Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

En esta ocasión, en el curso “Basílicas y Capillas papales”, haremos un recorrido virtual por Roma. Nuestro objetivo religioso es claro: las basílicas y capillas papales, una cada semana, pero al mismo tiempo iremos conociendo Roma y todos los atractivos socioculturales que tiene para el turista.


Fecha de inicio del curso: 7 mayo de 2012

Fecha de finalización del curso: 7 julio de 2012

Periodicidad de envió de las lecciones: semanal

Moderadores: Catholic.net, Ignacio S, hini, Moderadores Animadores

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Jue Jun 14, 2012 9:47 pm

CONCILIO VATICANO I

El Concilio Vaticano I (1869-1870) no había terminado debido a la suspensión impuesta por el estallido de la guerra franco-prusiana. Algunos querían que se continuara este concilio pero no fue así.

Los sectores más liberales o modernistas dentro de la Iglesia lo consideran uno de los cinco concilios más importantes: Niceno I, Calcedonense, Lateranense IV, Tridentino y Vaticano II.

Trató de la Iglesia, larevelación, la liturgia, la libertad religiosa, etc. siendo sus características más importantes la renovación y la tradición.


Imagen

CONCILIOS
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Vie Jun 15, 2012 9:06 am

El Concilio Vaticano I

El Concilio Vaticano I había expuesto claramente dos formas de acceso a Dios:

1. Conocimiento natural de Dios. La razón natural es capaz de alcanzar un conocimiento cierto de Dios a partir de las cosas creadas. Es lo que llamamos "conocimiento natural de Dios", o "revelación natural"

2. Conocimiento sobrenatural de Dios. Porque hay algunas verdades que no son acccesibles a la razón humana, y no pueden ser conocidas siempre "por todos, de modo fácil, con firme certeza y sin mezcla de error". Estas verdades se refieren "a sí mismo y los decretos eternos de su voluntad", es decir, a la intimidad de Dios y los planes que Dios tiene para llamar al ser humano a gozar de la amistad con él, una amistad que es fuente de vida para el ser humano. Esta revelación es "sobrenatural", porque no se puede reducir al orden meramente "natural": sobrepasa el orden natural, no viene exigido por las necesidades "naturales" del hombre. Por esto es totalmente gratuito, es una oferta gratuita que Dios le hace al hombre sin que Dios esté obligado a ello, únicamente por amor. por eso es "gracia"

Ventajas de este planteamiento: con esta distinción se hacía frente:
• al fideísmo: La razón natural puede alcanzar cierto conocimiento de Dios. La fe no es un absurdo; tiene una cierta racionalidad.
• al semirracionalismo: Existe un orden sobrenatural. que no se puede reducir al orden natural, también se admitía que nunca había existido un ser humano que se moviera únicamente en el orden natural sin haber sido llamado al orden sobrenatural, es decir, al orden de la gracia, de la amistad con Dios.
Pero este planteamiento necesitaba ser completado, porque podía dar la impresión de entender el orden natural y el orden sobrenatural de modo totalmente separado uno del otro.
• Este planteamiento es "extrinsicista", porque el orden sobrenatural aparecía como totalmente "extrínseco", es decir, no esencial ni en relación con el orden natural. Lo "sobrenatural" era un añadido a lo "natural", sin ninguna conexión con éste. Se corría el peligro de entender la revelación sobrenatural como totalmente desconectada de la razón natural. Se hacía necesario, por tanto, un planteamiento que aclarase de qué forma estos dos órdenes se relacionan.
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor Maria de Guadalupe » Vie Jun 15, 2012 2:13 pm

El "Papa Bueno", no tuvo realmente un papado "fácil", (de hecho nungún Papa lo ha tenido). A Juan XXIII le tocó lo difícil de la "Guerra Fría", vivió la tensión entre Estados Unidos y la URSS, con el problema de los misiles en Cuba, en 1962.
Como dato curioso de su pontificado, el 3 de enero de ese año excomulgó a Fidel Castro. Y el día 6 de mayo canonizó San Martín de Porres.
Maria de Guadalupe
 
Mensajes: 18
Registrado: Jue May 10, 2012 8:01 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor Jose Gimeno » Vie Jun 15, 2012 2:30 pm

Tras la muerte de Pío XII, fue elegido Papa el 28 de octubre de 1958, y tomó el nombre de Juan XXIII. Su pontificado, que duró menos de cinco años, lo presentó al mundo como una auténtica imagen del buen Pastor. Manso y atento, emprendedor y valiente, sencillo y cordial, practicó cristianamente las obras de misericordia corporales y espirituales, visitando a los encarcelados y a los enfermos, recibiendo a hombres de todas las naciones y creencias, y cultivando un exquisito sentimiento de paternidad hacia todos. Su magisterio, sobre todo sus encíclicas «Pacem in terris» y «Mater et magistra», fue muy apreciado.
Convocó el Sínodo romano, instituyó una Comisión para la revisión del Código de derecho canónico y convocó el Concilio ecuménico Vaticano II. Visitó muchas parroquias de su diócesis de Roma, sobre todo las de los barrios nuevos. La gente vio en él un reflejo de la bondad de Dios y lo llamó «el Papa de la bondad». Lo sostenía un profundo espíritu de oración. Su persona, iniciadora de una gran renovación en la Iglesia, irradiaba la paz propia de quien confía siempre en el Señor. Falleció la tarde del 3 de junio de 1963.


SOBRE LA PALABRA. RELEVANCIA DE LA ESCRITURA.
Se podría afirmar que todo lo que se vive durante años en las comunidades neocatecumenales en torno a la Palabra de Dios sólo ha sido posible gracias a la Constitución Dogmática Dei Verbum.


Es bien sabido que la Palabra de Dios es uno de los pilares fundamentales de este proceso de iniciación a la fe. El contenido esencial de las primeras catequesis para constituir la comunidad se extrae de la Palabra, cuyo centro es Jesucristo, su muerte y su resurrección ("Kerigma"). Todas las semanas hay en las comunidades una Celebración de la Palabra, preparada por un grupo de hermanos que proclama textos del Antiguo y del Nuevo Testamento. Se escucha con suma atención, se medita, y ante ella se responde personalmente. Siendo siempre Jesucristo el centro de la Palabra. Según la fase del camino en que se encuentre cada comunidad se entra en la escritura desde aspectos distintos (conceptos, personajes, temas, etapas, libros ...). A la luz de la Palabra se va modelando la fe y la moral de los que la escuchan.

Se podría afirmar que todo lo que se vive durante años en las comunidades en torno a la Palabra de Dios sólo ha sido posible gracias a la Constitución Dogmática Dei Verbum; la interpretación "cristocéntrica" de la Escritura (DV 17,18), la insistente presentación del ambiente cultural judío (DV 12) de los textos principales que introducen a las distintas etapas del camino, la importancia que se concede al Antiguo Testamento y a la unidad de ambos Testamentos (DV 15-16), la constancia en apoyar las interpretaciones de la Escritura en textos de los Santos Padres, de la Tradición y del Magisterio (DV 10), la difusión de Vocabularios Bíblicos y de la Biblia de Jerusalén en las comunidades por sus rigurosos paralelos y aclaratorias notas exegéticas (DV 25), el tiempo dedicado a escrutar personalmente la Escritura en uno de los pasos de este itinerario de fe, y por último, el presupuesto hermenéutico que subyace a todas las celebraciones de que a través de la proclamación de la Palabra en un contexto orante se establece un diálogo entre Dios y el hombre (DV 25)...

Afirmar, como se ha hecho en algunas ocasiones, que las alegorías con las que Kiko interpreta la Escritura son favorecedoras de su propia trayectoria religiosa y determinan todas las posibles interpretaciones en el Camino, es olvidar que en miles de comunidades repartidas por el mundo se proclaman todas las semanas centenares de textos distintos, y miles de catequistas y presbíteros predican desde su propia experiencia de fe y conocimiento de la Escritura apoyándose en textos bíblicos del momento litúrgico. Evidentemente no todos los hermanos de las comunidades, entre los que hay de muy distinto nivel cultural y social, no todos los catequistas, poseen conocimientos rigurosos de los métodos histórico-críticos de interpretación de la Escritura. Pero este acceso no agota toda la riqueza espiritual y vital de los textos bíblicos. Hay otros niveles de lectura (la hermenéutica alegórica, literaria, existencial, mística, modélica, moral ...), que sin negar las aportaciones científicas de la exégesis contemporánea, acercan de una manera más penetrante y viva la Escritura a los problemas humanos en los que están inmersos quienes se sitúan ante la Palabra. Y ésta es también una de las aportaciones más llamativas del Camino Neocatecumenal : la capacidad de acercar, de manera profunda y sencilla a la vez, el acontecimiento salvífico de Cristo a través de un lenguaje directo y liberador. Lo que para tantos católicos no era más que un voluminoso libro de adorno en sus casas, que no sabían comprender ni relacionar con sus vidas, tras el paso por esta iniciación cristiana se convierte en un libro vivo e iluminador de sus diversas situaciones históricas; siendo así posible, como dice el Concilio, que "llena más y más los corazones de los hombres" (DV 26).
El Señor es mi pastor, nada me falta.
Avatar de Usuario
Jose Gimeno
 
Mensajes: 89
Registrado: Mar Ene 10, 2012 4:46 am

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor Silviamaria » Vie Jun 15, 2012 3:06 pm

Buenas tardes, mi descripción:

Sin duda S.S. Beato Juan XXIII desde que nació ya estaba destinado a ser el Vicario de Cristo en la tierra, con lo que le decían sus amigos de infancia "Angelito, el cura". Después de muerto será siempre recordado como el "Papa bueno". Que privilegio que el 10 de agosto de 1904 es ordenado sacerdote, y su primera Misa la ofició al día siguiente en la Basílica de San Pedro. Convoca a un nuevo Concilio Ecuménico (Concilio Vaticano II), lo que tomó por sorpresa a más de uno, no pudo concluirlo porque el Señor lo llamó al cielo una vez iniciado el Concilio. Su legado en la tierra será siempre actual porque la Fe ilumina y la Gracia santifica para lo cual las enseñanzas suyas serán el camino a seguir para la santificación de las almas.

Que tengan un bonito fin de semana en familia.
Silviamaria
 
Mensajes: 439
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:32 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor BlancaElena » Sab Jun 16, 2012 11:09 am

Un saludo especial para todos !. Muy importante este resumen para centrarnos en el Concilio Vaticano I.

CONCILIO VATICANO I

Imagen


IV. LOS RESULTADOS

En comparación con los enormes trabajos preparativos para el Concilio y con la enorme cantidad de material que se le presentó para discusión en los múltiples borradores y propuestas, se puede decir que sus frutos inmediatos fueron pocos. Mas el Concilio apenas empezaba sus trabajos cuando el rompimiento de la guerra causó su clausura repentina. Como también es cierto y sabido, ciertas razones dentro del Concilio impidieron que se vieron mayores resultados de sus sesiones. Por esto, al final sólo se pudieron promulgar dos constituciones relativamente cortas. Sin embargo, si se estudia el contenido de estas dos constituciones, su enorme importancia es indudable. Es sorprendente la forma en que sus contenidos cumplen con las necesidades de los tiempos.

A. La Constitución Dogmática sobre la Fe Católica defiende los principios fundamentales del Cristianismo contra los errores del Racionalismo, Materialismo y Ateismo modernos. En el primer capítulo sostiene la doctrina de la existencia de un Dios personal, quien por Su propia libre decisión y para revelar Su perfección, ha creado todo de la nada, El que prevee todo, incluyendo los actos libres futuros de las criaturas racionales y quien por medio de Su Providencia guía todas las cosas a su fin deseado. El segundo capítulo trata sobre el conocimiento natural y sobrenatural de Dios. Luego declara que Dios, el principio y fin de todas las cosas, también puede ser conocido con certeza por la luz natural de la razón. Luego trata sobre lo real y lo necesario de una revelación sobrenatural, de las dos fuentes de la revelación, las Escrituras y la Tradición, de la inspiración e interpretación de las Sagradas Escrituras. El tercer capítulo trata sobre la virtud sobrenatural de la fe, su razonable naturaleza sobrenatural y necesidad, la posibilidad y realidad de los milagros como confirmación de la revelación divina; y finalmente, la fundación por Jesucristo de la Iglesia Católica como guardián y heraldo de la verdad revelada. El cuarto capítulo contiene la doctrina, tan importante hoy en día, sobre la conexión entre fe y razón. Los misterios de fe no pueden ser plenamente entendidos por medio del razonamiento natural, pero la verdad revelada nunca puede contradecir los resultados positivos de la investigación de la razón. Por otra parte, es falsa toda afirmación que contradice la verdad de la fe iluminada. La fe y el conocimiento verdadero no son oponentes hostiles sino que se apoyan mutuamente de muchas formas. Sin embargo, la fe no es lo mismo que un sistema filosófico de enseñaza que se ha ideado y luego entregado a la mente humana para su desarrollo adicional, sino que ha sido confiada a la Iglesia como depósito divino para protección e interpretación infalible. Por lo tanto, cuando la Iglesia explica el significado de un dogma, esta interpretación debe ser mantenida en todo tiempo futuro y nunca se debe desviar de ella bajo pretexto de una investigación más profunda. Al término de la Constitución, se rechazan en 18 cánones las herejías contrarias.

B. La otra Constitución es de igual, si no es que de mayor importancia; es la primera que trata sobre la Iglesia de Cristo, o como también se le llama por referencia a su contenido, sobre el Papa de Roma. La introducción a la Constitución dice que la primacía del Pontífice romano, en quien descansa la unidad, fuerza y estabilidad de toda la Iglesia, siempre y especialmente ahora, ha sido el objeto de violentos ataques de los enemigos de la Iglesia. Por esto la doctrina de su origen, permanencia continua y naturaleza debe ser claramente definida y establecida, mas sobre todo por los errores en su contra. Consecuentemente, el primer capítulo trata sobre la residencia de la primacía apostólica en los papas de Roma. Cada capítulo termina con un canon en contra de la opinión dogmática opuesta. Los dos últimos capítulos son la parte más importante de la Constitución. En el tercer capítulo se describe claramente el significado y naturaleza de la primacía. La primacía del papa romano no es simple precedente ni cargo honorífico. Por el contrario, el Papa posee la primacía del poder regularmente constituido sobre todas las otras Iglesias y el poder episcopal de jurisdicción que es real y directo, respecto al cual los clérigos y laicos de todo rito y rango están obligados a una real obediencia. Por lo tanto, el poder inmediato de jurisdicción de cada Obispo en su Diócesis no se ve limitado por la primacía, sino que reforzado y defendido. En virtud de su primacía, el Papa cuenta con el derecho de tener relaciones directas y libres con el clero y laicos de toda la Iglesia. A nadie se le permite interferir con este proceso. Es falso y debe ser rechazado decir que los decretos promulgados por el Papa para el gobierno de la Iglesia no son válidos a menos que sean confirmados por el placet del poder seglar. El Papa es también el juez supremo de todos los fieles y a cuya decisión se pueden apelar todos los asuntos que son tratados por la Iglesia. Por otra parte, la decisión suprema del Pontífice es inapelable, incluyendo a un Conciliotercer capítulo dice:"Así, pues, si alguno dijere que el Romano Pontífice tiene tan sólo un oficio de supervisión o dirección, y no la plena y suprema potestad de jurisdicción sobre toda la Iglesia, y esto no sólo en materia de fe y costumbres, sino también en lo concerniente a la disciplina y gobierno de la Iglesia dispersa por todo el mundo; o que tiene sólo las principales partes, pero no toda la plenitud de esta suprema potestad; o que esta potestad suya no es ordinaria e inmediata tanto sobre todas y Ecuménico. Consecuentemente, el canon anexo al cada una de las Iglesias como sobre todos y cada uno de los pastores y fieles: sea anatema".

Finalmente, el cuarto capítulo contiene la definición de la Infalibilidad Papal. Primero se repiten y confirman todos los decretos correspondientes del Cuarto Concilio de Constantinopla, 680 (sexto ecuménico), del Segundo Concilio de Lyons, 1274 (catorce ecuménico) y del Concilio de Florencia, 1439 (diecisiete ecuménico). Además se enfatiza que los Papas siempre, concientes de su infalibilidad en asuntos de fe y moral para la preservación de la pureza de la tradición apostólica, han actuado como la corte de última instancia y así se les ha solicitado. Luego sigue el principio importante que a los sucesores de San Pedro les ha sido prometido el Espíritu Santo, no para promulgar nuevas doctrinas, sino sólo para preservar e interpretar la Revelación entregada a los apóstoles. La Constitución termina con estas palabras: "Por esto, adhiriéndonos fielmente a la tradición recibida de los inicios de la fe cristiana, para gloria de Dios nuestro Salvador, exaltación de la religión católica y salvación del pueblo cristiano, con la aprobación del Sagrado Concilio, enseñamos y definimos como dogma divinamente revelado que: El Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando en el ejercicio de su oficio de Pastor y Maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por esto, dichas definiciones del Romano Pontífice son en sí mismas, y no por el consentimiento de la Iglesia, irreformables".

Lo incluido anteriormente es esencialmente el contenido de las dos Constituciones del Concilio Vaticano . Su importancia puede ser brevemente descrita de esta forma: para contrarrestar el Racionalismo y Subjetivismo de la época, la primera constitución da una expresión clara y con autoridad de los principios fundamentales del entendimiento natural y sobrenatural de la fe correcta y verdadera, sus posibilidades, necesidad, sus fuentes y sus relaciones mutuas. Por esto, ofrece a toda persona con intenciones honestas una guía y una base sólida, ambas necesarias para resolver la gran cuestión de la vida y en todas las investigaciones del conocimiento. La segunda constitución resuelve finalmente una pregunta que había mantenido perturbadas las mentes de los hombres desde los tiempos del Gran Cisma y del Concilio de Constanza y particularmente desde la aparición de los cuatro artículos galicanos de 1682, el asunto de la relación entre el papa y la Iglesia. Conforme a la decisión dogmática del Concilio Vaticano, el Papado fundado por Cristo es la corona y centro de toda la constitución de la Iglesia Católica. El Papado contiene en sí mismo la plenitud del poder de administración y enseñanza concedido por Cristo a Su Iglesia. Esto destruyen para siempre el individualismo eclesiástico y la teoría de las Iglesias nacionales. Por otra parte, es extravagante e injusto decir que con la definición de la primacía de jurisdicción y de la infalibilidad del Papa, los Concilios Ecuménicos han perdido su importancia fundamental. Los Concilios Ecuménicos nunca han sido absolutamente necesarios. Aun antes del Concilio Vaticano, sus decretos adquirían autoridad únicamente a través de la aprobación del Papa. El paso del tiempo hace evidente La creciente dificultad para convocarlos, como es el caso del intervalo de 300 años entre los Concilios Ecuménicos 19 y 20. Por lo tanto, las definiciones del último Concilio han traído un alivio tan deseado y la certeza legal buscada. Sin embargo y fuera de esto, la Jerarquía en unión con el Papa en un Concilio general es ahora, al igual que antes, la representación más completa de la Iglesia Católica.

Finalmente, en cuanto a los borradores y propuestas que quedaron sin ser resueltos por el Concilio Vaticano, algunos de estos fueron revividos y resueltos por Pío IX y sus dos sucesores. Citamos algunos de estos: Pío IX nombró a San José el Santo patrono de la Iglesia Universal el 8 de diciembre de 1870, o sea el mismo año del Concilio. Los problemas morales y religiosos que iban a ser presentados al Concilio para su discusión, son tratados en las Encíclicas de León XIII sobre el origen del poder civil (1881), sobre la masonería (1884), sobre la libertad humana (1888), sobre el matrimonio cristiano (1880), etc. Además en 1900 León XIII publicó nuevos reglamentos relativos al índice de libros prohibidos. Desde el inicio de su administración, parece que Pío X había tenido en mente incluir en sus trabajos legislativos la conclusión de los grandes objetivos dejados pendientes por el Concilio Vaticano. Las pruebas más evidentes de esto son: la reforma de los Seminarios diocesanos en Italia, la reglamentación de los estudios filosóficos y teológicos de los candidatos al sacerdocio, la introducción de un Catecismo para la provincia romana de la Iglesia, las leyes relativas al tipo de rito para el desposorio y matrimonio, la revisión de las oraciones del Breviario y sobre todo, la codificación de toda la ley canónica moderna

http://ec.aciprensa.com/v/vaticano1.htm
Avatar de Usuario
BlancaElena
 
Mensajes: 1415
Registrado: Mié Ene 18, 2012 8:45 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Sab Jun 16, 2012 7:28 pm

FRASES DE S.S. BEATO JUAN XXIII

.-No consulte a su temor, sino a sus esperanzas y sueños. No piense acerca de sus frustraciones, sino sobre su potencial.

.- Ahora reconocemos que nuestros ojos han permanecido ciegos durante muchísimos años, de manera que no hemos visto la belleza de tu pueblo elegido y no hemos reconocido en su rostro los rasgos de nuestro hermano primogénito. Distinguimos ahora la señal de Caín en nuestra frente. Durante siglos Abel permaneció postrado entre la sangre y las lágrimas, porque habíamos olvidado tu amor. Perdónanos la maldición que injustamente hicimos caer sobre el nombre de los judíos; perdónanos porque al maldecirlos a ellos te hemos crucificado por segunda vez, porque no sabíamos lo que hacíamos.

.- Si Dios creó sombras es para destacar mejor la luz.
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Sab Jun 16, 2012 8:13 pm

EL PAPA BUENO

Película. 1era, Parte

Imagen

S.S. BENEDICTO XXIII

http://es.gloria.tv/?media=206521
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor lia mera figueroa » Dom Jun 17, 2012 12:55 am

Con la bondad ,la firmeza y su preocupación por el futuro de la humanidad ,Juan XXIII da su primera encíclica ,recordando en la introducción que la Iglesia Católica florece con peremne juventud-Y se refiere a la gran acogida con que ha sido recibido el anuncio de la celebración del concilio ecuménico,del sinodo diocesano de Roma,de la acomodación del código de derecho canónico a las actuales necesidades,y la promulgación del nuevo código para la Iglesia de rito oriental y a la esperanza que esos acontecimientos pueda felizmente conducir a todos a una saludable renovación de las costumbres cristianas y a la restauración de la unidad ,de la concordia y de la paz-Dice que la verdad,unidad y paz que se han de promover , alcanzarcon espiritu de caridad a todo el orbe católico por considerar que eso es principalment el momento actual y lo que requiere de ldeber apostólico--
Con una total clarividencia en las tres partes que divide la encíclica ,se preocupa como buen Pastor de los temas importantes a profundizar para todo el orbe,
-En el primer título-LA VERDAD,principalmente la rvelada, La del evangelio-Los deberes de la LAPRENSA- en orden a la verdad-La radio el Cine y La Televisión (recién esta en sus comienzoa) y y el indeferentismo relidioso-
Sus consejos a los medios graficos,televisivos y radiales son contundentes-Previó lo que empezaba a deformar la formación de las verdades,instandolos a que sirvan solo al bien,la honestidad y las prácticas naturales y no llevar a los jovenes por el camino de malas cpstumbres del error y una vida viciosa--Aconseja a los cristianos a luchar contra esos males para evitar un futuro que esos buenos inventos que pueden dervir de mucho bien.de honesto esoarcimiento que sería eso el remediode la misma fuente de la que brota el veneno-
La segunda parte UNIDAD CONCORDIA Y PAZ-Insiste que la Vedad trae granndes ventajas a la causa de la paz--Dios ha creado a todos los hombres iguales-Unión y concordia entre los pueblos-Unidad y concordia entre clases sociales-disminución de tirantez-Reflexiones sobre el mundo del-
trabajo y UNION Y CONCORDIA EN LA FAMILIA_-
Aclara que es necesario tanto para los privados y para los que tienen en sus manos los destinos de los pueblos Piensen dice en los que nos une con estima reciroca y no en lo que divide y separa-
-Insiste mucho en la - tamilia-
En la tercera parte-se explaya sonre la UNIDAD DE LA IGLESIA-Aspiración de unidad para las iglesias separadas-Necesidad de especiales oracionea-dice de la Union y la concordia de los espíritus brotan la paz y la alegría-Paz interior del alma-
CUARTA parte-Exortaciones paternas-A pastores,.clero-relogiosos y religiosas-A la Acción Carólica y a los que colaboran con el apostolado--A los afligodos. a los que tienen menos-Profugos y emigrados-A la Iglesia perseguida-
A todos hace exortaciones finales-
En el documento con amor y claridad expresa cual es su misión,sus expectativas y el rumbo de su laboe como representante de Jesús unico camino verdad y vida-
Leer hoy esta su primer enciclica nos muestra a un Papa que advierte los pelgrps de este mundo alejado de Dios( y sus temores fueron diría proféticos)-
Se ha avnzado en general en el mundo de una forma distinta a la que el papabueno deseaba para toda la humanidad-Nos toca ,como lo pidieron ltambién los santos Padres que lo sucedieron tener una actitud fuerte y decidida de iluminar la vida con la Palabra y así mejorar este mundo que camina por el camino errado separandolo a Dios de la vida cotidiana -
Solo con el Amor y la Verdad invocando la protección de Dios y su Santísima madre caminaremos por el camino que nos conduzca al encuentro en la Gloria-
lia mera figueroa
 
Mensajes: 74
Registrado: Lun May 07, 2012 9:29 am

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor Raul22 » Dom Jun 17, 2012 8:27 am

Hola a todos en Cristo Señor Nuestro:

En este escrito del Santo Padre Juan XXIII en el que hace una instrroduccion a lo que va a ser el Concilio Vaticano II habla de numerosas cosas entre ellas y en las que quiero hacer un breve comentario es en el papel que tienen los Obispos como es enseñar, dirigir y gobernar y todos en Comunion con el Papa. Enseñar porque nos muestra lo que Cristo nos dijo en sus apóstoles y en ellos a sucesores, los obispos. También, el enseña, va unido al dirigir y gobernar esa porción de Iglesia que el Señor le ha encomendado para que los fieles cristianod estemos siempre en la Verdad y no nos desviemos de Esta.

Así, en este contexto estos obispos unidos al Papa se reunen convocados por Su Santidad y guiados por el Espiritu Santo para hablar y definir las Verdades de la Fe, y acometer las reformas que la Iglesia necesite en el plano estructural o pastoral. Estas reuniones son los Concilios, siendo convocado por el Beato Juan XXIII el Concilio Vaticano II.
Raul22
 
Mensajes: 47
Registrado: Lun Abr 23, 2012 2:14 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Dom Jun 17, 2012 1:58 pm

S.S. BEATO JUAN XXIII

Como pontífice dio un nuevo planteamiento al ecumenismo católico con el Secretariado para la Unidad de los Cristianos y el acogimiento en Roma de los supremos jerarcas de cuatro Iglesias protestantes. Su pontificado abrió nuevas perspectivas a la vida de la Iglesia y, aunque no se dieron cambios radicales en la estructura eclesiástica, promovió una renovación profunda de las ideas y las actitudes.

Su propósito pronto fue claro para todos: poner al día la Iglesia, adecuar su mensaje a los tiempos modernos enmendando pasados yerros y afrontando los nuevos problemas humanos, económicos y sociales. Para conseguirlo, S.S. Juan XXIII dotó a la comunidad cristiana de dos extraordinarias encíclicas: Mater et Magistra y Pacem in terris.

Antes de su muerte, acaecida el 3 de junio de 1963, S.S. Juan XXIII, convocó un nuevo Concilio que recogiese y promoviese esta valerosa y necesaria puesta al día de la Iglesia: el Concilio Vaticano II. A través de él, el Papa Roncalli se proponía, según sus propias palabras, "elaborar una nueva Teología de los misterios de Cristo. Del mundo físico. Del tiempo y las relaciones temporales. De la historia. Del pecado. Del hombre. Del nacimiento. De los alimentos y la bebida. Del trabajo. De la vista, del oído, del lenguaje, de las lágrimas y de la risa. De la música y de la danza. De la cultura. De la televisión. Del matrimonio y de la familia. De los grupos étnicos y del Estado. De la humanidad toda".

Se trataba de una tarea de titanes que sólo un hombre como S.S. Juan XXIII fue capaz de concebir e impulsar, y que sus herederos recibirían como un legado a la vez imprescindible y comprometedor.S.S. Pablo VI, su sucesor y amigo, declaró tras ser elegido nuevo pontífice que la herencia del Papa Juan no podía quedar encerrada en su ataúd. Él se atrevió a cargarla sobre sus hombros y pudo comprobar que no era ligera.

Imagen Imagen
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor MA SOCORRO A REYES L » Dom Jun 17, 2012 7:14 pm

PACEM IN TERRIS
CARTA ENCÍCLICA DE SU SANTIDAD
JUAN XXIII

Sobre la paz entre todos los pueblos que ha de fundarse en la verdad, la justicia, el amor y la libertad.

A los venerables hermanos Patriarcas, Primados, Arzobispos,
Obispos y otros Ordinarios en paz y comunión con la Sede Apostólica,
al clero y fieles de todo el mundo y a todos los hombres de buena voluntad

INTRODUCCIÓN
El orden en el universo
1. La paz en la tierra, suprema aspiración de toda la humanidad a través de la historia, es indudable que no puede establecerse ni consolidarse si no se respeta fielmente el orden establecido por Dios.
2. El progreso científico y los adelantos técnicos enseñan claramente que en los seres vivos y en las fuerzas de la naturaleza impera un orden maravilloso y que, al mismo tiempo, el hombre posee una intrínseca dignidad, por virtud de la cual puede descubrir ese orden y forjar los instrumentos adecuados para adueñarse de esas mismas fuerzas y ponerlas a su servicio.
3. Pero el progreso científico y los adelantos técnicos lo primero que demuestran es la grandeza infinita de Dios, creador del universo y del propio hombre. Dios hizo de la nada el universo, y en él derramó los tesoros de su sabiduría y de su bondad, por lo cual el salmista alaba a Dios en un pasaje con estas palabras: ¡Oh Yahvé, Señor nuestro, cuán admirable es tu nombre en toda la tierra![1]. Y en otro texto dice: ¡Cuántas son tus obras, oh Señor, cuán sabiamente ordenadas![2] De igual manera, Dios creó al hombre a su imagen y semejanza[3], dotándole de inteligencia y libertad, y le constituyó señor del universo, como el mismo salmista declara con esta sentencia: Has hecho al hombre poco menor que los ángeles, 1e has coronado de gloria y de honor. Le diste el señorío sobre las obras de tus manos. Todo lo has puesto debajo de sus pies[4].
MA SOCORRO A REYES L
 
Mensajes: 299
Registrado: Mié Abr 20, 2011 11:29 am

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Dom Jun 17, 2012 8:09 pm

FRASES DE S.S. BEATO JUAN XXIII

.-Sólo por hoy trataré de vivir exclusivamente el día, sin querer resolver el problema de mi vida todo de una vez.

.-Nunca vaciles en tender la mano; nunca titubees en aceptar la mano que otro te tiende.

.-La justicia se defiende con la razón y no con las armas. No se pierde nada con la paz y puede perderse todo con la guerra.

.-La paz en la tierra, suprema aspiración de toda la humanidad a través de la historia, es indudable que no puede establecerse ni consolidarse si no se respeta fielmente el orden establecido por Dios.


Imagen
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor Alberto Moreno » Lun Jun 18, 2012 11:09 pm

De la homilía de Juan Pablo II
en la misa de beatificación (3-IX-2000)

"Contemplamos hoy en la gloria del Señor a Juan XXIII, el Papa que conmovió al mundo por la afabilidad de su trato, que reflejaba la singular bondad de su corazón...

Ha quedado en el recuerdo de todos la imagen del rostro sonriente del Papa Juan y de sus brazos abiertos para abrazar al mundo entero. ¡Cuántas personas han sido conquistadas por la sencillez de su corazón, unida a una amplia experiencia de hombres y cosas! Ciertamente la ráfaga de novedad que aportó no se refería a la doctrina, sino más bien al modo de exponerla; era nuevo su modo de hablar y actuar, y era nueva la simpatía con que se acercaba a las personas comunes y a los poderosos de la tierra. Con ese espíritu convocó el Concilio ecuménico Vaticano II, con el que inició una nueva página en la historia de la Iglesia: los cristianos se sintieron llamados a anunciar el Evangelio con renovada valentía y con mayor atención a los "signos" de los tiempos. Realmente, el Concilio fue una intuición profética de este anciano Pontífice, que inauguró, entre muchas dificultades, un tiempo de esperanza para los cristianos y para la humanidad.

En los últimos momentos de su existencia terrena, confió a la Iglesia su testamento: «Lo que más vale en la vida es Jesucristo bendito, su santa Iglesia, su Evangelio, la verdad y la bondad». También nosotros queremos recoger hoy este testamento, a la vez que damos gracias a Dios por habérnoslo dado como Pastor."

Dios los bendiga a todos y animo!

Alberto
Alberto Moreno
 
Mensajes: 16
Registrado: Lun May 07, 2012 9:25 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor wyseen » Mar Jun 19, 2012 10:53 am

El “Papa Bueno” Juan XXIII (1958 – 1963) escogió como lema “Obedientia et pax” (Obediencia y paz), pues el tema de la paz también fue muy querido de este Pontífice de gran corazón, que supo ganarse la simpatía del mundo por su bondad. Al centro de su escudo se ve una torre salda y firme, símbolo de la fortaleza de espíritu que se obtiene obedeciendo la ley santa de Dios.

Imagen

Uploaded with ImageShack.us


Una de las curiosas novedades en el pontificado de Juan XXIII fue la introducción de una particular costumbre que todavía hoy continúa vigente. El Papa bueno fue quien inició el rezo público del Ángelus en la plaza de San Pedro todos los domingos y días de fiestas. Era una manera más de mostrar su cercanía a los fieles, y sobre todo de infundir en ellos el culto amoroso a la Virgen María.

Tras la oración a la Madre de Dios, Juan XXIII impartía su bendición y aprovechaba para dirigirse a los presentes de la manera que a él más le gustaba, de forma espontánea, con un estilo familiar y cercano. Tanto gustó esta novedad a los católicos que visitaban Roma y a los propios romanos, que con el tiempo se ha convertido en uno de los actos públicos del Papa que nadie quiere perderse.
wyseen
 
Mensajes: 77
Registrado: Mar Sep 29, 2009 1:33 am

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor monicarte » Mar Jun 19, 2012 12:09 pm

Hola Hini, hola a todos!!
En esta acasion tuvimos la oportunidad de reflexionar sobre la figura del Papa Juan XXIII.
Asi como las lecturas nos lo señalan fue un Papa muy querido por la gente, y lo pude comprobar por que en mi familia aun se conserva una pequeña imagen de este gran Pontifice.
Como sabemos fue una figura muy cercana a las personas, probablemente su origen y su familia lo impulsaron a desarrollar ese gran carisma humano, asi como una gran voluntad para la santidad y la vida sacerdotal. Sobre ello, tambien me llamó la atencion su admiración e interes por el Santo Cardenal Carlos Borromeo, quien seguramente fue una de sus principales fuentes de inspiración ya que tambien se caracterizó por esa gran capacidad de comprensión y empatia con el prójimo.
Otro aspecto a resaltar fue su amplia e interesante trayectoria previa a ser nombrado Papa. Hay que destacar por ejemplo la ayuda que brindo a la comunidad judía en tiempos de la Segunda Guerra Mundial, asi como la asistencia y ayuda a los prisioneros alemanes en su estadia en París.
Sobre el documento que leímos "Motu Proprio" (1962) previa a la celebración del Concilio Vaticano II, señalaré las partes que me parecieron mas interesantes:
La intención del Concilio es "que la luz de la verdad llegue a todos sus hijos (de la Iglesia), incluidos los alejados, para que cada vez esten mas inflamados por el ardor de la caridad"
Por otra parte señaló que los tres deberes que se esperan de los obispos: saber, enseñar, santificar y gobernar.
"A los hombres enseñar lo que concierne a la fe verdadera y las buenas costumbres".
Me parece que en cierta medida estos cuatro deberes tambien pueden ser aplicables para nosostros: debemos prepararnos en la fe, en cultura cristiana, debemos transmitir el mensaje, ser instrumentos de Dios y santificar a Dios mediante nuestras acciones.
Saludos!! :D
monicarte
 
Mensajes: 17
Registrado: Mar May 15, 2012 10:31 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor semijuandedios » Mar Jun 19, 2012 10:59 pm

Beato Juan XXIII (latín: Ioannes PP. XXIII), Angelo Giuseppe Roncalli (n. Sotto il Monte, provincia de Bérgamo, Lombardía, Italia, 25 de noviembre de 1881 - † Ciudad del Vaticano, 3 de junio de 1963), fue el Papa n.º 261 de la Iglesia Católica entre 1958 y 1963.

En su dilatada labor apostólica, ocupó numerosos cargos críticos. Como obispo titular de Areopoli y, más tarde, de Mesembria, se desempeñó como visitador apostólico en Bulgaria desde 1925, luego como delegado apostólico en la misma Bulgaria desde 1931. Fue designado delegado apostólico en Turquía y Grecia desde 1935, cargo que desempeñó durante la mayor parte de la segunda guerra mundial. A fines de 1944 fue designado nuncio apostólico en Francia, donde permaneció hasta 1953. Elegido cardenal en ese año, fue patriarca de Venecia hasta el cónclave de octubre de 1958. Como pontífice romano, tuvo un pontificado relativamente breve pero sumamente intenso.

Sus encíclicas Mater et Magistra (1961) y Pacem in Terris (1963), ésta última escrita en plena guerra fría luego de la llamada «crisis de los misiles» de octubre de 1962, se convirtieron en documentos señeros que marcaron el papel de la Iglesia católica en el mundo actual. Pero el punto culminante de su trabajo apostólico fue, sin dudas, su iniciativa personal, apenas tres meses después de su elección como pontífice, de convocar el Concilio Vaticano II, imprimiendo así su carisma a la Iglesia católica del siglo XX.

Fue beatificado en el año 2000, por el Papa Juan Pablo II, durante el Jubileo de dicho año.

En Italia es recordado con el cariñoso apelativo de "Il Papa Buono" ('El Papa Bueno').


SACERDOCIO Y LABOR APOSTOLICA

Angelo Roncalli nació el 25 de noviembre de 1881 en Sotto il Monte, en Lombardía, Italia. Fue ordenado sacerdote el 10 de agosto de 1904 en Bérgamo. En 1905 fue nombrado secretario del obispo de Bérgamo, Giacomo Radini Tedeschi, y en el año siguiente fue el encargado de la enseñanza de Historia y Patrología en el seminario de Bérgamo. Ocupó estos puestos hasta la muerte de "su" obispo, como siempre recordaría a Radini Tedeschi, acaecida en 1914.

Durante la Primera Guerra Mundial, ejerció primero como sargento médico y más tarde como capellán militar. En 1921, fue llamado desde Roma por el papa Benedicto XV para ocupar el cargo de presidente para Italia del Consejo Central de la Obra Pontificia de la Propagación de la Fe.

El papa Pío XI lo designó simultáneamente arzobispo de Areópolis y enviado oficial para Bulgaria el 3 de marzo de 1925. El 19 de marzo de 1925 Angelo Giuseppe Roncalli fue consagrado arzobispo titular de Areopoli;1 eligió como su lema episcopal "Obedientia et Pax". En Bulgaria, realizó su labor apostólica visitando las comunidades católicas y estableciendo relaciones de respeto y estima con otras comunidades cristianas, en especial de la Iglesia Ortodoxa. En una ocasión en Bulgaria fue a visitar a unos heridos internos en un hospital católico que trataba gratuitamente a todas las personas, independientemente de su religión. Estos heridos fueron víctimas de un atentado contra el rey Boris III en una catedral ortodoxa de Sofía, siendo ortodoxos que frecuentaban su lugar de culto. El rey búlgaro quedó tan impresionado que lo recibió en audiencia privada, siendo un acto inédito porque los visitadores apostólicos no gozaban de ningún estatuto diplomático y las relaciones entre la minoría católica y la mayoría ortodoxa eran muy tensas. Hechos como este constituyeron las bases de la futura delegación apostólica. En efecto, su labor fue tan fructífera que se lo designó delegado apostólico para Bulgaria el 16 de octubre de 1931.1

El 30 de noviembre de 1934 fue designado Arzobispo títular de Mesembria,1 y el 12 de enero de 1935 fue nombrado delegado apostólico para Turquía1 (vicario apostólico de Estambul, antigua Vicaría Apostólica de Constantinopla). El mismo día se lo designó Delegado Apostólico para Grecia,1 atendiendo desde Estambul los asuntos relativos a ambos países.

Su intervención para socorrer a miles de judíos de la persecución nazi mientras servía como Delegado Apostólico del Vaticano en Turquía durante la Segunda Guerra Mundial fue proverbial.2

El 23 de diciembre de 1944, el papa Pío XII lo nombró nuncio apostólico de Francia.1 Contribuyó a normalizar la organización eclesiástica en Francia, desestabilizada por los numerosos obispos que habían colaborado con los alemanes. Gracias a su cortesía, su sencillez, su buen humor y su amabilidad pudo resolver los problemas y conquistar el corazón de los franceses y de todo el Cuerpo Diplomático.

El 12 de enero de 1953 el papa Pío XII le nombra cardenal presbítero del título de Santa Prisca, y tres días después es designado Patriarca de Venecia.

PONTIFICADO
ELECCION

El 28 de octubre de 1958, contando con casi 77 años, Roncalli fue elegido Papa ante la sorpresa de todo el mundo. Escogió el nombre de Juan (nombre de su padre y del patrón de su pueblo natal, aunque escogió este nombre por el evangelista de nombre Juan). Fue entronizado el 4 de noviembre (21 días antes de su cumpleaños 77) por el cardenal Nicola Canali, protodiácono de San Nicola in Carcere Tulliano.

Después del largo pontificado de su predecesor, los cardenales parecieron escoger un papa de transición a causa de su avanzada edad y de su modestia personal. En referencia al término «Papa de transición», su secretario personal comentó:

Ni siquiera debe leerse en sentido negativo esta calificación, porque ahí estaban sus 77 años, y él mismo afirmó: «No puedo mirar demasiado lejos en el tiempo». Sabía que era ya un anciano, no se preocupaba de lo que podría hacer. Habituado a vivir comunitariamente y a no considerar los problemas desde el punto de vista personal, citando a Tibulo, decía Est nobis voluisse satis, para el honor de un hombre es ya mucho haber concebido una empresa, haber pensado, ideado, iniciado algo. Recuerdo su comentario a mi perplejidad y a mi falta de entusiasmo cuando me comunicó la idea del Concilio. Me dijo: «No hay que preocuparse de sí mismo y de quedar bien. En la concepción de las grandes empresas basta con el honor de haber sido providencialmente invitados. Hemos sido llamados a poner en marcha, no a concluir.»

GOBIERNO PAPAL
El 11 de octubre de 1962 el papa Roncalli abrió el Concilio Vaticano II en San Pedro. Este Concilio cambiaría el rostro del catolicismo: una nueva forma de celebrar la liturgia (más cercana a los fieles), un nuevo acercamiento al mundo y un nuevo ecumenismo. Respecto de esto último, Juan XXIII había creado en 1960 el Secretariado para la promoción de la unidad de los cristianos,5 una comisión preparatoria al Concilio que más tarde permanecería bajo el nombre de Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos. Era la primera vez que la Santa Sede creaba una estructura consagrada únicamente a temas ecuménicos. Para la presidencia de ese organismo el Papa designó al cardenal Augustin Bea, quien luego se convertiría en una de las figuras determinantes del Concilio Vaticano II.

Desde la apertura del Concilio, el papa Juan XXIII enfatizó la naturaleza pastoral de sus objetivos: no se trataba de definir nuevas verdades ni condenar errores, sino que era necesario renovar la Iglesia para hacerla capaz de transmitir el Evangelio en los nuevos tiempos (un "aggiornamento"), buscar los caminos de unidad de las Iglesias cristianas, buscar lo bueno de los nuevos tiempos y establecer diálogo con el mundo moderno centrándose primero "en lo que nos une y no en lo que nos separa".

Al Concilio fueron invitados como observadores miembros de diversos credos, desde creyentes islámicos hasta indios americanos, al igual que miembros de todas las Iglesias cristianas: ortodoxos, anglicanos, cuáqueros, y protestantes en general, incluyendo, evangélicos, metodistas y calvinistas no presentes en Roma desde el tiempo de los cismas.

SU MUERTE Y BEATIFICACION
El 23 de mayo de 1963 se anunció públicamente la enfermedad del Papa: cáncer de estómago que, según su secretario Loris F. Capovilla, le fue diagnosticado en septiembre de 1962. El Papa no quiso dejarse operar temiendo que el rumbo del Concilio se desviara de lo estipulado. Así, el mismo Papa estaba firmando su sentencia de muerte. Al fin, después de sufrir esa grave enfermedad, el papa Juan XXIII murió en Roma el 3 de junio de 1963, hacia las dos y cincuenta. Finalizó sus días sin ver concluida su obra mayor, a la que él mismo consideró "la puesta al día de la Iglesia". En la memoria de muchos, el papa Juan XXIII ha quedado como "el Papa bueno" o como "el Papa más amado de la historia".

Fue sucedido por Pablo VI, quien en 1965 iniciaría el proceso de beatificación del propio Juan XXIII después de la clausura del Concilio Vaticano II. Juan XXIII fue beatificado por Juan Pablo II el 3 de septiembre de 2000, junto con el papa Pío IX a quien él tanto deseó canonizar. Su fiesta litúrgica quedó fijada el 11 de octubre, día de la apertura del Concilio Vaticano II.

Cuando su cuerpo fue exhumado en el año 2000, corrió el rumor de que se hallaba incorrupto. En seguida, fuentes del Vaticano se apresuraron a negarlo, recordando que había sido embalsamado. Sus restos actualmente descansan en la Basílica de San Pedro, en Roma.

Juan XXIII también es honrado por muchas organizaciones protestantes como un reformador cristiano. La Iglesia de Inglaterra lo considera santo y tanto los anglicanos como los protestantes conmemoran a Juan XXIII como "renovador de la iglesia".

Pier Paolo Pasolini le dedicó una de sus grandes películas, "El Evangelio según San Mateo".

El hospital Universitario Juan XXIII en Tarragona fue creado para que dicho papa fuera recordado por siempre.

La tumba que ocupaba el Papa Juan XXIII, ha sido ocupada por el Papa Juan Pablo II, fallecido el 2 de abril de 2005 hasta el 29 de abril de 2011 cuando fue exhumado para su beatificación.
"La caridad no entra al cielo, hasta que la humildad le abra las puertas"

AFECTISIMO EN CRISTO Y MARIA

Sem Juan de Dios Castillo Encinas
Avatar de Usuario
semijuandedios
 
Mensajes: 46
Registrado: Jue Dic 29, 2011 12:56 pm
Ubicación: Hermosillo, Sonora, Mexico

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor MARIAANGELES RAMIREZ » Mié Jun 20, 2012 3:19 pm

Se debe entender la prioridad de enseñar los fundamentos de nuestra fe y llevarlas más allá de una mera tradición, no peleados con el pasado pero si ansiosos de vivir en los tiempos actuales una fe viva y práctica. orientada al ejercicio pleno y vigoroso de la libertad dada al hombre a partir de su Bautismo, pero los cambios de la humanidad continúan y en forma acelerada por lo que el Concilio Vaticano II, tendrá que seguir evolucionando más por una fuerte necesidad de la Iglesia, reavivando la fe a los tiempos actuales.
MARIAANGELES RAMIREZ
 
Mensajes: 79
Registrado: Sab Ene 21, 2012 8:26 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor Mari64 » Jue Jun 21, 2012 11:09 am

:lol: Buen día, aunque voy un poquito atrasada, les comento que leí la Encíclica Mater et Magistra de SS Juan XXIII. Esta enciclica es un compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, preocupada siempre, como madre y maestra, como dice él, en la situación social del mundo, de los trabajadores, de hecho él toca también el asunto que en ese entonces ya es un problema, los países pobres y los países ricos, ya no sólo es una situación entre personas sino ya es a nivel de países y da una serie de mecanismos y de directrices para que la situación mundial sea más justa. Eso demuestra su gran amor por la humanidad, si tienen la oportunidad lean esa encíclica, se las recomiendo.

Nuevamente gracias a Angeles por su atención de enviarme la lección que no recibí.

Saludos desde Guatemala, :lol:
Mari64
 
Mensajes: 37
Registrado: Dom Ene 23, 2011 12:36 pm

Re: Invitado especial: S.S. Beato Juan XXIII (Sem. 11 junio)

Notapor monicarte » Jue Jun 21, 2012 12:14 pm

Hola a todos:
Nuevamente escribo.
¿Recuerdan que S.S. Juan XXIII ordenó al primer cardenal mexicano? bueno pues investigué quien fue y se los comparto:
Fue el Sr. Dr. José Garibi Rivera, quien fuera Arzobispo de Guadalajara.
Saludos!!
monicarte
 
Mensajes: 17
Registrado: Mar May 15, 2012 10:31 pm

AnteriorSiguiente

Volver a Curso Basílicas y Capillas papales

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |