2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

En esta ocasión, en el curso “Basílicas y Capillas papales”, haremos un recorrido virtual por Roma. Nuestro objetivo religioso es claro: las basílicas y capillas papales, una cada semana, pero al mismo tiempo iremos conociendo Roma y todos los atractivos socioculturales que tiene para el turista.


Fecha de inicio del curso: 7 mayo de 2012

Fecha de finalización del curso: 7 julio de 2012

Periodicidad de envió de las lecciones: semanal

Moderadores: Catholic.net, Ignacio S, hini, Moderadores Animadores

La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor jair ovallos » Dom May 20, 2012 12:02 pm

Dios en sus desgnios quiso que desde el lugar donde San Padre dio testimonio de fe con su vida y donde permancen por seculan seculorom sus restos, se dirigiera la obra mas grande y maravillosa sobre la tierra la obvra de la salvacion y la redencion. He leido y confrontado el articulo sobre la tumba de San Padre y todos considen en que esta en este lugar devbajo del altar mayor, su sucesor y sucesores han ofrecido el Sacrificio de la Misa Por Siglos.
jair ovallos
 
Mensajes: 48
Registrado: Jue Abr 26, 2012 4:28 am

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor hini » Dom May 20, 2012 3:20 pm

En la Basílica de San Pedro:

Imagen

La bendición papal Urbi et orbi
http://www.es.catholic.net/turismorelig ... p?id=34466

Cómo acudir a una audiencia papal
http://www.es.catholic.net/turismorelig ... p?id=32447
Avatar de Usuario
hini
Moderador Staff
 
Mensajes: 1317
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor Ricky22 » Dom May 20, 2012 3:28 pm

Saludos!!! Que gusto saludarles, gracias por todas las participaciones tan enriquecedoras, a continuación comparto un link de You tube, acerca del Vaticano, Basílica de San Pedro.

http://www.youtube.com/watch?v=2yLicsdmlkk

Después de leer un buen de información, me gusto la idea de compartir este video, pues una imagen dice más que mil palabras.

La paz del Señor este con ustedes.

Así sea.

Atte: Ricky
Ricky22
 
Mensajes: 5
Registrado: Lun Abr 23, 2012 10:32 am
Ubicación: Monterrey, México

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor Ricky22 » Dom May 20, 2012 3:55 pm

Saludos !!!

Les comparto el siguiente Link.

VISITAS VIRTUALES TRIDIMENSIONALES DEL VATICANO EN INTERNET
http://www.zenit.org/article-36190?l=spanish

Esta muy interesante, la calidad de las imagenes es muy buena y el acercamiento esta genial.

Gusto en saludarlos de nuevo.

Que la paz del Señor este con ustedes.

Asi sea.
Atte:
Ricky
Ricky22
 
Mensajes: 5
Registrado: Lun Abr 23, 2012 10:32 am
Ubicación: Monterrey, México

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor Abogada62 » Dom May 20, 2012 9:17 pm

Un gran saludo para todos en especial para nuestra guia y facilitadora Hini!!

No he terminado aun de leer todo el material, es tan interesante conocer a fondo la Basilica de San Pedro, su historia, su arte, que lo leo muy despacio no quiero que se me pase nada por alto, estoy tan ilusionada con esta lectura y aprendiendo tantas cosas, que verdaderamente les doy las gracias de todo corazon por compartir tantos conocimientos y pido a Dios los siga guiando en el camino de la Fe y de la Bondad!

Saludos los quiero mucho,

Nelly
Abogada62
 
Mensajes: 8
Registrado: Dom May 06, 2012 10:31 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor Roxana Santos » Dom May 20, 2012 9:42 pm

Conocer cada detalle de la Basílica de San Pedro ayuda a reconocer más la sede del Papa. Comenzando por la tumba de San Pedro, que expresa la piedra sobre la cual fue construida la Iglesia, hasta la tumba de los Papas que expresan la continuidad mantenida en el tiempo. Asimismo la riqueza arquitectónica que adorna nuestra Fe y ayuda a que reconozcamos que la belleza es una expresión de Dios.

Roxana Santos
Roxana Santos
 
Mensajes: 13
Registrado: Dom May 13, 2012 8:15 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor Liliana Apolonio » Dom May 20, 2012 9:50 pm

La Basílica e San Pedro es uno de los edificios más grandes del mundo. Tiene 218m de largo, y 136 m de altura hasta la cúpula, la superficie total es de 23.000 m². El edificio está conectado con el palacio del Vaticano por un corredor, y otros dos lo conectan con la sacristía adyacente. Esta fue una idea de Miguel Ángel para no interrumpir el perímetro de la basílica. En su interior se alojan 45 altares y 11 capillas. El exterior está construido en travertino y se caracteriza por las columnas gigantes, a partir de ellas, se establece el ático.
Sin descartar su brillo como obra artística, su importancia fundamental reside en que es el edificio central de la cristiandad con todo lo que involucra su historia, arquitectura y espiritualidad, y esto supera ampliamente la importancia adquirida como obra artística.
La Historia misma de la Basílica es fascinante, teniendo en cuenta que fue construida sobre la tumba de quien nuestro Señor se dirigió diciendo que sería la Roca sobre la cual se levantaría su Iglesia. Es una figura casi poética que une lo espiritual del sentido de “ser la Iglesia de Cristo” y el templo que tiene como fundamento básico la tumba de aquél elegido.
Su construcción, se puede decir que desde sí misma fue un acto de fe y conversión por parte de Constantino, quien aún con un ejército inferior al de Majencio lo venció en la Batalla de Puente Milvio luego de ver la señal de Cristo en el cielo. Esto hizo que pidiera al Papa Silvestre que lo bautizara; y, teniendo en cuenta que los habitantes del lugar conocían el lugar donde se hallaba enterrado Pedro, es que Constantino, en el año 324 manda a construir en la colina vaticana una basílica de cinco naves que sería la antecesora de la que nosotros conocemos actualmente.
En su construcción intervinieron diferentes arquitectos: Fue al Papa Julio II quien encarga a Bramante la construcción de la nueva Basílica en el lugar donde se encontraba la fundada por Constantino, obra que se inició el 18 de abril de 1506. A lo largo de 120 años y veinte Papas fue Urbano II quien la consagró el 18 de noviembre de 1623.
A lo largo de todos esos años se sucedieron en su construcción diferentes arquitectos que fueron dando su impronta a la basílica. Del proyecto original de Bramante, con forma de cruz latina griega con una gran cúpula central, sigue el de Rafael y Sangallo cambiándose la forma de cruz griega a cruz latina. Es Miguel Ángel quien volviendo a la cruz griega la remata con su esplendorosa cúpula de 42 m. de diámetro, sostenida por cuatro columnas gigantes con el contrarresto de cuatro cúpulas menores. Pero quien da forma definitiva a la Basílica es Carlos Maderno, que vuelve a la forma de cruz latina, respetando la cúpula de Miguel Ángel. Por último fue Bernini quien construyó la plaza elíptica , que continua con el mismo orden gigante de las columnas de la fachada, a través de dos brazos curvos que remató con la decoración de estatuas de santos . En el interior de la iglesia también realizó la ‘catedra de San Pedro’, construcción de bronce que mezcla la pintura con la escultura, realizando una obra de gran originalidad y creatividad. La base van a ser las columnas salomónicas y el remate a base de volutas de gran imaginación que le sirven de remate.
. La fachada principal de 115 m de ancho por 46 m de alto, columnas gigantes enmarcan el “Balcón de las bendiciones”, desde donde se imparte la bendición “Urbi et Orbi”. (a la ciudad y al mundo) inmediatamente después de su elección, en Navidad y Pascua.
Las campanas: Son seis, la más antigua es del siglo XIII, la más nueva es de 1932. * Suenan en distintos tonos. * Suenan al unísono (plenum) en las fiestas más importantes del Año Litúrgico: Pascua de Resurrección, Navidad, Epifanía, Pentecostés y en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo. * Desde el cónclave de 2005 suenan diferente, según el resultado de las votaciones, para eliminar las dudas acerca del color del humo.
Las Puertas: Se accede a través de cinco puertas: (de izquierda a derecha) Puerta de la Muerte: Salida de los cortejos fúnebres de los Papas * fue encargada por Juan XXIII.* Puerta del Bien y del Mal, realizada entre 1970 y 1977.* Puerta de Filarete, Realizada en el papado de Eugenio IV, entre 1439 y 1445 Puerta de los Sacramentos, Inaugurada por Pablo VI en 1965, en ella aparece un ángel anunciando los siete sacramentos. y la Puerta Santa, Realizada en bronce , fue donada al Papa Pío XII en 1950, por los católicos suizos con motivo del jubileo de ese año. Esta puerta permanece cerrada y tapada por cemento en la parte interior. Sólo el Papa puede abrirla y cerrarla en los Años Santos, permaneciendo todo el año abierta para que los fieles puedan ganar indulgencias.* Sobre el entablamento del arco de esta puerta se encuentran inscriptas las fechas en las que fue abierta, la última en el año 2000.
Nave central
El espacio interior de la Basílica. está dividido en tres naves separadas por grandes pilares. La nave central de 187 m. de largo, acogió las sesiones del Concilio Vaticano II. El particular diseño del suelo de mármol presenta elementos de la antigua basílica, como el disco de pórfido rojo egipcio sobre el que se arrodilló Carlomagno el día de su coronación
En los arcos se encuentran estatuas de las virtudes En los pilares se abren hornacinas en las que se encuentran las esculturas de 39 santos fundadores
En el perímetro de la nave aparece, situado en el entablamento bajo la bóveda, con letras de dos metros de altura, la inscripción traducida al español:Todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos. • Yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos. Mateo 16:19 • Lucas 22:32

Nave de la epístola Tumba de Juan Pablo II.
Es la nave situada a la derecha. La primera capilla aloja la Piedad de Miguel Ángel . Avanzando por la nave se encuentran los monumentos funerarios de León XII. . A continuación se encuentra la capilla de San Sebastián Bajo el altar se conservan, desde el 2 de mayo de 2011, tras una losa de mármol con la inscripción «BEATVS IOANNES PAVLVS PP. II», los restos del Beato Juan Pablo II .En esta capilla también se conservan los monumentos funerarios de Pío XI y Pío XII La siguiente es la Capilla del Santísimo Sacramento : Donde se conserva el Santísimo Sacramento. Junto al ciborio de bronce y lapislázuli que preside el altar, hay dos ángeles adoradores, y unas grandes lámparas de aceite ardiendo permanentemente. Conecta la actual basílica con el cuerpo de la antigua y, a partir de aquí comienza la girola que rodea el espacio alrededor de la cúpula.

Nave del evangelio
Tumba de Pío X.
Es la nave situada a la izquierda. La primera capilla es la «Capilla del Bautismo». A continuación se encuentra la «Capilla de la Presentación» en cuyo altar se encuentra el cuerpo de San Pío X. En sus paredes se encuentran los monumentos a Juan XXIII y a Benedicto XV realizados en el siglo XX. Por último, se encuentra la Capilla del Coro presidida por el Altar de la Inmaculada Concepción La capilla es gemela a la Capilla del Santísimo Sacramento, situada en el lado de la epístola, por lo que presenta la misma configuración

Girola
La girola o deambulatorio es el espacio que rodea los cuatro pilares que sostienen la cúpula y es el corazón de la iglesia tal y como la había diseñado Miguel Ángel.
En ella se encuentran las Capillas: Capilla Gregoriana , Capilla Clementina, Capilla de Nuestra Señora del Pilar la Capilla del Sacramento, y varios alltares: Altar de San Jerónimo, Altar de la Virgen del Perpetuo Socorro, Altar de San Basilio, Altar de la Navicella altares del Arcángel San Miguel ,de Santa Petronila, Altar de la Mentira , Altar del Sagrado Corazón de Jesús, altares dedicados a la Virgen del Pilar y a León I el Magno
En el lado sur de la girola se encuentra, en la columna de la cúpula, un altar presidido por un mosaico que reproduce el célebre cuadro de La Transfiguración de Rafael (núm. 59),98 en cuyo altar se encuentra el cuerpo del Beato Inocencio XI. La capilla adyacente, similar a la Gregoriana, es la (núm. 58);99 en ella se encuentran los monumentos funerarios de Gregorio Magno (núm. 56)100 y de Pío VII (núm. 57),101 de Bertel Thorvaldsen en 1831, único artista no católico que trabajó en la basílica. A continuación se ubica el (núm. 55)102 adornado con un mosaico del siglo XVIII; frente a este, el monumento al Pío VIII (núm. 54),103 obra de Pietro Tenerani en 1866, con una puerta que conduce a la Sacristía Mayor de la Basílica.104
Un párrafo especial merecen los Altares en honor a San Pedro:
1. Altar de la confesión: :El principal de la Basílica. Está colocado sobre la vertical de la Tumba de San Pedro.
2. Altar de la Cátedra de San Pedro: En el ábside de la Basílica. La gran silla significa la autoridad de quien enseña y gobierna en la sede de Pedro, en nombre de Cristo a toda la Iglesia.
3. Altar de la crucifixión de San Pedro: Con un mosaico en el que Pedro se considera indigno de morir como su Maestro, por eso es crucificado en esa posición.
4. Altar de Tabita: Recrea la resurrección de Tabita, discípula caritativa cuya muerte había consternado a su pueblo.
5. Altar de la Navecilla: Jesús aparece a los asustados discípulos.
6. Altar de San Pedro y San Andrés: , también conocido como el “de la Mentira” es la representación de Ananías y Safira intentando engañar a los apóstoles. Mientras Ananías es conducido a su sepultura , ella cae muerta a los pies de San Pedro.
7. Altar del cojo curado.:La curación de un tullido que ofrece sus escasas posesiones a Pedro, él en el nombre de Jesús lo cura.
8. Altar de la Cripta, en las grutas: Mandado a construir por San Gregorio Magno, en las excavaciones del siglo pasado el altar original fue recubierto con piedras nobles.
9. Altar de la Tumba de San Pedro: Data de 1979, por las reformas realizadas permite a los fieles a rezar frente a la tumba de San Pedro.
10. Altar de la caída de Simón el Magno: El mensaje de sus mosaicos nos hace recordar que del costado del Señor brotó el bautismo y de su Corazón la Iglesia y su presencia sostiene a su Vicario, el Papa, hasta el fin del mundo.

Órgano
El órgano de la basílica se encuentra entre la girola y el presbiterio; fue construido por Tamburini en 1962. Son dos cuerpos que se ubican en los brazos de la girola que parten del presbiterio, Estos dos cuerpos se corresponden con dos órganos construidos a principios del siglo XX .. Se utilizan dos consolas de transmisión eléctrica; construidas en 1999.
Transepto
Fue diseñado y construido por Miguel Ángel Buonarroti, que amplió el deambulatorio que habían diseñado sus antecesores, de modo que ganó algunos nichos para altares coronados por grandes ventanas. En el transepto norte,112 existen tres altares dedicados a San Wenceslao ,San Erasmo, el de los santos mártires Proceso y Martiniano El transepto sur es similar al anterior,116 encontrándose los altares dedicados a San José ,y los de la Crucifixión de San Pedro y el de santo Tomás .

Presbiterio
Presbiterio de la basílica.
El presbiterio presenta una estructura similar a la de los extremos del transepto. Está dominado por la Cátedra de San Pedro (núm. 39),136 situada en el centro. Es un monumental relicario obra de Gian Lorenzo Bernini, conteniendo una silla de época paleocristiana que según la tradición era la utilizada por San Pedro; la silla se apoya en las esculturas de los cuatro Padres de la Iglesia. El conjunto aparece iluminado por una vidriera con una paloma, simbolizando el Espíritu Santo.
Altar Papal Baldaquino de San Pedro.
Se encuentra en el crucero, situado bajo la cúpula, y está enmarcado por el monumental baldaquino de San Pedro obra Bernini, construido entre 1624 y 1633. Realizado en bronce extraído del Panteón, presenta una altura de 30 m.. En el centro, a la sombra del baldaquino, rodeado por el inmenso espacio bajo la cúpula, se encuentra el altar papal, un bloque de mármol blanco en forma de paralelepípedo, y sobre él un crucifijo de bronce y un juego de siete candeleros, en el cual solamente el papa puede celebrar la Eucaristía en ocasiones solemnes. Fue colocado


L a Cúpula
La cúpula de la Basílica de San Pedro se eleva a una altura total de 136,57 m desde el suelo hasta la parte superior de la cruz externa. Es la cúpula más alta del mundo. Su diámetro interno es de 41,47 m, ligeramente menor que dos de las tres enormes cúpulas que la precedieron: la del Panteón de Agripa, de 43,3 m; y la de la Catedral de Florencia, de 44 m. Los arquitectos de San Pedro se basaron en estas dos cúpulas para buscar la manera de construir la que se concibió como la mayor cúpula de la cristiandad.157
Sacristía de la basílica.
La Sacristía mayor es un edificio externo a la basílica, situado en el lado sur, que se conecta con el templo a través de dos corredores sobre arcos que acceden a la basílica atravesando la tumba de Pío VIII y la Capilla del Coro.
En 1715 se realizó un concurso para construir una sacristía, el ganador fue un proyecto de Filippo Juvara, cuya maqueta en madera se conserva en los depósitos de la basílica, pero cuyo elevado coste impidió su ejecución. En 1776, el papa Pío VI encargó a Carlo Marchionni la ejecución del actual edificio, cuya construcción se completó en 1784. La obra concluida fue duramente criticada, sobre todo por el erudito Francesco Milizia, lo que obligó a Marchionni a abandonar la ciudad. La sacristía presenta planta octogonal y está cubierta por una cúpula. Se encuentra flanqueada por varios edificios entre los que se encuentran la Sacristía de los canónigos y beneficiarios, la Sala Capitular y el Tesoro.
Grutas Vaticanas
Las Grutas Vaticanas se formaron por la diferencia de cota entre la nueva y la antigua basílica. Tienen forma de iglesia subterránea de tres naves. Se han utilizado como lugar de enterramiento de muchos papas. El acceso se realiza por una escalera doble rodeada por una elegante balaustrada sobre la que se queman 99 lámparas votivas; esta escalera parte desde la parte frontal del Altar Papal. La escalera finaliza ante la Confesión de San Pedro ,obra de Carlo Maderno; ante el mosaico de Cristo Pantocrátor, se encuentra el cofre que guarda los palios. Tras este cofre se encuentran los restos de mármol de la tumba de San Pedro construida por el emperador Constantino. En la parte inferior se encuentra la bola de bronce, llamada «cataracta» o «billicus confessionis», que servía de acceso, desde la construcción de la primera basílica, a la tumba de Pedro.
El papa Pío XII, recién elegido en 1939, patrocinó la investigación arqueológica que en diez años sacó a la luz, primero el suelo de la Antigua Basílica de San Pedro, y más tarde, los restos de una necrópolis romana que ocupaba la ladera de la Colina Vaticana, y que fue enterrada por los constructores de la primera basílica. La presencia de esta zona de enterramiento confirma la creencia de que el lugar de sepultura de san Pedro se encuentra en el lugar donde se erigió primero un monumento y después la basílica.
Tras la excavación, en 1953 se encontró un nicho en el que se podía reconocer una incompleta escritura en griego con el nombre de Pedro, en el interior había algunos huesos envueltos en un paño de púrpura e hilo de oro. Este descubrimiento lo anunció Pío XII convencido de que, con toda probabilidad, los restos eran del cuerpo de san Pedro. Estos restos fueron colocados en el subsuelo, en la posición original que se corresponde exactamente con la vertical del Altar Papal, el baldaquino y la cúpula.

Liliana Apolonio
 
Mensajes: 52
Registrado: Mié May 09, 2012 5:51 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor lia mera figueroa » Dom May 20, 2012 10:20 pm

Las palabras del Papa desde eñ vaticano -Nos unamos a sus oraciones-


Muchas gracias Hini por todos los datos para solicitar entradas a las audiencias-


Las fotos de las audiencias se pueden comprar en el Vaticano en el Observatore Romano -También en el fotógrafo Felice en la calle Cola di Renzo a metros de la plaza del resorgimento-


--------------------------------------------------------------------------------

Benedicto XVI: En la Ascensión nuestra humanidad es llevada a las alturas de Dios
Meditación del papa durante el rezo del Regina Cæli
CIUDAD DEL VATICANO, domingo 20 mayo 2012 (ZENIT.org).- A las 12 del mediodía de hoy, el santo padre Benedicto XVI se asomó a la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico Vaticano para rezar el Regina Cæli con los fieles y peregrinos congregados en la plaza de San Pedro, y les dirigió unas palabras.

A continuación las palabras del papa antes de la oración mariana:

*************

¡Queridos hermanos y hermanas!

Cuarenta días después de la Resurrección --según el libro de los Hechos de los Apóstoles--, Jesús asciende al Cielo, o sea retorna al Padre que lo había enviado al mundo. En muchos países este misterio se celebra no el jueves, sino hoy, el domingo siguiente. La Ascensión del Señor marca el cumplimiento de la salvación iniciada con la Encarnación.

Después de haber instruido por última vez a sus discípulos Jesús sube al cielo (cfr. Mc. 16,19). Él entretanto “no se separó de nuestra condición” (cfr. Prefacio); de hecho en su humanidad asumió consigo a los hombres en la intimidad del Padre y así ha revelado el destino final de nuestra peregrinación terrena.

Así como por nosotros descendió del cielo y por nosotros sufrió y murió en la cruz, así también por nosotros resucitó y subió a Dios, por lo tanto no está más lejano, sino que es “Dios nuestro”, “Padre nuestro” (cfr. Jn. 20,17).

La Ascensión es el último acto de nuestra liberación del yugo del pecado, como escribe el apóstol Pablo: “Subiendo a la altura, llevó cautivos” (Ef. 4,8). San León Magno explica que con este misterio “se proclama no solamente la inmortalidad del alma sino también la de la carne. Hoy de hecho no solamente estamos confirmados como poseedores del paraíso, sino también hemos penetrado en Cristo en las alturas de los cielos”. (De Ascensione Domini, Tractatus 73, 2.4: CCL 138 A, 451.453). Por esto los discípulos cuando vieron al Maestro levitar de la tierra y elevarse hacia lo alto, no sintieron una sensación de malestar, sino una gran alegría y se sintieron empujados a proclamar la victoria de Cristo sobre la muerte (cfr. Mc. 16,20). Y el Señor resucitado obraba con ellos, distribuyendo a cada uno un carisma para que la comunidad cristiana, en su conjunto, reflejase la armoniosa riqueza de los Cielos.

Lo escribe nuevamente san Pablo: “Repartió dones a los hombres... dispuso que unos fueran apóstoles; otros, profetas; otros, evangelizadores; otros, pastores y maestros... para la edificación del cuerpo de Cristo... hasta que lleguemos todos a la plena madurez de Cristo” (Ef. 4,8.11-13).

Queridos amigos, la Ascensión nos dice que en Cristo nuestra humanidad es llevada a las alturas de Dios; así cada vez que rezamos, la tierra se une con el Cielo. Y como el incienso cuando se quema hace subir hacia lo alto su humo suave y perfumado, así cuando elevamos al Señor nuestra fervorosa oración llena de confianza a Cristo, esta atraviesa los cielos y alcanza el Trono de Dios, y es por Él escuchada y satisfecha.

En la celebre obra de san Juan de la Cruz, Subida del Monte Carmelo, leemos que para “ver realizados los deseos de nuestro corazón no hay nada mejor que poner la fuerza de nuestra oración en lo que más le gusta a Dios. Entonces Él no nos dará solamente lo que le pedimos, o sea la salvación, sino también lo que Él ve que sea conveniente y bueno para nosotros, aún si no se lo pedimos” (Libro III, cap. 44, 2, Roma 1991, 335).

Supliquemos a la Virgen María para que nos ayude a contemplar los bienes celestiales que el Señor nos promete, y a volvernos testimonios siempre más creíbles de la vida divina.

© Librería Editorial Vaticana

Traducido
lia mera figueroa
 
Mensajes: 74
Registrado: Lun May 07, 2012 9:29 am

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor lia mera figueroa » Dom May 20, 2012 10:31 pm

Hini Esta es la otra meditación de hoy del Santo Padre -
De nuevo agradecida por todo lo que haces-Mañana serán otros temas-saludo a todos los que siguen con tanto interés eeste foro-Lia

Con la Ascensión del Señor, nuestra oración atraviesa los cielos y llega hasta Dios
En la reflexión del Regina Cæli el santo padre encomendó a las vícitimas de atentado en Italia
CIUDAD DEL VATICANO, Domingo 20 mayo, 2012 (ZENIT.org).- Benedicto XVI después de la oración mariana del Regina Cæli, dirigida desde su estudio que da a la Plaza de San Pedro, reflexionó sobre la festividad de la Ascensión de Jesús al cielo que se celebra en diversos países y que marca “el cumplimiento de la salvación iniciada con la Encarnación”.

“La Ascensión nos dice que en Cristo nuestra humanidad es llevada a la altura de Dios. Así --prosiguió el papa--, cada vez que rezamos la tierra se une con el Cielo”. Y así como el incienso, cuando elevamos nuestra oración en Cristo “esta atraviesa los cielos y llega hasta el Trono de Dios, y es por Él escuchada y atendida”.

Refiriéndose a Italia, el santo padre mencionó dos trágicos eventos: el “vil atentado” del sábado contra una escuela y un terremoto que afectó la región de Emilia Romagna.

“Aquí hoy lamentablemente -dijo el papa- tengo que recordar a los muchachos y muchachas que fueron afectados ayer en un vil atentado. Recemos juntos por los heridos, algunos de los cuales graves, y especialmente por la joven Melissa, víctima inocente de una brutal violencia y por sus familiares que viven el dolor”. Entre la multitud reunida en la Plaza de San Pedro, se veía un pasacalle con escrito: “Ciao Melissa”.

A continuación Benedicto XVI se dirigió a la población de Emilia Romagna: “Estoy espiritualmente cercano a las personas probadas por la calamidad: imploremos la misericordia de Dios para los que han muerto y la atenuación del sufrimiento para los heridos”, dijo.

El papa se dirigió además a los católicos en China, y recordó que el próximo jueves 24, la Bienaventurada Virgen María, es particularmente venerada en Shangai bajo la invocación de María Auxiliadora. Y los invitó a anunciar “con humildad y alegría que Cristo murió y resucitó y que vivan con coherencia la fe que profesan, y que crezcan en afecto y participación con la Iglesia universal” la que tiene su sede en Roma.

También saludó al Movimiento por la Vida de Italia, reunido en el Aula Pablo VI en su ‘Lifeday 2012’ en donde anunciaron la iniciativa “Uno de nosotros” destinada a apoyar la dignidad y derechos de todos las personas desde el momento de la concepción. A ellos les exhortó a “ser siempre testigos y constructores de la cultura de la vida”.

Y para concluir, Benedicto XVI saludó también a los peregrinos de lengua española “que participan en esta oración mariana, así como a los que se unen a la misma a través de los medios de comunicación social. Invito a todos a perseverar junto con la Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, en ferviente oración, para que la fuerza divina del Espíritu Santo haga morada en nosotros, y podamos así cumplir fielmente la voluntad del Señor, dando testimonio de su Evangelio con nuestra palabra y modo de obrar”

En lengua italiana dejó el siguiente mensaje: “Se celebra hoy la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales sobre el tema “Silencio y Palabra: camino de evangelización”. El silencio es parte integrante de la comunicación, es un lugar privilegiado para el encuentro con la palabra de Dios y con nuestros hermanos y hermanas. Invito a todos a rezar para que la comunicación en cualquiera de sus formas, sirva siempre para instaurar con el prójimo un diálogo auténtico, fundado sobre el respeto recíproco, en el escucharse y en el compartir.

Asimismo, hizo referencia a la importante fiesta mariana de este semana: “El jueves 24 de mayo es el día dedicado a la memoria litúrgica de la Bienaventurada Virgen María, Auxilio de los Cristianos, venerada con gran devoción”.

El mensaje íntegro puede leerse en: www.zenit.org/article-42252?l=spanish





--------------------------------------------------------------------------------
lia mera figueroa
 
Mensajes: 74
Registrado: Lun May 07, 2012 9:29 am

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor remansilla » Dom May 20, 2012 11:58 pm

Interesante lo de la historia sobre la tumba de SAn Pedro,,,,ademas comparto eso de tener imágenes o dibujos de cada una de la cosas de las que se va hablando en los textos del curso.

gracias por os link que los demás van colocando
remansilla
 
Mensajes: 2
Registrado: Mar Abr 24, 2012 9:53 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor marisa725 » Lun May 21, 2012 12:36 am

En la Festividad de San Pedro y San Pablo, también se celebra la fiesta de la Basílica que lleva el nombre del Primer Papa, en honor a la multitudinaria devoción que desde los primeros cristianos le han rendido.
La Basílica de San Pedro es el mayor templo de la cristiandad. Se encuentra situado en la orilla derecha del Tíber, dentro de la Ciudad del Vaticano.

Podemos apreciar:
- Grutas Vaticanas
- Necrópolis precostantiniano
- La fábrica de San Pedro
- Basílica
- Interior de la Basílica
- Cúpula
- Plaza
- Fachada
- Historia
- Tesoro

La Constitución de la Iglesia se consumó el día de Pentecostés, el día en que el Espíritu Santo desciende sobre los discípulos, y a partir de entonces, comienza propiamente su historia.
Después de siete años de cátedra apostólica en Antioquía, San Pedro entró en Roma para continuar su prédica y convertitla en centro de la Iglesia Universal en la Santa Sede.
En 1960 el Papa Juan XXIII fijó para la fiesta de San Pedro en Roma el 29 de Junio.
El Papa es el Obispo de Roma, por lo que se le considera la cabeza visible de la Iglesia Católica, Cabeza del Colegio Episcopal y el Jefe de Estado y soberano del Estado de la Ciudad del Vaticano.
Pedro comienza en Roma en la casa de su amigo Cornelio, usó una sala y una silla de madera y así entró como primer Obispo de Roma, que sería en adelante el centro del nuevo reino de Cristo en la tierra.
Unos veinticinco años gobernó San Pedro la cátedra. En Roma se guarda todavía la silla de madera en que se había sentado el apóstol en un relicario de bronce esculpido por Bernini.
Nuestro Papa es el sucesor de Pedro y representante de Cristo en la tierra.
La Basílica de San Pedro es una de las cuatro basílicas papales o basílicas mayores de Roma. Las otras son: Archibasílica de San Juan de Letrán, Basílica de Santa María la Mayor y Basílica de San Pablo Extramuros.
La basílica de San Pedro no es, ni la sede oficial del Papa, ni se encuentra la primera entre las principales basílicas de Roma, pues éste honor lo ostenta la catedral de Roma, la Archibasílica de San Juan de Letrán, tampoco es la parroquia de la ciudad del Vaticano, ya que actualmente es la Capilla Paulina la que funciona como tal. Sin embargo, es la principal iglesia Pontificia, al celebrarse en ella la mayoría de las ceremonias papales, debido su tamaño, a su proximidad a la residencia papal y a su ubicación dentro de la Ciudad del Vaticano.
Arquitectos de la Basílica de San Pedro:
-1506 Bramante, en colaboración con Giulano da Sangallo
-1514 Rafael Sanzio. Colabora Giulano da Sangallo y luego su sobrino Antonio da Sangallo.
-1515 Fray Giocondo hasta su muerte en ese mismo año.
-1520 Antonio da Sangallo, colabora Baldassarre Peruzzi hasta 1527
-1546 Miguel Angel
-1564 Pirro Ligorio y Jacopo Barozzi da Vignola
-1573 Giacomo della Porta con Domenico Fontana.
-1603 Carlo Maderno
-1629 Gian Lorenzo Bernini

La Basílica de San Pedro es uno de los edificios más grandes del mundo. Tiene 218 m de largo y 136 m de altura hasta la cúpula, presenta una superficie total de 23,000 metros cuadrados.
marisa725
 
Mensajes: 233
Registrado: Mié Sep 30, 2009 11:10 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor Cesol » Lun May 21, 2012 12:51 am

Buenas noches:

No he terminado de leer de San Pedro, de lo poco que sabia era de que si San Pedro pidio que lo crucificaran de cabeza porque no era digno de morir como Nuestro Jesucrito. Lo que no sabia era donde estaban sus restos o que si existian pero con esta información ya podemos decirlo a nuestros hermanos que luego han preguntado que o como fue la vida de San Pedro. A veces es triste que las construcciones antigues de tantos años fueron construyendo edificios modernos sobre ellos y ahora con las excavaciones estan viendo la riqueza que habian enterrado. Pero alegremonos que vamos a aprender toda esta información que nos dan.
Cesol
 
Mensajes: 5
Registrado: Dom May 06, 2012 11:43 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Lun May 21, 2012 9:07 am

Grutas Vaticanas

Las grutas, situadas en el sótano de la basílica, si bien en un nivel superior con respecto a la basílica constantiniana del siglo IV, además de las capillas dedicadas a varios santos, contienen tumbas de reyes, reinas y papas a partir del Siglo X.

El lugar sagrado por excelencia es el sepulcro de san Pedro, donde se encuentra el tabernáculo, del Siglo IV, mandado construir por el emperador Constantino, sobre la venerada sepultura del Apóstol. En una de las capillas alrededor del ábside se puede ver el fresco del pintor romano del Trecento, Pietro Cavallini. Es la “Madonna del pelotazo”, así llamada por la tumefacción que se ve en su cara. Cuenta una leyenda que un soldado borracho, despechado por haber perdido a las bolas, lanzó una pelota contra la imagen que, ante el impacto, sangró. En este lugar se encuentran las tumbas de S.S. Paulo VI (1978) y de S.S. del Papa Juan Pablo II (2005).


Imagen

En estas grutas, observamos que se encuentra Nuestra Señora de Guadalupe, un gran honor para México y como decia S.S. Juan Pablo II, SU MORENITA
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1812
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor semijuandedios » Lun May 21, 2012 10:51 am

La Basílica Papal de San Pedro (en latín: Basilica Sancti Petri, en italiano: Basilica Papale di San Pietro in Vaticano), conocida comúnmente como Basílica de San Pedro, es un templo católico situado en la Ciudad del Vaticano. La basílica cuenta con el mayor espacio interior de una iglesia cristiana en el mundo, presenta 193 m de longitud, 44,5 m de altura, y abarca una superficie de 2,3 hectáreas. La altura que le confiere su cúpula hace que sea una característica dominante en el horizonte de Roma. Es considerada como uno de los lugares más sagrados del catolicismo. Se ha descrito como «la ocupante de una posición única en el mundo cristiano», y como «la más grande de todas las iglesias de la cristiandad».

En la tradición católica, la basílica es el lugar de entierro de San Pedro, que fue uno de los doce apóstoles de Jesús de Nazaret, primer obispo de Antioquía, primer obispo de Roma y, por lo tanto, el primero de los pontífices. La tradición y las evidencias históricas y científicas sostienen que la tumba de San Pedro está directamente debajo del altar mayor de la basílica; a causa de esto, muchos papas han sido enterrados en San Pedro desde la época paleocristiana. En el sitio de la actual basílica han sido construidas iglesias desde el siglo IV. La construcción de la actual basílica, sobre la antigua basílica constantiniana, comenzó el 18 de abril de 1506, y finalizó el 18 de noviembre de 1626.

Como obra arquitectónica, es considerada como el mayor edificio de su época. A diferencia de la creencia popular, San Pedro no es una catedral, ya que la Archibasílica de San Juan de Letrán es la catedral de Roma.

La Basílica de San Pedro es una de las cuatro basílicas papales o basílicas mayores de Roma; las otras son: Archibasílica de San Juan de Letrán, Basílica de Santa María la Mayor y Basílica de San Pablo Extramuros.

La Basílica de San Pedro no es ni la sede oficial del papa, ni se encuentra la primera entre las principales basílicas de Roma, pues este honor lo ostenta la catedral de Roma, la Archibasílica de San Juan de Letrán, tampoco es la parroquia de la Ciudad del Vaticano, ya que actualmente es la Capilla Paulina la que funciona como tal. Sin embargo, es la principal iglesia pontificia, al celebrarse en ella la mayoría de las ceremonias papales, debido a su tamaño, a su proximidad a la residencia papal y a su ubicación dentro de la Ciudad del Vaticano.

La Cátedra de San Pedro o cátedra es una silla antigua que se supone fue utilizada por San Pedro, pero que en realidad fue un regalo de Carlos el Calvo, y utilizada por varios papas. Ocupa una posición elevada en el ábside, apoyada sobre los Doctores de la Iglesia, e iluminada por el Espíritu Santo.

Tumba de San Pedro:
Después de la crucifixión de Jesús, en el segundo cuarto del siglo I, se registra en el libro bíblico de los Hechos de los Apóstoles que uno de sus doce discípulos, Simón Pedro, un pescador de Galilea, ocupa una posición de liderazgo entre sus seguidores, teniendo gran importancia en la fundación de la Iglesia cristiana.

Simón Pedro, después de un ministerio de unos treinta años, viajó a Roma. En el año 64, durante el reinado del emperador Nerón, los cristianos fueron responsabilizados del gran incendio de Roma, por lo que Pedro fue martirizado, al igual que otros muchos cristianos. Fue crucificado cabeza abajo, por petición propia, porque consideraba indigno morir de la misma manera que lo hizo Cristo. La crucifixión tuvo lugar cerca del obelisco egipcio que había en un extremo del Circo de Nerón. Este obelisco fue traído desde la ciudad de Heliópolis por Calígula en el año 37 d.C. Se encuentra actualmente en la Plaza de San Pedro, y es venerado como un «testigo» de la muerte del apóstol. Es uno de los varios antiguos obeliscos de Roma.

Según la tradición, los restos de Pedro fueron enterrados a las afueras del circo, en la Colina Vaticana, avanzando por la Vía Cornelia, que partía del Circo, a menos de 150 m del lugar de su muerte. La tumba de Pedro estaba marcada por una roca de color rojo, símbolo de su nombre, que les servía a los cristianos para identificarla y, al mismo tiempo, carecía de sentido para los no cristianos, lo que evitaba posibles represalias. Años más tarde, en este lugar se construyó un santuario, que casi 300 años después se convirtió en la Antigua Basílica de San Pedro.

En 1939, durante el papado de Pío XII, se realizó una investigación arqueológica de 10 años de duración en la cripta de la basílica, que permanecía inaccesible desde el siglo IX. De hecho, el área cubierta por la Ciudad del Vaticano había sido un cementerio desde antes de la construcción del circo de Nerón. Además, allí eran enterradas las víctimas de las ejecuciones del circo, así como numerosos cristianos que optaban por ser enterrados cerca del apóstol. Las excavaciones revelaron, en diferentes niveles, los restos de los santuarios que existieron en las épocas de Clemente VIII (1594), Calixto II (1123) y Gregorio I (590-604). Todas las construcciones se encontraban sobre un edículo que contenía fragmentos de huesos en un pañuelo de papel teñido de púrpura con adornos de oro. A pesar de que no se pudo determinar con certeza que los huesos fueran los de Pedro, las vestimentas sugerían un entierro de gran importancia. El 23 de diciembre de 1950, el papa Pío XII anunció el descubrimiento de la tumba de San Pedro.

La antigua Basilica:
La antigua basílica fue construida en el lugar donde se encontraba la tumba de Pedro, no lejos del circo de Nerón. Las obras fueron ordenadas por el emperador Constantino, a expensas del papa Silvestre I; comenzaron entre el 326 y el 330, y finalizaron 30 años después. Ante el altar mayor de esta iglesia fueron coronados muchos emperadores, como Carlomagno, a quien el papa León III impuso la corona imperial el día de Navidad del año 800.

Plan de reconstruccion:
A finales del siglo XV, tras el período del papado de Aviñón, la basílica paleocristiana se encontraba bastante deteriorada y amenazaba con derrumbarse. El primer papa que consideró la reconstrucción o, al menos, hacer cambios radicales, fue Nicolás V en 1452. Encargó el trabajo en el antiguo edificio a Leon Battista Alberti y Bernardo Rossellino, que fue el encargado de diseñar los cambios más importantes. En su proyecto, Rossellino mantuvo el cuerpo longitudinal de cinco naves cubiertas con techos abovedados y renovó el transepto con la construcción de un ábside más amplio al que añadió un coro; esta nueva intersección entre el crucero y el ábside se cubriría con una bóveda. Esta configuración ideada por Rossellino influyó en el posterior proyecto de Bramante. Las obras se interrumpieron tres años después, a la muerte del papa, cuando los muros tan sólo alcanzaban a levantarse un metro del suelo. Sin embargo, el papa ordenó la demolición del Coliseo de Roma y, en el momento de su muerte, 2 522 carretadas de piedra habían sido transportadas para su uso en el nuevo edificio.

Cincuenta años después, en 1505, bajo el pontificado de Julio II, se reiniciaron las obras, con la idea de que el nuevo edificio fuera el marco adecuado para acoger su sepultura; el papa pretendía con la obra «engrandecerse a sí mismo en la imaginación popular». Para ello se celebró un concurso, existiendo actualmente varios de los diseños en la Galería de los Uffizi en Florencia. El plan iniciado por Julio II continuó a través de los papados de León X (1513-1521), Adriano VI (1522-23), Clemente VII (1523-1534), Paulo III (1534-1549), Julio III (1550-1555) , Marcelo II (1555), Pablo IV (1555-1559), Pío IV (1559-1565), San Pío V (1565-1572), Gregorio XIII (1572-1585), Sixto V (1585-1590), Urbano VII (1590), Gregorio XIV (1590-1591), Inocencio IX (1591), Clemente VIII (1592-1605), León XI (1605), Pablo V (1605-1621), Gregorio XV (1621-1623), Urbano VIII (1623-1644) y de Inocencio X (1644-1655).

Construcción:
El papa Julio II se propuso continuar las obras iniciadas por Nicolás V, pero en 1505 decidió la construcción de una nueva basílica ex-novo, acorde con la nueva estética renacentista.

Existieron tres proyectos y son:
1.- El Proyecto de Bramante:
La construcción del edificio actual se inició el 18 de abril de 1506. El proyecto fue encargado al arquitecto Donato d'Angelo Bramante, llegado poco antes desde Milán, y que se había ganado la confianza del papa por encima del anterior arquitecto, Giuliano da Sangallo. Incluso se encargó del diseño del Patio del Belvedere. El proyecto consistía en un edificio con planta de cruz griega inscrita en un cuadrado y cubierta por cinco cúpulas, la central de mayor tamaño y apoyada en cuatro grandes pilares, inspirándose en la Basílica de San Marcos, y un claro ejemplo de planta centralizada típica del Renacimiento. La cúpula central, inspirada en la del Panteón de Agripa, se situaba sobre el crucero, y las restantes en los ángulos. Esta idea quedó plasmada en una medalla acuñada por Caradosso para conmemorar la colocación de la primera piedra del templo el 18 de abril de 1506. En la construcción de la iglesia también resultó importante la aplicación de los estudios teóricos de Francesco di Giorgio, Filarete y, sobre todo, de Leonardo da Vinci, para iglesias de planta centralizada, cuyos resultados están claramente inspirados en la planta octogonal de la Catedral de Florencia.

Los trabajos se iniciaron con la demolición de la basílica paleocristiana, lo que fue muy criticado dentro y fuera de la Iglesia por personalidades como Erasmo de Rotterdam o Miguel Ángel, que criticó la destrucción de las columnas de la antigua basílica. Bramante fue apodado «maestro ruinoso», y Andrea Garner se burló de él en la sátira Scimmia («Mono»), publicada en Milán en 1517, donde presenta al arquitecto fallecido ante San Pedro, que le recrimina la demolición cuando le propone la reconstrucción del cielo. A estos escándalos hubo que sumarle el de la venta de indulgencias para la construcción de la Basílica, lo que tuvo un papel importante en el nacimiento de la Reforma Protestante de Martín Lutero, que vio los trabajos en su viaje a Roma a finales de 1510, y en base al que escribiría Las 95 tesis. Con todo esto, Bramante no pudo ver avanzar demasiado la obra, pues murió en 1514, cuando sólo se habían edificado poco más que los cuatro grandes pilares que debían sostener la gran cúpula central.

2.- Los proyectos de Rafael y Sangallo:
Desde 1514 se hizo cargo de la dirección de la obra Rafael Sanzio, con fray Giovanni Giocondo y Antonio da Sangallo el Joven, que continuó dirigiendo las obras, junto a Baldassarre Peruzzi, tras la muerte de Rafael en 1520. Todos ellos cambiaron el plan de Bramante, optando por diseños que se inspiraban en la tradicional planta basilical de cruz latina con un cuerpo longitudinal de tres naves. Sangallo presentó en 1546 un costoso modelo de madera, en la actualidad almacenado en la basílica, en el que sintetizaba todas las ideas surgidas con anterioridad. Defendió la planta centralizada ideada por Peruzzi, cubierta por una enorme cúpula mayor que la planeada por Bramante, y rematada con un gigantesco doble tambor; el conjunto quedaba flanqueando con dos altos campanarios.

3.- El proyecto de Miguel Angel:
Tras la muerte de Sangallo en 1546, el papa Pablo III encomendó la dirección de las obras a Miguel Ángel Buonarroti, quien retomó la idea de Bramante de planta en cruz griega. El diseño original de Bramante presentaba problemas estructurales que debieron ser corregidos. Bajo la dirección de Miguel Ángel se alzaron los muros del ábside, de una imponente monumentalidad. No obstante, la más importante aportación del gran genio fue la gran cúpula que se encuentra justo sobre el altar mayor y el sitio donde la tradición indica que se localiza la tumba del apóstol San Pedro. Es una estructura que, a pesar de su peso, parece flotar en el aire. Veinticuatro años después de la muerte de Miguel Ángel, fue concluida la cúpula según el diseño definitivo de Domenico Fontana y Giacomo della Porta, que apenas variaron los planes del maestro.18 Los mosaicos del interior de la misma son de Giuseppe Cesari, y representan las distintas jerarquías de santos en la gloria celestial, estando representado Dios Padre en la linterna central.

Conclusión de la Obra:
La configuración actual de la basílica en forma de cruz latina fue obra de Carlo Maderno, quien durante el pontificado de Pablo V añadió tres crujías nuevas y proyectó la fachada, compuesta de órdenes gigantes de columnas y balconadas. La basílica se dio por concluida en 1626 y consagrada solemnemente por el papa Urbano VIII, aunque todavía quedaban muchos detalles por finalizar.

Gian Lorenzo Bernini, a instancias de Alejandro VII, proyectó la inmensa Plaza de San Pedro y la columnata que la rodea. Encima de ella y por todo el perímetro de la plaza se aprecian numerosas estatuas de santos y santas de todas las épocas y lugares. Encima de la fachada de la basílica, las estatuas de once de los Apóstoles (exceptuando Judas Iscariote), San Juan Bautista y, en el centro, Cristo. Bernini fue también el responsable de acometer los diseños y planos para las torres campanario que debían completar la fachada dejada por Maderno; la única torre completada bajo la dirección de Bernini, entre 1638 y 1641, tuvo que ser demolida poco después de su elevación ante los evidentes signos de inestabilidad de la estructura. Los relojes que ocupan los extremos de la fachada se incluyeron a finales del siglo XVIII, y son obra de Giuseppe Valadier, quien, asimismo, situó la inmensa campana fundida previamente en uno de los cuerpos laterales, que son todo cuanto puede considerarse como campanario una vez que se determinó no volver a plantear la construcción de torres en la fachada.

Bernini se ocupó también de gran parte de la decoración interior del templo. Su obra más destacada a este respecto es el espectacular baldaquino de bronce macizo sobre el altar mayor de la basílica. El bronce utilizado en la construcción del baldaquino fue extraído de los casetones de la cúpula del Panteón de Agripa de Roma, lo cual dio pie a la frase: «Quod non fecerunt barbari, fecerunt Barberini», expresión latina que significa: «Lo que no hicieron los bárbaros, lo han hecho los Barberini», en referencia a Urbano VIII, bajo cuyo papado se completó. Formado por cuatro columnas torsas con volutas, presenta decoración vegetal, ángeles y telas simuladas; por todas partes aparecen las abejas, símbolo heráldico de los Barberini a cuya familia pertenecía el pontífice.

Bernini intervino, además, en la decoración del interior del ábside, que proyectó como una fulgurante Gloria en torno a un óculo con la paloma del Espíritu Santo, situando debajo un relicario con la Cátedra de San Pedro sostenida por las gigantescas esculturas broncíneas de los Padres de la Iglesia. También ideó la decoración de los pilares de la cúpula, que concibió como nichos que albergasen las reliquias más nombradas de la basílica; bajo su dirección se colocaron cuatro monumentales esculturas, representando a Santa Elena, San Andrés, Santa Verónica y San Longinos, ocupándose él mismo de la realización de la última. El gran arquitecto fue sin duda el favorito de los papas durante el siglo XVII y su huella es omnipresente en el interior del templo. Además de las obras citadas, ideó también la decoración de la Capilla del Santísimo Sacramento, con un templete flanqueado por ángeles adoradores; el monumento funerario de la condesa Matilde di Canossa, protectora del papado en el medievo; así como los sepulcros de los papas Urbano VIII y Alejandro VII, ambos piezas clave de la escultura barroca.

Otros muchos artistas trabajaron para la basílica a lo largo de los siglos. Entre ellos son de obligada cita el escultor Alessandro Algardi, autor del célebre relieve La expulsión de Atila, obra maestra del Barroco, y el maestro del neoclasicismo Antonio Canova, que esculpió la sepultura del papa Clemente XIII. Algunas obras anteriores a la propia construcción de la basílica sirven hoy para su ornamento. Entre ellas, son destacables el mosaico representando La tempestad del lago Tiberíades, más conocido como La Navicella, obra de Giotto (muy retocado posteriormente), situado a los pies del templo; o el monumento funerario del papa Inocencio VIII, obra de Antonio Pollaiuolo. Con todo, la obra de arte más conocida de cuantas alberga la basílica en su interior es la Piedad, obra juvenil de Miguel Ángel, una de sus grandes realizaciones, que se venera en la primera capilla de la derecha.

Arquitectos de la Basilica:
1506: Bramante, en colaboración con Giuliano da Sangallo.
1514: Rafael Sanzio, en colaboración con Giuliano da Sangallo, que fue reemplazado por su sobrino Antonio da Sangallo el Joven en 1515, y Fray Giocondo hasta su muerte ese mismo año.
1520: Antonio da Sangallo el Joven, con su colaborador Baldassarre Peruzzi hasta 1527.
1546: Miguel Ángel.
1564: Pirro Ligorio y Jacopo Barozzi da Vignola.
1573: Giacomo della Porta con Domenico Fontana.
1603: Carlo Maderno.
1629: Gian Lorenzo Bernini.

Campanas:
La basílica cuenta con seis campanas:
+ La primera es la «Campanone», situada bajo reloj, su nota es Fa menor, tiene un diámetro de 2,316 m y un peso estimado de 8950 kg.
+ La siguiente es «Campanoncino», realizada en 1725 por Inocencio Casini. Tiene un diámetro de 1,772 m y con una masa de 3640 kg, con su nota es el Si menor doble bemol disminuida 6/16 de semitono.
+ La tercera campana es la «Rota», es la más antigua de todas, fue realizada por Guidotto Pisano en el siglo XIII y su función original era convocar a los auditores del Tribunal de la Rota Romana. Su peso es de 1815 kg. Su nota es Re menor disminuida 6/16 de semitono.
+ La cuarta campana es «Predica», realizada en 1909 por Giovanbattista Lucent, pesa 830 kg. Su nota es el Fa mayor disminuida 8/16 de semitono.
+ La quinta es «Ave María», fue refundida en 1932 por Daciano Colbachini. Tiene un diámetro de 75 cm y 250 kg de peso. Su nota es Si mayor disminuida 5/16.
+ La última campana es «Campanella», fundida en 1825 por Louis Luce pesa 235 kg. Su nota es Do mayor disminuida 3/16 de semitono.
Cuando suenan las seis campanas al unísono se llama plenum, esto sucede en las fiestas más importantes del año litúrgico: Pascua de Resurrección, Navidad, Epifanía y Pentecostés. Además, en la solemnidad de San Pedro y San Pablo, el 29 de junio. Desde el cónclave de 2005, las campanas de San Pedro tienen un papel importante puesto que su sonido es diferente en función del resultado de las votaciones. Esta medida se aplicó para eliminar cualquier duda sobre el color del humo que precede al anuncio «Habemus Papam».

Pórtico:
El pórtico33 se encuentra situado entre los cinco arcos que se abren en la fachada y las puertas del templo. La entrada está flanqueada por dos estatuas ecuestres: Carlomagno (núm. 2),34 a la izquierda, obra de Agostino Cornacchini en 1725, y Constantino (núm. 8), obra de Bernini en 1670, situado ante la entrada del Palacio del Vaticano por la Scala Regia. La bóveda esta decorada con diseño de Martino Ferrabosco pero realizada por Ambrogio Buonvicino, e incluye las esculturas de treinta y dos papas, situadas a los lados de las lunetas que contienen relieves en los que se representan episodios de la vida de San Pedro.

En la pared por encima de la entrada principal de la basílica se encuentra una parte del mosaico llamado La Navicella, obra de Giotto y que se encontraba en la Antigua Basílica de San Pedro, fue colocada en 1674 (núm. 1).

Puertas:
El acceso a la basílica desde el pórtico se realiza a través de cinco puertas, de izquierda a derecha son: «Puerta de la Muerte», «Puerta del Bien y del Mal», «Puerta de Filarete», «Puerta de los Sacramentos» y «Puerta Santa».
Puerta de la Muerte
La «Puerta de la Muerte» (núm. 3) fue encargada por Juan XXIII y toma su nombre por ser esta la puerta de salida de los cortejos fúnebres de los Papas. Se presentan cuatro paneles: en el primero hay una representación de la Deposición de Cristo y la Asunción de María. En el segundo se representan los símbolos de la Eucaristía, el pan y el vino. En el tercer cuadro aparece el tema de la muerte, representa el asesinato de Abel, la muerte de José, el martirio de San Pedro, la muerte de Juan XXIII (en una esquina aparece el título de la encíclica «Pacem in terris»), la muerte en el exilio de Gregorio VII y seis animales en el acto de la muerte. En la cara interna de la puerta se encuentra la huella de la mano del escultor y un momento del Concilio Vaticano II en el que el primer cardenal africano, Laurean Rugambwa, rinde homenaje al papa.
Puerta del Bien y del Mal
La «Puerta del Bien y del Mal» (núm. 4) es obra de Luciano Minguzzi, realizada entre 1970 y 1977.
Puerta de Filarete
La «Puerta de Filarete» o «puerta central» (núm. 5) fue mandada construir por el papa Eugenio IV a Antonio Averulino Filarete, que la realizó entre 1439 y 1445. Está hecha de bronce y dividida en dos hojas, cada una de las cuales presenta tres cuadros superpuestos. En los cuadros en la parte superior se representan a la izquierda a Cristo entronizado y a la derecha a la Virgen entronizada, en los paneles centrales están representados San Pedro entregando las llaves al papa Eugenio IV, y San Pablo con una espada y un jarrón de flores. Los cuadros inferiores presentan el martirio de los dos santos: a la izquierda la decapitación de San Pablo, y a la derecha la crucifixión de San Pedro. Los paneles están enmarcados por medallones con los perfiles de los emperadores, y entre ellos frisos con episodios del pontificado de Eugenio IV. En la parte interna se encuentra la inusual firma del autor.
Puerta de los Sacramentos
La «Puerta de los Sacramentos» (núm. 6) fue construida por Venanzo Crocetti e inaugurada por Pablo VI el 12 de septiembre de 1965. En ella aparece un ángel anunciando los siete sacramentos.
Puerta Santa
La puerta de la derecha es la «Puerta Santa» (núm. 7),43 está realizada en bronce por Vico Consorti en 1950 y fue donada al papa Pío XII por los católicos suizos para el jubileo de ese año. En dos placas existentes a ambos lados de la puerta se encuentran el escudo de Pío XII y la bula de Bonifacio VIII que convocó el primer jubileo en 1300. En el entablamento del arco sobre la puerta aparece la inscripción: PAVLVS V PONT MAX AÑO XIII. Justo encima de la puerta se encuentra la inscripción: GREGORIVS XIII PONT MAX. Entre estas dos inscripciones se encuentran las placas que recuerdan su reciente apertura:




IOANNES PAVLVS II P.M.
PORTAM SANCTAM
ANNO IVBILAEI MCMLXXVI
A PAVLO PP VI
RESERVATAM ET CLAVSAM
APERVIT ET CLAVSIT
ANNO IVB HVMANE REDEMP
MCMLXXXIII – MCMLXXXIV



IOANNES PAVLVS II P.M.
ITERVM PORTAM SANCTAM
APERVIT ET CLAVSIT
ANNO MAGNI IVBILAEI
AB INCARNATIONE DOMINI
MM-MMI



PAVLVS VI PONT MAX
HVIVS PATRIARCALIS
VATICANAE BASILICAE
PORTAM SANCTAM
APERVIT ET CLAVSIT
ANNO IVBILAEI MCMLXXV

En el año jubilar de 1983-1984 por la redención humana, Juan Pablo II, Pontífice Máximo, abrió y cerró la Puerta Santa, cerrada y sellada por el Papa Pablo VI en 1976.

Juan Pablo II, Pontífice Máximo, nuevamente abrió y cerró la Puerta Santa el año del Magno Jubileo de la Encarnación del Señor. 2000-2001.

Pablo VI, Pontífice Máximo, abrió y cerró la Puerta Santa de está Basílica Patriarcal Vaticana el año jubilar de 1975.

Esta puerta permanece cerrada y tapada con cemento por su parte interior. Solamente el papa puede abrirla y cerrarla en los Años Santos, permaneciendo todo ese año abierta para el acceso de los fieles que pueden ganar indulgencias.

Por el momento es lo que puedo compartiles de lo que en si es un poco la basilica de San Pedro
"La caridad no entra al cielo, hasta que la humildad le abra las puertas"

AFECTISIMO EN CRISTO Y MARIA

Sem Juan de Dios Castillo Encinas
Avatar de Usuario
semijuandedios
 
Mensajes: 46
Registrado: Jue Dic 29, 2011 12:56 pm
Ubicación: Hermosillo, Sonora, Mexico

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor mariaines » Lun May 21, 2012 12:03 pm

Basílica de San Pedro
La desaparición de la basílica constantiniana fue gradual. Desde la primera decisión de Nicolás V Parentucelli de ampliar y restaurar la antigua basílica en la segunda mitad del Quattrocento, encargando a Rossellino, hasta la conclusión del nuevo edificio con la inauguración de la fachada (1612), transcurrieron poco más de 150 años. Un período de tiempo bastante largo en apariencia pero comprensible si se piensa en la enorme mole de trabajo y en los constantes cambios de proyectos que hubo. Estudiar la génesis de la Basílica de San Pedro equivale a conocer la historia de la evolución del pensamiento y del arte en las distintas épocas históricas. A lo largo de los más de 150 años necesarios para las obras de la Basílica, los artistas más famosos de la época se alternaron en la dirección de la “Fábrica de San Pedro”: desde Rafael Sanzio, que hacia 1514 optó por transformar en una cruz latina la estructura de cruz griega del edificio proyectado por Bramante, hasta Antonio da Sangallo el Joven y a Miguel Ángel que, bajo el pontificado de Paulo III, decidió retomar el proyecto original de cruz griega, diseñó la cúpula y siguió los trabajos personalmente hasta su muerte, en 1564. En los treinta años sucesivos, primero fue nombrado el Vignola para dirigir la “Fábrica de San Pedro”, y luego los arquitectos Giacomo Della Porta y Domenico Fontana, a quien se debe el mérito de haber llevado a cabo, hacia 1588, el proyecto miguelangelesco de la cúpula.
La Basílica de San Pedro alcanzó su aspecto actual gracias a la intervención de Carlo Maderno, que retomó la estructura basilical de cruz latina, y definió el aspecto escenográfico de la fachada.
Los trabajos de la basílica terminaron en 1626 y consagrada solemnemente bajo el pontificado de Urbano VIII. Entre 1656 y 1667, por voluntad de Alejandro VII, Bernini proyectó y realizó el monumental pórtico de columnas de la Plaza de San Pedro, colocando en su centro el obelisco del siglo I a.C., situado originariamente, en el centro del circo de Calígula, lugar del martirio de san Pedro. En 1585, el obelisco fue trasladado por Domenico Fontana y colocado en el lugar actual, siguiendo órdenes del papa Sixto V.
La Basílica de San Pedro posee una capacidad de 20.000 fieles. Mide unos 190 metros de largo, el ancho de las tres naves es de 58 metros, la nave central tiene 45,50 metros de altura, hasta la cima de la bóveda, la cúpula alcanza unos 136 metros de altura hasta la cruz; el interior, caracterizado por grandiosas decoraciones en mosaico, constituye el precioso joyero que custodia algunas de las más célebres obras de arte del mundo, como el Baldaquino de Bernini y la estatua de la Piedad de Miguel Ángel.
mariaines
 
Mensajes: 482
Registrado: Dom Ene 31, 2010 9:58 am

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor facundo villarroel » Lun May 21, 2012 12:08 pm

bunenas tardes. la verdad que es un tema muy fascinante, nunca tuve la oportunidad de estudiar a fonde la basilica y todo su contenido, el saber que ahi mismo estan enterrados lo huesos del san pedro es algo muy impresionente. la cantidad de altares, cada uno con su significado es muy enriquesedor tanto de la cultura como de nuestra fe. todavia no he terminado de leer toda la info que nos brindan pero bueno de a poco voy terminando.

saludos facundo
facundo villarroel
 
Mensajes: 5
Registrado: Lun May 14, 2012 12:35 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor Sara EV » Lun May 21, 2012 1:38 pm

Bueno tarde pero segura... Me impresiono mucho saber los datos científicos que apoyan el hecho de que el altar de la Basilica de San Pedro este construido sobre la tumba de San Pedro. Mas alla de lo interesante creo que lo importante es que es un mensaje de Dios Nuestro Señor que nos convoca a todos a la unidad. Yo no creo en las casualidades, creo que Dios nos habla diariamente a través de todo lo que nos sucede y que esta en nosotros estar atentos a su mensaje. Saludos y buena semana
Sara EV
 
Mensajes: 6
Registrado: Lun Abr 23, 2012 9:35 am

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor gmramos66 » Lun May 21, 2012 8:30 pm

Me siendo emocionada al leer estos artículos, especialmente el de la Tumba de San Pedro. Hacen que me reafirme en mi fe, en mi Iglesia, la Iglesia de Jesucristo.
gmramos66
 
Mensajes: 31
Registrado: Sab Mar 19, 2011 6:17 pm

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor paolagl » Lun May 21, 2012 9:28 pm

Hola a todos!!!

Estoy feliz de haber leído los temas de esta semana. He aprendido muchísmo y que hermoso es saber que después de dos mil años de historia de la Iglesia contamos con este bello patrimonio artístico y que tenemos un fuerte cimiento: la cátedra de San Pedro. Pero tambien que compromiso tan grande tenemos las nuevas generaciones de cristianos de cuidar estos lugares y estas obras de arte invaluables, así como de sostener con nuestras oraciones a nuestro querido Papa Benedicto XVI. Que el Señor lo proteja y lo libre de sus enemigos!

Gracias por la información Hini y gracias a todos los que han enriquecido este tema.

Dios les bendiga =)

Paola García
paolagl
 
Mensajes: 5
Registrado: Lun Abr 23, 2012 10:15 am

Re: 2. La Basílica de San Pedro (Semana del 14 de mayo)

Notapor 41702240 » Mar May 22, 2012 3:08 pm

Hola queridos compañeros de viaje y mi querida Guia: Estoy como cuando le muestran a un niño un juguete que siempre ha deseado tener, ver y jugar. Cada comentario que ustedes hacen para aportar al tema de la Basilica de San Pedro, me deja encantada y de esa manera afirma mas mi Fe en Mi Querida Iglesia Católica, me asegura mi pertenencia conociendo sus origenes y la tradicion y magisterio de la Iglesia a traves de la Historia. Dios permita que pueda viajar a Roma y conocer la Basilica personalmente para admirar la Belleza de Un Dios que nos ama a traves de sus obras. LLego a una conclusion: Somos templos del Espiritu Santo y así como es de bella la Basilica y causa tanta admiracion cultural,histórica y religiosa, Nosotros somos llamados a ser templos vivos para nuestros hermanos que aun no conocen del Autor y Creador de TODO.
Gracias a todos mis hermanos por esos aportes tan importantes, faltaría tiempo para seguir leyendo pero ahi voy.
Dios los Bendiga!!!
Doris F.
41702240
 
Mensajes: 12
Registrado: Lun May 07, 2012 7:21 pm

AnteriorSiguiente

Volver a Curso Basílicas y Capillas papales

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot]