42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano, también conocida como Teología del Cuerpo.

En esta segunda parte se toca el adulterio, la concupiscencia, la donación mutua del hombre y a mujer en el matrimonio, la dignidad del cuerpo y del sexo, lo «ético» y lo «erótico» en el amor humano y el respeto al cuerpo.

Fechas:
Este curso consta 40 sesiones que se impartirán todos los martes y sábados a partir del 27 de agosto de 2013 , la última será el 3 enero de 2014

Moderadores: pilar calva, Catholic.net, Margarita Gonzalez, Moderadores Animadores

42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor pilar calva » Mar Oct 22, 2013 9:26 pm

(1-X-80/5-X-80)
1. Llegamos en nuestro análisis a la tercera parte del enunciado de Cristo en el sermón de la montaña (<i>Mt</i> 5, 27-28). La primera parte era: “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”. La segunda: “pero yo <i>Os</i> digo que todo el que mira a una mujer deseándola”, está gramaticalmente unida a la tercera: “ya adulteró con ella en su corazón”.

El método aplicado, que es el de <i> dividir, “romper” el enunciado de Cristo en tres partes</i> que se suceden, puede parecer artificioso. Sin embargo, cuando buscamos el sentido ético de todo el enunciado en su totalidad, puede ser útil precisamente la división del texto empleada por nosotros, con tal de que no se aplique sólo de manera disyuntiva, sino conjuntiva. Y es lo que intentamos hacer. Cada una de las distintas partes tiene un contenido propio y connotaciones que le son específicas, y es precisamente lo que queremos poner de relieve mediante la división del texto; pero al mismo tiempo se advierte que cada una de las partes se explica en relación directa con las otras. Esto se refiere, en primer lugar, a los principales elementos semánticos, mediante los cuales el enunciado constituye un conjunto. He aquí estos elementos: cometer adulterio, desear, cometer adulterio en el cuerpo, cometer adulterio en el corazón. Resultaría especialmente difícil establecer el sentido ético del “desear” sin el elemento indicado aquí últimamente, esto es, el “adulterio en el corazón”. El análisis precedente ya tuvo en consideración, de cierta manera, este elemento; sin embargo, una comprensión más plena del miembro “cometer adulterio en el corazón”, sólo es posible después de un adecuado análisis.

2. Como ya hemos aludido al comienzo, aquí se trata de establecer el sentido ético. El enunciado de Cristo, en <i>Mt</i>. 5, 27-28, toma origen del mandamiento “no adulterarás”, para mostrar cómo es preciso entenderlo y ponerlo en práctica, a fin de que abunde en el la “justicia” que Dios Yahvé ha querido como Legislador: a fin de que abunde en mayor medida de la que resultaba de la interpretación y de la casuística de los doctores del Antiguo Testamento. Si las palabras de Cristo en este sentido, tienden a <i> construir el nuevo <i>ethos</i> </i> (y basándose en el mismo mandamiento), el camino para esto pasa <i> a través del descubrimiento de los valores</i> que se habían perdido en la comprensión general veterotestamentaria y en la aplicación de este mandamiento.

3. Desde este punto de vista es significativa también la formulación del texto de Mateo 5, 27-28. El mandamiento “no adulterarás” esta formulado como una prohibición que excluye de modo categórico un determinado mal moral. Es sabido que la misma ley (decálogo), además de la prohibición “no adulterarás”, comprende también la prohibición “no desearás la mujer de tu prójimo” (<i>Ex</i> 20, 14. 17; <i>Dt</i> 5, 18. 21). Cristo no hace vana una prohibición respecto a la otra. Aún cuando hable del “deseo”, tiende a una clarificación más profunda del “adulterio”. Es significativo que, después de haber citado la prohibición “no adulterarás” como conocida a los oyentes, a continuación, en el curso de su enunciado cambie su estilo y la estructura lógica de regulativa en narrativo-afirmativa. Cuando dice “Todo el que mira a una mujer deseándola, ya adulteró con ella en su corazón”, describe un hecho interior, cuya realidad pueden comprender fácilmente los oyentes. Al mismo tiempo, a través del hecho así descrito y calificado, indica cómo es preciso entender y poner en práctica el mandamiento “no adulterarás”, para que lleve a la “justicia” querida por el Legislador.

4. De este modo hemos llegado a la expresión “adulteró en el corazón”, <i> expresión-clave</i>, como parece, para entender su justo sentido ético. Esta expresión es, al mismo tiempo, <i> la fuente principal para revelar los valores esenciales del nuevo <i>ethos</i> </i>: el <i>ethos</i> del sermón de la montaña. Como sucede frecuentemente en el Evangelio, también aquí volvemos a encontrar una cierta paradoja. En efecto, ¿cómo puede darse el “adulterio” sin “cometer adulterio”, es decir, sin el acto exterior que permite individuar el acto prohibido por la ley? Hemos visto cuánto se interesaba la casuística de los “doctores de la ley” para precisar este problema. Pero, aún independientemente de la casuística, parece evidente que el adulterio sólo puede ser individuado “en la carne”, esto es, cuando los dos: el hombre y la mujer que se unen entre sí de modo que se convierten en una sola carne (cfr. <i>Gén</i>. 2, 24) no son cónyuges legales: esposo y esposa. Por lo tanto, ¿qué significado puede tener el “adulterio cometido en el corazón”? ¿Acaso no se trata de una expresión sólo metafórica, empleada por el Maestro para realizar el estado pecaminoso de la concupiscencia?

5. <i> Si admitiésemos esta lectura semántica</i> del enunciado de Cristo (cfr. <i>Mt</i>. 5, 27-28) sería necesario reflexionar profundamente sobre las <i> consecuencias éticas</i> que se derivarían de ella, es decir, sobre las conclusiones acerca de la regularidad ética del comportamiento. El adulterio tiene lugar cuando el hombre y la mujer que se unen entre sí de modo que se convierten en una sola carne (cfr. <i>Gén</i>. 2, 24), esto es, de la manera propia de los cónyuges, no son cónyuges legales. La individuación del adulterio como pecado cometido “en el cuerpo” está unida estrecha y exclusivamente al acto “exterior”, a la convivencia conyugal que se refiere también al estado, reconocido por la sociedad, de las personas que actúan así. En el caso en cuestión, este estado es impropio y no autoriza a tal acto (de aquí, precisamente, la denominación: “adulterio”).

Pasando a la segunda parte del enunciado de Cristo (esto es, a aquella en la que comienza a configurarse el nuevo <i>ethos</i> ) sería necesario entender la expresión “todo el que mira a una mujer deseándola”, en relación exclusiva a las personas según su estado civil, es decir, reconocido por la sociedad, sean, o no cónyuges. Aquí comienzan a multiplicarse los interrogantes. Puesto que no puede crear dudas el hecho de que Cristo indique el estado pecaminoso del acto interior de la concupiscencia manifestada a través de la mirada dirigida a toda mujer que no sea la esposa de aquel que la mira de ese modo, por tanto, podemos e incluso debemos preguntarnos si con la misma expresión Cristo admite y comprueba esta mirada, este acto interior de la concupiscencia, dirigido a la mujer que es esposa del hombre que la mira así. A favor de la respuesta afirmativa a esta pregunta parece estar la siguiente premisa lógica: (en el caso en cuestión) puede cometer el “adulterio en el corazón” solamente el hombre que es sujeto potencial del “adulterio en la carne”.

Dado que este sujeto no puede ser el hombre-esposo con relación a la propia legítima esposa el “adulterio en el corazón” pues, no puede referirse a él, pero puede culparse a todo otro hombre. Si es el esposo, él no puede cometerlo con relación a su propia esposa. Sólo el tiene el derecho exclusivo de “desear” de “mirar con concupiscencia” a la mujer que es su esposa, y jamás se podrá decir que por motivo de ese acto interior merezca ser acusado del “adulterio cometido en el corazón”. Si en virtud del matrimonio tiene el derecho de “unirse con su esposa”, de modo que “los dos serán una sola carne” este acto nunca puede ser llamado “adulterio” análogamente no puede ser definido “adulterio cometido en él corazón” el acto interior del “deseo” del que trata el sermón de la montaña.

6. Esta interpretación de las palabras de Cristo en <i>Mt</i> 5 27-28, parece corresponder a la lógica del decálogo, en el cual además del mandamiento “no adulterarás” (VI), está también el mandamiento “no desearás la mujer de tu prójimo” (IX). Además, el razonamiento que se ha hecho en su apoyo tiene todas las características de la corrección objetiva y de la exactitud. No obstante, queda fundadamente la duda de si este razonamiento tiene en cuenta todos los aspectos de la revelación, además de la teología del cuerpo, que deben ser considerados, sobre todo cuando queremos comprender las palabras de Cristo. Hemos visto ya anteriormente cuál es el “peso específico” de esta locución cuán ricas son las implicaciones antropológicas y teológicas de la única frase en la que Cristo se refiere “al origen” (cfr. <i>Mt</i>. 19, 8). Las implicaciones antropológicas y teológicas del enunciado del sermón de la montaña, en el que Cristo se remite al corazón humano, confieren al enunciado mismo también un “peso específico” propio, y a la vez determinan su coherencia con el conjunto de la enseñanza evangélica. Y por esto, debemos admitir que la interpretación presentada arriba, con toda su objetividad concreta y precisión lógica, requiere cierta ampliación y, sobre todo, una profundización. Debemos recordar que la apelación al corazón humano, expresada quizá de modo paradójico (cfr. <i>Mt</i>. 5, 27-28), proviene de Aquel que “conocía lo que en el hombre había” (<i>Jn</i>. 2, 25). Y si sus palabras confirman los mandamientos del decálogo (no sólo el sexto, sino también el noveno), al mismo tiempo expresan ese conocimiento sobre el hombre, que -como hemos puesto de relieve en otra parte- , nos permite unir la conciencia del <i> estado pecaminoso humano con la perspectiva de la “redención del cuerpo”</i> (cfr. <i>Rom</i> 8, 23). Precisamente <i> este “conocimiento” está en las bases del nuevo <i>ethos</i> que</i> emerge de las palabras del sermón de la montaña.

Teniendo en consideración todo esto, concluimos que, como al entender el “adulterio en la carne”, Cristo somete a crítica la interpretación errónea y unilateral del adulterio que deriva de la falta de observar la monogamia (esto es, del matrimonio entendido como la alianza indefectible de las personas), así también, al <i> entender</i> el “adulterio en el corazón”, Cristo toma en consideración no sólo el estado real jurídico del hombre y de la mujer en cuestión. Cristo hace depender la valoración moral del deseo, sobre todo <i> de la misma dignidad personal del hombre y de la mujer</i>; y esto tiene su importancia, tanto cuando se trata de personas no casadas, como -y quizá todavía más- cuando son cónyuges, esposo y esposa. Desde este punto de vista nos convendrá completar el análisis de las palabras del sermón de la montaña, y lo haremos en el próximo capítulo.


Pregunta:
¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo? ¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien? ¿Se comete adulterio con el acto exterior? ¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge? ¿Se comete adulterio de alguna otra manera? ¿Qué libera al hombre de cometerlo?
Avatar de Usuario
pilar calva
Moderador Staff
 
Mensajes: 146
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor marcela64 » Mié Oct 30, 2013 6:01 pm

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
Para mostrar cómo es preciso entenderlo y ponerlo en práctica, a fin de que abunde en el la “justicia” que Dios Yahvé ha querido como Legislador: a fin de que abunde en mayor medida de la que resultaba de la interpretación y de la casuística de los doctores del Antiguo Testamento. Si las palabras de Cristo en este sentido, tienden a construir el nuevo ethos (y basándose en el mismo mandamiento), el camino para esto pasa a través del descubrimiento de los valores que se habían perdido en la comprensión general veterotestamentaria y en la aplicación de este mandamiento.

¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
- La primera parte era: “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”.
- La segunda: “pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola”,
- está gramaticalmente unida a la tercera: - “ya adulteró con ella en su corazón”.

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
“ya adulteró con ella en su corazón” porque nos enseña que no solo en el acto se peca, sino también desde el corazón

¿Se comete adulterio con el acto exterior?
Si

¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?
Si, con el propio cónyuge no se comete adulterio

¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
Si, desde la mente, deseandole

¿Qué libera al hombre de cometerlo?
Entender el matrimonio como la alianza indefectible de las personas
marcela64
 
Mensajes: 49
Registrado: Mar Jun 04, 2013 9:52 am

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor lindoro50 » Jue Oct 31, 2013 11:22 am

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?

Porque Jesús va mas allá de la ‘letra escrita’ de la ley y de su interpretación literal y legal que hacía el pueblo de Israel. El objetivo del mandamiento y de la enseñanza de Cristo, es la fidelidad mutua entre el hombre y la mujer que asumen al vivir juntos como casados. Y esta fidelidad sólo será completa, si los dos saben mantener la lealtad y probidad mutua hasta en el pensamiento y en el deseo y si saben llegar a una total trasparencia entre sí.

¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?

En tres:
1. “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”.
2. “Pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola”,
3. “Ya adulteró con ella en su corazón”.

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?

La tercera: “Ya adulteró con ella en su corazón”. Porque Cristo toma en consideración no sólo el estado real jurídico del hombre y de la mujer (si están legalmente casados), Cristo hace depender la valoración moral del deseo, es decir la misma dignidad personal del hombre y de la mujer; y esto es importante, tanto cuando se trata de personas no casadas, como -y quizá todavía más- cuando son cónyuges.

¿Se comete adulterio con el acto exterior?

Sí. El adulterio tiene lugar cuando el hombre y la mujer tienen relaciones sexuales, no siendo cónyuges legales, estén solteros o con más razón, casados con personas distintas de con las que comenten el acto.

¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?

Sí.
¿Se comete adulterio de alguna otra manera?

Adulterio del corazón, cuando la concupiscencia nos lleva a desear la mujer/hombre ajena(o).

¿Qué libera al hombre de cometerlo?

Valorar moralmente la dignidad personal del hombre y de la mujer y mantener un respeto irrestricto hacia nuestros semejantes particularmente cuando se trata de personas no casadas, como cuando son cónyuges.
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor fpelaez » Jue Oct 31, 2013 11:59 am

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
Precisamente para dar a conocer toda la esencia de la justicia de Dios he querido para el hombre, en cuestión de cómo se entendía en el Antiguo Testamento, y la forma que quiere que sea entendida por el hombre nuevo. Pues es la mejor definición y referencia para el sexto y noveno mandamiento.

¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
Los divide en tres apartados: la primer, “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás.” La segunda, “pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola.” Y la tercera “ya adulteró con ella en su corazón.”

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
“ya adulteró con ella en su corazón” porque hace entender que el adulterio no sólo es en el acto de unirse físicamente a alguien aparte del conyugue, sino que la mirada de deseo, la intención ya es adulterio del corazón.

¿Se comete adulterio con el acto exterior?
Si

¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?
Si, con el propio cónyuge no es adulterio, pues precisamente están llamados a hacerse una sola carne, desde el principio.

¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
Si, con el corazón, deseando a la persona que no sea el conyugue.

¿Qué libera al hombre de cometerlo?
La gracia de Dios. Entender el verdadero significado del matrimonio. La cuál crea una alianza de amor entre dos personas y Dios, haciéndose una sola carne. Entender que el conyugue es un don y que uno también es don para el conyugue.
fpelaez
 
Mensajes: 60
Registrado: Lun Jun 03, 2013 10:16 am

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor virginia castro » Jue Oct 31, 2013 5:39 pm

Virginia Castro #42

1) Por que establece el Papa que es importante,el enunciado que Jesus hace en el Sermon del Monte sobre el adulterio?
Porque la union de esposos ante Dios es para llegar a ser una sola carne y debe apartarse de esta union todo deseo, aunque sea de mirar que rompa nuestra moral y nuestra union fiel entre esposos.

2) En cuales apartados divide el Papa las palabras de Cristo?
1-Habeis oido decir que fue dicho: "NO Adulteraras"
2-Pero yo digo que todo el que mira a una mujer deseandola y esta unida a la tercera "Ya adultero con ella en su Corazon"

3) Cual hace referencia al Nuevo ethos y por que, es importante comprenderlo bien?
La expression "adultero en el Corazon" es la fuente principal para reveler los valores esenciales del Nuevo ethos, parte moral en el Sermon del Monte.

Se comete adulterio solo cuando no es el propio conyugue? si
se comete adulterio de alguna otra manera? si
Que libera al hombre a cometerlo?
Primero que nada Amar a Dios, para poder amar a la mujer de su vida de Corazon y pensar que Dios le dio la gracia para distinguir el pecado de lo bueno y tener una moral desde nino bien fundada con ejemplos de fifelidad extraordinaria.
virginia castro
 
Mensajes: 199
Registrado: Lun Feb 22, 2010 11:19 am

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor CasJor » Vie Nov 01, 2013 1:51 pm

Relación ética entre lo interior y lo exterior

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
Las palabras de Cristo en Mt 5, 27-28, establecen una correspondencia lógica del decálogo, en el cual, además del mandamiento "no adulterarás" (VI), está también el mandamiento "no desearás la mujer de tu prójimo" (IX). Sin embargo, queda fundadamente la duda de si este razonamiento tiene en cuenta todos los aspectos de la revelación, además de la teología del cuerpo, que deben ser considerados, sobre todo cuando queremos comprender las palabras de Cristo, también alude de manera muy especial desde las perspectivas antropológicas y teológicas al corazón humano, es decir al estado de conciencia de cada uno de los evangelizados.

¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
La primera parte era: “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”.
La segunda: “pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola”,
La tercera: “ya adulteró con ella en su corazón”.

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
El enunciado de Cristo, en Mt 5, 27-28, "no adulterarás". El mensaje de Cristo, en este sentido, busca la construcción del nuevo "ethos" a través del descubrimiento de los valores que se habían perdido en la comprensión general respecto a la aplicación de este mandamiento.

¿Se comete adulterio con el acto exterior?
El adulterio como pecado cometido "en el cuerpo" está unida estrecha y exclusivamente al acto "exterior", a la convivencia conyugal que se refiere también al estado, reconocido por la sociedad, de las personas que actúan así.

¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?
Si es el esposo, él no puede cometerlo con relación a su propia esposa. Sólo él tiene el derecho exclusivo de "desear", de "mirar con concupiscencia" a la mujer que es su esposa, y jamás se podrá decir que por motivo de ese acto interior merezca ser acusado de "adulterio cometido en el corazón".

¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
Cristo hace depender la valoración moral del "deseo", sobre todo de la misma dignidad personal del hombre y de la mujer; y esto tiene su importancia, tanto cuando se trata de personas no casadas, como —y quizá todavía más— cuando son cónyuges, esposo y esposa.

¿Qué libera al hombre de cometerlo?
La concepción originaria del hombre y la mujer: “El hombre... se unirá a su mujer” tan íntimamente que “los dos serán una sola carne”, nos induce a replantearnos la expresión citada en el párrafo anterior, respecto a la unión entre la mujer y el varón. Las palabras del Génesis 2, 23, explican ese concepto. Varón y mujer, uniéndose entre sí (en el acto conyugal) íntimamente se convierten en “una sola carne”, descubren de nuevo, por decirlo así, cada vez y de modo especial, el misterio de la creación, retornan así a esa unión en la humanidad (“carne de mi carne y hueso de mis huesos”), que les permite reconocerse y complementarse el uno con el otro de manera recíproca. Esto significa actuar, en cierto sentido, para el fin original de la creación, que emerge del misterio de su soledad frente a Dios y en medio del mundo.
CasJor
 
Mensajes: 63
Registrado: Lun Jun 03, 2013 9:26 am
Ubicación: Costa Rica

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor matrapaga » Vie Nov 01, 2013 2:06 pm

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio? Porque se trata de establecer el sentido ético de este enunciado.
El enunciado de Cristo, en Mt. 5, 27-28, es importante porque muestra cómo es preciso entenderlo y ponerlo en práctica, a fin de que abunde en el la "justicia" que Dios Yahvé ha querido como Legislador, para que comprendamos los valores que hay detrás del mandamiento "no adulterarás" y construir el nuevo ethos (y basándose en el mismo mandamiento)
.
¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
En tres:
1. “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”.
2. “Pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola”,
3. “Ya adulteró con ella en su corazón”.

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
eL ÚLTIMO QUE DICE: "YA ADULTERÓ CON ELLA EN SU CORAZÓN", porque Cristo toma en cuenta a toda la persona y hace ver con esta expresión que no solo es el adulterio exterior lo que cuenta sino la intención con que se hacen las cosas y hace notar con la expresión que la concupiscencia se ha apoderado de la voluntad, la inteligencia y el corazón, por lo que uno ve al otro como simple objeto de satisfacción del deseo sexual.
¿Se comete adulterio con el acto exterior?
Si ya que se lleva a cabo la unión conyugal entre personas que no son conyuges, es pecado contra el cuerpo.
¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?
Si , pues el esposo puede mirar a su esposa "deseandola" pero es su esposa y se produce la unión tanto espiritual como corporal entre ellos.Solo él tiene ese derecho exclusivo de mirarla asi, y visceversa.
¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
Si adulterio del cuerpo y adulterio con el corazón.
¿Qué libera al hombre de cometerlo?
Cristo revalora la dignidad del hombre d y de la mujer.La conciencia del estado pecaminoso humano con la perspectiva de la "redención del cuerpo" (cfr. Rom 8, 23). Precisamente este "conocimiento" está en las bases del nuevo ethos que emerge de las palabras del sermón de la montaña.
matrapaga
 
Mensajes: 59
Registrado: Lun Jun 03, 2013 1:25 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor raizques » Vie Nov 01, 2013 3:23 pm

¿Por qué establece el Papa que es importante el enunciado que Cristo hace en el sermón del monte sobre el adulterio?
El Papa trata de de establecer el sentido ético en el enunciado de Cristo que toma su origen en el mandamiento "no adulteraras"
¿En cuales apartados divide el Papa las palabras de cristo?
La primera:Habeis oido que fue dicho"no adulteraras"
La segunda:Pero yo os digo que todo el que mira a una mujer deseandola
La tercera:ya adulteró con ella en su corazón.
¿Cual hace referencia al nuevo ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
El apartado tercero que se dirige al interior de el hombre y tiende a construir un nuevo ethos y es importante comprenderlo bien para ponerlo en practica a fin de que abunde en el la "justicia" que Dios Yahvé ha querido como legislador.
¿Se comete adulterio con el acto exterior?
Sí si no son personas casadas.
¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio conyuje?

¿se comete adulterio de alguna otra manera?
Deseando a quien no es tu propio conyuje.
¿Que libera al hombre de cometerlo?
El nuevo ethos que emerge de las palabras de Cristo.
raizques
 
Mensajes: 5
Registrado: Sab Sep 21, 2013 4:30 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor marielflo » Lun Nov 04, 2013 1:34 am

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?

Porque cada una de las distintas partes tiene un contenido propio y connotaciones específicas, pero al mismo tiempo cada una de las partes se explica en relación directa con las otras. Esto se refiere, en primer lugar, a los principales elementos semánticos, mediante los cuales el enunciado constituye un conjunto. He aquí estos elementos: cometer adulterio, desear, cometer adulterio en el cuerpo, cometer adulterio en el corazón.

¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
El enunciado de Cristo divide el apartado en tres partes que se suceden: La primera parte era: “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”. La segunda: “pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola”, que está gramaticalmente unida a la tercera: “ya adulteró con ella en su corazón”.

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
“ya adulteró con ella en su corazón” porque nos enseña que no solo en el acto se peca, sino también desde el corazón.

¿Se comete adulterio con el acto exterior? ¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge? ¿Se comete adulterio de alguna otra manera? ¿Qué libera al hombre de cometerlo?
Puede cometer el “adulterio en el corazón” solamente el hombre que es sujeto potencial del “adulterio en la carne”, cuando la mujer no es su esposa. Y solamente libera al hombre su conciencia del estado pecaminoso humano y el temor a ofender a Dios.
marielflo
 
Mensajes: 81
Registrado: Sab Jun 08, 2013 6:08 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor RoxanaGomez25 » Lun Nov 04, 2013 10:18 am

El Papa establece qeue es importante el enunciado que Jesús hace en el sermón del monte sobre el adulerio porque establece el sentido ético, ya que las palabras de Cristo construyen y establecen el nuevo ethos, así como quería Dios en un principio. El Papa divide el enunciado en 3 partes: la 1ra es donde dice "Habeis oído que fue dicho: No adulterarás", la 2a: "pero yo s digo que todo el que mira a una mujer deseándola" y la 3a "ya adulteró en su corazón",desde la 2a se empieza a configura el nuevo ethos, y es importante comprender que para entender todo el sentido ético en la oración es importante analizar cada una de sus partes, para poner clara en cada una sus connotaciones específicas. El adulterio se comete conforme a las palabras de Cristo donde aclara que para ser acto exterior, describe que hay un hecho interior, que el mandamiento no adulterarás, para que sea de acuerdo a la justicia querida por Dios, por eso añade "adultéró en su corazón", donde hay un acto interior por la concupiscencia, entonces puede cometer al adulterio del corazón, el hombre que es justo potencial del adulterio de la carne, la lógica de Cristo corresponde a la lógica del decálogo en cuanto no adulterarás, junto con no desear a la mujer de tu prójimo, determina coherencia, Cristo quiere unir la conciencia, al estado pecaminoso para la redención del cuerpo. Cristo hace que dependan de la valoración moral del deseo, de la dignidad de las personas, que ve no solo con personas casadas.
RoxanaGomez25
 
Mensajes: 124
Registrado: Lun Jun 10, 2013 7:48 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor Maria 2 » Lun Nov 04, 2013 11:57 am

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio? ¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo? ¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien? ¿Se comete adulterio con el acto exterior? ¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge? ¿Se comete adulterio de alguna otra manera? ¿Qué libera al hombre de cometerlo?

Llegamos en nuestro análisis a la tercera parte del enunciado de Cristo en el sermón de la montaña (Mt 5, 27-28). La primera parte era: "Habéis oído que fue dicho: No adulterarás". La segunda: "pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola", está gramaticalmente unida a la tercera: "ya adulteró con ella en su corazón".

Cada una de las distintas partes tiene un contenido propio y connotaciones que le son específicas, y es precisamente lo que queremos poner de relieve mediante la división del texto; pero al mismo tiempo se advierte que cada una de las partes se explica en relación directa con las otras. He aquí estos elementos: cometer adulterio, desear, cometer adulterio en el cuerpo, cometer adulterio en el corazón. Resultaría especialmente difícil establecer el sentido ético del "desear" sin el elemento indicado aquí últimamente, esto es, el "adulterio en el corazón". El análisis precedente ya tuvo en consideración, de cierta manera, este elemento; sin embargo, una comprensión más plena del miembro "cometer adulterio en el corazón", sólo es posible después de un adecuado análisis.

Como ya hemos aludido al comienzo, aquí se trata de establecer el sentido ético. El enunciado de Cristo, en Mt. 5, 27-28, toma origen del mandamiento "no adulterarás", para mostrar cómo es preciso entenderlo y ponerlo en práctica, a fin de que abunde en el la "justicia" que Dios Yahvé ha querido como Legislador: a fin de que abunde en mayor medida de la que resultaba de la interpretación y de la casuística de los doctores del Antiguo Testamento. Si las palabras de Cristo en este sentido, tienden a construir el nuevo ethos (y basándose en el mismo mandamiento), el camino para esto pasa a través del descubrimiento de los valores que se habían perdido en la comprensión general vétero testamentaria y en la aplicación de este mandamiento.

El mandamiento "no adulterarás" esta formulado como una prohibición que excluye de modo categórico un determinado mal moral. Es sabido que la misma ley (decálogo), además de la prohibición "no adulterarás", comprende también la prohibición "no desearás la mujer de tu prójimo" (Ex 20, 14. 17; Dt 5, 18. 21). Cristo no hace vana una prohibición respecto a la otra. Aún cuando hable del "deseo", tiende a una clarificación más profunda del "adulterio".

Cuando dice "Todo el que mira a una mujer deseándola, ya adulteró con ella en su corazón", describe un hecho interior, cuya realidad pueden comprender fácilmente los oyentes. Al mismo tiempo, a través del hecho así descrito y calificado, indica cómo es preciso entender y poner en práctica el mandamiento "no adulterarás", para que lleve a la "justicia" querida por el Legislador.

¿Cómo puede darse el "adulterio" sin "cometer adulterio", es decir, sin el acto exterior que permite individuar el acto prohibido por la ley? Parece evidente que el adulterio sólo puede ser individuado "en la carne", esto es, cuando los dos: el hombre y la mujer que se unen entre sí de modo que se convierten en una sola carne (cfr. Gén. 2, 24) no son cónyuges legales: esposo y esposa.

El adulterio tiene lugar cuando el hombre y la mujer que se unen entre sí de modo que se convierten en una sola carne (cfr. Gén. 2, 24), esto es, de la manera propia de los cónyuges, no son cónyuges legales. La individuación del adulterio como pecado cometido "en el cuerpo" está unida estrecha y exclusivamente al acto "exterior", a la convivencia conyugal que se refiere también al estado, reconocido por la sociedad, de las personas que actúan así. En el caso en cuestión, este estado es impropio y no autoriza a tal acto (de aquí, precisamente, la denominación: "adulterio").

Necesario entender la expresión "todo el que mira a una mujer deseándola", en relación exclusiva a las personas según su estado civil, es decir, reconocido por la sociedad, sean, o no cónyuges. puede cometer el "adulterio en el corazón" solamente el hombre que es sujeto potencial del "adulterio en la carne".

Si es el esposo, él no puede cometerlo con relación a su propia esposa. Sólo el tiene el derecho exclusivo de "desear" de "mirar con concupiscencia" a la mujer que es su esposa, y jamás se podrá decir que por motivo de ese acto interior merezca ser acusado del "adulterio cometido en el corazón". Si en virtud del matrimonio tiene el derecho de "unirse con su esposa", de modo que "los dos serán una sola carne" este acto nunca puede ser llamado "adulterio" análogamente no puede ser definido "adulterio cometido en él corazón" el acto interior del "deseo" del que trata el sermón de la montaña.

COMENTARIO: Jesucristo va mas allá de la ‘letra escrita’ de la ley y de su interpretación literal y legal que hacía el pueblo de Israel. El objetivo del mandamiento es la fidelidad mutua entre el hombre y la mujer cuando asumen responsablemente vivir juntos como esposos. La fidelidad sólo se completa si los dos saben mantener la lealtad mutua en el pensar y en el vivir fuera de la mirada del otro.

En estos tres apartados divide el papa las palabras de Cristo: 1. “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”, 2. “Pero Yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola” y 3. “Ya adulteró con ella en su corazón”.

La tercera frase: “Ya adulteró con ella en su corazón” hace referencia al nuevo Ethos porque Cristo toma no sólo el estado real jurídico del hombre y de la mujer (si están legalmente casados), Él hace depender la valoración moral del deseo, es decir la dignidad personal del hombre y de la mujer; y esto es muy importante cuando se trata de personas no casadas, y todavía más cuando ya son marido y mujer (cónyuges).

Se comete adulterio con el acto exterior cuando el hombre y la mujer tienen relaciones sexuales no siendo cónyuges legales, estén solteros, o con mayor razón cuando son casados y están íntimamente con otra persona que no es su esposa o su esposo.

Solo se comete adulterio, cuando no se tienen relaciones sexuales con el propio cónyuge y la otra manera de cometerlo es del corazón o sea cuando la concupiscencia nos lleva a desear a la mujer o al hombre ajena(o).

Para liberarse de cometer adulterio hay que valorar moralmente la dignidad personal del hombre y de la mujer y mantener un gran respeto hacia nuestros semejantes particularmente cuando se trata de personas no casadas y mucho mayor cuando ya son cónyuges.

Un abrazo y hasta pronto.-
Maria 2
 
Mensajes: 157
Registrado: Mar Ene 15, 2013 12:42 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor Rutilo De Los Santos » Lun Nov 04, 2013 1:11 pm

Pregunta.- ¿Porqué establece el Papa que es importante el enunciado que Jesus hace en el sermón de la montaña sobre el adulterio ?
R=El enunciado de Cristo con respecto al 6o mandamiento del decálogo " No adulterarás " que dijo así:"habéis oído que fue dicho" no adulterarás " pero yo os digo que todo aquel que mira a una mujer deseándola " esta gramaticalmente unida a:" ya adulteró con ella en su corazón". Es muy importante por la relación " ética" entre lo interior y lo exterior.
Pregunta.- ¿En cuales apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
R= 1a parte " habeis oído que fue dicho no adulteraras"
2a parte " pero yo os digo que todo aquel que mira a una mujer deseándola "
3a parte " ya adulteró con ella en su corazón"
Pregunta.- ¿Cuál hace referencia al nuevo " ethos", y porque es importante comprenderlo bien
R= La 3a parte " ya adulteró con ella en su corazón ". Es importante entenderlo y ponerlo en práctica , a fin de que abunde en el la " justicia" que Dios Yave ha querido como legislador y sea más plena la interpretación dada por Cristo que la que tenían los " legistas" Doctores de la Ley basados en el antiguo testamento donde sólo veían lo concerniente a lo " legal" exterior sin descubrir los valores Morales.
Pregunta.- ¿Se comete adulterio con el acto exterior?
R= si cuando los que se unen " carnalmente" no son cónyuges
Pregunta ¿Se comete adulterio solo cuando no es el propio cónyuge"
R= Si ya que la unión de los dos en una sola carne solo es exclusiva y permitida entre los esposos
Pregunta .- Se comete adulterio de alguna otra manera?
R= Si cuando cualquier hombre " desea " a otra mujer que no sea su esposa ya cometió pecado en su corazón .Cristo conoce el " corazón" del hombre y también hace referencia al 9o mandamiento " no desearás la mujer de tu prójimo"
Pregunta.- Que libera al hombre de cometerlo?
R= Practicando la monogamia como Dios manda en el santo sacramento del matrimonio, donde hay un solo hombre para una sola mujer que es una alianza indisoluble.
Rutilo De Los Santos
 
Mensajes: 45
Registrado: Mar Ago 13, 2013 5:22 pm
Ubicación: San Nicolás de los Garza. Nuevo León México

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor Silviamaria » Lun Nov 04, 2013 2:21 pm

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
Es importante el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio porque solamente a los casados Dios les da la bendición para que se unan en una sola carne. Cualquier otro tipo de unión y deseo fuera del matrimonio, ya es adulterio.

¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
“Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”.
“Pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola,”
“está gramaticalmente unida a la tercera: ya adulteró con ella en su corazón”.

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
Cuando se peca con el corazón, porque se peca en el interior, con intención y se ve al otro no como persona sino como objeto.

¿Se comete adulterio con el acto exterior?
Claro que si, cuando las personas no están bajo el sacramento del matrimonio.

¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?
Sí, porque el sacramento del matrimonio es el que permite que la pareja se conjugue en una sola carne sin que se cometa adulterio.

¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
Cuando se desea a la mujer del prójimo ya se peca en el corazón.

¿Qué libera al hombre de cometerlo?
El temor de ofender a un Dios tan bueno y mantenerse fiel al cónyuge porque por algo se hizo la promesa ante el altar de ser fieles hasta que la muerte los separe.
Silviamaria
 
Mensajes: 439
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:32 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor NELSON » Mar Nov 05, 2013 10:05 am

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
Se trata de establecer el sentido ético. El enunciado de Cristo, en Mt. 5, 27-28, toma origen del mandamiento "no adulterarás", para mostrar cómo es preciso entenderlo y ponerlo en práctica, a fin de que abunde en el la "justicia" que Dios Yahvé ha querido como Legislador: a fin de que abunde en mayor medida de la que resultaba de la interpretación y de la casuística de los doctores del Antiguo Testamento.

¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
En tres partes: la primera parte era: "Habéis oído que fue dicho: No adulterarás". La segunda: "pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola", está gramaticalmente unida a la tercera: "ya adulteró con ella en su corazón".

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
La expresión "adulteró en el corazón", expresión-clave, como parece, para entender su justo sentido ético. Esta expresión es, al mismo tiempo, la fuente principal para revelar los valores esenciales del nuevo ethos: el ethos del sermón de la montaña.
¿Se comete adulterio con el acto exterior?
Con el acto exterior, también se comete adulterio, al entender el "adulterio en el corazón", Cristo toma en consideración no sólo el estado real jurídico del hombre y de la mujer en cuestión. Cristo hace depender la valoración moral del deseo, sobre todo de la misma dignidad personal del hombre y de la mujer; y esto tiene su importancia, tanto cuando se trata de personas no casadas, como -y quizá todavía más- cuando son cónyuges, esposo y esposa.
¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?
Puede cometer el "adulterio en el corazón" solamente el hombre que es sujeto potencial del "adulterio en la carne".
¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
Cristo hace depender la valoración moral del deseo, sobre todo de la misma dignidad personal del hombre y de la mujer; y esto tiene su importancia, tanto cuando se trata de personas no casadas, como -y quizá todavía más- cuando son cónyuges, esposo y esposa.
¿Qué libera al hombre de cometerlo?
De la misma dignidad personal del hombre y de la mujer.
NELSON LÓPEZ BUITRAGO - COLOMBIA
nelsonlopezbuitrago@gmail.com
NELSON
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Sep 29, 2009 6:58 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor yaluz » Mar Nov 05, 2013 9:51 pm

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
R:
El Papa considera importante el enunciado en el Sermón de la Montaña porque Jesús nos hace entender que la poligamia, es una manera de legitimar el adulterio, destacando la monogamia como la mejor alianza matrimonial.. Además, resalta que el adulterio del corazón lo comete todo aquel que potencialmente tiene en mente una relación “utilitaria” es decir, aquel sujeto, que producto del deseo y a través de la mirada, convierte en objeto, al otro u otra.
¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
R: La primera parte era: “Habéis oído que fue dicho: No adulterarás”.
La segunda: “pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola”,
La tercera: “ya adulteró con ella en su corazón”
¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
R: La tercera “ya adulteró con ella en su corazón” y es muy importante comprender esto para entender que no solo se comete adulterio exterior, Jesús hablo del adulterio interior, que es cuando a través de la mirada, se manifiesta el deseo potencial de satisfacer una necesidad sexual, convirtiendo al otro u otra, en un objeto
¿Se comete adulterio con el acto exterior?
R:
Si, es el más antiguo, el que es manejado por los “vetero testamentarios” Es aquella unión del cuerpo, sin que sean cónyuges.
¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
R: ¡Claro! Cristo nos lo indica en el Sermón de la Montaña: “Pero yo Os digo, que todo el que mira a una mujer deseándola, ya adulteró con ella en su corazón”
¿Qué libera al hombre de cometerlo?
R:
Darse cuenta que el Decálogo hay que cumplirlo, es necesario “unir la conciencia del estado pecaminoso humano con la perspectiva de la “redención del cuerpo” (cfr. Rom 8, 23). Esta es la base del nuevo ethos. Que nos regala Jesús en el Sermón de la Montaña
Zulay R. de Álvarez (yaluz)
Venezuela
yaluz
 
Mensajes: 187
Registrado: Jue Jun 06, 2013 8:17 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor virginia castro » Mié Nov 06, 2013 7:02 pm

Virginia Castro #42
Por que establece el Papa que es importante el enunciado que Jesus hace en el Sermon de la Montana sobre el adulterio?

En el Decalogo hay dos advertencias:
"no adulteraras" y la prohibicion "no desearas la mujer de su projimo" En Exodo 2, 14.17; Dt 5, 18.21.
Cristo no hace una sola prohibicion respect o a la otra; aunque sea el "deseo" clarifica mas profundamente el adulterio, lo afirmamas en el camino al adulterio donde se ve con los ojos pero se peca con el Corazon.
virginia castro
 
Mensajes: 199
Registrado: Lun Feb 22, 2010 11:19 am

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor patricio » Mié Nov 06, 2013 9:10 pm

Pregunta:
¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
Porque, aquí se trata de establecer el sentido ético. El enunciado de Cristo, en Mt. 5, 27-28, toma origen del mandamiento "no adulterarás", para mostrar cómo es preciso entenderlo y ponerlo en práctica, a fin de que abunde en el la "justicia" que Dios Yahvé ha querido como Legislador.

¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
Los divide en tres, el primer dice: "Habéis oído que fue dicho: No adulterarás". El segundo dice: "pero yo Os digo que todo el que mira a una mujer deseándola", y el tercero: "ya adulteró con ella en su corazón".

¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
La expresión "adulteró en el corazón" ya que esta frase es la fuente principal para revelar los valores esenciales del nuevo ethos : el ethos del sermón de la montaña.

¿Se comete adulterio con el acto exterior?
Si, El adulterio tiene lugar cuando el hombre y la mujer que se unen entre sí de modo que se convierten en una sola carne (cfr. Gén. 2, 24), esto es, de la manera propia de los cónyuges, no son cónyuges legales. La individuación del adulterio como pecado cometido "en el cuerpo" está unida estrecha y exclusivamente al acto "exterior".

¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?
No solamente en este caso, también cuando se tienen relaciones sexuales entre personas que no se han casado.

¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
También, el que mira a una mujer deseándola, ya adulteró con ella en su corazón"

¿Qué libera al hombre de cometerlo?
El sacramento del matrimonio, el que da el derecho de "unirse con su esposa", de modo que "los dos serán una sola carne", este acto nunca puede ser llamado "adulterio" análogamente no puede ser definido "adulterio cometido en él corazón" el acto interior del "deseo" del que trata el sermón de la montaña.
patricio
 
Mensajes: 255
Registrado: Jue Ene 19, 2012 9:39 am

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor garu » Sab Nov 09, 2013 1:01 pm

El enunciado que hace Jesús sobre el adulterio, es de gran importancia, por cuanto persigue rescatar la comprensión que del mismo se hace en el antiguo testamento, donde se remite sólo a un significado meramente semántico, olvidando el espíritu o intención del Legislador. Es por esta razón, que el Papa divide una frase en 3 partes y que a pesar de tener cada una de esas partes un significado por si misma, debe vérsele como un conjunto, para comprender verdaderamente su alcance. La expresión “adulteró con el corazón”, muestra los valores esenciales del nuevo ethos, conocidos por aquel que lo sabe todo y es muy importante su comprensión por cuanto introduce el sentido ético de una acción. Es evidente que la unión física, exterior, de dos que no son cónyuges entre si o de terceros, da lugar al adulterio, pero no entre aquellos que son esposo y esposa, por cuanto el uno con respecto a la otra y viceversa, tienen el derecho de desear y mirarse con concupiscencia, sin que por ello puedan ser acusados de adulterar con el corazón. No sucede así y se comete adulterio, cuando como lo dice la frase “el que mira una mujer deseándola, ya cometió adulterio en su corazón”. Una verdadera comprensión del alcance del mandamiento, una conciencia bien formada, una constante lucha y la gracia de Dios, en primer lugar, pueden hacer que el hombre logre no cometer el adulterio a que nos referimos.
garu
 
Mensajes: 105
Registrado: Vie Jun 14, 2013 2:41 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor Dolovalencia » Sab Nov 09, 2013 1:30 pm

El enunciado de Cristo se divide en tres partes:
1) "habéis oído que fue dicho: No adulterarás"
2) "pero yo os digo que todo el que mira a una mujer deseándola"
3) "ya adultero con ella en su corazón"
>cada una de sus distintas partes tiene su contenido propio<
El enunciado constituye un conjunto:
Cometer adulterio, desear cometer adulterio en el cuerpo, cometer adulterio en el corazón.
Con esto se trata de establecer un sentido ético, para mostrar como es preciso entender y ponerlo en práctica. Las palabras de Cristo tienden a construir un nuevo Ethos y el camino para esto pasaría a través del descubrimiento de los valores que se habían perdido en la comprensión de este mandamiento.
Si, se comete adulterio con el acto exterior.
Si, se comete adulterio cuando no es el propio cónyuge.
-se comete adulterio con el acto interior de la concupiscencia-
. El entendimiento de observar la monogamia como alianza indefectible de las personas libera al hombre de cometer adulterio.
Dolovalencia
 
Mensajes: 100
Registrado: Mié Jun 05, 2013 2:52 pm

Re: 42. Relación ética entre lo interior y lo exterior

Notapor maandreuster » Sab Nov 09, 2013 7:21 pm

¿Por qué establece el Papa que es importante, el enunciado que Jesús hace en el Sermón del Monte sobre el adulterio?
Porque considera que el hombre y la mujer sean unidos legalmente con el fin de procrear
¿En cuáles apartados, divide el Papa las palabras de Cristo?
Los divide en 3 partes
¿Cuál hace referencia al nuevo Ethos y por qué es importante comprenderlo bien?
El nuevo ethos se refiera al deseo que se manifiesta en el corazon
¿Se comete adulterio con el acto exterior?
Si, con el acto exteiror. Pero también, sí, con el acto interior.
¿Se comete adulterio sólo cuando no es el propio cónyuge?
Asi es.
¿Se comete adulterio de alguna otra manera?
Con el corazon
¿Qué libera al hombre de cometerlo?
Estar unido legalmente a una mujer
maandreuster
 
Mensajes: 104
Registrado: Lun Ago 06, 2012 7:20 pm

Siguiente

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte II La purificación del corazón

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], laurelpe69

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron