63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo humano

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano, también conocida como Teología del Cuerpo.

En esta segunda parte se toca el adulterio, la concupiscencia, la donación mutua del hombre y a mujer en el matrimonio, la dignidad del cuerpo y del sexo, lo «ético» y lo «erótico» en el amor humano y el respeto al cuerpo.

Fechas:
Este curso consta 40 sesiones que se impartirán todos los martes y sábados a partir del 27 de agosto de 2013 , la última será el 3 enero de 2014

Moderadores: pilar calva, Catholic.net, Margarita Gonzalez, Moderadores Animadores

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor b. gabriel reyes reyes » Jue Feb 13, 2014 7:41 pm

[b]¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
"La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra."[/b]
[i]Para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad debe estar inmersa en el principio de la “pureza de corazón”, tanto por parte del creador, como por parte del espectador. Ambos, el artista en el proceso de creación de su obra y el espectador en el proceso de “mirar” la obra artística, han de considerar y vivir la dignidad del hombre en su corporeidad masculina y femenina, y el significado esponsalicio de la feminidad y masculinidad.[/i]

[b]Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.[/b]
[i]La creación artística de la humanidad, desde antiguo, en el desarrollo de los diversos campos de la cultura y en la “comunicación” social de ésta, ha tomado al cuerpo humano como tema-objeto. La constante “expresión visible” del cuerpo, en su desnudez, lleva a pensar que ese tema contiene algo misterioso que atrae y que no termina de ser escudriñado, deja insatisfecha la inquietud del hombre por alcanzar la bondad, la verdad y la belleza de la naturaleza humana.
Hay obras de arte (literarias, teatrales, cinematográficas, etc.) que al “ser contempladas” conducen al espectador hacia una conciencia viva del valor y la gran dignidad del hombre, varón y mujer. Hay otras, sin embargo, obscenas expresiones de “pornografía” o de “pornovisión”, que suscitan objeción en la esfera de la sensibilidad personal del hombre; en ellas se descubre una intencionalidad de reducción del hombre, y de su cuerpo, al rango de objeto de “goce”, destinado a la satisfacción de la concupiscencia, a su posesión anónima.
La verdad sobre el hombre considera el cuerpo humano como signo de la persona, con un significado esponsalicio, camino hacia la realización de la donación personal en la “comunión” de las relaciones interpersonales. De ahí la dignidad del hombre en su corporeidad masculina y femenina, que debe ser observada en la creación artística. El artista debe ser plenamente consciente de la verdad plena del objeto que aborda.
La objetivación artística significa un problema no sólo de naturaleza estética, sino también ética. Hay, en efecto, una relación entre el ethos de la imagen (o de la descripción) y el ethos de la visión (o de alguna otra forma de recepción cognoscitiva: escucha, lectura, etc). La obra de arte, respetuosa de los cánones de una educación sana para la castidad, debe expresar, manifestar y comunicar la verdad del objeto-tema, así por parte del artista; el espectador, por su parte, debe haber un esfuerzo para no quedarse como un “consumidor” superficial de las impresiones “sin opción”, para comuicarse con la verdad del objeto que el autor ha expresado. Así se genera un círculo recíproco entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. [/i]
b. gabriel reyes reyes
 
Mensajes: 149
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor Carlos64 » Jue Mar 06, 2014 1:31 pm

Pregunta: "¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
“La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra.”
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo."


El secreto para que una obra de arte cuyo tema sea el cuerpo humano, sobretodo si se trata del cuerpo humano al desnudo, tanto el femenino como el masculino, respete tales cánones reside en que el artista, a la hora de concebir su obra, a la hora de plasmarla con sus recursos estéticos y técnicos y, finalmente, a la hora de exhibirla al público, sea plenamente consciente de los valores inherentes a la dignidad del cuerpo, relativos al significado esencial del cuerpo como expresión del espíritu y como vehículo de la comunión íntima fundamentada en el amor auténtico. No sólo eso; es además esperable que el artista viva como propios esos valores, de manera que en su concepción artística, en su recreación particular del tema del cuerpo, sea capaz de expresarlos desde la pureza de su propio corazón en el sentido en que Cristo utiliza esta expresión en el Sermón del Monte. En otras palabras, el mundo interior, el ethos del artista, respetando la dignidad del cuerpo plasmará este respeto en su obra, esgrimiendo así una intencionalidad ligada a la expresión y exaltación del ethos corporal. El arte griego clásico, como usted bien apunta, Dra. Pilar, lo logró de forma consumada.

Viendo esto así, se puede recapitular que , desde el punto de vista de la teología del cuerpo, el arte es un recurso de expresión estética de la dignidad del cuerpo, de manera que toda obra artística invite al espectador a mirar el cuerpo en su valor esencial, el cual no es otro sino su significado esponsalicio según el designio original del Creador. El arte, por tanto, está llamado a ser un espacio privilegiado para la sublimación de lo que ya de por sí es sublime, contribuyendo así de forma significativa a una civilización casta y a mantener el cuerpo, desde el punto de vista de la conciencia social, en pureza y respeto. No puede por ende concebirse un arte del cuerpo que prescinda del ethos de la imagen.

EL manejo apropiado del ethos de la imagen conlleva una dichosa eclosión del ethos de la visión. Hay obras de arte en que, contemplando una representación estética del cuerpo humano desnudo, nos sentimos motivados a contemplar el valor de la dignidad humana expresada a través del cuerpo, y sentimos profundo respeto por nuestra realidad corporal y por el amor corporal mismo. Eso es arte que nos eleva sin negar nuestra realidad física, antes bien mostrándola en su verdadero valor y en su más recóndita belleza. Es arte afín a la teología del cuerpo.

La renuncia, por otro lado, al ethos de la imagen (que corresponde a una ausencia del ethos del artista) lleva a obras de "arte" cuya contemplación nos produce conflicto ético y nos conduce a una situación de vulnerabilidad ante los embates del hombre carnal. Si una obra de arte cuyo tema es el cuerpo lo reduce a mero objeto de exhibición concupiscente, ya no hablamos propiamente de arte sino de pornografía. Si es imposible que la contemplación de una obra así nos hable claramente de la dignidad inalienable del cuerpo y, por extensión, de la persona humana, estamos ante una ejemplo más de cosificación y objetivación del cuerpo contrarias al designio de Dios y, por ende, contrarias a la castidad.

Dios la bendiga.
Discípulo de Cristo por amor del Padre y unción del Espíritu. Miembro de la Iglesia por gracia divina. Amar a Jesús es mi mayor alegría.

Dios te salve, María, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra.
Avatar de Usuario
Carlos64
 
Mensajes: 98
Registrado: Mar Sep 17, 2013 6:58 pm
Ubicación: Costa Rica

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor mamafeliz » Dom Mar 16, 2014 8:10 am

En la actividad artística nos encontramos ante un problema de la relación del ethos de la imagen y del Eehos de la vision y de la escucha.
El artista debe ser conciente de la verdad plena del objeto, de toda la escala de valores unidos a el y debe vivirlos él también correctamente como corresponde a la pureza de corazón y debe trasferir esas actitudes y comportamientos a su creación y reproducción artística, porque el espectador está invitado a ver su obra y se comunica con la verdad del objeto creado por el autor.
Hay obras que nos permiten concentrarnos en la verdad total de hombre, pero tambén hay obras en las que nos sentimos lleva os a "mirar para desear", en las que el objeto está destinado a la satisfacción de la concupiscencia.
Por lo que hemos aprendido en estas reflecciones y por la Encíclica Humanae vitae de Pablo VI es de gran importancia "crear un clima favorable a la educación de la castidad" que contenga los dos componentes: el ethos de la imagen y el ethos de la visión.
mamafeliz
 
Mensajes: 116
Registrado: Mié Jun 05, 2013 12:33 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor Alejandra S » Lun Mar 31, 2014 3:26 pm

El punto clave es tener siempre en cuenta el respeto al hombre, creatura de Dios, hijo de Dios, y a su dignidad propia. La imagen de ese hombre debe ser siempre respetada. No se puede considerar al cuerpo fuera de la subjetividad cuando se hace una obra de arte, ya que pertenece a un hombre en concreto.
La pureza del corazón que nos enseña Jesús debe expresarse en todas las actividades del hombre cristiano.
Aunque en el mundo moderno el uso de la imagen en general y del cuerpo humano en especial está muy difundido y usado, debemos prestar atención a lo que hacemos.
Debemos pensar una vez más en “el principio”, en la dignidad del cuerpo y su sentido esponsalicio de don a una sola persona de los más intimo que tiene que ver con su sexualidad. También debemos recordar el sentido de la vergüenza originaria que quiere proteger al hombre y a la mujer de las miradas que quieren cosificarlo; y relacionarlo con las producciones artísticas para darnos cuenta que hay límites éticos. Debemos notar que la cultura de masas quiere meternos en una masificación y un anonimato en el que muchos quieren hacer aparecer como normal la cosificación.
No se trata de tener una mirada maniquea, se trata de tener una mirada positiva y elevar el aprecio por el cuerpo humano hecho por Dios.
Por eso los artistas y espectadores tenemos una responsabilidad al tratar el cuerpo humano: es el cuerpo de un hombre que merece respeto. Así se creará un clima propicio para vivir la virtud de la castidad.
Alejandra S
 
Mensajes: 143
Registrado: Mié May 08, 2013 9:08 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor Dairo Camacho » Mar Jul 08, 2014 10:11 am

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?

El secreto reside en respetar la dignidad del hombre como criatura de Dios y al cuerpo como una parte integral del ser humano, no visto como algo separado o subjetivo sino como algo integral de la naturaleza del hombre mediante el cual el hombre realiza a plenitud su misión y su carácter esponsalicio.

"La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra."
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.

El arte representa no sólo una estética sino también una forma de expresión valida para el ser humano y cuando el arte se vale del cuerpo para este tipo de expresión, el artista tiene un deber no sólo con el arte y la estética sino también con la ética y la moral, la que el cuerpo no debe ser visto solo como un instrumento para suscitar el "mirar" con deseo, o para alienar el pensamiento de quien ve la obra de arte, es decir que el cuerpo no debe ser tomado como algo subjetivo o ajeno a la naturaleza del hombre, ya que como don y regalo de Dios, el cuerpo hace parte integral de la dignidad del hombre y es a la vez una forma en como puede donarse a sí mismo con un carácter esponsalicio y no simplemente como un objeto de deseo y sensualidad. Sin embargo la responsabilidad ante este tipo de expresión artística también incluye a quien observa o recibe la obra, ya que el arte debe ser una forma en como nos comunicamos con nuestro interior y aprendemos de la naturaleza humana y no simplemente un medio para recrear nuestros deseos.
Dairo Camacho
 
Mensajes: 76
Registrado: Mar Jun 11, 2013 9:28 am

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor claudia corchado » Vie Ago 08, 2014 4:50 pm

Pregunta: ¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
“La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra.”
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.

En el curso de la historia de la cultura humana y de la actividad artística, el cuerpo humano ha sido modelo de las obras de arte, así como todo el ambiente del amor entre el hombre y la mujer. En la gran época del arte clásico griego hay obras de arte cuyo tema es el cuerpo humano en su desnudez, y cuya contemplación nos permite concentrarnos, en cierto sentido, sobre la verdad total del hombre, sobre la dignidad y la belleza de su masculinidad y feminidad. En contacto con estas obras, donde no nos sentimos llevados por su contenido hacia el “mirar para desear”, del que habla el sermón de la montaña, aprendemos, en cierto sentido, ese significado esponsalicio del cuerpo, que corresponde y es la medida de la “pureza de corazón”.
Pero también hay obras de arte, y quizá más frecuentemente todavía reproducciones, que suscitan objeción en la esfera de la sensibilidad personal del hombre a causa de la calidad o del modo de su reproducción, figuración, representación artística. A través de todos estos elementos se hace accesible al espectador, como al oyente o al lector, la intencionalidad fundamental de la obra de arte o del producto. Si nuestra sensibilidad personal reacciona con objeción y desaprobación, es así porque en esa intencionalidad fundamental descubrimos indispensable para la obra de arte, o su reproducción, su actual reducción al rango de objeto de “goce”, destinado a la satisfacción de la concupiscencia misma. Y esto está contra la dignidad del hombre también en el orden intencional del arte y de la reproducción, la dignidad del hombre en su corporeidad masculina y femenina, y el significado esponsalicio de la feminidad y masculinidad, grabado en toda la persona humana.
Una responsabilidad no sólo artística, sino también ética. El artista que aborda el tema del cuerpo en cualquier esfera del arte debe ser consciente de la verdad plena del objeto, de toda la escala de valores no sólo debe tenerlos en cuenta en abstracto, sino también vivirlos él mismo correctamente. Esto corresponde de la misma manera a ese principio de la “pureza de corazón” que, es necesario transferir desde la esfera existencial de las actitudes y comportamientos a la esfera intencional de la creación o reproducción artísticas.
La Encíclica Humanæ vitæ de Pablo VI (Núm22) subraya la necesidad de “crear un clima favorable a la educación de la castidad”, y con esto intenta afirmar que el vivir el cuerpo humano en toda la verdad de su masculinidad y feminidad debe corresponder a la dignidad de este cuerpo y a su significado al construir la comunión de las personas, afirmación que ennoblece todo lo que es humano.
Como la creación de la imagen impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el “mirar” impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra. La auténtica y responsable actividad artística tiende a superar el anonimato del cuerpo humano como objeto “sin opción”, buscando, a través del esfuerzo creativo, una expresión artística tal de la verdad sobre el hombre en su corporeidad femenina y masculina, que se asigne como tarea al espectador y, en un radio más amplio, a cada uno de los receptores de la obra. A su vez, depende de él si decide realizar el propio esfuerzo para acercarse a esta verdad, o si se queda solo en un “consumidor” superficial de las impresiones, esto es, uno que se aprovecha del encuentro con el anónimo cuerpo sólo a nivel de la sensualidad que, de por sí, reacciona ante su objeto precisamente “sin opción”.

Saludos a todos.
claudia corchado
 
Mensajes: 150
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor marthika7 » Lun Sep 08, 2014 10:51 am

Pregunta:
¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
“La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra”.

La Humanae Vitae, en su numeral 22, habla de la necesidad de crear un clima favorable para la castidad, esto deviene en ese compromiso de los medios de comunicación y el arte en general, a transparentar eso dos componentes tan vitales a la hora de tomar el cuerpo humano, como objeto o tema, de estas. En ellas debe estar la ética de la imagen, esto es estética y ética unidas, tanto en la objetivación de la imagen como en la intencional de la obra, para que estos dejen la tarea al espectador de hacerse a ese significado esponsalicio del cuerpo, la total interdimensionalidad de la persona humana, en su masculinidad y feminidad. Es decir, hacerse a la verdad sobre el hombre y no a su degradación como reducción al rango de objeto, y objeto anónimo de goce individualista, destinado a la satisfacción de la concupiscencia.

Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.
El arte en la Teología del Cuerpo es una herramienta de comunicación social, en la que se implican estética y ética, para trabajar en pos a crear un clima adecuado para la castidad, esto es, una valoración de la verdad de la persona humana, y del significado esponsalicio del cuerpo. El arte trasparenta o comunica los valores de la generación en la que se produce, incluso, ayuda a transformarlos. En consecuencia, el artista tiene una tarea hermosa que contribuirá a cambiar las actuales estructuras que degradan el cuerpo y dirigirlo hacia una sociedad mejor, donde la masculinidad y la feminidad del ser humano se puedan vivir en su total verdad.
marthika7
 
Mensajes: 179
Registrado: Mié Ene 04, 2012 4:01 pm

Anterior

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte II La purificación del corazón

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], rapedPaf

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron