Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Autor y Asesor: Joaquín Caldevilla Bujalance
Fuente:¿Qué me falta todavía? Indice y presentación del libro

Curso online: Qué me falta todavía? Ser cristiano en el siglo XXI


El Objetivo de este curso es ayudarte a reflexionar sobre el Evangelio y la vida de Jesucristo de un modo más moderno, más acorde con la mente y las necesidades espirituales de una persona joven que quiere conocer bien el mundo en que vive e influir en él con espíritu verdaderamente humano y, más aún, cristiano (que no se oponen).

Doce lecciones con temas básicos para tu vida, relacionados con momentos concretos de la vida de Jesús. Cada texto va encabezado por el texto correspondiente del Evangelio seguido de unas reflexiones personales. Esas reflexiones han sido enriquecidas con palabras de la Sagrada Escritura, de escritores de los primeros siglos del cristianismo, de los papas Juan Pablo II y Benedicto XVI, y de otros autores, intercalando algunas consideraciones de jóvenes con inquietudes. Y se incluyen también ideas tomadas de novelas, escenas de películas y estrofas escogidas de poemas y canciones, así como relatos e historias.

Fecha: 17 de septiembre al 17 de diciembre 2013

Moderadores: Catholic.net, hini, Joaquin Caldevilla, Moderadores Animadores

Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Catholic.net » Lun Sep 16, 2013 6:42 pm

Nuestro Asesor y autor del curso estará disponible en el consultorio virtual de Don Joaquín Caldevilla Bujalance http://bit.ly/151rhm0

Aquí recomendamos dedicarlo para consultas generales cuyas respuestas puedan ser de ayuda para todos los participantes.
Mayra Novelo de Bardo
Dirección


Espíritu Santo, inspírame lo que debo pensar, lo que debo decir, lo que debo callar, lo que debo escribir, lo que debo hacer, cómo debo obrar para el bien de los hombres, de la Iglesia y el triunfo de Cristo.
Avatar de Usuario
Catholic.net
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 379
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Consultas generales al Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Joaquin Caldevilla » Jue Sep 19, 2013 1:06 pm

Después de leer bastantes de vuestras respuestas y observaciones, dejo algunas consideraciones que pueden ayudar:

1) Causas de la crisis espiritual actual.
Como suele pasar en las realidades vivas, hay una mezcla de causas y circunstancias, que afectan al conjunto.

- Por un lado, evidentemente, el consumismo (materialismo práctico), apoyado en el desarrollo tecnológico de los dos últimos siglos, hace que muchas personas dejen de confiar en Dios para orientar su vida. La solución a sus problemas, piensan ellos, está en los avances científicos y tecnológicos, no en un Dios al que además no pueden ver ni conocen. No tendría por qué ser necesariamente así: se pueden aprovechar todos los adelantos tecnológicos manteniendo a la vez nuestro corazón puesto en Dios, que es quien nos ha permitido lograrlos; pero para muchos, con una fe débil, sí supone irse alejando de Dios. Aunque siempre se encuentran, antes o después, con un problema (el sentido de toda su vida) que no se puede resolver, más aún cuando llegan el sufrimiento y la enfermedad: de esto hablo con más detalle en el capítulo del libro sobre "El misterio del sufrimiento".

- De todos modos, pienso que esto es sólo la manifestación superficial de un problema más profundo. Pues en países donde se mantienen unas tradiciones y costumbres cristianas, a la vez muchos no viven de acuerdo con su fe: todos hemos oído decir que en algunos países de América, por ejemplo, un hombre puede ir a la iglesia a rezar a su santito para que le ayude, y luego robar, comerciar con droga o asesinar a otras personas, sin ningún escrúpulo.
Y es que la fe no es principalmente algo cultural o social, externo a la persona, aunque tenga manifestaciones culturales y sociales, sino algo muy personal, fruto de una relación íntima, una alianza o compromiso personal, con Dios. Y hay algunos momentos de la historia en que eso se perdió:
a) A principios del siglo IV, cuando se produjeron las conversiones masivas de los pueblos bárbaros del norte de Europa al cristianismo. Ciertamente eso ayudó a que se extendiera la fe a otros lugares; pero ya no sucedía, como en los tres primeros siglos, llenos de mártires y ejemplos heroicos, que cada uno debía hacer su propio proceso de conversión personal para abrazar la fe, en ocasiones con fuertes penitencias si su vida había sido de grandes pecados. Esta nueva situación dio lugar a una gran masa de nuevos cristianos que, no obstante, no habían cambiado sus costumbres de vida ni habían entrado en el camino de la oración y la reforme de vida antes de bautizarse. Esto bajó MUCHO el nivel general de exigencia de los cristianos. Basta con leer los comentarios de san Juan Crisóstomo al evangelio de Mateo para hacerse una idea de cómo estaba la situación, muy pero que muy parecida a la que vemos hoy en muchos países mayoritariamente católicos.
b) A finales del siglo IV (380), cuando el emperador Teodosio hizo de la religión cristiana la religión oficial del Imperio, esta "doble vida" de una gran masa de cristianos se generalizó y endureció. Y esta situación se mantuvo, a causa del paréntesis de la Edad Media (decadencia del Imperio Romano, invasión del Islam, etc.), hasta el siglo XVI.
c) En el siglo XVI hay un resurgir de toda la vida espiritual en Europa, con los místicos españoles y alemanes sobre todo. Pero entonces se produce otra ruptura, ya anunciada muchos siglos antes (desde san Antonio en el siglo IV). Es la separación entre doctrina, vida moral y vida espiritual. Para muchas personas de esa época (que influye hasta mediados del siglo XX) ser cristiano se reduce a afirmar teóricamente unas verdades (el Credo), en las que que a menudo no se ha profundizado, y llevar un estilo de vida exterior (cumplir los mandamientos). Era tal la inmoralidad de muchos cristianos que ya con eso era mucho. A esto se añade que los sacerdotes se formaban como podían aprendiendo de otro sacerdote mayor que les enseñaba algo, pues los seminarios no se establecen como necesarios hasta el Concilio de Trento (mediados del siglo XVI). Para muchos, ser cristiano no incluía una vida espiritual intensa, una vida de oración y relación personal con Dios: eso era lo propio de algunos "especialistas", que se dedicaban a ello "profesionalmente" (la mayoría miembros de órdenes religiosas y algunos sacerdotes especialmente piadosos). Y esto es lo que vemos hoy en nuestras sociedades católicas: en el mejor de los casos, unos ritos exteriores (Bautismo, Primera Comunión, Confrmación, Matrimonio, Unicón de enfermos), y una conducta exterior correcta (mandamientos). Pero nada de vida de oración: a muchos parece una exageración.

2) Diferencia entre estar convencido de algo y querer compartirlo, y ser fanático.
Pienso que la diferencia fundamental está en el MODO de considerar y tratar a la otra persona: si ves en ella un hijo de Dios, que merece todo tu respeto y afecto, también aunque esté lejos de Dios y piense de manera muy distinta, sabrás dialogar con ella, con paciencia y amor, para ir a su lado en su camino hacia Dios, sin intentar imponer POR LA FUERZA y CON VIOLENCIA tus convicciones, aunque sean correctas. Ya lo decía san Pablo: hay que hacer la verdad pero con caridad.

3) La unidad de vida del cristiano se podría definir así: hacer que Cristo sea la raíz, la fuente oculta, la razón de todo lo que me ilusiona, me mueve y hago. Esto no se opone a que tenga otros fines e ilusiones en mi vida; pero han de estar subordinados a Dios, al Evangelio, a Cristo en definitiva.

Espero que esto os ayude.
Joaquín Caldevilla
Joaquin Caldevilla
 
Mensajes: 26
Registrado: Vie Jul 19, 2013 11:12 am

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Kary_usa » Sab Sep 21, 2013 6:37 pm

Yo pienso que no saber la diferencia entre estar convencido de algo y querer compartirlo, y ser fanático es uno de los factores principales por los que mucha gente no se compromete de verdad, la falta de conocimieto crea una confusion en las personas las que atribuyen que creer firmemente y pronunciarse Cristiano ante la sociedad humildemente, no tiene tanto valor como los de un fanatico, que se expresa y actua de una manera nada humilde ni sencillo, pienso que cualquiera que se siente convencido que el amor de Dios existe y que es lo mas importante para seguir el camino a la Santidad, no cae en fanatismo, la diferencia es la transparencia, la pureza, la humildad con la que aceptamos el amor de Dios y somos capaces de transmitirla y compartirla, pureza, transparencia y humildad que un fanatico no tiene.
Kary_usa
 
Mensajes: 8
Registrado: Lun Ago 26, 2013 8:25 am

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Joaquin Caldevilla » Dom Sep 22, 2013 9:36 am

Estoy plenamente de acuerdo con lo que dices, Kary_usa.

Y como el amor a Dios se manifiesta muchas veces en el amor al prójimo, también cuando está equivocado o vive lejos de Dios, pienso que el MODO de tratar al otro es lo que diferencia, en la práctica, al fanático de quien tiene firmes convicciones pero no desea imponerlas por la fuerza y la violencia, sino mediante el AMOR.
Me parece que hemos tenido recientemente varios ejemplos de ello, distintos en la modalidad pero coincidentes en el fondo, en la humildad:
- Juan Pablo II: convencía sobre todo con sus gestos y su entrega, llenos de amor y respeto al prójimo. Le querían no sólo los católicos, también los demás cristianos, los judíos y los musulmanes.
- Benedicto XVI: convencía sobre todo con sus enseñanzas, llenas de amor, respeto y comprensión con la situación de quien le escuchaba. Muchos intelectuales agnósticos o ateos se han acercado a Dios gracias a él.
- Francisco: convence sobre todo con su coherencia y exigencia personal, llena de respeto a la libertad de cada uno. La exigencia personal en el modo de vivir la fe y sus consecuencias, y que no le tiembla el pulso para corregir lo que sea en su propia casa, están haciendo que muchos que se alejaron de la Iglesia quieran volver.

Que Dios te bendiga.
Joaquin Caldevilla
 
Mensajes: 26
Registrado: Vie Jul 19, 2013 11:12 am

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor MARTHA ANGELY » Lun Sep 23, 2013 11:42 pm

Muchas Gracias Don Joaquín, sus respuestas generales, me han dado luz para tener mas claros algunos conceptos, como también me han ayudado a reafirmar lo que creo. Mil gracias Dios lo Bendiga.
MARTHA ANGELY
 
Mensajes: 37
Registrado: Lun Ago 26, 2013 4:08 pm

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor MARTHA ANGELY » Lun Sep 23, 2013 11:44 pm

Muchas Gracias Don Joaquín, sus respuestas generales, me han dado luz para tener mas claros algunos conceptos, como también me han ayudado a reafirmar lo que creo.
De alguna manera mi pensamiento va muy de la mano con el suyo, aunque claro con mucho por aprender todavía de mi parte.
Mil gracias Dios lo Bendiga
MARTHA ANGELY
 
Mensajes: 37
Registrado: Lun Ago 26, 2013 4:08 pm

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor adri74 » Mar Sep 24, 2013 10:14 am

buenos días ayer mande mi tarea dos veces y veo hoy que checo mi correo que lo volvio a regresar, es por eso que lo mando por aca, por que la verdad no muy estoy acoplada a este sistema informatico del curso, y pinchando lleg por aca, ojala y aca por este medio si se pueda mandar la tarea. gracias y Dios lo bendiga.
Muy buenas tardes, por este medio mando mi tarea del Curso

1) Enumera dos o tres posibles causas de la crisis espiritual que afecta a muchos cristianos, especialmente en los países de la vieja Europa y en USA:

La falta de FE
El desconocimiento del Espiritu Santo
El desconocimiento de la palabra


2) Explica la diferencia entre estar convencido de algo y querer compartirlo con otros, y ser fanático.

El estar convencido de algo.- para mi punto de vista, es cuando estamos seguros de una cosa, que ya investigamos, leimos, preguntamos y llegamos a un punto real de lo que es y lo que no es, aún y cuando sea algo invisible, es la seguridad plena que tenemos sobre algo, es nuestra misma Fe que nos da la certeza del convencimiento.
El querer compartirlo con otros.- al tener la verdad exacta tenemos primero el impulso de querer que los demas sepan de lo que uno esta convencido que es y por ello queremos compartirlo, y segundo como obligación que tenemos todos como evangelizadores de compartir lo que sabemos y/o manifestaciones que podemos tener, en mi caso he tenido con el Espíritu Santo, en la propia Palabra viene el compartir la palabra.
ser fanatico.- es aquella persona que produce apasionamiento, su comportamiento es de necedad, en ocasiones, de manera violenta e irracional. El fanático está convencido de que su idea es la mejor y la única válida, por lo que menosprecia las opiniones de los demás, lo que el dice eso es y eso debe ser, así mismo impone sus ideas como las unicas ciertas.

3) ¿Cómo definirías la unidad de vida del cristiano (San Josemaría Escrivá; Juan Pablo II)? ¿Cuál puede ser el elemento que dé unidad a todo lo que hacemos cada día?
yo pienso que la unidad de nosotros como cristianos es Dios a través de su hijo Jesucristo, El es el que nos une, sin El existiria la desunion y por tal motivo, vino a este mundo para salvarnos y para unirnos en una misma iglesia, que exista luz y no vivir en las tinieblas, ya que el mundo se queda en tinieblas si los cristianos, por falta de unidad de vida, no iluminan y dan sentido a las realidades concretas de la vida.

Nuestro elemento de unidad a todo lo que hacemos cada día, es nuestra Fe, eso es lo que nos mueve a través del Espíritu Santo, es lo que nos mueve en todo nuestra cotidianidad, desde el amanecer hasta el anochecer, la Fe es lo que nos va a levantar a continuar en nuestro camino del dia a dia, ha no perder esperanza, a dar todo con amor en cada momento, a no fallar a sentir el impulso de no querer flaquear en todo el día, de darnos fuerza y sientiendolo amaremos a nuestro projimo invitandolo a una unidad con Dios y con nosotros mismos como hijos de un solo padre, solamente con Fe y con el Espíritu Santo que habita en nosotros existira la unidad en todo lo que hagamos por que lo haremos con amor.
adri74
 
Mensajes: 2
Registrado: Lun Ago 26, 2013 3:32 pm

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor alfredo alvarado » Jue Sep 26, 2013 9:00 am

Una de las causas por las cuales se enfria la fe de muchos cristianos, es cuando han caido en la comodidad, la vanidad de las riquezas ciegan las conciencias se crea un clima de confort al que es dificil de renunciar, la idea de lo mas facil y de no esfuerzo que deja los avances cientificos y tecnologicos, nos causan un sueño al que es muy dificil renunciar. No hay capacidad de ver al cielo como ultim morada, la idea de morir aterra al grado de no esperar de Dios, la ultima voluntad, asi como los martires se enfrentaron a la vida eterna, y no amaron tanto su vida qu temieran a la muerte. Hace falta una verdadera relacion con Dios que se onvierta en amistad y confianza para enfrentar las dificultades presentes y venideras.

En cuanto ha estar convencido de algo es la motivacion personal que lleva a vivir lo creido y ha respetar la fe de los demas, para no imponer con la fuerza como la hace el fanatismo

y definitivamente es Cristo quien da unidad y consistencia a toda la vida.
alfredo alvarado
 
Mensajes: 4
Registrado: Jue Sep 26, 2013 8:42 am

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Malmazan » Jue Sep 26, 2013 11:33 am

Mas que respuesta quisiera compartir mi experiencia; estoy pasando por un divorcio, amo muchísimo a mi aun esposa y ella me ama, me he dado cuenta que lamentablemente en mi vida le di prioridad a cosas que no debía y lo esencial lo deje a un lado, no me esforcé por poner a Dios en el centro de mi vida y de mi matrimonio, no me considero mala persona, sin embargo me doy cuenta con lo que he leído en el primer capitulo del curso que no basta con eso, hay que luchar por ser mejor y Dios debe ser nuestra principal fuerza para cualquier camino que tomemos y esto nos llevara al amor mas puro y sincero. Estoy de acuerdo en cada una de las reflexiones y enseñanzas y deseo con toda mi fuerza que a todos nos ayude. Dios les llene de bendiciones.

PD. Les pido de favor, que en sus oraciones pidan por la reconciliación entre mi esposa y yo, gracias.
Malmazan
 
Mensajes: 1
Registrado: Jue Sep 26, 2013 11:18 am

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Joaquin Caldevilla » Lun Sep 30, 2013 1:39 pm

Vuelvo a publicar aquí, lo que, por error, coloqué el sábado en los comentarios al tema 2.

Antes de entrar a comentar vuestras respuestas, quiero hacer algunas aclaraciones:

- Juanan51: como se indica en la presentación del libro, KAROL es el apodo que elegí para firmar las consideraciones que hacen algunos jóvenes estudiantes sobre los distintos temas. ¿Por qué Karol? Como un homenaje a Karol Wojtyla, Juan Pablo II, el papa de los jóvenes.

- Mary_Manzanita: la historia de los 3 canteros es un excelente modo de entender las distintas actitudes que tiene mucha gente ante el trabajo. Aunque probablemente hay otras, ésta me pareció la más clara y sencilla.

- Malmazan: rezo por tu difícil situación matrimonial. No pienses que está todo perdido, puedes conseguir cambiar lo que hiciste mal, mediante un amor nuevo y pidiendo perdón. Hay una película que se llama "Prueba de fuego", en la que se cuentan las dificultades conyugales de un bombero, y cómo las resuelve: te inspirará mucho.

Después de leer bastantes de vuestras aportaciones al tema 2, y algunas más al tema 1, hago algunos comentarios:

0) Varios aludís al compromiso cristiano en el trabajo. Como iréis comprobando a lo largo del curso, la vida cristiana es un organismo vivo: hay interacción entre sus elementos, todo está más o menos relacionado. Esto explica que en el capítulo sobre trabajo esté presente también el compromiso cristiano, e incluso el sentido de la esperanza. De hecho, el libro (que incluye casi otros tantos capítulos que no se usarán en este curso) está pensado como un plan completo de valores básicos para la vida cristiana: "Personas solidarias", "El combate interior", "Ser inteligente de verdad" (fe y razón), "La verdadera humildad", "La civilización del amor", "La nueva evangelización", etc.
Os animo a descargar el libro completo: os dará la visión de conjunto y mucho material para evangelizar y para la catequesis de jóvenes y adultos.

1) Razones por las que se ha perdido en muchos lugares el sentido del trabajo como servicio a los demás, y a la sociedad.
Bastantes de vosotros habláis del materialismo: sólo se busca ganar dinero para poder consumir y disfrutar de cosas. Y esto provoca un ritmo estresante de trabajo, pues los avances tecnológicos (generados a su vez por el trabajo de muchos) inventan nuevos productos y "necesidades" de consumo. Y así se crea un círculo vicioso, un sistema perverso, que a su vez genera la envidia de tener lo que otros tienen y yo no. Aunque no todos se dejan atrapar en esas redes, gracias a Dios.
Además, a medida que se descristianiza una sociedad, aparecen con más fuerza en las personas algunas pasiones que antes se luchaba por controlar con la ayuda de Dios y de la vida espiritual: ser famoso, importante (vanidad). Y esto sucede incluso en personas que ponen mucho empeño y profesionalidad en su trabajo: pero lo hacen para sí mismos, su horizonte no es ser útiles a los demás. Se fomenta con ello un afán de superación y competitividad excesivo, que se percibe claramente hasta en el deporte, que se hace de élite, cada vez más exigente.
Pienso que todo lo anterior es sólo la punta del iceberg, la manifestación superficial de un problema más profundo. El beato Juan Pablo II distinguía en una de sus encíclicas ("Laborem exercens") la doble dimensión del trabajo humano: objetiva o exterior (producir objetos y resultados, alcanzar objetivos), y subjetiva o interior (el poso de hábitos y actitudes interiores, de mejora personal, que deja el trabajo en quien lo realiza: orden, paciencia, humildad, fortaleza, prudencia, sabiduría, amistad, servicio, entrega generosa, etc.). Y recordaba que la dimensión más importante de las dos es la subjetiva.
El problema es que, con los grandes avances tecnológicos modernos, muchos han identificado el mejor modo de trabajar con el de las máquinas, muy rápidas y perfectas en la ejecución de sus tareas, y en ellas lo que importa es el resultado, la eficiencia: sólo tienen dimensión objetiva, producción de objetos y resultados. Por eso se tiende a marginar de la sociedad (o, al menos, del mundo del trabajo) a aquellos que no pueden "producir eficientemente" (ancianos, enfermos, discapacitados, etc.). Y como no todos alcanzan un nivel máximo de rendimiento (los hombres no son máquinas), son frecuentes las depresiones y frustraciones profesionales por no alcanzar los objetivos que me he o me han puesto.
Los cristianos estamos llamados a recuperar el verdadero sentido del trabajo: que el hombre se haga mejor a sí mismo realizándolo; pero esto sólo puede lograrlo dando lo mejor de sí mismo a los demás, sirviendo, siendo útil. No es mala una cierta búsqueda de la excelencia (educativa, profesional, etc.), razonable, pero entendida como la tarea del agricultor: trabajar bien la tierra, para poder aportar a los demás todos los frutos, todos los talentos recibidos desarrollados lo más posible. De esto hablo al final de un capítulo del libro titulado "La verdadera humildad", que no forma parte de este curso.
Pienso que a esto se refería Benedicto XVI cuando hablaba de la "lógica de la gratuidad" en el mundo laboral y social: es lógico que te paguen y te reconozcan socialmente por el trabajo que realizas, pero el motivo principal por el que lo haces no puede ser el dinero o la fama, sino el servicio. de lo contrario, no será nunca un acto de AMOR.

2) ¿Es compatible ser buen cristiano con ser un mal trabajador, con no esforzarse por hacer bien y mejorar en el propio modo de trabajar?
Evidentemente no, pero teniendo en cuenta lo que he dicho en la respuesta a la primera pregunta: pues no hay que confundir ser un mal profesional con no alcanzar unos objetivos de producción o eficiencia. Puede ser que coincidan, pero puede que no.
A mí me gusta más verlo de manera positiva. Para la mayoría de los cristianos, su trabajo, su oficio, su vocación profesional, forma parte de su vocación cristiana, por lo que decíamos en el capítulo 1: nada queda fuera de mi compromiso con Dios, de mi llamada a la santidad, tampoco mi trabajo. Así se expresaba a menudo san Josemaría, fundador del Opus Dei. Y añadía que, para un verdadero cristiano, que procura hacer todas sus cosas en unión con Dios, por amor a Él, buscando cumplir su Voluntad y hacer realidad sus deseos, el trabajo no es sólo algo que santifica a quien lo realiza, y a los demás a través de él, sino que ese trabajo es ya, en sí mismo, algo santo: pues se ofrece a Dios realizado con la mayor perfección posible, como ofrecemos una oración o un sacrificio: es el sacrificio de Abel, no el de Caín. Así es un acto de AMOR a Dios y a los demás.
Pues cada profesión tiene en la mente de Dios un sentido: Dios la pensó para algo, para contribuir a desarrollar la Creación en algún aspecto determinado, antes del pecado original; o para contribuir a mejorar algo que fue estropeado por el pecado. Y cada persona, procurando identificarse con esa mente de Dios al realizar su trabajo, está siendo de algún modo Cristo mismo en ese trabajo, obedeciendo a su Padre del Cielo mientras trabajaba en el taller de Nazaret. Jesús santificó el trabajo humano siendo Él mismo un trabajador. Y de Él se decía: "Todo lo ha hecho bien".

3) Explica por qué el trabajo, vivido cristianamente, y respetando sus leyes propias (naturales, dadas por Dios), no limita la libertad del cristiano en su actuación en la sociedad.
Me parece que con lo dicho en la respuesta 2) ya se intuye: se trata de hacer realidad los deseos de Dios para cada profesión y oficio. Pero como la inteligencia humana es limitada, Dios admite un cierto pluralismo y evolución en el modo de resolver los problemas en cada ámbito (política, economía, medicina, etc.). En este sentido, cada cristiano, respetando los únicos límites necesarios (las verdades de la fe y la enseñanza moral de la Iglesia, así como las reglas naturales propias de cada profesión), tiene libertad para hacer el bien de la manera que su conciencia, procurando tenerla bien formada, le indique, con creatividad e iniciativa.

Me ha salido un poco largo, pero espero que estas reflexiones os ayuden.
Que Dios os bendiga.
Joaquin Caldevilla
 
Mensajes: 26
Registrado: Vie Jul 19, 2013 11:12 am

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Carlos Caceres » Mar Oct 01, 2013 2:01 pm

1) ¿Cuáles te parece que son las razones por las que se ha perdido en muchos lugares el sentido del trabajo como servicio a los demás, y a la sociedad?
Hay que saber que el trabajo vale la pena, esto quiere decir que tú esfuerzo o servicio se ve reflejado en el apoyo que se le aporta a la sociedad, grupos de individuos y a personas particulares. Este servicio o trabajo ayuda al bien común, que es lo que espera Dios que se haga en beneficio de la humanidad, especialmente de los más pobres. Cuando ayudas a los demás, ayudas a Dios. Además el trabajo te aporta los arancelas para que podas vivir y subsistir en la sociedad, es parte de la convivencia con los demás. Este razonamiento hay que trasmitirlo a los empleadores, con el siguiente criterio: respetar a las personas de su corporación, ya que son los que producen o multiplican el capital, motivarlos para alcanzar sus propósitos, dejar que los empleados se desarrollen en sus puestos de trabajo y de las ganancias extraordinarias, tiene que fluir a los trabajadores, a la sociedad, y en la educación, teniendo como parámetro que todo está dado por Dios.

2) ¿Es compatible ser buen cristiano con ser un mal trabajador, con no esforzarse por hacer bien y mejorar en el propio modo de trabajar?
Dios tiene la respuesta a esta pregunta es con la parabola de los talentos, no se puede partir de algo que no es correcto y llegar a un fin bueno, ser un buen cristiano es amar al prójimo, y amar al prójimo es servirle a Dios: caridad, justicia, equidad, práctica de valores, entre otros.

3) Explica por qué el trabajo, vivido cristianamente, y respetando sus leyes propias (naturales, dadas por Dios), no limita la libertad del cristiano en su actuación en la sociedad.
Cuando las personas invierten este concepto: que el hombre está en función del trabajo, ven a los empleados como objetos de producción, lo califican con la productividad y el retorno de lo invertido, se pierde la dimensión y el mayor incentivo buscar un mejor sueldo. O sea en un becerro de oro para su idolatría.
Cuando vivimos el trabajo cristianamente, el hombre toma el rol principal, participa motivado, se compromete con los propósitos de la corporación, desarrolla iniciativas por alcanzar las metas. Se construye un mejor ambiente de trabajo.


4) ¿Algún comentario o sugerencia sobre el tema de esta lección?
En la actualidad, las corporaciones le dan una importancia fundamental a la persona, considerando su desempeño como trascendental, que influye en todo la estructura, o sea que el talento humano se considera parte del capital, en el Siglo XXI hay mucho esfuerzo en la persona. Donde hay que trabajar de manera que el excedente de las ganancia, lleguen al trabajador, a la sociedad
Carlos Caceres
 
Mensajes: 16
Registrado: Mié Sep 18, 2013 9:59 pm

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Carlos Caceres » Jue Oct 03, 2013 5:53 pm

Carlos Caceres escribió:1) ¿Cuáles te parece que son las razones por las que se ha perdido en muchos lugares el sentido del trabajo como servicio a los demás, y a la sociedad?
Hay que saber que el trabajo vale la pena, esto quiere decir que tú esfuerzo o servicio se ve reflejado en el apoyo que se le aporta a la sociedad, grupos de individuos y a personas particulares. Este servicio o trabajo ayuda al bien común, que es lo que espera Dios que se haga en beneficio de la humanidad, especialmente de los más pobres. Cuando ayudas a los demás, ayudas a Dios. Además el trabajo te aporta los arancelas para que podas vivir y subsistir en la sociedad, es parte de la convivencia con los demás. Este razonamiento hay que trasmitirlo a los empleadores, con el siguiente criterio: respetar a las personas de su corporación, ya que son los que producen o multiplican el capital, motivarlos para alcanzar sus propósitos, dejar que los empleados se desarrollen en sus puestos de trabajo y de las ganancias extraordinarias, tiene que fluir a los trabajadores, a la sociedad, y en la educación, teniendo como parámetro que todo está dado por Dios.

2) ¿Es compatible ser buen cristiano con ser un mal trabajador, con no esforzarse por hacer bien y mejorar en el propio modo de trabajar?
Dios tiene la respuesta a esta pregunta es con la parabola de los talentos, no se puede partir de algo que no es correcto y llegar a un fin bueno, ser un buen cristiano es amar al prójimo, y amar al prójimo es servirle a Dios: caridad, justicia, equidad, práctica de valores, entre otros.

3) Explica por qué el trabajo, vivido cristianamente, y respetando sus leyes propias (naturales, dadas por Dios), no limita la libertad del cristiano en su actuación en la sociedad.
Cuando las personas invierten este concepto: que el hombre está en función del trabajo, ven a los empleados como objetos de producción, lo califican con la productividad y el retorno de lo invertido, se pierde la dimensión y el mayor incentivo buscar un mejor sueldo. O sea en un becerro de oro para su idolatría.
Cuando vivimos el trabajo cristianamente, el hombre toma el rol principal, participa motivado, se compromete con los propósitos de la corporación, desarrolla iniciativas por alcanzar las metas. Se construye un mejor ambiente de trabajo.


4) ¿Algún comentario o sugerencia sobre el tema de esta lección?
En la actualidad, las corporaciones le dan una importancia fundamental a la persona, considerando su desempeño como trascendental, que influye en todo la estructura, o sea que el talento humano se considera parte del capital, en el Siglo XXI hay mucho esfuerzo en la persona. Donde hay que trabajar de manera que el excedente de las ganancia, lleguen al trabajador, a la sociedad
Carlos Caceres
 
Mensajes: 16
Registrado: Mié Sep 18, 2013 9:59 pm

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Carlos Caceres » Jue Oct 03, 2013 6:01 pm

[quote="Carlos Caceres"][quote="Carlos Caceres"]1
Carlos Caceres
 
Mensajes: 16
Registrado: Mié Sep 18, 2013 9:59 pm

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Joaquin Caldevilla » Sab Oct 05, 2013 10:38 am

Observaciones sobre el tema de la libertad:

- Agradezco a Vi100 su entusiasmo por el modo de exponer el tema. Estoy muy en sintonía con sus observaciones. Aunque se trata de un tema necesariamente abstracto, el más abstracto del libro, tiene una gran trascendencia para la vida personal.
Aprovecho para volver a animaros a descargar el libro completo: tiene abundante material muy útil para la profundización personal y para la evangelización y la catequesis hecha con la mente de la "nueva evangelización" de la que hablaba Juan Pablo II: nueva en su ardor, nueva en sus métodos, nueva en su expresión.

1) Sobre el cuadro Sto. Tomás de Aquino - Guillermo de Ockham
Procuré hacerlo lo más esquemático posible, lo cual hace que a veces quieras decir mucho con pocas palabras. Pero me parece que ha quedado suficientemente claro. En el fondo, como dice Vi100, de esos dos modos de concebir la libertad surgen dos modelos de persona:
- una persona generosa, deseosa de darse, capaz de comprometerse incuso totalmente, que no ve oposición entre ser inteligente y reflexiva y obedecer en lo que sea necesario para hacer el bien, y que ve a Dios como un Padre bueno;
- una persona egoísta, que busca defender su autonomía al máximo, que elude el compromiso siempre que le es posible, que ve una oposición entre su inteligencia (autónoma) y la voluntad de Dios (obediencia), porque en el fondo ve a Dios como un Juez severo o un Jefe, como un oponente, no como un Padre amoroso.

Es ilustrativa la escena del pecado original contada en el Génesis: antes del pecado, Adán y Eva hablaban con Dios con toda confianza, cara a cara; después del pecado tienden a esconderse de Él, a verlo como un oponente que quiere quitarme algo mío (la libertad). Muchos olvidan que la libertad humana es un don de Dios.
- Coincido también con Carlos Cáceres: la libertad es sobre todo algo interior, no tanto posibilidades y opciones exteriores, aunque éstas también forman parte de algún modo de la libertad.
- Arlyne47: el hombre no acepta ser limitado. Ese fue el pecado de Adán y Eva: querer ser como Dios (saber como Él, controlar todo en su vida), pero no del modo en que Dios quería hacerlos divinos (por la gracia), sino sin necesitar de Dios, siendo independientes de Él.
- AlfredoRamirez: aunque lo aplicas al caso de una sociedad atea, me parece que el problema más grave es que el esquema de Guillermo de Ockham domina hoy la mente de muchos católicos, en parte debido a la historia del pensamiento europeo desde el siglo XIV hasta nuestros días. No hay que olvidar que Ockham era creyente (franciscano) cuando planteó estas cosas, y después siguió siéndolo. El problema que tienen muchas personas es que son creyentes de corazón, pero su cabeza está llena de ideas que se oponen a su fe, ya sea en sí mismas o en sus consecuencias lógicas. Lo cual crea un conflicto interior y gran desasosiego en muchos. Por eso es necesario no sólo vivir la fe, sino también formarse doctrinalmente, "pensar la fe" (Benedicto XVI): aunque en ella haya misterios, realidades que no se pueden comprender totalmente, hay muchas cosas que se pueden entender y relacionar, creando un marco global de sentido para lo que vivo.

Realmente estamos ante un tema, la libertad, de cuya correcta comprensión depende la orientación de toda la vida de una persona y de una entera sociedad. Pues se trata, en el fondo, de la imagen más profunda de Dios en el hombre.
Y señalo algo que Vi100 ha intuido aunque no expresa del todo: en la medida en que en una sociedad se va perdiendo el sentido de Dios, de lo divino, se pierde también el sentido del pecado: pues al no haber un "Alguien" a quien se ofende, se va difuminando cada vez más el sentido de "ofensa", y se afianza cada vez más el de "fallo", "error" o "equivocación" personal. Es decir, algo que sólo me afecta a mí, que se queda dentro de mí y no alcanza a nadie más. Esa es la razón por la que muchos cristianos (desgraciadamente, y sin ser muy conscientes de ello) sólo consideran pecado lo que causa daño a otros (robar, maltratar), olvidando que Dios es un Alguien a quien también se ofende cuando se ofende la imagen suya que hay en mí (impureza, etc.). Pero, como decíamos en otro de los temas, si las personas no unen a su vida moral (a su esfuerzo por vivir los mandamientos) una vida espiritual (una relación personal con Dios), antes o después se difumina en sus mentes ese Dios, y por tanto la ofensa a Dios.

2) Explica brevemente las mutuas relaciones entre pecado, libertad y gracia de Dios.
Esto daría para todo un curso de Teología. Me limitaré a ofrecer algunos puntos fundamentales.
- Dios infunde una imagen suya en el hombre al crearlo, la libertad, capacidad de conocer y amar. Además, la eleva (mediante la gracia) para que pueda hacerlo (conocer y amar) de modo semejante (participado) a como lo hace Dios.
- Pero Dios crea al hombre de modo que pueda optar también por el mal, como de hecho sucede. Esto es un gran misterio. Puede verse como una imperfección (podría parecer mejor que el hombre hiciese siempre el bien y no pudiese hacer el mal).
- Por qué Dios ha querido esto sólo podemos entenderlo con ayuda de la Revelación: Dios pensó que era mejor un mundo de hombres imperfectos pero capaces de reconocer su limitación y debilidad y acudir a Él para pedirle su ayuda y su perdón, que un mundo de hombres perfectos y sin fallos, que podrían caer en la tentación de pensar que no necesitaban de Dios. Esto lo he desarrollado ampliamente en el capítulo sobre la libertad, y también en los titulados "El combate interior" y "La verdadera humildad" (que no forman parte del curso), por lo que no abundo más.
- Entonces, la gracia es como la medicina que Dios da al hombre para curar su herida más profunda, origen y fuente de todo pecado: la soberbia, el orgullo de querer ser autosuficiente. Pues, al reconocer su limitación y enfermedad, el hombre acepta esa ayuda que Dios le ofrece, y así cura su libertad, la potencia y fortalece, pues se restaura en el hombre la imagen de Dios que había sido estropeada y deformada por el pecado.

- Gracielaa1962: por los comentarios que haces pienso que disfrutarás leyendo en el libro el capítulo sobre "El combate interior" (libertad, tentación, lucha interior), que no forma parte del curso.

Espero que estas observaciones os ayuden.
Que Dios os bendiga.
Joaquin Caldevilla
 
Mensajes: 26
Registrado: Vie Jul 19, 2013 11:12 am

Respuestas al tema de la Libertad

Notapor olga_luz » Sab Oct 05, 2013 10:28 pm

RESPUESTAS
2._ Dios nos ha creado libres, podemos elegir entre el bien y el mal. Cuando tomamos una decisión, ésta puede contribuír a la acción creadora de Dios o puede llevarnos a la destrucción. Si optamos por una acción que está contra la voluntad de Dios estamos pecando.

La libertad está diseñada por Dios para optar por el bien; nuestra razón y nuestra inteligencia, nos indican qué es lo correcto, qué es lo mejor, qué contribuye al bien común. La gracia de Dios es la fuerza que nos impulsa a obrar correctamente sin dejarnos llevar por nuestro egoísmo en busca del placer, del poder y del tener.


3._ Como buenos cristianos, seguidores del Evangelio estamos en la obligación de hacer buen uso de nuestra libertad, tener en cuenta que nuestras decisiones siempre afectan en mayor o menor grado a los demás, generando consecuencias que pueden contribuír a nuestra felicidad o a nuestra desgracia.
Permitamos a Dios que ilumine nuestro caminar, que nos acompañe en nuestro actuar, aceptemos con humildad que pueda tomar algo de nuestra libertad.
olga_luz
 
Mensajes: 3
Registrado: Sab Nov 17, 2012 6:21 pm

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Joaquin Caldevilla » Lun Oct 07, 2013 1:55 pm

Sobre el tema de la libertad:

- Lindoro50: reconozco que el tema salió algo largo, pero era necesario desmenuzarlo bien por tratarse de un tema muy doctrinal y muy importante. Sobre lo que desarrollas, añadiría que las consecuencias del pensamiento de Ockham sobre la ley natural y la conciencia moral autónoma pienso que él no pudo preverlas: era demasiado pronto para saber que aquella semilla iba a dar lugar a un árbol tan grande.
- Juanan51: en la respuesta general anterior que hice el sábado 5 sobre la libertad hablo un poco de lo que dices.
- karely: en esa misma respuesta general podrás encontrar una explicación algo más sencilla sobre todo esto.

No se desanimen: este tema era el más denso doctrinalmente. Y muy importante: de como una entienda la libertad (Tomás de Aquino u Ockham) dependerá cómo entienda su relación con Dios (AMOR o TEMOR), su formación cristiana (DOCTRINA que modela mi VIDA, o MANDAMIENTOS que limitan mi VIDA), e incluso modo de rezar (PADRE BUENO o JUEZ SEVERO).

Que Dios les bendiga.
Joaquin Caldevilla
 
Mensajes: 26
Registrado: Vie Jul 19, 2013 11:12 am

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Joaquin Caldevilla » Mié Oct 09, 2013 10:09 am

Sólo un añadido al tema 3:

-mmilanez: Me ha alegrado ver que has captado bien la esencia del problema. O vemos a Dios como INTELIGENCIA CREADORA (y, por tanto, como Alguien que guía todo con SABIDURÍA y AMOR) o lo vemos como VOLUNTAD ARBITRARIA (y, por tanto, como PODER, como JEFE que MANDA sin tener que dar razones). Y de esto depende MUCHO nuestro modo de plantear la vida cristiana, la vida espiritual, el modo de vivir la fe, la esperanza y la caridad, con Dios y con los demás.

Que Dios te bendiga.
Joaquin Caldevilla
 
Mensajes: 26
Registrado: Vie Jul 19, 2013 11:12 am

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Minuit » Mié Oct 09, 2013 4:11 pm

Hola buenas tardes no he recibido aun el tema 4.. Hay algun inconveniente con el envio? tampoco lo veo publicado en el foro.. Estare atento... Bendiciones para todos
Jn 11:25 "Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá."
Minuit
 
Mensajes: 77
Registrado: Mié Jun 19, 2013 10:35 am
Ubicación: Monterrey, Mexico

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Mary_Manzanita » Jue Oct 10, 2013 5:25 pm

Joaquin Caldevilla escribió:Vuelvo a publicar aquí, lo que, por error, coloqué el sábado en los comentarios al tema 2.

Antes de entrar a comentar vuestras respuestas, quiero hacer algunas aclaraciones:



- Mary_Manzanita: la historia de los 3 canteros es un excelente modo de entender las distintas actitudes que tiene mucha gente ante el trabajo. Aunque probablemente hay otras, ésta me pareció la más clara y sencilla.


Me ha salido un poco largo, pero espero que estas reflexiones os ayuden.
Que Dios os bendiga.


Don Joaquín, muchas gracias por tomarse el tiempo de leernos y reforzar con sus comentarios, es un plus muy importante para el curso, ya que no solo aprendemos sino que reforzamos lo aprendido :) Saludos y bendiciones !!
" Yo necesito pocas cosas y lo poco que necesito , lo necesito poco. San Francisco de Asís."
Avatar de Usuario
Mary_Manzanita
 
Mensajes: 1615
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Hasta donde Dios me quiera llevar..

Re: Respuestas generales del Asesor del curso: Don Joaquín

Notapor Joaquin Caldevilla » Dom Oct 13, 2013 12:42 pm

Comentarios que hago hoy domingo al tema de esta semana (Pureza), después de leer vuestras respuestas:

1) ¿Por qué, sin ser la virtud más importante (lo es la caridad), es tan fundamental la pureza-castidad en la vida cristiana? ¿Qué bienes pone en juego?
Me parece que lo ha expresado de modo sencillo lindoro50: la pureza-castidad cristiana se refiere a una dimensión muy profunda de la persona humana, su sexualidad, que tiene que ver muy directamente con su dignidad como persona. Pues, como ha recordado el Concilio Vaticano II, la distinción varón-mujer es una imagen de la distinción de personas que hay en la Santísima Trinidad. De modo semejante a como en Dios hay 3 Personas distintas que, no obstante, son una sola naturaleza, la única naturaleza humana se manifiesta en dos modalidades distintas, varón y mujer, complementarias y de igual dignidad. Y además, como fruto del amor entre ambas surge una tercera persona, el hijo; de modo semejante a como en Dios, del amor entre el Padre y el Hijo surge una tercera Persona, el Espíritu Santo, que es ese mismo Amor en Persona. Por eso, cualquier uso de la sexualidad que no respete el plan de Dios se convierte entonces en una ofensa a la imagen de la Santísima Trinidad que hay en el varón y la mujer, una ofensa a su más alta dignidad...

Entiendo bien la queja de Vi100: durante siglos se ha mirado con recelo la sexualidad, incluso entre cristianos. Esto me parece que se debe, en parte, a haber insistido mucho en las consecuencias del pecado en el hombre y la mujer, cosa que es lógica teniendo en cuenta nuestra situación después del pecado original, pero se ha recordado poco la bondad de todo lo creado, incluida la sexualidad, como parte del plan de Dios en la creación. Y cuando se insiste mucho en algo secundario y menos en algo primario, suele haber deformaciones. Recuerdo ahora unas palabras de san Josemaría, fundador del Opus Dei, que decía que bendecía el amor humano con las dos manos porque no tenía cuatro; y que concebía el lecho nupcial, dentro del matrimonio católico, como un altar donde se ofrece un sacrifico agradable a Dios. Expresión fuerte, aunque lógica teniendo en cuenta que san Pablo llama al matrimonio "sacramento grande".

2) ¿Qué recomendaciones y consejos prácticos darías a unos novios para vivir la pureza antes del matrimonio?
- Preparación: que enfoquen su relación actual como una preparación a un AMOR TOTAL y DESINTERESADO, que es el que habrán de vivir después como esposos y padres, pues ese amor futuro ha de ser un reflejo del AMOR y la DONACIÓN que hay entre las Personas divinas. Y esto requiere autodominio, abnegación, prudencia, oración. Y, por tanto, que no busquen por adelantado lo que no corresponde: novios no es lo mismo que esposos. Aprender a esperar es el modo más inequívoco de demostrar la propia rectitud en la relación y el respeto total al otro.
- Prudencia: no fiarse sólo de su capacidad de dominio, pues dentro de cada persona hay fuerzas (pasiones) que pueden desbocarse fácilmente. Hay que poner diques de contención, las medidas de seguridad que han puesto todos los que se han querido bien y respetado a lo largo de la historia del cristianismo.
- Oración y sacramentos: sin la gracia de Dios, por muy buena intención que tengan los novios, a medida que va aumentando la intimidad es más fácil justificar ciertas cosas. Entonces, con la ayuda de la Eucaristía y la Confesión frecuentes, y mejor aún con la orientación espiritual de un sacerdote adecuado, vivirán bien su noviazgo y les servirá para crecer como personas y aprender a amar bien. Es lo que hacía Juan Pablo II con aquellos grupos de jóvenes que dirigía cuando era párroco en Polonia: les enseñaba, a través de la oración y la dirección espiritual, el amor humano limpio, que nunca es egoísta.

3) ¿Qué relación encuentras entre el amor humano entre dos novios o esposos, y el amor a Dios verdadero de cada uno de ellos?
Algo de esto ya ha salido en las respuestas anteriores. Sólo Dios nos puede enseñar a amar bien. Por eso, el mejor modo de vivir el amor entre dos novios o esposos es viendo ese amor como imagen del AMOR con que Dios se ama a Sí mismo y ama a los hombres. Sólo deseando realizar el plan de Dios para el matrimonio y la familia (y esto requiere una vida de oración y de unión con Dios también de cada uno de los esposos para mantenerse en esa decisión a lo largo de toda la vida, cuando empiecen a aparecer los problemas y dificultades de entendimiento, de edad o salud, etc.) se puede vivir bien el amor conyugal. A esto se refería san Josemaría cuando hablaba del matrimonio como "camino de santidad", como "vocación cristiana": pues en el continuo esfuerzo por amar bien al otro cónyuge (es decir, como Dios quiere que le ame) Dios me va santificando y me enseña cómo amarle a Él: el camino de santidad, la vida espiritual, de un esposo pasa necesariamente a través de su mujer y sus hijos; y lo mismo el de la esposa.
-annylu: me alegra mucho que te haya ayudado esa oración, que expresa la verdadera rectitud del amor: "Señor, que yo sepa amar a cada persona como Tú quieres que la ame, NI MÁS NI MENOS". Eso es lo difícil, y lo que hay que alcanzar, con la ayuda de Dios y el esfuerzo personal.
- Mary-Manzanita: agradezco tus palabras de agradecimiento. Sólo intento ser un buen instrumento de Dios, aunque con defectos. Reza para que sepa hacerlo bien, sin estorbar a Dios.

Que Dios os bendiga.
Joaquin Caldevilla
 
Mensajes: 26
Registrado: Vie Jul 19, 2013 11:12 am

Siguiente

Volver a Curso online: Qué me falta todavía? Ser cristiano en el siglo XXI

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |