10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

En este curso, haremos un viaje en el tiempo para situarnos en los orígenes del monacato cristiano. Conoceremos las distintas órdenes monásticas, a sus fundadores, sus monasterios, su arte, cultura, forma de vida y su importancia para la civilización a través de la historia hasta la actualidad.

Fecha de inicio:
11 de agosto de 2014

Fecha final:
27 de octubre de 2014

Responsable: Hini Llaguno

Moderadores: Catholic.net, Ignacio S, hini, Betancourt, PEPITA GARCIA 2, rosita forero, J Julio Villarreal M, AMunozF, Moderadores Animadores

Re: 10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

Notapor Idamis Sanchez » Mar Oct 28, 2014 4:18 pm

MACRINA: A la muerte de santa Emelia, Macrina repartió entre los pobres su herencia y vivió del trabajo de sus manos. Su hermano Basilio murió a principios del año 379, y Macrina cayó gravemente enferma nueve meses después. Cuando san Gregorio de Nissa llegó a visitada después de nueve años de ausencia, la encontró en un lecho de tablas. El santo quedó muy consolado al ver el gozo con que su hermana soportaba la tribulación y muy impresionado del fervor con que se preparaba para la muerte. Santa Macrina exhaló eI último suspiro en un transporte de gozo al atardecer. Era tan pobre, que para amortajar el cadáver no se encontró más que un vestido viejo y una tela muy burda; pero San Gregorio regaló con ese fin una túnica de lino. El obispo del lugar, llamado Amauxio, dos sacerdotes y el propio San Gregorio, transportaron el féretro y, durante la procesión funeraria, se cantaron los salmos; pero la afluencia de la multitud y las lamentaciones del pueblo, especialmente de algunas mujeres, perturbaron mucho la ceremonia.

En el «Diálogo sobre el alma y la resurrección» y en un panegírico dedicado al monje Olimpio, san Gregorio dejó trazada la biografía de su hermana Macrina, con muchos detalles sobre su virtud, su vida y su entierro. En el panegírico mencionado, el santo habla de dos milagros: el primero de ellos fue que santa Macrina recobró la salud cuando su madre trazó sobre ella la señal de la cruz; en el segundo caso, la santa curó de una enfermedad de los ojos a la hijita de un militar. San Gregorio añade: «Creo que no es necesario que repita aquí todas las maravillas que cuentan los que vivieron con ella y la conocieron íntimamente ... Por increíbles que parezcan esos milagros, puedo asegurar que los consideran como tales quienes han tenido ocasión de estudiarlos a fondo. Sólo los hombres carnales se rehusan a creerlos y los consideran imposibles. Así pues, para evitar que los incrédulos sean castigados por negarse a aceptar la realidad de esos dones de Dios, he preferido abstenerme de repetir aquí esas maravillas sublimes ...» Este comentario confirma, una vez más, el dicho de que sólo un santo puede escribir la vida de otro santo.
Idamis Sanchez
 
Mensajes: 95
Registrado: Sab Ago 02, 2014 2:18 pm

Re: 10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

Notapor sorines » Mar Oct 28, 2014 8:42 pm

CONSTITUCION SPONSA CHRISTI. PIO XII

Imagen 3. Esta consagración mística de las Vírgenes a Cristo y este entregarse a la Iglesia se hacía en los primeros siglos cristianos espontánea y privadamente, y más bien con hechos que con fórmulas y palabras. Pero cuando más tarde formaron las Vírgenes no sólo una clase, sino un estado ya definido, y un orden aprobado por la Iglesia, comenzó a ejercitarse públicamente la profesión de la virginidad, y por lo mismo era confirmada con vínculos más estrechos. Después la Iglesia, al aceptar el sagrado voto y propósito de la virginidad, consagraba la Virgen como persona inviolablemente entregada a Dios y a la Iglesia con un rito tan solemne, que con razón está registrado entre los más hermosos monumentos de la antigua liturgia, y distinguía claramente a esa Virgen de las otras que con votos solamente privados se obligaban a Dios.

CONSTITUCION SPONSA CHRITI Imagen

Esta Constitución Apostólica, dedicada a las vírgenes consagradas y a los comienzos de la vida consagrada en general. Es un escrito que está muy hermoso, y hasta se pudiera decir que delicada en su forma, sobre todo deja ver entre líneas el respeto en la Iglesia por la virginidad y aquellas que han sido llamadas a seguirla. Ya desde el comienzo de la Constitución se percibe en las palabras que se afirman: La Iglesia, Esposa de Cristo, ya desde los primeros orígenes de su historia, manifestó con repetidos señales, y confirmó con clarísimos documentos, los sentimientos de estima y maternal amor que profesaba a las Vírgenes consagradas a Dios.

Si, mucha estima ha tenido la vida consagrada femenina en todas sus manifestaciones en la Iglesia a lo largo de los siglos. Pero echando una mirada al documento completo al principio se decidan varios párrafos a la historia de la vida consagrada la cual en sus orígenes fue inspirada a mujeres que querían vivir en virginidad y en soledad. Con el paso de los años se fueron añadiendo otros votos o compromisos que se veían necesarios para el estilo de vida, el cual también fue cambiando de la vida en soledad a cenobios o en comunidad. Mucho tiempo el concepto de vida consagrada para la mujer era solamente en clausura y en vida contemplativa.

Fue en los siglos XVI y XVII que comenzó una especie de cambio en las congregaciones femeninas pero aun así eran únicamente con una vida de clausura según el Derecho Canónico y, aun cuando ya existían reclamos para servicios de atención a enfermos y a niños en escuelas, estos se realizaban desde una especie de vida contemplativa que exigía clausura.

Me resulta familiar que en la Constitución describe que en el siglo XVI había varias congregaciones entre ellas las de la Visitación, fundadas por San Francisco de Sales, amigo de Vicente de Paul, fundador del Instituto a que pertenezco. Fue visualizando lo que ocurrió con esa Congregación, que finalmente desapareció por no poder cumplir con los requerimientos del Derecho Canónico y los servicios que para esa fecha habían introducido.

Varias fueron las innovaciones introducidas en esos siglos pero siempre ha permanecido en el tiempo el rigor canónico para las monjas de clausura en cuanto a los Votos Solemnes, a la vida de clausura canónica, la clausura papal que supone la no invasión o concurrencia en sentido puramente estricto a la clausura de nadie, ni obra alguna que interrumpa la contemplación, obligación de un trabajo para todos los miembros el cual es un medio de santificación, la caridad monástica mediante la oración por todo el pueblo de Dios y todo esto de tres formas o medios: la perfección cristiana, la oración y el espíritu de sacrificio.

Se dedica una parte también en la Constitución a los cánones sobre la vida de las monjas contemplativas.

*********************Imagen

Concluyendo esta síntesis personal sobre la Constitución Sponsa Christi, me gusta su claridad en la exposición, su respeto hacia esta forma de vida femenina y la colocación de la vida contemplativa de clausura en tal alta estima. Verdaderamente ellas son la torre de protección mediante la oración desde donde la Iglesia alcanza muchas bendiciones. ¡Gracias Hermanas!

A continuación una breve explicación del Monasterios de Madres Carmelitas de Trujillo Alto en Puerto Rico. Aquí, donde vivo y sirvo al Señor, tenemos la bendición de ver algunas de ellas muy de cerca de vez en cuando. Tenemos mucha estima y repeto a las Madres Carmelitas y las amamos mucho.

Monasterio Carmelita San José

En 1971 se construyó en Trujillo Alto el Convento de las Carmelitas, con el deseo de estar en un lugar que reuniese las condiciones necesarias para la vida de clausura de esta comunidad religiosa, tales como: soledad, silencio, oración y penitencia.

Imagen En su trayectoria de 350 años de existencia ininterrumpida, el Carmelo de San José, fundación netamente puertorriqueña, no sólo representa la primera expresión de vida religiosa femenina formalmente constituida en Puerto Rico, sino que marca un hito importante en la historia de la vida religiosa en América como uno de los más antiguos conventos de clausura en el Nuevo Mundo y el primero de Monjas Carmelitas de la Primitiva Observancia en todo el hemisferio.

Se puede visitar: http://www.lascarmelitas.org/
NADA TE TURBE, NADA TE ESPANTE. SOLO DIOS BASTA. QUIEN A DIOS TIENE NADA LE FALTA.
sorines
 
Mensajes: 221
Registrado: Lun Ene 25, 2010 11:14 am

Re: 10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

Notapor sorines » Mié Oct 29, 2014 8:06 pm

Sinclética, Santa

Imagen Nace en Alejandría de Egipto en el siglo IV, en el seno de una familia de buena posición. Su belleza y dinero le atrajeron numerosos pretendientes, pero ella quiso entregar su vida en su totalidad al Señor. Ella hija de su época consideraba su cuerpo su peor enemigo, lo cual le llevo a hacer muchos ayunos y una visa ascética intensa para controlarlo. Su mayor sufrimiento era verse obligada a comer más de lo que ella deseaba.

Sus padres la hicieron única heredera de la fortuna a la muerte de sus dos hermanos y la otra hermana que era ciega ella era su custodia. Dicha fortuna fue entregada a los pobres por parte de Sinclética, y entonces se retiró con su hermana a una cámara sepulcral que estaba abandonada (hoy diríamos a un panteón), que era posesión de sus parientes.

Una vez ubicada en su nueva “residencia” cortó sus cabellos en presencia de un sacerdote en señal de desprendimiento del mundo, y renovó su consagración absoluta a Dios. En su nueva vida, la oración y las obras buenas llenaron sus días.

A ella acudían en busca de consejo muchas mujeres, las cuales recibían su caridad. Cuentan que sus palabras eran profundas y llenas de convencimiento, dejando impresionados a todos. Una frase atribuida a ella:

« ¡Oh, cuan felices seríamos si trabajáramos por ganar el cielo y servir a Dios, como los mundanos trabajan por acumular riquezas y bienes perecederos! En tierra arrostran a los bandidos y salteadores; en el mar se exponen a los vientos y a las olas y sufren naufragios y calamidades; todo lo intentan y a todo se atreven; en cambio nosotros, que servimos a un Señor tan grande y esperamos un premio inefable, tenemos miedo de la menor contradicción».

Su predicación principal era sobre la humildad de la cual decía:

«Un tesoro sólo está seguro cuando está escondido; descubrirlo equivale a exponerlo a la codicia del primero que venga y a perderlo; igualmente, la virtud sólo está segura cuando permanece secreta, y quien la ostenta la verá disiparse como el humo».

A los ochenta años se enferma fuertemente de los pulmones y de una gangrena (cáncer) que consumía su rostro. Ella llevó su enfermedad con mucha paciencia a pesar de los dolores que fueron intensos en los últimos meses. Su manera de sufrir fue su última, única y mejor predicación. Cuentan que tres días antes de su muerte tuvo una visión en la que se le comunicó el día y la hora en que su alma abandonaría su cuerpo. Al llegar dicho momento una luz celestial en forma de aureola la envolvió y consoló con visiones divinas entregando su alma de esa manera.

Su memoria se celebra el 5 de enero.

http://laverdaderalibertad.wordpress.co ... incletica/
NADA TE TURBE, NADA TE ESPANTE. SOLO DIOS BASTA. QUIEN A DIOS TIENE NADA LE FALTA.
sorines
 
Mensajes: 221
Registrado: Lun Ene 25, 2010 11:14 am

Re: 10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

Notapor sandrop » Sab Nov 01, 2014 1:22 pm

Querios hermanos en Cristo

les comparto algo sobre santa Thais de Egipto

Este texto tomado de http://es.catholic.net/op/articulos/351 ... santa.html del Santoral en la página de catholic.net nos da a conocer una historia de maravillosa conversión. Como aquella historia de nuestros tiempos, que cuenta en el foro una hermana sobre la conversión de una afamada actriz que lleva ya veinte años de internamiento en una celda en constante oración y contemplación. Así, se percibe la acción del mismo espíritu en toda la historia del Hombre que Cristo a redimido con su Sangre.
La fiesta de Thais o Taide de Egipto se celebra en Octubre siete.
Por: . | Fuente: Angélica Maldonado Morales




Penitente
Etimología: Taide = habitante de Tebas. Viene de la lengua egipcia.

En ocasiones se piensa que llegar a ser santo presupone una existencia de oración, enclaustramiento o martirio; si bien en muchos casos así ha sido, en otros no: ya que acérrimos pecadores recalcitrantes han logrado la santidad, y así lo demuestra la vida de Thais. Era egipcia.

Se desconocen la fecha y el lugar de su nacimiento, y los detalles de su familia e infancia. Su biografía se remonta a su juventud, cuando, por su belleza se dedicó al oficio de la prostitución y vivió con riquezas y lujos; sin embargo, se dice que no era feliz.

El hecho que cambió su vida pecadora fue conocer a un eremita dedicado a la oración y la penitencia, en la soledad del desierto de la Tebaida, y este eremita, con el tiempo, sería conocido como San Pafnucio (11 de septiembre); aconsejándola, logró el sincero arrepentimiento de Thais, quien abandonó su conducta disipada.

El venerable varón le dijo que como penitencia, para que demostrara que estaba sinceramente arrepentida, permanecería el resto de sus días en la celda de un monasterio femenino, en continua oración y penitencia extrema.

Tiempo después, por su piedad, Thais profesó en la vida religiosa, en la cual fue ejemplo de santidad y fidelidad al Creador hasta su muerte en aquel lugar.

Su culto se pierde en la memoria de los tiempos. Iconografía: con burda túnica, en actitud orante; a su lado una calavera, alusiva a la penitencia.

Intercesora de pecadores arrepentidos que llevaron una vida desordenada.
sandrop
 
Mensajes: 206
Registrado: Jue Abr 19, 2012 8:09 pm

Re: 10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

Notapor anabel duran rojas » Dom Nov 02, 2014 12:40 am

Esta exprecion es muy interezante:
Espejo y paradigma mariano es, en el cristianismo, para mujeres y para hombres, la Virgen María por cuanto es un referente o modelo de comportamiento. Ese espejo reflejó, en el medievo,la imagen de aquellas virtudes que se atribuyeron a María por considerarlas virtudes femeninas. Durante el Renacimiento se perfila una imagen conforme al ideal de belleza renacentista. El paradigma mariano, después del conflicto religioso y político que planteó la Reforma Protestante y la Contrarreforma pasó a ser un referente para quienes estuvieron bajo la influencia del Concilio de Trento y del Tribunal del Santo Oficio.
En el siglo XII, la devoción mariana hizo resurgir la figura de María y de Jesús como referentes o modelos de conducta sociales, basados en la naturaleza de los sexos, de forma que el orden social se consideraba querido por el Cielo. Frente a Eva pecadora, la Nueva Eva.
Modelo de casadas
María, en cuanto Madre espiritual es modelo de casadas. Las mujeres casadas pueden mirarse en el espejo de María y, concretamente, poner en práctica virtudes como la humildad, la abnegación, la disponibilidad y la actitud caritativa hacia propios y extraños. Estas virtudes son las genuinamente marianas.
Modelo de religiosas
María, en cuanto Virgen Inmaculada, es espejo de religiosas. Virgen consagrada a Dios, es el ideal de perfección para hombres y mujeres de vocación claustral, especialmente para las monjas, y también para aquellas jóvenes que, destinadas al matrimonio, esperan la hora de consumarlo.
Espejo de la Iglesia
María, en cuanto que Madre de Dios, es 'espejo' de la Iglesia. Por su virtud de la castidad, por su dedicación a la meditación y la oración, las vírgenes cristianas pueden aspirar a realizar papeles similares. Y así desde los primeros siglos del cristianismo hubo mujeres que merecieron ocupar un puesto entre los padres de la Iglesia. Son las llamadas "madres del desierto". Luego, ya en la Edad Media, fue justificación de la autoridad de las abadesas sobre las comunidades monásticas. Por eso María es proclamada como "espejo de la Iglesia", "patrona de las vírgenes". María es referente de todas las condiciones sociales. Los poetas se refieren a ella con apelativos cariñosos sinónimos de madre, reina, señora, criada, gloriosa y como terrena; "poderosa, en la cúspide del orden social y como humilde en la indefinición de las masas populares".
anabel duran rojas
 
Mensajes: 8
Registrado: Vie Ago 01, 2014 12:50 am

Re: 10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

Notapor nanxdo » Sab Nov 08, 2014 7:33 am

Sábado, 8 de Noviembre de 2014

5. AMMA MACRINA (330-380)

Las Ammas del desierto
Siguiendo el ejemplo de santa Tecla de Iconio (que como hemos visto fue la primera mujer mártir, llamada también "apóstola"), muchas mujeres cristianas se marcharon al Desierto y fueron llamadas "madres del desierto" (ammas, femenino de Abbas = Padres). Ellas empiezan a llenar el desierto en el año 250, pero "sin hacer ruido". Como los grandes acontecimientos que cambian la historia, aunque a menudo pasen desapercibidos.

Recordar la historia, nos hace conscientes de todo lo que hemos recibido de muchos hombres y mujeres que ni siquiera conocemos, pero que nos han dejado el precioso legado de sus vidas. Dice San Juan Crisóstomo: "si visitas el desierto de Egipto encontrarás a una multitud de mártires y de vírgenes que tienen aquí sus celdas".

- Amma Macrina la Joven es considerada la primera Amma (Madre) del Desierto de Turquía (año 380). Era nieta de Sta. Macrina la Vieja (mártir en la época de Diocleciano, s. III), y discípula de San Gregorio, el Taumaturgo
(= sanador). Macrina la Vieja tuvo que huir al desierto con su marido, durante la persecución. Murió en el año 350.

Esta familia de "santos" vivía en el Ponto, cerca del Mar Negro, llevando una vida ascética y pobre, a pesar de ser de clase acomodada. La nuera de Sta. Macrina la Vieja, también fue santa, y es venerada con el nombre de Sta. Emelia. Tuvo 10 hijos. La mayor, Macrina la Joven, recibió de Dios la capacidad de armonizar la actividad y la contemplación. Ayudó a su madre en la educación de sus hermanos. Tres de los hermanos también serán santos: Basilio, Gregorio de Nisa y Pedro de Sebaste. Pedro, el menor, fue educado exclusivamente por Macrina. Debemos la "Vida de Sta. Macrina" a la pluma de su hermano S. Gregorio de Nisa, en agradecimiento a todo lo que ella ha hecho por él, a quien llama su "segunda madre, fuerte, benevolente, y maestra de su vida".

La joven Macrina estaba muy compenetrada con su madre, Emelia, y cuando ésta ya era viuda, la convenció de convertir a su hogar en un monasterio, llevando vida monástica junto con sus sirvientas, sin que hubiera ninguna distinción entre ellas.

A diferencia de los monjes de Egipto, el monacato capadocio (actual Turquía) era más culto, y las austeridades eran menos severas que las de los monjes coptos y sirios. Podía haber influido también el paisaje: la dureza del desierto de Egipto no tenía nada que ver con la belleza de las orillas del río Iris, donde estaban los monasterios de Asia Menor. Cuando Basilio el grande inició la vida monástica (356), el monasterio de su hermana Macrina ya era floreciente.

La última plegaria de Macrina, antes de morir fue: "Tú, Señor, me has quitado el miedo a la muerte. Yo sé que nosotros somos de barro, y que Tú ahora lo devuelves a la tierra. Pero después harás que este barro se revista de inmortalidad."

Al morir ella, todas las monjas lloraban diciendo: "se ha extinguido la lámpara de nuestros ojos...".

Entre las monjas conocemos los nombres de la diaconisa Lampa-dion, que era maestra de coro, y de Veciana, una viuda noble que la amortajó. El obispo Araxios, con todo el presbiterio, fueron al entierro de Macrina (380). Su fiesta se celebra el 19 de julio.


Otras Ammas

Teodoreto de Ciro en la "Historia de los monjes", junto con la vida de 23 monjes, nos explica la vida de 3 monjas: Mara, Cirina y Domnina. Entre los Padres, dice Teodoreto, también a estas 3 Ammas se les puede aplicar el calificativo de "renunciantes", porque para seguir a Cristo hace falta renunciar a otros intereses, para llegar a la pureza del corazón y conseguir la plegaria contínua, fundamentada en el amor. Las Ammas practican, sobre todo, esta oración del amor. Dicen: "Quien ama, recordando siempre al Amado, descubre su Palabra en la soledad y el silencio". Según ellas: "es mejor vivir con la gente y desear la soledad, que llevar una vida solitaria y desear constantemente la compañía."


- Amma Synclética es la más famosa de las Madres del Desierto. Su vida se escribió poco después de su muerte. Anterior a este escrito, sólo está la vida de Sta. Macrina (del 380) y las actas de los Mártires.
Synclética abrazó la vida solitaria, en tiempo de S. Antonio. Su nombre quiere decir "asamblea celestial". Hija de Macedonia, fue a vivir con su familia (1 hermana y 2 hermanos) a Alejandría, en ese entonces una gran ciudad cosmopolita, la mayor del Imperio, después de Roma.
A pesar de ser de una casa acomodada, quería vivir según las enseñanzas de Sta. Tecla (ver Umbrales n.176). Por eso evitaba las conversaciones, para permanecer en la profundidad interior. A pesar de que amaba las penitencias como medio para fortalecer su vida en Dios, obraba con tanta discreción que nadie notaba sus renuncias.

Al morir sus padres, abandonó su casa, dio sus posesiones a los pobres, y, junto con su hermana ciega, se fue a vivir al Desierto, cerca de un sepulcro. Como lo hizo todo con mucha humildad, bien pronto la rodearon muchas jóvenes discípulas. Algunas vivían en comunidad con ella, y otras solas. Cuando las discípulas le preguntaban sobre el camino de salvación, ella acostumbraba a responder: "si quieren instruirse, vayan a la Fuente, Cristo".

Su doctrina está muy centrada en el amor, de donde proviene todo, y adonde va todo. Según ella el amor es doble: dar y recibir. Y enseñaba a mantener el alma libre, en medio de las riquezas espirituales. A los 84 años murió víctima de una enfermedad, que soportó con gozo.

Tenemos 27 apotegmas (dichos famosos) de Amma Synclética. Presentamos algunos de ellos:

1- Se puede vivir solo en la multitud, y vivir con la multitud estando solo.

2- Al principio del camino hacia Dios hay dificultades, pero después se llega a un gozo inefable.

3- Cuando pases dificultades alégrate de que Dios te visite, y no dejes de cantar. La ascesis consiste en dominarse en el sufrimiento y continuar dirigiendo a Dios acciones de gracias.

4- Si las ventanas de tu casa están abiertas, entrarán los ladrones y te robarán todo (quiere decir que debemos cuidar nuestra vida interior, sin exhibicionismo).

5- Por la medida y la discreción, conocerás si tu ascesis viene de Dios o de tu orgullo.



Amma Sara se retiró (a finales del s. III), cerca de Escete (al lado de Alejandría) y durante 60 años estuvo en una celda cerca del Nilo. Un día el demonio quiso hacerla caer con la vanagloria y le dijo provocativamente: "Sara, tú me has vencido". Pero ella le respondió: "Te ha vencido Cristo que vive en mí". Así, Amma Sara permaneció siempre humilde.
Se cuenta que en una ocasión en que 2 anacoretas de fama la visitaron para que les diera un buen consejo, ella respondió: "yo no soy más que cualquier mujer esforzada y tenaz, fundamentada en Cristo. Él es mi Roca". El deseo de Amma Sara era ser olvidada por todo el mundo, a fin de que su centro fuera sólo Cristo. Demostrando una gran libertad interior, afirmaba: "lo que yo quiero es mantener el corazón libre para Dios. Tenemos que hacer buenas obras, pero no para ser alabados por los demás, sino para gustar a Dios".


- Amma Teodora fue una mujer culta y con conocimientos teológicos, de finales del s. IV. Como Sara, vivió cerca de Alejandría. Tenía una gran penetración psicológica, y era muy delicada y prudente. Mientras los apotegmas de los Padres se centran más en la ascesis, la renuncia y la penitencia, Amma Teodora, igual que las otras Ammas, pone más atención al vivir en Cristo a través de las Escrituras y del camino de la liberación interior, para descubrir el Dios Misericordioso que es Padre y Madre. Las sentencias de Teodora están llenas de sabiduría, decía: "Ni la rigidez de la observancia monástica, ni las austeridades corporales, nos salvan, sino la humildad sincera". Un día Abba Teófilo le preguntó qué quería decir "redimir el tiempo", y ella le respondió que era "aprovechar todo lo que te pasa, para transformarlo en bien... Si te hacen una injuria, aprovéchala para ser humilde y penitente. Así el tiempo se convierte en una ganancia". Según ella ni la ascesis, ni las vigilias, ni nada nos salva, sino la humildad sincera, que proviene de un auténtico conocimiento de uno mismo.



Quinto Regazzoni
nanxdo
 
Mensajes: 15
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

Notapor Jeam » Sab Nov 08, 2014 6:09 pm

Este artículo trata sobre la cortesana convertida al cristianismo del s. IV. Para la cortesana que acompañó a Alejandro Magno en el s. IV a. C, véase Tais (cortesana).
Véase también: Thaïs
Santa Thais

Santa Thais por José de Ribera (también descrita como una pintura de santa María Magdalena).
Nacimiento h. siglo IV
Fallecimiento desconocida
Venerada en Iglesia copta, Iglesia católica, Iglesia ortodoxa
Festividad 8 de octubre
Santa Thais fue una cortesana egipcia, convertida al cristianismo, que vivió en la Alejandría romana y en el desierto egipcio, por lo que se le incluye en la lista de los Padres del yermo. Actualmente es venerada como santa por coptos, católicos y ortodoxos.

Relatos de su vida
Se dice que Thais vivió en el siglo IV en el Egipto romano. Se la incluye en la literatura en las vidas de los santos de la iglesia griega. Existen dos esbozos biográficos: uno en griego quizá del siglo V (está traducido al latín en la Vita Thaisis por Dionisio el Exiguo (Dionisio el pequeño) durante el siglo VI o VII); el otro esbozo ha llegado a tiempos modernos en latín medieval por Marbodio de Rennes (m. 1123). También aparece en martirologios griegos por Maurolico y Greven, aunque no en los martirologios latinos.[1] Las vidas de los santos y eremitas del desierto egipcio, incluida santa Tais, fueron recopiladas en la Vitae Patrum.[2] [3] Ha surgido recientemente la perspectiva de que su historia es "probablemente sólo un cuento moral inventado con propósitos edificantes."[4] [5] No obstante, santa Thais sigue apareciendo en el calendario eclesiástico, con fiesta el 8 de octubre.[6]

Thais es descrita primero como una cortesana rica y bella viviendo en la prestigiosa ciudad de Alejandría, a los ojos de la iglesia una pecadora pública. Con el tiempo, sin embargo, indagó sobre el cristianismo y luego se convirtió. En su Vita un monje disfrazado entró en sus habitaciones para desafiarla y convertirla, pero se encuentra con que ya cree en Dios, a quien nada queda oculto. La identidad de esta persona que instruye y ofrece a Thais la oportunidad de transformación espiritual no queda clara, y son tres los nombres se mencionan: san Pafnucio (obispo egipcio de la Tebaida Superior), san Besarión (discípulo de san Antonio Abad en el desierto egipcio) y San Serapión el Escolástico (San Serapión de Thmuis, obispo en el Delta del Nilo).[7] Después de su aceptación en la Iglesia, entró en una celda conventual con provisiones para tres años, y durante ese tiempo hizo penitencia por sus pecados. Cuando salió después, se dice que vivió entre las monjas del desierto egipcio sólo durante un breve período de quince días, luego murió.[1] [8]

Hroswitha de Gandersheim (935-1002) escribió en latín la obra Pafnutius en la que aparece santa Thais. Aquí está san Pafnucio dirigiéndose a la abadesa del convento del desierto, en relación con el cuidado de Thais:

"Te he traído una pequeña cabra medio muerta, recientemente arrancada de los dientes de los lobos. Confío en que por tu compasión se le asegure un refugio, y que por tu cuidado, [ella] sea curada, y que habiendo arrojado a un lado la áspera piel de una cabra ella será vestida con la suave lana del cordero."[9] [10]
Durante la Edad Media europea, la historia de santa Thais gozó de amplia popularidad.[3]

En 1901 el egiptólogo Albert Gayet (1856-1916) anunció el descubrimiento cerca de Antinoë en Egipto de los restos momificados de Thais y Serapión, que fueron expuestos en el Museo Guimet de París. Poco después él matizó su identificación, dejando abierta la posibilidad de que los restos no fueran de los dos santos.[11]

Las representaciones tradicionales de Thais la muestran en dos escenas diferentes:

Quemando sus tesoros y ornamentos.
Rezando en una celda conventual, con un rollo en el que está escrito "Tú que me has creado, ten piedad de mi."[1]
Además de la medieval obra teatral de Roswita, Thais ha sido protagonista de diversas obras de arte en Época Moderna:

Thaïs, novela histórica de Anatole France (1844-1924) publicada en París en el año 1890.
Thaïs, ópera con música de Jules Massenet (1842-1912), representada por vez primera en la Ópera de París el 16 de marzo de 1894. El libreto lo escribió Louis Gallet (1835-1898) a partir de la novela de Anatole France.
Thais es una obra de teatro escrita por Paul Wilstach, interpretada en el Criterion Theatre de Londres desde el 14 de marzo hasta abril de 1911 (31 representaciones), con Constance Collier (1878-1955) interpretando el rol titular y Tyrone Power, Sr. (1869-1931) como el eremita.[12]
Entre 1911 y 1917 hubo cinco películas mudas sobre Thais, realizadas en Francia, Italia y los Estados Unidos.
Thaïs es una estatua de bronce y marfil de una figura bailando, creada en Francia (con una producción limitada) en la época del Art Decó obra del rumano Demetre Chiparus (1886-1947).
Avatar de Usuario
Jeam
 
Mensajes: 15
Registrado: Mar Ago 05, 2014 1:09 am

Re: 10. Madres del desierto. Semana del 20 de octubre

Notapor Adriana Espinoza » Lun Nov 10, 2014 7:12 pm

Espejo y Paradigma Mariano.
Este término es utilizado en el Cristianismo y se refiere a la Virgen María como modelo o referente para la conducta humana. Es reflejo de todas las virtudes atribuidas como femeninas.
Durante el S. XII inicia una renovación espiritual popular, en el cual se fortaleció la devoción mariana y consistió en la exaltación de las virtudes humanas de la Virgen María y su interacción con Jesús, así, ambos se han perfilado como modelos insuperables de comportamiento humano, utilizados en la pastoral como instrumentos de evangelización mediante la inspiración y el deseo de alcanzar la perfección cristiana simulando sus actitudes y comportamientos ejemplares.
María interpretó el papel de ser el vehículo inmaculado del cordero a ser inmolado, ella tiene un puesto en la historia sin comparación, patrón de conducta insuperable de los cristianos.
Los esquemas de conducta de María obedecían también a la época, un orden social dividido esencialmente por género.
Las virtudes modelo:
Castidad, templanza, modestia, obediencia y misericordia, mujer fuerte frente a la Cruz, son las principales cualidades a las que se aspira a imitar y paulatinamente virtudes que eran exclusivas de roles de mujeres fueron aceptadas como modelo también para los hombres de la Edad Media cuyo resultado es una sociedad menos violenta. María dignifica el género femenino.
1. María, modelo de las casadas: deben mirarse en el espejo de virtudes de María para practicar en su matrimonio la humildad, abnegación, disponibilidad y caridad. El modelo es alcanzar la santidad en el seno de sus familias.
2. María, espejo de las religiosas: por ser virgen consagrada a Dios, unida a Él, en obediencia perpetua, es un modelo idóneo para monjes, diocesanos y religiosas.
3. María, referente de todas las condiciones sociales: representa todos los roles y estratos sociales de la sociedad, es vista como reina y señora, como criada y humilde, como reina del cielo y madre terrena de Jesús.
4. María encarnación de todas las bellezas y garantía contra todos los males. Desde el arte medieval fue modelo de perfección y belleza pura, y en el nivel espiritual como refugio ante todo mal.
Fuente: Pérez De Tudela María Isabel. “El Espejo Mariano de la Feminidad en la Edad Media Española”. Facultad de Geografía e Historia. Departamento de Historia Medieval. Universidad Complutense, España.
Adriana Espinoza
 
Mensajes: 15
Registrado: Jue Jul 31, 2014 7:31 pm

Anterior

Volver a Rutas monásticas

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Yahoo [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |