80. El celibato por el reino y la significación esponsal del

En esta tercera y cuarta partes se toca la teología del cuerpo, la
resurrección de los cuerpos, la virginidad, el celibato,la abstinencia en el
matrimonio, la doctrina paulina sobre virginidad y matrimonio .

Esta parte consta 23 lecciones que se enviarán todos los martes y viernes a
partir del 14 de enero de 2014 , la última será el 1 de abril del 2014
.Estas son la tercera y cuarta partes de seis partes que se darán de manera
consecutiva e ininterrumpida. El curso completo se dará a lo largo de un año
y consta de:

Parte I: Principios del amor humano (23 lecciones)

Parte II: La purificación del corazón (40 lecciones)

Parte III: La resurrección de la carne (9 lecciones)

Parte IV: La virginidad cristiana (14 lecciones)

Parte V: El sacramento del matrimonio (27 lecciones)

Parte VI: Amor y fecundidad (16 lecciones)

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano,
también conocida como Teología del Cuerpo.

Moderadores: raulalonso, tito, Catholic.net, gache, Moderadores Animadores

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor Alejandra S » Mar Abr 22, 2014 9:19 am

El “instinto sexual” se refiere en el mundo animal a ese instinto de la unión para la conservación de la especie. En el caso del hombre, y si bien es cierto que pertenece al mundo de los seres vivos, no es igual a los animales. En todo caso es una “animal racional”, gobernado por la razón y la voluntad, que tiene libertad, que es imagen y semejanza de Dios, y considerando esto, la unión sexual no puede considerarse igual en los animales que en el hombre.
“Por ello, a pesar de esta analogía, la aplicación del concepto de "instinto sexual" al hombre -dada la dualidad en la que existe como varón o mujer- limita, sin embargo, grandemente y, en cierto sentido "empequeñece" lo que es la misma masculinidad-feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana. Limita y "empequeñece" también aquello, en virtud de lo cual, los dos, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne (cf. Gén 2, 24).”
Alejandra S
 
Mensajes: 143
Registrado: Mié May 08, 2013 9:08 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor Carlos64 » Jue May 01, 2014 5:44 pm

Pregunta: "¿Qué dice el texto sobre el instinto sexual, como lo relaciona con la castidad por el Reino? ¿No contradice el celibato por el Reino todo lo que dice Jesús sobre el hombre original?"

Lo primero que hace el texto es ponernos en guardia contra la exaltación del instinto sexual, concebido desde una perspectiva animalista, que es propia del hedonismo pan sexualista subyacente al pensamiento antropológico contemporáneo. En este sentido, el texto nos señala que dicha exaltación del instinto como medida o criterio básico de lo humano en realidad viene a limitar la concepción de lo personal, entendido como intransferible, en la dinámica de la subjetividad; en otras palabras, reducir lo humano a lo instintivo-sexual despoja al hombre y a la mujer de su auténtico valor como persona, inscrito en su subjetividad más profunda, en la que según la enseñanza bíblica reside la imagen y semejanza de Dios. Además, esta reducción animalista de lo humano viene a ignorar el significado esponsalicio del vínculo entre el varón y la mujer, toda vez que la unión entre ambos se limita a la consideración de lo carnal (genital) y se deja de lado todo lo relativo al don de sí en el cual y únicamente en el cuál se puede hablar de unión íntegra (corporal, psíquica, espiritual) entre ambos, unión cuya integralidad instrumentaliza en la realidad del vínculo particular la Palabra divina "y serán una sola carne". Por último, se nos advierte que esta animalización ontológica deviene en una negación del significado esponsalicio del cuerpo, pues sirve a su cosificación como objeto de placer a poseer y ser poseído, en clara consonancia con la concupiscencia de la carne.

En relación a la continencia por el reino de Dios, se nos dice que no es tanto el instinto sexual lo que entra en juego en su dinámica teológica y antropológica como la clara conciencia del significado y del valor del don de sí en tanto don que se ejerce en libertad y por amor. Y esta conciencia en particular ha de surgir a su vez de la aceptación del designio que fundamenta desde el Principio la propia subjetividad psicosomática, designio según el cual fuimos creados como seres corpóreos para desde esta corporeidad que nos define ser "para el otro": nuestro cuerpo es vehículo y expresión de la donación de nosotros mismos en nuestra integridad total. La continencia por el reino de los cielos no se entenderá , ergo, como una mera renuncia negativa a una pulsión instintiva que ya de por si se concibe de forma reduccionista, sino como una forma particular, desde la pluralidad de llamados y dones del Espíritu en el seno de la Iglesia, de vivir el significado esponsalicio del cuerpo (que, ya hemos visto, es signo más conspicuo, si bien no exclusivo, de la dimensión escatológica de nuestra fe y de la fecundidad en el Espíritu).

No existe una contradicción entre lo señalado por Cristo acerca del celibato por el reino de Dios y el designio del Principio acerca de la unión indisoluble e íntegra entre el varón y la mujer. Antes bien, ambas realidades vienen a complementarse para una mayor riqueza y fecundidad de la vida de la Iglesia. Desde el punto de vista teológico, ambas realidades implican la vivencia del significado esponsalicio del cuerpo, si bien con referentes distintos. En ambos casos, el cuerpo es entregado como don libre de si y con el amor como motivación esencial. El don de si. expresión de la plenitud ética del ser humano según la voluntad divina, ha de ser la pauta común entre ambas vocaciones, siendo así que en el matrimonio dicho don se orienta en primera instancia al cónyuge y a la formación y educación de una familia, y en el celibato consagrado se orienta en primera instancia a Cristo y al servicio de la Iglesia. Esto quiere decir que el célibe por el reino de los cielos, tanto varón como mujer, lejos de abrazar su estado de vida como una forma de soslayar la propia sexualidad --quizás incluso por razones maniqueas--, lo hace plenamente consciente de su realidad sexuada en tanto constituido varón o mujer, con un cuerpo creado para el don de si desde su propia e irrenunciable masculinidad o feminidad, entregándose desde esta realidad en el sentido de renunciar al llamado ordinario que le es implícito para consagrase de forma particular y especial al servicio del reino de Dios.

Dios la bendiga.
Discípulo de Cristo por amor del Padre y unción del Espíritu. Miembro de la Iglesia por gracia divina. Amar a Jesús es mi mayor alegría.

Dios te salve, María, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra.
Avatar de Usuario
Carlos64
 
Mensajes: 98
Registrado: Mar Sep 17, 2013 6:58 pm
Ubicación: Costa Rica

Notapor D4vid001 » Vie May 02, 2014 7:02 am

Find a CHASE Bank locations near you! More than 10.000 database of Chase bank locations in Michigan. Let’s search JPMorgan Chase bank locations now…
D4vid001
 
Mensajes: 2
Registrado: Jue Ene 16, 2014 9:56 am

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor mamafeliz » Lun Jun 16, 2014 8:16 am

En la actualidad se habla habitualmente del instinto sexual, transfiriendo al terreno de la realidad humana lo que es propio de los seres vivientes animalia.
Pero en el Génesis se delinea un límite muy claro y unívoco entre el mundo de los animales (animalia) y el hombre creado a imagen y semejanza de Dios. El hombre tiene una conciencia clara de lo que le distingue de modo esencial de todos los seres vivientes (animalia). Por lo tanto la expresión "instinto sexual" no es del todo apropiada y adecuada porque el hombre es una animal racional. La aplicación del concepto de "instinto sexual" limita grandemente y "empequenece" lo que es la misma masculinidad - feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana, limita y "empequenece" también aquello, en virtud de lo cual, los dos, el hombre y la mujer se unen de manera que llegan a ser una sola carne.
mamafeliz
 
Mensajes: 116
Registrado: Mié Jun 05, 2013 12:33 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor jcuengar » Mar Jun 24, 2014 8:23 pm

Aún el "instinto sexual" de los seres humanos (comparado erróneamente desde mi punto de vista con el instinto del resto de los animales) es de naturaleza espiritual. Este instinto como obra de Dios es un reflejo de la capacidad humana de volcarse hacia el otro y de atraerse. Si quisiéramos llamarle de otro modo para que no se equipare a una respuesta inconsciente como la de los animales, le llamaría sexualidad primaria, base para la construcción de una sexualidad consciente. Los hombres por la naturaleza espiritual que hemos recibido, somos capaces de elevar todas las dimensiones de nuestra realidad corporal a un nivel espiritual, así un deportista es capaz de traducir su "instinto de supervivencia" en una expresión sublime de espíritu deportivo. En este sentido no hay contradicción entre lo que dice Jesús sobre el celibato en relación a la naturaleza esponsal del hombre creado, pues esta naturaleza en nivel sublime es capaz por la gracias redentora de ejercer todas sus potencias espirituales en una sexualidad entendida como donación total como la de Cristo incluso hasta la muerte. Podría decirse que el que deba entender que entienda es una expresión que podría significar que sólo quien está capacitado para el matrimonio puede elegir la vida de la abstinencia por el reino de manera necesaria.
jcuengar
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun Ene 09, 2012 5:56 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor Dolovalencia » Vie Jun 27, 2014 12:11 pm

La continencia "por el reino de los cielos" la opción por la virginidad o por el celibato para toda la vida ha venido a ser un acto a la respuesta especial al amor del Esposo divino, es corresponder de modo especial al amor del Redentor. Una renuncia hecha por amor. En el libro de Genesis capítulo primero y segundo vemos que desde el principio se delinea un límite claro entre el mundo de los animales y el hombre creado a semejanza de Dios. Por lo tanto la expresión "instinto sexual" no es apropiada y adecuada."
Dolovalencia
 
Mensajes: 100
Registrado: Mié Jun 05, 2013 2:52 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor vegafroilan » Jue Jul 31, 2014 7:48 pm

¿Qué dice el texto sobre el instinto sexual, como lo relaciona con la castidad por el Reino? ¿No contradice el celibato por el Reino todo lo que dice Jesús sobre el hombre original?
Respuesta.- 3. La mentalidad contemporánea está habituada a pensar y hablar, sobre todo, del instinto sexual, transfiriendo al terreno de la realidad humana lo que es propio del mundo de los seres vivientes, los animalia. Ahora bien, una reflexión profunda sobre el conciso texto del capítulo primero y segundo del Génesis nos permite establecer, con certeza y convicción, que desde “el principio” se delinea en la Biblia un límite muy claro y unívoco entre el mundo de los animales (animalia) y el hombre creado a imagen y semejanza de Dios. En ese texto, aun cuando relativamente muy breve, hay, sin embargo, suficiente espacio para demostrar que el hombre tiene una conciencia clara de lo que le distingue de modo esencial de todos los seres vivientes (animalia).
4.- ... Por lo tanto, la aplicación al hombre de esta categoría, sustancialmente naturalística, que se encierra en el concepto y en la expresión de ”instinto sexual”, no es del todo apropiada y adecuada. Es obvio que esta aplicación puede tener lugar, basándose en cierta analogía; efectivamente, la particularidad del hombre en relación con todo el mundo de los seres vivientes (animalia) no es tal, que el hombre, entendido desde el punto de vista de la especie, no pueda ser calificado fundamentalmente también como animal, pero animal racional... Para expresar esto de modo apropiado y adecuado, hay que servirse también de un análisis diverso de ese naturalístico. Y precisamente el estudio del “principio” bíblico nos obliga a hacer esto de manera convincente. La verdad sobre el significado esponsalicio del cuerpo humano en su masculinidad y feminidad, deducida de los primeros capítulos del Génesis (y en particular del capítulo 2, 23-25), o sea, el descubrimiento a la vez del significado esponsalicio del cuerpo en la estructura personal de la subjetividad del hombre y de la mujer, parece ser en este ámbito un concepto-clave y, al mismo tiempo, el único apropiado y adecuado.
5.- ... En la base de la llamada de Cristo a la continencia está no sólo el “instinto sexual”, como categoría de una necesidad, diría, naturalística, sino también la conciencia de la libertad del don, que está orgánicamente vinculada con la profunda y madura conciencia del significado esponsalicio del cuerpo, en la estructura total de la subjetividad personal del hombre y de la mujer. Sólo en relación a este significado de la masculinidad y feminidad de la persona humana, encuentra plena garantía y motivación la llamada a la continencia voluntaria “por el reino de los cielos”.

San Ignacio de Loyola, Rogad por nosotros. :-)
vegafroilan
 
Mensajes: 76
Registrado: Vie Sep 14, 2012 6:38 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor marthika7 » Mar Dic 09, 2014 3:37 pm

Pregunta:
¿Cuál es el significado de "instinto sexual"?
Para el Papa el “instinto sexual” es una categoría de una necesidad “naturalística” que no es del todo apropiada y adecuada para aplicarla al ser humano, solo podría aplicarse de forma análoga, y esto es la relación con los seres vivientes desde el punto de vista de la especie. Pero, con el claro entendimiento de que el hombre es un animal, pero animal racional. Si bien, este término “instinto sexual” es limitante y empequeñece la masculinidad y la feminidad en su dimensión personal de la subjetividad humana. Y de igual manera, limita y empequeñece “aquello en virtud de lo cual, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne”. Todo lo anterior, se ha de comprender, ya que desde “el principio” se delinea en la Biblia un límite muy claro y unívoco entre el mundo de los animalia y el hombre creado a imagen y semejanza de Dios. En ese texto, aun cuando relativamente muy breve, se distingue que el hombre tiene una conciencia clara de lo que le distingue de modo esencial de todos los seres vivientes (animalia).
marthika7
 
Mensajes: 179
Registrado: Mié Ene 04, 2012 4:01 pm

Anterior

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte III y IV: La resurrección de la carne y la virginidad cristiana

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron