Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

La intención de curso es ofrecer un enfoque que nos ayude a profundizar en el contenido de la felicidad, a descubrir el modo de ser feliz en la vida diaria, y a conectar esa felicidad cotidiana con la felicidad definitiva en la vida futura, se trata de ser feliz mientras se camina, y no solamente al final del trayecto. Este curso nos ayudará a responsabilizarnos de nuestra propia felicidad, que no es una cuestión de suerte; aprenderemos a ser felices en el proceso ordinario de la vida .

El curso consta de 16 lecciones

Fecha de inicio: 4 Febrero
Fecha de término: 22 Abril

Moderadores: Catholic.net, Ana Cecilia Margalef, pedroluisllera, AlbertoMestreLC, Moderadores Animadores

Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor Catholic.net » Lun Feb 10, 2014 1:47 pm

Francisco Ugarte Corcuera

Reflexionar sobre el tema de la felicidad resulta apasionante, porque todos aspiramos a ser felices o ser más felices de lo que ya somos. Lo mismo deseamos para las personas que queremos, porque quien ama desea siempre lo mejor para el amado.

En la literatura sobre la felicidad —escasa, por cierto, para un tema medular en la vida—, suelen encontrarse dos enfoques: el planteamiento clásico que explica filosóficamente la naturaleza de la felicidad, pero que resulta abstracto para el lector de hoy, que espera soluciones prácticas y conectadas con lo cotidiano; y el tratamiento contemporáneo, reducido tantas veces a «recetas» para ser feliz, que no soluciona el problema de fondo por su misma falta de contenido. La intención de estas páginas es ofrecer al lector un enfoque que le ayude a profundizar en el contenido de la felicidad, a descubrir el modo de ser feliz en la vida diaria, y a conectar esa felicidad cotidiana con la felicidad definitiva en la vida futura. De ahí el título El camino de la felicidad, y no «el camino a o para la felicidad», porque se trata de ser feliz mientras se camina, y no solamente al final del trayecto.

Pero no basta con querer ser feliz: es preciso aprender a serlo. De lo contrario, se corre el riesgo de no acertar, por no tener en cuenta los diversos elementos que intervienen en esta conquista. Aprender a ser feliz significa:

*averiguar dónde está la felicidad y dónde no, para orientar adecuadamente el rumbo del camino;
*evitar los obstáculos —sobre todo internos, como el resentimiento y la envidia—que interfieren con la felicidad, y aprender a eliminarlos cuando ya están presentes;
*saber cuáles actitudes y disposiciones favorecen la felicidad —por ejemplo, la gratitud y el optimismo—, y cómo se generan en la práctica;
*responsabilizarse de la propia felicidad, ya que no es una cuestión de azar o buena suerte;
*aprender a ser feliz en el proceso de la vida ordinaria, más que en los resultados o en los momentos puntuales extraordinarios;
*descubrir el modo de sobrellevar las situaciones difíciles y dolorosas de la existencia, de manera que queden integradas en el sentido de la propia vida y no destruyan la felicidad;
<li>aprender a contar con los demás y con Dios en el camino de la felicidad, porque solo no es posible ser feliz.

Las ideas ofrecidas en este curso pretenden responder a lo anterior; tienen el respaldo de haber sido expuestas ante personas con circunstancias y maneras de pensar muy diversas, quienes, gracias a sus comentarios y aportaciones, han contribuido decisivamente a la versión definitiva que el lector tiene en sus manos. Por parte del autor, su principal deseo es que quien lea estas páginas descubra luces que le ayuden a recorrer, con acierto, el camino de la felicidad.


Inclinación natural a la felicidad

Todos queremos ser felices. Difícilmente se puede refutar esta afirmación, sobre todo si entendemos el verbo querer como deseo y como búsqueda. ¿Quién desea la infelicidad para sí mismo? ¿Quién no busca ser feliz, en el fondo de cada una de sus acciones? El niño que se empeña en entrar en una juguetería no busca un juguete, sino la felicidad; el estudiante que pretende un título universitario para luego tener éxito en la vida, no persigue la fama, quiere ser feliz; el investigador que pretende encontrar la piedra filosofal, no desea alcanzar sólo sabiduría, sino felicidad. Por eso, lo peor que puede ocurrir a una persona es que no resuelva con acierto su inclinación a la felicidad, como lo hace notar Borges en uno de sus poemas:

"He cometido el peor de los pecados / que un hombre puede cometer. No he sido / feliz. Que los glaciares del olvido / me arrastren y me pierdan, despiadados. / Mis padres me engendraron para el juego / arriesgado y hermoso de la vida, / para la tierra, el agua, el aire, el fuego. / Los defraudé. No fui feliz" .



Y es que estamos hechos para la felicidad, por eso tendemos naturalmente a ella, con la misma naturalidad con que la piedra tiende a caer. Sólo que en el hombre esta inclinación necesaria es a la vez libre: no puede querer otra cosa que ser feliz y, al mismo tiempo, lo desea libremente. Tomás de Aquino lo señala así: “la voluntad apetece libremente la felicidad, aunque la busque a la vez necesariamente” . Pero se podría objetar que hay acciones humanas que parecen ir directamente contra la felicidad de quien libremente las realiza, como dañar la propia salud mediante el consumo de drogas, agredir a una persona querida, o simplemente aislarse de los demás para sumirse en la tristeza. ¿Se tratará de excepciones a ese deseo universal de felicidad? Pascal afirmaba enfáticamente que no, incluyendo el caso más extremo, el del suicidio: “Todos buscan ser felices. No hay excepciones a esta regla. Aunque utilicen medios distintos, todos persiguen el mismo objetivo. Ésta es la fuerza motriz de todas las acciones de todos los individuos, incluso de los que se quitan la vida”.

Otra cosa es lograr que, en la práctica, el deseo subjetivo de ser feliz, que siempre está presente, se resuelva satisfactoriamente. San Agustín sostenía que “todos los hombres buscan la felicidad, y sin embargo la mayor parte no sabe cómo alcanzarla” . Por tanto, una cosa es desear ser feliz y otra, muy distinta, serlo de hecho. Cuando se ha visto radicalizada esta dificultad, lo que suele postularse es la imposibilidad de ser feliz, como inherente a la condición humana; tal fue la concepción de los existencialistas radicales: “Tanto el nazi Heidegger como el gauchiste Sartre compartían un ideario existencial marcado por la angustia, cuando no por el agobio: el hombre es un ser-para-la-muerte, una pasión inútil. La noción de felicidad les parecía –a ellos y a tantos otros- un término trivial, tramposo, inasible” .

Si acudimos a la experiencia personal, seguramente encontraremos ahí la confirmación más convincente de las palabras con que hemos iniciado estas líneas: «todos queremos ser felices», aunque intuyamos que no resultará fácil conseguirlo.

Placer, alegría y felicidad

El camino hacia la felicidad parece ser progresivo, en el sentido de que nunca se puede decir, mientras lo recorremos, que hemos llegado a la meta. Siempre se puede ser más feliz, pues la felicidad “es la plenitud de la vida” , como afirma Julián Marías; esto equivale a tener «la vida lograda», como lo han advertido con acierto otros autores contemporáneos , y cuya consecuencia subjetiva consiste en una sensación de paz permanente, que se distingue del simple placer y también de la alegría. C. S. Lewis ilustra estas diferencias con una experiencia personal dolorosa, que tuvo lugar cuando aún era niño: “Con la muerte de mi madre desapareció de mi vida toda felicidad estable, todo lo que era tranquilo y seguro. Iba a tener mucha diversión, muchos placeres, muchas ráfagas de alegría; pero nunca más tendría la antigua seguridad. Sólo había mar e islas; el gran continente se había hundido, como la Atlántida” . Por eso Aristóteles afirmaba que “la felicidad debe ser algo estable”.

Siempre que el hombre alcanza o posee un bien, experimenta una vivencia favorable que puede calificarse con el término gozo, que en el lenguaje filosófico se entiende como «descanso en la posesión de un bien». Esto puede dar lugar a tres situaciones distintas: si el bien es algo material, lo que se experimenta es placer sensible, que ordinariamente se caracteriza por su fugacidad, su falta de permanencia; si el bien en cuestión tiene mayor entidad y a la vez es algo concreto -el amor de una persona, por ejemplo- o se refiere a un logro particular –como haber terminado la carrera universitaria-, el gozo que se experimenta recibe el nombre de alegría. Bergson destaca que “la alegría anuncia siempre que la vida ha logrado su propósito, ha ganado terreno, ha alcanzado una victoria” ; en cambio, si el gozo procede no ya de una situación particular, sino de la situación vital integral en que la persona se encuentra, entonces tiene carácter permanente y podemos hablar propiamente de felicidad.

Dicho con otras palabras, “la alegría está por encima del placer y por debajo de la felicidad. El placer tiene un tono fugaz, transitorio, huidizo; es importante y nos abre una ventana de aire fresco. Pero la alegría tiene un tono más duradero y se presenta como consecuencia de haber logrado algo tras un esfuerzo y lucha personal. A otro nivel, en otra galaxia, nos encontramos con la felicidad: suma y compendio de la vida auténtica y de ver el proyecto a flote”.

Consiste, por tanto, en el gozo que procede, ya no de un bien o de una circunstancia particular, sino de la situación vital integral en que la persona se encuentra. “La felicidad es una condición de la persona misma, de toda ella, es decir, está en el orden del ser, y no del tener” . Por eso, cuando se alcanza, es algo más profundo y permanente. Sin embargo, hay quienes no estarían de acuerdo con esta triple distinción, por tener una concepción reduccionista de la felicidad (que acaba identificándose con el placer), como es el caso de John Stuart Mill, principal representante de la corriente utilitarista, quien considera que “por felicidad se entiende el placer y la ausencia de dolor; por infelicidad el dolor y la falta de placer” . Aunque hay que advertir que, para este autor, el placer no se reduce al mero placer sensible, propio de los animales, sino que incluye también el correspondiente a la satisfacción de las facultades superiores de la persona humana .

Los tres fenómenos anteriores corresponden a tres estados que, en el lenguaje coloquial, se suelen calificar en función de la palabra alegría: decimos ponerse alegre, cuando nos referimos al resultado inmediato de un estímulo concreto y placentero, como puede ser el alcohol; decimos estar alegre, cuando ha ocurrido algo que nos produce una alegría más estable, como haber alcanzado una meta, lo cual se identifica propiamente con la alegría; y podemos decir ser alegre, para referirnos a una situación permanente de la persona, que ya no depende de unas circunstancias determinadas: esto es lo propio de la felicidad.

La insuficiencia del placer

Actualmente el bienestar material, el confort, la comodidad, y todo lo que produzca placer sensible o sensual, parece buscarse obsesivamente. Nos encontramos muy condicionados -no determinados- por toda una propaganda, con las técnicas más refinadas, para inclinarnos a la búsqueda de lo placentero, como si se tratase de un fin. De un fin que sería la fuente de la felicidad y que incluiría, por la misma razón, el rechazo del dolor. Así lo expresa Julián Marías: “Hay que buscar la felicidad del mayor número, la mayor cantidad de placer y el mínimo de dolor, y que los dolores sean transitorios y pasen pronto. Esto es lo que aproximadamente opina el mundo actual” .

La actitud no es nueva. Ya Horacio acuñó en su tiempo la expresión carpe diem!, que significa «aprovecha el momento», «disfruta el día», «no dejes pasar la oportunidad», «vive el presente». Esta postura identifica la felicidad con el placer inmediato e invita a olvidarse del futuro, que seguramente traerá complicaciones, trabajo, vejez, escasez de dinero, enfermedades y muerte. Lo que hay que hacer es disfrutar ahora y todo lo que se pueda. Hay que estar volcados en el presente: carpe diem! Si bien la actitud no es nueva, qué duda cabe que en la actualidad se encuentra potenciada. Por eso resulta urgente contestar a la pregunta de si el placer puede satisfacer nuestro deseo de ser felices.

Sin caer en el extremo de los estoicos, que consideraban el placer como algo necesariamente malo, contrario a la naturaleza del hombre –Séneca afirmaba que “el placer es algo bajo, servil, flaco y mezquino, cuyo asiento y domicilio son los lupanares y las tabernas” -, sí podemos reconocer que el placer sensible, aun cuando sea lícito y bueno, tiene la característica de ser transitorio: dura poco tiempo. La felicidad, en cambio, señala Pieper, “no es felicidad si no es perdurable; la felicidad pide eternidad” . O como dice Julián Marías, “la felicidad tiene pretensión de perduración: ser feliz es pretender seguir siendo feliz” . De aquí que el placer, por su transitoriedad, por su fugacidad, no pueda resolver el problema de la felicidad.

Quien centra su vida en el goce sensible tiene la experiencia de con qué angustiosa facilidad el placer se le escapa de las manos; las satisfacciones derivadas de momentos placenteros se desearían prolongar pero se acaban. La consecuencia es el vacío interior, se frustra quien pretendía ser feliz por ese camino, y queda más insatisfecho de lo que se encontraba antes de la experiencia placentera.

Otra razón que explica por qué el placer no llena, no satisface, cuando se le busca como fin en sí mismo, como fuente de felicidad, es de orden casi diríamos fisiológico. El que se inclina obsesivamente tras el placer tiende a echar mano, una y otra vez, reiterativamente, de los estímulos que le han producido sensaciones placenteras. Pues bien, resulta que la capacidad de disfrutar el placer, de deleitarse a partir de esos estímulos, se va atrofiando en proporción directa a la frecuencia e intensidad del estímulo: la sensación placentera, procedente de un mismo estímulo, es cada vez menor. Esto provoca que, si se persiste en la tendencia de buscar el placer a toda costa, se tenga que recurrir a estímulos cada vez más fuertes para compensar esa pérdida de capacidad en la apreciación sensible. Un ejemplo muy claro se da en las drogas y en el sexo. En las drogas, porque quien comienza con las llamadas drogas blandas, tiene que saltar a las fuertes, porque el efecto de las primeras se va experimentando cada vez con menor intensidad. En el sexo, porque quien se deja arrastrar por el instinto y pretende saciar egoístamente su apetito concupiscible, nunca quedará satisfecho e irá a la búsqueda de nuevas experiencias; el resultado será, indefectiblemente, la insatisfacción sexual, originada por una dirección equivocada de esta actividad, al haberla reducido a un ejercicio exclusivamente placentero.

Las razones anteriores son suficientes para entender que la vida de una persona, si se centra en el objetivo del placer, acaba en el absurdo y en la contradicción. Y es que el hombre no está hecho para agotar su vida en las experiencias placenteras, sino para proyectarla hacia ideales más altos que le den sentido. Por eso Viktor Frankl afirma que “si el placer fuese realmente el sentido de la vida, habría que llegar a la conclusión de que la vida carece, en rigor, de todo sentido” .

Bienestar y calidad de vida

El placer puede también convertirse en el fin de la vida humana de manera más sutil, en forma de bienestar. El bienestar entendido como el conjunto de condiciones materiales básicas que permiten llevar una vida verdaderamente humana es algo que no necesita justificación. Pero cuando el bienestar se convierte en el objetivo central de la vida y se le identifica con la comodidad material, suele llevar consigo la renuncia a valores superiores, de orden inmaterial y espiritual. Por eso se entiende que un personaje europeo, a la pregunta sobre cómo se encontraban sus conciudadanos, haya contestado: «mis paisanos están muriéndose de bienestar». Y es que el bien-estar material mal entendido puede ser, por su propia naturaleza, un caldo de cultivo agónico en que la vida humana resulte insufrible, a pesar de las comodidades con que aquélla se rodea. Y, en cualquier caso, “el bienestar por sí mismo no produce la felicidad; es simplemente un requisito de ella... La felicidad no consiste simplemente en estar bien, sino en estar haciendo algo que llene la vida” .

En la actualidad se ha acuñado la expresión calidad de vida, que viene a ser la forma contemporánea de entender el bienestar. Incluye los siguientes aspectos:

*la salud física y psíquica: el cuidado del cuerpo y de la mente;
*el contacto con la naturaleza y el alejamiento de ambientes contaminados;
*el aprovechamiento de los medios que la técnica ofrece, para tener resueltas las necesidades materiales personales;
*el aprovechamiento de los adelantos tecnológicos que llenan la vida de comodidades y la hacen cada vez más placentera.

Si bien cada uno de estos aspectos, tomado aisladamente, puede tener un determinado valor, lo negativo del enfoque en su conjunto radica en la ausencia de un proyecto de vida que enriquezca al hombre de manera integral. Aquí todo aparece centrado, en definitiva, en el bienestar, sin abrir la perspectiva hacia los bienes y valores que proporcionan contenido a la persona humana y la conducen a tener la vida lograda. La calidad de vida, por tanto, no es suficiente para alcanzar la plenitud que la felicidad implica.

Ante la insuficiencia del placer y del bienestar, cabe enfocar la vida de manera que se oriente hacia contenidos de mayor valía, que requieren poner en juego lo mejor de nosotros mismos, es decir, nuestras fortalezas, cuyos actos originan gratificaciones más que placeres, como lo advierte Seligman: “La «vida placentera» puede encontrarse tomando champán y conduciendo un Porsche, pero no la buena vida. Yo diría que la buena vida consiste en emplear las fortalezas personales todos los días para lograr una felicidad auténtica y abundante gratificación. Es una actividad que puede aprenderse a desarrollar en cada uno de los ámbitos de la vida: el trabajo, el amor y la educación de los hijos” .

Una conquista difícil

Por tratarse de una realidad profunda, que no se reduce ni al placer ni a la simple alegría, es de esperar que la conquista de la felicidad no resulte fácil. Séneca advertía que “todos los hombres quieren vivir felices, pero al ir a descubrir lo que hace feliz la vida, van a tientas, y no es fácil conseguir la felicidad en la vida, ya que se aleja uno tanto más de ella cuanto más afanosamente se la busque” . El pesimista Schopenhauer afirmaba que “«vivir feliz» sólo puede significar vivir lo menos infeliz posible o, dicho más brevemente, de manera soportable” .Y resulta significativo el hecho de que “los expertos estiman que sólo entre un diez y un quince por ciento de los norteamericanos se consideran verdaderamente felices" , y que “sólo tres de cada diez alemanes se consideran felices”.
Por eso muchos, al no encontrar solución a lo que más desean, acaban renunciando a la felicidad o rehuyendo el problema: “¿No tendemos a evitar la pronunciación de la palabra «felicidad»? ¿No la usamos siempre tímidamente, casi avergonzándonos, como si perteneciera al léxico de las ilusiones de la juventud, esto es, a aquellas ilusiones que el maduro hombre racional ya no tiene derecho a mantener?” . También es significativo que hoy en día, “por cada cien artículos especializados sobre la tristeza, sólo se publica uno sobre la felicidad” , lo cual nos hace pensar que andamos muy necesitados de una cultura que nos diga cómo ser felices.

Sin embargo, “la tragedia del hombre no está en no poder encontrar la felicidad, sino en buscarla donde no está” . Con frecuencia pretendemos saciar nuestras ansias de felicidad mediante bienes sensibles, que sólo proporcionan placeres transitorios, o a través de situaciones particulares, que únicamente nos ofrecen alegrías parciales. En consecuencia, si realmente queremos encontrar esa felicidad profunda que procede de tener la vida lograda, habremos de averiguar dónde se encuentra para abocarnos a su conquista. Ya Aristóteles se hacía eco de la dificultad para llegar a un acuerdo sobre esta cuestión: “La esencia de la felicidad es motivo de debate, y es explicada de muy distinto modo por el vulgo y por los doctos. Así, mientras que para algunos la felicidad es algo manifiesto y tangible, como el placer, la riqueza y el honor, para otros, en cambio, es cosa muy diferente; incluso no es raro que un mismo individuo cambie de opinión según su estado, diciendo, si está enfermo, que el bien supremo es la salud, y si es pobre, que lo es la riqueza. Los conscientes de su ignorancia se embelesan ante quienes son capaces de decir cosas sublimes que están muy por encima de su comprensión. Y hay también algunos que han llegado a concebir que, aparte de la multitud de bienes particulares, existe otro bien en sí que es la causa de la bondad de todos los demás bienes” .

En el proceso de aproximación, teórica y práctica, a la verdadera felicidad, es preciso tener en cuenta que, por tratarse de algo complejo, no cabe simplificar las cosas y pretender una especie de fórmula barata que dé con la solución. Bossuet decía que “la felicidad de los hombres se compone de tantas piezas que siempre falta alguna” . Aunque la afirmación pueda resultar pesimista en su segunda parte, vale la pena tener en cuenta la primera, porque enuncia una gran verdad. La conquista de la felicidad consistirá en descubrir e integrar armónicamente esas múltiples piezas que la componen. Y hay una característica común a todas ellas, que deberá estar presente para que puedan dar como resultado la felicidad: la calidad o perfección con que habrán de construirse.


¿Es posible ser feliz?

Hemos visto que todos estamos inclinados a la felicidad y que, a la vez, se trata de una tarea difícil. La pregunta que surge ahora es si la dificultad es superable. ¿Es realmente posible ser feliz? Las respuestas negativas a esta pregunta van desde la imposibilidad constitutiva del hombre para la felicidad, que sostiene el existencialismo radical como hemos visto, al escepticismo de Savater en nuestros días: “en cuanto a conquistar la felicidad, la felicidad propiamente dicha… sobre esto yo no me haría demasiadas ilusiones” . Y, desde una perspectiva teológica, el enfoque negativo consistiría en reducir la posibilidad de ser feliz a la otra vida, después de la muerte, de manera que ser infeliz ahora sería como el requisito para merecer la felicidad futura. Detengámonos en esta última idea.

Hay quienes conciben la felicidad en la tierra como contrapuesta a la felicidad en el cielo: o se es feliz aquí o se es feliz allá; quien desee alcanzar la felicidad definitiva deberá resignarse a ser infeliz ahora, es el precio que habrá que pagar para merecer la felicidad eterna. Este planteamiento llevaría, por tanto, a la resignación ante una vida por fuerza infeliz.

Quien tiene fe sabe que “Dios ha depositado en el corazón de cada hombre el deseo de la felicidad, como un impulso primario, y quiere responder a él comunicándonos su propia felicidad, si nos dejamos conducir por Él” , es decir, que Dios quiere positivamente que seamos felices y desea que nosotros, libremente, aceptemos su ofrecimiento de ayudarnos a conseguirlo. Pero, ¿dónde se encuentra esa felicidad que Dios quiere que alcancemos, en esta vida o sólo en la vida posterior a la muerte?; ¿existe alguna relación entre ser feliz ahora y ser feliz después?

La felicidad en esta vida o en la otra

Josemaría Escrivá de Balaguer señalaba que “el Señor no nos impulsa a ser infelices mientras caminamos, esperando sólo la consolación en el más allá. Dios nos quiere felices también aquí, pero anhelando el cumplimiento definitivo de esa otra felicidad que sólo Él puede colmar enteramente” . Esto quiere decir que no sólo no hay oposición entre una felicidad y otra, sino que se da una continuidad, porque la felicidad de ahora suele ser el preludio de la felicidad definitiva. Más aún, puede afirmarse que “la felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la tierra”

*En este enfoque, obviamente, no cabe la resignación ante una vida con problemas y dificultades, sino la búsqueda activa de esa felicidad para la que Dios nos ha creado.

Pero puede surgir otra pregunta: ¿es esto compatible con el dolor y el sufrimiento?, ¿acaso no son las desgracias y las tragedias de la vida el precio a pagar para ganar el cielo? El modo de proceder de Jesucristo, recogido en tantas escenas del Evangelio, responde a estas preguntas: “Dios quiere la felicidad de los hombres así en la tierra como en el cielo. Es falso que nos haga comprar la dicha futura a costa de nuestros males presentes. Abrid el Evangelio.

¿Permaneció indiferente Jesús a los sufrimientos de los hombres? ¿No se compadeció del dolor de las hermanas de Lázaro ante la tumba de su hermano hasta llegar a llorar también Él? Si nuestros males actuales fueran la condición de nuestra dicha futura, ¿hubiera curado Jesús a tantos lisiados y a tantos enfermos, privándolos en esta hipótesis de su más segura posibilidad de ser dichosos?” . Por tanto, aunque Dios permita el dolor y el sufrimiento en la existencia del hombre, como oportunidad para aumentar el merecimiento de la vida eterna, quiere también que aprendamos a llevar esos males de manera que no nos conviertan en personas desgraciadas, sino por el contrario y paradójicamente, que sean camino de felicidad también en esta vida.

Las consecuencias prácticas de los dos enfoques anteriores son muy claras. Quien considera que ser infeliz ahora es condición para ser feliz después, vive la vida con una actitud negativa, que le impide disfrutar los bienes que Dios mismo ha puesto a su disposición, le inclina a renunciar a los placeres lícitos y a las alegrías válidas, para abocarse unilateralmente a todo lo que sea sufrimiento, tristeza o amargura. Una vida así difícilmente se puede vivir con intensidad y lo más probable es que no permita que los talentos recibidos fructifiquen, y que acabe, por tanto, en la frustración.

En cambio, quien descubra la estrecha conexión y continuidad que existe entre la felicidad presente y la futura, adoptará una actitud positiva, que le llevará a aprender cómo ser feliz ahora para ganarse después la vida eterna. Entre otras cosas, vivirá agradecido con Dios y con sus semejantes por los dones que recibe de ellos, y procurará hacer el mayor bien posible, de manera que los talentos rindan al máximo, lo cual será fuente fundamental de satisfacciones aquí y preparación para la felicidad definitiva. Los problemas, el dolor y el sufrimiento, cuando aparezcan, se aceptarán y se procurará descubrir su sentido para que se conviertan también en fuente de felicidad, aunque esto suponga un aprendizaje especial. Por la importancia que reviste el tema del sufrimiento con relación a la felicidad, habrá que profundizarlo en el último capítulo. Ahora es preciso responder a los siguientes interrogantes: ¿cómo se consigue la felicidad en esta vida, dónde se encuentra, cuál es el camino a recorrer para alcanzarla?
[/quote]

Tutores del Curso


P.Alberto Mestre, LC
amestre@legionaries.org

Roxanna Solano
rsolano@consultores.catholic.net

Les recuerdo que los tutores del curso nos ayudan con dudas sobre los temas . Si requieren asistencia técnica les sugiero leer nuestra Guía Práctica
http://www.es.catholic.net/jovenes/435/ ... p?id=53955


Participación en el foro


1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?

Recuerda que para participar en el foro debes dar CLICK EN RESPONDER
Avatar de Usuario
Catholic.net
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 379
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor rocca » Mar Feb 11, 2014 10:25 am

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?
[*]*averiguar dónde está la felicidad y dónde no, para orientar adecuadamente el rumbo del camino;
*evitar los obstáculos —sobre todo internos, como el resentimiento y la envidia—que interfieren con la felicidad, y aprender a eliminarlos cuando ya están presentes;
*saber cuáles actitudes y disposiciones favorecen la felicidad —por ejemplo, la gratitud y el optimismo—, y cómo se generan en la práctica;
*responsabilizarse de la propia felicidad, ya que no es una cuestión de azar o buena suerte;
*aprender a ser feliz en el proceso de la vida ordinaria, más que en los resultados o en los momentos puntuales extraordinarios;
*descubrir el modo de sobrellevar las situaciones difíciles y dolorosas de la existencia, de manera que queden integradas en el sentido de la propia vida y no destruyan la felicidad;
<li>aprender a contar con los demás y con Dios en el camino de la felicidad, porque solo no es posible ser feliz.

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
[*]si,Dios nos creo para la felicidad solo hay que saber ser feliz

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
[*]no , no son sinonimos,para mi placer es como buscar alcanzar algo personal sin importar que hacer,la alegria es un estado de animo y la felicidad es un estilo de vida que tu decides vivir tu decides si ser feliz o no.Yo pienso que si se relacionan pero no son presindibles una de la otra. puedes tener placer y no ser feliz ,puedes tener alegria y no felicidad . si, segun el autor,“la alegría está por encima del placer y por debajo de la felicidad.
4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
[*]no el placer es momentaneo,se puede drogar para tener placer,pero no se es feliz cuando pasa el efecto. Pieper, “no es felicidad si no es perdurable; la felicidad pide eternidad” .la felicidad no se puede ver con ojos de hombre sino atraves de los ojos de Cristo ya que si se ve atraves de sus ojos viviremos como Dios quiere y no como uno quiere se observaran todas las ense~ansas de Jesus para vivir en la eternidad.

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
[*]no,“el bienestar por sí mismo no produce la felicidad; es simplemente un requisito de ella... La felicidad no consiste simplemente en estar bien.

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
Yo diria que si, porque en la busqueda voy descubriendo la voluntad y el amor de Dios y siento su amor voy alcanzandola y en camino.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Si, y no solo el autor sino que “Dios quiere la felicidad de los hombres así en la tierra como en el cielo. Es falso que nos haga comprar la dicha futura a costa de nuestros males presentes. Abrid el Evangelio.
rocca
 
Mensajes: 14
Registrado: Lun Ene 27, 2014 7:17 am

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor MARIAANGELESAMIREZ » Mar Feb 11, 2014 11:55 am

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este "quehacer" de la felicidad?
R=El Placer, la alegría y la felicidad.

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
R= Por supuesto Dios al crearnos nos hizo con una tendencia a buscar la felicidad, con ello ganando la vida eterna, Él quiere que seamos felices en este tiempo y en el más allá.

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
R=Se relacionan, pero el placer mal entendido nos lleva a una vida totalmente insatisfactoria, egoísta y hedonista, la alegría es una consecuencia del placer, la cual puede ser efímera o duradera y ambas dan como consecuencia la felicidad, ser feliz implica la participación de muchos ámbitos en la vida de una persona, haciendo buen uso del placer y la alegría.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
R=
Julián Marías: "Hay que buscar la felicidad del mayor número, la mayor cantidad de placer y el mínimo de dolor, y que los dolores sean transitorios y pasen pronto. Esto es lo que aproximadamente opina el mundo actual" .Esta frase retrata muy bien el tiempo actual, sobre todo en los jóvenes el vivir por vivir, vivir al máximo de los placeres, de las tentaciones, de los errores, probar de todo y con todo, una vida efímera, superflua y que en la mayoría de los casos se corta a mitad del camino, en la juventud agonizante gracias a lo complejo que por elección propia deciden muchas personas.

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
R=No, en medio del consumismo y hedonismo que prevalecen nos confundimos, en el hecho de proporcionarnos a nosotros y a nuestra familia, una felicidad basada en los bienes materiales, en el cuidado del cuerpo, en la innovación de nuevos recursos tecnológicos que en apariencia nos elevan la calidad de vida, desgraciadamente entre más desarrollo científico y tecnológico, más desvalorizada se encuentra la sociedad, más confundida y menos calidad de vida humana y social empezando en las familias.


6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
R= Por supuesto, Dios nos permite las situaciones difíciles, en nuestra vida, eso no significa ser infelices o tener que vivir sufriendo un calvario cada día, sino aprender a sobrellevar con actitud positiva, todos los momentos que se nos ofrecen cada día para superarnos como personas, he ahí el detalle cómo vivir felices en medio de la adversidad?, cada día representa un verdadero reto con nosotros mismos y vencer con paz, alegría y agradecimiento.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
R=Claro que sí, Dios así lo quiere, hijos sanos en cuerpo y espíritu, y la salud es sinónimo de felicidad.
MARIAANGELESAMIREZ
 
Mensajes: 25
Registrado: Mar Ago 13, 2013 2:58 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor marisolmargarita » Mar Feb 11, 2014 12:42 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este "quehacer" de la felicidad? la felicidad es una búsqueda constante de ser feliz en cualquiera de los ámbitos de la vida (trabajo, familia, amigos), requiere hacer uso de nuestros dones en pos de un bien mayor, nos sentimos útiles, agradecidos por poder servir y dar, somos optimistas ante lo que podemos esperar... Dios quiere satisfacer ese impulso primario de felicidad que ha puesto en nuestros corazones.

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
Sí, aunque no sepa exactamente como lograrla, aunque la confunda en el placer o la alegría, realmente la busca sin descanso

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
Se relacionan entre sí, no son sinónimos... el placer es un momento intenso y fugaz ligado a algo material que se siente, la alegría algo más duradera se relaciona con los momentos en los que alcanzas metas pero la felicidad a diferencia, es permanente.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
No es pecisamente la fugacidad del placer lo que no lo convierte en la felicidad...
Pieper, "no es felicidad si no es perdurable; la felicidad pide eternidad" .

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No, le falta el contenido humano que le da sentido y rumbo al vivir, sentir que has logrado en la vida lo que hay que lograr.

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
Sí, en la búsqueda y logro de conquistas vas sintiéndote pleno y sigues logrando y buscando nuevas o más conquistas que van llenando tu vida de gratitud y optimismo.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Sí, claro que es posible, abrimos nuestro corazón a Dios mientras intentamos y buscamos con alegría y optimismo los logros que gracias a nuestras fortalezas estamos llamados a alcanzar...
marisolmargarita
 
Mensajes: 2
Registrado: Dom Feb 02, 2014 4:26 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor ami » Mar Feb 11, 2014 1:23 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?
Los elementos que menciona el autor son medios por los cuales el ser humano debe saber para saber orientarse:
-Orientar adecuadamente el rumbo del camino
-Evitar los obstáculo y cuando estos se presenten sin poder evitarlos aprender a eliminarlos
-Saber cuales actitudes favorecen a la felicidad
-Responsabilidad de la propia felicidad
-Aprender a ser feliz
-Descubrir el modo de sobrellevar la situaciones difíciles
-Aprender a contar con lo demás y sobre todo con Dios por que solos no es posible ser felices

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
Si, esta tendencia es pate de su ser es algo natural, es un acto libre. Santo Tomas de Aquino "La voluntad apetece libremente la felicidad, aunque la busque a la vez necesariamente", Esto a pesar de que cada ser humano la busque de diferente manera y en muchas ocasiones erróneamente pero esta tendencia es tal que alguien puede suicidarse por tener dificultades y a la vez buscando hacer mas llevadero esta situación(buscando ser feliz por ese medio)

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
No son sinónimos;" la alegría esta por encima del placer y por debajo de la felicidad" según esta frese ante dicha por el autor su jerarquía seria en primer lugar Felicidad segundo alegría, tercero placer. La felicidad es una condición de la persona es lo que ES, por que esta en el orden del ser, alegría es experimentarlo por un logro obtenido con un esfuerzo hecho; en cambio el placer es transitorio , fugaz mientras se esta en el acto
4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
No es suficiente el placer para lograr la felicidad por lo que este es transitorio quien se inclina a ello esta insatisfecho y busca mas que como consecuencia experimenta un vacío, en cambio la felicidad como dice Pieper "no es felicidad si no es perdurable; la felicidad pide eternidad" por tanto no es solo vivir por vivir exige no solo placer sino una forma de vida pensado no solo en el momento sino en una actitud diaria frente a todos los aspectos de la vida

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
Si coinciden pero quisiera hacer mención también de mi opinión.
"El bienestar por si mismo no produce la felicidad; es simplemente requisito de ella...La felicidad no consiste simplemente en estar bien, sino en estar haciendo algo que llene la vida"
Es caro que la salud física y psíquica, estar en contacto con la naturaleza, el aprovechamiento de técnicas para satisfacer nuestras necesidades y hacer uso de la tecnología son parte de nuestro desarrollo como personas y que contribuyen en gran parte en el acercamiento a ese ser feliz como un requisito como menciona el autor pero me he concentrado el la ultima parte "estar haciendo algo que llena la vida"
Vivimos en una sociedad en la que los pobres son cada vez mas pobres y los ricos cada vez mas ricos y existen un gran numero de personas que no cuentan con lo medios para tener por lo menos dos de estos dos aspectos que atañen al bienestar como calidad de vida, y son felices, esto según mi parce es porque hacen algo que les llena la vida y la actitud que toman ante las dificultades, ante los retos de su forma de vida .... es de admirarse por que son felices a pesar de.....

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
Si, "La tragedia del hombre no esta en no poder encontrar la felicidad, sino en buscarla donde no está" y si donde no esta la busco claro que dependerá de los elementos que se mencionaron en la primera pregunta para experimentarla en esta búsqueda
7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Si es posible, por que Dios permite que se pueda realizar, aunque muchos piensen que en esta vida no es posible solo en la otra mas bien es una continuidad de lo que acá se vivió
ami
 
Mensajes: 12
Registrado: Lun Ene 27, 2014 11:18 am

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor alma19 » Mar Feb 11, 2014 1:56 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?
• averiguar dónde está la felicidad y dónde no
• evitar los obstáculos que interfieren con la felicidad y aprender a eliminarlos cuando ya están presentes
• saber cuáles actitudes y disposiciones favorecen la felicidad
• responsabilizarse de la propia felicidad
• aprender a ser feliz en el proceso de la vida ordinaria
• descubrir el modo de sobrellevar las situaciones difíciles y dolorosas de la existencia
• aprender a contar con los demás y con Dios en el camino de la felicidad, porque solo no es posible ser feliz.
2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
Si, todos estamos en busca de la felicidad aunque a veces no sepamos donde buscarla o digamos que es difícil alcanzar la felicidad
3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
No, no son sinónimos pero si se relacionan entre si. Si existe jerarquía entre ellas, "la alegría esta por encima del placer y por debajo de la felicidad"
4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
No, no es suficiente porque el placer no es permanente es fugaz..."La felicidad es una condición de la persona misma, de toda ella, es decir, está en el orden del ser, y no del tener", creo que esta frase describe lo que es la felicidad, porque ella depende de nosotros mismos, de lo que somos no de lo que tenemos.
5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No, porque la felicidad no consiste solamente en estar bien sino en que el hombre se enriquezca de manera integral utilizando sus fortalezas personales para lograr una felicidad autentica.
6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
Si, para conquistar la felicidad es una búsqueda continua y en cada búsqueda que realizamos vamos encontrando nuevas formas de ser felices a pesar de los problemas que se nos presenten.
7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Claro que si, Dios nos creo para ser felices
alma19
 
Mensajes: 3
Registrado: Mar Feb 04, 2014 9:55 am

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor gloriaethel » Mar Feb 11, 2014 2:03 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?
Aquel que quiera ser feliz debe buscar actitudes beneficiosas como gratitud y optimismo, descubrir el modo de sobrellevar situaciones dolorosas o difíciles, evitar obstáculos internos como el resentimiento y la envidia, y aprender a contar con Dios y los demás.- ser responsable de buscar la felicidad.
2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
No todos, algunos equivocan ante las frustraciones piensan que la vida del hombre es un camino hacia la muerte, Pero la mayoría de los seres humanos buscan ser felices.
3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
No son sinónimos, el placer es fugaz, y provoca alegrías fugaces que nos traen felicidad por corto tiempo, la jerarquía seria en este caso Placer, luego ascendiendo alegría y por arriba de ellos la felicidad. Pero la felicidad surgida del interior es permanente, es verdadera felicidad
.4 ¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
Dado que los placeres son fugaces, no son permanentes, por cuando una vez pasado ese momento la persona vuelve a sentir un vacío, que lo lleva a buscar constantes placeres creando una falsa felicidad y a vivir una frustración constante. "Viktor Frankl afirma que "si el placer fuese realmente el sentido de la vida, habría que llegar a la conclusión de que la vida carece, en rigor, de todo sentido" es imposible buscar el placer en forma continua , además la vida siempre nos presenta situaciones difíciles y seria un imposible vivir en estado permanente de placer.
5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No, porque si bien nos llevan a una vida placentera no nos conducen a la verdadera felicidad que se encontraría en un proyecto de vida, yo diría en tener una misión que cumplir en esta vida.
6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
Si es un ir a buscarla, es un trabajo cotidiano entender los caminos que nos llevan a la verdadera felicidad, porque también hay quien la busca por caminos haciendo el mal ajeno, mintiendo y lastimando y los he visto reir muy alegres, gozando de una extraña felicidad haciendo el mal a otros, por lo tanto faltaría aclarar los limites de la búsqueda de felicidad, que podrían ser seguir el camino que nos trazo Jesús, sembrar valores, y también encontrar la felicidad sin que por ello tengamos que hacer sufrir a nuestro prójimo .-
Extraigo este parte del párrafo que me parece fundamental para aclarar el tema si todo me es licito para ser feliz "vivirá agradecido con Dios y con sus semejantes por los dones que recibe de ellos, y procurará hacer el mayor bien posible, de manera que los talentos rindan al máximo, lo cual será fuente fundamental de satisfacciones aquí y preparación para la felicidad definitiva. Los problemas, el dolor y el sufrimiento, cuando aparezcan, se aceptarán y se procurará descubrir su sentido para que se conviertan también en fuente de felicidad"
7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Si,lo es , para eso es menester conocer el camino a recorrer para no equivocarnos.
gloriaethel
 
Mensajes: 11
Registrado: Sab Feb 08, 2014 12:07 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor luzguizar » Mar Feb 11, 2014 4:00 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?
El autor menciona que debe ser un camino, un transitar del día a día, es algo que se lleva por dentro,. no es un fin en si mismo. sino una consecuencia, saber que la alegría y la placer son pasajeros, el querer ser feliz va mas allá de tener una vida placentera o llena de comodidades, debe ser una forma de vida, a pesar de las adversidades.
2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
Se puede decir que si, es un bien al que todos estamos llamados, buscamos en las cosas de esta vida, inconscientemente, conseguir la felicidad, en los bienes pasajeros, en el placer, en los honores, u en caminos mas escabrosos como sexo o drogas, pero sí, creo que todos buscamos la felicidad.
3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
Según el texto placer esta por debajo de los tres, es una forma de buscar la felicidad pero no sacia,. al contrario, genera vacios, miedos, necesidad de tener mas, sin conseguir la felicidad verdadera. la alegría esta arriba del placer, pero es momentáneo, pasajero, es un momento, un "momento de magia" como dicen por allí. y la felicidad es lo plenitud del ser. a lo que realmente somos llamados.
4 ¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
No, definitivamente no es suficiente el placer, el placer genera ansiedad, vacio y por ello no se encuentra la felicidad plena, es engañoso. John Stuart Mill, principal representante de la corriente utilitarista, considera que "por felicidad se entiende el placer y la ausencia de dolor; por infelicidad el dolor y la falta de placer" , ya que actualmente, la felicidad se reduce a búsqueda del placer por el placer mismo,, sin pensar en las consecuencias, por eso hay gente tan confundida y tanto vacío por dar un valor tan alto a algo que no lo tiene. Se terguiversan los valores.
5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No, se presentan como algo pasajero, superficial, vanal. pero que no toca el corazón del hombre, no coincide con la verdadera felicidad.
6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
No, no es así, no es una búsqueda, es un camino, un vivir del día a día no es una meta u objetivo a alcanzar sino que debe estar dentro de nosotros, como una forma de vida.
7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Si, si es posible ser feliz en la manera que limpiemos rencores, envidias, tristezas y descubramos el verdadero sentido de nuestra vida, tener un plan de vida , saliendo de nuestro egoísmo y dándonos a los demás,
luzguizar
 
Mensajes: 15
Registrado: Mar Feb 04, 2014 3:36 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor Valverdy1 » Mar Feb 11, 2014 4:42 pm

[color=#400080]1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este "quehacer" de la felicidad?

[color=#400080]Averiguar dónde se encuentra nuestra felicidad para guiarnos en ese camino.
Evitar tener resentimientos ya que eso hace que nuestro corazón sea más fuerte se convierta en piedra y a la hora de tener la felicidad no la sienta.
Ser responsable y conciente que es feliz ya que no es como la buena suerte, sino reconocer que es una bendición por parte de Dios.

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
Si, lamentablemente no todos la encontramos correctamente, porque para no todos también esta claro la alegría y creen en la felicidad pasajera por medio del sexo y el alcoholismo, etc, hay tantas cosas que le dan felicidad temporal que al final termina entristeciendo su corazón.

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
No, son sinonimos, porque el placer es instantaneo y pasajero,la felicidad es una consecuencia es decir que es la que sentimos al cumplir alguna meta, ganar un exámen, obtener un juguete, etc. Pero la alegría es realmente la que llevamos dentro y buscamos por tenerla siempre a pesar de las dificultades, dolores y problemas.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
No el placer es pasajero y muchos nos conformamos con sentirnos felices aunque sea sólo por un momento, pero en realidad lo que debemos buscar es sentido a la vida y luchar por encontrar el camino de la felicidad. "Existe un camino a la felicidad de nosotros depende ir por el buen camino para encontrarla o ir por el camino opuesto y simplemente encontrar un placer temporal.

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No, porque muchas veces eso es nuestra meta tener una calidad de vida y bienestar para ser felices pero cuando ya las tenemos nos hace falta más, es decir que la felicidad no esta allí, sino en ser feliz con lo que tenemos y vivir agradecidos con Dios por lo que nos permite tener.

6.¿Podríamos [/color]decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
Si, pero más que todo es permitir que entre en nuestro interior para que se exteriorice con nuestro ser y que hacer cotidiano para que sea diferente y alegre.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Si, es posible especialmente acá en la tierra, muchos creen que solo en la vida eterna lo serán pero la misión de Jesús fue instaurar su reino para que nosotros vivamos esa felicidad desde acá en medio de nuestros dolores, tristezas, dificultades y problemas.[/color]
Valverdy1
 
Mensajes: 10
Registrado: Mar Feb 11, 2014 4:34 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor Estefamaga » Mar Feb 11, 2014 4:46 pm

LECCIÓN 3:

Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor que resultan integrantes de este quehacer de la felicidad?

La felicidad está en el orden del ser y no del querer o del tener, de ahí que se trate de un estado permanente y no transitorio como el placer; asociado a un momento o a un objeto.
Para ser felices necesitamos un camino –una ruta a seguir-; necesitamos un apoyo espiritual-Dios-; necesitamos un apoyo social-familia, amigos, demás personas-; necesitamos hacernos responsables de nuestra propia felicidad-asumir el reto de ser felices con la consciencia de que alcanzar ese estado de plenitud solo depende de nosotros mismos; necesitamos ser felices en el camino, en el trayecto, con los elementos del día a día, de la vida cotidiana, aprendiendo a sobrellevar las dificultades; pues también éstas forman parte del proceso para la felicidad.

¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?

Sí, todo ser humano busca infatigablemente la felicidad, por distintos caminos y de distintas formas, en diferentes lugares y con diferentes herramientas; en diversas circunstancias y con variadas duraciones…todos, incluso los que se quitan la vida, buscan felicidad, pero sin haber descubierto su verdadero sentido.
Placer, alegría y felicidad ¿son sinónimos?, ¿se relacionan?, ¿existe, según el autor, jerarquía entre ellas?
La felicidad está en la cúspide de la pirámide: es un estado interior permanente, una condición duradera de la persona que procede de la situación vital integral en la que ésta se encuentra.
Por debajo de la felicidad está la alegría: es la consecuencia de lograr un objetivo tras un esfuerzo y lucha personal.
En la base de la pirámide está el placer: fugaz, transitorio, corto; casi de orden fisiológico; que deja siempre un vacío interior.

¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.

El placer está asociado al momento, “carpe diem”; por el contrario, la felicidad exige eternidad, como lo señala Pieper. Por lo tanto, aunque ambos términos proyectan un goce interior; el primero se extingue con la extinción de su origen; en tanto que el segundo permanece y colma todo el ser. El placer producido por una circunstancia particular no se pude prolongar y cuando se repite, ya no produce el mismo goce. El placer no es tener algo, es tener muchas cosas, para que cada una vaya supliendo el vacío dejado por la otra. Ser feliz, en cambio, es serlo todo el tiempo; es una condición perenne de la persona.

¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?

El bienestar y la calidad de vida, con todos los aspectos que ambos conceptos abarcan, no procuran la felicidad verdadera; aunque sí forman parte de ésta. Sin embargo, por su misma naturaleza, el hombre no se contenta con “lo necesario para vivir”; cada vez busca más: ya tiene casa, carro y empleo…ahora quiere lo mismo, pero en mayores proporciones y con más lujo. Todas sus posesiones están aseguradas, pero ahora quiere asegurar hasta su propia vida. La búsqueda del bienestar personal se ha vuelto su principal objetivo, y sí produce felicidad, pero una felicidad superficial que se hastía y quiere más. Se es y se está realmente bien y feliz, cuando lo que uno hace llena la vida, cuando en lo que uno hace pone todas sus capacidades a trabajar, cuando lo que uno hace magnifica cada una de nuestras facultades superiores, cuando lo que uno hace no busca sólo el propio bien, sino el de los demás, cuando lo que uno hace es motivo de disfrute, día a día.

¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistándola, buscándola, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?

La felicidad se compone de múltiples piezas, dice el autor, y estoy de acuerdo; que se construye todos los días, que se vivencia todos los días; que requiere trabajo y dedicación. La felicidad se sustenta en la esperanza; por lo tanto, no decae cuando fenece el momento, no decae con los problemas; no decae con los reveses de la vida; al contrario, todos estos elementos ayudan a fortalecer ese estad interior intangible pero que se siente en el corazón: la felicidad.

¿Es posible ser feliz?

Sí se puede, pero antes se debe encontrar el camino que conduce a la felicidad, tanto en la tierra, como en el cielo, ya que la primera es el preludio de la segunda.
Estefamaga
 
Mensajes: 15
Registrado: Lun Feb 03, 2014 5:19 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor gissela reyes » Mar Feb 11, 2014 8:01 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad? El autor menciona algunas cosas que nosotros podemos realizar para alcanzar la felicidad, la que me llamo la atención es "evitar los obstáculos -sobre todo internos, como el resentimiento y la envidia-que interfieren con la felicidad, y aprender a eliminarlos cuando ya están presentes", a veces sabemos que algo que estamos haciendo no nos traerá felicidad y lo seguimos haciendo, consideró algo muy importante para poder encontrar la felicidad de manera personal

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso? Así es, es parte de la condición humana

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas? Se relacionan entre sí pero no son sinónimos, el placer y la alegría son momentos de felicidad que duran unos instantes y se acaban la felicidad es algo que pretende ser duradero. Podemos entenderlo de la siguiente manera, el placer y la alegría nos acercan a la felicidad. "la alegría está por encima del placer y por debajo de la felicidad. El placer tiene un tono fugaz, transitorio, huidizo; es importante y nos abre una ventana de aire fresco. Pero la alegría tiene un tono más duradero y se presenta como consecuencia de haber logrado algo tras un esfuerzo y lucha personal. A otro nivel, en otra galaxia, nos encontramos con la felicidad: suma y compendio de la vida auténtica y de ver el proyecto a flote".

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona. El placer por si mismo no logra la felicidad por ser pasajero. En lo personal estas fueron las frases que llamaron mi atención: "La felicidad, en cambio, señala Pieper, "no es felicidad si no es perdurable; la felicidad pide eternidad" . O como dice Julián Marías, "la felicidad tiene pretensión de perduración: ser feliz es pretender seguir siendo feliz" . De aquí que el placer, por su transitoriedad, por su fugacidad, no pueda resolver el problema de la felicidad."

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta? El autor nos presenta que pueden ayudarnos a alcanzar la felicidad pero que solo el bienestar y la calidad de vida no hacen la felicidad: "Ante la insuficiencia del placer y del bienestar, cabe enfocar la vida de manera que se oriente hacia contenidos de mayor valía, que requieren poner en juego lo mejor de nosotros mismos, es decir, nuestras fortalezas, cuyos actos originan gratificaciones más que placeres, como lo advierte Seligman: "La «vida placentera» puede encontrarse tomando champán y conduciendo un Porsche, pero no la buena vida. Yo diría que la buena vida consiste en emplear las fortalezas personales todos los días para lograr una felicidad auténtica y abundante gratificación. Es una actividad que puede aprenderse a desarrollar en cada uno de los ámbitos de la vida: el trabajo, el amor y la educación de los hijos" .

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad? La felicidad tal como se menciona es una conquista díficil, pero mas que nada tenemos que aprender a ser felices, a disfrutar cada momento, aceptar lo bueno, y el aprendizaje de los momentos difíciles, es aprender a ser felices con lo que tenemos :)

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz? Si, no solo es posible es viable.
gissela reyes
 
Mensajes: 4
Registrado: Sab Ene 25, 2014 7:13 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor Lorenaga » Mar Feb 11, 2014 8:13 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?
Para el autor aprender a ser feli sigifica:
• averiguar dónde está la felicidad y dónde no, para orientar adecuadamente el rumbo del camino;
• evitar los obstáculos —sobre todo internos, como el resentimiento y la envidia—que interfieren con la felicidad, y aprender a eliminarlos cuando ya están presentes;
• saber cuáles actitudes y disposiciones favorecen la felicidad —por ejemplo, la gratitud y el optimismo—, y cómo se generan en la práctica;
• responsabilizarse de la propia felicidad, ya que no es una cuestión de azar o buena suerte;
• aprender a ser feliz en el proceso de la vida ordinaria, más que en los resultados o en los momentos puntuales extraordinarios;
• descubrir el modo de sobrellevar las situaciones difíciles y dolorosas de la existencia, de manera que queden integradas en el sentido de la propia vida y no destruyan la felicidad;
• aprender a contar con los demás y con Dios en el camino de la felicidad, porque solo no es posible ser feliz

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
Sí, estamos creados para la felicidad, por eso tendemos a ella. Pero necesitamos buscarla libremente y saber dónde buscarla. Y esa búsqueda es lo que difiere y lo que en ocasiones desanima a las personas. San Agustín decía: “todos los hombres buscan la felicidad, y sin embargo la mayor parte no sabe cómo alcanzarla”

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
No son sinónimos aunque a veces sean usadas como tales.
Las tres pueden relacionarse con el gozo, es decir, con un a experiencia grata o favorable al alcanzar un bien.
-si el bien es material, lo que se experimentará es un placer que no perdura,
-si el bien es algo de mayor importancia y es algo concreto, lo que se experimenta es alegría. Es más duradero y representa que ha logrado algo con su esfuerzo.
-si el gozo ya no tiene relación con un bien sino con una situación vital de la persona (ser), lo que experimenta es felicidad. Es mas estable.

Según el autor, la alegría está por encima del placer pero debajo de la felicidad.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona
El placer no es suficiente para la felicidad ya que es algo temporal que disfrutas por poseer algo material pero que tarde que temprano se acaba. Muchas veces al conseguir algo material que has deseado por largo tiempo, lo disfrutas y sientes el placer por un tiempo pero después sientes un vacío que no puede ser llenado por algo material.

La frase que más llamó mi atención es la de Víctor Frankl: “si el placer fuese realmente el sentido de la vida, habría que llegar a la conclusión de que la vida carece, en rigor, de todo sentido.”
Se me hace muy cierta porque la mayoría de las personas, o todas hemos experimentado el placer por tener diferentes cosas, una casa, un carro, alimentos, una persona que alegra el foro…etc. Pero al poco tiempo nos damos cuenta que eso no puede ser todo en la vida porque pierde su valor muy pronto y tendríamos que estar buscando siempre otra cosa que poseer hasta darnos cuenta que de esa manera no encontraremos la felicidad.

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
Mas que coincidir, el autor presenta que en la actualidad el bienestar y la calidad de vida han cobrado mucha fuerza pero “la felicidad no consiste simplemente en estar bien, sino en estar haciendo algo que llene la vida”, que le de el verdadero sentido por qué vivir, que enriquezca a la persona.
Ni el bienestar, ni la calidad de vida son suficientes para lograr la plenitud que implica la felicidad.

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
Yo creo que sí, en la búsqueda de la felicidad la vamos conquistando poco a poco y tendremos que seguir aprendiendo a ser felices a pesar de las diferentes circunstancias de nuestra vida, tanto en los momentos de alegría como en los de preocupación y/o tristeza hasta que un día conseguiremos la plenitud de la felicidad.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Si es posible ser feliz. El autor toma como base lo que decía José María Escrivá de Balaguer y afirma que hay una estrecha conexión y continuidad entre la felicidad presente y la futura. Quien realmente busca la felicidad adoptará una actitud positiva, que le ayudará a aprender a cómo ser feliz ahora para conseguir después la felicidad eterna.
Además sabemos que fuimos creados por Dios para ser felices, desde ahora y hasta la eternidad.
Lorenaga
 
Mensajes: 13
Registrado: Dom Feb 02, 2014 12:00 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor YADIRA OROZCO » Mar Feb 11, 2014 8:45 pm

:) Soy de Costa Rica. 1- Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor que resultan integrantes de este quehacer de la felicidad?
R/El ser feliz, no precisamente es querer, ser feliz, es que debemos aprender a serlo , de lo contrario, tenemos el riesgo de no aceptar los elementos que intervienen en el , es averiguar donde esta la felicidad y donde no, para poderse poner adecuadamente en el camino correcto, evitando los obstáculos, sobre todo lo interno o sea el aceptarse uno mismo tal como es, también evitando el resentimiento y la envidia que pueda interferir con la felicidad y y saberla corregir cuando se nos presente, la aptitud y la disposición de la persona favorece la felicidad , la actitud y el optimismo es cuando lo llevamos a la practica .
Ser feliz es un proceso progresivo en la vida diaria, es saber llevar situaciones difíciles y dolorosas, de la mejor manera posible ,siempre de la mano de Dios sin soltarnos de Él , solos no podríamos sobrellevarlas, debemos de aprender a contar con los demás y juntos caminaremos hacia el camino perfecto, o sea el camino hacia Dios .

2- ¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
R/ Se puede decir que el ser humano siempre anda en busca de la felicidad por deferentes caminos ,formas y lugares ya por naturaleza, aunque utilice medios no adecuados,y pueden causar daño a si mismo o a otras personas.el ser humano no sabe diferenciar esa libertad tan hermosa que es la felicidad.

3- Placer, alegría y felicidad ¿son sinónimos?, ¿se relacionan?, ¿existe, según el autor, jerarquía entre ellas?
R/ Una persona nunca debe de decir que es feliz totalmente, por que la felicidad se obtiene paso a paso y poco a poco,por que la felicidad total la tendremos cuando lleguemos a la plenitud del amor y eso es cuando nos encontremos cara a cara con Dios y si se relacionan,si hay Jerarquías : primero va la felicidad--- que es el gozo de lo que he obtenido en la vida por mi esfuerzo y trabajo se puede decir que he podido vivir propiamente la felicidad , luego la alegría---- de haber logrado mi propósito,triunfo de algo y de ultimo el placer----un logro particular ya sea un grado académico universitario es un placer sensible ,entonces si hay jerarquías.

4-¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
R/No el placer es pasajero se olvida rápidamente trae con el lo mundano y lo puede llevar a la muerte , pero si lo tenemos presente, y si lo reconocemos trataremos de evadirlo.
En cambio la felicidad uno espera que sea perdurable que no se termine , que sea eterna. y la frase que mas me ha interesado es : La felicidad tiene pretensión de perduración, ser feliz es pretender seguir siendo feliz siempre.

5-¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
R/No coincide el bienestar, por que llega el momento en que el bienestar es el centro de la vida y se confunde con la comodidad materiales y nos lleva ha perder los valores espirituales y el bienestar por si mismo no produce felicidad .
Y la calidad de vida es una expresión que viene hacer parte el bienestar del ser humano, como tener de todo, lo material y cada vez mas y mas, es un vació que nuca se llena, si no se trata a tiempo nos llega a enfermar.
Mi parecer es que la buena vida consiste en las fortalezas personales de la pareja de esposos, día tras día para poder lograr una felicidad autentica y se aprende a desarrollar en la vida ,en el trabajo, en el amor, y en la unión familiar en las enfermedades que estas nos hacen fortalecer cada día y es un experiencia mas.
6-.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
R/Si hay que conquistar la felicidad, hay que ir en busca de ella y alimentarla día a día,hay que sentirnos plenos realizados por que al encontrarla descubrimos el verdadero amor ,que es el amor de Dios el amor que todo lo llena.

7-.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
R/ Si dice el autor, y no solo el también Dios nos creo para ser felices y Dios ha depositado en el corazón del hombre el deseo de la felicidad y si nos dejamos conducir por Él, es decir el quiere que seamos felices y también desea que nosotros libremente aceptemos su ayuda,tanto del cuerpo y del alma. ;)
YADIRA OROZCO
 
Mensajes: 42
Registrado: Jue Ene 10, 2013 11:00 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor Dulmary » Mar Feb 11, 2014 9:19 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor que resultan integrantes de este quehacer de la felicidad?
* averiguar dónde está la felicidad y dónde no (orientar el rumbo)
• evitar los obstáculos ( resentimiento y la envidia)— y aprender a eliminarlos
• saber cuáles actitudes y disposiciones favorecen la felicidad (gratitud y el optimismo) y cómo se generan
• responsabilizarse de la propia felicidad
• aprender a ser feliz en el proceso de la vida ordinaria
• descubrir el modo de sobrellevar las situaciones difíciles y dolorosas de la existencia, de manera que queden integradas en el sentido de la propia vida y no destruyan la felicidad;
• aprender a contar con los demás y con Dios en el camino de la felicidad, porque solo no es posible ser feliz
2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
Si, ya que es algo inherente, natural al ser humano, que todos llevamos dentro

3.Placer, alegría y felicidad ¿son sinónimos?, ¿se relacionan?, ¿existe, según el autor, jerarquía entre ellas?
No son sinónimos, ya que el placer va hacia las sensaciones que son fugaces, la alegría tiende hacia los logros obtenidos que también son momentáneos y la felicidad es integral (engloba al ser)y por tanto es mas estable y permanente, estando la alegría por encima del placer y por debajo de la felicidad.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
De Viktor Frankl "si el placer fuese realmente el sentido de la vida, habría que llegar a la conclusión de que la vida carece en rigor de todo sentido", ya que al ser el placer tan fugaz y variable sería la vida inestable, aveces con sentido y en otro momento se perdería éste, creando insatisfacción.

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No, ya que este bienestar y esta calidad de vida tienden al egocentrismo, a sentirme bien yo mismo, sin involucrarme con los otros, no se llega a la satisfacción de estar haciendo algo que llene la vida, un proyecto de vida que me enriquezca no solo a mí, sino a los demás seres humanos, el "dejar huella" (no por querer sobresalir, sino darle un sentido verdadero y pleno desarrollando tus dones), el llegar a la plenitud de la felicidad.

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
Sí, en el camino no se es del todo feliz, o plenamente, por que eso se da con la experiencia de la vida y el acercamiento y sentido que le demos a Dios y a los demás en nuestra existencia, es desde como elijamos nuestro proyecto de vida para desarrollar nuestros dones y ponerlos al servicio de los demás...
7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Claro que sí, como dice el artículo, la felicidad del Cielo es para los que saben ser felices en la tierra, el ser amados, curados, escuchados, el poder desarrollar tus dones y ponerlos al servicio de los demás es tan solo un preludio de lo que nos espera, la plenitud con el mismo Dios que sembró en nosotros este deseo de ser felices y que sólo en Él hallará su descanso.
Dulmary
 
Mensajes: 15
Registrado: Mar Feb 04, 2014 2:36 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor cecy garza » Mar Feb 11, 2014 10:44 pm

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?
- Conocer donde si y donde no esta la felicidad
- Eliminar obstáculos como la Ira y el Resentimiento
-Conocer actitudes que favorecen la felicidad
- Aprender a ser feliz en lo ordinario de la vida.
- Que las situaciones difíciles que se presenten no destruya la felicidad.
- Contar con Dios y nuestros semejantes para alcanzar la felicidad.

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
-Si , todos queremos ser felices, se busca la felicidad mas no sabemos como alcanzarla.

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
El alcanzar o poseer un bien nos da un gozo, pero este puede ser un bien material y es fugaz, con falta de permanencia,(Placer), cuando es un logro con esfuerzo en particular, sentimos alegría, y cuando este gozo viene de una situación vital en que la persona se encuentra y es de carácter permanente se le llama felicidad.

La alegría esta por encima de el placer pero por abajo de la felicidad.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
No el placer es pasajero, fugas y abre una ventana, el mundo actual lo relaciona a sensibilidad y sensualidad.

Horacio " Aprovecha el momento vive el presente", invita a olvidarse de el futuro CARPE DIEM..

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No, pues se olvida de que un requisito de la felicidad es estar haciendo algo que llene la vida, y no es suficiente para la vida plena, se puede decir que es el entorno y se olvida de el desarrollo personal de la persona

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
la conquista de la felicidad consiste en descubrir e integrar armónicamente las múltiples piezas que la componen.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Si, Al descubrir la estrecha conexión y continuidad entre la felicidad presente y futura, adoptando una actitud positiva que llevara a aprender como ser feliz ahora para ganarse la vida eterna, viviendo agradecido con Dios y los semejantes, haciendo el bien, desarrollando los talentos, serán fuentes de satisfacción y cuando aparezca el sufrimiento y el dolor se podrá descubrir el sentido para que se conviertan en fuente de felicidad
cecy garza
 
Mensajes: 14
Registrado: Dom Sep 08, 2013 10:22 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor monsalazarp » Mar Feb 11, 2014 11:12 pm


LECCIÓN 3
1. Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este "quehacer" de la felicidad?

Identificar donde está la felicidad, eliminar todas las conductas, sentimientos y actitudes que nos impiden ser felices así como fomentar aquellas que nos llevan a la felicidad, ser responsable de la propia felicidad, saber que no se puede ser feliz en soledad, aprender que la felicidad está en la vida cotidiana y no sólo en pequeños eventos aislados y por último saber sobrellevar el dolor y el sufrimiento.

2. ¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?

Si, está implícito en el humano querer ser feliz, hace parte de nuestra naturaleza y por eso siempre la buscamos de manera libre, nadie nos obliga a ser felices, somos nosotros por nuestro libre albedrío quienes buscamos la felicidad en el modo que creamos aunque a veces sea de maneras erróneas.

3. Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?

No son sinónimos, según el autor el placer es el gozo momentáneo y fugaz por bienes sensibles, mientras que la alegría es más duradera y proviene de actos que nos han costado esfuerzo y lucha y por último está la felicidad que es el resultado de un proyecto de vida integral que enriquece a quien lo vive y que perdura en el tiempo.
Según el autor la alegría está por encima del placer y por debajo de la felicidad.

4. ¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.

Según el autor no, precisamente porque el placer es momentáneo y no perdura, en cambio la felicidad debe perdurar. El ejemplo más claro y que me pareció más llamativo es el de las personas que usan drogas, quienes para sentir el placer inicial cada vez deben usar dosis más y más fuertes. También el autor comenta que actualmente nos venden la idea de que si uno tiene esto o aquello es feliz y eso claramente es mentira pues la felicidad está en el ser no en el tener, quién puede ser feliz y sentirse realizado con una camiseta o un par de jeans nuevos? Puede que uno esté contento el día que los estrena, pero qué pasa después? El vacío de una vida sin sentido.

5. ¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?

No, aunque son requisitos para la felicidad. Es obvio que es necesario que las personas cuenten con el conjunto de bienes y servicios básicos que les permitan llevar una vida digna, sin embargo esto no es suficiente si no existe un proyecto de vida integral que enriquezca al hombre.

6. ¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?

Sí, porque en el camino nos hacemos conscientes de que necesitamos realmente para ser felices y de integrar todos esos ingredientes de manera armónica para ir construyendo la felicidad cotidianamente. Según el autor Dios nos hizo para ser felices, entonces por qué no luchar por esto si sabemos que Dios nos ofrece el camino para alcanzar la felicidad?

7. Según el autor, ¿es posible ser feliz?
Sí, es necesario comenzar en esta vida con una actitud positiva y agradecida, haciendo rendir los talentos que a cada uno nos fueron otorgados y procurando el bien, lo que rendirá muchas gratificaciones y abonará el camino para ganarse después la vida eterna. Los problemas, el dolor y el sufrimiento, también pueden ser una fuente de felicidad si aprendemos a descubrir su sentido y a aceptarlos como lecciones de vida.
Por Monica Liliana Salazar Pelaez
monsalazarp
 
Mensajes: 15
Registrado: Jue Feb 06, 2014 8:36 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor LuisManuelCejaFlores » Mié Feb 12, 2014 12:36 am

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este "quehacer" de la felicidad?

Primeramente tomar conciencia de que la felicidad es una tendencia natural del hombre hacia ella, que involucra su libertad y voluntad, ya que la felicidad es la fuerza motriz de todos los actos y acciones que realizamos, independientemente de la bondad o maldad de los mismos; todos siguen ésta regla: “deseo universal de felicidad”.

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?

No, no se puede decir, sino que “es” una condición y situación existencial de “derecho” y en algunos casos de “hecho” también.

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?

No, no son sinónimos, son análogos, ya que los dos primeros términos participan del principal que es la felicidad y los dos primeros son, a la vez, manifestaciones de la felicidad. Según el autor si existe jerarquía. Primeramente nombra el placer, descifrado en lo sensible y efímero; después la alegría, descifrada en lo permanente y fuera de circunstancias determinadas, esto es, lo propio de la felicidad, cumbre de la realización humana.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.

No, no es suficiente porque el placer es transitorio y fugaz; produce insatisfacción, frustración y vacío interior. Además, cuando se le busca como fin en sí da lugar a vicios y privaciones fisiológicas y/o psicológicas.
Quisiera comentar la frase de Horacio: “Carpe Diem”, en palabras de Fernando Savater que a su vez hace referencia al a la frase de Michel de Montaigne que dice: “Hay que retener con todas nuestras uñas y dientes el uso de los placeres de la vida, que los años nos quitan de entre las manos unos después de otros”. En dicha frase se destacan dos cosas: la primera aparece al final de la recomendación y dice que los años nos van quitando las posibilidades de gozo, por lo que no es prudente esperar demasiado para decidirse a pasarlo bien. Pero esto no quiere decir que se tengan que buscar todos los placeres, sino que se deben buscar todos los placeres de hoy. No estropear los goces del presente empeñándose en que cada momento tenga de todo y que se brinden las satisfacciones más dispares e improbables, es decir, no obsesionarse con meter a la fuerza en el instante que se vive los placeres que no pegan. Lo placentero no son las carencias o faltantes sino lo bien que se sepa disfrutar con lo que nos rodea. Respecto al uso de los placeres de la vida, lo bueno de “usar” los placeres es tener siempre cierto control sobre ellos, o sea, no permitirles revolverse con el resto de lo que forma nuestra existencia personal, también es no permitir que cualquiera de ellos borre la probabilidad de todos los otros y que ninguno nos esconda por completo el contexto de la vida nada simple en que cada uno tiene su ocasión. (Ética para Amador. Fernando Savater Editorial Ariel Págs. 140- 142)

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?

No, no coinciden porque el bienestar y calidad de vida sin abrir la perspectiva hacia los bienes y valores de la persona humana, se convierte en el objetivo central dela vida y se reduce a al comodidad material y prescinde de valores superiores, ya sea de orden material o espiritual. Y esto no nos lleva a emplear las fortalezas personales siempre para lograr una felicidad autentica.

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?

Si, porque es ir integrando armónicamente los elementos presentes que la com´ponen para que pueda dar como resultado la calidad o perfección con que se construye, “la felicidad”.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?

Claro que si, aunque me gustaría decir que es “probable”.
Porque “lo probable” está en la realidad, se encuentra en la realidad; tiene causas para poder ser. Y “lo posible” es lo que puede ser; lo que está alejado de la realidad.
LuisManuelCejaFlores
 
Mensajes: 47
Registrado: Lun Ene 27, 2014 11:23 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor sky » Mié Feb 12, 2014 12:56 am

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este "quehacer" de la felicidad? se trata de ser feliz mientas se camina y no solo al final del trayecto, aprender a ser feliz, averiguar donde esta la felicidad y donde no, orientar el rumbo, vencer los obstaculos como el resentimiento y la envidia. Las actitudes que fortalecen la felicidad son el optimismo y la gratitud. Contar siempre con Dios y con los demas ya que solo no es possible ser feliz.

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso? Asi es, ya que el ser humano tiene una inclinacion natural a la felicidad ya que estamos hechos para ella aunque utilicemos diferentes metodos o no se sepa como alcanzarla.

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas? Si son sinonimos y se relacion de alguna manera por que parecieran que son lo mismo suelen al causar un efecto en nosotros que podriamos confundirlo con la felicidad hasta que lo vemos detalladamente. Como que el placer es algo pasajero, fugaz y huidizo, se da con las cosas materiales y esta por debajo de la alegria, que esta se nos da con logros que tenemos pero que esta por debajo de la felicidad. En si la felicidad se consigue en el ser y no en el tener.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
El placer no es suficiente ya que siempre nos dejaria insatisfechos buscando siempre mas, un ejemplo es como con las drogas y el sexo que podrian darnos un placer momentaneo pero que nos dejan insatisfechos y queriendo siempre mas perjudicando nuestra salud fisica y emocional.

La frase que me gusto es de Aristoteles "La felicidad debe ser algo estable" y me gusto por que te da una guia en cuanto a si eso que se vive es felicidad o algo pasajero en nuestra vida.


5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?

Pues no por que hoy en dia el bien estar se centra en bienes materiales y la calidad de vida se alcanza en emplear diariamente las fortalezas propias para lograr una felicidad autentica y esta se aprenden a desarrollar una Buena vida en el trabajo, el amor y la educacion de los hijos.

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad? Asi es por que viene implicita en nosotros mismos, aunque a veces resulte huidiza para aquel que la busca, ya que hay que saber donde buscarla y donde no, hacienda acopio de los dones, el optimismo y el agradecimiento a Dios por ellos, procurando hacer que rindan al maximo haciendo todo el bien posible para asi enfilarnos a la felicidad plena.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz? Si aunque es una tarea dificil pero superable ya que quien tiene fe en Dios sabe, que la ha depositado en nosotros si nos dejamos conducir por el. El nos impulsa a ser felices mientras vamos caminando, habiendo una continuidad entre la felicidad en esta vida y en la otra.
sky
 
Mensajes: 14
Registrado: Dom Ene 26, 2014 3:27 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor yolita67 » Mié Feb 12, 2014 1:02 am

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este “quehacer” de la felicidad?
Averiguar dónde está la felicidad y dónde no.
Eliminar de nuestro interior los resentimientos y la envidia.
Saber que actitudes favorecen la felicidad, como la gratitud y el optimismo.
Ser responsable de nuestra propia felicidad.
Aprender a ser feliz en la vida ordinaria y no solamente en momentos específicos.
Darle sentido positivo a las situaciones difíciles y dolorosas de nuestra existencia, de manera tal que no destruyan nuestra felicidad.
Aprender a contar con Dios y con los demás, ya que no es posible ser feliz en la soledad.

2. ¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?

Desde luego, ser feliz es parte de nuestra naturaleza humana, por eso siempre estamos en la búsqueda de cosas y de situaciones que nos hagan felices, aunque no siempre se elige el camino correcto.

3. Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?

No son sinónimos. Se relacionan una con la otra, pero no son lo mismo.
El placer es algo fugaz, que no permanece y que quizá ni deje huella en tu vida. La alegría es el gozo que se experimenta tras haber alcanzado un objetivo, un logro personal y tiene un carácter más duradero. En cambio si ese gozo es algo mas profundo y permanente se convierte en felicidad.

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.

El placer no es suficiente, ya que es fugaz y con frecuencia se nos escapa de las manos dejándonos frustración y vacío.
Me gustó la frase de Viktor Frankl "si el placer fuese realmente el sentido de la vida, habría que llegar a la conclusión de que la vida carece, en rigor, de todo sentido".
Me parece muy acertada esta frase, ya que en la vida encontraremos muchas cosas que nos den placer, como el sexo, las drogas, el dinero, etc., pero a la larga estas cosas nos dejan solo vacío e insatisfacción, nunca nos darán la felicidad verdadera.

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No, muchas veces puedes tener una calidad de vida excelente, llena de lujos y de cosas materiales, pero eso no te garantiza que seas verdaderamente feliz.

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?

Sí, la felicidad se conquista día con día, llenándote de actitudes positivas, amando a tu prójimo, entregándote plenamente a Dios, olvidando los rencores, encontrando la belleza en todo lo que nos rodea.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?

Sí es posible, porque Dios quiere que todos seamos felices.
yolita67
 
Mensajes: 2
Registrado: Mar Ene 28, 2014 3:19 pm

Re: Lección 3: ¡ Quiero ser feliz!

Notapor Monica Cadena » Mié Feb 12, 2014 1:50 am

1.Ser feliz supone querer ser feliz, ¿qué elementos menciona el autor del artículo que resultan integrantes de este "quehacer" de la felicidad?

-averiguar dónde está la felicidad y dónde no, para orientar adecuadamente el rumbo del camino;
-evitar los obstáculos -sobre todo internos, como el resentimiento y la envidia-que interfieren con la felicidad, y aprender a eliminarlos cuando ya están presentes;
-saber cuáles actitudes y disposiciones favorecen la felicidad -por ejemplo, la gratitud y el optimismo-, y cómo se generan en la práctica;
-responsabilizarse de la propia felicidad, ya que no es una cuestión de azar o buena suerte;
-aprender a ser feliz en el proceso de la vida ordinaria, más que en los resultados o en los momentos puntuales extraordinarios;
-descubrir el modo de sobrellevar las situaciones difíciles y dolorosas de la existencia, de manera que queden integradas en el sentido de la propia vida y no destruyan la felicidad;
-aprender a contar con los demás y con Dios en el camino de la felicidad, porque solo no es posible ser feliz.

2.¿Se puede decir que todo ser humano, por serlo, tiende a la felicidad, y por ello la busca sin descanso?
Efectivamente, el ser humano esta hecho para la felicidad y la busca aunque muchas veces pretenda buscarla en donde no esta y por lo tanto errar en encontrarla o confundirla con algo más.

3.Placer, alegría y felicidad, ¿son sinónimos? ¿se relacionan? ¿existe, según el autor, alguna jerarquía entre ellas?
Placer, alegría y felicidad no son la misma cosa, se relacionan y muchas veces se les confunde, pero cada fenómeno corresponde a estados diferentes.
El palcer es fugaz, transitorio, se realciona con el tener, con la posesión de un bien.
La alegría tiene que ver con la obtención de logros, con el gozo de haber logrado un propósito, con la satisfacción personal. Es más duradera que el placer.
La felicidad se relaciona con una situación vital integral que afecta a toda la persona y tiene carácter permanente.
“La alegría está por encima del placer y por debajo de la felicidad”...

4.¿Es suficiente el placer para lograr la felicidad? Comenta alguna de las frases que te haya interesado de alguno de los pensadores que el autor menciona.
Como comentamos en la respuesta anterior y aunque el mundo actual nos proponga constantemente el vivir del placer , el hacerlo no llena nuestra necesidad de felicidad, más bien, nos lleva al absurdo y a la contradicción. Como afirma Viktor Frankl "si el placer fuese realmente el sentido de la vida, habría que llegar a la conclusión de que la vida carece, en rigor, de todo sentido" .
Como menciona el autor “el hombre no está hecho para agotar su vida en las experiencias placenteras, sino para proyectarla hacia ideales más altos que le den sentido” .

5.¿Bienestar y calidad de vida coinciden con el concepto de felicidad que el autor presenta?
No por que estan limitados a cosas sensibles que carecen de un proyecto de vida que enriquezca al hombre de manera integral, que brinde abundante satisfacción y que lo lleve a alcanzar la plenitud que la felicidad implica.

6.¿Podríamos decir que la felicidad es un ir conquistarla, buscarla, y en esta búsqueda ya poseemos y alcanzamos cierta felicidad?
En efecto, aunque la felicidad es algo complejo, que se puede ir buscando y conquistando poco a poco. En este diario caminar, se van logrando grandes satisfacciones que van consolidando la felicidad.

7.Según el autor, ¿es posible ser feliz?
El problema no es si podemos o no ser felices, que de hecho si se puede. El problema es que ni siquiera sabemos en dónde y/o cómo lograr la felicidad. Creo que ni siquiera se tiene claro el concepto de felicidad, desde ahí.
Monica Cadena
 
Mensajes: 13
Registrado: Mié Sep 30, 2009 3:53 pm

Siguiente

Volver a Curso en línea "Programa de vida y camino de la felicidad"

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Google [Bot], Google Adsense [Bot], laurelpe69

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |