Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Un espacio para compartir experiencias, opiniones y consejos acerca de la vida matrimonial y familiar: relaciones conyugales, fidelidad, comunicación en la pareja, paternidad responsable, la educación de los hijos, el enriquecimiento mutuo en la convivencia y las amenazas y riesgos a las que se enfrenta la familia, como institución, en nuestros días. No es un lugar de consultoría matrimonial, sino un lugar para compartir temas y opiniones de manera pública

Moderadores: siempremaria, Catholic.net, enrique_ellena, Moderadores Animadores

Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor enrique_ellena » Mié Oct 05, 2011 9:53 am

Con atrevimiento y algunas dudas quiero plantear este tema, que de alguna manera y de diferentes formas se hace común en las familias.
Cuando viene un hijo a la vida transforma y engrandece la vida del matrimonio, nos llenamos de alegría, esperanza y la felicidad, brota desde lo más hondo de nuestros corazones. Nos parece que hemos dado el gran paso a construir la felicidad y la realidad de una familia, que con ello comienza a crecer a mirar la vida con otras perspectivas, comenzamos a pensar ya no en nosotros dos, sino en sentido de grupo familiar. Se encienden las luces de los proyectos futuros que va malla de nuestras perspectivas de vida, empezamos a construir con la ambición de legar una continuidad a nuestra vida.
Pero hay veces y cada vez son más frecuentes que estos retoños van creciendo y se van alejando de nuestra mano, piensan diferentes, nos ven como retrógrados, antiguos y sin visión de la actualidad, la vida, la sociedad de consumo la van mostrando que todo es diferente es vivir la felicidad del presente y no es necesario pensar demasiado en el futuro. Lo que importa es ser feliz, disfrutar, inclusive sin miran a costa de que y de quienes. En ese camino se pierde los afectos, el valor del respeto, el sentido de las obligaciones y hasta la perspectiva del futuro.
Asombrados, imposibilitados ante la reacción de ellos miramos estupefactos a ese ser que amamos y lo vemos desconocido ante nuestros ojos. Incapaces de cambiar las cosas, necesitamos replantear nuestra vida pasada y poder encontrar en nuestra experiencia actual la causa, la razón de esta realidad, ¿Cuándo fallamos?, ¿en que nos equivocábamos?, ¿donde estuvo el error? Difícil respuesta y no siempre correcta para reflexionar.
Sin duda fallamos en algo. No fuimos capaces de demostrar la necesidad de seguir en la buena huella, fuimos demasiado permeables y quisimos dar más de lo correcto en ese intento equivocado de que tuvieran mas de lo que nosotros tuvimos y muchas veces reclamamos. Fallamos en la contención, en la educación, en el inculcar los valores adecuados, o fuimos incapaces de vencer a un adversario que despliega todo su poder para convencer, como el ambiente, las amistades, la sociedad en general. Pero ahí también debimos estar presente, es acompañando cada día, cada paso, cada pensamiento del hijo es donde seguramente encontraremos la falla de nuestra gestión de padre o de madre. Tarde ya, ahora el hijo es amor irrenunciable y dolor y sacrificio sin límites. Lo que engendramos para ser plenos de felicidad y no supimos encausar adecuadamente hoy es lagrimas y dolor.
Pero queda algo para decir a aquellos que están en ese camino todavía. Para alcanzar la formación y la educación de un hijo no solo debemos seguir sus pasos cada día y dialogar ampliamente, con generosidad y respeto, amor y compromiso, sino que debemos estar los padres muy de acuerdo en la educación de los hijos, en cada enseñanza, en cada paso que se dé es donde se debe haber coincidido siempre para no fallar. Suele ser la causa más común de la deformación de los valores de los hijos la desunión de los padres en la pedagogía a emplear. Con ello antes de aprender a valorar la vida comienzan a explotar nuestras diferencias para alcázar esa libertad que debimos contener y encausar.
ImagenAquí estoy Señor para hacer tu voluntad
enriqueellena@yahoo.com
Avatar de Usuario
enrique_ellena
Responsable de Foro
 
Mensajes: 414
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Córdoba - Argentina

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor monik » Mié Oct 05, 2011 2:07 pm

Gracias Enrique por el tema, como que es una lucha constante que debemos tener para educar a nuestros hijos para Dios y evitar que sean ganados por el mundo, particularmente veo a mis hijos como una bendición y lo que más le pido a Dios es que siempre les de la fortaleza para no salirse de su camino; si me ha tocado escuchar que estoy un poco anticuada pero a Dios gracias que sólo en las cosas superficiales porque finalmente en lo que vale la pena ellos saben que no hay moda. Es difícil no cometer errores muchas veces por el deseo de ser vistos como "buenos", a cuántos no nos ha tocado escuchar más de una vez que mal@ que eres por haber negado algo que les podía perjudicar pero luego que satisfacción cuando reconocen que nuestra supuesta maldad fue un bien. Considero que nunca es temprano para inculcar las cosas buenas a nuestros hijos sobretodo con el mundo tan "acelerado" pero tampoco podemos decir ya no puedo hacer nada o ya cumplí, el mundo está lleno de tentaciones así que cada día hay que estar reforzando, recordándoles que al único a quien deben seguir es a Cristo.
Una sola cosa he pedido al Señor, y esto es lo que quiero:
vivir en la Casa del Señor todos los días de mi vida,
para gozar de la dulzura del Señor y contemplar su Templo.
Avatar de Usuario
monik
Moderador Global
 
Mensajes: 1406
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Perú,

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor scarlett* » Mié Oct 05, 2011 3:56 pm

Paz y bien.

Yo creo que un hijo es una bendición de Dios desde el momento en que lo concebimos y desde ése mismo momento, es un sacrificio.

Pero un sacrificio que se hace por amor, no es un sacrificio pesado ni doloroso.
Recuerdo mis embarazos y cómo mi cuerpo fué cambiando con ellos. La cinturita que tenía (bueno, ni tanta ni tanta jaja) iba desapareciendo a medida que se agrandaba mi vientre hasta llegar en el último mes a no poder moverme con la misma agilidad con que lo hacía regularmente.

Y de ahi pa´lante la vida no ha vuelta a ser igual.
Desveladas cuidando una fiebre, despedirme de mis cremas y shampoos que me agradaban de soltera y que podía comprar mas o menos fácilmente, añoranzas de lugares a los cuales fuí de soltera como discos (ahora antros) o el tiempo que tenía para dedicarlo a actividades como leer son unos de los pequeños sacrificios de que está llena la vida de una madre o por lo menos la mía.

Pero son sacrificios que valen la pena cuando los veo contentos, realizando aquello que les agrada y para lo que están capacitados.

Como bien dices,el preguntarse qué he hecho mal para que no estén más cerca de la fé es una de las cuestiones que más me han lastimado, pero he aprendido a vivir con ello, sabiendo que Dios los llamara a su lado cuando El los necesite.
Yo me dedico a tratar de vivir conforme al Evangelio dando con ello ejemplo de una vida cristiana.

He dejado de turbarme por ello como dice Santa Teresa: "que nada te turbe, que nada te inquite. Todo pasa, sólo Dios quiera" y me he dedicado a seguir conociendo de nuestra fé, a tratar de vivirla y a tratar de trasmitirla a los que puedo con los medios que puedo hacerlo.

Por supuesto basada en la oración, tratando de ayunar de aquello que no es agradable a Dios y dando limosna no sólo económica sino en el sentido de ofrecerme.

Saludos
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor maria bravo » Jue Oct 06, 2011 10:33 pm

Tu tema, Enrique, es de los que más me preocupan.

Mis hijos todavia son muy pequeños, la mayor apenas tiene siete años y acaba de hacer la primera comunión llena de ilusión, los demás son muy pequeños y todavia no llego a esas edades difíciles en las que cada uno tomara su propio camino y algunas veces tomarán caminos equivocados. Así es que con mi hijitos todavia no sufro lo que tú expresas.

Pero soy maestra y ese es otro modo de ser madre, ahi sufro mucho por ver esas decisiones mal tomadas que no puedo evitar, sufro al verlos equivocarse y creer que estan decidiendo bien, sufro al ver a mis ex-alumnos (que serán una especie de hijos para toda la vida) cuando toman rumbos que no son los mejores, cuando tienen una relación de noviazgo muy jóvenes, o cuando la novia o novio no son las mejores alternativas, peor aún cuando se casan con esos noviecitos o noviecitas superficiales o viciosos, cuando se van alejando poco a poco de la fe después de haber sido jóvenes comprometidos con algún apostolado, cuando tienen hijos sin haberse casado o se divorcian o cuando me platican que han consumido drogas, o cuando su generosidad por apoyar causas justas los he llevado a compañeros ideólogos de doctrinas nada conformes con el evangelio, etc

Es realmente muy doloroso verlos tropezar, y la impotencia es como una lápida que oprime el corazón ¡si yo pudiera evitarles esos dolores! ... pero no puedo. Recuerdo tanto a Nuestro Señor lamentándose por su amada Jerusalen "¡Cuántas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina su nidada bajo las alas, y no habéis querido!" Porque así quisiera yo arroparlos bajo las alas y protegerlos.

Y cuando veo y sufro con esas historias me pregunto qué hubieran podido hacer sus padres o que no debieron haber hecho para no repetir esos errores con mis hijos.

Dice el Santo Cura de Ars: "Hablen a sus hijos de Dios y hablen a Dios de sus hijos".

Eso tiene que ser parte de la solución

Saludos
Dios tiene la máxima prioridad; si algo en nuestra vida merece premura sin tardanza es solamente la causa de Dios
maria bravo
 
Mensajes: 36
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor enrique_ellena » Vie Oct 07, 2011 8:33 am

Gracias a estas tres madres que viven o ven el drama actual desde una visión cristiana. María Bravo, tu aporte me pareció enriquecedor, clarificante, desnudas una realidad que está a la vista de todos y que parece nadie pude resolver. Esperemos que Dios nos ayude a poner límites en esta sociedad confundida y deteriorada en sus valores, que podamos despertar en los padres la responsabilidad de serlo de verdad, que puedan entender que no es dando libertad absoluta como se ayuda a la vida futura, viendo que ese intentar ser modernos es solo una visión deslumbrante y equivocada.
A todos aquellos jóvenes que hoy son padres o van a serlo, a aquellos que hoy se dan cuenta de los errores cometidos, a los que quieren una familia cristiana, sociable y respetuosa, a los que vivimos el amor de diferentes maneras pero siempre orientados al Señor. A todos contengan a sus hijos, dialoguen con amor y con generosidad sin interrumpir nunca ese dialogo, inculquen la importancia de ser personas de bien, enséñeles el valor del amor y de la castidad, muéstrenles los errores sin miedo para que ellos aprendan de estos, sepan enseñar los valores cristianos, morales y naturales del ser humanos. No claudique, vigilen sin cansancio las compañías de los niños, contacte a sus amigos y abran tertulias donde puedan conocerlos, frecuentes sus familias.
Hay que saber contener a los niños, jóvenes y adolecentes con amor, con dialogo con una docencia exquisita, donde los afectos abran la esperanza y el respeto y el sentimiento de amor profundo y puro sean la luz de esas enseñanzas. No claudiquen, no vean a sus jóvenes como cosas irrecuperables, siempre es posible alcanzar una comunicación si ponemos el amor por delante, siempre es posible vencer el mal, el alcohol, la droga, siempre estamos a tiempo de tender una mano generosa y penetrar en esos corazones que generalmente están vacios, desolados, perdidos y sin rumbo.
El ser humano extraviado es un suicida en potencia, busca un afecto que perdió y que cree le es negado sistemáticamente y cae nuevamente en su desesperación y en su abandono, si siente vencido, despreciado y excluido del mundo que antes a despreciado. Esos seres miserables necesitan la mano generosa, la mano tendida como la de Jesucristo que lo ayude a levantarse, lentamente, con un amor incondicional, todos mecemos ser auxiliado y rescatados para Dios y para una vida digna. Sigamos luchando por vidas dignas, santas y generosas. Amemos como el Señor nos enseño a amara. Como El nos ama.
ImagenAquí estoy Señor para hacer tu voluntad
enriqueellena@yahoo.com
Avatar de Usuario
enrique_ellena
Responsable de Foro
 
Mensajes: 414
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Córdoba - Argentina

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor monik » Vie Oct 07, 2011 12:37 pm

Que importante lo que dices Enrique sobre darnos cuenta de los errores cometidos, debemos admitir que nuestros padres cometieron errores, los hemos cometido nosotros pero la lucha por superarlos no debe terminar; lamentablemente muchas veces creemos que hacemos bien simplemente en darles a nuestros hijos aquello que no tuvimos y lo limitamos a lo material, exite una idea muy generlizada que la mejor herencia para nuestros hijos es una buena educación pero limitada a la formación académica olvidando que lo más imporante es la fe, no podemos poner en el mismo nivel la formación académica con la formación espiritual porque en algún momento pueden darse las pugnas, primer copiarán en un examen porque "vale una buena nota" y luego terminarán pisoteando lo que sea con tal de subir, tenemos que recalcarles siempre que por encima de todo hay que hacer las cosas como Dios manda aunque en un primer momento parezca que los resultados no son buenos, que si reprueban un examen para el próximo tendrán que estudiar más pero nada de copiarse, ellos deben tener clara que su meta no es buscar lo que el mundo ha catalogado como bienestar sino ir más allá, hemos sido creados para gozar de la plenitud del reino de Dios y eso debemos inculcarles a nuestros hijos desde pequeños, que confien en el amor y a sabiduría de Dios que no nos da leyes por complicarnos la vida sino para conducirnos por el camino correcto. Como anécdota personal les cuento que cuando mis hijos estaban pequeños, (todos sabemos lo que les gusta a los niños que mamá esté junto a ellos en la cama acariciándolos), en ese momento yo les preguntaba saben cuánto los quiere su mami y me decían mucho ahi aprovechaba para decirle que todo mi amor era insignificante en comparación con lo que Dios los amaba y que se imaginaran lo lindo que sería poder estar un día en su presencia ¡que caritas que ponían!, luego más grandecitos las llamadas de atención era eso no es cristiano, y claro que a mi también me ha caído de parte de llos un eso no es cristiano cuando han tenido que corregirme, tratamos de apoyarnos recordándonos que todas nuestras actitudes deben ser propias de un cristiano.
Una sola cosa he pedido al Señor, y esto es lo que quiero:
vivir en la Casa del Señor todos los días de mi vida,
para gozar de la dulzura del Señor y contemplar su Templo.
Avatar de Usuario
monik
Moderador Global
 
Mensajes: 1406
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Perú,

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor enrique_ellena » Vie Oct 07, 2011 3:02 pm

Me pareció muy interesante este articulo y apropiado con el tema que estamos analizando, razón por la que lo comparto con Uds.
Padres, sepan escuchar a sus hijos
Padres, escuchen a sus hijos. Los hijos continuamente están mandando mensajes de que quieren y necesitan ser escuchados, no sólo ser oídos. Mensajes que suelen ser enviados con el lenguaje corporal, con su comportamiento bueno o malo, utilizando a otros integrantes de la familia, etc. Piden continuamente un tiempo íntimo para poder preguntar, pues tienen demasiadas cosas para decir.
Cuando los padres no les conceden ese tiempo, aunque desgraciadamente sea algunas veces muy corto, se encierran en si mismos y ya no quieren saber nada de abrir su boca, para explicar sus inquietudes. Posteriormente vienen los lamentos de los padres, aduciendo que sus hijos no son comunicativos, pero no se habían dado cuenta, de que llevaban mucho tiempo pidiendo unas migajas de convivencia con sus padres, para que les escuchen.


Padres, estén muy atentos a cualquier señal, por muy pequeña que sea, que sus hijos quieren ser escuchados. Ofrézcanles todo el tiempo de calidad que puedan darles, para poder escucharles bien, con atención, sin prisas, ni agobios. El tiempo de calidad no es completo, si no está acompañado de unos buenos espacios para escuchar. Llevarles al cine o, al campo de fútbol, etc. lleno de ruido y con la atención puesta en lo que sucede externamente, está muy bien, pero no es lo mismo, que estar en un sitio privado de la casa, llevarles a un restaurante o a pasear al campo, para poder escucharles con detenimiento, pues escucharles es mucho mas, que simplemente oírles teniendo la cabeza puesta en otra cosa. Solamente después de escucharles con atención de mente y cuerpo, es decir con los cinco sentidos muy alertas, se puede empezar un buen dialogo.


Está muy bien que los padres salgan con sus hijos a pasear, al cine, al restaurante, al campo de fútbol, a pescar, etc. pero si no aprovechan los tiempos de soledad e intimidad con los hijos, para escucharles, están cumpliendo solamente una pequeña parte de lo que debe ser laeducación integral de los hijos. Esta educación pasa por tiempos de confianza y apertura para escucharles y poder saber que es lo que quieren, lo que no quieren, sus angustias, sus alegrías, sus amores, sus problemas, sus esperanzas, sus inquietudes, sus dudas y un largo etc.
Gentileza de ESCUELA PARA PADRES
http://www.iglesia.org
ImagenAquí estoy Señor para hacer tu voluntad
enriqueellena@yahoo.com
Avatar de Usuario
enrique_ellena
Responsable de Foro
 
Mensajes: 414
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Córdoba - Argentina

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor scarlett* » Vie Oct 07, 2011 8:54 pm

enrique_ellena escribió:Me pareció muy interesante este articulo y apropiado con el tema que estamos analizando, razón por la que lo comparto con Uds.
Padres, sepan escuchar a sus hijos
Padres, escuchen a sus hijos. Los hijos continuamente están mandando mensajes de que quieren y necesitan ser escuchados, no sólo ser oídos. Mensajes que suelen ser enviados con el lenguaje corporal, con su comportamiento bueno o malo, utilizando a otros integrantes de la familia, etc. Piden continuamente un tiempo íntimo para poder preguntar, pues tienen demasiadas cosas para decir.
Cuando los padres no les conceden ese tiempo, aunque desgraciadamente sea algunas veces muy corto, se encierran en si mismos y ya no quieren saber nada de abrir su boca, para explicar sus inquietudes. Posteriormente vienen los lamentos de los padres, aduciendo que sus hijos no son comunicativos, pero no se habían dado cuenta, de que llevaban mucho tiempo pidiendo unas migajas de convivencia con sus padres, para que les escuchen.


Padres, estén muy atentos a cualquier señal, por muy pequeña que sea, que sus hijos quieren ser escuchados. Ofrézcanles todo el tiempo de calidad que puedan darles, para poder escucharles bien, con atención, sin prisas, ni agobios. El tiempo de calidad no es completo, si no está acompañado de unos buenos espacios para escuchar. Llevarles al cine o, al campo de fútbol, etc. lleno de ruido y con la atención puesta en lo que sucede externamente, está muy bien, pero no es lo mismo, que estar en un sitio privado de la casa, llevarles a un restaurante o a pasear al campo, para poder escucharles con detenimiento, pues escucharles es mucho mas, que simplemente oírles teniendo la cabeza puesta en otra cosa. Solamente después de escucharles con atención de mente y cuerpo, es decir con los cinco sentidos muy alertas, se puede empezar un buen dialogo.


Está muy bien que los padres salgan con sus hijos a pasear, al cine, al restaurante, al campo de fútbol, a pescar, etc. pero si no aprovechan los tiempos de soledad e intimidad con los hijos, para escucharles, están cumpliendo solamente una pequeña parte de lo que debe ser laeducación integral de los hijos. Esta educación pasa por tiempos de confianza y apertura para escucharles y poder saber que es lo que quieren, lo que no quieren, sus angustias, sus alegrías, sus amores, sus problemas, sus esperanzas, sus inquietudes, sus dudas y un largo etc.
Gentileza de ESCUELA PARA PADRES
http://www.iglesia.org

Paz y bien.

Gracias por compartir ésto, Enrique. Este tema inspiró el cuarto de mis podcasts. No es sencillo hacer uno. Tengo tanto en la cabeza que a veces no sé qué hacer con ello. Asi que tomé tus palabras (citando por supuesto que son tuyas y que estás en éstos foros) y asi hice mi comentario sobre Un hijo ¿Bendición o sacrificio?

Este artículo me servirá para el de hoy. Me parece muy bueno lo que comparte monik (querida monik) y maría.
Precisamente estaba hoy preguntándome qué necesidad tengo de sufrir, soy masoquista o qué?
Tengo 2 hijos y se encuentran bien, gracias a Dios. Siempre han estado así y yo sufro por otros hijos que tienen madres, pero las tienen lejos.
Tengo 2 sobrinas que se quedaron en México cuando su mamá se fué a Estados Unidos. Yo ayudé en su cuidado y siempre traté de estar al tanto de ellas hasta la fecha. Ahora estoy lejos yo también.

Cuando entré a éstos foros suplicaba por mi hermana que está en Estados Unidos, la imaginaba sufriendo por sus hijos. Se fué para allá hace 15 años y desde entonces no ve a sus 3 hijos. Y yo me pregunto:
¿Cómo es posible que una madre pueda estar tanto tiempo sin ver a sus hijos, sin tocarlos?
Ahora el amor a mi hermana se ha convertido en rencor.
El rencor no es bueno para nadie y daña a quien lo siente y trato de no sentirlo. Me cuesta mucho porque ella y yo fuimos encargadas con mi abuelita por mi mamá para que nos cuidara. Mi madre con todo lo que pudo ser, no nos dejó sólas, nos dejó con la mejor persona que pudo encontrar en el mundo.

En cambio mi hermana se fué enojada con su esposo, pero ya son 15 años sin ver a sus hijos. Ella es ilegal allá y por éso no sale, pero yo me pregunto: ¿ a una madre la puede detener algo así?

Hoy se festeja a la Virgen del Rosario recordando la batalla que se ganó gracias al rezo del Rosario. Ella protegió a las tropas de los musulmanes y evitó que su pueblo cayera. La Virgen del Tepeyac le dijo a Juan Diego: "No estoy yo aquí que soy tu madre?"

La madre de todos nosotros, la Virgen María no nos abandona, ¿cómo nosotras podemos abandonar a nuestros hijos?

No quiero sonar como criticona, pero no puedo evitar preguntarme: ¿Cómo puede una madre vender su casa en el D.F. e irse con una de sus hijas a un lugar mejor y dejar a sus otros 3 hijos sólos?

No lo entiendo. Simplemente no puedo entenderlo. Una madre es sacrificio por amor.
Mi suegra deseaba cambiarse a otro lugar, vender su casa porque era muy grande para ella.... y no lo hizo porque ahí llegaban sus hijos, porque la mayoría de sus hijos estaban en el D.F.
Contra sus deseos de estar en un lugar mejor estaba el amor a sus hjos. Ese que no le permitía renunciar a la lucha.

Esa es una madre.
Mi abuelita unos años antes de morir se preocupaba por encargarnos con quien mejor pudiera cuidar de nosotros (y ya est<bamos grandes, casados y con hijos). Ella veía que se acercaba el tiempo de la muerte porque ella ya era mayor y trató de dejarnos en donde mejor pudieramos estar.

Recuerdo que me decía_ "ay, hija. Yo le pido a Dios que no me recoja antes de ver casados a mis hijos y a mis nietos" (ella cuidaba de los hijos de su hija que etaba en Estados Unidos)

Le preocupaba morirse y que uno de sus hijos no se casara. Ya estaba mayor y no veíamos que se uniera a nadie.

Esa es una madre.

De alguna manera yo también quiero a ésas nietas de mi abuelita porque las ví nacer y crecer, las he cuidado y las quiero. Y sufro porque están sólas sin nadie a quien recurrir con una duda. Alguien que tome provisionalmente el lugar de su madre que está lejos.
Y quiero a mis sobrinas por lo mismo.
Los hijos aunque ya tengan canas y nietos no dejan de ser nuestros hijos. ¿Cómo puede ser que pasen 15 años y no toques a tus hijos?
¿Cómo puede ser que elijas irte de tu casa para no soportar a tus nueras e irte a un lugar más tranquilo, dejando a tus 3 hijos sin nadie?
Dios bendiga a las madres sacrificadas. A las madres que dan la vida por sus hijos, que están al lado de sus hijos en la batalla de la vida.

Gracias, Virgen del Rosario por darnos arma tan poderosa, yo no dejo de orar por mis hijos y por mis hijos adoptados del corazón como llamo a mis sobrinos.
http://puntadascatolicas.blogspot.com/
CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente en cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , reconciliación y conversión
Imagen
Avatar de Usuario
scarlett*
 
Mensajes: 8165
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: México

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor azul_intenso » Lun Nov 14, 2011 5:13 pm

Hola Enrique, importante tema.

Te cuento mi experiencia. Todo hijo es una bendición y también un sacrificio.

Pero para mi personalmente ha sido un sacrificio que no he sentido. Tengo dos hijos y uno en camino y me siento tan pero tan afortunada. Quizá me espere en el futuro un tiempo de matores problemas, cuando sean más grandes y hagan su vida en forma más independiente.

pero por ahora me quejaría de llena solamente. No han sido un sacrificio sino una gran alegría y razón de vivir. Motivo de todo lo que hago y lo que soy. :D
azul_intenso
 
Mensajes: 21
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor adrixs21 » Dom Dic 11, 2011 7:25 pm

Hola tengo 32 años y soy mamá de 5, el mayor tiene 6, la gente con frecuencia me critica o lo que es peor me compadece. jaja, ya estoy acostumbrada pero antes si me ponia muy mal. Pues creo que es bendición porque te hace crecer, y te hace saber que sin Dios no puedes, y además muchos momentos de alegría, pero tambien es sacrificio, yo creo que he sacrificado todo lo que soy. Creo que es bueno, te hace mejor persona y yo antes me deprimia con mucha frecuencia y ahora sorpresa, ya es muy raro que me pase. Si he tenido dudas de fé, mi marido no practica la religión entonces yo jalo con mis hijos a misa, y pues si me dan batalla, precisamente hoy iba hablando con mi ángel porque en veces tengo dudas, y no me sentía con ánimos, que me diera una señal, ya que mi hermana es de otra religión y en veces me confundo, llegamos a misa y mis hijos empezaron a jugar y me la pasé asilenciandolos y a la hora de la paz una viejilla que estaba atras les dió la paz a mis hijos y luego a mi me la dió de beso para decirme según ella al oído: "no haga que sus hijos odien la iglesia". Y muy campante se paro a comulgar, y porsupuesto que yo ya ni pude. No se si esta era la señal que estaba yo pidiendo, si esta es, mi respuesta es simple, no voy pienso seguir batallando, no los vuelvo a llevar y se acabó. Quiciera que alguien de ustedes me pudiera decir si lo de la viejilla viene directamente de Dios o viene del diablo, porque tambien puede ser eso. No porque estemos en misa todo lo que ahí suceda sea Divino. Al terminar la misa la señora de al lado que oyó perfectamente me dijo: "Le puedo decir una cosa?" a lo que yo respondí no gracias ya oí suficiente...Estoy muy confundida, y muy deprimida por esta situación, todos los domingos es lo mismo, yo me empeño en llevarlos a misa, en contra de su voluntad, me la paso lavandoles el coco para que les guste ir, es como nadar en contra de la corriente. Sería muy cómodo quedarnos con mi marido a ver la tele. Saludos!!!!
adrixs21
 
Mensajes: 5
Registrado: Dom Dic 11, 2011 6:45 pm

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor monik » Dom Dic 11, 2011 7:47 pm

Hola no creo que el comentario de la señora haya sido para que dejes de llevar a tus hijos a Misa sino tal vez por la forma como intentabas callarlos, yo tengo 4 hijos y uno de ellos me reclamaba cuando la Misa duraba más de una hora según él no estaba "preparado" para permanecer más tiempo en la Iglesia y ni que decir que para él lo mejor era cuando el sacerdote daba la bendición final pero igual seguí llevándolo, ya cuando estuvo joven y fue tiempo de que haga la catequesis para la confirmación lo inscribí sin consultarle ¿crees que replicó? pues nada y de donde sea llegaba a casa a la hora que era de ir a su catequesis, incluso a veces yo me olvidaba y por algún motivo no estaba en casa y él veía como buscaba unas monedas para su movilidad, hoy tiene 20 años y por motivos de estudios no vive conmigo sino con sus hermanos y sigue yendo a Misa, trata de en casa hacerles entender la importancia de asistir a Misa y que deben comportarse debidamente.
Bendiciones
Una sola cosa he pedido al Señor, y esto es lo que quiero:
vivir en la Casa del Señor todos los días de mi vida,
para gozar de la dulzura del Señor y contemplar su Templo.
Avatar de Usuario
monik
Moderador Global
 
Mensajes: 1406
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Perú,

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor enrique_ellena » Lun Dic 12, 2011 8:49 am

El camino al reino de los cielos no es un camino de rosas, siempre hay espinas. Lo que hay que saber es que lo hacemos con amor y que vamos cada día a la meta final. Para ello hay que perseverar, ponerse las pilas como decimos aquí, sumar el esfuerzo a la oración, hacerlo con tolerancia y con amor, con entrega y mucha fe, esa es la fórmula que nos permitirá un día compartir la felicidad sin límites.
La Señora de los cinco niños lleva en sus actitudes una parte de dudas en la fe y además algo de superstición. Lo que debemos hacer es educar a los niños en los modales, en la conducta y cultivar en ellos el, repeto a lo sagrado. Además debemos ubicarnos en el Templo en un lugar adecuado, para evitar o al menos aminorar las molestias a los demás. Ella tiene niños muy pequeños como para pensar en un control absoluto sobre ellos, pero eso no debe alterar la concentración en lo que está viviendo en la celebración.
Todo viene de Dios y todo va hacia El, así como pensar que lo que la Señora mayor le dijo pudo o no ser una llamada de Dios también podría haberlo sido lo que le hubieran dicho luego y que se negó a escuchar. La Santa Misa es de cada uno y de todos, no sumergimos y nos entregamos en la presencia de Dios, pero eso no debe perturbar, ni mi paz interior, ni mi fe hacia Dios. No es que sea fácil lidiar con niños de corta edad, pero si inculcamos en ello el respeto y una conducta adecuada siempre, seguramente será más fácil cuando estemos en la iglesia.
En realidad lo que digamos puede o no servirle a esta madre, pero debemos saber que nuestra fe no debe depender de la conducta de niños pequeños, ellos son los privilegiados de Cristo, son la pureza que nosotros deberíamos alcanzar. Es bueno llevar a los niños a misa, pero hay que poner orden y sentido común en lo que sucede y adema no perder un instante del Sacrificio del altar.
Madre inquieta, no dejes que te turbe una realidad que todos vivimos en algún momento, sigue adelante, lucha, educa y cultiva la fe un tus hijos. Recuerda que a tu lado está el Señor y El se ocupara de lo que no puedas hacer tu.
ImagenAquí estoy Señor para hacer tu voluntad
enriqueellena@yahoo.com
Avatar de Usuario
enrique_ellena
Responsable de Foro
 
Mensajes: 414
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Córdoba - Argentina

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor adrixs21 » Mié Dic 14, 2011 1:01 am

Gracias por la respuesta, ahora tuve otro acontecimiento que ma ha quitado la paz, fuimos a la posada de una actividad deportiva a la que va mi hijo de 6, y pues otro niño lo mordió y casi le arranca el cachete, le dejó una marca espantosa, y pues cuando se le pasó el dolor, él se le quiso ir encima al otro niño y yo no lo dejé, con dolor de mi alma lo detuve con todas mis fuerzas y no lo dejé que le pegara a el otro niño, no se que fué lo que me hizo actuar así, él me rogara que lo soltara, pero no quise porque ahí todas las mamás el profesor etc. Pero ganas no me faltaban, se mi hizo lógico pensar que la mamá del otro niño lo reprendería, y que mínimo se disculparía y haría que su hijo se disculpara, es lo que yo haría en su lugar, pero pasó la fiesta y nunca se me acercó, y pareciera que ni se inmutó. Ahora me arrepiento de no haberlo soltado y más cuando le veo la marca en su carita. Mi marido me regaño cuando llegué a la casa me dijo que por haberlo reprimido ya no se va a defender en las próximas, y que lo van a agarrar los demás niños de su puerquito etc etc. Que me aconseja hacer? hablaré con los directores de la escuela?, pondré una denuncia en la procuraduría de la defensa del menor? se ve que los papás no ponen límites, alguien los tiene que poner creo yo y aparte ahí estan mis otros hijos mas chiquitos que si me llegan sin orejas un día, aparte estamos viviendo mucha violencia aquí en nuestra ciudad, justo porque los papás se empeñan en no educar a sus hijos y ya estoy harta de esto, que me aconseja hacer?
adrixs21
 
Mensajes: 5
Registrado: Dom Dic 11, 2011 6:45 pm

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor enrique_ellena » Mié Dic 14, 2011 8:55 am

Extraña mucho tu forma de interpretar las cosas y la de tu marido. Estamos viviendo en una sociedad violenta a la que parece no se la puede controlar y tu lamentas no haberle permitido a tu hijo ejercer la violencia, algo no anda bien en los conceptos que tienes de la vida.
La ley del Talión fue abolida por Cristo (Ojo por ojo y diente por diente) precisamente por ser este el concepto de violencia más evidente. El Señor nos dice: ama a tu enemigo. Esa es la manera de enseñar el amor, no incitando a más violencia. El niño que ocasiono el daño es violente y no tiene contención, ni educación y si tu actitud hubiera sido la de dejarlo que se vengue estarías poniéndote al mismo nivel del otro, de violento, del anti social.
Dios nos manda amar y en ese amor esta todo lo que debemos hacer. Esto significa dejarnos manosear por el otro pero hay mil maneras de evitarlo sin caer en la bajeza de la violencia, la violencia nos separa, nos coloca ante Dios como los que rechazamos el amor. La violencia es la que engendra todo el mal en las personas y nos aleja de Dios y de la sociedad.
Un niño no debe aprender a ser violento debe aprender a evitar a los violentos a cultivar el afecto y los valores cristianos. Si miramos el hecho con objetividad, lo veríamos como la razón por la que hoy vemos tanta violencia. Razona desde el amor, piensa en la necesidad de afecto que ese otro ser tiene y que lo hace tan violento. Esa es la actitud, ese es el camino.
ImagenAquí estoy Señor para hacer tu voluntad
enriqueellena@yahoo.com
Avatar de Usuario
enrique_ellena
Responsable de Foro
 
Mensajes: 414
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Córdoba - Argentina

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor adrixs21 » Mié Dic 14, 2011 9:22 am

a ver a ver a ver, como te explico que casi le arranca el cachete, y ese niño anda suelto por ahí en la misma escuela de mis hijos, todo me esperé menos que saliera regañada jajajaja, tal vez tu no tengas hijos, o estés muy por afuera de los conflictos del día a día que se presentan en la vida odrinaria y familiar. Estoy harta de que se apapache la estupidez de no marcar límites en casa a los hijos, por eso las cosas están como están, ( extorciones, violencia, drogas, sicarios etc, etc) atte. alguien de Cd. Juárez Chih. México.
adrixs21
 
Mensajes: 5
Registrado: Dom Dic 11, 2011 6:45 pm

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor enrique_ellena » Mié Dic 14, 2011 11:26 am

Querida Señora: No solo tengo hijos sino que soy abuelo de siete y dos en camino. La situación no cambia con el ser menor o mayor, solo hace falta saber que la violencia solo engendra violencia, y si nos sumamos a los violentos seremos simplemente como ellos.
El amor que Cristo nos enseña es total y para todos, El fue capaz de entregarse en la Cruz por amor y crees que por una bofetada debes devolver la misma del mismo modo. Lo que necesita ese niños y también el tuyo es afecto, la carencia de amor en la familia es la que hace a los niños violentos. Viven enojados, no conocen un gestos de cariño, no tienen contención , ni educación, ven al otro como un enemigo y no como un semejante, no como un hijo de Dios.
Comprende las carencias que ese pequeño violento está sufriendo y en logar de buscar venganza, acércate a ofrecerle cariño y veras como su actitud cambia de inmediato. Lo que citas es verdad, la droga, el alcohol, el sexo libre y la degeneración de nuestra juventud están y cada día seguirán creciendo si no comprendemos que no necesitamos parecernos a ellos sino enseñarles lo que están perdiendo, mostrarle la riqueza del amor, la generosidad de un Dios que nos ama, la realidad de una vida civilizada, cultiva las leyes que nos rigen; la ley natural, que nos coloca en pie de igualdad para aprender a respetar al otro. La ley moral, que nos enseña que la vida dada por Dios debe ser honrada con actos puros y no con promiscuidad, drogas y alcohol. Y por último la ley divina que Dios pone en nuestro corazón para que sigamos su ejemplo. El es el modelo, el ejemplo que no se puede negar ni ocultar, la verdadera revelación del amor.
Para que llamarnos cristianos si nos olvidamos de lo que Dios nos enseña, si actuamos con la misma irracionalidad de los animales, si olvidamos lo que el amor nos manda, si dejamos de lado el mandamiento del amor. Madres que actúan de manera irracional o necesitan ver la venganza como única forma de satisfacción son el comienzo de vidas formadas en la violencia y alejadas de Dios y del amor entrañable que El nos enseña en el primer mandamiento. “Amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas y al prójimo como a ti mismo. ¿Quién es ese prójimo al que nos manda amar? Quien ese ser resentido y educado en la violencia de una familia que hoy está delante de nosotros? Ese es el prójimo, ese en al que debemos amar más que a los demás, especialmente por su carencias, por lo que sufre como niño violento, porque tiene una madre que no ha cultivado en su corazón el sentimiento del amor, porque está solo en la vida, confundido , sin conocer otro lenguaje que el de la violencia. Porque no sabe comunicarse con sus iguales, porque necesita ese cariño que como tu se le niega a cada paso, porque cree que en la vida solo se puede avanzar por la violencia y en ese camino, el será el sicario que mencionaste, el será el esposo violento que tanto nos preocupa, el será ese ser solitario que no sabrá expresarse con cariño y en esa cadena caerá en el mismo error que hoy nos ocupa, y será violento con sus esposa y seguirá siendo violento con sus hijo que crecerán como este niño rodeado de violencia y seguirá la cadena de generaciones violentas, más parecida a animales que seres civilizados e hijos de Dios.
Esas son las razones para preocuparse por aquel niño que necesita de una caricia y de una contención que no tiene. Esa es la razón para no parecernos a él sino al contrario para ser diferentes y brindarle auxilio si tenemos la oportunidad, en lugar de pensar como deberíamos vengarnos.
Necesitamos sembrar amor para cosechar amor, necesitamos desterrar la violencia para encontrar un comunidad donde podamos ser felices y mirarnos a los ojos con el modelo de Cristo, necesitamos desterrar de nuestros corazones la violencia y reemplazarla por el amor, la generosidad, la tolerancia, el respeto y el amor que queremos recibir de los demás.
Santa Teresita del Niño Jesús dice “El amor saca amor” si siembras amor cosecharas amor, si siembras violencia solo recibirás violencia y vivirás en la violencia y no tendrás derecho al amor, al afecto, al respeto, a la gracia de Dios.
ImagenAquí estoy Señor para hacer tu voluntad
enriqueellena@yahoo.com
Avatar de Usuario
enrique_ellena
Responsable de Foro
 
Mensajes: 414
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Córdoba - Argentina

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor adrixs21 » Mié Dic 14, 2011 12:03 pm

llamas superstición a creer en tu ángel custodio? pues de que religión eres? pensé que aquí todos eramos católicos, porque si lo eres entonces no conoces tu religión o no crees en ella, te recomiendo leer el catesismo de la Iglesia Católica.
adrixs21
 
Mensajes: 5
Registrado: Dom Dic 11, 2011 6:45 pm

Re: Un hijo, ¿Bendición o sacrificio?

Notapor enrique_ellena » Mié Dic 14, 2011 3:58 pm

Hola adrixs21: Mira no se resuelven los problemas con agresiones innecesarias, que además son violatorias de las reglas de los foros.
Insinuó una tendencia supersticiosa cuando hablas de que la Señora mayor que hablo contigo, no sabias si era Dios o el diablo, algo que no me pareció adecuado cuando estamos intentando dar una opinión, sana desinteresada y de buena voluntad.
Pero esta actitud tuya poco afectiva y menos agradecida también ponen en evidencia algo muy personal en tu manera de pensar. No es mi intención molestarte ni que creas que estoy en contra de alguien a quien no conozco. Te he hablado con el corazón de un viejo que no solo aprendió del Catecismo, sino de la vida, de los modales, de ver el error sin quererlo reconocer. Alguien que también se equivoco cuando faltaba la experiencia, cuando creía que todo era fácil si uno imponía su manera de pensar. Pero con la gracia de Dios que he recibido durante tanto tiempo y la generosidad de estos foros donde llevo muchos años, me han mostrado la verdad, y esa verdad es la que nos hace libres y en ella encontré las razones para saber que solo el amor es la actitud correcta, es la forma de convivir, es la manera de agradar a Dios y de cumplir su voluntad.
Como creo que mis comentarios te molestan este será seguramente el último. Quiero que encuentres aquí las palabras que te hagan sentir bien y que te ayuden a recapacitar y a reconocer que el amor es sabiduría y caridad.
ImagenAquí estoy Señor para hacer tu voluntad
enriqueellena@yahoo.com
Avatar de Usuario
enrique_ellena
Responsable de Foro
 
Mensajes: 414
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Córdoba - Argentina

Un hijo ¿Bendición o sacrificio

Notapor GeraldT1985 » Vie Feb 24, 2012 5:34 pm

Siento no poder ayudarte, desconozco totalmente ese tema.
Creo que este foro no tiene demasiada participacion, yo es la primera vez que entro y lo primero que he hecho es abrir un post ya que me encuentro desesperada, pero luego me he dado cuenta de que me ha a servir de poco hace dias que no escribe nadie a parte de ti.
Lo siento de verdad, yo tambien buscaba ayuda y ahora veo que no va a ser posible.
Un beso guapa y suerte con tu hijo.
Avatar de Usuario
GeraldT1985
 
Mensajes: 2
Registrado: Lun Feb 20, 2012 3:45 am


Volver a Familias católicas - San José Manyanet y Vives

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Yahoo [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron