Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ago)

Mini curso para leer juntos, comentar y comprender la primera encíclica del Papa Francisco "Lumen Fidei”, La Luz de la Fe

Semana del 8 de julio de 2013. Introducción: La Luz de la Fe

Semana del 15 de julio de 2013. Capítulo 1: Hemos creído en el amor

Semana del 22 de julio de 2013. Capítulo 2: Si no creéis, no comprenderéis

Semana del 29 de julio de 2013. Capítulo 3: Transmito lo que he recibido

Semana del 5 de agosto de 2013. Capítulo 4: Dios prepara una ciudad para ellos

Moderadores: Catholic.net, Ignacio S, hini, Moderadores Animadores

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor lindoro50 » Lun Ago 05, 2013 1:28 pm

Este capítulo explica la relación entre la fe y el bien común, lo que conduce a la integración de un lugar donde el hombre puede vivir junto con los demás. La fe, que nace del amor de Dios, hace fuertes los lazos entre los hombres y se pone al servicio concreto de la justicia, el derecho y la paz. Es por esto que no nos aleja del mundo y no es ajena al compromiso concreto del hombre contemporáneo. Por el contrario, sin el amor fiable de Dios, la unidad entre todos los hombres estaría basada únicamente en la utilidad, el interés o el miedo. La fe, en cambio, capta el fundamento último de las relaciones humanas, su destino definitivo en Dios, y las pone al servicio del bien común. La fe "es un bien para todos, un bien común", no sirve únicamente para construir el más allá, sino que ayuda a edificar nuestras sociedades, para que avancen hacia el futuro con esperanza.

¿Qué hemos descubierto gracias a la lectura de esta encíclica?

El encuentro con Cristo da una esperanza sólida que no defrauda. La fe no es un refugio para personas pusilánimes, sino que ensancha la vida. Y en todas las relaciones sociales: haciéndonos hijos de Dios, de hecho, la fe da un nuevo significado a la fraternidad universal entre los hombres, que no es mera igualdad, sino la experiencia de la paternidad de Dios, comprensión de la dignidad única de la persona singular. "Cuando la fe se apaga, se corre el riesgo de que los fundamentos de la vida se debiliten con ella", escribe el Papa, y si hiciéramos desaparecer la fe en Dios de nuestras ciudades, se debilitaría la confianza entre nosotros y quedaríamos unidos sólo por el miedo. Por esta razón no debemos avergonzarnos de confesar públicamente a Dios, porque la fe ilumina la vida social. El Papa hace un llamamiento: "No nos dejemos robar la esperanza, no permitamos que la banalicen con soluciones y propuestas inmediatas que obstruyen el camino."

Bienaventurada la que ha creído (Lc 1, 45) Al final, el Papa nos invita a mirar a María, "icono perfecto" de la fe, porque, como Madre de Jesús, ha concebido "fe y alegría." A Ella se alza la oración del Papa para que ayude la fe del hombre, nos recuerde que aquellos que creen nunca están solos, y que nos enseñe a mirar con los ojos de Jesús.
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Lun Ago 05, 2013 1:28 pm

En el cuarto y último capítulo de esta Encíclica, nos dice de la contribución de la fe a justicia y la paz. De muestra que la fe es beneficiosa para “la ciudad de los hombres”. La fe no aleja del mundo, al contrario, “se pone al servicio concreto de la justicia, del derecho y de la paz”. Se convierte “en un bien para todos, en un bien común”.

La importancia de la familia y las relaciones sociales. Imagen

Los beneficios de la fe. La defensa de la dignidad y vida humana; el respeto a la naturaleza, el poder encontrarle sentido al sufrimiento y ayudar a los que sufren, tener consuelo y esperanza.

Para reforzar se mencionan los frutos sociales de la fe: La familia, “unión estable de un hombre y una mujer”, la dignidad de la persona, el respeto a ella, y el perdón. La fuerza consoladora que ofrece ante el sufrimiento y la muerte.

Concluyendo la fe como “un servicio de esperanza”.

Hemos descubierto que para vivir el amor hace falta fundarlo todo en la experiencia de Cristo, en la vida de la Iglesia, en la fe y la esperanza que nos sostienen como católicos.
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Lun Ago 05, 2013 1:44 pm

En el Capítulo IV, en el número 60, de esta interesante Encíclica, que nos ha hecho reflexionar, dedica Su Santidad el Papa Francisco un espacio a la Santísima Virgen Maria, Madre de Jesús, Mujer de Fe, Madre de la Iglesia, y nos encomienda a su maternal intercesión con una bellísima oración, en la que le pide que nos enseñe a ver con los ojos de Jesús, a sentir desde l caridad y a seguir los pasos de Cristo.

Nos dirigimos en oración a María, madre de la Iglesia y madre de nuestra fe.


Imagen

¡Madre, ayuda nuestra fe!
Abre nuestro oído a la Palabra, para que reconozcamos la voz de Dios y su llamada.
Aviva en nosotros el deseo de seguir sus pasos, saliendo de nuestra tierra y confiando en su promesa.
Ayúdanos a dejarnos tocar por su amor, para que podamos tocarlo en la fe.
Ayúdanos a fiarnos plenamente de él, a creer en su amor, sobre todo en los momentos de tribulación y de cruz, cuando nuestra fe es llamada a crecer y a madurar.
Siembra en nuestra fe la alegría del Resucitado.
Recuérdanos que quien cree no está nunca solo.
Enséñanos a mirar con los ojos de Jesús, para que él sea luz en nuestro camino.
Y que esta luz de la fe crezca continuamente en nosotros, hasta que llegue el día sin ocaso, que es el mismo Cristo, tu Hijo, nuestro Señor.


Dado en Roma, junto a San Pedro, el 29 de junio, solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, del año 2013, primero de mi Pontificado.

FRANCISCUS
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor patricio » Mié Ago 07, 2013 11:36 am

¿Qué hemos descubierto gracias a la lectura de esta encíclica?

Aspectos que he podido descubrir:
En este último capitulo y a lo largo de encíclica, el Papa nos muestra que en la historia de la salvación, el hombre descubre que Dios quiere hacer partícipes a todos, como hermanos, de la única bendición, que encuentra su plenitud en Jesús, para que todos sean uno. El amor inagotable del Padre se nos comunica en Jesús, también mediante la presencia del hermano y la fe nos enseña que cada hombre es una bendición para mí, que la luz del rostro de Dios me ilumina a través del rostro de cada hombre, cada mujer que va caminando con esperanza hacia Cristo.

Es importante lo ambiental y el desarrollo:
La fe es un bien para todos, es un bien común; su luz no luce sólo dentro de la Iglesia ni sirve únicamente para construir una ciudad eterna en el más allá; nos ayuda a edificar nuestras sociedades, para que avancen hacia el futuro con esperanza
La fe, nos hace respetar más la naturaleza, pues nos hace reconocer que se nos ha confiado para cultivarla y salvaguardarla; nos invita a buscar modelos de desarrollo que no se basen sólo en la utilidad y el provecho, sino que consideren la creación como un don del que todos somos deudores; esta fe afirma también la posibilidad del perdón, que muchas veces necesita de tiempo, esfuerzo, paciencia y compromiso.

Una mirada al sufrimiento:
Hablar de fe, comporta a menudo hablar también de pruebas dolorosas, pero precisamente en ellas san Pablo ve el anuncio más convincente del Evangelio, porque en la debilidad y en el sufrimiento se hace manifiesta y palpable el poder de Dios que supera nuestra debilidad y nuestro sufrimiento. En la hora de la prueba, la fe nos ilumina y, precisamente en medio del sufrimiento y la debilidad, aparece claro que no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor. Viendo la unión de Cristo con el Padre, incluso en el momento de mayor sufrimiento en la cruz, el cristiano aprende a participar en la misma mirada de Cristo. Incluso la muerte queda iluminada y puede ser vivida como la última llamada de la fe en el Padre, en cuyas manos nos ponemos con la confianza de que nos sostendrá incluso en el paso definitivo.
La luz de la fe no disipa todas nuestras tinieblas, sino que, como una lámpara, guía nuestros pasos en la noche, y esto basta para caminar. Al hombre que sufre, Dios no le da un razonamiento que explique todo, sino que le responde con una presencia que le acompaña, con una historia de bien que se une a toda historia de sufrimiento para abrir en ella un resquicio de luz. En Cristo, Dios mismo ha querido compartir con nosotros este camino y ofrecernos su mirada para darnos luz. Cristo es aquel que, habiendo soportado el dolor, « inició y completa nuestra fe » (Hb 12,2).

Nos recuerda a la Santísima Virgen, para tenerla como icono:
En la parábola del sembrador, Jesús explica el significado de la tierra buena: Son los que escuchan la palabra con un corazón noble y generoso, la guardan y dan fruto con perseverancia. En el contexto del Evangelio de Lucas, la mención del corazón noble y generoso, que escucha y guarda la Palabra, es un retrato amoroso de la fe de la Virgen María la cual es icono perfecto de la fe, como dice santa Isabel: « Bienaventurada la que ha creído » (Lc 1,45)
patricio
 
Mensajes: 255
Registrado: Jue Ene 19, 2012 9:39 am

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor garu » Mié Ago 07, 2013 8:23 pm

A través de la lectura de esta encíclica he descubierto que la fe es todo. La fe, primero que todo, es conocer a Dios; reconocer a Dios; abandonarse en Dios; vivir en Dios y esperar en Dios. Lo dije con pocas palabras, en apenas dos líneas, pero interiormente lo siento como una gran empresa. Me he dado cuenta que para poder decir yo tengo fe, debo trabajar mucho mas. No es sólo creer, es como dije antes, luego de conocer y reconocer a Dios, es abandonarse, vivir y esperar en Él y eso es una larga y no fácil tarea, pero que con su gracia podemos llevar a cabo, con tropezones y caídas, pero con tantas levantadas cuantas sean necesarias. Me da mucha alegría y doy gracias a Dios por ello, que el papa emérito, Benedicto XVI, haya pensado en este año de la fe y que el papa Francisco haya coronado esa idea con la publicación de esta encíclica. Saludos a todos y nos volveremos a encontrar por estos lados.
garu
 
Mensajes: 105
Registrado: Vie Jun 14, 2013 2:41 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor bonifacia » Mié Ago 07, 2013 10:35 pm

Buenas Noches Amigos (as) : :)

"Gracias a la fe, hemos descubierto la dignidad única de cada persona"

¿Qué hemos descubierto gracias a la lectura de esta encíclica?

Qué Dios, cuando toca el alma de cada hombre, que lo sirve por vocación, creyente en Dios verdadero donde actúa la santísima trinidad , son los que, consideran a Dios como centro de su existencia, como la braza ardiente que brota del corazón, que se entregan a los demás en el nombre de la suprema presencia de Dios, quien no pierde tiempo al tocar la puerta de cada alma para impregnarla del olor puro, de la sabiduría que solo viene de él, que nos hace comprender nuestra gran misión de servir a los demás y construir un mundo mejor.
*Además, que hermoso es apreciar el valor ejemplar de los grandes mártires, profetas, discípulos , que consideraron el sufrimiento grato para Dios al entregar sus vidas en defensa del cristianismo, y de proclamarse hijos de Dios, y en ello consideraron, la conciencia moral, espiritual, que su vida no terminaba sino comenzaba a la plena felicidad de una vida eterna , complementada con las bienaventuranzas, ya se habían proyectado, según el principio trascendental, " hacia la gloria eterna de Dios."
*También descubrí que somos el gozo del señor, que él vive entre nosotros, nos observa, experimenta con nosotros nuestras vivencias…"Como el dueño de la mies que se propone en construir una sociedad , donde deja huellas en su caminar con su pueblo, que es el mundo entre los que estamos en proceso de conversión, proeza de la fe y convirtiéndose en nuestra fortaleza, en la luz que nunca se apaga en lo más profundo de nuestro ser, dador de vida, conjuntamente con el espíritu santo nos provee de amor, caridad, pureza, verdad, dignidad.
"Dios nunca se cansa de llamarnos a ser santos, a perdonarnos, pasara esta generación y muchas generaciones y con ello, quedarán sus huellas, su amor celoso, su sabiduría plena en la revolución del conocimiento, el mejor guía hacia la vida trascendental".
*la existencia del amor maternal de María santísima, que nos da a conocer que es la gran discípulo de Jesús, siempre dispuesta a interceder por todos nosotros que somos sus hijos.

:idea: "Cuando un hombre descubra sus faltas, Dios las cubre. Cuando un hombre las esconde, Dios las descubre, cuando las reconoce, Dios las olvida." San Agustín
"Sólo conozco dos tipos de personas razonables: las que aman a Dios de todo corazón porque le conocen, y las que le buscan de todo corazón porque no le conocen." Blas Pascal
:arrow: "¿QUE ESTAS HACIENDO?, Dame un minuto, quiero decirte: Cuando tu corazón esta quebrantado, YO ESTOY CERCA DE TI. No hay nadie que me lo impida, porque NADA NI NADIE, TE APARTARA JAMAS DE MI. Cada una de esas lagrimas quitare, y te daré una GRANDE Y NUEVA ALEGRIA - Mi Palabra no vuelve a mi vacía, y la he enviado, para llenarte esta noche de mi paz....". la mano de Dios
bonifacia
 
Mensajes: 89
Registrado: Dom May 19, 2013 4:10 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor BlancaElena » Jue Ago 08, 2013 12:01 pm

¿Qué hemos descubierto gracias a la lectura de esta encíclica?

Muchísimos puntos que debemos empezar a reflexionar y meditar de una forma más detallada y profunda porque nos ayudarán a reforzar nuestra FE, ese gran regalo que DIOS nos ha dado para estar en unión permanente con EL, y hacerlo realidad con nuestras obras. CREO que estoy en la verdadera Iglesia fundada por CRISTO y que toda nuestra Historia de la Salvación tiene una lógica razón de ser. La FE debe ser vivida interiormente y en comunidad en la Iglesia, debe ir acompañada de la caridad que es amor y de la esperanza como NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO nos enseño con su ejemplo. Siendo la FE un bien para todos, tiene mucho que ver con el bien común. Pienso que nos falta mucho a nivel general a los católicos “ beber de ese manantial de sabiduría ” que tenemos tan cerca pero tan desperdiciado en su esplendor. Si cada uno de nosotros fuésemos coherentes con nuestra FE, a pesar del sufrimiento que a todos nos toca vivir de una forma u otra mientras haya vida, seriamos capaces de superarlo y ofrecerlo para que el mundo cambie para bien, ese es el mensaje más relevante ante tantos males que tenemos en este siglo XXI y que solo con FE que es la luz que nos ilumina sigamos avanzando en el tiempo. Nuestra Madre y MADRE DE DIOS LA Virgen Santísima esta ahí como lo dice la Encíclica como Icono perfecto de la Fe. La dignidad humana como hijos de DIOS debe reflejarse en cómo y para qué estamos viviendo la Fe en cada uno de nosotros, la familia y la sociedad.

Un cordial saludo para todos y gracias a Catholic.net por permitirnos haber realizado la lectura de la Encíclica Lumen Fidei en compañía de Hini y todos los participantes en el foro respondiendo o leyendo. DIOS nos siga fortaleciendo en nuestra Fe, como fundamento de su gran Amor por nosotros.
Avatar de Usuario
BlancaElena
 
Mensajes: 1415
Registrado: Mié Ene 18, 2012 8:45 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor PEPITA GARCIA 2 » Jue Ago 08, 2013 6:48 pm

¿Qué hemos descubierto gracias a la lectura de esta Encíclica?

En esta Encíclica Lumen Fidei, “La luz de la Fe”, de Su Santidad Francisco, es como dice Su Santidad es una Encíclica a cuatro manos, una encíclica que no es para leer, es para estudiar y reflexionar.

Imagen

Nos habla de las virtudes teologales, en especial de la fe, nos hace ver la caridad que en estos tiempos es tan importante y que no la damos.

De creer en el amor, ¿cual amor? del amor a Dios, que es “el Amor de los amores”; de creerlo, comprenderlo y hacerlo vida.

Menciona la importancia de la familia y las relaciones sociales.

Los beneficios de la fe. La defensa de la dignidad y el respeto a la vida humana desde la concepción. Nos habla de los frutos sociales de la fe: La familia, “unión estable de un hombre y una mujer”, la dignidad de cada uno, el respeto y el perdón.

La fuerza consoladora que ofrece ante el sufrimiento y la muerte. Que para vivir el amor, hace falta cimentarlo todo en el testimonio de Cristo, en la vida de la Iglesia, en sus mártires, en la fe y la esperanza que nos sostiene como católicos. La capacidad para encontrarle sentido al sufrimiento y compartirlo con los que sufren, tener consuelo y esperanza.

El respeto a la naturaleza.

En el Capítulo III, nos habla de la importancia de los Sacramentos de la iniciación cristiana, en particular del Bautismo y de la Eucaristía, que un Sacramento de Amor. Dios es Amor y Amar es; asemejarse a Jesucristo Nuestro Señor. Ser una unidad con el Amado, como correspondencia a Cristo que se hace Comida y Bebida para nosotros, lo cual representa un Milagro maravilloso de Amor.

Nos recuerda el Santo Padre que debemos de cumplir con los Mandamientos de la Ley de Dios, del Padre Nuestro, de Nuestra Profesión de Fe. De creer y hacer vida lo que hemos asimilado y necesitamos trasmitir diariamente a nuestros semejantes.

Nos insiste en practicar la oración diariamente.

Habla también de la Iglesia, que es nuestra santa Madre iglesia.

Y finaliza con una hermosa y sensible oración a la Santísima Virgen María, nuestra Madre, Protectora, Intercesora, que siempre está a nuestro lado, que va de nuestra mano, que no nos soltará jamás. Pensemos en Ella cuando nos sintamos tristes en nuestro interior, abrámosle nuestro corazón con una oración, que la Santísima Virgen le contará a Jesús de cada uno de nosotros. Que es una Madre que nunca nos fallará.

Doy las gracias a Dios, a Catholic.net por la oportunidad de haber podido participar en este foro de discusión, en especial a Hini, quien ha estado acompañando en este proceso y gracias a los compañeros, a los que invito a seguir adelante, en estos interesantes cursos.

"La Fe va de la mano de la esperanza, porque aunque nuestra morada terrenal se destruye, tenemos una mansión eterna; que Dios ha inaugurado ya en Cristo, en su cuerpo" Su Santidad el Papa Francisco.
"No anteponer nada al amor de Dios"

PEPITA GARCIA 2
Avatar de Usuario
PEPITA GARCIA 2
 
Mensajes: 1992
Registrado: Mié Dic 28, 2011 6:58 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor tito » Vie Ago 09, 2013 11:51 pm

Con esta enciclica he descubierto que junto a la fe debe estar la verdad, junto a la verdad el amor, junto al amor la fidelidad.

Que la fe es una llamada individual pero que tiene que ser vivida en comunidad, y que por la fe estamos llamados mejorar la sociedad.

Como habrán visto no soy de muchas palabras... :D
¡Ay, los que llaman al mal bien, y al bien mal;
que dan oscuridad por luz, y luz por oscuridad;
que dan amargo por dulce, y dulce por amargo! Isaías 5,20


Imagen
Avatar de Usuario
tito
Moderador Animador
 
Mensajes: 1881
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor Miledys A Perez » Mié Ago 14, 2013 10:14 am

Gracias a Dios ya pude leer la encíclica Lumen Fidei
cada uno de sus capitulo han dejado una enseñanza para mi. como cristiano
¿Qué párrafo te habla hoy a ti?
Especialmente considero que el párrafo la naturaleza de la fe, lo importante para todo cristiano católico la Eucaristía el memorial de nuestra fe, creer que Jesús se hace presente en nuestro altar su Cuerpo y Sangre presente, es el mismo Jesús esta ahí el Culmen de nuestra Fe, ese momento Santo y Sagrado donde Jesús esta ahí como expreso la encíclica visible e invisible.
Miledys A Perez
 
Mensajes: 149
Registrado: Vie Jul 20, 2012 9:29 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor tralalá » Mié Ago 14, 2013 6:29 pm

hini escribió:Rápidamente hemos llegado al final de la encíclica!
http://www.es.catholic.net/temacontrove ... p?id=58819


Yo menos rápido. Debo reconocer que todavía no leí el cuarto y último capítulo. Ya lo haré.
Mientras, antes de que se dispersen quiero saludar a Hini y a todos los que participaron en este espacio.
Me gustó compartir lo que fueron escribiendo de sus pensamientos y sentimientos respecto de la Lumen Fidei.
DIOS los bendiga a todos. Tralalá
Todo sea para la mayor honra y gloria de DIOS por
amor a Jesús, María y José.
Imagen
Acompáñennos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.
Avatar de Usuario
tralalá
 
Mensajes: 8780
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Argentina

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor tralalá » Lun Ago 19, 2013 4:38 pm

Muchas gracias, hini.
No está en mis planes hacer el curso de Tierra Santa.
Te pido por favor que no me anotes, sino me aparecen sofocientos mensajes en mi correo.
En el que me inscribí como alumna y colaboraré como moderadora del curso será:
Qué más me falta?
Voy eligiendo alguno cada tanto. Prefiero no abarrotarme pues aunque no parezca soy muy responsable pero, eso a veces me juega en contra, en ocasiones me paraliza. Entonces me es necesario optar, no tratar de abarcarlo todo.
Otra vez muchas gracias. Tralalá
P.D.: Queda en pie lo del curso de Evangelización y Catequesis para "discapacitados afectivos".
Todo sea para la mayor honra y gloria de DIOS por
amor a Jesús, María y José.
Imagen
Acompáñennos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.
Avatar de Usuario
tralalá
 
Mensajes: 8780
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Argentina

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor tralalá » Mié Ago 21, 2013 10:14 am

hini escribió:;)

¿Es guiño comprensivo o muestra de cierta desilusión?
Lo mismo me agrada haberte conocido y al grupo que te sigue.
Ya continuaremos en contacto.
DIOS los bendiga. Tralalá
Todo sea para la mayor honra y gloria de DIOS por
amor a Jesús, María y José.
Imagen
Acompáñennos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.
Avatar de Usuario
tralalá
 
Mensajes: 8780
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Argentina

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor tralalá » Jue Ago 22, 2013 6:54 pm

Anoche terrminé de leer la Lumen Fidei.
¡Me estaba perdiendo el mejor de los capítulos!
Claro, la coronación de todo para lo cual se precisaba lo anterior.
Aunque no sea lo más importante, me encanta la valorización que hace del tiempo,
"siempre superior al espacio porque proyecta hacia el futuro e impulsa a caminar con esperanza".

DIOS los siga bendiciendo. Tralalá
Todo sea para la mayor honra y gloria de DIOS por
amor a Jesús, María y José.
Imagen
Acompáñennos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amen.
Avatar de Usuario
tralalá
 
Mensajes: 8780
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am
Ubicación: Argentina

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor vegafroilan » Vie Ago 23, 2013 5:49 pm

¿Qué hemos descubierto gracias a la lectura de esta encíclica?

Me ha encantado la encíclica del Papa Francisco, Lumen Fidei, me ha servido para aumentar mi Fe para compartirla con los demás y ser un cristiano mas comprometido con la iglesia. Lo que he descubierto en lo personal es que Dios nos llama a cada uno de nosotros a seguirlo de manera personal, y que ese llamado se extiende en cada Etapa de nuestra Vida. Me gustaron la introducción y los cuatro capítulos, el que nos habla de la fe de Abrahán, Moisés, San Pablo, San Agustín, y de María Santísima modelo de fe.
Un afectuoso abrazo y Saludo a todos los participantes, a Hini y a todo el equipo de Catholic net :-)

Sagrados Corazones de Jesús y María, protejan nuestras familias.
vegafroilan
 
Mensajes: 76
Registrado: Vie Sep 14, 2012 6:38 pm

Re: Capítulo IV. Dios prepara una ciudad para ellos (5-12 ag

Notapor maguisena » Lun Sep 02, 2013 4:46 pm

¿Qué hemos descubierto gracias a la lectura de esta encíclica?
que la fe lo puede todo así lo dice San Pablo. Pero es una fe y la confianza debe de estar solo en Dios, es decir, poner todo en sus manos. La fe debe de estar fundamentada en nuestras creencias, en el conocimiento de ellas, haciendo un encuentro con el Señor. La fe divina es una virtud teologal y procede de un don de Dios que nos capacita para reconocer que es Dios quien habla y enseña en las Sagradas Escrituras y en la Iglesia. Quien tiene fe sabe que por encima de toda duda y preocupaciones de este mundo las enseñanzas de la fe son las enseñanzas de Dios y por lo tanto son ciertas y buenas.

La fe inicia nuestra relación personal con Dios. Y ella es la que nos sostiene en el dolor, es la que abre las puertas de la muerte a un horizonte de eternidad. Es la que nos hace salir al encuentro de quien sufre por cualquier causa, para alentarle con la ayuda de nuestra caridad. Y en esta actitud creyente, María es el modelo de fe, es la que ha engendrado ‘fe y alegría’ para todos los hombres, y un signo de la fe es esa alegría que sólo puede brotar de un corazón creyente".
maguisena
 
Mensajes: 85
Registrado: Mar Jun 11, 2013 4:22 pm


Volver a Lumen Fidei

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron