63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo humano

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano, también conocida como Teología del Cuerpo.

En esta segunda parte se toca el adulterio, la concupiscencia, la donación mutua del hombre y a mujer en el matrimonio, la dignidad del cuerpo y del sexo, lo «ético» y lo «erótico» en el amor humano y el respeto al cuerpo.

Fechas:
Este curso consta 40 sesiones que se impartirán todos los martes y sábados a partir del 27 de agosto de 2013 , la última será el 3 enero de 2014

Moderadores: pilar calva, Catholic.net, Margarita Gonzalez, Moderadores Animadores

63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo humano

Notapor pilar calva » Mar Oct 22, 2013 10:32 pm

(6-V-81/10-V-81)

1. En el sermón de la montaña Cristo pronunció las palabras, a las cuales hemos dedicado una larga serie de reflexiones. Al explicar a sus oyentes el significado propio del mandamiento: “No adulterarás”, Cristo se expresa así: “Pero yo <i>Os</i> digo que todo el que mira a una mujer deseándola, ya adulteró con ella en su corazón” (<i>Mt</i> 5, 28). Parece que estas palabras se refieren también a los amplios ámbitos de la cultura humana, sobre todo a los de la actividad artística, de los que ya se ha tratado últimamente en el curso de algunos encuentros de los miércoles. Hoy nos conviene dedicar la parte final de estas reflexiones al problema de la relación entre <i> el <i>ethos</i> </i> de la imagen -o de la descripción- y <i> el <i>ethos</i> </i> de la visión y de la escucha, de la lectura o de otras formas de recepción cognoscitiva, con las cuales se encuentra el contenido de la obra de arte o de la audiovisión entendida en sentido lato.

2. Y aquí volvemos una vez más al problema señalado ya anteriormente: si, y en qué medida, el cuerpo humano, en toda la visible verdad de su masculinidad y feminidad, puede ser un tema de la obra de arte y, por esto mismo, un tema de esa específica “comunicación” social, a la que tal obra está destinada. Esta pregunta se refiere todavía más a la cultura contemporánea de “masa”, ligada a las técnicas audiovisuales. ¿Puede el cuerpo humano ser este modelo-tema, dado que nosotros sabemos que con esto esta unida esa objetividad “sin opción” que antes hemos llamado “anonimato”, y que parece comportar una grave, potencial amenaza de toda la esfera de los significados propia del cuerpo del hombre y de la mujer, a causa del carácter personal del sujeto humano y del carácter de “comunión” de las relaciones interpersonales?

Se puede añadir ahora que las expresiones “pornografía” o “pornovisión” -a pesar de su antigua etimología- han aparecido relativamente tarde en el lenguaje. La terminología tradicional latina se servía del vocablo obscaena, indicando de este modo todo lo que no debe ponerse ante los ojos de los espectadores, lo que debe estar rodeado de discreción conveniente, lo que <i> no puede presentarse a la mirada humana sin opción alguna</i>.

3. Al plantear la pregunta precedente, nos damos cuenta de que, de facto, en el curso de épocas enteras de la cultura humana y de la actividad artística, el cuerpo humano <i> ha sido y es un modelotema tal </i> de las obras de arte visivas, así como toda la esfera del amor entre el hombre y la mujer y, unido con el, hasta el “donarse recíproco” de la masculinidad y feminidad con su expresión corpórea, ha sido, es y será tema de la narrativa literaria. Esta narración también halló su lugar en la Biblia, sobre todo en el texto del “Cantar de los Cantares”, del que nos convendrá ocuparnos en otra circunstancia. Más aún, es necesario constatar que en la historia de la literatura o del arte, en la historia de la cultura humana, este tema <i> aparece con particular frecuencia</i> y resulta <i> particularmente importante</i>. De hecho, se refiere a un problema que es <i> grande e importante</i> en sí mismo. Lo hemos manifestado desde el comienzo de nuestras reflexiones, siguiendo las huellas de los textos bíblicos, que nos revelan la dimensión justa de este problema: es decir, la dignidad del hombre en su corporeidad masculina y femenina, y el significado esponsalicio de la feminidad y masculinidad, grabado en toda la estructura interior -y, al mismo tiempo, visible- de la persona humana.

4. Nuestras reflexiones precedentes no pretendían poner en duda el derecho a este tema. Sólo miran a demostrar que su desarrollo está vinculado a una responsabilidad particular de naturaleza, no sólo artística, sino también ética. <i> El artista</i> que aborda ese tema en cualquier esfera del arte o mediante las técnicas audiovisuales, <i> debe ser consciente</i> de la verdad plena del objeto, de toda la <i> escala de valores</i> unidos con el; no sólo debe tenerlos en cuenta en abstracto, sino también vivirlos él mismo correctamente. Esto corresponde de la misma manera a ese principio de la “pureza de corazón” que, en determinados casos, es necesario transferir desde la esfera existencial de las actitudes y comportamientos a la esfera intencional de la creación o reproducción artísticas.

Parece que el proceso de esta creación tiende no sólo a la objetivación (y en cierto sentido a una nueva “materialización”) del modelo, sino, al mismo tiempo, <i> a expresar en esta objetivización</i> lo que puede llamarse la <i> idea creativa</i> del artista, en la cual se manifiesta precisamente su <i> mundo interior de los valores</i> por lo tanto, también la vivencia de la verdad de su objeto. En este proceso se realiza una transfiguración característica del modelo o de la materia y, en particular, de lo que es el hombre, el cuerpo humano en toda la verdad de su masculinidad o feminidad. (Desde este punto de vista, como ya hemos mencionado, hay una diferencia muy relevante, por ejemplo, entre el cuadro o la escultura y entre la fotografía o el filme). El espectador, invitado por el artista a ver su obra, se comunica no sólo con la objetivización y, por lo tanto, en cierto sentido, con una nueva “materialización” del modelo o de la materia, sino que, al mismo tiempo, se comunica con la verdad del objeto que el autor, en su “materialización” artística ha logrado expresar con los medios apropiados.

5. En el decurso de las distintas épocas, comenzando por la antigüedad -y sobre todo en la gran época del arte clásico griego- hay obras de arte, cuyo tema es el cuerpo humano en su desnudez, y cuya contemplación nos permite concentrarnos, en cierto sentido, sobre la verdad total del hombre, sobre la dignidad y la belleza -incluso esa “suprasensual”- de su masculinidad y feminidad. Estas obras <i> tienen en sí, como escondido, un elemento de sublimación</i>, que conduce al espectador, a través del cuerpo, a todo el misterio personal del hombre. En contacto con estas obras, donde no nos sentimos llevados por su contenido hacia el “mirar para desear”, del que habla el sermón de la montaña, aprendemos, en cierto sentido, ese significado esponsalicio del cuerpo, que corresponde y es la medida de la “pureza de corazón”. Pero también hay obras de arte, y quizá más frecuentemente todavía reproducciones, que suscitan objeción en la esfera de la sensibilidad personal del hombre -no a causa de su objeto, puesto que el cuerpo humano en sí mismo tiene siempre su dignidad inalienable-, sino a causa de la calidad o del modo de su reproducción, figuración, representación artística. Sobre ese modo y esa calidad pueden decidir los varios coeficientes de la obra o de la reproducción, así como también múltiples circunstancias, frecuentemente de naturaleza técnica y no artística.

Es sabido que a través de todos estos elementos, en cierto sentido, se hace accesible al espectador, como al oyente o al lector, <i> la misma intencionalidad fundamental</i> de la obra de arte o del producto de técnicas relativas. Si nuestra sensibilidad personal reacciona con objeción y desaprobación, es así porque en esa intencionalidad fundamental, juntamente con la objetivización del hombre y de su cuerpo, descubrimos indispensable para la obra de arte, o su reproducción, su actual reducción al rango de <i> objeto, objeto de “goce”, destinado a la satisfacción de la concupiscencia misma</i>. Y esto está contra la dignidad del hombre también en el orden intencional del arte y de la reproducción. Por analogía, es necesario aplicar lo mismo a los varios campos de la actividad artística -según la respectiva especificación- como también a las diversas técnicas audiovisuales.

6. La Encíclica <i> Humanæ vitæ</i> de Pablo VI (<i>Núm</i>. 22) subraya la necesidad de “crear un clima favorable a la educación de la castidad”; y con esto intenta afirmar que el vivir el cuerpo humano en toda la verdad de su masculinidad y feminidad debe corresponder a la dignidad de este cuerpo y a su significado al construir la comunión de las personas. Se puede decir que ésta es una de las dimensiones fundamentales de la cultura humana, entendida como <i> afirmación que ennoblece todo lo que es humano</i>. Por esto hemos dedicado esta breve exposición al problema que, en síntesis, podría ser llamado el <i>ethos</i> de la imagen. Se trata de la imagen que sirve para una singular “visibilización” del hombre, y que es necesario comprender en sentido más o menos directo. La imagen esculpida o pintada “expresa visiblemente” al hombre; lo “expresa visiblemente” de otro modo la representación teatral o el espectáculo del ballet, de otro modo el filme; también la obra literaria, a su manera, tiende a suscitar imágenes interiores, sirviéndose de las riquezas de la fantasía o de la memoria humana. Por tanto, lo que aquí hemos llamado “el <i>ethos</i> <i> de la imagen”</i> no puede ser considerado abstrayéndolo del componente correlativo, que sería necesario llamar el “<i>ethos</i> <i> de la visión”</i>. Entre uno y otro componente se contiene todo el proceso de comunicación, independientemente de la amplitud de los círculos que describe esta comunicación, la cual en este caso es siempre “social”.

7. La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene <i> estos dos componentes</i>; se refiere, por decirlo así, a <i> un círculo</i> recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el <i>ethos</i> de la imagen y el <i>ethos</i> de la visión.

Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el “mirar” entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra.

La auténtica y responsable actividad artística tiende a superar el anonimato del cuerpo humano como objeto “sin opción”, buscando (como ya se ha dicho antes), a través del esfuerzo creativo, una expresión artística tal de la verdad sobre el hombre en su corporeidad femenina y masculina, que, <i> por así decirlo, se asigne como tarea al espectador</i> y, en un radio más amplio, a cada uno de los <i> receptores de la obra</i>.

A su vez, depende de él si decide realizar el propio esfuerzo para acercarse a esta verdad, o si se queda solo en un “consumidor” superficial de las impresiones, esto es, uno que se aprovecha del encuentro con el anónimo tema-cuerpo sólo a nivel de la sensualidad que, de por sí, reacciona ante su objeto precisamente “sin opción”.

Terminamos aquí este importante capítulo de nuestras reflexiones sobre la teología del cuerpo, cuyo punto de partida han sido las palabras pronunciadas por Cristo en el sermón de la montaña: palabras válidas para el hombre de todos los tiempos, para el hombre “histórico”, y válidas para cada uno de nosotros.

Sin embargo, las reflexiones sobre la teología del cuerpo no quedarían completas, si no considerásemos otras palabras de Cristo, es decir, aquellas en las que El se refiere a la resurrección futura. Así, pues, nos proponemos dedicar a ellas la parte siguiente de nuestras consideraciones.



Pregunta: ¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
“La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra.”
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.
Avatar de Usuario
pilar calva
Moderador Staff
 
Mensajes: 146
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor CasJor » Lun Ene 13, 2014 10:22 am

Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo humano
¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
“La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra.”
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.


Siendo que la ética es la reflexión filosófica en torno a la dimensión moral de los actos humanos, y que todo acto humano -en la medida que es realizado con el grado de conciencia y libertad que nos es posible a pesar de los condicionamientos- es un acto responsable, por tanto esta aseveración amerita cuanto menos una revisión crítica desde la ética. Esto parece más patente aún, cuando se trata de un acto propiamente humano –como el artístico– y sobre el propio cuerpo del hombre.

En nuestros días el arte ha evolucionado y tenemos arte abstracto, arte geométrico, arte conceptual que no es basado en la naturaleza ni en el ser humano. Pero queda que el arte debe ser universal. Los límites éticos del arte deben establecerse de manera tal que no ofenda a nadie. Pero en el arte no hay ética por que el artista es quien hace el arte y se basa en sus gustos e influencias. Han habido muchos casos que no merece la pena mencionar acá en los que el arte ofendió a diversos sectores de la sociedad, entre ellos nuestra fe.

El arte no es para cambiar el mundo, el arte es para embellecer el mundo. Debe haber ética en cada acción humana. La ética en el arte está con la honestidad, es esencial; generalmente el artista hace arte para para él antes que para los demás. Si se hace de esa manera, entonces el arte ha cumplido su función. Pero cuando se hace arte para los demás, se debe respetar las creencias y valores de los diversos sectores de la humanidad de manera tal que no se afecte su forma de pensar y creer.
CasJor
 
Mensajes: 63
Registrado: Lun Jun 03, 2013 9:26 am
Ubicación: Costa Rica

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor Maria 2 » Lun Ene 13, 2014 5:13 pm

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad? "La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra." Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.

En qué medida, el cuerpo humano, en toda la visible verdad de su masculinidad y feminidad, puede ser un tema de la obra de arte. Se puede añadir ahora que las expresiones "pornografía" o "pornovisión" -a pesar de su antigua etimología- han aparecido relativamente tarde en el lenguaje. La terminología tradicional latina se servía del vocablo obscena, indicando de este modo todo lo que no debe ponerse ante los ojos de los espectadores, lo que debe estar rodeado de discreción conveniente, lo que no puede presentarse a la mirada humana sin opción alguna.

Al plantear la pregunta precedente, nos damos cuenta de que el cuerpo humano ha sido y es un modelo tema tal de las obras de arte visivas, así como toda la esfera del amor entre el hombre y la mujer y, unido con el, hasta el "donarse recíproco" de la masculinidad y feminidad con su expresión corpórea, ha sido, es y será tema de la narrativa literaria en la historia de la cultura humana, este tema aparece con particular frecuencia y resulta particularmente importante. De hecho, se refiere a un problema que es grande e importante en sí mismo. Lo hemos manifestado desde el comienzo de nuestras reflexiones, siguiendo las huellas de los textos bíblicos, que nos revelan la dimensión justa de este problema: es decir, la dignidad del hombre en su corporeidad masculina y femenina, y el significado esponsalicio de la feminidad y masculinidad, grabado en toda la estructura interior -y, al mismo tiempo, visible- de la persona humana.

El artista que aborda ese tema en cualquier esfera del arte o mediante las técnicas audiovisuales, debe ser consciente de la verdad plena del objeto, de toda la escala de valores unidos con el; no sólo debe tenerlos en cuenta en abstracto, sino también vivirlos él mismo correctamente. Esto corresponde de la misma manera a ese principio de la "pureza de corazón" que, en determinados casos, es necesario transferir desde la esfera existencial de las actitudes y comportamientos a la esfera intencional de la creación o reproducción artísticas.

Parece que el proceso de esta creación lo que puede llamarse la idea creativa del artista, en la cual se manifiesta precisamente su mundo interior de los valores hay una diferencia muy relevante, por ejemplo, entre el cuadro o la escultura y entre la fotografía o el filme). El espectador, invitado por el artista a ver su obra, se comunica no sólo con la objetivización y, por lo tanto, en cierto sentido, con una nueva "materialización" del modelo o de la materia, sino que, al mismo tiempo, se comunica con la verdad del objeto que el autor, en su "materialización" artística ha logrado expresar con los medios apropiados.

En el curso de las distintas épocas, comenzando por la antigüedad -y sobre todo en la gran época del arte clásico griego- hay obras de arte, cuyo tema es el cuerpo humano en su desnudez, y cuya contemplación nos permite concentrarnos, en cierto sentido, sobre la verdad total del hombre, sobre la dignidad y la belleza -incluso esa "suprasensual"- de su masculinidad y feminidad. Estas obras tienen en sí, como escondido, un elemento de sublimación, que conduce al espectador, a través del cuerpo, a todo el misterio personal del hombre. En contacto con estas obras, donde no nos sentimos llevados por su contenido hacia el "mirar para desear", del que habla el sermón de la montaña, aprendemos, en cierto sentido, ese significado esponsalicio del cuerpo, que corresponde y es la medida de la "pureza de corazón". Pero también hay obras de arte, y quizá más frecuentemente todavía reproducciones, que suscitan objeción en la esfera de la sensibilidad personal del hombre -no a causa de su objeto, puesto que el cuerpo humano en sí mismo tiene siempre su dignidad inalienable-, sino a causa de la calidad o del modo de su reproducción, figuración, representación artística. Sobre ese modo y esa calidad pueden decidir los varios coeficientes de la obra o de la reproducción, así como también múltiples circunstancias, frecuentemente de naturaleza técnica y no artística.

Si nuestra sensibilidad personal reacciona con objeción y desaprobación, es así porque en esa intencionalidad fundamental, juntamente con la objetivización del hombre y de su cuerpo, descubrimos indispensable para la obra de arte, o su reproducción, su actual reducción al rango de objeto, objeto de "goce", destinado a la satisfacción de la concupiscencia misma. Y esto está contra la dignidad del hombre también en el orden intencional del arte y de la reproducción.
La Encíclica Humanæ vitæ de Pablo VI (Núm. 22) subraya la necesidad de "crear un clima favorable a la educación de la castidad"; y con esto intenta afirmar que el vivir el cuerpo humano en toda la verdad de su masculinidad y feminidad debe corresponder a la dignidad de este cuerpo y a su significado al construir la comunión de las personas. Se puede decir que ésta es una de las dimensiones fundamentales de la cultura humana, entendida como afirmación que ennoblece todo lo que es humano. Por esto hemos dedicado esta breve exposición al problema que, en síntesis, podría ser llamado el ethos de la imagen. Se trata de la imagen que sirve para una singular "visibilización" del hombre, y que es necesario comprender en sentido más o menos directo. La imagen esculpida o pintada "expresa visiblemente" al hombre; lo "expresa visiblemente" de otro modo la representación teatral o el espectáculo del ballet, de otro modo el filme; también la obra literaria, a su manera, tiende a suscitar imágenes interiores, sirviéndose de las riquezas de la fantasía o de la memoria humana. Por tanto, lo que aquí hemos llamado "el ethos de la imagen" no puede ser considerado abstrayéndolo del componente correlativo, que sería necesario llamar el "ethos de la visión".

Entre uno y otro componente se contiene todo el proceso de comunicación, independientemente de la amplitud de los círculos que describe esta comunicación, la cual en este caso es siempre "social".La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el "mirar" entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra. A su vez, depende de él si decide realizar el propio esfuerzo para acercarse a esta verdad, o si se queda solo en un "consumidor" superficial de las impresiones, esto es, uno que se aprovecha del encuentro con el anónimo tema-cuerpo sólo a nivel de la sensualidad que, de por sí, reacciona ante su objeto precisamente "sin opción". Las palabras pronunciadas por Cristo en el sermón de la montaña: palabras válidas para el hombre de todos los tiempos, para el hombre "histórico", y válidas para cada uno de nosotros.

COMENTARIO: Actualmente el arte ha evolucionado mucho y tenemos de diferentes tipos, debiendo considerar que el arte como tal debe ser universal. Los límites éticos del arte deben ser de tal manera que no ofenda a nadie de ninguna manera, pero debemos considerar dos cosas: que en el arte no hay ética por que el artista es quien hace el arte y se basa en sus gustos e influencias de su época, y que los que miran el arte consideren en su corazón el motivo que los lleva a mirar (concupiscencia) o a admirar (con corazón puro) dicho arte. El arte es para embellecer el mundo y generalmente el artista hace arte para él antes que para los demás y si es así entonces el arte cumple su función; pero al hacer arte para los demás se deben respetar ampliamente sus creencias y valores.

Un abrazo y hasta pronto.
Maria 2
 
Mensajes: 157
Registrado: Mar Ene 15, 2013 12:42 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor virginia castro » Mar Ene 14, 2014 11:23 am

Virginia Castro #63

Creo que la teologia del cuerpo es un tema muy amplio para discutir solamente en cuanto al arte; ya que se supone verse el cuerpo humano en diferentes formas y tiempos para poderlo apreciarlo mas.
El arte para mi ha sido un don de Dios para que el hombre pueda sacar de su mente toda la belleza de la creacion en el cuerpo humano ya sea de hombre o mujer.
El arte ha sido y es tam importante en las culturas con el tiempo que nos lleva a diferentes epocas de vida humana y tiempos diferentes en la humanidad. El arte es una expression sublime que el ser humano hace a la cultura, que nos traspasa su forma de pensar , de actuar, de recibir de vivencia para exponer asi su facilidad de exponernos todo esto a nuestros ojos.
Desde tiempos remotos han dejado huellas de personas que apreciaban el arte y lo dejaban ver en el cuerpo humano.
El arte es una forma de pasarnos los diferentes tiempos de renacer segun la epoca, nos dice que esa belleza del cuerpo humano ha existido desde la creacion; el arte es una forma de educacion que en los miles de anos atras era mas expresiva y mas pura, dado a que el ser humano no tenia los medios de corrupcion que empezaron a salir con el desarrollo de las culturas.
Basta con andar en un museo, en el vaticano, caminar por toda Europa y poder observar todas las bellezas que el arte ha dejado en los diferentes paises, Iglesias , museos, las bellisimas estatuas alrededor de todos los lugares viejos que visitamos y que nos va dando conocimiento de las diferentes epocas de culturas que iban subsistiendo; como el arte griego, el barroco ,gotico,mistico,arte del renacimiento, romano y todas las expresiones clasicas de arte que han sido las formas mas bellas de expression; luego empiezanan a salir las artes plasticas, de plumeria , las esculturas, arquitectura que expresan otras formas de arte modernas pero nuestra historia humana la vemos plasmada en el arte antiguo desde miles de anos y que han sido parte de nuestra educacion, expression y belleza de todos los tiempos.
virginia castro
 
Mensajes: 199
Registrado: Lun Feb 22, 2010 11:19 am

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor lindoro50 » Mar Ene 14, 2014 12:12 pm

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?

El hecho de que el artista que aborda este tema en cualquier esfera del arte o mediante las técnicas audiovisuales, debe ser consciente de la verdad plena del objeto, de toda la escala de valores unidos con él; no sólo debe tenerlos en cuenta en abstracto, sino también vivirlos él mismo correctamente. Esto se aplica de la misma manera al principio de la pureza de corazón que es necesario transferir desde la esfera existencial de las actitudes y comportamientos a la esfera intencional de la creación o reproducción artísticas. El espectador, invitado por el artista a ver su obra, se comunica no sólo con la objetivización y, por lo tanto, en cierto sentido, con una nueva materialización del modelo o de la materia, sino que, al mismo tiempo, se comunica con la verdad del objeto que el autor, en su materialización artística ha logrado expresar con los medios apropiados.

“La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra.”

Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.

El cuerpo humano es un lugar de luz, vida, esplendor en el que el espíritu se manifiesta y actúa, mostrando la verdadera fascinación de la sexualidad, que nace de la grandeza de los horizontes abiertos por el amor de Dios.
En las representaciones desnudas del cuerpo humano, el artista pretende mostrar que nuestros cuerpos esconden un misterio, y que en el diseño de Dios no hay, por tanto, una oposición entre espíritu y cuerpo. Y, de hecho, en la perspectiva original los cuerpos de Adán y Eva aparecen, antes de la Caída, en perfecta armonía, para mostrar la bondad del cuerpo, el testimonio bueno de su origen.
Por lo tanto, la fascinación de la sexualidad nace de la grandeza de este horizonte que se abre: la belleza integral, el universo de la otra persona y del 'nosotros' que nace de la unión, la promesa de comunión que allí se esconde, la fecundidad nueva, el camino que el amor abre hacia Dios, fuente de amor.
El cuerpo, sin embargo, contiene también un lenguaje negativo: nos habla de la opresión del otro, del deseo de poseer y disfrutar. No obstante, sabemos que este lenguaje no pertenece al diseño original de Dios, sino que es fruto del pecado. Cuando se le separa de su sentido filial, de su conexión con el Creador, el cuerpo se rebela contra el hombre, pierde su capacidad de hacer brillar la comunión y se convierte en terreno del que se apropia el otro.
Pero Dios ofrece al hombre un camino de redención del cuerpo, cuyo lenguaje viene preservado en la familia que se convierte en el lugar donde la teología del cuerpo y la teología del amor se unen. Aquí se aprende la bondad del cuerpo, en la experiencia del amor que recibimos de los padres. Aquí se vive el don de sí en una sola carne, en la caridad conyugal que une a los esposos. Aquí se experimenta la fecundidad del amor, y la vida se entrelaza a la de las otras generaciones.
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor m 2 a r 1 » Mié Ene 15, 2014 8:48 am

El autor debe ser una persona sana moralmente con principios éticos que volare la vida y el respeto del otro, expresar su arte teniendo pureza de corazón ,poder transmitirlo a través de sus actos.


El arte es un don de Dios, por lo tanto el artista expresa a través de ese don lo interior de su persona, sus sentimientos y emociones, expresar lo maravilloso de la creación de Dios con respeto interior y valores humanos.
m 2 a r 1
 
Mensajes: 12
Registrado: Dom Feb 03, 2013 1:49 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor garu » Mié Ene 15, 2014 7:35 pm

El empeño que pueda poner el artista en la creación de su obra, plasmando en el lienzo, si fuere el caso, la imagen de un cuerpo donde no sólo cuidara la estética sino la ética para dicha representación. Algo similar corresponde al destinatario de esa obra, el observarla de la forma que el autor quiso transmitirla, donde el mirar no conllevara a otra cosa sino a la simple observancia. Cabe hacer notar que, cuando el espectador experimenta cierta desazón o respuesta contraria a lo antes dicho, puede pensarse que esa fue la intención del artista al representar de un modo no ético el cuerpo humano.
Para la Teología del Cuerpo el arte puede ser un medio lícito de expresión del artista, siempre y cuando el mismo contenga valores, donde la representación del cuerpo sea tratada dentro de un marco ético que permita, tanto la expresión del artista, como el gozo sano del espectador de la obra.
garu
 
Mensajes: 105
Registrado: Vie Jun 14, 2013 2:41 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor patricio » Mié Ene 15, 2014 9:37 pm

Pregunta:
¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
"La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra."
El artista que aborda ese tema en cualquier esfera del arte o mediante las técnicas audiovisuales, debe ser consciente de la verdad plena del objeto, de toda la escala de valores unidos con el; no sólo debe tenerlos en cuenta en abstracto, sino también vivirlos él mismo correctamente. Esto corresponde de la misma manera a ese principio de la “pureza de corazón” que, en determinados casos, es necesario transferir desde la esfera existencial de las actitudes y comportamientos a la esfera intencional de la creación o reproducción artísticas.
Hay obras de arte, cuyo tema es el cuerpo humano en su desnudez, y cuya contemplación nos permite concentrarnos, en cierto sentido, sobre la verdad total del hombre, sobre la dignidad y la belleza incluso esa “suprasensual” de su masculinidad y feminidad. Estas obras tienen en sí, como escondido, un elemento de sublimación, que conduce al espectador, a través del cuerpo, a todo el misterio personal del hombre. En contacto con estas obras, donde no nos sentimos llevados por su contenido hacia el “mirar para desear”, del que habla el sermón de la montaña, aprendemos, en cierto sentido, ese significado esponsalicio del cuerpo, que corresponde y es la medida de la “pureza de corazón”.
La Encíclica Humanæ vitæ de Pablo VI (Núm. 22) subraya la necesidad de “crear un clima favorable a la educación de la castidad”; y con esto intenta afirmar que el vivir el cuerpo humano en toda la verdad de su masculinidad y feminidad debe corresponder a la dignidad de este cuerpo y a su significado al construir la comunión de las personas. Se puede decir que ésta es una de las dimensiones fundamentales de la cultura humana, entendida como afirmación que ennoblece todo lo que es humano.

Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo?

En las obras de arte, así como en los productos de la reproducción artística audiovisual, la citada constante destinación al don, es decir, esa profunda inscripción del significado del cuerpo humano, puede ser violada sólo en el orden intencional de la reproducción y de la representación; se trata en efecto como ya se ha dicho precedentemente del cuerpo humano como modelo o tema. Sin embargo, si el sentido de la vergüenza y la sensibilidad personal quedan en tales casos ofendidos, ello acaece a causa de su transferencia a la dimensión de la "comunicación social", por tanto a causa de que se convierte, por decirlo así, en propiedad pública lo que, en el justo sentir del hombre, pertenece y debe pertenecer estrechamente a la relación interpersonal, lo que está ligado como se ha puesto de relieve ya antes a la "comunión misma de las personas", y en su ámbito corresponde a la verdad integral sobre el hombre.
En este punto no es posible estar de acuerdo con los representantes del así llamado naturalismo, los cuales creen tener derecho a "todo lo que es humano", en las obras de arte y en los productos de la reproducción artística, afirmando que actúan de este modo en nombre de la verdad realista sobre el hombre. Precisamente es esta verdad sobre el hombre, la verdad entera sobre el hombre, la que exige tomar en consideración tanto el sentido de la intimidad del cuerpo como la coherencia del don vinculado a la masculinidad y feminidad del cuerpo mismo, en el que se refleja el misterio del hombre, precisamente de la estructura interior de la persona. Esta verdad sobre el hombre debe tomarse en consideración también en el orden artístico, si queremos hablar de realismo pleno. En este caso se constata, pues, que la regularidad propia de la "comunión de las personas" concuerda profundamente con el área vasta y diferenciada de la "comunicación". El cuerpo humano en su desnudez como hemos afirmado en los análisis anteriores (en los que nos hemos referido a Génesis 2, 25), entendido como una manifestación de la persona o como su don, o sea signo de entrega y de donación a la otra persona, consciente del don, persuadida y decidida a responder a él de modo igualmente personal, se convierte en fuente de una "comunicación" interpersonal particular.
patricio
 
Mensajes: 255
Registrado: Jue Ene 19, 2012 9:39 am

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor mariaines » Jue Ene 16, 2014 4:25 pm

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
"La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra."
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.

Creo que puedo resumir la teologia del cuerpo como una admiracion por la obra de Dios y la ocasion para alabara Dios por la obra maravillosa del cuerpo.
mariaines
 
Mensajes: 518
Registrado: Dom Ene 31, 2010 9:58 am

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor Mary Jo » Vie Ene 17, 2014 8:48 pm

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
El Papa dice que la dimensión justa está en tener presente en cualquier obra de arte: la dignidad del hombre en su corporeidad masculina y femenina, y el significado esponsalicio de la feminidad y masculinidad, grabado en toda la estructura interior de la persona humana.

"La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra." Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.
El artista debe expresar sus valores en las obras de arte que realice ya que esto es lo que comunicará a los espectadores. El ethos de la imagen debe expresar al cuerpo humano en toda la verdad de su masculinidad y feminidad correspondiente a su dignidad y a su significado al construir la comunión de las personas. El ethos de la visión es la forma en que el receptor mirará lo expresado por el artista. Por eso la importancia de ambos, pues si alguno no es respetado de acuerdo al valor de la persona, tanto el artista como el receptor pueden utilizar el arte para otros fines.
Mary Jo
 
Mensajes: 148
Registrado: Dom Jun 02, 2013 2:49 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor Silviamaria » Sab Ene 18, 2014 2:43 pm

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
“La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra.”
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.

El arte en la teología del cuerpo es un arte universal y no debe deshonrar a nadie. El artista debe tener ética porque si no estaría con sus obras ofendiendo a la sociedad, lo que tiene que buscar el artista es transmitir con honestidad lo que quiere plasmar en sus obras, no distorsionar la naturaleza, la belleza y respetar los valores universales.
Silviamaria
 
Mensajes: 439
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:32 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor maandreuster » Lun Ene 20, 2014 9:47 pm

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
"La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra."
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.
El artista debe tener un sentido ético al realizar su obra. No es solo la estética lo que cuenta sino también el mensaje que transmite sus obras a quienes las contemplan.
maandreuster
 
Mensajes: 104
Registrado: Lun Ago 06, 2012 7:20 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor Rutilo De Los Santos » Mar Ene 21, 2014 5:29 pm

Pregunta.-¿Cual es el secreto para que una obra de arte respete los canones de una educacion sana para la castidad?
R=El artista que crea o reproduce desnudos del cuerpo humano,debe ser responsable no solo del aspecto estetico sino tambien del etico,o sea que tiene que ser consciente de la verdad plena del objeto,de toda la escala de valores unidos con el,no solo debe tenerlo en cuenta en lo abstracto,sino vivir estos valores el mismo correctamente.Esto corresponde de la misma manera,a ese principio de la " pureza de corazon"que,en determinados casos,es necesario transferir desde la esfera existencial en las actitudes y comportamientos del artista a la esfera " intencional" de la creacion o reproduccion artisticas
Pregunta- Haz un resumen de lo que es el arte en la teologia del cuerpo
R= Cualquier obra de arte,creada o reproducida debe manifestar la dignidad del cuerpo humano,tal como Dios lo creo,a su imagen y semejanza,esta dignidad no solo se refiere al cuerpo fisico,sino tambien a lo que hay en su interior " en su corazon",y debe manifestar el significado esponsalicio de un varon con su mujer en su relacion interpersonal,donde se refleje la comunion que hay entre ellos y la donacion reciproca de ambos.Estas obras de arte deben reflejar la pureza de corazon del artista,ya que son objetos de comunicacion social o sea que las obras de arte,transmiten una moral recta,que favorecen la educacion de la castidad
Rutilo De Los Santos
 
Mensajes: 45
Registrado: Mar Ago 13, 2013 5:22 pm
Ubicación: San Nicolás de los Garza. Nuevo León México

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor maguie » Mié Ene 22, 2014 1:00 pm

El secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad es que cuando el artista se plantea tener como tema-objeto de su arte el cuerpo humano desnudo, se de cuenta de que está entrando en la intimidad de esa persona, -su modelo- y también que expresará esa intimidad al que mire su obra. Y que debe respetar la intimidad de ese cuerpo que expresa en su desnudo toda su masculinidad o feminidad, que ese cuerpo está hecho para la comunicación de las personas, para la donación mutua, por lo tanto, al plasmar su visión de ese objeto-tema, además de expresar su propia concepción de los valores éticos del cuerpo humano, debe expresar el respeto por esa intimidad que se le abre y tener una intención recta de ensalzar la belleza del cuerpo humano, no por lo que puede provocar sino porque es sí mismo es de una perfección tal que hay que admirarlo. Así que la relación entre el ethos de la imagen que crea, -que depende del que mira- y el ethos de la visión que crea, -que depende del que crea-, debe ser una visión que respete la vergüenza de la persona que modela y la de los que miran. Es decir ha de tratar con tal delicadeza el desnudo de su modelo, que la expresión resultante no ofenda el pudor no solo de esa persona, sino de todo aquél que llegue a mirar esa obra de arte. Es verdad que la interpretación, -el ethos de la imagen- también depende de la experiencia de quien mira y de cómo realiza este acto. Una obra puede ser muy respetuosa pero aun así ser usada por algunos como medio de satisfacción de su concupiscencia. Pero también es verdad que las obras de arte al reflejar el interior del artista conducen a una admiración recta de intenciones o a una utilización de la obra para satisfacción de la concupiscencia.


El arte en la Teología del Cuerpo es un medio por el cual se puede enseñar la belleza y perfección del cuerpo humano, como obra de Dios y don invaluable hacia el género humano. La TC se puede servir perfectamente de obras de arte que respetan y ennoblecen la desnudez del cuerpo humano y llevan a la admiración y elevan el espíritu porque respetan esa intimidad de la persona que modela y la de aquéllas que observan y deja ver que el cuerpo humano está hecho para la donación de las personas, y por eso no es usado para despertar pensamientos de concupiscencia. Al contrario es usado para expresar su belleza y comprender a qué grado Dios pensó cada detalle, en la estética y el funcionamiento que no solo dejan ver su Amor por el hombre sino su perfección como Dios.
maguie
 
Mensajes: 169
Registrado: Lun Abr 16, 2012 12:05 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor NELSON » Sab Ene 25, 2014 2:32 pm

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
"La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra."
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.
Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el "mirar" entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra. La auténtica y responsable actividad artística tiende a superar el anonimato del cuerpo humano como objeto "sin opción", buscando (como ya se ha dicho antes), a través del esfuerzo creativo, una expresión artística tal de la verdad sobre el hombre en su corporeidad femenina y masculina, que, por así decirlo, se asigne como tarea al espectador y, en un radio más amplio, a cada uno de los receptores de la obra.
NELSON LÓPEZ BUITRAGO - COLOMBIA
nelsonlopezbuitrago@gmail.com
NELSON
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Sep 29, 2009 6:58 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor MA SOCORRO A REYES L » Mié Ene 29, 2014 8:42 pm

El cuerpo humano, en toda la visible verdad de su masculinidad y feminidad, puede ser un tema de la obra de arte y, por esto mismo, un tema de esa específica "comunicación" social, a la que tal obra está destinada. En el curso de épocas enteras de la cultura humana y de la actividad artística, el cuerpo humano ha sido y es un modelotema tal de las obras de arte visivas, así como toda la esfera del amor entre el hombre y la mujer y los textos bíblicos revelan la dignidad del hombre en su corporeidad masculina y femenina, y el significado esponsalicio de la feminidad y masculinidad, grabado en toda la estructura interior y visible de la persona humana. En la escala de valores el artista que aborda ese tema en cualquier esfera del arte o mediante las técnicas audiovisuales, debe ser consciente de la verdad plena del objeto, no sólo tener valores en cuenta en lo abstracto, sino también vivirlos, en el principio de la "pureza de corazón" que, en determinados casos, es necesario transferir desde la esfera existencial de las actitudes y comportamientos a la esfera intencional de la creación o reproducción artísticas. Debido a que el espectador, invitado por el artista al ver su obra, se comunica no sólo con la objetivización y, por lo tanto, en cierto sentido, con una nueva "materialización" del modelo o de la materia, sino que, al mismo tiempo, se comunica con la verdad del objeto que el autor, en su "materialización" artística ha logrado expresar con los medios apropiados el cuerpo humano en su desnudez, contemplación y en concentración, en cierto sentido, sobre la verdad total del hombre, sobre la dignidad y la belleza de su masculinidad y feminidad. En sublimación, que conduzca a todo el misterio personal del hombre.
MA SOCORRO A REYES L
 
Mensajes: 299
Registrado: Mié Abr 20, 2011 11:29 am

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor yaluz » Lun Feb 03, 2014 2:57 pm

Pregunta:
¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?
R:
Precisamente el secreto está en los valores que posee el artista. Su expresión, su obra es un reflejo de su sentir, es su vivir. El artista desde cualquier dimensión no intenta o su intención no es persuadir a otro, simplemente expresa su creatividad y esta aflora en su obra, a veces consciente o inconscientemente de que lo que ésta muestra, es su propia interioridad.
Por lo tanto, creo entonces, que el secreto está en la comunicación: el ethos de la imagen y el ethos de la visión (o del que la mira) Las dos dimensiones son responsables para que una obra de arte transmita una educación sana para la castidad.
Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo.
R: La Teología del Cuerpo, no podía dejar a un lado el arte, primero, porque es una de las manifestaciones humanas donde el hombre se manifiesta en toda su potencialidad, y segundo, el cuerpo del hombre, en toda su masculinidad y feminidad, en su belleza, ha sido una constante desde siempre. La Teología de Cuerpo, atendiendo al llamado de Jesús, en el Sermón de la Montaña nos alerta y nos hace reflexionar al explicarnos el significado del mandamiento: “No adulterarás”, pero nos dice que esto no es tan simple cuando agrega: “Pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola, ya adulteró con ella en su corazón” (Mt 5, 28). Dice Juan Pablo II que estas palabras van más allá se amplían o se refieren también a la cultura humana,.
En síntesis, el hombre histórico, siempre frágil, proclive a la concupiscencia, cuenta con su Redentor, Jesús. De allí que surge la Teología del Cuerpo, con Su Santidad Juan Pablo II quien sabiamente nos explica o nos hace ver hasta donde llegan las Palabras de Jesús, siempre actuales y adecuadas al hombre y mujer de todos los lugares.” La mirada” a que se refiere el Maestro, (Mt 5, 28 ) abarca las artes, las incluye, por lo que la Teología del Cuerpo es un documento imprescindible en nuestro conocer, pues facilita nuestro camino en la construcción del Reino
Importantísimo este tema,la responsabilidad es del artista como del espectador, las dos dimensiones, ellas encierran en si, el fin último de las artes: comunicar la dignidad del hombre, su belleza, valorar de todo aquello que nos dio el Creador. !
Zulay R. de Álvarez (yaluz)
Venezuela
yaluz
 
Mensajes: 187
Registrado: Jue Jun 06, 2013 8:17 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor Dolovalencia » Jue Feb 06, 2014 9:04 pm

El artista que aborde este tema en cualquier esfera del arte o técnicas audiovisuales debe ser consiente de la verdad plena de toda escala de valores unidos a el, no solo tenemos en abstracto sino vivirlos el correctamente. Para crear un clima favorable a la educación de la castidad debe corresponder a la dignidad del cuerpo humano en toda su verdad masculina y femenina. La educación de la castidad contiene los dos componente que hay entre la imagen y la visión. La creación de la imagen impone al autor artista o reproductor así impone a aquel que es receptor de la obra.
Dolovalencia
 
Mensajes: 100
Registrado: Mié Jun 05, 2013 2:52 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor RoxanaGomez25 » Vie Feb 07, 2014 11:25 am

Para respetar los cánones de una educación sana para la castidad: Resumen de lo que es el arte en la Teología del cuerpo: Es cuidar el cuerpo en el ethos entre la imagen y la visión, cuidar siempre el cuerpo que viva de acuerdo a su masculinidad y feminidad, cuidar no perder su dignidad humana, de vivir en la verdad, vivir con obligaciones, con la intencionalidad del ethos. Donde el cuerpo humano nos permita encontrar su verdad del ethos y su sentido de dignidad.
RoxanaGomez25
 
Mensajes: 124
Registrado: Lun Jun 10, 2013 7:48 pm

Re: 63. Responsabilidad del artista al tratar del cuerpo hum

Notapor BlancaElena » Dom Feb 09, 2014 12:12 pm

¿Cuál es el secreto para que una obra de arte respete los cánones de una educación sana para la castidad?

“La creación del clima favorable a la educación de la castidad contiene estos dos componentes; se refiere, por decirlo así, a un círculo recíproco que hay entre la imagen y la visión, entre el ethos de la imagen y el ethos de la visión. Como la creación de la imagen, en el sentido amplio y diferenciado del término, impone al autor, artista o reproductor no sólo estética, sino también ética, así el «mirar» entendido según la misma amplia analogía, impone obligaciones a aquel que es receptor de la obra.”

Que tanto el autor como receptor adquieran una responsabilidad artística en la escultura, pintura y el manejo de imágenes para medios audiovisuales, desde lo estético y ético al tratar el cuerpo humano.

Haz un resumen de lo que es el arte en la Teología del Cuerpo

El Arte en la Teología del Cuerpo es la expresión de la figura humana desde unos valores éticos y guardando la armonía estética debida a la dignidad de la persona humana. Establece la pureza de corazón para que estén presentes el ethos en la imagen y el ethos en la visión como medio de educación en la castidad. Hace una diferenciación exacta para explicar cuando es arte y cuando no, porque pasados unos limites se llega a la pornovisión y la pornografía que tratan el cuerpo como objeto dejando los sentidos sin control y expuestos al libertinaje. Establece una responsabilidad ética para que se vivan los valores de la masculinidad y feminidad en las obras de arte y en la actualidad la que están llegando con tanta fuerza a las masas para que estas asuman lo que ven y sean dirigidas siempre al bien, la belleza y la verdad.
Avatar de Usuario
BlancaElena
 
Mensajes: 1415
Registrado: Mié Ene 18, 2012 8:45 pm

Siguiente

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte II La purificación del corazón

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Yahoo [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |