57. La doctrina paulina sobre la pureza

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano, también conocida como Teología del Cuerpo.

En esta segunda parte se toca el adulterio, la concupiscencia, la donación mutua del hombre y a mujer en el matrimonio, la dignidad del cuerpo y del sexo, lo «ético» y lo «erótico» en el amor humano y el respeto al cuerpo.

Fechas:
Este curso consta 40 sesiones que se impartirán todos los martes y sábados a partir del 27 de agosto de 2013 , la última será el 3 enero de 2014

Moderadores: pilar calva, Catholic.net, Margarita Gonzalez, Moderadores Animadores

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor fpelaez » Mié Ene 29, 2014 4:50 pm

La pureza como virtud, o sea, capacidad de «mantener el propio cuerpo en santidad y respeto», aliada con el don de la piedad, como fruto de la inhabitación del Espíritu Santo en el «templo» del cuerpo, realiza en él una plenitud tan grande de dignidad en las relaciones interpersonales, que Dios mismo es glorificado en él. La pureza es gloria del cuerpo humano ante Dios. Es la gloria de Dios en el cuerpo humano, a través del cual se manifiestan la masculinidad y la feminidad. De la pureza brota esa belleza singular que penetra cada una de las esferas de la convivencia recíproca de los hombres y permite expresar en ella la sencillez y la profundidad, la cordialidad y la autenticidad irrepetible de la confianza personal.
Di lo mismo con tu propia comprensión del tema. Por favor deja muy clara la relación entre piedad y pureza.



El hombre nuevo se ha visto revestido por la gracia de Dios, gracia que da al hombre la posibilidad de vivir la virtud de le pureza, de mantenerse en santidad. Mantener un corazón puro permite que la gracia siga viva en el corazón del hombre nuevo, la gracia que es propia del Espíritu Santo que vive en el cuerpo del hombre. El Espíritu Santo llena de dignidad a cada ser humano y proporciona dones propios de su Ser, como lo es la piedad. Ambas, pureza y piedad necesarias para el perfeccionamiento del hombre. Las dos, influyen dentro de las relaciones humanas entre hombre y mujer, pureza para ver al otro con los ojos del Amor, como don de Dios el uno para el otro, piedad para poder contemplar lo divino y actuar con respeto hacia la dignidad que porta cada ser humano por el hecho de ser hombre, imagen y semejanza de Dios.
fpelaez
 
Mensajes: 60
Registrado: Lun Jun 03, 2013 10:16 am

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor jcuengar » Mar Feb 04, 2014 2:52 pm

Nuevamente, para ser Cristiano es necesario reconocer a "Cristo que vive en Mí".
El espíritu Sant que nos da sus dones, articula esta presencia de Cristo en nosotros y mediante la eucaristia se refuerza cada vez.
La piedad como don, en la confirmación y nuestra aceptación dócil y mansa, nos ponen en el estado de entendimiento de estas verdades para ser y actuar conforme a ellas. Así es que el actuar correctamente también es producto de nuestra docilidad a la voluntad del Padre que se nos anuncia en cada misa y en cada acto de devoción y piedad.
jcuengar
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun Ene 09, 2012 5:56 pm

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor BlancaElena » Mié Feb 05, 2014 8:04 am

La pureza como virtud, o sea, capacidad de «mantener el propio cuerpo en santidad y respeto», aliada con el don de la piedad, como fruto de la inhabitación del Espíritu Santo en el «templo» del cuerpo, realiza en él una plenitud tan grande de dignidad en las relaciones interpersonales, que Dios mismo es glorificado en él. La pureza es gloria del cuerpo humano ante Dios. Es la gloria de Dios en el cuerpo humano, a través del cual se manifiestan la masculinidad y la feminidad. De la pureza brota esa belleza singular que penetra cada una de las esferas de la convivencia recíproca de los hombres y permite expresar en ella la sencillez y la profundidad, la cordialidad y la autenticidad irrepetible de la confianza personal.

Di lo mismo con tu propia comprensión del tema. Por favor deja muy clara la relación entre piedad y pureza.

La doctrina paulina valora la pureza del cuerpo para Gloria de DIOS su Creador. El estado esponsalicio vuelve a nacer como al "principio" con la pureza de corazón y la piedad hace a los sentidos vivirla eficazmente. La pureza es la verdad, lo bueno y lo bello que el hombre busca y encuentra mediante la sabiduría, es la confirmación en el Evangelio de lo expresado en los libros Sapiensales del Antiguo Testamento.

La relación entre la pureza y la piedad está en que la piedad acoge al hombre en sus sentidos para que manifieste en su forma de actuar la dignidad propia de la persona humana y para que viva la pureza de corazón en el Amor. La piedad como don es la presencia del ESPIRITU SANTO en el hombre creado a imagen y semejanza de DIOS, templos que deben ser cuidados y protegidos; como virtud en las disposiciones interiores y exteriores para vivir la pureza.
Avatar de Usuario
BlancaElena
 
Mensajes: 1415
Registrado: Mié Ene 18, 2012 8:45 pm

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor Alejandra S » Mar Feb 25, 2014 5:20 pm

La pureza y la piedad están íntimamente relacionadas. Un hombre que busca y encuentra la sabiduría, que comprende las palabras del Sermón de la Montaña que lo llama a vivir una vida nueva en la Gracia de Dios, que vive como hijo amoroso de Dios en Dignidad; y que vive la virtud de la piedad; lo ayudará a vivir la virtud de la pureza. Su Cuerpo es Templo del Espíritu Santo. Por otro lado, si ese hombre vive la virtud de la pureza en todos los aspectos de su vida; glorificará a Dios en la virtud de la piedad.
El saberse hijo de Dios y amado por Él, el tener una dignidad especial, ayuda a vivir la virtud de la pureza.
Alejandra S
 
Mensajes: 143
Registrado: Mié May 08, 2013 9:08 pm

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor mamafeliz » Mar Mar 04, 2014 12:12 pm

Nuestro cuerpo es el templo de Espíritu Santo que hemos recibido de Dios, por lo tanto no nos pertenecemos porque fuimos "comprados a precio" y somos miembros de Cristo. Cristo nos redime, por lo tanto estamos comprometidos a la pureza que es el "mantenimiento del cuerpo en santidad y respeto".
Nuestro cuerpo es el templo del Espíritu Santo, él habita en nuestro cuerpo y nos llena de sus dones espirituales, los 7 dones y uno de ellos es el de la Piedad, que es el más apropiado a la virtud de la pureza.
La piedad sensibiliza al ser humano a su dignidad que es propia de su cuerpo humano en virtud del misterio de la creación y de la redención. La piedad abre el acceso pleno a la experiencia del significado esponsalicio del cuerpo y de la libertad del don en el cual se descubre el rostro profundo de la pureza y su coniexión orgánica con el amor.
La pureza aliada a la piedad realiza en el cuerpo una plenitud tan grande de dignidad en las relaciones interpersonales, que Dios mismo es glorifiacado en él. La pureza es la gloria del cuerpo humano ante Dios.
La doctrina paulina acerca de la pureza indica una continuidad con el antiguo testamento. Ya que en el Antiguo Testamento se ve una preparación a la doctrina paulina de la pureza.
mamafeliz
 
Mensajes: 116
Registrado: Mié Jun 05, 2013 12:33 pm

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor matrapaga » Mar Abr 01, 2014 10:37 pm

La pureza como virtud, o sea, capacidad de «mantener el propio cuerpo en santidad y respeto», aliada con el don de la piedad, como fruto de la inhabitación del Espíritu Santo en el «templo» del cuerpo, realiza en él una plenitud tan grande de dignidad en las relaciones interpersonales, que Dios mismo es glorificado en él. La pureza es gloria del cuerpo humano ante Dios. Es la gloria de Dios en el cuerpo humano, a través del cual se manifiestan la masculinidad y la feminidad. De la pureza brota esa belleza singular que penetra cada una de las esferas de la convivencia recíproca de los hombres y permite expresar en ella la sencillez y la profundidad, la cordialidad y la autenticidad irrepetible de la confianza personal.
Di lo mismo con tu propia comprensión del tema. Por favor deja muy clara la relación entre piedad y pureza[b][/b
La virtud de la pureza (parte de la templanza) nos ayuda a mantener el cuerpo en santidad y respeto, le devuelve su dignidad, cuando el hombre dirije su voluntad hacia la pureza y quiere manterse con respeto hacia su cuerpo el don del Espíritu Santo viene también en su auxilio y dá al hombre el don de la piedad y esto hace que el hombre en su totalidad (con su cuerpo) recobre su dignidad (de la inocencia original)y esta dignidad se manifiesta en las realciones interpersonales especialmente en la relación de los esposos, en donde Dios mismo se manifiesta en la masculinidad y feminidad de cada uno de ellos. De la pureza(rectitud de intención) brota la belleza en cada una de las esferas del ser humano que se manifiestan en las relaciones con los demás.
matrapaga
 
Mensajes: 59
Registrado: Lun Jun 03, 2013 1:25 pm

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor cabacort » Jue May 08, 2014 9:49 pm

La pureza como virtud, o sea, capacidad de «mantener el propio cuerpo en santidad y respeto», aliada con el don de la piedad, como fruto de la inhabitación del Espíritu Santo en el «templo» del cuerpo, realiza en él una plenitud tan grande de dignidad en las relaciones interpersonales, que Dios mismo es glorificado en él. La pureza es gloria del cuerpo humano ante Dios. Es la gloria de Dios en el cuerpo humano, a través del cual se manifiestan la masculinidad y la feminidad. De la pureza brota esa belleza singular que penetra cada una de las esferas de la convivencia recíproca de los hombres y permite expresar en ella la sencillez y la profundidad, la cordialidad y la autenticidad irrepetible de la confianza personal.
Di lo mismo con tu propia comprensión del tema. Por favor deja muy clara la relación entre piedad y pureza.

Cuando establecemos una relación con otra persona, manifestamos nuestro respeto, nuestro amor, nuestros deseos y sentimientos hacia ella, quizás en un nivel negativo o en un nivel positivo. De acuerdo a nuestro corazón, de acuerdo a la presencia del Espíritu Santo en el "templo" de nuestro cuerpo, hemos de conducirnos con santidad y respeto.
Nuestra pureza de corazón se ha de reflejar en nuestra manera de relacionarnos con los demás, pues si somos respetuosos, cordiales, auténticos, seremos personas virtuosas y además, seremos piadosas, pues al tener buenos sentimientos y acciones positivas, se percibirá la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas.
Ser hombre o mujer es una oportunidad de vivir las bienaventuranzas de Jesús a través de la santidad y del respeto hacia nosotros mismos, hacia nuestro cuerpo y hacia los demás, hacia la dignidad de persona que a cada uno nos ha dado nuestro Padre Dios y que nos permite una vida plena y grata a sus ojos.
cabacort
 
Mensajes: 175
Registrado: Vie Jun 14, 2013 5:02 pm

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor Dairo Camacho » Mar Jun 24, 2014 2:02 pm

La pureza como virtud, o sea, capacidad de «mantener el propio cuerpo en santidad y respeto», aliada con el don de la piedad, como fruto de la inhabitación del Espíritu Santo en el «templo» del cuerpo, realiza en él una plenitud tan grande de dignidad en las relaciones interpersonales, que Dios mismo es glorificado en él. La pureza es gloria del cuerpo humano ante Dios. Es la gloria de Dios en el cuerpo humano, a través del cual se manifiestan la masculinidad y la feminidad. De la pureza brota esa belleza singular que penetra cada una de las esferas de la convivencia recíproca de los hombres y permite expresar en ella la sencillez y la profundidad, la cordialidad y la autenticidad irrepetible de la confianza personal.
Di lo mismo con tu propia comprensión del tema. Por favor deja muy clara la relación entre piedad y pureza.

La pureza, ya sea como virtud o como gloria de Dios manifestada en el cuerpo humano, es tanto la capacidad de guiar y mantener nuestro cuerpo en santidad y respeto, para con nosotros mismos, como para con los demás, como una forma de manifestar la masculinidad y la feminidad. Es decir que la pureza es regalo que permite expresar lo más bello de nuestro ser.
Por su parte la piedad, como don del Espíritu Santo permite que la pureza de nuestro interior llegue a su plena realización, así como a la realización de las demás virtudes humanas.
Dairo Camacho
 
Mensajes: 76
Registrado: Mar Jun 11, 2013 9:28 am

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor claudia corchado » Lun Jul 14, 2014 12:53 pm

Pregunta:
La pureza como virtud, o sea, capacidad de «mantener el propio cuerpo en santidad y respeto», aliada con el don de la piedad, como fruto de la inhabitación del Espíritu Santo en el «templo» del cuerpo, realiza en él una plenitud tan grande de dignidad en las relaciones interpersonales, que Dios mismo es glorificado en él. La pureza es gloria del cuerpo humano ante Dios. Es la gloria de Dios en el cuerpo humano, a través del cual se manifiestan la masculinidad y la feminidad. De la pureza brota esa belleza singular que penetra cada una de las esferas de la convivencia recíproca de los hombres y permite expresar en ella la sencillez y la profundidad, la cordialidad y la autenticidad irrepetible de la confianza personal.
Di lo mismo con tu propia comprensión del tema. Por favor deja muy clara la relación entre piedad y pureza.

La virtud de la pureza permite al hombre respetar su propio cuerpo, manteniéndolo en santidad. El don de la piedad, regalo de DIOS, potencia la virtud de la pureza, influenciando en la persona para que recapacite y perciba la importancia de la dignidad de su cuerpo. El hombre ha sido creado de la nada y DIOS le ha regalado la vida, una vida que sin ningún mérito le ha sido concedida. Y si se ha reconocido que la vida y el cuerpo son un regalo, y que pertenece a alguien más, se vive con respeto y agradecimiento, haciendo lo que dice el Señor.

Saludos a todos.
claudia corchado
 
Mensajes: 150
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 57. La doctrina paulina sobre la pureza

Notapor marthika7 » Mié Ago 06, 2014 4:16 pm

Pregunta:
La pureza como virtud, o sea, capacidad de «mantener el propio cuerpo en santidad y respeto», aliada con el don de la piedad, como fruto de la inhabitación del Espíritu Santo en el «templo» del cuerpo, realiza en él una plenitud tan grande de dignidad en las relaciones interpersonales, que Dios mismo es glorificado en él. La pureza es gloria del cuerpo humano ante Dios. Es la gloria de Dios en el cuerpo humano, a través del cual se manifiestan la masculinidad y la feminidad. De la pureza brota esa belleza singular que penetra cada una de las esferas de la convivencia recíproca de los hombres y permite expresar en ella la sencillez y la profundidad, la cordialidad y la autenticidad irrepetible de la confianza personal.
Di lo mismo con tu propia comprensión del tema. Por favor deja muy clara la relación entre piedad y pureza.


La pureza y la piedad, como virtud y don están aliadas y desde su propio ser permiten el mandamiento del propio cuerpo, esto es el “mantenerlo en santidad y respeto”, este mandamiento se fructifica en nuestras relaciones interpersonales puesto que permite la experiencia del amor que ha sido grabado por Dios en nuestros corazones, lo que añade a la comprensión del significado verdadero del cuerpo humano, su carácter esponsalicio y de la libertad de los hijos de Dios. La pureza está vinculada con el amor, y es este el que me permite reconocer al otro en su integralidad y belleza, en su valor y dignidad.

La virtud de la pureza, agrega que podemos glorificar a Dios a través de ella, ya que en esa capacidad podemos reconocernos como Templos del Espíritu Santo y que gracias a ese regalo, podemos glorificar a Dios desde nuestro ser femenino y masculino.

Cuando podemos ver a los demás, a través de los lentes de un corazón puro, nuestras relaciones interpersonales se enriquecen y permiten que estas sean espontáneas, caracterizadas por la sencillez y la confianza. Si puedo ver al otro desde su realidad dimensión de hijo de Dios y templo del Espíritu Santo, jamás profanaría o “vería para desear” al otro, sino que en mis actos, acciones y palabras se manifestaría la vida en el Espíritu.
marthika7
 
Mensajes: 179
Registrado: Mié Ene 04, 2012 4:01 pm

Anterior

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte II La purificación del corazón

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron