2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2014

En este curso, haremos un viaje en el tiempo para situarnos en los orígenes del monacato cristiano. Conoceremos las distintas órdenes monásticas, a sus fundadores, sus monasterios, su arte, cultura, forma de vida y su importancia para la civilización a través de la historia hasta la actualidad.

Fecha de inicio:
11 de agosto de 2014

Fecha final:
27 de octubre de 2014

Responsable: Hini Llaguno

Moderadores: Catholic.net, Ignacio S, hini, Betancourt, PEPITA GARCIA 2, rosita forero, J Julio Villarreal M, AMunozF, Moderadores Animadores

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor sorines » Lun Dic 08, 2014 9:10 pm

La Porciúncula.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Imagen

Siempre me ha llamado la atención el lugar donde San Francisco recibió el toque del Señor que le cambió la vida. También he escuchado a personas que han viajado a Asís, decir que “con razón de ahí salió un contemplativo de la talla de Francisco, pues la hermosura de los campos y de todo el ambiente es sobrecogedora”.

Movida por esas emociones espirituales, me decido a consultar textos y aspectos de Porciúncula, ese lugar místico desde donde llegó a la Iglesia un nuevo soplo del Espíritu Santo.

>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Imagen

Actualmente la Porciúncula es una pequeña iglesia incluida dentro de la Basílica de Santa María de los Ángeles, ubicada más o menos a 4 kilómetros de la Umbría. Ahí comenzó todo con Francisco: el llamado del Señor y todo el movimiento franciscano. Luego este llega a ser a lo largo de la historia un lugar sagrado para todos los franciscanos y sus ramas.

.........................Imagen

El nombre Porciúncula significa “pequeña porción de tierra”. Este nombre fue pronunciado por primera vez en el año 1045 en un documento que actualmente está en los archivos de la Catedral de San Rufino en Asís.
Este nombre como tal también es utilizado para referirse a la indulgencia plenaria concedida a los fieles católicos especialmente el día 2 de agosto.

Según una leyenda, cuya existencia se puede seguir con certeza sólo hasta 1645, la pequeña capilla de la Porciúncula fue erigida con el papa Liberio (352-66) por los eremitas del valle de Josafat, quienes habrían llevado al lugar reliquias de la tumba de la Virgen. La misma leyenda relata que la capilla pasó a poder de san Benito en 516. Se conoció como Nuestra Señora del Valle de Josafat o de los Ángeles, refiriéndose esta segunda advocación, según algunos, a la Asunción de la Virgen a los cielos acompañada por ángeles; según otra opinión, se atribuye el nombre al canto de los ángeles que allí se escuchó con frecuencia.

Esta iglesita, fue entregada a Francisco cerca del año 1208 por San Benito con la condición de hacer de ella la iglesia madre de su familia religiosa. Estaba abandonada, en malas condiciones, en un bosque de robles. Francisco al escuchar la llamada “repara mi Iglesia” el 24 de febrero de 1208 se dedicó a repararla con sus propias manos, labor a la que se fueron añadiendo los hermanos. También ahí Francisco en el mismo momento decidió vivir la pobreza evangélica de forma radical. Esta pequeña iglesia se convirtió en el hogar de san Francisco y de sus primeros seguidores.

>>>>>>>>>>>>>Imagen

Imagen

Desde ese momento la “pequeña porción de tierra” fue la fundación de la Orden de Hermanos Menores quienes nunca más han abandonado el lugar. En un domingo de Ramos también allí Francisco recibió a Clara de Asís, dedicándola al Señor.

*********************************************Imagen

Los capítulos generales y las reuniones anuales de los frailes franciscanos se celebran en esta iglesia en la celebración de Pentecostés.

Después de misionar por varios lugares, Francisco regresa a la Porciúncula en septiembre de 1226 sintiéndose cercano del encuentro con su Señor. Y estando en su lecho de muerte pidió a sus hermanos el cuidado y protección de la capilla.

Imagen

Francisco murió el sábado 3 de octubre de 1226. Después de su muerte tanto su carisma como el valor espiritual de la Porciúncula se hicieron aún mayores hasta nuestros días. El monasterio que está en el mismo lugar ha sido el lugar de residencia de los ministros generales de la orden desde entonces.

Lateral de la Capilla. Imagen

Poco después de 1290 la pequeña capilla resultó insuficiente para la afluencia de peregrinos y no fue hasta los años 1559 y 1679 en que se comenzó y se terminó la construcción de la Basílica que contiene la pequeña iglesia del siglo IX llamada la Porciúncula, lugar más sagrado e importante de los franciscanos.

El austero interior está decorado en un simple estilo gótico con frescos de los siglos XIV y XV. Algunas de las piedras cuadradas, cogidas del monte Subasio fueron colocadas por el propio santo mientras reparaba esta pequeña iglesia.

**************************************Imagen

FUENTE: http://es.wikipedia.org/wiki/Porci%C3%BAncula
NADA TE TURBE, NADA TE ESPANTE. SOLO DIOS BASTA. QUIEN A DIOS TIENE NADA LE FALTA.
sorines
 
Mensajes: 221
Registrado: Lun Ene 25, 2010 11:14 am

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor ClauBA » Mar Dic 09, 2014 8:45 am

Buenas tardes, esta es mi aportación para esta semana.

INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA

En julio de 1216, Francisco pidió en Perusa a Honorio III que todo el que, contrito y confesado, entrara en la iglesita de la Porciúncula, ganara gratuitamente una indulgencia plenaria, como la ganaban quienes se enrolaban en las Cruzadas, y otros que sostenían con sus ofrendas las iniciativas de la Iglesia. De ahí el nombre de Indulgencia de la Porciúncula, Perdón Asís, Indulgencia o Perdón de las rosas (por el prodigio que medió en su confirmación según alguna tradición tardía) u otros parecidos.

Más allá de las controversias históricas acerca de los orígenes y circunstancias de la concesión de la Indulgencia, lo cierto es que la Iglesia ha seguido, hasta nuestros días, otorgando y ampliando esa gracia extraordinaria. En la actualidad, esta Indulgencia puede lucrarse no sólo en Santa María de los Ángeles o la Porciúncula, sino en todas las iglesias franciscanas, y también en las iglesias catedral y parroquial, cada 2 de agosto, día de la Dedicación de la iglesita, una sola vez, con las siguientes condiciones: 1) visitar una de las iglesias mencionadas, rezando la oración del Señor y el Símbolo de la fe (Padrenuestro y Credo); 2) confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa, por ejemplo, un Padrenuestro con Avemaría y Gloria; estas condiciones pueden cumplirse unos días antes o después, pero conviene que la comunión y la oración por el Papa se realicen en el día en que se gana la Indulgencia.

fuente: http://www.franciscanos.org/enciclopedi ... gencia.htm
ClauBA
 
Mensajes: 18
Registrado: Jue Ago 14, 2014 4:38 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor chilecito-renata » Mar Dic 09, 2014 9:47 am

SAN BUENAVENTURA

Nació en Bañoreal, cerca de Vitervo (Italia) en 1221. Se llamaba Juan, pero cuando era muy pequeño enfermó gravemente y su madre lo presentó a San Francisco de Asis, quien acercó al niñito a su corazón.y le dijo “Buena Ventura”, que significa “Buena suerte” o “Buen éxito” y el niño quedó curado. Por este motivo cambió su nombre de Juan por el de Buenaventura.
En agradecimiento a su benefactor San Francisco, se hizo religioso franciscano. Estudió en la Universidad de París y llegó a ser uno de los mas grandes sabios de su tiempo Se le llamó “Doctor seráfico” porque “Serafín” significa “el que arde en amor por Dios” y este santo en sus sermones, escritos y actitudes demostró vivir lleno de amor a Nuestro Señor. A sus clases concurrían personas de todas las clases sociales y los que lo oían afirmaban que mientras hablaba parecía estar viendo algo invisible a los ojos de los demás.
Su santidad e inocencia eran tales que su maestro Alejandro de Ales decía de el: “Buenaventura parece que hubiera nacido sin pecado original”. El no veía en si mas que faltas y miserias y por eso empezó a padecer la enfermedad de los escrúpulos, que es considerar pecado lo que no lo es y creyéndose indigno empezó a dejar de comulgar. Afortunadamente la bondad de Dios le concedió algo especial: observó en visión que Jesucristo en la Santa Hostia se venia desde el copón en el que el sacerdote estaba repartiendo la Sagrada Comunión y llegaba hasta sus labios. Con esto reconoció que haber dejado de comulgar por escrúpulo había sido un error.
Ademas de dar clases en la Universidad de París escribió numerosos sermones y obras de piedad. En una de ellas, llamada “Itinerario del alma hacia Dios” enseña que la perfección cristiana consiste en hacer bien las acciones ordinarias y todo por amor a Dios.
San Buen aventura fue nombrado Superior de los Padres Franciscanos y el Papa le concedió el titulo de Cardenal, pero a pesar de ello siguió conservando su humildad y se iba a la cocina a lavar los platos con sus hermanos legos.
A San Buenaventura le encomendaron que escribiera una biografía de San Francisco de Asís y dicen que la estaba redactando cuando llego a visitarlo el sabio mas famoso de su tiempo, Santo Tomas de Aquino, quien al asomarse a su celda y lo vio como en éxtasis dijo: “Dejemos que un santo escriba la vida de otro santo” y se fue. Estos dos sabios tan famosos no se trataron nunca personalmente, pero mutuamente se admiraban.
En 1274 se celebro el Concilio de Lyon. Terminado este con gran éxito, dirigido por San Buenaventura por orden del supo Pontífice, el santo se sintió sin fuerzas y el 15 de julio de 1274 falleció asistido por el Papa en persona. Todos los obispos del Concilio asistieron a sus funerales y el Santo Padre ordeno que todos los sacerdotes del mundo celebraran una Misa por el alma del difunto, un caso único en la historia de la Iglesia.
chilecito-renata
 
Mensajes: 141
Registrado: Mié Ene 16, 2013 4:59 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor Pachelli1960 » Mar Dic 09, 2014 1:43 pm

Orden de los Frailes Menores o Franciscanos

Orden de los Frailes Menores


Imagen

La Orden de los Frailes Menores está constituida por frailes que, incorporados en las Provincias y en las Custodias, son gobernados por el Ministro General con su Definitorio (Consejo). La Regla de los Frailes Menores confirmada por el Papa Onorio III (1223) es el fundamento de la vida y de la legislación de la Orden.
La Orden está presente en 110 países, organizada en 103 Provincias, 8 Custodias Autónomas, 14 Custodias Dependientes, 1 Federación y 20 Fundaciones. La Provincias y Custodias Autónomas son gobernadas, respectivamente, por el Ministro Provincial y su Definitorio o por el Custodio y su Consejo, elegidos por el Capítulo Provincial o Custodial. Las Provincias de una o más áreas geográficas forman una Conferencia. En la Orden de Frailes Menores las Conferencias de Ministros Provinciales son 14.
Hermanos Menores "de la Unión Leonina"

Imagen

El 4 de octubre de 1897 el papa León XIII, por la Constitución Apostólica "Felcitate quadam", reunía cuatro reformas franciscanas: Observantes, Reformados, Descalzos o Alcantarinos y Recoletos, con la simple denominación de "Hermanos Menores", título que comparten con los Hermanos Menores Conventuales y los Hermanos Menores Capuchinos.


Origen de la Observancia

La reforma Observante o de la Regular Observancia, versión moderada del movimiento de los frailes Espirituales o Fraticelli, comenzó en Italia en 1368, por obra del beato fr. Paoluccio Trinci de Foligno, en la ermita de Brogliano, entre Foligno y Camerino. A su muerte en 1391, las ermitas y conventitos bajo su jurisdicción eran ya 16, todos ellos en el centro de Italia, entre las regiones de Umbria y Marcas. El beato Paoluccio, sin embargo, sólo fundó el de San Bartolomé de Marano (Foligno); los demás se los había cedido la Orden, es decir, los llamados Conventuales, a cuyos superiores legítimos estaban sujetos.
Las reformas observantes se extendieron enseguida por Italia, Francia, España y Portugal, y fueron reconocidas por el Concilio de Constanza, con la Constitución apostólica "Supplicationibus personarum" del 23 de septiembre de 1415. Con las bulas "Vinea Domini" del 15 de marzo de 1431 y "Ut sacra" del 11 de enero de 1446, el papa Eugenio IV separó prácticamente a la Observancia de los Conventuales, y la transformó en una especie de orden dentro de la orden, ya que la dependencia de los ministros generales conventuales era simplemente nominal.

La nueva familia franciscana quedó organizada, desde entonces, en dos Vicarías generales, autónomas entre sí: una Cismontana (Italia) y otra Ultramontana (el resto de Europa), ambas divididas en Vicarías provinciales. Los cuatro pilares que organizaron y consolidaron la reforma observante fueron san Bernardino de Siena, fray Alberto de Sarteano, san Juan de Capistrano y san Jaime de la Marca, animados todos ellos por una sincera voluntad de adaptar genuinamente los ideales de san Francisco a su tiempo. Con el ejemplo, y en virtud de su enérgico y acertado gobierno, la reforma creció y se extendió rápidamente, y empezó a abandonar los eremitorios y a volver a los estudios, imprescindibles para el apostolado popular, misionero, caritativo y social, en el que se distinguieron no pocos Santos y Beatos.


Difícil convivencia

Las relaciones con el resto de la Orden no fueron siempre ejemplares. Frente a los Franciscanos Conventuales o Claustrales, que defendían a ultranza una vida estable de observancia de la Regla con mitigaciones pontificias, sin las cuales pensaban que no podrían hacer frente al cúmulo de actividades que la misma Iglesia les encomendaba, muchos Observantes no veían más solución que la radical supresión de los mismos, cosa que consiguieron en España y en sus reinos con el poderoso apoyo de los Reyes Católicos y de Felipe II. La misma intransigencia excluyente mostraron frente a las otras reformas (Villacrecianos, Amadeitas, Alcantarinos, frailes del Capucho, etc.), que defendían su legítimo derecho a observar la regla sin tener que romper la comunión con la Orden. Tampoco ayudaron a mejorar las relaciones los mil y un litigios surgidos en torno a la posesión de los conventos, ya que los Observantes, cuyo crecimiento era imparable, en ciertos lugares, tendían a apropiarse de las casas conventuales, antes que fundar otras nuevas.


Bajo el signo de las divisiones

En ese ambiente de discordia, todos los esfuerzos por reunificar a la Orden fracasaron, de modo que el 29 de mayo de 1517, con la bula "Ite vos", el papa León X terminó de romper il hilo simbólico que aún mantenía unidas a ambas familias, concediendo a los frailes de la Regular Observancia el primado jurídico de la Orden, que hasta ese momento tenían los Conventuales. En cuanto a las otras reformas, el mismo papa las obligó a unirse a una u otra Orden. En ese momento, los Observantes eran ya 30.000, repartidos en 1.500 conventos. Los conventuales eran otros tantos.

En el siglo XVI, la Observancia ya no es la de antes: no rehuye los estudios, construye grandes conventos e iglesias enormes sin mayores escrúpulos de conciencia. Nada tiene, pues, de extraño que, apenas un año después de la división, se segregaran de ellos los Frailes Menores Reformados de la Estricta Observancia, aprobada por Clemente VII el 16 de noviembre de 1532, con la bula "In suprema". El mismo papa, cuatro años antes, había aprobado también la reforma de los Frailes Menores Capuchinos, desgajados igualmente de la Observancia. Los Alcantarinos, Reformados y Recoletos, aún dependiendo del ministro general observante, gozaban de amplia autonómía, con aprobación de la Iglesia.

Tantas divisiones podrían ser motivo de escándalo para algunos, pero no dejan de ser, en realidad, un signo de la gran vitalidad del árbol plantado por San Francisco, cuyos hijos nunca han dejado de competir -no siempre de la manera más apropiada- por alcanzar la meta de la perfección evangélica, estimulados siempre por los ejemplos y las palabras del santo fundador.

Excepto los Capuchinos, que lograron conquistar y mantener su independencia, las otras familias franciscanas reformadas siguieron formando parte de la familia Observante, compartiendo con ellos un mismo ministro general y los esfuerzos apostólicos y misioneros, distinguiéndose, de manera especial, en Hispanoamérica, donde aún son muy numerosos y constituyen una fuerza importante de la Iglesia Católica.


Crisis y reunificación

Las distintas ramas Observantes también fueron víctimas del ciclón revolucionario europeo de los siglos XIX y XX, pero su fuerte vitalidad interna, la rápida fundación de nuevos seminarios y del Colegio Internacional Romano (1890) para los estudios superiores, la erección de nuevas provincias, la creación de nuevos conventos y la recuperación de los antiguos les aseguró una fuerte recuperación y una presencia aún más numerosa y prestigiosa que antes.

La reunificación de León XIII del 4 de octubre de 1897 puso fin a la secular división de la familia observante, aunque aún tendrá que intervenir Pío XII en 1940, para hacer frente a ciertas resistencias, debidas, sobre todo, a motivos políticos y nacionales.


Presencia y actividades hoy en el mundo

Imagen

Hoy, los Hermanos Menores están en todo el mundo y son la fuerza misionera más importante de la Iglesia católica. El 31 de diciembre de 1991 eran 16.008 profesos solemnes (6 cardenales, 9 arzobispos, 92 obispos, 12.492 sacerdotes, 69 diáconos permanentes, 684 clérigos y 2856 hermanos legos). Los profesos simples eran 2153 (1475 estudiantes de teología y 678 hermanos legos) y los novicios, 577, que sumaban en total 18.738 religiosos (ver estadísticas actualizadas).

Los Hermanos Menores tienen a su cargo importantes santuarios del franciscanismo primitivo, como San Damián, Las Cárceles y la Porciúncula en Asís, la Verna, Araceli en Roma y los santuarios del valle de Rieti. También tienen bajo su custodia los Santos Lugares de Tierra Santa. El "Ateneo Antoniano" de Roma, con sus facultades de teología, filosofía y derecho desarrolla una amplia actividad científica y cultural. El Colegio S. Buenaventura de Quaracchi (ahora Grottaferrata) es célebre por sus ediciones monumentales de autores y documentación franciscana. Dignos de mención son también la Comisión Escotista y el Instituto Bíblico de Jerusalén, los centros Angelicum de Milán y Antoniano de Bolonia. Pero no todo es cultura. Los Menores también desarrollan una intensa labor misionera y pastoral en multitud de parroquias, iglesias y santuarios de todo el mundo.

El grupo franciscano más numeroso se caracterizan por el hábito marrón o café, que sustituyó al gris tradicional en el siglo XIX, un capucho corto que no baja de los hombros y las típicas sandalias.

La curia general, después del derribo del convento de Araceli para la construcción del gigantesco monumento a Víctor Manuel II, se trasladó al convento de Santa María Mediadora, en la colina del Gelsomino de Roma.
Gracias
Dios nos bendiga a todos

Imagen
Pachelli1960
Avatar de Usuario
Pachelli1960
 
Mensajes: 81
Registrado: Mar Ago 12, 2014 11:17 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Mar Dic 09, 2014 2:26 pm

Paz y bien, peregrinos y peregrinas

3. La Divina Comedia, Dante Alighieri

Aunque solo la he leido dos veces, la primera vez cuando tenia catorce años, como parte de mis hobbies y disciplinas; y despues en la catedra de Literatura Universal, pienso que es una obra para todo ser humano que cuestione su existencia o paso por este mundo (este purgatorio o infierno).

Dante tituló a su poema Comedia, aunque una larga tradición iniciada por Boccaccio la ha adjetivado como Divina, tanto por su excelsitud a los ojos del primer biógrafo de Dante como por tratar de asuntos no terrenales. No se sabe con exactitud cuándo comenzó Dante la redacción de la Comedia. Las palabras del autor al final de la Vita Nuova hacen pensar en que la idea del triunfo de Beatriz más allá de la muerte le surgió antes de ser desterrado, pero nada indica que comenzara el trabajo de forma inmediata. Es posible que la composición tuviera su inicio hacia 1306-1307, desde poco después de iniciar su destierro, hasta poco antes de morir (1320), o sea, durante unos quince años.


Biografias y Vidas. La Enciclopedia Biografica en linea. http://www.biografiasyvidas.com/monogra ... omedia.htm

El argumento

La sección del Infierno es la más conocida de todas precisamente por la altura que cobran sus escenas monstruosas, como si asistiéramos al mal de una manera directamente visual: por ejemplo, los estafadores nadan en una masa hirviente de pez. El Purgatorio radica en una montaña rodeada de precipicios, y allí las almas deben consagrarse al Bien para expiar sus culpas y ser finalmente salvadas por Dios. Dante tiene oportunidad de ver el ascenso del alma del poeta Estacio hacia el cielo después de haber sido purificado. En la sección del Paraíso Dante logra la máxima perfección espiritual: ve las procesiones simbólicas, los misterios de la fe como la Encarnación Divina, y en una nube de flores dispuesta por los ángeles logra ver a Beatriz (su redentora), que sube al carro de la Iglesia.

La Divina Comedia relata el viaje de Dante por el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso, guiado por el poeta romano Virgilio. El poema comienza con el encuentro de Virgilio con Dante, que se ha perdido en una selva y tropieza con bestias salvajes. Virgilio le confiesa al poeta que ha venido en nombre de Beatriz, una dama virtuosa, y lo conduce por un largo viaje de redención que comienza en el Averno: aquí, van pasando por círculos infernales; en el primero, están "los infelices que nunca estuvieron vivos", los niños que no pudieron recibir el bautismo antes de morir y personas de grandeza espiritual como Virgilio, que intuyeron la revelación cristiana. En el segundo círculo ya el Infierno se muestra con toda propiedad: a la entrada de un pozo se halla Minos, una especie de juez. En los círculos superiores moran los que se dejaron guiar por la incontinencia; en los inferiores, los que respondieron a sus más bajos instintos. Luego se describen los perversos, que al final de sus vidas quedaron solos; los lujuriosos, vencidos por el puro placer sexual; los avaros; los enfermos de ira, condenados a golpearse eternamente hundidos en el fango...


El tema central de la Comedia es el viaje que realiza Dante, a lo largo del cual encontrará su propia identidad. Pero, ya desde antiguo, el viaje representa la condición humana, de tal forma que no sólo se trataría de la adquisición de unas experiencias sino que además hay que buscar un simbolismo a cada una de las etapas, a cada uno de los pasos por los que transita el caminante: el Infierno comienza en la noche, equivalente de la desesperación; la llegada al Purgatorio se produce al alba, símbolo de la esperanza, mientras que la entrada en el Paraíso es a mediodía, como clara muestra de la salvación por la abundante luz que hay.

Partiendo de unas coordenadas cronológicas reales (el viaje se iniciaría el año jubilar de 1300, posiblemente la noche del Jueves Santo y duraría ocho días), la obra se organiza sobre dos ejes esenciales, perfectamente atestiguados en la tradición literaria anterior: los libros de viajes (frecuentemente al Más Allá) y la literatura de visiones, aunque Dante modifica ambos géneros y los adapta a su peculiar planteamiento. En todo caso, Dante lleva a cabo una profunda y rica reelaboración de los textos que le han servido de base.


La estructura

La Comedia está dividida en tres partes (Infierno, Purgatorio y Paraíso), cada una de las cuales consta de 33 cantos, que con el canto que sirve de introducción suman un total de cien cantos. A su vez, el Infierno se divide en 9 círculos, el Purgatorio en 9 partes y el Paraíso en 9 cielos. Los condenados se agrupan en tres series (incontinentes, violentos y fraudulentos). Los que purgan sus pecados también forman tres grupos (los que siguieron un amor que les llevó al mal, los que amaron poco el bien y los que manifestaron un amor desmesurado a los bienes terrenales) y en el Paraíso se encuentran los seglares, los activos y los contemplativos, según el grado y tipo de amor que hayan mostrado a Dios.


El número cien es simbólico y constituye una cantidad habitual en los textos medievales de carácter didáctico; del mismo modo, el número tres, base de la concepción estructural de la Comedia, también tiene un alto valor simbólico en la numerología medieval, como muestra de la perfección y de la unidad en la diversidad: en definitiva, sería la interpretación numérica del misterio de la Trinidad.

El Infierno se estructura según las culpas de quienes se encuentran allí; siguiendo los mismos principios organizadores, en el Purgatorio nos encontramos con una montaña con siete cornisas, en las que se agrupan los condenados según sus inclinaciones pecaminosas. Al llegar al Paraíso terrenal, Virgilio, que había guiado los pasos de Dante por el Más Allá, es sustituido por Estacio. El Paraíso aloja eternamente a los escogidos que se han salvado y que se agrupan, según sus virtudes, en las nueve esferas del sistema celestial descrito por Ptolomeo (siete de los planetas, el de las estrellas fijas y el del Primer Motor). El Empíreo se encuentra fuera del sistema celestial y, por tanto, resulta ajeno al paso del tiempo a la vez que encierra en sí mismo a todos los cielos.


Según ya se ha visto, la estructura general de la Comedia se basa sobre el número tres, al que se le da una sentido especial, además de conservar todas las connotaciones simbólicas sacras y profanas. Pero la importancia de este número llega más lejos: la estrofa utilizada es el terceto endecasílabo, es decir, una estrofa de tres versos de once sílabas: cada estrofa consta de 33 sílabas. Por otra parte, unas estrofas se unen a otras con un juego de rimas en el que también se puede hablar de un indudable protagonismo del número tres: el segundo verso de una estrofa rima con el primero y el tercero de la siguiente, dando lugar al sistema métrico denominado terceto encadenado. De este modo se mantiene una línea melódica y rítmica a lo largo de todo el canto. Frecuentemente, el sentido se organiza apoyado en tres tercetos, lo que da a estos grupos un indudable aire de silogismo (en cierto modo, ocurre lo mismo con la estructura del soneto).


Significación de la Divina Comedia

Son tres los ejes fundamentales de la Comedia desde el punto de vista filosófico: el cosmos, la razón y la fe, la predestinación y el libre albedrío. El primero se resuelve con la creación de un universo propio en el que el infierno y el paraíso se oponen simétricamente, y entre los que se sitúa el purgatorio. Sobre el eje de la razón y la fe se estructuran las ideas sobre filosofía y teología: la primera tropieza continuamente con unos límites estrechos, que son los del conocimiento humano. La teología, por el contrario, abre en todo momento unos horizontes inabarcables e ignotos; el paso de la una a la otra es el que convierte al poeta en poeta-teólogo, como se manifiesta explícitamente en Paraíso, XXV.


El tercer eje es el formado por las cuestiones relativas a la predestinación y libre albedrío, que constituyen una de las preocupaciones más frecuentes para los pensadores medievales, incluidos teólogos y filósofos naturales: todos los seres, animados e inanimados, están señalados por el influjo de los astros, que les transmiten determinadas cualidades o virtudes, o que (según algunos) les marcan el futuro. Al plantearse estas cuestiones, Dante no es una excepción en el panorama medieval; y la distancia que separa esas creencias de unos planteamientos deterministas es mínima. En efecto, si los astros marcan el destino individual, la persona no es completamente libre en sus actuaciones y, por tanto, no debe ser castigada o premiada. Dante acepta el influjo de los astros en el hombre, pero a la vez considera que el alma intelectiva (que sólo depende de Dios) es ajena a ese influjo y, por tanto, es acreedora de la salvación o de la condena, pues decide libremente (Purgatorio, XVI).


Como viajero por una tierra desconocida, Dante es acompañado por sucesivos guías que son también sus maestros en el viaje poético (Virgilio y Estacio) y en el de la fe (Matelda, Beatriz y San Bernardo). Sólo ellos pueden llevar al hombre, al pecador, hacia la alta meta que sigue: el proceso de purificación espiritual exige una ayuda externa y es ése el papel que desempeñan estos acompañantes. Los cambios de guía indican las etapas más importantes del camino recorrido: por eso, se producen a la entrada en el Paraíso terrenal y al final del camino por el Paraíso, cuando ya sólo queda pasar al Empíreo para la contemplación divina. En la primera, se hace libre el albedrío del caminante y en la segunda su alma abandona la esclavitud. Es obvio el doble nivel de significados que hay, en el que también participa la figura del propio Dante como viajero y poeta. Así, los cinco guías (Virgilio, Estacio, Matelda, Beatriz y San Bernardo) representan otros tantos grados en el proceso de formación y perfeccionamiento de Dante, que le llevará hasta la contemplación divina.


Hasta la proxima, que Dios nos bendiga!
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Mié Dic 10, 2014 1:51 pm

Los frescos de Giotto en la Basilica de San Francisco

La parte alta de la nave está decorada por maestros romanos y toscanos, y entre éstos descuella el jovencísimo Giotto, cuya fuerte personalidad y capacidad innovadora expresada con gran talento le granjearon el inigualable honor de poder narrar sobre estas paredes la vida admirable del Pobrecillo de Asís, tomando como guía a san Buenaventura, autor de la vida del Santo.

Giotto reproduce en estos murales, con plasticidad viva y vigorosa, los mayores acontecimientos de la vida del Santo con una naturalidad y una carga de humanidad que se transparenta límpida y serena en cada una de las escenas como si él mismo hubiese sido actor o como si hubiera estado presente.

Algunos ejemplos:

a) Un hombre sencillo, al paso de Francisco por delante del Templo de la Minerva de Asís, extiende su manto en el suelo para que Francisco pase por encima, queriendo así honrarlo.



b) Francisco da su manto a un pobre... con una visión del Asís medieval.

c) Francisco restituye sus vestidos a su padre airado... una estupenda y emocionante escena... entre los dos grupos de personajes hay un vacío, como queriendo indicar un abismo de incomprensión y de distancia imposible de llenar.

d) El Papa Inocencio III ve en sueños a Francisco que, convertido en cariátide viviente, sostiene con sus robustas espaldas la basílica de Letrán que amenaza una inminente ruina y la equilibra con sus fuerzas. Plástica y vigorosa expresión de Francisco y de aquel amor grande y tenaz que el Santo tuvo por la Iglesia de Dios.

e) La predicación a los pájaros... es una de las escenas más célebres entre las que Giotto pintó en Asís. Se encuentra en el interior, a los pies de la Basílica, bajo el espléndido rosetón. ¡Francisco y los pájaros en una serenidad cósmica! El Santo se inclina delicadísimamente hacia las pequeñas criaturas, una multitud de pájaros de toda clase se apiña en torno a sus pies, detrás de Francisco un fraile contempla la escena estupefacto.

f) El episodio del caballero de Celano... El grande y dramático tema del dolor humano está expresado aquí en un fuerte crescendo de emociones, con sentido de gran realismo.

g) El milagro de la fuente... ¡Casi un manifiesto ecológico junto al mural de la predicación a los pájaros! El paisaje rocoso golpeado por la intensa luz del sol, parece justificar el milagro por el sediento que se lanza con avidez hacia el agua manada improvisadamente de la roca seca.
[/quote]

Frescos de Giotto en la Basílica superior de S. Francisco
En la nave, debajo de las escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento, de varios pintores (Giacomo Torriti, Pietro Cavallini, etc.) descuella el gran ciclo de frescos de Giotto sobre la vida de san Francisco: 28 episodios tomados de antiguas biografías del Santo, especialmente de San Buenaventura.

He aquí la lista, partiendo del lado derecho del altar mayor:

1. Un hombre de Asís venera proféticamente al joven Francisco tendiendo a sus pies el propio manto en la plaza (cf. San Buenaventura, Leyenda Mayor [= LM] 1,1).

2. Francisco da su manto a un caballero pobre (LM 1,2).

3. Francisco tiene un sueño con un palacio lleno de armas marcadas con la cruz (LM 1,3).

4. Francisco ora ante el Crucifijo de San Damián (LM 2,1).

5. Francisco renuncia a la herencia paterna, desnudándose ante el obispo de Asís (LM 2,4).

6. Inocencio III ve en sueños a Francisco que sostiene la basílica de Letrán que se derrumba (LM 3,10).

7. Inocencio III aprueba la Regla franciscana (LM 3,10).

8. Francisco se aparece glorioso sobre un carro de fuego a los frailes de Rivotorto (LM 4,4).

9. Fray Pacífico ve un trono precioso en el cielo destinado al humilde Francisco (LM 6,6).

10. Francisco, por medio de Fray Silvestre, expulsa de Arezzo a los demonios instigadores de guerra civil (LM 6,9).

11. Francisco, ante el Sultán de Egipto, desafía a los sacerdotes musulmanes a la prueba del fuego para demostrar la verdadera fe (LM 9,8).

12. Los compañeros de Francisco asisten admirados al éxtasis del Santo (LM 10,1-4).

13. Francisco celebra en Greccio la Navidad de 1223 instalando el Belén (LM 10,7).

14. Francisco hace brotar de la roca una fuente de agua para un sediento que lo acompaña (LM 7,12).

15. Francisco, en Bevaña, predica a los pájaros (LM 12,3).

16. Francisco anuncia la muerte inminente a un caballero de Celano que lo había invitado a comer (LM 11,4).

17. Francisco improvisa una predicación ante el papa Honorio III (LM 12,7).

18. Mientras San Antonio predica en Arlés al capítulo de los frailes, Francisco se aparece a un hermano (LM 4,10).

19. Francisco recibe los estigmas en el monte Alverna (LM 13,1-5).

20. Muerte y apoteosis de San Francisco (LM 14,6).

21. Apenas muerto, Francisco se aparece simultáneamente a Fray Agustín, Ministro provincial de "Terra di Lavoro" y al obispo de Asís, Guido, de peregrinación en el Gargano (LM 14,6).

22. Jerónimo, noble asisiense, constata la realidad de los estigmas de Francisco (LM 15,4).

23. Los restos sagrados de Francisco son venerados por santa Clara y sus hermanas en San Damián (LM 15,5).

24. Gregorio IX declara santo a Francisco en una solemne canonización celebrada en Asís (LM 15,7-8).

25. San Francisco se aparece a Gregorio IX para asegurarle la realidad de los estigmas (LM, milagros, 1,2).

26. San Francisco cura a un hombre llamado Juan, de Lérida, devoto suyo, herido de muerte (LM, milagros, 1,5).

27. San Francisco resucita a una mujer de Monte Merano para que pueda confesarse (LM, milagros 2,1).

28. Pedro de Alife, encarcelado por falsa acusación de herejía, es liberado por San Francisco (LM, milagros 5,4).

Nos encontramos verdaderamente, con estos espléndidos frescos, ante un nuevo mundo figurativo que florece en estas paredes y que de aquí se transmitirá a una miríada de iglesias por toda Italia, renovada por el soplo incontenible de novedad y de espiritualidad florecidas con Francisco y transcritas con los caracteres de la más pura y limpia belleza.

Son dignas de grandísima atención, en este tiempo, único en el mundo, las estupendas vidrieras que constituyen la serie más noble e importante del arte de la vidriería de finales del siglo XIII italiano; éstas son en gran parte obra de maestros transalpinos que trabajan en Asís en el tercer cuarto del siglo XIII y contribuyen a crear esa gran fiesta de colores que en este tiempo se desarrolla por doquier en paredes y grandes ventanales policromos, creando un sentido de gozo, de alegría y estupor que parecen introducirnos realmente en la Santa Ciudad de Jerusalén, en aquella beata visión de paz que todos anhelamos.


Fuente: [Gualterio Bellucci, O. F. M., Asís, corazón del mundo. Guía turística. Gorle (BG) - Asís, Ed. Velar - Ed. Porziuncola, 1996, pp. 78-128] Op.cit. http://franciscanos.org/santuarios/bellucci2.htm
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Mié Dic 10, 2014 1:59 pm

San Buenaventura
(1217-74), Cardenal, general de la Orden Franciscana, Doctor de la Iglesia. Fiesta: 15 de Julio
BREVE:
Nació alrededor del año 1218 en Bagnoregio, en la región toscana; estudió filosofía y teología en París y, habiendo obtenido el grado de maestro, enseñó con gran provecho estas mismas asignaturas a sus compañeros de la Orden franciscana. Fue elegido ministro general de su Orden, cargo que ejerció con prudencia y sabiduría. Escribió la vida de San Francisco.

Fue creado cardenal obispo de la diócesis de Albano, y murió en Lyon el año 1274. Escribió muchas obras filosóficas y teológicas. Conocido como el "Doctor Seráfico" por sus escritos encendidos de fe y amor a Jesucristo.

De sus escritos:
Corazón de Jesús, Fuente Viva
La Sabiduría misteriosa revelada por el Espíritu Santo

Vida de San Buenaventura
Lo único que sabemos acerca de este ilustre hijo de San Francisco de Asís, por lo que se refiere a sus primeros años, es que nació en Bagnorea, cerca de Viterbo, en 1221 y que sus padres fueron Juan Fidanza y María Ritella. Después de tomar el hábito en la orden seráfica, estudió en la Universidad de París, bajo la dirección del maestro inglés Alejandro de Hales.

Buenaventura, a quien la historia debía conocer con el nombre de "el doctor seráfico", enseñó teología y Sagrada Escritura en la Universidad de París, de 1248 a 1257. A su genio penetrante unía un juicio muy equilibrado, que le permitía ir al fondo de las cuestiones y dejar de lado todo lo superfluo para discernir todo lo esencial y poner al descubierto los sofismas de las opiniones erróneas. Nada tiene, pues, de extraño que el santo se haya distinguido en la filosofía y teología escolásticas. Buenaventura ofrecía todos los estudios a la gloria de Dios y a su propia santificación, sin confundir el fin con los medios y sin dejar que degenerara su trabajo en disipación y vana curiosidad.

La oración, clave de la vida espiritual
No contento con transformar el estudio en una prolongación de la plegaria, consagraba gran parte de su tiempo a la oración propiamente dicha, convencido de que ésa era la clave de la vida espiritual. Porque, como lo enseña San Pablo, sólo el Espíritu de Dios puede hacernos penetrar sus secretos designios y grabar sus palabras en nuestros corazones.

Tan grande era la pureza e inocencia del santo que su maestro, Alejandro de Hales, afirmaba que "parecía que no había pecado en Adán". El rostro de Buenaventura reflejaba el gozo, fruto de la paz en que su alma vivía. Como el mismo santo escribió, "el gozo espiritual es la mejor señal de que la gracia habita en un alma."

El santo no veía en sí más que faltas e imperfecciones y, por humildad, se abstenía algunas veces de recibir la comunión, por más que su alma ansiaba unirse al objeto de su amor y acercarse a la fuente de la gracia. Pero un milagro de Dios permitió a San Buenaventura superar tales escrúpulos. Las actas de canonización lo narran así: "Desde hacía varios días no se atrevía a acercarse al banquete celestial.

Pero, cierta vez en que asistía a la Misa y meditaba sobre la Pasión del Señor, Nuestro Salvador, para premiar su humildad y su amor, hizo que un ángel tomara de las manos del sacerdote una parte de la hostia consagrada y la depositara en su boca."

A partir de entonces, Buenaventura comulgó sin ningún escrúpulo y encontró en la santa Comunión una fuente de gozo y de gracias. El santo se preparó a recibir el sacerdocio con severos ayunos y largas horas de oración, pues su gran humildad le hacía acercarse con temor y temblor a esa altísima dignidad. La Iglesia recomienda a todos los fieles la oración que el santo compuso para después de la misa y que comienza así: Transfige, dulcissime Domine Jesu...

Celo por las almas

Buenaventura se entregó con entusiasmo a la tarea de cooperar a la salvación de sus prójimos, como lo exigía la gracia del sacerdocio. La energía con que predicaba la palabra de Dios encendía los corazones de sus oyentes; cada una de sus palabras estaba dictada por un ardiente amor. Durante los años que, pasó en París, compuso una de sus obras más conocidas, el "Comentario sobre las Sentencias de Pedro Lombardo", que constituye una verdadera suma de teología escolástica. El Papa Sixto IV, refiriéndose a esa obra, dijo que "la manera como se expresa sobre la teología, indica que el Espíritu Santo hablaba por su boca."

Víctima de ataques

Los violentos ataques de algunos de los profesores de la Universidad de París contra los franciscanos perturbaron la paz de los años que Buenaventura pasó en esa ciudad. Tales ataques se debían, en gran parte, a 1a envidia que provocaban los éxitos pastorales y académicos de los hijos de San Francisco ya que la santa vida de los frailes resultaba un reproche constante a la mundana existencia de otros profesores. El líder de los que se oponían a los franciscanos era Guillermo de Saint Amour, quien atacó violentamente a San Buenaventura en una obra titulada "Los peligros de los últimos tiempos".

‘Éste tuvo que suspender sus clases durante algún tiempo y contestó a los ataques con un tratado sobre la pobreza evangélica, con el título de "Sobre la pobreza de Cristo." El Papa Alejandro IV nombró a una comisión de cardenales para que examinasen el asunto en Anagni, con el resultado de que fue quemado públicamente el libro de Guillermo de Saint Amour, fueron devueltas sus cátedras a los hijos de San Francisco y fue ordenado el silencio a sus enemigos. Un año más tarde, en 1257, San Buenaventura y Santo Tomás de Aquino recibieron juntos el título de doctores.

Sus escritos y anhelo de la perfección cristiana

San Buenaventura escribió un tratado "Sobre la vida de perfección", destinado a la Beata Isabel, hermana de San Luis de Francia y a las Clarisas Pobres del convento de Longchamps. Otras de sus principales obras místicas son el "Soliloquio" y el tratado "Sobre el triple camino". Es conmovedor el amor que respira cada una de las palabras de San Buenaventura.

Gerson, el erudito y devoto canciller de la Universidad de París, escribe a propósito de sus obras: "A mi modo de ver, entre todos los doctores católicos, Eustaquio (porque así podemos traducir el nombre de Buenaventura) es el que más ilustra la inteligencia y enciende al mismo tiempo el corazón. En particular, el Breviloquium Itinerarium mentis in Deum están compuestos con tanto arte, fuerza y concisión, que ningún otro escrito puede aventajarlos." Y en otro libro, comenta: "Me parece que las obras de Buenaventura son las más aptas para la instrucción de los fieles, por su solidez, ortodoxia y espíritu de devoción. Buenaventura se guarda cuanto puede de los vanos adornos y no trata de cuestiones de lógica o física ajenas a la materia. No existe doctrina más sublime, más divina y más religiosa que la suya." Estas palabras se aplican sobre todo, a los tratados espirituales que reproducen sus meditaciones frecuentes sobre las delicias del cielo y sus esfuerzos por despertar en los cristianos el mismo deseo de la gloria que a él le animaba.

Como dice en un escrito, "Dios, todos los espíritus gloriosos y toda la familia del Rey Celestial nos esperan y desean que vayamos a reunirnos con ellos. ¡Es imposible que no se anhele ser admitido en tan dulce compañía! Pero quien en este valle de lágrimas no haya tratado de vivir con el deseo del cielo, elevándose constantemente sobre las cosas visibles, tendrá vergüenza al comparecer a la presencia de la corte celestial." Según el santo, la perfección cristiana, más que en el heroísmo de la vida religiosa, consiste en hacer bien las acciones más ordinarias.

He aquí sus propias palabras: "La perfección del cristiano consiste en hacer perfectamente las cosas ordinarias. La fidelidad en las cosas pequeñas es una virtud heroica". En efecto, tal fidelidad constituye una constante crucifixión del amor propio, un sacrificio total de la libertad, del tiempo y de los afectos y, por ello mismo, establece el reino de la gracia en el alma. El mejor ejemplo que puede darse de la estima en que San Buenaventura tenía la fidelidad en las cosas pequeñas, es la anécdota que se cuenta de él y del Beato Gil de Asís (23 de abril).

Es elegido superior general de los Franciscanos

En 1257, Buenaventura fue elegido superior general de los Frailes Menores. No había cumplido aún los treinta y seis años y la orden estaba desgarrada por la división entre los que predicaban una severidad inflexible y los que pedían que se mitigase la regla original; naturalmente, entre esos dos extremos, se situaban todas las otras interpretaciones. Los más rigoristas, a los que se conocía con el nombre de "los espirituales", habían caído en el error y en la desobediencia, con lo cual habían dado armas a los enemigos de la orden en la Universidad de París. El joven superior general escribió una carta a todos los provinciales para exigirles la perfecta observancia de la regla y la reforma de los relajados, pero sin caer en los excesos de los espirituales.

El primero de los cinco capítulos generales que presidió San Buenaventura, se reunió en Narbona en 1260. Ahí presentó una serie de declaraciones de las reglas que fueron adoptadas y ejercieron gran influencia sobre la vida de la orden, pero no lograron aplacar a los rigoristas. A instancias de los miembros del capítulo, San Buenaventura empezó a escribir la vida de San Francisco de Asís.

La manera en que llevó a cabo esa tarea, demuestra que estaba empapado de las virtudes del santo sobre el cual escribía. Santo Tomás de Aquino, que fue a visitar un día a Buenaventura cuando éste se ocupaba de escribir la biografía del "Pobrecillo de Asís," le encontró en su celda sumido en la contemplación. En vez de interrumpirle, Santo Tomás se retiró, diciendo: "Dejemos a un santo trabajar por otro santo". La vida escrita por San Buenaventura, titulada "La Leyenda Mayor", es una obra de gran importancia acerca de la vida de San Francisco, aunque el autor manifiesta en ella cierta tendencia a forzar la verdad histórica para emplearla como testimonio contra los que pedían la mitigación de la regla.

Lo nombran cardenal

San Buenaventura gobernó la orden de San Francisco durante diecisiete años y se le llama, con razón, el segundo fundador. En 1265, a la muerte de Godofredo de Ludham, el Papa Clemente IV trató de nombrar a San Buenaventura arzobispo de York, pero el santo consiguió disuadirle de ello. Sin embargo, al año siguiente, el Beato Gregorio X le nombró cardenal obispo de Albano, le ordenó aceptar el cargo por obediencia y le llamó inmediatamente a Roma. Los legados pontificios le esperaban con el capelo y las otras insignias de su dignidad; según se cuenta, fueron a su encuentro hasta cerca de Florencia y le hallaron en el convento franciscano de Mugello, lavando los platos. Como Buenaventura tenía las manos sucias, rogó a los legados que colgasen el capelo en la rama de un árbol y que se paseasen un poco por el huerto hasta que terminase su tarea. Sólo entonces San Buenaventura tomó el capelo y fue a presentar a los legados los honores debidos.

Gregorio X encomendó a San Buenaventura la preparación de los temas que se iban a tratar en el Concilio ecuménico de Lyon, acerca de la unión con los griegos ortodoxos, pues el emperador Miguel Paleólogo había propuesto la unión a Clemente IV. Los más distinguidos teólogos de la Iglesia asistieron a dicho Concilio. Como se sabe, Santo Tomás de Aquino murió cuando se dirigía a él. San Buenaventura fue, sin duda, el personaje más notable de la asamblea. Llegó a Lyon con el Papa, varios meses antes de la apertura del Concilio. Entre la segunda y la tercera sesión reunió el capítulo general de su orden y renunció al cargo de superior general. Cuando llegaron los delegados griegos, el santo inició las conversaciones con ellos y la unión con Roma se llevó a cabo. En acción de gracias, el Papa cantó la misa el día de la fiesta de San Pedro y San Pablo. La epístola, el evangelio y, el credo, se cantaron en latín y en griego y San Buenaventura predicó en la ceremonia.

Muere el Doctor Seráfico

El Seráfico Doctor murió durante las celebraciones, la noche del 14 al 15 de julio. Ello le ahorró la pena de ver a Constantinopla rechazar la unión por la que tanto había trabajado. Pedro de Tarantaise, el dominico que ciñó más tarde la tiara pontificia con el nombre de Inocencio V, predicó el panegírico de San Buenaventura y dijo en él: "Cuantos conocieron a Buenaventura le respetaron y le amaron. Bastaba simplemente con oírle predicar para sentirse movido a tomarle por consejero, porque era un hombre afable, cortés, humilde, cariñoso, compasivo, prudente, casto y adornado de todas las virtudes."

La autoridad al servicio

Se cuenta que, como superior general, fue un día a visitar el convento Foligno. Cierto frailecillo tenía muchas ganas de hablar con él, pero era demasiado humilde y tímido para atreverse. Pero, en cuanto partió San Buenaventura, el frailecillo cayó en la cuenta de la oportunidad que había perdido y echó correr tras él y le rogó que le escuchase un instante. El santo accedió inmediatamente y tuvo una larga conversación con él, a la vera del camino.

Cuando el frailecillo partió de vuelta al convento, lleno de consuelo, San Buenaventura observó ciertas muestras de impaciencia entre los miembros de su comitiva y les dijo sonriendo: "Hermanos míos, perdonadme, pero tenía que cumplir con mi deber, porque soy a la vez superior y siervo y ese frailecillo es, a la vez, mi hermano y mi amo. La regla nos dice: ‘Los superiores deben recibir a los hermanos con caridad y bondad y portarse con ellos como si fuesen sus siervos, porque los superiores, son, en verdad, los siervos de todos los hermanos’. Así pues, como superior y siervo, estaba yo obligado a ponerme a la disposición de ese frailecillo, que es mi amo, y a tratar de ayudarle lo mejor posible en sus necesidades".

Tal era el espíritu con que el santo gobernaba su orden. Cuando se le había confiado el cargo de superior general, pronunció estas palabras: "Conozco perfectamente mi incapacidad, pero también sé cuán duro es dar coces contra el aguijón. Así pues, a pesar de mi poca inteligencia, de mi falta de experiencia en los negocios y de la repugnancia que siento por el cargo, no quiero seguir opuesto al deseo de mi familia religiosa y a la orden del Sumo Pontífice, porque temo oponerme con ello a la voluntad de Dios. Por consiguiente, tomaré sobre mis débiles hombros esa carga pesada, demasiado pesada para mí. Confío en que el cielo me ayudará y cuento con la ayuda que todos vosotros podéis prestarme". Estas dos citas revelan la sencillez, la humildad y la caridad que caracterizaban a San Buenaventura. Y, aunque no hubiese pertenecido a la orden seráfica, habría merecido el título de "Doctor Seráfico" por las virtudes angélicas que realzaban su saber. Fue canonizado en 1482 y declarado Doctor de la Iglesia en 1588.

http://www.corazones.org/santos/buenaventura.htm
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Mié Dic 10, 2014 2:10 pm

Las tres ordenes franciscanas


Primera Orden: Frailes o Hermanos Menores
Franciscanos o Hermanos Menores (OFM), Menores Conventuales(OFMConv.), Menores Capuchinos (OFMCap.).

Segunda Orden: Hermanas contemplativas (Clarisas, Capuchinas, Concepcionistas...)
Hermanas Franciscanas Clarisas (OSC), Clarisas Capuchinas, Franciscanas Concepcionistas, Anunciadas o Franciscanas de la Virgen María.

Tercera Orden: Franciscanos Seglares, Regulares y Jufra
Orden Franciscana Seglar (OFS), Regla de la OFS, Terciarios Regulares (Congregaciones TOR), Regla de la TOR, Institutos Seculares Franciscanos.

Orden Franciscana
De Enciclopedia Católica
Saltar a navegación, buscar
Un término comúnmente usado para designar a los miembros de las varias fundaciones de religiosos, ya sea de hombres o mujeres, profesando observar la Regla de San Francisco de Asis en algunas de sus varias formas. El fin del presente artículo es indicar brevemente el origen y relación de estas diferentes fundaciones.

Origen de las Tres Órdenes
Es común oír decir que San Francisco fundó tres órdenes, pues se lee en el Oficio del 4 de octubre: Tres ordines hic ordinat: primumque Fratrum nominat Minorum: pauperumque fit Dominarum medius: sed Poenitentium tertius sexum capit utrumque. (Brev. Rom. Serap., in Solem. S.P. Fran., ant. 3, ad Laudes) Estas tres órdenes -los Frailes Menores, las Hermanas Descalzas y los Hermanos y Hermanas de Penitencia-son generalmente referidas como la Primera, Segunda y Tercera Orden de San Francisco.

Primera Orden

La existencia de los Frailes Menores o primera orden data propiamente de 1209, en cuyo año San Francisco obtuvo de Inocencio III una aprobación no escrita de la regla sencilla que elaboró como guía para sus primeros acompañantes. Esta regla no ha llegado a nosotros en su forma original; fue posteriormente re-escrita por el santo y solemnemente confirmado por Honorius III, el 29 de noviembre de 1223 (Litt. "Solet Annuere"). Esta segunda regla, como se le conoce usualmente, de los Frailes Menores es la que actualmente se profesa a toda la Primera Orden de San Francisco (ver REGLA DE SAN FRANCISCO).

Segunda Orden

Se puede decir que la fundación de las Hermanas Clarisas o segunda orden fue en 1212. En ese año Santa Clara, quien había suplicado a San Francisco que le permitiera abrazar la nueva forma de vida que él había instituido, fue establecida por él en San Damián cerca de Asís, junto con otras pías doncellas que se habían unido a ella. Es erróneo suponer que San Francisco alguna vez escribió una regla formal para estas Hermanas Pobres y no hay mención de un documento tal en cualquiera de las antiguas autoridades. La regla impuesta sobre las Hermanas Pobres en San Damián alrededor de 1219 por el Cardenal Ugolino, después Gregorio IX, fue reafirmado por Santa Clara hacia el fin de su vida, con asistencia del Cardenal Rinaldo, después Alejandro IV, y en esta forma revisada fue aprobada por Inocencio IV, el 9 de agosto de 1253 (Litt. "Solet Annuere"). (Ver CLARISAS DESCALZAS).

Tercera Orden

La tradición asigna a 1221 como la fecha en que se fundó los Hermanos y Hermanas de Penitencia, ahora conocidos como terciarios. Esta tercera orden fue ideada por San Francisco como un tipo de estado intermedio entre el claustro y el mundo para aquellos que, deseando seguir los pasos del santo, estuvieran impedidos, por matrimonio u otros compromisos, de entrara ya sea a la primera o a la segunda orden. Ha habido algunas diferencias de opinión en cuanto a qué tanto intervino el santo en la reglamentación para estos terciarios. Sin embargo, se acepta en general que la regla aprobada por Nicolás IV, el 18 de agosto de 1289 (Litt. "Supra Montem") no representa la regla original de la tercera orden.

Algunos escritores recientes han intentado demostrar que la tercera orden, llamada así ahora, fue realmente el punto de inicio de toda la Orden Franciscana. Ellos afirman que la Segunda y Tercera Órdenes de San Francisco no fueron adicionadas a la Primera, sino que las tres ramas, los Frailes Menores, Hermanas Pobres, y Hermanos y Hermanas de Penitencia, crecieron de la fraternidad de laicos de penitencia que fue la primera y original intención de San Francisco, y fueron separados en grupos diferentes por el Cardenal Ugolino, protector de la orden, durante la ausencia de San Francisco, cuando éste estuvo en Oriente (1219-21). Esta interesante teoría, aunque arbitraria, no deja de tener importancia para la historia sobre el origen de las tres órdenes, pero no ha sido lo suficientemente probada para desmentir el relato más usual descrito anteriormente, de acuerdo al cual la Orden Franciscana se desarrolló en tres ramas distintas, llamadas la primera, la segunda y la tercera orden, por proceso de adición y no por proceso de división, y ésta es aún la perspectiva generalmente presentada.


Organización Actual de las Tres Órdenes
Primera Orden

Siguiendo a la organización actual de la Orden Franciscana, los Frailes Menores, o primera orden, comprende ahora tres cuerpos separados, llamados: los Frailes Menores propiamente dichos, o tallo madre, fundado como se ha dicho, en 1209; los Frailes Menores Conventuales, y los Frailes Menores Capuchinos, ambos de los cuales crecieron del tallo madre, y fueron constituidos como órdenes independientes en 1517 y 1619, respectivamente.

Todas las tres órdenes profesan la regla de los Frailes Menores aprobada por Honorio III en 1223, pero cada una tiene sus constituciones particulares y su propio ministro general. Las varias fundaciones menores de los frailes Franciscanos siguieron la regla de la primer orden, la cual alguna vez disfrutó de una existencia apartada o casi apartada, se han ya sea extinguido, como los Clareni, Coletani y Celestinos, o se han amalgamado con los Frailes Menores, como en el caso de los Observantes, Reformati, Recollects, Alcantarinos, etc. (Todos ellos fundaciones menores, ahora extintos, ver (FRAILES MENORES)

Segunda Orden

En cuanto a la Segunda Orden, o Hermanas Descalzas, ahora comúnmente llamadas Clarisas Descalzas, esta orden incluye a todos los diferentes monasterios de monjas enclaustradas que profesan la Regla de Santa Clara aprobada por Inocencio IV en 1253, ya sea que observen la misma en toda su exigencia original o de acuerdo a las dispensas otorgadas por Urbano IV, el 18 de octubre de 1263 (Litt. "Beata Clara") o las constituciones compuestas por Santa Colette (m. 1447) y aprobada por Pío II, el 18 de marzo de 1458 (Litt. "Etsi"). Las Hermanas de la Anunciación y los Conceptualistas son en cierto sentido ramificaciones de la segunda orden, pero siguen ahora reglas diferentes de aquellas de las Hermanas Descalzas.

Tercera Orden

En relación a los Hermanos y Hermanas de Penitencia o Tercera orden de San Francisco, es necesario distinguir entre la tercera orden secular y la tercera orden regular.

Secular. La tercera orden secular fue fundada, como hemos visto, por San Francisco, alrededor de 1221 y abraza a personas devotas de ambos sexos que viven en el mundo y que siguen una regla de vida aprobada por Nicolás IV en 1289, y modificada por León XIII el 30 de mayo de 1883 (Constit. "Misericors"). Incluye no sólo a los miembros que forman parte de fraternidades lógicas, sino también a los aislados terciarios, ermitaños, peregrinos, etc.

Regular. La antigua historia de la tercera orden regular es incierta y susceptible de controversia. Algunos atribuyen su fundación a Santa Isabel de Hungría en 1228, otros a la Bendita Angelina de Marciano en 1395. Se dice que esta última estableció en Foligno el primer monasterio Franciscano de monjas terciarias enclaustradas en Italia. Existe certeza que a principios del siglo quince existían comunidades terciarias de hombres y mujeres en diferentes partes de Europa y que los frailes italianos de la tercera orden regular eran reconocidos como una orden mendicante por la Santa Sede. Desde alrededores de 1458 éste último cuerpo ha sido gobernado por su propio ministro general y sus miembros toman votos solemnes.

Nuevas Fundaciones. Además de esta tercera orden regular, propiamente llamada así, y de manera muy independiente de ella, un gran número de congregaciones terciarias Franciscanas -tanto de hombres como de mujeres- han sido fundadas, más especialmente desde el principio del siglo diecinueve. Estas nuevas fundaciones han tomado como base de sus institutos una regla especial para miembros de la tercera orden que viven en comunidad, aprobada por León X el 20 de enero de 1521 (Bula "Inter"), aunque esta regla ha sido ampliamente modificada por su constituciones en lo particular, y difiere ampliamente en cada fundación, de acuerdo al fin de cada una. Estas varias congregaciones de terciarios regulares son ya sea autónomos o están bajo jurisdicción episcopal, y en su mayor parte son Franciscanas sólo de nombre, no siendo pocos los que han abandonado el hábito y hasta el tradicional cordel de la orden.


Fuente: http://foro.catholic.net/posting.php?mode=reply&f=274&t=26720

Paz y bien,
Cristina
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Mié Dic 10, 2014 2:15 pm

Correccion de fuente de informacion para el tema Las tres ordenes franciscanas.
Peregrinos y peregrinas, un saludo cordial para todos ustedes. Estoy enviando mi aporte en medio de dificultades tecnicas y temo que se interrumpa, pero me tomo el tiempo para corregir un error en donde dice Fuente: .... debe decir http://ec.aciprensa.com/wiki/Orden_Franciscana. Paz y bien, Dios nos bendiga a todos,
Cristina

P.S. Espero me disculpen por no haber podido subir fotos al foro. Lo intentare! :D
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Mié Dic 10, 2014 2:31 pm

Información sobre la Basílica Papal en Asís

http://whc.unesco.org/es/list/990#top

Asís, la basílica de San Francisco y otros sitios franciscanos son considerados Patrimonio de la Humanidad y se destacan en la lista de la UNESCO.

Italia

Referencia: 990
Año de inscripción: 2000
Criterios: (i)(ii)(iii)(iv)(vi)
Zona central: 14563.2500 Ha
Zona de amortiguación: 4086.7000 Ha

Edificada en lo alto de una colina, la ciudad medieval de Asís, lugar natal de San Francisco, está estrechamente vinculada a la obra de la orden religiosa fundada por éste. Sus obras maestras del arte medieval –la basílica de San Francisco y las pinturas de Cimabue, Pietro Lorenzetti, Simone Martini y Giotto– hicieron de esta ciudad un elemento de referencia fundamental para el desarrollo de las artes y la arquitectura en Italia y Europa.

Hay un video en inglés pero las imágenes y su belleza y lo que sentimos, no necesita traducción! :D
http://whc.unesco.org/en/list/990/video

Espero lo disfruten. Paz y bien. :D
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor ayga127 » Jue Dic 11, 2014 5:48 am

El carisma franciscano


La espiritualidad de los franciscanos (menores, clarisas, regulares y seglares) es idéntica a la del fundador en lo fundamental, y la podemos encontrar resumida en estas palabras de San Francisco: "La Regla y vida de los Hermanos Menores es esta: observar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin nada propio y en castidad" (2Reg 1).

Observar el Evangelio y los consejos evangélicos es algo que los franciscanos tienen en común con las demás órdenes religiosas, pero el nombre de "Hermanos Menores" pone el acento en que este ideal hay que vivirlo en humildad y fraternidad: "Ninguno de los hermanos tenga poder o dominio entre ellos, como dice el Señor en el Evangelio: Los jefes de las naciones las dominan y los grandes las oprimen. No ha de ser así entre los hermanos. El que quiera ser mayor entre ellos se haga como el menor" (1Reg 5).

Menor y sometido a todos, tal debe ser la actitud de todo franciscano, a imitación de Jesucristo, el cual, a pesar de ser el Hijo de Dios, nos ha dejado un ejemplo encarnándose en María la Virgen, naciendo pobre en Belén, viviendo pobre y peregrino en este mundo y humillándose hasta la muerte en cruz, en obediencia perfecta a la voluntad del Padre.

Los franciscanos están llamados a conservar "el espíritu de la santa oración y devoción" sobre todas las demás cosas o actividades, que deben realizarse "fiel y devotamente".

La pobreza, al contrario que en las ordenes precedentes, debe ser absoluta, individual y colectivamente. Los hermanos deben vivir del propio trabajo y, en caso de necesidad, pueden recurrir a la "mesa del Señor", o sea a la mendicación, sin avergonzarse, porque también Cristo se hizo pobre y peregrino en este mundo.

La caridad entre los hermanos y entre ellos y sus superiores debe ser más "materna" que fraterna.

La más heroica forma de caridad y de obediencia para aquellos que sintieran esa especial vocación o "divina inspiración" es el espíritu apostólico y misionero, consistente en anunciar la paz y la salvación de Jesucristo a cristianos y a personas de otras creencias.

La predicación por parte de los frailes capacitados y autorizados debe ser, según el ejemplo del Señor, con discursos útiles y edificantes y "brevedad de palabras". Y debe ir acompañada por el buen ejemplo, "sirviendo al Señor en pobreza y humildad", mostrándose ante todos en el mundo como hombres "mansos, pacíficos, modestos y humildes", sin discusiones, contiendas o juicios, soportando con humildad y paciencia las persecuciones y enfermedades y orando por los enemigos.

Los hermanos legos o "trabajadores", aunque no tengan parte en la actividad apostólica o misionera de la orden, colaboran eficazmente con ella con la oración y las buenas obras.

Tales actitudes van acompañadas además por el espíritu de caballerosidad y vida juglaresca, tan típicos de la Edad Media, para manifestar la alegría del servicio divino y atraer a todos al amor del Señor.

En resumen, las notas características de la espiritualidad franciscana en sus diferentes versiones (masculina, femenina y seglar) se encierran en estas pocas palabras: minoridad, pobreza, fraternidad-caridad y obediencia a Dios y a toda criatura por amor a él. Eso en cuanto a las actitudes. En lo referente a la actividad San Francisco quiso una orden donde convivieran los hermanos "orantes" los hermanos "trabajadores" y los hermanos "predicadores".

La posterior clericalización de la orden, aparte de las mitigaciones en cuestión de pobreza, redujo el número de hermanos legos hasta hacerlos casi desaparecer, y dejó vacíos de orantes los eremitorios. Eso no cambia, sin embargo, lo esencial de la espiritualidad de la orden franciscana, siempre en tensión, por gracia del Espíritu, hacia la renovación del espíritu primitivo en formas nuevas de vida más acordes con los tiempos. De ahí las reformas del pasado, tendentes a recuperar el aspecto de la contemplación o la pobreza, y algunas experiencias recientes como la del conventual San Maximiliano Kolbe, que puso de manifiesto la importancia y el valor incluso apostólico de los hermanos legos o trabajadores en la Orden. Ese es el secreto de la vitalidad del franciscanismo, antiguo y siempre nuevo, que hace que lo encontremos presente en cualquier lugar del globo y en los ambientes más inimaginables.

Fuente:http://www.fratefrancesco.org/esp/esp.fr.htm
Avatar de Usuario
ayga127
 
Mensajes: 450
Registrado: Mié Ene 11, 2012 3:44 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor ayga127 » Jue Dic 11, 2014 6:12 am

Comunidades de franciscanos y franciscanas en el mundo

Franciscanos en República Dominicana

Más de Nuestra Historia

Una vez fundada la Orden por San Francisco de Asís en 1226 esta se propaga rápidamente por toda Europa y en 1493 con la noticia del descubrimiento de América embarcan los primeros misioneros franciscanos Fray Juan de la Deule, Fray Juan Cosin a tierras americanas.

Una vez llegados a la República Dominicana en el año 1493, provisionalmente se establecen en la Isabela hasta que en 1495 Fray Juan de la Deule se establece en la Concepción de la Vega impartiendo los primeros bautismos en América el año 1496 y dedicándose a la catequesis y la promoción en tierras de los caciques Guarionex y Mabiatué. De esta primera fundación hoy permanecen como testigos las ruinas del convento que se pueden aún contemplar en las inmediaciones de la Vega.

En 1500 Fray Juan de la Deule , Fray Juan Cosin junto a otros hermanos que han llegado, se establecen en Santo Domingo en la orilla izquierda del río Ozama erigiendo la Capilla “Nuestra Sra. Del Rosario” (Hoy sita en Villa Duarte). En el año 1504 se trasladan a la orilla derecha del río construyendo convento e iglesia de San Francisco (En la actualidad lo que conocemos como ruinas de San Francisco en la zona Colonial)

Imagen

Fuente:http://www.franciscanosrd.freehomepage.com/Historia2.htm
Avatar de Usuario
ayga127
 
Mensajes: 450
Registrado: Mié Ene 11, 2012 3:44 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Jue Dic 11, 2014 1:54 pm

Hermanos y hermanas, paz y bien :)

El Carisma franciscano
Fr. Tomás Gálvez (fratefrancesco.org)

La espiritualidad de los franciscanos (menores, clarisas, regulares y seglares) es idéntica a la del fundador en lo fundamental, y la podemos encontrar resumida en estas palabras de San Francisco: "La Regla y vida de los Hermanos Menores es esta: observar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin nada propio y en castidad" (2Reg 1).


Observar el Evangelio y los consejos evangélicos es algo que los franciscanos tienen en común con las demás órdenes religiosas, pero el nombre de "Hermanos Menores" pone el acento en que este ideal hay que vivirlo en humildad y fraternidad: "Ninguno de los hermanos tenga poder o dominio entre ellos, como dice el Señor en el Evangelio: Los jefes de las naciones las dominan y los grandes las oprimen. No ha de ser así entre los hermanos. El que quiera ser mayor entre ellos se haga como el menor" (1Reg 5).


Menor y sometido a todos, tal debe ser la actitud de todo franciscano, a imitación de Jesucristo, el cual, a pesar de ser el Hijo de Dios, nos ha dejado un ejemplo encarnándose en María la Virgen, naciendo pobre en Belén, viviendo pobre y peregrino en este mundo y humillándose hasta la muerte en cruz, en obediencia perfecta a la voluntad del Padre.


Los franciscanos están llamados a conservar "el espíritu de la santa oración y devoción" sobre todas las demás cosas o actividades, que deben realizarse "fiel y devotamente".



La pobreza, al contrario que en las ordenes precedentes, debe ser absoluta, individual y colectivamente. Los hermanos deben vivir del propio trabajo y, en caso de necesidad, pueden recurrir a la "mesa del Señor", o sea a la mendicación, sin avergonzarse, porque también Cristo se hizo pobre y peregrino en este mundo.

La caridad entre los hermanos y entre ellos y sus superiores debe ser más "materna" que fraterna.

La más heroica forma de caridad y de obediencia para aquellos que sintieran esa especial vocación o "divina inspiración" es el espíritu apostólico y misionero, consistente en
anunciar la paz y la salvación de Jesucristo a cristianos y a personas de otras creencias.
:D

La predicación por parte de los frailes capacitados y autorizados debe ser, según el ejemplo del Señor, con discursos útiles y edificantes y "brevedad de palabras". Y debe ir acompañada por el buen ejemplo, "sirviendo al Señor en pobreza y humildad", mostrándose ante todos en el mundo como hombres "mansos, pacíficos, modestos y humildes", sin discusiones, contiendas o juicios, soportando con humildad y paciencia las persecuciones y enfermedades y orando por los enemigos.

Los hermanos legos o "trabajadores", aunque no tengan parte en la actividad apostólica o misionera de la orden, colaboran eficazmente con ella con la oración y las buenas obras.

Tales actitudes van acompañadas además por el espíritu de caballerosidad y vida juglaresca, tan típicos de la Edad Media, para manifestar la alegría del servicio divino y atraer a todos al amor del Señor.


En resumen, las notas características de la espiritualidad franciscana en sus diferentes versiones (masculina, femenina y seglar) se encierran en estas pocas palabras: minoridad, pobreza, fraternidad-caridad y obediencia a Dios y a toda criatura por amor a él. Eso en cuanto a las actitudes. En lo referente a la actividad San Francisco quiso una orden donde convivieran los hermanos "orantes" los hermanos "trabajadores" y los hermanos "predicadores".


La posterior clericalización de la orden, aparte de las mitigaciones en cuestión de pobreza, redujo el número de hermanos legos hasta hacerlos casi desaparecer, y dejó vacíos de orantes los eremitorios. Eso no cambia, sin embargo, lo esencial de la espiritualidad de la orden franciscana, siempre en tensión, por gracia del Espíritu, hacia la renovación del espíritu primitivo en formas nuevas de vida más acordes con los tiempos. De ahí las reformas del pasado, tendentes a recuperar el aspecto de la contemplación o la pobreza, y algunas experiencias recientes como la del conventual San Maximiliano Kolbe, que puso de manifiesto la importancia y el valor incluso apostólico de los hermanos legos o trabajadores en la Orden. Ese es el secreto de la vitalidad del franciscanismo, antiguo y siempre nuevo, que hace que lo encontremos presente en cualquier lugar del globo y en los ambientes más inimaginables. También en internet, por supuesto.


Paz y bien,
Cristina
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Jue Dic 11, 2014 1:55 pm

Hermanos y hermanas, paz y bien :)

El Carisma franciscano
Fr. Tomás Gálvez (fratefrancesco.org)

La espiritualidad de los franciscanos (menores, clarisas, regulares y seglares) es idéntica a la del fundador en lo fundamental, y la podemos encontrar resumida en estas palabras de San Francisco: "La Regla y vida de los Hermanos Menores es esta: observar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin nada propio y en castidad" (2Reg 1).


Observar el Evangelio y los consejos evangélicos es algo que los franciscanos tienen en común con las demás órdenes religiosas, pero el nombre de "Hermanos Menores" pone el acento en que este ideal hay que vivirlo en humildad y fraternidad: "Ninguno de los hermanos tenga poder o dominio entre ellos, como dice el Señor en el Evangelio: Los jefes de las naciones las dominan y los grandes las oprimen. No ha de ser así entre los hermanos. El que quiera ser mayor entre ellos se haga como el menor" (1Reg 5).


Menor y sometido a todos, tal debe ser la actitud de todo franciscano, a imitación de Jesucristo, el cual, a pesar de ser el Hijo de Dios, nos ha dejado un ejemplo encarnándose en María la Virgen, naciendo pobre en Belén, viviendo pobre y peregrino en este mundo y humillándose hasta la muerte en cruz, en obediencia perfecta a la voluntad del Padre.


Los franciscanos están llamados a conservar "el espíritu de la santa oración y devoción" sobre todas las demás cosas o actividades, que deben realizarse "fiel y devotamente".



La pobreza, al contrario que en las ordenes precedentes, debe ser absoluta, individual y colectivamente. Los hermanos deben vivir del propio trabajo y, en caso de necesidad, pueden recurrir a la "mesa del Señor", o sea a la mendicación, sin avergonzarse, porque también Cristo se hizo pobre y peregrino en este mundo.

La caridad entre los hermanos y entre ellos y sus superiores debe ser más "materna" que fraterna.

La más heroica forma de caridad y de obediencia para aquellos que sintieran esa especial vocación o "divina inspiración" es el espíritu apostólico y misionero, consistente en
anunciar la paz y la salvación de Jesucristo a cristianos y a personas de otras creencias.
:D

La predicación por parte de los frailes capacitados y autorizados debe ser, según el ejemplo del Señor, con discursos útiles y edificantes y "brevedad de palabras". Y debe ir acompañada por el buen ejemplo, "sirviendo al Señor en pobreza y humildad", mostrándose ante todos en el mundo como hombres "mansos, pacíficos, modestos y humildes", sin discusiones, contiendas o juicios, soportando con humildad y paciencia las persecuciones y enfermedades y orando por los enemigos.

Los hermanos legos o "trabajadores", aunque no tengan parte en la actividad apostólica o misionera de la orden, colaboran eficazmente con ella con la oración y las buenas obras.

Tales actitudes van acompañadas además por el espíritu de caballerosidad y vida juglaresca, tan típicos de la Edad Media, para manifestar la alegría del servicio divino y atraer a todos al amor del Señor.


En resumen, las notas características de la espiritualidad franciscana en sus diferentes versiones (masculina, femenina y seglar) se encierran en estas pocas palabras: minoridad, pobreza, fraternidad-caridad y obediencia a Dios y a toda criatura por amor a él. Eso en cuanto a las actitudes. En lo referente a la actividad San Francisco quiso una orden donde convivieran los hermanos "orantes" los hermanos "trabajadores" y los hermanos "predicadores".


La posterior clericalización de la orden, aparte de las mitigaciones en cuestión de pobreza, redujo el número de hermanos legos hasta hacerlos casi desaparecer, y dejó vacíos de orantes los eremitorios. Eso no cambia, sin embargo, lo esencial de la espiritualidad de la orden franciscana, siempre en tensión, por gracia del Espíritu, hacia la renovación del espíritu primitivo en formas nuevas de vida más acordes con los tiempos. De ahí las reformas del pasado, tendentes a recuperar el aspecto de la contemplación o la pobreza, y algunas experiencias recientes como la del conventual San Maximiliano Kolbe, que puso de manifiesto la importancia y el valor incluso apostólico de los hermanos legos o trabajadores en la Orden. Ese es el secreto de la vitalidad del franciscanismo, antiguo y siempre nuevo, que hace que lo encontremos presente en cualquier lugar del globo y en los ambientes más inimaginables. También en internet, por supuesto.


Paz y bien,
Cristina
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Jue Dic 11, 2014 1:55 pm

Hermanos y hermanas, paz y bien :)

El Carisma franciscano
Fr. Tomás Gálvez (fratefrancesco.org)

La espiritualidad de los franciscanos (menores, clarisas, regulares y seglares) es idéntica a la del fundador en lo fundamental, y la podemos encontrar resumida en estas palabras de San Francisco: "La Regla y vida de los Hermanos Menores es esta: observar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin nada propio y en castidad" (2Reg 1).


Observar el Evangelio y los consejos evangélicos es algo que los franciscanos tienen en común con las demás órdenes religiosas, pero el nombre de "Hermanos Menores" pone el acento en que este ideal hay que vivirlo en humildad y fraternidad: "Ninguno de los hermanos tenga poder o dominio entre ellos, como dice el Señor en el Evangelio: Los jefes de las naciones las dominan y los grandes las oprimen. No ha de ser así entre los hermanos. El que quiera ser mayor entre ellos se haga como el menor" (1Reg 5).


Menor y sometido a todos, tal debe ser la actitud de todo franciscano, a imitación de Jesucristo, el cual, a pesar de ser el Hijo de Dios, nos ha dejado un ejemplo encarnándose en María la Virgen, naciendo pobre en Belén, viviendo pobre y peregrino en este mundo y humillándose hasta la muerte en cruz, en obediencia perfecta a la voluntad del Padre.


Los franciscanos están llamados a conservar "el espíritu de la santa oración y devoción" sobre todas las demás cosas o actividades, que deben realizarse "fiel y devotamente".



La pobreza, al contrario que en las ordenes precedentes, debe ser absoluta, individual y colectivamente. Los hermanos deben vivir del propio trabajo y, en caso de necesidad, pueden recurrir a la "mesa del Señor", o sea a la mendicación, sin avergonzarse, porque también Cristo se hizo pobre y peregrino en este mundo.

La caridad entre los hermanos y entre ellos y sus superiores debe ser más "materna" que fraterna.

La más heroica forma de caridad y de obediencia para aquellos que sintieran esa especial vocación o "divina inspiración" es el espíritu apostólico y misionero, consistente en
anunciar la paz y la salvación de Jesucristo a cristianos y a personas de otras creencias.
:D

La predicación por parte de los frailes capacitados y autorizados debe ser, según el ejemplo del Señor, con discursos útiles y edificantes y "brevedad de palabras". Y debe ir acompañada por el buen ejemplo, "sirviendo al Señor en pobreza y humildad", mostrándose ante todos en el mundo como hombres "mansos, pacíficos, modestos y humildes", sin discusiones, contiendas o juicios, soportando con humildad y paciencia las persecuciones y enfermedades y orando por los enemigos.

Los hermanos legos o "trabajadores", aunque no tengan parte en la actividad apostólica o misionera de la orden, colaboran eficazmente con ella con la oración y las buenas obras.

Tales actitudes van acompañadas además por el espíritu de caballerosidad y vida juglaresca, tan típicos de la Edad Media, para manifestar la alegría del servicio divino y atraer a todos al amor del Señor.


En resumen, las notas características de la espiritualidad franciscana en sus diferentes versiones (masculina, femenina y seglar) se encierran en estas pocas palabras: minoridad, pobreza, fraternidad-caridad y obediencia a Dios y a toda criatura por amor a él. Eso en cuanto a las actitudes. En lo referente a la actividad San Francisco quiso una orden donde convivieran los hermanos "orantes" los hermanos "trabajadores" y los hermanos "predicadores".


La posterior clericalización de la orden, aparte de las mitigaciones en cuestión de pobreza, redujo el número de hermanos legos hasta hacerlos casi desaparecer, y dejó vacíos de orantes los eremitorios. Eso no cambia, sin embargo, lo esencial de la espiritualidad de la orden franciscana, siempre en tensión, por gracia del Espíritu, hacia la renovación del espíritu primitivo en formas nuevas de vida más acordes con los tiempos. De ahí las reformas del pasado, tendentes a recuperar el aspecto de la contemplación o la pobreza, y algunas experiencias recientes como la del conventual San Maximiliano Kolbe, que puso de manifiesto la importancia y el valor incluso apostólico de los hermanos legos o trabajadores en la Orden. Ese es el secreto de la vitalidad del franciscanismo, antiguo y siempre nuevo, que hace que lo encontremos presente en cualquier lugar del globo y en los ambientes más inimaginables. También en internet, por supuesto.


Paz y bien,
Cristina
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Jue Dic 11, 2014 1:55 pm

Hermanos y hermanas, paz y bien :)

El Carisma franciscano
Fr. Tomás Gálvez (fratefrancesco.org)

La espiritualidad de los franciscanos (menores, clarisas, regulares y seglares) es idéntica a la del fundador en lo fundamental, y la podemos encontrar resumida en estas palabras de San Francisco: "La Regla y vida de los Hermanos Menores es esta: observar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin nada propio y en castidad" (2Reg 1).


Observar el Evangelio y los consejos evangélicos es algo que los franciscanos tienen en común con las demás órdenes religiosas, pero el nombre de "Hermanos Menores" pone el acento en que este ideal hay que vivirlo en humildad y fraternidad: "Ninguno de los hermanos tenga poder o dominio entre ellos, como dice el Señor en el Evangelio: Los jefes de las naciones las dominan y los grandes las oprimen. No ha de ser así entre los hermanos. El que quiera ser mayor entre ellos se haga como el menor" (1Reg 5).


Menor y sometido a todos, tal debe ser la actitud de todo franciscano, a imitación de Jesucristo, el cual, a pesar de ser el Hijo de Dios, nos ha dejado un ejemplo encarnándose en María la Virgen, naciendo pobre en Belén, viviendo pobre y peregrino en este mundo y humillándose hasta la muerte en cruz, en obediencia perfecta a la voluntad del Padre.


Los franciscanos están llamados a conservar "el espíritu de la santa oración y devoción" sobre todas las demás cosas o actividades, que deben realizarse "fiel y devotamente".



La pobreza, al contrario que en las ordenes precedentes, debe ser absoluta, individual y colectivamente. Los hermanos deben vivir del propio trabajo y, en caso de necesidad, pueden recurrir a la "mesa del Señor", o sea a la mendicación, sin avergonzarse, porque también Cristo se hizo pobre y peregrino en este mundo.

La caridad entre los hermanos y entre ellos y sus superiores debe ser más "materna" que fraterna.

La más heroica forma de caridad y de obediencia para aquellos que sintieran esa especial vocación o "divina inspiración" es el espíritu apostólico y misionero, consistente en
anunciar la paz y la salvación de Jesucristo a cristianos y a personas de otras creencias.
:D

La predicación por parte de los frailes capacitados y autorizados debe ser, según el ejemplo del Señor, con discursos útiles y edificantes y "brevedad de palabras". Y debe ir acompañada por el buen ejemplo, "sirviendo al Señor en pobreza y humildad", mostrándose ante todos en el mundo como hombres "mansos, pacíficos, modestos y humildes", sin discusiones, contiendas o juicios, soportando con humildad y paciencia las persecuciones y enfermedades y orando por los enemigos.

Los hermanos legos o "trabajadores", aunque no tengan parte en la actividad apostólica o misionera de la orden, colaboran eficazmente con ella con la oración y las buenas obras.

Tales actitudes van acompañadas además por el espíritu de caballerosidad y vida juglaresca, tan típicos de la Edad Media, para manifestar la alegría del servicio divino y atraer a todos al amor del Señor.


En resumen, las notas características de la espiritualidad franciscana en sus diferentes versiones (masculina, femenina y seglar) se encierran en estas pocas palabras: minoridad, pobreza, fraternidad-caridad y obediencia a Dios y a toda criatura por amor a él. Eso en cuanto a las actitudes. En lo referente a la actividad San Francisco quiso una orden donde convivieran los hermanos "orantes" los hermanos "trabajadores" y los hermanos "predicadores".


La posterior clericalización de la orden, aparte de las mitigaciones en cuestión de pobreza, redujo el número de hermanos legos hasta hacerlos casi desaparecer, y dejó vacíos de orantes los eremitorios. Eso no cambia, sin embargo, lo esencial de la espiritualidad de la orden franciscana, siempre en tensión, por gracia del Espíritu, hacia la renovación del espíritu primitivo en formas nuevas de vida más acordes con los tiempos. De ahí las reformas del pasado, tendentes a recuperar el aspecto de la contemplación o la pobreza, y algunas experiencias recientes como la del conventual San Maximiliano Kolbe, que puso de manifiesto la importancia y el valor incluso apostólico de los hermanos legos o trabajadores en la Orden. Ese es el secreto de la vitalidad del franciscanismo, antiguo y siempre nuevo, que hace que lo encontremos presente en cualquier lugar del globo y en los ambientes más inimaginables. También en internet, por supuesto.


Paz y bien,
Cristina
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Jue Dic 11, 2014 2:16 pm

Comunidades de franciscanos y franciscanas en el mundo.

Existe una comunidad supranacional que engloba a todas las comunidades en el mundo, por ante la ONU: http://www.franciscansinternational.org/.

Franciscans International
is a non-governmental organisation that voices concerns at the United Nations, with and on behalf of the most vulnerable, about justice, poverty and the planet.


Franciscanos Internacional es una ONG que hace oir sus preocupaciones en la ONU, con y en el nombre de los mas vulnerables (N.del T.:"y vulnerados") acerca de la justicia, la pobreza y el planeta.

Otra direccion de los franciscanos: http://www.franciscanos.org/enlaces/menu.html

FRANCISCANOS (OFM)

Curia General de los Franciscanos(OFM)
http://www.ofm.org/

Custodia Franciscana de Tierra Santa (OFM; Tierra Santa)
http://www.custodia.org/
http://es.custodia.org/
http://198.62.75.1/www1/ofm/cust/TSmain.html

Asociación pro Tierra Santa (OFM; Tierra Santa)
http://www.proterrasancta.org/es/

Franciscan Media Center (OFM; Tierra Santa)
http://www.fmc-terrasanta.org/es/

Tierra Santa Net (OFM; Tierra Santa)
http://www.terrasanta.net/tsx/index.jsp
http://www.tierrasanta.net/

Provincia Franciscana de la Asunción (OFM; Argentina)
http://www.ofm.org.ar/

Provincia Franciscana de San Francisco Solano (OFM; Argentina)
http://www.franciscanos.org.ar/
http://franciscanos.webs.com/

Provincia Franciscana de San Antonio(OFM; Bolivia)
http://www.ofmbolivia.org/

Provincia Franciscana de Nuestra Señora de la Asunción (OFM; Brasil)
http://www.franciscanosmapi.org.br/

Provincia Franciscana de la Santa Cruz(OFM; Brasil)
http://www.franciscanossantacruz.org.br/

Provincia Franciscana de San Antonio (OFM; Brasil)
http://www.ofmsantoantonio.org/

Provincia Franciscana de San Francisco de Asís (OFM; Brasil)
http://www.franciscanos-rs.org.br/

Provincia Franciscana de la Inmaculada(OFM; Brasil)
http://www.franciscanos.org.br/

Provincia Franciscana del SS. Nombre de Jesús(OFM; Brasil)
http://www.ofmgoias.com.br/
http://www.santissimonome.com.br/

Provincia Franciscana de la Santísima Trinidad(OFM; Chile)
http://www.franciscanos.cl/

Provincia Franciscana de la Santa Fe(OFM; Colombia)
http://www.franciscanos.org.co/

Provincia Franciscana de San Pablo Apóstol (OFM; Colombia)
http://ofm800.blogspot.com.es/

Provincia Bética Franciscana(OFM; España)
http://www.beticaofm.org/

Provincia Franciscana de Arantzazu (OFM; España)
http://www.arantzazu.org

Provincia Franciscana de Cartagena(OFM; España)
http://www.franciscanosofm.es/

Provincia Franciscana de Castilla (OFM; España)
http://www.franciscanosdecastilla.org/

Provincia Franciscana de Cataluña (OFM; España)
http://www.franciscans-cat.org/
http://www.franciscans.cat/

Provincia Franciscana de Granada (OFM; España)
http://www.franciscanosgranada.es/

Provincia Franciscana de Santiago(OFM; España)
http://www.franciscanos.es/

Provincia Franciscana de Valencia (OFM; España)
http://www.ofmval.org/

Provincia Franciscana del Santo Evangelio (OFM; México)
http://www.franciscanosenmexico.com.mx/

Provincia Franciscana de los Santos Francisco y Santiago(OFM; México)
http://www.ofmjal.org.mx/

Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo (OFM; México)
http://www.ofmmichoacan.org/

Provincia Franciscana de los Doce Apóstoles (OFM; Perú)
http://www.12apostoles.org.pe/

Provincia y Custodia de San Francisco Solano (OFM; Perú y España)
http://www3.planalfa.es/misionesfranciscanas/

Provincia Franciscana de los Santos Mártires de Marruecos (OFM; Portugal)
http://www.ofm.org.pt/

Provincia de Nuestra Señora de Guadalupe (OFM; USA)
http://olgvocations.org/espanol-2/

Provincia Franciscana de Santa Bárbara OFM; USA, California)
http://www.sbfranciscans.org/

Provincia Franciscana del Santísimo Nombre (OFM; USA)
http://www.hnp.org/vocation/index-es.cfm


CONVENTUALES (OFMConv)

Curia General de los Conventuales (OFMConv)
http://www.francescani.net/
http://www.ofmconv.org/

Provincia de San Antonio de Padua (OFMConv; Argentina - Uruguay)
http://frailesconventuales.org.ar/
http://www.frailesconventuales.org.ar/

Provincia de San Francisco de Asís (OFMConv; Brasil)
http://www.raizfranciscana.org.br/

Provincia de San Maximiliano María Kolbe (OFMConv; Brasil)
http://www.franciscano.org.br/

Provincia de Nuestra Señora de Montserrat (OFMConv; España)
http://www.pazybien.org/
http://www.franciscanosconventuales.es/

Custodia de los Franciscanos Conventuales en Centroamérica (OFMConv; Centroamérica)
http://franciscanosencentroamerica.com/

Custodia de los Franciscanos Conventuales de Colombia (OFMConv; Colombia)
http://franciscanosconventualesbogota.blogspot.com.es/

Custodia de los Menores Conventuales en México (OFMConv; México)
http://frailesmenoresconventualesmexico ... ot.com.es/


CAPUCHINOS (OFMCap)

Curia General de los Capuchinos (OFMCap)
http://www.ofmcap.org/
http://www.db.ofmcap.org/

Provincia Capuchina del Río de la Plata (OFMCap; Argentina - Uruguay)
http://www.franciscanoscap.org.ar/

Provincia Capuchina de Brasil Central (OFMCap; Brasil)
http://www.capuchinhosbc.org/

Provincia Capuchina de Minas Gerais (OFMCap; Brasil)
http://www.procamig.org.br/

Provincia Capuchina de Bahía y Sergipe (OFMCap; Brasil)
http://www.capuchinhosbase.org.br/

Provincia Capuchina de Nuestra Señora del Carmen (OFMCap; Brasil)
http://www.promapa.org.br/

Provincia Capuchina de Río Grande do Sul (OFMCap; Brasil)
http://www.capuchinhosrs.org.br/

Provincia Capuchina de Sao Paulo (OFMCap; Brasil)
http://www.procasp.org.br/

Provincia Capuchina de San Lorenzo de Brindis (OFMCap; Brasil y Paraguay)
http://www.capuchinhosprsc.org.br/

Provincia Capuchina de Ceará y Piauí (OFMCap; Brasil)
http://www.procepi.org.br/

Provincia Capuchina de Chile (OFMCap; Chile)
http://www.capuchinos.cl/

Provincia Capuchina de Colombia (OFMCap; Colombia)
http://www.capuchinoscolombia.com/

Viceprovincia Capuchina de Ecuador (OFMCap; Ecuador)
http://capuchinosdelecuador.org/

Hermanos Menores Capuchinos en España (OFMCap; España)
http://www.capuchinos.info/

Viceprovincia Capuchina de Guatemala, Honduras y El Salvador (OFMCap; Guatemala...)
http://www.franciscanoscapuchinos.org/

Capuchinos de México (OFMCap; México)
http://www.capuchinos.org/

Franciscanos Capuchinos del Norte de México (OFMCap; México)
http://www.capuchinosnormex.com/

Provincia Capuchina de Perú (OFMCap; Perú)
http://capuchinosperu.org/

Provincia Capuchina de Portugal (OFMCap; Portugal)
http://www.capuchinhos.org/

Viceprovincia Capuchina de Puerto Rico (OFMCap; Puerto Rico)
http://www.capuchinospr.org/
http://www.capuchinospr.com/

Viceprovincia Capuchina de Venezuela (OFMCap; Venezuela)
http://hermanoscapuchinosvenezuela.blogspot.com.es/


TERCERA ORDEN REGULAR (TOR)

Curia General de la Tercera Orden Regular de San Francisco (TOR)
http://www.francescanitor.org/

Viceprovincia de Nuestra Señora Aparecida (TOR; Brasil)
http://www.franciscanostor.org.br/
http://www.tor.org.br/

Provincia de la Inmaculada Concepción (TOR; España)
http://www.franciscanostor.org/


CLARISAS Y OTRAS CONTEMPLATIVAS (OSC, etc.)

Clarisas. Federación Sagrada Familia de Brasil (OSC; Brasil)
http://www.clarissas.com.br

Clarisas. Monasterio de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios, de Feira de Santana (OSC; Brasil)
http://clarissasfeiradesantana.blogspot.com.br/

Clarisas. Monasterio de la Madre de la Providencia, de Cascavel (OSC; Brasil)
http://www.irmasclarissasdecascavel.com.br/

Clarisas. Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles, de Río de Janeiro (OSC; Brasil)
http://www.irmasclarissas.org.br/

Clarisas. Monasterio de San Damián, de Porto Alegre (OSC; Brasil)
http://www.clarissasportoalegre.com/

Clarisas. Monasterio de San Francisco, de Mossoró (OSC; Brasil)
http://clarissasmossoro.blogspot.com.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Campina Grande (OSC; Brasil)
http://irmasclarissaspb.blogspot.com.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Nova Iguaçu (OSC; Brasil)
http://mosteiroclarissasnovaiguacu.blogspot.com.es/

Clarisas. Hermanas Pobres de Santa Clara (OSC; España)
http://clarisasvocaciones.blogspot.com.es/

Clarisas. Federación de Cataluña, Castellón y Menorca (OSC; España)
http://www.clarisascatalunya.cat/index.php?idm=2

Clarisas. Federación de Levante (OSC; España)
http://www.pjvofm.org/10cl/00menu.php

Clarisas. Monasterio de la Inmaculada Concepción, de Celaya (OSC; España)
http://hermanasclarisas.org/

Clarisas. Monasterio de Nuestra Señora de la Paz, de Málaga (OSC; España)
http://www.hermanasclarisasmalaga.supersitio.net/

Clarisas. Monasterio de Nuestra Señora de la Soledad, de Villarrubia de los Ojos (OSC; España)
http://www.villarrubiadelosojos.org/soledad/

Clarisas. Monasterio de la Purísima Concepción, de Marchena (OSC; España)
http://www.clarisas.marchena.net/web/

Clarisas. Monasterio de la Purísima Concepción, de Medina de Rioseco (OSC; España)
http://clarisasdesrioseco.blogspot.com.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Ana, de Badajoz (OSC; España)
http://www.clarisasbadajoz.com/

Clarisas. Monasterio de Santa Catalina, de Zaragoza (OSC; España)
http://cal.es/clarisaszaragoza/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Aguilar de Campoo (OSC; España)
http://www.santaclaraaguilardecampoo.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Belalcázar (OSC; España)
http://clarisasbelalcazar.blogspot.com.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Carrión de los Condes (OSC; España)
http://clarisascarrion.blogspot.com.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Estella (OSC; España)
http://www.santaclaradeestella.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Estepa (OSC; España)
http://www.santaclaraestepa.com/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Tordesillas (OSC; España)
http://www.clarisastordesillas.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Villarrobledo (OSC; España)
http://clarisas-villarrobledo.blogspot.com.es/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Vilobí d'Onyar (OSC; España)
http://www.clarisas.cat/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Zafra (OSC; España)
http://monasteriodesantaclaradezafra.jimdo.com/

Clarisas. Monasterio de Santa Cruz, de León (OSC; España)
http://wwwnuestravidaescristo.blogspot.com.es/

Clarisas. Monasterio de la Santa Faz, de Alicante (OSC; España)
http://www.clarisassantafaz.com/

Clarisas. Monasterio de Santa María de Jesús, de Ávila (OSC; España)
http://www.clarisasavila.org/

Clarisas. Monasterio de Santa Clara, de Lima (OSC; Perú)
http://monasteriosantaclaralima.blogspot.com.es/

Concepcionistas. Orden de la Inmaculada Concepción (OIC; España)
http://www.concepcionistas.info/

Concepcionistas. Casa Madre de Toledo (OIC; España)
http://www.concepcionistastoledo.org/

Concepcionistas. Federación Santa Beatriz de Silva, de Castilla (OIC; España)
http://www.concepcionistastoledo.org/Federacion.htm

Concepcionistas. Federación Santa María de Guadalupe (OIC; España)
http://www.beticaoic.org/

Concepcionistas. Federación de Santiago (OIC; España)
http://concepcionistassantiago.com/

Concepcionistas. Monasterio de la Purísima Concepción, de Ágreda (OIC; España)
http://www.mariadeagreda.org/

Concepcionistas. Monasterio de la Purísima Concepción, de Alcázar de San Juan (OIC; España)
http://www.monjasconcepcionistasdealcazar.com/

Concepcionistas. Monasterio de la Purísima Concepción, de León (OIC; España)
http://www.concepcionistas.info/leon.htm

Concepcionistas. Monasterio de Villanueva de la Serena (OIC; España)
http://oicvva.wordpress.com/

Convento de Sancti Spiritus, de Astorga, de las Franciscanas de la TOR (España)
http://www.franciscanasastorga.es/


ORDEN FRANCISCANA SEGLAR (OFS)

Orden Franciscana Seglar (OFS)
http://www.ciofs.org/
http://ciofs.org/portal/

Orden Franciscana Seglar de Argentina (OFS; Argentina)
http://www.ofs.org.ar/
http://ofs.org.ar/portal/

Orden Franciscana Seglar de Brasil (OFS; Brasil)
http://www.ofs.org.br/

Orden Franciscana Seglar de Chile (OFS; Chile)
http://www.ofschile.cl/

Orden Franciscana Seglar de Chile. Sitio de contacto y fraternidad (OFS; Chile)
http://ofs-chile.blogspot.com.es/

Orden Franciscana Seglar de España (OFS; España)
http://www.fn-ofs.es/

Orden Franciscana Seglar de España. Ser Franciscano Seglar (OFS; España)
http://serfranciscanoseglar.blogspot.com.es/

Orden Franciscana Seglar. Zona de Andalucía. Somos una gran Familia (OFS; España)
http://www.somosunagranfamilia.com/

Orden Franciscana Seglar. Zona Cartaginense (OFS; España)
http://promovocacionalofs.blogspot.com.es/

Orden Franciscana Seglar. Zona de Castilla. "El Señor me dio hermanos" (OFS; España)
http://ofszonafranciscanasangregorio.blogspot.com.es/

Orden Franciscana Seglar. Zona de Valencia (OFS; España)
http://www.ofszonavalenciana.org/

Orden Franciscana Seglar de Palma de Mallorca (OFS; España)
http://www.ofspalma.org/

Orden Franciscana Seglar en México (OFS; México)
http://ofsmexico.blogspot.com.es/

Orden Franciscana Seglar de Perú (OFS; Perú)
http://www.ofsperu.org/

Orden Franciscana Seglar de Venezuela (OFS; Venezuela)
http://ofsdevenezuela.blogspot.com.es/


JUVENTUD FRANCISCANA (JUFRA)

Juventud Franciscana (Jufra)
http://www.ciofs.org/jufra.htm

Juventud Franciscana de Bolivia (Jufra; Bolivia)
http://mijufrabolivia.org/

Juventud Franciscana "Fray León" (Jufra; Bolivia)
http://www.jufra-frayleon.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil (Jufra; Brasil)
http://www.jufrabrasil.org/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Centro (Jufra; Brasil)
http://jufracentro.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Nordeste A1 (Jufra; Brasil)
http://juframaranhao.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Nordeste A2 (Jufra; Brasil)
http://www.jufraregionalcepi.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Nordeste A3 (Jufra; Brasil)
http://www.regionalpbrn.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Nordeste B1 (Jufra; Brasil)
http://jufraneb1.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Nordeste B2 (Jufra; Brasil)
http://www.jufrasergipe.org/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Nordeste B3 (Jufra; Brasil)
http://jufraneb3.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Nordeste B4 (Jufra; Brasil)
http://www.jufra-b4.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Norte 1 (Jufra; Brasil)
http://jufraregionalnorte1amazonia.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Norte 3 (Jufra; Brasil)
http://www.jufraoestedopara.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Oeste (Jufra; Brasil)
http://regionaldajufraoeste.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Sudeste 1 (Jufra; Brasil)
http://juframinas.webnode.com.br/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Sudeste 2 (Jufra; Brasil)
http://jufrase2.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Sudeste 3 (Jufra; Brasil)
http://www.regionaljufrasp.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Sur 1 (Jufra; Brasil)
http://jufraparanasul1.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Sur 2 (Jufra; Brasil)
http://jufrasc.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Región Sur 3 (Jufra; Brasil)
http://jufrars.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Brasil. Área Sur (Jufra; Brasil)
http://jufraareasul.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana de Chile (Jufra; Chile)
https://es-la.facebook.com/jufrachile

Juventud Franciscana de España (Jufra; España)
http://www.jufra.org.es/

Juventud Franciscana de Guatemala (Jufra; Guatemala)
http://jufraguatemala.wordpress.com/

Juventud Franciscana de México (Jufra; México)
http://boards1.melodysoft.com/franciscano/161.html

Juventud Franciscana de León Gto. (Jufra; México)
http://jufraleon.blogspot.com.es/

Juventud Franciscana del Paraguay (Jufra; Paraguay)
http://www.jufradelparaguay.es.tl/

Juventud Franciscana de Perú (Jufra; Perú)
https://www.facebook.com/jufra.peru

Juventud Franciscana de Portugal (Jufra; Portugal)
http://www.jufra.pt.vu/
http://www.jufraportugal.blogspot.com.es/
http://www.jufraportugal.org/portal/

Juventud Franciscana de Portugal. Zona Norte Interior (Jufra; Portugal)
http://zninterior.planetaclix.pt/index.htm

Juventud Franciscana de Portugal. Zona Norte Litoral (Jufra; Portugal)
http://www.zonanortelitoral.pt.vu/

Juventud Franciscana de Portugal. Zona Centro (Jufra; Portugal)
http://zonacentro.planetaclix.pt/

Juventud Franciscana de Venezuela (Jufra; Venezuela)
http://jufravenezuela.blogspot.com.es/


TROS INSTITUTOS FRANCISCANOS MASCULINOS

Asociación y Fraternidad San Francisco de Asís en la Providencia de Dios (Fr. Francisco Belotti; Brasil)
http://www.franciscanosnaprovidencia.org.br/

Discípulos Misioneros de Cristo. Franciscanos (Fr. Héctor Hugo Vázquez Márquez; Colombia)
http://www.discipulosmisionerosdexto.blogspot.com.es/

Frailes Capuchinos Recoletos. Fraternidad de Belén (Argentina)
http://frailescapuchinosrecoletos.org/

Frailes Menores Misioneros (Brasil)
http://www.fradesmenoresmissionarios.org/

Franciscanos de Cruz Blanca (Hno. Isidoro Lezcano)
http://www.cruzblanca.org/

Franciscanos de Cruz Blanca. Venezuela (Hno. Isidoro Lezcano)
http://cruzblancavenezuela.org/

Franciscanos de María (P. Santiago Martín)
http://www.frmaria.org/
http://www.franciscanosdemaria.org/

Fraternidad Hermanos de la Paz (Heraldo Beltrán Candia; Colombia)
http://fraternidadhermanosdelapaz.wordpress.com/

Fraternidad Santa María de los Ángeles (Fr. Carlos de la Virgen Dolorosa)
http://www.confrancesco.it/index-esp.php

Fraternidad de la Alianza Toca de Asís. Hijos e Hijas de la Pobreza del Santísimo Sacramento (Brasil)
http://tocadeassis.org.br/

Hermanos de Emaús (Fr. José Anchieta y Fr. Luiz Rodrigues; Brasil)
http://www.fradesdeemaus.com.br/

Hermanos Pobres de San Francisco (Fr. José M. Guerrero; República Dominicana)
http://www.hermanospobresdesanfrancisco.com/

Misioneros Franciscanos de María Inmaculada
http://miframi.blogspot.com.es/

Peregrinos y Peregrinas de la Eucaristía (P. Francisco M. de la Sma. Trinidad y la M. Amada Clara de los SS. Corazones)
http://peregrinoseucaristia.blogspot.com.es/

Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores. Amigonianos (Luis Amigó; España)
http://www.amigonianos.org/

Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores. Amigonianos. Provincia de San José (Luis Amigó; Colombia, Brasil, Ecuador)
http://www.terciarioscapuchinossanjose.org/


OTROS INSTITUTOS FRANCISCANOS FEMENINOS

Albertinas Siervas de los Pobres (San Alberto Chmielowski y María Bernardina Jablonska)
http://www.albertynki.pl/argentina.php
http://www.albertynki.pl/bolivia.php
http://www.albertynki.pl/espanol.html

Capuchinas de la Madre del Divino Pastor (Beato José Tous y Soler)
http://www.mdpastor.info/

Capuchinas de la Madre Rubatto (Beata María Francisca Rubatto)
http://www.scmrubatto.org/
http://www.scmrubatto.org/espaniol/mapa.html

Capuchinas del Sagrado Corazón (P. Francisco M. de Francia - M. Verónica Briguglio)
http://www.capuchinas-col.blogspot.com.es/

Catequistas Franciscanas (Fr. Polycarpo Schuen; Brasil)
http://www.cicaf.org.br/

Clarisas Capuchinas Sacramentarias. Monasterio de Santa María de los Ángeles
http://www.stamariadelosangeles.org/

Clarisas del Desagravio. Monasterio del Santísimo Sacramento de Louriçal (María do Lado; Portugal)
http://www.clarissaslourical.com/

Clarisas Franciscanas Misioneras del Santísimo Sacramento (Madre Serafina Farolfi)
http://www.clarisasfranciscanas.org/
http://www.cfmss.com/

Franciscanas Alcantarinas. Provincia Ntra. Sra. Aparecida (P. Vicente Gargiulo - M. Inés; Brasil)
http://www.franciscanasalcantarinas.org.br/

Franciscanas de Allegany (Brasil)
http://www.franciscanasgo.org.br/

Franciscanas Bernardinas (Verónica Grzedowska; Brasil)
http://www.franciscanasbernardinas.org.br/

Franciscanas de Bonlanden (P. Faustino Mauricio Mennel; Brasil)
http://www.sib.adm.br/sib.htm

Franciscanas de la Caridad Cristiana
http://franciscanascaridadcristiana.blogspot.com.es/

Franciscanas Cooperadoras Parroquiales de la Asunción (Fr. José Aurelio Fernández Pérez)
http://hermanasfranciscanascooperadoras.bligoo.com/

Franciscanas del Corazón de María (Madre Cecilia y Fr. Luiz María; Brasil)
http://www.fcmaria.org.br/home/

Franciscanas de Dillingen. Provincia de la Divina Providencia (Brasil)
http://www.franciscanasdedillingen.com.br/

Franciscanas de la Enseñanza de la Tercera Orden Regular de San Francisco (Francisca Antonia Lampel y Jacinta Magdalena Zahalka; Chile)
http://www.sstorsf.org/home_es.html

Franciscanas del Espíritu Santo [de Montpellier] (M. Francisca del Espíritu Santo)
http://www.franciscanasmontpellier.org/

Franciscanas Hijas de la Misericordia (Gabriel Mariano y Josefa Ribas de Pina)
http://www.hijasdelamisericordia.com/

Franciscanas Hospitalarias de Jesús Nazareno (P. Cristóbal de Santa Catalina)
http://fhjnazareno.org/index.php
http://fhjnazareno.org/web/

Franciscanas de Ingolstadt (Brasil)
http://www.franciscanas.org.br/

Franciscanas de la Inmaculada (M. Francisca Pascual)
http://www.franciscanasdelainmaculada.com/
http://hermanasfranciscanasdelainmacula ... ot.com.es/

Franciscanas de la Inmaculada Concepción (P. Alfonso M. de la Cruz - M. Clara Álvarez)
http://pazybienfic.blogspot.com.es/

Franciscanas de la Inmaculada Concepción (Fr. José del Refugio Morales - Sor María de la Luz de Cristo Crucificado)
http://paradagamez.blogspot.com.es/
http://www.paginasprodigy.com/casgeneral/

Franciscanas de la Inmaculada Concepción. Provincia de Nuestra Señora de la Paz (Fr. José del Refugio Morales - Sor María de la Luz de Cristo Crucificado)
http://franciscanashfic.blogspot.com.es/

Franciscanas de la Inmaculada Concepción. Provincia Brasileña (Antonia M. Lampel; Brasil)
http://www.irmasfranciscanas-fic.com.br/2005/index.html

Franciscanas de María Inmaculada (Beata Caridad Brader)
http://www.mundilink.com/franciscanas/

Franciscanas de María Inmaculada. Provincia Nuestra Señora de los Ángeles (Beata Caridad Brader)
http://fmiangeles.blogspot.com.es/

Franciscanas Misioneras del Corazón Inmaculado de María (Beata Catalina Troiani; Brasil)
http://www.irmasfranciscanas.org.br/

Franciscanas Misioneras de la Inmaculada (M. María Francisca de las Llagas)
http://franciscanasreparadoras.org/

Franciscanas Misioneras de la Inmaculada Concepción. Curia General (M. Ana Ravell Barrera)
http://www.franciscanasmisioneras.org/

Franciscanas Misioneras de la Inmaculada Concepción. Paz y Bien (M. Ana Ravell Barrera; Argentina)
http://www.franciscanamisionera.blogspot.com.es/

Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor (Beata María Ana Mogas)
http://www.anamogas.net/

Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor. Provincia de Argentina - Bolivia (Beata María Ana Mogas)
http://www.franciscanas.org.ar/

Franciscanas Misioneras de la Madre del Divino Pastor. Provincia Ibérica (Beata María Ana Mogas)
http://marianamogas.blogspot.com.es/

Franciscanas Misioneras de María (FMM; Beata María de la Pasión)
http://www.fmm.org/
http://www.fmm.glauco.it/

Franciscanas Misioneras de María, en Argentina-Uruguay (FMM; Beata María de la Pasión)
http://franciscanasmisionerasdemariaena ... oo.com.ar/

Franciscanas Misioneras de María, en Brasil Sur (FMM; Beata María de la Pasión)
http://www.fmmbrasilsul.org/

Franciscanas Misioneras de María, en Colombia-Ecuador (FMM; Beata María de la Pasión)
http://fmmcolombia.wix.com/web

Franciscanas Misioneras de María, en España (FMM; Beata María de la Pasión)
http://www.fmme.es/

Franciscanas Misioneras de María, en Perú (FMM; Beata María de la Pasión)
http://www.fmmperu.org/

Franciscanas Misioneras de María, en Portugal (FMM; Beata María de la Pasión)
http://www.fmmportugal.com/

Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora (Santa María Bernarda Bütler)
http://www.franciscanas.org/
http://www.franciscanas.org.co/

Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora. Provincia de la Inmaculada (Santa María Bernarda Bütler; Brasil)
http://franciscanasmma.com.br/

Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora. Provincia María Auxiliadora (Santa María Bernarda Bütler; Colombia)
http://www.provinciamariaauxiliadora.org/

Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora. Provincia María Auxiliadora (Santa María Bernarda Bütler; Colombia)
http://www.franciscanasbogota.org/

Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora. Provincia San Francisco de Asís (Santa María Bernarda Bütler; Colombia)
http://franciscanasmedellin.org/

Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora. Provincia Santa Clara(Santa María Bernarda Bütler; Brasil)
http://www.franciscanasmissionarias.org ... /index.php

Franciscanas Misioneras de la Natividad de Nuestra Señora. Darderas (Dr. Francisco Darder)
http://www.franciscanasnatividad.com/

Franciscanas Misioneras del Niño Jesús (María Josefa del Niño Jesús)
http://hermanasfranciscanasmisioneras.blogspot.com.es/

Franciscanas Misioneras de Nuestra Señora (Portugal)
http://www.ppfmns.pt/

Franciscanas Misioneras del Sagrado Corazón. Provincia Latinoamericana "San Antonio" (Laura Leroux y Gregorio Fioravanti; Chile)
http://www.rfmsc.cl/sitio/

Franciscanas de Nuestra Señora del Amparo (J. Francisco Siqueira Andrade; Brasil)
http://www.franciscanasdoamparo.org.br/

Franciscanas de Nuestra Señora Aparecida (Clara M. de Azevedo e Souza; Brasil)
http://www.cifa.org.br/

Franciscanas de Nuestra Señora del Buen Consejo (Madre Teresa Rodón Asencio)
http://www.franciscanasbuenconsejo.org/

Franciscanas de Nuestra Señora del Sagrado Corazón (Centroamérica)
http://www.hermanasfranciscanas.org/

Franciscanas de Nuestra Señora de las Victorias (Mary Jane Wilson; Brasil)
http://www.cifnsv.com/

Franciscanas de la Penitencia y Caridad cristiana. Provincia del Inmaculado Corazón de María (Magdalena Damen; Brasil)
http://www.irmasfranciscanas.com/

Franciscanas de la Penitencia y Caridad cristiana. Provincia del Sagrado Corazón de Jesús (Magdalena Damen; Brasil)
http://www.deuscuida.com.br/

Franciscanas Penitentes Recolectinas de la Inmaculada Concepción de María (Madre María José de Jesús)
http://www.hermanasfranciscanaspr.cl/

Franciscanas de los Pobres (Beata Francisca Schervier; Brasil)
http://www.franciscansisters.org/
http://www.franciscansisters.org/portuguese/index.html

Franciscanas de la Providencia de Dios. Provincia de Nuestra Señora de la Providencia (Brasil y Bolivia)
http://www.irfranprovdeus.org.br/

Franciscanas en la Providencia de Dios (Fr. Francisco Belotti; Brasil)
http://www.franciscanosnaprovidencia.org.br/

Franciscanas de la Purísima Concepción (Madre Paula de Jesús Gil Cano)
http://franciscanasdelapurisimaconcepcion.org/
http://www.blogfranciscanas.blogspot.com.es/

Franciscanas de la Purísima Concepción. Provincia "La Inmaculada" (Madre Paula de Jesús Gil Cano; España)
http://www.franciscanasdelapurisima.org/

Franciscanas del Rebaño de María (Madre Encarnación Carrasco)
http://www.rmaria.org/

Franciscanas del Sagrado Corazón de Jesús (Ysabel Tomasa de Jesús; Venezuela)
http://hermanasfranciscanasscj.org.ve/

Franciscanas de los Sagrados Corazones (Beata Carmen del Niño Jesús)
http://www.franciscanasdelossagradoscorazones.com/
http://www.madrecarmen.org/

Franciscanas de San Antonio (María Luisa del Corazón de Jesús; México)
http://www.hermanasfranciscanasdesanantonio.org.mx/

Franciscanas de San José. Provincia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (Alfonsa Kuborn; Brasil)
http://www.cifsj.org.br/

Franciscanas de Santa Clara (María Teresa Cortimiglia)
http://www.franciszkankiswklary.ofm.pl/

Franciscanas del Señor (Fr. Angélico Lipani; Brasil)
http://www.ifrans.org.br/

Franciscanas de Siessen (P. José Kuonz; Brasil)
http://www.siessen.com.br/

Hermanas Educacionistas Franciscanas de Cristo Rey (Margarita Pucher)
http://www.ssfcr.org/es/

Hijas de la Misericordia de la TOR de San Francisco (Beata María de Jesús Crucificado Petkovic)
http://figliedellamisericordia.org/principal/

Hijas de la Misericordia de la TOR de San Francisco. Provincia del Sagrado Corazón de Jesús (Beata María de Jesús Crucificado Petkovic; Argentina)
http://www.hijasmisericordia.org.ar/

Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento (Beata María Inés Teresa Arias)
http://www.misionerasclarisas.com/

Misioneras Franciscanas del Suburbio (Padre Laureano)
http://misionerasfs.blogspot.com.es/
http://misionereasfranciscanasdelsuburb ... ot.com.es/

Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia (Luis Amigó; España)
http://www.terciariascapuchinas.org/

Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia. Provincia Nuestra Señora de Montiel (Luis Amigó; Colombia)
http://www.htcpromontiel.org.co/

Terciarias Misioneras Franciscanas (Beata María del Tránsito Cabanillas; Argentina)
http://www.mariadeltransito.org.ar/


Paz y bien,
Cristina
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Jue Dic 11, 2014 2:22 pm

La Porciúncula
La Indulgencia


INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA


En julio de 1216, Francisco pidió en Perusa a Honorio III que todo el que, contrito y confesado, entrara en la iglesita de la Porciúncula, ganara gratuitamente una indulgencia plenaria, como la ganaban quienes se enrolaban en las Cruzadas, y otros que sostenían con sus ofrendas las iniciativas de la Iglesia. De ahí el nombre de Indulgencia de la Porciúncula, Perdón Asís, Indulgencia o Perdón de las rosas (por el prodigio que medió en su confirmación según alguna tradición tardía) u otros parecidos.

Más allá de las controversias históricas acerca de los orígenes y circunstancias de la concesión de la Indulgencia, lo cierto es que la Iglesia ha seguido, hasta nuestros días, otorgando y ampliando esa gracia extraordinaria. En la actualidad, esta Indulgencia puede lucrarse no sólo en Santa María de los Ángeles o la Porciúncula, sino en todas las iglesias franciscanas, y también en las iglesias catedral y parroquial, cada 2 de agosto, día de la Dedicación de la iglesita, una sola vez, con las siguientes condiciones: 1) visitar una de las iglesias mencionadas, rezando la oración del Señor y el Símbolo de la fe (Padrenuestro y Credo); 2) confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa, por ejemplo, un Padrenuestro con Avemaría y Gloria; estas condiciones pueden cumplirse unos días antes o después, pero conviene que la comunión y la oración por el Papa se realicen en el día en que se gana la Indulgencia.



S. S. Pablo VI
Carta Apostólica «Sacrosancta Portiunculae ecclesia»
con ocasión del 750º aniversario de la concesión de la
INDULGENCIA DE LA PORCIÚNCULA (14-VII-1966)

La sacrosanta iglesia de la Porciúncula, que el bienaventurado Francisco de Asís «amó con preferencia a todos los demás lugares del mundo» (LM 2,8), adquirió con el tiempo fama en todo el mundo católico, por el hecho de que allí el seráfico Padre dijo y obró muchas cosas maravillosas, y de un modo especial por el hecho de que fue enriquecida por una singular indulgencia, llamada por eso «Indulgencia de la Porciúncula», que desde hace muchos siglos obtienen quienes visitan piadosamente aquella iglesia.

En estos días en que se celebra el 750º aniversario de la aprobación de aquella indulgencia por parte de Honorio III, la cual, como se cree, fue concedida al mismo San Francisco y que diversos predecesores nuestros confirmaron a lo largo de los siglos, nos es grato dirigirnos a los fieles que, según el uso y costumbre de cuantos nos han precedido, se dirigen a la Porciúncula, resplandeciente por ilustre antigüedad, para reconciliarse de una manera más plena y solícita con el mismo Dios allí donde «aquel que ore con corazón devoto obtendrá lo que pida» (1 Cel 106).

Queremos repetir las palabras que pronunciamos hace poco tiempo atrás, movidos por la solicitud pastoral: «Al reino de Cristo se puede llegar solamente por la metánoia, es decir, por esa íntima y total transformación y renovación de todo el hombre -de todo su sentir, juzgar y disponer- que se lleva a cabo en él a la luz de la santidad y caridad de Dios, santidad y caridad que, en el Hijo, se nos han manifestado y comunicado con plenitud» (Const. apostólica, Paenitemini).

A los mismos fieles que, impulsados por la penitencia, son llevados a alcanzar esta metánoia, por cuyo motivo, después del pecado, ha sido herida aquella santidad con la que fueron revestidos al principio en Cristo en el bautismo, sale al encuentro la Iglesia, que sostiene a los hijos enfermos y débiles con un amor y un socorro semejantes al materno, incluso otorgando las indulgencias.

Pero la indulgencia no es un camino más fácil, mediante el cual podemos evitar la necesaria penitencia de los pecados, sino más bien es un sostén que cada fiel, humildemente consciente de su enfermedad, encuentra en el Cuerpo místico de Cristo, que de una manera concreta «colabora a su conversión con la caridad, el ejemplo y las oraciones» (Const. Lumen Gentium, c. 2, n. 11).

Un ejemplo excelso de semejante penitente y de un alma consciente de la humana enfermedad fue para nosotros el mismo San Francisco, en el cual admiramos tan bien expresado «el hombre nuevo, creado a imagen de Dios en la justicia y en la verdadera santidad» (Ef 4,24). En efecto, él no sólo ofrece un ejemplo validísimo de aquella conversión a Dios y de una vida auténticamente penitente, sino que ordena en su Regla exhortar a los hombres para que «perseveremos en la verdadera fe y penitencia, porque de otro modo nadie se puede salvar» (Rnb 23); así en el comentario al Padre Nuestro, implora de esta manera al Padre que está en los cielos: «Y perdónanos nuestras deudas: por tu inefable misericordia, por la virtud de la pasión de tu amado Hijo y por los méritos e intercesión de la beatísima Virgen y de todos tus elegidos» (ParPN 7).

Con mucha razón se puede creer que esta exhortación de San Francisco así como aquel admirable amor, por el cual fue movido a pedir la indulgencia de la Porciúncula para todos los fieles, haya nacido del deseo de participar a los demás la dulzura de ánimo que él mismo había experimentado después de haber implorado de Dios el perdón de las culpas cometidas. Lo que con dulcísimas palabras narra el principal escritor de la vida de este Hombre seráfico, Tomás de Celano: «En cierta ocasión, admirando la misericordia del Señor en tantos beneficios como le había concedido y deseando que Dios le mostrase cómo habían de proceder en su vida él y los suyos, se retiró a un lugar de oración, según lo hacía muchísimas veces. Como permaneciese allí largo tiempo con temor y temblor ante el Señor de toda la tierra, reflexionado con amargura de alma sobre los años malgastados y repitiendo muchas veces aquellas palabras: "¡Oh Dios, sé propicio a mí, pecador!", comenzó a derramarse poco a poco en lo íntimo de su corazón una indecible alegría e inmensa dulcedumbre. Comenzó también a sentirse fuera de sí; contenidos los sentimientos y ahuyentadas las tinieblas que se habían ido fijando en su corazón por temor al pecado, le fue infundida la certeza del perdón de todos los pecados y se le dio la confianza de que estaba en gracia» (1 Cel 26).

El primer fruto de la penitencia, en efecto, es la conciencia de nuestros pecados: «Si quieres que Dios los ignore, sé tú quien los reconozca. Tu pecado te tenga a ti como juez, no como defensor» (S. Agustín, Sermón 20,2; PL 38, 139).

Transformándonos, pues, en acusadores de nosotros mismos ante la Iglesia, a la que Jesús entregó las llaves del reino de los cielos (cf. Mt 16,19), recibimos la remisión de la culpa y de la pena; sin embargo, no se debe relajar el camino por el que volvemos a Dios. Debemos cargar sobre nosotros el yugo de Cristo y debemos llevar su cruz y desearla mediante una voluntaria expiación; es necesario que demostremos con las buenas obras y, en particular, con los frutos del amor fraterno que nos encaminamos sinceramente hacia la casa del Padre y que estamos insertos más sólidamente y con una nueva razón en el Cuerpo de Cristo que es la Iglesia.

El fiel penitente que cumple así la renovación del espíritu, como hemos dicho más arriba, no actúa solo; en efecto «quien es redimido del pecado y mondado en el espíritu en fuerza de las oraciones y del llanto de todos, consigue la purificación mediante las obras de todo el pueblo y es lavado por las lágrimas del mismo. Cristo, en efecto, ha concedido a su Iglesia que todos fueran salvados por obra de uno solo» (S. Ambrosio, De poenitentia, 1.15,80; PL 16,469).

La indulgencia que la Iglesia ofrece a los penitentes es manifestación de aquella admirable comunión de los Santos, que por el único vínculo del amor de Cristo une estrechamente de una manera mística a la beatísima Virgen María, a los fieles triunfantes en el cielo, a los que están en el Purgatorio y a los que peregrinan en la tierra. La indulgencia, pues, que se concede por el poder de la Iglesia, disminuye e incluso borra totalmente la pena por la que el hombre de alguna manera está imposibilitado de alcanzar de una manera más estrecha la unión con Dios; por este motivo el fiel penitente en persona encuentra ayuda en esta singular forma de amor eclesial, para dejar el hombre viejo y revestirse de aquel nuevo «que se va renovando hasta alcanzar un conocimiento perfecto, según la imagen de su Creador» (Col 3,10).

Mientras reflexionamos sobre estas cosas, deseamos que el 750º aniversario de la institución de esta indulgencia sea celebrado de manera que verdaderamente la Porciúncula sea aquel lugar santo donde se consigue el perdón total y se hace estable la paz con Dios.

Sabemos bien que a lo largo de los siglos una inmensa multitud de peregrinos se ha dirigido incesantemente a la iglesia de la Porciúncula. Ellos se arriesgaban a emprender viajes largos y fatigosos para que, como en un abrazo de la Reina de los Ángeles, a la que la iglesia y basílica de la Porciúncula está dedicada, sus espíritus pudiesen gozar de la quietud luego que le fueran perdonados sus pecados y para ellos se renovase el don de la gracia divina. Al mismo tiempo sabemos bien que también hoy, y sobre todo con ocasión del aniversario de la solemne dedicación de esta capilla, en que la indulgencia de la Porciúncula se puede ganar en todas las iglesias de la Orden Franciscana, muchos peregrinos llegan a la Porciúncula, para nada movidos por la curiosidad o por el entretenimiento, sino solo para implorar el perdón de los pecados, de modo de poder gozar en el futuro de la familiaridad del Padre celestial. Estos, habiendo llegado como peregrinos, indican de alguna manera que la vida del hombre es una gran peregrinación que por un largo y arduo sendero nos conduce hasta Dios.

Es preciso pues, desear que las peregrinaciones individuales y en grupo que en nuestros días, a causa del gran aumento de los medios de transporte, se hacen más numerosas, no pierdan el espíritu de la piedad y de la penitencia, sino que sean como una auténtica pasión por la religión.

Quiera Dios que la peregrinación, transmitida durante siglos, a la iglesia de la Porciúncula, que Nuestro mismo Predecesor Juan XXIII emprendió con ánimo piadoso, no termine sino que más bien crezca continuamente la multitud de los fieles que acuden aquí al encuentro con Cristo rico en misericordia y con su Madre, que intercede siempre ante él.

Mientras deseamos de corazón que estas cosas puedan realizarse, a ti, hijo dilecto [C. Koser, Vicario general de la OFM], a toda la Familia Franciscana y a todos aquellos que se reunirán en el santuario de la Porciúncula para festejar solemnemente la memoria de este aniversario, impartimos con mucho gusto en el Señor la bendición apostólica.

Dado en Roma, junto a San Pedro, el 14 de julio de 1966, cuarto año de nuestro pontificado.

[Acta OFM V (1966) 317-320; Enchiridion de la Orden de Hermanos Menores, I, 30-34


Paz y bien,
Cristina

.
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Jue Dic 11, 2014 2:35 pm

Recomendación de libros y películas.

He leido varios libros pequeños acerca de la vida de santos y de san Francisco, pero el que me ha conmovido mas y me ha acercado al serafico P. san Francisco ha sido el del P. Ignacio Larrañaga: "El Hermano de Asís". El P. Ignacio mas que escribir parece narrar y describir con belleza y exactitud, hechos y sentimientos que constituyen los nexos mas fuertes en el mundo de la santidad. Leer su libro es entrar en el mar profundo de los sentimientos y luego descansar en la orilla junto a Jesús, quien inspiró a tantos y a tan pocos en el mundo. Ya en el colegio, me preguntaba porque si tenía todo, lo había dejado todo. La respuesta viene con los años a cristalizarse: no tenía nada, ahora lo tenía todo. Tener al Señor.
Las características personales de san Francisco y las de sus familiares, especialmente, su madre, hacen suponer que san Francisco estaba predestinado para servir. Detestaba la injusticia, la mentira, el engaño, el abuso, la esclavitud, entre otras cosas. Confiaba mas en la Naturaleza, en los animales, se comunicaba con el pájaro, con el jilguero, con el ciervo, con un puerco-espín, lo mismo que con el agua del río, de las cascadas, la nube, el arco-iris, el Sol y la Luna, todos ellos creados por Dios. Bueno, les invito a leer la vivencia del P. Ignacio.

Películas inmortales: Hermano Sol, hermana Luna.

Paz y bien,
Cristina
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

Re: 2. Orden de los Frailes Menores o Franciscanos. 1 dic. 2

Notapor iCristinai » Vie Dic 12, 2014 10:00 am

Peregrinos y peregrinas, no dejen de ver este corto video, por favor! Paz y bien, Cristina

https://www.youtube.com/watch?v=4mmduRgYjGA ("El Hermano Francisco de Asis"). Solo dura menos de cinco minutos! :)
iCristinai
 
Mensajes: 100
Registrado: Sab Ago 09, 2014 12:45 pm

AnteriorSiguiente

Volver a Rutas monásticas

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], laurelpe69

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron