AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Todo católico debería estar en capacidad de poder defender aquello en lo que cree, pero para poder defender tu fe tienes que conocerla, para ello debe introducirse en el conocimiento de su fe por medio de la Sagrada Escritura, la Tradición Apostólica y el Magisterio de la Iglesia.

Moderadores: Xavier Villalta, Catholic.net, gache, Moderadores Animadores

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor maryb » Vie Jul 22, 2016 3:31 pm

1. ¿Qué es la ley moral?
Una instrucción paternal, una pedagogía de Dios, proscribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida.

2. ¿Qué es la ley natural?
Es la razón humana que a la luz de la inteligencia nos indica el bien y nos prohíbe el mal sin necesidad de instrucción externa porque está inscrita en el alma de todos los seres humanos.

3. ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?
no, por la sola razón podemos asumir la existencia de Dios a través de su creación pero nuestras limitaciones nos evitan entrar por nosotros mismos en la intimidad del misterio divino.

4. Después del pecado original, ¿Dios nos abandonó para que aprendiéramos la lección?
No. Después de su caída, Dios alentó en ellos la esperanza de la salvación con la promesa de la redención.

5. ¿Dónde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)?
En Jesús. La plena y definitiva etapa de revelación de Dios es la que el mismo llevo a cabo en su verbo encarnado.

6. ¿Qué es la Tradición Apostólica?
Anunciar a cristo a todos los hombres según su mandato. Es la transmisión del mensaje de cristo llevada a cabo desde los comienzos del cristianismo por la predicación, el testimonio, el culto y los escritos inspirados.

7. ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?
No, es necesaria también la tradición apostólica.

8. ¿Qué es el depósito de la Fe?
La revelación divina

9. ¿Yahve o Jehova?
Yahve

10. ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia?
si. Los católicos leemos la Biblia al menos en cada misa que asistimos y la Iglesia nos insta a hacer Lectio Divina (leer la Biblia), así nos nutrimos de la Palabra de Dios.
maryb
 
Mensajes: 10
Registrado: Vie Abr 29, 2016 2:54 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor AMARILISMEND » Dom Jul 24, 2016 1:56 pm

1- Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal?
R) si, una persona sin preparación religiosa puede distinguir entre el bien y el mal, porque somos creados a semejanzas de Dios y llevamos impreso en nuestro corazón su amor, ademas nos regalo el don de la inteligencia y la razón para discernir entre el bien y el mal
2- ¿Qué es la ley moral?
R) es obra de la Sabiduría divina. Se la puede definir, en el sentido bíblico, como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Prescribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida; proscribe los caminos del mal.
3- ¿Qué es la ley natural?
R) es una participación en la sabiduría y la bondad de Dios por parte del hombre formado a imagen de su creador. Expresa la dignidad de la persona humana y constituye la base de sus derechos y sus deberes fundamentales.
4- ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?
R) Dios muestra al hombre su revelación plena enviando a su propio hijo, entonces por si solos no encontramos la revelación plena si no conocemos la palabra y obras de Dios mediante la tradición apostólica.
5-Después del pecado original, ¿Dios nos abandono para que aprendiéramos la lección?
R) no nos abandono al contrario los alentó con la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, mediante la perseverancia en las buenas obras cumpliendo la alianza a los hombres dadas en varias etapas como son:
la alianza con Noé, cuando Dios elige a Abraham, con Moisés estableció la alianza en el sinai y la revelación plena se cumple a entregar al cordero divino que es Jesucristo.
6- ¿Donde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)
R) la revelación plena se manifestó en Jesucristo que es el verbo encarnado, sin embargo los profetas, la ley mosaica, la biblia y la iglesia manifiesta es la revelación divina que por tradición es transmitida de generación en generación
7- ¿Qué es la Tradición Apostólica?
R) es la transmisión del mensaje de cristo llevada a cabo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados.
8- ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?
R) no es suficiente, La Tradición y la Sagrada Escritura están íntimamente unidas y compenetradas entre sí. En efecto, ambas hacen presente y fecundo en la Iglesia el Misterio de Cristo, y surgen de la misma fuente divina: constituyen un solo sagrado depósito de la fe, del cual la Iglesia saca su propia certeza sobre todas las cosas reveladas.
9- ¿Qué es el depósito de la Fe?
R) se llama deposito de la fé a la doctrina que Dios revelo y entrego ala iglesia
10- ¿Yahve o Jehova?
R) la palabra Yahve es una palabra hebrea, el hebreo es el idioma de los israelitas o judíos del Antiguo Testamento. En este idioma no se escribían las vocales de una palabra sino únicamente las consonantes. Era bastante difícil leerlo correctamente, porque al leer un texto hebreo, uno mismo debía saber de memoria qué vocales tenía que pronunciar en medio de las consonantes. El nombre de Dios: «YO SOY» se escribía con estas cuatro consonantes: Y H V H que los judíos pronunciaban así «Yahvé», y en castellano se escribe YAVE. La pronunciación «Yahvé» es sin duda la pronunciación más correcta del hebreo original para indicar a Dios como «Yo soy el que soy» (Los judíos del A.T. nunca dijeron Jehová).
Los israelitas del A.T. tenían un profundo respeto por el nombre de Dios: «Yahvé». Era el nombre más sagrado de Dios, porque Dios mismo se había dado este nombre.
Con el tiempo los israelitas, por respeto al nombre propio de Dios, dejaron de pronunciar el nombre de «Yahvé» y cuando ellos leían en la Biblia el nombre de «Yahvé», en vez de decir «Yahvé» dijeron otro nombre de Dios: «Edonai» (el Señor). Resultó que después de cien años los israelitas se olvidaron por completo de la pronunciación original (Y H V H, Yahvé) porque siempre decían «Adonay» (el Señor).
En la Edad Media (1.000 a 1.500 años después de Cristo) los hebraístas (que estudiaban el idioma hebreo antiguo) empezaron a poner vocales entre las consonantes del idioma hebreo. Y cuando les tocó colocar vocales en la palabra hebrea Y H V H (el nombre antiguo de Dios) encontraron muchas dificultades.
la palabra «Jehová» es un arreglo de dos palabras en una. Por supuesto la palabra «Jehová» nunca ha existido en hebreo; es decir, que la pronunciación «Jehová» es una pronunciación defectuosa del nombre de «Yahvé». Ahora bien, aun las Biblias católicas usan el nombre de «Yahvé» y no el de «Jehová».¿Está bien? Está bien porque todos los hebraístas modernos (los que estudian el idioma hebreo) están de acuerdo que la manera original y primitiva de pronunciar el nombre de Dios debía haber sido «Yahvé» y no «Jehová».
«Yahvé» es una forma del verbo «havah» (ser, existir) y significa: «Yo soy el que es» y «Jehová» no es ninguna forma del verbo «ser», Por eso la Iglesia Católica tomó la decisión de usar la pronunciación original «Yahvé» en vez de «Jehová» y porque los israelitas del tiempo de Moisés nunca dijeron «Jehová».
11- ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia?
R) Los católicos leemos la Biblia al menos en cada misa que asistimos (Lecturas y Evangelio), y la Iglesia nos insta a hacer Lectio Divina (leer la Biblia), así nos nutrimos de la Palabra de Dios.
Avatar de Usuario
AMARILISMEND
 
Mensajes: 6
Registrado: Mar Abr 26, 2016 6:59 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor JonnyMoran » Lun Jul 25, 2016 8:14 am

1. Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal?
Dios en su infinita sabiduría imprime en nuestras almas la ley natural, con esa gran ayuda podemos discernir con nuestra inteligencia el bien del mal, y lo más importante: Tener la apertura de Su existencia. Dios quiere hacer a los hombres capaces de responderle, de conocerle y de amarle más allá de lo que ellos serían capaces por sus propias fuerzas.
2. ¿Qué es la ley moral?
es obra de la Sabiduría divina. Se la puede definir, en el sentido bíblico, como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Prescribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida; proscribe los caminos del mal que apartan de Dios y de su amor.
3. ¿Qué es la ley natural?
La ley natural expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira, Esta ley se llama natural no por referencia a la naturaleza de los seres irracionales, sino porque la razón que la proclama pertenece propiamente a la naturaleza humana.
4. ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?
El hombre con la sola razón y a partir de la Creación, puede con certeza conocer a Dios como origen y fin del universo y como sumo bien. El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre, que ha sido creado por Dios y para Dios; Dios no deja de atraer al hombre hacia sí, y sólo en Dios encuentra la paz, la verdad y la alegría, que no cesa de buscar.
5. Después del pecado original, ¿Dios nos abandono para que aprendiéramos la lección?
Dios sabía perfectamente lo que había hecho Adán, y aun así lo buscó. Dios infinitamente perfecto no tiene necesidad del hombre, y aun así nos hace partícipes de su vida bienaventurada. Los invitó a una comunión íntima con él, revistiéndolos de una gracia y de una justicia resplandecientes.
Esta revelación no fue interrumpida por el pecado de nuestros primeros padres. Dios, en efecto, "después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras" (DV 3).
Cuando por desobediencia perdió tu amistad, no lo abandonaste al poder de la muerte...Reiteraste, además, tu alianza a los hombres (MR, Plegaria eucarística IV,118).
Una vez rota la unidad del género humano por el pecado, Dios decide desde el comienzo salvar a la humanidad a través de una serie de etapas. La Alianza con Noé después del diluvio (cf. Gn 9,9) expresa el principio de la Economía divina con las "naciones", es decir con los hombres agrupados "según sus países, cada uno según su lengua, y según sus clanes" (Gn 10,5; cf. 10,20-31).
6. ¿Donde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)?
Mediante el magisterio de la Iglesia.

7. ¿Qué es la Tradición Apostólica?
La Tradición Apostólica es la transmisión del mensaje de Cristo llevada a cabo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores, los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo.
8. ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?
La Tradición y la Sagrada Escritura están íntimamente unidas y compenetradas entre sí. En efecto, ambas hacen presente y fecundo en la Iglesia el Misterio de Cristo, y surgen de la misma fuente divina: constituyen un solo sagrado depósito de la fe, del cual la Iglesia saca su propia certeza sobre todas las cosas reveladas.

9. ¿Qué es el depósito de la Fe?
Es la sagrada escritura y la tradición apostólica encomendada por los apóstoles al magisterio de la Iglesia.
10. ¿Yahve o Jehova? Yahve, la palabra Jehova fue invento de los masoretas
11. ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia? Sí, porque de esa forma nos nutrimos con la palabra viva de Dios
JonnyMoran
 
Mensajes: 12
Registrado: Mié Mar 16, 2016 4:05 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor kike-deacon » Lun Jul 25, 2016 7:29 pm

1.- Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal?
El discernimiento entre el bien y el mal esta dentro de cada hombre y mujer por la misma naturaleza humana, impresa en nuestra almas por Dios. Con nuestra inteligencia se puede discernir entre uno y otro, y como no depende de nuestra creencia en Dios, porque Dios lo ha puesto para todos, creyentes y no creyentes, si es posible para cualquier persona tener este discernimiento.

2.- ¿Qué es la ley moral?
En el sentido bíblico puede definirse como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Es una ordenación de la razón para el bien común.

3.- ¿Qué es la ley natural?
Es una participación en la sabiduría y la bondad de Dios por parte del hombre, formado a Su Imagen. Permanece a través de la historia, o sea que es inmutable, y es la base necesaria para la edificación de las normal morales y la ley civil.

4.- ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?
Es posible por la razón natural llegar a conocer a Dios a partir de sus obras. Pero la Revelación plena no se puede alcanzar por las propias fuerzas. Es necesario conocer a su Hijo Jesucristo y al Espíritu Santo.

5.- Después del pecado original, ¿Dios nos abandono para que aprendiéramos la lección?
De ninguna manera. Luego del pecado original Dios alentó en el hombre la esperanza de la salvación con la promesa de la redención y tuvo incesante cuidado de todo el género humano. Dios tuvo la iniciativa de revelarse al hombre, lo buscó, formó un pueblo para prepararlo en la venida del Salvador prometido.

6.- ¿Donde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)?
La Revelación plena está en el Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. Después de Él, no habrá nunguna otra revelación.

7.- ¿Qué es la Tradición Apostólica?
Es la transmisión del mensaje de Cristo que fue confiada a los apóstoles y difundida por su predicación y por sus escritos, bajo la inspiración del Espíritu Santo, a todas las generaciones hasta el retorno glorios del Señor.

8.- ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?
La transmisión del evangelio se hizo de dos maneras, según el mandato del Señor: oralmente y por escrito.
La transmisión viva que se llevó a cabo en el Espíritu Santo es lo que se llama la Tradición, que es distinta de la Sagrada Escritura, sin embargo, estrechamente ligada a ella.
Es por ello, que la Iglesia, no saca exclusivamente de la Escritura la certeza de todo lo revelado, ya que la Tradición recibe la palabra de Dios y la transmite íntegra a los sucesores, para que iluminados por el Espíritu de la verdad, puedan conservarla, exponerla y difundirla fielmente en su predicación.

9.- ¿Qué es el depósito de la Fe?
Es lo que Cristo confió a los apóstoles, y que éstos por su predicación y por escrito, bajo la inspiración del Espíritu Santo, lo transmitieron a todas las generaciones hasta la segunda venida de Jesucristo. Es lo que forma la Tradición, la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia.

10.- ¿Yahve o Jehova?
El nombre de Jehova es un error histórico de los maestros rabínicos de Tiberíades (masoretas) en el siglo VII AD. Cuando Dios se reveló a Moisés, se dió el mismo nombre de Yavhe. Los hebreos, no queriendo que el nombre de Dios se profanase, le llamaban Adonai. El tetragrama de Dios estaba compuesto por las letras Y-H-W-H, y estos masoretas, para facilitar su pronunciación, colocaron entre el tetragrama, las vocales a-o-a formando el nombre de Jehova. Pero definitivamente, es un error. El nombre es Yavhe.

11.- ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia?.
La Sagrada Escritura es la Palbra de Dios transmitida por escrito. En la misa leemos la Biblia, y en privado la Iglesia nos insta a practicar la Lectio Divina, que es una manera profunda de orar con la Sagrada Escritura, para así poder nutrirnos de la Palabra de Dios.
Diácono Luis Enrique Gómez
Ingeniero Electrónico, Especialista en Automática
Magíster en Sexología
Astrónomo Amateur Planetary Society
kike-deacon
 
Mensajes: 10
Registrado: Mar Jul 29, 2014 7:10 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor Venezia » Mar Jul 26, 2016 10:34 am

1 - Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal?
Sí es posible. El hombre participa de la sabiduría y la bondad del Creador que le confiere el dominio de sus actos y la capacidad de gobernarse con miras a la verdad y al bien. La ley natural expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira.

2 - Qué es la ley moral?
Es obra de la Sabiduría divina, y en un sentido bíblico se la puede definir como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios, que prescribe al hombre los caminos y las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida.

3 - ¿Qué es la ley natural?
La ley natural es la razón humana que ordena hacer el bien y prohíbe pecar.

4 - ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?
Si bien es cierto que por la sola razón, al analizar la Obra de Dios, podemos asumir su existencia, nuestras limitaciones nos evitan entrar por nosotros mismos en la intimidad del misterio divino. Por ello, Dios ha querido iluminarlo con su Revelación.

5 - Después del pecado original, ¿Dios nos abandonó para que aprendiéramos la lección?
Desde el principio, Dios se manifiesta a Adán y Eva, nuestros primeros padres, y les invita a una íntima comunión con Él. Después de la caída, Dios no interrumpe su revelación, y les promete la salvación para toda su descendencia.

6 - ¿Dónde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿En la ley Mosaica? ¿En la biblia? ¿En la Iglesia (magisterio, tradición apostólica, biblia?
La plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios es la que Él mismo llevó a cabo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. En cuanto Hijo Unigénito de Dios hecho hombre, Él es la Palabra perfecta y definitiva del Padre. Con la venida del Hijo y el don del Espíritu, la Revelación ya se ha cumplido plenamente, aunque la fe de la Iglesia deberá comprender gradualmente todo su alcance a lo largo de los siglos.

7 - ¿Qué es la tradición apostólica?
La tradición apostólica es la transmisión del mensaje de Cristo, llevada a cabo desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados.

8 - ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?
No. La Escritura, la Tradición y el Magisterio de la Iglesia están tan estrechamente unidos entre sí, que ninguno de ellos existe sin los otros. Juntos, bajo la acción del Espíritu Santo, contribuyen eficazmente, cada uno a su modo, a la salvación de los hombres.

9 - ¿Qué es el depósito de la Fe?
El depósito de la Fe es la Tradición y la Sagrada Escritura, que están íntimamente unidas y compenetradas entre sí. Surgen de la misma fuente divina. Ambas hacen presente y fecundo en la Iglesia el Misterio de Cristo.

10 - ¿Yahvé o Jehová?
En las Biblias evangélicas encontramos que a Dios se lo nombra como a «Jehová» y en las Biblias católicas le damos el nombre de «Yahvé».

La palabra «Yahvé» es una palabra hebrea, el hebreo es el idioma de los israelitas o judíos del Antiguo Testamento. En este idioma no se escribían las vocales de una palabra sino únicamente las consonantes. Era bastante difícil leerlo correctamente, porque al leer un texto hebreo, uno mismo debía saber de memoria qué vocales tenía que pronunciar en medio de las consonantes. El nombre de Dios: «YO SOY» se escribía con estas cuatro consonantes: Y H V H que los judíos pronunciaban así «Yahvé», y en castellano se escribe YAVE. La pronunciación «Yahvé» es sin duda la pronunciación más correcta del hebreo original para indicar a Dios como «Yo soy el que soy» (Los judíos del A.T. nunca dijeron Jehová).

La palabra Jehová
Los israelitas del A.T. tenían un profundo respeto por el nombre de Dios: «Yahvé». Era el nombre más sagrado de Dios, porque Dios mismo se había dado este nombre.
Con el tiempo los israelitas, por respeto al nombre propio de Dios, dejaron de pronunciar el nombre de «Yahvé» y cuando ellos leían en la Biblia el nombre de «Yahvé», en vez de decir «Yahvé» dijeron otro nombre de Dios: «Edonai» (el Señor). Resultó que después de cien años los israelitas se olvidaron por completo de la pronunciación original (Y H V H, Yahvé) porque siempre decían «Adonay» (el Señor).
En la Edad Media (1.000 a 1.500 años después de Cristo) los hebraístas (que estudiaban el idioma hebreo antiguo) empezaron a poner vocales entre las consonantes del idioma hebreo. Y cuando les tocó colocar vocales en la palabra hebrea Y H V H (el nombre antiguo de Dios) encontraron muchas dificultades.

Por no conocer la pronunciación original de las cuatro consonantes que en las letras castellanas corresponden a YHVH y en letras latinas a JHVH, y para recordar al lector que por respeto debía decir: «Edonay» en vez de «Yahvé», pusieron las tres vocales (e, o, a) de la palabra Edonay; y resultó Jehová en latín. Es decir: tomaron las 4 consonantes de una palabra (J H V H) y metieron simplemente 3 vocales de otra palabra (Edonay) y formaron así una nueva palabra: Jehová. Está claro que la palabra «Jehová» es un arreglo de dos palabras en una. Por supuesto la palabra «Jehová» nunca ha existido en hebreo; es decir, que la pronunciación «Jehová» es una pronunciación defectuosa del nombre de «Yahvé».
En los años 1600 comenzaron a traducir la Biblia a todas las lenguas, y como encontraron en todos los textos bíblicos de la Edad Media la palabra «Jehová» como nombre propio de Dios, copiaron este nombre «Jehová» literalmente en los distintos idiomas (castellano, alemán, inglés...). Y desde aquel tiempo empezaron a pronunciar los católicos y los evangélicos como nombre propio de Dios del Antiguo Testamento la palabra «Jehová» en castellano.

Ahora bien, aun las Biblias católicas usan el nombre de «Yahvé» y no el de «Jehová». ¿Está bien? Está bien porque todos los hebraístas modernos (los que estudian el idioma hebreo) están de acuerdo que la manera original y primitiva de pronunciar el nombre de Dios debía haber sido «Yahvé» y no «Jehová».
«Yahvé» es una forma del verbo «havah» (ser, existir) y significa: «Yo soy el que es» y «Jehová» no es ninguna forma del verbo «ser», como lo hemos explicado más arriba. Por eso la Iglesia Católica tomó la decisión de usar la pronunciación original «Yahvé» en vez de «Jehová» y porque los israelitas del tiempo de Moisés nunca dijeron «Jehová».

11 - ¿La Iglesia nos pide leer la biblia?
Sí. La Iglesia nos insta a hacer la Lectio Divina para así, nutrirnos de la Palabra de Dios.
Venezia
 
Mensajes: 30
Registrado: Sab Ene 25, 2014 9:47 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor PatRosas » Mié Jul 27, 2016 3:57 am

Preguntas y respuestas Lección 6 Módulo I

1. Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal? Sí, mediante la razón natural puede discernir lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira; el hombre puede conocer a Dios con certeza a partir de sus obras.
2. ¿Qué es la ley moral? Es obra de la Sabiduría divina. Se la puede definir, en el sentido bíblico, como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Prescribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida; proscribe los caminos del mal que apartan de Dios y de su amor. Es a la vez firme en sus preceptos y amable en sus promesas.
3. ¿Qué es la ley natural? expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira: «La ley natural [...] está inscrita y grabada en el alma de todos y cada uno de los hombres porque es la razón humana que ordena hacer el bien y prohíbe pecar. Pero esta prescripción de la razón humana no podría tener fuerza de ley si no fuese la voz y el intérprete de una razón más alta a la que nuestro espíritu y nuestra libertad deben estar sometidos» (León XIII, Carta enc. Libertas praestantissimum). La ley natural «no es otra cosa que la luz de la inteligencia puesta en nosotros por Dios; por ella conocemos lo que es preciso hacer y lo que es preciso evitar. Esta luz o esta ley, Dios la ha dado al hombre en la creación. (Santo Tomás de Aquino, In duo pracepta caritatis et in decem Legis praecepta expositio, c. 1).
4. ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios? No, el hombre no puede de ningún modo alcanzar por sus propias fuerzas la Revelación Divina (cf. Cc. Vaticano I: DS 3015).
5. Después del pecado original, ¿Dios nos abandonó para que aprendiéramos la lección? Por supuesto que no, aunque Dios es infinitamente perfecto y no tiene necesidad del hombre, nos hace partícipes de su vida bienaventurada. Nos invita a una comunión íntima con él revistiéndolos de una gracia y una justicia resplandecientes. Esta revelación no fue interrumpida por el pecado de nuestros primeros padres. Dios, en efecto, "después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras" (DV 3). Cuando por desobediencia perdió tu amistad, no lo abandonaste al poder de la muerte...Reiteraste, además, tu alianza a los hombres (MR, Plegaria eucarística IV, 118).
6. ¿Dónde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)? Si bien es cierto que por la sola razón, al analizar la Obra de Dios, podemos asumir su existencia, nuestras limitaciones nos evitan entrar por nosotros mismos en la intimidad del misterio divino. Por ello, Dios ha querido iluminarlo con su Revelación. El culmen del amor de Dios a nosotros es comprobado al enviar a Su propio Hijo a Salvarnos, a abrirnos de nuevo las puertas del Cielo, no hay prueba más grande de su amor, y es con El, con Jesús que viene a cerrar la Revelación perfecta, no hay nada más que agregar, Jesús funda su Iglesia como instrumento de continuidad de Enseñanza para las generaciones futuras, da poder a su representante en la tierra (los Papas), y nos deja las herramientas elementales de salvación (Los sacramentos), signos visibles de realidades invisibles.
Jesucristo es el Hijo de Dios hecho hombre. Es la Palabra única, perfecta y definitiva de Dios Padre. Jesucristo ha dicho ya todo lo que Dios quería decirnos a los hombres, de manera que ya no habrá otra Revelación después de Cristo.
7. ¿Qué es la Tradición Apostólica? La Tradición Apostólica es la transmisión del mensaje de Cristo llevada a cabo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores, los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo.
8. ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa? No, requiere de la tradición apostólica. La Tradición Apostólica se realiza de dos modos: con la transmisión viva de la Palabra de Dios (también llamada simplemente Tradición) y con la Sagrada Escritura, que es el mismo anuncio de la salvación puesto por escrito.
La Iglesia tiene gran veneración por la Sagrada Escritura, destacando los cuatro evangelios que ocupan un lugar verdaderamente privilegiado, pues su centro es Cristo Jesús. En la Misa, después de leer el Evangelio, el sacerdote lo besa en señal de veneración y de respeto. Es lógico que todo cristiano conozca la Sagrada Escritura, especialmente los Evangelios, y que dedique un tiempo a leerla y meditarla. Como dice San Jerónimo, "desconocer la Escritura es desconocer a Cristo". La Sagrada Escritura es la Palabra de Dios transmitida por escrito, y consta en los libros inspirados por Dios que forman la Biblia: 45 del Antiguo Testamento (antes de venir Jesucristo a la tierra) y 27 del Nuevo Testamento. La Tradición es la revelación divina encomendada por Cristo y el Espíritu Santo a los Apóstoles, y transmitida íntegra de viva voz a la Iglesia.
9. ¿Qué es el depósito de la Fe? La Tradición y la Sagrada Escritura están íntimamente unidas y compenetradas entre sí. En efecto, ambas hacen presente y fecundo en la Iglesia el Misterio de Cristo, y surgen de la misma fuente divina: constituyen un solo sagrado depósito de la fe, del cual la Iglesia saca su propia certeza sobre todas las cosas reveladas. El depósito de la fe ha sido confiado por los Apóstoles a toda la Iglesia. Todo el Pueblo de Dios, con el sentido sobrenatural de la fe, sostenido por el Espíritu Santo y guiado por el Magisterio de la Iglesia, acoge la Revelación divina, la comprende cada vez mejor, y la aplica a la vida.
10. ¿Yahvé o Jehová? La palabra "Jehová", error del siglo VII A.D. En el siglo VII A.D. los maestros rabínicos de la escuela del Tiberíades, llamados "masoretas" (masoreta es derivado de masora: tradición) quisieron ponerle vocales a las palabras de las sagradas escrituras (pues se escribían sin vocales y aumentaba cada vez más la confusión sobre como pronunciarlas). En cuanto al tetragrama YHWH, como nunca se pronunciaba, nadie sabía que vocales le correspondían. Tomaron entonces las vocales correspondientes a la palabra ADONAI (a-o-a), que era la palabra que leían en substitución del Tetragramma. La letra "i" al final de ADONAI no la contaron porque para los hebreos es consonante y no vocal. Además, cambiaron la primara "a" por la letra "e" por razones de fonética semítica (Según el sistema inventado por los masoretas, la consonante (Y) y primera letra del Tetragrama, por ser consonante fuerte no puede llevar la vocal "a" que es débil, sino que debe cambiarla por la vocal "e" que es una vocal fuerte). No obstante estos trabajos de los masoretas, el nombre YHVH (YodHayVahHay) seguía remplazándose en las lecturas por "Adonai". (Cf. Enciclopedia Británica, Micropedia, vol. 10).
A partir del siglo XIV de nuestra era, se comenzó por primera vez a leer el nombre sagrado del Tetragrama con las vocales que los masoretas le habían colocado según su invento, es decir, con las vocales "e-o-a", lo cual dio como resultado YeHoVaH. Esta versión errada se extendió a la cristiandad.
11. ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia? Los católicos leemos la Biblia al menos en cada misa que asistimos (Lecturas y Evangelio), y la Iglesia nos insta a hacer Lectio Divina (leer la Biblia), así nos nutrimos de la Palabra de Dios.

Patricia Guadalupe Rosas Valenzuela
PatRosas
 
Mensajes: 12
Registrado: Dom May 08, 2016 5:07 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor LITURGO2 » Mié Jul 27, 2016 2:56 pm

1. Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal?
Debemos recordar que El hombre es el único entre todos los seres animados que puede gloriarse de haber sido digno de recibir de Dios una ley: Animal dotado de razón, capaz de comprender y de discernir, regular su conducta disponiendo de su libertad y de su razón, en la sumisión al que le ha sometido todo, como lo menciona Tertuliano, Adversus Marcionem. Como se menciona más adelante, está inscrito en el alma de todos los hombres la ley natural, y para que nos sirve.

2. ¿Qué es la ley moral?
Se le puede definir como una instrucción paternal o pedagogía de Dios. Es obra de la sabiduría divina. Dicta al hombre los caminos, las reglas de conducta y proscribe los caminos del mal que nos apartan de Dios. Es firme en sus preceptos y amable en sus promesas.

3. ¿Qué es la ley natural?
En el alma de todos los hombres está inscrita la ley natural, que muestra al hombre el camino a seguir para practicar el bien, le prohíbe pecar y es la voz y el intérprete de una razón más alta a la que nuestro espíritu y libertad deben estar sometidos. Contiene los preceptos primeros y esenciales que rigen la vida moral. Sus raíces son la aspiración y la sumisión a Dios y está expuesta en sus principales preceptos en el Decálogo.
Estas normas están inscritas en el libro de esa luz que se llama la Verdad.
La ley natural «no es otra cosa que la luz de la inteligencia puesta en nosotros por Dios; por ella conocemos lo que es preciso hacer y lo que es preciso evitar. Esta luz o esta ley, Dios la ha dado al hombre en la creación. (Santo Tomás de Aquino, In duo pracepta caritatis et in decem Legis praecepta expositio, c. 1).

4. ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?
Con uso de la razón natural el hombre puede conocer con certeza a Dios a partir de sus obras, pero hay otro orden de conocimiento que el hombre no puede alcanzar por sus propias fuerzas de ningún modo: La Revelación divina.

5. Después del pecado original, ¿Dios nos abandono para que aprendiéramos la lección?
Dios sabía lo que había hecho Adán y aún así lo buscó. Infinitamente perfecto Dios no tiene necesidad del hombre, y aún así nos hace partícipes de su vida bienaventurada, como nos lo narran en la Eucaristía:
Cuando por desobediencia perdió tu amistad, no lo abandonaste al poder de la muerte... Reiteraste, además, tu alianza a los hombres (Misal Romano, Plegaria eucarística IV,118).
Esta revelación no fue interrumpida por el pecado de nuestros primeros padres. Dios, en efecto, "después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras" (DV 3).

6. ¿Donde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)?
La revelación de Dios avanza con Moisés y los profetas (son las primeras etapas). Pero la plena y definitiva etapa de la Revelación la llevó a cabo Él mismo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación.
Con la venida del Hijo y el don del Espíritu santo la Revelación se cumple plenamente, aún cuando la fe de la Iglesia habrá de comprender gradualmente todo a lo largo de los siglos.

7. ¿Qué es la Tradición Apostólica?
La Tradición Apostólica es la transmisión del mensaje de Cristo que se realiza, desde los comienzos del cristianismo, con la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo.
Esta Tradición Apostólica se realiza de dos formas: Con la transmisión viva de la Palabra de Dios (también llamada simplemente Tradición), y con la Sagrada Escritura que es el anuncio mismo de la salvación puesto por escrito.

8. ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?
La transmisión de la divina Revelación se lleva a cabo mediante la Tradición Apostólica, es decir:
Llevada a cabo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores, los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo.
Concretamente, con la transmisión viva de la Palabra de Dios (también llamada simplemente Tradición) y con la Sagrada Escritura, que es el mismo anuncio de la salvación puesto por escrito.

9. ¿Qué es el depósito de la Fe?
Se trata del conjunto que constituyen La Tradición y la Sagrada Escritura, al estar íntimamente unidas y compenetradas entre sí, que hacen presente y fecundo en la Iglesia el Misterio de Cristo y que surgen de la misma fuente divina.
De este depósito la Iglesia saca su propia certeza sobre todas las cosas reveladas.

10. ¿Yahve o Jehova?
El pueblo judío evita escribir el Sagrado nombre de Dios para que no sea profanado por los gentiles, y en su lugar usa el tetragrama Y-H-W-H o la palabra Adonai o Elohim (en el NT se refiere ahora a Dios como Kyrios y otras formas).
Como nunca se pronunciaba, nadie sabía que vocales le correspondían. En el s.VII AC los maestros rabínicos de la escuela del Tiberiades (llamados masoretas, deriv. de masora: Tradición) quisieron ponerle vocales a las palabras de las Sagradas escrituras y en cuanto al tetragrama tomaron las vocales correspondientes a la palabra Adonai. La letra i final no la contaron ya que para los hebreos es consonante, no vocal. Aparte cambiaron la primera “a” por “e” por cuestiones de fonética semítica (conforme al sistema inventado por los masoretas la “Y” al ser consonante fuerte no puede llevar la vocal “a” que es débil, sino cambiarla por “e”, una vocal fuerte. Aún con estos trabajos masoretas el nombre YHVH (YodHayVahHay) se seguía reemplazando por Adonai en las lecturas.
A partir del siglo XIV de nuestra era, se comenzó por primera vez a leer el Nombre sagrado del Tetragrama con las vocales que los masoretas le habían colocado según su invento, es decir, con las vocales "e-o-a", lo cual dió como resultado YeHoVaH. Esta versión errada se extendió a la cristiandad.

11. ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia?
Desconocer la Escritura es desconocer a Cristo, nos dice San Jerónimo.
Los católicos leemos la Biblia al menos en cada misa que asistimos (Lecturas y Evangelio), y la Iglesia nos insta a hacer Lectio Divina (leer la Biblia), así nos nutrimos de la Palabra de Dios.
La Iglesia tiene gran veneración por la Sagrada Escritura, destacando los cuatro evangelios que ocupan un lugar verdaderamente privilegiado, pues su centro es Cristo Jesús. En la Misa, después de leer el Evangelio, el sacerdote lo besa en señal de veneración y de respeto. Es lógico que todo cristiano conozca la Sagrada Escritura, especialmente los Evangelios, y que dedique un tiempo a leerla y meditarla
LITURGO2
 
Mensajes: 6
Registrado: Vie Abr 08, 2016 12:38 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor MARIADORIS » Mié Jul 27, 2016 5:01 pm

Manizales, julio 20 del 2016

Lección 6 Modulo 1

1. El hombre puede discernir entre el bien y el mal porque esta impreso en el alma del hombre que razona y busca el bien y prohíbe pecar.

2. La ley moral supone el orden racional establecido entre las criaturas, para su bien y con miras a su fin, por el poder, la sabiduría y la bondad del Creador. La ley moral es obra de la Sabiduría divina. Se la puede definir, en el sentido bíblico, como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Prescribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida.

3. La ley natural expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira: «La ley natural [...] está inscrita y grabada en el alma de todos y cada uno de los hombres porque es la razón humana que ordena hacer el bien y prohíbe pecar. no podría tener fuerza de ley si no fuese la voz y el intérprete de una razón más alta a la que nuestro espíritu y nuestra libertad deben ser sometidos. Tiene por raíz la aspiración y la sumisión a Dios, fuente y juez de todo bien , así como el sentido del prójimo en cuanto igual así mismo; esta expuesta en el Decálogo. Están inscritas estas normas en el libro de esa luz que se llama la Verdad, de allí pasa al corazón del hombre que cumple la justicia, en el pone su impronta a la manera de un sello.
La ley natural «no es otra cosa que la luz de la inteligencia puesta en nosotros por Dios; por ella conocemos lo que es preciso hacer y lo que es preciso evitar. Esta luz o esta ley, Dios la ha dado al hombre en la creación. (Santo Tomás de Aquino).

4. Al analizar la Obra de Dios, podemos asumir su existencia, nuestras limitaciones nos evitan entrar por nosotros mismos en la intimidad del misterio divino. Por ello, Dios ha querido iluminarlo con su Revelación

5. Dios llamó al hombre y le dijo: «¿Dónde estás? Dios sabía perfectamente lo que había hecho Adán, y aun así lo busco. Dios, en efecto, "después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras".

6. La plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios es la que Él mismo llevó a cabo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. En cuanto Hijo Unigénito de Dios hecho hombre, Él es la Palabra perfecta y definitiva del Padre. Con la venida del Hijo y el don del Espíritu, la Revelación ya se ha cumplido plenamente, aunque la fe de la Iglesia deberá comprender gradualmente todo su alcance a lo largo de los siglos. No se acepta revelaciones que pretendan superar o corregir la Revelación definitiva que es Cristo.

7. La Tradición Apostólica es la transmisión del mensaje de Cristo llevada a cabo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores, los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo. se realiza de dos modos: con la transmisión viva de la Palabra de Dios (también llamada simplemente Tradición) y con la Sagrada Escritura, que es el mismo anuncio de la salvación puesto por escrito.

8. La Revelación -también llamada Doctrina cristiana o Depósito de la fe- se encuentra en la Sagrada Escritura y en la Tradición. Jesucristo confió la Revelación a la Iglesia Católica. Por medio de sus Apóstoles, por tanto, sólo la Iglesia tiene autoridad para custodiarla, enseñarla e interpretarla sin error.

9. La Tradición y la Sagrada Escritura están íntimamente unidas y compenetradas entre sí. En efecto, ambas hacen presente y fecundo en la Iglesia el Misterio de Cristo, y surgen de la misma fuente divina: constituyen un solo sagrado depósito de la fe, del cual la Iglesia saca su propia certeza sobre todas las cosas reveladas. El depósito de la fe ha sido confiado por los Apóstoles a toda la Iglesia. La interpretación auténtica del depósito de la fe corresponde sólo al Magisterio vivo de la Iglesia, es decir, al Sucesor de Pedro, el Obispo de Roma, y a los obispos en comunión con él. El Magisterio, el cual, en el servicio de la Palabra de Dios, goza del carisma cierto de la verdad, compete también definir los dogmas, que son formulaciones de las verdades contenidas en la divina Revelación.

10. Al tetragrama YHWH, como nunca se pronunciaba, nadie sabía que vocales le correspondían. Tomaron entonces las vocales correspondientes a la palabra ADONAI (a-o-a), era la palabra que leían en substitución del Tetragramma. A partir del siglo XIV de nuestra era, se comenzó por primera vez a leer el nombre sagrado del Tetragrama con las vocales que los masoretas (maestros rabínicos de la escuela del Tiberiades) le habían colocado, según su invento. Esta versión errada se extendió a la cristiandad.

11. Todo cristiano debe conocer la Sagrada Escritura, especialmente los Evangelios, debe dedicar un tiempo a leerla y meditarla como dice San Jerónimo: "desconocer la Escritura es desconocer a Cristo". La Iglesia nos insta a hacer Lectio Divina (leer la Biblia), así nos nutrimos de la Palabra de Dios.
MARIADORIS
 
Mensajes: 12
Registrado: Sab May 07, 2016 5:00 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor ALBALUCI » Mié Jul 27, 2016 8:03 pm

Lección 6 Modulo 1

1. El hombre puede discernir entre el bien y el mal porque esta impreso en el alma del hombre que razona y busca el bien y prohíbe pecar.
2. La ley moral es obra de la Sabiduría divina. Se la puede definir, en el sentido bíblico, como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Prescribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida.
3. La ley natural está inscrita y grabada en el alma de todos y cada uno de los hombres porque es la razón humana que ordena hacer el bien y prohíbe pecar. no podría tener fuerza de ley si no fuese la voz y el intérprete de una razón más alta a la que nuestro espíritu y nuestra libertad deben ser sometidos. Tiene por raíz la aspiración y la sumisión a Dios, fuente y juez de todo bien , así como el sentido del prójimo en cuanto igual así mismo; esta expuesta en el Decálogo. Están inscritas estas normas en el libro de esa luz que se llama la Verdad, de allí pasa al corazón del hombre que cumple la justicia, en el pone su impronta a la manera de un sello. La ley natural «no es otra cosa que la luz de la inteligencia puesta en nosotros por Dios; por ella conocemos lo que es preciso hacer y lo que es preciso evitar. Esta luz o esta ley, Dios la ha dado al hombre en la creación. (Santo Tomás de Aquino).
4. Al analizar la Obra de Dios, podemos asumir su existencia, nuestras limitaciones nos evitan entrar por nosotros mismos en la intimidad del misterio divino. Por ello, Dios ha querido iluminarlo con su Revelación.
5. Dios, en efecto, "después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras".
6. La plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios es la que Él mismo llevó a cabo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. En cuanto Hijo Unigénito de Dios hecho hombre, Él es la Palabra perfecta y definitiva del Padre. Con la venida del Hijo y el don del Espíritu, la Revelación ya se ha cumplido plenamente, aunque la fe de la Iglesia deberá comprender gradualmente todo su alcance a lo largo de los siglos. No se acepta revelaciones que pretendan superar o corregir la Revelación definitiva que es Cristo.
7. La Tradición Apostólica es la transmisión del mensaje de Cristo llevada a cabo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores, los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo. se realiza de dos modos: con la transmisión viva de la Palabra de Dios (también llamada simplemente Tradición) y con la Sagrada Escritura, que es el mismo anuncio de la salvación puesto por escrito.
8. La Revelación también llamada Doctrina cristiana o Depósito de la fe, se encuentra en la Sagrada Escritura y en la Tradición. Jesucristo confió la Revelación a la Iglesia Católica. Por medio de sus Apóstoles, por tanto, sólo la Iglesia tiene autoridad para custodiarla, enseñarla e interpretarla sin error.

9. La Tradición y la Sagrada Escritura están íntimamente unidas y compenetradas entre sí. En efecto, ambas hacen presente y fecundo en la Iglesia el Misterio de Cristo, y surgen de la misma fuente divina: constituyen un solo sagrado depósito de la fe, del cual la Iglesia saca su propia certeza sobre todas las cosas reveladas. El depósito de la fe ha sido confiado por los Apóstoles a toda la Iglesia. La interpretación auténtica del depósito de la fe corresponde sólo al Magisterio vivo de la Iglesia, es decir, al Sucesor de Pedro, el Obispo de Roma, y a los obispos en comunión con él. El Magisterio, el cual, en el servicio de la Palabra de Dios, goza del carisma cierto de la verdad, compete también definir los dogmas, que son formulaciones de las verdades contenidas en la divina Revelación.
10. Al tetragrama YHWH, como nunca se pronunciaba, nadie sabía que vocales le correspondían. Tomaron entonces las vocales correspondientes a la palabra ADONAI (a-o-a), era la palabra que leían en substitución del Tetragramma. A partir del siglo XIV de nuestra era, se comenzó por primera vez a leer el nombre sagrado del Tetragrama con las vocales que los masoretas (maestros rabínicos de la escuela del Tiberiades) le habían colocado, según su invento. Esta versión errada se extendió a la cristiandad.
11. Todo cristiano debe conocer la Sagrada Escritura, especialmente los Evangelios, debe dedicar un tiempo a leerla y meditarla como dice San Jerónimo: "desconocer la Escritura es desconocer a Cristo". La Iglesia nos insta a hacer Lectio Divina (leer la Biblia), así nos nutrimos de la Palabra de Dios.
ALBALUCI
 
Mensajes: 11
Registrado: Sab May 07, 2016 5:19 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor CANDY FLORES » Vie Jul 29, 2016 11:01 am

Introducción a la apologética
Diplomado de Apologética - Módulo 1
Respuestas tema 6

1. ¿Alguien sin preparación religiosa, puede discernir entre el bien y el mal?

R. En el Espíritu del hombre están inscritas la Ley Natural y La Ley Moral; Nuestra Genética Divina, que Dios Nuestro Padre nos "donó" , nos permite reconocer entre el bien y el mal. El hombre está dotado de inteligencia , voluntad y conciencia, herramientas que nos dan la facultad y libertad de elegir el camino a seguir, de distinguir entre el ser y él debe ser, utilizando nuestra libertad con responsabilidad, aún sin conocimiento o preparación religiosa.
Esto es lo que nos distingue de los animales, quienes, al carecer de conciencia, responden por instinto.

2. ¿Qué es la ley moral?

R. La ley moral es la "Pedagogía de Dios" que nos permite distinguir lo que es bueno, lo que debemos hacer, el camino a seguir; lo que nos da la facultad de reconocer las reglas de conducta que nos conduzcan por la senda del bien, procurando siempre el Bien Común; Es.... " firme en sus preceptos y amable en sus promesas...."

3.- Qué es la Ley Natural?

R. La ley natural está escrita en la naturaleza "humana" ; por ella el hombre sabe distinguir lo que es bueno (bien) , y lo que es malo, (mal). Dios ha creado al hombre a Su Imagen y Semejanza, es su creación favorita, a quien a dotado de inteligencia, voluntad y conciencia. El ser humano "sabe" y responde en conciencia y por voluntad; Por el contrario, los animales responden por instinto .
4. ¿ Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?

R. Dios siempre viene al encuentro del hombre. La Revelación de Dios al hombre se ha venido dando a través de la Historia de Salvación, primero de un Pueblo , Israel, con Abraham y después de toda la humanidad, con Su Revelación Plena al enviar a Su Hijo Jesucristo quien, con Su Sangre redimió al Mundo sellando la Nueva y definitiva Alianza de Dios con el hombre.

5. Después del pecado original , ¿Dios nos abandonó para que aprendiéramos la lección?

R. Dios nunca abandona al hombre; en el relato de la creación en el Libro del Génesis, ellos , Adán y Eva, después de pecar se sintieron desnudos, y Dios los busca y los viste. Este relato nos enseña la infinita misericordia de Dios Nuestro Padre, Quien a pesar de nuestras culpas y Olvidos nos levanta, perdona y olvida nuestras ofensas.


6. ¿Dónde se encuentra la Revelación Plena? ¿Con los Profetas? ¿En la Ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia? ( Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)

R. Como comentó en la respuesta No 4, la Revelación Plena se encuentra en la Persona de Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre; Quien siendo Dios, se hizo hombre para
que nosotros los hombres nos hiciéramos hijos de Dios. El en su infinita misericordia, humanizó lo divino y divinizó lo humano.
Desde el principio de los tiempos Dios se ha revelado al hombre, y es en la Biblia donde se encuentra el relato de la Historia de Salvación y de Su Antigua Alianza. La Ley y los Profetas, después la Tradición Apostólica , Dios se sigue revelando a través del Magisterio de la Iglesia, de los signos de los tiempos, por medio de personas o acontecimientos.

7. ¿Qué es la tradición Apostólica?

R. Es la transmisión del mensaje de Cristo llevada a cabo desde los Apóstoles enviados por El mismo y animados por el Espíritu Santo, predicaron "lo que habían visto y oído"; Las comunidades Cristianas primitivas recibieron este mensaje de Salvación y, a su vez , la trasmitieron, predicando y siendo testigos de la Buena Nueva de Salvación, misma que seguirá siendo predicada y anunciada hasta el fin de los tiempos.

8. ¿Es la Biblia suficiente para conocer la Revelación completa?

R . Es necesario conocer y estudiar la Biblia, pero no es suficiente porque Dios se sigue revelando a los hombres a lo largo de la historia del mundo; Es necesario "ver y discernir" la voluntad de Dios y saber interpretar los signos de los tiempos, ya sea por personas, o por medio de los acontecimientos, esto corresponde principalmente al Vicario de Cristo, el Santo Padre y al Magisterio de la Iglesia en su conjunto.
Nuestra tarea personal también es discernir la voluntad de Dios en nuestra vida, ya que El nos habla por medio de Su Palabra, oración, Sacramentos, personas y acontecimientos . Debemos estar atentos a Su Mensaje.

9. ¿Qué es el depósito de la fe?

R. La Tradición y la Sagradas Escrituras , o sea La Biblia, ha conservado lo que se llama "Depósito de la Fe", trasmitido y confiado a los Apóstoles, y que, es el mensaje o anunció de la Buena Nueva de la Salvación realizada por Jesucristo, Quien vino al mundo a proclamar Su Reino, enseñándonos a vivir sus valores trasmitiéndolos s las nuevas generaciones con nuestro testimonio de vida.
Los Apóstoles confiaron el depósito de la fe a todo el Nuevo Pueblo de Dios. La Iglesia sostenida y guiada por el Espíritu Santo, escucha, medita y acoge "La Revelación Divina"; para que al comprenderla mejor, como decía San Pablo, sepamos "vivir en Cristo"


10. ¿Yahve o Jehova?

R. En el idioma hebreo no existen las vocales, por lo que la palabra Yahve ( tetragrama YHVH) fue fonéticamente adaptada para que pudiéramos pronunciarla mejor, ya que el significado del nombre que Dios le da a Moises es el de "Yo Soy el que Soy" (Ex 3,14); Otras tradiciones las traducen como "Yo Soy el que es" ( ego eimi)

Jehova es una mala traducción hecha por las Iglesias protestantes de la palabra Yhave, que con el tiempo degeneró en la palabra Jehova.

11. ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia?

R. Por muchos años el Magisterio de la Iglesia ( jerarquía eclesiástica) prohibió a los laicos la lectura de la Biblia, y solamente se podía escuchar en las Celebraciones Litúrgicas.
Nuestros hermanos separados , después del sisma de Martin Lutero, quien adoptó el Canon Palestinense, permitiendo su lectura libremente.
En la Iglesia Católica, Está claro que la interpretación de los Textos Sagrados corresponde únicamente al Magisterio de la Iglesia pero actualmente es necesario , y la Iglesia ( sacerdotes, religiosos y laicos) no sólo debemos leer la Biblia, sino también, estudiarla y vivirla.

María del Carmen Flores y Pedrero
DE USUARIO: CANDY FLORES
CORREO: silente20@hotmail.com
CANDY FLORES
 
Mensajes: 7
Registrado: Mar Mar 29, 2016 12:06 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor ALPO » Vie Jul 29, 2016 6:15 pm

LECCIÓN 6 RESPUESTAS
1. Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal?
Sí, el hombre es el único entre todos los seres animados que puede gloriarse de haber sido digno de recibir de Dios una ley: animal dotado de razón, capaz de comprender y de discernir, regular su conducta disponiendo de su libertad y de su razón, en la sumisión al que le ha sometido todo.es algo que esta grabado en el alma del hombre.
2. ¿Qué es la ley moral?
Es obra de la Sabiduría divina, una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Prescribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida; proscribe los caminos del mal que apartan de Dios y de su amor. Es a la vez firme en sus preceptos y amable en sus promesas. Toda ley tiene en la ley eterna su verdad primera y ultima. Las leyes son establecidas por la razón como una participación en la providencia de Dios vivo, Creador y Redentor.
3. ¿Qué es la ley natural?
Es la que expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira. Esta inscrita y grabada en el alma. Esa luz que se llama verdad donde se inscribe toda justicia en el corazón del hombre
La ley natural «no es otra cosa que la luz de la inteligencia puesta en nosotros por Dios; por ella conocemos lo que es preciso hacer y lo que es preciso evitar. Esta luz o esta ley, Dios la ha dado al hombre en la creación
4. ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?
El hombre con la sola razón y a partir de la Creación, puede con certeza conocer a Dios como origen y fin del universo y como sumo bien. Dios tiene inscrito en el corazón de cada hombre y los atrae hacia El y sólo en Dios se encuentra la paz, la verdad y la alegría que se busca constantemente San Pablo en Hch. 17,28 dice en Dios vivimos, nos movemos y existimos.
El hombre también puede olvidarse de Dios rechazarlo o negarlo esto debido a la ignorancia, el rebelarse contra el mal que se sufre o se ve, el afán del mundo por las riquezas, el deseo de poder, el mal ejemplo de algunos que se llaman cristianos, las ideas contrarias al a religión y la actitud del pecador que por miedo se oculta de Dios y huye ante su llamada. Pero esto y mucho más no justifican el olvidarnos de Dios. Por eso Dios siempre envía salvavidas para volver la mirada del hombre a El para que el hombre encuentre el camino.
Dios en su sabiduría y bondad se revela al hombre por medio de acontecimientos, palabras y en su propio hijo Jesús Cristo haciendo participes de la vida divina a todos los hombres mediante la gracia del Espíritu Santo para hacer de ellos hijos adoptivos en su hijo Unigénito.

5. Después del pecado original, ¿Dios nos abandonó para que aprendiéramos la lección?
No, El nos busca; Dios infinitamente perfecto no tiene necesidad del hombre, y aun así
nos hace partícipes de su vida bienaventurada. Dios, en efecto, "después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras"
Dios decide desde el comienzo salvar a la humanidad a través de una serie de etapas. La Alianza con Noé después del diluvio (cf. Gn 9,9)

6. ¿Donde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)?
Se encuentra en las Sagradas Escrituras y en la Tradición Apostólica.
Miremos los términos:
Revelación: Manifestación que Dios ha hecho a los hombres de Sí mismo y de aquellas otras verdades necesarias para la salvación eterna. Fue confiada por Jesucristo a la iglesia quien la custodia, enseña e interpreta.
Tradición: Es la palabra de Dios no contenida en la Biblia, sino trasmitida por Jesucristo
a los Apóstoles y por estos a la iglesia. Las enseñanzas de la tradición están contenidas en los símbolos o profesiones de fe como el Credo. En los documentos de los Concilios, En los escritos de los Santos Padres de la Iglesia y en los ritos de la Sagrada Liturgia.

Sagrada Escritura: Es la Palabra de Dios puesta por escrito bajo la inspiración del
Espíritu Santo.(Biblia)

7. ¿Qué es la Tradición Apostólica?
Es la trasmisión del mensaje de Cristo llevado a cabo desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores, los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo. Que han llegado hasta nosotros.

8. ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?
La fe de la Iglesia primitiva, constituida sobre el testimonio apostólico, pronto se cimento en la Escritura .La Iglesia la ha considerado en todos los tiempos como norma de la fe con un carácter no comparable a otros escritos. La Escritura es Palabra de Dios la razón por la cual es considerada Palabra de Dios, testimonio de la revelación cuya plenitud es Cristo, se encuentra en el carisma de la inspiración para poner por escrito y sin error la revelación de Dios.
La Palabra de Dios escrita es capaz, de revelar a Dios en términos más explícitos de los que puedan ser observados en la persona y obra de Cristo. Es la Biblia la que nos presenta a Jesucristo con detalles, muestra el programa de Dios para Israel, para las naciones, así como para la iglesia, y trata de muchos otros temas de la historia del género humano y del universo. La Biblia no sólo presenta a Dios como su tema fundamental, sino que también nos muestra sus propósitos. La revelación escrita lo incluye todo en sí misma. Expone de la forma más clara y convincente todos los hechos que conciernen a Dios y que están revelados en la Naturaleza, proporciona el único registro de la manifestación de Dios en Cristo. También se extiende la divina revelación en grandes detalles que se relacionan con Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, los ángeles, los demonios, el hombre, el pecado, la salvación, la gracia y la gloria. La Biblia , puede ser considerada como el complemento perfecto de la divina revelación de Dios, parcialmente revelada en la Naturaleza , y más plenamente revelada en Cristo, y revelada completamente en la Palabra escrita.

Algunos textos que muestran que la escritura es suficiente: 2Timoteo 2:15-18;
15. Procura cuidadosamente presentarte ante Dios como hombre probado, como obrero que no tiene por qué avergonzarse, como fiel distribuidor de la Palabra de la verdad.
16. Evita las palabrerías profanas, pues los que a ellas se dan crecerán cada vez más en impiedad,
17. y su palabra irá cundiendo como gangrena. Himeneo y Fileto son de éstos:
18. se han desviado de la verdad al afirmar que la resurrección ya ha sucedido; y pervierten la fe de algunos.
2Timoteo 3:1-15.
1. Ten presente que en los últimos días sobrevendrán momentos diffíciles;
2. los hombres serán egoístas, avaros, fanfarrones, soberbios, difamadores, rebeldes a los padres, ingratos, irreligiosos,
3. desnaturalizados, implacables, calumniadores, disolutos, despiadados, enemigos del bien,
4. traidores, temerarios, infatuados, más amantes de los placeres que de Dios,
5. que tendrán la apariencia de piedad, pero desmentirán su eficacia. Guárdate también de ellos.
6. A éstos pertenecen esos que se introducen en las casas y conquistan a mujerzuelas cargadas de pecados y agitadas por toda clase de pasiones,
7. que siempre están aprendiendo y no son capaces de llegar al pleno conocimiento de la verdad.
8. Del mismo modo que Jannés y Jambrés se enfrentaron a Moisés, así también estos se oponen a la verdad; son hombres de mente corrompida, descalificados en la fe.
9. Pero no progresarán más, porque su insensatez quedará patente a todos, como sucedió con la de aquéllos.
10. Tú, en cambio, me has seguido asiduamente en mis enseñanzas, conducta, planes, fe, paciencia, caridad, constancia,
11. en mis persecuciones y sufrimientos, como los que soporté en Antioquía, en Iconio, en Listra. ¡Qué persecuciones hube de sufrir! Y de todas me libró el Señor.
12. Y todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús, sufrirán persecuciones.
13. En cambio los malos y embaucadores irán de mal en peor, serán seductores y a la vez seducidos.
14. Tú, en cambio, persevera en lo que aprendiste y en lo que creíste, teniendo presente de quiénes lo aprendiste,
15. y que desde niño conoces las Sagradas Letras, que pueden darte la sabiduría que lleva a la salvación mediante la fe en Cristo Jesús.

2 Pedro 1:3-4
3. Pues su divino poder nos ha concedido cuanto se refiere a la vida y a la piedad, mediante el conocimiento perfecto del que nos ha llamado por su propia gloria y virtud,
4. por medio de las cuales nos han sido concedidas las preciosas y sublimes promesas, para que por ellas os hicierais partícipes de la naturaleza divina, huyendo de la corrupción que hay en el mundo por la concupiscencia.

9. ¿Qué es el depósito de la Fe?
Es lo que tú has creído, que recibiste, que procede, de la doctrina; de tradición pública. ha llegado hasta ti, tú no eres autor, sino guardián; no creador, sino conservador; no conductor, sino conducido. Es el fundamento de la salvación, como es asimismo fundamento del Papado y de los sacramentos. Nuestro Señor Jesucristo prometió a la Iglesia la asistencia continua del Espíritu Santo.
El depósito de la fe ha sido confiado por los Apóstoles a toda la Iglesia. Todo el Pueblo de Dios, con el sentido sobrenatural de la fe, sostenido por el Espíritu Santo y guiado por el Magisterio de la Iglesia, acoge la Revelación divina, la comprende cada vez mejor, y la aplica a la vida.
«Conserva el depósito de la fe, evita las palabrerías inútiles y mundanas, tanto como las discusiones procedentes de una falsa ciencia. Algunos se han alejado de la fe por dar crédito a este tipo de ciencia» (Tim 6, 20).

10. ¿Yahve o Jehova?
Nosotros los católicos llamamos a Dios "Yahvé"... la Biblia nos dice:
El antiguo testamento fue escrito en hebreo la mayor parte, en el libro del Exodo 3,9-15; 6,2-3 aparece cuando Dios revela su nombre de YHWH (Yahvé) .
Según los investigadores significa “Yo soy el que estaré”
Nunca aparece Jeova este fue un error del siglo VII AD donde los rabinos de la escuela de Tiberiades quisieron ponerle vocales a la s palabras de las sagradas escrituras y confundían. En cuanto al tetragrama YHWH como nunca se pronunciaba nadie sabia que vocales le correspondían. Tomaron las vocales de la palabra ADONAI(e-o-a) palabra que leían en del Tetragrama. La i no la contaron porque para ellos es consonante y no vocal, además cambiaron la letra “a” por la “e” por razones de fonética semítica según el sistema inventado por los masoretas, la consonante Y por ser consonante no puede llevar vocal “a” la debe cambiar por la “e” el nombre YHVH(YodHayVahHay) a partir del siglo XIV de nuestra era, se comenso a leer el nombre sagrado del Tetragrama con las vocales que los masoretas le habían colocado según su invento, dando como resultado YeHoVaH versión errada.

11. ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia?
Si, la iglesia nos pide leer la Biblia y realizar por lo menos la Lectio a diario.
Los católicos debemos estudiar, rezar y meditar la Biblia para que no digamos cosas distintas a lo que en verdad nos dice y quiere transmitir la Palabra.


ALBA LILIANA PATIÑO ORTIZ
ALPO
 
Mensajes: 10
Registrado: Jue Abr 14, 2016 11:06 am

Dios se RevelaallHombre¿Cuàl es el nombre de Dios en la Bibl

Notapor Diacono Martin » Sab Jul 30, 2016 4:07 pm

LECCIÓN 6 - MÓDULO 1.
1. Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal?

Por supuesto que si, y es por la Ley Natural otorgada por Dios al hombre, y este participa de la sabiduría y la bondad del Creador que le confiere el dominio de sus actos y la capacidad de gobernarse con miras a la verdad y al bien. La ley natural expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira

2. ¿Qué es la ley moral?

La ley moral es obra de la Sabiduría divina. Se la puede definir, en el sentido bíblico, como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Prescribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida; proscribe los caminos del mal que apartan de Dios y de su amor. Es a la vez firme en sus preceptos y amable en sus promesas. La ley moral supone el orden racional establecido entre las criaturas, para su bien y con miras a su fin, por el poder, la sabiduría y la bondad del Creador.

3. ¿Qué es la ley natural?

El hombre participa de la sabiduría y la bondad del Creador que le confiere el dominio de sus actos y la capacidad de gobernarse con miras a la verdad y al bien. La ley natural expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira. La ley divina y natural (GS 89) muestra al hombre el camino que debe seguir para practicar el bien y alcanzar su fin.
La ley natural contiene los preceptos primeros y esenciales que rigen la vida moral. Tiene por raíz la aspiración y la sumisión a Dios, fuente y juez de todo bien, así como el sentido del prójimo en cuanto igual a sí mismo. Está expuesta, en sus principales preceptos, en el Decálogo. Esta ley se llama natural no por referencia a la naturaleza de los seres irracionales, sino porque la razón que la proclama pertenece propiamente a la naturaleza humana.

4. ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?

La plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios es la que Él mismo llevó a cabo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. En cuanto Hijo Unigénito de Dios hecho hombre, Él es la Palabra perfecta y definitiva del Padre. Con la venida del Hijo y el don del Espíritu, la Revelación ya se ha cumplido plenamente, aunque la fe de la Iglesia deberá comprender gradualmente todo su alcance a lo largo de los siglos.

5. Después del pecado original, ¿Dios nos abandono para que aprendiéramos la lección?

Dios jamás nos ha abandonado después del pecado original. Esta revelación no fue interrumpida por el pecado de nuestros primeros padres. Dios, en efecto, "después de su caída alentó en ellos la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras" (DV 3).

Cuando por desobediencia perdió tu amistad, no lo abandonaste al poder de la muerte...Reiteraste, además, tu alianza a los hombres (MR, Plegaria eucarística IV,118).

6. ¿Donde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)?

La plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios es la que Él mismo llevó a cabo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. En cuanto Hijo Unigénito de Dios hecho hombre, Él es la Palabra perfecta y definitiva del Padre. Con la venida del Hijo y el don del Espíritu, la Revelación ya se ha cumplido plenamente, aunque la fe de la Iglesia deberá comprender gradualmente todo su alcance a lo largo de los siglos.

7. ¿Qué es la Tradición Apostólica?

La Tradición Apostólica es la transmisión del mensaje de Cristo llevada a cabo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores, los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo.

8. ¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?

No, la Biblia sola no es suficiente para conocer la Revelación completa.

9. ¿Qué es el depósito de la Fe?

La interpretación auténtica del depósito de la fe corresponde sólo al Magisterio vivo de la Iglesia, es decir, al Sucesor de Pedro, el Obispo de Roma, y a los obispos en comunión con él. Al Magisterio, el cual, en el servicio de la Palabra de Dios, goza del carisma cierto de la verdad, compete también definir los dogmas, que son formulaciones de las verdades contenidas en la divina Revelación; dicha autoridad se extiende también a las verdades necesariamente relacionadas con la Revelación.
10. ¿Yahve o Jehová?
“En el siglo VII A.D. los maestros rabínicos de la escuela del Tiberíades, llamados "masoretas" quisieron ponerle vocales a las palabras de las sagradas escrituras. Tomaron entonces las vocales correspondientes a la palabra ADONAI (a-o-a), que era la palabra en cuanto al tetragrama YHWH, como nunca se pronunciaba, nadie sabía que vocales le correspondían. A partir del siglo XIV de nuestra era, se comenzó por primera vez a leer el nombre sagrado del Tetragrama con las vocales que los masoretas le habían colocado según su invento, es decir, con las vocales "e-o-a", lo cual dio como resultado YeHoVaH. Esta versión errada se extendió a la cristiandad pues el nombre adecuado es Yahve”.


Yahve
11. ¿La Iglesia nos pide leer la Biblia?

La Iglesia tiene gran veneración por la Sagrada Escritura, destacando los cuatro evangelios que ocupan un lugar verdaderamente privilegiado, pues su centro es Cristo Jesús. En la Misa, después de leer el Evangelio, el sacerdote lo besa en señal de veneración y de respeto. Es lógico que todo cristiano conozca la Sagrada Escritura, especialmente los Evangelios, y que dedique un tiempo a leerla y meditarla. Como dice San Jerónimo, "desconocer la Escritura es desconocer a Cristo".

La Sagrada Escritura es la Palabra de Dios transmitida por escrito, y consta en los libros inspirados por Dios que forman la Biblia: 45 del Antiguo Testamento (antes de venir Jesucristo a la tierra) y 27 del Nuevo Testamento. La Tradición es la revelación divina encomendada por Cristo y el Espíritu Santo a los Apóstoles, y transmitida íntegra de viva voz a la Iglesia.
Los católicos leemos la Biblia al menos en cada misa que asistimos (Lecturas y Evangelio), y la Iglesia nos insta a hacer Lectio Divina (leer la Biblia), así nos nutrimos de la Palabra de Dios.
Diacono Martin
 
Mensajes: 15
Registrado: Jue Jul 14, 2016 10:05 pm
Ubicación: Mar del Plata

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor joseaybar » Lun Ago 01, 2016 12:07 am

1. Alguien sin preparación religiosa, ¿Puede discernir entre el bien y el mal?
Si, para ello recurre a la ley natural, esta ley se llama natural no por referencia a la naturaleza de los seres irracionales, sino porque la razón que la proclama pertenece propiamente a la naturaleza humana.


2. ¿Qué es la ley moral?
La ley moral es obra de la Sabiduría divina. Se la puede definir, en el sentido bíblico, como una instrucción paternal, una pedagogía de Dios. Prescribe al hombre los caminos, las reglas de conducta que llevan a la bienaventuranza prometida; proscribe los caminos del mal que apartan de Dios y de su amor. Es a la vez firme en sus preceptos y amable en sus promesas.

3. ¿Qué es la ley natural?
La ley natural «no es otra cosa que la luz de la inteligencia puesta en nosotros por Dios; por ella conocemos lo que es preciso hacer y lo que es preciso evitar. Esta luz o esta ley, Dios la ha dado al hombre en la creación. (Santo Tomás de Aquino, In duo pracepta caritatis et in decem Legis praecepta expositio, c. 1).

4. ¿Podemos solos encontrar la Revelación plena para llegar a Dios?
El hombre con la sola razón y a partir de la Creación, puede con certeza conocer a Dios como origen y fin del universo y como sumo bien.
El deseo de Dios está inscrito en el corazón del hombre, que ha sido creado por Dios y para Dios; Dios no deja de atraer al hombre hacia sí, y sólo en Dios encuentra la paz, la verdad y la alegría, que no cesa de buscar. El hombre es un ser religioso. Como decía San Pablo en Atenas, "en Dios vivimos, nos movemos y existimos" (Hechos 17,28).
Si bien es cierto que por la sola razón, al analizar la Obra de Dios, podemos asumir su existencia, nuestras limitaciones nos evitan entrar por nosotros mismos en la intimidad del misterio divino. Por ello, Dios ha querido iluminarlo con su Revelación

El culmen del amor de Dios a nosotros es comprobado al enviar a Su propio Hijo a Salvarnos, a abrirnos de nuevo las puertas del Cielo, no hay prueba más grande de su amor, y es con El, con Jesús que viene a cerrar la Revelación perfecta, no hay nada más que agregar, Jesús funda su Iglesia como instrumento de continuidad de Enseñanza para las generaciones futuras, da poder a su representante en la tierra (los Papas), y nos deja las herramientas elementales de salvación (Los sacramentos), signos visibles de realidades invisibles.

5. Después del pecado original, ¿Dios nos abandono para que aprendiéramos la lección?
Dios no nos abandono. Dios, después de la caída del hombre alentó en nuestros padres la esperanza de la salvación con la promesa de la redención, y tuvo incesante cuidado del género humano, para dar la vida eterna a todos los que buscan la salvación con la perseverancia en las buenas obras" (DV 3).

6. ¿Donde se encuentra la Revelación plena? ¿Con los profetas? ¿en la ley Mosaica? ¿En la Biblia? ¿En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia)?
En la Iglesia (Magisterio, Tradición Apostólica, Biblia
La plena y definitiva etapa de la Revelación de Dios es la que Él mismo llevó a cabo en su Verbo encarnado, Jesucristo, mediador y plenitud de la Revelación. En cuanto Hijo Unigénito de Dios hecho hombre, Él es la Palabra perfecta y definitiva del Padre. Con la venida del Hijo y el don del Espíritu, la Revelación ya se ha cumplido plenamente, aunque la fe de la Iglesia deberá comprender gradualmente todo su alcance a lo largo de los siglos.


7. ¿Qué es la Tradición Apostólica?
La Tradición Apostólica es la transmisión del mensaje de Cristo llevada a cabo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicación, el testimonio, las instituciones, el culto y los escritos inspirados. Los Apóstoles transmitieron a sus sucesores, los obispos y, a través de éstos, a todas las generaciones hasta el fin de los tiempos todo lo que habían recibido de Cristo y aprendido del Espíritu Santo.

8.¿Es la biblia suficiente para conocer la Revelación completa?
No, porque para la conocer la Revelacion completa de Dios el hombre necesita de la Escritura, la Tradición y el Magisterio juntos, bajo la acción del Espíritu Santo, contribuyen eficazmente, cada uno a su modo, a la salvación de los hombres.


9.¿Qué es el depósito de la Fe?
El depósito de la fe ha sido confiado por los Apóstoles a toda la Iglesia. Todo el Pueblo de Dios, con el sentido sobrenatural de la fe, sostenido por el Espíritu Santo y guiado por el Magisterio de la Iglesia, acoge la Revelación divina, la comprende cada vez mejor, y la aplica a la vida.

10.¿Yahve o Jehova?
Yahve es la forma correcta del nombre de Dios,todos los hebraístas modernos (los que estudian el idioma hebreo) están de acuerdo que la manera original y primitiva de pronunciar el nombre de Dios debía haber sido «Yahvé» y no «Jehová».
«Yahvé» es una forma del verbo «havah» (ser, existir) y significa: «Yo soy el que es» y «Jehová» no es ninguna forma del verbo «ser»
Los masoretas por no conocer la pronunciación original de las cuatro consonantes que en las letras castellanas corresponden a YHVH y en letras latinas a JHVH, y para recordar al lector que por respeto debía decir: «Edonay» en vez de «Yahvé», pusieron las tres vocales (e, o, a) de la palabra Edonay; y resultó Jehová en latín. Es decir: tomaron las 4 consonantes de una palabra (J H V H) y metieron simplemente 3 vocales de otra palabra (Edonay) y formaron así una nueva palabra: Jehová. Está claro que la palabra «Jehová» es un arreglo de dos palabras en una. Por supuesto la palabra «Jehová» nunca ha existido en hebreo; es decir, que la pronunciación «Jehová» es una pronunciación defectuosa del nombre de «Yahvé»

11.¿La Iglesia nos pide leer la Biblia?
Los católicos leemos la Biblia al menos en cada misa que asistimos (Lecturas y Evangelio), y la Iglesia nos insta a hacer Lectio Divina (leer la Biblia), así nos nutrimos de la Palabra de Dios.
joseaybar
 
Mensajes: 7
Registrado: Sab Abr 30, 2016 7:19 pm

Re: AQUÍ PUBLICAR RESPUESTAS LECCIÓN 6 - MÓDULO 1

Notapor zulvelza » Lun Ago 01, 2016 2:59 pm

1.si, todas las personas pueden discernir entre el bien y el mal aun sin ytener mucha prerparacion religiosa
2. la ley moral son el cojuntode reglas que Dios creo en su amor paternal para que caminaramos en el camino del bien y la verdad.
3,la ley natural es la que poseemos de manera original que le permite discernir, es como la luz de la inteligencia que Dios nos dio y nos permite saber que hacer y que evitar
4- con la sola razon el hombre solo puede llegar a Dios, desde la creacion el esta en nosotros. sentimos su llamado.
5-dios en su infinita misericordia no nos abandono, si nos dio castigo, pero incluso cuando aden dijo sentir verguenza por estar desnudo, el nos cubrio con el vestido del perdon y su misericordia y nos dio la primera promesa, un salvador
6- la revelacion plena esta en el mismo cuando envia a su hijo como hombre y redentor.luego de su muerte y resureccion nos envia al espiritu santo y la revelaciom llega a su plenitud.
7.es la trtansmision del mensaje de Cristo, desde los comienzos del cristianismo, por la predicacion, el testimonio, instituciones, cultos y escritos. lo realizan los apostoles
8- se realiza de 2 modos. transmision viva de la palabra de Dios por la tradicion y por la biblia que es el mismo anuncio de la salvacion.
9-es la intima union entre la tradicion y la escritura sagrada, confiada a la iglesia, en su magisterio.
10- su nombre es Yave. cuando habla aMoises, dice YO SOY
11-claro que lo pide, es atraves de la lectura de ella que aumentamos nuestra fe.si bien no lo hacemos con la constancia debida, la iglesia nos invita y propone maneras faciles y adecuadas para su nutrirnos de su palaba.
zulvelza
 
Mensajes: 9
Registrado: Sab Feb 01, 2014 12:12 pm

Anterior

Volver a Diplomado de Apologética

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron