Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

En esta ocasión, en el curso “Basílicas y Capillas papales”, haremos un recorrido virtual por Roma. Nuestro objetivo religioso es claro: las basílicas y capillas papales, una cada semana, pero al mismo tiempo iremos conociendo Roma y todos los atractivos socioculturales que tiene para el turista.


Fecha de inicio del curso: 7 mayo de 2012

Fecha de finalización del curso: 7 julio de 2012

Periodicidad de envió de las lecciones: semanal

Moderadores: Catholic.net, Ignacio S, hini, Moderadores Animadores

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Mar Jul 03, 2012 12:37 pm

El Catecismo de la Iglesia Católica fue promulgado en 1992 por S. S. el Papa Juan Pablo II.

El mismo Papa dijo en Julio del 1997:


"El Catecismo de la Iglesia Católica presenta una exposición orgánica y sistemática de los contenidos fundamentales de la fe y de la moral católicas, a la luz de la Tradición viva de la Iglesia y del Concilio Vaticano II; y contribuye notablemente a un conocimiento más profundo y sistemático de la fe".

Imagen

"Por tanto, es necesario que este instrumento sirva como punto de referencia para la enseñanza de la religión en las comunidades parroquiales. Además, es deseable que cada familia tenga una copia del Catecismo de la Iglesia Católica, porque es una guía segura en la educación religiosa y en la vida conforme a la fe".


La edición típica es en latín y es la definitiva. Novedades de la Edición Típica. Contiene unos pocos ajustes que no contradicen las ediciones previas. La edición típica se publicó en septiembre del 1997.
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Mar Jul 03, 2012 6:55 pm

CARTA APOSTÓLICA« LAETAMUR MAGNOPERE »
Imagen
por la que se aprueba la edición típica latina del Catecismo de la Iglesia Católica

A los Venerables Hermanos Cardenales, Patriarcas, Arzobispos, Obispos, Presbíteros, Diáconos y demás miembros del Pueblo de Dios

JUAN PABLO II, OBISPO, SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS PARA PERPETUA MEMORIA

Es motivo de gran alegría la publicación de la edición típica latina del Catecismo de la Iglesia Católica, que apruebo y promulgo con esta Carta apostólica, y que se convierte así en el texto definitivo de dicho Catecismo. Esto tiene lugar casi cinco años después de la promulgación de la Constitución Apostólica Fidei depositum, del día 11 de octubre de 1992, la cual encabezaba la publicación del texto del Catecismo universal, redactado en lengua francesa, y editado con ocasión del trigésimo aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II.

Todos hemos podido comprobar felizmente la acogida positiva general y la vasta difusión que el Catecismo ha tenido durante estos años, especialmente en las Iglesias particulares, que han procedido a la traducción a sus respectivas lenguas, para hacerlo más accesible a las diversas comunidades lingüísticas del mundo. Este hecho confirma cuán oportuna fue la petición que me presentó la Asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos de 1985, proponiéndome que se elaborara un Catecismo o compendio de toda la doctrina católica, tanto de la fe como de la moral.

Con la citada Constitución Apostólica, que conserva aún hoy su validez y actualidad, y encuentra su aplicación definitiva en la presente edición típica, aprobé y promulgué el Catecismo, que fue elaborado por la correspondiente Comisión de cardenales y obispos instituida en 1986.

Esta edición la ha preparado una Comisión formada por miembros de los diversos dicasterios de la Sede Apostólica, que constituí con dicha finalidad en 1993. Presidida por el cardenal Joseph Ratzinger, dicha comisión ha trabajado asiduamente para cumplir el mandato recibido. Ha dedicado particular atención al examen de las numerosas propuestas de modificación de los contenidos del texto, que durante estos años han llegado de varias partes del mundo y de diferentes componentes del ámbito eclesial.

A este respecto, se puede notar oportunamente que el envío tan considerable de propuestas de mejora manifiesta, en primer lugar, el notable interés que el Catecismo ha suscitado en todo el mundo, incluso en ambientes no cristianos. Confirma, además, la finalidad del Catecismo de presentarse como una exposición completa e íntegra de la doctrina católica, gracias a lo cual, cualquiera pueda conocer aquello que la Iglesia profesa y celebra, lo que vive y ora en su quehacer diaria. Al mismo tiempo, muestra el gran esfuerzo de todos por querer ofrecer su contribución, para que la fe cristiana, cuyos contenidos esenciales y fundamentales se resumen en el Catecismo, pueda presentarse en nuestros días a los hombres de nuestro tiempo del modo más adecuado posible. A través de esta colaboración múltiple y complementaria de los diversos miembros de la Iglesia se realiza así, una vez más, cuanto escribí en la Constitución Apostólica Fidei depositum: «El concurso de tantas voces expresa verdaderamente lo que se puede llamar sinfonía de la fe»

También por estos motivos, la comisión ha tomado en seria consideración las propuestas enviadas, las ha examinado atentamente a través de las diversas instancias, y ha sometido a mi aprobación sus conclusiones. He aprobado estas conclusiones en la medida en que permiten expresar mejor los contenidos del Catecismo respecto al depósito de la fe católica, o formular algunas verdades de la misma fe del modo más conveniente a las exigencias de la catequesis actual. Y, por tanto, han entrado a formar parte de la presente edición típica latina. Esta repite fielmente los contenidos doctrinales que presenté oficialmente a la Iglesia y al mundo en diciembre de 1992. Con esta promulgación de la edición típica latina concluye, pues, el camino de elaboración del Catecismo, comenzado en 1986, y se cumple felizmente el deseo de la referida Asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos. La Iglesia dispone ahora de esta nueva exposición autorizada de la única y perenne fe apostólica, que servirá de «instrumento válido y legítimo al servicio de la comunión eclesial» y de «regla segura para la enseñanza de la fe», así como de «texto de referencia seguro y auténtico» para la elaboración de los catecismos locales.

En esta presentación auténtica y sistemática de la fe y de la doctrina católica la catequesis encontrará un camino plenamente seguro para presentar con renovado impulso a los hombres de nuestro tiempo el mensaje cristiano en todas y cada una de sus partes. Todo catequista podrá recibir de este texto una sólida ayuda para transmitir, en el ámbito de la Iglesia local, el único y perenne depósito de la fe, tratando de conjugar, con la ayuda del Espíritu Santo, la admirable unidad del misterio cristiano con la multiplicidad de las necesidades y de las condiciones de vida de aquellos a quienes va destinado este anuncio. Toda la actividad catequética podrá experimentar un nuevo y amplio impulso en el Pueblo de Dios si acierta a valorar y a utilizar rectamente este Catecismo postconciliar.

Todo esto resulta aún más importante hoy en los umbrales del tercer milenio. En efecto, es urgente un compromiso extraordinario de evangelización, para que todos puedan conocer y acoger el anuncio del Evangelio, y cada uno pueda llegar «a la madurez de la plenitud de Cristo» (Ef 4, 13).

Por tanto, exhorto encarecidamente a mis venerables hermanos en el episcopado, a quienes de manera especial queda encomendado el Catecismo de la Iglesia Católica, para que, aprovechando esta notable ocasión de la promulgación de la edición típica, intensifiquen su compromiso a favor de una mayor difusión del texto, y, sobre todo, de su cordial acogida, como don privilegiado para las comunidades a ellos encomendadas, las cuales podrán redescubrir aún más las inagotables riquezas de la fe.

Quiera Dios que, gracias al compromiso concorde y complementario de todos los sectores que componen el Pueblo de Dios, el Catecismo sea conocido y aceptado por todos, para que se fortalezca y se propague hasta los confines del mundo la unidad en la fe que tiene su modelo y principio supremo en la unidad trinitaria.

A María, Madre de Cristo, a quien hoy celebrarnos elevada al cielo en cuerpo y alma, encomiendo estos deseos, a fin de que se realicen para el bien de toda la humanidad.


Castelgandolfo, 15 de agosto de 1997, año decimonoveno de mi pontificado.

IOANNES PAULUS PP II

ESTE CATECISMO DE LA IGLESIA ES UNA JOYA QUE NOS HACE ACERCARNOS Y DESCUBRILO CADA DÍA MÁS A: DIOS. NO DEJEMOS DE ESTUDIARLO Y APLICARLO A NUESTRA VIDA DIARIA[/quote]
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Mar Jul 03, 2012 6:56 pm

[quote="PEPITA GARCIA 2"]CARTA APOSTÓLICA« LAETAMUR MAGNOPERE »
Imagen
por la que se aprueba la edición típica latina del Catecismo de la Iglesia Católica

A los Venerables Hermanos Cardenales, Patriarcas, Arzobispos, Obispos, Presbíteros, Diáconos y demás miembros del Pueblo de Dios

JUAN PABLO II, OBISPO, SIERVO DE LOS SIERVOS DE DIOS PARA PERPETUA MEMORIA

Es motivo de gran alegría la publicación de la edición típica latina del Catecismo de la Iglesia Católica, que apruebo y promulgo con esta Carta apostólica, y que se convierte así en el texto definitivo de dicho Catecismo. Esto tiene lugar casi cinco años después de la promulgación de la Constitución Apostólica Fidei depositum, del día 11 de octubre de 1992, la cual encabezaba la publicación del texto del Catecismo universal, redactado en lengua francesa, y editado con ocasión del trigésimo aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II.

Todos hemos podido comprobar felizmente la acogida positiva general y la vasta difusión que el Catecismo ha tenido durante estos años, especialmente en las Iglesias particulares, que han procedido a la traducción a sus respectivas lenguas, para hacerlo más accesible a las diversas comunidades lingüísticas del mundo. Este hecho confirma cuán oportuna fue la petición que me presentó la Asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos de 1985, proponiéndome que se elaborara un Catecismo o compendio de toda la doctrina católica, tanto de la fe como de la moral.

Con la citada Constitución Apostólica, que conserva aún hoy su validez y actualidad, y encuentra su aplicación definitiva en la presente edición típica, aprobé y promulgué el Catecismo, que fue elaborado por la correspondiente Comisión de cardenales y obispos instituida en 1986.

Esta edición la ha preparado una Comisión formada por miembros de los diversos dicasterios de la Sede Apostólica, que constituí con dicha finalidad en 1993. Presidida por el cardenal Joseph Ratzinger, dicha comisión ha trabajado asiduamente para cumplir el mandato recibido. Ha dedicado particular atención al examen de las numerosas propuestas de modificación de los contenidos del texto, que durante estos años han llegado de varias partes del mundo y de diferentes componentes del ámbito eclesial.

A este respecto, se puede notar oportunamente que el envío tan considerable de propuestas de mejora manifiesta, en primer lugar, el notable interés que el Catecismo ha suscitado en todo el mundo, incluso en ambientes no cristianos. Confirma, además, la finalidad del Catecismo de presentarse como una exposición completa e íntegra de la doctrina católica, gracias a lo cual, cualquiera pueda conocer aquello que la Iglesia profesa y celebra, lo que vive y ora en su quehacer diaria. Al mismo tiempo, muestra el gran esfuerzo de todos por querer ofrecer su contribución, para que la fe cristiana, cuyos contenidos esenciales y fundamentales se resumen en el Catecismo, pueda presentarse en nuestros días a los hombres de nuestro tiempo del modo más adecuado posible. A través de esta colaboración múltiple y complementaria de los diversos miembros de la Iglesia se realiza así, una vez más, cuanto escribí en la Constitución Apostólica Fidei depositum: «El concurso de tantas voces expresa verdaderamente lo que se puede llamar sinfonía de la fe»

También por estos motivos, la comisión ha tomado en seria consideración las propuestas enviadas, las ha examinado atentamente a través de las diversas instancias, y ha sometido a mi aprobación sus conclusiones. He aprobado estas conclusiones en la medida en que permiten expresar mejor los contenidos del Catecismo respecto al depósito de la fe católica, o formular algunas verdades de la misma fe del modo más conveniente a las exigencias de la catequesis actual. Y, por tanto, han entrado a formar parte de la presente edición típica latina. Esta repite fielmente los contenidos doctrinales que presenté oficialmente a la Iglesia y al mundo en diciembre de 1992. Con esta promulgación de la edición típica latina concluye, pues, el camino de elaboración del Catecismo, comenzado en 1986, y se cumple felizmente el deseo de la referida Asamblea extraordinaria del Sínodo de los Obispos. La Iglesia dispone ahora de esta nueva exposición autorizada de la única y perenne fe apostólica, que servirá de «instrumento válido y legítimo al servicio de la comunión eclesial» y de «regla segura para la enseñanza de la fe», así como de «texto de referencia seguro y auténtico» para la elaboración de los catecismos locales.

En esta presentación auténtica y sistemática de la fe y de la doctrina católica la catequesis encontrará un camino plenamente seguro para presentar con renovado impulso a los hombres de nuestro tiempo el mensaje cristiano en todas y cada una de sus partes. Todo catequista podrá recibir de este texto una sólida ayuda para transmitir, en el ámbito de la Iglesia local, el único y perenne depósito de la fe, tratando de conjugar, con la ayuda del Espíritu Santo, la admirable unidad del misterio cristiano con la multiplicidad de las necesidades y de las condiciones de vida de aquellos a quienes va destinado este anuncio. Toda la actividad catequética podrá experimentar un nuevo y amplio impulso en el Pueblo de Dios si acierta a valorar y a utilizar rectamente este Catecismo postconciliar.

Todo esto resulta aún más importante hoy en los umbrales del tercer milenio. En efecto, es urgente un compromiso extraordinario de evangelización, para que todos puedan conocer y acoger el anuncio del Evangelio, y cada uno pueda llegar «a la madurez de la plenitud de Cristo» (Ef 4, 13).

Por tanto, exhorto encarecidamente a mis venerables hermanos en el episcopado, a quienes de manera especial queda encomendado el Catecismo de la Iglesia Católica, para que, aprovechando esta notable ocasión de la promulgación de la edición típica, intensifiquen su compromiso a favor de una mayor difusión del texto, y, sobre todo, de su cordial acogida, como don privilegiado para las comunidades a ellos encomendadas, las cuales podrán redescubrir aún más las inagotables riquezas de la fe.

Quiera Dios que, gracias al compromiso concorde y complementario de todos los sectores que componen el Pueblo de Dios, el Catecismo sea conocido y aceptado por todos, para que se fortalezca y se propague hasta los confines del mundo la unidad en la fe que tiene su modelo y principio supremo en la unidad trinitaria.

A María, Madre de Cristo, a quien hoy celebrarnos elevada al cielo en cuerpo y alma, encomiendo estos deseos, a fin de que se realicen para el bien de toda la humanidad.


Castelgandolfo, 15 de agosto de 1997, año decimonoveno de mi pontificado.

IOANNES PAULUS PP II

ESTE CATECISMO DE LA IGLESIA ES UNA JOYA QUE NOS HACE ACERCARNOS Y DESCUBRILO CADA DÍA MÁS A: DIOS. NO DEJEMOS DE ESTUDIARLO Y APLICARLO A NUESTRA VIDA DIARIA
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Mar Jul 03, 2012 7:40 pm

ACTIVIDADES DE SU PONTIFICADO DE S.S. JUAN PABLO II, EN EL AÑO 2000
Imagen

1 Ene: Juan Pablo II abre la puerta santa de la basílica de Santa María la Mayor y celebra misa.

2 Ene: Jubileo de los Niños: 150 mil niños y adolescentes se reunieron con el Santo Padre en la plaza de San Pedro.

12 Ene: Se establecen relaciones diplomáticas con el estado de Bahrein.

17 Ene: El Papa recibe al ministro de Exteriores cubano, Felipe Pérez Roque.

18 Ene: Apertura de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, que se celebra cada año. El Santo Padre abre la cuarta y última puerta santa del Jubileo del 2000 en San Pablo Extramuros.

24 Ene: El presidente de Costa Rica, Miguel Angel Rodríguez, es recibido en audiencia.

2 Feb: Festividad de la Presentación de Nuestro Señor y Jubileo de la Vida Consagrada: misa papal a las 10,00 en la plaza de San Pedro.

5 Feb: El Papa recibe al presidente de Indonesia, Abdurrahman Wahid.

11 Feb: Festividad de Nuestra Señora de Lourdes y Jubileo de los Enfermos: misa papal en la plaza de San Pedro.

15 Feb: Se firma el acuerdo de base entre la Santa Sede y la Organización para la Liberación de Palestina. El Santo Padre recibe en audiencia a Yasser Arafat y a una delegación palestina. Recibe también al presidente de la República Eslovaca, Rudolf Schuster.

17 Feb: Audiencia al presidente de la República de Chile, Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

18 Feb: Jubileo de los Artistas: misa en la basílica de San Pedro presidida por el cardenal Roger Etchegaray, seguida por un discurso de Juan Pablo II. Inauguración del Jubileo de tres días de los Diáconos Permanentes a cargo del cardenal Darío Castrillón Hoyos en la basílica de Santa María la Mayor.

19 Feb: Audiencia al presidente de Honduras, Roberto Flores Facusse.

22 Feb: Jubileo de la Curia Romana y misa papal en la basílica de San Pedro.

23 Feb: Celebración de la liturgia de la Palabra en la sala Pablo VI, presidida por Juan Pablo II en conmemoración de Abraham, "Nuestro Padre en la Fe". Este acontecimiento representa la primera etapa de la peregrinación jubilar del Santo Padre a los lugares relacionados con la historia de la salvación.

24 - 26 Feb: Peregrinación del Papa al Monte Sinaí: Juan Pablo II es el primer pontífice que visita Egipto. Este viaje hace el número 90 de su pontificado.

29 Feb: Audiencia al rey Letsie III, de Lesotho.

2 Mar: Audiencia papal al primer ministro y ministro de Exteriores de Líbano, Salim El Hoss.

4 Mar: El Papa recibe al presidente de la República de Corea, Kim Dae-Jung, primer jefe de estado coreano recibido por Juan Pablo II. Recibe también al presidente de Lituania, Valdas Adamkus.

12 Mar: Primer domingo de cuaresma. Misa papal concelebrada en la basílica de San Pedro para la Jornada Mundial del Perdón del Año Santo 2000.

17 Mar: El Pontificio Consejo para la Familia publica un comunicado relativo a la decisión del Parlamento Europeo del 16 de marzo que equiparaba a las familias con las uniones de hecho.

19 Mar: Jubileo de los Artesanos, misa en la plaza de San Pedro. Jubileo de la Iglesia Siro-Malabar con liturgia en la basílica de Santa María de los Angeles y de los Mártires.

20 - 26 Mar: Peregrinación del Papa a Tierra Santa; es el 91 viaje apostólico fuera de Italia.

30 Mar: Presentación de la Carta anual del Santo Padre a los sacerdotes en el Jueves Santo; la carta lleva fecha del 23 de marzo en el Cenáculo de Jerusalén.

6 Abr: Audiencia al presidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh.

7 Abr: Audiencias al ministro de Exteriores de Alemania, Joseph Fischer, al ministro de Justicia de Eslovaquia, Jan Carnogursky, al vicepresidente del parlamento eslovaco, Pavol Hrusovsky y al secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

30 Abr: Segundo domingo de Pascua, llamado Domingo de la Misericordia Divina: canonización de la beata Maria Faustyna Kowalska.

1 May: Jubileo de los Trabajadores celebrado en la universidad de Tor Vergata.

2 May: Audiencia al primer ministro polaco, Jerzy Buzek.

6 May: El Papa recibe al presidente de la Confederación Helvética, Adof Ogi.

7 May: El Papa preside en el Coliseo la celebración ecuménica por los Testigos de la Fe en el siglo XX.

12 May: El Papa viaja a Fátima (Portugal); es su 92 viaje apostólico al extranjero.

13 May: Beatificación en Fátima de los pastorcillos Jacinta y Francisco Marto. Tras la ceremonia el cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, lee un documento que explica el denominado "Tercer Secreto".

18 May: El Papa cumple 80 años. Jubileo de los Sacerdotes: misa concelebrada en la plaza de San Pedro con 80 cardenales, 300 arzobispos y obispos y 60 sacerdotes.

20 May: La Santa Sede y Gibuti establecen relaciones diplomáticas.

22 May: Audiencias al presidente de la antigua república yugoslava de Macedonia, Boris Trajkowsi y a la ministra de Exteriores de Bulgaria, Nadejda Mihailova.

26 May: Audiencia al presidente de la república de Gibuti, Ismail Omar Guelleh.

28 May: Jubileo de la diócesis de Roma: misa papal en la plaza de San Pedro.

29 May: El Papa recibe al presidente del Congo, Denis Sassou-N'Guesso y al ministro de Exteriores de Rumania, Petre Roman.

2 Jun: Misa en la plaza de San Pedro para el Jubileo de los Emigrantes e Itinerantes.

5 Jun: Audiencia al primer ministro ruso, Vladimir Putin.

10 Jun: Vigilia de Pentecostés. Misa papal en la plaza de San Pedro para la "Jornada jubilar de reflexión y oración sobre los deberes de los católicos para con los demás hombres: anunciar a Cristo, testimonio y diálogo".

13 Jun: El presidente italiano, Carlo Azeglio Ciampi, concede la extradición a su Turquía natal a Alí Agca, el terrorista que atentó contra la vida del Papa en la plaza de San Pedro el 13 de mayo de 1981, y permanecía en prisión en Italia desde ese año.

15 Jun: El Papa almuerza en el Aula Pablo VI con 200 personas pobres y sin hogar como parte de las celebraciones del Jubileo.

19 Jun: Audiencia al primer ministro de Belize, Said Musa.

23 Jun: Audiencia al príncipe y gran maestro de la Soberana Orden Militar de Malta, Fra Andrew Bertie.

26 Jun: Presentación del Tercer Secreto de Fátima en la Oficina de Prensa de la Santa Sede. El Papa recibe en audiencia al presidente de Bolivia, Hugo Banzer; al primer ministro de India, Atal Bihari Vajpayee y a S.A.R., Felipe de Borbón, príncipe de Asturias.

27 Jun: El Papa recibe en audiencia al presidente de la Duma (parlamento ruso), Nikolaevich Selezniov y a Mikhail Sergeevic Gorbachov. El cardenal Angelo Sodano, secretario de Estado, recibe al ministro de Exteriores de la república China, Hang-mao Tien.

3 Jul: Audiencia al presidente electo de la República Dominicana, Hipólito Mejía.

4 Jul: Audiencia al presidente de Croacia, Stipe Mesic.

6 Jul: El Pontificio Consejo para los Textos Legislativos publica una declaración que reafirma la prohibición de comulgar a los divorciados católicos que vuelvan a casarse.

8 Jul: Audiencia a S.A.R. el Gran Duque Jean de Luxemburgo.

9 Jul: Jubileo en las Cárceles. El Papa dice misa en la cárcel romana de Regina Coeli.

13 Jul: El Pontificio Consejo para la Familia publica una declaración sobre la reducción embrionaria declarando que constituye un "aborto selectivo".

20 Jul: Carta Apostólica del Santo Padre Juan Pablo II para el Tercer Centenario de la Unión de la Iglesia Greco-Católica de Rumania con la Iglesia de Roma.

15 Ago: El Papa inaugura la XV Jornada Mundial de la Juventud, en Roma.

19 y 20 Ago: Vigilia y misa papal para la clausura de la Jornada Mundial de la Juventud en presencia de más de dos millones de jóvenes. El Papa anuncia que la Jornada Mundial de la Juventud del 2002 se celebrará en Toronto (Canadá).

24 Ago: Declaración de la Pontificia Academia para la Vida sobre la producción y el uso científico y terapéutico de células estaminales embrionales humanas.

29 Ago: El Papa declara en un congreso internacional sobre trasplantes que la clonación humana es moralmente inaceptable.

3 Sep: Juan Pablo II beatifica a los papas Pío IX y Juan XXIII, al obispo Tommaso Reggio, al padre Guillaume-Joseph Chaminade y al abad Columba Marmion.


5 Sep: Presentación del documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe "Declaración 'Dominus Iesus' sobre la Unicidad y Universalidad Salvífica de Jesucristo y la Iglesia".

10 Sep: Misa por el Jubileo de las Universidades.

11 Sep: Audiencia a la presidenta de la República de Panamá, Mireya Elisa Moscoso Rodríguez.

12 Sep: El Papa recibe en audiencia al presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo.

14 Sep: Tercer viaje a China del cardenal Roger Etchegaray: visita a Pekín del 14 al 16 de septiembre para participar en el simposio sobre "Religiones y Paz". El Papa recibe al primer ministro de la República Eslovena, Andrej Bajuk.

15 Sep: Jubileo de los Representantes Pontificios: misa con el cardenal Angelo Sodano y audiencia con Juan Pablo II.

16 Sep: Se firma un acuerdo entre la Santa Sede y Lituania.

17 Sep: Jubileo de los Ancianos, celebración eucarística en la Plaza de San Pedro.

22 Sep: El Papa recibe al presidente de Hungría, Ferenc Madl.

24 Sep: Misa para el XX Congreso Internacional Mariológico-Mariano y Jubileo de los Santuarios.


1 Oct: El Papa canoniza a 123 beatos, entre ellos 120 mártires chinos.

6 Oct: El Papa recibe al presidente de Rumania, Emil Constantinescu. Los obispos, al comienzo de su jubileo, recogen 49.000 dólares para las obras de caridad del Papa.

7 Oct: Jubileo de los Obispos. El Papa, los obispos y los fieles rezan el rosario en la Plaza de San Pedro ante la imagen de Nuestra Señora de Fátima, traída al Vaticano desde Portugal.

8 Oct: Misa papal para clausurar el Jubileo de los Obispos, en la que participan 80 cardenales y más de 1.500 obispos. Acto de Consagración a María.

13 Oct: Audiencia a la vicepresidenta de Filipinas, Gloria Macapagal-Arroyo.

14 Oct: Comienza el Jubileo de las Familias: 300.000 personas participan en la celebración vespertina con Juan Pablo II. El Papa recibe al presidente de Ecuador, Gustavo Noboa Bejarano.

15 Oct: Misa para el Jubileo de las Familias. El Papa casa a ocho parejas.

17 Oct: El pontificado de Juan Pablo II pasa a ser el séptimo más largo de la historia, incluido el de San Pedro. El Santo Padre recibe en el Vaticano a la Reina Isabel II de Inglaterra.

19 Oct: Jubileo de la Soberana Orden Militar de Malta.

22 Oct: Misa por la Jornada Mundial de las Misiones y Jubileo de las Misiones.


29 Oct: Misa en el Estadio Olímpico de Roma con motivo del Jubileo de los Deportistas.

31 Oct: Carta apostólica en forma de "Motu Propio" con la que se proclama a Santo Tomás Moro, patrono de los Políticos y Estadistas.

1 Nov: Solemnidad de Todos los Santos. L aniversario de la definición dogmática de la Asunción de María al cielo. Celebración eucarística en la Plaza de San Pedro.

9 Nov: El Santo Padre recibe a Su Santidad Karekin II, Patriarca Supremo y Catholicos de todos los Armenios.

12 Nov: Misa por el Jubileo del Mundo Agrícola.

19 Nov: Misa por el Jubileo de las Fuerzas Armadas y la Policía. Comienza el Jubileo de las Iglesias Siro-antioquena y Siro-malankar.

21 Nov: El Pontificio Consejo para la Familia publica un documento titulado "Familia, Matrimonio y Uniones 'de hecho'". El Papa recibe al presidente de Uzbekistán, Islam Abduganievic Karimov.

23 Nov: Publicación del documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe "Instrucción sobre las oraciones para obtener de Dios la curación".

24 Nov: Jubileo de los Juristas Católicos. Acuerdo de base entre la Santa Sede y Eslovaquia. El Papa recibe al primer ministro de la República de Eslovaquia, Mikulas Dzurinda.

26 Nov: Misa para el Jubileo de los Laicos y Congreso Mundial de los Laicos Católicos.

28 Nov: Audiencia al Rey Don Juan Carlos I y a la Reina Doña Sofía de España.

30 Nov: El Papa recibe al presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.

3 Dic: Primer domingo de Adviento. Misa por el Jubileo de los Discapacitados.

10 Dic: Jubileo de los catequistas y profesores de religión.

11 Dic: Audiencia al presidente de la República Federal de Yugoslavia, Vojislav Kostunica.

17 Dic: Misa por el Jubileo del mundo del espectáculo.

18 Dic: Audiencia al presidente de la República Eslovaca, Rudolf Schuster.

25 Dic: 2000 aniversario de la Natividad de Nuestro Señor.
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor lia mera figueroa » Mié Jul 04, 2012 12:42 am

Basilica de la Consagración a la Santísima Virgen de Wadowice
Es una Iglesia muy antigua -Se tiene datos de la antigua Iglesia desde 1335-Alprincipio era pequeña y de madera-El templo de piedra comenzó a construirse a nediados del siglo XV ,por un segundo incendio quedó destruida-La nueva construcción es,en estilo barroco tardío,este templo reconstruido fué consagrado en 1808-en el siglo XX tuvo nuevas ampliaciones -El 25 de marzo de 1992 el Papa Juan Pablo II,otorgó a la Iglesia lacategoría de Basilica Menor-
Con motivo de los 25 años del papado,dos conocidos artistas de Cracovia pintaron entre los años 2002-2003 unos fantásticos frescos que expresan las enseñanzas del Papa-
En el prebisterio está el altar con la imágen de la patrona del Templo-La Virgen con el niño--Al lado norte está la capilla de la Sagrada Familia-Allí se encuentra la Pila barroca de piedra,con la tapa dorada coronada por la cruz-Allí,el 29 de Junio de 1920,el sacerdote Franciszek Zak,capellán militar,BAUTIZO a KAROL WOJTYLA-
En la nave lateral está el cuadro pintado con la imágen de la Virgen del Perpetuo Socorro-Dicen que el Papa cuando era niño antes de ir al Colegio,rezaba todos los días ante ese cuadro,y las tres veces que siendo Papa fué allí rezó a la Virgen ante ese cuadro-
El 27 de mayo de 2006 durante su peregrinación a Wadowice el actual Papa Benedicto XVI,estuvo allí,-Etán
Junto al cuadro de la Virgen un rosario y un reloj que dejara el Papa en ocasión de la coronación del cuadro el 16 de Julio de 1999,
Ese día de la coronación de la Virgen y del Niño (coronas hechas por orfebres de Cracovia) el Papa dijo en su alocición en la plaza "Por favor os pido que recéis por mí,ante la imagen de esta Virgen.Creo que esta devoción está profundamente arraigada en vuestros corazonesSiento continuamente Su influencia y sigo pidiéndola encarecidamente-Necesito mucho vuestra oración-La Iglesia la necesita mucho también-La necesita todo el mundo.
Hay una la capilla dedicada al Beato,,donde está un cuadro de Juan Pablo II-
Hay una estatua de Juan Pablo II de bronce ,que fué bendecida por el cardenal Stanislaw Dziwisz el 30 de junio de 2006-
Cuando Benedicto XVI estuvo allí dijo en la plaza Mayor en su encuentro con los fieles:
Con gran emoción llego al lugar del nacimiento de mi gran antecesor,el Siervo de Dios Juan Pablo II,a la ciudad de su infancia y su juventud-En el itinerario de mi peregrinación por sus huellas en la tierra polaca,no podia faltar WadoWice.Deseaba parar en los lugares en que despertaba y maduraba su fe,para junto con vosotros rezar r por su ascención a los altares-
Fuente:Bazylika wadowice-Rzymsko-KatolickaPlac Jana Pawla II nr1--
lia mera figueroa
 
Mensajes: 74
Registrado: Lun May 07, 2012 9:29 am

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor lia mera figueroa » Mié Jul 04, 2012 10:04 am

El Papa Juan Pablo II visitó dos veces la República Argentina-La primera fué en 1982,en momentos difíciles,se combatía en el Atlántico Sur-El Papa llegó para fortalecer con su oración el epiritu de un pueblo tocado por la guerra y la muerte decía Mi presencia aquí hoy quiere significar la prueba mas visible de amor en un momento histórico tan doloroso para vosotros como el actual-Tuvo su visita un extraordinario apoyo ,despertó el entusiaimo,la esperanza,multitudes lo aclamaban-
Volvió en 1987-Peregrinó por el interior del país-Bahía Blanca,Viedma,Cordoba,Mendoza,Salta,Corrientes,Paraná ,Rosario Buenos Aires-Todo el país vibró a su paso-De todos los rincones se trasladaban los fieles para acrcarse a las ciudades donde estaría él-Multitudes congregadas en todas las calles donde pasaría y en las plazas para verlo pasar , oir su palabra manifestandole su cariño-En Salta se ofreció una conmovedora recepción y acogida-Se dirigió a los fieles desde el balcón del Palacio Arzobispal-Rezó ante las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro en la Catedral-Contagiado por el emtusiamo y el amor de los salteños,exclamó Gracias Señor por haberme permitido venir a esta ciudad de Salta,que es tuya y de la Virgen del Milagro-Gracias por estas horas imborrables que paso en el noroeste argentino-
Lo que hemos vivido con la visita del Santo Padre,quedó para siempre como una marca indeleble en nuestro corazon siempre unido al sucesor de Pedro y la Iglesia--
lia mera figueroa
 
Mensajes: 74
Registrado: Lun May 07, 2012 9:29 am

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor maycito » Mié Jul 04, 2012 12:09 pm

La invitación de Juan Pablo II a los jóvenes
CARTA APOSTÓLICA
NOVO MILLENNIO INEUNTE
DEL SUMO PONTÍFICE
JUAN PABLO II
AL EPISCOPADO
AL CLERO Y A LOS FIELES
AL CONCLUIR EL GRAN JUBILEO
DEL AÑO 2000



A los Obispos,
a los sacerdotes y diáconos,
a los religiosos y religiosas y
a todos los fieles laicos.

1. Al comienzo del nuevo milenio, mientras se cierra el Gran Jubileo en el que hemos celebrado los dos mil años del nacimiento de Jesús y se abre para la Iglesia una nueva etapa de su camino, resuenan en nuestro corazón las palabras con las que un día Jesús, después de haber hablado a la muchedumbre desde la barca de Simón, invitó al Apóstol a « remar mar adentro » para pescar: « Duc in altum » (Lc 5,4). Pedro y los primeros compañeros confiaron en la palabra de Cristo y echaron las redes. « Y habiéndolo hecho, recogieron una cantidad enorme de peces » (Lc 5,6).

¡Duc in altum! Esta palabra resuena también hoy para nosotros y nos invita a recordar con gratitud el pasado, a vivir con pasión el presente y a abrirnos con confianza al futuro: « Jesucristo es el mismo, ayer, hoy y siempre » (Hb 13,8).

La alegría de la Iglesia, que se ha dedicado a contemplar el rostro de su Esposo y Señor, ha sido grande este año. Se ha convertido, más que nunca, en pueblo peregrino, guiado por Aquél que es « el gran Pastor de las ovejas » (Hb 13,20). Con un extraordinario dinamisno, que ha implicado a todos sus miembros, el Pueblo de Dios, aquí en Roma, así como en Jerusalén y en todas las Iglesias locales, ha pasado a través de la « Puerta Santa » que es Cristo. A él, meta de la historia y único Salvador del mundo, la Iglesia y el Espíritu Santo han elevado su voz: « Marana tha - Ven, Señor Jesús » (cf. Ap 22,17.20; 1 Co 16,22).

Es imposible medir la efusión de gracia que, a lo largo del año, ha tocado las conciencias. Pero ciertamente, un « río de agua viva », aquel que continuamente brota « del trono de Dios y del Cordero » (cf. Ap 22,1), se ha derramado sobre la Iglesia. Es el agua del Espíritu Santo que apaga la sed y renueva (cf. Jn 4,14). Es el amor misericordioso del Padre que, en Cristo, se nos ha revelado y dado otra vez. Al final de este año podemos repetir, con renovado regocijo, la antigua palabra de gratitud: « Cantad al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia » (Sal 118-117,1).

2. Por eso, siento el deber de dirigirme a todos vosotros para compartir el canto de alabanza. Había pensado en este Año Santo del dos mil como un momento importante desde el inicio de mi Pontificado. Pensé en esta celebración como una convocatoria providencial en la cual la Iglesia, treinta y cinco años después del Concilio Ecuménico Vaticano II, habría sido invitada a interrogarse sobre su renovación para asumir con nuevo ímpetu su misión evangelizadora.

¿Lo ha logrado el Jubileo? Nuestro compromiso, con sus generosos esfuerzos y las inevitables fragilidades, está ante la mirada de Dios. Pero no podemos olvidar el deber de gratitud por las « maravillas » que Dios ha realizado por nosotros. « Misericordias Domini in aeternum cantabo » (Sal 89-88,2).

Al mismo tiempo, lo ocurrido ante nosotros exige ser considerado y, en cierto sentido, interpretado, para escuchar lo que el Espíritu, a lo largo de este año tan intenso, ha dicho a la Iglesia (cf. Ap 2,7.11.17 etc.).

3. Sobre todo, queridos hermanos y hermanas, es necesario pensar en el futuro que nos espera. Tantas veces, durante estos meses, hemos mirado hacia el nuevo milenio que se abre, viviendo el Jubileo no sólo como memoria del pasado, sino como profecía del futuro. Es preciso ahora aprovechar el tesoro de gracia recibida, traduciéndola en fervientes propósitos y en líneas de acción concretas. Es una tarea a la cual deseo invitar a todas las Iglesias locales. En cada una de ellas, congregada en torno al propio Obispo, en la escucha de la Palabra, en la comunión fraterna y en la « fracción del pan » (cf. Hch 2,42), está « verdaderamente presente y actúa la Iglesia de Cristo, una, santa, católica y apostólica ».1 Es especialmente en la realidad concreta de cada Iglesia donde el misterio del único Pueblo de Dios asume aquella especial configuración que lo hace adecuado a todos los contextos y culturas.

Este encarnarse de la Iglesia en el tiempo y en el espacio refleja, en definitiva, el movimiento mismo de la Encarnación. Es, pues, el momento de que cada Iglesia, reflexionando sobre lo que el Espíritu ha dicho al Pueblo de Dios en este especial año de gracia, más aún, en el período más amplio de tiempo que va desde el Concilio Vaticano II al Gran Jubileo, analice su fervor y recupere un nuevo impulso para su compromiso espiritual y pastoral. Con este objetivo, deseo ofrecer en esta Carta, al concluir el Año Jubilar, la contribución de mi ministerio petrino, para que la Iglesia brille cada vez más en la variedad de sus dones y en la unidad de su camino.


La invitación de Juan Pablo II a los jóvenes
Juan Pablo II - Habla a los jóvenes
"Buscar a Cristo, mirar a Cristo, vivir en Cristo"
(Juan Pablo II a los jóvenes chilenos)

El mensaje de S.S. Juan Pablo II, hablando a los jóvenes, nos paraliza, nos interpela en lo más profundo.

Sabemos que lo dice con amor de padre, con celo pastoral, porque su anhelo fue siempre que hombres y mujeres del mundo entero, en especial los jóvenes, se enamoren de la propuesta de vida que Jesús ofrece.

El mismo Dios que se valió de este grandioso Papa para conquistar los corazones de tantos jóvenes, hijos suyos muy queridos a quienes ama con amor eterno (Jer 31, 3).


http://jovenducinaltum.blogspot.com/201 ... venes.html
maycito
 
Mensajes: 27
Registrado: Lun May 07, 2012 3:13 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Mié Jul 04, 2012 12:50 pm

Reseña de su Pontificado
AÑO 2001
Imagen

2 Ene: El cardenal Roger Etchegaray, presidente del Comité Central para el Gran Jubileo del 2000, celebra misa en Belén con motivo del final del Jubileo en Tierra Santa.

6 Ene: Solemnidad de la Epifanía del Señor; el Papa cierra la Puerta Santa de la basílica de San Pedro, clausurando así el Jubileo del año 2000 después de 379 días. Publicación de la carta apostólica "Novo millennio ineunte".

28 Ene: El Santo Padre nombra a cinco nuevos cardenales y revela el nombre de los dos purpurados "in pectore" (cardenales Marian Jaworski, de Ucrania y Janis Pujats, de Letonia.

3 Feb: Primera visita "ad limina" de los prelados de Albania desde el fin de la dictadura comunista.

17 Feb: Carta apostólica (fechada el 2 de febrero) para el 1700 aniversario del bautismo del pueblo armenio. El Santo Padre recibe a una delegación de la Iglesia de Escocia.

21 Feb: Consistorio para la creación de 44 nuevos cardenales.

11 Mar: Beatificados 233 mártires españoles; es la beatificación más numerosa de la historia.

23 Abr: Audiencia al presidente del Consejo de Ministros de Líbano, Rafic Hariri.

4 May: Juan Pablo II comienza su XCIII viaje apostólico fuera de Italia, a Grecia, Siria y Malta. Es el primer papa que visita Grecia desde hace mil años, y el primer pontífice que entra en una mezquita. El viaje finaliza el 9 de mayo.

8 May: Publicación de la V Instrucción para la recta aplicación de la Constitución sobre la Sagrada Liturgia del Concilio Vaticano II, "Liturgiam authenticam".

21 May: Se inaugura en el Vaticano el Consistorio de cardenales; presentes 155 purpurados. Es el sexto consistorio extraordinario convocado por Juan Pablo II.

28 May: Declaración de la Santa Sede sobre la participación del arzobispo Emmanuel Milingo, emérito de Lusaka (Zambia), en una ceremonia de matrimonio de la secta del reverendo Sung Myung Moon, de la "Family Federation for World Peace and Unification".

3 Jun: Solemnidad de Pentecostés y 38 aniversario de la muerte del beato Juan XXIII. Misa en la Plaza de San Pedro, en presencia del cuerpo incorrupto del beato en una urna de cristal y bronce más tarde depositada en su lugar definitivo dentro de la basílica vaticana.

12 Jun: La Congregación para la Evangelización de los Pueblos publica la "Instrucción sobre el envío y la permanencia en el extranjero de los sacerdotes del clero diocesano de los territorios de misión".

23 Jun: El Papa viaja a Ucrania, comenzando su XCIV viaje apostólico fuera de Italia. El 26 de junio preside la primera ceremonia de beatificación en la historia de Ucrania. El viaje finaliza el 27 de junio.

17 Jul: Admonición canónica pública al arzobispo Milingo mediante una notificación de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

23 Jul: Juan Pablo II recibe en Castelgandolfo al presidente estadounidense, George W. Bush.

1 Ago: El Papa celebra su audiencia general numero 1.000 en la Plaza de San Pedro.

6 Ago: El Papa recibe al arzobispo Emmanuel Milingo.

14 Ago: El arzobispo Milingo escribe al Papa anunciándole que reanuda su vida en la Iglesia Católica, renuncia a vivir con María Sung y corta su relación con el reverendo Moon y la Federación de Familias para la Paz en el Mundo (Iglesia Unificada).

11 Sep: En un telegrama al presidente estadounidense, George W. Bush, el Papa expresa su "profunda impresión por el indecible horror de los inhumanos ataques terroristas de hoy contra personas inocentes en diversas partes de Estados Unidos".

12 Sep: Juan Pablo II dedica la audiencia general a los ataques terroristas en Estados Unidos, y los define "una jornada oscura en la historia de la humanidad".

13 Sep: El Papa recibe al nuevo embajador de Estados Unidos ante la Santa Sede, James Nicholson y asegura que reza por América.

16 Sep: Visita del Papa a Frosinone, es su visita pastoral 140 en territorio italiano.

22 Sep: El Santo Padre viaja a Kazakistán y Armenia en su 95 viaje apostólico fuera de Italia.

30 Sep: Juan Pablo II inaugura el X Sínodo Ordinario de los Obispos sobre el tema del ministerio episcopal.

25 Oct: En un mensaje al congreso celebrado en Roma sobre "Matteo Ricci: por un diálogo entre China y Occidente", Juan Pablo II invita a la normalización de las relaciones entre la Santa Sede y China.

1 Nov: 55 aniversario de la ordenación sacerdotal de Juan Pablo II.

22 Nov: Juan Pablo II promulga y transmite por Internet la Exhortación Apostólica Post-sinodal "Ecclesia in Oceania".

26 Nov: La Santa Sede "condena inequívocamente" la clonación in vitro de un embrión humano anunciada en Estados Unidos.

13 Nov: El Papa preside la reunión celebrada en el Vaticano "La paz en Tierra Santa y el futuro de los cristianos".

Fuente: Vatican Information Service
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Mié Jul 04, 2012 12:56 pm

PONTIFICADO DE S.S. JUAN PABLO II

AÑO 2002 Imagen

18 Ene: Miembros de la Unión Sacerdotal San Juan María Vianney, diócesis de Campos (Brasil) regresan a la plena comunión con la Cátedra de Pedro.

24 Ene: El Papa participa en la Jornada de Oración por la Paz en el Mundo, celebrada en Asís (Italia).

11 Feb: Declaración sobre la elevación a diócesis por parte de la Santa Sede de las cuatro administraciones apostólicas en el territorio de la Federación Rusa.

20 Feb: Se anuncia la posibilidad de consultar a partir de 2003 los documentos de los archivos vaticanos relativos al período entre 1922-1939, durante el pontificado del Papa Pío XI.

23 Feb: El Papa, debido a que padece un dolor articular en la rodilla derecha, no visita la basílica romana de Santa Pudenziana al Viminale.

4 Mar: El Papa envía a todos los jefes de Estado y de gobierno el "Decálogo de Asís por la Paz", firmado al final de la Jornada de Oración por la Paz en el Mundo, el pasado 24 de enero.

8 Mar: Delegación del Santo Sínodo de la Iglesia de Grecia participa del 8 al 13 de marzo en unas reuniones de trabajo en Roma. Son recibidos en audiencia el 11 de marzo.

23 Abr: Audiencia a los doce cardenales estadounidenses y diversos miembros de la curia romana reunidos en Roma para elaborar las formas de afrontar el tema de los abusos sexuales a menores por parte de sacerdotes.

1 May: Viaje del cardenal Roger Etchegaray a Jerusalén como enviado especial del Papa para transmitir su solicitud por la paz en Tierra Santa.

2 May: Presentación de la Carta Apostólica en forma de Motu Proprio "Misericordia Dei", sobre algunos aspectos de la celebración del Sacramento de la Penitencia.

5 May: Visita pastoral a Ischia (Italia).

22 - 26 May: Viaje apostólico a Azerbaiyán y a Bulgaria. Es el número 96 fuera de Italia.

16 Jun: Canonización del Beato Padre Pío de Pietrelcina (en el siglo Francesco Forgione), presbítero, de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos.

28 Jun: Aprobado el Estatuto del Camino Neocatecumenal.

23 Jul - 1 Ago: Viaje apostólico a Toronto, Ciudad de Guatemala y Ciudad de México. En su 97 viaje fuera de Italia, el Papa canoniza a los Beatos Hermano Pedro de San José Betancur y Juan Diego Cuauhtlatoatzin.

16 - 19 Ago: Viaje apostólico a Polonia; es el número 98 fuera de Italia y el octavo a su tierra natal desde el inicio del pontificado.

11 Sep: En la audiencia general, el Santo Padre recuerda y pide por las víctimas de los atentados a las torres gemelas de Nueva York, al cumplirse hoy el primer aniversario.

1 - 17 Oct: El Papa recibe a obispos chilenos en su Visita Ad Limina Apostolorum.

6 Oct: Canonización del Beato Josemaría Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei.

7 Oct: Su Beatitud Teoctist, patriarca ortodoxo de Rumania, realiza una visita oficial al Santo Padre y a la Iglesia de Roma del 7 al 13 de octubre.

16 Oct: En el XXIV aniversario de su pontificado, el Papa firma la carta apostólica "Rosarium Virginis Mariae" y añade cinco nuevos misterios, los "misterios de luz". Proclama "Año del Rosario" el período entre octubre de 2002 y octubre de 2003.

18 Oct: Presentada la Instrucción "El presbítero, pastor y guía de la comunidad parroquial".

14 Nov: El Papa visita el parlamento italiano. Por primera vez un pontífice habla ante las cámaras reunidas de esta institución italiana.

19 Nov: Presentación del documento "Las personas consagradas y su misión en la escuela. Reflexiones y orientaciones".

30 Nov: El Papa acepta la renuncia del cardenal Bernardin Gantin al cargo de decano del colegio cardenalicio. Le sustituye el cardenal Joseph Ratzinger.

13 Dic: Declaración del cardenal Bernard Law en la que comunica su agradecimiento al Santo Padre por haber aceptado su renuncia como arzobispo de Boston (EE.UU.).

Fuente: Vatican Information Service
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Mié Jul 04, 2012 1:00 pm

Reseña de su Pontificado de S.S. JUAN PABLO II

AÑO 2003, hasta el mes de Octubre Imagen

16 Ene: La Congregación para la Doctrina de la Fe publica una "Nota doctrinal sobre algunas cuestiones relativas a la participación de los católicos en la vida política".

13 Feb: El Santo Padre recibe al nuevo rabí jefe de Roma, Riccardo di Segni.

14 Feb: El Papa recibe al viceprimer ministro de Irak, Tareq Aziz.

15 Feb: El cardenal Roger Etchegaray, enviado de Juan Pablo II, se entrevista en Irak con el presidente Saddam Hussein.

18 Feb: El Papa recibe al Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan.

19 Feb: La Santa Sede interviene sobre la cuestión iraquí en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

22 Feb: El Santo Padre recibe al primer ministro británico Tony Blair.

27 Feb: El Papa recibe al primer ministro español, José María Aznar y al vicepresidente de la Asemblea Consultiva Islámica, Seyyed Mohamed Reza Khatami.

5 Mar: El cardenal Pio Laghi, enviado papal, se entrevista sobre la cuestión iraquí con el presidente estadounidense, George W.Bush.

6 Mar: Publicación del "Tríptico Romano, Meditaciones", el libro de poemas de Juan Pablo II.

16 Mar: "?Nunca más guerra!", exhorta el Papa a la comunidad internacional durante el Angelus.

17 Abr: Comienza la Semana Santa. El Papa escribe las reflexiones del Via Crucis que se celebra en el Coliseo. Se publica la encíclica "Ecclesia de Eucharistia".

26 Abr: Se publica la carta del Santo Padre al presidente cubano, Fidel Castro, en la que pide clemencia para los disidentes sentenciados.

30 Abr: El pontificado de Juan Pablo II pasa a ser el cuarto más largo de la historia: 24 años, 6 meses y 8 días, tras los de León XIII, Pío IX y San Pedro.

3 y 4 May: Viaje apostólico a España. Es su viaje apostólico 99 fuera de Italia.

18 May: El Papa cumple 83 años.

2 May: Juan Pablo II recibe al Secretario de Estado norteamericano, Colin Powell.

5 May: Comienza el viaje apostólico a Croacia: 100 viaje apostólico fuera de Italia.

22 May: El Papa viaja a Bosnia-Herzegovina. Es su 101 viaje apostólico fuera de Italia.

28 May: Publicación de la Exhortación Apostólica Post-sinodal "Ecclesia in Europa".

31 May: La Congregación para la Doctrina de la Fe publica el documento "Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento legal de las uniones entre personas homosexuales".

Domingos 3, 10, 17, 24, 31 May: El Santo Padre dedica las reflexiones del Angelus a la historia, cultura, instituciones y futura constitución del continente europeo, subrayando en cada ocasión las profundas raíces cristianas de Europa.

11 Sep: El Papa viaja a Eslovaquia hasta el 14 de septiembre. Es su 102 viaje apostólico fuera de Italia.

22 Sep: Las autoridades de Georgia rechazan la firma del acuerdo bilateral con la Santa Sede.

28 Sep: El Papa anuncia la celebración de un consistorio para la creación de 30 nuevos cardenales, además de uno "in pectore".

4 Oct: El Papa recibe al arzobispo de Canterbury, Rowan Williams.

7 Oct: Peregrinación al Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Pompeya (Italia).

Fuente: Vatican Information Service
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor jair ovallos » Mié Jul 04, 2012 4:37 pm

Es uno de los manueles mas completos en la doctrina de la fe, sintetizada claro esta, que si nostros lo conocieramos y lo pusieramos en practica es la mejor herramienta despues de la Biblia util y facil para evangelizar... por su forma de presentar las verdades de la fe...


Los animo a Leerlo no en este curso... pero si en el transcurso de nuestra vida... amimo y que Dios nos bendiga...
jair ovallos
 
Mensajes: 48
Registrado: Jue Abr 26, 2012 4:28 am

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor J Julio Villarreal M » Mié Jul 04, 2012 4:40 pm

Oración al Papa Juan Pablo II


Imagen


S. S. el Papa Juan Pablo II, ahora Beato, está en el cielo y desde ahí ruega a Dios por nosotros.


ORACIÓN oficial para solicitar por su intercesión ante Dios Padre.

Oh Dios Padre Misericordioso, que por mediación de Jesucristo, nuestro Redentor, y de su Madre, la Bienaventurada Virgen María, y la acción del Espíritu Santo, concediste al Beato Juan Pablo II la gracia de ser Pastor ejemplar en el servicio de la Iglesia peregrina, de los hijos e hijas de la Iglesia y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad, haz que yo sepa también responder con fidelidad a las exigencias de la vocación cristiana, convirtiendo todos los momentos y circunstancias de mi vida en ocasión de amarte y de servir al Reino de Jesucristo. Te ruego que me concedas por su intercesión el favor que te pido... (Petición).

A Tí, Padre Omnipotente, origen del cosmos y del hombre, por Cristo, el que vive, Señor del tiempo y de la historia, en el Espíritu Santo que santifica el universo, alabanza, honor y gloria ahora y por los siglos de los siglos. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor jair ovallos » Mié Jul 04, 2012 4:48 pm

El CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA ESTA ORGANIZADO EN CUATRO GRANDES BLOQUES

PRIMERA PARTE: LA PROFESIÓN DE LA FE
SEGUNDA PARTE: LA CELEBRACIÓN DEL MISTERIO CRISTIANO
TERCERA PARTE: LA VIDA EN CRISTO
CUARTA PARTE: LA ORACIÓN CRISTIANA
jair ovallos
 
Mensajes: 48
Registrado: Jue Abr 26, 2012 4:28 am

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor Liliana Apolonio » Mié Jul 04, 2012 7:34 pm

Juan Pablo II es un ser excepcional al que podemos referirnos desde muchísimos puntos de vista.
Ha sido un elegido, su vida entera es un signo de esto. Desde su juventud comprometida, el llamado al sacerdocio y, la inquebrantable voluntad de llegar a servir al Señor sorteando los obstáculos de la persecución. Ya sacerdote, en su labor pastoral, enfrentando al régimen comunista apuntaba a los temas básicos que tocaban los problemas fundamentales sobre la existencia de Dios y la espiritualidad del ser humano.
Seguramente fue su carisma lo que hizo que fuera elegido para dar clases de ética y teología moral. Ya como Obispo su intenso testimonio sacerdotal dio lugar a una abundante respuesta de muchos jóvenes que descubrieron su llamado al sacerdocio y tuvieron el coraje de seguirlo.
Y, a partir de su : “No tengáis miedo" que lanzó al mundo entero desde la Plaza de San Pedro, en aquella memorable homilía celebrada con ocasión de la inauguración oficial de su pontificado, el 22 de octubre de 1978, su llamado es a no tener miedo a abrir de par en par las puertas al Redentor, tanto de los propios corazones como también de las diversas culturas y sociedades humanas. Y ese fue el comienzo de su gran labor como Papa, que es de una variedad tan extensa que sería imposible abarcar todos sus aspectos en una sola mirada.
Es por eso que, primero como argentina, quiero dedicar mi trabajo a sus dos visitas a nuestro país.
La primera, una visita de sólo dos días (11 y 12 de junio de 1982) que realizó como el Mensajero de la Paz o por lo menos esa fue la sensación que nos quedó a la mayoría de los argentinos.
Recuperadas las Malvinas y ante la reacción británica que nos lleva a una guerra y como se conoció la noticia de que el 28 de mayo el Papa haría una visita apostólica a Gran Bretaña, largamente preparada. Es entonces cuando con paternal delicadeza, decide efectuar fuera de todo programa y sin preparación alguna, una visita fugaz a la Argentina. Inmediatamente escribe una carta a los argentinos fechada el 25 de mayo, que comenzaba diciendo: «A los queridos hijos e hijas de la Nación Argentina: Os escribo por mi propia mano porque siento que debo repetir el gesto paternal del Apóstol Pablo hacia sus hijos, abrazándolos en la fe». El Sumo Pontífice expresó que su viaje a la Argentina era eminentemente pastoral. «Mi viaje a la capital argentina –dijo– es un viaje de amor, de esperanza y de buena voluntad, de un Padre que va al encuentro de los hijos que sufren».
Esta visita constituyó, según opinión de numerosos y caracterizados testigos argentinos y extranjeros, un «acontecimiento nunca visto en el país» y «tal vez la mayor concentración de gente que haya recibido el Papa en sus trece visitas hasta el presente».
Visitó la catedral metropolitana donde lo esperaban sacerdotes, seminaristas, religiosos, religiosas y miembros de movimientos eclesiales, junto con los obispos argentinos y presidentes de las conferencias episcopales de Latinoamérica. Luego de orar ante el Santísimo Sacramento, ser recibido luego por el presidente de facto, saludó a la multitud que lo aclamaba en la Plaza de Mayo. Esa tarde en la Basílica Nacional de Luján, ante la imagen de la Patrona de la Argentina, Juan Pablo II oró por la paz, luego le ofreció a la histórica imagen la «Rosa de Oro» que le había traído desde Roma. Concelebró la Misa con los cardenales, obispos y sacerdotes presentes, ante una multitud calculada en una cifra cercana a las 700.000 personas. Juan Pablo II pronunció una homilía en la que exhortó a imitar a Cristo, pidió por los muertos en la guerra con Gran Bretaña y por la rápida terminación del conflicto.
Al día siguiente, luego de saludar a la multitud desde los balcones de la Curia arzobispal se dirigió en «papamóvil» hasta Palermo, donde junto al Monumento de los Españoles se había levantado un gigantesco altar cubierto en el que se concelebró la Santa Misa ante una inmensa multitud, en su mayoría jóvenes. Durante su homilía se refirió a la celebración del Corpus Christi, habló a los jóvenes argentinos, pidió por la paz y recordó a los muertos y heridos en la guerra de las Malvinas
Finalizada la misa, con la gente vitoreándolo por las calles, y luego de una conversación privada con el presidente de unos 20 minutos, el Pontífice pronunció el discurso de despedida que concluyó con un «¡Hasta la vista”
Hubo muchos otros argentinos que no comprendieron su mensaje, que creyeron ver fantasmas…, pero quienes somos católicos comprendimos que su mensaje de paz fue el que salvó muchas más vidas de soldados que, de seguir el enfrentamiento, seguramente el desgarro que produce y produzco este enfrentamiento hubiera sido infinitamente mayor.
La segunda visita se produjo en 1987, esta vez con un gobierno democrático con el Dr. Alfonsín como presidente. Fue durante la semana que se inició el lunes 6 y concluyó el domingo 12 de abril, Domingo de Ramos, y como maestro de la fe efectuó un recorrido por el país que abarcó 10 ciudades
A su llegada, el Papa dijo que sentía una «profunda alegría y una gran emoción al pisar por segunda vez esta bendita tierra de la Argentina. Vuelvo ahora en visita pastoral para seguir cumpliendo la misión que el Señor me ha encomendado, de evangelizar y ser Maestro de la fe, ejerciendo a la vez, como sucesor de Pedro, el ministerio de confirmar a mis hermanos». De allí se trasladó a la Catedral y de allí a la vecina Casa de Gobierno. El presidente Alfonsín, en un gesto excepcional, lo recibió al pie de la escalinata como signo de respeto por la importancia del ilustre visitante.
De su visita a las ciudades rescataremos los hechos más importantes:
• Recorrió miles de kilómetros, desde una ciudad a otra de nuestro país
• En cada ciudad fue recibido en los aeropuertos por miles de personas. Como también fueron miles los que concurrieron a sus misas y encuentros
• Dedicó en homilía un mensaje especial de acuerdo a la zona y la población con la que se encontraba.
• En Bahía Blanca, (sur de la provincia de Bs. As) fue recibido el canto «Gracias, Juan Pablo», compuesto con motivo de esta visita. En su homilía trató sobre «la evangelización del mundo rural». La ofrenda : un gran cesto de trigo recordó la generosidad de la pampa húmeda.
• En la ciudad de Viedma (Patagonia)tuvo una celebración de la Palabra de carácter misionero y pronunció a su vez un discurso que tenía como tema central la «nueva evangelización».
• En Mendoza el Papa en el sitio donde iba a tener lugar la celebración de la Palabra, fue recibido por un coro de 250 voces, que entonó «Tú eres Pedro», y luego siguió una canción de cuna polaca. Hubo una plegaria por la paz, y luego pronunció un discurso, todos los textos litúrgicos, estuvieron centrados en el tema de la paz: esto tenía un especial significado, dada la posición geográfica de Mendoza, limítrofe con Chile.
• En la catedral de Córdoba(Centro del país) esperaban al Papa 300 enfermos e inválidos, que representaban a todos los enfermos del país, allí El Papa dirigió una alocución a los enfermos. Desde la catedral se dirigió en papamóvil al Área Material Córdoba, donde presidió la misa, en la homilía trató el tema de la familia.
• En Tucumán,(Provincia del Norte) lo recibieron unas 80.000 personas, la mayoría de las cuales llegaron a pie desde la ciudad capital ( a 10Km). El aeropuerto se había transformado en un enorme palco sobre el que se alzaba una gran cruz de hierro. Fue una celebración de la Palabra. El arzobispo local, dio la bienvenida al Papa y luego él pronunció su homilía sobre el amor de los cristianos a su Patria.
• En Salta, (Norte )en un hipódromo tuvo un encuentro con los fieles de la arquidiócesis, encuentro que tenía como tema «El V centenario de la evangelización de América Latina», dado que la evangelización de la Argentina comenzó por estas latitudes. En la celebración estaban presentes más de 1.500 representantes de las comunidades originarias de nuestro país que vinieron desde distintos puntos. El tema de su alocución fue referida al encuentro de los hombres. También en Salta se dirigió hacia la catedral para hacer una visita no prevista a las imágenes del Señor y de la Virgen del Milagro allí el Santo Padre habló a los presentes, invitándolos a reflexionar sobre el misterio de la redención.
• En Corrientes (Provincia del Litoral) bajo una torrencial lluvia fue recibido y saludado por100.000 fieles, que participaban como si resplandeciese el sol, permanecieron quietos, en sus sitios, rezando con el Pontífice, sin preocuparse del auténtico río de agua que caía sobre sus cabezas. Fue un gran testimonio de fe y de amor La misa concelebrada con los obispos del Nordeste Argentino estuvo dedicada al tema «La religiosidad popular y la piedad mariana en la nueva evangelización».
• En Paraná (También Litoral) en la explanada del aeropuerto tuvo un encuentro con el tema «El mundo y los inmigrantes», debido a la gran cantidad de inmigrantes que hay en la zona. Terminada la ceremonia religiosa, Juan Pablo II fue a pie hasta el avión, saludando a la gente.
• Al llegar de nuevo a la Capital de Argentina se trasladó en papamóvil hasta la Nunciatura Apostólica. La gente se agolpaba en este lugar y aclamaba a Juan Pablo II, tuvo que salir al balcón a saludar a la muchedumbre. Luego, en un salón de la Nunciatura, tuvo un encuentro con representantes de la comunidad judía en la Argentina.
• En coche descubierto (por 18 km), se trasladó desde la Nunciatura Apostólica a un estadio, donde celebró la misa, dedicada a las personas consagradas y a los agentes de pastoral, aunque asistían también numerosos fieles: había unas 30.000 personas. Concelebraron con el Papa más de 2.000 sacerdotes y estaban presentes unos 1.700 seminaristas, 3.000 religiosas y 400 monjas de clausura.
• También se dirigió en papamóvil a la catedral de los ucranios, donde saludó a los niños que vestían trajes típicos nacionales ucranios. En el interior había unas 1.000 personas. Luego del saludo del eparca y de la coronación dcoronó el icono de la Virgen de Prokov y dirigió una alocución a los ucranios
• También en el Mercado Central de Buenos Aires, donde unos 300.000 trabajadores lo saludaron con gran entusiasmo; el Papa bendijo una capilla erigida en el lugar en recuerdo de su vida, y pronunció un discurso sobre la evangelización del mundo del trabajo
• En un estadio cerrado tuvo un encuentro con la comunidad polaca en la Argentina.
• También transmitió por radio y televisión un mensaje a todos los presos del país
• En Rosario (también Litoral)la homilía papal tuvo como tema la «Vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo». Finalizada la misa el Papa pronunció una plegaria en el Monumento a la Bandera. Cuando se inició el vuelo Su Santidad pidió al piloto que desviara la ruta, a fin de pasar, en vuelo rasante, sobre la Basílica Nacional de Nuestra Señora de Luján. Cuando la nave aérea sobrevolaba la ciudad de Luján, Juan Pablo II llamó a dos cardenales y juntos rezaron el Santo Rosario
• El Papa pronunció un discurso en un estadio ante unos diez mil empresarios argentinos.
• Tuvo un encuentro con los representantes de la comunidad islámica en la Argentina.
• Otra vez en la Capital, por la noche, se dirigió en papamóvil a la avenida 9 de Julio, para el primer encuentro con los jóvenes presentes en Buenos Aires con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Una impresionante multitud de jóvenes (unos 60.000 eran los no argentinos provenientes de las más diversas partes del mundo), recibió a Juan Pablo II con las luces de colores y los sonidos luminosos y festivos de los fuegos artificiales, y por el ondear de miles de pañuelos y banderas, teniendo un diálogo por medio de representaciones escénicas. A continuación hablaron jóvenes de diversos países y luego Juan Pablo II pronunció el esperado discurso a los jóvenes.
• Tuvo un encuentro ecuménico en los salones de la Nunciatura. Participaron 35 personas representantes de diversas confesiones cristianas.
• Celebró en la avenida 9 de Julio la misa del Domingo de Ramos, con la que se clausuraba la Jornada Mundial de la Juventud. Era la primera vez, en la historia moderna del papado, que el Santo Padre no celebraba la fiesta de Ramos en Roma. Se calcula que había alrededor de 1.000.000 de personas, la mitad jóvenes. Estaba presente el presidente de la República, doctor Raúl Alfonsín. En el altar se había colocado la auténtica imagen de la Virgen de Luján, que el día anterior había sido traída procesionalmente por los jóvenes.
• El Padre Santo pronunció la homilía del Domingo de RamosA las palabras del Papa respondieron los jóvenes con un acto de compromiso. Al terminar la misa, el Papa •«envió» a los jóvenes al mundo y dio una cruz a cinco de ellos que representaban cada uno de los cinco continentes
• Luego Su Santidad se dirigió a la imagen de la Virgen de Luján y pronunció el acto de consagración a Nuestra Señora. Terminada la celebración, el Papa rezó el «Angelus» ante la imagen de la Virgen de Luján. Antes de recitar la plegaria mariana, leyó una breve meditación dominical
• Luego Juan Pablo se trasladó en papamóvil a la sede de la Conferencia Episcopal Argentina que bendijo e inauguró. Tras almorzar con todos los obispos en la misma sede, tuvo un encuentro con la Conferencia Episcopal Argentina en donde les dirigió un mensaje. Después de este acto se trasladó al Teatro Colón para tener un encuentro con el mundo de la cultura argentina
• Del Teatro Colón el Papa salió rumbo al aeropuerto de Ezeiza donde pronunció un discurso de despedida. A las 19.30 despegó el avión papal: un Boeing 747 Jumbo de Aerolíneas Argentinas, rumbo a la Ciudad Eterna. La segunda visita de Juan Pablo II al país había finalizado, dejando en todos una profunda emoción

Y, para finalizar mi encuentro con Juan Pablo II quiero culminar con algunas frases suyas, porque en cada una hay una enseñanza que, siempre nos lleva a Dios

• La peor prisión es un corazón cerrado.

• La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad.

• Amar es lo contrario de utilizar.

• En realidad, todas las cosas, todos los acontecimientos, para quien sabe leerlos con profundidad, encierran un mensaje que, en definitiva, remite a Dios.

• Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridad.

• La violencia jamás resuelve los conflictos, ni siquiera disminuye sus consecuencias dramáticas.

• El diálogo, basado en sólidas leyes morales, facilita la solución de los conflictos y favorece el respeto de la vida, de toda vida humana. Por ello, el recurso a las armas para dirimir las controversias representa siempre una derrota de la razón y de la humanidad.

• Por eso América: si quieres la paz, trabaja por la justicia. Si quieres la justicia defiende la vida. Si quieres la vida, abraza la verdad, la verdad revelada por Dios.

• El respeto a la vida es fundamento de cualquier otro derecho, incluidos los de la libertad.

• La familia está llamada a ser templo, o sea, casa de oración: una oración sencilla, llena de esfuerzo y ternura. Una oración que se hace vida, para que toda la vida se convierta en oración.

Ha sido un placer, poder participar en este curso
Con gran afecto
Lili
Liliana Apolonio
 
Mensajes: 52
Registrado: Mié May 09, 2012 5:51 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor J Julio Villarreal M » Mié Jul 04, 2012 10:57 pm

ORACIÓN PARA IMPLORAR FAVORES POR INTERCESIÓN DEL BEATO JUAN PABLO II


Imagen

BEATO JUAN PABLO II


Oh Trinidad Santa, Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de Tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de amor.

Él, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo.

Concédenos, por su intercesión, y si es Tu voluntad, el favor que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos. Amén.

Padrenuestro, Avemaría, Gloria.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor ana fedez » Jue Jul 05, 2012 5:26 am

PRIMERA VISITA DEL PAPA A ESPAÑA

La primera visita del Papa a España tuvo parada en Barcelona

La primera vez que un Papa pisó, o mejor dicho besó, suelo español corría noviembre de 1982. Fue Juan Pablo II quien inauguró las visitas papales a nuestro país con 10 días de recorrido por diversos puntos de la geografía española: Madrid, Sevilla, Salamanca… Incluso vivió un atentado. Y, como hizo el 6 y 7 de noviembre Benedicto XVI, Karol Wojtyla, también estuvo en Santiago de Compostela y en Barcelona. El Pontífice le rezó a la Moreneta en Montserrat, visitó la Sagrada Familia y ofició una misa en el Camp Nou.


Juan Pablo II aterrizaba en Madrid el 31 de octubre de 1982 y era recibido por los Reyes en un acto en el que la cordialidad superó al protocolo. El Pontífice besó suelo español a las cinco de la tarde y poco después pudo sentir el calor de las calles de la capital abarrotadas de gente. Un séquito de 15 personas y 45 periodistas acompañaban a Juan Pablo II en el avión papal que lo traía a España y que tuvo durante 15 minutos escolta aérea.


Por tierras castellanas

La segunda jornada del viaje papal transcurrió en Castilla.: Ávila, con una ceremonia pontificia en su muralla, y Salamanca. Y nuevamente en Madrid (la capital fue le centro neurálgico de la visita papal), Juan Pablo II participó en la recepción en el Palacio Real con los Reyes, los padres de los éstos (Don Juan de Borbón y Doña María de las Mercedes) y las infantas. Al acto también acudieron el president de la Generalitat, Jordi Pujol, y el reciente presidente del Gobierno, Felipe González. Precisamente el saludo del Pontífice con González fue la foto más publicada en la prensa internacional.

Atentado y condena
Un terrible atentado sobresaltó la visita papal en Madrid. El general jefe de la División Acorazada Brunete fue ametrallado y muerto en la capital, un atentado que fue condenado por Juan Pablo II, quien, no obstante, prosiguió con su agenda prevista en Sevilla, Granada, el País Vasco, Navarra y Zaragoza.

De la Moreneta al Camp Nou
El Papa estaba a punto de pisar Catalunya en una visita que le iba a llevar, entre otros lugares al monasterio de Montserrat. La cita obligaba a adoptar medidas especiales de circulación. Barcelona también tenía previstas restricciones de tráfico y el Ayuntamiento elaboró una serie de recomendaciones para moverse por la ciudad.

Y el 7 de noviembre llegó el Papa a Catalunya. Un domingo lluvioso acompañó al Pontífice hasta Montserrat donde Juan Pablo II veneró a la Moreneta. Una imagen histórica. El catalán fue protagonista en parte del sermón en Montserrat, santuario al que calificó como “signo de Dios”. Pero la visita dejaría tras de si otro desgraciado incidente: dos mujeres morían tras el acto del Papa por el corrimiento de tierras provocado por las lluvias.

El Papamóvil recorre Barcelona
Juan Pablo II, desconocedor en ese momento del suceso acaecido en Montserrat, cambió el Mercedes, con el que se había desplazado hasta la montaña, por el Papamóvil con el que recorrió bajo la lluvia las calles de Barcelona.

El mal tiempo no intimidó a las miles de personas que se congregaron en Montjuïc o la Sagrada Familia para poder escuchar al Papa o que esperaron por las calles de Barcelona paraguas en mano el paso de la comitiva pontificia.

La misa dominical fue oficiada por su Santidad en un escenario un tanto atípico: el Papa cambió la plaza san Pedro por el Camp Nou. Y acabó su alocución con un “Que Déu us beneeixi” (del catalán “que Dios os bendiga”). El campo del Barça, última parada de Juan Pablo II en su visita a Barcelona, cambió el griterío y el clamor típico de un partido de fútbol por el recogimiento y el silencio en la homilía papal.

Muchos fueron los que se congregaron en el aeropuerto de El Prat con la intención de despedir al Pontífice. Pero la amplia seguridad y la consternación por las dos muertes en Montserrat impidieron que Juan Pablo II fuera homenajeado como estaba previsto. Tan solo Mireia, una de las hijas de Jordi Pujol, le pudo entregar, a pie de escalerilla, un ramo de flores.

De Valencia a Santiago
Tras Barcelona, Valencia fue el siguiente destino del Papa antes de despedir su visita a España desde Santiago de Compostela, lugar en el que se volvió a encontrar con los Reyes para más tarde partir de nuevo hacia casa: Roma. Acababan así 10 intensos y emocionantes días de visita papal.
Vea las imágenes de la visita de Juan Pablo II
Consulte las otras visitas papales
ana fedez
 
Mensajes: 136
Registrado: Mar May 08, 2012 8:24 am

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor ana fedez » Jue Jul 05, 2012 5:29 am

LEMAS DE LAS VISITAS DEL PAPA A ESPAÑA

Primera Visita Apostólica (31 de octubre-9 de noviembre de 1982)
“Testigo de Esperanza”

Segunda Visita Apostólica (10-11 de octubre de 1984)
“Testigo del Evangelio”

Tercera Visita Apostólica (19-21 de agosto de 1989)
— III Jornada Mundial de la Juventud en Santiago de Compostela:
“Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”
— En Asturias: “Testigo de Fe”

Cuarta Visita Apostólica (12-17 de junio de 1993)
— XLV Congreso Eucarístico Internacional de Sevilla:
“Cristo, Luz de los Pueblos”
— En Huelva:
“El Papa en los lugares colombinos, en el V Centenario de la evangelización
de América, y por una nueva evangelización”
— En Madrid: “El Papa viene a verte”

Quinta Visita Apostólica (3-4 de mayo de 2003)
“Seréis mis testigos”
ana fedez
 
Mensajes: 136
Registrado: Mar May 08, 2012 8:24 am

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor ana fedez » Jue Jul 05, 2012 5:39 am

VISITAS PAPALES: DE JUAN PABLO II A BENEDICTO XVI

De los 256 papas de la historia, sólo los dos últimos han viajado a España
Juan Pablo II estuvo en cinco ocasiones y Benedicto XVI, en una


Vídeos relacionados
Vídeo
Santiago se prepara para la visita del Papa

Vídeo
En Barcelona se preparan para la visita del Papa


El Papa Benedicto XVI, un peregrino más en Santiago de Compostela

La visita de Benedicto XVI a Santiago y Barcelona será la séptima que realice un Papa a España en la historia de la Iglesia católica. De los 265 pontífices legítimamente elegidos en la historia de la Iglesia, sólo los dos últimos han estado en España, dado que tradicionalmente los papas no salían del Vaticano. Juan Pablo II acudió cinco veces como papa y el actual, Benedicto XVI, lo ha hecho en una ocasión.

También visitó el país en 1954 Juan XXIII, pero lo hizo en calidad de cardenal y Patriarca de Venecia, tres años de iniciar su pontificado. Así fueron las anteriores presencias papales en España.

Juan Pablo II, octubre y noviembre de 1982

El primer viaje apostólico de un papa a España fue, probablemente, el más recordado. El país, que estrenaba victoria socialista –Felipe González aún no había tomado posesión- y vivía la resaca del Mundial 82, se volcó con Juan Pablo II. A su vez, el Pontífice iniciaba una estrecha relación con España que se prolongaría hasta los últimos días de su papado.

Tras aterrizar en Madrid –donde cada noche regresó para pernoctar- Karol Wojtyla llevó a cabo un auténtico maratón por la geografía española a bordo de un helicóptero de la Fuerza Aérea.

Ávila, Alba de Tormes, Salamanca, Guadalupe, Toledo, Segovia, Sevilla, Granada, Loyola, Javier, Zaragoza, Montserrat, Barcelona, Valencia, Moncada, Alcira y Santiago de Compostela fueron sus escalas en los nueve días que duró la visita. En total, 18 localidades de 11 comunidades autónomas en el que sigue siendo la estancia más larga de un papa en España.

La misa celebrada en la plaza de Lima de Madrid y en el encuentro con jóvenes en el Bernabéu siguen recordándose por la masiva afluencia de público.

Juan Pablo II, octubre de 1984

Apenas 16 horas duró la segunda visita de Juan Pablo II a España que, en realidad, fue una escala en su viaje a República Dominicana y Puerto Rico.

El Papa aterrizó en Zaragoza, donde fue recibido por el Rey, el presidente del Gobierno y varios ministros. En la Basílica dl Pilar, Juan Pablo II leyó un mensaje dirigido a familiares de misioneros españoles en América Latina antes proseguir su camino.

Juan Pablo II, agosto de 1989

Cinco años tardó Juan Pablo II en regresar a España. En esta ocasión, el Papa acudió a Santiago de Compostela para clausurar la IV Jornada Mundial de la Juventud.

Allí realiza en peregrinación simbólica los cien últimos metros del camino ataviado con la esclavina y el bordón de roble hasta la catedral, en cuya cripta rezó ante las reliquias del Apóstol y abrazó la estatua de éste, como manda la tradición.

El empeño personal del Papa hizo que el viaje se ampliara a Asturias, donde visitó la gruta de Covandoga antes de regresar al Vaticano.

Juan Pablo II, junio de 1993

Andalucía y Madrid fueron el objetivo del cuarto viaje de Juan Pablo II a tierras españolas. El motivo principal fue la clausura del 45 Congreso Eucarístico Internacional, que se celebró en Sevilla.

El Papa aprovechó su estancia para visitar Huelva y el santuario de la Virgen del Rocío, además de consagrar la Catedral de la Almudena de Madrid. En la capital española, Juan Pablo II se dio otro baño de masas con una multitudinaria misa en la plaza de Colón con una asistencia, según la Conferencia Episcopal, de un millón de personas.

Juan Pablo II, mayo de 2003

El último viaje de Juan Pablo II a España trajo a un papa visiblemente enfermo y cansado, que aún así tuvo fuerzas para llevar a cabo un multitudinario encuentro con jóvenes en la Base Aérea de Cuatro Vientos (Madrid).


La huella del papa en España


De nuevo, la Plaza de Colón acogió una misa de multitudes, en esta ocasión con motivo de la canonización de cinco beatos españoles.


Juan Pablo II, reencuentro en Madrid


BENEDICTO XVI , julio de 2006

15 meses después de iniciar su pontificado, Joseph Ratzinger realizó su primera visita a España como Papa. El destino fue Valencia, donde se celebró el V Encuentro Mundial de las Familias.


Radiografía de un encuentro (Primera visita de Benedicto XVI a España)

Benedicto XVI estuvo 26 horas en España, en las que tuvo tiempo para encontrarse con el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y con los Reyes de España. Una multitudinaria misa en la Ciudad de las Artes y las Ciencias ante un millón y media fue el broche de oro a esta visita.
ana fedez
 
Mensajes: 136
Registrado: Mar May 08, 2012 8:24 am

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor ana fedez » Jue Jul 05, 2012 5:52 am

1 de Mayo, 2012. (Romereports.com) (-SÓLO VÍDEO-) “Como dije el primer día de mi pontificado, vosotros sois la esperanza del Papa y la esperanza de la Iglesia”, recordó Juan Pablo II a los jóvenes. Y las Jornadas Mundiales de la Juventud son la prueba de que decía la verdad.

Comenzaron cuando Juan Pablo II les invitó a celebrar juntos en Roma el Domingo de Ramos de 1984. Más de 300 mil personas acudieron. Y el año después, volvieron a Roma. Por eso, en diciembre de 1985, Juan Pablo II convocó para esa misma fecha el primer Encuentro Mundial de la Juventud, el Domingo de Ramos de 1986. La primera edición fuera de Roma se celebró en Buenos Aires en 1987.




Clase III. La vocación: una llamada divina a la plenitud del amor Juan Pablo II.


CARTA A LOS JOVENES 1985


Queridos amigos:

Votos para el Año de la juventud



1. «Siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere».



Estos son los votos que formulo para vosotros, jóvenes, desde el comienzo del año en curso. El 1985 ha sido proclamado por la Organización de las Naciones Unidas como Año Internacional de la Juventud, lo cual reviste un significado múltiple ante todo para vosotros mismos, y también para todas las generaciones, para cada persona, para la comunidades y para toda la sociedad. Esto reviste asimismo un particular significado para la Iglesia en cuanto depositaria de verdades y valores fundamentales, y a la vez servidora de los destinos eternos que el hombre y la gran familia humana tienen en Dios mismo.

Si el hombre es el camino fundamental y cotidiano de la Iglesia, entonces se comprende bien por qué la Iglesia atribuye una especial importancia al período de la juventud como una etapa clave de la vida de cada hombre. Vosotros, jóvenes, encarnáis esa juventud. Vosotros sois la juventud de las naciones y de la sociedad, la juventud de cada familia y de toda la humanidad. Vosotros sois también la juventud de la Iglesia.

Todos miramos hacia vosotros, porque todos nosotros en cierto sentido volvemos a ser jóvenes constantemente gracias a vosotros. Por eso, vuestra juventud no es sólo algo vuestro, algo personal o de una generación, sino algo que pertenece al conjunto de ese espacio que cada hombre recorre en el itinerario de su vida, y es a la vez un bien especial de todos. Un bien de la humanidad misma.

En vosotros está la esperanza, porque pertenecéis al futuro, y el futuro os pertenece. En efecto, la esperanza está siempre unida al futuro, es la espera de los «bienes futuros». Como virtud cristiana ella está unida a la espera de aquellos bienes eternos que Dios ha prometido al hombre en Jesucristo. Y contemporáneamente esta esperanza, en cuanto virtud cristiana y humana a la vez, es la espera de los bienes que el hombre se construirá utilizando los talentos que le ha dado la Providencia.

En este sentido a vosotros, jóvenes, os pertenece el futuro, como una vez perteneció a las generaciones de los adultos y precisamente también con ellos se ha convertido en actualidad. De esa actualidad, de su forma múltiple y de su perfil son responsables ante todo los adultos. A vosotros os corresponde la responsabilidad de lo que un día se convertirá en actualidad junto con vosotros y que ahora es todavía futuro.

Cuando decimos que a vosotros os corresponde el futuro, pensamos en categorías humanas transitorias, en cuando el hombre está siempre de paso hacia el futuro. Cuando decimos que de vosotros depende el futuro, pensamos en categorías éticas, según las exigencias de la responsabilidad moral que nos impone atribuir al hombre como persona –y a las comunidades y sociedades compuestas por personas– el valor fundamental de los actos, de los propósitos, de las iniciativas y de la las intenciones humanas.

Esta dimensión es también la dimensión propia de la esperanza cristiana y humana. En esta dimensión, el primer y fundamental voto que la Iglesia, a través de mí, formula para vosotros, jóvenes, en este Año dedicado a la Juventud es que estéis «siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere».



Cristo habla con los jóvenes

2. Estas palabras, escritas un día por el apóstol Pedro a la primera generación cristiana, están en relación con todo el Evangelio de Jesucristo. Non daremos cuenta de esta relación de modo más claro, cuando reflexionemos sobre el coloquio de Cristo con el joven referido por los evangelistas. Entre muchos otros textos bíblicos es éste el primero que debe ser recordado aquí.

A la pregunta: «Maestro bueno, ¿qué he de hacer para alcanzar la vida eterna?», Jesús responde con esta pregunta: «¿Por qué me llamas bueno? Nadie es bueno sino sólo Dios». Y añade: «Ya sabes los mandamientos: No matarás, no adulterarás, no robarás, no levantarás falso testimonio, no defraudarás, honra a tu padre y a tu madre». Con estas palabras Jesús recuerda a su interlocutor alguno de los mandamientos del Decálogo.



Pero la conversación no termina ahí. En efecto, el joven afirma: «Maestro, todo esto lo he guardado desde mi juventud». Entonces –escribe el evangelista– «Jesús, poniendo en él los ojos, le amó y le dijo: Una sola cosa te falta: vete, vende cuanto tienes y dalo a los pobres, y tendrás un tesoro en el cielo; luego ven y sígueme».



En este momento cambia el clima del encuentro. El evangelista escribe del joven que «se anubló su semblante y se fue triste, porque tenía mucha hacienda».

Hay otros pasajes del Evangelio en los que Jesús de Nazaret encuentra a jóvenes. Particularmente sugestivas son las dos resurrecciones: la de la hija de Jairo y la del hijo de la viuda de Naín. Sin embargo, podemos admitir que el coloquio antes citado es sin duda el encuentro más completo y más rico de contenido. Se puede decir también que éste tiene carácter más universal y ultratemporal; es decir, que vale en cierto sentido, constante y continuamente, a lo largo de los siglos y generaciones. Cristo habla así con un joven, con un muchacho o muchacha; conversa en diversos lugares de la tierra en medio a las diversas naciones, razas y culturas. Cada uno de vosotros es un potencial interlocutor en este coloquio.

Al mismo tiempo todos los elementos de la descripción y todas las palabras dichas por ambas partes en tal conversación tienen un significado muy esencial, poseen su peso específico. Se puede decir que estas palabras contienen una verdad, particularmente profunda sobre el hombre en general y, en especial, la verdad sobre la juventud humana. Son en verdad importantes para los jóvenes.

Permitidme, por ello, que como línea de fondo relacione mis reflexiones en esta Carta con ese encuentro y con ese texto evangélico. Quizá de esta manera será más fácil para vosotros desarrollar el propio coloquio con Cristo, un coloquio que es de importancia fundamental y esencial para un joven.



La juventud una riqueza singular



3. Comenzaremos por lo que se encuentra al final del texto evangélico. El joven se fue triste «porque tenía mucha hacienda».

Sin duda esta frase se refiere a los bienes materiales, de los que el joven era propietario o heredero. Quizá es ésta la situación propia de algunos, pero no es la típica. Por ello las palabras del evangelista sugieren otra visión del problema: se trata de hecho de que la juventud por sí misma (prescindiendo de cualquier bien material) es una riqueza singular del hombre, de una muchacha o de un muchacho, y en la mayor parte de los casos es vivida por los jóvenes como una específica riqueza. La mayor parte de las veces, pero no siempre, no como regla, porque no faltan hombres que por diversos motivos no experimentan la juventud como riqueza. De ellos habrá que hablar por separado.

Hay sin embargo razones –incluso de tipo objetivo– para pensar en la juventud como en una singular riqueza que el hombre experimenta precisamente en tal período de su vida. Éste se distingue ciertamente del período de la infancia (es, en efecto, la salida de los años de la infancia), como se distingue también del período de la plena madurez. Efectivamente, el período de la juventud es el tiempo de un descubrimiento particularmente intenso del «yo» humano y de las propiedades y capacidades que éste encierra. A la vista interior de la personalidad en desarrollo de un joven o de una joven se abre gradual y sucesivamente aquella específica –en cierto sentido única e irrepetible– potencialidad de una humanidad concreta, en la que está como inscrito el proyecto completo de la vida futura. La vida se delinea como la realización de tal proyecto, como «autorrealización».



La cuestión merece naturalmente una explicación desde muchos puntos de vista. Pero si queremos expresarlo brevemente, se revela precisamente el perfil y la forma de riqueza que es la juventud. Es la riqueza de descubrir y a la vez de programar, de elegir, de prever y de asumir como algo propio las primeras decisiones, que tendrán importancia para el futuro en la dimensión estrictamente personal de la existencia humana. Al mismo tiempo, tales decisiones tienen no poca importancia social. El joven del Evangelio se encuentra en esta fase existencial, como deducimos de las mismas preguntas que hace en el coloquio con Jesús. Por ello, también las palabras conclusivas referentes a la «mucha hacienda», es decir, a la riqueza, pueden entenderse en este sentido preciso: el de la riqueza que es la juventud misma.

Pero hemos de preguntarnos: esa riqueza que es la juventud ¿debe acaso alejar al hombre de Cristo? El evangelista no dice esto ciertamente; el mismo examen del texto permite concluir más bien en sentido opuesto. En la decisión de alejarse de Cristo han influido en definitiva sólo las riquezas exteriores, lo que el joven poseía («la hacienda»). No lo que él era. Lo que él era, precisamente en cuanto joven –es decir, la riqueza interior que se esconde en la juventud– le había conducido a Jesús. Y le había llevado a hacer aquellas preguntas, en las que se trata de manera más clara del proyecto de toda la vida. ¿Qué he de hacer para alcanzar la vida eterna? ¿Qué he de hacer para que mi vida tenga pleno valor y pleno sentido?

La juventud de cada uno de vosotros, queridos amigos, es una riqueza que se manifiesta precisamente en estas preguntas. El hombre se las pone a lo largo de toda su vida. Sin embargo, durante la juventud ellas se imponen de un modo particularmente intenso, incluso insistente. Y es bueno que suceda así. Porque esas preguntas prueban la dinámica del desarrollo de la personalidad humana que es propia de vuestra edad. Estas preguntas os las ponéis a veces de manera impaciente, y a la vez vosotros mismos comprendéis que la respuesta a ellas no puede ser apresurada ni superficial. Ha de tener un peso específico y definitivo. Se trata de una respuesta que se refiere a toda la vida, que abarca el conjunto de la existencia humana.

De manera particular estas preguntas esenciales se las ponen vuestros coetáneos, cuya vida está marcada, ya desde la juventud, por el sufrimiento: por alguna carencia física, por alguna deficiencia, por algún «handicap» o limitación, por la difícil situación familiar o social. Si a pesar de todo ello su conciencia se desarrolla normalmente, la pregunta sobre el sentido y valor de la vida se convierte en algo esencial y a la vez particularmente dramático, porque desde el principio está marcada por el dolor de la existencia. ¡Cuántos de estos jóvenes se encuentran en medio de la gran multitud de jóvenes del mundo entero! ¡Cuántos se ven obligados a vivir desde la juventud en una institución u hospital, condenados a una cierta pasividad que puede suscitar en ellos sentimientos de ser inútiles a la humanidad!

¿Se puede decir entonces que también su juventud es una riqueza interior? ¿A quién hemos de preguntar esto? ¿A quién han de poner ellos esta pregunta esencial? Parece que Cristo es en estos casos el único interlocutor competente, aquel que nadie puede sustituir plenamente.



El gran desafío de la juventud



15. La Iglesia mira a los jóvenes; es más, la Iglesia de manera especial se mira a sí misma en los jóvenes, en todos vosotros y a la vez en cada una y cada uno de vosotros. Así ha sido desde el principio, desde los tiempos apostólicos. Las palabras de San Juan en su Primera Carta pueden ser un singular testimonio: «Os escribo, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os he escrito a vosotros, hijos míos, porque conocéis al Padre... Os he escrito, jóvenes, porque sois fuertes y la Palabra de Dios permanece en vosotros».



Las palabras del Apóstol se suman a la conversación evangélica de Cristo con el joven, y resuenan con un eco potente de generación en generación.



En nuestra generación, al final del segundo Milenio después de Cristo, también la Iglesia se mira a sí misma en los jóvenes. Y, ¿cómo se mira a sí misma la Iglesia? Sea un testimonio particular de ello la enseñanza del Concilio Vaticano II. La Iglesia se ve a sí misma como «un sacramento, o sea signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano». Y por tanto se ve a sí misma en las dimensiones universales. Se ve a sí misma en el camino del ecumenismo, es decir, de la unión de todos los cristianos, por la que Cristo mismo oró y que es de una urgencia indiscutible en nuestro tiempo. Se ve a sí misma también en el diálogo con los seguidores de las religiones no cristianas y con todos los hombres de buena voluntad. Tal diálogo es un diálogo de salvación, el cual debe favorecer también la paz en el mundo y la justicia entre los hombres.



Vosotros, jóvenes, sois la esperanza de la Iglesia que precisamente de este modo se ve a sí misma y ve su misión en el mundo. Ella os habla de esta misión. Ello ha sido expresado en el reciente Mensaje del 1° de enero de 1985, para la celebración de la Jornada Mundial de la Paz. Este mensaje ha sido dirigido precisamente a vosotros con la convicción de que «el camino de la paz es a la vez el camino de los jóvenes» (La paz y los jóvenes caminan juntos). Esta convicción es una llamada y al mismo tiempo un compromiso; una vez más se trata de estar «siempre prontos para dar razón de vuestra esperanza a todo el que os la pidiere», sobre la esperanza que está unida a vosotros. Como veis, esta esperanza mira hacia cuestiones fundamentales y a la vez universales.



Todos vivís cada día con vuestros seres queridos. Sin embargo, este círculo se amplía gradualmente. Un número cada vez mayor de personas participa en vuestra vida, y vosotros mismos descubrís los indicios de una comunión que os une a ellos. Casi siempre ésta es una comunidad, de alguna manera diferenciada. Es diferenciada, como entreveía y declaraba el Concilio Vaticano II en su Constitución dogmática sobre la Iglesia y en la Constitución pastoral sobre la Iglesia en el mundo actual. Vuestra juventud se forma a veces en ambientes uniformes desde el punto de vista de las confesiones, a veces diferenciados en lo religioso o incluso al límite entre fe y no creencia, ya sea bajo forma de agnosticismo o de ateísmo presentado de diversos modos.



Sin embargo, parece que ante algunos problemas estas múltiples y diferenciadas comunidades de jóvenes sienten, piensan y reaccionan de manera muy parecida. Por ejemplo, parece que los une a todos ellos una actitud similar ante el hecho de que centenares de miles de hombres viven en extrema miseria e incluso mueren de hambre, mientras simultáneamente se emplean cifras vertiginosas en la producción de armas nucleares, cuyos arsenales ya en el momento presente son capaces de provocar la autodestrucción de la humanidad. Hay también otras tensiones y amenazas parecidas, a escala hasta ahora desconocida en la historia de la humanidad. De esto se habla en el citado Mensaje de Año Nuevo; por tanto, no repito tales problemas. Todos somos conscientes de que en el horizonte de la existencia de miles de millones de personas, que forman la familia humana de finales del segundo Milenio después de Cristo, parece perfilarse la posibilidad de calamidades y de catástrofes de una magnitud verdaderamente apocalíptica.

En tal situación vosotros, jóvenes, podéis preguntar justamente a las generaciones anteriores: ¿Por qué se ha llegado a esto? ¿Por qué se ha alcanzado tal grado de amenaza contra la humanidad en nuestro planeta? ¿Cuáles son las causas de la injusticia que hiere nuestra vista? ¿Por qué tantos mueren de hambre? ¿Por qué tantos millones de prófugos en diversas fronteras? ¿Tantos casos en los que son vilipendiados los derechos elementales del hombre? ¿Tantas cárceles y campos de concentración, tanta violencia sistemática y muertes de personas inocentes, tantos maltratamientos al hombre y torturas, tantos tormentos infligidos a los cuerpos humanos y a las conciencias humanas? En medio de todo esto encontramos también hombres aún jóvenes, que tienen sobre la conciencia tantas víctimas inocentes, porque se les ha inculcado la convicción de que sólo por este medio –el del terrorismo programado– se puede mejorar el mundo. Vosotros una vez más preguntáis: ¿por qué?



Vosotros, jóvenes, podéis preguntaros todo esto, es más, debéis hacerlo. Se trata, ciertamente, del mundo en que vivís hoy, y en el que deberéis vivir mañana, cuando la generación de edad más madura habrá pasado. Con razón, pues, preguntáis: ¿Por qué un progreso tan grande de la humanidad –que no puede compararse con ninguna época anterior de la historia– en el campo de la ciencia y de la técnica; por qué el progreso en el dominio de la materia por parte del hombre se dirige en tantos aspectos contra el hombre? Justamente preguntáis también, aun con miedo interior: ¿Es quizás irreversible este estado de cosas? ¿Puede ser cambiado? ¿Podremos cambiarlo nosotros?



Vosotros preguntáis justamente esto. Sí, es ésta la pregunta fundamental en el ámbito de vuestra generación.



De este modo continúa vuestro coloquio con Cristo, iniciado un día en el Evangelio. Aquel joven preguntaba: «¿Qué debo hacer para alcanzar la vida eterna?». Y vosotros preguntáis siguiendo la corriente de los tiempos en los que os encontráis por ser jóvenes: ¿Qué debemos hacer para que la vida –la vida floreciente de la humanidad– no se transforme en el cementerio de la muerte nuclear? ¿Qué debemos hacer para que no domine sobre nosotros el pecado de la injusticia universal, el pecado del desprecio del hombre y el vilipendio de su dignidad, a pesar de tantas declaraciones que confirman todos sus derechos? ¿Qué debemos hacer? Y aún más: ¿Sabremos hacerlo?



El Apóstol escribe que vosotros, jóvenes, sois fuertes con la doctrina divina, la doctrina que está contenida en el Evangelio de Cristo y se resume en la oración del «Padre nuestro». ¡Sí! Sois fuertes con esta enseñanza divina, sois fuertes con esta oración. Sois fuertes, porque ella infunde en vosotros el amor, la benevolencia, el respeto del hombre, de su vida, de su dignidad, de su conciencia, de sus convicciones y de sus derechos. Si «habéis conocido al Padre», sois fuertes con la fuerza de la hermandad humana.



Sois también fuertes en la lucha; no una lucha contra el hombre, en nombre de cualquier ideología o práctica alejada de las raíces mismas del Evangelio, sino fuertes en la lucha contra el mal, contra el verdadero mal; contra todo lo que ofende a Dios, contra toda injusticia y toda explotación, contra toda falsedad y mentira, contra todo lo que ofende y humilla, contra todo lo que profana la convivencia humana y las relaciones humanas, contra todo crimen que atenta a la vida: contra todo pecado.



El Apóstol escribe: «¡Habéis vencido al maligno!». Es así. Conviene remontarse constantemente a las raíces del mal y del pecado en la historia de la humanidad y del universo, como Cristo se remontó a estas mismas raíces en su misterio pascual de la Cruz y de la Resurrección. No hay que tener miedo de llamar por su nombre al primer artífice del mal: al Maligno. La táctica que él usaba y usa consiste en no revelarse, a fin de que el mal, sembrado por él desde el principio, reciba su desarrollo por parte del hombre, de los sistemas mismos y de las relaciones interhumanas, entre las clases y entre las naciones... para hacerse también cada vez más pecado «estructural», y dejarse identificar cada vez menos como pecado «personal» . Por tanto, a fin de que el hombre se sienta en un cierto sentido «liberado» del pecado y al mismo tiempo esté cada vez más sumido en él.



El Apóstol dice: «Jóvenes, sed fuertes»; hace falta solamente que «la Palabra de Dios permanezca en vosotros». Entonces, sed fuertes. Así podréis llegar a los mecanismos ocultos del mal, a sus raíces, y así conseguiréis cambiar el mundo gradualmente, transformarlo, hacerlo más humano, más fraterno, y al mismo tiempo, más según Dios. En efecto, no se puede separar el mundo de Dios y contraponerlo a Dios en el corazón humano. Ni se puede separar al hombre de Dios y contraponerlo a Dios. Esto sería contra la naturaleza del hombre, contra la verdad intrínseca que constituye toda la realidad. Verdaderamente el corazón del hombre está inquieto, hasta que no descansa en Dios. Estas palabras del gran Agustín nunca pierden su actualidad.
ana fedez
 
Mensajes: 136
Registrado: Mar May 08, 2012 8:24 am

Re: Invitado especial: S.S.Beato Juan Pablo II (Sem. 2 de julio)

Notapor Raul22 » Jue Jul 05, 2012 5:58 am

Hola a todos:

Sobre el Beato Juan Pablo II que decir, y más sobre la última etapa de su vida.

Yo por la Gracia de Dios tube la oportunidad de asistir a su última visita apostólica a mi país, España, en el año 2003, yo tan solo contaba con 13 años y la verdad es que fue una experiencia inolvidable, vi pasar al Papa cerca y sentí algo en mi interior. Lo volvería a repetir si se pudiera.

Pero bueno aunque yo fui a ese encuentro en Madrid aún no había vuelto del todo a la Iglesia, hecho que se produjo entre finales del 2004 y principios de 2005, y ya una vez vuelto a la vida en Cristo, me sentí muy lleno, pero el día 2 de abril de ese año fallece Juan Pablo II el Grande, y lloré muchísimo, y aún lo sigo recordando, aunque mi vida de Fe fue vivida poco con Su Pontificado.

Su últimos momentos afrontando la enfermedad son un ejemplo que debemos tomar, ya que tomó ese sufrimiento como la Cruz de Cristo y la vivió hasta el extremo del amor por todos.

Por último decir, que para mi fue una inmensa alegría conocer la fecha de su beatificación, algo que Dios quiso que ocurriese pronto. Yo ese fin de semana lo viví pegado a la tv viendo todas las retrasmiciones desde Roma.

Que el Beato Juan Pablo II interceda por nosotros y nos lleve a Dios, y que pronto le podamos ver entre el número de los Santos.
Raul22
 
Mensajes: 47
Registrado: Lun Abr 23, 2012 2:14 pm

AnteriorSiguiente

Volver a Curso Basílicas y Capillas papales

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |