Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

En este Curso buscamos darles a conocer esta propuesta alternativa, diferente al capitalismo, al socialismo y globalismo, sistemas que se han demostrado fracasados. Esta propuesta surge de la reflexión, basada en el sentido común, profundizando en cuáles son los puntos fundamentales de nuestra existencia, y cuál debe ser nuestro actuar.

¡El Misionerismo es la filosofía del Dar, del Ser, del Servir! Porque hay más felicidad en Dar que en recibir, Hay más abundancia en Dar que en recibir, Tiene más sentido el Ser que el tener. Es más trascendente Servir, que ser servido.
Fecha de inicio: 21 de enero
Fecha final: 9 de junio
Envío semanal.

Moderadores: Catholic.net, pablopira, Gabiliux, pbernardolc, joseluisperezg, Moderadores Animadores

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor Mariango » Dom May 06, 2012 6:40 pm

Basta con mirar la historia y darse cuenta de cuantos casos existen en donde el sufrimiento trae frutos. Qué hablar del gran sufrimiento y dolor por el que pasó Cristo, por toda la humanidad. Creo que, en general, lo que se ha vivido después de ello, que todo lo que ha sucedido y por lo que está atravesando la humanidad hoy día no da respuesta a ese acto de amor. La humanidad no reconoce, le cuesta saberse salva por el amor y es por la fuerza que tiene lo material, que tiene lo irreal, lo mundano, lo superficial. Sin embargo en esta humanidad hay frutos conocidos, como en la vida de los Santos, y no conocidos que hasta pueden estar muy cerca de nosotros, en nuestras familias, trabajos, círculo de amistades que hablan de los efectos del sufrimiento y como ha cambiado el rumbo de las vidas de los que lo padecen.
La experiencia de ofrecer el sufrimiento y el dolor a Jesucristo, por otros representa el acto de amor más sublime y poderoso. Quien así lo ha vivido demuestra la fuerza que le ha venido para continuar, porque en ese acto de amor la mejor compañía es la esperanza y efectivamente sentirse nada sin Dios es aceptar que somos uno con Dios y que sin Él no somos nada, no vivimos.
El sufrimiento representa una etapa de la vida de la humanidad de mucho valor, que da muchos frutos, estar cerca del dolor puede significar transformaciones cumbres en la vida de una persona, el crecimiento espiritual viene por las manifestaciones de amor.
Saludos
Mariango
Caracas - Venezuela
Mariango
 
Mensajes: 72
Registrado: Sab Ene 14, 2012 8:55 am

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor joseluisperezg » Dom May 06, 2012 8:28 pm

alfredo frausto estrada escribió:1. ¿Cuántos casos conoces que después de experiencias de sufrimiento han surgido muchos frutos?

2. ¿Has tenido la experiencia en momentos de sufrimiento de ofrecer tu dolor a Jesucristo, uniéndote a El en la cruz, ofreciéndolo por los demás?

3. ¿Has analizado porque los Santos han crecido en su santidad muchas veces por su unión mística a Jesucristo a través del ofrecimiento de su sufrimiento?

4. ¿Has tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento sentirte nada, y sentir que nada tiene sentido fuera de Dios?

5. ¿Has tenido la experiencia de sentirte muy cerca de Dios en medio del sufrimiento?

6. ¿Has sentido crecimiento espiritual y humano después de experiencias de dolor?


A todas estas preguntas las he sentido y experimentado, pero voy a resumir el sufrimiento, el dolor en lo siguiente:

Desde los tiempos de Adán y Eva, el hombre ha intentado evitar el sufrimiento de cualquier manera. Es un misterio para todos excepto para los santos de Dios. Los Profetas lo entendieron como una llamada de Dios al arrepentimiento. Los Apóstoles lo vieron como parte del “feliz privilegio” de imitar a Jesús. Los paganos lo creyeron insensatez. Los hombres de hoy lo ven como un mal e intentan evitarlo, pero el dolor los sigue por donde quiera que vayan.

El Padre escogió el sufrimiento para su Hijo desde su nacimiento hasta su muerte y Jesús nos recordó que el criado no está por encima del maestro. Si Él, como “Hombre-Dios” sufrió para entrar en su gloria, entonces, nosotros deberíamos de sufrir para prepararnos para la nuestra.

Dios es Amor y quiere compartirse a sí mismo con nosotros aquí y en la eternidad, pero las tendencias de nuestra naturaleza, la ilusión de la riqueza y las tentaciones del Enemigo se combinan para distraernos, disuadirnos y desalentarnos de nuestro objetivo. Los sufrimientos de esta vida no sólo hacen que nuestra personalidad sea más semejante a la de Jesús, sino que nos separan de las cosas de este mundo. Esta preparación Divina abre nuestras almas para que Dios pueda actuar y trabajar en ellas.

Nuestro grado de gloria y nuestra capacidad de amar por toda la eternidad dependerá de nuestro estado de gracia en el momento de la muerte.

TIPOS DE SUFRIMIENTO

Sufrimiento Preventivo

Cuantas veces imploramos a Dios por algún favor con gran fervor, sólo para después sufrir la decepción más aplastante. ¡Meses o años más tarde nuestros corazones irrumpen en oraciones de acción de gracias cuando miramos hacia atrás y comprendemos que la adquisición de tal “favor” habría sido desastrosa!

Sufrimiento Correctivo

A lo largo del Antiguo Testamento uno casi puede sentir el Corazón de Dios que alcanza su límite cuando le suplica a su pueblo que no viva fuera de su Voluntad, no porque quiera que los hombres hagan lo que el dice, sino porque las criaturas que Él creó viven más felices cuando viven amando a su Creador. Es por su bien, no por el suyo, que los atrae a sí por medio de la corrección.

Solo Él sabe qué es lo mejor para sus criaturas. Él sabe qué es necesario para preparar a aquella criatura para otra existencia superior a esta en la que ha sido creado. Existe un primer paso positivo hacia la felicidad llamado “Los Mandamientos”, diseñados para que estas criaturas actúen según el máximo de sus capacidades.

Cuando el alma desobedece estas reglas tan simples, escritas para un objetivo más alto, sigue un sufrimiento indecible. No podemos culpar de este sufrimiento a Dios. Es el resultado inevitable de nuestra desobediencia.

Incluso Dios, quien mira nuestro comportamiento irracional, saca bien del mal. Sólo cuando el hombre rechaza deliberada y coherentemente Su amor incansable, se aleja de la gracia. El hermoso ser humano creado a imagen de Dios se hace una caricatura grotesca de lo que estaba llamado a ser.

Uno de los mejores ejemplos de sufrimiento correctivo es nuestra conciencia. El pequeño niño que trata de alcanzar una galleta que su madre le ha prohibido tomar siente una sutil inquietud sobre su alma, como el toque de una mano invisible. Él puede sentir su alma, durante un momento corto, y retroceder ante la desobediencia.

El hombre que escucha a este silencioso consejero en su vida será más feliz; si no lo hace, sufrirá más dolor y perderá la paz. Cuando conscientemente rechaza reconocer la presencia de su conciencia y el sufrimiento que esto conlleva, lo mata, nunca más siente este Sufrimiento correctivo. Un día quizás rechazará completamente a Dios.

El Sufrimiento del arrepentimiento

El pecador que de pronto comprender el amor de Dios por él y luego mira como rechaza aquel amor, siente una pérdida similar a la muerte de un ser querido. Un vacío profundo se genera en el alma, y una soledad semejante a la agonía de la muerte. El alma se siente envuelta por una helada capa de hielo, y esto no es, sin embargo, el miedo al castigo, sino la conciencia de su ingratitud ante alguien tan bueno y cariñoso como Dios. El dolor comienza a curar las heridas hechas por el pecado y Dios mismo consuela el alma con el bálsamo curativo de su Piedad y Compasión.

Si el pecado es grande, el alma, humillada por el conocimiento de sí misma, recordará su debilidad para nunca más ofender a Dios y alegrarse para siempre en su misericordia. Esta combinación de luto y consuelo guarda al alma en un estado de dependencia y de confianza en Dios, que buscó y encontró a su oveja perdida.

El hombre procura compensar su pecado de algún modo positivo. El ladrón regala algo al pobre; el hombre de carácter fuerte procura ser apacible. El Rey David comprendió que haciendo alguna obra buena complacía a Dios, pero sabía de algo que nos haría muy bien recordar: él entendió que el sufrimiento mismo de su arrepentimiento complacía a Dios.


Sufrimiento Redentor

La palabra “redimir” significa rescatar, poner en libertad, pagar el rescate, y pagar la pena incurrida por el otro. A menudo perdemos de vista la definición “poner en libertad” y desperdiciamos el poder de nuestro ejemplo, porque estamos llamados a hacer lo mismo con nuestro prójimo.

San Pablo no quiso que los sufrimientos encontrados en la vida cristiana desalentaran o desesperanzaran a nadie. Él descubrió que cuando el cristiano ve las bendiciones y la gracia que fluyen después de las pruebas, se llena de coraje para sufrir otra vez.

Todo lo que hacemos con nuestro prójimo, lo hacemos con Jesús, y todos los sufrimientos que nuestros hermanos encuentran en su vida diaria sirven para construir el Cuerpo Místico de Cristo.

¿Cuál es el sentido de todo este sufrimiento para los demás? “Todo es para unirlos en el amor”, dice San Pablo, “y para convertir vuestras mentes, de modo que vuestro entendimiento sea completo”. (Col 2, 2)


El Sufrimiento del testigo

“Probamos que somos siervos de Dios con gran fortaleza en tiempos de tribulación” (2 Cor 6, 4-10) Ver a un cristiano creer en el amor de Dios cuando el dolor lo abruma da mucha esperanza.

Ver la alegría en el rostro de un cristiano atormentado por pruebas y problemas renueva nuestra fe.

Ver a alguien aplastado pero sereno ante la muerte de un ser querido, nos hace pensar en que existe otra vida.

Ver la enfermedad y el dolor pacientemente llevados nos da coraje.

Ver a un amigo que lo ha perdido todo y empieza de nuevo con confianza y amor, nos da fuerza para seguir.

Ver perdón y misericordia después de una pelea entre amigos, trae alegría a nuestros corazones.

Ver el regreso de pecadores a Dios y su crecimiento hasta alcanzar grandes cimas de santidad, aumenta nuestra confianza en su amor y su misericordia.

Sea cual sea el grado de dolor y sufrimiento que debamos afrontar, somos capaces de testimoniar el amor del Señor Jesús.

El fruto que el Espíritu hace brotar en nosotros necesita del sufrimiento. San Pablo nos dice que el fruto del espíritu es el amor, pero no siempre es fácil amar. Nuestro amor debe expandirse como el Amor Divino, debemos estar alegres pero debemos desapegarnos y confiar mucho en Dios para mantener la alegría.


El Sufrimiento interior

Uno de los mayores sufrimientos de la naturaleza humana es el sufrimiento que se lleva en el alma. Lo llaman Sufrimiento Interior y es difícil porque aunque podamos contarlo a un amigo, nunca podemos expresarlo como realmente sucede en la experiencia.

El dolor físico puede ser medido por grados y máquinas, pero el Sufrimiento Interior es experimentado sólo por el alma y sólo Dios lo conoce.

Su variedad es ilimitada porque cada alma tiene niveles mentales, espirituales e intelectuales distintos de los demás. Cada alma es una creación única de Dios y sus sufrimientos son totalmente únicos.

El dolor físico afecta el alma puesto que el alma reacciona pacientemente o con impaciencia ante la situación del cuerpo, pero el sufrimiento interior es un dolor espiritual.

Los resentimientos, las dudas y la tibieza carcomen nuestra alma y crean una soledad que nos coloca en un vacío espiritual.

Nuestras caídas por culpa de nuestro temperamento juegan en contra de nuestras propias facultades y conducen nuestro espíritu a un carrusel de confusión y desánimo.

El tiempo se hace pesado y la monotonía nos cubre como una niebla nocturna. El éxito a menudo trae el miedo al fracaso y la constante molicie de comer, dormir y trabajar genera un letargo que nos conduce a la acedia.

Los malentendidos pueden roer nuestras almas mientras buscamos soluciones para situaciones imposibles.

El recuerdo de penas pasadas y las perspectivas de nuevas por venir, paralizan nuestras almas y nos colocan en un estado tan cerca de la desesperación.

Quizás el mayor sufrimiento interior es aquél que nos golpea cuando tenemos sed de Dios y nos encontrarnos carentes de conciencia ante su Presencia. Podemos soportar la angustia que viene de nuestras imperfecciones y la frialdad de nuestro vecino, pero cuando Dios parece estar lejos, no hay mayor dolor que éste.

Podemos ver este sufrimiento interior en San Pedro y Pablo, cuando dudaron en torno al tema de la circuncisión, cuando vieron la persecución y la muerte de sus hijos convertidos, cuando había malentendidos entre cristianos y cuando sus colegas judíos los hostigaban. De vez en cuando estuvieron cansados y Pablo describe esta angustia y este cansancio del alma como el aguijón de la carne.

El sufrimiento interior puede ser más purificador que cualquier otro, porque estamos obligados a enfrentarlo. Podemos distraernos y olvidar un dolor en el tobillo, pero cuando la sequedad, el cansancio, la tristeza, las preocupaciones y el miedo nos atacan, son como un sabueso que nos sigue donde quiera que vayamos.

Debemos entender por qué Dios permite este sufrimiento interior, porque a primera vista parecería que la vida nos proporciona suficiente dolor para santificarnos.

Las pruebas diarias e incluso el dolor físico son de algún modo exteriores a nosotros, pero el dolor interior, espiritual o psíquico, está bien adentro, y nos obliga a ser pacientes y a practicar la virtud. Las pruebas interiores nos santifican lentamente, porque tienen el poder de transformarnos para el bien. Es en el alma, en nuestra personalidad y en nuestro carácter, donde el verdadero cambio debe ocurrir si queremos reflejar la vida de Jesús.

Podemos tener cáncer y ser curados, pero nunca cambiar. Podemos triunfar sobre alguna situación muy desagradable, pero nunca cambiar. Sin embargo, cuando nuestro dolor está dentro del alma y cooperamos con la gracia de Dios para saber usarlo, entonces eso sí tiene el poder de cambiarnos.

Es en nuestras almas en donde Dios hace su trabajo más magnífico. El mundo puede tratar al anciano, al enfermo y al que sufre retardo con compasión, pero el trabajo de Dios en sus almas, a través del poder de su sufrimiento interior, hace un trabajo más increíble que el de la creación del Universo. Sólo en la eternidad veremos la belleza del alma y sólo entonces comprenderemos las grandes cosas que fueron obtenidas por el sufrimiento interior.

Podemos estar seguros de que:

La sequedad nos vuelve pacientes mientras buscamos amar a Dios por lo que Él es.

La angustia mental nos hace depender de Su Sabiduría.

Las dudas aumentan nuestra Fe cuando actuamos según nuestras creencias antes que nuestros razonamientos.

El miedo nos hace confiar en la Providencia de Dios y esperar en su Bondad.

La ansiedad nos conduce a desconfiar de nosotros mismos y a ofrecer nuestros problemas a Dios que es todo Amor.

La preocupación nos hace comprender nuestra impotencia e infunde en nosotros un deseo de lanzarnos a los Brazos de su Sabiduría Infinita.

El desaliento por nuestras imperfecciones nos hace esforzarnos por nuestra santidad con mayor determinación.

La incertidumbre con respecto a nuestro futuro nos hace anhelar el Reino.

Las decepciones nos separan de las cosas que pasan y nos hacen contemplar aquellas que son eternas.

Si viéramos la Mano de Dios en nuestra existencia cotidiana, comprenderíamos inmediatamente que nuestro prójimo es un instrumento del que Dios se vale para sacarnos de la oscuridad y llevarnos a su luz maravillosa.

Ciertamente, nuestro vecino no es consciente de que representa una cruz para nosotros, pero la cruz que coloca sobre nuestros hombros es más provechosa para nuestras almas que los mejores elogios de nuestros amigos.


El Sufrimiento desperdiciado

El sufrimiento en sí mismo no nos hace santos. Si así fuera, todos los que están en el infierno serían salvados, ya que aguantan el peor sufrimiento y por toda la eternidad.

Es gracias a que Jesús sufrió y a que nosotros unimos nuestro dolor al suyo que este sufrimiento nos transforma y nos cambia. Es gracias a que el Espíritu habita en nuestras almas por el Bautismo que Él sufre cuando nosotros sufrimos. Lo que hacemos con los más pequeños, eso hacemos con Jesús, y mientras hacemos sufrir a los demás sin saber lo que hacemos, sufrimos más aún y no comprendemos el gran tesoro al que renunciamos.

Encontramos un ejemplo asombroso de este sufrimiento desperdiciado en la Escritura, en el Evangelio de San Juan. Jesús dijo a sus discípulos, “Ellos os expulsarán de las sinagogas y vendrá el tiempo en que os mataran pensando que con ello cumplen la voluntad de Dios. Harán estas cosas porque nunca conocieron al Padre o a Mí. (Jn 16, 2-3)

Siempre que suframos sin amor, será un sufrimiento desperdiciado.


Jesús y el sufrimiento

Jesús sabía que una vez que Él, el Hijo del Padre, fuera elevado sobre la Cruz, todos los hombres de fe obtendrían la fuerza para soportar los sufrimientos que el Padre permitiría en sus vidas.

Jesús sabía que el sufrimiento no estaría ausente en la vida de ninguno de nosotros antes de su Resurrección y se aseguró de que entendiéramos su papel en nuestras vidas. A lo largo de los Evangelios, nos promete sufrimientos y persecuciones y nos invita a aceptarlos con alegría.

Él llamó bienaventurados a cuantos sufrieron y vencieron sus debilidades naturales. Él prometió el Cielo a quienes sufrieran pobreza interior y exterior. A los que prefirieron a Dios antes que a ellos mismos, les prometió la unión con el Padre. A los que pusieran sus susceptibilidades y resentimientos a un lado para perdonar, les prometió misericordia. A los que lucharan por la paz, les prometió la filiación divina, y a aquellos que sufrieran porque lo amaban, les prometió la alegría.

Antes de que estos frutos se hicieran manifiestos, cierto sufrimiento era necesario. Su propio sufrimiento hubiera sido lo bastante poderoso para aniquilar el sufrimiento de la faz de la tierra, pero Él no optó por este camino. Prefirió seguir permitiendo el sufrimiento y hacerse Él mismo el ejemplo a seguir para todos los hombres.




Hola Alfredo, que bendición tu exposición sobre le sufrimiento.
En verdad poco a poco, todos debemos de participar para ir aportando al Misionerismo, y ayudar a que profundicemos en mayor grado sobre algunos de los temas que considero básicos que el hombre descubra, para que así los conozca y los viva o no les tenga miedo como es el caso, y de esta manera puedan descubrir mas profundamente su fe, y esto les lleve a vivir mas de cara a Dios, como es el objetivo del Misionerismo.
Saludos
Jose Luis Perez
Mexico.
joseluisperezg
 
Mensajes: 505
Registrado: Mié Ene 11, 2012 3:23 pm

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor joseluisperezg » Dom May 06, 2012 8:41 pm

patricio escribió:1. ¿Cuántos casos conoces que después de experiencias de sufrimiento han surgido muchos frutos?
Muchos casos, muchos hermanos han debido sufrir por enfermedades extremas, han superado esos momentos acompañados de Cristo y hoy su vida y sus familias producen muchos frutos.

2. ¿Has tenido la experiencia en momentos de sufrimiento de ofrecer tu dolor a Jesucristo, uniéndote a El en la cruz, ofreciéndolo por los demás?
Si, desde hace 15 años empecé con una enfermedad que permanece y va en aumento, se la ofrezco a Jesús y se la he entregado por los demás, especialmente por mis hermanos enfermos.

3. ¿Has analizado porque los Santos han crecido en su santidad muchas veces por su unión mística a Jesucristo a través del ofrecimiento de su sufrimiento?

A veces pienso mucho esta situación y veo que todos sus momentos de dolor de estos hombres, mujeres, héroes de nuestra fe, los han ido haciendo crecer en su espiritualidad entregándose al Señor, sin límites.

4. ¿Has tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento sentirte nada, y sentir que nada tiene sentido fuera de Dios?
Verdad, en momentos de debilidad que son a veces mas a menudo, pues somos de carne y el Señor con su misericordia me llama y le da sentido a todo lo que me sucede.

5. ¿Has tenido la experiencia de sentirte muy cerca de Dios en medio del sufrimiento?
Si, porque el me ayuda y me protege en todo con su cariño y con su amor incondicional.

6. ¿Has sentido crecimiento espiritual y humano después de experiencias de dolor?
Yo se que este crecimiento es algo que debe ir aumentando en el tiempo y es como un regalo que me obsequia Dios por ser consecuente con el amor que el me entrega.



Muy estimado Patricio, el mundo está lleno de ángeles silenciosos como tu.
Sé que sabes el poder de esa mística unión del sufrimiento personal junto al de Jesús en la Cruz.
La oración unida a ese sufrimiento, desde un lecho, desde una ermita o desde un convento, los ve Dios y los abraza y consiente, y les da grandes frutos espirituales como respuesta.
La virgen Maria le dijo a Bernardette en Lourdes... No te prometo la felicidad en esta vida, pero si en el cielo para toda la eternidad.
Agradecería mucho que ofrezcas tu sufrimiento también, por los frutos del Misionerismo. Necesitamos mucho soporte de oración, esfuerzo y sacrificio para que vaya saliendo adelante y de los frutos que debe de dar.
Te mando un abrazo afectuoso.
Jose Luis Perez
Mexico.
joseluisperezg
 
Mensajes: 505
Registrado: Mié Ene 11, 2012 3:23 pm

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor joseluisperezg » Dom May 06, 2012 8:57 pm

blanca ubeda escribió:1. ¿Cuántos casos conoces que después de experiencias de sufrimiento han surgido muchos frutos?
R/ Personalmente conozco pocos, pero son casos realmente impresionantes, cuando hay mucho dolor, al final no hay dolor sino mucho amor dijo: Teresa de Calcuta. Conozco una señora, después de dos hijos alcohólicos, una hija epiléptica, y una con esquizofrenia, en una pobreza extrema el marido enfermó del cerebro, a correr de unos años enterró a uno de los alcohólicos y a la esquizofrenia, treinta años después, Buscó de DIOS y lo encontró, o Dios la encontró a ella. La señora se rejuveneció mucho más mejor apariencia física, más brillo en los ojos, de modo que era una persona nueva, ni ella ni el marido se quejaban, volvieron a caminar juntos de la mano cosa que se habían olvidado de esos detalles. Pienso que solo DIOS es capaz de realizar esos milagros.

2. ¿Has tenido la experiencia en momentos de sufrimiento de ofrecer tu dolor a Jesucristo, uniéndote a El en la cruz, ofreciéndolo por los demás?
R/ Si, mi familia y yo hemos sufrido mucho a causa de las enfermedades primero dos de mis hermanas con enfermedades difíciles y luego la de mi papá cinco años de dolor y sufrimiento hospitalizado, después que el muere. Mi mamá se enferma y continuó el sufrimiento. Pero con la confianza puesta en dios le dije en varias ocasiones que le entregaba ese dolor y lo ofrecía por las demás personas que sufrían y no podían soportar sus sufrimientos, para que Dios tuviera compasión de ellas.
3. ¿Has analizado porque los Santos han crecido en su santidad muchas veces por su unión mística a Jesucristo a través del ofrecimiento de su sufrimiento?
R/ Si, porque el sufrimiento purifica a la persona todo es llevarlo por y con amor, debemos ofrecer todo por amor a Dios y el cumple sus promesas que el que sufre en la tierra gozará en el cielo. Lo bueno es la convicción de que Dios nos hará felices en la eternidad.


4. ¿Has tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento sentirte nada, y sentir que nada tiene sentido fuera de Dios?
R/ Si cuando no tenía trabajo, tenía una fuerte depresión, y me sentía que no valía nada deseaba mejor morir que sufrir tanto, pero me confortaba saber que dios me amaba, entonces me calmaba y buscaba otras distracciones, como leer salir y rezar, rezaba mucho que hasta me criticaban, me decían que estaba loca por qué no salía de la iglesia y solo ahí encontraba la paz que necesitaba. El me fortaleció y me salvó.
5. ¿Has tenido la experiencia de sentirte muy cerca de Dios en medio del sufrimiento?
R/ Si entre tanto sufrimiento una ve como una luz se acerca a uno y siente calor en las orejas, siente que lo abrazan, pero con confianza y siente una gran paz, solo cuando uno no conoce a Dios pasan esas cosas desapercibidas; es como estar en un retiro de crecimiento que siente la presencia del Espíritu Santo, es una gran alegría que se olvida de todo lo exterior y uno vive un mundo aparte.

6. ¿Has sentido crecimiento espiritual y humano después de experiencias de dolor?
R/ Si porque del dolor también se aprende como hay más contacto con Dios hay más cercanía, creo que por eso me deje encontrar de Dios. La persona se hace madura o adulto.



Hola Blanca, que gusto saludarte y conocer tus experiencias de vida.
En relación a tu respuesta n. 4, te quisiera compartir que en mis momentos difíciles, solo tengo dos lugares donde me refugio, en la Iglesia y con mi familia, a parte de la oración. Puedo decirte que había días que iba hasta tres veces a misa, muchos de ellos iba dos veces, y de normal voy una vez.
Creo que es muy importante tu testimonio, y hay que decirles a todos que no hay mejor lugar, mejor refugio donde estar cuando Dios nos manda las pruebas que cerca de la Iglesia,o en la Misa diaria, junto con la oración.
Te mando un fuerte abrazo.
Jose Luis Perez
Mexico.
joseluisperezg
 
Mensajes: 505
Registrado: Mié Ene 11, 2012 3:23 pm

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor joseluisperezg » Dom May 06, 2012 9:13 pm

soranamaria escribió:1. ¿Cuántos casos conoces que después de experiencias de sufrimiento han surgido muchos frutos?

2. ¿Has tenido la experiencia en momentos de sufrimiento de ofrecer tu dolor a Jesucristo, uniéndote a El en la cruz, ofreciéndolo por los demás?

3. ¿Has analizado porque los Santos han crecido en su santidad muchas veces por su unión mística a Jesucristo a través del ofrecimiento de su sufrimiento?

4. ¿Has tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento sentirte nada, y sentir que nada tiene sentido fuera de Dios?

5. ¿Has tenido la experiencia de sentirte muy cerca de Dios en medio del sufrimiento?

6. ¿Has sentido crecimiento espiritual y humano después de experiencias de dolor?

Estas preguntas me han movido el tapete, es decir, cada que me acuerdo de que sufri, Insuficiencia Renal hace 20 años, le doy gracias a Dios que me ha dejado en esta vida, en la pregunta 1 es mi unico caso que vivi en carne propia y siento que no he terminado mi Mision en esta vida, que hay algo mas que tengo que hacer para ayudarlo a realizar su plan de Amor que tiene para con nosotros.

Cuando me sentia que no podia respirar por estar reteniendo liquidos, me sentia muy gorda, y cada respiro era como un suspiro que tenia que hacer para poder jalar aire, fue cuando llegue a Miahuatlan, Oaxaca desconsolada del instituto de Urologia en Mexico, pues ahi me mandan a la casa al no tenero 80 millones y un riñon, me urgian hacer un transplante y al mismo tiempo tenia que hacer "cola" porque tenian preferencia los niños, donde iba a sacar semejante cantidad?
Fui con mi suegra, y al llegar a la casa fuimos a buscar al Parroco para que me aplicara el Santo Oleo y le patique lo que decian los doctores en Mexico, me recomendo que mientras llegaba el dia de presentarme ante El Creador, siguiera asistiendo a Misa y que no de dejara de rezar el Santo Rosario todos los dias, fue cuando me dijo lo de la pregunta 2 une tus sufrimientos a los de Nuestro Señor, asi como que le di el Sentido al Sufrimiento, porque para mi era muy penoso estar yendo a Misa, pues tenia la piel como escamada, y mi sudor olia a orines, me metia los dedos en el cabello como pasando la mano sobre la cabeza y tenia ese olor fetido en el cuero cabelludo. Efectivamente respondiendo a la pregunta 4 me sentia a como dice Job en su Sagrado Libro, asi me sentia como una apestada, siempre, siempre me mantuve retirada de la gente, en la Celebracion Eucaristica me sentaba hasta bien adelante porque la gente siempre llegaba a sentarse en las filas de la mitad para atras del Templo.

Al salir de Urologia estaba un anciano, (era Mi Jesus) y le pregunto a mi suegra que porque lloraba tanto, me sente en las gradas de la entrada a llorar desconsoladamente pues me acordaba a mis dos niños de 2 y 3 años de edad que me esperaban en la casa, ella le platico mi problema y le dijo: Aca no curan, vayanse a un lado de Bellas Artes ahi esta una farmacia naturista, ahi si curan la enfermedad, le dio la seña de como llegar y adonde, nos fuimos en un taxi, pues mi olor no me permitia usar el metro o el urbano. Llegamos ante un doctor japones o chino, no me acuerdo bien, y nos dio costalitos de yerba bien t riturada, me queria llevar 10 pero me suegra rasgo uno y se dio cuenta de la yerba que traia y solo pagamos ese costalito, el doctor me recomendo regresar en un mes, eso me llamo la atencion, si me acababan de decir que no tenia remedio y ahora me dicen regrese en un mes, ya no regrese, porque casi al mes se me fue aclarando la piel pues la tenia negra y poco a poco fui como bajando de peso tenia que tomarme tres litros de ese the, al principio lograba tomarme lo de un vaso de the durante todo el dia, mi suegra lo hervia durante casi cuarto de hora para que fuera concentrado y asi me ayudara a alivarme mas pronto pero si casi a la semana ya pude tomarme un litro y asi sucesivamente fui aumentado la dosis porque veia que ya podia ir al baño a orinar, antes no podia.

Ahi es donde me sentia muy cerca de Dios (en relacion a la pregunta 5) que Grande es Dios!!!! iba recuperandome!!!! poco a poco fui volviendo a la normalidad!!!!!, casi a los tres meses ya podia tomarme lo que el doctor me habia dicho que tenia que tomar 3 litros cada dia, dure como tres años tomando ese the.

Contestando la 6 Claro que he sentido el crecimiento en mi persona como cubriendo los diferentes aspectos de mi vida, siempre crei que al otro dia ya no iba a despertar, a ver el nuevo dia, y hasta la fecha siento miedo al faltar a la Celebracion Eucaristica, al rezo del Santo Rosario.

Muchisisisisisimo gusto senti el año pasado que pude ir a visitar los Santos Lugares, fui a Fatima, Portugal y a Lourdes, Francia. oooooh que emocion tan grande senti!!!! Quiero regresar pero no se como pero quiero ir otra vez a Jerusalem y a conocer Roma.

Gracias Gracias Gracias y miles de Gracias a Dios por volverme a la vida.
Ahora mi hijo el mayor es Arquitecto, el segundo es Psicologo, y todavia tuve una niña hermosa apenas va a cumplir 18 años esta terminando la Preparatoria. Los dos ya estan trabajando muy bien, todo, todo todo es A EL, POR EL Y PARA EL.



Hola, creo que ahora entiendo un poco mas porque lo de *Soranamaria*.
Que gusto saludarte. La Iglesia, Dios y Jesucristo necesitan de nuestro testimonio de vida, para que dé frutos de conversión en todos nuestros hermanos en la fe.
Los católicos tenemos que arrasar estemos donde estemos con nuestro testimonio, para que los demás viéndonos, aun sin saber que tenemos, sientan que tenemos algo diferente.
Nos ocurre a veces a todos como a San Pablo que decia... pues no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero.
Pero eso tampoco debe ser impedimento para que busquemos crecer en nuestra santidad e irnos levantando dia a dia de nuestros defectos, con ese convencimiento y amor por Dios, para con ello ayudar a convencer también a quienes nos rodean.
Que Dios te bendiga
Jose Luis Perez
joseluisperezg
 
Mensajes: 505
Registrado: Mié Ene 11, 2012 3:23 pm

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor Katonito » Mar May 15, 2012 7:10 pm

1.Conozco muchos casos sobretodo en mi entorno familiar en dónde mi madre es sobreviviente de cáncer de mama.
2.Dios me ha dado la oportunidad de en el sufrimiento pensar en él y salir adelante.
3.Sip, de hecho me llama mucho la atención como algunos santos y santas murieron con gran sufrimiento por alguna enfermedad dolorosa, sin embargo estaban más cerca de Dios que nunca.
4.Y 5.He tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento, sentirme nada y al mismo tiempo sentirme cerca de Dios, lo cual me ha llevado a salvar mi vida, en mensajes y situaciones en las que mi angel de la guarda me cuida y protege.
6.He tenido crecimiento espiritual después de experiencias de sufrimiento, ya que Dios siempre ha estado cerca para ayudarme a salir a adelante, siempre me protege y me enseña que aunque tenga situaciones de dolor en mi vida, si me esfuerzo para ello, puedo alcanzar la felicidad eterna.
Atte. Adriana Díaz.
Katonito
 
Mensajes: 34
Registrado: Vie Ene 20, 2012 7:02 pm

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor Silvia Cabrera » Sab May 19, 2012 11:55 pm

1. ¿Cuántos casos conoces que después de experiencias de sufrimiento han surgido muchos frutos?
El sufrimiento y tragedia han resultado testimonios de fe y esperanza porque si conozco casos que he visto en mis amigas y hacia mi persona. Pero lo mas triste es que uno se olvida del Dios nos entra el estrés la depresión la ansiedad y todo esto se llega a pensar que la solución es la muerte pero uno nace siempre con un ángel que te protege y te ampara de lo malo y te lleva hacia el camino de DIOS.

2. ¿Has tenido la experiencia en momentos de sufrimiento de ofrecer tu dolor a Jesucristo, uniéndote a El en la cruz, ofreciéndolo por los demás?
En esta situación nos duele el alma por que Dios en la cruz por salvarnos del pecado y nosotros por lo menos debemos seguir sus pasos y obediencia y predicar siempre la palabra de DIOS.en cada hogar que visitamos.

3. ¿Has analizado porque los Santos han crecido en su santidad muchas veces por su unión mística a Jesucristo a través del ofrecimiento de su sufrimiento?
Es admirable y alentador que la santidad no se desprende del sufrimiento no como signo de sadismo o masoquismo sino como un objeto de corredección y míster de amor.

4. ¿Has tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento sentirte nada, y sentir que nada tiene sentido fuera de Dios?
Si he sentido la experiencia y sentirme vacía, y que solo Dios es grande El nos ayuda a salir de cada problema que tenemos y en mis oraciones le pido crecer en fe y amor hacia El cada día más.

5. ¿Has tenido la experiencia de sentirte muy cerca de Dios en medio del sufrimiento?
Gracias a nuestro señor acudí a El y mis problemas desaparecieron con mis oraciones y sirviendo hacia los demás y es donde mi Dios me da fortaleza.
6. ¿Has sentido crecimiento espiritual y humano después de experiencias de dolor?
Me siento cada día mas cerca de Dios porque los días miércoles tengo reunión con mi grupo de oración es decir de mi prasidium de la legión de María y llevo la palabra de Dios a cada hogar.

DESDE HUANUCO -PERU SILVIA CABRERA E.
Silvia Cabrera
 
Mensajes: 23
Registrado: Mar Ene 17, 2012 5:56 pm

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor xochitl_flor8 » Mar Jul 24, 2012 11:34 pm

Hola a todos , un saludo muy cordial para ustedes.
1. ¿Cuántos casos conoces que después de experiencias de sufrimiento han surgido muchos frutos?
Algunos casos me ha tocado conocer , donde las personas después de haber tenido experiencias difíciles de sufrimiento por enfermedades o por accidentes que los dejan inhabilitados durante algún tiempo , cambian radicalmente al salir de esa situación , es el volver a la reflexión, a la conversión y al amor.

2. ¿Has tenido la experiencia en momentos de sufrimiento de ofrecer tu dolor a Jesucristo, uniéndote a El en la cruz, ofreciéndolo por los demás?
Si he tenido la experiencia de sufrimiento , donde ofrecÍa todo dolor a Jesucristo, cuando nunca va a ser ni el 10% del sufrimiento que El tuvo en la cruz, pero me uní a ese sufrimiento y lo único que me entristecía era el reconocer que no tenia una “maleta” de obras como la hubiera querido tener de haberme presentado ante EL , pero me dio otra oportunidad y estoy en la lucha por hacerlo

3. ¿Has analizado porque los Santos han crecido en su santidad muchas veces por su unión mística a Jesucristo a través del ofrecimiento de su sufrimiento?
Si , he leído muchas vidas de Santos y los admiro enormemente , creo que la fortaleza que ellos tienen para su unión mística con Jesús , viene del gran amor que le tienen y le manifiestan , “obras son amores y no valen razones” ,creo que eso nos falta, como dijo la Hermana Teresa de Calcuta ,”amar y amar hasta que duela “.

4. ¿Has tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento sentirte nada, y sentir que nada tiene sentido fuera de Dios?
Creo firmemente que Dios es el centro de mi vida y que nada debe tener sentido fuera de Dios , pero sé que a veces no lo manifiesto como debiera ser , como dije estoy en la lucha y espero avanzar cada vez más.

5. ¿Has tenido la experiencia de sentirte muy cerca de Dios en medio del sufrimiento?
Si la he tenido , y le agradezco a Díos esos momentos , cada mañana me encomiendo a la virgen y al Señor de la MISERICORDIA , para que me permitan hacer las cosas con justicia.


6. ¿Has sentido crecimiento espiritual y humano después de experiencias de dolor?
Si la he sentido ,y esa experiencia me ha impulsado a conocerlo mas, pero cuanto mas lo conozco, reconozco que me falta mucho para lograrlo , el dolor y el sufrimiento son a la vez prueba y motivo de purificación. Dios sólo permite el sufrimiento cuando éste es necesario y lo convierte en algo positivo. Podría decirse que lo utiliza para que experimentemos aquello que conviene a nuestra alma y que está encaminado a nuestro bien.
xochitl_flor8
 
Mensajes: 79
Registrado: Dom Ene 08, 2012 4:14 am

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor maguisena » Sab Jun 15, 2013 11:02 pm

1. ¿Cuántos casos conoces que después de experiencias de sufrimiento han surgido muchos frutos?
Muchos, quizá el más cercano a mí es el mío, al sentir la perdida, esta me llevó al estar más cercana a Dios, pues en opulencia de las cosas, somos tan ignorantes y ególatras que nos creemos merecedores de todo. Cuando tenemos todo nos encontramos muy lejanos a Dios, y solo unidos a nosotros mismos. Eckhart afirmó que no se alcanza a Dios por un proceso de adición de cosas al alma sino por un proceso de sustracción. Hay que vaciarse y abrirse a la Gracia porque Dios siempre nos busca, siempre está tratando de entrar en nuestro interior, siempre está en nosotros… Y somos nosotros quienes -ocupados en nuestras cosas y apegos- no somos capaces de descubrirle en nosotros y hacerle espacio en nuestra vida, no percibimos que en Él somos, estamos y nos movemos. Vaciándonos de lo que nos hace pequeños, nos hace crecer. Renunciando a nosotros mismos, ganamos a Dios. Hay que Soltar lo que no es esencial en nuestra vida, simplifiquémosla, preocupémonos por lo trascendente… La paradoja es que, mediante la renuncia, lo ganaremos Todo; descubriremos que somos uno con Dios, con el Mundo y con nosotros mismos. Nada cambiará (la realidad es la que es) pero todo cambiará porque nosotros habremos cambiado.
2. ¿Has tenido la experiencia en momentos de sufrimiento de ofrecer tu dolor a Jesucristo, uniéndote a El en la cruz, ofreciéndolo por los demás?
Quizá de esa manera no, pero el sufrimiento lo he aceptado con gusto, no por sádica o masoquista, sino porque me ha acercado a Dios, no ofrezco el dolor a Jesús o a los demás, pero lo acepto como una prueba, como una forma de demostrar mi amor a Dios, lealtad y fidelidad. Un día estaba remilgando de mi suerte diciendo ¿por qué yo?, al oírme mi mamá me dijo y ¿por qué no tú? No tuve respuesta, porque pensé que así Dios me acercaba a él. Por ello, cuando veo sufrir por dolor, situación o enfermedad a los demás trato de ayudarlos, si creerme merecedora de ningún pago.
3. ¿Has analizado porque los Santos han crecido en su santidad muchas veces por su unión mística a Jesucristo a través del ofrecimiento de su sufrimiento?
Si, crecen mientras no sean masoquistas, Dios dice no mataras, eso implica no lastimarnos, aceptar el sufrimiento es aceptar la enfermedad, el dolor no infringido, la vida como es, la muerte o la perdida. Claro que con ello hay crecimiento el más grande es el acercamiento a Dios.
4. ¿Has tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento sentirte nada, y sentir que nada tiene sentido fuera de Dios?
Si, muchas veces al sentirme nada, he sentido todo, pues he sentido más cercado a Dios de mí, he pensado más en Él, he puesto mi absoluta confianza en Él sin importar nada más.
5. ¿Has tenido la experiencia de sentirte muy cerca de Dios en medio del sufrimiento?
Si, en las perdidas, en la enfermedad, en el sufrimiento y en la humillación he buscado y he sentido a Dios, el Señor no me ha abandonado nunca.
6. ¿Has sentido crecimiento espiritual y humano después de experiencias de dolor?
Si, en la opulencia, no se percibe a Dios, San Ignacio de Loyola: "buscar y hallar a Dios en todas las cosas..."! Nuestro Señor Jesucristo los ensambló en forma inseparable mediante una afirmación: "Porque les aseguro que el que busca encuentra… buscad y hallaréis" (Lc. 11,9-10). Buscar y hallar, espacial y temporalmente separados en el hombre, parecen ser, en Dios, simultáneos. Dos caras de una misma moneda. A Dios se lo halla mientras se lo busca y nos invita a buscarlo mientras de deja encontrar... En todo momento, sea de tempestad, sea de calma, el Señor está derramando sus gracias para guiarnos por esta vida que es la travesía que nos lleva a la otra: la Vida Eterna.
maguisena
 
Mensajes: 85
Registrado: Mar Jun 11, 2013 4:22 pm

Re: Aquí se deja tarea tema 11: El Valor del sufrimiento

Notapor cadafean » Sab Ago 10, 2013 7:10 pm

Hola a todos,

1. ¿Cuántos casos conoces que después de experiencias de sufrimiento han surgido muchos frutos?
R/La primera persona en dar testimonio soy yo misma, que en las situaciones de dolor o sufrimiento y a pesar de “pelear o protestarle” a Dios he visto y experimentado su inmensa misericordia, bondad y perdón, y puedo confirmar que las cosas no son cuando uno las pide son en el tiempo de Dios y eso debemos aprenderlo, para entregarnos a él confiados y con alegría.
Así como yo, conozco muchas personas que durante o después de una situación difícil han encontrado a Dios en su vida, aceptándolo y entregándose a él plenamente.

2. ¿Has tenido la experiencia en momentos de sufrimiento de ofrecer tu dolor a Jesucristo, uniéndote a El en la cruz, ofreciéndolo por los demás?
R/Si, he tenido la oportunidad de hacerlo y la verdad y de corazón les puedo decir que la situación se hace más fácil de llevar.

3. ¿Has analizado porque los Santos han crecido en su santidad muchas veces por su unión mística a Jesucristo a través del ofrecimiento de su sufrimiento?
R/Pienso que los Santos son personas comunes pero con un amor, entrega y confianza excepcional en Dios, que entregan todas sus acciones, su vida al poder de Dios, por eso su conocimiento y unión con Dios es tan grande y poderoso.

4. ¿Has tenido la experiencia de en medio de mucho sufrimiento sentirte nada, y sentir que nada tiene sentido fuera de Dios?
R/ Puedo decirles que si, aunque también les comento que en el 2011 iniciamos un proyecto con un grupo de amigos y solo hasta ahora estamos empezando a ver la luz, y ha sido muy difícil, ha habido momentos de pelea y reclamos a Dios, porque me sentí abandonada, pero él en su infinita misericordia me hizo ver que él me llevaba en sus brazos y cuando entendí eso las cosas han empezado a cambiar y la verdad la paz que he sentido en mi corazón ha sido otra cosa, así no hayamos podido empezar a trabajar en forma, pero las cosas ya van saliendo y como nos han dicho “después de la oscuridad viene la luz” y en eso creo y confió.

5. ¿Has tenido la experiencia de sentirte muy cerca de Dios en medio del sufrimiento?
R/Si

6. ¿Has sentido crecimiento espiritual y humano después de experiencias de dolor?
R/Si, como les comente en la pregunta anterior mi crecimiento luego de tantas angustias ha sido grande, aunque me falta mucho, mucho, mucho…..

Luz Elena R.
Bogotá - Colombia
cadafean
 
Mensajes: 13
Registrado: Sab Mar 16, 2013 7:40 pm

Anterior

Volver a Curso: El Misionerismo (Aplicación de la doctrina social de la Iglesia Católica a la empresa)

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Anthonyflogy, Bing [Bot], Google [Bot], Google Adsense [Bot], Jamesdak, RalphOnery

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |