SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Catholic.net invita a todos los catequistas al Curso de Formación para el Catequista, que tiene como objetivo que el catequista logre hacerse destinatario de la catequesis. Destinatario de programas formativos diseñados para él, en los cuales la educación en la fe sea intencional y sistemáticamente favorecida. Y de esta manera se pueda poner al servicio de nuestros hermanos para ayudarlos a crecer en la fe y ayudarlos, principalmente, a encontrar al Dios de Jesucristo


Feha de inicio: 22 de enero 2013

Moderadores: Catholic.net, gache, Lupina73, memiranda, Margarita Gonzalez, MLM, Moderadores Animadores

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor garzablanca21 » Jue Abr 18, 2013 7:56 pm

1. En la práctica, ¿qué significa para el hombre creer en Dios?
La fe es la adhesión total del hombre a la palabra salvífica de Dios, y tiene cuatro dimensiones:
- Se confiesa, se acepta y se profesa atodo los que nosrodean las palabrasde nestro Salvador.
- Conocimiento de la verdad salvífica, es decir Cristo, su muerte y resurrección.
- Como obediencia es decir, someterse a La Palabra.
- Como confianza, la fe es un don que nos inspira en creer que Dios nos apoya.

2. ¿Qué debemos hacer para creer?
- Lo primero es entrar en contacto con los signos, uqe es lo que nos hace reflexionar, pueden ser algo muy grandioso o tan simple como vislumbrar la presencia de Dios en la naturaleza.
-posteriormente se descubre que existe algo más allá de los signos, algo superior.
-Esta supeiooridad lo atrae aunque no pueda alcanzarla
- Sólo Dios concede al ser humano lafe, que es el don que nos permite la fuerza necesaria para adherirnos a esa superioridad
- El hombre acepta y confía gracias a la ayuda de Dios

3. ¿Qué es la fe?
es la fuerza sobrenatural que Dios nos concede para ayudara nuestra voluntad a aceptar lo que no vemos o podemos percibir por los sentidos o por su inteligencia humana.

4. ¿Qué debemos hacer para conservar y aumentar la fe?
- Educarnos, instruirnos en la Palabra, en la vida de Jesús.
- No preguntarnos todo, confiar en Dios
- tener fe es creer a pesar de las dudas
- la voluntad natural no podría darnos la fuerza para abandonarse al cuidado de esto intangible, sólo Dios puede otorgar el don de la fe-
-nuestra certeza es muy pooca cosa, no se compara con lo que Dios representa, por eso no logramos entender todo, sólo lo que se nos ha revelado

5. ¿Por qué afirmamos que no hay contradicción entre la fe y la ciencia?
la fé está por encima de la razón, pero no puede contradecirla. la razón fue otorgada al hombre por Dios Padre. Una investigación metódica que buscala verdad científica nunca puede contradecir a la naturaleza Divina.

6. ¿Qué diferencia hay entre sacramentos y sacramentales?
los sacramentos son medios de comunicación del hombre con <dios, soin un medio de salvación, son medios por los cuales el hombre participa de los elementos invisibles através de hechos visibles. Confieren la gracia sacramental.
los sacramentales soin signos sagrados, muchas vecescon materiay forma, mediante los cuales se reciben elementos espirituales y son actos públicos de culto y santificación.
garzablanca21
 
Mensajes: 7
Registrado: Dom Oct 07, 2012 11:32 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor susyesosa » Vie Abr 19, 2013 2:51 pm

1- En la practica ¿Que significa para el hombre creer en Dios?
Significa estar dispuestos a creer el El y en su Divina Providencia, es poner absolutamnete toda nuestra vida, nuestos afectos, nuestras familias y nuestros bienes en sus manos, si El nos ha dado todo, El sabra conservarlo. A El le pertenece todo

2- ¿Que debemos hacer para creer?
Debemos conocer, mientras mas conozco mas amo y creo. Sino nos preocuparnos por formarnos y por conocer mas a nustro Dios vamos a caer en las dudas.

3- ¿Que es la Fe?
La Fe es una virtud sobrenatural infundida por Dios en nuestra alma por la cual creemos todo lo que El nos ha revelado

4- ¿Que debemos hacer para conservar y aumentar nuestra Fe?
Debemos pedir a Dios que la aumente y aumentarlka con la Palabra de Dios

5- Porque afirmamos que no hay contradiccion entre la Fe y la ciencia?
Si bien la Fe esta por ensima de la razon, jamas puede haber desacuerdo entre ella, pues el mismo Dios que revela los misterios y comunica la Fe ha hecho desender en el espiritu humano la luz de la rtazon Dios no podra negarse a si mismo, ni l,o verdadero contradecir jamas lo verdedero.

6- ¿Que diferencia hay entre sacramentos y sacramentales?
Los sacramentales son signos sagrados, muchas veces con materia y forma
Los Sacramentos son la comunicacion de la gracia de Dios, es la forma en la que el Hombre participa de lo invisible a traves de los signos sensibles.
susyesosa
 
Mensajes: 9
Registrado: Lun Mar 11, 2013 1:18 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor Flavia010 » Vie Abr 26, 2013 2:17 pm

1. En la práctica, ¿qué significa para el hombre creer en Dios?
Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento ven la fe (creer en Dios) como la adhesión total del hombre a la palabra salvífica de Dios, con cuatro dimensiones:
• Se confiesa, se acepta y se profesa públicamente el anuncio cristiano como palabra salvífica.
• Conocimiento de la verdad salvífica: no se trata sólo de la percepción intelectual de unas verdades, sino de una apertura vital al misterio (que se resume en Cristo, en su muerte y resurrección).
• Como obediencia (Cfr. Rom. 16, 26): conversión de la vida y sumisión a la economía divina de salvación: es someterse libremente a la palabra escuchada, porque su verdad está garantizada por Dios, la Verdad misma. De esta obediencia Abraham es el modelo que propone la Escritura y la Virgen María la realización perfecta.
• Como confianza la fe es un don y desde ella el hombre se confía a Dios. Se trata de experimentar que Cristo nos sostiene y apoya; reconozco y experimento el amor de Dios en mi vida. En Abraham su fe es la garantía de lo que espera y la prueba de las realidades que no se ven.
2. ¿Qué debemos hacer para creer?
San Juan, en su evangelio describe los pasos para llegar a la fe:
• Lo primero es entrar en contacto con los signos (Cfr. Jn 9, 1-7). Los signos son todo lo que nos hace reflexionar y mirar al más allá. Puede ser algo muy grandioso, o tan sencillo como una flor.
• El ser humano descubre que hay algo superior, más allá de los signos, que no puede alcanzar, "es un profeta", es decir, algo que no se cómo explicar y lo llamo profeta. (Cfr. Jn 9, 17).
• El ser humano ama esa superioridad; a pesar de no poder alcanzarla (Cfr. Jn 9, 23, 25, 27, 30). En Lv 33 dice "no se... pero lo defiende. En el V. 36 desea conocer más. Se siente atraído por lo que intuye que hay más allá, pero que no conoce.
• Dios concede al ser humano la fuerza necesaria para poder adherirse más fuertemente a esa superioridad inalcanzable. Esta fuerza superior es la fe, es decir, es una autodonación de Dios que ayuda al hombre a acercarse a lo que, naturalmente nunca llegaría. (Cfr. Jn 9, 37) Dios descubre lo escondido del hombre.
• El hombre acepta y confía gracias a la ayuda de Dios (CFR. Jn 9, 38). El ciego conoce. Incluso se postra ante Jesús inconcebible en un judío adorar a un humano.
3. ¿Qué es la fe?
La fe, pues, es la fuerza sobrenatural de Dios para ayudar a la voluntad a aceptar lo que la inteligencia no ve claramente, porque la voluntad natural no tendría fuerzas para decidirse a aceptar lo que no ve claramente, por el conocimiento.
4. ¿Qué debemos hacer para conservar y aumentar la fe?
Para conserva de la fe, debemos pedir a Dios que la aumente, y alimentarla con la Palabra de Dios.
5. ¿Por qué afirmamos que no hay contradicción entre la fe y la ciencia?
Si bien la fe está por encima de la razón, jamás puede haber desacuerdo entre ellas, pues el mismo Dios que revela los misterios y comunica la fe, ha hecho descender en el espíritu humano la luz de la razón, Dios no podría negarse a sí mismo ni lo verdadero contradecir jamás a lo verdadero. Las realidades profanas y las realidades de fe tienen su origen en el mismo Dios.
6. ¿Qué diferencia hay entre sacramentos y sacramentales?
Los sacramentos son medios de comunicación entre el hombre y Dios y son medios para recibir la gracia. Son necesarios para la salvación. Tienen efectos que nos identifican con Jesucristo y fueron instituidos por El.
Los sacramentales son signos sagrados muchas veces con materia y forma, por medio de los cuales se reciben efectos espirituales. Estos fueron instituidos por la Iglesia y es ahí donde está la diferencia entre sacramentos y sacramentales.
Flavia010
 
Mensajes: 11
Registrado: Mié Feb 17, 2010 2:00 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor luzmireyatavera » Mar Abr 30, 2013 11:22 pm

1. En la práctica, ¿qué significa para el hombre creer en Dios?
Significa amarlo, seguirlo, adherirse totalmente a El y a su Palabra, aceptando su Divina Providencia, respetando la libertad del hombre

2- ¿Qué debemos hacer para creer?
La fe que equivale a creer, no puede ser un sentimiento sino un conocimiento, por tanto para creer en Dios, debo conocerlo, y cómo? a través de su Palabra y de una formación permanente.

3- ¿Qué es la Fe?
Según la definición de CIC Numeral 1814 es: "La virtud teologal por la que creemos en Dios y en todo lo que El nos ha dicho y revelado, y que la Iglesia nos propone, porque El es la verdad misma", por lo tanto y como lo enseñamos en catequesis es creer en lo que no se ve, pero es un Don (regalo) que viene de Dios y que nos permite entregarnos libremente a El.

4. ¿Qué debemos hacer para conservar y aumentar la fe?
Como lo dije antes la fe no es un sentimiento sino un conocimiento amplio de Dios, para seguirlo y amarlo y adherirme total y enteramente a El. Para conservarla es necesario profesarla, testimoniarla y difundirla. En este año de la fe, propuesto por el emérito Papa Benedicto XVI, nos exhorta a fortalecer la fe mediante la lectura y escucha de la Palabra de Dios, a purificarla mediante una verdadera vida sacramental, a testimoniarla con las obras de misericordia y a profesarla mediante el rezo permanente, en todo momento y en todo lugar, del Credo.

5. ¿Por qué afirmamos que no hay contradicción entre la fe y la ciencia?
Porque Dios nos ha dotado de la razón para comprender sus designios esforzarnos por conocerlo y hacer su voluntad.

6. ¿Qué diferencia hay entre sacramentos y sacramentales?
Un sacramento es un signo vivo del Amor de Dios por la Humanidad, son instituidos por Cristo para darnos la Gracia y Administrados por la Iglesia, y son a saber: Bautismo, Eucaristía, Confirmación, Reconciliación, Unción de los Enfermos, Orden Sacerdotal y Matrimonio. Los sacramentales son signos con forma y materia mediante los cuales se reciben efectos espirituales y han sido instituidos por la Iglesia.
luzmireyatavera
 
Mensajes: 13
Registrado: Mar Ene 22, 2013 9:19 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor Dora216 » Jue May 02, 2013 2:45 pm

Mil disculpas por tanto retraso.
1. En la práctica, ¿qué significa para el hombre creer en Dios?
Primero, abandonar las cosas erradas de nuestro caminar, es difícil pero no imposible, Segundo, cuando hemos tomado la decisión, vivirlo, esto nos lleva a la sintonía perfecta con Él, nuestra vida cambia totalmente, y debemos devolver lo que con amor recibimos,
2. ¿Qué debemos hacer para creer?
Conocer la palabra, con humildad para que el Espíritu Santo nos ayude a entenderlo y albergarlo en nuestro corazón.
3. ¿Qué es la fe?
Es una fuerza sobrenatural que ayuda a nuestra voluntad a aceptar lo que nuestra inteligencia no nos deja ver, que nos hace abandonarnos con la seguridad de no caer a pesar de nuestras dudas.

4. ¿Qué debemos hacer para conservar y aumentar la fe?
• no vivir a medias
• ser coherente con nuestra vida
• no ser herejes
• presentarnos sin vergüenza de nuestra creencia
• alejarnos del lado oscuro de la vida
• Estudiar y pedir siempre a Dios que la aumente con su palabra

5. ¿Por qué afirmamos que no hay contradicción entre la fe y la ciencia?
Porque la Fé está por encima de la razón La fe está por encima de la razón, Si investigamos de un modo científico con normas morales nunca podrá estar en oposición a la Fé porque la realidad tiene su origen en el mismo Dios. Si escrutas con humildad la palabra estarás guiado por el Espíritu Santo.

6. ¿Qué diferencia hay entre sacramentos y sacramentales?
Los Sacramentos los instituyo Dios
Los Sacramentales los instituyo el hombre, son signos sagrados como la bendición, agua bendita, el rosario , cruces entre otros los que debemos tratarlos con mucho respeto
Dora216
 
Mensajes: 14
Registrado: Vie Ene 11, 2013 1:43 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor Jorgesp » Dom May 05, 2013 2:22 pm

1. En la práctica, ¿qué significa para el hombre creer en Dios?

Que debemos aplicar su ministerio en la tierra.

2. ¿Qué debemos hacer para creer?

Que debemos confiar plenamente en DIos y en sus designios.

3. ¿Qué es la fe?

Es la fuerza sobrenatural de Dios.

4. ¿Qué debemos hacer para conservar y aumentar la fe?

Practicarla, rezando y leyendo la palabra de Dios.

5. ¿Por qué afirmamos que no hay contradicción entre la fe y la ciencia?

Porque la fe esta por encima d ela razón.

6. ¿Qué diferencia hay entre sacramentos y sacramentales?

Que los primeros fueron instituidos por Cristo y los segundos por la iglesis, los primero nos ayudan para alcanzar la gracia divina y los segundos nos sirver para estar conectados con Dios.
Jorgesp
 
Mensajes: 8
Registrado: Dom Abr 28, 2013 12:54 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor magladyssalinas » Lun May 06, 2013 3:59 pm

1. En la práctica, ¿qué significa para el hombre creer en Dios?
R.-Es poner plena confianza en Dios que nunca falla, esperar en El. Amarle sobre todas las cosas. Tener mayor encuentro con El y su Palabra.

2. ¿Qué debemos hacer para creer?
R.-Debemos pedir al Señor que aumente nuestra Fe, actuar por la caridad, sostenida por la esperanza y estar enraizada en la fidelidad a la iglesia y servirle en espíritu y en verdad.

3. ¿Qué es la fe?
La fe es la fuerza sobrenatural que nos da Dios para ayudar a la voluntad a aceptar lo que la inteligencia no ve claro.

4. ¿Qué debemos hacer para conservar y aumentar la fe?
R.-Para conservar la fe debemos pedir a Dios que la aumente y alimentarla con la Palabra de Dios. Para crecer y perseverar hasta el fin en la fe debemos alimentarla con la palabra de Dios y practicarlo, mejor dicho vivirlo.

5. ¿Por qué afirmamos que no hay contradicción entre la fe y la ciencia?
Las realidades profanas y las realidades de fe tienen su origen en el mismo Dios. Dios que revela los misterios y comunica la fe ha hecho descender en el espíritu humano la luz de la razón Dios no podrá negarse a sí mimo ni lo verdadero contradecir jamás a lo verdadero ( Vaticano I : DS. 3017)

6. ¿Qué diferencia hay entre sacramentos y sacramentales?
Los sacramentos son instituidos por Cristo. Los sacramentales son signos sagrados, pueden ser “cosas” o acciones por intercesión de la iglesia
magladyssalinas
 
Mensajes: 8
Registrado: Mar Mar 05, 2013 3:59 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor yelitaida » Mié Jul 03, 2013 12:15 pm

1. En la práctica, ¿qué significa para el hombre creer en Dios?
Reconocer la existencia de un Ser supremo y superior a nosotros del cual procede nuestra vida y quien nos ha creado perfectos con un propósito que no ha cambiado y finalmente por amor a nosotros ha garantizado nuestra salvación y vida eterna mediante el sacrificio de su hijo Cristo Jesus, por lo que retribuimos su amor ejerciendo fe firme en El, y nos preocupamos en conocerle y mantener ese conocimiento en nuestras vidas procurando complacerle con nuestras obras.
2. ¿Qué debemos hacer para creer?
Primero dirigirnos en oración a Dios pidiendo su ayuda para adquirir conocimiento de El y creer plenamente en El. Profundizar en el conocimiento de la fe examinando, estudiando las sagradas escrituras con ayuda de la catequesis de nuestra parroquia, el catecismo, el entendimiento de los sacramentos y sacramentales, asi como de la Tradicion conservada en la Santa Iglesia Catolica Romana.

3. ¿Qué es la fe?
Es el reconocimiento, aceptación y confianza firme en Dios, Hijo y Espiritu Santo, y en su poder de salvación para el alcance de la vida eterna garantizado en el sacrificio de CRISTO, aun sin contemplarlos físicamente con adherencia a su palabra escrita y la SagradaTradicion, manifestándose en el acto voluntario de seguirle y obedecerle.

4. ¿Qué debemos hacer para conservar y aumentar la fe?
Debemos alimentarla con la Palabra de Dios; debemos pedir al Señor que la aumente y actuar de acuerdo a lo que aprendemos en su palabra y oramos.

5. ¿Por qué afirmamos que no hay contradicción entre la fe y la ciencia?
Porque Dios asi como revela los misterios y comunica la fe, también ha dado el hombre la capacidad de razonar, por lo que negar la ciencia que es un acto de la razón, seria la negación de si mismo “, porque las realidades profanas y las realidades de fe tienen su origen en el mismo Dios”.

6. ¿Qué diferencia hay entre sacramentos y sacramentales?
Los sacramentos confieren la gracia y son instituidos por Cristo ; los sacramentales comunican la gracia y han sido instituidos por la Iglesia
yelitaida
 
Mensajes: 11
Registrado: Jue May 02, 2013 3:39 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor YTALIA VALDEZ » Mar Jul 16, 2013 4:05 pm

1- ¿ En la práctica, ¿ qué significa para el hombre creer en Dios?
En la práctica el hombre cree en Dios porque desde su nacimiento ha sido inculcado en la existencia de un ser sobrenatural que es Dios.Creer en Dios es aceptar sus normas de vida o mandamientos y cumplir su voluntad.
2- ¿Que debemos hacer para creer ?
Para creer no debemos preocuparnos de buscarle explicaciones a todo, sino buscar, confiar y apoyarnos en Dios, creer es reconocer que no puede entenderse todo, pero que estoy dispuesto a admitir las cosas que tengo delante de mi, aunque no pueda explicarlo.
3- ¿Que es la fe ?
La fe es un Don y desde ella el hombre se confía a Dios, pues es la fuerza sobrenatural de Dios para ayudar a la voluntad aceptar lo que la inteligencia no ve claramente, tener fe es creer a pesar de las dudas.
4- ¿Qué debemos hacer para conservar y aumentar la fe?.
Para conservar la fe debemos pedir a Dios la aumente, y alimentarla en la palabra de Dios. "Señor yo creo aumenta mi fe".
5- ¿ Por qué afirmamos que no hay contradicción entre la fe y la ciencia.?
La fe no está reñida con la ciencia,si bien la fe está por encima de la razón pues es Dios mismo quien revela los misterios y comunica la fe, la ciencia por eso investiga metódicamente todas las disciplinas y si procede de un modo realmente científico y según las normas morales, nunca estará realmente en oposición con la fe.
6- ¿Que diferencia hay entre sacramentos y sacramentales.?
Los sacramentos son medios para recibir la gracia y obtener la salvación, por lo tanto todos los hombres tienen necesidad de recibir la mayoría de ellos.
Los sacramentales son signos sagrados instituidos por la iglesia por medio de los cuales se santifican algunas circunstancias de la vida.Comprenden siempre una oración acompañados de la señal de la cruz, los sacramentales ocupan un lugar importante,las bendiciones que son alabanzas a Dios y una oración para obtener sus dones, la consagración de personas y la dedicación de cosas al culto de Dios.
YTALIA VALDEZ
 
Mensajes: 14
Registrado: Jue Abr 25, 2013 8:16 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor Servilio Maza Lopez » Jue Jun 19, 2014 10:17 pm

TAREAS FUNDAMENTALES DE LA CATEQUESIS 1: CONOCER Y CELEBRAR

Propiciar el conocimiento de la Fe: Fe Conocida

El que se ha encontrado con Cristo desea conocerle la más posible y conocer el designio del Padre que Él reveló. Él conocimiento de los contenidos de la fe viene pedido por la adhesión a la fe. En el orden humano, el amor a una perso- na lleva a conocerla cada vez más.

El profundizar en el conocimiento de la fe ilumina cristianamente la existencia humana, alimenta la vida de fe y capa- cita también para dar razón de ella en el mundo.17
Para ello, es necesario que la enseñanza religiosa escolar aparezca como disciplina escolar, con la misma exigencia de sistematicidad y rigor que las demás materias. Ha de presentar el mensaje y acontecimiento cristiano con la misma seriedad y profundidad que las demás disciplinas presentan su saberes. No se sitúa, sin embargo, junto a ellas como algo accesorio, sino en un necesario diálogo interdisciplinar. Este diálogo ha de estable- cerse, ante todo, en aquel nivel en que cada disciplina configura la perso- nalidad del alumno. Así, la presentación del mensaje cristiano incidirá en el modo de concebir, desde el Evangelio, el origen del mundo y el sentido de la historia, el fundamento de los valores éticos, la función de las religio- nes en la cultura, el destino del hombre, la relación con la naturaleza... La enseñanza religiosa escolar, mediante este diálogo interdisciplinar, funda, potencia, desarrolla y completa la acción educadora de la escuela. 18
No hay que oponer la catequesis que arranque de la vida a una cateque- sis tradicional, doctrinal y sistemática. No se debe descuidar la dimensión cognoscitiva que asegura la verdad y la profundidad de la dimensión viven- cial. No por preocuparnos por lo vivencial, se descuide el auténtico saber.19


LAS EXIGENCIAS DE LA FE CRISTIANA

Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento ven la fe como la adhesión total del hombre a la palabra salvífica de Dios, con cuatro dimensiones:
• Se confiesa, se acepta y se profesa públicamente el anuncio cristiano como palabra salvífica.
• Conocimiento de la verdad salvífica: no se trata sólo de la percepción intelectual de unas verdades, sino de una apertura vital al misterio (que se resume en Cristo, en su muerte y resurrección).
• Como obediencia (Cfr. Rom. 16, 26): conversión de la vida y sumisión a la economía divina de salvación: es someterse libremente a la palabra escuchada, porque su verdad esta garantizada por Dios, la Verdad misma. De esta obediencia Abraham es el modelo que propone la Escritura y la Virgen María la realización perfecta.
• Como confianza la fe es un don y desde ella el hombre se confía a Dios. Se trata de experimentar que Cristo nos sostiene y apoya; reconozco y experimento el amor de Dios en mi vida. En Abraham su fe es la garantía de lo que espera y la prueba de las realidades que no se ven.


EL CAMINO DE LA FE

San Juan, en su evangelio describe los pasos para llegar a la fe:
• Lo primero es entrar en contacto con los signos (Cfr. Jn 9, 1-7). Los signos son todo lo que nos hace reflexionar y mirar al más allá. Puede ser algo muy grandioso, o tan sencillo como una flor.
• El ser humano descubre que hay algo superior, más allá de los signos, que no puede alcanzar, “es un profeta”, es decir, algo que no se cómo explicar y lo llamo profeta. (Cfr. Jn 9, 17).
• El ser humano ama esa superioridad; a pesar de no poder alcanzarla (Cfr. Jn 9, 23, 25, 27, 30). En Lv 33 dice “no se… pero lo defiende. En el V. 36 desea conocer más. Se siente atraído por lo que intuye que hay más allá, pero que no conoce.
• Dios concede al ser humano la fuerza necesaria para poder adherirse más fuertemente a esa superioridad inalcanzable. Esta fuerza superior es la fe, es decir, es una autodonación de Dios que ayuda al hombre a acercarse a lo que, naturalmente nunca llegaría. (Cfr. Jn 9, 37) Dios descubre lo escondido del hombre.
• El hombre acepta y confía gracias a la ayuda de Dios (CFR. Jn 9, 38). El ciego conoce. Incluso se postra ante Jesús inconcebible en un judío adorar a un humano.

La fe, pues, es la fuerza sobrenatural de Dios para ayudar a la voluntad a aceptar lo que la inteligencia no ve claramente, porque la voluntad natural no tendría fuerzas para decidirse a aceptar lo que no ve claramente, por el conocimiento. De hecho, el objeto de la fe (Dios) es tan desproporcionado a la naturaleza humana que, sólo con la ayuda divina de la fe, puede realizar un acto superior y desproporcionado a sus capacidades, como es abandonarse en manos de Dios totalmente en algo que no ve.
Que haya que creer a pesar de las dudas no quiere decir que debe creerse a ciegas. El fideísmo ha sido condenado por el Concilio Vaticano I. todo lo que hagamos por conocer mejor nuestra fe es facilitar el acercamiento a los signos que son base de la fe.

CONOCER MEJOR LA PROPIA FE
• Nuestras resistencias a la fe nacen muchas veces de la ignorancia. Conocemos poco y a medias. Cuando, nuestro conocimiento de la Revelación de Dios es más claro y coherente nos parece más lógico creer.
• Para creer no debemos preocuparnos de buscarle explicaciones a todo sino buscar, confiar y apoyarnos en Dios, para dar el salto hacia la fe. Creer es reconocer que no puede entenderlo todo pero que estoy dispuesto a admitir algunas cosas que tengo delante de mí, aunque sean inexplicables (Cfr. CEC. 157). La fe es creer misterios, no absurdos (Cfr. CEC 159).
• Tener fe no elimina las dudas. Como dice Jacques Loen “tener fe es creer a pesar de las dudas”. Por eso, es común que coexistan en nosotros la fey las dudas, porque la fe es precisamente el acto de la voluntad que acepta como admisible aquello que la inteligencia percibe como dudoso. Otra cosa es poner en peligro la fe con lecturas o datos que me aumenta las dudas. (Cfr. CEC 158).
• La fe, pues, es la fuerza sobrenatural que nos da Dios para ayudar a la voluntad a aceptar lo que la inteligencia no ve claramente.
• Es importante destacar que la voluntad natural no tendría fuerzas para decidirse a aceptar lo que supera las capacidades limitadas de su conocimiento: Dios es un objeto tan desproporcionado a la mente humana que, sólo con la ayuda divina de la fe, la voluntad puede permitir a la inteligencia abandonarse y confiar en Dios, a quien no ve (Cfr. CEC 156).
• El asentimiento de fe no nace de la evidencia de la verdad intrínseca de las cosas, porque tratándose de Dios rebasan nuestra limitada capacidad humana, sino que se apoya en la autoridad de Dios que revela, quien no puede engañarse ni engañarnos. Así se entiende que nuestra fe está esencialmente relacionada con el testimonio de Dios sobre sí mismo, razón de nuestra certeza.


LA CONSERVACIÓN DE LA FE
a. por parte de Dios, la fe puede ser puesta a prueba. Es vivida con frecuencia en la oscuridad. Las experiencias del mal y del sufrimiento pueden estremecer la fe.
b. Por parte del hombre la fe se puede perder (Cfr. CEC 2089).
• Por falta de cultivo y coherencia.
• Por no confesarla externamente por vergüenza o temor.
• Ponerla en peligro, por no apartarse de lo que puede dañarla; lecturas, personas, situaciones o supersticiones (como la guija, el espiritismo, la magia, etc.).
• Por incredulidad o carencia culpable y rechazo de la misma.
• Por apostasía: abandono de la fe recibida en el bautismo.
• Herejía: negación voluntaria de alguna verdad definida por la autoridad de la Iglesia como dogma. Rechaza la autoridad de Dios que la ha revelado.
Para conserva de la fe, debemos pedir a Dios que la aumente, y alimentarla con la Palabra de Dios.


LAS CARACTERÍSTICAS DE LA FE

En este tema, complemento del anterior, se describen las características de la fe, guiados por el Catecismo de la Iglesia Católica.

I. La fe es teologal.
• No es una redundancia, pues se trata de adhesión personal del hombre precisamente a Dios, y asentimiento libre a toda la verdad que Dios ha revelado. Toda, es toda sin restricciones.
• No sólo es creer que Dios existe, sino confianza absoluta en Él y en su palabra.
• Sólo es justo confiarse totalmente a Dios y creer absolutamente lo que Él dice; en ninguna criatura podemos poner tal confianza y seguridad.
• Fe en Cristo, Hijo de Dios: Creéis en Dios, creed en mí (Jn 14, 1). Este es mi Hijo amado. (Mt 3, 17).

II. Es una gracia.
Nadie puede venir a mí, si el Padre que me ha enviado no lo atrae (Jn 6, 44), por eso, cuando Pedro confiesa que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios vivo, Jesús le declara que esta revelación no le ha venido “de la carne y de la sangre, sino de mi Padre que está en los cielos” (Mt 16, 17; Cfr. Ga 1, 15; Mt 11. 25).
Con estas palabras, Cristo viene a decir que la fe es un don de Dios, una virtud sobrenatural infundida por Él; que para dar respuesta a la fe es necesaria la gracia de Dios, que se adelante y nos ayuda, que abre los ojos del espíritu y concede a todos gusto en aceptar y creer la verdad (DV 5). El hombre no puede dar ningún paso positivo hacia su salvación ni adherirse al mensaje cristiano sin ese don de Dios (Cfr. CEC 153).

III. Es un acto auténticamente humano.
Que sólo sea posible creer por la gracia y los auxilios interiores del Espíritu Santo, no hace menos cierto que creer sea un acto auténticamente humano, pues no es contrario ni a la libertad ni a la inteligencia del hombre depositar la confianza en Dios y adherirse a las verdades que Él ha revelado.
Esto también ocurre en las relaciones humanas, en las que no sentimos contrario a nuestra propia dignidad creer lo que otras personas nos dicen sobre ellas mismas y sobre sus intenciones, y prestar confianza a sus promesas (como, por ejemplo, cuando un hombre y una mujer se casan), para entrar así en comunión mutua.
Igualmente, no contraría ni a la inteligencia ni a la libertad del hombre depositar en Dios la confianza y adherirse a las verdades por Él reveladas. Además, si no es contrario a nuestra dignidad creer lo que otras personas nos dicen y prestarles confianza, mucho menos si se trata de Dios que se revela para invitarnos a entrar en comunión con Él (Cfr. CEC 154),

IV. La fe y la inteligencia.
Siendo la fe un acto verdaderamente humano, en el ejercicio de la misma cooperan la inteligencia la voluntad humanas con la gracia divina, en efecto, “creer es un acto del entendimiento que asiente a la verdad divina por imperio de la voluntad movida por Dios mediante la gracia” (Cfr. CEC 155).
Pero cooperación, no quiere decir que el motivo de creer radique en el hecho de que las verdades reveladas aparezcan como verdaderas e inteligibles a la luz de nuestra razón natural. Creemos “a causa de la autoridad de Dios mismo que revela y que no puede engañarse ni engañarnos”. “Sin embargo, para que el homenaje de nuestra fe fuese conforme a la razón, Dios ha querido que los auxilios interiores del Espíritu Santo vayan acompañados de las pruebas exteriores de su revelación” (ibid., DS 3009). En este sentido los milagros de Cristo y de los santos (Cfr. Mc 16, 20; Hch 2, 4), las profecías, la propagación y la santidad de la Iglesia, su fecundidad y su estabilidad “son signos ciertos de la revelación, adaptados a la inteligencia de todos”, “motivos de credibilidad que muestran que el asentimiento de la fe no es en modo alguno un impulso ciego del espíritu” (Cfr. CEC 156).

V. La fe es cierta.
La fe es más cierta que cualquier conocimiento humano, pues no es una opinión o un salto al vacío, sino que se funda en la Palabra misma de Dios, que no puede mentir. Desde luego las verdades reveladas pueden parecer oscuras a la razón y ala experiencia humanas, pero “ la certeza que da la luz divina es mayor quela que da la luz de la razón natural” (S. Tomás de Aquino, s.th. 2-2, 171, 5, obj. 3). “Diez mil dificultades no hacen una sola duda”, decía J. H. Newman. Cierta, significa segura, no necesariamente clara, diáfana o fácil de entender (CEC 157).

VI. Es razonable.
Es propio de la fe que el creyente, haciendo uso de su razón, desee conocer mejor a aquel en quien ha puesto su fe, y comprender mejor lo que le ha sido revelado; un conocimiento más profundo suscitará a su vez una fe mayor, cada vez más encendida de amor. La gracia de la fe, en expresión de San Pablo, abre los ojos del corazón (Ef 1, 18) para una inteligencia viva de los contenidos de la Revelación, es decir, del conjunto del designio de Dios y de los misterios de la fe, de su conexión entre sí y con Cristo, centro del Misterio revelado.
Ahora bien, “para que la inteligencia de la Revelación sea más profunda, el mismo Espíritu Santo perfecciona constantemente la fe por medio de sus dones” (DV 5). Así, en expresión de san Agustín (serm. 43, 7, 9), “creo para comprender y comprendo para creer mejor” (Cfr. CEC 158).

VII. Fe y ciencia
Si bien la fe está por encima de la razón, jamás puede haber desacuerdo entre ellas, pues el mismo Dios que revela los misterios y comunica la fe ha hecho descender en el espíritu humano la luz de la razón, Dios no podría negarse a sí mismo ni lo verdadero contradecir jamás a lo verdadero (Cc. Vaticano I: DS 3017). Por eso, la investigación metódica en todas las disciplinas, si se procede de un modo realmente científico y según las normas morales, nunca estará realmente en oposición con la fe, porque las realidades profanas y las realidades de fe tienen su origen en el mismo Dios. Más aún, quien con espíritu humilde y ánimo constante se esfuerza por escrutar lo escondido de las cosas, aún sin saberlo, está como guiado por la mano de Dios, que, sosteniendo todas las cosas, hace que sean lo que son(GS 36, 2; CEC 159).

VIII. La fe es libre.
El hombre, al creer, responde voluntariamente a Dios, quien invita, pero no coacciona. Nadie puede ser obligado contra su voluntad a abrazar la fe. En efecto, el acto de fe es voluntario por su propia naturaleza (DH 10; cf. CIC, can. 748, 2). “Ciertamente, Dios llama a los hombres a servirle en espíritu y en verdad. Por ello, quedan vinculados por su conciencia, pero no coaccionados… Esto se hizo patente, sobre todo, en Cristo Jesús” (DH 11). En efecto, Cristo invitó a la fe y a la conversión, él no forzó jamás a nadie a creer. “Dio testimonio de la verdad, pero no quiso imponerla por la fuerza a los que le contradecían. Pues su reino... crece por el amor con que Cristo, exaltado en la cruz, atrae a los hombres hacia Él” (Cfr. CEC 168).

IX. La fe es necesaria.
El Señor mismo lo afirma: El que crea y sea bautizado, se salvará; el que no crea, se condenará (MC 16, 16).
Creer en Cristo Jesús y en aquél que lo envió para salvarnos es necesario para obtener esa salvación. “Puesto que ´sin la fe... es imposible agradar a Dios´ (Hb 11, 6) y llegar a participar en la condición de sus hijos, nadie es justificado sin ella y nadie, a no ser que ´haya perseverado en ella hasta el fin´ (Mt 10, 22; 24, 13), obtendrá la vida eterna” (Cfr. CEC 161).
Este don gratuito que Dios hace al hombre podemos perderlo, como advierte S. Pablo a Timoteo: “Combate el buen combate, conservando la fe y la conciencia recta; algunos, por haberla rechazado, naufragaron en la fe” (1 Tm 1, 18-19).
Para vivir, crecer y perseverar hasta el fin en la fe debemos alimentarla con la Palabra de Dios; debemos pedir al Señor que la aumente (Cfr. Mc 9, 24; Lc 17,5; 22, 32); debe “actuar por la caridad” (Ga 5, 6; cf. St 2, 14-26), ser sostenida por la esperanza (Cfr. Rom 15, 13) y estar enraizada en la fe de la Iglesia. (CEC 162).

X. La fe es eclesial.
Cierto que la fe es un acto personal de respuesta libre del hombre a la iniciativa de Dios que se revela. Pero la fe no es un acto aislado. Nadie puede creer solo, como nadie puede vivir solo. Nadie se ha dado la fe a sí mismo, como nadie se ha dado la vida a sí mismo. El creyente ha recibido la fe de otro y debe transmitirla a otro como un eslabón en la gran cadena de los creyentes. Yo no puedo creer sin ser sostenido por la fe de los otros, y por mi fe yo contribuyo a sostener la fe de los otros (Cfr. CEC 166).

La Iglesia es la primera que cree, y así conduce, alimenta y sostiene mi fe. La Iglesia es la primera que, en todas partes, confiesa al Señor, y con ella y en ella somos impulsados y llevado a confesar también: “creo”, “creemos”. Por medio de la Iglesia recibimos la fe y la vida nueva en Cristo por el bautismo. En el Ritual de este sacramento el ministro pregunta el catecúmeno: “¿Qué pides a la Iglesia de Dios?” Y la respuesta es: “La fe”. “¿Qué te da la fe?” “La vida eterna”. (Cfr. CEC 168).
Así pues, la fe de la Iglesia es anterior a la fe del creyente, el cual es invitado a adherirse a ella; por eso cuando digo “creo”, estoy haciendo una profesión personal de la fe de la Iglesia, recibida a su vez, de los Apóstoles (Cfr. CEC 1124).

XI. La fe, comienzo de la vida eterna.
La fe nos hace gustar de antemano el gozo y la luz de la visión beatífica, fin de nuestro caminar aquí abajo. Entonces veremos a Dios “cara a cara” (1 Cor 13, 12), “tal cual es” (1 Jn 3, 2). La fe es pues ya el comienzo de la vida eterna. En palabras de san Basilio: Mientras que ahora contemplamos las bendiciones de la fe como el reflejo en un espejo, es como si poseyéramos ya las cosas maravillosas de que nuestra ve nos asegura que gozaremos un día (Cfr. CEC 163).
Ahora, sin embargo, “caminamos en la fe y no en la visión” (2 Cor 5, 7), y conocemos a Dios “como un espejo, de una manera confusa... imperfecta” (1 Cor 13, 12). Luminosa por aquel en quien cree, la fe es vivida con frecuencia en la oscuridad (Cfr. CEC 164).
Servilio Maza Lopez
 
Mensajes: 15
Registrado: Dom Jun 15, 2014 9:42 pm

Re: SESIÓN 6.1 Tareas fundamentales de la catequesis 1

Notapor ceciliacernadas » Mié Oct 22, 2014 8:28 am

1.-III. Es un acto auténticamente humano.
Que sólo sea posible creer por la gracia y los auxilios interiores del Espíritu Santo, no hace menos cierto que creer sea un acto auténticamente humano, pues no es contrario ni a la libertad ni a la inteligencia del hombre depositar la confianza en Dios y adherirse a las verdades que Él ha revelado.
2.-Siendo la fe un acto verdaderamente humano, en el ejercicio de la misma cooperan la inteligencia la voluntad humanas con la gracia divina, en efecto, “creer es un acto del entendimiento que asiente a la verdad divina por imperio de la voluntad movida por Dios mediante la gracia” (Cfr. CEC 155).
Pero cooperación, no quiere decir que el motivo de creer radique en el hecho de que las verdades reveladas aparezcan como verdaderas e inteligibles a la luz de nuestra razón natural. Creemos “a causa de la autoridad de Dios mismo que revela y que no puede engañarse ni engañarnos”. “Sin embargo, para que el homenaje de nuestra fe fuese conforme a la razón, Dios ha querido que los auxilios interiores del Espíritu Santo vayan acompañados de las pruebas exteriores de su revelación” (ibid., DS 3009).
3.-Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento ven la fe como la adhesión total del hombre a la palabra salvífica de Dios, con cuatro dimensiones:
• Se confiesa, se acepta y se profesa públicamente el anuncio cristiano como palabra salvífica.
• Conocimiento de la verdad salvífica: no se trata sólo de la percepción intelectual de unas verdades, sino de una apertura vital al misterio (que se resume en Cristo, en su muerte y resurrección).
• Como obediencia (Cfr. Rom. 16, 26): conversión de la vida y sumisión a la economía divina de salvación: es someterse libremente a la palabra escuchada, porque su verdad esta garantizada por Dios, la Verdad misma. De esta obediencia Abraham es el modelo que propone la Escritura y la Virgen María la realización perfecta.
• Como confianza la fe es un don y desde ella el hombre se confía a Dios. Se trata de experimentar que Cristo nos sostiene y apoya; reconozco y experimento el amor de Dios en mi vida. En Abraham su fe es la garantía de lo que espera y la prueba de las realidades que no se ven.
4.-a. por parte de Dios, la fe puede ser puesta a prueba. Es vivida con frecuencia en la oscuridad. Las experiencias del mal y del sufrimiento pueden estremecer la fe.
b. Por parte del hombre la fe se puede perder (Cfr. CEC 2089).
• Por falta de cultivo y coherencia.
• Por no confesarla externamente por vergüenza o temor.
• Ponerla en peligro, por no apartarse de lo que puede dañarla; lecturas, personas, situaciones o supersticiones (como la guija, el espiritismo, la magia, etc.).
• Por incredulidad o carencia culpable y rechazo de la misma.
• Por apostasía: abandono de la fe recibida en el bautismo.
• Herejía: negación voluntaria de alguna verdad definida por la autoridad de la Iglesia como dogma. Rechaza la autoridad de Dios que la ha revelado.
Para conserva de la fe, debemos pedir a Dios que la aumente, y alimentarla con la Palabra de Dios.
5.-Si bien la fe está por encima de la razón, jamás puede haber desacuerdo entre ellas, pues el mismo Dios que revela los misterios y comunica la fe ha hecho descender en el espíritu humano la luz de la razón, Dios no podría negarse a sí mismo ni lo verdadero contradecir jamás a lo verdadero (Cc. Vaticano I: DS 3017). Por eso, la investigación metódica en todas las disciplinas, si se procede de un modo realmente científico y según las normas morales, nunca estará realmente en oposición con la fe, porque las realidades profanas y las realidades de fe tienen su origen en el mismo Dios. Más aún, quien con espíritu humilde y ánimo constante se esfuerza por escrutar lo escondido de las cosas, aún sin saberlo, está como guiado por la mano de Dios, que, sosteniendo todas las cosas, hace que sean lo que son(GS 36, 2; CEC 159).
6.-
Los sacramentos son medios para recibir la gracia, y obtener la salvación, por lo tanto, todos los hombres tienen necesidad de recibir la mayoría de ellos.

Hemos dicho que para todos es necesario el Bautismo (Cfr. Dz. 388, 413, 996).
Son 7:
En el Bautismo se recibe la gracia de la vida sobrenatural.

En la Confirmación, Cristo nos otorga la gracia de la madurez cristiana y nos hace testigos de Él.

En la Eucaristía es la gracia del alimento del espíritu – pan y vino - la que se recibe.

La Reconciliación o Penitencia nos hace posible que nos reconciliemos con Dios, a través del arrepentimiento y el perdón de Dios.

La Unción de los Enfermos es el que nos da la fortaleza para enfrentar la enfermedad.

El Orden se recibe el poder que Cristo les da - a algunas personas – el sacerdocio ministerial.

En el Matrimonio, Cristo hace posible la unión sacramental de un hombre y una mujer para toda la vida.

Los sacramentales: Los sacramentales son signos sagrados, muchas veces con materia y forma, por medio de los cuales se reciben efectos espirituales y que son actos públicos de culto y santificación. Pueden ser “cosas” o “acciones”, por la intercesión de la Iglesia (Cfr. CIC. no.1166).

Ellos fueron instituidos por la Iglesia, a diferencia de los sacramentos, que fueron instituidos por Cristo. Tienen ciertas semejanzas con los sacramentos. Son signos de la oración de la Iglesia y nos disponen para recibir la gracia. 

Ejemplos de símbolos materiales sacramentales y que actúan ex opere operantis (obran en razón de la Iglesia):
El agua bendita, la más importante

Objetos religiosos benditos (cruces, medallas, rosarios...)

Ejemplos de “acciones” sacramentales:
La bendición, la más importante, porque se implora la protección de Dios.
La señal de la Cruz
Cuando utilizamos o recibimos los sacramentales, lo que estamos haciendo es acogernos a la misericordia de Dios y poniéndonos bajo su protección. Debemos de tratarlos con mucho respeto y estar conscientes de lo que significan.
ceciliacernadas
 
Mensajes: 11
Registrado: Vie Oct 03, 2014 5:47 pm

Anterior

Volver a Curso de Formación para Catequistas

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], laurelpe69

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |