77. Superioridad de la virginidad por el reino de los cielos

En esta tercera y cuarta partes se toca la teología del cuerpo, la
resurrección de los cuerpos, la virginidad, el celibato,la abstinencia en el
matrimonio, la doctrina paulina sobre virginidad y matrimonio .

Esta parte consta 23 lecciones que se enviarán todos los martes y viernes a
partir del 14 de enero de 2014 , la última será el 1 de abril del 2014
.Estas son la tercera y cuarta partes de seis partes que se darán de manera
consecutiva e ininterrumpida. El curso completo se dará a lo largo de un año
y consta de:

Parte I: Principios del amor humano (23 lecciones)

Parte II: La purificación del corazón (40 lecciones)

Parte III: La resurrección de la carne (9 lecciones)

Parte IV: La virginidad cristiana (14 lecciones)

Parte V: El sacramento del matrimonio (27 lecciones)

Parte VI: Amor y fecundidad (16 lecciones)

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano,
también conocida como Teología del Cuerpo.

Moderadores: raulalonso, tito, Catholic.net, gache, Moderadores Animadores

Re: 77. Superioridad de la virginidad por el reino de los ci

Notapor mamafeliz » Mar May 20, 2014 10:32 am

La continencia debe demostrar que el hombre esta "solo" delante de Dios con Dios. Es una soledad por Dios. El hombre llamado a la continencia no pierde ninguno de los elementos escenciales de la vocación de la persona creada "a imagen y semejanza de Dios".
La continencia no disminuye el valor del matrimonio sino que es un don especial "por el reino de los cielos".
El hombre por su naturaleza "doble" (inclinado como hombre hacia su mujer y como mujjer hacia su hombre) descubre en esta soledad suya la más plena forma de comunión intersubjetiva con los otros. Así con la decisión de la continencia el hombre se convierte en "don sincero para los demás."
La contincencia es un sacrificio por el "reino de los cielos" y es el comiezo de renuncias sucesivas y sacrificios voluntarios de sí que son indispensables para ser coherente en la decisión.
En la continencia, la antropología de la resurrección no sustituye a la antropología del hombre "histórico". La superioridad evangélica y autenticamente cristiana de la virginidad y de la continecncia está dictada por el "reino de los cielos".
mamafeliz
 
Mensajes: 116
Registrado: Mié Jun 05, 2013 12:33 pm

Re: 77. Superioridad de la virginidad por el reino de los ci

Notapor vegafroilan » Vie May 30, 2014 9:12 pm

Pregunta: "Y es precisamente este hombre, en todo caso este hombre «histórico», en el que permanece a la vez la heredad de la triple concupiscencia, la heredad del pecado y al mismo tiempo la heredad de la redención, el que toma la decisión acerca de la continencia «por el reino de los cielos»: debe realizar esta decisión, sometiendo el estado pecaminoso de la propia humanidad a las fuerzas que brotan del misterio de la redención del cuerpo. Debe hacerlo como todo otro hombre, que no tome esta decisión y su camino sea el matrimonio. Sólo es diverso el género de responsabilidad por el bien elegido, como es diverso el género miso del bien elegido. ¿Podrías explicar con tus palabras esta afirmación? ¿Podrías explicar la tensión que se da en el célibe entre la llamada a vivir por el Reino de los cielos… y el hombre histórico?"

Respuesta:
4. De este modo, en la llamada a la continencia, tal como ha sido pronunciada por Cristo -concisamente y a la vez con gran precisión- se delinean el perfil y al mismo tiempo el dinamismo del misterio de la redención, como hemos dicho anteriormente. Es el mismo perfil bajo el que Jesús, en el sermón de la montaña, pronunció las palabras acerca de la necesidad de vigilar sobre la concupiscencia del cuerpo, sobre el deseo que comienza por el "mirar" y se convierte ya, entonces en "adulterio de corazón".

Tras las palabras de Mateo, tanto en el capítulo 19 (vv. 11-12), como en el capítulo 5 (vv. 27-28), se encuentra la misma antropología y el mismo ethos . En la invitación a la continencia voluntaria por el reino de los cielos, las perspectivas de este ethos se amplían: en el horizonte de las palabras del sermón de la montaña se halla la antropología del hombre "histórico": en el horizonte de las palabras sobre la continencia voluntaria, permanece esencialmente la misma antropología, pero iluminada por la perspectiva del "reino de los cielos", o sea, iluminada también por la futura antropología de la resurrección. No obstante, en los caminos de esta continencia voluntaria durante la vida terrena, la antropología de la resurrección no sustituye a la antropología del hombre "histórico".

Espíritu Santo, fuente de Luz; ilumínanos... Espíritu Santo, fuente de Luz; Ilumínanos... Espíritu Santo fuente de Luz; Ilumínanos...
vegafroilan
 
Mensajes: 76
Registrado: Vie Sep 14, 2012 6:38 pm

Re: 77. Superioridad de la virginidad por el reino de los ci

Notapor jcuengar » Mar Jun 24, 2014 7:12 pm

La tensión entre la opción por el celibato claramente entendible en la vida religiosa vs la tendencia del hombre histórico al pecado, es equiparable a la tensión entre la libertad y la esclavitud. Entre la estabilidad y el progreso.
La espiritualidad y la materialidad.
El hombre (varón o mujer) es capaz de caminar hacia la imagen de cristo desde toda la historia, pero no por sí mismo. Es necesario un acto de la libertad para elegir a Dios por sobre todo lo demás, como un malacate al que se ata para luego ser atraído. La naturaleza humana histórica es una naturaleza caída. No hacemos historia del hombre original.
Sólo Cristo, que es la consumación del primer Adán, por sí mismo y como don al hombre atrae hacia sí el desarrollo de la humanidad como un camino tenso entre la naturaleza caída y la redimida que crece al hombre a su máxima expresión, esperando que el hombre diga Sí. Cierre la boca y abra los oídos y escuche el llamado y diga sí para dejarse atraer.
La renuncia y el sacrificio que implican la opción por el celibato no significan en manera alguna la renuncia al placer o a la compañía exclusiva que atestigua tu vida como cónyuge, significan más bien el sacrificio como resultado de un ámbito may9r de relación con los demás. Como un Padre de una numerosísima familia, una opción superior por la vida encaminada al Ser de vida en el Reino
jcuengar
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun Ene 09, 2012 5:56 pm

Re: 77. Superioridad de la virginidad por el reino de los ci

Notapor marthika7 » Vie Nov 21, 2014 4:15 pm

Pregunta:
“Y es precisamente este hombre, en todo caso este hombre «histórico», en el que permanece a la vez la heredad de la triple concupiscencia, la heredad del pecado y al mismo tiempo la heredad de la redención, el que toma la decisión acerca de la continencia «por el reino de los cielos»: debe realizar esta decisión, sometiendo el estado pecaminoso de la propia humanidad a las fuerzas que brotan del misterio de la redención del cuerpo. Debe hacerlo como todo otro hombre, que no tome esta decisión y su camino sea el matrimonio. Sólo es diverso el género de responsabilidad por el bien elegido, como es diverso el género miso del bien elegido”. ¿Podrías explicar con tus palabras esta afirmación?
Que el hombre que toma la decisión por la continencia, no es que posea dotes o capacidades extraordinarias, sino que es el mismo hombre histórico, con su realidad de su ser pecaminoso, su humanidad que está inclinada a esa triple concupiscencia, al pecado, pero que fue redimido por Cristo. Su decisión enmarca una responsabilidad por aquello que eligió, “salir” de ese bien, para someter el estado pecaminoso a las fuerzas que brotan del misterio de la redención del cuerpo, porque “salió” de esa llamada al matrimonio, por ese llamado por el “reino de los cielos”. Esto le implica una responsabilidad que durante su vida le implican una serie de renuncias, para darse en esa realización más plena de sí mismo, porque se convierte en “don sincero para los demás”.

¿Podrías explicar la tensión que se da en el célibe entre la llamada a vivir por el Reino de los cielos… y el hombre histórico?
Es una tensión que está presente por que durante la vida terrena está presente la antropología del hombre histórico, esto es la vigilancia sobre la concupiscencia del cuerpo, que Cristo enunció en el sermón de la montaña. El hombre histórico lucha contra esas fuerzas, y el célibe igualmente, pero a esto va unido las renuncias y los sacrificios voluntarios de sí mismo que son indispensables por el Reino de Dios, porque se renuncia al matrimonio y a la procreación. Para poder hacerse don para los demás, y descubrir una nueva e incluso más plena forma de comunión intersubjetiva.
marthika7
 
Mensajes: 179
Registrado: Mié Ene 04, 2012 4:01 pm

Anterior

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte III y IV: La resurrección de la carne y la virginidad cristiana

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], laurelpe69

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |