80. El celibato por el reino y la significación esponsal del

En esta tercera y cuarta partes se toca la teología del cuerpo, la
resurrección de los cuerpos, la virginidad, el celibato,la abstinencia en el
matrimonio, la doctrina paulina sobre virginidad y matrimonio .

Esta parte consta 23 lecciones que se enviarán todos los martes y viernes a
partir del 14 de enero de 2014 , la última será el 1 de abril del 2014
.Estas son la tercera y cuarta partes de seis partes que se darán de manera
consecutiva e ininterrumpida. El curso completo se dará a lo largo de un año
y consta de:

Parte I: Principios del amor humano (23 lecciones)

Parte II: La purificación del corazón (40 lecciones)

Parte III: La resurrección de la carne (9 lecciones)

Parte IV: La virginidad cristiana (14 lecciones)

Parte V: El sacramento del matrimonio (27 lecciones)

Parte VI: Amor y fecundidad (16 lecciones)

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano,
también conocida como Teología del Cuerpo.

Moderadores: raulalonso, tito, Catholic.net, gache, Moderadores Animadores

80. El celibato por el reino y la significación esponsal del

Notapor pilar calva » Jue Ene 16, 2014 6:42 pm

80. El celibato por el reino y la significación esponsal del cuerpo

Es propio del corazón humano aceptar exigencias, incluso difíciles, en nombre del amor por un ideal y, sobre todo, en nombre del amor hacia una persona (en efecto, el amor, por esencia, está orientado hacia la persona).

(28-IV-82/2-V-82)
1. “Hay eunucos que a sí mismos se han hecho tales por amor del reino de los cielos”; así se expresa Cristo según el Evangelio de Mateo (Mt 19, 12).

Es propio del corazón humano aceptar exigencias, incluso difíciles, en nombre del amor por un ideal y, sobre todo, en nombre del amor hacia una persona (en efecto, el amor, por esencia, está orientado hacia la persona). Y por esto, en la llamada a la continencia “por el reino de los cielos”, primero los mismos discípulos y luego toda la Tradición viva descubrirán muy pronto el amor que se refiere a Cristo mismo como Esposo de la Iglesia y Esposo de las almas, a las que El se ha entregado a Sí mismo hasta el fin, en el misterio de su Pasión y en la Eucaristía. De este modo, la continencia “por el reino de los cielos”, la opción por la virginidad o por el celibato para toda la vida, ha venido a ser en la experiencia de los discípulos y de los seguidores de Cristo, un acto de respuesta especial al amor del Esposo divino y, por esto, ha adquirido el significado de un acto de amor esponsalicio, es decir, de una donación esponsalicia de sí, a fin de corresponder de modo especial al amor esponsalicio del Redentor; una donación de sí, entendida como renuncia, pero hecha sobre todo por amor.

2. Hemos sacado así toda la riqueza del contenido de que está cargado el enunciado, ciertamente conciso, pero a la vez tan profundo, de Cristo sobre la continencia “por el reino de los cielos”; pero ahora conviene prestar atención al significado que tienen estas palabras para la teología del cuerpo, lo mismo que hemos tratado de presentar y reconstruir sus fundamentos bíblicos “desde el principio”. Precisamente el análisis de ese “principio bíblico”, al que se refirió Cristo en la conversación con los fariseos sobre el tema del matrimonio, de su unidad e indisolubilidad (cf. Mt 19, 3-9) -poco antes de dirigir a sus discípulos las palabras sobre la continencia “por el reino de los cielos” (ib . 19, 10-12)-, nos permite recordar la profunda verdad sobre el significado esponsalicio del cuerpo humano en su masculinidad y feminidad, como la hemos deducido, a su debido tiempo, del análisis de los primeros capítulos del Génesis (y en particular del capítulo 2, 23-25). Así precisamente era necesario formular y precisar lo que encontramos en los antiguos textos.

3. La mentalidad contemporánea está habituada a pensar y hablar, sobre todo, del instinto sexual, transfiriendo al terreno de la realidad humana lo que es propio del mundo de los seres vivientes, los animalia. Ahora bien, una reflexión profunda sobre el conciso texto del capítulo primero y segundo del Génesis nos permite establecer, con certeza y convicción, que desde “el principio” se delinea en la Biblia un límite muy claro y unívoco entre el mundo de los animales (animalia) y el hombre creado a imagen y semejanza de Dios. En ese texto, aun cuando relativamente muy breve, hay, sin embargo, suficiente espacio para demostrar que el hombre tiene una conciencia clara de lo que le distingue de modo esencial de todos los seres vivientes (animalia).

4. Por lo tanto, la aplicación al hombre de esta categoría, sustancialmente naturalística, que se encierra en el concepto y en la expresión de ”instinto sexual”, no es del todo apropiada y adecuada. Es obvio que esta aplicación puede tener lugar, basándose en cierta analogía; efectivamente, la particularidad del hombre en relación con todo el mundo de los seres vivientes (animalia) no es tal, que el hombre, entendido desde el punto de vista de la especie, no pueda ser calificado fundamentalmente también como animal, pero animal racional. Por ello, a pesar de esta analogía, la aplicación del concepto de “instinto sexual” al hombre -dada la dualidad en la que existe como varón o mujer- limita, sin embargo, grandemente y, en cierto sentido “empequeñece” lo que es la misma masculinidad-feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana. Limita y “empequeñece” también aquello, en virtud de lo cual, los dos, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne (cf. Gén 2, 24). Para expresar esto de modo apropiado y adecuado, hay que servirse también de un análisis diverso de ese naturalístico. Y precisamente el estudio del “principio” bíblico nos obliga a hacer esto de manera convincente. La verdad sobre el significado esponsalicio del cuerpo humano en su masculinidad y feminidad, deducida de los primeros capítulos del Génesis (y en particular del capítulo 2, 23-25), o sea, el descubrimiento a la vez del significado esponsalicio del cuerpo en la estructura personal de la subjetividad del hombre y de la mujer, parece ser en este ámbito un concepto-clave y, al mismo tiempo, el único apropiado y adecuado.

5. Ahora bien, precisamente en relación con este concepto, con esta verdad sobre el significado esponsalicio del cuerpo humano, hay que leer de nuevo y entender las palabras de Cristo acerca de la continencia “por el reino de los cielos”, pronunciadas en el contexto inmediato de esa referencia al “principio”, sobre el cual Cristo ha fundado su doctrina acerca de la unidad e indisolubilidad del matrimonio. En la base de la llamada de Cristo a la continencia está no sólo el “instinto sexual”, como categoría de una necesidad, diría, naturalística, sino también la conciencia de la libertad del don, que está orgánicamente vinculada con la profunda y madura conciencia del significado esponsalicio del cuerpo, en la estructura total de la subjetividad personal del hombre y de la mujer. Sólo en relación a este significado de la masculinidad y feminidad de la persona humana, encuentra plena garantía y motivación la llamada a la continencia voluntaria “por el reino de los cielos”. Sólo y exclusivamente en esta perspectiva dice Cristo: “El que pueda entender, que entienda” (Mt 19, 12): con esto indica que tal continencia -aunque, en todo caso, sea sobre todo un “don”-, también puede ser “entendida”, esto es, sacada y deducida del concepto que el hombre tiene del propio “yo” sicosomático en su totalidad, y en particular de la masculinidad y feminidad de este “yo” en la relación recíproca, que está inscrita como “por naturaleza” en toda subjetividad humana.

6. Como recordamos por los análisis precedentes, desarrollados sobre la base del libro del Génesis (Gén 2, 23-25), esa relación recíproca de la masculinidad y feminidad, ese recíproco “para” del hombre y de la mujer, sólo puede ser entendido de modo apropiado y adecuado en el conjunto dinámico del sujeto personal. ¡Las palabras de Cristo en Mateo (19, 11-12) muestran después que ese “para”, presente “desde el principio” en la base del matrimonio, puede estar también en base de la continencia “por” el reino de los cielos! Apoyándose en la misma disposición del sujeto personal gracias a la cual el hombre se vuelve a encontrar plenamente a sí mismo a través de un don sincero de sí (cf. Gaudium et spes, 24), el hombre (varón o mujer) es capaz de elegir la donación personal de sí mismo, hecha a otra persona en el pacto conyugal, donde se convierten en “una sola carne”, y también es capaz de renunciar libremente a esta donación de sí a otra persona, de manera que, al elegir la continencia “por el reino de los cielos”, pueda donarse a sí mismo totalmente a Cristo. Basándose en la misma disposición del sujeto personal y basándose en el mismo significado esponsalicio de ser, en cuanto cuerpo, varón o mujer, puede plasmarse el amor que compromete al hombre, en el matrimonio, para toda la vida (cf. Mt 19, 3-10), pero puede plasmarse también el amor que compromete al hombre para toda la vida en la continencia “por el reino de los cielos” (cf. Mt 19, 11-12). Cristo habla precisamente de esto en el conjunto de su enunciado, dirigiéndose a los fariseos (cf. Mt 19, 3-10) y luego a los discípulos (cf. Mt 19, 11-12).

7. Es evidente que la opción del matrimonio, tal como fue instituido por el Creador “desde el principio”, supone la toma de conciencia y la aceptación interior del significado esponsalicio del cuerpo, vinculado con la masculinidad y feminidad de la persona humana. En efecto, esto es lo que se expresa de modo lapidario en los versículos del libro del Génesis. Al escuchar las palabras de Cristo, dirigidas a los discípulos, sobre la continencia “por el reino de los cielos” (cf. Mt 19, 11-12), no podemos pensar que el segundo género de opción puede hacerse de modo consciente y libre sin una referencia a la propia masculinidad o feminidad y al significado esponsalicio, que el propio del hombre precisamente en la masculinidad o feminidad de su ser sujeto personal. Más aún, a la luz de las palabras de Cristo, debemos admitir que ese segundo género de opción, es decir, la continencia por le reino de Dios, se realiza también en relación con la masculinidad o feminidad propia de la persona que hace tal opción: se realiza basándose en la plena conciencia de ese significado esponsalicio, que contienen en sí la masculinidad y la feminidad. Si esta opción se realizase por vía de algún artificioso “prescindir” de esta riqueza real de todo sujeto humano, no respondería de modo apropiado y adecuado al contenido de las palabras de Cristo en Mateo 19, 11-12.

Cristo exige aquí explícitamente una comprensión plena, cuando dice: “El que pueda entender, que entienda” (Mt 19, 12).

Pregunta:
.¿Qué dice el texto sobre el instinto sexual, como lo relaciona con la castidad por el Reino? ¿No contradice el celibato por el Reino todo lo que dice Jesús sobre el hombre original?
Avatar de Usuario
pilar calva
Moderador Staff
 
Mensajes: 146
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor Maria 2 » Mar Mar 18, 2014 8:37 pm

¿Cuál es el significado de "instinto sexual"?

La mentalidad contemporánea está habituada a pensar y hablar, sobre todo, del instinto sexual, transfiriendo al terreno de la realidad humana lo que es propio del mundo de los seres vivientes, los animalia.

El hombre se vuelve a encontrar plenamente a sí mismo a través de un don sincero de sí (cf. Gaudium et spes, 24), el hombre (varón o mujer) es capaz de elegir la donación personal de sí mismo, hecha a otra persona en el pacto conyugal, donde se convierten en "una sola carne", y también es capaz de renunciar libremente a esta donación de sí a otra persona, de manera que, al elegir la continencia "por el reino de los cielos", pueda donarse a sí mismo totalmente a Cristo.

Basándose en la misma disposición del sujeto personal y basándose en el mismo significado esponsalicio de ser, en cuanto cuerpo, varón o mujer, puede plasmarse el amor que compromete al hombre, en el matrimonio, para toda la vida (cf. Mt 19, 3-10), pero puede plasmarse también el amor que compromete al hombre para toda la vida en la continencia "por el reino de los cielos" (cf. Mt 19, 11-12). Cristo habla precisamente de esto en el conjunto de su enunciado, dirigiéndose a los fariseos (cf. Mt 19, 3-10) y luego a los discípulos (cf. Mt 19, 11-12).

COMENTARIO: La aplicación del concepto de "instinto sexual" al hombre -dada la dualidad en la que existe como varón o mujer- limita, sin embargo, grandemente y, en cierto sentido "empequeñece" lo que es la misma masculinidad-feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana. Limita y "empequeñece" también aquello, en virtud de lo cual, los dos, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne (cf. Gén 2, 24). En la base de la llamada de Cristo a la continencia está no sólo el "instinto sexual", como categoría de una necesidad, diría, naturalística, sino también la conciencia de la libertad del don, que está orgánicamente vinculada con la profunda y madura conciencia del significado esponsalicio del cuerpo, en la estructura total de la subjetividad personal del hombre y de la mujer. Sólo en relación a este significado de la masculinidad y feminidad de la persona humana, encuentra plena garantía y motivación la llamada a la continencia voluntaria "por el reino de los cielos". Sólo y exclusivamente en esta perspectiva dice Cristo: "El que pueda entender, que entienda" (Mt 19, 12)

Un abrazo y hasta pronto.
Maria 2
 
Mensajes: 157
Registrado: Mar Ene 15, 2013 12:42 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor Maria 2 » Mar Mar 18, 2014 8:37 pm

¿Cuál es el significado de "instinto sexual"?

La mentalidad contemporánea está habituada a pensar y hablar, sobre todo, del instinto sexual, transfiriendo al terreno de la realidad humana lo que es propio del mundo de los seres vivientes, los animalia.

El hombre se vuelve a encontrar plenamente a sí mismo a través de un don sincero de sí (cf. Gaudium et spes, 24), el hombre (varón o mujer) es capaz de elegir la donación personal de sí mismo, hecha a otra persona en el pacto conyugal, donde se convierten en "una sola carne", y también es capaz de renunciar libremente a esta donación de sí a otra persona, de manera que, al elegir la continencia "por el reino de los cielos", pueda donarse a sí mismo totalmente a Cristo.

Basándose en la misma disposición del sujeto personal y basándose en el mismo significado esponsalicio de ser, en cuanto cuerpo, varón o mujer, puede plasmarse el amor que compromete al hombre, en el matrimonio, para toda la vida (cf. Mt 19, 3-10), pero puede plasmarse también el amor que compromete al hombre para toda la vida en la continencia "por el reino de los cielos" (cf. Mt 19, 11-12). Cristo habla precisamente de esto en el conjunto de su enunciado, dirigiéndose a los fariseos (cf. Mt 19, 3-10) y luego a los discípulos (cf. Mt 19, 11-12).

COMENTARIO: La aplicación del concepto de "instinto sexual" al hombre -dada la dualidad en la que existe como varón o mujer- limita, sin embargo, grandemente y, en cierto sentido "empequeñece" lo que es la misma masculinidad-feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana. Limita y "empequeñece" también aquello, en virtud de lo cual, los dos, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne (cf. Gén 2, 24). En la base de la llamada de Cristo a la continencia está no sólo el "instinto sexual", como categoría de una necesidad, diría, naturalística, sino también la conciencia de la libertad del don, que está orgánicamente vinculada con la profunda y madura conciencia del significado esponsalicio del cuerpo, en la estructura total de la subjetividad personal del hombre y de la mujer. Sólo en relación a este significado de la masculinidad y feminidad de la persona humana, encuentra plena garantía y motivación la llamada a la continencia voluntaria "por el reino de los cielos". Sólo y exclusivamente en esta perspectiva dice Cristo: "El que pueda entender, que entienda" (Mt 19, 12)

Un abrazo y hasta pronto.
Maria 2
 
Mensajes: 157
Registrado: Mar Ene 15, 2013 12:42 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor lindoro50 » Mié Mar 19, 2014 11:00 am

¿Cuál es el significado de”instinto sexual”?

La sexualidad es fuente de la vida y, si la vida representa el valor supremo de la existencia, lógicamente, la facultad generadora de la vida humana es digna del mismo elogio y alabanza. Sin embargo, esta esplendidez de la sexualidad humana representa además un instinto primario en el ser del hombre y de la mujer, del cual se originan verdaderos desórdenes morales.
El instinto sexual constituye una dimensión esencial del ser humano, que abarca no sólo el cuerpo, sino también el espíritu. Por ello, no se reduce al ámbito de la pasión entre varón y hembra, sino que, dado que se es hombre y mujer desde la propia estructura del ser de cada uno, la relación sexual integra la intimidad de la persona. En este sentido, la sexualidad humana hace referencia al amor mutuo entre el hombre y la mujer, por lo que demanda el respeto debido al otro sexo. La sexualidad abraza todos los aspectos de la persona humana, en la unidad de su cuerpo y de su alma. Concierne particularmente a la afectividad, a la capacidad de amar y de procrear y, de manera más general, a la actitud para establecer vínculos de comunión con otro.
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor patricio » Mié Mar 19, 2014 11:17 am

Pregunta: ¿Cuál es el significado de "instinto sexual"?

La mentalidad contemporánea está habituada a pensar y hablar, sobre todo, del instinto sexual, transfiriendo al terreno de la realidad humana lo que es propio del mundo de los seres vivientes, los animalia. Ahora bien, una reflexión profunda sobre el conciso texto del capítulo primero y segundo del Génesis nos permite establecer, con certeza y convicción, que desde “el principio” se delinea en la Biblia un límite muy claro y unívoco entre el mundo de los animales (animalia) y el hombre creado a imagen y semejanza de Dios. En ese texto, aun cuando relativamente muy breve, hay suficiente espacio para demostrar que el hombre tiene una conciencia clara de lo que le distingue de modo esencial de todos los seres vivientes (animalia).
Por lo tanto, la aplicación al hombre de esta categoría, sustancialmente naturalística, que se encierra en el concepto y en la expresión de ”instinto sexual”, no es del todo apropiada y adecuada. Es obvio que esta aplicación puede tener lugar, basándose en cierta analogía; efectivamente, la particularidad del hombre en relación con todo el mundo de los seres vivientes (animalia) no es tal, que el hombre, entendido desde el punto de vista de la especie, no pueda ser calificado fundamentalmente también como animal, pero animal racional. Por ello, a pesar de esta analogía, la aplicación del concepto de “instinto sexual” al hombre, dada la dualidad en la que existe como varón o mujer limita, sin embargo, grandemente y, en cierto sentido “empequeñece” lo que es la misma masculinidad-feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana. Limita y "empequeñece" también aquello, en virtud de lo cual, los dos, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne. La verdad sobre el significado esponsalicio del cuerpo humano en su masculinidad y feminidad, deducida de los primeros capítulos del Génesis, o sea el descubrimiento a la vez del significado esponsalicio del cuerpo en la estructura personal de la subjetividad del hombre y de la mujer, parece ser en este ámbito un concepto-clave y, al mismo tiempo, el único apropiado y adecuado.
patricio
 
Mensajes: 255
Registrado: Jue Ene 19, 2012 9:39 am

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor virginia castro » Mié Mar 19, 2014 5:20 pm

Virginia Castro #80

Cual es el significado de instinto sexual?

Desde el tiempo de la creacion en los capitulos primero y Segundo de Genesis Dios nos deja ver la diferencia entre el Reino animal y los Seres humanos dotados de una conciencia bien clara y esta diferencia entre el reino animal y los seres humanos dotados de una conciencia bien clara, esta naturaleza es lo que se llama " instinto sexual" aunque no es del todo apropiada y esa es la razon que tenemos algo que empequenece al ser humano pues se considera que es un animal racional, y por eso se debe de entender el analisis naturalistico.
virginia castro
 
Mensajes: 199
Registrado: Lun Feb 22, 2010 11:19 am

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor Jeanette Palacios » Jue Mar 20, 2014 2:31 pm

.¿Qué dice el texto sobre el instinto sexual, como lo relaciona con la castidad por el Reino? ¿No contradice el celibato por el Reino todo lo que dice Jesús sobre el hombre original?

El instinto Sexual es una nesecidad natural que el hombre nace con ella y se encuentra bien desarrollada como en cualquier animal irracional, con la diferencia que el hombre vendria hacer un ser racional tiene todos sus sentidos bien desarrollado y puede bien definir la obcion por la abstinencia. En el instinto sexual su fin es el placer y se manifiesta desde muy temprana edad, es un inpulso muy fuerte y fogozo.
Jesus llamo a sus discipulos a la castidad que es una virtud un regalo que viene de Dios , esta virtud gobierna y modera el deseo del placer sexual segun los principios de la fe y la razon, en este caso se definiria como la castidad por el Reino de los cielos comprendiendo en esta forma el amor de Cristo como esposo de la Iglesia y esposo de las almas a alas que el se ha entregado a si mismo hasta el fin en el misterio de su pasion y en la Eucaristia. De este modo la continencia por el Reino de los cielos , la opcion por la virginidad o por el celibato para toda la vida ha venido hacer en la experiencia de los discipulos y los seguidores de Cristo un acto de respuesta especial al amor del esposo divino, y por esto ha adquirido el significado de un acto de amor esponsalicio del redentor, una donacion de si entendida como renuncia pero hecha solo por amor.
Jeanette Palacios
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Jun 04, 2013 2:16 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor Mary Jo » Jue Mar 20, 2014 10:09 pm

¿Cuál es el significado de "instinto sexual"?
Instinto sexual es un término que debe ser usado para los animales, pues el hombre creado a imagen y semejanza de Dios, tiene una conciencia clara que lo distingue de modo esencial de todos los seres vivientes (animalia).
El “instinto sexual" en el hombre limita, en cierto sentido "empequeñece" lo que es la misma masculinidad-feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana. Limita y "empequeñece" también aquello, en virtud de lo cual, los dos, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne.
En su libro Amor y Responsabilidad, Wojtyla hablar de la diferencia de instinto e impulso.
Instinto: es una manera de actuar, espontánea y no sometida a la reflexión, que nos remite a su origen. Esta manera de proceder no es típica del ser humano, quien, precisamente, posee la facultad de reflexionar acerca de la relación de los medios con el fin. Por lo tanto, no puede hablarse de instinto sexual en el ser humano en el mismo sentido en que los animales.
Impulso en el ser humano: orientación, inclinación del ser humano ligada a su misma naturaleza. El impulso sexual es una orientación natural y congénita de las tendencias humanas, según la cual el ser humano va desarrollándose y perfeccionándose interiormente. Impulso sexual es una propiedad de su ser que se refleja en su acción y encuentra su expresión en ella.
Wojtyla, K. (2009). Amor y responsabilidad. Madrid, Ediciones Palabra. Pág. 57-59
Mary Jo
 
Mensajes: 148
Registrado: Dom Jun 02, 2013 2:49 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor NELSON » Sab Mar 22, 2014 1:37 pm

Pregunta: ¿Cuál es el significado de "instinto sexual"?
En la base de la llamada de Cristo a la continencia está no sólo el "instinto sexual", como categoría de una necesidad, diría, naturalística, sino también la conciencia de la libertad del don, que está orgánicamente vinculada con la profunda y madura conciencia del significado esponsalicio del cuerpo, en la estructura total de la subjetividad personal del hombre y de la mujer. Sólo en relación a este significado de la masculinidad y feminidad de la persona humana, encuentra plena garantía y motivación la llamada a la continencia voluntaria "por el reino de los cielos". Sólo y exclusivamente en esta perspectiva dice Cristo: "El que pueda entender, que entienda" (Mt 19, 12): con esto indica que tal continencia -aunque, en todo caso, sea sobre todo un "don"-, también puede ser "entendida", esto es, sacada y deducida del concepto que el hombre tiene del propio "yo" sicosomático en su totalidad, y en particular de la masculinidad y feminidad de este "yo" en la relación recíproca, que está inscrita como "por naturaleza" en toda subjetividad humana.
NELSON LÓPEZ BUITRAGO - COLOMBIA
nelsonlopezbuitrago@gmail.com
NELSON
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Sep 29, 2009 6:58 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor garu » Sab Mar 22, 2014 8:01 pm

Primero que todo, no podemos hablar de que el hombre posee instinto sexual como los animales, aunque si bien el hombre es un animal, su apellido, racional, lo distingue de ese otro miembro de la creación, por haber sido creado a imagen y semejanza de Dios. Aclarado esto, tenemos que al descubrir el hombre el carácter esponsal del cuerpo, en toda la estructura personal de su subjetividad como varón y mujer, llegando a unirse para formar una sola carne, puede entenderse la castidad por el Reino. Si el hombre atendiendo al carácter esponsal a que aludíamos antes, es capaz y de hecho está llamado a esa unión por amor, en este caso a otra persona, también por amor a Cristo, es capaz de escoger la castidad, no convirtiéndose esta elección en una contradicción entre estas dos vocaciones: el matrimonio y el celibato por el Reino de los cielos, por cuanto en el fondo, ambas son por amor, cumplen con la donación de si, en ambas se tiene plena conciencia de la masculinidad y la feminidad y no se prescinde de ellas y son para toda la vida.
garu
 
Mensajes: 105
Registrado: Vie Jun 14, 2013 2:41 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor mariaines » Lun Mar 24, 2014 12:47 pm

¿Cuál es el significado de "instinto sexual"?
La aplicación del concepto de "instinto sexual" al hombre -dada la dualidad en la que existe como varón o mujer- limita, sin embargo, grandemente y, en cierto sentido "empequeñece" lo que es la misma masculinidad-feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana. Limita y "empequeñece" también aquello, en virtud de lo cual, los dos, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne (cf. Gén 2, 24). Para expresar esto de modo apropiado y adecuado, hay que servirse también de un análisis diverso de ese naturalístico. Y precisamente el estudio del "principio" bíblico nos obliga a hacer esto de manera convincente. La verdad sobre el significado esponsalicio del cuerpo humano en su masculinidad y feminidad, deducida de los primeros capítulos del Génesis (y en particular del capítulo 2, 23-25), o sea, el descubrimiento a la vez del significado esponsalicio del cuerpo en la estructura personal de la subjetividad del hombre y de la mujer, parece ser en este ámbito un concepto-clave y, al mismo tiempo, el único apropiado y adecuado.
mariaines
 
Mensajes: 518
Registrado: Dom Ene 31, 2010 9:58 am

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor Titica » Lun Mar 24, 2014 2:19 pm

Una reflexión profunda sobre el conciso texto del capítulo primero y segundo del Génesis nos permite establecer,
con certeza y convicción, que desde “el principio” se delinea en la Biblia un límite muy claro y unívoco entre el mundo de los animals (animalia) y el hombre creado a imagen y semejanza de Dios. En ese texto, aun cuando relativamente muy breve, hay,sin embargo, suficiente espacio para demostrar que el hombre tiene una conciencia clara de lo que le distingue de modo esencial de todos los seres vivientes (animalia).

La verdad sobre el significado esponsalicio del cuerpo humano en su masculinidad y feminidad, deducida de los primeros capítulos del Génesis (y en particular del capítulo 2, 23-25), o sea, el descubrimiento a la vez del significado esponsalicio del cuerpo en la estructura personal de la subjetividad del hombre y de la mujer, parece ser en este ámbito un concepto-clave y, al mismo tiempo, el único apropiado y adecuado.
En la base de la llamada de Cristo a la continencia está no sólo el “instinto sexual”, como categoría de una necesidad, diría, naturalística, sino también la conciencia de la libertad del don, que está orgánicamente vinculada con la profunda y madura conciencia del significado esponsalicio del cuerpo, en la estructura total de la subjetividad personal del hombre y de la mujer.
Cristo exige explícitamente una comprensión plena, cuando dice: “El que pueda entender, que entienda” (Mt 19,
12).
Titica
 
Mensajes: 123
Registrado: Lun Ene 02, 2012 1:54 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor maguie » Lun Mar 24, 2014 8:37 pm

Sobre el instinto sexual, el texto dice que esta expresión empequeñece la realidad de la capacidad exclusivamente humana de entregarse al cónyuge con todo el ser y se destaca el significado esponsalicio del cuerpo humano, en su masculinidad y feminidad en donde se incluye toda la subjetividad de las personas, la cual complementa del tal modo a uno y a otro por medio de la unión corporal, que se hacen los dos 'una sola cosa'. Lo relaciona con la castidad por el Reino, porque los célibes también entregan todo el ser, su entrega es esponsalicia, incluso en la esfera sexual de su cuerpo, solo que de modo distinto al del matrimonio, y para ellos el cónyuge es Cristo y su Iglesia. Así como el matrimonio engendra por su amor hijos carnales, el célibe engendra por su amor y entrega 'hijos espirituales'.

El celibato por el Reino no contradice todo lo que dice Cristo sobre el hombre original porque la continencia por el Reino es una respuesta de amor de un hombre específico a Cristo que se entregó a sí mismo, completamente, para rescatarnos. Es como reservarle a Cristo todo nuestro ser por ser lo mejor con lo que contamos. Es entregar el ser, todo completo, darse a sí mismo para lo que Dios quiera.
maguie
 
Mensajes: 169
Registrado: Lun Abr 16, 2012 12:05 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor antonio_7 » Mié Mar 26, 2014 10:06 pm

Que dice el texto sobre la instinto sexual,como lo relaciona con la castidad por el reino?
El texto nos habla de la naturalesa del hombre como naturalesa, de semejanza animan de un instinto sexual,demanera en que nuestra naturalesa nos presede de instintos naturales como hombre y mujer, descritos en el Genesis, pero no para entorpeser el sentido de nuestra concupisencia, y de sierto modo somos parte de la creacion misma, pero con la grasia de ser hechos a himajen y semejanza de Dios, demanera en que nuestra semejanza es propia tanbien con cristo senor dador de toda grasia y mostrandonos el camino por el reino de los cielos ya sea con la abstinencia, y virginidad como don y como entrega libre, y como con el matrimonio de donacion resiproca del hombre y mujer, de formar una sola carne, como es el selivato con crirto como ofrenda a dios.
antonio_7
 
Mensajes: 94
Registrado: Jue Ago 29, 2013 1:17 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor yaluz » Vie Mar 28, 2014 12:30 pm

Pregunta: ¿Cuál es el significado de ”instinto sexual”?
R:
El significado de”instinto sexual” es aquella actividad sexual propia de la especie viviente en su clasificación de animalia. Bíblicamente sabemos que nos diferenciamos de ellos, pues desde el Génesis, el primer hombre, creado por Dios a su imagen y semejanza, se sitió solo en medio de toda la creación. Ninguno de los seres vivientes era de su altura para ayudarle, por lo que Dios crea a la mujer de su costilla (Gén.2, 18 – 23) Su expresión ¡ésta si es carne de mi carne y huesos de mis huesos! (Gén.2, 23) manifiesta desde ya esa diferencia con respecto a los otros seres vivos, animalia.
Ahora bien, es importante acotar que esta distinción nos la marca la conciencia,somos creados a "imagen y semejanza" del Creador por eso nuestra actuación no es instintiva, por lo contrario, es consiente. De allí, que la expresión común “por instinto sexual” no puede ser aplicada al género humano, ello, como dice el Santo Padre, nos empequeñece y yo diría, “nos bestializa”
En el texto bíblico, (Gén.2, 25), también se destaca muy claramente el descubrimiento del significado esponsalicio del cuerpo.
Zulay R. de Álvarez (yaluz)
Venezuela
yaluz
 
Mensajes: 187
Registrado: Jue Jun 06, 2013 8:17 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor yaluz » Vie Mar 28, 2014 2:17 pm

Continuando con mi respuesta: descubrir el significado esponsalicio del cuerpo, permite la donación reciproca por amor al conyuge, entiendo un donarse voluntariamente, libremente, para unirse en una sola carne. Ese amor, esa unión es indisoluble, como bien lo dijo Jesús. De igual manera ocurre con el que se dona,voluntariamente, con todo su amor no al conyuge, sino al Reino de Dios,esa y mantiene la misma indisolubilidad. Dicho esto,es perfectamente comprensible que el instinto sexual no tiene cabida en el actuar del hombre, quien es libre de escoger la opción que quiera.
El celibato o la virginidad, son opciones seleccionadas libremente, una entrega por amor, en totalidad, a nuestro Señor y de esa, tambien maravillosa unión, se engendran muchos hijos espirituales.
Zulay R. de Álvarez (yaluz)
Venezuela
yaluz
 
Mensajes: 187
Registrado: Jue Jun 06, 2013 8:17 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor b. gabriel reyes reyes » Sab Mar 29, 2014 4:29 pm

[b]¿Cuál es el significado de "instinto sexual"?[/b]
[i]“Instinto sexual” es una categoría naturalista que hace referencia a la atracción innata, que siente el macho por la hembra y viceversa, como una necesidad o impulso muy fuerte que lleva a actuar de manera espontánea, no sometida a reflexión, para obtener un placer sexual.[/i]

[b]¿Qué dice el texto sobre el instinto sexual, como lo relaciona con la castidad por el Reino?[/b]
[i]El texto sostiene que "instinto sexual" es un concepto propio de mundo de los animalia que no puede aplicarse, en forma propia y adecuada, al hombre, animal racional, creado a imagen y semejanza de Dios, dotado de cuerpo y de una subjetividad personal. Es consciente del significado esponsalicio de su cuerpo, en la masculinidad o feminidad, y de su libertad para la donación recíproca personal, ya sea a otra persona en el pacto conyugal, donde se convierten en “una sola carne”, o para la donación total de sí mismo a Cristo en la elección de la continencia “por el reino de los cielos”.[/i]

[b]¿No contradice el celibato por el Reino todo lo que dice Jesús sobre el hombre original?[/b]
[i]El celibato por el Reino no contradice lo que dice Jesús sobre el hombre original. El hombre está llamado desde “el principio” a la donación. En la base del matrimonio se encuentra una relación “para” del hombre y de la mujer; en la base del celibato se encuentra un “por el reino de los cielos”, donación total de sí mismo a Cristo: Así el hombre se encuentra, plenamente original, en la donación de sí mismo.[/i]
b. gabriel reyes reyes
 
Mensajes: 149
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor MA SOCORRO A REYES L » Dom Mar 30, 2014 3:44 pm

La aplicación del concepto de instinto sexual al hombre limita, lo que es la misma masculinidad-feminidad en la dimensión personal de la subjetividad humana. Limita y empequeñece también aquello, de lo cual, los dos, el hombre y la mujer, se unen de manera que llegan a ser una sola carne (cf. Gén 2, 24). En la base de la llamada de Cristo a la continencia está no sólo el instinto sexual, como categoría de una necesidad, naturalística, sino también la conciencia de la libertad del don, que está orgánicamente vinculada con la profunda y madura conciencia del significado esponsalicio del cuerpo, en la estructura total de la subjetividad personal del hombre y de la mujer en plena garantía y motivación a la llamada a la continencia voluntaria “por el reino de los cielos”. Y que tal continencia sea sobre todo un don, sacada y deducida del concepto que el hombre tiene del propio “yo” sicosomático en su totalidad, y en particular de la masculinidad y feminidad de este “yo” en la relación recíproca, que está inscrita como “por naturaleza” en toda subjetividad humana. Apoyándose en la misma disposición del sujeto personal gracias a la cual el hombre se vuelve a encontrar plenamente a sí mismo a través de un don sincero de sí (cf. Gaudium et spes, 24), el hombre (varón o mujer) es capaz de elegir la donación personal de sí mismo, hecha a otra persona en el pacto conyugal, donde se convierten en una sola carne, y también es capaz de renunciar libremente a esta donación de sí a otra persona, de manera que, al elegir la continencia “por el reino de los cielos”, pueda donarse a sí mismo totalmente a Cristo. Y se realiza también en relación con la masculinidad o feminidad propia de la persona que hace tal opción y como significado esponsalicio.
MA SOCORRO A REYES L
 
Mensajes: 299
Registrado: Mié Abr 20, 2011 11:29 am

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor RoxanaGomez25 » Mar Abr 08, 2014 12:56 pm

¿Qué dice el texto sobre el instinto sexual, como lo relaciona con la castidad por el Reino? ¿No contradice el celibato por el Reino todo lo que dice Jesús sobre el hombre original?
Desde el principio en la Biblia existe un límite muy claro entre los animales y su mundo y el del ser humano creado a semejanza de Dios, ahí queda clara la conciencia de que el hombre se distingue de modo esencial de los animales. Se nota en el AT la mentalidad de pensar y hablar del instinto sexual en la realidad humana y animal. Pero aplicar la categoría de instinto sexual no es apropiado, aunque se base en cierta analogía entre el hombre y animales, pero el hombre como racional, y en base a su dualidad de varón - mujer en dimensión personal de la subjetividad humana no puede ser limitado, empequeñecido y se unen de una manera que llegan a ser una sola carne. Con la verdad del significado esponsalicio del cuerpo humano, en su masculinidad y feminidad (Gn 2, 23-25) este significado es el único apropiado.
En base a este significado esponsalicio se entienden las palabras de Cristo acerca de la continencia. Donde esta llamada se hace también en referencia al principio, y hace la llamada como conciencia de la libertad del don, no sólo como instinto sexual, como necesidad naturalistica. Esta llamada es mucho más profundad y madura vinculada a la conciencia del significado esponsalicio el cuerpo, con motivación por el reino de los cielos.
Las palabras de Cristo desde el principio hablan del significado esponsalicio del cuerpo y tambien de la continencia.
RoxanaGomez25
 
Mensajes: 124
Registrado: Lun Jun 10, 2013 7:48 pm

Re: 80. El celibato por el reino y la significación esponsal

Notapor BlancaElena » Mar Abr 08, 2014 9:09 pm

.¿Qué dice el texto sobre el instinto sexual, como lo relaciona con la castidad por el Reino?

El instinto sexual corresponde a la animalia y el hombre tiene una conciencia clara al respecto. La feminidad y masculinidad que se unen en una sola carne por amor entre personas, en el estado esponsalicio como en el "principio". Es esa misma feminidad (virginidad) o masculinidad (celibato) que se dona a CRISTO sin prescindir de ella, es decir en forma integra por amor a CRISTO, en una continencia voluntaria por el Reino de los Cielos.

¿No contradice el celibato por el Reino todo lo que dice Jesús sobre el hombre original?

No lo contradice, lo complementa porque encuentra en la feminidad y masculinidad una motivación y plena garantía para vivir la continencia en libertad por el Reino de los Cielos. Es la renuncia voluntaria a donarse a otra persona como en el "principio" porque ahora responde al amor del Esposo Divino que es CRISTO. "No todos son capaces de entender esta doctrina - respondió él - sino aquellos a quienes se les ha concedido" Mateo 19,11
Avatar de Usuario
BlancaElena
 
Mensajes: 1415
Registrado: Mié Ene 18, 2012 8:45 pm

Siguiente

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte III y IV: La resurrección de la carne y la virginidad cristiana

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |