119. La transmisión de la vida

Este curso consta 16 lecciones que se impartirán todos los martes y viernes a partir del 8 julio del 2014 , la última será el 30 de agosto del 2014 .Esta es la sexta y última parte de seis que se han dado de manera consecutiva e ininterrumpida:

Parte I: Principios del amor humano (23 lecciones)

Parte II: La purificación del corazón (40 lecciones)

Parte III: La resurrección de la carne (9 lecciones)

Parte IV: La virginidad cristiana (14 lecciones)

Parte V: El sacramento del matrimonio (27 lecciones)

Parte VI: Amor y fecundidad (16 lecciones)

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano, también conocida como Teología del Cuerpo.

En esta sexta parte contempla el acto conyugal abierto a la vida, «Humanæ vitæ» y «Gaudium et spes», paternidad y maternidad responsables, la regulación de la natalidad, la anticoncepción y la continencia periódica, la castidad conyugal y el respeto de los esposos por las obras de Dios

Moderadores: raulalonso, tito, Catholic.net, gache, Moderadores Animadores

119. La transmisión de la vida

Notapor pilar calva » Vie Jul 04, 2014 4:49 pm

¿Cuál es la esencia de la doctrina de la Iglesia acerca de la transmisión de la vida en la comunidad conyugal, de esa doctrina que nos ha recordado la Constitución pastoral del Concilio «Gaudium et spes» y la Encíclica «Humanæ vitæ» del Papa Pablo VI? El

1. ¿Cuál es la esencia de la doctrina de la Iglesia acerca de la transmisión de la vida en la comunidad conyugal, de esa doctrina que nos ha recordado la Constitución pastoral del Concilio "Gaudium et spes" y la Encíclica "Humanæ vitæ" del Papa Pablo VI?

El problema está en mantener la relación adecuada entre lo que se define "dominio... de las fuerzas de la naturaleza" (Humanæ vitæ, 2) y el "dominio de sí" (Humanæ vitæ, 21), indispensable a la persona humana. El hombre contemporáneo manifiesta la tendencia a transferir los métodos propios del primer ámbito a los de segundo. "El hombre ha llevado a cabo progresos estupendos en el dominio y en la organización racional de las fuerzas de la naturaleza -leemos en la Encíclica-, de modo que tiende a extender ese dominio a su mismo ser global: al cuerpo, a la vida psíquica, a la vida social y hasta las leyes que regulan la transmisión de la vida"(Humanæ vitæ, 2).

Esta extensión de la esfera de los medios de "dominio... de las fuerzas de la naturaleza" amenaza a la persona humana, para la cual el método del "dominio de sí" es y sigue siendo específico. Efectivamente, el dominio de sí corresponde a la constitución fundamental de la persona: es precisamente un método "natural". En cambio, la transferencia de los "medios artificiales" rompe la dimensión constitutiva de la persona, priva al hombre de la subjetividad que le es propia y hace de él un objeto de manipulación.

2. El cuerpo humano no es sólo el campo de reacciones de carácter sexual, sino que es, al mismo tiempo, el medio de expresión del hombre integral, de la persona, que se revela a sí misma a través del "lenguaje del cuerpo". Este "lenguaje" tiene un importante significado interpersonal, especialmente cuando se trata de las relaciones recíprocas entre el hombre y la mujer. Además, nuestros análisis precedentes muestran que en este caso el "lenguaje del cuerpo" debe expresar, a un nivel determinado, la verdad del sacramento. Efectivamente, al participar del eterno plan de amor ("Sacramentum absconditum in Deo"), el "lenguaje del cuerpo" se convierte en un "profetismo del cuerpo".
Se puede decir que la Encíclica «Humanæ vitæ» lleva a las últimas consecuencias, no sólo lógicas y morales, sino también prácticas y pastorales, esta verdad sobre el cuerpo humano en su masculinidad y feminidad .

3. La unidad de los dos aspectos del problema -de la dimensión sacramental (o sea, teológica) y de la personalística- corresponde a la global "revelación del cuerpo". De aquí se deriva también la conexión de la visión estrictamente teológica con la ética, que nace de la "ley natural".
En efecto, el sujeto de la ley natural es el hombre no sólo en el aspecto "natural" de su existencia, sino también en la verdad integral de su subjetividad personal. El señor manifiesta, en la Revelación, como hombre y mujer, en su plena vocación temporal y escatológica. Es llamado por Dios para ser testigo e intérprete del eterno designio del amor, convirtiéndose en ministro del sacramento que, "desde el principio", se constituye en el signo de la "unión de la carne".

4. Como ministros de un sacramento que se realiza por medio del consentimiento y se perfecciona por la unión conyugal, el hombre y la mujer están llamados a expresar ese misterioso "lenguaje" de sus cuerpos en toda la verdad que les es propia. Por medio de los gestos y de las reacciones, por medio de todo el dinamismo, recíprocamente condicionado, de la tensión y del gozo -cuya fuente directa es el cuerpo en su masculinidad y feminidad, el cuerpo en su acción e interacción- a través de todo esto "habla" el hombre, la persona.

El hombre y la mujer con el "lenguaje del cuerpo" desarrollan ese diálogo que -según el Génesis 2, 24-25- comenzó el día de la creación. Y precisamente a nivel de este "lenguaje del cuerpo" -que es algo más que la sola reactividad sexual y que, como auténtico lenguaje de las personas, está sometido a las exigencias de la verdad, es decir a normas morales objetivas-, el hombre y la mujer se expresan recíprocamente a sí mismos del modo más pleno y más profundo, en cuanto les es posible por la misma dimensión somática de la masculinidad y femineidad: el hombre y la mujer se expresan a sí mismos en la medida de toda la verdad de su persona.

5. El hombre es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo. Efectivamente, en cuanto que es dueño de sí mismo puede "donarse" al otro. Y ésta es una dimensión -dimensión de la libertad del don que se convierte en esencial y decisiva para ese "lenguaje del cuerpo", en el que el hombre y la mujer se expresan recíprocamente en la unión conyugal. Dado que esta comunión es comunión de personas, el "lenguaje del cuerpo" debe juzgarse según el criterio de la verdad. Precisamente la Encíclica "Humanæ vitæ" presenta este criterio, como confirman los pasajes antes citados.

6. Según el criterio de esta verdad, que debe expresarse con el "lenguaje del cuerpo", el acto conyugal "significa" no sólo el amor, sino también la fecundidad potencial, y por esto no puede ser privado de su pleno y adecuado significado mediante intervenciones artificiales. En el acto conyugal no es lícito separar artificialmente el significado unitivo del significado procreador, porque uno y otro pertenecen a la verdad íntima del acto conyugal: uno se realiza justamente con el otro y, en cierto sentido, el uno a través de otro. Así enseña la Encíclica (cf. Humanæ vitæ, 12). Por lo tanto en este caso el acto conyugal, privado de su verdad interior, al ser privado artificialmente de su capacidad procreadora, deja también de ser acto de amor.

7. Puede decirse que en el caso de una separación artificial de estos dos significados, en el acto conyugal se realiza una real unión corpórea, pero no corresponde a la verdad interior ni a la dignidad de la comunión personal: communio personarum. Efectivamente esta comunión exige que el "lenguaje del cuerpo" se exprese recíprocamente en la verdad integral de su significado. Si falta esta verdad, no se puede hablar ni de la verdad el dominio de sí, ni de la verdad del don recíproco y de la recíproca aceptación de sí por parte de la persona. Esta violación del orden interior de la comunión conyugal, que hunde sus raíces en el orden mismo de la persona, constituye el mal esencial del acto anticonceptivo.

8. Tal interpretación de la doctrina moral, expuesta en la Encíclica "Humanæ vitæ", se sitúa sobre el amplio trasfondo de las reflexiones relacionadas con la teología del cuerpo. Resultan especialmente válidas para esta interpretación las reflexiones sobre el "signo" en conexión con el matrimonio, entendido como sacramento. Y la esencia de la violación que perturba el orden interior del acto conyugal no puede entenderse de modo teológicamente adecuado, sin las reflexiones sobre el tema de la "concupiscencia de la carne".

Pregunta:
¿Por qué es persona el hombre?
Avatar de Usuario
pilar calva
Moderador Staff
 
Mensajes: 146
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor lindoro50 » Vie Ago 01, 2014 11:20 am

¿Por qué es persona el hombre?

Porque es un ser que es en sí mismo, que pertenece a sí mismo y no a otro. La persona existe en sí y por eso es subsistente. Se le llama persona por su racionalidad. Para hablar de persona humana se precisa la naturaleza racional, la autoconciencia y la autodeterminación.
Otra característica de la persona es la capacidad de donarse al otro. Y ésta es una dimensión de la libertad del don que se convierte en esencial y decisiva para el lenguaje del cuerpo, en el que el hombre y la mujer se expresan recíprocamente en la unión conyugal. Los esposos, mediante su recíproca donación personal, propia y exclusiva, tienden a la comunión de sus seres en orden a un mutuo perfeccionamiento personal, para colaborar con Dios en la generación y en la educación de nuevas vidas
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor Maria 2 » Vie Ago 01, 2014 3:10 pm

¿Por qué es persona el hombre?

El cuerpo humano no es sólo el campo de reacciones de carácter sexual, sino que es, al mismo tiempo, el medio de expresión del hombre integral, de la persona, que se revela a sí misma a través del "lenguaje del cuerpo". Este "lenguaje" tiene un importante significado interpersonal, especialmente cuando se trata de las relaciones recíprocas entre el hombre y la mujer. Además, nuestros análisis precedentes muestran que en este caso el "lenguaje del cuerpo" debe expresar, a un nivel determinado, la verdad del sacramento.

Como ministros de un sacramento que se realiza por medio del consentimiento y se perfecciona por la unión conyugal, el hombre y la mujer están llamados a expresar ese misterioso "lenguaje" de sus cuerpos en toda la verdad que les es propia. Por medio de los gestos y de las reacciones, por medio de todo el dinamismo, recíprocamente condicionado, de la tensión y del gozo -cuya fuente directa es el cuerpo en su masculinidad y feminidad, el cuerpo en su acción e interacción- a través de todo esto "habla" el hombre, la persona.

El hombre y la mujer con el "lenguaje del cuerpo" desarrollan ese diálogo que -según el Génesis 2, 24-25- comenzó el día de la creación. Y precisamente a nivel de este "lenguaje del cuerpo" -que es algo más que la sola reactividad sexual y que, como auténtico lenguaje de las personas, está sometido a las exigencias de la verdad, es decir a normas morales objetivas-, el hombre y la mujer se expresan recíprocamente a sí mismos del modo más pleno y más profundo, en cuanto les es posible por la misma dimensión somática de la masculinidad y femineidad: el hombre y la mujer se expresan a sí mismos en la medida de toda la verdad de su persona.

Según el criterio de esta verdad, que debe expresarse con el "lenguaje del cuerpo", el acto conyugal "significa" no sólo el amor, sino también la fecundidad potencial, y por esto no puede ser privado de su pleno y adecuado significado mediante intervenciones artificiales. En el acto conyugal no es lícito separar artificialmente el significado unitivo del significado procreador, porque uno y otro pertenecen a la verdad íntima del acto conyugal: uno se realiza justamente con el otro y, en cierto sentido, el uno a través de otro. Así enseña la Encíclica (cf. Humanæ vitæ, 12). Por lo tanto en este caso el acto conyugal, privado de su verdad interior, al ser privado artificialmente de su capacidad procreadora, deja también de ser acto de amor.

Puede decirse que en el caso de una separación artificial de estos dos significados, en el acto conyugal se realiza una real unión corpórea, pero no corresponde a la verdad interior ni a la dignidad de la comunión personal: communio personarum. Efectivamente esta comunión exige que el "lenguaje del cuerpo" se exprese recíprocamente en la verdad integral de su significado. Si falta esta verdad, no se puede hablar ni de la verdad el dominio de sí, ni de la verdad del don recíproco y de la recíproca aceptación de sí por parte de la persona. Esta violación del orden interior de la comunión conyugal, que hunde sus raíces en el orden mismo de la persona, constituye el mal esencial del acto anticonceptivo.

COMENTARIO: El hombre es persona porque es dueño de sí y se domina a sí mismo y por tal motivo puede "donarse" al otro. Y ésta es una dimensión de la libertad del don que se convierte en esencial y decisiva para ese "lenguaje del cuerpo", en el que el hombre y la mujer se expresan recíprocamente en la unión conyugal. Esta comunión es comunión de personas, y el "lenguaje del cuerpo" debe juzgarse según el criterio de la verdad.

Un abrazo y hasta pronto.-
Maria 2
 
Mensajes: 157
Registrado: Mar Ene 15, 2013 12:42 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor NELSON » Sab Ago 02, 2014 9:11 am

¿Por qué es persona el hombre?
El hombre es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo. Efectivamente, en cuanto que es dueño de sí mismo puede "donarse" al otro. Y ésta es una dimensión -dimensión de la libertad del don que se convierte en esencial y decisiva para ese "lenguaje del cuerpo", en el que el hombre y la mujer se expresan recíprocamente en la unión conyugal. Dado que esta comunión es comunión de personas, el "lenguaje del cuerpo" debe juzgarse según el criterio de la verdad.
NELSON LÓPEZ BUITRAGO - COLOMBIA
nelsonlopezbuitrago@gmail.com
NELSON
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Sep 29, 2009 6:58 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor virginia castro » Sab Ago 02, 2014 9:42 am

VIRGINIA CASTRO # 119

POR QUE ES PERSONA EL HOMBRE?

Por ser el primer ser humano creado por Dios y al cual le entrega toda la otra parte de la creacion natural, animal, cosmica en la cual Dios vio que faltaba alguien para sojusgarla y dominarla y cuidarla y tambien de sus huesos formo a su companera que la llamo varona, para que tambien cuidara la creacion, lo acompanara y los dos con el lenguaje del cuerpo y la union de la carne tuvieran descendencia y asi llenaran la tierra.
El ser humano es persona precisamente por ser dueno de si y tener su dominio propio y por esto puede "donarse" al otro, esta es la dimension de la libertad esencial y decisiva para el "lenguaje del hombre" en el cual el hombre y la mujer se expresan reciprocamente en la union conyugal.
virginia castro
 
Mensajes: 199
Registrado: Lun Feb 22, 2010 11:19 am

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor carranri » Sab Ago 02, 2014 1:16 pm

Pregunta: ¿Por qué es persona el hombre?

El Hombre ejerce el Dominio de la naturaleza y el dominio de sí mismo y debe de mantener la relación entre los dos "dominios" sin transferir el primero al segundo. "El hombre ha llevado a cabo progresos estupendos en el dominio y en la organización racional de las fuerzas de la naturaleza -leemos en la Encíclica-, de modo que tiende a extender ese dominio a su mismo ser global: al cuerpo, a la vida psíquica, a la vida social y hasta las leyes que regulan la transmisión de la vida"; Esta extensión de la esfera de los medios de "dominio... de las fuerzas de la naturaleza" amenaza a la persona humana, para la cual el método del "dominio de sí" es y sigue siendo específico.

El hombre es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo. Efectivamente, en cuanto que es dueño de sí mismo puede "donarse" al otro. Y ésta es una dimensión -dimensión de la libertad del don que se convierte en esencial y decisiva para ese "lenguaje del cuerpo", en el que el hombre y la mujer se expresan recíprocamente en la unión conyugal. Dado que esta comunión es comunión de personas, el "lenguaje del cuerpo" debe juzgarse según el criterio de la verdad.
carranri
 
Mensajes: 28
Registrado: Mar Jul 22, 2014 1:24 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor Jeanette Palacios » Sab Ago 02, 2014 2:06 pm

¿Por qué es persona el hombre?
El hombre es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo. Ya que es dueño de si , puede donarse al otro y esto es una libertad del don que se convierte, en esencial para el lenguaje del cuerpo. El acto conyugal que significa la fecundidad potencial que no puede ser privado de su pleno y adecuado significado mediante intervenciones artificiales.
Jeanette Palacios
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Jun 04, 2013 2:16 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor mariaines » Lun Ago 04, 2014 8:24 pm

¿Por qué es persona el hombre?
Porque es libre y es capaz de relacionarse.
mariaines
 
Mensajes: 518
Registrado: Dom Ene 31, 2010 9:58 am

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor sanaquino » Mar Ago 05, 2014 11:05 am

¿Por qué es persona el hombre?

El hombre es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo.
:roll:
sanaquino
 
Mensajes: 77
Registrado: Lun Sep 02, 2013 4:36 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor sanaquino » Mar Ago 05, 2014 11:05 am

¿Por qué es persona el hombre?

El hombre es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo.
:roll:
sanaquino
 
Mensajes: 77
Registrado: Lun Sep 02, 2013 4:36 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor patricio » Mié Ago 06, 2014 10:36 pm

¿Por qué es persona el hombre?
Para la persona humana es indispensable mantener la relación adecuada entre lo que se define como "dominio de las fuerzas de la naturaleza" (Humanæ vitæ, 2) y el "dominio de sí" (Humanæ vitæ, 21). El hombre de estos tiempos, manifiesta la tendencia a transferir los métodos propios del primer ámbito a los de segundo. "El hombre ha llevado a cabo progresos estupendos en el dominio y en la organización racional de las fuerzas de la naturaleza, de modo que tiende a extender ese dominio a su mismo ser global: al cuerpo, a la vida psíquica, a la vida social y hasta las leyes que regulan la transmisión de la vida"(Humanæ vitæ, 2). Esta extensión de la esfera de los medios de "dominio de las fuerzas de la naturaleza" amenaza a la persona humana, para la cual el método del "dominio de sí" es y sigue siendo específico. Efectivamente, el dominio de sí, corresponde a la constitución fundamental de la persona: es precisamente un método "natural". En cambio, la transferencia de los "medios artificiales" rompe la dimensión constitutiva de la persona, priva al hombre de la subjetividad que le es propia y hace de él un objeto de manipulación.
El cuerpo humano no es sólo el campo de reacciones de carácter sexual, sino que es, al mismo tiempo, el medio de expresión del hombre integral, de la persona, que se revela a sí misma a través del "lenguaje del cuerpo". Este "lenguaje" tiene un importante significado interpersonal, especialmente cuando se trata de las relaciones recíprocas entre el hombre y la mujer. Además, nuestros análisis precedentes muestran que en este caso el "lenguaje del cuerpo" debe expresar, a un nivel determinado, la verdad del sacramento. Efectivamente, al participar del eterno plan de amor, el "lenguaje del cuerpo" se convierte en un "profetismo del cuerpo".
El sujeto de la ley natural es el hombre no sólo en el aspecto "natural" de su existencia, sino también en la verdad integral de su subjetividad personal. El señor manifiesta, en la Revelación, como hombre y mujer, en su plena vocación temporal y escatológica. Es llamado por Dios para ser testigo e intérprete del eterno designio del amor, convirtiéndose en ministro del sacramento que, "desde el principio", se constituye en el signo de la "unión de la carne".
El hombre es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo. Efectivamente, en cuanto que es dueño de sí mismo puede "donarse" al otro. Y ésta es una dimensión de la libertad del don que se convierte en esencial y decisiva para ese "lenguaje del cuerpo", en el que el hombre y la mujer se expresan recíprocamente en la unión conyugal. Dado que esta comunión es comunión de personas, el "lenguaje del cuerpo" debe juzgarse según el criterio de la verdad. Precisamente la Encíclica "Humanæ vitæ" presenta este criterio, como confirman los pasajes antes citados.
patricio
 
Mensajes: 255
Registrado: Jue Ene 19, 2012 9:39 am

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor maguie » Vie Ago 08, 2014 2:44 pm

El hombre es persona porque es capaz de dominar la creación y dentro de ello y principalmente porque es capaz dominarse a sí mismo. Después, porque es capaz de la donación de sí mismo
maguie
 
Mensajes: 169
Registrado: Lun Abr 16, 2012 12:05 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor Mary Jo » Sab Ago 09, 2014 10:54 am

¿Por qué es persona el hombre?
El Papa Juan Pablo II, comenta en el texto que, el hombre es persona porque es dueño de sí y se domina a sí mismo. Al ser dueño de sí mismo puede "donarse" al otro.
Mary Jo
 
Mensajes: 148
Registrado: Dom Jun 02, 2013 2:49 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor Silviamaria » Mar Ago 12, 2014 4:36 pm

¿Por qué es persona el hombre?

El hombre es persona porque se domina y domina la naturaleza, además como dueño de sí mismo se puede donar, puede entregarse a través de la unión conyugal, de la comunión de personas.
Silviamaria
 
Mensajes: 439
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:32 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor Martha Leticia Barba » Mié Ago 13, 2014 8:43 pm

Porque el hombre imagen y semejanza de Dios, digno y libre es dueño de sí mismo, se autodomina, tiene señorío de espíritu.Saludos.
Martha Leticia Barba
 
Mensajes: 16
Registrado: Mié Jul 23, 2014 12:32 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor yaluz » Jue Ago 14, 2014 5:20 pm

¿Por qué es persona el hombre?
R:
El hombre es persona porque es dueño de si mismo, por ser racional y por lo tanto se domina, es por ello que puede donarse, posee la libertad de donarse al otro, en comunión reciproca, expresándose el lenguaje del cuerpo en la unión conyugal de los esposos. El autodominio y su autodeterminación de realizar este acto, consciente de sus dos significados, lo hace en si, persona, porque es un acto de amor, lo contrario, seria una simple unión corpórea, ni unitiva ni procreadora, porque está intervenida por la artificialidad. No se da el proceso de convertirse en” una sola carne”
Zulay R. de Álvarez (yaluz)
Venezuela
yaluz
 
Mensajes: 187
Registrado: Jue Jun 06, 2013 8:17 pm

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor MA SOCORRO A REYES L » Jue Ago 14, 2014 6:32 pm

El sujeto de la ley natural es el hombre no sólo en el aspecto "natural" de su existencia, sino también en la verdad integral de su subjetividad personal. El hombre y la mujer se expresan recíprocamente y a sí mismos en la medida de toda la verdad de su persona. El hombre es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo. Y en cuanto que es dueño de sí mismo puede "donarse" al otro. En la dimensión de la libertad del don que se convierte en esencial y decisiva para ese "lenguaje del cuerpo", en el que el hombre y la mujer se expresan recíprocamente en la unión conyugal. Esta comunión exige que el "lenguaje del cuerpo" se exprese recíprocamente en la verdad integral de su significado. Si falta esta verdad, no se puede hablar ni de la verdad el dominio de sí, ni de la verdad del don recíproco y de la recíproca aceptación de sí por parte de la persona. Esta violación del orden interior de la comunión conyugal, que hunde sus raíces en el orden mismo de la persona, constituye el mal esencial del acto anticonceptivo.
MA SOCORRO A REYES L
 
Mensajes: 299
Registrado: Mié Abr 20, 2011 11:29 am

Re: 119. La transmisión de la vida

Notapor Alejandra S » Jue Oct 02, 2014 6:12 am

¿Por qué es persona el hombre?
El hombre es persona porque ha sido creado a imagen y semejanza de Dios y “es persona precisamente porque es dueño de sí y se domina a sí mismo (…) en cuanto que es dueño de sí mismo puede "donarse" al otro. Y ésta es una dimensión -dimensión de la libertad del don que se convierte en esencial y decisiva para ese "lenguaje del cuerpo", en el que el hombre y la mujer se expresan recíprocamente en la unión conyugal”.
Alejandra S
 
Mensajes: 143
Registrado: Mié May 08, 2013 9:08 pm


Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte VI: Amor y fecundidad

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot], laurelpe69, Majestic-12 [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |