FE, Donde estas?

Este foro es el lugar para discutir temas que involucren a la ciencia y la religión como la teoría de la evolución, el origen del universo, la medicina alternativa, la ingeniería genética u otros temas científicos o tecnológicos con implicaciones morales como el calentamiento global, la carrera armamentista, la sobrepoblación, la donación de órganos, etc. Podrán participar en él todos los interesados en los temas y no únicamente aquellos con formación científica. Se deberá poder apoyar las participaciones con evidencia proveniente de experimentos controlables o publicaciones científicas aceptadas, en caso que otros foristas lo requiriesen

Moderadores: pilar calva, julian_consolad, Catholic.net, Moderadores Animadores

FE, Donde estas?

Notapor pedroavalos » Dom Feb 22, 2015 10:47 am

Cuantos de nosotros hemos escuchado la Fe:
Del centurion "..Jesus se ASOMBRO de El...Les digo que en israel no he encontrado una Fe tan grande!"
De la mujer de Cananea "..Oh mujer, Grande es tu fe, hagase contigo lo que quieras..."
La mujer del manto "..Si tan solo tocara el borde de su manto...El miraba al rededor...para descubrir a la persona...Hija tu Fe te ha salvado..." etc
y al escuchar estas lecturas con entusiasmo y motivacion nos anima a tomar fuerzas en el camino de la Fe buscando a Dios en nuestro interior, con las demas personas, en el servicio, en la reconciliacion, en la comunion, en la oraciones, rezos etc
Los pasajes biblicos que mencione y otros, era gente humilde y/o sencilla que buscaba a Jesus yJesus encontro la Fe en ellos, la Fe que necesitamos todos
Es entendible que en la epoca de Jesus el acercamiento a Dios era diferente como el de hoy, todo en su tiempo existe una forma de acecarnos a Jesus como ahora lo hacemos.
Por eso pregunto, que nos falta realmente HOY par tener esa Fe que dice Jesus?
pedroavalos
 
Mensajes: 8
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: FE, Donde estas?

Notapor eduarod » Dom Feb 22, 2015 8:30 pm

Estimado en Cristo pedroavalos:

La Fe en tiempos de Jesús en verdad no es distinta de la que se puede tener o se requiere tener ahora.
Si, podemos tener una aproximación mucho más racional al Misterio de Dios, y, sin embargo, la Fe NO depende en lo absoluto de ello, pues:
1. La Fe NO ES el resultado de nuestras reflexiones, sino un DON de Dios que Él nos Ofrece gratuitamente y que solo de Él podemos obtener, lo único que podemos hacer es predisponernos a recibirlo mediante la humildad (y en este sentido es donde la actitud de la gente de entonces podía simplificar algunas cosas, porque la autosuficiencia del hombre que se engaña en el conocimiento racional creyendo que mediante su razón lo puede explicar todo sin necesitar de Dios es algo esencialmente opuesto a esa humildad), y aceptar (o rechazar) el Don de Dios una vez que nos es ofrecido.
2. La Fe reconoce que Dios es Dios y nosotros simples creaturas que jamás podremos alcanzar el Conocimiento ni la Perfección de Dios; sino tan solo aproximarnos justamente mediante la unión con Dios. Dios es la Razón y, por consiguiente, una VERDADERA racionalidad se somete a Él con tanta o mayor fuerza que la de una actitud menos racional. El problema es que lo que hoy escasea es esa verdadera racionalidad, sino existe más bien una falsa, tonta y soberbia pseudo-racionalidad que toma esa actitud de auto-suficiencia precisamente a raíz de su propia ignorancia, particularmente de su propia ignorancia respecto a si misma, ignorancia por la cual se hace ciega e incapaz de reconocer sus propios alcances y limitaciones.
Ahora bien, la realidad es NO ES que antes fuera más fácil ser humilde y disponerse al Don de la Fe que hoy en día. Y es que la soberbia y autosuficiencia de esa falsa pseudo-racionalidad de la que hemos hablado dista mucho de ser la única forma de soberbia en la que puede incurrir el ser humano. No por nada Jesús hace destacar esos ejemplos de Verdadera Fe como extraordinarios y poco frecuentes aún en su tiempo. No, la soberbia del hombre comienza con ese engaño de nuestros primeros padres que quisieron ser como Dios con el simple hecho de comer del fruto prohibido que les daría el conocimiento del bien y del mal. El hombre siempre se auto-engaña pensando que con sus propias fuerzas puede controlar o dominar el mal y usarlo a su favor, lo que es una vana ilusión que está presente en todo tiempo y que se opone siempre a la humildad que la Fe requiere para poder ser bien recibida, aceptada y florecer.

Que Dios te bendiga.
eduarod
 
Mensajes: 1802
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: FE, Donde estas?

Notapor pedroavalos » Dom Feb 22, 2015 11:10 pm

Si todos los que pedimos el Don de su Fe y no la obtenemos, es porque nuestra fe es tan pequeña que es la exigencia minima que nos pide jesus: "SI tuvieran Fe Aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza" Es lo minimo que nos pide Jesus y asi no la obtenemos; Que "dificil" es el Don de la Fe!
pedroavalos
 
Mensajes: 8
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: FE, Donde estas?

Notapor agustin sanchez diaz » Dom Mar 08, 2015 7:54 am

8-Marzo-2015
NO VIVIMOS EN UN MUNDO SIN FE

Yo, creo, tú crees, la inmensa mayoría de los hombres tienen fe en un Ser Absoluto. No ha habido pueblo en la Historia que no haya acudido a sus espíritus o a sus diversos ídolos que han configurado su Historia, sin exceptuar los pueblos de sublime cultura como Grecia y Roma.
La llevamos inscrita en nuestra naturaleza que nos mueve naturalmente a una creencia, y de tal modo que aún los agnósticos y más los ignorantes que se proclaman ateos, quisieran unos, tener Fe, pues llegados a la hora de la muerte o bien ante un grave incidente, proclaman: DIOS MIO. Y es muy posible que la mayoría que se proclaman ateos llegados a su hora final no sientan la duda o temor, por si fuese verdad, que finalizando lo natural pueda existir lo sobrenatural.

Por otro lado tenemos las Institución eclesial cristiana esparcida por todo el mundo que da testimonio de tener Fe, mantenida perfecta o imperfectamente, pero que reflejan de mil formas distintas que nosotros CREEMOS en Jesús como Hijo de Dios y le levantamos los más bellos Templos, Catedrales, Monasterios y le dedicamos nuestros más insignes versos y obras literarias, como igualmente hacen las otras religiones, haciendo de ellos la base vital de una esencial y universal y diversa espiritualidad.
En todas les religiones se dan las “peregrinaciones” y cada pueblo se siente orgulloso de las suyas, viviéndolas en el fondo de sus corazones no solo como una espectáculo de alegría y regocijo, comer y beber, sino como sentimiento religioso muy admirado y a veces muy profundo. Hoy con el relativismo quieren convencernos que no queda verdad alguna por la que vivir o morir. Nosotros sí la tenemos en el Mesías: Cristo Jesús.

La organización del Cristianismo, para nosotros el Catolicismo, y para otros las muy diversas ramas cristianas que no reconocen en Pedro la misión que expresamente le encomienda Cristo y que confirman los Apóstoles en el Evangelio y los Hechos. Esa Organización llega a todos los pueblos del mundo con el Santo Padre, sus Cardenales, Obispos y concretamente con sus Presbíteros en sus Parroquias que son la base, levadura, partículas de Dios, Cuerpo de Cristo donde la divinidad eleva lo natural, en Jesús, a la unión con la divinidad, siendo aquí el compendio de la evangelización, es decir, continuación de la misión de Cristo, y así resulta que el Sacerdote es Otro Cristo presente no solo en el Cardenal, Obispo o Santo Padre sino en sus Sacerdotes. Sin Obispo no hay Iglesia instaurada, pero el instaurador del Espíritu es Cristo en su Sacerdote, en el Misionero tan heroicamente admirado y en todos los párrocos, acompañados de los evangelizadores no sacramentados que son los que hacen realmente de Otro Cristo entre el pueblo, en su Iglesia. Y así Cristo en todos es evangelizador. De tal forma es esto una realidad que los fieles desde su bautismo hasta su muerte tienen a su lado a Cristo hecho Sacramento Sacerdotal con los poderes de salvación ante cualquier moribundo y en ello son iguales al Santo Padre.
Reconocida la Jerarquización, necesaria absolutamente para una Iglesia Universal con sus necesarias potestades, eso nos confirma que en cuanto a la realidad de aplicación sacramental y evangelizadora como decía San Jerónimo " los Obispos y los Presbíteros todos son sucesores de los Apóstoles", porque resultaría una contradicción que siendo el Sacerdote Otro Cristo no suceda, en cuanto a santificar a los fieles en todo cuanto necesiten sacramentalmente, a los Apóstoles.
De esta forma el reino de Cristo es llevado y mantenido por el mismo Cristo. Y aquí tenemos que aquella admiración de Jesús por la fe de algunos que se le acercaban sigue siendo muy multiplicada por millones de fieles en todo el orbe. Sí, se da constantemente la admiración de Jesús en pueblos y cortijadas sin excepción, haciendo Jesús verdaderos milagros. Pero el milagro espectacular no es la base de la Fe, pero existen más de lo que creemos en cuantos los que hoy o permanecen o quieren acercarse para tocar la orla de su vestido. Y es un milagro la muerte aceptada por su FE en tantos países donde se le persigue, y se le crucifica.

Milagros por la Fe hoy se exigen en todas las beatificaciones excepto en los mártires. El peligro es que no pocas veces queremos fundamentarnos en el milagro que cada uno y cada día quisiéramos que Dios nos hiciese aún contra nuestros enemigos al estilo guerrero de aquel pueblo judío salido de la esclavitud de Egipto y perseguido por los pueblos limítrofes, como dice el salmo 19,38: Dios “Perseguía al enemigo hasta alcanzarlo y no volvía hasta haber acabado con él; los machaqué y no pudieron rehacerse, cayeron bajo mis pies”. Este espíritu lo anula el Mesías con sus bienaventuranzas y directamente al decir “habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y odiarás a tu enemigo, pues yo os digo: amad a vuestros enemigos rezad por los que os persiguen”, y de ello nuestra historia cristiana está llena de ese perdón de cuantos en todos los tiempos mueren perdonando a quienes les matan y crucifican, como hoy mismo existe espectacularmente en el Oriente yihadista.
No vivimos en un mundo sin Fe, aunque siempre será necesario repetir, y más en épocas diversas: venga a nosotros tu Reino.
Estaré con vosotros hasta el fin del mundo.
agustin sanchez diaz
 
Mensajes: 152
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: FE, Donde estas?

Notapor IvanEstoico » Sab Mar 14, 2015 10:50 pm

Querido hermano en Cristo.

pedroavalos escribió:Si todos los que pedimos el Don de su Fe y no la obtenemos, es porque nuestra fe es tan pequeña que es la exigencia minima que nos pide jesus: "SI tuvieran Fe Aunque fuera tan pequeña como una semilla de mostaza" Es lo minimo que nos pide Jesus y asi no la obtenemos; Que "dificil" es el Don de la Fe!

Como bautizados debemos tener en cuenta lo que enseña nuestro Catecismo:

    162 La fe es un don gratuito que Dios hace al hombre. Este don inestimable podemos perderlo; S. Pablo advierte de ello a Timoteo: "Combate el buen combate, conservando la fe y la conciencia recta; algunos, por haberla rechazado, naufragaron en la fe" (1 Tm 1,18-19). Para vivir, crecer y perseverar hasta el fin en la fe debemos alimentarla con la Palabra de Dios; debemos pedir al Señor que la aumente (Mc 9,24; Lc 17,5; 22,32); debe "actuar por la caridad" (Ga 5,6; St 2,14-26), ser sostenida por la esperanza (Rom 15,13) y estar enraizada en la fe de la Iglesia.
    CATECISMO DE LA IGLESIA.

Que Dios te bendiga por intercesión de su Magnificencia.
El mismo Verbo Dios era,
que el principio se decía;
Él moraba en el principio,
y principio no tenía...
IvanEstoico
 
Mensajes: 764
Registrado: Dom Oct 14, 2012 5:18 pm
Ubicación: En el camino en pos del Amado, que por la Iglesia es iluminado.


Volver a Ciencia, fe y razón - San Alberto Magno

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google Adsense [Bot], laurelpe69

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |