Lección 10

La intención de curso es ofrecer un enfoque que nos ayude a profundizar en el contenido de la felicidad, a descubrir el modo de ser feliz en la vida diaria, y a conectar esa felicidad cotidiana con la felicidad definitiva en la vida futura, se trata de ser feliz mientras se camina, y no solamente al final del trayecto. Este curso nos ayudará a responsabilizarnos de nuestra propia felicidad, que no es una cuestión de suerte; aprenderemos a ser felices en el proceso ordinario de la vida .

El curso consta de 16 lecciones

Fecha de inicio: 4 Febrero
Fecha de término: 22 Abril

Moderadores: Catholic.net, Ana Cecilia Margalef, pedroluisllera, AlbertoMestreLC, Moderadores Animadores

Lección 10

Notapor Catholic.net » Lun Mar 17, 2014 1:13 pm

Francisco Ugarte Corcuera

Por el optimismo a la felicidad

Algunos estudios reveladores


Los beneficios del optimismo son múltiples. Por ejemplo, influye en la salud física, como lo consignan los siguientes datos: "122 hombres que tuvieron su primer ataque cardíaco fueron evaluados para determinar su grado de optimismo o pesimismo. Ocho años más tarde, de los 25 hombres más pesimistas, 21 habían muerto; de los 25 más optimistas, sólo 6 habían muerto. Su visión mental demostró ser un mejor pronosticador de la supervivencia que cualquier otro factor de riesgo, incluido el grado de daño sufrido por el corazón en el primer ataque, bloqueo de arterias, nivel de colesterol o presión sanguínea". Evidentemente, aunque estos hechos justifican por sí mismos el interés por el optimismo —la salud es un valor relevante en la vida humana—, existe otra razón de mayor peso que invita a profundizar en su importancia para conformar la propia existencia: su estrecha relación con la felicidad..

Un proyecto de investigación norteamericano se propuso detectar a un centenar de personas felices, con la intención de averiguar si había algo en lo que coincidieran — un denominador común—, y que sería la clave para descubrir la fuente o la esencia de la felicidad. El método para seleccionar a las personas consistió en realizar entrevistas y buscar una triple coincidencia que permitiera concluir que efectivamente eran felices: que el propio entrevistado se sintiera y se declarara feliz; que lo pareciera así a sus familiares y a sus más íntimos amigos; y que los especialistas que lo entrevistaban también lo percibieran. Una vez realizada la selección, los especialistas se percataron de que más de la mitad de esas cien personas — un 70% exactamente— provenía de ciudades pequeñas, pero esto no podía representar ciertamente la clave interpretativa que se buscaba. Finalmente, los investigadores se vieron obligados a acuñar una palabra que describiera lo que encontraron en esa gente feliz: todos eran «descubridores de bien» (goodfinders), tenían la capacidad de hallar el bien en todo y en todos , lo cual coincide en buena medida, como veremos, con el optimismo.

Entre los resultados que arrojó el estudio sobre la felicidad, realizado por David G. Myers y Ed Diener (mencionado anteriormente), se destaca que uno de los cuatro rasgos característicos de la persona feliz es su optimismo" No se concluye si el optimismo es causa de la felicidad o si la persona es optimista por ser feliz. Simplemente se consigna el hecho: quien es feliz es optimista. Pero esto es suficiente para intuir la íntima relación que el optimismo guarda con la felicidad.

Si ser optimista es una condición fundamental para ser feliz, según los estudios anteriores, vale la pena profundizar en su contenido. Señalaré lo que el optimismo no es, para examinar luego que ser optimista o pesimista depende de una opción personal; mencionaré después las causas y los remedios contra el pesimismo, para finalmente analizar el optimismo y sus claves, en todo lo cual se irá determinando la estrecha relación que éste guarda con la felicidad.


Optimismo ingenuo, iluso o entusiasta

En el lenguaje coloquial, cuando se afirma que alguien es muy optimista, se puede pensar en una persona ingenua, fuera de realidad, porque no percibe los problemas ni las dificultades objetivas, sino que lo ve todo superficialmente y sólo en su dimensión «positiva». Parecería haber renunciado a contemplar las cosas como son y a reflexionar sobre ellas objetivamente. El optimismo no coincide, ciertamente, con esta actitud ingenua y desconectada de la realidad. La prueba está en que encontramos personas que profesan este optimismo ingenuo y que, cuando alguna circunstancia especial les abre los ojos a la realidad, padecen un profundo desconcierto e incluso se desmoronan. El optimismo auténtico se fundamenta en la realidad —es decir, en la verdad—, pues sólo así adquiere consistencia. Tampoco coincide el optimismo con una actitud ilusa, propia de quien vive de ilusiones carentes de fundamento, y espera que todo lo venidero será favorable y llegará sin dificultad. En estos casos lo que falta es un conocimiento más profundo de la realidad presente y de lo que podría esperarse del futuro, así como una valoración más objetiva de la realidad conocida o por venir. Poseer tal actitud ilusa no es lo mismo que tener ilusiones y esperanza en la vida, factores que favorecen de manera determinante el optimismo y la felicidad.

Puede ocurrir también que si se dice de alguien que es muy optimista, se le imagine con un temperamento entusiasta y hasta eufórico, que reacciona exageradamente ante estímulos ordinarios, y que atribuye un valor desproporcionado a hechos que merecerían una valoración más moderada. Ante esto es vital advertir que el optimismo no se identifica con un simple estado de ánimo, sin mayor fundamento que el propio temperamento. Cuántas veces aquellos "entusiastas" de quienes se esperarían acciones valientes, temen al tomar decisiones que encierran cierto riesgo, o se desaniman fácilmente ante los obstáculos. Esto no significa que el temperamento espontáneamente entusiasta sea negativo, sino al contrario, suele suponer una ayuda importante en la vida; pero hace falta desarrollarlo para que adquiera consistencia.

"El optimismo de temperamento es algo hermoso y útil ante la angustia de la vida: ¿quién no se regocija ante la alegría y confianza que irradia de una persona? ¿Quién no lo desearía para sí mismo? Como todas las disposiciones naturales, un optimismo de este tipo es sobre todo una cualidad moralmente neutra; como todas las disposiciones debe ser desarrollado y cultivado para formar positivamente la fisonomía moral de una persona. Ahora bien, puede crecer mediante la esperanza cristiana y convertirse en algo más puro y profundo; al contrario, en una existencia vacía y falsa puede decaer y convertirse en pura fachada".

Si el optimismo no depende sólo del temperamento, es porque la persona no está «determinada» de antemano a ser pesimista u optimista. En algunos casos, el temperamento puede inclinar hacia el optimismo —a ver e interpretar los hechos positivamente— y, en otros, hacia el pesimismo —a descubrir lo negativo antes que lo positivo. Sin embargo, en este segundo caso, la inclinación puede superarse mediante una decisión firme de la voluntad —por una opción personal—, que influya en el modo de percibir y valorar la realidad, así como en las actitudes interiores. "Observemos que con la misma uva se obtiene el vino y el vinagre. Debemos tomar una decisión. En nuestro corazón no caben dos lagares, dos tipos de fermentación: o escogemos el vinagre de la amargura, o preferimos el vino de la alegría. A cada uno de nosotros corresponde hacer su propia y personalísima opción". Dicho con otras palabras, lo determinante no está en los hechos —la uva es la misma—, sino en el modo de percibirlos y en las actitudes con que los afrontamos. Ordinariamente no podemos cambiar los hechos, pero sí dirigir nuestras percepciones y actitudes. Podemos distinguir la uva en función del vino que surgirá de ella y alegrarnos ante esa posibilidad, o percibirla exclusivamente como la materia prima para el vinagre. La decisión está en nuestras manos, como lo reflejan aquellas palabras: "Dos hombres miraban al exterior de la prisión. Uno veía el lodo, el otro las estrellas". Si se opta por el optimismo y la elección es consistente a lo largo del camino, se convertirá en una cualidad estable de la persona, en un modo de ser. De lo contrario se podrá incurrir en el pesimismo, enfermedad peligrosa que vale la pena evitar.

La amenaza del pesimismo

En el otro extremo del optimismo ingenuo, iluso o simplemente entusiasta, está el acentuar los aspectos negativos de la realidad, que conduce al pesimismo: a esa disposición de ver el vaso «medio vacío» en vez de «medio lleno», de captar la oscuridad en vez de la luz, las espinas en lugar de las rosas, los problemas en vez de las soluciones, y los defectos sin apreciar las cualidades. El pesimista se nutre de elementos negativos, tanto reales como imaginarios, y al olvidarse de lo positivo, termina por no ser objetivo.

Resulta frecuente encontrarse con personas inclinadas al pesimismo. Algunas simplemente por temperamento— por ejemplo, quien es reactivo tiene mayores dificultades para acometer situaciones complejas y es fácil que renuncie a ellas—; otras, por la influencia familiar —el hijo cuya madre es pesimista, ordinariamente también lo será, porque desde pequeño ha aprendido a encontrar explicaciones y enfoques negativos sobre los sucesos—; o bien, porque sus defectos les pesan más que sus cualidades y, en consecuencia, poseen baja autoestima"; otras, por las experiencias negativas de su propia vida, por no haber sabido superar los efectos de sus errores o fracasos, ni mucho menos haberlos visto como oportunidades de las que podrían salir experiencias valiosas. A estas causas del pesimismo puede añadirse otra más profunda: el agnosticismo, que priva de la posibilidad de apoyar la vida en Dios y de encontrar en Él la verdadera respuesta ante los problemas fundamentales de la existencia.

Medios para superar el pesimismo

Se señalan a continuación algunos medios para remontar el pesimismo, que serán complementados con lo que se recoja después sobre las claves del optimismo.

1) No fijar la atención en lo negativo,que es a lo que el pesimista se siente habitualmente inclinado, tanto en el presente como en el futuro, en lo real y en lo imaginario. Era lo que Don Quijote aconsejaba al paje: "Y esto que ahora le quiero decir llévelo en la memoria, que le será de mucho provecho y alivio en sus trabajos: y es que aparte la imaginación de los sucesos adversos que le podrán venir". Quien posee o adquiere la habilidad de no pensar negativamente en medio de los sucesos adversos, cuenta con un recurso muy eficaz para evitar que su felicidad se afecte. Dicho en términos afirmativos, deberá descubrir y concentrar su atención en lo positivo. Como ejercicio práctico podría escribir un elenco de cosas favorables que se suscitan en su vida personal y en su entorno, así como una relación de las posibilidades que la vida le ofrece cara al futuro.

2) Aprender a puntualizar y relativizar los errores, quitándoles el carácter de absoluto (que el pesimista subjetivamente les suele atribuir): «Como fallé en esto, no sirvo para nada; como me equivoqué en lo otro, quedo definitivamente descalificado». Se trata, en definitiva, de valorar con objetividad los sucesos negativos, restándoles importancia cuando no la tienen, reduciendo su impacto emocional para que no invadan un campo mayor del correspondiente. Esto puede ilustrarse con el siguiente ejemplo. Un hombre que había perdido todo su dinero llamó por teléfono a un amigo suyo que poseía gran sentido común, y la conversación se desarrolló en estos términos:

«- Estoy acabado, lo he perdido todo, me he quedado sin nada.

- ¿Aún puedes ver? —preguntó el amigo.
- Sí, todavía puedo ver.
- ¿Aún puedes caminar? —inquirió nuevamente el amigo.
- Sí, todavía puedo caminar.
- Evidentemente aún puedes hablar y oír, pues de otro modo no nos estaríamos comunicando.
- Sí, efectivamente todavía puedo hablar y oír.
- Está claro que aún conservas todo —concluyó el amigo — . ¡Lo único que perdiste fue el dinero!»



3) Evitar las quejas y las lamentaciones, tanto externas como interiores, que suelen ser estériles porque sólo consiguen generar una mentalidad de víctima, con una fuerte carga egocéntrica que invita a la pasividad y, en el mejor de los casos, a la resignación. Evitar las quejas puede significar un gran esfuerzo en ciertas circunstancias o para determinadas personalidades, porque implica sobreponerse a una realidad negativa —o que se juzga así— para darle una salida. La persona que tiene fe en Dios cuenta con una perspectiva que le permite encontrar con más facilidad y profundidad el sentido de las situaciones adversas, en especial de aquellas humanamente inexplicables, como una enfermedad incurable o la muerte de un ser querido en plena juventud. "No seas pesimista. -¿No sabes que todo cuanto sucede o puede suceder es para bien? -Tu optimismo será necesaria consecuencia de tu Fe".

Naturaleza del optimismo

Se ha señalado que existen personas espontáneamente optimistas, lo cual significa que llevan el optimismo en el temperamento. En estos casos, el factor emocional suele jugar un papel especialmente destacado en tanto supone un impulso para percibir positivamente la realidad, sin intervención expresa de la voluntad. La inteligencia simplemente se descubre inclinada en esa dirección, mientras la emoción o el entusiasmo permanecen. En este nivel puede hablarse de un optimismo temperamental o emocional —de un sentimiento—, muy valioso mientras surge, pero limitado a causa de su eventual inestabilidad. Es bien sabido que si los sentimientos no tienen el soporte de la voluntad, carecen de estabilidad y pueden cambiar de signo en cualquier momento.

Se ha dicho también que ser optimista o no serlo, depende de una elección personal, esto es, de una decisión que radica en la voluntad, porque la voluntad puede influir sobre la inteligencia, ordenándole que perciba positivamente la realidad, que busque y descubra la bondad constitutiva de las cosas. En este caso cabe afirmar que el optimismo es una actitud, es decir, la voluntad dispone a la inteligencia para que ésta perciba el bien y lo valore, de manera que esas percepciones influyan en la persona completa —también y con especial importancia en los sentimientos—, lo cual resultará en un tono vital emocionalmente favorable que, a su vez, influirá en la voluntad y en la inteligencia, reforzando la disposición de percibir lo bueno. Este círculo virtuoso nos hace pensar que el optimismo auténtico incluye todo nuestro ser, esto es, tanto la inteligencia, como la voluntad y la afectividad.

También cabe señalar que si la actitud de optimismo se mantiene, una y otra vez, en situaciones variadas, acabará convirtiéndose en un hábito, que consistirá en la disposición permanente de percibir y valorar el bien actual —y potencial— en todo aquello con lo que nos relacionamos, comenzando con nosotros mismos. Como se trata de un hábito bueno, se puede decir, con todo rigor, que el optimismo es una virtud.

Resulta alentador que el optimismo, cuya influencia en la felicidad es determinante, dependa en buena medida de una opción personal. Esto justifica ir más allá y preguntamos qué claves del optimismo permiten cultivarlo y desarrollarlo en la propia vida, para que la felicidad crezca en esa misma medida.

Claves del optimismo

1) Descubrir y valorar lo positivo

La mayoría de las personas necesitan realizar un cierto es-fuerzo para detectar la bondad que existe en la realidad de sus vidas y de su entorno. No sólo por la presencia del mal, que suele aparecer de una u otra forma, sino por la facilidad con que se acostumbran incluso a las mejores cosas y acaban pasándolas por alto, sin valorarlas. Chesterton señalaba que la mediocridad consiste en estar ante lo maravilloso y no enterarse. Para ser optimista es preciso escapar a esa mediocridad, "descubrir y disfrutar de todo lo bueno que tenemos. No tener que esperar a encontramos con un ciego para enterarnos de lo hermosos e importantes que son nuestros ojos. No necesitar conocer a un sordo para descubrir la maravilla de oír. Sacar jugo al gozo de que nuestras manos se muevan sin que sea preciso para este descubrimiento ver las manos muertas de un paralítico. En palabras de Tomás de Aquino, se trata de "fijar más la atención en el bien que en el mal.

Esta capacidad de descubrir lo positivo hace que nuestro espíritu se alimente de cosas buenas, que a su vez generan sentimientos favorables que conducen al optimismo y a la felicidad. Así, la persona optimista suele detectar los aspectos positivos en la misma proporción en que el pesimista descubre los negativos. Brebner llega a concretar esta relación: cuando se trata de interpretar un mismo evento, de cada diez aspectos, el infeliz ve ocho negativos, mientras que la persona feliz —el optimista— percibe ocho aspectos positivos ´. Pero no basta detectar la bondad de las cosas (eso podría ser compatible con una mirada superficial que poco influyera en nuestro ser y en nuestra conducta). La valoración del bien que se descubre es un acto distinto del simple descubrimiento; implica reconocer y apreciar con profundidad aquello que se ha encontrado, de manera que influya en la voluntad y en el ánimo para que refuerce la actitud positiva. "Ante un rosal que decora la ufanía del parque, el pesimista se duele de que las rosas tengan espinas, mientras el optimista descubre jubilosamente que las espinas tienen rosas".

2) Emitir opiniones constructivas

Ordinariamente el modo de hablar sigue al modo de pensar. Quien tiene un pensamiento superficial, suele tener conversación ligera; el que es complicado en las ideas, tiende a ser confuso en la forma de expresarse; el que habitualmente critica a los demás, condiciona su juicio interior por la amargura. Pero también ocurre que el modo de expresarse puede influir en el modo de pensar. Si alguien se propone hablar sólo de cosas positivas —silenciando las negativas, que tal vez pasan por su mente con mucha mayor frecuencia—, con el paso del tiempo, sus pensamientos y , juicios se inclinarán cada vez hacia la parte buena de la realidad más que hacia la negativa. Y este cambio hará que, en adelante, sus expresiones sean constructivas, sin necesidad de proponérselo, porque manifestarán el nuevo modo de pensar optimista.

3) Tener autoestima

La autoestima correctamente entendida consiste en valorarse con objetividad, lo cual incluye reconocer y aceptar tanto las cualidades como los defectos, las potencialidades como las limitaciones, pero siempre con la confianza en que esas cualidades y posibilidades, si se ponen en juego y se desarrollan, acaban por tener más peso que los defectos y las limitaciones en el desenvolvimiento de la conducta. Este enfoque es compatible con la virtud de la humildad, si se tiene en cuenta, como se ha dicho tantas veces, que «la humildad es la verdad». Esta visión objetiva y positiva sobre uno mismo forma parte esencial del optimismo y contribuye considerablemente a la felicidad.

Por el contrario, "el que continuamente es criticado, fácilmente desarrolla un escaso nivel de autoestima y tiene necesidad de experimentar su propio valor para reconocer su verdadero potencial y su bondad real. Ciertamente, llama la atención que el mandamiento bíblico de «amar al prójimo como a uno mismo» ponga como parangón del amor hacia los otros, el amor hacia uno mismo". La autoestima bien orientada incluye reconocer y disfrutar nuestros logros, sin que esto nos oculte nuestras limitaciones. La solución de fondo para que este planteamiento se mantenga en la línea de la humildad, es decir, de la verdad, es que sepamos atribuir a Dios —que nos ha creado y nos mantiene en la existencia— todo lo bueno que descubramos en nuestra vida.

4) Fomentar la esperanza


El optimismo está íntimamente vinculado a la esperanza (como virtud humana y como virtud sobrenatural). En general, la esperanza consiste en confiar en los medios para alcanzar el fin que nos proponemos. Su influencia en el logro de los objetivos suele ser notable. "La esperanza, según están descubriendo los modernos investigadores, hace algo más que ofrecer un poco de solaz en medio de la aflicción; juega un papel increíblemente poderoso en la vida al ofrecer una ventaja en ámbitos tan diversos como los logros académicos y la aceptación de trabajos pesados. En un sentido técnico, la esperanza es algo más que el punto de vista alegre de que todo saldrá bien. Snyder la define de una manera más específica como «creer que uno tiene la voluntad y también los medios para alcanzar sus objetivos, sean éstos cuales fueran»".

La esperanza, al igual que el optimismo, se puede aprender y desarrollar. Cuando una persona adquiere o perfecciona una habilidad del tipo que sea se hace más competente, y aumenta la confianza en su propia capacidad para afrontar retos en otros campos de la vida. Si supera esos nuevos retos, su esperanza crecerá y, consecuentemente, se hará más optimista. Pero el hombre está también llamado a metas superiores, de carácter sobrenatural, como la santidad, que lógicamente rebasan sus capacidades puramente humanas. Por eso necesita recurrir a Dios, implorando su ayuda. Y aquí interviene precisamente la esperanza como virtud sobrenatural, que consiste en "aguardar confiadamente la bendición divina" . De aquí la advertencia de Ratzinger: "Un hombre desesperado no reza, porque no espera; un hombre seguro de su poder y de sí mismo no reza, porque confía únicamente en sí mismo. Quien reza espera en una bondad y en un poder que van más allá de sus propias posibilidades" . Quien tiene esperanza, podemos añadir, cuenta con un fundamento profundo para ser optimista, porque tiene la seguridad, humana y sobrenatural, de alcanzar lo que pretende.


5) Aprovechar los resultados

Cuando alguien se propone realizar un proyecto ambicioso, que exige recorrer un largo camino, puede adoptar una de estas actitudes para medir los avances: concentrarse en lo que le falta por conseguir, o valorar lo conseguido. Lo primero puede pesar negativamente en el ánimo, mientras que lo segundo ordinariamente produce optimismo, que se traduce en impulso para ir adelante. Lo mismo ocurre con los logros en cualquier otro campo de la vida: si se descubren, se reconocen, se valoran e incluso se disfrutan, producirán seguridad en uno mismo y, consecuentemente, favorecerán el optimismo y lo harán crecer. Esto, como se ha hecho ver antes, será compatible con reconocer los propios defectos y limitaciones, a la vez que habrá de mantenerse viva la conciencia de que el origen último de los buenos resultados está en Dios antes que en nosotros.

6) Saber ganar

No es difícil encontrar personas que no saben ganar, que son perdedoras, debido a su actitud mental de inseguridad y pesimismo. Quien, por el contrario, afronta los retos con la confianza de que va a conseguir el resultado, con «moral de victoria», aumenta notablemente las probabilidades de lograrlo. El boxeador que sube al cuadrilátero pensando que perderá la pelea, suele perderla. En cambio, "la expectativa de la victoria es ya la mitad de la victoria,porque esa disposición optimista estimula, abre campos de visión más amplios, aptos para captar todos los recursos que propician el éxito. Además, incita nuestra energía, cataliza la capacidad para que nos empeñemos a fondo, otorga resistencia y vitalidad a nuestro espíritu de lucha, y termina así creando condiciones favorables al buen resultado del proyecto" .

Una consecuencia de esa actitud que confía en la victoria es la consistencia para perseguir las metas propuestas, cuando aparecen las dificultades a lo largo del camino. Aquí se manifiesta con evidencia que el optimismo no consiste en un entusiasmo momentáneo, intenso en el inicio, pero insuficiente en cuanto aparecen los primeros obstáculos. Hay algunas actividades profesionales, como la del vendedor de seguros, que definen muy pronto si los candidatos son optimistas o pesimistas, por el modo como reaccionan ante la elevada proporción de respuestas negativas que suelen recibir de los clientes potenciales. Las estadísticas revelan que alrededor de tres cuartas partes de ellos abandonan la actividad en los tres primeros años. En un estudio llevado a cabo por Seligman sobre los vendedores de seguros de la empresa MetLife, se descubrió que los nuevos vendedores optimistas vendían el 37% más de seguros en los dos primeros años de trabajo que los pesimistas. Y durante el primer año, los pesimistas abandonaban el trabajo en doble proporción que los optimistas . Otra consecuencia de esta actitud consiste en saber aprovechar favorablemente las circunstancias pues, como afirmaba Churchill, «un optimista ve una oportunidad en cada calamidad; un pesimista ve una calamidad en cada oportunidad».

7) Saber perder

Lo anterior no significa que siempre se ganarán las batallas. Es preciso contar con que, a pesar de la disposición mental adecuada y de poner todos los medios, habrá derrotas. Pero también aquí es preciso adoptar una actitud optimista, consistente en saber perder,lo cual abarca varios aspectos:

a) Las derrotas ayudan a conocerse mejor, a reconocer y aceptar las propias limitaciones;
b) también pueden aprovecharse para caer en la cuenta de su carácter relativo en el sentido de que la vida está constituida por múltiples batallas y que no todo se acaba por el hecho de perder una en particular;
c) sirven para aprender a levantarse después de haber caído, en lugar de hundirse y desanimarse;
d) Permiten sacar experiencia para mejorar el trabajo de preparación en ocasiones sucesivas, de manera que se afronten los retos en condiciones más favorables; enseñan lo que ha de corregirse y evitarse para obtener mejores resultados.

En una ocasión preguntaron a Tomás Alva Edison qué había sentido al fracasar tantas veces en sus intentos por fabricar una bombilla eléctrica. Edison respondió que nunca había fracasado, sino que había descubierto exitosamente miles de maneras en que no debía fabricarse una bombilla eléctrica. Uno de los indicadores más claros para detectar si alguien es optimista o pesimista consiste en ver cómo se explica sus propios fracasos. Goleman lo señala así:

"Las personas optimistas consideran que el fracaso se debe a algo que puede ser modificado de manera tal que logren el éxito en la siguiente oportunidad, mientras que los pesimistas asumen la culpa del fracaso, adjudicándolo a alguna característica perdurable que son incapaces de cambiar" .

De acuerdo con esto, para desarrollar el optimismo se requiere una actitud intelectual que descubra el carácter transitorio de los motivos que intervienen en los fracasos y sepa relativizar, como hemos señalado, la entidad del fracaso mismo. El complemento de una explicación adecuada del fracaso, si la persona es realmente optimista, será que se crezca, en lugar de resignarse ante el resultado negativo, yvuelva a intentar su objetivo con un ánimo renovado, para llegar más lejos de lo que pretendía en el primer intento.

Para concluir este capítulo afirmaremos que no cabe la menor duda de que el optimismo influye en la felicidad. Que ser optimista depende de una opción personal, fundada en la esperanza. Que el optimismo puede considerarse un sentimiento, en cuanto impulso emocional que favorece un percepción positiva de la realidad; una actitud, como disposición de la voluntad que inclina a la inteligencia a percibir el bien; y una virtud, si esa disposición se convierte en algo permanente y estable. Finalmente, que el optimismo favorece considerablemente las relaciones con los demás, así como la relación personal con Dios.


Participación en el FORO

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?



Tutores del curso:

P.Alberto Mestre, LC
amestre@legionaries.org

Roxanna Solano
rsolano@consultores.catholic.net

Estoy a sus órdenes
acmargalef@catholic.net
Ana Cecilia Margalef
Avatar de Usuario
Catholic.net
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 379
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Lección 10

Notapor rocca » Mar Mar 18, 2014 7:50 am

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?
no,sino en el modo de percibir y las actitudes con que los afrontamos las situaciones del diario vivir.

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
no

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?
no tengo, soy muy positivo ya que vivo de cara a cristo

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
Evitar las quejas y las lamentaciones. ya que para Dios nada pasa inadvertido todo obra para bien.

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
Ya a dado un paso muy importante, Evangelii gaudium

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
Que ser optimista depende de una opción personal, fundada en la esperanza
rocca
 
Mensajes: 14
Registrado: Lun Ene 27, 2014 7:17 am

Re: Lección 10

Notapor sky » Mar Mar 18, 2014 9:40 am

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido? No, por que el optimista ve lo bueno como lo malo, simplemente opta por lo bueno de todo lo que ve.

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia? Mas bien es luchar contra los patrones de la infancia, una mama negativa o temerosa y un papa muy optimista, el resultado soy yo una mujer que hace muletillas de las circunstancias y ve lo bueno en la gente y las circunstancias a pesar de que todo haya estado en contra, evaluo lo que pasa por mi vida y que experiencia me deja, generalmente soy muy optimista y agradecida, gracias a Dios.

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida? Aunque a veces me deprimo trato de no quedarme en ese estado de animo y soy yo misma la que trata de salir de ahí, lo acepto pero acepto que sea pasajero también y trato de crecerme a las circunstancias que vivo…

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante? Fijar la atención en lo positivo, porque asi no tendras de que quejarte y todo lo veras con esperanza.

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto? Analizar en que area de mi vida me siento bloqueado o frustrado y ya sea perdonarme y hacer algo al respecto que cambie esa situación. Visualizar hacia donde quiero llegar y que pasos debo de dar para llegar alla.
6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida? Ver la vida con mas esperanza, en particular me gusto mucho eso de creer que uno tiene la voluntad como los medios para alcanzar los objetivos sean cuales sean. Simplemente al pensarlo ya es alentador, pero sobre todo contando con la ayuda de Dios, considero que si uno cuenta a Dios en su vida suceda o no sucedan las cosas siempre habrá ganancia, habrá experiencia y la vida será digna de ser vivida con todo aquello que nos pase por que la veremos como el vaso lleno.
sky
 
Mensajes: 14
Registrado: Dom Ene 26, 2014 3:27 pm

Re: Lección 10

Notapor sky » Mar Mar 18, 2014 9:40 am

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido? No, por que el optimista ve lo bueno como lo malo, simplemente opta por lo bueno de todo lo que ve.

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia? Mas bien es luchar contra los patrones de la infancia, una mama negativa o temerosa y un papa muy optimista, el resultado soy yo una mujer que hace muletillas de las circunstancias y ve lo bueno en la gente y las circunstancias a pesar de que todo haya estado en contra, evaluo lo que pasa por mi vida y que experiencia me deja, generalmente soy muy optimista y agradecida, gracias a Dios.

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida? Aunque a veces me deprimo trato de no quedarme en ese estado de animo y soy yo misma la que trata de salir de ahí, lo acepto pero acepto que sea pasajero también y trato de crecerme a las circunstancias que vivo…

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante? Fijar la atención en lo positivo, porque asi no tendras de que quejarte y todo lo veras con esperanza.

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto? Analizar en que area de mi vida me siento bloqueado o frustrado y ya sea perdonarme y hacer algo al respecto que cambie esa situación. Visualizar hacia donde quiero llegar y que pasos debo de dar para llegar alla.
6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida? Ver la vida con mas esperanza, en particular me gusto mucho eso de creer que uno tiene la voluntad como los medios para alcanzar los objetivos sean cuales sean. Simplemente al pensarlo ya es alentador, pero sobre todo contando con la ayuda de Dios, considero que si uno cuenta a Dios en su vida suceda o no sucedan las cosas siempre habrá ganancia, habrá experiencia y la vida será digna de ser vivida con todo aquello que nos pase por que la veremos como el vaso lleno.
sky
 
Mensajes: 14
Registrado: Dom Ene 26, 2014 3:27 pm

Re: Lección 10

Notapor lindoro50 » Mar Mar 18, 2014 3:29 pm

1. ¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenuo, cándido?

No, se refiere a un optimismo auténtico, fundamentado en la realidad —es decir, en la verdad—, de manera que adquiera consistencia.

2. ¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?

En términos generales no. Trato de valorar lo positivo y mantener una esperanza firme.

3. ¿Este pesimismo ha bloqueado algún objetivo en tu vida?
No.

4. De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?

Aprender a puntualizar y relativizar los errores es lo que practico en lo personal, así como desarrollar la empatía como elemento crítico de mi comportamiento.

5. El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?

Siempre trato de criticar y proponer, es decir, no solamente convertirme en un crítico negativo o señalador de problemas, sino a la vez, proponer soluciones, alternativas o métodos para unir y resolver asuntos o situaciones específicas.

6. La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?

Considero las primeras cinco como definitivas para lograr el espíritu positivo. Saber ganar y saber perder, son consecuencias colaterales de las primeras cinco que son las que, a mi leal saber y entender, constituyen las fortalezas primarias para mejorar el temperamento, la actitud y consecuentemente establecer un espíritu positivo que ya trae incluido saber ganar.
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Re: Lección 10

Notapor maria mayorga » Mar Mar 18, 2014 3:40 pm

1. ¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido? No, se refiere a la manera de mirar las cosas, de encontrar lo bueno sobre lo no conveniente.
2. ¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia? Es inevitable que algunas circunstancias te golpeen, y que algunas veces tu ánimo decaiga, sin embargo, recordando el Evangelio (Mt. 17, 1-9), “levántense y no tengan miedo”, debemos experimentar a Dios cercano que nos toca y nos habla, “no tengan miedo”, su ayuda y amparo deben ser siempre nuestra esperanza.

3. ¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida? No, buscar la calma y continuar con paciencia abre los caminos, talvez haya que cambiar de estrategias o modificar los planes, pero todo sigue adelante.

4. De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante? Buscar siempre lo positivo, lo mejor, y mantener la esperanza.

5. El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto? Discernir. Aprender a puntualizar y relativizar los errores, quitándoles el carácter de absoluto, no juzgarnos duramente, sino mirar que tenemos siempre una nueva oportunidad.

6. La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida? Fortalecer la esperanza, saber ganar y saber perder.
maria mayorga
 
Mensajes: 81
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Lección 10

Notapor Monica Cadena » Mar Mar 18, 2014 8:55 pm

Por el optimismo a la felicidad

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenuo, cándido?

No. De lo que se habla es de un optimismo basado en la voluntad que influya en el modo de percibir y valorar la realidad,

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
Si, cmo cualquier ser humano puedo ver las cosas negativas pero ordinariamente me obligo a pensar en positivo.

3.¿Estos pesimismos han bloqueado algún objetivo en tu vida?
No.

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
No fijar la atención en lo negativo

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
No se puede dar lo que no se tiene así es que lo primero será trabajo personal, y con la ayuda de Dios, actuar y confiar aún cuando las cosas no mejoren, aún cuando parezca inútil el esfuerzo.

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
Descubrir, valorar lo positivo y compartirlo. Crear ambientes positivos y dejar de contaminar con cosas negativas. Tener esperanza y fe inquebrantable en que las cosas siempre son para nuestro bien, para nuestro desarollo y felicidad, aunque a veces no lo veamos claramente.
Monica Cadena
 
Mensajes: 13
Registrado: Mié Sep 30, 2009 3:53 pm

Re: Lección 10

Notapor Lucia Garza » Mar Mar 18, 2014 9:58 pm

Participación en el FORO

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?
No, ..."En el lenguaje coloquial, cuando se afirma que alguien es muy optimista, se puede pensar en una persona ingenua, fuera de realidad, porque no percibe los problemas ni las dificultades objetivas, sino que lo ve todo superficialmente y sólo en su dimensión «positiva». Parecería haber renunciado a contemplar las cosas como son y a reflexionar sobre ellas objetivamente. El optimismo no coincide, ciertamente, con esta actitud ingenua y desconectada de la realidad." Francisco Ugarte Corcuera
El optimsimo positivo, es ver las cosas de lado positivo, del lado bueno, pero sin perder los pies de la tierra, sin perder la realidad en que vivimos, pero si en ver las cosas como son pero positivamente.Concentrarnos en las virtudes y no los defectos (al menos que sea para cambiar esos defectos por virtudes).

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
Si hay dias en el que se siente que todo nos sale mal, o que es dificil educar a mis hijos y que estoy haciendo alguna cosa u otra mal. Pero me ayuda mucho el acercarme a Dios en oracion, al ir a Misa, al tener prescencia de Dios, y al pensar que confiando en el, en sus manos, en su voluntad, todo sale para bien.

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?
No, pero si me han hecho pasar momentos tristes, aunque me han ayudado tambien a salir adelante.

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
El segundo "Aprender a puntualizar y revitalizar los errores" puesto que siento que esto me ayudara a ver que las cosas que no salen como lo planeado o lo que quiero a lo mejor les puedo sacar provecho o puede ser que me ayuden tambien a valorar lo que tengo y dar gracias por ello.

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
Por ejemplo el ayudar mas que quejarnos de lo que esta pasando en la sociedad. Si hay mas violencia, pues tal vez lo que ayudaria es ir a visitar a las familias cerca de nuestra casa que tengan pocos recursos a visitarlas, platicarles de Dios, o simplemente darles un poco de nuestro tiempo que tal vez es lo unico que necesitan sentirse escuchadas. Llevarles cosas que nosostros tengamos de sobra o que veamos que ellas necesiten. Sobretodo ahora que se acerca la cuaresma. Y asi tal vez si viven en un ambiente de violencia pudieramos hacer un bien sin ni siquiera darnos cuenta de cuanto bien hacemos.
En resumen, ver a quien le podemos dar mas de nuestro tiempo o pertenencias que mas cercano este a nosostros y poco a poco haciendo nuestro granito de arena podremos cambiar (minimo en nuestro entorno) a nuestra sociedad tan maltratada que está.

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
Yo creo que un poco de todas las claves me ayudarian en mi vida Sobre todo el descubrir y valorar lo positivo que son esto nos ayuda a fijar la atencion en lo bueno. El tener autoestima sin olvidarnme de la humildad. Y fomentar la esperanza para que no me olvide de que Dios lo puede todo y que con el se puede. Con ello recordar todos los dias, y darle un sentido a mi vida de que estamos aqui para Amar y ser Amados.
Lucia Garza
 
Mensajes: 18
Registrado: Jue Ene 30, 2014 8:59 pm

Re: Lección 10

Notapor monsalazarp » Mar Mar 18, 2014 11:02 pm

Lección 10

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?
No, al contrario este tipo de optimismo ingenuo puede conducir fácilmente a la decepción. Un optimismo bien conducido se basa en la realidad, con un conocimiento apegado a la verdad de las cualidades, virtudes y defectos que se poseen, una dosis de autoestima (no vista como soberbia) y con actitudes que fomentan y favorecen el optimismo, formado un círculo virtuoso.

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
A veces es fácil caer en el pesimismo cuando se enfrenta una situación difícil (economía, salud, relaciones, etc), como la pérdida de un ser querido, el fin de una relación o problemas difíciles en el trabajo, sin embargo, cuando enfrento una de estas situaciones me tomo un momento para vivir mi tristeza e interiorizar la situación, pero luego procuro seguir delante pues quedarme en ese estado perpetuamente puede causar mella en mi salud mental y física

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?
No, yo procuro vivir el duelo, cerrar el ciclo y continuar adelante.

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
El primero, no focalizarse en lo negativo, pues creo que una actitud positiva es la mejor manera de hacerle frente al optimismo y desde esa perspectiva se puede ver que derivan las otras claves del optimismo que propone el autor.

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
Pues, por ejemplo, participando en un voluntariado, para ayudar a quienes más lo necesiten, de esta manera uno se olvida de sus propios problemas y se preocupa por los problemas de los otros, trabajando para solucionarlos. Si no se tiene tiempo porque se trabaja mucho, el mismo trabajo puede ser un espacio para fomentar el optimismo, con actitudes de cooperación, trabajo en equipo y servicio a los demás.

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
Aunque todas son importantes yo destaco 1) Descubrir y valorar lo positivo, porque generar sentimientos positivos que derivan en actitudes que conducen al optimismo y la felicidad; y 3) tener autoestima, porque nos permite tener esperanza y confiar en que uno mismo posee los medios para alcanzar el fin propuesto sin importar la meta. Es importante señalar que esta esperanza también está sustentada por nuestra fe en Dios.
Por Monica Liliana Salazar Pelaez
monsalazarp
 
Mensajes: 15
Registrado: Jue Feb 06, 2014 8:36 pm

Re: Lección 10

Notapor MARIAANGELESAMIREZ » Mié Mar 19, 2014 8:22 am

Por el optimismo a la felicidad

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?
R=No a un optimismo basado en la realidad, el optimismo ingenuo y cándido es un espejismo que nos induce a la depresión cuando aterrizamos en la realidad.

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
R=Por supuesto, muchos años atrás, era pesimista, por esa razón, me dejé llevar por el fracaso y no ejercí mi profesión de enfermera, me dominó el pensamiento de que un hospital me deprimía y así dejé pasar muchos años, ahora ya pienso diferente y los pequeños fracasos de mi vida lo voy superando gracias a la ayuda de Dios.

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?
R=Ya lo expliqué en la anterior respuesta, ahora hago el esfuerzo por ver dentro de una mala experiencia, el fruto de la enseñanza.

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
R=No fijar la atención en lo negativo,Aprender a puntualizar y relativizar los errores y Evitar las quejas y las lamentaciones.
5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
R=Cuando en una conversación surgen las críticas hacia otras personas o hacia una situación determinada, lo ideal es descubrir el aspecto positivo a todo ésto y recalcar en que todos tenemos cosas positivas las cuales podemos tomar en cambio lo negativo debemos desechar ya que no nos sirve de nada.

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
R=Descubrir y valorar lo positivo, emitir opiniones constructivas y fomentar la esperanza.
MARIAANGELESAMIREZ
 
Mensajes: 25
Registrado: Mar Ago 13, 2013 2:58 pm

Re: Lección 10

Notapor MARIAANGELESAMIREZ » Mié Mar 19, 2014 8:23 am

Por el optimismo a la felicidad

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?
R=No a un optimismo basado en la realidad, el optimismo ingenuo y cándido es un espejismo que nos induce a la depresión cuando aterrizamos en la realidad.

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
R=Por supuesto, muchos años atrás, era pesimista, por esa razón, me dejé llevar por el fracaso y no ejercí mi profesión de enfermera, me dominó el pensamiento de que un hospital me deprimía y así dejé pasar muchos años, ahora ya pienso diferente y los pequeños fracasos de mi vida lo voy superando gracias a la ayuda de Dios.

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?
R=Ya lo expliqué en la anterior respuesta, ahora hago el esfuerzo por ver dentro de una mala experiencia, el fruto de la enseñanza.

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
R=No fijar la atención en lo negativo,Aprender a puntualizar y relativizar los errores y Evitar las quejas y las lamentaciones.
5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
R=Cuando en una conversación surgen las críticas hacia otras personas o hacia una situación determinada, lo ideal es descubrir el aspecto positivo a todo ésto y recalcar en que todos tenemos cosas positivas las cuales podemos tomar en cambio lo negativo debemos desechar ya que no nos sirve de nada.

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
R=Descubrir y valorar lo positivo, emitir opiniones constructivas y fomentar la esperanza.
MARIAANGELESAMIREZ
 
Mensajes: 25
Registrado: Mar Ago 13, 2013 2:58 pm

Re: Lección 10

Notapor Estefamaga » Mié Mar 19, 2014 10:58 am

LECCIÓN 10:
1. ¿Cuándo hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenuo, cándido?
No. El ser optimista no significa evadir la realidad, vivir en un mundo fantasioso e iluso, que, cuando se descubre tal como es provoca una profunda frustración; es un optimismo limitado e inestable, al contrario, el optimista es objetivo, ve las cosas como son, pero es un goodfinder.

2. Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
Sí, pienso que soy una persona que en la mayoría de los casos, no solo ve el lado negativo de las cosas, sino que anticipa lo malo que puede encontrar en una situación, lo que me induce a establecer de antemano los defectos de un lugar, una persona, un encuentro, etc. y también me provoca temor.

3. Estos pesimismos han bloqueado algún objetivo en tu vida?
En lugar de bloquear, yo diría que estos pesimismos me impiden avanzar, me tienen estancada; dejo que transcurra la rutina, a la espera de que algo inesperado, extraordinario, cambie mi vida.

4. De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
Concentrar la atención en lo positivo de las cosas, antes de percibirlas, ver lo bueno, para no resignarlas a no verlas y después de percibirlas, relativizar los aspectos negativos para poderles descubrir el lado positivo.

5. El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
Primero, no perder la esperanza y luego, seguir intentando; aunque fracase reiteradas veces; por lo menos sabré que intenté, luché, quizá perdí, pero volví a levantarme y a enfrentarme…morir en la lucha, morir en el intento de cambiar el mundo.

6. La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
Intentar ser optimistas todos los días, para que ésta actitud se convierta en una disposición permanente

Primero, tener en cuenta que se necesita una disposición mental adecuada, positiva que encamine mis acciones hacia el éxito; aceptando los fracasos como situaciones transitorias, que no se deben a un defecto permanente en mí y que se pueden modificar; de tal forma que en lugar de estancarme me reimpulsan a lograr mis metas, con expectativas positivas, pues ya lo menciona el autor, la expectativa de la victoria, es la mitad de la victoria.
Por otro lado, me parece sumamente importante la forma de mirar las cosas; darle la vuelta, aunque siempre con objetividad, como dice el mismo autor: ver las rosas que adoran las espinas en lugar de ver las espinas que dañan a las rosas.
Estefamaga
 
Mensajes: 15
Registrado: Lun Feb 03, 2014 5:19 pm

Re: Lección 10

Notapor mariateresita » Mié Mar 19, 2014 2:01 pm

1) Cuando hablamos de optimismo no nos referimos a un optimismo candido o ingenuo, por que al hablar de este nos referimos a buscar el bien en todo, y esto inplica una tarea de vida personal que incluye pensamiento, trabajo y obra.

2) Identificar rasgos de pesimismo en alguna area de la ezxistencia es dificil para mi, ya que Dios me dio el regalo de la fe, la esperanza y la caridad en grandes cantidades.

3) El pesimismo si puede bloquear a muchas personas, a tal punto que nieguen que pueden hacer algo de lo que son totalmente capaces...para ellos se debe trabajar en su autoestima, en el amor propio y al projimo.

4) Remedios importantes contra el pesimismo en especial a) no fijar la atencion en lo negativo..no ver el negrito en el arroz, b) restarle importancia..aumentando nuestra importancia por lo bueno que Dios nos ha dado C) Darnos cuenta de que todo lo que sucede es para un bien mayor para los que confian en Dios.

5) Las soluciones que el Papa Francisco nos sugiere es actuar la virtud, y las obras de misericordia llevadas a la practica dia a dia como un habito bueno que nos da tanta felicidad.

6)De las claves del espiritu positivo son muy importantes : Fomentar los actos de esperanza( sugiero en practica), disfrutar lo que tenemos (el pan de cada dia que Dios nos ofrece), Emitir opiniones constructivas en la verdad.
mariateresita
 
Mensajes: 17
Registrado: Lun Feb 03, 2014 5:55 pm

Re: Lección 10

Notapor margarita bernal » Mié Mar 19, 2014 5:14 pm

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?

No solo esto sino también puro centrado equilibrado conciente partiendo de la fuente de todo Dios

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?

Existen momentos en los cuales dudo pero por gracia de Dios caigo en cuenta de las cosas tan maravillosas que día a día el me regala sabiendo que estoy en la capacidad de resistir los diferentes eventos en mi vida.

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?

En ocasiones logran debilitarme pero en la eucaristía retomo y siento la presencia de Dios apoyándome e invitándome a seguir adelante

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
De hecho en la ida no es prudente desligar una cosa de otra pues como dice en la sagrada palabra todo es permitido y conocido por Dios ni una hoja se cae sin la supervisión y voluntad de Dios así que los tres son importantes y complementarios ya que es preciso no fijar la atención en lo negativo evitando las quejas y las lamentaciones, aprendiendo a puntualizar y relativizar los errores que se presentan en nuestra vida.


5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?

1 Orar a Dios pidiendo su misericordia.
2 Si es una situación cercana a mi intervenir desde mi experiencia brindando a poyo y concejo a la(s) persona(s) involucradas.

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
1 Confiar ciegamente en Dios
2 Tener y aumentar la fe
3 Buscar y mantener actividades que fortalezcan mi optimismo
margarita bernal
 
Mensajes: 23
Registrado: Vie Feb 03, 2012 12:42 pm

Re: Lección 10

Notapor chucus » Mié Mar 19, 2014 8:25 pm

1.-¿Cuándo hablamos de un optimismo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?

No, en esta lección 9 no habla de un optimismo que coincida con una actitud ingenua y desconectada de la realidad. Habla de un optimismo auténtico que se fundamenta en la realidad y en la verdad.


2.-¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?

Si, son conductas heredadas de nuestros propios padres.
Es por eso necesario e indispensable nutrirnos, actualizarnos y rodearnos de gente positiva .
Uno de los rasgos característicos de una persona feliz es su optimismo.

3.-¿Estos pesimismos han bloqueado algún objetivo en tu vida?


Si, pues creo que el pesimismo también se traduce en poca confianza de nuestra propia persona, y esta poca confianza nos hace dudar de nuestras capacidades.

4.- De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?

Evitar las quejas y lamentaciones porque sólo consiguen generar una mentalidad de víctima.
La persona que tiene fe en Dios le permite encontrar con más facilidad el sentido de las situaciones adversas.

5.- El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podrías hacer al respecto?

Nuestras lamentaciones se pueden superar mediante una decisión firme de la voluntad- por una opción personal- que influya en el modo de percibir y valorar la realidad.
Lo determinante no esta en los hechos sino en el modo de percibirlos y en la actitudes con que los afrontamos.
Ordinariamente no podemos cambiar los hechos, pero sí dirigir nuestras percepciones y actitudes.
Si se opta por el optimismo y la elección es consistente a lo largo del camino, se convertirá en una cualidad estable de la persona.
El optimismo favorece considerablemente las relaciones con los demás, así como la relación personal con Dios.

6.-La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿Cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?

* Fomentar la esperanza. Aguardar confiadamente la bendición divina.
*Descubrir y valorar lo positivo, hace que nuestros espíritu se alimente de cosas buenas. Descubrir y disfrutar de todo lo bueno que tenemos.
* Tener autoestima, la cual consiste en valorarse con objetividad, reconocer y aceptar tanto las cualidades como los defectos, las potencialidades como las limitaciones.
chucus
 
Mensajes: 16
Registrado: Mar Feb 04, 2014 7:48 pm

Re: Lección 10

Notapor chucus » Mié Mar 19, 2014 8:26 pm

1.-¿Cuándo hablamos de un optimismo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?

No, en esta lección 9 no habla de un optimismo que coincida con una actitud ingenua y desconectada de la realidad. Habla de un optimismo auténtico que se fundamenta en la realidad y en la verdad.


2.-¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?

Si, son conductas heredadas de nuestros propios padres.
Es por eso necesario e indispensable nutrirnos, actualizarnos y rodearnos de gente positiva .
Uno de los rasgos característicos de una persona feliz es su optimismo.

3.-¿Estos pesimismos han bloqueado algún objetivo en tu vida?


Si, pues creo que el pesimismo también se traduce en poca confianza de nuestra propia persona, y esta poca confianza nos hace dudar de nuestras capacidades.

4.- De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?

Evitar las quejas y lamentaciones porque sólo consiguen generar una mentalidad de víctima.
La persona que tiene fe en Dios le permite encontrar con más facilidad el sentido de las situaciones adversas.

5.- El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podrías hacer al respecto?

Nuestras lamentaciones se pueden superar mediante una decisión firme de la voluntad- por una opción personal- que influya en el modo de percibir y valorar la realidad.
Lo determinante no esta en los hechos sino en el modo de percibirlos y en la actitudes con que los afrontamos.
Ordinariamente no podemos cambiar los hechos, pero sí dirigir nuestras percepciones y actitudes.
Si se opta por el optimismo y la elección es consistente a lo largo del camino, se convertirá en una cualidad estable de la persona.
El optimismo favorece considerablemente las relaciones con los demás, así como la relación personal con Dios.

6.-La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿Cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?

* Fomentar la esperanza. Aguardar confiadamente la bendición divina.
*Descubrir y valorar lo positivo, hace que nuestros espíritu se alimente de cosas buenas. Descubrir y disfrutar de todo lo bueno que tenemos.
* Tener autoestima, la cual consiste en valorarse con objetividad, reconocer y aceptar tanto las cualidades como los defectos, las potencialidades como las limitaciones.
chucus
 
Mensajes: 16
Registrado: Mar Feb 04, 2014 7:48 pm

Re: Lección 10

Notapor chucus » Mié Mar 19, 2014 8:26 pm

1.-¿Cuándo hablamos de un optimismo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?

No, en esta lección 9 no habla de un optimismo que coincida con una actitud ingenua y desconectada de la realidad. Habla de un optimismo auténtico que se fundamenta en la realidad y en la verdad.


2.-¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?

Si, son conductas heredadas de nuestros propios padres.
Es por eso necesario e indispensable nutrirnos, actualizarnos y rodearnos de gente positiva .
Uno de los rasgos característicos de una persona feliz es su optimismo.

3.-¿Estos pesimismos han bloqueado algún objetivo en tu vida?


Si, pues creo que el pesimismo también se traduce en poca confianza de nuestra propia persona, y esta poca confianza nos hace dudar de nuestras capacidades.

4.- De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?

Evitar las quejas y lamentaciones porque sólo consiguen generar una mentalidad de víctima.
La persona que tiene fe en Dios le permite encontrar con más facilidad el sentido de las situaciones adversas.

5.- El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podrías hacer al respecto?

Nuestras lamentaciones se pueden superar mediante una decisión firme de la voluntad- por una opción personal- que influya en el modo de percibir y valorar la realidad.
Lo determinante no esta en los hechos sino en el modo de percibirlos y en la actitudes con que los afrontamos.
Ordinariamente no podemos cambiar los hechos, pero sí dirigir nuestras percepciones y actitudes.
Si se opta por el optimismo y la elección es consistente a lo largo del camino, se convertirá en una cualidad estable de la persona.
El optimismo favorece considerablemente las relaciones con los demás, así como la relación personal con Dios.

6.-La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿Cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?

* Fomentar la esperanza. Aguardar confiadamente la bendición divina.
*Descubrir y valorar lo positivo, hace que nuestros espíritu se alimente de cosas buenas. Descubrir y disfrutar de todo lo bueno que tenemos.
* Tener autoestima, la cual consiste en valorarse con objetividad, reconocer y aceptar tanto las cualidades como los defectos, las potencialidades como las limitaciones.
chucus
 
Mensajes: 16
Registrado: Mar Feb 04, 2014 7:48 pm

Re: Lección 10

Notapor Francisco_Guanare » Jue Mar 20, 2014 9:49 am

Por el optimismo a la felicidad

1.¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?
No. Se refiere al hecho de entender y asumir lo malo, pero sabiendo que ello no es definitorio.

2.¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
Sí, el interactuar con otras personas.

3.¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?
No.

4.De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
Aprender a puntualizar y relativizar los errores, para quitar el carácter de absoluto a las circunstancias.

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
Iniciar con acciones. Si estamos desempleados enfocarnos en nuestro entorno para emprender, si es una enfermedad, descubrir en ella a Cristo.

6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
Aprovechar los resultados, porque es afinar la mirada del corazón para seguir.
Francisco_Guanare
 
Mensajes: 45
Registrado: Vie Mar 15, 2013 8:03 am

Re: Lección 10

Notapor 19521230 » Jue Mar 20, 2014 10:14 am

1. ¿Cuando hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenua, cándido?
No, el autor señala que el optimismo debe ser muy realista, no ingenuo que sería no estar consciente de
la verdadera realidad, o cándido faltando a una elemental prudencia.

2. ¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
Bueno debo reconocer que en ciertas ocasiones he tenido algo de pesimismo, sin embargo no es un defecto
Que me haya marcado, creo que soy más optimista que pesimista.

3. ¿Estos pesimismo han bloqueado algún objetivo en tu vida?
Si, creo que en algún momento me bloqueo un objetivo, aunque después lo retomé.

4. De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
Para mí sería el número dos; aprender a puntualizar y a relativizar los errores

5.El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y
pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer
al respecto?
Seguir trabajando, fijándome más en lo positivo de la situación que en lo negativo


6.La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
Emitir opiniones constructivas. Tener autoestima. Aprovechar los resultados. Saber ganar. Saber perder.
19521230
 
Mensajes: 10
Registrado: Sab Ene 25, 2014 11:08 pm

Re: Lección 10

Notapor MirianG » Jue Mar 20, 2014 10:20 am

Lección 10
Por el optimismo a la felicidad
1. ¿Cuándo hablamos aquí de un optimismo positivo, nos estamos refiriendo a un optimismo ingenuo, cándido?
No, según el texto que el optimismo ingenuo percibe de forma superficial y no considera la realidad y las dificultades objetivas, mientras que el auténtico optimismo se basa en la verdad que conduce a una actitud estable.
2. ¿Puedes identificar en tu vida algún rasgo de pesimismo que está presente en alguna área de tu existencia?
Si en el área familiar, concretamente en mi relación conyugal, en donde prevalecen los rasgos negativos.
3. ¿Estos pesimismos han bloqueado algún objetivo en tu vida?
Si, el objetivo de formar una familia unida por el amor, la sinceridad y la fidelidad.
4. De los tres remedios para superar el pesimismo que aparecen en la lección, ¿cuál sería el más importante?
El tercero porque las lamentaciones solo nos conducen que a la auto compasión y a la depresión. Más se gana con sobreponerse cimentados en la fe de un Dios que nunca abandona al fruto de su creación. En él se encuentra la fuerza y la razón para superar el pesimismo.
5. El Papa Francisco está insistiendo mucho en que nos dejemos de lamentar de tantas cosas y pongamos soluciones, por lo menos las que estén al alcance de nuestras posibilidades. ¿Qué podría hacer al respecto?
Deponer la actitud negativa, cultivar el optimismo hasta elevarlo a virtud en nuestra vida, analizar la realidad y considerar que nadie debe hacer lo que a cada uno le toca; poner la mano en el arado y surcar la tierra en la cotidianidad de la vida, comenzado por casa que es nuestra primera misión, y proyectándonos en el consuelo y el servicio en cada labor pastoral en la que Dios nos inserta para llegar con un mensaje auténtico, fruto de la experiencia personal de Dios.
6. La lección ofrece unas claves para alcanzar un espíritu positivo, ¿cuáles son las que me podrían ayudar más en mi vida?
Valorar más lo positivo, descubriendo aún en la adversidad el lenguaje de Dios que me habla. Combinar el pensamiento con la expresión constructiva, fomentar autoestima para valorarme más, fortalecer la esperanza confiando más en mí misma y sobre todo en Dios y valorar los resultados.
MirianG
 
Mensajes: 27
Registrado: Jue Ene 30, 2014 3:36 pm

Siguiente

Volver a Curso en línea "Programa de vida y camino de la felicidad"

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron