V. La paternidad responsable

Este curso tiene el objetivo de difundir una norma moral exigente y severa, aún hoy día válida , que prohíbe el uso de medios que intencionalmente impiden la procreación, y que degradan así la pureza del amor y la misión de la vida conyugal.

Moderadores: pilar calva, Catholic.net, Moderadores Animadores

V. La paternidad responsable

Notapor pilar calva » Mar Oct 12, 2010 10:49 pm

El amor se ordena a dar la vida, a ser fecundo. Pero la fecundidad por la cual los esposos se convierten al mismo tiempo en padres y madres debe ser también una dimensión “humana”, es decir, guiada por la razón y por la virtud que la perfecciona en el plano del obrar: la prudencia. De aquí que Pablo VI hable de paternidad y maternidad responsables: “el amor conyugal exige a los esposos una conciencia de su misión de ‘paternidad responsable’ sobre la que hoy tanto se insiste con razón y que hay que comprender exactamente. Hay que considerarla bajo diversos aspectos legítimos y relacionados entre sí” (HV, 10).

Lamentablemente este término, preñado de sentido, ha sido manipulado hasta hacerlo sinónimo del concepto opuesto: para muchos, en efecto, equivale a tener pocos hijos, o incluso cerrarse a la paternidad y a la maternidad.

¿Qué significa, en realidad, este concepto en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia? Expresa, en resumidas cuentas, que la transmisión de la vida, como todas la cosas humanas de gran monta, debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento. La definía con precisión Carlo Caffarra al decir: “la procreación responsable es el acto de la voluntad con el cual dos esposos deciden poner las condiciones de la concepción de una nueva persona humana, en un contexto en el cual prudentemente se presume que la persona del (posible) concebido será respetada en sus derechos fundamentales”. Y continuaba:

“De este concepto derivan algunos corolarios.
‘El primero: la procreación responsable no es un concepto negativo, sino positivo. El mismo define desde el punto de vista ético cómo debe moverse la voluntad humana hacia esta bondad presente en el acto sexual. Sólo como consecuencia dice cómo no debe moverse: es decir, cuándo no procrear.
‘El segundo: la voluntad de un bien no tiene necesidad de ninguna justificación extrínseca al hecho puro y simple de querer un bien. Es necesario justificar lo contrario: no querer un bien. Se deben tener razones para no procrear, no para procrear. Los esposos deben retener que son llamados a procrear, mientras no se demuestre lo contrario”34 .

Ésta es precisamente la doctrina constante del Magisterio. Decía la Gaudium et spes que los cónyuges “con responsabilidad humana y cristiana cumplirán su misión y con dócil reverencia hacia Dios”. Y explica luego que esto quiere decir que: “De común acuerdo y común esfuerzo, se formarán un juicio recto, atendiendo tanto a su propio bien personal como al bien de los hijos, ya nacidos o todavía por venir, discerniendo las circunstancias de los tiempos y del estado de vida, tanto materiales como espirituales; y, finalmente, teniendo en cuenta el bien de la comunidad familiar, de la sociedad temporal y de la propia Iglesia”35 .

Cuando se dice que los esposos han de practicar la paternidad responsable según un juicio recto, significa que han de hacerlo con la conciencia formada y dócil a la verdad (tanto natural, cuanto revelada por Dios y expresada en el Magisterio de la Iglesia)36 .

Podemos entender ahora que paternidad y maternidad responsables no significa –como mal se lo entiende a veces– decidir (elegir con toda libertad) si tener o no tener más hijos, o hacerlo por el medio más bueno o cómodo a juicio de los propios cónyuges. Por eso el texto de la Gaudium et spes continúa: “En su modo de obrar, los esposos cristianos sean conscientes de que no pueden proceder a su antojo, sino que siempre deben regirse por la conciencia, la cual ha de ajustarse a la ley divina misma, dóciles al Magisterio de la Iglesia, que interpreta auténticamente esa ley a la luz del Evangelio”37 .

Por este motivo, el Papa Juan Pablo II afirmaba categóricamente: “Hay que excluir aquí que pueda ser calificada de ‘responsable’, desde el punto de vista ético, la procreación en la que se recurre a la anticoncepción para realizar la regulación de la natalidad. El verdadero concepto de ‘paternidad y maternidad responsables’, por el contrario, está unido a la regulación de la natalidad honesta desde el punto de vista ético”38 .

En la Humanae vitae la paternidad responsable implica diversas cosas (cf. HV, 10):

1º Ante todo, el conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, es decir, descubrir con la inteligencia las leyes biológicas que forman parte de la persona y que se ordenan a dar la vida. Los esposos deben esforzarse por conocer su íntima naturaleza.

2º Luego comporta el dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual. Es decir, implica adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí, etc.).

3º Por último, atendiendo a las palabras textuales de la encíclica, “ya sea... la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa, ya sea... la decisión, tomada por graves motivos y en el respeto por la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido”, sólo en última instancia se señala como ejercicio de la paternidad y maternidad responsables la decisión respecto del número de hijos o la regulación de la natalidad, y lo hace en términos que hay que pesar:

a) Puede tratarse, ante todo, de una decisión ponderada y generosa de tener una familia numerosa; nada más absurdo que identificar “paternidad responsable” con la simple decisión de “limitar” la familia. Juan Pablo II decía: “en la concepción de la ‘paternidad responsable’ está contenida la disposición no solamente a evitar ‘un nuevo nacimiento’, sino también a hacer crecer la familia según los criterios de la prudencia”39 . En cuanto al número de hijos decía Juan Pablo II: “Es preciso que se establezca este nivel justo teniendo en cuenta no sólo el bien de la propia familia y estado de salud y posibilidades de los mismos cónyuges, sino también el bien de la sociedad a que pertenecen, de la Iglesia y hasta de la humanidad entera. La encíclica Humanae vitae presenta la ‘paternidad responsable’ como expresión de un alto valor ético... supone también la disponibilidad a acoger una prole más numerosa”40 .

b) También puede tratarse de una decisión de evitar un nuevo nacimiento (durante algún tiempo o por tiempo indefinido); decisión que debe ser tomada: (i) por graves motivos; (ii) y en el respeto de la ley moral; esto último es fundamental y por eso dice Juan Pablo II: “Bajo esta luz, desde la cual es necesario examinar y decidir la cuestión de la ‘paternidad responsable’, queda siempre como central ‘el orden moral objetivo, establecido por Dios, cuyo fiel intérprete es la recta conciencia’”41 . Y en otro lugar: “... La paternidad responsable, o sea... la regulación de la fertilidad moralmente recta, se trata de lo que es el bien verdadero de las personas humanas y de lo que corresponde a la verdadera dignidad de la persona”42 .

En conclusión, una decisión contra la ley moral de Dios objetivamente no es jamás un acto de paternidad y maternidad responsables.

Reflexión

¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?

Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.

34. Caffarra, Carlo, Etica generale della sessualità, Milano (1992), 53-54.
35. Concilio Vaticano II, Gaudium et spes, n. 50.
36. Cf. Veritatis splendor, nn. 62 y 64.
37. Concilio Vaticano II, Gaudium et spes, n. 50.
38. Juan Pablo II, L’Osservatore Romano, 2/09/1984, p. 3, n. 1.
39. Juan Pablo II, L’Osservatore Romano, 5/08/1984, p. 3, n. 5.
40. Juan Pablo II, L’Osservatore Romano, 9/09/1984, p. 3, n. 3.
41. Juan Pablo II, L’Osservatore Romano, 5/08/1984, p. 3, n. 5.
42. Juan Pablo II, L’Osservatore Romano, 9/09/1984, p. 3, n. 2.
Avatar de Usuario
pilar calva
Moderador Staff
 
Mensajes: 146
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor Gabriela_Ladron » Mié Oct 13, 2010 12:15 pm

¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?
Es el tener conciencia de su misión como padres y madres, expresando que la transmisión de la vida debe estar guiada por un recto juicio, por una decisión ponderada, respetando al posible concebido en sus derechos fundamentales. Los esposos son llamados a procrear, con responsabilidad humana y cristiana, de común acuerdo y común esfuerzo, viendo a su bien personal y al de sus hijos, tanto materail como espiritual, guiados por la conciencia, la ley divina, al Magisterio y a la luz del Evangelio.

Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.
1º El conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, que deben ser analizadas por los esposos.
2º El dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual, adquiriendo las virtudes morales
3º En última instancia se señala como ejercicio de la paternidad y maternidad responsables la decisión respecto del número de hijos o la regulación de la natalidad, y lo hace en términos que hay que pesar:
a) Puede tratarse, ante todo, de una decisión ponderada y generosa de tener una familia numerosa, según los criterios de la prudencia.
b) También puede tratarse de una decisión de evitar un nuevo nacimiento (durante algún tiempo o por tiempo indefinido); decisión que debe ser tomada: (i) por graves motivos; (ii) y en el respeto de la ley moral viendo el bien verdadero de las personas humanas y de lo que corresponde a la verdadera dignidad de la persona.
Avatar de Usuario
Gabriela_Ladron
 
Mensajes: 168
Registrado: Jue Feb 25, 2010 12:32 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor franciscom » Mié Oct 13, 2010 12:57 pm

¿Qué significa en realidad el concepto de Paternidad responsable en la sana Teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?
R= La paternidad verdaderamenmte responsable no implica solamente el espaciamiento del nacimiento de los hijos, como se entiende por lo general, pues pretextando cuestiones superficiales muchas veces se impide el ejercicio de la maternidad/paternidad,la paternidad responsable implica recibir a los hijos de manera generosa ,dándoles la debida importancia, basados en un juicio recto y prudente, en plena comunión de los esposos quienes dando lo mejor de sí mismos permiten el desarrollo pleno del nuevo ser, respetando esencialmente sus derechos fundamentales.
Analiza lo que implica la Paternidad Responsable en la Humanae Vitae.
Según la H.V. los cónyuges deben siempre y en todo momento estar abiertos a la vida, el ejercicio de la paternidad responsable permite a los esposos el entrar en comunion plena, pues implica que los dos conozcan los procesos reproductivos de la mujer, llevandolos a una intimidad que les permite ser verdaderamente uno solo pues la decisión de embarazo la toman con pleno uso de razón, viven completamente los valores morales, el esposo busca con el dominio de sí el bien de ella, respetando sus momentos fértiles e infertiles, y con esto el bien familiar, el de la sociedad y el de la Iglesia, por lo tanto se puede decir que todo lo que contravenga la Ley Moral escrita por Dios en el corazón del hombre se contrapone a una paternidad verdaderamente respònsable.
franciscom
 
Mensajes: 6
Registrado: Jue Sep 02, 2010 12:23 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor freddy60507 » Mié Oct 13, 2010 1:19 pm

Saludos y bendiciones a todos:

Respuesta a la primera pregunta:

La transmisión de la vida, como todas la cosas humanas de gran monta, debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento. La definía con precisión Carlo Caffarra al decir: “la procreación responsable es el acto de la voluntad con el cual dos esposos deciden poner las condiciones de la concepción de una nueva persona humana, en un contexto en el cual prudentemente se presume que la persona del (posible) concebido será respetada en sus derechos fundamentales”, de este concepto derivan algunos corolarios.
El primero: la procreación responsable no es un concepto negativo, sino positivo. El mismo define desde el punto de vista ético cómo debe moverse la voluntad humana hacia esta bondad presente en el acto sexual. Sólo como consecuencia dice cómo no debe moverse: es decir, cuándo no procrear.
El segundo: la voluntad de un bien no tiene necesidad de ninguna justificación extrínseca al hecho puro y simple de querer un bien. Es necesario justificar lo contrario: no querer un bien. Se deben tener razones para no procrear, no para procrear. Los esposos deben retener que son llamados a procrear, mientras no se demuestre lo contrario”

Dice la Gaudium et spes que los cónyuges “con responsabilidad humana y cristiana cumplirán su misión y con dócil reverencia hacia Dios”. Y explica luego que esto quiere decir que: “De común acuerdo y común esfuerzo, se formarán un juicio recto, atendiendo tanto a su propio bien personal como al bien de los hijos, ya nacidos o todavía por venir, discerniendo las circunstancias de los tiempos y del estado de vida, tanto materiales como espirituales; y, finalmente, teniendo en cuenta el bien de la comunidad familiar, de la sociedad temporal y de la propia Iglesia”35 .

El amor se ordena a dar la vida, a ser fecundo. Pero la fecundidad por la cual los esposos se convierten al mismo tiempo en padres y madres debe ser también una dimensión “humana”, es decir, guiada por la razón y por la virtud que la perfecciona en el plano del obrar: la prudencia.

Respuesta a la segunda pregunta:

1º El conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, es decir, descubrir con la inteligencia las leyes biológicas que forman parte de la persona y que se ordenan a dar la vida. Los esposos deben esforzarse por conocer su íntima naturaleza.

2º El dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual. Es decir, implica adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí, etc.).

3º Por último, atendiendo a las palabras textuales de la encíclica, “ya sea... la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa, ya sea... la decisión, tomada por graves motivos y en el respeto por la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido”.

Una decisión contra la ley moral de Dios objetivamente no es jamás un acto de paternidad y maternidad responsables.

Rezad por mi.
freddy60507
 
Mensajes: 6
Registrado: Sab Ago 14, 2010 3:03 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor karinadelcastillo » Mié Oct 13, 2010 3:53 pm

1-El amor se ordena a dar la vida, a ser fecundo. Sin embargo, la fecundidad por la cual los esposos se convierten al mismo tiempo en padres y madres debe ser también una dimensión 'humana', es decir, guiada por la razón y por la virtud que la perfecciona en el plano del obrar: la prudencia. De aquí que el Magisterio hable de paternidad y maternidad responsables.

La paternidad responsable es el privilegio y obligación de una pareja casada de decidir con amor el número y espaciamiento de sus hijos utilizando un medio ético.

Expresa, en resumidas cuentas, que la transmisión de la vida, como todas la cosas humanas de gran monta, debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento.

2-Conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, es decir, descubrir con la inteligencia las leyes biológicas que forman parte de la persona y que se ordenan a dar la vida.

Dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual.

Puede tratarse, ante todo, de una decisión ponderada y generosa de tener una familia numerosa

También puede tratarse de una decisión de evitar un nuevo nacimiento (durante algún tiempo o por tiempo indefinido); decisión que debe ser tomada: (i) por graves motivos; (ii)
karinadelcastillo
 
Mensajes: 216
Registrado: Mié Sep 30, 2009 10:34 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor marisa725 » Mié Oct 13, 2010 7:51 pm

1.-¿ Qué significa en realidad el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magistero de la Iglesia ?
La paternidad responsable en el concepto de la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia, expresa que la transmisión de la vida, como todas las cosas humanas importantes, deben estar guiadas por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar a un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento.
Carlos Caffara lo expresa muy bien: " la procreación responsable es el acto de la voluntad con el cual los esposos deciden poner las condiciones de la concepción de una nueva persona humana, en un contexto en el cual prudentemente se presume que la persona del posible concebido, será respetada en sus derechos fundamentales ". De aquí resulta:
- La procreación responsable, no es un concepto negativo, sino positivo.
- Los esposos son llamados a procrear, mientras no se demuestre lo contrario.
El verdadero concepto de maternidad y paternidad responsable, está unido a la regulación de la natalidad honesta desde el punto de vista ético. Una decisión contra la ley moral de Dios no es jamás un acto de paternidad y maternidad responsable.

2.-Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae Vitae
El amor conyugal, exige a los esposos una conciencia de su misión de " paternidad responsable ".
La paternidad responsable comporta sobre todo una vinculación más profunda con el orden moral, objetivo establecido por Dios, cuyo fiel intérprete es la recta conciencia.
La recta conciencia hay que tenerla con los procesos biológicos, con las tendencias del instinto y de las pasiones. La paternidad responsable comporta el dominio necesario que sobre aquellas han de ejercer la razón y la voluntad.
En relación con las condiciones físicas, económicas, psicológicas y sociales, la paternidad responsable se pone en práctica ya sea con la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa, ya sea con la decisión tomada por graves motivos y en el respeto de la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo indefinido.
En la misión de transmitir la vida, los esposos no quedan por tanto libres para proceder arbitrariamente, como si ellos pudiesen determinar de manera completamente autònoma los caminos lícitos a seguir, sino que deben conformar su conducta en la intención creadora de Dios, manifestada en la misma naturaleza del matrimonio, de sus actos y constantemente enseñada por la Iglesia.
marisa725
 
Mensajes: 234
Registrado: Mié Sep 30, 2009 11:10 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor leri » Mié Oct 13, 2010 8:05 pm

V.T.R!!
Muy buenas tardes a todos!!!

Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?

En pocas palabras nos dice que la transmisión de la vida debe estar guiada por un sano y recto juicio y ¿como saber cual es el recto juicio? porque despues de toda la invasion que tenemos del medio ambiente donde nos muestran lo contrario a lo que creemos, a que el acto sexual es solo placentero, evitar embarazos y crear familias pequeñas pues es dificil saber que es lo correcto pero es simple no hay mas que seguir la ley de Dios y el nos muestra facilmente cual es el camino.

Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae
1. Conocer los procesos biologicos. Dios nos creo perfectos y podemos estar abiertos a la vida y ser padres responsables sin necesidad de consumir anticonceptivos solo es necesario conocerse, conocer su naturaleza corporal y es esto es seguir la ley de Dios y es lo mas benefico tambien ya que todo es natural no necesitas intoxicarte con tanta cosa o dañar tu cuerpo.

2. Somos seres pensantes y los unicos que podemos ahcer uso de la voluntad asi que nosotros podemos controlar los dominios de la inteligencia y la voluntad sobre las pasiones y los instintos sexuales.

3. El ser padres responsables debe basarse en el juicio de la ley divina y no es cerrarse a la vida es hacer tus planes junto con Dios y analizar cuales son las circunstancias y que es lo mejor para la familia, para la sociedad y para la iglesia no debe entrar el egoismo de solo pensar lo que es mas comodo para nosotros si no lo que realmente es lo mejor para todos.
leri
 
Mensajes: 5
Registrado: Mié Sep 29, 2010 8:09 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor Karla Gomez » Mié Oct 13, 2010 10:17 pm

Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?

Es crear una sana procreacion conforme al Magisterio de la Iglesia, una ¨paternidad y maternidad¨ responsable,trasmitiendo una nueva vida guiandolo en un sano y recto jucio, si asi son llamados o si no es el caso. Cuando los esposos tienes el don al ser padres tienen el deber de guiar humanamente por la virtud y la razon que les confiere, con responsabilidad total.


Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae

Punto numero uno, la procreacion con conocimiento y respeto a las cuestiones biologicas. Las leyes que lo rigen y que dorman parte de la naturaleza propia del hombre y que se ordena a dar la vida. Los esposos tienen que encaminarse al conocimiento de su intima naturaleza.

Punto numero dos, el dominio de sí, las castidad etc. que implican adquirir las virtudes morales, con el dominio propio de la inteligencia y la voluntad acerca de las pasiones y las tendencias des instinto propio de la vida sexual.

Punto numero tres, .......“ya sea... la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa, ya sea... la decisión, tomada por graves motivos y en el respeto por la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido”. Esto tiene bases en el juicio de la ley divina.
Karla Gomez
 
Mensajes: 22
Registrado: Lun Feb 01, 2010 12:01 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor muyi » Jue Oct 14, 2010 8:55 am

La paternidad responsable es aquella que los conyuges se rigen por la conciencia bien formada de acuerdo a la ley divina y no a la de su antojo.
La paternidad responsable en la Humanae vitae implica que los conyuges deben adquirir conocimiento de los procesos biologicos,para poder respetarlos;ejercitar la voluntad en el dominio de si mismos para poder adquirir la virtud de la castidad y decidir la regulacion de la natalidad de acuerdo a una moral recta.
muyi
 
Mensajes: 8
Registrado: Vie Sep 18, 2009 8:09 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor corina buedo » Jue Oct 14, 2010 9:26 am

¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?
Es el tener conciencia de su misión como padres y madres, expresando que la transmisión de la vida debe estar guiada por un recto juicio, por una decisión ponderada, respetando al posible concebido en sus derechos fundamentales. Los esposos son llamados a procrear, con responsabilidad humana y cristiana, de común acuerdo y común esfuerzo, viendo a su bien personal y al de sus hijos, tanto materail como espiritual, guiados por la conciencia, la ley divina, al Magisterio y a la luz del Evangelio.

Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.
1º El conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, que deben ser analizadas por los esposos.
2º El dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual, adquiriendo las virtudes morales
3º En última instancia se señala como ejercicio de la paternidad y maternidad responsables la decisión respecto del número de hijos o la regulación de la natalidad, y lo hace en términos que hay que pesar:
a) Puede tratarse, ante todo, de una decisión ponderada y generosa de tener una familia numerosa, según los criterios de la prudencia.
b) También puede tratarse de una decisión de evitar un nuevo nacimiento (durante algún tiempo o por tiempo indefinido); decisión que debe ser tomada: (i) por graves motivos; (ii) y en el respeto de la ley moral viendo el bien verdadero de las personas humanas y de lo que corresponde a la verdadera dignidad de la persona.
corina buedo
 
Mensajes: 9
Registrado: Lun Feb 22, 2010 6:13 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor vallebilbao » Jue Oct 14, 2010 10:14 am

1) La paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia es principalmente la trasmisión de la vida guiado por el recto juicio para llamar a los hijos a la existencia, o no llamarlos según los casos necesarios. Acto de la voluntad matrimonial pensando que la dignidad del nuevo ser será verdaderamente respetada.
La procreación es un concepto positivo: * voluntad presente en el acto sexual. * los esposos deben retener que son llamados a procrear, mientras no se demuestre lo contrario.
2) * Los esposos deben conocer su íntima naturaleza.
* deben adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí mismos).
* y como última instancia se señala la desición con respecto al número de hijos:
a) Familia numerosa, regidos por la prudencia.
b) evitar los nacimientos por gravísimos motivos y respetando la ley moral viendo el bien personal del ser a concebir y su dignidad.
vallebilbao
 
Mensajes: 14
Registrado: Lun Oct 04, 2010 9:41 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor margarita perez » Jue Oct 14, 2010 10:50 am

¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia? la transmisión de la vida, como todas la cosas humanas de gran monta, debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento. La definía con precisión Carlo Caffarra al decir: “la procreación responsable es el acto de la voluntad con el cual dos esposos deciden poner las condiciones de la concepción de una nueva persona humana, en un contexto en el cual prudentemente se presume que la persona del (posible) concebido será respetada en sus derechos fundamentales”.
la procreación responsable no es un concepto negativo, sino positivo. El mismo define desde el punto de vista ético cómo debe moverse la voluntad humana hacia esta bondad presente en el acto sexual. Sólo como consecuencia dice cómo no debe moverse: es decir, cuándo no procrear.
la voluntad de un bien no tiene necesidad de ninguna justificación extrínseca al hecho puro y simple de querer un bien. Es necesario justificar lo contrario: no querer un bien. Se deben tener razones para no procrear, no para procrear. Los esposos deben retener que son llamados a procrear, mientras no se demuestre lo contrario”34 .

Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.
implica :
1º Ante todo, el conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, es decir, descubrir con la inteligencia las leyes biológicas que forman parte de la persona y que se ordenan a dar la vida. Los esposos deben esforzarse por conocer su íntima naturaleza.

2º Luego comporta el dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual. Es decir, implica adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí, etc.).

3º Por último, atendiendo a las palabras textuales de la encíclica, “ya sea... la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa, ya sea... la decisión, tomada por graves motivos y en el respeto por la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido”, sólo en última instancia se señala como ejercicio de la paternidad y maternidad responsables la decisión respecto del número de hijos o la regulación de la natalidad, y lo hace en términos que hay que pesar:
margarita perez
 
Mensajes: 40
Registrado: Lun Sep 20, 2010 11:08 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor ma. guadalupe monares v » Jue Oct 14, 2010 11:11 am

Hola, buenos días!!!!!!

Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?
++Que debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento.
+La procreación responsable no es un concepto negativo, sino positivo.
+La voluntad de un bien no tiene necesidad de ninguna justificación


Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.

1.- El conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, los esposos deben esforzarse por conocer su naturaleza.
2.- El dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual. Es decir, implica adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí, etc.).
3.- Atendiendo a las palabras textuales de la encíclica, “ya sea... la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa, ya sea... la decisión, tomada por graves motivos y en el respeto por la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido tomando en cuenta lo siguiente:
- Nada más absurdo que identificar “paternidad responsable” con la simple decisión de “limitar” la familia,
decía Juan Pablo II: Es preciso que se establezca este nivel justo teniendo en cuenta no sólo el bien de la propia familia y estado de salud y posibilidades de los mismos cónyuges, sino también el bien de la sociedad a que pertenecen, de la Iglesia y hasta de la humanidad entera. La encíclica Humanae vitae presenta la ´[b]paternidad responsable´ como expresión de un alto valor ético... supone también la disponibilidad a acoger una prole más numerosa”40 [/b].
-Evitar un nuevo nacimiento ,durante algún tiempo o por tiempo indefinido, decisión que debe ser tomada: por graves motivos.

Hermoso e interesante tema.
Saludos!!!!!!
ma. guadalupe monares v
 
Mensajes: 22
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor Margarita Here » Jue Oct 14, 2010 11:14 am

¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la teología y en el auténtico Magisterio de la iglesia?

Es tener conciencia en su mision como padres y madres, expresando que la trasmición de la vida debe estar guiada por un recto juicio, por una decición responsable, respetando los derechos del nuevo ser consevidos, los esposos somos llamados a procrear, con responsabilidad humana y cristiana, de común acuerdo y común esfuerzo, viendo por su bien personal y el de sus hijos, guiados por la conciencia, la ley divina, y a la luz del Evangelio . siempre tienen que estar eneñandoles el camino que nos lleva a la Salvación.

Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.

1- Ante todo, el conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, es decir, descubrir con la inteligencia las leyes biológicos que forman parte de la persona y que se ordenan a dar la vida. Los esposos deben esforzarse por conocer su intima naturaleza.

2- Luego comporta el dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual Es decir, implica adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí, etc.)

3- Se señala como el el ejercicio de la paternidad y maternidad responsable la decisión respecto del número de hijos o la regulación de la natalidad.

a) Puede tratarse, ante todo, de una decisión ponderada y generosa de tener una familia numerosa; nada más absurdo que identificar paternidad responsable con la simple decisión de limitar la famila. En cuanto al numero de hijos tiene que ser una decición responsable tomando en cuenta, la educación de los hijos en todos los ambitos.

b) También puede tratarse de una decisión de evitar un nuevo nacimiento (durante algún tiempo o por
tiempo indefinido) decicion que debe ser tomada por graves motivos y en el respeto de la ley moral.viendo el bien de las personas humanas y de lo que corresponde a la verdadera dignidad de la persona.
En conclusióm, una decisión contra la ley moral de Dios objetivamente no es jamás un acto de paternidad y maternidad responsables.
Margarita Here
 
Mensajes: 65
Registrado: Jue Ago 26, 2010 1:50 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor dagoberto fuentes » Jue Oct 14, 2010 11:41 am

Paternidad Responsable significa : Reconocer y aceptar que los matrimonios estamos llamados a procrear mientras no tengamos "Contraindicaciones graves" y que estas no vayan contra la LEY MORAL DE DIOS.
Que LA ANTICONCEPCION no tiene cabida en LA PATERNIDAD RESPONSABLE.
Que debe estar guiada por un juicio recto y voluntario de àmbos cónyugues.

Para lograrlo : Es necesario conocer y respetar los procesos biológicos de la procreación.
Es necesario lograr el dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones.
Tenemos que recordar que tener una familia numerosa o no es una decisión mutua y deliberada y que solo en última instancia deberà regularse
dagoberto fuentes
 
Mensajes: 23
Registrado: Jue Oct 14, 2010 11:15 am

Re: V. La paternidad responsable

Notapor mariaines10 » Jue Oct 14, 2010 11:54 am

Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?
Significa que la transmisión de la vida, debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento. La definía con precisión Carlo Caffarra al decir: “la procreación responsable es el acto de la voluntad con el cual dos esposos deciden poner las condiciones de la concepción de una nueva persona humana, en un contexto en el cual prudentemente se presume que la persona del (posible) concebido será respetada en sus derechos fundamentales”. Y continuaba:
“De este concepto derivan algunos corolarios.
´El primero: la procreación responsable no es un concepto negativo, sino positivo. El mismo define desde el punto de vista ético cómo debe moverse la voluntad humana hacia esta bondad presente en el acto sexual. Sólo como consecuencia dice cómo no debe moverse: es decir, cuándo no procrear.
´El segundo: la voluntad de un bien no tiene necesidad de ninguna justificación extrínseca al hecho puro y simple de querer un bien. Es necesario justificar lo contrario: no querer un bien. Se deben tener razones para no procrear, no para procrear. Los esposos deben retener que son llamados a procrear, mientras no se demuestre lo contrario”.
Ésta es precisamente la doctrina constante del Magisterio. Decía la Gaudium et spes que los cónyuges “con responsabilidad humana y cristiana cumplirán su misión y con dócil reverencia hacia Dios”. Y explica luego que esto quiere decir que: “De común acuerdo y común esfuerzo, se formarán un juicio recto, atendiendo tanto a su propio bien personal como al bien de los hijos, ya nacidos o todavía por venir, discerniendo las circunstancias de los tiempos y del estado de vida, tanto materiales como espirituales; y, finalmente, teniendo en cuenta el bien de la comunidad familiar, de la sociedad temporal y de la propia Iglesia”.
Cuando se dice que los esposos han de practicar la paternidad responsable según un juicio recto, significa que han de hacerlo con la conciencia formada y dócil a la verdad (tanto natural, cuanto revelada por Dios y expresada en el Magisterio de la Iglesia).
Podemos entender ahora que paternidad y maternidad responsables no significa -como mal se lo entiende a veces- decidir (elegir con toda libertad) si tener o no tener más hijos, o hacerlo por el medio más bueno o cómodo a juicio de los propios cónyuges. Por eso el texto de la Gaudium et spes continúa: “En su modo de obrar, los esposos cristianos sean conscientes de que no pueden proceder a su antojo, sino que siempre deben regirse por la conciencia, la cual ha de ajustarse a la ley divina misma, dóciles al Magisterio de la Iglesia, que interpreta auténticamente esa ley a la luz del Evangelio”.

Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.
Implica diversas cosas:
1º Ante todo, el conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, es decir, descubrir con la inteligencia las leyes biológicas que forman parte de la persona y que se ordenan a dar la vida. Los esposos deben esforzarse por conocer su íntima naturaleza.
2º Luego comporta el dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual. Es decir, implica adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí, etc.).
3º Por último, atendiendo a las palabras textuales de la encíclica, “ya sea... la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa, ya sea... la decisión, tomada por graves motivos y en el respeto por la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido”, sólo en última instancia se señala como ejercicio de la paternidad y maternidad responsables la decisión respecto del número de hijos o la regulación de la natalidad,
mariaines10
 
Mensajes: 9
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:52 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor erickito65 » Jue Oct 14, 2010 12:18 pm

¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?
El concepto de paternidad responsable es sin duda alguna un compromiso por el cual debemos tener el conocimiento y la disposición de la paternidad por medio del amor, responsabilidad, tolerancia etc. No tenemos un manual para ser padres pero aprendemos en la práctica, guiados por un juicio recto con la conciencia formada y dócil a la verdad.
Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae
Implica conocimiento de los procesos biológicos de la procreación. Los esposos deben esforzarse por conocer su íntima naturaleza, el dominio de la inteligencia de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual. Así como adquirir y practicar las virtudes morales.
erickito65
 
Mensajes: 35
Registrado: Vie Feb 19, 2010 1:04 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor VictorRonald » Jue Oct 14, 2010 12:26 pm

1. ¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?
Expresa, en resumidas cuentas, que la transmisión de la vida, como todas la cosas humanas de gran monta, debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento. La definía con precisión Carlo Caffarra al decir: “la procreación responsable es el acto de la voluntad con el cual dos esposos deciden poner las condiciones de la concepción de una nueva persona humana, en un contexto en el cual prudentemente se presume que la persona del (posible) concebido será respetada en sus derechos fundamentales”. Y continuaba: “De este concepto derivan algunos corolarios.
´El primero: la procreación responsable no es un concepto negativo, sino positivo. El mismo define desde el punto de vista ético cómo debe moverse la voluntad humana hacia esta bondad presente en el acto sexual. Sólo como consecuencia dice cómo no debe moverse: es decir, cuándo no procrear.
´El segundo: la voluntad de un bien no tiene necesidad de ninguna justificación extrínseca al hecho puro y simple de querer un bien. Es necesario justificar lo contrario: no querer un bien. Se deben tener razones para no procrear, no para procrear. Los esposos deben retener que son llamados a procrear, mientras no se demuestre lo contrario”.
Ésta es precisamente la doctrina constante del Magisterio. Decía la Gaudium et spes que los cónyuges “con responsabilidad humana y cristiana cumplirán su misión y con dócil reverencia hacia Dios”. Y explica luego que esto quiere decir que: “De común acuerdo y común esfuerzo, se formarán un juicio recto, atendiendo tanto a su propio bien personal como al bien de los hijos, ya nacidos o todavía por venir, discerniendo las circunstancias de los tiempos y del estado de vida, tanto materiales como espirituales; y, finalmente, teniendo en cuenta el bien de la comunidad familiar, de la sociedad temporal y de la propia Iglesia”.
Cuando se dice que los esposos han de practicar la paternidad responsable según un juicio recto, significa que han de hacerlo con la conciencia formada y dócil a la verdad (tanto natural, cuanto revelada por Dios y expresada en el Magisterio de la Iglesia)
Podemos entender ahora que paternidad y maternidad responsables no significa -como mal se lo entiende a veces- decidir (elegir con toda libertad) si tener o no tener más hijos, o hacerlo por el medio más bueno o cómodo a juicio de los propios cónyuges. Por eso el texto de la Gaudium et spes continúa: “En su modo de obrar, los esposos cristianos sean conscientes de que no pueden proceder a su antojo, sino que siempre deben regirse por la conciencia, la cual ha de ajustarse a la ley divina misma, dóciles al Magisterio de la Iglesia, que interpreta auténticamente esa ley a la luz del Evangelio”.
Por este motivo, el Papa Juan Pablo II afirmaba categóricamente: “Hay que excluir aquí que pueda ser calificada de ´responsable´, desde el punto de vista ético, la procreación en la que se recurre a la anticoncepción para realizar la regulación de la natalidad. El verdadero concepto de ´paternidad y maternidad responsables´, por el contrario, está unido a la regulación de la natalidad honesta desde el punto de vista ético”

2. Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.
1º Ante todo, el conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, es decir, descubrir con la inteligencia las leyes biológicas que forman parte de la persona y que se ordenan a dar la vida. Los esposos deben esforzarse por conocer su íntima naturaleza.
2º Luego comporta el dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto en lo que tiene que ver con la vida sexual. Es decir, implica adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí, etc.).
3º Por último, atendiendo a las palabras textuales de la encíclica, “ya sea... la deliberación ponderada y generosa de tener una familia numerosa, ya sea... la decisión, tomada por graves motivos y en el respeto por la ley moral, de evitar un nuevo nacimiento durante algún tiempo o por tiempo indefinido”, sólo en última instancia se señala como ejercicio de la paternidad y maternidad responsables la decisión respecto del número de hijos o la regulación de la natalidad, y lo hace en términos que hay que pesar:
a) Puede tratarse, ante todo, de una decisión ponderada y generosa de tener una familia numerosa; nada más absurdo que identificar “paternidad responsable” con la simple decisión de “limitar” la familia. Juan Pablo II decía: “en la concepción de la ´paternidad responsable´ está contenida la disposición no solamente a evitar ´un nuevo nacimiento´, sino también a hacer crecer la familia según los criterios de la prudencia”. En cuanto al número de hijos decía Juan Pablo II: “Es preciso que se establezca este nivel justo teniendo en cuenta no sólo el bien de la propia familia y estado de salud y posibilidades de los mismos cónyuges, sino también el bien de la sociedad a que pertenecen, de la Iglesia y hasta de la humanidad entera. La encíclica Humanae vitae presenta la ´paternidad responsable´ como expresión de un alto valor ético... supone también la disponibilidad a acoger una prole más numerosa”.
b) También puede tratarse de una decisión de evitar un nuevo nacimiento (durante algún tiempo o por tiempo indefinido); decisión que debe ser tomada: (i) por graves motivos; (ii) y en el respeto de la ley moral; esto último es fundamental y por eso dice Juan Pablo II: “Bajo esta luz, desde la cual es necesario examinar y decidir la cuestión de la ´paternidad responsable´, queda siempre como central ´el orden moral objetivo, establecido por Dios, cuyo fiel intérprete es la recta conciencia´”. Y en otro lugar: “... La paternidad responsable, o sea... la regulación de la fertilidad moralmente recta, se trata de lo que es el bien verdadero de las personas humanas y de lo que corresponde a la verdadera dignidad de la persona”
VictorRonald
 
Mensajes: 38
Registrado: Lun Nov 02, 2009 4:42 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor medellinteran » Jue Oct 14, 2010 12:37 pm

I.- ¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?
Que la transmisión de la vida, como todas la cosas humanas de gran monta, debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento. La definía con precisión Carlo Caffarra al decir: “la procreación responsable es el acto de la voluntad con el cual dos esposos deciden poner las condiciones de la concepción de una nueva persona humana, en un contexto en el cual prudentemente se presume que la persona del (posible) concebido será respetada en sus derechos fundamentales”.
Decía la Gaudium et spes que los cónyuges “con responsabilidad humana y cristiana cumplirán su misión y con dócil reverencia hacia Dios”. Y explica luego que esto quiere decir que: “De común acuerdo y común esfuerzo, se formarán un juicio recto, atendiendo tanto a su propio bien personal como al bien de los hijos, ya nacidos o todavía por venir, discerniendo las circunstancias de los tiempos y del estado de vida, tanto materiales como espirituales; y, finalmente, teniendo en cuenta el bien de la comunidad familiar, de la sociedad temporal y de la propia Iglesia”35 .

II.-Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.
1.-El conocimiento y respeto de los procesos biológicos de la procreación, es decir, descubrir con la inteligencia las leyes biológicas que forman parte de la persona y que se ordenan a dar la vida.
2.- Dominio de la inteligencia y de la voluntad sobre las pasiones y las tendencias del instinto adquirir las virtudes morales (castidad, dominio de sí, etc.)
3.- También puede tratarse de una decisión de evitar un nuevo nacimiento (durante algún tiempo o por tiempo indefinido); decisión que debe ser tomada:
b) Por graves motivos;
a) Y en el respeto de la ley moral viendo el bien verdadero de las personas humanas y de lo que corresponde a la verdadera dignidad de la persona.
medellinteran
 
Mensajes: 14
Registrado: Lun Ago 30, 2010 12:38 pm

Re: V. La paternidad responsable

Notapor misioneracolombiana » Jue Oct 14, 2010 1:04 pm

¿Qué significa, en realidad, el concepto de paternidad responsable en la sana teología y en el auténtico Magisterio de la Iglesia?

Expresa, en resumidas cuentas, que la transmisión de la vida, como todas la cosas humanas de gran monta, debe estar guiada por un juicio recto, por una decisión ponderada de llamar un hijo o nuevos hijos a la existencia, o también, llegado el caso, de no llamarlos por el momento. La definía con precisión Carlo Caffarra al decir: “la procreación responsable es el acto de la voluntad con el cual dos esposos deciden poner las condiciones de la concepción de una nueva persona humana, en un contexto en el cual prudentemente se presume que la persona del (posible) concebido será respetada en sus derechos fundamentales”.
ES un concepto positivo no negativo mediante el cual los esposos deben permitir los hijos que Dios mande o no procrearlos con razones justificadas.

Analiza lo que implica la paternidad responsable en la Humanae vitae.

La paternidad responsable implica tener en cuenta los siguientes aspectos:
Dominar las pasiones y los instintos con la voluntad y la razón
Conocer los procesos biológicos respetando sus funciones;
Con respecto al número de hijos se debe tener en cuenta las posibilidades de los padres y de ser posible permitir una familia numerosa o evitar mas hijos con razones justificadas teniendo en cuenta el respeto de la ley moral
La paternidad responsable es aquella que tiene en cuenta los mandatos divinos y no altera a su acomodo la naturaleza humana para impedir la procreación en aras de múltiples justificaciones.
misioneracolombiana
 
Mensajes: 38
Registrado: Mié Sep 16, 2009 9:20 am

Siguiente

Volver a Curso: Matrimonio cristiano, anticoncepción y natalidad

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], Google Adsense [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |