Iconos de Santiago el Mayor

Conocer la importancia de la figura de Santiago el Mayor en la cultura occidental, el papel fundamental que desempeñó en la expansión del cristianismo y el culto jacobeo desde el siglo I hasta la actualidad

Fecha de inicio del curso: 1 de octubre de 2012

Fecha de finalización del curso: 21 de enero de 2013

Periodicidad de envió de las lecciones: semanal

Moderadores: Catholic.net, Ignacio S, hini, ultreio, Moderadores Animadores

Re: Iconos de Santiago el Mayor

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Jue Nov 08, 2012 1:48 pm

Iconografía en torno al culto al Apóstol

Otro punto interesante es la representación iconográfica de Santiago El Mayor, que ha dado lugar a tres tipos iconográficos:

El apóstol: se trata de las advocaciones más antiguas, donde aparece vestido con una larga túnica y sosteniendo el Nuevo Testamento en al mano derecha. Esta iconografía la podemos ver en la Catedral de Saint-Sernin de Toulouse y en el pórtico de la Catedral de Santiago de Compostela.

El peregrino:
esta nueva iconografía es consecuencia de las peregrinaciones a Compostela a partir del siglo XII y se representó a Santiago con el atuendo propio de los peregrinos, es decir, se cubre con un amplio sombrero con veneras incrustadas, se apoya en un bordón y lleva el típico zurrón y la calabaza. Esta nueva iconografía la podemos encontrar en la vieja Catedral de Salamanca y en Montserrat.

El caballero:
después de la batalla de Clavijo, que es la batalla que se libró en el monte Laturce, Logroño, en el año 844, entre las tropas de Ramiro I de Asturias y las de Abderrahmán, emir de Córdoba, en la que salió vencedora la compañía de rey asturiano y que según la tradición, con ayuda del Apóstol Santiago que aparece montado en un caballo blanco y con una bandera blanca en la mano. Vemos entonces que Santiago toma la figura de un caballero cristiano que monta en un caballo blanco y que arremete contra los moros. Esta imagen la podemos ver en Santiago de Betanzos, en la capilla de Santiago de la Catedral de Toledo, en la Catedral de Santiago y en los lienzos de Dalí, Ribalta, Tiépolo, etc.


Imagen La JMJ: Jornada Mundial de la Juventud fue instaurada por S.S. el Papa Juan Pablo II en 1984; en 1989 en Santiago de Compostela, España, S.S. Juan Pablo II. abraza la imagen de Santiago Apóstol.
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Iconos de Santiago el Mayor

Notapor J Julio Villarreal M » Vie Nov 09, 2012 11:37 am

.


Imagen


Santiago el Mayor
Pintura sobre lienzo al óleo, 1,635
Museo del Louvre, Paris, Francia.
Pintado por Alfonso Cano;


Alfonso Cano
Nació en Granada, España en 1,601.
Murió: en granada en 1,667.
Alonso Cano fue pintor, arquitecto y escultor. Por su gran versatilidad se le llamó el Miguel Ángel español.
Se formó primero con su padre, Miguel Cano, y después en el taller de Pacheco, en donde también estaba Diego Velázquez.
A partir de 1629 su actividad fue sobre todo escultórica, con la que tuvo un gran reconocimiento; de hecho, su labor como escultor, aunque escasa en número, es la más importante.
Dentro de su obra pictórica vemos que desarrolla un estilo renacentista junto a un vivo colorido de influencia veneciana. En Madrid, junto a Velázquez tenía un taller en el que restauraba las pinturas de las colecciones reales.
Sus temas fundamentales fueron religiosos, como San Francisco de Borja (1624) del Museo de Arte de Sevilla o el San Juan Evangelista (1635) de la Colección Wallace en Londres. Apenas pintó temas profanos.
Su vida fue muy tormentosa, en contraste con la dulzura de sus pinturas. Casado con una adolescente casi niña, parece ser que le causaba malos tratos. La muerte de ésta hizo que se le acusara de parricidio, aunque no se demostró.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Iconos de Santiago el Mayor

Notapor Betancourt » Jue Nov 15, 2012 10:09 am

Martirio del Apóstol Santiago

Imagen

"Martirio del Apóstol Santiago",
de Francisco Ribalta.
Quizá exista en esta obra un excesiva dosis dramatismo,
si bien, la composición es admirable,
y el tratamiento, tanto de los personajes
como de sus expresiones,
dentro de un acentuado naturalismo,
al que retornaría en su última época.


Francisco Ribalta

(Solsona, España, 1565-Valencia, 1628) Pintor español. Pasó su niñez y su juventud en Barcelona.

En Madrid, se movió en el círculo de El Escorial, el principal foco de la actividad artística de aquellos años. Se sabe que copió obras escurialenses y que se relacionó con pintores que trabajaban en el monasterio, sobre todo con Navarrete. Antes de que se cumpliera su primer año de estancia en Madrid, ya había pintado su primera obra, Preparativos de la crucifixión (1582), de clara impronta veneciana.

También por esos años contrajo matrimonio y nacieron sus hijos, dos niñas y un varón, Juan, que así mismo fue pintor. En Madrid, conoció a Lope de Vega, con quien mantuvo una estrecha amistad hasta el fin de sus días. Seguramente a través de Lope de Vega, de quien pintó un retrato, se enteró de que el arzobispo Ribera buscaba artistas para varios encargos, y ello le indujo a desplazarse en febrero de 1599 a Valencia, de donde ya no se movió hasta su muerte en 1628.

Ribalta revolucionó la pintura local de la época, de carácter un tanto dulzón, con sus figuras poderosas y fuertemente caracterizadas, y fue la personalidad más destacada de la escuela barroca valenciana. Sus primeros encargos en Valencia fueron retratos y obras religiosas, como el retablo de Santiago de Algemesí y la Santa Cena (1606), que lo consagró como pintor de prestigio.



En su producción posterior se advierte, en las obras de 1610-1612, una clara influencia de Sebastiano del Piombo, y desde 1615 aproximadamente, detalles derivados de Caravaggio. En este último período simplificó sus composiciones y acentuó un naturalismo que ya le era propio desde los inicios. San Francisco confortado por un ángel (h. 1616) y el conjunto de obras que realizó para la cartuja de Porta Coeli se cuentan entre lo mejor de la etapa final de su vida.
Yariana Betancourt
El amor de Dios es maravilloso!
http://www.francinasmile.wordpress.com
Avatar de Usuario
Betancourt
 
Mensajes: 203
Registrado: Mié Feb 17, 2010 7:45 am
Ubicación: Santo Domingo

Re: Iconos de Santiago el Mayor

Notapor J Julio Villarreal M » Vie Nov 16, 2012 12:07 pm

.


Imagen


Siglo XVI
Santiago el Mayor
Tabla, 75 x60 cm.



Alejo Fernández (h. 1475 – 1545) fue un pintor del Renacimiento español, de origen alemán, reconocido y destacado miembro de la Escuela sevillana de pintura.

No se conoce con seguridad su lugar de nacimiento; si bien en el libro de Cuentas de la Catedral de Sevilla se le cita como pintor alemán, quizá nació en España. Contrae dos veces matrimonio: la primera, con María Hernández, hija de Pedro Fernández, uno de los pintores cordobeses del momento; la segunda, con Catalina de Avilés, cuñada de Cristóbal de Cárdenas, colaborador artístico y con el que tiene gran amistad.
Formado en el estilo hispano-flamenco, lo modifica gracias a su conocimiento de la pintura renacentista italiana, especialmente de las escuelas del norte, como Lombardía y Umbría. A ello añade el estudio de estampas que circulaban por España, sobre todo alemanas, como las de Martin Schongauer. Su estilo marca toda una época de la pintura sevillana de transición al plenoRenacimiento, aunque por su tardía cronología los últimos años de su carrera coinciden con influencias del manierismo, y en especial del rafaelismo italiano en la pintura española, que dará paso en Sevilla al traído por Pedro de Campaña. La personalidad del maestro se confunde a veces con sus colaboradores e imitadores.
Al comenzar el siglo XVI, el año de 1508, llegaba a Sevilla, desde Córdoba, el gran maestro que había de imponer su estilo a los pintores sevillanos durante una generación. La escuela sevillana, hasta que el rafaelismo inició la segunda etapa renacentista, es en realidad, la escuela de Alejo Fernández. Influidos por él, desde 1520 trabajan en Sevilla toda una serie de pintores cuyas obras son, en cierto modo, consecuencia de su labor.
Alejo Fernández aparece en Córdoba en los últimos años del siglo XV. Era hijo de Leonisio (Dionisio) Garrido y de Juana Garrido, y no debió de nacer mucho después de 1475. Aunque ni su apellido ni el de sus padres permiten suponerle de origen extranjero, hay que señalar que en los libros de cuentas de la catedral de Sevilla se le cita en una ocasión como "Maestro Alexos pintor aleman". Quizás el apellido paterno sea la castellanización de alguno extranjero.
La primera fecha relativamente segura de su vida es la de su matrimonio con María Fernández, hija de Pedro Fernández, uno de los principales pintores de Córdoba, antes de 1497. María Fernández es la compañera de su vida durante más de veinte años, y la madre de sus cinco hijos, tres de ellos varones, de los cuales Sebastián Alejo es pintor también y, sin duda, uno de sus principales colaboradores. Sus méritos y probablemente su enlace con la hija del pintor Pedro Fernández, debieron de facilitarle su carrera en Córdoba: el retablo mayor del gran monasterio de San Jerónimo, obra suya, nos dice del prestigio que Alejo Fernández llegó a conquistar en aquella ciudad.
Pero el comercio de Indias, monopolizado por Sevilla, convirtió pronto a ésta en tierra de promisión de artistas y mercaderes. En 1508 era llamado por el Cabildo de la catedral sevillana para ocuparse del retablo mayor, y allí lo encontramos, poco después, establecido con su familia en la collación de San Ildefonso. Los trabajos realizados en la catedral fueron los mejores pregoneros de sus merecimientos. Los encargos no se hicieron esperar. Ya en 1509 le encomendaron dos retablos los cartujos de Santa María de las Cuevas, uno el vecino de Antequera Martín Alonso, y no tardaron en seguir otros, como el de San Juan, de Marchena; el del licenciado Ribera, para Sanlúcar; el del jurado Nicolás Martinez Durango, para la catedral; el del colegio de Santa María de Jesús, fundado por Maese Rodrigo, etc. Los costeados por el canónigo don Sancho de Matienzo extendieron su fama hasta las lejanas montañas de Burgos, y en 1522, seguramente para asuntos profesionales, tuvo que hacer un viaje a Cuenca. Jefe, sin duda, de un taller perfectamente organizado, elabora también esculturas, pero son exportadas a Portugal. Sus sueños de gloria fueron pronto realidad.
Su hacienda creció al mismo ritmo que su fama. Si al casar con María Fernández sólo poseía el joven matrimonio unos 75.000 maravedíes, a la muerte de su primera mujer, con el dinero tomado a cuenta por los trabajos en curso, cerraba sus cuentas con 800.000. Alejo Fernández era artista que sabía administrarse. Ordenado y laborioso, llevaba cuidadosamente su libro de ingresos y gastos, créditos y deudas, en el que a veces sentaban algunas partidas su hijo Sebastián y uno de sus criados. Gracias a su trabajo incesante y a su buena administración, pudo dotar a sus hijos con largueza; poseyó casa propia, esclavos indios y negros, criados, y adquirió sepultura en el claustro del convento de Dominicos de San Pablo.

Abrazo de San Joaquín y Santa Ana, de Alejo Fernández, en la catedral de Sevilla (sacristía de los cálices). El abrazo de los padres de la Virgen simbolizaba en esta época la concepción virginal de la Madre del Salvador (1)

Las escasas noticias que parecen reflejar algo de su manera de ser nos hablan en favor de su buen natural: en una ocasión asiste al bautizo del hijo de una morisca horra (liberada) y padre desconocido, y al hacer uno de sus testamentos concede la libertad a su esclava María, proporcionándole además, medios con que pueda ganarse la vida. En la imposibilidad de costear ciertas misas con una propiedad dejada a ese efecto por su mujer, entrega el producto de su venta al ya entonces famoso por sus redenciones de cautivos el Venerable Contreras, para rescatar dos que fuesen vecinos de Sevilla.
Pero a los diez años de ininterrumpidas venturas económicas, con las prosperidades materiales comienzan a mezclarse los días nefastos. Entre 1520 y 1523 pierde a su mujer, y no tarda en seguirle al sepulcro su hijo menor, niño todavía.
Alejo Fernández ha abandonado su antiguo domicilio de San Ildefonso y habita casa propia en San Pedro, junto al Corral de Morales, próximo a la plaza de Argüelles. El trabajo continúa abundante. Le ayuda su hijo Sebastián y, probablemente, en la parte decorativa, el esclavo Juan de Güejar, a quien, al sentirse morir, en agosto de 1523, le regala la libertad y útiles para dorar, con la condición de servir aún cuatro años a su hijo. Otras veces contrata los trabajos en unión de otros pintores: con uno de ellos, Cristóbal de Cárdenas, traba gran amistad. Los ingresos siguen en alza. En los cortos años de viudez transcurridos gana buenas sumas de maravedíes y, como las desgracias familiares no le han hecho perder todo su optimismo, al iniciarse el nuevo cuarto de siglo decide reanudar su vida matrimonial. El día primero de enero de 1525 firma carta de arras a favor de la cuñada de Cárdenas, Catalina de Avilés, que si no poseía el arte de escribir no le faltaron algunos maravedíes en constantes ducados de oro para el mantenimiento del nuevo hogar. Alejo Fernández debía tener unos cincuenta años.
Eran días de optimismo en Sevilla. A fines de año se esperaba la llegada de Carlos V, que en el siguiente de 1526 deseaba celebrar su boda en la capital andaluza con doña Isabel de Portugal. Alejo Fernández trabaja primero en los arcos levantados por la ciudad para recibir al César, y tiene, sin duda, parte importante en las activas labores que se realizan en la capilla mayor de la catedral para ultimar su retablo, cuya traza diera años antes. Los encargos de obras continúan sucediéndose y, poco después, tiene la satisfacción de poder dotar con generosidad a su hija menor.
Más los años corren. Alejo Fernández cumple los sesenta y su hijo Sebastián se casa también. Para desgracia del maestro, en 1539 lo ve morir, recién casado y en plena juventud. Gravemente enfermo, a principios de 1542, hace nuevo testamento. Logra recuperarse pero recae en febrero del año siguiente. Considera entonces consumidos sus días y otorga dos codicilos cediendo la obra en que está trabajando a su colaborador Juan de Mayorga. Pero no era llegada su hora. Se restablece de nuevo y vuelve a su trabajo. Tenía a su cargo el retablo mayor de San Pedro, la parroquia donde estaba avencidado hacía veinte años. La vida, sin embargo, se le agotaba. El 24 de marzo de 1545 cobraba ciertas cantidades; pero el 21 de mayo del año siguiente se pedía cuenta al mayordomo de San Pedro del ducado de oro dejado de limosna por el difunto pintor; así pues debió morir en la primavera de 1545.
http://personal.us.es/alporu/histsevill ... nandez.htm
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Iconos de Santiago el Mayor

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Lun Nov 19, 2012 12:22 pm

Santiago el Mayor, pintura

Imagen
Esta pintura es de Fray Angélico, la titulo: "Santiago el Mayor libera a Hermógenes"

El Museo de Arte Kimbell se encuentra en Fort Worth, Texas, Estados Unidos. Tiene una pequeña pero muy interesante colección. Fue inaugurado en 1972. El este Museo se encuentran hermosas representaciones pictoricas entre ellas esta de Santiago el Mayor pintada por Fray Angélico.

FRA ANGÉLICO (Vicchio nell Mugello cerca de 1400- Roma 1455).

Beato Angélico o Fray Juan de Fiésole. Beatificado por S.S.Juan Pablo II en 1984. Giorgio Vasari dice de él que "nunca levantó el pincel sin decir una oración ni pintó el crucifijo sin que las lágrimas resbalaran por sus mejillas", parece que fue el propio Vasari quien le dio el nombre de “Angélico” aunque al parecer ya se le denominaba así en 1469 pocos años después de su muerte. El hecho de ser fraile y artista le dotan de un carácter personal y original que le diferencian del resto de pintores renacentistas. Es un hombre profundamente religioso y de elevada espiritualidad y esto quedará reflejado en su obra.

Su carrera se desarrolla en Florencia donde trabaja para franciscanos y dominicos, así como para los Medici, pero también acude a Roma, donde trabaja para el Vaticano. En 1418 entra en el Convento de los Dominicos de Fiésole tomando el nombre de Giovanni da Fiésole. No se conoce quién pudiera ser su maestro, pero si que inició su carrera como iluminador de libros religiosos. De ahí paso a realizar retablos y frescos.

En 1436 se traslada junto con otros frailes al Convento de San Marcos de Florencia, recién restaurado por Michelozzo, es allí donde realiza sus frescos más importantes, decorando las paredes de las celdas de todos los frailes.

Los últimos años de su vida los pasa en Roma, donde fallece. Se encuentra enterrado en la Iglesia de Santa María Sopra Minerva

Sus inicios se enraízan con el Arte Gótico, por ello utiliza el pan de oro y realiza una pintura lineal preocupada por el dibujo y la iconografía propia del Gótico. Muestra gusto por las formas curvas, en lo que descubrimos influencia de la Escuela Sienesa del Treccento, y concretamente de Simone Martini.

Pero inicia el Renacimiento en la Pintura al dar gran peso a la ambientación y a un modelo de paisaje naturalista. La anatomía estudiada a través de los ropajes y el volumen cobra importancia, así como el estudio de la perspectiva lineal.

Las composiciones son cerradas, en ocasiones parecen inscritas en formas circulares u ovoides. Las ambientaciones muestran una arquitectura plenamente renacentista.

Su carácter optimista y busca la belleza y la armonía sobre todo, a penas realiza obras de temática trágica y cuando lo hace trata de llenarlos de un halo de paz.

Sus figuras son estilizadas, buscando la belleza y la suavidad de formas. Son en conjunto elegantes y ligeras.Utiliza un color limpio y brillante, con tonos pastel como el rosa y el azul, destacando el tono lapislázuli, pero sigue usando profusamente el pan de oro. Con ellos acentúa la espiritualidad y la expresividad en los rostros. Pinta al fresco y también sobre tabla, usando pastel o témpera. Influye sobre el resto de pintores renacentistas, pero su principal influencia es sobre Fra Filippo Lippi, Lorenzo Mónaco y Benozzo Gozzoli.

Entre sus pinturas se encuentran madonas, pasajes biblicos, Cristos,Virgenes, etc y entre nombraré algunas de ellas sin faltar la que coloque al inicio de Santiago Apóstol y su tecnica: oleo, témpera y pan de oro sobre tabla, tablas, frescos, tripticos, frisos... y se encuentran en diferentes Museos del mundo, Suiza, Francia, Italia, Vaticano.., Conventos y particulares:

“Madonna de la Humildad” (Témpera y pan de oro sobre tabla, 1418, El Hermitage, San Petersburgo, Rusia). Se trata de una de las primeras obras del artista, muy influenciada por Lorenzo Mónaco, siguiendo un estilo plenamente gótico. La Virgen muestra su humildad al estar sentada directamente sobre el suelo en lugar de estar entronizada.

“Madonna de la Humildad” (Témpera sobre tabla, 1419, Museo Nazionale di San Matteo, Pisa, Italia). De nuevo repite el tema muy apreciado en la época por encargo de la familia florentina de los Giugni, lo que nos indica que el pintor empezaba a ser muy considerado entre la sociedad florentina. Se trata de un panel perteneciente a un retablo mayor que fue desmembrado.

“Crucifixión con la Virgen, María Magdalena, San Juan Evangelista” (Témpera y pan de oro sobre tabla, 1419-1420, Colección particular). Se puede apreciar la influencia de Lorenzo Mónaco sobre Fray Angélico en la manera en que realiza la anatomía de Cristo al tiempo que da movimiento al paño de pureza, pero añade de su propia maestría al jugar con la postura de los dolientes mediante los que busca la perspectiva.

“Crucifixión” (Témpera y pan de oro sobre tabla, 1420,s, Metropolitan Museum, Nueva York, EEUU). Atribuido a Masolino hasta hace poco tiempo, hoy se considera unánime la autoría de un joven Fray Angélico de esta crucifixión. Debió formar parte de un tríptico o un díptico.

“Adoración de los Magos” (Témpera sobre tabla, 1423-1424, Abegg-Stiftung, Berna, Suiza). Muestra la maestría de Fray Angélico para focalizar la mirada del espectador en lo importante de lo representado, dejando los detalles en segundo plano.

“Retablo de Santo Domingo” (Témpera y pan de oro sobre tabla, 1423-24, Convento de Santo Domingo, Fiésole). Se trata de la primera obra importante realizada por el artista. Representa a la Virgen y el Niño junto con santo Tomás de Aquino -el más grande estudioso de la Orden-, San Bernabé, -patrón de Barnaba degli Agli, benefactor del convento, a quién se dedicó la iglesia,- Santo Domingo -fundador de la Orden- y San Pedro Mártir -primer mártir de la Orden y su predicador más elocuente-. Originalmente se trataba de un tríptico, pero fue remodelado por Lorenzo di Credi convirtiéndose en una sola tabla en 1501.

La imagen de la Virgen con el niño se sitúa en el centro, rodeada por ocho ángeles que enmarcan el trono. Su vestido cae de forma ondulada con un suave estudio de los pliegues, utiliza para él un tono azul que caracteriza el manto de gloria. El Niño, desnudo, está en movimiento para tomar las flores que su madre lleva en la mano. Los nimbos de santidad están realizados en pan de oro y marcados con un ligero relieve.

Las cinco tablas de la predela se encuentran ahora en la National Gallery de Londres. Muestran los coros de ángeles y santos adorando a Cristo. La bandera que porta Cristo es la bandera de San Jorge.

Otras tablas de santos, hoy sueltas se relacionan con el retablo original:

“San Nicolás de Bari” (Colección particular), casi con seguridad era parte del retablo de San Lorenzo antes de su reforma.

“San Miguel” (Colección Particular) casi con seguridad era parte del retablo de San Lorenzo antes de su reforma.

“San Marcos” (Musée Condé, Chantilly, Francia) casi con seguridad era parte del retablo de San Lorenzo antes de su reforma.

“San Mateo” (Musée Condé, Chantilly, Francia) casi con seguridad era parte del retablo de San Lorenzo antes de su reforma.

“San Juan Crisóstomo” (Metropolitan Museum of Art, Nueva York), se cree que también formaba parte del Retablo de San Lorenzo.

“La Anunciación y la Adoración de los Magos” (Témpera sobre tabla, 1424, Museo de San Marcos, Florencia). Realizado aún con trazas góticas con sobreutilización del pan de oro. Muestra las dos escenas superpuestas que destacan por el colorido de las vestiduras.

“San Jerónimo Penitente” (Témpera y pan de oro sobre tabla, 1424, University Art Museum, Princeton, EEUU). Los escudos de armas de los donantes, Zanobi di de Agnolo Gaddi, descendiente de los pintores Agnolo y Taddeo Gaddi y de su esposa, Maddalena Niccolò Ridolfi, están pintados en las esquinas inferiores del panel. Se trata de una pintura sencilla, destinada a la devoción privada, que destaca la figura del santo en actitud mística y que forma el eje central.

“La Madonna de la Estrella” (Témpera sobre tabla, 1424, Museo de San Marcos, Florencia). Llamada así porque la Virgen luce una estrella sobre su cabeza. Aparece abrazando a su hijo cariñosamente. En la parte superior la imagen de Cristo hombre entre dos ángeles se inclina hacia su Madre a la que corona.

“La Madonna de las uvas” (Témpera sobre tabla, 1425, Barbara Piasecka Johnson Foundation, Princeton, EEUU). Se inspira en la “Maddona con el Niño y Santa Ana” de Masaccio y Masolino.

Escena del juicio de los santos que aparece en el lateral izquierdo de la pedrela (Alte Pinakothek, Munich). En esta tabla de la Alte Pinakothek de Munich asistimos a tres escenas diferentes: la oración de los Santos a Dios, el ataque de los demonios al juez, el martirio y la salvación de los santos por Ángeles, están representadas a diferente escala lo que indica diferentes momentos en el tiempo. La perspectiva es estudiada mediante la utilización de los tonos de color, siendo el primer plano más nítido y el fondo más brumoso. La tabla que muestra la condena de San Cosme y San Damián pertenece al lateral izquierdo de la pedrela, junto a la tabla central, y se encuentra en la National Gallery of Ireland, Dublin.

Una extensa colección.

Wikipedia, Arte internacional, Google, Museos
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Iconos de Santiago el Mayor

Notapor J Julio Villarreal M » Vie Nov 23, 2012 6:38 pm

.

Imagen

Titulo: Santiago el Mayor en la batalla de Clavijo. 1660.
Artista: Juan Carreño de Miranda.
Técnica: Óleo sobre lienzo. 231 x 168 cm.
Museo de Bellas Artes de Budapest. Budapest. Hungría.



Carreño de Miranda- (Juan Carreño de Miranda).(1614-1685)
Nació en el año 1614 en Avilés (Asturias) en el seno de una familia de nobles hidalgos. Se trasladó a estudiar Madrid con los pintores Pedro de las Cuevas y Bartolomé Román, ambos pintores de la escuela madrileña, fue también discípulo de Velázquez.
Se especializó en el retrato solemne, muy austero, en tonos pardos y con fondo neutro, sin detalles ni recreación sobre adornos, joyas, fondos de paisaje o demás, y sin apenas alusiones visibles a la dignidad del retratado, que impone su status con su pose y su presencia digna. Carreño y Velázquez heredan directamente su estilo de una Escuela de retratistas muy importante, en la cual participaron Sánchez Coello y Sofonisba Anguissola.
También pintó cuadros de temática religiosa utilizando un estilo ornamental, de origen italiano, propio del barroco final, y realizó también varios frescos de asuntos mitológicos. Pintó unos frescos religiosos en la catedral de Toledo, que hablan el idioma del Barroco pleno.
Estudió la pintura veneciana y las obras de la escuela flamenca, en especial las de Rubens.
La influencia de Velázquez, así como la de Rubens y Van Dyck fue profunda.
Juan Carreño de Miranda, falleció en el año 1685.
J. J. V. M.
"Qué el Espíritu Santo nos ilumine el camino y la Santísima Virgen María nos cubra y proteja con su manto".
Avatar de Usuario
J Julio Villarreal M
 
Mensajes: 1182
Registrado: Lun Ene 09, 2012 12:13 pm

Re: Iconos de Santiago el Mayor

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Sab Nov 24, 2012 11:03 am

Imagen

Buscando iconos de Santiago el Mayor encontré este cartel que es de: una Exposición de Pintura de Santiago el Mayor, que se llevo a cabo del día 1o. de diciembre del 2011 al 29 de enero de este año 2012, en la Galera: "UN ENFOQUE PERSONAL", en Segovia España.

En esta Galera, se encuentran: exposiciones, de arte, fotografia...

EXPOSICIÓN DE PINTURA DE SANTIAGO MAYOR
Del 1 de Diciembre de 2011 al 29 de Febrero de 2012

Galería Un Enfoque Personal

Calle Marqués del Arco, 30


40003 - Segovia
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Iconos de Santiago el Mayor

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Sab Nov 24, 2012 4:50 pm

En la Parroquia Matriz del Apostol Santiago, se conserva parte de un antiguo retablo a pincel, dominando el color rojo, en la vestimenta de las personas, entre ellas Santiago Apóstol y es conocido como: Tríptico de Santiago, que recoge la vida del Santo Patrón de España.

Se desconoce el autor, de este retablo; por su apariencia es muy antiguo y de esilo realista.

Imagen
Tríptico de Santiago. Parroquia Matriz del Apóstol Santiago en Los Realejos, Tenerife.
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Anterior

Volver a Tras las huellas de Santiago el Mayor

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Doksap37, Google [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |