29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano, también conocida como Teología del Cuerpo.

En esta segunda parte se toca el adulterio, la concupiscencia, la donación mutua del hombre y a mujer en el matrimonio, la dignidad del cuerpo y del sexo, lo «ético» y lo «erótico» en el amor humano y el respeto al cuerpo.

Fechas:
Este curso consta 40 sesiones que se impartirán todos los martes y sábados a partir del 27 de agosto de 2013 , la última será el 3 enero de 2014

Moderadores: pilar calva, Catholic.net, Margarita Gonzalez, Moderadores Animadores

29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor pilar calva » Mar Sep 10, 2013 3:00 pm

29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Analizado el significado ordinario de la vergüenza, que aparece con el primer pecado. El análisis de la vergüenza, a la luz del relato bíblico, nos permite comprender todavía más a fondo el significado que tiene para el conjunto de las relaciones interpersonales.

(4-VI-80/8-VI-80)

1. Al hablar del nacimiento de la concupiscencia en el hombre, según el libro del Génesis, hemos analizado el significado ordinario de la vergüenza, que aparece con el primer pecado. El análisis de la vergüenza, a la luz del relato bíblico, nos permite comprender todavía más a fondo el significado que tiene para el conjunto de las relaciones interpersonales hombre-mujer. En el capítulo tercero del Génesis demuestra sin duda alguna que esa vergüenza aparece en la relación recíproca del hombre con la mujer y que esta relación, a causa de la vergüenza misma, sufrió una transformación radical.

Y puesto que ella nació en sus corazones juntamente con la concupiscencia del cuerpo, el análisis de la vergüenza originaria nos permite, al mismo tiempo, examinar en qué relación permanece esta concupiscencia respecto a la comunión de las personas, que, desde el principio, se concedió y asignó como incumbencia al hombre y a la mujer por el hecho de haber sido creados “a imagen de Dios”. Por lo tanto, la ulterior etapa del estudio sobre la concupiscencia, que “al principio” se había manifestado a través de la mujer, según el Génesis 3, es el análisis de la insaciabilidad de la unión, esto es, de la comunión de las personas, que debía expresarse también por sus cuerpos, según la propia masculinidad y feminidad específica.

2. Así, pues, sobre todo, esta vergüenza que, según la narración bíblica, induce al hombre y a la mujer a ocultar recíprocamente los propios cuerpos y en especial su diferenciación sexual, confirma que se rompió esa capacidad originaria de comunicarse recíprocamente a sí mismos, de que habla el Génesis 2, 25. El cambio radical del significado de la desnudez originaria nos permite suponer transformaciones negativas de toda la relación interpersonal hombre-mujer. Esa recíproca comunión en la humanidad misma mediante el cuerpo y mediante su masculinidad y feminidad, que tenía una resonancia tan fuerte en el pasaje procedente de la narración yahvista (cf. Gén 2, 23-25), en este momento queda alterada: como si el cuerpo, en su masculinidad y feminidad, dejase de constituir el “insospechable” substrato de la comunión de las personas, como si su función originaria fuese “puesta en duda” en la conciencia del hombre y de la mujer.

Desaparecen la sencillez y la “pureza” de la experiencia originaria, que facilitaba una plenitud singular en la recíproca comunión de ellos mismos. Obviamente los progenitores no cesaron de comunicarse mutuamente a través del cuerpo, de sus movimientos, gestos, expresiones; pero desapareció la sencilla y directa comunión entre ellos ligada con la experiencia originaria de la desnudez recíproca. Como de improviso, aparece en sus conciencias un umbral infranqueable, que limitaba la originaria “donación de sí” al otro, confiando plenamente todo lo que constituía la propia identidad y, al mismo tiempo, diversidad, femenina por un lado, masculina, por el otro. La diversidad, o sea, la diferencia del sexo masculino y femenino, fue bruscamente sentida y comprendida como elemento de recíproca contraposición de personas. Esto lo atestigua la concisa expresión del Génesis 3, 7: “Vieron que estaban desnudos”, y su contexto inmediato. Todo esto forma parte también del análisis de la vergüenza primera. El libro del Génesis no sólo delinea su origen en el ser humano, sino que permite también descubrir sus grados en ambos, en el hombre y en la mujer.

3. El cerrarse de la capacidad de una plena comunión recíproca, que se manifestaba como pudor sexual, nos permite entender mejor el valor originario del significado unificante del cuerpo. En efecto, no se puede comprender de otro modo ese respectivo cerrarse, o sea, la vergüenza, sino en relación con el significado que el cuerpo, en su feminidad y masculinidad, tenía anteriormente para el hombre en el estado de inocencia originaria. Ese significado unificante se entiende no sólo en relación con la unidad, que el hombre y la mujer, como cónyuges, debían constituir, convirtiéndose en “una sola carne” (Gén 2, 24) a través del acto conyugal, sino también en relación con la misma “comunión de las personas”, que había sido la dimensión propia de la existencia del hombre y de la mujer en el misterio de la creación. El cuerpo, en su masculinidad y feminidad, constituía el “substrato” peculiar de esta comunión personal. El pudor sexual, del que trata el Génesis 3, 7, atestigua la pérdida de la certeza originaria de que el cuerpo humano, a través de su masculinidad y feminidad, sea precisamente ese “substrato” de la comunión de las personas, que “sencillamente” la exprese, que sirva a su realización (y así también a completar la “imagen de Dios” en el mundo visible). Este estado de conciencia de ambos tiene fuertes repercusiones en el contexto ulterior del Génesis 3, del que nos ocuparemos dentro de poco. Si el hombre, después del pecado original, había perdido, por decirlo así, el sentido de la imagen de Dios en sí, esto se manifestó con la vergüenza del cuerpo cf. especialmente (Gén 3, 10-11). Esa vergüenza, al invadir la relación hombre-mujer en su totalidad, se manifestó con el desequilibrio del significado originario de la unidad corpórea, esto es, del cuerpo como “substrato” peculiar de las personas. Como si el perfil personal de la masculinidad y feminidad, que antes ponía en evidencia el significado del cuerpo para una plena comunión de las personas, cediese el puesto sólo a la sensación de la “sexualidad” respecto al otro ser humano. Y como si la sexualidad se convirtiese en “obstáculo” para la relación personal del hombre con la mujer. Ocultándola recíprocamente según el Génesis 3, 7, ambos la manifiestan como por instinto.

4. Este es, a un tiempo, como el “segundo” descubrimiento del sexo que en la narración bíblica difiere radicalmente del primero. Todo el contexto del relato comprueba que este nuevo descubrimiento distingue al hombre “histórico” de la concupiscencia (más aún, de la triple concupiscencia) del hombre de la inocencia originaria. ¿En qué relación se coloca la concupiscencia, y en particular la concupiscencia de carne respecto a la comunión de las personas a través del cuerpo, de su masculinidad y feminidad, esto es, respecto a la comunión asignada, “desde el principio”, al hombre por el Creador? He aquí la pregunta que es necesario plantearse, precisamente con relación al “principio” acerca de la experiencia de la vergüenza, a la que se refiere el relato bíblico. La vergüenza, como ya hemos observado, se manifiesta en la narración del Génesis 3 como síntoma de que el hombre se separa del amor, del que era participe en el misterio de la creación, según la expresión de San Juan: lo que “viene del Padre”. “Lo que hay en el mundo”, esto es, la concupiscencia, lleva consigo como una constitutiva dificultad de identificación con el propio cuerpo; y no sólo en el ámbito de la propia subjetividad, sino más aún respecto a la subjetividad del otro ser humano: de la mujer para el hombre, del hombre para la mujer.

5. De aquí la necesidad de ocultarse ante el “otro” con el propio cuerpo, con lo que determina la propia feminidad-masculinidad. Esta necesidad demuestra la falta fundamental de seguridad, lo que de por sí indica el derrumbamiento de la relación originaria “de comunión”. Precisamente el miramiento a la subjetividad del otro, y juntamente a la propia subjetividad, suscitó en esta situación nueva, esto es, en el contexto de la concupiscencia, la exigencia de esconderse, de que habla el Génesis 3, 7.
Y precisamente aquí nos parece descubrir un significado más profundo del pudor “sexual” y también él significado pleno de ese fenómeno al que nos remite el texto bíblico para poner de relieve el límite entre el hombre de la inocencia originaria y el hombre “histórico” de la concupiscencia. El texto íntegro del Génesis 3 nos suministra elementos para definir la dimensión más profunda de la vergüenza; pero esto exige un análisis aparte. Lo comenzaremos en la próxima reflexión.

Pregunta:
¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión. ¿Que significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?
Avatar de Usuario
pilar calva
Moderador Staff
 
Mensajes: 146
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor Amaria-esther » Mar Sep 10, 2013 8:25 pm

La verguenza cosmica hace referencia a la actitud del hombre al saberse responsable de la ruptura de su relacion fisica y espiritualmente pura, con Dios, su Creador y con sus congeneres, con quienes comparte la intencion, los planes y los motivos de Dios cuando los crea.

Por otro lado el pudor, resultado de la ruptura de la ley divina, se produce en el ser integral del hombre. El hombre es materia y es espiritu y por tanto ese estado de reconocimiento de haber fallado y de saberlo afecta tanto la parte fisica como la espiritual. Es verguenza consigo mismo, con sus congeneres y sobre todo con su Creador.
Amaria-esther
 
Mensajes: 1
Registrado: Vie Ago 16, 2013 10:08 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor Maria 2 » Mié Sep 11, 2013 11:51 am

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión. ¿Que significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?

Al hablar del nacimiento de la concupiscencia en el hombre, según el libro del Génesis, hemos analizado el significado ordinario de la vergüenza, que aparece con el primer pecado. Esta vergüenza induce al hombre y a la mujer a ocultar recíprocamente los propios cuerpos y en especial su diferenciación sexual, confirma que se rompió esa capacidad originaria de comunicarse recíprocamente a sí mismos, El cambio radical del significado de la desnudez originaria nos permite suponer transformaciones negativas de toda la relación interpersonal hombre-mujer.

Desaparecen la sencillez y la “pureza” de la experiencia originaria, que facilitaba una plenitud singular en la recíproca comunión de ellos mismos. la diferencia del sexo masculino y femenino, fue bruscamente sentida y comprendida como elemento de recíproca contraposición de personas. Si el hombre, después del pecado original, había perdido, por decirlo así, el sentido de la imagen de Dios en sí, esto se manifestó con la vergüenza del cuerpo cf. especialmente (Gén 3, 10-11). Esa vergüenza, al invadir la relación hombre-mujer en su totalidad, se manifestó con el desequilibrio del significado originario de la unidad corpórea, Como si el perfil personal de la masculinidad y feminidad, que antes ponía en evidencia el significado del cuerpo para una plena comunión de las personas, cediese el puesto sólo a la sensación de la “sexualidad” respecto al otro ser humano. Y como si la sexualidad se convirtiese en “obstáculo” para la relación personal del hombre con la mujer. Ocultándola recíprocamente según el Génesis 3, 7, ambos la manifiestan como por instinto.

¿En qué relación se coloca la concupiscencia, y en particular la concupiscencia de carne respecto a la comunión de las personas a través del cuerpo, de su masculinidad y feminidad, esto es, respecto a la comunión asignada, “desde el principio”, al hombre por el Creador? La vergüenza, se manifiesta como síntoma de que el hombre se separa del amor, del que era participe en el misterio de la creación, según la expresión de San Juan: lo que “viene del Padre”. “Lo que hay en el mundo”, esto es, la concupiscencia, lleva consigo como una constitutiva dificultad de identificación con el propio cuerpo; y no sólo en el ámbito de la propia subjetividad, sino más aún respecto a la subjetividad del otro ser humano: de la mujer para el hombre, del hombre para la mujer.

De aquí la necesidad de ocultarse ante el “otro” con el propio cuerpo, con lo que determina la propia feminidad-masculinidad. Esta necesidad demuestra la falta fundamental de seguridad, lo que de por sí indica el derrumbamiento de la relación originaria “de comunión”.

COMENTARIO: La vergüenza cósmica se refiere a la actitud del hombre por ser responsable de la ruptura de su relación física y espiritualmente pura con Dios y con sus semejantes, con quienes comparte los planes y motivos de Dios cuando los crea. El pudor, es la ruptura de la ley divina que se produce en el ser integral del hombre. El hombre es materia y espíritu y el haber fallado le afecta tanto la física como espiritualmente. Es una gran vergüenza con Dios, consigo mismo y con sus semejantes.

Un abrazo y hasta pronto.
Maria 2
 
Mensajes: 157
Registrado: Mar Ene 15, 2013 12:42 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor lindoro50 » Mié Sep 11, 2013 1:03 pm

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión.

Al tomar y comer del árbol del conocimiento del bien y el mal se les abrieron a ambos los ojos, y se dieron cuenta de que estaban desnudos, y, cosiendo hojas de higuera, se hicieron unos ceñidores (Gn 3,6-7). En ese momento los signos corporales de la masculinidad y de la feminidad, que eran invitación a la entrega, se convierten virtualmente en medios de utilización del otro. Para evitar esto, la primera reacción consiste en ocultar estos signos a la mirada del otro con el afán de protegerse y de preservar algo de la significación original de los mismos, que queda como un eco lejano en el corazón del hombre y de la mujer. Lo contrario de esta acogida o aceptación del otro ser humano como don (a la mujer por parte del varón y viceversa), se reduce interiormente a mero ‘objeto para mí’. Esto provoca el derrumbamiento interior de la inocencia en la experiencia recíproca. La diversidad, o sea, la diferencia del sexo masculino y femenino, fue repentinamente reconocida y comprendida como elemento de recíproca contraposición de personas.

¿Qué significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?

Que es la mirada sobre su cuerpo en sentido amplio -que integra la sensibilidad, la afectividad, la espiritualidad- la que cambia instantáneamente en virtud del pecado, pasando de la transparencia de una comunión total a la vergüenza frente a lo que les hace hombre y mujer, diferentes y complementarios. Ya no saben expresarse como hombre y como mujer, se vuelven incapaces de entregarse libremente el uno al otro y desconfían el uno del otro, ocultando a la mirada mutua, los signos de su sexualidad; el hombre y la mujer conocen un perpetuo estado de insatisfacción en la unión que intentan de sus cuerpos y a través de la cual ya no consiguen alcanzar la plena comunión como personas. Están también amenazados por la insaciabilidad de esa unión, que no cesa de atraer al hombre y a la mujer precisamente porque son personas, llamadas desde la eternidad a existir en comunión. Subsiste entre ellos una concupiscencia jamás saciada del todo de la que intentan liberarse en vano por el dominio y avasallamiento mutuos.
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor pitalux » Mié Sep 11, 2013 3:21 pm

Pregunta:
¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión. ¿Que significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?

R=Al perder la inocencia y la Gracia, es como si vieran solo con los ojos del cuerpo,ya no con el "corazón",pierden la union,la comunión y se se quedan como indivduos independientes,pierden su identidad original.Entonces el cuerpo pasa a dirigir.por asi decir sus actos,pierden la inocencia y surge la conscupicencia,el Pudor y la vergúenza seran utilizados para defenza de los valores escenciales humanos...
pitalux
 
Mensajes: 83
Registrado: Mié Mar 13, 2013 5:32 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor CasJor » Vie Sep 13, 2013 11:59 am

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión. ¿Qué significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?

La ruptura del hombre con Dios; daña profundamente al hombre y la mujer en su interior y las relaciones fundamentales entre ambos.

A partir de ese momento, la dignidad del ser humano no se encuentra en la misma condición con la que Dios lo creo inicialmente. El mal uso del libre albedrío con la que fueron creados a imagen y semejanza de Dios, optando contra Dios, desobedeciéndole y rechazándole explícitamente produce una situación manifiesta de pudor sexual que altera las relaciones fundamentales entre ellos como seres humanos.

Si hombre y mujer no viven su auténtica dignidad, entonces es imposible que puedan realizarse a plenitud en su condición de personas. La subjetividad que es la cualidad del ser sujeto(a) y que es un un proceso humano y por consi-guiente susceptible de transformación y cambio. A partir de la mirada del otro y por identificación con el otro, esa discrepancia modificará la cualidad de ser sujetos para convertirse eventualmente en objeto el uno del otro de manera recíproca.
CasJor
 
Mensajes: 63
Registrado: Lun Jun 03, 2013 9:26 am
Ubicación: Costa Rica

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor mariaines » Sab Sep 14, 2013 5:30 pm

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión. Que significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?
Se da la ruptura en una nueva mirada respecto al otro: se experimenta la verguenza, desaparece la sencillez y la pureza y esa nueva mirada suscita la necesidad de esconderse.
mariaines
 
Mensajes: 518
Registrado: Dom Ene 31, 2010 9:58 am

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor NELSON » Dom Sep 15, 2013 10:58 am

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión.
La vergüenza, se manifiesta como síntoma de que el hombre se separa del amor, del que era participe en el misterio de la creación, según la expresión de San Juan: lo que "viene del Padre". "Lo que hay en el mundo", esto es, la concupiscencia, lleva consigo como una constitutiva dificultad de identificación con el propio cuerpo; y no sólo en el ámbito de la propia subjetividad, sino más aún respecto a la subjetividad del otro ser humano: de la mujer para el hombre, del hombre para la mujer.
Que significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?
Es la propia necesidad de ocultarse ante el "otro" con el propio cuerpo, con lo que determina la propia feminidad-masculinidad. Esta necesidad demuestra la falta fundamental de seguridad, lo que de por sí indica el derrumbamiento de la relación originaria "de comunión". Precisamente el miramiento a la subjetividad del otro, y juntamente a la propia subjetividad, suscitó en esta situación nueva, esto es, en el contexto de la concupiscencia, la exigencia de esconderse, de que habla el Génesis 3, 7.
NELSON LÓPEZ BUITRAGO - COLOMBIA
nelsonlopezbuitrago@gmail.com
NELSON
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Sep 29, 2009 6:58 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor Hugo Roberto Rosas » Dom Sep 15, 2013 5:58 pm

Pregunta:
¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión. ¿Que significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?.
La comunión es un canal done se expresa los sentimientos acordes con el Amor,el creador y lo creado.
Cuando Dios les prohíbe no comer del árbol, el hombre y la mujer entran en un estado de concupiscencia ,
( deseo incontrolable),ellos en cambio saben del mal que hicieron,pero no saben como reparlo;en ese momento
su mirada cambia subjetividad. lo teníamos y lo perdimos, que nos espera (temor), culpabilidad del uno al otro,
(no quería pero ella me dio).Lo puro en impuro (vergüenza),me escondo para que no me miren.
Hugo Roberto Rosas
 
Mensajes: 37
Registrado: Mié Jun 12, 2013 11:50 am

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor Rutilo De Los Santos » Lun Sep 16, 2013 9:47 am

¿Cómo se da ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia?
R= al entrar la concupiscencia en el ser humano(varón y hembra),dentro de su corazón hay un cambio radical en su relación de pareja, ya no participan de la comunión con Dios,como en su estado anterior de santidad,antes de comer del árbol de la ciencia del bien y del mal,hay una ruptura con el amor divino entre ambos y con esto se rompe la comunión del varón con su mujer.
¿Qué significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?
R= Al comer del árbol de la ciencia del bien y del mal,tanto el varón como la hembra, ya no se ven como"imagen de Dios,dentro de ellos salen pensamientos negativos y contaminados con lujuria,lascivia,junto con vergüenza y pudor,temor, desconfianza e inseguridad.
Rutilo De Los Santos
 
Mensajes: 45
Registrado: Mar Ago 13, 2013 5:22 pm
Ubicación: San Nicolás de los Garza. Nuevo León México

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor Jeanette Palacios » Lun Sep 16, 2013 4:31 pm

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión.
La ruptura entre el hombre y la mujer se da por consecuencia del pecado original, esto es lo que atrae todo ese mal. El pecado humano no tiene su origen primero en el corazon, en la conciencia del hombre si no en el tentador que es la serpiente. Esta caida original trae como consecuencia la ruptura de la comunion del hombre con Dios y asi pierde el beneficio de todos los dones que permitian esta union.
Por eso la ruptura entre el hombre y la mujer viene de la verguenza sexual, consecuencia que es la mirada sobre su cuerpo como virtude del pecado, pasando asi de una comunion total a la verguenza. Cuando ocurrio esto tanto el hombre como la mujer se vuelven incapases de entregarse libremente el uno al otro con amor si no que lo hacen con miradas o signos de sexualidad ambos se convirtieron en un objeto de placer, de procreacion y apropiacion. Con estos medios les hizo tomar conciencia de que podian provocar en el otro un deseo como medio de goce o sastifaccion sexual.
Gen: 3: 16 Dios le dijo estas palabras ala mujer "Hacia tu marido ira' tu apetencia y el te dominara'. Con esto se comprueba la ruptura y la amenaza precisamente en relacion con esta unidad. Las amenazas fueron mas graves para la mujer porque ya no se miraban con igualdad, si no que predominaba la voluntad del hombre de dominar ala mujer y verla solo como objeto sexual.

¿Que significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?
La subjetividad: es la propiedad de las persepciones basadas desde el punto de vista del sujeto y por lo tanto influidos por los intereses y deseos del mismo, capacidad de intencion en relacion con la otra persona.
Cambia la subjetividad del otro por el miramiento. esto significa en el contexto de la concuspiscencia la exigencia de esconderse y esto es un significado mas profundo de pudor sexual.
Jeanette Palacios
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Jun 04, 2013 2:16 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor jcuengar » Mar Sep 17, 2013 9:15 am

¿Qué significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?

A mi entender la voluntad del hombre de separarse del amor es una declaración de insuficiencia de Dios y por ende de todo lo demás. Cuando el hombre como del árbol de la ciencia del bien y del mal, lo hace como una promesa para obtener más, más, más, lo cuál en sí mismo es como desconocer a Dios como fuente única y suficiente para la vida plena.
La promesa de la serpiente de "seréis como dioses" no se cumple y en lugar de ver más, el hombre se vuelve miope, torpe y desvalido. Incapaz de ver la verdad de Dios y por ende la verdad de Dios expresada en la creación, en el otro y en "lo otro". Esta incapacidad se ve reforzada por la vergüenza que es alimentada por la reiteración del mal, de la declaración de insuficiencia ahora del otro, del hombre a la mujer y de la mujer al hombre. Una visión del otro como de sujeto "aparte", de cosa u objeto útil pero a la vez amenazador. el hombre histórico ve al otro como una potencial amenaza de quitarle su "yo" por no poder ver que el otro en realidad es su camino al verdadero yo creado originalmente. "una sola carne".
jcuengar
 
Mensajes: 106
Registrado: Lun Ene 09, 2012 5:56 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor MA SOCORRO A REYES L » Mar Sep 17, 2013 12:05 pm

Hombre y mujer creados a imagen de Dios. El pudor sexual como significado unificante del cuerpo a través del acto conyugal. La conciencia en la sexualidad en la relación personal del hombre con la mujer que cambia la mirada de la subjetividad del otro cuando en el conjunto de las relaciones interpersonales hombre-mujer, surge la triple concupiscencia respecto a la comunión de las personas. La insaciabilidad como puesta en duda en la conciencia del hombre y de la mujer.
MA SOCORRO A REYES L
 
Mensajes: 299
Registrado: Mié Abr 20, 2011 11:29 am

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor virginia castro » Mar Sep 17, 2013 3:40 pm

Virginia Castro #29

Como se da la rupture de la communion entre el hombre y la mujer a causa de la concumpiscencia?
Explicado con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprension. Que significa que cambia la Mirada de la subjetividad del otro>

Dios bendijo al hombre y a la mujer con atraccion mutual. Mientras ambos viven bajo el amor de Dios. sus corazones buscan el amor divino que es ordenado hacia dares buscando ante todo el bien del otro. El placer entonces es algo bueno pero muy inferior. En communion con Dios se ama verdaderamente y se respeta a la otra persona como hijo o hiija de Dios y no se le tiene como objeto de placer. En el orden de Dios se puede reconocer la necesidad de la castidad para que el amor sea protegido. Es necesario entonces conocer y obedecer el sentido que Dios ha dado a la sexualidad.

Pero el pecado desordeno la atraccion entre hombre y mujer de manera que el deseo carnal tiende a separarse del proposito divino y dominar la mente y el Corazon. La lujuria crece cuanto mas nos buscamos a nosotros mismos y nos olvidamos de Dios. De esta manera lo inferior ( el deseo carnal) domina a lo superior ( el Corazon que fue creado para amar). Cuando la lujuria no se rechaza con diligencia, el sujeto cae presa de sus propios deseos que terminan por dominarle y envilecerle.
virginia castro
 
Mensajes: 199
Registrado: Lun Feb 22, 2010 11:19 am

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor marielflo » Mar Sep 17, 2013 5:54 pm

La vergüenza, se manifiesta como síntoma de que el hombre se separa del amor, del que era participe en el misterio de la creación; ya que “lo que hay en el mundo”, la concupiscencia, genera dificultad de identificación con el propio cuerpo; ya no se pueden comunicar espiritualmente, ahora los gobierna la concupiscencia; ya no poseen subjetividad, sino que se dejan llevar por la carnalidad, lo que los hace sentirse culpables.
marielflo
 
Mensajes: 81
Registrado: Sab Jun 08, 2013 6:08 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor Silviamaria » Mar Sep 17, 2013 7:51 pm

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión. ¿Qué significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?

La ruptura se da por la vergüenza que se siente cuando se le falta a nuestro Creador, por la inclinación del hombre hacia el pecado. Ese deseo desordenado por los placeres terrenales y lujuriosos hace que el hombre rompa esa comunión con Dios es decir por la ambición, sensualidad, codicia, los pecados capitales.

Que cambia la mirada de la subjetividad del otro significa que pasa de la transparencia a la vergüenza, hay desconfianza ya no hay seguridad, hay culpabilidad del uno al otro.
Silviamaria
 
Mensajes: 439
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:32 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor Alejandra S » Mié Sep 18, 2013 6:01 pm

La ruptura entre el hombre y la mujer se da a causa de la concupiscencia ya que ésta es el apetito desordenado de placeres deshonestos que aparece con el pecado. Se rompe la capacidad originaria que teníamos de comunicarnos recíprocamente como personas.
Con la ruptura el hombre cambia su mirada, no sólo mira diferente a la mujer sino a sí mismo y a su cuerpo. Aparece la cosificación del otro, el otro deja de ser sujeto para ser objeto.
Alejandra S
 
Mensajes: 143
Registrado: Mié May 08, 2013 9:08 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor patricio » Mié Sep 18, 2013 6:44 pm

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia? Explícalo con tus palabras, para que vayas asimilando tu comprensión.

Esta ruptura de comunión h/m, la observamos mirando la vergüenza, a la luz del relato bíblico, el cual nos permite comprender todavía más a fondo el significado que tiene para el conjunto de las relaciones interpersonales hombre-mujer, este acontecimiento. En el capítulo tercero del Génesis demuestra sin duda alguna que esa vergüenza aparece en la relación recíproca del hombre con la mujer y que esta relación, a causa de la vergüenza misma, sufrió una transformación radical.
Como esa vergüenza nació en los corazones de pareja humana, junto con la concupiscencia del cuerpo, el análisis de la vergüenza originaria nos permite, al mismo tiempo, examinar en qué relación permanece esta concupiscencia respecto a la comunión de las personas, que, desde el principio, se concedió y asignó como incumbencia al hombre y a la mujer por el hecho de haber sido creados "a imagen de Dios".

Que significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?,

Esta vergüenza que induce al hombre y a la mujer a ocultar recíprocamente los propios cuerpos y en especial su diferenciación sexual, confirma que se rompió esa capacidad originaria de comunicarse recíprocamente a sí mismos, de que habla el Génesis 2, 25. El cambio radical del significado de la desnudez originaria nos permite suponer transformaciones negativas de toda la relación interpersonal hombre-mujer. Esa recíproca comunión en la humanidad misma mediante el cuerpo y mediante su masculinidad y feminidad, que tenía una resonancia tan fuerte en el pasaje procedente de la narración yahvista (cf. Gén 2, 23-25), en este momento queda alterada.
Desaparecen la sencillez y la "pureza" de la experiencia originaria, que facilitaba una plenitud singular en la recíproca comunión de ellos mismos. Obviamente los progenitores no cesaron de comunicarse mutuamente a través del cuerpo, de sus movimientos, gestos, expresiones; pero desapareció la sencilla y directa comunión entre ellos ligada con la experiencia originaria de la desnudez recíproca.
patricio
 
Mensajes: 255
Registrado: Jue Ene 19, 2012 9:39 am

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor dicetel » Mié Sep 18, 2013 6:55 pm

¿Cómo se da la ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia?
Esta ruptura se da cuando el hombre (varon y mujer ) se descubren a si mismos en su diferenciacion de sexos a causa del pecado (esto es perdida de la inocencia originaria),fueron creados para la unidad pero ahora se descubren diferentes y empieza la division ahora tendran que trabajar para una mejor comunicacion uno dominara al otro



¿Qué significa que cambia la mirada de la subjetividad del otro?
Se descubre desnudos ( a causa del pecado de sobervia)ahora cada cual tiene sus prioridades sus interesses su unidad originaria ya no existe ,nace el deseo por el otro como mero objeto de mi placer ya no se mira el otro para alcanzar la plena comunion de dos almas a las que fueron llamadas desde el principio, sufren por esto ,pero a la vez se dominan
dicetel
 
Mensajes: 12
Registrado: Lun Ene 24, 2011 6:55 pm

Re: 29. La vergüenza original en la relación hombre-mujer

Notapor maguie » Mié Sep 18, 2013 10:56 pm

La ruptura de la comunión entre el hombre y la mujer a causa de la concupiscencia se da al cometer el primer pecado, porque 'se dan cuenta de que están desnudos' así que sufren las siguientes consecuencias:

1.- Pierden la certeza de que están hechos a imagen y semejanza de Dios.
2.- No están seguros de lo que su cuerpo está mostrando -es decir que su masculinidad y su feminidad ya no proyectan claramente la belleza de la imagen y semejanza de Dios con la que fueron creados 'al principio'.
3.- No están seguros de que la comunión de las personas se pueda dar con tanta franqueza como antes.
4.- Se dan cuenta de que sus cuerpos son observados con concupiscencia por el otro, cosa que no sucedía antes.
5.- La comunión de las personas así como la de los cuerpos queda condicionada a muchos aspectos que la complican, por lo que ya no se da sencillamente.
5.- cambia la mirada de la subjetividad del otro.

Esto quiere decir que ya no se ven con transparencia, ya no saben bien lo que muestran uno al otro, ya no son capaces de tener una comunión de las personas franca y completamente sincera, a menos que se lo propongan, cosa que antes no era necesaria. La relación entre ellos se daba franca, sincera y sencillamente; ahora ya no es posible.
maguie
 
Mensajes: 169
Registrado: Lun Abr 16, 2012 12:05 pm

Siguiente

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte II La purificación del corazón

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot], laurelpe69

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |