amorosamente fieles a nuestra vocación y carisma particular, buscando que nuestras casas o pequeñas comunidades sean verdaderos hogares de cariad para irradiar con alegría aquello que vivimos y atraer a las jóvenes con nuestro testimonio.

4. ¿Cuáles son las dificultades que se pueden presentar en el desarrollo de la cultura vocacional? Menciona los que podrías identificar en tu comunidad y porque.
•La creencia errónea que la pastoral vocacional es asunto de unos pocos, generando una falta de compromiso de los miembros de la comunidad.
•La orfandad educativa, cuando llega una joven a la comunidad y no hay quien se haga cargo de orientarla, y las que están capacitadas para hacer este acompañamiento no tienen ni el tiempo ni la disponibilidad para hacerlo.
•La falta de confianza en las jóvenes, pues muchas veces se cree que las jóvenes que llegan no serán capases de llegar a ser religiosas.
•Creer que ya se hace mucho, o que se hace lo que se puede.
•Creer que solo con el testimonio, la oración y las obras apostólicas es suficiente para que lleguen las jóvenes.



5. Desarrolla de acuerdo a tu comunidad lo que Robinson González Herrera SDV menciona sobre lo que se puede refundar: I. Primero hay que hacer una revisión II. Analizar modos de vida

Primero hay que hacer una revisión: Los puntos que se enuncian son de ya puntos analizados y trabajados en nuestra comunidad, desafortunadamente en nuestra comunidad se piensa que la responsabilidad de la promoción vocacional es de una o unas pocas que tiene el carisma para acercarse a las jóvenes.

Analizar modos de vida: Estos aspectos han sido trabajados desde hace ya varios años, pero siempre queda en el aire la falta de compromiso individual, pues se asume como una responsabilidad demasiado grande.

Personalmente tenía una idea errónea de la promoción vocacional y principalmente a quienes y quien era el o la responsable de esta, y creo que para una gran parte de los miembros de mi comunidad esta falsa idea sigue vigente.
Luz Marina Rojas
 
Mensajes: 25
Registrado: Lun Ene 23, 2012 7:00 pm

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor melcufa18 » Dom Feb 05, 2012 2:06 pm

1. Es asunto de todos, pero como ya he dicho en foros anteriores es la familia encargada de dar los primeros estimulos a la persona; no podemos olvidar los grandes aportes que hacen los promotores vocacionales en los acompañamientos y seguimientos con los jovenes, ellos dirigen y acompañanan para que el joven conozca y descubra su verdadera vocacion.

2. el mejor medio es preparar hombres y mujeres que amen con pasion a Dios y que dia a dia trabajen por él y para él a traves de nuestros hermanos.

3. se han creado grupos de promocion vocacional en la diferentes parroquias y estas acompañan espiritual y economicamente al joven que se encuentra ya sea en el proceso o el que ya ha tomado la decision de entrar al seminario.
existen tambien padrinos de los seminaristas que se mantienen al tanto de ellos cooperando y ayudando en lo que les es posible.

4.vivimos en un mundo donde nos ataca el consumismo, materialismo y el hedonismo, esto muchas veces ayuda a que el joven disperse sus ideas y pierda el rumbo que es Cristo Jesús.

5.ante cualquier situacion agoviante hay que realizar una revision y tratar de encontrar el problema para asi darle una solucion, pero ante la desesperanza no debemos desanimarnos sino mas bie continuar y reforzar lo realizado.
hay muchas culturas y cada cultura es diferente y cada joven tambien, tiene su propia historia y sus antecedentes tanto social como personal, pero la cultura de entrar la vida al Señor debe ser una solo, una cultuta vocacional que nos lleve a que las familias entreguen a sus hijos sin miedo sino con fe, amor y esperanza.

Saludos y Bendiciones....

"Te he llamado por tu nombre" Isaias 43,11
melcufa18
 
Mensajes: 5
Registrado: Mar Ene 17, 2012 10:24 am
Ubicación: San Jose, Costa Rica

Re: Sesión 3: Naturaleza, Finalidad, Medios y Obstáculos en la P

Notapor Lalovixi » Dom Feb 05, 2012 10:04 pm

Obstáculos:

La creencia de que sólo algunos o algunas de cada Instituto tienen que trabajar en vocaciones. Todos tenemos que promoverlas.

La falta de tiempo de los párrocos para dedicarla a los grupos y movimientos juveniles. Esto les permitiría detectar posibles vocaciones.

El promedio de edad elevado hace que muchas personas de nuestras congregaciones no se adapten fácilmente a los nuevos medios de comunicación y tecnologías con que se relacionan los jóvenes.

Esperanza:

Se abren otras posibilidades. Creo que muchas y muchos están -estamos- haciendo cosas nuevas para promover las vocaciones. Por ejemplo, Aquí en Guadalajara el próximo fin de semana se llevará a cabo el FESTIVAL RESPLANDECE http://www.resplandecefest.org que es una iniciativa de Vida religiosa y movimientos laicales, apoyada por la Arquidiocesis.

¿Alguien de ustedes vive en Guadalajara, Jalisco?

Saludos a todas y a todos!

Eduardo
Lalovixi
 
Mensajes: 3
Registrado: Lun Ene 23, 2012 5:35 pm

Siguiente

Volver a Curso: Pastoral Vocacional

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |