88. Vida cristiana de la familia

Esta parte del curso consta 27 sesiones que se impartirán todos los martes y viernes a
partir del 1 abril del 2014 , la última será el 16 de junio del 2014 .Esta
es la quinta parte de seis partes que se darán de manera consecutiva e
ininterrumpida. El curso completo se dará a lo largo de un año y consta de:
:
Parte I: Principios del amor humano (23 lecciones)

Parte II: La purificación del corazón (40 lecciones)

Parte III: La resurrección de la carne (9 lecciones)

Parte IV: La virginidad cristiana (14 lecciones)

Parte V: El sacramento del matrimonio (27 lecciones)

Parte VI: Amor y fecundidad (16 lecciones)

Este curso tiene el objetivo de difundir la catequesis del amor humano,
también conocida como Teología del Cuerpo.

En esta quinta parte contempla la sacramentalidad del matrimonio y la
redención del cuerpo, la significación esponsal y redentora del amor, el
«lenguaje del cuerpo», el amor masculino y femenino, la verdad sobre el
amor, relación de los cónyuges a imagen de la relación de Cristo con la
Iglesia, el matrimonio sacramento y la restauración del sacramento
primordial.

Moderadores: raulalonso, tito, Catholic.net, gache, Moderadores Animadores

88. Vida cristiana de la familia

Notapor pilar calva » Mar Mar 25, 2014 1:33 pm

Aun sabiendo que hay una serie de problemas discutidos entre los escrituristas respecto a los destinatarios, a la paternidad e incluso a la fecha de su composición, es necesario constatar que la Carta a los Efesios tiene una estructura muy signific

1. En nuestra reflexión precedente cité el capítulo V de la Carta a los Efesios (vv. 22-23). Ahora, después de una primera lectura sobre este texto “clásico”, conviene examinar el modo en que este pasaje -tan importante para el ministerio de la Iglesia, como para la sacramentalidad del matrimonio- se encuadra en el contexto inmediato de toda la Carta.

Aun sabiendo que hay una serie de problemas discutidos entre los escrituristas respecto a los destinatarios, a la paternidad e incluso a la fecha de su composición, es necesario constatar que la Carta a los Efesios tiene una estructura muy significativa. El autor comienza esta Carta presentando el plan eterno de la salvación del hombre en Jesucristo.

“...Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo... en El nos eligió... para que fuésemos santos e inmaculados ante El en caridad, y nos predestinó a la adopción de hijos suyos por Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para la alabanza del esplendor de su gracia, que nos otorgó gratuitamente en el Amado, en quien tenemos la redención por su sangre, la remisión de los pecados, según las riquezas de su gracia..., para realizarlo al cumplirse los tiempos, recapitulando todas las cosas en Cristo...” (Ef 1, 3. 4-7. 10).
El autor de la Carta a los Efesios, después de haber presentado con palabras llenas de gratitud el designio que, desde la eternidad, está en Dios y, a la vez, se realiza ya en la vida de la humanidad, ruega al Señor para que los hombres (y directamente los destinatarios de la Carta) conozcan plenamente a Cristo como cabeza: “...le puso por cabeza de todas las cosas en la Iglesia que es su cuerpo la plenitud del que lo acaba todo en todos” (1, 22-23). La humanidad pecadora está llamada a una vida nueva en Cristo, en quien los gentiles y los judíos deben unirse como en un templo (cf. 2. 11-21). El Apóstol es heraldo del misterio de Cristo entre los gentiles, a los cuales se dirige sobre todo, doblando “las rodillas ante el Padre”, y pidiendo que les conceda, “según la riqueza de su gloria, ser poderosamente fortalecidos en el hombre interior por su Espíritu” (3, 14. 16).

2. Después de esta revelación tan profunda y sugestiva del misterio de Cristo en la Iglesia, el autor pasa, en la segunda parte de la Carta, a orientaciones más detalladas, que miran a definir la vida cristiana como vocación que brota del plan divino, del que hemos hablado anteriormente, es decir, del misterio de Cristo en la Iglesia. También el autor toca aquí diversas cuestiones, validas siempre para la vida cristiana. Exhorta a conservar la utilidad subrayando al mismo tiempo que esta unidad se construye sobre la multiplicidad y diversidad de los dones de Cristo. A cada uno se le ha dado un don diverso, pero todos, como cristianos, deben “vestirse del hombre nuevo, creado según Dios en justicia y santidad verdaderas” (4, 24). A esto está vinculada una llamada categórica a superar los vicios y adquirir las virtudes correspondientes a la vocación que todos han obtenido en Cristo (cf. 4, 25-32). El autor escribe: “Sed, en fin, imitadores de Dios, como hijos amados, y caminad en el amor, como Cristo nos amó y se entregó por nosotros... en sacrificio” (5, 1-2).

3. En el capítulo V de la Carta a los Efesios estas llamadas se hacen aún más concretas. El autor condena severamente los abusos paganos, escribiendo: “Fuisteis algún tiempo tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad, pues, como hijos de la luz” (5, 8). Y luego: “No seáis insensatos, sino entendidos de cuál es la voluntad de Dios. Y no os embriaguéis de vino (referencia al Libro de los Proverbios 23, 31)..., al contrario, llenáos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y salmodiando al Señor en vuestros corazones” (5, 17-19). El autor de la Carta quiere ilustrar con estas palabras el clima de vida espiritual, que debe animar a toda comunidad cristiana. Y, pasa luego, a la comunidad doméstica, esto es, a la familia. Efectivamente, escribe: “Llenáos del Espíritu.. dando siempre gracias a Dios Padre por todas las cosas en nombre de nuestro Señor Jesucristo, sujetos los unos a los otros en el temor de Cristo” 15, 20-21). Y precisamente así entramos en el pasaje de la Carta que será tema de nuestro análisis particular. Podemos constatar fácilmente que el contenido esencial de este texto “clásico” aparece en el cruce de los dos principales hilos conductores de toda la Carta a los Efesios: el primero, el del misterio de Cristo que, como expresión del plan divino para la salvación del hombre, se realiza en la Iglesia; el segundo, el de la vocación cristiana como modelo de vida para cada uno de los bautizados y cada una de las comunidades, correspondiente al misterio de Cristo, o sea, el plan divino para la salvación del hombre.

4. En el contexto inmediato del pasaje citado, el autor de la Carta trata de explicar de qué modo la vocación cristiana, concebida así, debe realizarse y manifestarse en las relaciones entre todos los miembros de una familia: por lo tanto, no sólo entre el marido y la mujer (de quienes trata precisamente el pasaje del capítulo 5, 22-23, elegido por nosotros), sino también entre padres e hijos. El autor escribe: “Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque es justo. Honra a tu padre y a tu madre. Tal es el primer mandamiento, seguido de promesa, para que seáis felices y tengáis larga vida sobre la tierra. Y vosotros, padres, no exasperéis a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y en la enseñanza del Señor” (6, 1-4). A continuación se habla de los deberes de los siervos con relación a los amos y viceversa, de los amos en relación a los siervos, esto es, a los esclavos (cf. 6, 5-9), lo que se refiere también a las orientaciones concernientes a la familia en sentido amplio. Efectivamente, la familia estaba constituida no sólo por los padres e hijos (según la sucesión de generaciones), sino también pertenecían a ellas en sentido amplio incluso los siervos de ambos sexos: esclavos y esclavas.

5. Así, pues el texto de la Carta a los Efesios, que nos proponemos hacer objeto de un análisis profundo, se halla en el contenido inmediato de enseñanzas sobre las obligaciones morales de la sociedad familiar (las llamadas “Haustaflen” o códigos domésticos, según la definición de Lutero). Encontramos también instrucciones análogas en otras Cartas (por ejemplo, en la dirigida a los Colosenses, 3, 18-4, y en la primera Carta de Pedro, 2, 13-3, 7). Además, este contexto inmediato forma parte de nuestro pasaje, en cuanto también el texto “clásico” que hemos elegido trata de los deberes recíprocos de los maridos y de las mujeres. Sin embargo, hay que notar que el pasaje 5. 22-23 de la Carta a los Efesios se centra de suyo exclusivamente en los cónyuges y en el matrimonio y lo que respecta a la familia, también en sentido amplio, se halla ya en el contexto. Pero antes de disponernos a hacer un análisis profundo del texto, conviene añadir que toda la Carta termina con un estupendo estimulo a la lucha espiritual (cf. 6, 10-20), con breves recomendaciones (cf. 6, 21-22) y una felicitación final (cf. 6, 23-24). La llamada a la lucha espiritual parece estar lógicamente fundada en la argumentación de toda la Carta. Esa llamada es, por decirlo así, la conclusión explícita de sus principales hilos conductores.

Teniendo así ante los ojos la estructura total de toda la Carta a los Efesios, en el primer análisis trataremos de clasificar el significado de las palabras: “sujetaos los unos a los otros en el temor de Cristo” (5, 21), dirigidas a los maridos y a las mujeres.

Pregunta: ¿Qué introducción nos ofrece el capítulo, para aproximarnos al capítulo
5 de la carta a los Efesios?
Avatar de Usuario
pilar calva
Moderador Staff
 
Mensajes: 146
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor lindoro50 » Vie Abr 04, 2014 11:58 am

¿Qué introducción nos ofrece el capítulo, para aproximarnos al capítulo 5 de la carta a los Efesios?

Se indican algunos elementos de la nueva manera de vivir: imitar a Dios, que ama a todos, buenos y malos; huir de todo lo que causa vergüenza y se hace al amparo de la oscuridad. Ser sensatos y responsables en todas nuestras cosas, etc., es decir se ilustra el clima de vida espiritual, que debe animar a toda comunidad cristiana incluyendo a la comunidad doméstica, esto es, a la familia, tratando de explicar de qué modo la vocación cristiana debe realizarse y manifestarse en las relaciones entre todos los miembros de una familia: no sólo entre el marido y la mujer (de quienes trata el pasaje del capítulo 5, 22-23), sino también entre padres e hijos.
lindoro50
 
Mensajes: 318
Registrado: Dom Mar 27, 2011 1:02 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor antonio_7 » Lun Abr 07, 2014 1:53 am

Que introduccion nos ofrece el captulo, para aproximarnos al capitulo 5 de la carta a los Efesios?

El autor a los Efesios, nos invita a la superacion de vicios y adquirir las virtudes correspondientes a la vocacion que todos an obtenido de Cristo, sed imitadores de Dios, como hijos adoptivos, y aminad en el amor,como Cristo nos amo y se entrego por nosotros en sacrificio. Se halla el contenido enmediato de ensenanzas sobre las obligasiones morales de la sociedad familiar, en cuanto tanbien el texto " clasico" que trata de los deberes reciprocos de los maridos y de sus mujeres, tambien entre pradres e hijos, San Pablo escribe " Hijos obedescan a sus padres en el Senor, por que es justo honrrar a su padre y a su madre.
Tal es el primer mandamiento, para que seais felices, tengais larga vida sobre la tierra, y vosotros padres no exaspereis a vuestros hijos, sino creadlos en diciplina y en la ensenanza del Senor.
antonio_7
 
Mensajes: 94
Registrado: Jue Ago 29, 2013 1:17 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor MA SOCORRO A REYES L » Mar Abr 08, 2014 5:54 pm

El autor de la Carta trata de explicar de qué modo la vocación cristiana, concebida así, debe realizarse y manifestarse en las relaciones entre todos los miembros de una familia: la familia estaba constituida no sólo por los padres e hijos, sino también pertenecían a ellas en sentido amplio incluso los siervos de ambos sexos: esclavos y esclavas.
MA SOCORRO A REYES L
 
Mensajes: 299
Registrado: Mié Abr 20, 2011 11:29 am

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor virginia castro » Jue Abr 10, 2014 4:39 pm

Virginia Castro #88

Que castiga la carta a los Efesios?

Esta carta es un gran ejemplo clasico entre los dos hilos conductores a los Efesios y a nosotros en nuestros dias: 1) el del misterio de Cristo que como expression del plan divino para la salvacion del hombre, se realiza en la Iglesia; el Segundo el de la vocacion Cristiana como modelo de vida para cada uno de los bautizados y cada una de las comunidades, correspondientes al misterio de Cristo o sea el plan divino para la salvacion del hombre.
Nos habla de que debemos ser imitadores de Cristo, de caminar en la luz, dejar el vino y llenarnos del Espiritu de Dios, hablando entre todos con Salmos, Himnos y canticos espirituales y siempre con el amor de Dios en nuestros corazones.
Este texto de la Carta a los Efesios se centra mucho en los conyuges, en el matrimonio y lo que respecta a la familia en sentido amplio; todo lo que se acerca al final, es una ayuda y lucha espiritual y asi los hilos que conducen esta carta en el primer analisis de palabras: " sujetaos los unos a los otros en el temor de Cristo, 5 21 palabras dirigidas a los matrimonios.
virginia castro
 
Mensajes: 199
Registrado: Lun Feb 22, 2010 11:19 am

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor yaluz » Vie Abr 11, 2014 12:39 pm

Pregunta: ¿Qué castiga la Carta a los Efesios?
R:
La Carta a los Efesios castiga el que no reconozcamos el sacrificio de Jesús. Él vino para ser luz en las tinieblas. Por eso dice San Pablo o el autor de la carta que debemos revestirnos del hombre nuevo y nos dice “No seáis insensatos, sino entendidos de cuál es la voluntad de Dios.” En esta maravillosa carta nos indica el camino a seguir, el plan de Dios, que tiene como cabeza a Cristo y como cuerpo, la Iglesia, que somos todos los bautizados. Es muy importante entender el mensaje que no es otro que el debido comportamiento entre, no solamente entre los cónyuges, sino que además lo amplía hacia los otros miembros de la comunidad doméstica, LA FAMILIA. “Sujetaos unos a los otros” para buscar el camino salvador a través de la vocación cristiana, como modelo a imitar.
Zulay R. de Álvarez (yaluz)
Venezuela
yaluz
 
Mensajes: 187
Registrado: Jue Jun 06, 2013 8:17 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor Mary Jo » Sab Abr 12, 2014 7:32 pm

Preguntas:
1. ¿Qué castiga la Carta a los Efesios?
El autor condena severamente los abusos paganos. Invita a los hombres a no embriagarse de vino sino que su corazón se llene del Espíritu. El autor quiere ilustrar la vida espiritual que se debe tener y animar a toda comunidad cristiana.

2. ¿Qué introducción nos ofrece el capítulo, para aproximarnos al capítulo 5 de la carta a los Efesios?
Nos hace saber que se ha discutido algunos puntos importantes de la Carta, por ejemplo, sobre destinatarios, paternidad, fecha de composición. Sin embargo, comenta que tiene una estructura muy significativa, donde autor comienza la Carta presentando el plan eterno de salvación del hombre en Jesucristo. Considero que esto nos ayuda a entender un poco más el contenido de la Carta.
Mary Jo
 
Mensajes: 148
Registrado: Dom Jun 02, 2013 2:49 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor PALABRA_DE_VIDA » Dom Abr 13, 2014 1:49 pm

Nos proporciona elementos de la vida cristiana, la importancia del amor a Diosy las relaciones dentro de la comunidad
Elsa del Carmen
PALABRA_DE_VIDA
 
Mensajes: 36
Registrado: Mié Abr 02, 2014 2:49 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor patricio » Dom Abr 13, 2014 7:13 pm

¿Qué castiga la carta a los efesios?
El apóstol nos dice que a cada uno, se le ha dado un don diverso, pero todos, como cristianos, deben “vestirse del hombre nuevo, creado según Dios en justicia y santidad verdaderas”.
A esto, está vinculada una llamada categórica a superar los vicios y adquirir las virtudes correspondientes a la vocación que todos han obtenido en Cristo. El autor escribe: “Sed, en fin, imitadores de Dios, como hijos amados, y caminad en el amor, como Cristo nos amó y se entregó por nosotros en sacrificio”.
El autor condena severamente los abusos paganos, escribiendo: “Fuisteis algún tiempo tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad, pues, como hijos de la luz”. Y luego ahonda: “No seáis insensatos, sino entendidos de cuál es la voluntad de Dios. Y no os embriaguéis de vino, al contrario, llenáos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y salmodiando al Señor en vuestros corazones”. El autor de la Carta quiere ilustrar con estas palabras el clima de vida espiritual, que debe animar a toda comunidad cristiana.
Luego nos habla de la comunidad doméstica, esto es, la familia; y escribe: “Llenáos del Espíritu dando siempre gracias a Dios Padre por todas las cosas en nombre de nuestro Señor Jesucristo y nos da enseñanzas sobre las obligaciones morales de la sociedad familiar.
patricio
 
Mensajes: 255
Registrado: Jue Ene 19, 2012 9:39 am

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor Jeanette Palacios » Lun Abr 14, 2014 12:40 pm

¿Qué castiga la carta a los efesios?

En la carta a los Efesios el Autor condena severamente los abusos paganos y exorta a la lucha Espiritual, y escribe asi:
1) fuistes algun tiempo tinieblas- pero ahora eres luz en el Señor; andad pues, como hijos de la luz
2) no seas insensato, sino entendidos de cual es la voluntad de Dios
3) no se embriagen de vino sino al contrario llenense del Espiritu y canten salmos a Dios en su corazon
4) llenense del Espiritu, dando siempre gracias a Dios Padre por todas las cosas en nombre de nuestro Señor Jesuscristo.
Jeanette Palacios
 
Mensajes: 140
Registrado: Mar Jun 04, 2013 2:16 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor cabrera16 » Lun Abr 14, 2014 8:25 pm

Que castiga la carta a los Efecios?

El paganismo y no reconocer a Jesucristo, diciendo: fuisteis tinieblas... No seas insensato en la voluntad de Dios... No os embriagueis, sino llenaos del Espíritu.
cabrera16
 
Mensajes: 6
Registrado: Sab Mar 29, 2014 11:37 am

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor Silviamaria » Mar Abr 15, 2014 1:46 pm

¿Qué castiga la carta a los Efesios?
Castiga los abusos y estimula a que se persista en la parte espiritual, que se siga la voluntad de Dios, que en vez de embriagarse con licor se lo haga con los cantos y salmos a Dios llenándose cada vez más de Dios.

¿Qué introducción nos ofrece el capítulo, para aproximarnos al capítulo 5 de la carta a los Efesios?
Señala que Dios ama a todos sin ver su condición pero que debemos procurar mejorar en nuestras virtudes y corregir los errores. Los deberes de los cónyuges, de los padres y de los hijos; en otras palabras nos indica elementos para mejorar la forma de vida y las relaciones entre los miembros de la familia.
Silviamaria
 
Mensajes: 439
Registrado: Mié Sep 08, 2010 3:32 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor mariaines » Dom Abr 20, 2014 2:46 pm

Qué castiga la Carta a los Efesios?
l autor condena severamente los abusos paganos, escribiendo: "Fuisteis algún tiempo tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad, pues, como hijos de la luz" (5, 8). Y luego: "No seáis insensatos, sino entendidos de cuál es la voluntad de Dios. Y no os embriaguéis de vino (referencia al Libro de los Proverbios 23, 31)..., al contrario, llenáos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y salmodiando al Señor en vuestros corazones" (5, 17-19).
mariaines
 
Mensajes: 518
Registrado: Dom Ene 31, 2010 9:58 am

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor b. gabriel reyes reyes » Mar Abr 22, 2014 7:11 pm

[b]¿Qué castiga la Carta a los Efesios?[/b]
[i]El autor condena severamente los abusos pagano: La lujuria, el adulterio, la impureza, la avaricia, las palabras obscenas, las conversaciones estúpidas o indecentes, porque son como una idolatría.[/i]

[b]¿Qué introducción nos ofrece el capítulo, para aproximarnos al capítulo 5 de la carta a los Efesios?[/b]
[i]El capítulo, como introducción, nos ofrece la estructura total de toda la Carta a los Efesio y, teniendo en mente el capítulo 5, llama la atención sobre el clima de vida espiritual que debe animar a toda comunidad cristiana, especialmente la familia-padres, hijos, sirvientes- cimentada en dos hilos conductores:
• el del misterio de Cristo (expresión del plan divino para la salvación del hombre, que se realiza en la Iglesia),
• el de la vocación cristiana (modelo de vida para cada bautizado y para cada comunidad) correspondiente el plan divino para la salvación del hombre. [/i]
b. gabriel reyes reyes
 
Mensajes: 149
Registrado: Mié Jul 22, 2009 9:35 am

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor Genesis » Mié Abr 23, 2014 3:08 pm

El misterio del plan divino: hacer a Cristo cabeza de una nueva hermandad entre los hombres, incluyendo a judíos y gentiles. Dios nos revela su plan de salvación por lo que debemos de alabarlo y darle gracias. Dios tiene un plan escondido de crear una comunidad universal de los hombres en Cristo. Dios actúa con plenitud de su poder y une todas las cosas en Cristo bajo una cabeza. Dios nos llama a la UNIDAD (un solo Dios y Padre de todos). Dios nos llama al cambio interior: abandonar la vida anterior, sumergirnos en Cristo mediante fe e iniciar a partir de entonces, en Cristo, una nueva clase de vida y participar de su Espíritu.
Ser imitadores de Cristo, caminar en el amor y entregar la vida por nuestros hermanos. Seguir una vida virtuosa y sin vicios.
Después de esta introducción en la carta a los Efesios siguen las aplicaciones para el hogar cristiano y la armadura del cristiano.
Genesis
 
Mensajes: 3
Registrado: Mié Abr 23, 2014 1:03 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor garu » Jue Abr 24, 2014 9:57 pm

Primeramente, nos muestra el misterio de Cristo, como plan divino para la salvación de la humanidad, que se realiza en la Iglesia; y luego, el modelo de vida que debe llevar cada uno de los cristianos y cada una de las comunidades, siendo la familia una de ellas, en consonancia con el antes anunciado misterio de Cristo.
garu
 
Mensajes: 105
Registrado: Vie Jun 14, 2013 2:41 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor maguie » Vie Abr 25, 2014 2:26 pm

El capítulo nos introduce en la carta a los Efesios, poniendo la certeza en el conocimiento pleno de Cristo, reconociendo su divinidad, y por medio de su ejemplo, poder hacer real la concepción cristiana de la vida diaria. el capítulo 5 indica cómo han de ser las relaciones familiares, incluyendo la familia extensa, además delas personas que sirven a la familia y hacen que ésta funcione adecuadamente. Pero ésto solo desde la óptica cristiana, para lograr una vida digna para cada uno.
Pareciera que pone a la esposa subyugada bajo el marido, pero al dirigirse a él, le insta a 'amarla como Cristo amó a su Iglesia'. Eso pone todo en la perspectiva correcta, los dos han de amarse con respeto y dedicación. Con dicha perspectiva no puede haber problema que no se resuelva.
maguie
 
Mensajes: 169
Registrado: Lun Abr 16, 2012 12:05 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor MA SOCORRO A REYES L » Lun Abr 28, 2014 10:15 am

El autor condena severamente los abusos paganos, como la embriaguéis de vino. Invitando a llevar una vida espiritual a una comunidad cristiana y comunidad doméstica.
MA SOCORRO A REYES L
 
Mensajes: 299
Registrado: Mié Abr 20, 2011 11:29 am

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor Maria 2 » Mar Abr 29, 2014 4:48 pm

¿Qué castiga la Carta a los Efesios?

La Carta a los Efesios tiene una estructura muy significativa. El autor comienza esta Carta presentando el plan eterno de la salvación del hombre en Jesucristo.

"...Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo... en El nos eligió... para que fuésemos santos e inmaculados ante El en caridad, y nos predestinó a la adopción de hijos suyos por Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para la alabanza del esplendor de su gracia, que nos otorgó gratuitamente en el Amado, en quien tenemos la redención por su sangre, la remisión de los pecados, según las riquezas de su gracia..., para realizarlo al cumplirse los tiempos, recapitulando todas las cosas en Cristo..." (Ef 1, 3. 4-7. 10).
El autor de la Carta a los Efesios, después de haber presentado con palabras llenas de gratitud el designio que, desde la eternidad, está en Dios y, a la vez, se realiza ya en la vida de la humanidad, ruega al Señor para que los hombres (y directamente los destinatarios de la Carta) conozcan plenamente a Cristo como cabeza: "...le puso por cabeza de todas las cosas en la Iglesia que es su cuerpo la plenitud del que lo acaba todo en todos" (1, 22-23).

Después de esta revelación tan profunda y sugestiva del misterio de Cristo en la Iglesia, el autor pasa, en la segunda parte de la Carta, a orientaciones más detalladas, que miran a definir la vida cristiana como vocación que brota del plan divino, del que hemos hablado anteriormente, es decir, del misterio de Cristo en la Iglesia. También el autor toca aquí diversas cuestiones, validas siempre para la vida cristiana. Exhorta a conservar la utilidad subrayando al mismo tiempo que esta unidad se construye sobre la multiplicidad y diversidad de los dones de Cristo. A cada uno se le ha dado un don diverso, pero todos, como cristianos, deben "vestirse del hombre nuevo, creado según Dios en justicia y santidad verdaderas" (4, 24). A esto está vinculada una llamada categórica a superar los vicios y adquirir las virtudes correspondientes a la vocación que todos han obtenido en Cristo (cf. 4, 25-32). El autor escribe: "Sed, en fin, imitadores de Dios, como hijos amados, y caminad en el amor, como Cristo nos amó y se entregó por nosotros... en sacrificio" (5, 1-2).

En el capítulo V de la Carta a los Efesios estas llamadas se hacen aún más concretas. El autor condena severamente los abusos paganos, escribiendo: "Fuisteis algún tiempo tinieblas, pero ahora sois luz en el Señor; andad, pues, como hijos de la luz" (5, 8). Y luego: "No seáis insensatos, sino entendidos de cuál es la voluntad de Dios. Y no os embriaguéis de vino (referencia al Libro de los Proverbios 23, 31)..., al contrario, llenáos del Espíritu, hablando entre vosotros con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y salmodiando al Señor en vuestros corazones" (5, 17-19). El autor de la Carta quiere ilustrar con estas palabras el clima de vida espiritual, que debe animar a toda comunidad cristiana. Y, pasa luego, a la comunidad doméstica, esto es, a la familia. Efectivamente, escribe: "Llenáos del Espíritu.. Dando siempre gracias a Dios Padre por todas las cosas en nombre de nuestro Señor Jesucristo, sujetos los unos a los otros en el temor de Cristo" 15, 20-21).

Podemos constatar fácilmente que el contenido esencial de este texto "clásico" aparece en el cruce de los dos principales hilos conductores de toda la Carta a los Efesios: el primero, el del misterio de Cristo que, como expresión del plan divino para la salvación del hombre, se realiza en la Iglesia; el segundo, el de la vocación cristiana como modelo de vida para cada uno de los bautizados y cada una de las comunidades, correspondiente al misterio de Cristo, o sea, el plan divino para la salvación del hombre.

En el contexto inmediato del pasaje citado, el autor de la Carta trata de explicar de qué modo la vocación cristiana, concebida así, debe realizarse y manifestarse en las relaciones entre todos los miembros de una familia: por lo tanto, no sólo entre el marido y la mujer (de quienes trata precisamente el pasaje del capítulo 5, 22-23, elegido por nosotros), sino también entre padres e hijos. El autor escribe: "Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque es justo. Honra a tu padre y a tu madre. Tal es el primer mandamiento, seguido de promesa, para que seáis felices y tengáis larga vida sobre la tierra. Y vosotros, padres, no exasperéis a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y en la enseñanza del Señor" (6, 1-4). A continuación se habla de los deberes de los siervos con relación a los amos y viceversa, de los amos en relación a los siervos, esto es, a los esclavos (cf. 6, 5-9), lo que se refiere también a las orientaciones concernientes a la familia en sentido amplio. Efectivamente, la familia estaba constituida no sólo por los padres e hijos (según la sucesión de generaciones), sino también pertenecían a ellas en sentido amplio incluso los siervos de ambos sexos: esclavos y esclavas.

Un abrazo y hasta pronto.-
Maria 2
 
Mensajes: 157
Registrado: Mar Ene 15, 2013 12:42 pm

Re: 88. Vida cristiana de la familia

Notapor claudia Bermeo » Lun May 05, 2014 2:16 pm

Que castiga la carta a los Efesios?

En la Carta a los Efesios se condena severamente los actos paganos, y llama de manera particular y contundente que en ves, nos llenemos del Espíritu. Expresa de como dar gracias a Dios por todo lo recibido, a través de cantos y alabanzas. Ademas anima a ser hijos de la luz. Creo de manera personal, que debemos tener especial cuidado en con que llenamos nuestros sentidos, los cuales son las ventanas al mundo. Lo que vemos, oímos, hablamos etc. sera lo que nos llene el espíritu. Un espíritu que vive en oración y relación profunda con Dios, dará por consiguiente frutos de amor demostrados a través de nuestros hermanos, empezando por nuestros conyugues y familia, hasta llegar a la comunidad.
claudia Bermeo
 
Mensajes: 23
Registrado: Lun May 05, 2014 1:14 pm

Siguiente

Volver a Catequesis de Juan Pablo II sobre el amor humano, Parte V: El sacramento del matrimonio

¿Quién está conectado?

Usuarios registrados: Bing [Bot], Google [Bot]

Reportar anuncio inapropiado |
Reportar anuncio inapropiado |
cron