Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuositate

El Papa Benedicto XVI ha pedido que durante este año se reconozca La vigencia y valor del Concilio Vaticano II y se profundice en el conocimiento de sus principales documentos. Acudiendo a la solicitud del Santo padre presentamos:

Curso: Para conocer el Concilio Vaticano II

Objetivo: Conocer y profundizar sobre el contenido y la recta interpretación de los documentos del Concilio Vaticano II.

Fecha de inicio: 13 de Octubre de 2012
Fecha final: 19 enero de 2013

Autor y asesor del curso: José Miguel
Director del sitio web Apologeticacatolica.org

Moderadores: monik, Catholic.net, josé miguel arráiz, Ikari, Moderadores Animadores

Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuositate

Notapor Catholic.net » Sab Dic 01, 2012 1:34 pm

Ad Gentes y Apostolicam Actuositatem

Ad Gentes

El Concilio Vaticano II ha dedicado un documento exclusivamente a la misión ad gentes. No podía ser de otro modo, ya que como ha explicado el Papa Benedicto XVI respecto a la naturaleza misma de la Iglesia:

"La Iglesia existe para evangelizar. Fieles al mandato del Señor Jesucristo, sus discípulos fueron por el mundo entero para anunciar la Buena Noticia, fundando por todas partes las comunidades cristianas."

"También en nuestro tiempo el Espíritu Santo ha suscitado en la Iglesia un nuevo impulso para anunciar la Buena Noticia, un dinamismo espiritual y pastoral que ha encontrado su expresión más universal y su impulso más autorizado en el Concilio Ecuménico Vaticano II. Este renovado dinamismo de evangelización produce un influjo beneficioso sobre las dos «ramas» especificas que se desarrollan a partir de ella, es decir, por una parte, la missio ad gentes, esto es el anuncio del Evangelio a aquellos que aun no conocen a Jesucristo y su mensaje de salvación; y, por otra parte, la nueva evangelización, orientada principalmente a las personas que, aun estando bautizadas, se han alejado de la Iglesia, y viven sin tener en cuenta la praxis cristiana."(67)


De esta manera, el decreto establece las pautas, normas, deberes y derechos de los cristianos respecto a su actividad misionera.

Composición

Está formada por un proemio, seis capítulos y su conclusión. En el capítulo 1 se describe la acción misionera propiamente dicha, por el testimonio, la predicación y la formación de la comunidad eclesial. Está ricamente fundamentado en la Escritura, y abunda en los textos bíblicos sobre los cuales está basada la actividad misionera (68).

El capítulo 2 se dedica completamente a la obra misionera de la Iglesia que incluye: el testimonio cristiano, la predicación del evangelio, la reunión del pueblo de Dios y la formación de la comunidad cristiana,

En el capítulo 3 se señala la importancia y el proceso de construir o implantar las Iglesias particulares, las cuales deben representar lo mejor que puedan a la Iglesia universal, y tener siempre presente que han sido enviadas también a aquellos que no creen en Cristo y que viven en el mismo territorio, para servirles de orientación con el testimonio de la vida de cada uno de los fieles y de toda la comunidad.

En el capítulo 4 se trata la vocación y formación de los misioneros. Se aborda su espiritualidad junto con su formación espiritual y moral y de cómo debe estar sólidamente fundamentada en la Escritura, abarcar la universalidad de la Iglesia y la diversidad de los pueblos.

En el capítulo 5 se dan normas para una coordinación de la actividad misionera de manera que se puedan conseguir los fines y los efectos propuestos, y tengan todos los misioneros "un solo corazón y una sola alma"(69) .

En el capítulo 6 se insta a la cooperación por parte de todas las vocaciones e instituciones eclesiales, así como los deberes los obispos, sacerdotes, comunidades cristianas, institutos de perfección y laicos en general.

Contenido

Entre algunos puntos del decreto que es oportuno analizar en más detalles está el recordarnos que a todos los cristianos sin excepción "incumbe el deber de propagar la fe según su condición"(70) , deber que tienen que cumplir primero los obispos, presididos por el Papa, con la oración y cooperación de toda la Iglesia, y que es único e idéntico en todas partes y en todas las condiciones, aunque no se realice del mismo modo según las circunstancias (71).

Nos recuerda también la importancia del cumplimiento de este deber, ya que es la Iglesia la que contiene "en sí la totalidad o la plenitud de los medios de salvación"(72) . De esta manera, sin dejar de reconocer los elementos verdaderos que pueden encontrarse en otras religiones, desconoce su valor salvífico en cuanto a tales. Se trataba de una de las cuestiones que más habían influido en las crisis de las misiones, y por lo cual el Concilio afirma que ello no disminuye la absoluta necesidad de la Iglesia y de su misión (tanto respecto a los individuos como respecto a las religiones). Todo cristiano debe tener claro que Iglesia no es superflua sino radicalmente necesaria.

Todo esto lo hace por medio de una visión histórico-salvífica y trinitaria tomando el planteamiento de la Constitución Dogmática sobre la Iglesia, Lumen Gentium, en la que se sitúa a la Iglesia en el corazón del plan salvífico del plan de Dios, de manera que si toda la Iglesia es misionera, todos los miembros del pueblo de Dios debemos asumir nuestra propia responsabilidad..

El decreto también nos recuerda como elemento indispensable y fundamental para la evangelización, el testimonio de vida y de cómo debe estar presente donde quiera que vivamos, de manera que todos los demás, al observar nuestra conducta y obras, glorifiquen a Dios y perciban, cabalmente, el sentido auténtico de la fe cristiana (73). Como diría más adelante el Papa Juan Pablo II: "El verdadero misionero es el santo" (74)

Continuidad del Magisterio Conciliar respecto a la Ad Gentes

Un importante documento en plena continuidad con la declaración Ad Gentes es la encíclica Redemptoris missio del Papa Juan Pablo II, en la cual, aunque se reconocen los frutos misioneros del Concilio (75) se advierten también obstáculos que han debilitado el impulso de actividad misionera. En esta memorable encíclica nos invitó a renovar el compromiso misionero, siempre en compañía del Magisterio:

" No obstante, en esta « nueva primaveras del cristianismo no se puede dejar oculta una tendencia negativa, que este Documento quiere contribuir a superar: la misión específica ad gentes parece que se va parando, no ciertamente en sintonía con las indicaciones del Concilio y del Magisterio posterior. Dificultades internas y externas han debilitado el impulso misionero de la Iglesia hacia los no cristianos, lo cual es un hecho que debe preocupar a todos los creyentes en Cristo. En efecto, en la historia de la Iglesia, este impulso misionero ha sido siempre signo de vitalidad , así como su disminución es signo de una crisis de fe.

A los veinticinco años de la clausura del Concilio y de la publicación del Decreto sobre la actividad misionera Ad gentes y a los quince de la Exhortación apostólica Evangelii nuntiandi, del Papa Pablo VI, quiero invitar a la Iglesia a un renovado compromiso misionero, siguiendo al respecto el Magisterio de mis predecesores... En efecto, la misión renueva la Iglesia, refuerza la fe y la identidad cristiana, da nuevo entusiasmo y nuevas motivaciones. ¡La fe se fortalece dándola! La nueva evangelización de los pueblos cristianos hallará inspiración y apoyo en el compromiso por la misión universal."


El decreto sobre la actividad misionera de la Iglesia fue aprobado definitivamente el 7 de diciembre de 1965 con 2394 placet y 5 non placet.


Lecturas complementarias

Juan Pablo II, Redemptoris missio, sobre la permanente Validez del Mandato Misionero
http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/encyclicals/documents/hf_jp-ii_enc_07121990_redemptoris-missio_sp.html

Benedicto XVI, Homilía en la plaza de San Pedro el 7 de Octubre del 2012
http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/homilies/2012/documents/hf_ben-xvi_hom_20121007_apertura-sinodo_sp.html


Apostolicam Actuositatem

Un Concilio que, como el Vaticano II, aspiraba renovar la vida de la Iglesia, no podía dejar de dedicar una atención especial al apostolado de los laicos, bautizados que compartimos con los demás hombres las condiciones ordinarias de la existencia (76). Y es que la evolución general de la vida de la Iglesia y el desarrollo de diversas iniciativas apostólicas y espirituales surgidas en décadas anteriores al Concilio habían evidenciado el valor cristiano de la condición y misión laicales.

Nace de aquí el decreto Apostolicam Actuositatem, promulgado el 18 de Noviembre de 1965 con 2340 placets de 2342 votantes para dar un espaldarazo definitivo al apostolado de los laicos, que es fuerza y motor de innumerables iniciativas dentro de la Iglesia, y que juega un importante papel para su futuro.

Composición

La declaración está formada por un proemio, seis capítulos y una exhortación final a manera de conclusión. En el capítulo 1 se aborda el tema de la vocación de los laicos al apostolado y como se impone a todos los fieles cristianos la noble obligación de trabajar para que el mensaje divino de la salvación sea conocido y aceptado por todos los hombres en cualquier lugar de la tierra

En el capítulo 2 es de particular importancia porque se detiene a analizar los fines que se pretenden lograr con el apostolado, y para ello nos recuerda la doctrina tradicional sobre el reinado social de Cristo en la tierra. Dice a este respecto el decreto:

"La obra de la redención de Cristo, que de suyo tiende a salvar a los hombres, comprende también la restauración incluso de todo el orden temporal. Por tanto, la misión de la Iglesia no es sólo anunciar el mensaje de Cristo y su gracia a los hombres, sino también el impregnar y perfeccionar todo el orden temporal con el espíritu evangélico. Por consiguiente, los laicos, siguiendo esta misión, ejercitan su apostolado tanto en el mundo como en la Iglesia, lo mismo en el orden espiritual que en el temporal: órdenes que, por más que sean distintos, se compenetran de tal forma en el único designio de Dios, que el mismo Dios tiende a reasumir, en Cristo, todo el mundo en la nueva creación, incoactivamente en la tierra, plenamente en el último día (77)"

De esta manera el Concilio invita a los laicos a enfrentar los diversos problemas de la actualidad, junto con los errores gravísimos que se presenten, aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos. Esta restauración del orden temporal que se refiere a los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política (78), las relaciones internacionales, etc., la declara el Concilio por tanto una obligación:

"Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo"(79)

En el capítulo 3 trata de los distintos campos en el apostolado laical, entre los cuales están principalmente las comunidades de la Iglesia, la familia, la juventud, el ámbito social, el orden nacional e internacional, etc. Resalta de manera especial la parroquia, por presentar un modelo clarísimo del apostolado comunitario y reducir a la unidad todas las diversidades humanas.

Pero si el capítulo anterior abordaba los campos del apostolado, el capítulo 4 aborda sus diversas formas, tanto individual como comunitario, y cuyo propósito también puede ser muy variado, ya sea el de proponerse el fin general apostólico de la Iglesia, buscar de un modo especial los fines de evangelización y de santificación; el fin de lograr la inspiración cristiana del orden social (80); otras en cambio el de centrarse en dar testimonio de Cristo, especialmente por las obras de misericordia y de caridad.

En el capítulo 5 se aborda el orden que debe imperar en los distintos apostolados de la Iglesia, sus relaciones con la jerarquía eclesiástica, así como la ayuda que debe recibir de ella. Se aborda finalmente la cooperación que debe haber con otros cristianos no católicos y con los no cristianos.

En el capítulo 6 trata el importante tema de la formación, comenzando por la necesidad de formación para el apostolado, sus principios, a quien pertenece la tarea de formar a otros para el apostolado, su adaptación a las distintas formas de apostolado y sus distintos medios de formación.

Como otros documentos del Concilio debe ser leído teniendo como trasfondo la Constitución Dogmática Lumen Gentium y cuanto en ella se afirma sobre la naturaleza y misión de la Iglesia, contemplando la Iglesia ante todo como Pueblo de Dios al que Cristo confía la tarea de comunicar al mundo entero el mensaje de salvación. Todo cristiano, en cuanto miembro del pueblo mesiánico, participa de la común dignidad de hijo de Dios y está, en Cristo y por él Espíritu Santo dotado de misión. Como resume el propio Decreto en la frase "hay en la Iglesia diversidad de ministerios, pero unidad de misión". Nadie es, en la Iglesia, sujeto o receptor meramente pasivo: todos y cada uno en su lugar de acuerdo con su vocación específica, son y han de sentirse corresponsables.


Continuidad del Magisterio Conciliar respecto a la Apostolicam Actuositatem

Un importante documento en plena continuidad con la declaración Apostolicam Actuositatem es la exhortación apostólica Christifideles laici del Papa Juan Pablo II, cuya finalidad es tratar la vocación y misión de los laicos a los veinte años del Concilio Vaticano II. Ambos documentos deben ser leídos conjuntamente.

A manera de conclusión y de reflexión, la lectura de estos documentos nos da ocasión para preguntarnos si como cristianos bautizados hemos tomado conciencia de nuestro deber de servir a Dios en su Iglesia. ¿Podremos decir junto con San Pablo: "He competido en la noble competición, he llegado a la meta en la carrera, he conservado la fe. Y desde ahora me aguarda la corona de la justicia que aquel Día me entregará el Señor, el justo Juez; y no solamente a mí, sino también a todos los que hayan esperado con amor su Manifestación"?.


Bibliografía

Conferencia Episcopal Española
Concilio Ecuménico Vaticano II, Constituciones, Decretos y declaraciones
Biblioteca de Autores Cristianos, 526


Notas:

67. Benedicto XVI,Homilía , 7-10-2012

68. Mateo 10,1-42; 28,18; Marcos 3,13; 16,15-16; Juan 20,21; Hechos 1,4-8; Efesios 6,4-6, etc.

69. Ad Gentes, 30

70.Ibid., 23

71.Ibid. 6

72.Ibid.

73.Ibid., 11

74.Juan Pablo II, Redemptoris missio 89

75.Ibid., 2

76. El Catecismo de la Iglesia Católica, citando el Código de derecho canónico explica el significado de la palabra Laico:
"Por institución divina, entre los fieles hay en la Iglesia ministros sagrados, que en el derecho se denominan clérigos; los demás se llaman laicos" CEC 934

77.Apostolicam Actuositatem, 5

78.Ibid., 7

79.Ibid.

80.Lo que antes se mencionó respecto al reinado social de Cristo en la tierra.


Lecturas complementarias

Juan Pablo II, Exhortación apostólica Christifideles Laici
http://www.vatican.va/holy_father/john_paul_ii/apost_exhortations/documents/hf_jp-ii_exh_30121988_christifideles-laici_sp.html


Preguntas de reflexión que debes responder en los foros del curso

Antes de responder estas preguntas se recomienda leer:

Ad Gentes
http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decree_19651207_ad-gentes_sp.html

Apostolicam Actuositatem
http://www.vatican.va/archive/hist_councils/ii_vatican_council/documents/vat-ii_decree_19651118_apostolicam-actuositatem_sp.html


1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?

4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?


Nota: Si aún no estás registrado en los foros sigue las indicaciones de la guía práctica que se ofrece al final de esta lección.



Dedica 5-10 minutos cada día para leer el Concilio y el Catecismo en el Año de la fe. Concilio y Catecismo: Leyendo los documentos fundamentales para el año de la Fe
http://concilioycatecismo.com/


Consultorio virtual de José Miguel Arráiz
http://www.es.catholic.net/consultas/consulta.php?id=239&com=1%3Cbr%3E


Escucha y descarga el audio de esta lección.

Este servicio es posible gracias a la colaboración de Mauricio Israel Pérez director de semillasparalavida.org

http://podcast.catholic.net/episodios.php?id=73
Mayra Novelo de Bardo
Dirección


Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, cómo debo obrar para el bien de los hombres, de la Iglesia y el triunfo de Cristo.
Avatar de Usuario
Catholic.net
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 379
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Tema 8: Decretos Parte I

Notapor Mariluisa9 » Sab Dic 01, 2012 4:32 pm

1. Establece pautas, normas , deberes y derechos de los cristiaos respecto a su actividad misionera.
2. La misión de la Iglesia no es sólo anunciar el Evangelio y su gracias a los hombres, sino tamibén impregnar y perfeccionar el orden temporal con espíritu evangélico.
3. Cristo es el único salvador de la humanidad; el único en condiciones de revelar a çDiios y guiar hacia Dios. Para todos la salvación no puede venir m´s que de Jesucristo. La primera beneficiaria de la salvación es la Iglesia adquirida con la Sangre de Cristo (Redemptoris missio, Juan Pablo II).
4. A toda la Iglesia, colmenzando por los obispos y terminando por los laicos.
5. Invita a los laicos a enfrentar los problemas actuales, junto con los errores gravísimos que se presenten, aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos.
Gracias y que Dios les bendiga. Mariluisa
Mariluisa9
 
Mensajes: 32
Registrado: Lun Abr 23, 2012 4:33 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I

Notapor GOS » Sab Dic 01, 2012 4:48 pm

1. Establece las pautas, normas, deberes y derechos de los cristianos respecto a su actividad misionera.
2. Como explicó el papa Benedicto XVI: La Iglesia existe para evangelizar. Fieles al mandato de nuestro Señor Jesucristo, sus discípulos fueron por el mundo entero para anunciar la Buena Noticia, fundando por todas partes comunidades cristianas. En nuestros tiempos el Espíritu Santo impulsa a la Iglesia a anunciar la Buena Nueva en dos ramas: la primera es el anuncio del Evangelio a aquellos que no conocen a Jesucristo y su mensaje de salvación; y por otra parte la nueva evangelización orientada a los bautizados que se han alejado.
3. Si, pero no contienen en si la totalidad o la plenitud de los medios de salvación. Todo cristiano debe tener claro que la Iglesia es radicalmente necesaria.
4. La misión de la Iglesia no es solo anunciar el mensaje de Cristo y su gracia a los hombres sino también el impregnar y perfeccionar todo el orden temporal. Por consiguiente los laicos ejercitan su apostolado tanto en el mundo como en la Iglesia.
5. Aplicando convenientemente los principios cristianos en los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones; las instituciones de la comunidad política y relaciones internacionales.
GOS
 
Mensajes: 16
Registrado: Dom Sep 30, 2012 5:11 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I

Notapor tralalá » Sab Dic 01, 2012 9:08 pm

Nueva tanda de respuestas, me parece que desde una buena comprensión de textos.
1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?
La declaración apostólica Ad Gentes es acerca de la actividad misionera de la Iglesia. Su propósito fue delinear los principios de la actividad misional y reunir las fuerzas de todos los fieles para que el Pueblo de Dios, caminando por la estrecha senda de la cruz, difunda por todas partes el reino de Cristo.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
La actividad misionera de la Iglesia es muy importante porque es obligada continuación de la predicación de los apóstoles que recibieron el mandato de Cristo mismo: “Id por todo el mundo y anunciad el Evangelio”.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
Siempre es necesario que de una u otra manera más o menos visible, estemos unidos a la Iglesia para nuestra salvación.

4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
Esta tarea es obligación de toda la Iglesia porque la obra de Redención de Cristo que es para salvar a los hombres comprende la restauración del orden temporal.

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?
El Concilio recomienda con urgencia los modos de evangelización más propiamente caritativos ya que con ellos se puede y se debe llegar a todos los hombres y necesidades.
Donde haya hombres que carecen de comida y bebida, de vestidos, de hogar, de medicinas, de trabajo, de instrucción, de los medios necesarios para llevar una vida verdaderamente humana, que se ven afligidos por las calamidades o por la falta de salud, que sufren en el destierro o en la cárcel, allí debe buscarlos y encontrarlos la caridad cristiana, consolarlos con cuidado diligente y ayudarlos con la prestación de auxilios.
Muchas gracias. Tralalá
Todo sea para la mayor honra y gloria de DIOS por
amor a Jesús, María y José.
Imagen
Acompáñennos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.
Avatar de Usuario
tralalá
 
Mensajes: 8780
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Argentina

Re: Tema 8: Decretos Parte I

Notapor mariaines » Dom Dic 02, 2012 12:25 pm

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?
Trata AG de la Mision ad gentes ya que la naturaleza de la Iglesia es misionera.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
Porque es la Iglesia misionera ya que recibio el mandato del Señor de evangelizar a todos.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
Sin dejar de reconocer los elementos verdaderos que pueden encontrarse en otras religiones, desconoce su valor salvífico en cuanto a tales. Se trataba de una de las cuestiones que más habían influido en las crisis de las misiones, y por lo cual el Concilio afirma que ello no disminuye la absoluta necesidad de la Iglesia y de su misión (tanto respecto a los individuos como respecto a las religiones). Todo cristiano debe tener claro que Iglesia no es superflua sino radicalmente necesaria.

4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
A toda la Iglesia, no solo a los obispos y sacerdote sino a todos los bautizados.
"La obra de la redención de Cristo, que de suyo tiende a salvar a los hombres, comprende también la restauración incluso de todo el orden temporal. Por tanto, la misión de la Iglesia no es sólo anunciar el mensaje de Cristo y su gracia a los hombres, sino también el impregnar y perfeccionar todo el orden temporal con el espíritu evangélico. Por consiguiente, los laicos, siguiendo esta misión, ejercitan su apostolado tanto en el mundo como en la Iglesia, lo mismo en el orden espiritual que en el temporal: órdenes que, por más que sean distintos, se compenetran de tal forma en el único designio de Dios, que el mismo Dios tiende a reasumir, en Cristo, todo el mundo en la nueva creación, incoactivamente en la tierra, plenamente en el último día (AA 77)"

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?
El Concilio invita a los laicos a enfrentar los diversos problemas de la actualidad, junto con los errores gravísimos que se presenten, aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos. Esta restauración del orden temporal que se refiere a los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política (78), las relaciones internacionales, etc., la declara el Concilio por tanto una obligación:

"Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo"(79)
mariaines
 
Mensajes: 518
Registrado: Dom Ene 31, 2010 9:58 am

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor tamy100 » Dom Dic 02, 2012 2:55 pm

Preguntas de reflexión que debes responder en los foros del curso

Ad Gentes
http://www.vatican.va/archive/hist_coun ... es_sp.html

Apostolicam Actuositatem
http://www.vatican.va/archive/hist_coun ... em_sp.html

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?
R/ Sobre la actividad misionera de la Iglesia

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
R/ La misión de Jesús continúa en la de sus propios enviados, los Doce, que por esta razón llevan el nombre de apóstoles. En efecto, la misión de los Apóstoles enlaza de la forma más estrecha con la de Jesús: "Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo" (Jn 20, 21). Esta palabra ilümina el sentido profundo del envío final de los Doce por Cristo Resucitado: "Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación" (Mc 16, 15; cfr. Mt 28, 19-20). La misión de Jesús alcanzará así a todos los hombres gracias a la misión de sus Apóstoles que continúa operante en la misión de la Iglesia de todos los tiempos, ya que los Doce fueron el inicio de todo el Pueblo de Dios, del conjunto de los creyentes y de sus pastores auténticos: "Los apóstoles fueron los gérmenes del Nuevo Israel y, al mismo tiempo, el &rigen de la jerarquía sagrada" (AG 5).
Para cumplir su misión, los Apóstoles y todos los que anuncian el Evangelio no están solos y abandonados a sus propias fuerzas, sino que la realizan con la fuerza del Espíritu: "Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra" (Hch 1, 8; cfr. Jn 20, 21ss; 1 P 1, 12). La misión del Espíritu es así inherente al misterio mismo de la Iglesia, cuando ésta anuncia la palabra para cumplir la misión recibida de Jesús. La misión del Espíritu, que da testimonio de Jesús Resucitado (Jn 15, 26), viene a ser así el centro de la experiencia cristiana y el "alma de la Iglesia".

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
R/ El Catecismo en su resumen de este tema dice: “La Iglesia es, en este mundo, el sacramento de la salvación, el signo y el instrumento de la comunión con Dios y entre los hombres” (Ver Catecismo de la Iglesia Católica #780).
Esta ha sido la posición de la Iglesia desde sus comienzos y durante sus dos milenios de existencia. Sin embargo, si bien en forma general se dice que es necesaria la pertenencia a la Iglesia Católica para la salvación, el Catecismo explica lo siguiente en un capítulo que titula “Fuera de la Iglesia no hay salvación”:
Entendida esta afirmación “de modo positivo significa que toda salvación viene de Cristo-Cabeza por la Iglesia que es su Cuerpo”. Es decir, quien se salve, dentro o fuera de la Iglesia, se salva por la gracia de Cristo y a través de su Iglesia.
Sin embargo, la afirmación de que no hay salvación fuera de la Iglesia no se refiere a los que, sin culpa suya no conocen a Cristo y a la Iglesia por El fundada. Y, citando nuevamente al Concilio, nos dice el Catecismo que si éstos “buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia, pueden conseguir la salvación eterna.
4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
R/ Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo… la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales…

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?
R/ Invita a vivir de manera cristiana en cada uno de los ambientes donde cada uno se encuentre, a enfrentar con madurez y sabiduría los problemas sociales que se viven a diario y a asumir con valentía la responsabilidad que se tiene de dar testimonio del Dios vivo!
tamy100
 
Mensajes: 47
Registrado: Lun Ago 20, 2012 3:21 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor NELSON » Dom Dic 02, 2012 4:57 pm

SOLUCIÓN A PREGUNTAS TEMA 08

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?

La declaración apostólica Ad Gentes trata y establece las pautas, normas, deberes y derechos de los cristianos respecto a su actividad misionera.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
La actividad misionera de la Iglesia es importante por el testimonio cristiano, la predicación del evangelio, la reunión del pueblo de Dios y la formación de la comunidad cristiana y porque es importante en el proceso de construir o implantar las Iglesias particulares, las cuales deben representar lo mejor que puedan a la Iglesia universal, y tener siempre presente que han sido enviadas también a aquellos que no creen en Cristo y que viven en el mismo territorio, para servirles de orientación con el testimonio de la vida de cada uno de los fieles y de toda la comunidad.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
No, se desconoce su valor salvífico en cuanto a tales. Se trataba de una de las cuestiones que más habían influido en las crisis de las misiones, y por lo cual el Concilio afirma que ello no disminuye la absoluta necesidad de la Iglesia y de su misión (tanto respecto a los individuos como respecto a las religiones). Todo cristiano debe tener claro que Iglesia no es superflua sino radicalmente necesaria.
Todo esto lo hace por medio de una visión histórico-salvífica y trinitaria tomando el planteamiento de la Constitución Dogmática sobre la Iglesia, Lumen Gentium, en la que se sitúa a la Iglesia en el corazón del plan salvífico del plan de Dios, de manera que si toda la Iglesia es misionera, todos los miembros del pueblo de Dios debemos asumir nuestra propia responsabilidad.

4. ¿A quiénes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
Corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo a LOS LAICOS.
Por consiguiente, los laicos, siguiendo esta misión, ejercitan su apostolado tanto en el mundo como en la Iglesia, lo mismo en el orden espiritual que en el temporal: órdenes que, por más que sean distintos, se compenetran de tal forma en el único designio de Dios, que el mismo Dios tiende a reasumir, en Cristo, todo el mundo en la nueva creación, incoativamente en la tierra, plenamente en el último día.

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?
Invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden: aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos. Esta restauración del orden temporal que se refiere a los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales, etc., la declara el Concilio por tanto una obligación:
"Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo".
NELSON LÓPEZ BUITRAGO - COLOMBIA
nelsonlopezbuitrago@gmail.com
NELSON
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Sep 29, 2009 6:58 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor marisa725 » Lun Dic 03, 2012 1:07 am

1.- ¿ De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes ?
Trata sobre la actividad misionera de la Iglesia. Delinea los principios de la actividad misional y reune las fuerzas de todos los fieles para que el Pueblo de Dios, caminando por la estrecha senda de la cruz, difunda por todas partes el reino de Cristo, Señor, y prepara los caminos a su venida.

2.- ¿ Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia ?
La actividad misionera de la Iglesia es importante porque Cristo fundó su Iglesia como sacramento de salvación y envió a los Apóstoles a todo el mundo como Él había sido enviado por el Padre ( cf Jn, 20, 21 ) ordenándoles: " id, pues, enseñad a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo: enseñándoles a observar todo cuanto yo os he mandado ( Mt 28, 19 s ).

3.- ¿ Qué existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación ?
Que existan elementos de verdad en otras religiones, no significa que tengan algún valor salvífico.
La Iglesia Católica, siempre es necesaria para la salvación; fue enviada por Dios a las gentes, para ser instrumento de la salvación, La Iglesia existe para evangelizar con un renovado dinamismo espiritual, para:
- Anunciar el Evangelio
- La Nueva Evangelización o sea los bautizados alejados de la Iglesia.
Las misiones pueden y deben dar testimonio al menos de la caridad y bondad de Cristo con paciencia, prudencia y mucha confianza, preparando así los caminos del Señor y hacerlo presente de algún modo.

4.- ¿ A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo ?
Les corresponde trabajar a toda la Iglesia: cabeza y miembros ( los laicos ). El apostolado de los laicos surge de su misma vocación cristiana que nunca puede faltar en la iglesia. Sin la ayuda de los laicos, la Iglesia a duras penas podría estar presente y trabajar.
El apostolado se ejerce en la fe, en la esperanza y en la caridad, que derrama el Espíritu Santo en los corazones de todos los miembros de la Iglesia. Más aún, el precepto de la caridad, que es el máximo mandamiento del Señor, urge a todos los cristianos a procurar la gloria de Dios por el advenimiento de su reino, y la vida eterna para todos los hombres: que conozcan al único Dios verdadero y a su enviado Jesucristo ( cf, Jn, 17, 3 )

5.- ¿ Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden ?
Invita de ésta manera:
a.- Con el apostolado de los laicos, que surge de su misma vocación cristiana
b.- Las circunstancias actuales piden un apostolado mucho más intenso y más amplio; porque aumenta el nímero de hombres, el progreso de las ciencias, de la técnica, las relaciones estrechas entre los hombres , cierta separación del orden ético y religioso y con gran peligro de la vida cristiana, los sacerdotes son muy escasos en muchas regiones, algunos sacerdotes se ven privados de libertad en su ministerio. Sin ayuda de los laicos, la Iglesia, no podría trabajar y estar presente. Prueba de ésta múltiple y urgente necesidad, y respuesta feliz, es la acción del Espíritu Santo, que impele hoy a los laicos más y más conscientes de su responsabilidad, y los inclina en todas partes al Servicio de Cristo y de la Iglesia.
c.- La fe católica, hay que exponerla con más profundidad y con más rectitud, para que tanto por la forma como por las palabras, puedan ser cabalmente comprendidas por los hermanos separados.
marisa725
 
Mensajes: 234
Registrado: Mié Sep 30, 2009 11:10 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor Federico Santos » Lun Dic 03, 2012 6:23 am

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?
De la actividad misionera de la Iglesia.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
Porque la Iglesia por naturaleza es misionera, es parte de su esencia, de lo que le da identidad, existe para misionar, para evangelizar.
Por medio de la misión la Iglesia se consolida, se fortalece y se extiende.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
La salvación sólo viene por Jesucristo, sin embargo él quiso confiarla a su Iglesia. La Iglesia es la mediación humana de la salvación por ello siempre será necesaria.

4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
A toda la Iglesia: así leemos en Apostolicam actuositatem 7. Sin embargo este mismo número dice poco más adelante: Es necesario…que los laicos tomen como obligación suya la restauración del orden temporal, y que, conducidos por la luz del Evangelio y por la mente de la Iglesia, y movidos por la caridad cristiana, obren directamente y en forma concreta en dicho orden.

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?
Aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos.
Federico Santos
 
Mensajes: 36
Registrado: Lun Abr 16, 2012 1:32 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor osdalifernandez » Lun Dic 03, 2012 11:07 am

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes? El decreto establece las pautas, normas, deberes y derechos de los cristianos respecto a su actividad misionera.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia? Porque es el modo de dar testimonio, predicar y formar comunidades eclesiales. Es la forma de llevar la Buena Nueva a los demás sean cristianos o no lo sean. Todos los bautizados estamos llamados a compartir nuestra fe para así fortalecerla.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación? No, es la Iglesia la que contiene "en sí la totalidad o la plenitud de los medios de salvación" . De esta manera, sin dejar de reconocer los elementos verdaderos que pueden encontrarse en otras religiones, desconoce su valor salvífico en cuanto a tales. El Concilio afirma que ello no disminuye la absoluta necesidad de la Iglesia y de su misión (tanto respecto a los individuos como respecto a las religiones). Todo cristiano debe tener claro que la Iglesia no es superflua sino radicalmente necesaria.

4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo? Es un deber que tienen que cumplir primero los obispos, presididos por el Papa, con la oración y cooperación de toda la Iglesia, y que es único e idéntico en todas partes y en todas las condiciones, aunque no se realice del mismo modo según las circunstancias .La Iglesia está en el corazón del plan salvífico de Dios, de manera que si toda la Iglesia es misionera, todos los miembros del pueblo de Dios debemos asumir nuestra propia responsabilidad… Parte fundamental de ser misionero es el testimonio de vida y de cómo debe estar presente Dios donde quiera que vivamos, de manera que todos los demás, al observar nuestra conducta y obras, glorifiquen a Dios y perciban, cabalmente, el sentido auténtico de la fe cristiana . Como diría más adelante el Papa Juan Pablo II: "El verdadero misionero es el santo".

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden? el Concilio invita a los laicos a enfrentar los diversos problemas de la actualidad, junto con los errores gravísimos que se presenten, aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos. Esta restauración del orden temporal que se refiere a los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales, etc., la declara el Concilio por tanto una obligación:

"Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo".
osdalifernandez
 
Mensajes: 16
Registrado: Mar Oct 16, 2012 9:32 am

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor saulo78 » Lun Dic 03, 2012 12:23 pm

1. ¿A qué tipo de libertad religiosa se refiere la Dignitatis Humanae?

Rep.: la Libertad Religiosa ya que la libertad religiosa no puede ser ilimitada.

2. ¿Se deduce de la Dignitatis Humanae que las demás religiones tienen los mismos derechos que la religión verdadera?

Rep.: No tienen los mismos derechos. en los casos de sectas destructivas que utilicen prácticas deshonestas, que pongan en peligro la comunidad y el estado puede y debe actuar en defensa de sus ciudadanos,

3. ¿Cuales son los límites de la libertad religiosa según la Dignitatis Humanae?

Rep.: La libertad religiosa no puede ser ilimitada, porque aunque se admita que el hombre tiene derecho a no ser coaccionado en materia religiosa, también es cierto que no tiene derecho a ejecutar acciones que lesionen el derecho ajeno, "Pero en la divulgación de la fe religiosa y en la introducción de costumbres hay que abstenerse siempre de cualquier clase de actos que puedan tener sabor a coacción o a persuasión inhonesta o menos recta, sobre todo cuando se trata de personas rudas o necesitadas. Tal comportamiento debe considerarse como abuso del derecho propio y lesión del derecho ajeno."
saulo78
 
Mensajes: 8
Registrado: Sab Oct 13, 2012 11:15 am

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor ANATOLIO » Lun Dic 03, 2012 5:00 pm

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?

La declaración apostólica AG es un documento que trata exclusivamente de la misión ad gentes. Esto se deduce de la naturaleza misma de la iglesia, como ha explicado el Papa Benedicto XVI:

"La Iglesia existe para evangelizar. Fieles al mandato del Señor Jesucristo, sus discípulos fueron por el mundo entero para anunciar la Buena Noticia, fundando por todas partes las comunidades cristianas."

"También en nuestro tiempo el Espíritu Santo ha suscitado en la Iglesia un nuevo impulso para anunciar la Buena Noticia, un dinamismo espiritual y pastoral que ha encontrado su expresión más universal y su impulso más autorizado en el Concilio Ecuménico Vaticano II. Este renovado dinamismo de evangelización produce un influjo beneficioso sobre las dos «ramas» específicas que se desarrollan a partir de ella, es decir, por una parte, la missio ad gentes, esto es el anuncio del Evangelio a aquellos que aún no conocen a Jesucristo y su mensaje de salvación; y, por otra parte, la nueva evangelización, orientada principalmente a las personas que, aun estando bautizadas, se han alejado de la Iglesia, y viven sin tener en cuenta la praxis cristiana."( Benedicto XVI, Homilía , 7-10-2012).

El decreto establece las pautas, normas, deberes y derechos de los cristianos respecto a su actividad misionera.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?

Es importante porque la obra misionera de la Iglesia incluye el testimonio cristiano, la predicación del evangelio, la reunión del pueblo de Dios y la formación de la comunidad cristiana.

Además la declaración señala la importancia y el proceso de construir o implantar las Iglesias particulares, las cuales deben representar lo mejor que puedan a la Iglesia universal, y tener siempre presente que han sido enviadas también a aquellos que no creen en Cristo y que viven en el mismo territorio, para servirles de orientación con el testimonio de la vida de cada uno de los fieles y de toda la comunidad.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?

Los elementos de verdad que otras religiones ofrecen, según el Papa Pablo VI, son “semillas del Verbo”; por lo cual tienen valor salvífico, pero esto no implica que la Iglesia no siga siendo necesaria para la salvación.

4. ¿A quiénes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?

El Concilio invita a los laicos a enfrentar los diversos problemas de la actualidad, junto con los errores gravísimos que se presenten, aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos. Esta restauración del orden temporal que se refiere a los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales, etc., según el Concilio es una obligación:

"Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo" (AA 7).

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?

La obligación de toda la Iglesia es trabajar para que todos los hombres y mujeres sean capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo enfrentando y dando respuesta a los gravísimos errores que se difunden en la actualidad.
ANATOLIO
 
Mensajes: 18
Registrado: Mar Oct 16, 2012 4:24 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor sandel » Lun Dic 03, 2012 6:53 pm

Respuesta n°01
Del anuncio del Evangelio a aquellos q aún no conocen a Jesucristo y su mensaje de salvación.

Respuesta n°02
Xq es la iglesia la q contiene "en sí la totalidad o la plenitud de los medios de salvación".

Respuesta n°03
De ninguna manera.

Respuesta n°04
A toda la iglesia.

Repuesta n°05
Aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos.
sandel
 
Mensajes: 25
Registrado: Dom Oct 07, 2012 8:36 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor marcela arana » Mar Dic 04, 2012 10:35 am

1. La declaración Apostólica Ad Gentes, habla del impulso de anunciar la Buena Nueva a todo el mundo (actividad misionera).
2. La actividad misionera de la Iglesia es importante porque es la Iglesia la que contiene "en sí la totalidad o la plenitud de los medios de salvación".
3. El que las otras religiones tengan elementos de verdad, no implica que la Iglesia ya no sea necesaria par la salvación, ésta el llamada el sacramento de salvación y todos los hombres se salvan a través de la Iglesia, sin la Iglesia no hay salvación. Ahora hay que tomar en cuenta que de una manera misteriosa hay quienes no han tenido acceso a la evangelización, no conocen a Cristo y menos a su Iglesia, pero siguen su recta conciencia, estos Dios los salvará.
4. Compete a los laicos bautizados trabajar para que restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y ordenarlos hacia Dios por medio de Jesucristo.
5. El Concilio invita a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos.
marcela arana
 
Mensajes: 22
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor Mayra Lpz » Mar Dic 04, 2012 12:06 pm

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?
De las pautas, normas, deberes y derechos de los cristianos respecto a su actividad misionera.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
Porque es su vocación, la Iglesia está llamada a evangelizar siempre y en todo momento.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
La Iglesia que fundó Jesucristo, administra los sacramentos que son medios de salvación por mediación del mismo Cristo, por la gracia y la redención alcanzada por Cristo hay salvación y no hay que olvidar que la Iglesia es cuerpo místico de Jesucristo.

4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
A todos los cristianos: el Papa, los obispos, los religiosos, los misioneros, los laicos, etc.

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden? Aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos. Esta restauración del orden temporal que se refiere a los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales, etc.
¡Bendiciones en Cristo!
Mayra Lpz
 
Mensajes: 35
Registrado: Mié Feb 17, 2010 12:38 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor Silviamaria » Mar Dic 04, 2012 12:26 pm

Buenas tardes:

¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?
Establece las pautas, normas, deberes y derechos de los cristianos respecto a su actividad misionera.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
Es importante porque la actividad misionera de la Iglesia es la evangelización, llegar a las personas que todavía no conocen a Dios. Anunciar el evangelio, divulgarlo a través de todos los medios de comunicación actuales.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
La Iglesia siempre será necesaria para la salvación porque tiene todos los medios que se necesitan con Cristo que es el único Salvador de los hombres.

4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
Compete a todos los bautizados incluidos seglares y religiosos. Todos tenemos que ejercer nuestro apostolado desde donde nos encontremos.

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?
El Concilio requiere del compromiso de todos para que aclaremos y defendamos los problemas siempre sobre la base de los principios cristianos tanto en el ámbito social, cultural, profesional, etc.

Saludos a todos y hasta la próxima sesión.
Silviamaria
 
Mensajes: 439
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:32 pm

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor gabriela8 » Mar Dic 04, 2012 12:28 pm

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?
La declaración Ad Gentes trata sobre el mandato que tenemos todos los bautizados de llevar la Buena Noticia
a todos los hombres del mundo. Establece las pautas, normas, derechos y deberes de todos los cristianos en su
quehacer misionero.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
Es importante porque Jesús mandó primeramente a los apóstoles que fueran por el mundo y anunciaran la
Buena Noticia, fundando comunidades cristianas. Hoy debemos hacer lo mismo con aquellos que no conocen
a Jesucristo y también con los bautizados que se han alejado de la Iglesia y viven sin tener en cuenta la
práctica cristiana.

3. ¿Qué existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la
Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
La Iglesia desconoce el valor salvífico que puedan existir en algunos elementos de verdad que hay en otras
religiones; pero nos recuerda que es la Iglesia la que contiene “en sí la totalidad o la plenitud de los medios
de salvación” y por lo tanto afirma que es totalmente necesaria para salvarnos.

4. ¿A quiénes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el
orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
“Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer
rectamente el orden de los bienes temporales y ordenarlos hacia Dios por Jesucristo”

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se
difunden?
“El Concilio invita a los laicos a enfrentar los diversos problemas de la actualidad, junto con los errores
gravísimos que se presenten, aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos.
Esta restauración del orden temporal que se refiere a los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la
economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales,
etc., la declara el Concilio por tanto una obligación”.
gabriela8
 
Mensajes: 9
Registrado: Mar Oct 16, 2012 11:55 am

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor jawien » Mar Dic 04, 2012 7:14 pm

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?

La Misión "Ad Gentes" es una manera de vivir todas las vocaciones específicas, respondiendo al envío de Jesús a sus discípulos antes de subir a los cielos; de esta manera, todo cristiano, donde quiera que se encuentre, ha de buscar ante todo promover la evangelización. La Misión "Ad Gentes" es un trabajo específicamente consagrado a la evangelización, en los pueblos que aún no conocen a Dios.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?

La misión de la Iglesia es revelar a Jesucristo y su Evangelio a los que no los conocen: he ahí el programa fundamental de la Iglesia que desde la mañana de Pentecostés, ha asumido, como recibido de su Fundador.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?

Sin dejar de reconocer los elementos verdaderos que pueden encontrarse en otras religiones, desconoce su valor salvífico en cuanto a tales. Se trataba de una de las cuestiones que más habían influido en las crisis de las misiones, y por lo cual el Concilio afirma que ello no disminuye la absoluta necesidad de la Iglesia y de su misión (tanto respecto a los individuos como respecto a las religiones). Todo cristiano debe tener claro que Iglesia no es superflua sino radicalmente necesaria.

4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?

A todos los cristianos: el Papa, los obispos, los religiosos, los misioneros, los laicos, etc.

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?

El Concilio invita a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos.
jawien
 
Mensajes: 12
Registrado: Jue Oct 11, 2012 7:09 am

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor macaria lagunas » Mar Dic 04, 2012 8:38 pm

Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

1.- ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?
Trata sobre la actividad misionera de la Iglesia. Proyectando los principios de la actividad misional y reuniendo las fuerzas de todos los fieles para que el Pueblo de Dios, caminando por la estrecha senda de la cruz, difunda por todas partes el reino de Cristo, preparando los caminos para su venida.

2.- ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?
Es importante porque Cristo fundó su Iglesia como sacramento de salvación y envió a los Apóstoles a todo el mundo como Él había sido enviado por el Padre según San Juan, 20, 21 ordenándoles: Ir a enseñar a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo: enseñándoles a observar todo cuanto había mandado Mateo 28, 19.

3.- ¿Qué existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?
El que existan algunos elementos en otras religiones, no significa que tengan algún valor salvífico. La Iglesia Católica, fue instituida y enviada por Dios a las gentes, para ser instrumento de la salvación, La Iglesia existe para evangelizar con un renovado dinamismo espiritual, para:
Anunciar el Evangelio con una Nueva Evangelización a todos los bautizados y de forma especial a los alejados de la Iglesia.
Las misiones pueden y deben dar testimonio al menos de la caridad y bondad de Cristo con paciencia, prudencia y mucha confianza, preparando así los caminos del Señor y hacerlo presente por todos los medios.

4.- ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?
Nos corresponde trabajar a toda la Iglesia: cabeza y miembros del Cuerpo de Cristo, los laicos. El apostolado de los laicos surge de su misma vocación cristiana que nunca puede faltar en la iglesia. Sin la ayuda de los laicos, la Iglesia a duras penas podría estar presente y trabajar.
El apostolado se ejerce en la fe, en la esperanza y en la caridad, que derrama el Espíritu Santo en los corazones de todos los miembros de la Iglesia. Más aún, el precepto de la caridad, que es el máximo mandamiento del Señor, urge a todos los cristianos a procurar la gloria de Dios por el advenimiento de su reino, y la vida eterna para todos los hombres: que conozcan al único Dios verdadero y a su enviado Jesucristo según San Juan, 17, 3

5.- ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?
Las circunstancias actuales piden un apostolado mucho más intenso y más amplio; porque aunque el progreso de las ciencias y de la tecnología avanza, las relaciones entre los hombres son cada vez más menos estrechas; existe cierta separación étnico y religioso ocasionando gran peligro de la vida cristiana, sacerdotes cada vez más escasos en muchas regiones, y muy pocas vocaciones religiosas. Sin ayuda de los laicos, la Iglesia, no podría trabajar y hacer frente a tantos problemas actuales. La única respuesta a esta urgente necesidad, es la acción del Espíritu Santo, que impulsa hoy a los laicos haciéndonos conscientes de la responsabilidad, despertando el interés en todas partes al servicio de Cristo y de la Iglesia con más profundidad y rectitud, para que tanto por la forma como por las palabras, puedan ser comprendidas por los hermanos separados.
macaria lagunas
 
Mensajes: 22
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Tema 8: Decretos Parte I-Ad Gentes y Apostolicam Actuosi

Notapor lindoro50 » Mié Dic 05, 2012 2:46 pm

1. ¿De qué trata la declaración apostólica Ad Gentes?

Sobre el anuncio del Evangelio a aquellos que aun no conocen a Jesucristo y su mensaje de salvación; y, por otra parte, sobre la nueva evangelización, orientada principalmente a las personas que, no obstante están bautizadas, se han alejado de la Iglesia, y viven sin tener en cuenta la práctica cristiana.

2. ¿Por qué es importante la actividad misionera de la Iglesia?

Porque todos los cristianos sin excepción tenemos el deber de propagar la fe según nuestras particulares condiciones, deber que inicia con los obispos, presididos por el Papa, con la oración y cooperación de toda la Iglesia, y que es único e idéntico en todas partes y en todas las condiciones, aunque no se realice del mismo modo según las circunstancias.
La importancia del cumplimiento de ese deber radica en el hecho de que es la Iglesia la que contiene en sí la totalidad o la plenitud de los medios de salvación.

3. ¿Que existan elementos de verdad en otras religiones implica que tengan algún valor salvífico o que la Iglesia ya no sea necesaria para la salvación?

Sin dejar de reconocer los elementos verdaderos que contienen otras religiones, desconoce su valor salvífico en cuanto a tales. Esta era una de las situaciones que generaba crisis en las misiones, y por lo cual el Concilio afirma que ello no disminuye la absoluta necesidad de la Iglesia y de su misión (tanto respecto a los individuos como respecto a las religiones). Todo cristiano debe tener claro que Iglesia no es superflua sino radicalmente necesaria. La Iglesia se sitúa en el corazón del plan salvífico del plan de Dios, de manera que si toda la Iglesia es misionera, todos los miembros del pueblo de Dios debemos asumir nuestra propia responsabilidad.


4. ¿A quienes corresponde trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo?

A los laicos. La misión de la Iglesia no es sólo anunciar el mensaje de Cristo y su gracia a los hombres, sino también el impregnar y perfeccionar todo el orden temporal con el espíritu evangélico. Por consiguiente, los laicos, siguiendo esta misión, ejercitamos nuestro apostolado tanto en el mundo como en la Iglesia, lo mismo en el orden espiritual que en el temporal: órdenes que, por más que sean distintos, se compenetran de tal forma en el único designio de Dios, que el mismo Dios tiende a reasumir, en Cristo, todo el mundo en la nueva creación, incoativamente en la tierra, plenamente en el último día.

5. ¿Cómo invita el Concilio a enfrentar los problemas actuales junto con los errores gravísimos que se difunden?

El Concilio invita a los laicos a enfrentar los diversos problemas de la actualidad, junto con los errores gravísimos que se presenten, aclarando, defendiendo y aplicando convenientemente los principios cristianos. Esta restauración del orden temporal que se refiere a los bienes de la vida y de la familia, la cultura, la economía, las artes y profesiones, las instituciones de la comunidad política, las relaciones internacionales, etc., la declara el Concilio por tanto una obligación: "Es obligación de toda la Iglesia el trabajar para que los hombres se vuelvan capaces de restablecer rectamente el orden de los bienes temporales y de ordenarlos hacia Dios por Jesucristo".
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Siguiente

Volver a Para conocer el Concilio Vaticano II

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], laurelpe69

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |